MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

Segunda Edición

Arturo E. Manns Freese - Jorge L. Biotti Picand

AMOLCA

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA
Segunda Edición
Arturo E. Manns Freese Jorge L. Biotti Picaño

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA
Segunda Edición
Arturo E. Manns Freese
• • • • • Profesor Titular de Fisiología Oral y Oclusión, Facultad de Odontología, Universidad de los Andes, Santiago de Chile Profesor Titular, Facultades de Medicina y de Odontología, Universidad de Chile. Profesor Visitante, Facultades de Odontología, Universidad de Concepción (Chile) y Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú). Doctor en Odontología en la Universidad de Tübingen, Tübingen, Alemania. Especialización en Prótesis, Oclusión y Desórdenes Temporomandibulares e Implantologia Oral.

Jorge L. Biotti Picand
• • • Profesor Coordinador de Fisiología Oral y Oclusión, Facultad de Odontología, Universidad de los Andes, Santiago de Chile Diplomado en Educación Superior, Universidad de Chelbrook, Canadá. Especialización en Rehabilitación Oral con mención en Prótesis y Oclusión.

2006

AMOLCA
Caracas - Venezuela

Editor Coordinador: Alvaro J. Rafael
O Copyright de Actualidades Médico Odontológicas Latinoamérica. C.A

Todos los derechos están reservados, ninguna parte de esta publicación, puede reproducirse o transmitirse por ningún medio electrónico, mecánico, incluyendo fotocopiado o grabado por cualquier sistema de almacenamiento de información sin el permiso escrito de los editores. Manual Práctico de Oclusión Arturo E. Manns F -Jorge L. Biotti R Registro de Propiedad Intelectual Inscripción NT 1 52674 - Santiago - Chile Edición en idioma Español Actualidades Médica Odontológicas Latinoamérica, C.A. (AMOLCA) SBN: 980-6574-56-7 Depósito Legal; If 502200561 771

EDICIÓN, ANO 2OO6

Diseño y Diagramación; Dianora Gómez Nessi Impreso en Colombia - Printed in Colombia Impreso por D'vinni Ltda.

AMOLCA
Venezuela
Ira. Avenida Sur de Altamira, Edificio Rokaje, Planta 3, Urb. Altamira-Aptdo Postal 68772 - 1062-A. Caracas - Venezuela Telfs: [58 212)266.61.76-266.86.01 -Fax: (58 212) 264.4608 e-mail: amolca@telcel.net.ve- Web: www.amolca.com.ve

Argentina
Azcuénaga 1277 - PB "D" Buenos Aires Telf: |54 II | 4821.2051 - 4826.9050 e-maíl. amolca_ar@ya hoo.com.a r

Colombia
Carrera 10 N° 23-65 - Sur Bogotá Telf: |571] 372.9164 Cel: (311) 230.1365 e-mail: amolca@etb.net.com

México
Arquitectura 49-101, Colonia Copilco Universidad México - D.F México Telfs: 565.80882 - 533.95021 Fax: 565.91998 e-mail: amo!ca®prodigy.net.mx Web; www.amolca.net

Perú
Av. Alfredo Benavides N° 264 - Piso 5 - Ofic. 502 Miraflores - Urna Telfs: 243-3161

Delegaciones
Bolivia - Costa Rica - Chile - Ecuador - El Salvador - España - Estados Unidos - Guatemala - Honduras Nicaragua - Panamá - Paraguay - República Dominicana - Uruguay

DEDICATORIA

A Irene e Inés y a nuestros hijos

Los AUTORES

investigación y extensión en el ámbito de la disciplina de Oclusión. con particular mención a su Decano Dr. por su colaboración como artífesis en las ilustraciones de las Guías Prácticas Nos 1. 8 y 9. Francisco Rodríguez Beaumont. . que han confiado en asistir a los cursos de Oclusión dictados a través de nuestra vida universitaria. sino que también con su constante apoyo y crítica ha plasmado en las figuras del texto de las mismas de modo original tantas ideas que las palabras por sí solas son incapaces de transmitir. 2. José Antonio Giménez Petersen. por la amabilidad que ha tenido al prologar este texto. debido a que con su estímulo y apoyo constante nos han permitido desarrollar en el seno de esta Facultad nuestras labores de docencia. que no solamente ha realizado con esmero y dedicación su labor profesional. Agradecemos muy especialmente a nuestros alumnos. José Antonio Giménez Petersen y su Director de Estudios Dr. y quienes nos incentivaron a ordenar y sistematizar nuestros conocimientos académicos y pedagógicos para la realización de este Manual. Decano de la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes. Finalmente agradecemos nuevamente al Dr. 3. permitiendo así realizar nuestro trabajo intelectual en la confección de las diferentes Guías Prácticas. Adicionalmente agradecemos a Jennifer Jara Biotti.AGRADECIMIENTOS Nuestros sinceros agradecimientos a las autoridades de la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes. diseñador y dibujante gráfico. Gracias a don Patricio Hernández.

El estudio de esta unidad anatomofuncional adquiere más valor por tratarse de la búsqueda de objetividad en el diagnóstico de la normalidad de ella y de sus alteraciones. La trascendencia y el sentido actual de su estudio. el sistema neuromuscular. también. sociales y psicológicos que se desordenan inmediatamente con cualquiera de las múltiples causales de trastornos funcionales que el sistema presenta. el periodoncio y la unidad craneofacial. conocer. Y en buena hora. En efecto. cuantificándola. para poder compararla con parámetros de normalidad. ha sucedido asi por motivos de eñciencia en el manejo de recursos. Tenemos en nuestras manos un libro que es la expresión de la investigación de sus autores. a las funciones principales del sistema Estomatognático como la alimentación. como lo corroboran las mismas investigaciones del Profesor Manns. gustación. procedimientos de investigaciones médicas integradas que permitan un mayor conocimiento de la fisiología del sistema y permitan ir obteniendo beneficios más precisos para el diagnóstico y para el tratamiento de su patología. estética. Más se ha hablado que escrito y más se ha dicho e intuido que lo que se ha entendido y practicado. desarrollo del carácter facial y de la identidad propia. Así está aconteciendo tanto en Europa como en Norteamérica. comparar y corregir esta unidad. Esto. debe estar dirigido hacia la medicina general. ambos académicos de nuestra Universidad. la oclusión dentaria puede estar llamada a liderar en conjunto con las articulaciones temporomandibulares (ATM). Ella se propone llevar el complejo estudio de la oclusión dentaria desde una base biológica y funcional.PRÓLOGO Es un honor poder prologar esta nueva edición del Manual Práctico de Oclusión Dentaria del Profesor Arturo Manns y el Dr. pero conservando su perfil y característica de especialización. la medicina interna. Para esto utilizan una metodología científica que tiene como fundamentos mediciones y modelos que objetivan cualquier alteración. deglución. por constituir parte clave de un sistema morfofuncional estratégicamente vital del cuerpo humano y al mismo tiempo constitutivo primordial del desarrollo de la personalidad del ser humano. Como componente del sistema Estomatognático. la medicina oral y la odontología como valor activo y aglutinador de las demás especialidades relacionadas con el área estomatológica. Se sabe. Jorge Biotti. fonación. Y es que su entorno es complejo. por la demanda global de sistemas de salud garantizados a una población cada vez más exigente o por la integración de equipos altamente eficaces y competitivos en calidad de servicios de salud. permite detectar. que se puede observar en la expresión cuantitativa de los parámetros funcionales. La odontología para los próximos años se proyecta en todo el mundo como integrada y reinsertada en la medicina. Mucho se ha hablado sobre la importancia para la odontología del conocimiento integrado de la oclusión dentaria. confluyen elementos antropológicos. que la maloclusión representa sólo a uno de los factores etiológicos más comunes que gatillan una condición patofisiológica de desorden o trastorno temporomandibular. que .

posiblemente ortodoncistas. será de gran utilidad para establecer un diseño básico y simple de un plano interoclusal. favoreciendo el diseño de una línea de interconsulta coherente entre especialistas de terapia oclusal. ortodoncia. JOSÉ ANTONIO GIMÉNEZ PETERSEN Decano Facultad de Odontología Universidad de los Andes. . integrando diferentes aspectos de anatomía y fisiología en general. de modo que la alteración de uno de los componentes del sistema puede inducir cambios en las articulaciones temporomandibulares e incluso afectar cualquier otro de sus integrantes. Estas materias en el contexto general de nuestro currículo. condiciones ideales de oclusión y estética dentaria. por una histórica falencia en su formación profesional en relación a las ventajas y limitaciones de los distintos instrumentos de este tipo con que cuenta la profesión. al mismo tiempo que estos temas constituyen fundamentos básicos en el desarrollo de estudios de especialidad en: rehabilitación oral. Es posible reconocer en su lectura. rehabilitadores y cirujanos orales afines al tratamiento de la oclusión dentaria. cada vez que abandona su apreciación global del sistema Estomatognático. cuarto y quinto año del desarrollo cumcular del estudiante. que requiere del manejo conceptual y de un vocabulario técnico acorde con el análisis de la oclusión. coordinándose y regulándose de manera recíproca. Por décadas la indicación de estos dispositivos intraorales ha quedado a disposición de especialistas. No queda más que felicitar al Profesor Manns y al Dr. DR. cumplen una función de preparación básica. Al mismo tiempo. está sobreestimando la importancia de las relaciones intermaxilares en la posición intercuspal y olvidando la posición de relación céntrica cuya estabilidad es fundamental en la salud del sistema. instrumentos de gran utilidad práctica en la simulación de condiciones clínicas relacionadas con la oclusión dentaria. Finalmente este texto nos brinda un amplio recorrido por las distintas opiniones de los investigadores y de los autores en relación a la función que la oclusión dentaria tiene en rehabilitación oral protésica relacionada con implantes oseointegrados: cómo podemos hacer perdurar la oseoíntegración y cómo podemos maximizar las condiciones clínicas y biomecánicas de nuestros pacientes mutilados. La odontología general. que se ven apremiados por pacientes que más que un tratamiento de especialidad. Es posible además. El Manual Práctico de Oclusión Dentaria.10 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA se encuentra en fino equilibrio. condición clínica en la que los articuladores constituyen un instrumento de utilidad exclusiva. Este texto. en este instrumento. confección de planos interoclusales de estabilización y ajuste oclusal por desgaste selectivo. constituye un pilar útil a la formación de nuestro estudiante de pregrado y postgrado. requieren de un dispositivo con valor preventivo o profiláctico que aumente la capacidad de adaptación del sistema. entre otros. planificar por medio de encerado diagnóstico. para que el odontólogo general brinde una estabilidad músculo-esqueletal mandibular a pacientes con diversas condiciones de inestabilidad de ella. En ocasiones el clínico no justifica en su práctica diaria la utilidad de los articuladores. se extiende convenientemente en el desarrollo histórico y presente de los articuladores. clínica y transversal fundamentalmente por su utilidad continua en tercero. disminuyendo además la severidad del bruxismo y el desgaste severo de piezas dentarias. tres temas específicamente desarrollados para generar herramientas de competencia profesional en el área de la oclusión dentaria: obtención de modelos y análisis oclusal en el articulador. Biotti por este gran aporte a la Odontología y la Medicina Oral. con valor en lo diagnóstico y en el tratamiento propiamente tal. privilegiando la visión de las piezas dentarias. así como también proyectándose al trabajo clínico cotidiano. cirugía maxilofacial entre otros. dirigido a odontólogos generales y especialistas relacionados con la oclusión dentaria.

conceptos y técnicas de oclusión como un intento en encontrar una explicación y comprensión de la relación entre su forma y su función. ha sido un área de gran interés de la odontología durante muchos años y existe consenso en señalar que su estudio constituye el pilar o la base fundamental para toda actividad clínica terapéutica en la rehabilitación oclusal de los pacientes. y un desarrollo de la investigación biológica centrada en los procesos de las diferentes funciones orales. pero por cierto importante de un síndrome con etiología multifactorial que caracteriza a todo cuadro disfuncional. una evidencia científica sólida de la tan discutida relación causa-efecto de las alteraciones oclusales en el equilibrio morfofuncional del sistema. a través de una orientación principalmente hacia la enseñanza de su anatomía funcional. De tal modo que es reconocido que la oclusión representa solamente un factor. existe en la actualidad el convencimiento independiente de los recientes avances en los aspectos neurofisiológicos de la oclusión. El ejemplo más claro lo representa la terapia oclusal reversible con base en planos interoclusales. que se han apoyado fundamentalmente en dos aspectos que caracterizan por lo demás nuestra era: una tecnología de complejidad y utilidad creciente. sus fundamentos diagnósticos así como también la filosofía y los diferentes procedimientos terapéuticos aplicados en los casos clínicos con alteración funcional de la oclusión. así como de su fisiología normal y alterada. la causa y el efecto de su interrelación funcional con el resto de los componentes del sistema. tampoco debe olvidarse que el empirismo y la subjetividad no constituyen por sí solos. El enfoque oclusionista basado en aspectos puramente técnicos ha ido evolucionando y complementándose con métodos más racionales. posiblemente porque como disciplina básica juega un rol central en la práctica clínica odontológica. basados en principios biológicos.PREFACIO El prefacio de esta 2a edición del Manual Práctico de Oclusión Dentaria. Con esto no queremos enfatizar que el empirismo significa un rechazo a los conocimientos adquiridos. De este modo se han desarrollado en el transcurso de los años numerosas teorías. que no hay una relación simple entre desarmonías oclusales y la sintomatología disfuncional. Sin embargo. se decidió mantener sin grandes e importantes modificaciones con respecto al de la Ia edición. En su gran mayoría. que ha demostrado ser un eficaz y umversalmente reconocido procedimiento para tratar la relación entre la oclusión y los disturbios o desórdenes funcionales del sistema Estomatognático. debido a su contenido conceptual y a que representa aún las ideas de los autores referentes a la problemática de la oclusión dentaria. El estudio de la oclusión dentaria y su relación con la función del sistema Estomatognático. No obstante. la odontología clínica ha demostrado en los últimos años grandes avances en el tema de la oclusión. . A pesar de su eficacia terapéutica. las ideas iniciales nacieron de los conocimientos basados en las observaciones clínicas y experimentales. sino que por el contrario ha permitido un notable desarrollo de diferentes técnicas y procedimientos diagnósticos como terapéuticos. Es así como el tema de la oclusión ha presentado no sólo una interesante sino que también controversial historia.

reconociéndose tres tipos generales de condiciones oclusales fisiológicas: la oclusión fisiológica. también referida como "oclusión terapéutica". para así fijar en los casos de una oclusión no fisiológica su manejo terapéutico adecuado. la oclusión no fisiológica. Uno de los cambios más trascendentales es que la oclusión dentaria ya no significa solamente la relación de contacto estática y dinámica de las piezas dentarias superiores e inferiores. periodoncio y unidad cráneo-cervical). figuras y bibliografía todas las Guías Prácticas. En esta nueva edición. sobre todo en sus aspectos científicos biológicos. El Manual Práctico de Oclusión Dentaria está dirigido a todos los estudiantes de Odontología. Se analiza también el marco teórico y práctico de una técnica simplificada de ajuste oclusal por desgaste selectivo y la confección de un plano de estabilización superior. ya que en este texto encontrarán las bases biológicas de su quehacer clínico que les permitirá comprender en mejor forma los fundamentos de la tecnología que aplican. comúnmente llamada "normofuncional". diagnóstico y su orientación terapéutica. De tal modo que la investigación científica ha ido variando nuestra tradicional visión de la oclusión y que con toda seguridad también la modificará en el futuro en la medida que surjan nuevas evidencias científicas. tanto de pregrado como postgrado. examen y análisis de la oclusión. El presente texto comprende una introducción al examen clínico y análisis de la oclusión dentaria. Además. Finalmente es posible agregar que el conocimiento de la materia de oclusión dentaria. articulaciones temporomandibulares. sino que lo más importante va en beneficio de nuestros pacientes.12 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Hoy en día existe además un consenso que el estudio de la oclusión dentaria debe basarse en sólidos fundamentos biológicos y en métodos científicos medibles y comprobables. se pretende desarrollar los criterios de aprendizaje en el montaje de modelos en el articulador. se ampliaron en su texto. Solamente a través de un diagnóstico racional se permitirá clasificar o categorizar la oclusión de nuestros pacientes entre los tres tipos de estado fisiológicos señalados. Con respecto a la Guía Complementaria se ha pretendido mostrar la particular forma de abordar la selección y diseño en la rehabilitación oclusal con Implanto-Prótesis. suelen confundir a nuestros alumnos que se inician en el estudio de la oclusión. Está dirigido al examen. así como el encerado oclusal. Además. Esta es la razón por la cual la oclusión de nuestros pacientes debe ser analizada hoy en día desde un punto de vista fisiológico. clasificando además de modo estático y dinámico una serie de expresiones que siendo tradicionalmente contradictorias. va en beneficio no solamente para aquel interesado en ella. sino que la oclusión es mejor comprendida como aquella interrelación morfológica y funcional dinámica de estas relaciones de contacto dentarias con respecto al resto de los componentes del sistema Estomatognático (sistema neuromuscular. con excepción de las Guías N° 7 y 9. Los AUTORES . El lector encontrará en él las bases y los fundamentos necesarios para analizar las condiciones oclusales en sus pacientes y orientar una terapia adecuada. que a través de la experiencia clínica complementada por las bases de la fisiología oral. En la Guía Introductoria se aclara la terminología básica. que en último término son el motivo principal de nuestro interés cognoscitivo en esta disciplina odontológica. se agregaron dos nuevas: la Guía Práctica Introductoria y la Guía Práctica Complementaria. habitualmente denominada también "maloclusión funcional u oclusión traumática" y la oclusión ideal. contribuyen en asegurar el éxito a largo plazo.

CONTENIDO Dedicatoria Agradecimientos Prólogo Prefacio 1 GUIA PRÁCTICA INTRODUCTORIA OCLUSIÓN DENTARIA: BASES CONCEPTUALES Y SIGNIFICADO CLÍNICO • • • • Relaciones estáticas de la oclusión Relaciones dinámicas de la oclusión Oclusión ideal Características clínicas o Desarrollo de las características clínicas de la oclusión ideal o Relaciones dentarias clásicas en posición intercuspal. basadas en múltiples puntos de contacto y con mayor carga oclusal sostenida por las piezas posteriores o Coincidencia entre posición intercuspal y posición miocéntrica o Estabilidad oclusal en céntrica que imposibilita o impide las migraciones dentarias o Axiaüdad de las fuerzas oclusales en posición intercuspal con respecto a los ejes dentarios de las piezas posteriores o Posición intercuspal armónica con relación céntrica fisiológica . deglución.• Actividades funcionales normales de masticación. Periodoncio sano en relación a parafunciones o Ausencia de marcadas manifestaciones dentarias parafuncionales . fonoarticulación y respiración o Ausencia de sintomatología disfuncional en relación a parafunciones • Oclusión fisiológica • Características clínicas • Oclusión no fisiológica • Características clínicas • Actividad autoformativa • Referencias bibliográficas GUIA PRACTICA N° 1 OBTENCIÓN DE LOS MODELOS SUPERIOR E INFERIOR EN YESO EXTRADURO • • • • • • Etapas Conducta clínica Obtención del modelo de yeso Selección de la cubeta Preparación del material de impresión Carga de la cubeta con el material de impresión .

• • • • • • TÉCNICAS DE REGISTRO DE LA RELACIÓN CÉNTRICA Descripción de las técnicas de registro de la relación céntrica fisiológica (RCF) Inducidas por manipulación mandibular Recomendaciones clínicas Electroinducídas Autoinducidas por desprogramación neuromuscular Autoinducidas por desprogramación neuromuscular o Laminillas de Long 77 77 19 79 80 82 83 84 84 .II I.14 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA • • • • • • • • • • • • • Introducción de la cubeta en la boca Centrado de la cubeta Profundización de la cubeta Mantención en boca o estabilización de la cubeta Retiro de la impresión de boca Crítica de la impresión Confección del modelo de yeso Confección del zócalo Recorte del modelo Evaluación de los modelos Evaluación del modelo Actividad autoformativa Referencias bibliográficas 51 51 52 52 52 52 52 53 53 53 53 53 56 GUIA PRACTICA N* 2 ANÁLISIS CRÍTICO DEL ARTICULADOR • • • • • • • • • Historia Clasificación de los articuladores Indicaciones del uso de articuladores Ventajas de los articuladores Sensibilidad de los articuladores comúnmente utilizados Partes del articulador Limitaciones generales del articulador semiajustable tipo Arcón Actividad autoformativa Referencias bibliográficas 57 57 61 62 63 63 64 67 68 70 GUIA PRACTICA N° 3 ARCO FACIAL Y MONTAJE DEL MODELO SUPERIOR • • • • • • • • Arco facial anatómico Las partes que componen el arco facial de montaje rápido Localización del eje de bisagra posterior Montaje del modelo superior Registro con arco facial Actividad autoformativa Cuadro semántico Referencias bibliográficas 71 71 71 72 73 73 74 75 76 GUIA PRACTICA N° 4 MONTAJE DEL MODELO INFERIOR I.

