P. 1
Diagnóstico Prospectivo Departamento de Arquitectura Universidad de Los Lagos – Enero 2010

Diagnóstico Prospectivo Departamento de Arquitectura Universidad de Los Lagos – Enero 2010

|Views: 76|Likes:
El presente documento de trabajo tiene por objeto posicionar una visión crítica frente a la experiencia
del Departamento de Arquitectura y Diseño de la Universidad de Los Lagos (Chile), en su intento por implementar un modelo
docente sustentable y reconocido, tanto por los potenciales alumnos, como por la demanda de
profesionales, en el ámbito de las disciplinas proyectuales. A partir de datos duros, que muestran
una realidad, hemos querido indagar en algunas fórmulas que pudieran revertir la situación. Para
lograrlo se partió sistematizando diversas opiniones y experiencias, que pudieran dar algunas
luces respecto de las oportunidades que se ofrecen al arquitecto, a partir del establecimiento de
compromisos explícitos con su entorno socio-cultural, económico, político y territorial.
El presente documento de trabajo tiene por objeto posicionar una visión crítica frente a la experiencia
del Departamento de Arquitectura y Diseño de la Universidad de Los Lagos (Chile), en su intento por implementar un modelo
docente sustentable y reconocido, tanto por los potenciales alumnos, como por la demanda de
profesionales, en el ámbito de las disciplinas proyectuales. A partir de datos duros, que muestran
una realidad, hemos querido indagar en algunas fórmulas que pudieran revertir la situación. Para
lograrlo se partió sistematizando diversas opiniones y experiencias, que pudieran dar algunas
luces respecto de las oportunidades que se ofrecen al arquitecto, a partir del establecimiento de
compromisos explícitos con su entorno socio-cultural, económico, político y territorial.

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Izidor Carlos Mora Mora on Oct 06, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2014

pdf

text

original

UNIVERSIDAD DE LOS LAGOS DEPARTAMENTO DE ARQUITECTURA Y DISEÑO DOCUMENTO DE TRABAJO INTERNO FECHA: 19 de Enero 2010 AUTOR: Dr.-Ing.

IZIDOR CARLOS MORA M. / Director de Departamento

CARRERA DE ARQUITECTURA - UNIVERSIDAD DE LOS LAGOS: DESAFIOS DE UNA RELACION ASIMETRICA ENTRE OFERTA Y DEMANDA “…La formación de arquitectos juega un rol que va más allá del hecho arquitectónico, es un tema país y de análisis público, dada la responsabilidad que tenemos como colaboradores, proyectistas y constructores de nuestro medio ambiente…” Eliana Israel Jacard (1)

RESUMEN El presente documento de trabajo tiene por objeto posicionar una visión crítica frente a la experiencia del Departamento de Arquitectura y Diseño, en su intento por implementar un modelo docente sustentable y reconocido, tanto por los potenciales alumnos, como por la demanda de profesionales, en el ámbito de las disciplinas proyectuales. A partir de datos duros, que muestran una realidad, hemos querido indagar en algunas fórmulas que pudieran revertir la situación. Para lograrlo se partió sistematizando diversas opiniones y experiencias, que pudieran dar algunas luces respecto de las oportunidades que se ofrecen al arquitecto, a partir del establecimiento de compromisos explícitos con su entorno socio-cultural, económico, político y territorial. A partir de lo anterior, se propone un ‘reenfoque posible’ de la Carrera de Arquitectura, estableciendo énfasis que permitan marcar una clara diferencia, respecto de otras ofertas académicas a nivel nacional. Esto, partiendo de la base que, además de las repercusiones de la crisis institucional y financiera vivida por la Universidad de Los Lagos (en proceso de superación), existiría una relación asimétrica entre el actual perfil del egresado de la Carrera de Arquitectura y las expectativas de una demanda con índices de selectividad cada vez mal altos. Finalmente el documento concluye con la propuesta de un conjunto de objetivos generales y específicos, a partir de los cuales se deduce, en primer lugar, un modelo de gestión y, a partir de él, (en el corto plazo) un conjunto de tareas, debidamente priorizadas, con asignación de tiempos, personas responsables, recursos, indicadores de resultados y mecanismos de evaluación, que permitan revertir la momentánea situación de estancamiento y retroceso que sufre la Carrera de Arquitectura en varios indicadores relevantes.

1. MARCO GENERAL A continuación se exponen diversas opiniones, experiencias y estadísticas relevantes, respecto del rol que podría jugar el arquitecto en nuestra sociedad, a partir de una Universidad estatal, regional, con bajos índices de selectividad. El texto constituye un avance preliminar en el análisis
(1)

Eliana Israel Jacard es Arquitecto U. de Chile 1970 y desde 2000 Decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Paisaje de la U. Central. La cita fue tomada de: Revista CA Nº 134, Santiago - Chile, Abril - Mayo 2008.

1

del estado del arte (aun en desarrollo) que, sin embargo, debiera servir para avanzar en el diseño de medidas de corto y mediano plazo, tendientes a superar el momentáneo estancamiento de la Unidad Académica. Un estudio reciente realizado en el Postítulo de Asentamientos Humanos de la Universidad Politécnica de Madrid detectó algunas cifras, respecto del ejercicio profesional del arquitecto, que resultan motivantes y provocativas al momento de iniciar una discusión en torno al tema: a) en la actualidad sólo el 1% de los arquitectos del planeta se dedica al diseño por encargo, b) apenas un 10% se dedica al diseño arquitectónico propiamente tal y c) dos tercios de la población de la tierra no tiene acceso a ningún producto formal de la arquitectura. A nivel nacional esto es corroborado por un estudio reciente publicado por ‘Futuro Laboral’, organismo dependiente del Ministerio de Educación (2), donde se establece que en Chile apenas un 10% de los arquitectos titulados trabaja en actividades relacionadas directamente al sector de la construcción y/o urbanismo, lo que significa que en la actualidad el 90% de los arquitectos labora en áreas para las cuales no fueron entrenados. Es necesario consignar que lo anterior se refiere a cifras promedio, y que en las Universidades regionales, estatales, con bajos índice de selectividad (entre ellas la Universidad de Los Lagos), esta realidad resulta ser aun más extrema. Muy distinta se aprecia esta misma situación si analizamos el caso de egresados de Universidades con alto índice de selectividad. A modo de ejemplo citaremos una encuesta reciente aplicada a titulados entre los años 1999 y 2004 de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile (todos con al menos 5 años de experiencia laboral). Este sondeo de opinión mostró lo siguiente: un 41% de los entrevistados declaró estar empleado en oficinas de arquitectura, un 40% dijo ejercer en forma independiente, un 30% estaría relacionado al mundo universitario, un 7,4% trabajando en Ministerios y un 3,7% en Municipios, en tanto que porcentajes mínimos se reparten en actividades no vinculadas directamente a la formación profesional de los egresados. (3) Desde 1849, año en que se funda la primera escuela de arquitectura en Chile (Universidad de Chile) hasta el año 2000, se titularon alrededor de 10.000 arquitectos. De acuerdo a un estudio reciente efectuado por el Colegio de Arquitectos de Chile, en conjunto con el portal Plataforma Arquitectura (4), el año 2008 había más de 14.000 alumnos estudiando arquitectura en 44 carreras ofrecidas por 36 Universidades. De ese total, 18 se impartían en Santiago, 13 en el norte y 13 en el sur del país, con un promedio de 33,42 titulados por escuela. Esto significa que anualmente se incorporan cerca de 1.470 nuevos arquitectos al mercado laboral. Otra publicación, esta vez de José Joaquín Brunner (5), propone una nueva forma de ordenar las 61 Universidades existentes en el sistema educacional chileno. La propuesta se distancia de la visión convencional que agrupa las Universidades en estatales o privadas (subvencionadas o no) o aquellas que pertenecen o no al Consejo de Rectores (CRUCH) o tradicionales y nuevas, etc., todas útiles sólo para fines administrativos o estadísticos. El estudio de Brunner distingue 7 gru(2)

Meller, Patricio y Brunner, José Joaquín / Coordinadores (2009). Futuro Laboral 2009 / 2010. Profesionales y técnicos en Chile: Información fundamental. Trabajo del Ministerio de Educación en conjunto con la Universidad de Chile y Universidad Diego Portales. La suma de los porcentajes no suma 100 dado que muchos de ellos declararon tener más de una actividad vinculada al ejercicio de su profesión. Assael, David y Muñoz, Francisca (2008). Mapa de las Escuelas de Arquitectura en Chile 2008. Artículo publicado en: Plataforma Arquitectura y Revista CA Nº 134, Santiago - Chile, Abril - Mayo 2008. Brunner, José Joaquín (2009). Tipología y características de las universidades chilenas (Documento para comentarios), Centro de Políticas Comparadas en Educación, Universidad Diego Portales, Stgo.

(3)

(4)

(5)

2

pos (6), para lo cual toma en cuenta variables de carácter institucional, académico, de ubicación geográfica y de composición socio-escolar de la nueva matrícula (según el colegio de origen de los alumnos ingresados a cada institución). De acuerdo a esta propuesta, la Universidad de los Lagos estaría incluida en el Grupo 2: “Universidades Regionales Estatales”. Esta forma de clasificación permite acercarse, de manera más rigurosa, a la determinación del rol que tendría cada una de las 61 casas de estudios superiores existentes en el país. Esto resulta especialmente útil a las casas de estudios superiores, al momento de formular sus Planes de Desarrollo Estratégico institucionales. Dentro del Grupo 2, definido por el estudio de Brunner (2008), la Universidad de Los Lagos, junto a las Universidades de Magallanes y de Antofagasta, son las que presentan uno de los índices más bajos de selectividad (3%), sólo superada (negativamente) por la Universidad Arturo Prat (1%). A modo de ejemplo, la Universidad de Chile tiene un 93% de selectividad, en tanto que la Universidad de Talca ostenta un 40% y la Universidad de La Frontera un 32%. Estas 2 últimas están en la misma categoría en que el estudio de Brunner incluye a la Universidad de Los Lagos. Además de lo anterior, la Universidad de Los Lagos tiene un interesante record a nivel nacional en la composición de la matrícula nueva por origen escolar: un 64% de sus alumnos proviene de colegios municipalizados, un 35% llega de establecimientos privados subvencionados y sólo un 1% hizo su enseñanza media en colegios privados. En las 61 Universidades existentes en el país, esto sólo es superado por las Universidades Regional San Marcos y la Bolivariana, ambas clasificadas en el Grupo 7: “Universidades privadas de tamaño menor, no selectivas”. El caso de la Carrera de Arquitectura de la Universidad de Los Lagos se encuentra lejos del promedio de titulados detectado por el estudio de Assael y Muñoz (2008), mencionado anteriormente. De acuerdo a un informe de evaluación interno de la Vicerrectoría Académica de la Universidad de Los Lagos (2008), la carrera de Arquitectura presenta un 0% de titulación oportuna y sobre un 30% de deserción en los primeros años, por lo que el impacto que está provocando en el mercado laboral a nivel nacional es prácticamente nulo. El mismo informe destaca que el Departamento de Arquitectura y Diseño presentaría, además, valores negativos en indicadores relevantes, como son el desempeño académico y la rentabilidad económica de la Unidad. (7) Cabe preguntarse entonces, ¿Cuál es la percepción del medio respecto de la Carrera de Arquitectura de la Universidad de Los Lagos?. Para aclararlo revisamos los resultados del último Ranking de Universidades chilenas publicado por revista Qué Pasa de Noviembre 2009 (8), que da cuenta de la percepción de calidad respecto de las universidades que imparten la Carrera de Arquitectura en Chile. Luego de consultar a distinguidos profesionales de oficinas de arquitectura, jefes de obras municipales, directores de área en empresas constructoras y miembros del colegio de Arquitectos, podemos apreciar que la última Carrera mencionada por los entrevistados es la impartida por la Universidad Mayor (lugar Nº 10), calificada con nota promedio 4,1 en la escala de 1 a 7. De todas las Universidades regionales estatales sólo aparecen mejor rankeadas la del Bío-Bío (con un 4,9) y la de Concepción (con un 4,7). Es interesante destacar que la Carrera de Arquitectura de la Universidad de Los Lagos no fue mencionada por ninguno de los entrevistados como una alternativa académica recomendable.
(6)