• • • • Jig incisal o desprogramador anterior Plano interoclusal "Power centric" o céntrica de fuerza 88: 8i 8' 8' 8! 9( 9. CONFECCIÓN DE UN DESPROGRAMADOR ANTERIOR Características Confección Actividad autoformativa Referencias bibliográficas GUÍA PRÁCTICA N° 5 MONTAJE DEL MODELO INFERIOR III: III. INDIVIDUALIZACIÓN DE LA GUÍA ANTERIOR I.CONTENIDO / / / 1 o o o II. • • • • • • II. • • PROGRAMACIÓN DEL ARTICULADOR Registros con cera de la cantidad de desoclusión para programar el articulador Método analítico para calcular la angulación de la trayectoria o guía condílea sagital y el ángulo de Bennett que representa la trayectoria o guía condílea lateral Dispositivos preprogramados e intercambiables en el articulador Cajas condíleas preprogramadas Mesa incisal ajustable Dispositivos electrónicos para análisis de los movimientos mandibulares GUÍA ANTERIOR DE DESOCLUSIÓN Y DIENTES ANTERIORES Relaciones oclusales de los dientes anteriores Su significado clínico-biológico en los diferentes componentes fisiológicos básicos del sistema estomatognático o Guía anterior y su efecto en la musculatura elevadora mandibular o Guía anterior y su efecto en las articulaciones temporomandibulares o Guía anterior y su efecto en el periodoncio o Guía anterior y su efecto en la oclusión dentaria Resumen Funciones de los dientes anteriores o Guía anterior de desoclusión o Influencian la morfología oclusal de las piezas posteriores o Participan en la función masticatoria e influencian los movimientos mandibulares en el ciclo masticatorio 9< 9< 9< 101 102 102 102 103 104 106 111 111 117 117 120 120 121 122 122 124 • • . GUÍA ANTERIOR DE DESOCLUSIÓN Y DIENTES ANTERIORES III. PROGRAMACIÓN DEL ARTICULADOR II. TÉCNICA IDEAL DE REGISTRO DE LA RELACIÓN CÉNTRICA FISIOLÓGICA PARA EL MONTAJE DEL MODELO INFERIOR EN EL ARTICULADOR Etapas • Confección del jig incisal • Registro de la relación céntrica • Registro de la céntrica neuromuscular • Montaje del modelo inferior • Procedimientos • Pauta de evaluación montaje modelo inferior • Actividad autoformativa • Referencias bibliográficas 92 92 92 93 94 9( 9( 9* 91 9í fisiológica GUÍA PRÁCTICA N* 6 I.

Guía condílea lateral I. • • • • • • • Influencia en la altura cuspídea y la profundidad de fosas Efecto de la magnitud del movimiento lateral Efecto de la dirección del movimiento lateral Efecto del momento de aparición del movimiento lateral Influencia en la dirección de crestas y surcos 0 Distancia intercondílea Guía anterior Plano de oclusión Curva de Spee Relación de contacto de las piezas posteriores con sus dientes antagonistas Actividad práctica Actividad autoformativa Referencias bibliográficas 131 131 13í 13^ 13. 14. • • • • • Participan en la fonoarticulación Proporcionan soporte labial Intervienen en la estética oral 12¿ I2Í I21/ INDIVIDUALIZACIÓN DE LA GUÍA ANTERIOR Indicaciones Preparación del articulador Individualización propiamente tal Actividad autoformativa Referencias bibliográficas 121 12Í 12Í 12> 12S 12? GUIA PRACTICA N° 7 DETERMINANTES DE LA MORFOLOGÍA OCLUSAL DETERMINANTES DE LA MORFOLOGÍA OCLUSAL O DE LA OCLUSIÓN DENTARIA • Guia condílea 0 Guía condílea sagital o. 13: 131 13: 13: \3¿ 1Z ¿ 13' 13! 13¡ 13( 13' 13í 13Í GUIA PRACTICA N° 8 RECONSTRUCCIÓN FUNCIONAL DE LA ANATOMÍA OCLUSAL EN CERA • • Técnicas de modelación de la anatomía oclusal Secuencia del encerado progresivo de un molar inferior o Preparación del modelo de yeso o Piel de cera O Ubicación de las puntas de cúspides o Ubicación de los rodetes marginales o Contornos bucales y linguales o Ubicación de los rodetes triangulares o Surcos principales y secundarios o Contactos interproximales Actividad autoformativa Referencias bibliográficas 131 • • 13* 14( 14! 14: 14. 14( .16 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA o o o III. 141414. • • • II. 14. 14.

li li GUÍA PRÁCTICA N" 10 CONFECCIÓN DE UN PLANO DE ESTABILIZACIÓN SUPERIOR • • Clasificación general Mecanismos de acción de los planos interoclusales o Normalización neuromuscular por eliminación de las interferencias oclusales o Mejoramiento de las relaciones craneomandibulares o Incremento de la dimensión vertical oclusal o Reducción del hábito bruxístico o Efecto placebo En la terapia oclusal reversible con planos interoclusales se debe considerar Indicaciones terapéuticas del plano de estabilización Indicaciones y contraindicaciones del plano anterior o de Sved Confección ideal de un plano de estabilización superior Actividad autoformativa Confección de un plano de estabilización superior en acrílico Referencias bibliográficas li • • • • • • • li L li L li li h li 1' 1 1' 1< I' I1 GUIA PRACTICA N 11 AJUSTE OCLUSAL POR DESGASTE SELECTIVO EN MODELOS ARTICULADOS • • • Generalidades Principios que regulan un correcto desgaste o tallado selectivo Estudios epidemiológicos sobre oclusión vs trastornos o desórdenes temporomandibulares o Inestabilidad oclusal en céntrica o Contactos prematuros unilaterales en posición retruida de contacto ("no forzada") y deslizamiento en céntrica asimétrico entre esta posición y la posición intercuspal o Interferencias oclusales de balance o contactos de hiperbalance o Interferencias oclusales en el lado de trabajo o Interferencias oclusales en protrusiva 1' I1 21 21 21 21 2 2 2 .CONTENIDO /// 1 GUÍA PRÁCTICA N 9 ANÁLISIS OCLUSAL EN EL ARTICULADO!? • • • • • • • • • • • • • • • Indicaciones Análisis de los modelos por separado Análisis de los modelos en oclusión Diagnóstico Plan de tratamiento Análisis de modelos por separado Análisis de modelos en posición intercuspal Análisis de modelos en oclusión con relación céntrica instrumental (RCI) Análisis de modelos en oclusión en el área excéntrica Registro de la programación del articulador Diagnostico Plan de tratamiento Actividad autoformativa Análisis oclusal en el articulador Referencias bibliográficas 14 14 14 15 15 15 15 15 15 15 1¡ lf 1! 1.

• • • • • • • • • • OCLUSIÓN EN LA PRÓTESIS IMPLANTOSOPORTADA EN EL DESDENTADO PARCIAL ¿Cuáles son los conceptos oclusales que son comunes para ambos tipos de rehabilitaciones oclusales? ¿Cuáles son los conceptos oclusales propios en la rehabilitación oclusal sobre implantes? OCLUSIÓN EN IMPLANTO-SOBREDENTADURAS O SOBREDENTADURAS SOBRE IMPLANTES OSEOINTEGRADOS CON ATACHES DE BOLA EN EL DESDENTADO TOTAL Casos clínicos en el tratamiento del desdentado parcial Caso clínico N° 1. • • II. Fractura radicular de la pieza 23 Caso clinico N° 3. Ausencia de la pieza 25 Caso clinico N° 2. Agenesia de la pieza 12 Caso clínico N° 4. Desdentado parcial superior e inferior Casos clínicos en el tratamiento del desdentado total Caso clínico N° 5 Caso clínico N° 6 Actividad autoformativa Referencias bibliográficas 22 22' 23i 23- 24 24( 24< 24¡ 24! 25( 25. 25: 25' 251 25! .18 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA • 4 • • • Predicción de los resultados del desgaste selectivo Técnica simplificada del desgaste selectivo sobre modelos articulados Recomendaciones finales Actividad autoformativa Referencias bibliográficas 21 21 22 22 22 GUÍA PRÁCTICA COMPLEMENTARIA EL "A B C" DE LA OCLUSIÓN EN LA REHABILITACIÓN PROTÉSICA SOBRE IMPLANTES DENTARIOS O PRÓTESIS OSEOINTEGRADA I.

la deglución y la fonoarticulación) así como parafuncionales (bruxismo y malos hábitos orales) que desarrolla el sistema Estomatognático. 2). son estructuralmente de carácter menos variable y modificable durante el transcurso de la vida de un sujeto. 1. en contraposición con su inserción móvil inferior en la mandíbula (Fig. Representación de ambos determinantes anatómicos de las relaciones maxrlomandibulares. son los músculos elevadores mandibulares (temporales. debido básicamente a su inserción fija superior a nivel craneal. Los determinantes anatómicos están representados tanto por ambas articulaciones temporomandibulares. por la cual al analizar instrumentalmente la oclusión dentaria mediante un articulador. así como su significado clínico en relación a esta disciplina odontológica. El determinante fisiológico de las relaciones maxilo-mandibulares es la neuromuscularura (musculatura estomatognática junto a sus mecanismos de regulación nerviosa). el punto de partida debe ser una relación anatómica fija y estable de ambas articulaciones temporomandibulares en céntrica (la relación céntrica). que contribuye a establecer estas relaciones tanto durante las respuestas funcionales (principalmente la masticación. CONCEPTUALES Y SIGNIFICADO CLÍNICO ARTURO MANNS FREESE El propósito de esta guía introductoria es analizar y discutir los fundamentos o principios básico-clínicos que rigen la oclusión dentaria natural. tanto contactantes (con contacto dentario) así Fig. señalados en círculos rojos. la oclusión dentaria experimenta más variaciones y modificaciones como resultado de la pérdida de piezas dentarias. que corresponden a los llamados determinantes posteriores. En ella se entregarán las bases conceptuales. En síntesis. es posible señalar que la neuromuscularura (determinante fisiológico) es la responsable de los movimientos. así como por la oclusión dentaria que es el determinante anterior. del desgaste del tejido duro coronario. Ésta es la razón principal. presencia de caries. 1). restauraciones operatorias. prótesis. y el determinante fisiológico con sus vectores de fuerza muscular. . maseteros y pterigoídeos mediales) complementados por los pterigoideos laterales (haces superiores o esfenoidales e inferiores o pterigoideos) como músculos estabilizadores anexos. Estos músculos pertenecen al grupo muscular supramandibular. En cambio.GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA OCLUSIÓN DENTARIA. Las articulaciones temporomandibulares derecha e izquierda. es posible distinguir entre los determinantes anatómicos y el determinante fisiológico (Fig. Entre los determinantes de las relaciones maxilo-mandibulares. migraciones dentarias por citar algunas causas. Los principales músculos estabilizadores de la relación entre el maxilar y la mandíbula.

CE: cintura escapular. las articulaciones temporomandibulares (determinantes anatómicos posteriores) son además trascendentes. Pt med: pterigoideo medial. Cuando los determinantes. C.Pterigoideo lateral como músculo estabilizador anexo de la relación maxilomandibular. Por otro lado. Ma: masetero. es posible definir a la oclusión dentaria como aquella relación de contacto funcional entre las piezas dentarias superiores e inferiores y significa. debido a que especialmente desempeñan importantes funciones como elementos guías anatómico-esqueletales en los movimientos mandibulares no contactantes. el resultado es una función normal y una salud biológica del sistema Estomatognático. Por un lado. exhibe en la literatura una gran variedad de definiciones (1). la oclusión dentaria (determinante anatómico anterior) es importante. Por último.20 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA como no contactantes. el acto de cierre de ambos maxilares con sus respectivos arcos dentarios como resultado de la actividad neuromuscular mandibular. tanto el fisiológico así como los anatómicos. A. porque las piezas dentarias en contacto ofrecen vertientes guías para guiar de este modo los movimientos contactantes de la mandíbula. 2. en último término. son compatibles unos con respecto a los otros y existe armonía o equilibrio morfofuncional entre ellos. interviniendo de esta forma como elemento motriz en la dinámica mandibular. Esta relación de contacto funcional entre las piezas dentarias superiores e inferiores no debe ser analizada únicamente en la posición intercuspal o en un Fig. PLS: pterigoideo lateral superior. Temp: temporal. . PLI: pterigoideo lateral inferior. desplegados por la mandíbula con respecto al maxilar.Los eslabones que se extienden entre su inserción fija en el área craneofacial (CF) y su inserción móvil en la mandíbula (M) representan a los músculos supramandibulares (elevadores y pterigoideos laterales). de tal manera que en virtud de la extensión del texto se hará referencia solamente a las dos de mayor actualidad. La oclusión dentaria. CVC: columna vertebral cervical. BMúsculos elevadores o estabilizadores primarios de la relación maxilomandibular con sus inserciones anatómicas en la mandíbula. motivo principal de descripción y análisis de esta guía introductoria junto a su interrelación funcional con los otros determinantes máxilo-mandibulares mencionados. H: hioides.

RELACIONES ESTÁTICAS DE LA OCLUSIÓN Factores y fuerzas que determinan la posición dentaria: corresponden a la posición de los dientes en las arcadas dentarias. reconociéndose la existencia de una infinidad de relaciones oclusales. I. así como los numerosos factores Fig. 3. Relaciones dinámicas de la oclusión. 4). . 3).ante mandibular fuera de la céntrica. se incluyen en la llamada área excéntrica de la oclusión dentaria (Fig. es por consiguiente importante hacer una distinción entre las: I. 1. En este nivel de análisis de la oclusión dentaria. Las relaciones oclusales que se establecen en la posición intercuspal o de máxima intercuspidación junto a un área delimitada en milímetros alrededor de esta posición oclusal. que junto a la posición retruida de contacto (PRCJ "no forzada" o posición de contacto en relación céntrica constituyen el área céntrica de la oclusión dentaria |círculo rojo). Las imágenes izquierdas muestran la posición intercuspal (Pi| en una vista clínica oclusal frontal |A-1) y señalada en el diagrama de Posseit en el plano horizontal como Pl (A-2). que junto a la posición retruida de contacto (PRC) "no forzada" o posición de contacto en relación céntrica (posición 1) constituyen el área céntrica de la oclusión dentaria mencionada (circulo rojo). se denomina área céntrica de la oclusión dentaria (Fig. pero en una vista clínica oclusal lateral |B-1) y señalada en el segmento superior del diagrama de Posseit en el plano sagital (B-2) como posición 2. En contraposición. o sea.GUIA PRÁCTICA INTRODUCTORIA /// 21 área de milímetros alrededor de ella. las relaciones oclusales determi- nadas fuera de esta área céntrica. de la posición intercuspal) como resultado de la contracción sinérgica y coordinada de los diferentes músculos mandibulares nencionados en relación al determinante fisiológico de las relaciones máxilo-mandibulares. Ésta es la razón por la cual la oclusión debe ser analizada desde el punto de vista dinámico y no meramente estático. sino que también en as posiciones excéntricas (excéntrico: movimiento contac. Las imágenes derechas muestran nuevamente \a posición intercuspal |PI). Relaciones estáticas de la oclusión II.

Esta reciente definición señala que la oclusión dentaria corresponde a las relaciones de contacto estáticas y dinámicas entre las arcadas dentarias superior e inferior. laterotrusiva (B) y lateroprotrusiva (C) y que comprenden el área excéntrica de la oclusión dentaria. ubicándose por delante de ellos en la posición 4. No obstante. *. Alineamiento de los dientes interarco: representa la relación normal de las arcadas dentarias entre sí. por citar algunos de ellos). 5). las cuales serán tratadas en el análisis de las características clínicas correspondientes a la oclusión ideal u óptima. 3. cuando entran en oclusión durante la posición intercuspal. En cuanto a las relaciones estáticas y dinámicas de las relaciones oclusales. es posible distinguir entre tres tipos de oclusiones: • • OCLUSIÓN IDEAL. y que corresponde al círculo cian que rodea las posiciones 3-4-5. por razones de extensión se hará referencia solamente a las relaciones dinámicas. se definió la oclusión dentaría en cuanto a sus . A izquierda se observan vistas clínicas oclusales de la posición protrusiva (A). 3: posición protrusiva de contacto en vis á vis. Para las relaciones estáticas se recomienda consultar la siguiente bibliografía (2. En los últimos años y bajo un desarrollo conceptual más amplio. la trayectoria entre 3 y 4 corresponde a la excursión protrusiva de los bordes incisales de los incisivos inferiores que sobrepasan los bordes incisales de los incisivos superiores. En (D) es posible apreciar en el segmento superior del diagrama de Posseit el área excéntrica señalada. Me Neill (6) inclusive agrega a su definición. que la determinan (anchura de la arcada. OCLUSIÓN FISIOLÓGICA O NORMOFUNCIONAL. 2. desde una perspectiva primariamente funcional. Adicionalmente y desde el punto de vista clínico. 4. que deben mantener una interrelación morfológica y funcional de los dientes con sus tejidos de sostén tanto con respecto a las articulaciones temporomandibulares así como con la neuromusculatura (1). 3. su interrelación con el esqueleto o unidad craneofacial. existe una gran variedad de denominaciones y clasificaciones en relación a la oclusión dentaria natural.terapéutica. tamaño de los dientes y la influencia de las fuerzas ejercidas por los tejidos blandos circundantes. La trayectoria entre 2 y 3 corresponde al deslizamiento dentario protrusivo de los bordes ¡nasales de los incisivos inferiores a lo largo de las caras palatinas de los incisivos superiores. Alineamiento de los dientes intraarco: se refiere a la relación normal de las piezas dentarias entre sí y su disposición en las arcadas dentarias. Finalmente la posición 5 representa la posición límite o bordeante de protrusión máxima. relaciones estáticas y dinámicas mencionadas y su interrelación con todos los componentes fisiológicos básicos que conforman el sistema Estomatognático.22 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. ÓPTIMA O TERAPÉUTICA.

Dinámica Articular • Relación céntrica fisiológica • Movimientos: rotación y/o traslación C. * Normalidad funcional con estado de adaptación a diversos grados de maloclusión anatómica. Dinámica Oclusal propiamente tal I. * Sintomatología disfiincional Mihlnniii. 5. Alteración o trastorno de la normalidad funcional: con frecuencia asociado a desarmonías oclusales. 5. Patrones o esquemas oclusales en lateralídad: • Oclusión balanceada bilateral • Oclusión balanceada unilateral o función de grupo • Oclusión con guía o desoclusión canina II. Ausencia de sintomatologia disfuncional. extremos y no funcionales OCLUSIÓN NO FISIOLÓGICA O MALOCLUSION FUNCIONAL U OCLUSIÓN TRAUMÁTICA.Iogía disfuncional franca asociada a una condición de trastornos tempetromandi bulares. Patrones o esquemas oclusales en protrusiva • Guía incisiva • Función de grupo incisiva • Función de grupo anterior completa • Guía canina OCLUSIÓN IDEAL U ÓPTIMA OCLUSIÓN FISIOLÓGICA O MALOCLUSION FUNCIONAL NORMOFUNCIONAL OCLUSIÓN NO FISIOLÓGICA Normalidad tanto anatómica como funcional. Esta clasificación está graficada en forma esquemática en la Fig. . Presencia de sintomato.GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA /// 23 IK RELACIONES DINÁMICAS DE LA OCLUSIÓN A. Área excéntrica Posiciones: • Posición Iaterotrusiva • Posición protrusiva • Posición lateroprotrusiva Movimientos: • Bordeantes. II. Fig. Área céntrica Posiciones: • Posición intercuspal • Posición retruida de contacto B. Clasificación funcional-terapéutica de las oclusiones dentarias naturales. Dinámica Mandibular I.il: ausencia ili síntomas y presencia de posibles signos clínicos.

función. • • . específicamente durante la masticación y deglución (Fig. rizalisis. DURANTE LA PROTRUSIÓN Y LA LATEROTRUSIÓN. a aquella relación entre el maxilar superior y la mandíbula en la cual los dientes ocluyen con un engranamiento de máxima coincidencia entre cúspides de soporte contra fosas centrales y crestas marginales. PERIODONCIO SANO EN RELACIÓN A PARAFUNCIONES (sin trauma oclusal. OCLUSIÓN IDEAL Corresponde a aquella oclusión dentaria natural de un paciente. es decir. 6). • ESTABILIDAD OCLUSAL EN CÉNTRICA QUE IMPOSIBILITA O IMPIDE LAS MIGRACIONES DENTARIAS. FONOARTICULACIÓN Y RESPIRACIÓN. SINÓNIMOS: OCLUSIÓN ÓPTIMA U OCLUSIÓN TERAPÉUTICA. existiendo el máximo de puntos de contacto oclusales (Fig. no mayor a 1-2 mm anterior y en el plano medio sagital a la posición retruida de contacto). LAS PIEZAS ANTERIORES DEBEN DESOCLUIR A LAS POSTERIORES (guía anterior).24 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA A continuación. COINCIDENCIA ENTRE POSICIÓN INTERCUSPAL Y POSICIÓN MIOCÉNTRICA (con la cabeza y cuello en posición erguida se solicita abrir y cerrar la mandíbula rápida y automáticamente desde posición postural mandibular hasta el contacto oclusal entre ambas arcadas dentarias). forma y posición de las piezas dentarias. en la cual se establece una interrelación anatómica y funcional óptima de las relaciones de contacto dentario con respecto al componente neuromuscular. AUSENCIA DE SINTOMATOLOGÍA DISFUNCIONAL EN RELACIÓN A PARAFUNCIONES. y por consiguiente. Es dependiente de la presencia. se analizarán cada una de las divisiones que comprende esta clasificación funcional-terapéutíca de la oclusión dentaria. articulaciones temporomandibulares y periodonto. comodidad y estética. dentes o la posición intercuspal con corta distancia. En ella coexiste la normalidad tanto morfológica como fisiológica óptima. 7). fracturas coronarias. POSICIÓN INTERCUSPAL ARMÓNICA CON RELACIÓN CÉNTRICA FISIOLÓGICA (coinci- DESARROLLO DE LAS CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DE LA OCLUSIÓN IDEAL Relaciones dentarias clásicas en posición intercuspal. BASADAS EN MÚLTIPLES PUNTOS DE CONTACTO Y CON MAYOR CARGA OCLUSAL SOSTENIDA POR LAS PIEZAS POSTERIORES. ni recesiones o retracciones gingivales marcadas). basadas en múltiples puntos de contacto y con mayor carga oclusal sostenida por las piezas posteriores La posición intercuspal o de máxima intercuspidación (MIC) enfatiza una relación anatómica dentaria. Es la relación fisiológica de la dentición durante las diferentes funciones del sistema Estomatognático. AXIALIDAD DE LAS FUERZAS OCLUSALES EN POSICIÓN INTERCUSPAL CON RESPECTO A LOS EJES DENTARIOS DE LAS PIEZAS POSTERIORES. con el objeto de cumplir con sus requerimientos de salud. en cuanto a su definición particular y sus características clínicas principales. CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS • RELACIONES DENTARIAS CLÁSICAS EN POSICIÓN INTERCUSPAL. hiperemia pulpar). AUSENCIA DE MARCADAS MANIFESTACIONES DENTARIAS PARAFUNCIONALES (atriciones. ACTIVIDADES FUNCIONALES NORMALES DE MASTICACIÓN. DEGLUCIÓN. está asociada con una ausencia de sintomatología disfuncional en relación con cuadros o condiciones clínicas de trastornos o desórdenes temporomandibulares.