Categorías propuestas por Brunner (2008): Grupo 1: Universidades de investigación; Grupo 2: Universidades regionales estatales; Grupo 3: Universidades regionales católicas; Grupo 4: Universidades relativamente especializadas; Grupo 5: Universidades privadas selectivas; Grupo 6: Universidades privadas de tamaño mayor, no selectivas y Grupo 7: Universidades privadas de tamaño menor, no selectivas. Vicerrectoría Académica Universidad de Los Lagos (2008). Informe Evaluación Departamento de Arquitectura y Diseño. Presentación Power Point basada en estadísticas internas de la Universidad Revista Qué Pasa (2009). Ranking Universidades Qué Pasa 2009. Dossier publicado junto a la edición del 20.11.09. Stgo.

(7)

(8)

3

Respecto de la “Visión y Competencias” del arquitecto que estaría formando la Carrera de Arquitectura de la Universidad de Los Lagos, tanto en el estudio de Assael y Muñoz (2008) citado anteriormente, como en el sitio Web oficial de la Carrera, se publica la siguiente Visión Institucional: “…Nuestro arquitecto tiene formación artística, humanística y científica. Cuenta con competencias para concebir, diseñar y gestionar proyectos con compromiso urbano y paisajístico. Maneja aspectos proyectuales, tecnológicos, estéticos y normativos, procurando la belleza, optimización de recursos, compromiso ético, social y respeto por el medio ambiente. Es emprendedor y con una actitud de búsqueda sustentada en la innovación, investigación y mejoramiento de las condiciones del hábitat…” (9) Si anteponemos el texto anterior a lo declarado por la Misión Institucional de la Universidad de Los Lagos (10), donde se establece que “…Debe entenderse como Misión el ambiente actual y futuro de los servicios que ofrece la Universidad, los usuarios que adscribe y atiende, así como la cobertura geográfica de su acción y las formas como alcanza su liderazgo competitivo o refleja sus ventajas comparativas frente a la competencia…”, veremos que lo publicado en Plataforma Arquitectura tiene un carácter genérico y, por lo mismo, no recoge claramente el espíritu de la Misión Institucional, que hace hincapié en la necesidad de resaltar las ventajas comparativas de la oferta académica frente a la competencia. Si a esto sumamos que el Departamento de Arquitectura y Diseño no cuenta con un Plan de Desarrollo Estratégico (11) actualizado y coherente con el espíritu de la nueva etapa que se inicia a partir del 2010, podemos concluir que no se estaría marcando una clara diferencia frente a la Misión Institucional de las otras 44 Escuelas de Arquitectura repartidas a lo largo del país. Lo anterior plantea la necesidad de revisar, no sólo la Misión de la Carrera, sino también los contenidos de las dos mallas curriculares que, en la práctica coexisten en la Carrera: la de asignaturas y la modular por competencias.

2. ALGUNAS IDEAS FUERZA A partir de lo anterior cabe entonces preguntarse: ¿De qué forma podría operacionalizar la Carrera de Arquitectura lo declarado por la Misión institucional de la Universidad de Los Lagos? Visto más en detalle, debiera responderse las siguientes interrogantes, respecto del rol que debiera jugar la Carrera de Arquitectura en el contexto nacional: a) ¿Cual es el contexto actual y futuro de los servicios que ofrece?, b) ¿Quiénes son los usuarios que adscribe y atiende?, c) ¿Hasta dónde llega la cobertura socio-cultural y geográfica de su accionar? y d) ¿De qué forma podría alcanzar su liderazgo competitivo? lo que dicho de otra manera sería: ¿Cuáles son sus ventajas comparativas frente a la competencia? No es materia de este documento buscar respuestas asertivas a las interrogantes anteriores. Sin embargo, nos asiste la certeza de que para encontrarlas habrá que enfrentar transformaciones profundas, que parten con la formulación de un nuevo Plan de Desarrollo Estratégico, acorde a los tiempos que corren. Este Plan necesariamente tendrá un efecto, tanto en el re-diseño de las
(9)

Assael, David y Muñoz, Francisca (2008). Op.Cit. y sitio Web Carrera Arquitectura U. de Los Lagos: http://arquitectura.ulagos.cl/ Universidad de Los Lagos (2007). Reformulación del Plan Estratégico de Desarrollo Institucional 2005 – 2012. Sistema de Control Estratégico. Osorno, Julio de 2007.

(10)

(11)

En la actualidad en la Unidad Académica circulan 3 documentos que aspiran a orientar la propuesta académica del Departamento de Arquitectura y Diseño: a) “Anteproyecto de Plan Estratégico A+D 20062008”, b) “Plan de Trabajo 2009 - 2010” y c) “Propuesta de Trabajo 2009” (los dos últimos documentos fueron desarrollados por el Director del Departamento A+D). Cabe hacer notar que ninguno de los 3 ha sido sancionado por las autoridades superiores, lo que impide asumirlos como instrumentos oficiales.

4

mallas curriculares, como en el perfil del futuro arquitecto, en la configuración del cuerpo docente, en la forma cómo la carrera se relaciona con el medio y en la definición de las áreas en las cuales podría hacer un aporte significativo a la generación de conocimientos nuevos. De los datos duros analizados en los puntos anteriores se desprenden algunas ideas fuerza, que podrían servir de base para orientar la formulación del nuevo Plan de Desarrollo Estratégico del Departamento A+D para el período 2010 - 2013 que, por cierto, servirá de guía para enfrentar el conjunto de objetivos prioritarios y tareas específicas que se mencionan más adelante. Como una forma de acercarnos a la construcción de un liderazgo competitivo o de un concepto fuerza que ponga de manifiesto las ventajas comparativas frente a la competencia, analizamos diversas opiniones, que han contribuido a entender el nuevo rol del arquitecto en las sociedades contemporáneas, en las cuales los valores identitarios tienden a ser cada vez más uniformes y globalizantes. En países como el nuestro, la mayor parte de las Universidades apunta a una enseñanza de la arquitectura coherente con una demanda cada vez más ficticia, alejada de las verdaderas necesidades de amplios sectores de la sociedad. Esto es, arquitectos con competencias para satisfacer las necesidades de apenas un 33% de la población de la tierra, ya que el resto auto-construye su hábitat. Rafael Gumucio, un joven escritor chileno, corrobora lo anterior al afirmar que “…en Chile la arquitectura es un tema de cuicos. Existe la idea bien instalada en Chile de que los pobres no tienen derecho a la arquitectura…”. El arquitecto austriaco Hans Hollein afirmó ya en 1967 que “…los arquitectos deben dejar de pensar sólo en construcciones (…) una verdadera arquitectura de nuestro tiempo está llamada a ser re-definida en tanto medio de comunicación y a diversificar los medios con los que trabaja. En la arquitectura intervienen muchas otras áreas, además de la construcción, de la misma forma como la arquitectura y los arquitectos tienen pertinencia en muchos otros ámbitos…” (12) Lo anterior nos lleva a pensar en el carácter interdisciplinario del ejercicio profesional del arquitecto, el cual no siempre es asumido como una figura inclusiva en la configuración de los equipos docentes y en las mallas curriculares de las escuelas de arquitectura. La participación de otras disciplinas queda, generalmente, relegada a un rol de apoyo a la gestión del arquitecto, más que a un trabajo conjunto con este. La idea de la transversalización de la interdisciplina en los procesos formativos plantea un nuevo desafío a la docencia: esto es, la diversificación de las tradicionales metodologías de acercamiento a las necesidades, a partir de las cuales surgen los desafíos de las disciplinas proyectuales. Otras disciplinas, antes que la arquitectura, ya se han planteado este dilema. En este sentido, el sociólogo suizo Pascal Amphoux afirmaba el año 2001 que “…se podría intentar una mayor participación de los diversos sujetos (de una comunidad) en la acción proyectual, con sistemas de análisis ya probados en su eficacia, como las ‘técnicas etnográficas’ y los ‘proyectos posibilistas’, más que abocarse al desarrollo de proyectos conclusos (13). Esto significa trabajar con sistemas de creación abiertos, capaces de responder y ser flexibles a diversos problemas sociales. Es cierto que con esto, el resultado formal se hace menos preciso, pero es necesario considerar que la arquitectura no es solo un problema de forma (y espacio) físico, sino también de forma (y espacio) social…” (14)

(12) (13) (14)

Tomado de: Hans Hollein (1967). Alles ist Architektur (Everything is Architecture) Amphoux, Pascal (2001). Convocatoria Europan VI, Editorial Europan, Comunidad Europea, Suiza. Tomado de Lobos, Jorge (2000). Arquitectura Cultural. Madrid.

5

Más cercano a nuestra realidad latinoamericana, el joven y destacado arquitecto chileno Jorge Lobos va más lejos aun en su crítica a la formación tradicional del arquitecto, al sostener que “…el arquitecto, junto a los demás sujetos de una comunidad, es una expresión más del proceso cultural y, por lo tanto, en la medida en que más se abra el proyecto y más profesionales participen activamente de él, se evitará el autoritarismo despótico de la creación hermética y endógena del arquitecto. Este último podrá ser incluido como un sujeto más, poseedor de un cierto conocimiento útil para materializar la cultura. Así, tendríamos más posibilidades de acercarnos a respuestas certeras a la hora de hacer arquitectura…” (15). Cabe destacar que el concepto de ‘Arquitectura Cultural’, acuñado por Lobos, valora los procesos humanos en los distintos territorios y entiende el concepto de cultura en el sentido etnográfico de la antropología. También en el plano de la interdisciplina, diversos autores han hecho un aporte al estado del arte de la enseñanza de las disciplinas proyectuales. Amos Rapoport, sociólogo urbano de origen polaco, sostiene que las profesiones de arquitectos y geógrafos han seguido caminos opuestos, a pesar de ocuparse de problemáticas comunes…” (16). A partir de la década de los 80 del siglo pasado, con el advenimiento del neoliberalismo, la globalización, el postmodernismo y el deconstructivismo, se produce una disociación progresiva entre la arquitectura y las ciencias sociales. Martha Pollak, profesora de historia de la arquitectura del MIT, afirma que “…los arquitectos han potenciado más y más la ‘práctica’ del proyecto abandonando más y más la investigación y el desarrollo de metodologías de cómo proyectar…” (17), mientras que los geógrafos han potenciado su ‘práctica’ en nuevos campos de la geografía humana, el urbanismo, las consultarías ambientales, sin olvidar la investigación…”, de acuerdo a lo que sostiene Josep Muntañola, profesor de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. (18) Otra arista del problema, en la cual debemos meditar al momento de enfrentar la práctica de la docencia en el ámbito de las disciplinas proyectuales, son los métodos utilizados en los procesos de enseñanza aprendizaje. Sin lugar a dudas que la discusión al respecto se masifica a partir de la reforma europea de la educación superior (prevista para ser implementada en el período 1998 – 2010), que se recoge en la ‘Estrategia de Lisboa’, popularmente conocida como el ‘Proceso de Bologna’, donde se plantea la necesidad de masificar la implementación de las mallas curriculares basadas en competencias y consolidar, a nivel mundial, el sistema de créditos transferibles. Al respecto, Frida Díaz Barriga, junto a otros autores de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, intentan una aproximación al perfil del docente encargado de liderar una iniciativa de esta envergadura en las escuelas de arquitectura. En un estudio reciente afirman que para ello “…se necesita un docente constructivista…”, es decir, “…un profesional reflexivo capaz de realizar una labor de mediación entre el conocimiento y el aprendizaje de sus alumnos, al momento de compartir experiencias y saberes en un proceso de negociación o construcción conjunta del conocimiento. Debiera ser capaz de promover el aprendizaje significativo y prestar una ayuda pedagógica ajustada a la diversidad de necesidades, intereses y situaciones en que se involucran sus alumnos…” (19). Cabe preguntarse si en las escuelas de arquitectura chilenas y en especial en la Universidad de Los Lagos, es recurrente este perfil docente.
(15) (16) (17) (18)