En el circulo derecho se observan las piezas anteriores en una relación canina 1:2 mesial |canino inferior entre el canino y el incisivo lateral superior) y con menor intensidad de contacto (-) en los incisivos. Fig. 6. Posición intercuspal con un engranamiento máximo de las piezas dentarias posteriores en neutrooclusión y con mayor intensidad (+) de contacto dentario de ellas |círculo inferior) con respecto a las piezas anteriores.GUÍA PRACTICA INTRODUCTORIA /// 25 Fig. Posición intercuspal. en sendas vistas clínicas frontal y lateral. 7. en las cuales es posible apreciar ia neutrooclusión molar y la relación canina 1:2 mesial en una oclusión ideal. relación fisiológica de la dentición en la fase oclusal tanto del ciclo masticatorio como en el acto deglutorio. .

8. 9). . debe ser idéntica y coincidente con la posición mandibular cuando los dientes están en su intercuspidación máxima. es resaltado en rojo el cierre mandibular acontecido a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre (porque es dictada por los músculos elevadores) entre la posición postural mandibular (PPM) y la posición oclusal alcanzada |PMC). De esta forma es posible afirmar. que la posición miocéntrica designa el aspecto fisiológico muscular de la posición mandibular en céntrica y que es definible como aquella posición que alcanza la mandíbula cuando se eleva por la contracción isotónica. a lo largo de la llamada trayectoria habitual o muscular (porque depende de la contracción isotónica. una posición mandibular cercana a su posición postural. denominada por esta razón posición intercuspal o MIC. se observa que esta trayectoria habitual de cierre termina oclusalmente en la posición muscular de contacto o mejor denominada simplemente como posición miocéntrica (Fig. En la imagen izquierda se muestra en un cráneo con sus músculos elevadores. se le pide rítmicamente abrir y cerrar la boca rápida y automáticamente desde cercano a la posición postural o de reposo clínica mandibular. 9. Desde el punto de vista fisiológico. 8). En el circulo central. En el diagrama de Posselt en el plano sagital de la imagen derecha. rápida y balística. se esquematizó ampliadamente esta área del diagrama de Posselt. Fig. luego del cierre oclusal mandibular a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre de acuerdo a la Fig. 8.26 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Coincidencia entre posición intercuspal y posición miocéntrica Si a un individuo con su cabeza y cuello en posición erguida. Además. sinérgica y bilateral de la musculatura supramandibular) de cierre de la mandíbula. estando la cabeza en posición erguida. Coincidencia fisiológica en una oclusión ideal entre la posición miocéntrica y la posición intercuspal. en el cual la armonía funcional oclusal y muscular mandibular es perfecta (Fig. la coincidencia fisiológica de las posiciones miocéntrica e intercuspal constituye un estado fisiológico del sistema Estomatognático. debido a que el movimiento de cierre no estaría interferido por ninguna pieza dentaria y se mantendría en el plano sagital Flg. hasta encontrar el contacto entre ambas arcadas dentarias. Posición muscular de contacto |PMC) o posición miocéntrica. así como sinérgica y bilateral de los músculos supramandibulares desde cercano a la posición postural mandibular a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre.

serán explicadas a continuación.Cierre mandibular en un arco rotacional |señalado por la flecha roja). hasta llegar al primer contacto oclusal: posición retruida de contacto (PRC) "no forzada" o posición de contacto en RCF. Este hecho clínico se observa manifiestamente después de la desprogramación neuromuscular. alrededor del eje de bisagra posterior o eje de bisagra en relación céntrica fisiológica (RCFJ. movimientos mandibulares de apertura y cierre rápidos. diferente a la posición intercuspal habitual de acomodo o adquirida del paciente. 10. y por ende. se observa un deslizamiento en céntrica anterosuperior (señalado por la flecha y las marcas verdes en los premolares a lo largo de las facetas retrusivas). B. que permiten a la oclusión dentaria adecuarse a los inmediatos o lentos cambios que experimenta toda relación oclusal en el tiempo. balísticos y automáticos. Esto representa un importante significado clínico. Fig. existen dos condiciones básicas que deben ser consideradas clínicamente al examinar en un paciente la coincidencia entre la posición intercuspal y la posición miocéntrica: por un lado. A. la posición erguida de cabeza y cuello. pueden desviar la mandíbula durante el cierre oclusal a una posición intercuspal de acomodo o adquirida no coincidente con la posición miocéntrica por medio de nuevos engramas neuromusculares. Los engramas neuromusculares son mecanismos neuromusculares de adaptación o compensación morfofuncional. especialmente relacionados con una posición miocéntrica. 10). por otro lado. . Por consiguiente. La mandíbula pende del cráneo por una hamaca de grupos musculares (Fig. la programación motora que guía la mandíbula muscularmente hacia la posición intercuspal habitual de acomodo o adquirida del paciente. Se debe recordar que CINTURA ESCAPULAR Fig. Nótese el contacto prematuro en la zona del 1er premolar. La primera condición clínica está basada en la siguiente característica anatómica del sistema músculo-esqueletal mandibular. Esquema de ia unidad cráneo-cérvico-mandibular con la cabeza en posición erguida.GUIA PRÁCTICA INTRODUCTORIA /// 27 sin desviaciones. así como también a una relación céntrica articular. que borra o suprime estos engramas. 11). desde cercano a la posición postural o de reposo clínica mandibular a lo largo de la llamada trayectoria habitual o muscular de cierre. La razón clínica de ambas condiciones. puesto que en determinadas situaciones clínicas las interferencias oclusales en céntrica o más habitualmente denominadas contactos prematuros (Fíg. 1 1 .Si se solicita al paciente cerrar desde PRC hasta posición intercuspal u oclusión habitual. en que los eslabones que se extienden entre las estructuras óseas representan a los músculos que la componen.

1 3 . ha dado lugar a que CINTURA ESCAPULAR Flg. lo hace desde una posición más protruida. en la cual se establece una posición muscular de contacto o posición miocéntrica más anterior con respecto a la oclusión habitual del paciente. en cambio. en que es posible observar que la mandíbula al iniciar su acto de cierre oclusal a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre. en que es posible observar que la mandíbula at iniciar su acto de cierre oclusal a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre. La imagen derecha corresponde a un cefalograma lateral con flexión de cabeza.28 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA la contracción acorta los músculos. la mandíbula variará concomitantemente su posición relativa con respecto al cráneo y/o al hueso hioides (Figs. la relajación provoca un alargamiento de ellos. 1 2 . . lo hace desde una posición más retruida La imagen derecha corresponde a un cefalograma lateral con extensión de cabeza.12 y 13). Esta interrelación anatómica y funcional importante entre el grupo muscular mandibular con el cervical hioideo. CINTURA ESCAPULAR Fig. Esto significa clínicamente que dependiendo del estado y grado de contracción de los diferentes grupos musculares. La imagen izquierda muestra un esquema de la unidad cráneo-cérvicomandibular con (3 cabeza en extensión |flexión dorsalj. La imagen izquierda muestra un esquema de la unidad cráneo-cérvicomandibular con la cabeza en flexión (flexión ventral). en la cual se establece una posición muscular de contacto o posición miocéntrica más posterior con respecto a la oclusión habitual del paciente.

se explicará con base en las figuras 15 y 16. la posición muscular de contacto |PMC) establecida después del cierre oclusa! mandibular a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre. coincide con la posición ¡ntercuspal. la condición de coincidencia fisiológica de la posición miocéntrica con la posición intercuspal anteriormente mencionada. 17). se logra por un lado. debe existir una mayor intensidad de contactos a nivel de las piezas posteriores y con menor intensidad en las piezas anteriores. y por otro lado. minimizando el potencial . 14 es graneada la variación de la coincidencia entre la posición miocéntrica y la posición intercuspal al variar la posición de la cabeza. 15 es posible observar que un individuo con su cabeza y cuello en posición erguida. La segunda condición clínica mencionada. va a permitir una estabilización muscular y dentaria de la mandíbula (arcada inferior) contra el cráneo (arcada superior) en céntrica. con la cabeza en extensión (B) y en flexión (C). Esta figura fue adaptada de Okeson JP |5|. que por una exacta y sincrónica sinergia muscular lleva a la mandíbula automáticamente y sin desviación a una posición miocéntrica coincidente con la posición intercuspal. protegiendo a las articulaciones temporomandibulares e impidiendo que esta función de tope sea ejercida por las piezas anteriores (incisivos y caninos). un funcionamiento sistémico efectivo. con base en el diagrama de Posselt en el plano sagital (5). con respecto a la posición intercuspal o MIC. 19). simétricos y simultáneos al producirse el cierre oclusal mandibular (Fig. una activación bilateral simétrica y coordinada de los músculos supramandibulares (Fig. Síntesis de las Figs. En este patrón o esquema oclusal en céntrica. Fig. En la Fig. En cambio en |B} y (C) la PMC se localiza más atrás o adelante. existe una exacta coincidencia entre la posición muscular de contacto en céntrica o posición miocéntrica con la posición intercuspal. Con cabeza erguida (A). en virtud de este patrón de contacto bilateral y simultáneo en zonas amplias de los arcos dentarios. Además. Con la cabeza en posición erguida (A). pero que no signifique inoclusión de ellas (Fig. En contraposición. se establece una posición muscular de contacto más posterior o anterior. bilaterales. 14. 11-12-13.GUÍA PRACTICA INTRODUCTORIA /// 29 algunos autores la designen bajo el concepto más ampliamente desarrollado de unidad cráneo-cérvico-mandibular. Adicionalmente. bajo el estado clínico mencionado de estabilidad oclusal en céntrica. Las piezas posteriores cumplen de esta forma con una función de freno vertical de los movimientos mandibulares de cierre (Fig. las piezas posteriores (molares y premolares) deben proveer un patrón oclusal en céntrica caracterizado por contactos múltiples. en la Fig. clínicamente se habla de estabilidad oclusal. respectivamente. con respecto a la posición intercuspal. respectivamente. 18). 16 se ejemplifica que bajo aperturas-cierres rítmicos. cortos y balísticos desde cercano a la posición postural mandibular. el electromiograma de los músculos elevadores muestra una menor actividad pero más prolongada durante el apriete en posición intercuspal. 20). lo cual por una sinergia muscular menos sincrónica. bajo aperturas y cierres mandibulares amplios y lentos. Estabilidad oclusal en céntrica que imposibilita o impide las migraciones dentarias En la posición intercuspal o de máxima intercuspidación. puede dificultar clínicamente una exacta coincidencia entre las posiciones miocéntrica e intercuspal. En la Fig. Esta última condición es esencial en el concepto de la oclusión mutuamente protegida o de mutua protección. los músculos elevadores muestran actividades más incrementadas y descargas más cortas.

desde una apertura mayor que la posición postural mandibular a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre hasta llegar al apriete dentario en posición intercuspal (Pl). simétricos y simultáneos. es posible observar una actividad EMG elevadora incrementada y descargas cortas acompañadas por una sinergia muscular más sincrónica. 1 7 . Fig. Bajo aperturas y cierres mandibulares cortos y balisticos. Bajo aperturas y cierres mandibulares amplios y lentos.CIERRE CORTO Y BALÍSTICO APRIETE APRIETE APRIETE EN Pl EN Pl EN l'l MASETERO IZQUIERDO MASETERO IZQUIERDO TEMPORAL ANTERIOR DERECHO TEMPORAL ANTERIOR DERECHO TEMPORAL ANTERIOR IZQUIERDO TEMPORAL ANTERIOR IZQUIERDO Fig. En esta posición dentaria en céntrica (B). desde cercano a la posición postural mandibular a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre hasta llegar al apriete dentario en posición intercuspal (Pl). 15. Posición intercuspal mostrando en |A) una vista lateral con neutrooclusión molar y relación canina 1:2 mesial en una oclusión ideal. EN i'T APRIETE EN l'l APERTURA . . debe existir un patrón o esquema odusal caracterizado por contactos bilaterales múltiples. 16.30 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA APERTURA-CIERRE AMPLIO Y LENTO \PR1ETF. es posible observar una actividad EMG elevadora más prolongada y una sinergia muscular menos sincrónica. Fig.

cumplen con una función de freno vertical del movimiento mandibular de cierre oclusal. Concepto de oclusión mutuamente protegida o de mutua protección en posición intercuspal. . En posición intercuspal. 2 0 . 19. F i g .GUIA PRÁCTICA INTRODUCTORIA /// 31 Fig. con base en contactos bilaterales simétricos y parejos de las piezas posteriores. Fig. se consigue una activación bilateral simétrica y coordinada de los músculos supramandibulares con un componente de fuerza anterosuperior. protegiendo de esta forma a ambas articulaciones temporomandibulares. Los contactos firmes de las piezas posteriores en posición intercuspal. protegiendo a este último de las excesivas cargas oclusales en céntrica. con mayor intensidad de contactos en las piezas posteriores con respecto al grupo anterior. 18.

anterior y media dentro de sus cavidades articulares. la guía dentaria que ofrecen las piezas anteriores. Adicionalmente. 22). Este hecho fisiológico de la axialización de las cargas oclusales. discal y temporal) se mantienen enfrentadas y juntas básicamente por la actividad de los músculos supramandibulares. debido a su característica anatómica multirradicular. en la cual ambos cóndilos están localizados en su posición fisiológicamente más superior. 23). evitará las fuerzas o cargas no axiales y potencialmente dañinas transmitidas a las piezas posteriores durante los movimientos excéntricos mandibulares. más delgada y avascular del disco articular (Fig. Adjuntamente y como se describirá más adelante. Posición intercuspal armónica con relación céntrica fisiológica La relación céntrica fisiológica corresponde a aquella posición posterior o retruida no forzada de la mandíbula. La posición intercuspal con un esquema de múltiples puntos de contacto a nivel de las piezas posteriores |A). enfrentando la vertiente anterior condilar a la vertiente posterior de la eminencia articular e interponiéndose entre ambas superficies articulares funcionales la porción media. constituye por lo demás otro importante factor que impide la migración dentaria. Fig. .32 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA efecto dañino de las potentes fuerzas desarrolladas por la musculatura elevadora sobre los componentes del sistema Estomatognático. 21). debe proveer una axialidad de las fuerzas o cargas oclusales (B). la relación céntrica fisiológica articular comprende a aquella posición más estable de la mandíbula Axial ¡dad de las fuerzas oclu sales en posición intercuspal con respecto a los ejes dentarios de las piezas posteriores Las cargas oclusales establecidas entre las piezas dentarias posteriores durante la posición intercuspal. deben estar orientadas o dirigidas en el sentido de su eje mayor dentario (Fig. 2 1 . En esta posición céntrica condilar las tres superficies articulares (condilar. que en conjunto desarrollan un componente de fuerza anterosuperior (Fig.

Relación céntrica fisiológica que debe comprender: A. enfrentando la vertiente anterior condilar mandibular a la vertiente posterior de la eminencia articular del hueso temporal e interponiéndose entre ambas la banda central del disco articular.En el plano sagital. 2 2 . enfrentando el polo condilar medial a la pared glenoidea medial. 2 3 . B. las superficies articulares condilar. una posición condilar fisiológicamente más anterior y superior. temporal y discal se mantienen enfrentadas yjuntas por el componente de fuerza anterosuperior de los músculos supramandibulares (posición musculoesqueletal estable).En el plano frontal. En la posición de relación céntrica fisiológica. una posición condilar fisiológicamente más medial. . Figura adaptada de Bumann Ay Lotzmann U |4). que se desarrolla en el momento del cierre oclusal mandibular con coincidencia entre posición miocéntrica y posición intercuspal.GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA /// 33 Ffg. Fig.

Bechelli A (3). Este hecho clínico es debido a una prevalencia de la musculatura protrusora en el cierre oclusal mandibular (Fig. Relación céntrica fisiológica coincidente con posición intercuspal. mostrando el encaje entre las superficies articulares condilar. Tanto en (A| como en (BJ se señala la rotación condilar.34 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA en céntrica. 7). F i g . Registro de la relación céntrica |RCJ mediante manipulación mandibular con la técnica del "chin point". desde esta posición de centricidad condilar. 2 5 . sin previas instrucciones y sin manipulación por parte del operador. Entre las diversas técnicas de registro de la relación céntrica. La imagen B fue adaptada de Alonso A Albertini J. la más habitual es la inducida por manipulación mandibular por el clínico. pero con suficiente espacio entre ellas que impida ya sea la compresión o distracción articular. la manipulación mandibular se inicia con ambas Fig. en la cual las superficies y tejidos articulares están alineados de tal forma que la fuerza muscular elevadora mandibular potencialmente no produce daño articular (Fig. Por consiguiente. temporal y discal. 2 4 . El mayor encaje entre las superficies articulares funcionales deja suficiente espacio entre ellas. impidiendo ya sea la compresión o la distracción de los tejidos articulares (1. 24). 5. por lo general ocluirá en una posición mandibular más protrusiva (habitualmente posición vis á vis incisiva) que MIC. 25). alrededor del eje de bisagra posterior o eje de bisagra en RC. debido a que si se le solicita al paciente llevar su mandíbula hacia posición intercuspal. . 6.

que evite que el cierre oclusal mandibular alcance la posición intercuspal (Pl). Esta maniobra le permitirá al operador conseguir el asentamiento final de ambos cóndilos hacia arriba y adelante. se establece cuando los cóndilos están en su posición fisiológicamente más superior y anterior en sus cavidades articulares. cuando los dientes están en Fig. se le solicita al paciente cerrar la mandíbula en este arco de cierre rotacional condilar. Al solicitar cerrar al paciente hacia Pl. pueden ocurrir dos diferentes situaciones clínicas (Fig. La imagen superior muestra el cierre mandibular en un arco rotacional alrededor del eje de bisagra posterior. al alcanzar el paciente el contacto oclusal durante el arco de cierre mandibular en relación céntrica. puede acontecer: A. Varios autores designan a esta posición mandibular de coincidencia entre posición intercuspal o MIC (oclusión dentaria) y relación céntrica fisiológica (posición articular) como oclusión en relación céntrica o simplemente.GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA /// 35 arcadas dentarias levemente sin contacto y ejerciendo una fuerza inductiva muy leve. estando ambos cóndilos en relación céntrica |RC). por leve activación de su musculatura supramandibular en contra de una presión suave contra el mentón hacia abajo y atrás. con lo cual se determina un encajamiento y asentamiento de los cóndilos en sus cavidades articulares. se genera un deslizamiento en céntrica (nótese la traslación más anterior de la marca en el 1 er premolar inferior en Pl). Finalmente. Seguidamente. bajo oclusión céntrica. 26): A. Bajo esta situación y al alcanzar el contacto oclusal. lo que equivale a la verdadera oclusión céntrica. B. en su posición de relación céntrica fisiológica y no forzada coincidente con el eje de bisagra posterior. 2 6 .Que no coincida y se establezca un contacto prematuro en posición retruida de contacto |PRC). que la posición articular funcionalmente óptima durante la posición intercuspal o de máxima intercuspidación de los dientes. Ambos cóndilos quedan así cercanamente restringidos a un movimiento rotacional puro en torno a un eje intercondilar transversal (eje posterior de bisagra o eje de bisagra posterior "no forzado"). o expresado en otros términos. no forzada hacia atrás de la mandíbula del paciente.Que la RC articular coincida con la posición intercuspal. . De esta forma es posible afirmar. Que el cierre dentario en relación céntrica condilar coincida con posición intercuspal. El arco de rotación está señalado en el trazado posterior del diagrama de Posseit en el plano sagital.