Tomado de Lobos, Jorge (2000). Op. Cit. Rapaport, Amos (2008). Mind, Land and Society. Arquitectonics, Nº 15/16, Barcelona: Edicions UPC Pollack, Martha (1997). The Education of the Architect. Cambridge MA: MIT Press

Tomado de: Muntañola Thornberg, Josep (2008). Geógrafos y Arquitectos: Nuevos retos y viejos problemas. Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, Universidad Politécnica de Cataluña

(19)

Tomado de: Díaz Barriga Arceo, Frida y Hernández Rojas, Gerardo (2000). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo: una interpretación constructivista. México, Ed. Mc Graw Hill., ISBN: 970-103526-7

6

Por cierto que esto no se logra de un día para otro, pues requiere de perfeccionar el sistema educacional completo. En España y en Alemania se discute fuertemente en torno a las reales posibilidades de implementación del sistema propuesto por el ‘Proceso de Bologna’, al punto que los Colegios de Arquitectos de los estados alemanes de Bayern (Bavaria) y Rheinland-Pfalz (Renania Palatinado), junto a los de algunas importantes regiones autónomas de España han manifestado que están dispuestos a restarse de la iniciativa, de no mediar significativos cambios a la idea original. En Chile, a partir del Proyecto Mecesup UBB0401, encabezado por las Escuelas de Arquitectura de las Universidades del Bío-Bío, de Valparaíso, Católica de Santiago y Arturo Prat, además del Colegio de Arquitectos de Chile, se discute desde hace algunos años la factibilidad de implementación del modelo en las Escuelas de Arquitectura chilenas. La Universidad de Chile (a través del Comité de Reforma Curricular – CRC de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo FAU) también se ha sumado a la discusión. Cabe hacer notar que en Chile aun no se ha llegado a acuerdos definitivos y quizás pase mucho tiempo antes que esto ocurra. A partir de lo anterior, es válido preguntarse acerca de lo apresurado de la decisión tomada por el Departamento de Arquitectura y Diseño de la Universidad de Los Lagos el año 2007, de transformarse en pioneros en la implementación del modelo en Chile, sobre todo, si se analizan las particulares características de su masa crítica, la escasez endémica de recursos económicos que hacen insustentable la iniciativa, la falta de referentes nacionales probados (a partir de las llamadas ‘universidades grandes y medianas’) y los estrictos requerimientos que impone el proceso de acreditación de las Universidades chilenas. De mantenerse las actuales condiciones adversas, surge una duda razonable frente a las reales expectativas de éxito de la experiencia local en el corto y mediano plazo. Sería interesante que el Departamento de Arquitectura y Diseño, si decide mantener la implementación del modelo, pudiera retomar su ímpetu inicial y se sumara activamente a la discusión en curso en torno al tema. A dos de años de su implementación, la evaluación que hacen las autoridades universitarias locales convoca, al menos, a una pensar en una re-ingeniería (20). El haber sido pioneros en Chile, a estas alturas, ya no juega un rol relevante. Es necesario volcar la atención hacia iniciativas como la ‘Red de Escuelas de Arquitectura de Chile’ y otras similares a nivel Latinoamericano, que otorgan excelentes oportunidades de intercambio, perfeccionamiento y recapitulación en torno a las experiencias locales. Sería interesante indagar en alternativas intermedias (asignaturas modulares por ejemplo) que permitieran iniciar, en el corto plazo, el largo camino hacia la acreditación institucional. El no poder mostrar resultados aceptables en indicadores tan importantes como la tasas de retención y titulación oportuna, postergan innecesariamente el poder alcanzar la excelencia académica de la Unidad.

3. HACIA LA BUSQUEDA DE UN ENFOQUE POSIBLE Coherente con el análisis anterior, que en ningún caso pretende ser exhaustivo o determinante, sino más bien un punto de partida, se puede deducir que una de las tareas prioritarias del Departamento A+D debiera ser la definición del rol que jugará la Escuela de Arquitectura en la sociedad chilena y, por ende, aventurar un enfoque que marque su diferencia con las restantes 44 Carreras de Arquitectura ofrecidas por 36 de las 61 Universidades que existen en Chile. Una primera mirada nos indica la necesidad de poner atención en la característica socio-escolar de la matrícula, mayoritariamente con escaso acceso a redes sociales interesadas en contar con los servicios de arquitectos proyectistas. También es necesario distinguir el territorio, la escala de
(20)

Vicerrectoría Académica, Universidad de Los Lagos (2008). Op. Cit.

7

las intervenciones y el segmento social al cual se pretende enfatizar con el perfil del egresado. Lo anterior definirá los énfasis, la temática y la estructura metodológica con que se asumirán los ejercicios proyectuales, los contenidos de los módulos teóricos (o asignaturas modulares), el perfil del equipo docente y la necesidad de construir una interdisciplina específica. Al mismo tiempo, dará luces acerca de la mejor forma de relacionarse con el medio. Al parecer lo que resulta de esta sugerencia es una carrera de arquitectura que declare abiertamente su compromiso con una realidad socio-cultural y territorial, tradicionalmente ajena al interés de quienes ejercen las disciplinas proyectuales. Una carrera que declare estar dispuesta a asumir la deuda de los arquitectos con vastos segmentos de la sociedad, tradicionalmente ajenos a su quehacer. En suma un arquitecto comprometido con el medio socio-cultural y territorial del cual proviene, que conoce, que no le es ajeno y que es capaz de abordar con una mirada basada en los principios de la sustentabilidad. Estamos hablando del concepto de ‘arquitectura social’, que incluye la noción de ‘urbanismo social’ y de ‘diseño social’. Más que constituirse en disciplinas distintas o subordinadas, respecto de las convencionales, aquí de lo que se trata es de enfoques, metodologías y escalas de intervención sustentadas por la noción de compromiso social. La Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca es una de las primeras en adoptar y declarar esta idea, como parte de su misión institucional, aunque no con ese nombre. Los mentores de esa apuesta académica afirman que el diseño, la gestión y la construcción de una obra de arquitectura, permite consolidar entornos sociales vulnerables, teniendo como premisa el compromiso de ‘llevar arquitectura donde antes no llegaba’. Otro ejemplo interesante, esta vez para los diseñadores, es la que está llevando a cabo en Chile el programa ‘Designmatters’ del Art Center College of Design de Estados Unidos, en conjunto con ‘un Techo para Chile’. Ahí se está acuñado el concepto de ‘diseño social’ para enfrentan desafíos capaces de abordar problemáticas comunes al 63% de la población mundial, que vive con menos cuatro dólares diarios (estamos hablando de un público objetivo formado por más de 80 millones de personas a nivel planetario). En las áreas urbanas los ámbitos en que puede existir una ‘arquitectura social’ y un ‘diseño social’ abarcan la vivienda, los equipamientos y los espacios públicos. Ahí también es posible realizar un salto de escala, desde la vivienda al barrio, luego a la comuna y por último a la ciudad. En los sectores rurales los desafíos también revisten un enorme interés para la formación de los futuros arquitectos, urbanistas y diseñadores. En la Región de Los Lagos, sólo por mencionar un ejemplo cercano, las llamadas sociedades litorales y campesinas constituyen particulares formas de vida, susceptibles de ser abordadas por las disciplinas proyectuales. En todos los casos, la arquitectura, el urbanismo y el diseño social requieren, sin embargo, del empleo de metodologías interdisciplinares y de un trabajo conjunto permanente con las comunidades locales. Por cierto que todo lo anterior no es nuevo ni ajeno a cada uno de los integrantes del equipo docente de las carreras adscritas al Departamento de Arquitectura y Diseño de la Universidad de Los Lagos, cuyo interés en los temas y enfoques planteados más arriba es recurrente y de larga data. Lo novedoso de proponer enfrentar ‘la búsqueda de un enfoque posible’, radica en plantear la urgencia de pasar de un conjunto de intereses y esfuerzos aislados, a uno común y estructurado. Tomar la decisión de incorporar estas ideas fuerza a los programas de asignaturas y módulos, posicionándolos en la transversalidad de una propuesta de Departamento, declararla directamente (sin rodeos) en los principios de la Misión Institucional de las Carreras. Por cierto surge una preocupación válida, respecto de la sustentabilidad económica que podrían tener profesionales formados en una experiencia de este tipo. Ahí es importante mencionar al equipo de Elemental, ganador del concurso de la XVIº Bienal de arquitectura con el conjunto de Vivienda Social en Quinta Monroy, construida el año 2004, que planteó que “…esto no hay que 8

verlo sólo como un problema ético, sino como un reto intelectual…”. Con esto abrieron un cuestionamiento racional sobre problemáticas sociales que pueden ganar peso frente a problemas reales de amplios sectores de la ciudadanía. Alejandro Aravena, uno de los creadores de Elemental afirmó que “…la escasez de trabajo entre los arquitectos sólo obedece a una miopía de la formación…” (21).

4. OBJETIVOS PRIORITARIOS A partir de los objetivos generales y específicos que se enumeran a continuación, debiera desprenderse un conjunto de tareas, debidamente priorizadas, con asignación de tiempos, responsables, recursos necesarios, indicadores de resultados y mecanismos de evaluación permanente, que permitieran revertir la actual situación de momentáneo estancamiento y retroceso que sufre la Carrera de Arquitectura en varios indicadores relevantes. Para ello es necesario contar desde la partida, a lo menos, con dos compromisos básicos, sin los cuales sería muy difícil, sino imposible, avanzar. Se trata de: a) la voluntad política y el apoyo de las autoridades centrales de la Universidad, traducido en la oportuna asignación de recursos y facilidades administrativas, que permitan agilizar la concreción de las tareas propuestas, en plazos apropiados y b) la predisposición de los integrantes de la comunidad A+D (académicos, alumnos, administrativos y personal de apoyo), de asumir en forma oportuna y eficiente los desafíos que nacen de los objetivos generales y específicos propuestos a continuación. 4.1. OBJETIVO GENERAL 1: ASPECTOS ESTRUCTURALES Implementar las acciones básicas, sobre las cuales avanzar en la consolidación de una Unidad Académica competitiva a nivel nacional, capaz de posicionar el concepto de “excelencia con compromiso social”, con miras a la acreditación y al mejoramiento de los índices de selectividad, retención y titulación oportuna de sus alumnos. OBJETIVOS ESPECIFICOS a) Fortalecer y consolidar la figura de Departamento Académico, en tanto forma orgánica a la cual se adscribe la Carrera de Arquitectura y el área de Diseño, cerrando con ello la discusión iniciada hacia fines de la gestión del Rector Aguilar, en torno a la disyuntiva "Escuela o Departamento". b) Formular una estrategia de acción y medidas concretas que permita iniciar el proceso de reinvención del área de Diseño, atendiendo su rol específico en la sociedad, las necesidades del mercado laboral y la orientación estratégica de las nuevas autoridades de la Universidad de Los Lagos. c) Formular el Plan de Desarrollo Estratégico del Departamento de Arquitectura y Diseño para el período 2011 – 2014, coherente con la orientación estratégica de las nuevas autoridades de la Universidad de Los Lagos. d) Definir una estrategia de acción y un conjunto de medidas básicas que permitan la consolidación de la Carrera de Arquitectura en la Sede Puerto Montt. e) Proponer alianzas estratégicas con otras Unidades Académicas de la Universidad de Los Lagos, que posibiliten el intercambio docente y que permita reforzar la calidad y la interdisciplinariedad de la actual oferta de las Carreras adscritas al Departamento. f) Proponer medidas que permitan complementar y diversificar las tradicionales fuentes internas de financiamiento de la Unidad Académica, hacia otras de origen externo.