es decir. es la relación céntrica fisiológica (Fig. En |D] se observa que mayoritariamente los contactos prematuros se establecen en las facetas retrusivas (mesiopalattna superior y distovesti bular inferior). B.36 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA máxima intercuspidación (MIC) la posición ideal de los cóndilos en sus cavidades articulares. En (C| es posible apreciar que la parte posterior del diagrama de Posseit. . puesto que un primer contacto en un par o pares dentarios antagonistas lo impide (Fig. Fig. con ambos cóndilos en relación céntrica fisiológica. que corresponden a aquellos contactos dentarios iniciales que interfieren con el acto de cierre de la mandíbula hacia posición intercuspal alrededor de su eje de bisagra posterior. Cierre oclusal mandibular en un arco de cierre con ambos cóndilos en relación céntrica (A) y (B) no coinddente con posición intercuspal. o sea. cuando cierra en posición retruida o posterior no forzada. Corresponde a aquel estado de coincidencia fisiológicamente ideal entre Pl y RC (de esta figura se suprimió el disco articular por razones de claridad esquemática de ella). 27). 2 7 . La posición oclusal alcanzada se refiere clínicamente como posición retruida de contacto ("no forzada") o posición de contacto en relación céntrica ("fisiológica"). Que el cierre dentario en relación céntrica condilar no coincida con la posición intercuspal. debido a la presencia de un contacto prematuro a nivel de los 1ero1 premolares. Estos contactos primarios se denominan contactos prematuros o interferencias en céntrica. Si luego se le solicita al paciente llevar su mandíbula a partir del o los contactos prematuros en la posición retruida de contacto ("no forzada") hacia la posición inter- Fig. 2 8 . 28). muestra el arco de cierre en RC y el contacto prematuro en la posición I |PRC "no forzada") que impide o evita alcanzar la posición 2 |PI). definible como aquella relación de contacto oclusal que alcanza la mandíbula. en relación céntrica fisiológica. Oclusión céntrica.

cuando ambas posiciones dentaria y articular en céntrica son coincidentes. término que fue utilizado en la nomenclatura y glosario oclusionista hace algún tiempo atrás. En correspondencia con este último punto. es decir.GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA /// 37 cuspal. 30). Finalmente y en relación a la característica clínica de la oclusión ideal analizada. que debe ser diferenciado del eje posterior de bisagra anteriormente mencionado. y que corresponde a la relación de contacto oclusal que adopta la mandíbula cuando cierra en posición retruida o posterior forzada. La posición oclusal retruida "no forzada" no debe ser confundida con la posición retruida de contacto "forzada". y por lo tanto. se observa una trayectoria anterosuperior de ella (flecha verde. cuando la posición intercuspal se encuentra a una corta distancia no mayor a 1-2 mm anterior y en el plano medio sagital a la posición retruida de contacto. Esta posición límite y más retruida o posterior inducida por manipulación forzada de la mandíbula. que los restringe a un movimiento rotacional puro en torno a un eje de rotación condilar denominado eje terminal de bisagra. a lo largo de las facetas retrusivas en verde a nivel de los premolares). ya no es utilizada actualmente en la clínica como posición mandibular de referencia en céntrica debido a su condición límite y no funcional. bordeante y no funcional de ambos cóndilos). o bien. Pullinger y col (8) en una población de 222 sujetos adultos y bajo ausencia de una condición clínica de trastornos temporomandibulares. 29). determinaron que el 61% de ellos presentaban deslizamiento en céntrica menor que 1 mm. en relación céntrica ligamentosa (posición límite. es posible afirmar que en ella existe una armonía o equilibrio morfofuncional entre la posición intercuspal con respecto a la relación céntrica fisiológica. Si se solicita al paciente (A) denominada deslizamiento en céntrica del diagrama de Posselt (B). 2 9 . se observará un recorrido mandibular oclusal primordialmente anterior hasta esta posición de MIC. Ambos cóndilos experimentarán un deslizar su mandíbula desde PRC "no forzado" hacia Pl. denominado deslizamiento en céntrica (Fig. En la parte posterior apreciar con más claridad el deslizamiento en céntrica anterosuperior mencionado. de ambos cóndilos con respecto a la relación céntrica fisiológica (Fig. entre las posiciones 1 y desplazamiento levemente anterior |C) con respecto a ¡a RC. si el deslizamiento en céntrica es simétrico- . 10% mayor 1 mm o más y sólo en un 29% existía Fig. es posible 2.

Después de este análisis en torno a las cinco primeras características clínicas de la oclusión ideal. Estas investigaciones señalan. 3 0 . se muestra un esquema de esta misma posición de centricidad condilar que como coincide con la posición dentaria en posición intercuspal. La estabilidad craneomandibular en céntrica se refiere a la relación óptima de la relación máxilo-mandibular en esta área céntrica de la oclusión dentaria. A. y que corresponden al área céntrica de la oclusión dentaria.y que corresponde a la denominada estabilidad craneomandibular en céntrica. es aquella en la cual los dientes ocluyen en máxima intercuspidación (MIC) y no se establezca ningún desbalance morfbfuncional ni con respecto a las articulaciones temporomandibulares como tampoco con la neuromusculatura. 31). esta función normal preserva la normalidad morfológica de las estructuras sistémicas.Corte anatómico sagital de la relación céntrica fisiológica (posición posterior o retruida "no forzada" del cóndilo dentro de su cavidad articular|. Expresado en otros términos. Desde el punto de vista terapéutico la posición fisiológica ideal de la mandíbula en céntrica. que es límite y no funcional. que impediría bajo esta condición una posición muy retruida de ambos cóndilos con compresión del tejido retrodiscal y de la banda posterior discal. B. en la tríada en céntrica existe un estado de ortofunción del sistema Estomatognático. Bajo esta imagen anatómica. el sistema está trabajando en un área de respuestas tisulares fisiológicas. coexiste una armonía o equilibrio morfofuncional óptimo (Fig. en la cual debe coexistir una coincidencia o congruencia estrecha entre: Relación céntrica: que entrega la ESTABILIDAD CONDILAR EN CÉNTRICA Posición intercuspal: que confiere la ESTABILIDAD OCLUSAL EN CÉNTRICA Posición miocéntrica: que da la ESTABILIDAD MUSCULAR EN CÉNTRICA. A la vez. Esto ocurre cuando los cóndilos están en relación céntrica fisiológica y hay coincidencia con la posición miocéntrica o muscular de contacto (Fig. se muestra un esquema de esta misma posición posterior o retruida "forzada" condilar. en que la propia normalidad morfológica de sus estructuras permite el desarrollo de una normalidad funcional. Este porcentaje de coincidencia entre ambas posiciones es similar al 24% encontrado por De Laat y Van Steenberghe (9) y al 26% por Graham y col (10). 32). es posible desarrollar el siguiente concepto de importancia clínica: la tríada en céntrica. Este efecto de protección biomecánica pareciera actuar básicamente bajo una condición de fuerte apriete dentario en céntrica. Por consiguiente.Corte anatómico sagital de la relación céntrica ligamentosa o ligamentaria |posición posterior o retruida "forzada" del cóndilo dentro de su cavidad articular). Bajo esta imagen anatómica. coincidencia entre la posición intercuspal y la posición retruida de contacto. los hallazgos también sugieren que una posición intercuspal levemente anterior y simétrica a la posición retruida de contacto (menor o igual a 1-2 mm) podría tener un efecto de protección biomecánica para las articulaciones temporomandibulares y que pareciera ser lo habitual en la dentición natural.38 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA y posición de contacto en relación céntrica. se denomina oclusión céntrica u oclusión en relación céntrica (señalada como posición 2 en el diagrama de Posselt). Fig. y a la vez. pero mayor al 15% encontrado en niños de 4-5 años de edad (11). es decir. la tríada en céntrica señalada infiere otro desarrollo conceptual de gran importancia en la terapia funcional de la oclusión dentaria y que debe cumplirse como propósito clínico básico en toda rehabilitación oclusal en el área céntrica. Cuando en el arco de cierre alrededor de su eje de bisagra terminal se alcanza el contacto oclusal. que a pesar que lo más frecuente en la dentición natural es la existencia de un corto deslizamiento en céntrica y la no coincidencia entre MIC . se establece ia posición retruida "forzada" no coincidente y más posterior a la oclusión céntrica |señalada como posición 1 del diagrama de Posselt).

3 2 . . Fig.GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA /// 39 Fig. posición muscular de contacto |PMC) o posición mrocéntricay posición intercuspal (Pl). 3 1 . Triada en céntrica: coincidencia o congruencia entre relación céntrica fisiológica |RC|. Diagrama de la tríada en céntrica.

Esta característica representa un especial significado clínico para la oclusión ideal. en cambio. Un análisis más extenso de la guía anterior se encuentra en la Guía Práctica N°6. que las piezas dentarias anteriores y en especial los incisivos. B. eso sí.4O fff MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA DURANTE LA PROTRUSION Y LA LATEROTRUSIÓN. protrusión con guia incisiva y desoclusión de las piezas posteriores (B). . lateralidades derecha (C) e izquierda (D) con guías caninas y desoclusión de las piezas posteriores. Formada por la guía incisiva y las guías caninas. así como para cualquier oclusión terapéutica. en el área excéntrica de la oclusión dentaria (Fig. introdujo en la oclusión el término de guía anterior de desoclusión (GAD) o simplemente guia anterior. LAS PIEZAS ANTERIORES DEBEN DESOCLUIR A LAS POSTERIORES El concepto de la protección de los dientes posteriores por parte de los dientes anteriores. como se había mencionado anteriormente en correspondencia con el patrón o esquema oclusal en céntrica. deben presentar menor intensidad de Fig. representa la influencia que determinan las caras palatinas y borde incisal de las seis piezas anterosuperiores sobre los bordes incisales y cara vestibular de las seis piezas anteroinferiores en todos los movimientos mandibulares excéntricos con contacto dentario. Relación dinámica que existe entre las piezas anteroinferiores con sus homologas anterosuperiores durante los movimientos excursivos mandibulares. que es posible definir de las siguientes formas (1): A. 3 3 . Oclusión ideal o terapéutica en una rehabilitación oclusal completa con base en prótesis fija ceramometálica. que muestra vistas clínicas de la posición intercuspal (AJ. Es de recalcar. las anteriores a las posteriores en excéntrica. Este concepto de la guía anterior complementa lo señalado anteriormente en relación a la oclusión mutuamente protegida o de mutua protección: las piezas dentarias posteriores deben proteger a las anteriores en céntrica. 33).

GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA

///

41

contacto que las posteriores en posición intercuspal. Esto no debe significar de ningún modo inoclusión o ausencia de contactos entre ellas, puesto que de esta forma no podrían cumplir con una desoclusión inmediata de los molares y premolares, y propender a su adecuada protección frente a las fuerzas no axiales o laterales generadas durante la trayectoria de contacto dentario en los movimientos excéntricos mandibulares.

sistema musculoesqueletal mandibular. Esto significa que la oclusión ideal debe presentar un periodoncio sano, sin marcadas recesiones o retracciones gingivales ni trauma oclusal (Fig. 34).

Ausencia de marcadas manifestaciones dentarias parafuncionales
La oclusión está mantenida básicamente por la integridad morfológica de las caras oclusales de las piezas posteriores (área céntrica) y las caras palatinas como bordes incisales de las piezas anteriores (área excéntrica). Las atriciones dentarias son desgastes de los tejidos duros coronarios, provocados por la fricción o roce repetitivo entre las piezas dentarias antagonistas contactantes como resultado básicamente del bruxismo, y que se manifiestan

Periodoncío sano en relación a parafunciones
En la oclusión ideal debe existir con respecto al componente periodontal, una ausencia de moderadas a marcadas manifestaciones tanto gingivales como de los tejidos de soporte dentario en relación a las actividades parafuncionales, es decir, bajo sobreesfuerzo o sobreexigencia funcional del

Fig. 3 4 . Paciente con oclusión natural ideal y periodoncio sano, en posición intercuspal (A) y posición protrusiva vis á vis (B).

42

///

MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

clínicamente por las facetas de desgaste parafuncionales denominadas bruxofacetas (Fig. 35). De esta forma, es posible comprender que un compromiso de la integridad anatómica de las zonas de las coronas dentarias contactantes en el área céntrica o excéntrica por bruxofacetas, puede llegar a comprometer el patrón o esquema oclusal óptimo en céntrica ya analizado, o bien, entorpecer una óptima y efectiva guía anterior de desoclusión en las posiciones excéntricas mandibulares. Agregadamente, esto significa además que bajo condiciones oclusales ideales u óptimas, los tejidos duros de las superficies dentarias contactantes no deben presentar marcadas facetas de desgaste parafuncionales o bruxofacetas (Fig. 36), así como tampoco fracturas coronarias o pérdida coronaria por caries que afecten las relaciones oclusales. Adicionalmente, en la oclusión ideal no deben presentarse condiciones clínicas que afecten directamente los tejidos de sostén dentario (rizalisis dentarias), como tampoco la normal sensibilidad dentaria a los estímulos térmicos (hiperemia pulpar). Bajo ambas situaciones se podrá ver

entorpecida la normal función masticatoria, por un lado, por dolor a la presión masticatoria sobre los dientes con posible trauma oclusal por reducción de su soporte dentario, y por otro lado, dolor e hipersensibilidad a los cambios térmicos debido a la hiperemia pulpar. Ambas condiciones clínicas señaladas, son con frecuencia el resultado de una sobrecarga parafuncional dentaria, ya sea con manifestaciones a nivel periodontal o pulpar.

Actividades funcionales normales de masticación, deglución, fonoarticulación y respiración
Bajo la premisa de que en la oclusión ideal u óptima debe existir un estado de armonía o equilibrio morfofuncional óptimo, las actividades funcionales normales crean justamente el terreno adecuado para la mantención entre forma y función de las estructuras estomatognáticas. En cambio, durante períodos repetitivos de sobreexigencia o sobrecarga funcional, como resultado de las actividades parafuncionales, es más fácilmente de comprender que al sobrepasar los

F j g . 3 5 . A- Secuencia de imágenes en piezas posteriores, que muestra primero una condición ideal de puntos de contacto céntricos; seguida por bruxofacetas céntricas y sus relaciones oclusales en Pl en forma de áreas de contacto; finalmente bruxofacetas excéntricas en las puntas de las cúspides vestibulares y su congruencia de contacto en una posición laterotrusiva vis á vis. B- Secuencia de imágenes en piezas anteriores, que muestra primero una condición ideal de puntos de contacto céntricos; seguida por bruxofacetas céntricas y sus relaciones oclusales en Pl en forma de áreas de contacto; finalmente bruxofacetas excéntricas en los bordes incisales y su congruencia de contacto en una posición protrusiva vis á vis.

GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA

///

43

Fig. 3 6 . A- Bruxofacetas excéntricas que comprometen los bordes incisales de las piezas dentarias anteriores, más marcadas en los caninos, que entorpece una función o un patrón oclusal con guía canina. B- Bruxofaceta céntrica a nivel del 1 er molar inferior, que determina áreas y no puntos de contacto.

mecanismos fisiológicos de adaptación es posible que el sistema se descompense y desarrolle un cuadro clínico de trastornos o desórdenes temporomandibulares asociado a sintomatología disfuncional.

Ausencia de sintomatología disfuncional en relación a parafunciones
El argumento anteriormente expuesto, permite comprender además esta característica clínica enunciada.

OCLUSIÓN FISIOLÓGICA
La oclusión fisiológica se caracteriza por la existencia de un equilibrio funcional o un estado de adaptación fisiológico de las relaciones de contacto dentario con respecto a los otros componentes fisiológicos básicos del sistema estomatognático. Se caracteriza por una condición de salud biológica del sistema y una comodidad funcional del mismo, asociada en mayor o menor grado con una maloclusión anatómica (apiñamiento dentario; mordida profunda; mordida abierta etc.). El término de maloclusión anatómica con que algunos autores designan a todas las variaciones máxilo-mandibulares y/o desviaciones oclusales en los pacientes en compa-

ración con los parámetros de una oclusión ideal anatómica clásica, tiende a pensar de que una variación anatómica de la oclusión con respecto a la óptima por sí solo constituiría una condición patológica, y por lo tanto, sería sinónimo de oclusión no fisiológica o propiamente llamada maloclusión funcional. No obstante, a pesar de que la oclusión fisiológica puede estar asociada a diversos grados de maloclusión anatómica (Fig. 37), el paciente demuestra una capacidad de adaptación funcional a su oclusión no siempre estrictamente ideal desde el punto de vista anatómico. Por consiguiente, también es una oclusión que no requiere de tratamiento de tipo funcional y el paciente, como ya fue mencionado, está adaptado a esta condición oclusal sin caer en patología disfuncional relacionada con un cuadro de trastornos o desórdenes temporomandibulares (6). SINÓNIMO: OCLUSIÓN NORMOFUNCIONAL.

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS
SIN MARCADAS MANIFESTACIONES DENTARIAS DE PARAFUNCIONES (atriciones, fracturas, rizalisis, hiperemia pulpar) • ACTIVIDADES FUNCIONALES NORMALES DE MASTICACIÓN, DEGLUCIÓN, FONOARTICULACIÓN Y RESPIRACIÓN

44

///

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

RELATIVA ESTABILIDAD OCLUSAL SIN APARENTE MIGRACIÓN DENTARIA PERIODONCIO RELATIVAMENTE SANO EN RELACIÓN A ACTIVIDADES PARAFUNCIONALES AUSENCIA DE SINTOMATOLOGÍA DISFUNCIONAL MIOARTICULAR EN RELACIÓN A ACTIVIDADES PARAFUNCIONALES, TANTO DURANTE LA FUNCIÓN COMO EN REPOSO.

(articular, neuromuscular, periodontal). Este desequilibrio o desadaptación funcional es básicamente el resultado de una sobrecarga o sobreesfuerzo funcional a que el sistema es sometido, representadas por las demandas parafuncionales repetitivas o microtraumas a repetición, que superan la capacidad adaptativa del mismo. Las respuestas patofisiológicas adversas pueden ocurrir en los tejidos blandos o duros articulares, en el componente neuromuscular y/o en los dientes con sus tejidos de soporte. Expresado en otros términos, es una maloclusión de tipo funcional y no estrictamente de tipo anatómica (Figs. 38, 39 y 40), cuyo equilibrio funcional debe ser restablecido terapéuticamente, orientado hacia la mejoría funcional y estética del paciente, con el objeto de devolver al sistema Estomatognático la pérdida de su estado de salud biológica. Una terapia oclusal debe ser instaurada únicamente, cuando hay signos y/o síntomas que pueden ser definitivamente relacionados, a través de un detallado y exhaustivo

OCLUSIÓN NO FISIOLÓGICA

La oclusión no fisiológica se caracteriza por la existencia de una pérdida del equilibrio o adaptación funcional de las relaciones de contacto dentario con respecto a los otros componentes fisiológicos básicos del sistema Estomatognático

Fig. 3 7 . Oclusión fisiológica asociada con maloclusión anatómica, pero con adaptación funcional sistémica y sin trastornos temporomandibulares, en: (A) posición intercuspaly (B) posición protrusiva, con desoclusión exagerada de las piezas posteriores. Otros ejemplos de oclusión fisiológica (C) y |D), en que en (D) se muestra una inoclusión bilateral de premolares, caninos e incisivos laterales en posición ¡ntercuspal.

GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA

///

45

examen clínico, con relaciones oclusales funcionales alteradas en los pacientes (presencia de inestabilidad oclusal en céntrica y/o contactos prematuros en el área céntrica, o bien, interferencias oclusales en el área excéntrica). La regla cardinal debiera ser siempre proceder e intervenir cuidadosamente en la oclusión dentaria, usando el procedimiento terapéutico lo menos invasivo o agresivo posible, es decir, el más conservador y estimulando la capacidad reparativa natural del sistema. Por lo tanto, imponer cambios oclusales basados meramente en los conceptos de una interrelación anatómicamente "ideal" es inapropiado para el paciente (5,6). SINÓNIMOS: OCLUSIÓN TRAUMÁTICA O MALOCLUSIÓN FUNCIONAL.

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS SE ASOCIA CON INESTABILIDAD OCLUSAL EN CÉNTRICA • SE ASOCIA CON UNA OCLUSIÓN CON PRESENCIA DE CONTACTOS PREMATUROS Y/O INTERFERENCIAS OCLUSALES PRESENCIA DE MANIFIESTAS BRUXOFACETAS CÉNTRICAS Y EXCÉNTRICAS PRESENCIA DE SINTOMATOLOGÍA DISFUNCIONAL ASOCIADA A TRASTORNOS TEMPOROMANDIBULARES.

Fig. 3 8 . Oclusión no fisiológica de una paciente joven con diagnóstico de desplazamiento discal sin A- Posición intercuspal, en una oclusión que pareciera ser muy cercanamente a la ideal desde el punto guía incisiva y suave desoclusión posterior (véase la presencia de bruxofacetas excéntricas coincidentes). limitación funcional de la ATM izquierda, que impide alcanzar la congruencia de las bruxofacetas de los vis, con congruencia de las bruxofacetas de los caninos y premolares.

reducción y limitación de la apertura. de vista anatómico. B- Protrusión con C- Literalidad derecha restringida por caninos. D- Literalidad izquierda vis á

39. tras 4 meses de terapia con un plano de reposicionamiento mandibular. y posiblemente combinada con cirugía ortognática. En síntesis y en relación al análisis de los tres tipos de oclusión dentaria natural encontradas en los pacientes. los criterios básicos son una adecuada función y comodidad. Esta oclusión debe ser corregida finalmente por ajuste oclusal por ortodoncia. cuando el paciente muestra una capacidad de adaptación . - PRESENCIA DE RECESIONES GINGIVALES Y ABFRACCIONES CERVICALES a su oclusión que no siempre es estrictamente ideal desde el punto de vista anatómico. En |A) se observa nuevamente su posición ¡ntercuspal u oclusión habitual antes del tratamiento. El mismo paciente de la Fig. (G) y |H) es posible observar ia relación máxilo-mandibular en céntrica lograda. combinada o no con un ajuste oclusal complementario. Estudios debidamente contrastados en pacientes con una oclusión no fisiológica. es posible afirmar que en un sistema biológico. con base en planos interoclusales e instaurada bajo severas indicaciones y aplicada minuciosamente.38 que muestra los resultados terapéuticos de su oclusión tras eliminación de su trastorno de tipo artrogénico. En (F). han demostrado que una terapia oclusal reversible. constituye una ayuda valiosa y significativa en el tratamiento de los trastornos o desórdenes temporomandibulares. pero no medidas anatómicas promedio que representan un ideal. Un esquema oclusal es considerado como fisiológico.46 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. En |F) se aprecia su relación oclusal en relación céntrica fisiológica con contacto solamente molar y mordida abierta anterior con una consecuente falta de acople de las piezas anteriores en las laterotrusiones via a vis derecha (G) e izquierda (H).

que presenta un diagnóstico de trastorno temporomandibular asociado con desórdenes musculares o de tipo miogénico |dolor miofascial con limitación de la apertura). En (B) es posible observar en su posición protrusiva vis á vis. y que representaba por lo demás su posición de bruxismo excéntrico habitual. . 4 0 . fue tratado básicamente por medio de terapias oclusal reversible. Como su oclusión no presentaba una relación estrecha con interferencias oclusales en el área céntrica y en el área excéntrica. en una oclusión habitual que pareciera ser muy cercanamente a la ideal desde el punto de vista anatómico. ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. Defina oclusión dentaria en una de sus dos acepciones más actuales. Enumere los determinantes anatómicos y fisiológicos de las relaciones intermaxilares. Enumere las distintas relaciones estáticas y dinámicas de la oclusión dentaria.GUÍA PRÁCTICA INTRODUCTORIA / / / 47 Fig. kinesiológica y cognitivo-conductual. 3. 2. la coincidencia de las bruxofacetas en el contacto incisal de los incisivos antagonistas. En (A) se aprecia su posición intercuspal. medicamentosa. Lo mismo equivale para las laterotrusiones derecha (C) e izquierda (D). Ejemplo clínico de un paciente joven con una oclusión no fisiológica.

Quintessence Publishing Co. Venezuela. 11.A. Bumann A. bruxismo y disfunción craneomandibular en niños preescolares. Okklusion: Klinische Aspekte und Therapeutische Richtlinien. JProsthet Dent 55:116-121. Chapters 24 and 25. Ed. Albertini J. 8. Lesafíre E (1986).. Caracas. J Prosthet Dent 47: 549-555. 7. 4. 5. and sex differences in a nonpatient population. Korbendau JM. Okeson JP. 6. Defina oclusión ideal. 8. Toro M (2000). Edición. 1979. Occlusal relationships and temporomandibular joint dysfiinction. Bechelli A. Argentina. Oclusión y Diagnóstico en Rehabilitación Oral. Díaz G. Staling L (1982). Sistema Estomatognático. 5. Glosario de Oclusión Dentaria y Trastornos Temporomandibulares. Buen. Elsevier España. González C. Temporomandibular Disorders. dentomorphologic features. 2003. 9. Defina y caracterice la oclusión fisiológica. Buenos Aires. Alonso A. Atlas de Diagnóstico Funcional y Principios Terapéuticos en Odontología. 1995. Muñoz F. van Steenberghe D. Berlín. Part I: Functional status. Biotti J. Martínez B. Buxbaum J. 1997.48 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 4. Impresos Ximpauser. Dinámica mandibular. Enumere diez aspectos que caractericen a la oclusión ideal. 2000. Oclusión y Afecciones Temporomandibulares. Defina guía anterior. Science and Practice of Occlusion. Ed. Ed. Loeff N. J Prosthet Dent 59:229-235. 2006. 9. Manns A. Chicago. Manns A. USA. Rev Dent Española 3: 149157. Panamericana. características oclusales. Ed. España. Part II: Correlations between occlusal and articular parameters and symptoms of TMJ dysfunction by means of stepwise logistic regression. Santelices P. Alemania. Pullinger AG. España. Editorial Amolca. Méd. Masson. Me Neill Ch. 5a. Manns A. Solberg WK (1988). A study of occlusal relationship and the incidence of myofascial pain. De Laat A. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Defina y caracterice oclusión no fisiológica. . S. 3. Clasifique la oclusión dentaria desde una perspectiva primariamente funcional-terapéutica. 7. 1999. Madrid. Seligman DA. Abjean J. Lotzmann U. 2.und Zeitschriften-Verlag Die Quintessenz. Barcelona. 10. Santiago de Chile. 6. Graham AM. Describa la tríada en céntrica y su importancia clínica. 10.

4. Introducción en boca. 7. Mantención en boca. la comunicación interpersonal así como la capacidad que tenga el odontólogo de conseguir confianza y asegurar un trato profesional. Preparación del material de impresión. Recorte del modelo. Los modelos de yeso articulados deben representar las estructuras dentarias originales y el tejido blando circundante. sino que también es de gran importancia . CONDUCTA CLÍNICA El éxito en la labor de servicio de un odontólogo no sólo depende de aspectos técnicos y del grado de precisión con que se restauren condiciones alteradas de la boca o de las piezas dentarias. lo que es de responsabilidad del odontólogo. puede ser abordado bajo dos aspectos: el examen clínico y el análisis de modelos articulados. Áreas de trabajo: para organizar nuestra labor clínica reconocemos distintas áreas de trabajo clasificadas según nivel de contaminación microbiana. 8. El paciente al ser atendido está en una posición en la que no ve todo lo que sucede a su alrededor y no puede controlar si el flujo de nuestros movimientos es incorrecto. 11. 3. limpia. 2. Limpieza de la impresión. Selección de la cubeta. el articulador. como por ejemplo. como por ejemplo guantes contaminados. Área desinfectada: normalmente utilizamos una bandeja incorporada al equipo dental o sobre un carro lateral que se denomina braquet. 5. colocamos una servilleta desechable o papel desechable. 6. pero a una distancia conveniente como para lanzar el elemento que se quiere desechar desde cierta distancia y así evitar la contaminación de pinzas o manos en el acto de desecho de material. desinfectada y estéril. que nos asegura eliminar restos de cera o yeso y mantener limpia el área de trabajo. Confección del zócalo. 10. En este lugar que suele ser un mesón de trabajo. Centrado en boca. Área sucia: es un lugar para desechar basura u objetos que no se seguirán usando en la atención dental. Profundización en el maxilar. éste se desinfecta con una solución El estudio de la oclusión dentaria en un paciente. Carga de la cubeta. por ejemplo. 12. Los modelos de yeso se obtienen a partir de una impresión en alginato con una cubeta stock que se caracteriza por tener sus flancos perpendiculares a la base de la cubeta y ser de una profundidad adecuada para recibir el material de impresión. 13. Entre algunas de las variables importantes a considerar se destaca la conducta clínica que asegure al paciente una atención libre de contaminación o transmisión de enfermedades en la consulta dental. Área limpia: es un lugar donde trabajamos con instrumental que no está estéril. pero el odontólogo debe tener conciencia técnica y asegurar al máximo conseguir post operatorios libres de contaminación microbiana. al entrar las pinzas en el recipiente del área sucia. 9. Esta área debe estar en lo posible lejos del sector de trabajo con el paciente. Crítica a la impresión. Confección del modelo en yeso.GUÍA PRACTICA N OBTENCIÓN DE LOS MODELOS SUPERIOR E INFERIOR EN YESO EXTRADURO JORGE BIOTTI PICAND ETAPAS 1. que podría generarse. a saber: área sucia. El proceso por el cual se obtienen los modelos corresponde a una acción clínica que debe respetar ciertas normas en el marco de una conducta clínica segura y apropiada. Retiro de la impresión.

Las cubetas perforadas pueden determinar error en el modelo final por distorsión del material de impresión en el momento de retirar la impresión de la boca. ya que las perforaciones no siempre impiden que el material se desplace y pueda recuperar su posición primitiva. ya sea para trabajar de pie o sentado. ya que con esto se consigue mayor nitidez al llegar el material con cierta presión a todos los rincones del área a impresionar. además en una tasa metálica estéril se colocan prótesis u otro objeto que se retire de la boca del paciente y que éste utilice normalmente que no sea necesario desechar. incluso en momentos de gran demanda como cuando se retira la impresión de la boca (1. agua y spray. Flujo de trabajo: en la medida que el flujo del acto operatorio avanza en el tiempo. para esto el taburete tiene a un lado una manilla que al accionarla permite variar la altura del asiento. La cubeta puede ser preparada con un borde de cera para mejorar la confinación del material. En cada ocasión que se ubique al paciente en posición de procedimiento clínico. Las cubetas son presentadas por el fabricante en distintos tamaños. procurar que la boca quede a la altura del codo del operador. intentaremos trabajar sin guantes en el área limpia y con guantes en la boca del paciente o en el área estéril. hay más posibilidades de que se pierda la esterilidad y desinfección. SELECCIÓN DE LA CUBETA Primero seleccionamos una cubeta. es posible medir el maxilar con un compás de punta seca en la región más ancha y luego aplicar este diámetro a los distintos tamaños de cubeta hasta encontrar aquella que sea levemente más grande que el maxilar. este tiempo es tanto o más valioso que el nuestro y salvo que perjudique el tiempo de otros pacientes se debe considerar un compromiso la hora y el período que se fijó para su atención. en un sobre de papel o género estériles que contiene el instrumental de examen u otro que se utilizará en las maniobras operatorias con el paciente. En general nos ubicamos por detrás del paciente para trabajar en el maxilar superior y por delante del paciente para trabajar en la mandíbula. Área estéril: en una bandeja. El equipo dental cuenta con un sillón para el paciente. ya que por debajo de nuestras rodillas se considera área sucia. Para la atención del paciente el operador usa guantes. El operador debe sentarse en el taburete de modo que las piernas a nivel de la rodilla hagan un ángulo recto y la espalda sea soportada al nivel lumbar por el respaldo del taburete. así como dos terminales para micromotor y turbina. es necesario que las retiremos para entablar conversación con nuestro paciente y por sobre todo en caso de abandonar el área de atención clínica. El tamaño de la cubeta requiere alojar una cantidad de material que asegure . mascarilla y gorro que mantiene su cabellera cubierta. generalmente pequeño. 3. El ideal es contar con una cubeta tipo Rim-lock (Fig. un taburete para el clínico. acción clínica que representa un proceso constituido por las siguientes etapas: 1. Además este borde de cera permitirá una zona suave para no dañar los tejidos blandos y evitará que las cúspides dentarias toquen el fondo de la cubeta en la toma de impresión. como por ejemplo clorhexidina. una lámpara de iluminación y en el braquet se encuentra un brazo articulado con una jeringa triple para aire. un lavamanos. un gabinete para dejar objetos personales y un equipo dental. OBTENCIÓN DEL MODELO DE YESO La obtención adecuada de un modelo de yeso para estudio de la oclusión dentaria requiere de una impresión preliminar. 2. no pasaremos de un área a otra sin tener la precaución de mantener la naturaleza de cada una de ellas y permaneceremos en una posición de pie o sentados en un taburete sin que nuestras manos sobrepasen la altura de las rodillas hacía el piso. Nuestro paciente es una persona que cuenta con un turno determinado en el dia para visitarnos. esta bandeja normalmente se deposita sobre el braquet que es un área desinfectada. mediano y grande. El área de atención clínica: generalmente esta área se compone de un área de trabajo clínico que cuenta con un mesón de trabajo. una bandeja. que posee un reborde metálico en la periferia que asegura el material de impresión en posición. Si existe duda de la correspondencia individual de la cubeta. El área desinfectada permite colocar instrumental estéril. 1).50 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA antiséptica. 4). En algunas maniobras operatorias es necesario construir un campo estéril alrededor de la boca del paciente y en este caso se colocan paños estériles en el pecho del paciente y alrededor de la boca cubriendo la cabeza y su pelo. como estos elementos dificultan nuestra comunicación y expresión corporal.

fácil de aglutinar y transportar como una única masa hasta la cubeta de impresión (3. Antes de colocar la cubeta con alginato en boca conviene secar los dientes con un chorro de aire seco. En casos en que la cubeta no se ha seleccionado adecuadamente es posible que ésta se apoye sobre tejidos sensibles y provoque dolor o incomodidad (3.4). si se confecciona el modelo de yeso no antes de 15 minutos y no después de 30 minutos de la toma de impresión. sobre todo en casos en que la apertura labial sea pequeña. 4). . Es de gran fidelidad en la reproducción de detalles. Una cantidad pequeña de hidrocoloide es colocada con los dedos del operador sobre las superficies oclusales de las piezas dentarias. Debemos procurar no incorporar burbujas o espacios vacíos al interior de la masa de material de impresión. De este modo no haremos incómoda la sesión sorprendiéndolo y además él podrá colaborar activamente para obtener un buen resultado. para obtener todas sus propiedades mecánicas. f. INTRODUCCIÓN DE LA CUBETA EN LA BOCA Luego la cubeta con el material de impresión es introducida en la boca. CENTRADO DE LA CUBETA En general el material de impresión debe conseguir grosores uniformes. que debe ser preparado en una exacta proporción polvo-líquido. con una espátula especialmente diseñada que se caracteriza por ser rígida y ancha. conseguirá un material con consistencia cremosa. Nuestro paciente debe estar informado con detalles de la operación a que será sometido. ya que el dedo del operador ocupa mucho más espacio que el mango de un espejo para examen. centraremos las piezas dentarias en la cubeta al ingresar a la boca y relacionaremos el apéndice nasal del paciente con el mango de la cubeta de modo de hacer coincidentes sus líneas medias (3. 2. 4). para permitir su recuperación elástica y no incorporar deformaciones irreversibles del material al modelo de yeso. no debe dejar traslucir la cubeta en pequeñas áreas. 4. 3. en aproximadamente un minuto y medio la espátula arrastrando el polvo y líquido sobre las paredes flexibles de la taza de goma. Es más fácil. la superficie externa de esta masa de material debe ser uniforme y lisa (3. 4).GUÍA PRÁCTICA N° I ///SI F i g . Para que esto sea posible es fundamental que ésta una vez que ingresó a la boca se centre correctamente. con el objeto de desplazar el aire y evitar burbujas en una de las zonas más importantes a reproducir. PREPARACIÓN DEL MATERIAL DE IMPRESIÓN El alginato es un hidrocoloide irreversible. Cubetas tipo Rrm-lock para boca dentada |A) mandibular y (B) maxilar. 5. el comportamiento adecuado de éste en los distintos momentos y exigencias de la toma de impresión. ayudarse con un espejo de examen para introducir la cubeta. Su preparación manual se realiza en tasa de goma. CARGA DE LA CUBETA CON EL MATERIAL DE IMPRESIÓN Para la toma de impresión se carga la cubeta que funciona como un contenedor de forma y tamaño ideal para llevar al material de impresión dentro de la boca. la impresión por tanto.

ésta puede controlarse mediante la toma de impresión primero mandibular y luego maxilar. CRITICA DE LA IMPRESIÓN Una vez que se retira la cubeta. 8. Al realizar la impresión mandibular el paciente debe tener su boca lo más cerrada posible para no impresionar la mandíbula bajo situación deformada (3. MANTENCIÓN EN BOCA O ESTABILIZACIÓN DE LA CUBETA La cubeta debe mantenerse en posición para no provocar cambios posicionales o de apoyo durante el tiempo que requiere el material para gelificar. lo cual se facilita si se permite la entrada de aire entre los bordes de la impresión. luego se mezcla con espátula por un minuto con treinta segundos en forma vigorosa y cortando el material con el filo de la espátula para generar la mayor cantidad de núcleos de cristalización posible. Esto se repite hasta que la zona de dientes y encías quede completamente cubierta. incluir estructuras dentarias.52 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 6. Además. esto da confianza al paciente con mejor manejo de la situación por parte del operador. 4). para posteriormente retirar el yeso con un chorro de agua corriente y aplicando suavemente un pincel (3. pero no deben tocar los dientes en el metal de la cubeta. no debe presentar zonas desgarradas o no sustentadas adecuadamente por la cubeta. RETIRO DE LA IMPRESIÓN DE BOCA Luego la cubeta debe ser retirada. PROFUNDIZACION DE LA CUBETA Luego la cubeta se profundiza primero de la zona posterior y rotándola se llega a profundizar en la zona anterior.4). 4). 7. CONFECCIÓN DEL MODELO DE YESO Antes de efectuar la confección del modelo en yeso. 4). Otra maniobra útil es pedirle al paciente que adopte una posición sentada erguida y recargue su cabeza hacia atrás sobre el pecho del operador. se limpia y se seca la impresión. Luego se lava nuevamente con agua corriente y se seca espolvoreando yeso piedra en su interior para eliminar restos de saliva. La mejor forma de mantener esta impresión con alteraciones mínimas hasta conseguir el modelo en yeso es colocarla en una cámara de humedad 100% (3. se deja un par de minutos hasta que el yeso se vea húmedo. El material de impresión debe lucir suave y liso. se analiza la impresión obtenida para verificar que cumpla con los objetivos requeridos. sin burbujas y nodulos. 9. lo que además se ve afectado por la temperatura del agua con que se mezclan. Luego se coloca una pequeña cantidad de yeso en un extremo de la impresión y vibrando se hace deslizar el yeso a lo largo de todos los detalles de ella. 10. lo cual permite retirar la mucina salival y los restos de sangre. frenillos y hacia atrás papilas retromolares en la mandíbula y fositas palatinas en el maxilar. si existen excesos de material se recortan. lo cual permite impresionar los frenillos y eliminar las burbujas del material. La impresión debe reproducir el área deseada. Luego de recortar el exceso se deja la impresión sobre un mesón. Para la confección del modelo de yeso se prepara yeso extraduro proporcional o por el método empírico de floración. Algunos clínicos prefieren profundizar la cubeta desde el sector anterior hacia el posterior y con un espejo de examen retirar el exceso de material que pudiere incomodar al paciente en la zona del paladar blando (3. en forma invertida. para luego efectuar movimientos firmes pero limitados evitando que el material se desgarre (3. 4). espolvoreando yeso hasta que no aflore agua y éste permanezca seco sobre la superficie. obligando al paciente a mantener una flexión de cabeza. Uno de los inconvenientes más comunes es la sensación de náuseas. La impresión se lava con agua y jabón. . debe dejar las estructuras a impresionar sumidas en el alginato. con el objeto de no desprender el material de impresión de la cubeta (especialmente en la zona posterior). Los hidrocoloides irreversibles pueden conseguirse de lento o rápido proceso de geliñcación. lo cual permitirá diferenciar conscientemente la vía aérea de la de ingestión. cerrando la vía de aspiración o ingestión al material de impresión. el paciente debe respirar profundo por la nariz. Luego se efectúa una tracción suave de los labios y mejillas. encía adherida. y cuello.