(21)

Entrevista publicada en Revista CA Nº 134, Santiago - Chile, Abril - Mayo 2008

9

g) Optimizar la vinculación con el medio, con el objeto de asegurar la permanente actualización del perfil de egreso de los estudiantes de pre-grado, la atingencia de la oferta académica y el posicionamiento como referente a nivel regional y nacional. h) Formular una estrategia de acción y un conjunto de medidas básicas, que permita iniciar el proceso de auto evaluación, con miras a la acreditación de la Carrera de Arquitectura. 4.2. OBJETIVO GENERAL 2: RESPECTO DE LA GESTION ADMINISTRATIVA Facilitar y promover la formación de una cultura de excelencia en la ejecución de cada una de las tareas, poniendo a disposición de la comunidad A+D la infraestructura y el equipamiento necesarios para el desempeño de las labores propias de la Unidad Académica. OBJETIVOS ESPECIFICOS a) Optimizar el funcionamiento de los cuerpos colegiados de la Unidad (Consejos de Carrera y de Departamento). b) Actualizar los reglamentos internos de las Carreras (evaluación, titulación, disciplina, etc.) c) Optimizar la aplicación de los instrumentos de evaluación del desempeño académico, complementándolos con indicadores atingentes a nuestra particular condición disciplinar. d) Proponer a las autoridades Universitarias una adecuación de los actuales estándares institucionales de jerarquización académica, a la realidad de las disciplinas proyectuales, tomando como base el análisis de referentes nacionales e internacionales. e) Optimizar la calidad del apoyo no académico de la Unidad: secretarias, estafeta, bibliotecaria, mantención técnica, aseo, seguridad, etc., a través de la implementación de una política de perfeccionamiento permanente. f) Asegurar el abastecimiento oportuno y el consumo eficiente de materiales fungibles, que permitan optimizar el desempeño de las actividades académicas de la Unidad. g) Mejorar la infraestructura (espacios físicos) y el equipamiento de apoyo a las actividades académicas y administrativas de la casona Hollstein. h) Propiciar una atmósfera de trabajo grato al interior de la comunidad departamental (docentes, administrativos, estudiantes y personal de apoyo), en tanto factor determinante del mejoramiento de la productividad académica. 4.3. OBJETIVO GENERAL 3: RESPECTO DE LA PRACTICA DE LA DOCENCIA Optimizar la oferta del cuerpo académico y la práctica docente, teniendo como norte el proceso de acreditación y el mejoramiento de los índices de selectividad, retención y titulación oportuna de los alumnos. OBJETIVOS ESPECIFICOS a) Adecuar la Malla de la Carrera de Arquitectura a su nuevo Plan de Desarrollo Estratégico Departamental. b) Adecuar los Programas de Asignaturas y Módulos al nuevo Plan de Desarrollo Estratégico Departamental. c) Incorporar asignaturas y/o módulos transversales de metodología del diseño y de investigación, que ayuden a optimizar las competencias proyectuales de los futuros arquitectos. d) Adecuar los métodos de enseñanza y proponer medidas de nivelación, que permitan asumir el origen socio-escolar y los bajos puntajes ponderados de los alumnos que ingresan a la Carrera de Arquitectura.

10

e) Optimizar la oferta de la Carrera de Arquitectura (académicos, malla curricular, infraestructura, redes de contactos, etc.), con el fin de ayudar a mejorar los bajos los índices de selectividad de la carrera y los vacíos de competencias en áreas disciplinares fundantes. f) Hacerse cargo del déficit formativo de los alumnos de la malla antigua (asignaturas), atendiendo los bajos índices de titulación oportuna. g) Hacerse cargo de los bajos índice de retención entre los alumnos adscritos a la nueva malla de módulos por competencia. h) Definir medidas que permitan asegurar la calidad de la oferta en docencia (perfeccionamiento del actual equipo docente y estudio de eventuales complementos) 4.4. OBJETIVO GENERAL 4: RESPECTO DE LA GENERACION DE CONOCIMIENTOS Mejorar la masa crítica del cuerpo docente y de la comunidad estudiantil, poniendo a disposición las oportunidades, las condiciones físicas y administrativas, que permitan la generación de conocimiento en las áreas prioritarias definidas por el Plan de Desarrollo Estratégico de la Unidad Académica. OBJETIVOS ESPECIFICOS a) Definir las áreas prioritarias a enfrentar con actividades investigativas básicas, teniendo como referente los lineamientos del nuevo Plan de Desarrollo Estratégico de la Unidad Académica. b) Perfeccionar y/o reforzar las competencias investigativas del cuerpo docente, a través de su incorporación paulatina a programas de magíster y doctorado y, en caso necesario, estudiar intercambios y/o contrataciones de apoyo. c) Incentivar la participación de académicos con grado de doctor y magíster en equipos interdisciplinarios, para la presentación de proyectos de investigación, tanto internos, como externos. d) Establecer alianzas estratégicas con otras Unidades Académicas tanto internas, como externas, que permitan enfrentar desafíos interdisciplinarios en el ámbito de la creación de conocimiento nuevo, aplicable en los niveles de pre-grado. e) Incluir en la malla curricular de la carrera asignaturas y/o módulos transversales que entreguen competencias a los alumnos en el ámbito de la investigación científica interdisciplinar. f) Apoyado en lo anterior, incorporar la figura de tesis de pregrado al ciclo de titulación de la carrera, que permita dar rigurosidad científica a la fundamentación teórica del proyecto de título y, de paso, permita al cuerpo académico contar con asistentes de investigación. g) Incentivar la publicación de los resultados de investigación y la presentación de Papers en congresos y seminarios, tanto nacionales, como internacionales. h) Incentivar la participación del cuerpo docente y de los alumnos de pregrado en actividades de difusión académica (congresos, seminarios, etc.), a través de la presentación de ponencias. 4.5. OBJETIVO GENERAL 5: RESPECTO DE LA VINCULACION CON EL MEDIO Transformar la Unidad Académica en un socio de interés y en una contraparte válida para los diversos actores claves del quehacer regional. La idea es transformar el concepto de “vinculación con el medio” en un “puente sinérgico” entre la comunidad universitaria y la sociedad civil, el aparato estatal y el empresariado, con el objeto de contribuir a terminar con la asimetría existente entre la oferta y la demanda de los servicios profesionales propios de nuestras disciplinas. OBJETIVOS ESPECIFICOS a) Reorientar las prácticas profesionales (alcances, contenidos, ubicación en la malla curricular, lugar de desarrollo, etc.), atendiendo la Misión Institucional declarada en el nuevo Plan de Desarrollo Estratégico, con el objeto de facilitar el paso de los egresados al mundo laboral. 11