No debe tener forma de herradura. representada en los modelos de yeso maxilar y mandibular. b) Plano frontal: Observar la línea media dentaria y su coincidencia entre la dentición natural con respecto a los modelos del paciente relacionados en MIC con las manos del operador. EVALUACIÓN DE LOS MODELOS Con la finalidad de medir la calidad de reproducción de las estructuras dentoalveolares del paciente. Z. se deja de una altura tal que al estar los modelos unidos por la oclusión midan 63 mm desde la base del zócalo superior al inferior. posición intercuspal o de máxima intercuspidación (MIC) de los modelos con respecto a la del paciente.: tratamiento de ortodoncia en fase activa). RECORTE DEL MODELO Finalmente el zócalo se recorta en una máquina recortadora de yeso. • • • 12. 2). a) Plano sagital posterior y anterior: Correspondencia o coincidencia de la punta de la cúspide mesiovestibular del primer molar superior con respecto al surco mesial del primer molar inferior (llave de Angle molar). El estudiante seleccionado no debe estar sometido a tratamientos que modifiquen la posición o estructura de las piezas dentarias en forma significativa (ej. para aumentar su retención con la copa de montaje del articulador. c) Acople anterior de los incisivos: Intensidad. También se observa la correspondencia de la punta de cúspide del canino superior en relación al espacio interdentario entre canino y primer premolar inferior. Fig. debe tener una forma pentagonal con su punta hacia la zona incisiva. A los zócalos se les hacen guías en forma de V sobre su base. tanto a nivel del molar y del canino superior. Para facilitar la observación realice una marca con grafito en el eje mayor de la cara vestibular. compararemos la . Se destacan los frenillos e inserción muscular y un zócalo poligonal resistente. calidad y número de contactos dentarios. lo cual lo dejará más resistente (3. que destaque la dirección de la punta de la cúspide. CONFECCIÓN DEL ZÓCALO Luego se confecciona un zócalo con un yeso ligeramente más seco (Fig. 4). EVALUACIÓN DEL MODELO Dureza al rayado del yeso Nitidez del detalle de las estructuras reproducidas Presencia de burbujas Presencia de nodulos Reproducción de las estructuras deseadas Presencia de zócalo o base poligonal Recorte del zócalo que permita la correcta oclusión de las piezas dentarias.GUÍA PRÁCTICA N° 1 /// 53 1 1. frontal y anteroposterior. Se puede retirar el agua del yeso con un papel absorbente. ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA Para la obtención de los modelos superior e inferior en yeso extraduro. porque es poco resistente a las fuerzas que se ejercerán en el momento de retirar el modelo de la impresión. cada estudiante seleccionará por afinidad algún compañero de grupo para estudiar su oclusión. Esta observación se realizará tanto en el plano sagital. Modelo de yeso que representa las piezas dentarias y los rebordes alveolares recubiertos por su encia. El zócalo es una plataforma de yeso que da solidez estructural y altura.

5. Profundización en el maxilar. Preparación del material de impresión. Recorte del modelo. Crítica a la impresión. Enumere las etapas de obtención de un modelo de yeso de la boca dentada: a) b) c) d) . Clasifique y caracterice las áreas de trabajo según contaminación microbiana: 3. El estudiante seleccionado no debe estar sometido a tratamientos que modifiquen la posición o estructura de las piezas dentarias en forma significativa (ej: tratamiento de ortodoncia en fase activa). Retiro de la impresión. Centrado en boca. a) b) c) d) 4. Carga de la cubeta. MODELOS Confección del modelo en yeso. Para la obtención de los modelos superior e inferior en yeso extraduro. cada estudiante seleccionará por afinidad algún compañero de grupo para estudiar su oclusión. Introducción en boca. Defina flujo de trabajo. Limpieza de la impresión.54 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. Analice el siguiente cuadro: CONDUCTA CLÍNICA IMPRESIÓN Selección de la cubeta. Confección del zócalo. FLUJO DE TRABAJO ÁREAS DE TRABAJO ÁREA DE ATENCIÓN CLÍNICA SUCIA LIMPIA DESINFECTADA ESTÉRIL 2. Mantención en boca.

1) k) 1) m) 6. a) b) c) d) Enumere las características de la cubeta que utiliza para obtener un modelo de yeso de la boca dentada: 7. ¿Cómo resuelve las siguientes dificultades de la obtención de un modelo de yeso? Dificultades Burbujas en el material de impresión La cubeta no entra en boca El paciente presenta sensación de náuseas La mandíbula se deforma al aumentar la apertura bucal Dificultad para retirar la cubeta de boca Cómo elimina el ácido algínico que genera mal fraguado del yeso Cómo evita que se fracture el yeso al sacar la impresión desde el modelo de yeso Qué aspectos evalúa en una impresión para determinar que es óptima Qué aspectos evalúa en un modelo de yeso para determinar que es óptimo Soluciones .GUÍA PRÁCTICA N° 1 /// 55 e) O g) h) i) .

Procedimientos en el laboratorio dental. Ed.. Tomo I: Prótesis completas. Barcelona España.: Occlusal Correction Principie and Practice.56 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Panamericana. Procedimientos en el laboratorio dental. Espinosa de la Sierra R. Rudd K D. Inc. Morrow R M. Salvat Editores SA. 1988. México. Chicago. 1988. . Rhoads J. 4. 1988. Tomo II. Solnit A. Morrow R M. Quintessence PublishingCo. Curnutte D. Rhoads J. Prótesis Fija. 2. Rudd K D.: Diagnóstico práctico de oclusión. Barcelona España. Salvat Editores SA. 1995.

capaces de reproducir la concepción que sus inventores tenían de la naturaleza de los movimientos mandibulares y cómo éstos se pueden reproducir en un instrumento. Este concepto geométrico establece además que la articulación de los dientes guía la mandíbula durante la función. afirma que la guía condílea requiere de estar en concordancia con el plano de oclusión. el punto D. con su teoría cónica. 1. en el cual van montados los modelos superior e inferior y que simula alguno o todos los movimientos mandibulares con los dientes en contacto (1. La teoría geométrica no anatómica. rechaza la existencia de ejes axiales y guías condilares. A. A partir del año 1900. HISTORIA Desde 1860 se describe el uso de herramientas. Según el glosario de términos de la Academia de Prostodoncia Americana. un articulador es un instrumento mecánico que representa las articulaciones temporomandibulares y los maxilares. Fig. conforman el triángulo de Bonwill. planteando que la articulación dentaria guía los movimientos mandibulares durante la masticación. Además se describe el triángulo de Balkwill. Simula los movimientos mandibulares del paciente. Además. B. C. éstas intentan describir los fenómenos involucrados en la reproducción de los movimientos mandibulares y al mismo tiempo idear instrumentos simples para hacer posible su utilización clínica. con su teoría esférica (Fig. que establece el tamaño de la mandíbula en 10 cm medido tanto entre los cóndilos así como desde los cóndilos al punto interincisivo. es el centro de rotación o radío de ¡a esfera de Monson. Ambos construyeron la base de la teoría geométrica. Los inventores más destacados en la escuela geométrica son: GS Monson. proporciona relaciones maxilomandibulares estáticas y dinámicas. 2). van entregando poco a poco sus frutos en relación a la concepción de los elementos determinantes de los movimientos mandibulares (3). Los resultados históricos de los primeros inventores. Ilustración tridimensional de los componentes de la teoría de Monson. Esta teoría no toma en cuenta la variación individual y el ángulo de Bennett al desarrollar sus instrumentos (3). Escuela geométrica o no anatómica que distingue a la teoría esférica y la teoría cónica (3). Bonwill introduce su concepto del triángulo equilátero. 1) y RE Hall. La teoría anatómica o condilar. diversos mecanismos conceptuales se desarrollan y la literatura los presenta como escuelas oclusionistas. se caracterizó por presentar articuladores con guías condíleas ajustables. así como sus efectos sobre la morfología de las caras oclusales y los bordes incisales de las piezas dentarias. y que el centro de los cóndilos es también el centro de rotación lateral para la apertura bucal (4). .GUÍA PRACTICA l\l° 2 ANÁLISIS CRÍTICO DEL ARTICULADO!? JORGE BIOTTI PICAND El articulador es un instrumento que permite relacionar o posicionar el modelo inferior con respecto al modelo superior. que plantean un continuo proceso de ensayo y error. En este contexto es posible nombrar las siguientes escuelas: Escuela condilar o anatómica.

2). El articulador presenta una guía anterior. 3. 2. Rupert E. Este articulador incluía un centro de rotación inferior para movimientos de apertura y cierre mandibular. Las piezas dentarias en el plano sagital se organizan en una curva de radio similar a la de la trayectoria condílea sagital (4). D es el eje del movimiento protrusivo. El diagrama A muestra la elevación lateral de la doble pirámide de Hall aplicada a un esqueleto humano. En 1928 George Hollenback desarrolló uno de los primeros articuladores que utilizaron un arco facial para transferir la ubicación del modelo superior desde el paciente al articulador. 4). . ajuste de la distancia intercondílea y un arco gótico que controla las características del mecanismo de la guía incisal(5) (Fig. Hall. su extremo anterior la púa incisal y su extremo posterior coincidente con la protuberancia occipital externa. 3). representando un centro de rotación anatómico de la mandíbula. Además. Christensen desarrolló su método de registro como una extensión de los principios de Spee de armonizar la articulación dentaria con los movimientos de los cóndilos en el articulador.58 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA En 1890 Ferdinand Graf von Spee. Chistensen fue el primero en realizar registros intraorales en una posición estática protrusiva de la mandíbula. considerando el eje de rotación o bisagra posterior. para programar la trayectoria condílea sagital en un articulador. derecho e izquierdo y hacia delante. Representación esquemática que ilustra mecanismos teóricos de transferencia desde el paciente hacia el instrumento. considerado centro de rotación de la columna cervical. E es el eje de apertura y cierre. La estructura superior del articulador posee un diseño que contempla el triángulo de Bonwill. que se genera en los movimientos contactantes protrusivos. El fenómeno de Christensen se caracteriza por el espacio entre las arcadas dentarias maxilar y mandibular. definiendo la curva que lleva su nombre. Hall inventó un articulador con guía condílea ajustable. presentó la teoría cónica de organización de la oclusión en el año 1915. una guía cuspídea y un dispositivo para graficar el arco gótico (5). El articulador reproduce un doble triángulo de Bonwill con sus bases en el eje de bisagra posterior. llamó la atención acerca de la correspondencia entre la curva del plano de oclusión y la curva de la guía condílea. El describió que la mandíbula tenía la habilidad de moverse en cuatro distintas direcciones: atrás. hacia ambos lados. la línea K-L es el eje de los movimientos laterales con una inclinación de 45° en relación al plano oclusal que pasa por la protuberancia occipital externa. Heinrich Schweitzer en 1921 elaboró un articulador que representaba un eje de rotación central en el foramen magnum. Fig. se utilizó un sistema con arco facial para trasladar registros de cera desde la boca del paciente hasta el articulador en la construcción de prótesis completas (4) (Fig. control para el movimiento de Bennett. en este esquema se generan centros de rotación capaces de reproducir los movimientos de la mandíbula (5) (Fig. Hall imaginó un cono recubriendo una doble pirámide. Este instrumento también contempló en su diseño Fig. además un centro de rotación superior para movimientos de Bennett o lateralidad.

GUIA PRÁCTICA N° 2 /// 59 dibulares. El articulador se ajusta con una técnica denominada "masticación". este instrumento presentó una serie de mecanismos ajustables. pero es rescatable el dispositivo que controla la guía incisiva con gran variabilidad. como muestra el . estaba basado en un diseño de ingeniería con un mecanismo de articulación universal. Hanau plantea una pregunta fundamental: ¿es suficiente utilizar mecanismos no ajustables basados en promedios o debemos utilizar un aparato ajustable que cumpla con condiciones anatómicas y factores de selección para técnicas individualizares? Hanau planteó que las teorías de Monson y Hall presentaban una mala interpretación de los movimientos mandibulares en la masticación al momento de aplicarlas al articulador. utilizó una guía cuspídea de 45° en el primer molar para obtener mejor eficiencia masticatoria y conseguir por este medio un dispositivo guía y control de la reproducción de los movimientos mandibulares. que forma un arco gótico en los movimientos man- Fig. Planteó que es absolutamente necesario para ajustar el articulador cumplir con la obtención de requerimientos individuales. construido en tres tamaños diferentes de 7. Harry C. 4. 5. El modelo balanceado especial se caracterizó por una barra cruzada posterior. este articulador agrega posibilidades de adaptación a un modelo basado en la teoría cónica de May (5). también conocida como eje axial extendido. Además.R.R. Proporcionó una guía incisal de 45°. determinado por la curva de oclusión de los dientes inferiores. y que todos los movimientos de la mandíbula pueden ser reproducidos por un articulador que funciona en torno a un punto único de rotación. En 1929. Este método explica los movimientos mandibulares describiendo arcos concéntricos compatibles con la teoría de Monson (6). geométrico un doble triángulo de Bonwill. John Needles presentó varios modelos simplificados que no lograron utilidad clínica. extremadamente complicado para su uso masivo en la profesión.P designa el triángulo posterior. El articulador que presentó. este instrumento incorporó un mecanismo de control para una guía incisal única. Se utilizó un arco facial para ajustar el triángulo anterior en el punto incisivo para los requerimientos individuales. Fig. Este diagrama presenta el doble triángulo equilátero de base común de Bonwill: L. Entre los años 1921 y 1957 John Needles desarrolló un articulador de guía condílea ajustable (Fig.M designa el triángulo anterior. usó una técnica con registros en cera para chequear la mordida y orientó los modelos con un arco facial (6). que recibe un arco facial con un registro del eje axial. En 1921 Rudolph L. L y R corresponden a los cóndilos mandibulares. M al punto incisivo y P al centro de rotación en la protuberancia occipital externa. En general. Con este dispositivo se asegura un péndulo siempre centrado en sentido anteroposterior directamente sobre el plano de oclusión (6). L. Dayton Dunbar Campbell planteó la teoría del cóndilo flotante e ignoró las guías condíleas. Hagman produjo un articulador pensando que la mandíbula funciona en un arco a partir de un eje en relación céntrica. Este articulador utiliza un arco facial que relaciona los modelos de las arcadas dentarias en relación a un eje de rotación (6).10 y 13 cm. 5). El diseño contempla un centro de rotación para el movimiento lateral de la mandíbula en el área del eje vertebral.

sobre las cuales la púa incisal puede desplazarse. Esta filosofía de tratamiento fue adoptada equipando el Articulador Hanau para su uso (6).60 / / / MANUAL PRÁCTICO DÉ OCLUSIÓN DENTARIA articulador Gysi Símplex (Fig. La guia incisal de Dayton Campbell instalada en un articulador Gysi Simplex constituye una modificación con un ángulo incisal bilateral de 45°. A. basados en la teoría geométrica. Hasta nuestros días es posible encontrar articuladores diseñados en relación a las teorías aquí descritas. basado en dispositivos articulares capaces de reproducir los movimientos mandibulares con individualización diferente a derecha e izquierda. introdujo cambios eliminando los contactos del lado de balance. B) (6). 7. . Wadsworth introduce el concepto de un tercer punto de referencia. 6). 7. Este instrumento posee una mesa incisal que corre sobre un riel en sentido anteroposterior. Dayton planteó la idea de múltiples centros de rotación que determinan los movimientos mandibulares.Muestra un detalle del mecanismo condilar: las gulas condileas están fijas en 45° y la púa condilar tiene su movimiento restringido por un resorte y un tornillo capaz de cambiar la posición anteroposterior de la articulación. B. Al final de los años cincuenta Lindsey D. Frank M.Este articulador posee una particular mesa para la guía incisal: posee alas laterales y tres superficies que son ta plana. introducen su filosofía basada en la teoría esférica de Monson y las trayectorias generadas de FS Meyes. Fig. anatómica o combinaciones de ellas. se dio una mayor importancia a la guía incisal y a establecer una libertad en céntrica o céntrica larga. Este autor plantea como poco probable la existencia de un único eje centro de rotación para ambos lados de la mandíbula. Fíg. Wadsworth introdujo un articuíador tipo no arcón con distancia intercondílea variable. Sus tratamientos de rehabilitación oral generaban oclusión bilateralmente balanceada en bocas con dientes naturales. 6. tres superficies diferentes (Fígs. Posteriormente la influencia de Clyde Schuyler. éste presenta una platina curva con radio de 125 mm para ordenar las piezas dentarias de una prótesis total. la cóncava y ia convexa. Pankey y Arvin W. para ofrecer a la púa incisal. Un ejemplo reciente es el articulador Protar de la industria alemana Kavo. 7 A. refutando las teorías de Monson y Hall en relación a un único centro de rotación (6). Mann de la Universidad de Florida. para adaptar un arco facial que permita montar el modelo superior y dar centrícidad acomodando la asimetría condilar natural de los pacientes. Fig.

como el Gysi. 9). aunque no orientan los modelos en relación con las articulaciones temporomandibulares mediante una transferencia con el arco facial. 9. 8. B gráfica un articulador Gysi New Simplex que ha sido utilizado en la construcción de prótesis totales por su habilidad de reproducir movimientos mandibulares con relaciones interoclusales apropiadas en este tipo de tratamiento. Son instrumentos económicos que consumen poco tiempo clínico (1. Sólo reproducen con exactitud la relación oclusal en que se monta el modelo. Se conocen comúnmente como posicionadores y cuando son articuladores simples de bisagra. frente a cualquier movimiento vertical o de bisagra que cambie la dimensión vertical se pierde la correspondencia con la situación de la boca propiamente tal. En A es posible observar un instrumento cuyas ramas tienen movimientos únicos en el eje vertical. A gráfica un oclusor capaz de describir movimientos entre sus ramas de rotación en torno a un eje posterior y también en sentido antero posterior. Fig.2). En B el instrumento descrito puede alejar o acercar sus ramas superior e inferior en torno a un eje de rotación posterior. 2) (Fig. Específicamente el articulador Gysi New Simplex es de gran utilidad para confeccionar prótesis totales (Fig. Instrumentos que permiten movimientos horizontales y verticales. Fig. Muestra dos tipos diferentes de articuladores clase II. los que utilizan valores promedios estandarizados para dichas trayectorias (1. Se conocen como oclusores (con movimientos excursivos) cuando no uti- lizan valores anatómicos promedios estandarizados de las trayectorias condíleas sagital y lateral o son articuladores arbitrarios. La distancia entre el eje de bisagra del oclusor y las piezas dentarias suele ser muy diferente a la realidad clínica. . Instrumentos simples de sostén de los modelos superior e inferior capaces de aceptar un solo registro interoclusal estático y que permiten realizar únicamente movimientos verticales. Clase II. 8). se denominan oclusores (sin movimientos excursivos).GUÍA PRÁCTICA N° 2 /// 61 CLASIFICACIÓN DE LOS ARTICULADORES Existen cuatro clases de articuladores: Clase I. Describe dos tipos diferentes de articuladores clase I.

Clase IV. Muestra dos tipos diferentes de articuladores totalmente ajustables. número de piezas dentarias involucradas Fig. cavidad glenoidea en la rama superior y cóndilo en la rama inferior) o No Arcón (articulación no condilar. por el uso de su arco facial. debido a que reproduce solamente algunas de las trayectorias condíleas del paciente. Pueden ser Arcón (articulación condilar. Instrumentos que aceptan registros dinámicos tridimensionales. debido a que las cavidades articulares están en la rama superior y los elementos condilares en la rama inferior. Es semiajustable. capaz de ajusfar la ubicación del eje de bisagra posterior con gran exactitud. 10. INDICACIONES DEL USO DE ARTICULADORES Los articuladores se indican básicamente para dos situaciones clínicas: como exámenes complementarios en el estudio de la oclusión dentaria con fines de diagnóstico funcional y con finalidades terapéuticas. 1 1 . Se clasifica como de tipo Arcón. Todos estos articuladores pueden ser utilizados como instrumento clase III. 11). En A un tipo no Arcón y en B un tipo Arcón. usando valores equivalentes a los del paciente. F i g . El articulador que se utilizará en el presente manual práctico de oclusión se clasifica como: semi-ajustable. para casi todos los movimientos mandibulares. con un arco facial anatómico (1. Es de montaje rápido. reproducen todos los movimientos mandibulares y se conocen como totalmente ajustables (Fig.62 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Clase E L Instrumentos que simulan las trayectorias condíL leas. 2)(Figs. Dependiendo de factores como: la complejidad de la prótesis a realizar. orientan los modelos en relación con las articulaciones temporomandibulares. En B un articulador con un sistema preprogramado. En la medida que el articulador es más complejo y reproduce de modo más preciso los movimientos mandibulares con contacto dentario. se transforma en el tipo más adecuado para asistir en el diagnóstico funcional. lOAyB). 2). Muestra dos tipos diferentes de articuladores clase . de tipo Arcón y de montaje rápido. Orientan los modelos en relación con las articulaciones temporomandibulares mediante la transferencia con el arco facial. . cavidad glenoidea en la rama inferior y cóndilo en la rama superior) y se conocen como semiajustables (1. En A un articulador con gran diversidad de detalles ajustables por medio de una pantografía.

permite analizar la relación oclusal entre las piezas dentarias antagonistas y dan información de cómo las articulaciones temporomandibulares se relacionan con la oclusión dentaria. se puede . se podrán indicar articuladores más o menos complejos. al utilizar el arco facial de montaje rápido que facilita el fabricante para el montaje del modelo superior. que invierten mucho tiempo en su programación individual. tiempo clínico que éste requiere para individualizarse y eficiencia en reproducir la situación clínica. SENSIBILIDAD DE LOS ARTICULADORES COMÚNMENTE UTILIZADOS En relación a articuladores clase III. En este contexto es posible afirmar que los articuladores semiajustables tipo Arcón. 8. 9). mayor será el tiempo que deba invertir el operador con su paciente en la consulta dental. hacer libre de interferencias clínicas. Los articuladores permiten registrar las relaciones oclusales en distintos momentos de un tratamiento activo de la oclusión. sin que signifique molestias para el paciente. el complejo lengua-labio-mejillas y la saliva del paciente. Se debe recordar que las articulaciones temporomandibulares son consideradas determinantes de la anatomía oclusal y de los movimientos mandibulares. en tratamientos de ortodoncia que modifican constantemente las relaciones interoclusales. y dar en forma más clara explicaciones diagnósticas y terapéuticas. se evaluó la sensibilidad del articulador al utilizar distintos métodos de programación de los ángulos de las guías condíleas sagital y lateral del instrumento. escenario en el que la utilización del arco facial para el montaje del modelo superior asegura mayor sensibilidad en la reproducción de movimientos excéntricos. Los resultados demuestran que el articulador Whip-Mix es un instrumento considerablemente sensible para la reproducción de contactos en el área céntrica. Esto no sirve para la reproducción de las trayectorias excéntricas. Articuladores muy complejos. al situarse el operador por detrás de los modelos. se han desarrollado estudios de su capacidad de reproducir contactos en el área céntrica y en las áreas excéntricas (10). como por ejemplo los oclusores. el articulador entrega información de importancia histórica para configurar resultados finales estéticos en una posición mandibular en que la relación céntrica sea coincidente con máxima intercuspidación. el articulador hace posible analizar la posición mandibular en distintas etapas u objetivos terapéuticos a través de la evolución del tratamiento (7. es decir. no superan significativamente la eficiencia de un articulador semiajustable menos complejo y no siempre justificarán su uso clínico (7. que los obtenidos con el uso de una platina de montaje de orientación arbitraria (10). son dispositivos pequeños que permiten organizar los modelos de nuestros pacientes en la consulta y el laboratorio. comúnmente son de vínculo continuo lo que resulta cómodo para operar. En resumen. Además. 8. oclusión céntrica. es posible visualizar con detalle las relaciones linguales de las piezas dentarias antagonistas. comparado con el uso de una platina de montaje fabricada con valores arbitrarios como guía para ubicar el modelo superior en la rama superior del articulador (10). como el tipo IV o totalmente ajustables. consumen poco tiempo clínico y de laboratorio para prestar sus servicios. por ser pequeños caben fácilmente en la mano del operador. 8. Se evaluó las diferencias en la sensibilidad o capacidad de reproducir posiciones de contacto interoclusal del instrumento. para ajustar definitivamente la oclusión dentaria de la restauración instalada en boca del paciente. características de la oclusión del paciente. el estudio de modelos articulados tiene un valor forense o de registro histórico. Este análisis es factible de repetir las veces deseadas. 9). La elección ideal de un instrumento entre los cuatro tipos clasificados en este texto previamente debe equilibrar: complejidad del instrumento. como la presencia del factor neuromuscular. permite educar a nuestro paciente. han sido los más utilizados tanto en docencia. reconocer las limitaciones de cada instrumento y la habilidad del clínico para obtener la información adecuada (7. VENTAJAS DE LOS ARTICULADORES Los instrumentos clase I o II. Además. 9). Además. los factores más comúnmente considerados en la elección de un tipo especial de articulador en una situación clínica dada son: complejidad de la restauración. sin perder de vista que en la medida en que la situación clínica sea reproducida con baja precisión. su sensibilidad es mayor al 95% de los casos. Los articuladores permiten una visión de la oclusión desde atrás hacia delante. en articuladores tipo III o IV. como por ejemplo. El estudio de modelos articulados.GUÍA PRÁCTICA N° 2 /// 63 en la rehabilitación y la fluidez de la comunicación con el técnico dental. Además. diagnóstico y restauración de la oclusión dentaria.

constan de (Fig. 13-1). 12. superior (Fig.64 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Los manuales del usuario de articuladores totalmente ajustables destacan como factor importante. 12): A. 8). Algunos modelos de Cajas glenoideas. La pared interna es susceptible de graduar mediante un tornillo superior. será posible variar la dimensión vertical oclusal sin incorporar errores en la reproducción de contactos en el área céntrica y excéntrica (10). La rama superior del articulador comprende los siguientes elementos: (1) Cuerpo de la rama superior (2) Dos cajas glenoideas (3) Arandelas para la distancia intercondílea (4) Púa incisal (5) Platina de montaje y tornillo de fijación. En la zona posterior. que permite reproducir el ángulo de Bennet o guía condílea lateral. destacando que sólo en caso que el instrumento reproduzca exactamente el eje de bisagra posterior en relación céntrica fisiológica. Rama Superior del Articulador (Fig. Muestra un artículador clase III o semiajustable tipo Whíp-Míx. Son dos. PARTES DEL ARTICULADOR El articulador semiajustable tipo Arcén consta de (Fig. se le unen por su cara inferior platinas de aluminio. B. posee en la zona anterior una mesa para graduar la guía incisal (7. 8). 13) Fig. al momento de la elección entre un articulador semiajustable y uno totalmente ajustable. Además. 14): (1) Pared interna de la caja glenoidea con el tornillo superior . más pequeñas. A. según registro individual de cada paciente entre 0 y 30. al aceptar sendos vastagos que provienen de éstas (7. que es posible de graduar entre 0 y 70. 13-2) y posterior (Fig. Una rama inferior o mandibular que permite la ubicación del modelo inferior y que reproduce los cóndilos de ambas articulaciones temporomandibulares. Cuerpo de la rama superior: Es una platina de aluminio que presenta en la zona anterior un orificio para instalar la púa incisal. una derecha y otra izquierda que reproducen las paredes internas (Fig. 13-3)) del compartimiento supradiscal de la articulación temporomandibular. (2) (3) (4) (5) Pared superior de la caja glenoidea Pared posterior de la caja glenoidea Saliente metálica para el arco facial Vastago grueso. Muestra en detalle las diferentes partes que componen la rama superior del articulador. que conforman un mecanismo que por medio de dos tornillos superiores permiten asegurar la posición de las cajas glenoideas. 1 3. La pared superior de las cajas glenoideas representa la guia condílea sagital. la necesidad de variar la dimensión vertical oclusal. Flg. A corresponde a la rama superior y B corresponde a la rama inferior. Una rama superior que permite la ubicación del modelo superior y reproduce la cavidad articular de la articulación temporomandibular o cavidad glenoidea.

8) (Fig. Tiene un extremo plano que combinado con una mesa incisal metálica. como el analizado. Arandelas para la distancia intercondílea: La distancia intercondílea es uno de los determinantes de la anatomía oclusal. Púa Incisa!: Está representada por un vastago en el sector anterior del cuerpo de la rama superior. respectivamente. medida a través del arco facial. La pared posterior de las cajas glenoideas es una canaleta que recibe el elemento condilar de la rama inferior. Las cajas glenoideas presentan en su cara externa una saliente metálica para recibir al arco facial (Fig. se gradúan exactamente en milímetros. 15).GUÍA PRÁCTICA N° 2 /// 65 Fig. 14. que se introduce en el cuerpo de la rama superior y que permite la graduación ya señalada de la guía condílea sagital entre 0 y 70 por medio de un tornillo de fijación. Tiene otro extremo convexo que se utiliza con una mesa incisal plástica plana. Es posible graduar la distancia intercondílea. articuladores semiajustables. Además estas platinas permiten manipular más de un caso en el mismo articulador. 8) (Fig. Distancia intercondílea mediana de 100 mm: M (médium). con el uso de una arandela. permite graduar la altura de las cúspides y la guía incisal en casos de confección de prótesis removibles completas.8). impidiendo. el segmento de arco que dibujan las cúspides en las caras oclusales de las piezas dentarias antagonistas será menos cóncavo. Esto va a determinar la orientación y posición de los surcos de trabajo y balance en los molares (ver Guía Práctica N° 7). denominada relación céntrica instrumental (7. Muestra en detalle y enumerados del 1 al 5. las partes constituyentes de la caja glenoídea. por otro lado. 13-5). lo que permite reproducir solamente el punto inicial y final de la trayectoria condílea sagital. . presentan un tornillo exterior que se fija sobre el polo externo de ambos cóndilos de la rama inferior. con el uso de dos arandelas. 16). En su cara interna presenta un vastago grueso (Fig. que dejan escapar las puntas de cúspides antagonistas en los movimientos mandibulares excéntricos (7. a mayor distancia intercondílea. 13-4). 8). que la rama inferior tenga movimientos excéntricos y que se salga de céntrica (7. 8). presentan cajas glenoideas con una pared superior plana. A muestra la cara inferior y 8 muestra la cara superior del dispositivo. sin arandela. Este aditamento permite asegurar el vínculo entre las ramas superior e inferior y mantener fija la relación céntrica instrumental. de acuerdo al registro individual de cada paciente. especialmente diseñada para individualizar la guia anterior con acrílico (7. en cambio. porque se fijan a la rama por medio de un tornillo (7. Otros articuladores semiajustables presentan una pared superior curva y tienen un ángulo de Bennet fijo en forma arbitraria. que permiten fijar los modelos de yeso superior e inferior a las ramas superior o inferior. por medio de las arandelas en tres categorías: • Distancia intercondílea ancha de 112 mm: L (large). asegurando la relación céntrica en el articulador. Algunos modelos de articuladores. Platina de montaje y tornillo de fijación: El articulador tiene unas platinas de montaje. Distancia intercondílea angosta de 88 mm: S (small). Otros articuladores.

Muestra detalle de la púa incisal destacando la forma de paleta en el extremo superior y de media esfera en el extremo inferior. Rama Inferior del Articulador Se compone de dos sectores (Fig. Fig. 16. mediano o angosto. según la utilidad que preste el articulador. tiene una porción horizontal. Cuando la rama inferior con sus cóndilos. 8). 15. 17): uno posterior vertical. de acuerdo a la distancia intercondílea registrada con el arco facial (7. superior e interna de la caja . que pueden atornillarse en posición de ancho. está firmemente asentada en la pared posterior. donde se fija mediante un tornillo de sujeción (C) la platina de montaje inferior (B) y en el sector anterior se pueden intercambiar las mesas incisales (D). Además.66 / / / MANUAL PRÁCTICO D E OCLUSIÓN DENTARIA Fig. B. Muestra tres aspectos de la relación entre distancia intercondílea y la ubicación de surcos de trabajo. balance y protrusión en la cara oclusal de un molar inferior. en el cual se fijan los elementos condilares de la articulación temporomandibular (A).

El articulador puede describir movimientos puros de rotación. Al ubicar el punto suborbitario como referencia anterior del plano axioorbitario.GUÍA PRÁCTICA N° 2 /// 67 en el paciente por los ligamentos y la anatomía articular. denominándolas desde la A hasta la D. Es posible describir también. Además puede combinar movimientos de protrusión y de laíeralidad. El articulador es un instrumento de gran utilidad en el análisis de los contactos oclusales en las distintas posiciones y movimientos descritos anteriormente. 9. También no es relevante en el estudio de los movimientos funcionales que estén determinados por respuestas condicionadas desde el sistema neuromuscular (7. Estos articuladores programan sus dispositivos articulares por medio de un registro en cera. movimientos de lateralidad complejos. en los cuales la rama inferior se proyecta hacia adelante a lo largo de la línea media. Sus dispositivos articulares reproducen el inicio y el fin del movimiento articular y representan un promedio en áreas intermedias. con fines de ubicar el modelo superior en el articulador. 8. Estos articuladores utilizan un eje de bisagra posterior arbitrario. no es de gran relevancia en el estudio de los movimientos bordeantes. Muestra en detalle las partes constitutivas de la rama inferior del articulador. Así conseguido. el articulador está en relación céntrica instrumental y puede reproducir un eje de bisagra terminal o posterior en relación céntrica. es posible observar gran variabilidad entre operadores adiestrados al momento de medir las trayectorias condíleas sagital y lateral. 8). puros de traslación o combinaciones de éstos en la medida que las manos del operador combinen éstos en los distintos sentidos del espacio. que captura la dimensión individual de desoclusión en una posición excéntrica vis á vis canino. porque éstos están determinados . no utilizan un eje de bisagra exacto. reconociéndose lados de trabajo y balance o de no trabajo en el articulador. 1 7. No obstante. basada en promedios poblacionales que no son representativos de todas las poblaciones (7. quien debe con criterio elaborar una galleta de cera más gruesa al lado de balance del movimiento mandibular y asegurar que en el acto de captura del registro no se genere una distracción articular que perturbe la medición. factor que distorsiona la reproducción de las relaciones intermaxilares al momento de programar un cambio de dimensión vertical oclusal como objetivo terapéutico. generándose movimientos lateroprotrusivos. y ambos factores están ausentes en el articulador. 8). La confección de este registro requiere de gran experiencia por parte del operador. glenoidea de la rama superior. se utiliza un localizador nasion que ubica el punto suborbitario a 22 mm del punto nasion. presentando gran relevancia en el estudio de los movimientos mandibulares funcionales cuando los dientes están en contacto (7. Esta distancia es arbitraria. basado en promedios poblacionales. El articulador es capaz de reproducir movimientos protrusivos. 10). desde la posición intercuspal. LIMITACIONES GENERALES DEL ARTICULADOR SEM! AJUSTA BLE TIPO ARCÓN Fig.

Movimientos bordeantes (poliedro de Posselt). .Movimientos intrabordeantes: a) Protrusión b) Retrusión c) Laterotrusión Nombre cuatro limitaciones de los articuladores semíajustables. Describa las diferentes escuelas oclusionistas y cómo se componen. 4. Defina articu\adot semi-ajustable. 2. 6. Analice las partes del articulador y explique cómo éstas permiten la reproducción de los movimientos mandibulares en: . . 5. sin perder la reproducción de los contactos dentarios en el articulador. Qué factor determina la posibilidad de variar la dimensión vertical. . Cuáles son los factores que determinan la indicación ideal en el uso de articuladores. Enumere ventajas para cada uno de los tipos de articuladores. Cuáles son las bases en el diseño de los articuladores en la actualidad. 9. 8. Cuáles son las indicaciones de uso de los articuladores. 7.Apertura y cierre. upo Arcón y de montaje rápido.68 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. 3.

Analice el siguiente cuadro: ARTICULADOR SEMIAJUSTABLE TIPO ARCON PARTES DEL ARTICULADOR RAMA SUPERIOR RAMA INFERIOR ELEMENTOS AJUSTABLES DISTANCIA INTERCONDÍLEA CUERPO CÓNDILO CAJAS GLENOIDEAS PLATINA DE MONTAJE Y TORNILLO DE FIJACIÓN MESA INCISAL Y TORNILLO DE FIJACIÓN GUIA Condílea IATERAL ARANDELAS PARA DISTANCIA INTERCONDÍLEA GUIA CONDÍLEA SAGITAL INCLINACIÓN DEL PLANO OCLUSAL PÚA INCISAL PLATINA DE MONTAJE Y TORNILLO DE FUACIÓN GUIA INCISAL DIMENSIÓN VERTICAL .GUÍA PRÁCTICA N° 2 III 69 10.

Panamericana. 11:305-320. Kentucky. Okeson J P. México. 4. Biotti J. E (2002) Dental Instrumentation IV. Starcke. Revista de Tecnología Dental. 2: 138-140. 2006. 531-554. Págs. 6. Journal of Prosthodontics. Starcke. Journal of Prosthodontics. Diagnóstico práctico de oclusión.70 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Journal of Prosthodontics. 9. Loeff N. 7. Starcke. (2002). 11:134-146. González C. Tratamiento de Oclusión y Afecciones temporomandibulares. Ed. Whip-Mix Articulators and Accessories. Caracas Venezuela. Mosby. 1992. 8. España. Biotti J. AMOLCA. Mosby 1997. 11:211-222. Espinosa de la Sierra R. 1995. Análisis crítico del articulador semiajustable tipo arcon. E (2002) Dental Instrumentation I. Ed. Starcke. Whíp Mix Corporation. 10. E (2002) Dental Instrumentation II. 4a edición Capítulo 18. 12: 51-62. 5. The Glossary of Prosthodontic Terms. E (2002) Dental Instrumentation III. Glosario de Oclusión Dentaria y Trastornos Temporomandibulares. Manns A. . Journal of Prosthodontics. 2.Years Book y Harcourt Brace 1999. USA. 3. Lousville.

la relación del modelo superior con el plano axio-orbitario y la inclinación del plano de oclusión (1. y en todo momento. I Olivas auriculares (Fig. 1. que fija el grado de separación de las olivas que se ubican en el extremo distal de las ramas. 1-3): Tiene forma de U y permite asegurar la posición e inmovilidad del arco facial durante la toma de las referencias anatómicas. es que los brazos se abren o cierran en forma simétrica desde la línea media. 1). 4). a nivel del nasion anatómico. la relación del modelo superior con el plano horizontal de referencia. 2). con respecto a un plano llamado axio-orbitario (2. mediano o angosto. 1-1): Sirven como primer y segundo punto anatómico de referencia. puesto que al introducirse en los meatos auditivos externos sirve para localizar en forma arbitraria el eje intercondíleo del pa- . 3. para luego trasladarlas al articulador semiajustable. instrumento que permite ubicar el modelo superior en relación al plano axioorbitario determinado con valores promedio. 1-4): El arco facial posee dos brazos (derecho e izquierdo) que se conectan por medio de tres tornillos: dos posteriores. el punto suborbitario. ciente. La característica principal de este diseño de arco facial. además de mantener la posición del modelo superior por medio de indentaciones que el paciente deja sobre un material plástico que se coloca sobre el tenedor. II Nasion (Fig. Muestra las partes constituyentes del arco facial de montaje rápido. fija la distancia entre ambos cóndilos mandibulares. IV Brazos (Fig. Además. y así hacerlo coincidir con el eje del articulador o eje instrumental. tales como: la distancia intercondílea. Este tornillo está en el interior de una ranura en la que se señala si la distancia intercondílea registrada por medio de las olivas auriculares de plástico corresponde a las categorías de ancho.GUÍA PRACTICA N° 3 ARCO FACIAL Y MONTAJE DEL MODELO SUPERIOR JORGE BIOTTI PICAND ARCO FACIAL ANATÓMICO El arco facial de montaje rápido es un instrumento que permite registrar varías de las referencias anatómicas del paciente. que por su parte inferior asegura la posición del tenedor con sendas nueces metálicas. que unen los brazos a una barra transversal. 1): Fig. los cóndilos mandibulares. III Tenedor u horquilla (Fig. Este plano está compuesto por dos puntos anatómicos de referencia posterior. y un tornillo anterior. 1-2): Aditamento que sirve para determinar el tercer punto anatómico de referencia. sus componentes quedan centrados (Fig. que junto Las partes que componen el arco facial de montaje rápido son (Fig. es que permite localizar la posición tridimensional del modelo superior en el espacio. Recordemos que una de las utilidades principales del arco facial.

En el extremo contrario al que se unen las varillas laterales a la anterior. en una línea que une el tragus con el ángulo externo del ojo. el arco facial encuentra el eje de bisagra posterior real del paciente y al mismo tiempo registra el plano axiorbitario y su relación con el plano oclusal. permite asegurar de modo estable y cómodo para el paciente esta pizarra de inscripción. 4. Esta horquilla permitirá por medio de un material plástico. El segundo dispositivo está constituido por el arco mandibular. De tal modo. Un dispositivo que hace de pizarra para granear movimientos mandibulares en el B. En forma arbitraria localiza el punto del eje de bisagra a 11 mm por delante del tragus. Localizador) exacta del eje de bisagra: Para localizar el eje de bisagra posterior de modo exacto. 2. Fig. con una nuez de fijación que asegura cada vez la posición individual registrada. La varilla anterior recibe un dispositivo en forma de horquilla exactamente ubicado en la línea media. alrededor del cual los cóndilos de la mandíbula rotan durante el movimiento de apertura y cierre. y pidiéndole a éste que asegure en un cierre bucal en la relación mandibular en relación céntrica fisiológica (4). de tal modo. Este plano oclusal puede ser capturado para el montaje del modelo superior colocando un material al estado plástico. Localización del eje de bisagra posterior Se puede localizar de modo exacto o arbitrario. acrílico o compuesto de modelar. sobre el arco craneal. que se unen entre sí por nueces mecánicas con un tornillo de apriete que regula la relación entre las tres varillas. El eje de bisagra posterior es un eje transversal intercondíleo. el punto suborbitario. Este dispositivo tiene tres varillas. Localización arbitraria del eje de bisagra: El arco facial de montaje rápido al ser ubicado en la cabeza permite orientar el modelo superior en el articulador. Otros clínicos ubican el eje de bisagra posterior en un punto en que es posible granear la curva de apertura bucal en el plano sagital a nivel preauricular. Se agrega el punto anatómico de referencia anterior. El arco craneal además. protrusión y lateralidad en el lado de balance. Arco facial cinemático Este dispositivo mecánico destinado a encontrar el eje de bisagra posterior en relación céntrica. Se encuentra el eje preciso en el momento en que el arco facial dibuja un punto y no un arco (3. de modo de que si es necesario alargar o acortar una o la otra se puede soltar la nuez de sujeción. a partir de su posición de relación céntrica fisiológica (3. hasta conseguir superponer los arcos registrados del movimiento mandibular de apertura. como cera. Para ubicar el eje de bisagra posterior se granean los movimientos mandibulares en el plano sagital. es un instrumento constituido por dos dispositivos. con un descanso en el punto nasion y un elástico que une ambos extremos supraauriculares del arco. de acuerdo al plano axío-orbitario. plano sagital y que es parte de un arco ubicado en el cráneo a modo de anteojos. A. 5). a nivel auricular. Muestra un arco facial cinemático con A su arco craneal y B su arco mandibular. fijar el arco mandibular al arco dentario inferior. el cual se ubica por medio del posicionador nasion. . La varilla anterior es portadora de un estilete para marcar el punto suborbitario. y hacerla coincidir con las curvas de protrusión y lateralidad del lado de balance. sobre la cara superior de la horquilla que fija el arco mandibular a la boca del paciente. que gráfica en el plano sagital el movimiento de apertura y cierre (Fig. compuesto de modelar o silicona. 5). se debe utilizar un arco facial cinemático. el arco mandibular acompañará en todo momento a los movimientos mandibulares. pende un dispositivo trazador gráfico con una punta seca inscriptora. 2). realizar el movimiento de corrección y luego asegurar la nueva posición apretando la nuez de sujeción.72 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA a su eje de bisagra posterior se registran arbitrariamente por las olivas auriculares mencionadas. una anterior y dos laterales.