b) Optimizar el funcionamiento y enfoque de la Unidad de Servicios Externos (USE), con el objeto de transformarla en un referente regional para la demanda de servicios en el ámbito de nuestras competencias, con dos variantes básicas: a) fuente alternativa de recursos externos frescos y b) oferta de asistencia técnica enfocada a proyectos con fuerte componente social. c) Provocar un acercamiento con el sistema educacional formal (enseñanza media y básica), que permita fidelizar y motivar disciplinarmente a potenciales futuros estudiantes de las carreras adscritas al actual Departamento de Arquitectura y Diseño. d) Incentivar y apoyar al cuerpo docente y a los estudiantes de pregrado a organizar actividades de difusión académica (congresos, seminarios, etc.), aprovechando los productos generados a lo largo de los procesos de aprendizaje y de obtención de competencias. e) Retomar la iniciativa editorial “Revista A+D”. En una primera instancia, en tanto órgano oficial de difusión del quehacer docente e investigativo de la Unidad Académica, para posteriormente consolidarse como un referente regional y nacional en materias de nuestra competencia. f) Posicionar el concepto de “difusión y promoción permanente”, esto es, cada actividad académica (docencia, investigación y extensión) debiera transformarse en una potencial herramienta comunicacional. Esto permitiría aprovechar un mismo esfuerzo en la obtención de resultados múltiples, con el consiguiente ahorro de recursos. g) En fases posteriores, mejorar la cobertura regional de las actividades de difusión y promoción, ampliando su radio de influencia a los ámbitos extraregionales. h) Fomentar la firma de convenios de cooperación entre la Unidad Académica y las más diversas instituciones públicas, empresas privadas, organizaciones comunitarias y entidades gremiales, a nivel regional, nacional e internacional.

5. A MODO DE CONCLUSION Sin lugar a dudas que el desafío planteado es enorme, en relación al tamaño de la Unidad Académica y a los recursos disponibles. Sin embargo, es necesario pensarlo en una secuencia de etapas sucesivas, a definir oportunamente. El contenido de este documento es sólo una síntesis apretada de un conocimiento mayor y, además, asumido con un enfoque particular. Lo que surge de aquí es la tarea individual y colectiva de profundizarlo, con el objeto de incorporarlo al quehacer departamental cotidiano. Una de las primeras tareas consiste en incorporar creativamente el espíritu del enfoque propuesto y cada uno de los objetivos específicos, a las metodologías de trabajo, a los contenidos de los programas de asignaturas y módulos, al diseño de encargos, a la forma cómo nos vinculamos con el medio y a todas las medidas propuestas, conducentes a la consolidación del concepto de ‘promoción permanente’.

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA Amphoux, Pascal (2001). Convocatoria Europan VI, Editorial Europan, Comunidad Europea, Suiza. Assael, David y Muñoz, Francisca (2008). Mapa de las Escuelas de Arquitectura en Chile 2008. Artículo publicado en: Plataforma Arquitectura y Revista CA Nº 134, Santiago - Chile, Abril - Mayo 2008.

-

12

-

Brunner, José Joaquín (2009). Tipología y características de las universidades chilenas (Documento para comentarios), Centro de Políticas Comparadas en Educación, Universidad Diego Portales, Stgo. Díaz Barriga Arceo, Frida y Hernández Rojas, Gerardo (2000). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo: una interpretación constructivista. México, Ed. Mc Graw Hill., ISBN: 970-10-3526-7 Hollein, Hans (1967). Alles ist Architektur (Everything is Architecture) Israel Jacard, Eliana (2008). Artículo en Revista CA Nº 134, Sgo. - Chile, Abril - Mayo 2008 Lobos, Jorge (2000). Documento de Trabajo: Arquitectura Cultural. Madrid. Meller, Patricio y Brunner, José Joaquín / Coordinadores (2009). Futuro Laboral 2009 / 2010. Profesionales y técnicos en Chile: Información fundamental. Trabajo del Ministerio de Educación en conjunto con la Universidad de Chile y Universidad Diego Portales. Muntañola Thornberg, Josep (2008). Geógrafos y Arquitectos: Nuevos retos y viejos problemas. Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, Universidad Politécnica de Cataluña. Pollack, Martha (1997). The Education of the Architect. Cambridge MA: MIT Press. Rapaport, Amos (2008). Mind, Land and Society. Arquitectonics, Nº 15/16, Barcelona: Edicions UPC Revista Qué Pasa (2009). Ranking Universidades Qué Pasa 2009. Dossier publicado en Santiago, junto a la edición del 20.11.09. Universidad de Los Lagos (2007). Reformulación del Plan Estratégico de Desarrollo Institucional 2005 – 2012. Sistema de Control Estratégico. Osorno, Julio de 2007 Universidad de Los Lagos - Departamento de Arquitectura y Diseño (2005-2009). Diversos borradores: a) Anteproyecto de Plan Estratégico A+D 2006-2008, b) Plan de Trabajo 2009 - 2010 y c) Propuesta de Trabajo 2009 (documentos sólo de referencia, no aprobados por las autoridades superiores de la Universidad). Universidad de Los Lagos - Vicerrectoría Académica (2008). Informe Evaluación Departamento de Arquitectura y Diseño. Presentación Power Point basada en estadísticas internas de la Universidad.

-

-

-

-

-

-

-

-

13

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->