Se coloca el localizador Nasion. 3). • REGISTRO CON ARCO FACIAL Limpieza de las olivas auriculares. que corresponde al eje de bisagra del articulador (3. se lee la distancia intercondílea correspondiente al paciente en la zona anterosuperior del arco facial (posiciones L. Muestra la orientación en el plano sagital para encontrar el eje de bisagra posterior de modo arbitrario. en las posiciones L. 3. esto facilita la ubicación de los componentes del articulador en la relación céntrica instrumental. MONTAJE DEL MODELO SUPERIOR Para el montaje del modelo superior se requiere de: Arco Facial Taza de goma Tenedor y compuesto de modelar Agua caliente o mechero de alcohol Yeso blanco nieve. Para el montaje del modelo superior es necesario retirar la púa incisal. retirando previamente la púa incisal y haciendo coincidir los orificios de las olivas auriculares con las salientes metálicas de las cajas glenoideas que reciben el arco facial. Al igual que lo descrito en la rama inferior. por delante de las salientes metálicas mencionadas. de acuerdo a la distancia intercondílea que corresponda al paciente. Fig. soltando previamente el tornillo central que une los brazos del arco facial. Se retira el arco facial de la cabeza del paciente. con el objeto que no se pueda distorsionar al fijarlo al articulador. Es de suma importancia que se fije con firmeza la posición del tenedor con respecto a los brazos del arco facial. que reciben al arco facial a través de las olivas auriculares. indentando las piezas superiores y asegurando que el vastago coincida con la línea media. M o S). manteniendo una leve presión hacia adelante. se monta el arco facial en la rama superior del articulador. asegurando su correcto asentamiento (3. se consigue que el paciente mantenga fija la posición del tenedor en boca. Se suelta el tornillo anterior del arco y las nueces que aseguran el tenedor. la que asegura por medio de unas arandelas que espacian las cajas glenoideas del centro del cuerpo de la rama superior del articulador. Con un elástico se aseguran los brazos del arco facial. Se templa con agua caliente. 5). Se fijan los tornillos del arco facial. Se introduce el vastago del tenedor que está en boca en las nueces que aseguran el arco facial al tenedor. se fija en la rama superior la distancia intercondílea correspondiente al paciente en las posiciones L. Con rollos de algodón o cera. Se fijan los cóndilos de la rama inferior. El ángulo de Bennett se deja en 0o La platina de montaje se coloca en la rama superior. Se fijan las nueces del arco facial fuertemente.Guh PRACTICA IST 3 /// 73 y 5 mm por debajo de esta línea (Fig. Se coloca en posición el arco facial en la cara del paciente. M o S. asegurando con una mano la posición de la nuez. M o S. Se coloca en posición el tenedor en la boca del paciente. y una pequeña depresión. La rama superior tiene inserta una platina de montaje que recibe el yeso blanco nieve que fija el modelo supe- . Se cubre de cera o compuesto de modelar el tenedor. 5). Luego. según lo incorpora el arco facial de montaje rápido del artículador Whip-Mix. Antes de articular el modelo superior se debe preparar el articulador para el montaje de éste: • Se debe colocar la inclinación de la guía condüea sagital en 30°. al mismo tiempo que con la otra mano se aprieta el tornillo de la nuez con un destornillador. Una vez que se fijan en posición las olivas auriculares. colocada entre las piezas dentarias inferiores y el tenedor. El articulador está provisto en su rama superior de sendas salientes metálicas. El paciente mantiene con sus manos la posición de las olivas en los conductos auditivos externos.

4. puesto que este contacto se puede perder por la expansión experimentada por el yeso en el momento de endurecer. 4). el tiempo en que fragua el yeso. se debe hacer una fuerza contraria. 2. En este proceso. ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. que asegure la correcta posición del modelo superior en la rama del articulador. El yeso se completa. Evalúe eí montaje del modelo superior: • Verificar la preparación del articulador para el montaje del modelo superior * Inclinación del plano oclusal * Terminación del yeso en dos etapas • Mantención del arco facial en posición. 4) (Fig. Para evitar esto. con el plano oclusal dirigido de atrás hacia adelante y de arriba hacia abajo (3.74 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA rior a ella. Al conseguir fraguado de dos masas por separado se disminuye el volumen de expansión total de la masa de yeso que asegura la posición del modelo superior en la rama superior del articulador. Enumere quince etapas consecutivas del registro con arco facial de montaje rápido. Describir el relacionador nasion y su relación exacta con el punto suborbitario. 3. Muestra una vista lateral del arco facial de montaje rápido en correcta ubicación. Describir el plano axio-orbitario en el articulador. Al retirar el arco facial tendremos el modelo en correcta posición. en dos etapas. Fig. el operador debe asegurar que la rama superior del articulador esté constantemente en contacto con la barra transversal que une los brazos del arco facial. . entre la platina de montaje y el modelo superior. 4.

GUÍA PRÁCTICA N° 3 /// 75 5. Analice el siguiente cuadro: ARCO FACIAL LOCALIZA £JE DE BISAGRA ARBITRARIO ANATÓMICO I CINEMÁTICO LOCALIZA EJE DE BISAGRA EXACTO FUNCIONES _ 1 _ COMPONENTES PANTÓGRAFO ESTEREÓGRAFO REGISTRA REFERENCIAS ANATÓMICAS OLIVAS AURICULARES DISTANCIA INTERCONDÍLEA RELACIONA MODELO Y PLANO AXIO ORBITARIO NASION INCLINACIÓN DEL PLANO OCLUSAL TENEDOR BRAZOS . al armarlo: a) Olivas auriculares b) Nasíon c) Tenedor u horquilla d) Brazos. 6. Desarmar el arco facial y reconocer la importancia de cada una de sus partes. 7. Describir la importancia de la indemnidad del plano de oclusión en el proceso de montaje del modelo superior.

1992. ¿Qué referencia posterior utiliza el arco facial para ubicar el modelo superior en relación al eje axio-orbitario y qué formas de localización conoce? 9. Caracas. Chicago. Whip Mix Corporation. USA. 2. Ed AMOLCA. Ed. Loeff N. González C. Biotti J. Kentucky. México. Curnutte D. 1997. Diagnóstico práctico de oclusión. Occlusal Correction Principies and Practice. Mosby. The Glossary of Prosthodontic Térras. 1988. 5. Inc. Panamericana. 2006. Quintessence Publíshing Co. 3.76 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 8. ¿Cómo se prepara el articulador para recibir el registro del arco facial y montar el modelo superior? 10. Glosario de oclusión dentaria y trastornos temporomandibulares. 4.. ¿Cómo reconoce la distancia intercondílea que tiene el paciente? REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. 1995. . Lousville. Venezuela. Espinosa de la Sierra R. Manns A. Whip-Mix Articulators and Accessories. Solnit A..

II. A. Este eje de bisagra posterior del paciente debe ser transferido al articulador. va a permitir en el articulador: A. y por ende. Consecuentemente. toda toma de registro de la relación céntrica debe ser determinada bajo condiciones de salud articular y muscular mandibular. . La toma de registro de la relación céntrica (RC) cumple con los dos siguientes significados clínicos (Fig. CONFECCIÓN DE UN DESPROGRAMADOR ANTERIOR ARTURO MANNS FREESE I. también mandibular terapéutica de referencia. 7. con el objeto de efectuar un análisis instrumental de su oclusión dentaria. Ubicar o localizar en el paciente el eje de bisagra posterior. Además.Eje de bisagra en RC instrumental.GUÍA PRÁCTICA N° 4 MONTAJE DEL MODELO INFERIOR I.Eje transversal ¡ntercondíleo con rotación de ambos cóndilos. es decir. de la oclusión dentaria de un paciente o en los casos de rehabilitaciones oclusales extensas. la relación céntrica es una posición articular predecible. es posible afirmar que la relación céntrica es la posición articular. un eje retrusivo "no forzado" y que la localización de este eje transversal intercondíleo. haciéndolo congruente o coincidente con su eje de bisagra en la llamada RC instrumental. TÉCNICAS DE REGISTRO DE LA RELACIÓN CÉNTRICA I I . cuando se debe examinar o restaurar una oclusión dentaria. Por consiguiente. La RC instrumental es aquella posición en la cual la rama inferior del articulador queda con ambos cóndilos pegados contra la pared posterior. Fig. por medio de un articulador. 1): I. Una duplicación y reproducibilidad en el laboratorio de las relaciones máxilo-mandibulares con contacto dentario del paciente. superior e interna de la caja articular de la rama superior de éste (1). bajo un estado de adaptación morfofuncional asintomático del paciente. B. estable y que puede ser registrada independientemente de la oclusión dentaria. TÉCNICAS DE REGISTRO DE LA RELACIÓN CÉNTRICA En los casos clínicos en los cuales se debe realizar un análisis instrumental. permitirá que ambos cóndilos roten alrededor de él en un arco de apertura-cierre de la mandíbula. siempre que el paciente no presente condiciones patofisiológicas musculares (desórdenes musculares) o articulares (desórdenes articulares).I I : I. así como de mayor grado de validez y confiabilidad clínica. debemos contar clínicamente con una posición de centricidad mandibular confiable y reproducible: la relación céntrica. o por último. El procedimiento clínico de coincidencia del eje de bisagra posterior con la RC instrumental.

en la cual ambos cóndilos son estabilizados contra las vertientes posteriores de ambas eminencias articulares. Relación céntrica y su definición anatómica-esqueletal. Relación céntrica y su definición músculo-esqueletal. no forzada hacia atrás de la mandíbula y presión anterosuperior de los cóndilos. la posibilidad de variar la dimensión vertical oclusal. una carga articular normal y fisiológica que sea compatible con la resistencia tisular de los tejidos articulares (2. 2. Las tres superficies articulares (condilar. que en conjunto desarrollan un componente de fuerza anterosuperior. Fig. 3. en la cual ambos cóndilos están localizados en su posición fisiológicamente más superior. Figura adaptada de Bumann A y Lotzmann U (3). más delgada y avascular del disco articular (2). enfrentando tanto la vertiente anterior condilar a la vertiente posterior de la eminencia articular así como el polo condíleo medial a la pared glenoidea medial. Esta fuerza muscular anterosu- Fig.3). C. B. por el tono muscular y la fuerza direccional anterosuperior del grupo muscular supramandibular (músculos elevadores y pterigoídeos externos. puede ser definida desde cuatro puntos de vista: A. La relación céntrica (RC) articular. anterior y media dentro de sus cavidades articulares. Definición Anatómica-esqueletal (Fig. 2): La RC es una relación máxilo-mandibular en céntrica ortopédicamente estable. con inserción fija craneal superior y móvil mandibular inferior). A. Ambos cóndilos quedan restringidos a un movimiento rotacional puro en torno a un eje intercondilar transversal (eje posterior de bisagra o eje de bisagra posterior "no forzado"). discal y temporal) se mantienen enfrentadas y juntas básicamente por la actividad de los músculos supramandibulares. Definición Clínica-operacional (Fig. e interponiéndose entre ambas superficies articulares funcionales la porción media. 3): La RC articular o más específicamente su posición músculo-esqueletal estable (PME) es una posición sin influencia del contacto oclusal. Anatómica-esqueletal Músculo-esqueletal Clínica-operacional Adaptativa-funcional perior debe provocar en un estado de normalidad funcional articular. B. C.78 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA B. demostrada según corte sagital y frontal de la articulación temporomandibular. D. Dentro de ciertos límites. . Corresponde específicamente a la definición más ampliada de relación céntrica fisiológica (RCF). 4): La RCF y especialmente también su posición músculo-esqueletal estable se logra registrar clínicamente con ambas arcadas dentarias levemente sin contacto y ejerciendo una fuerza inductiva muy leve. Definición Músculo-esqueletal {Fig.

. que permiten que una articulación temporomandibular con cambios estructurales pueda soportar una sobrecarga sin sintomatología de incomodidad y dolor articular. Inducidas por manipulación mandibular Como la localización de la RCF es determinada bajo manipulación mandibular por el clínico. 5. que se basa fundamentalmente en los siguientes cuatro aspectos: (1) La estabilidad posicional de la articulación temporomandibular no la determina el disco articular. Figura adaptada de Bumann A y Lotzmann U (3). muchas veces no presenta dolor a la carga articular (5). Definición Adaptativa-funcionah Comprende el concepto de relación céntrica adaptada descrita por Dawson (4). D. se pueden agrupar básicamente en tres categorías: A. Fig. (2) Una articulación temporomandibular sometida a cambios estructurales. En cambio en una articulación temporomandibular laxa. 5). con una banda interna horizontal del ligamento temporomandibular laxa o distendida.GUÍA PRÁCTICA N° 4 /// 79 Fig. En una articulación temporomandibular sana. Relación céntrica y su definición clinica-operacional. debido a la imposibilidad del paciente de encontrarla por sí mismo. (4) Estas articulaciones temporomandibulares deben ser tratadas como "normales" si están en una RC adaptada. (3) Ocurren cambios adaptativos articulares (especialmente en la zona discal o bilaminar). La definición clinica-operacional de la RCF no debe confundirse con una manipulación mandibular retrusiva o posterior forzada hacia relación céntrica ligamentosa (RCLJ con cierre en rotación condilar alrededor del eje de bisagra terminal en RCL. mientras más fuerza retrusiva de manipulación mandibular se ejecuta mayor será el alargamiento ligamentario y una posición condílea más posterior (Fig. como en los desórdenes intracapsulares y específicamente el desplazamiento discal (30-33% de los pacientes normales lo poseen). se manifiesta solamente un restringido movimiento condíleo posterior desde RC. está abierta a las críticas de los opositores a estas técnicas basadas en la variabilidad intra e interoperador. 4. Manipulación mandibular hacia relación céntrica fisiológica con un arco de cierre en rotación condilar alrededor del eje de bisagra posterior en RCF Durante la manipulación mandibular hacia RCF el grado de libertad condilar anteroposterior varía según el estado de salud de las estructuras articulares. DESCRIPCIÓN DE LAS TÉCNICAS DE REGISTRO DE LA RELACIÓN CÉNTRICA FISIOLÓGICA (RCF) Las diferentes técnicas de registro de la RCF. sino que básicamente la fuerza muscular anterosuperior del grupo muscular supramandibular.

2. con el mentón apuntando hacia arriba y con la cabeza-cuello en posición recta con respecto al tronco. 1. es posible mencionar básicamente dos: la del "chin point" o punta del mentón o la bimanual de Dawson. Entre las técnicas por manipulación mandibular con resultante posterior. sino que en una posición intermedia entre ambas (Fig. 2. es posible comentar que ambas inducen a una manipulación manual más posterior o retrusiva de ambos cóndilos con respecto a su RCF. 6. Las órdenes deben ser suaves. Como críticas a estas técnicas. Se debe ubicar al paciente en una posición reclinada (posición 10:15 hrs) y relajada en el sillón dental con el mentón apuntando hacia arriba y con la cabeza-cuello en posición recta con respecto al tronco. 8). Fig. Técnica de registro de la relación céntrica inducida por manipulación mandibular . 7. A. Esto con el objeto de facilitar la retrusión mandibular (Fig. Una vez localizados ambos cóndilos en sus cavidades articulares. La cabeza no debe estar en flexión dorsal como tampoco ventral. sino que en una posición intermedia entre ambas. La actitud de pasividad total la percibe el operador cuando la mandíbula "flota" en su mano sin resistencia muscular de parte del paciente. 6). Con resultante posterior. . 9). amables y tranquilizadoras . Técnica de registro de la relación céntrica inducida por manipulación mandibular-la cabeza del paciente no debe estar en flexión dorsal como tampoco ventral. 3. 2. 7). Entre las técnicas por manipulación mandibular con resultante antero-superior. se describen las con pulgar intra o extrabucal (Fig. En la técnica del "chin point" o punta del mentón.el paciente debe estar ubicado en una posición reclinada y relajada en el sillón dental.80 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA RECOMENDACIONES CLÍNICAS: 1. A. Fig. estableciendo un "raport" con el paciente. Se pueden clasificar en: 1. Se explica al paciente el procedimiento que se va a realizar para obtener su colaboración. especialmente en casos de articulaciones temporomandibulares laxas. Con resultante anterosuperior. con el operador ubicado por delante del paciente. se toma la mandíbula con una mano colocando el pulgar sobre el mentón y el dedo índice contra el borde inferior (Fig. 4. Actitud de pasividad total del paciente: nunca solicitar una relajación mandibular con voz áspera y autoritaria.

A-. 8. Pulgar intrabucal. lo que asentará finalmente a ambos cóndilos hacia arriba y adelante permitiendo la determinación de un arco de cierre en RCF. Albertini J. Técnica del "chin point" o punta del mentón con asentamiento anterosuperior de ambos cóndilos mandibulares.Pulgar extrabucal. Manipulación mandibular con resultante posterior pulgar ¡ntrabucal.GUÍA PRÁCTICA N° 4 / / / 81 Fig. 10) el operador ubicado por detrás del paciente y con los cóndilos localizados en sus cavidades articulares. La imagen anatómica corresponde a Bumann A y Lotzmann U (3). Bechelli A (7). mientras con los pulgares presiona hacia Fig.. B. En la técnica bimanual de Dawson (Fig. manipula la mandíbula aplicando una fuerza ascendente en su borde inferior y ángulos goníacos. 9. Figura adaptada de Alonso A. . se le solicita cerrar la mandíbula por leve activación de su musculatura elevadora en contra de una presión suave del pulgar contra el mentón hacia abajo y atrás.

se encuentra normalmente en una posición F¡g. esta posición determinada manualmente no siempre es coincidente con la céntrica neuromuscular mandibular del paciente. B. Como crítica a esta técnica es que la miocéntríca en un paciente sano. A partir de ella. es que en la primera el operador está ubicado frente al paciente. Bechelli A (7). I I . especialmente en situaciones de laxitud articular. abajo y atrás. Esta maniobra asentará los cóndilos hacía arriba y adelante. Mediante las contracciones rítmicas de la musculatura estimulada. se consigue una relajación muscular y una PPM estable. el paciente cierra activamente y sin fuerza en el material de registro interoclusal (Beauty Pink). La figura fue adaptada de Bumann A y Lotzmann U (3). 10. permitiendo la determinación de un arco de cierre en RCF. La ventaja clínica de la técnica del "chin point" sobre la bimanual de Dawson.82 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. 11). Técnica bimanual de Dawson con asentamiento anterosuperior de ambos cóndilos mandibulares. Técnica electroinducida con electroestimulación cutánea. monitoreando visualmente la ejecución de su manipulación mandibular. . Electroinducidas (3) Manteniendo el tronco y la cabeza erguidos. Albertini J. Si bien es cierto que ambas técnicas con resultante anterosuperior ubican los cóndilos en una posición de RCF. se aplica en ambas regiones preauriculares electroestimulación cutánea (TENS) rítmica con el miomonitor de Jankelson (Fig. El esquema en A fue adaptado de Alonso A.

Estos engramas neuromusculares tienen su base neurológica a nivel de la red ínterneural de los núcleos sensitivos del V par del tronco encefálico. que son mecanismos neuromusculares de adaptación o compensación morfofuncional que permiten a la oclusión dentaria adecuarse a los inmediatos o lentos cambios que experimenta toda relación oclusal en el tiempo. Eliminación de la alteración en la programación neuromuscular de cierre oclusal de la mandíbula.relación céntrica. 12.GUÍA PRÁCTICA N° 4 /// 83 protrusiva (contactos prematuros en las caras palatinas de incisivos superiores) con respecto a la posición intercuspal. Laminillas de Long Jig incisal o desprogramador anterior Plano interoclusal "Power Centric" o céntrica de fuerza e internucleares: sus axones se arborizan formando colaterales ascendentes y descendentes que recorren el cuerpo de estos núcleos (sistema proprio trigeminal). se suprime el contacto prematuro a una mayor dimensión vertical y con una posición condilar más retruida o posterior que con respecto a posición intercuspal comparado con la imagen en (Af. Figura adaptada de Alonso A. La desprogramación neuromuscular puede ser definida con base en los siguientes aspectos (2): Procedimiento clínico que borra o suprime la información mecanosensitiva periodontal de las piezas dentarias que entran en contacto prematuro en el cierre mandibular en posición de contacto en RCF o posición retruida de contacto "no forzado" y que determinan un deslizamiento en céntrica hacia una posición intercuspal alejada de la oclusión en RCF u oclusión céntrica. especialmente relacionados con una oclusión en relación céntrica o posición retruida de contacto diferente a la posición intercuspal habitual del paciente. la programación motora que guía la mandíbula muscularmente hacia la posición intercuspal habitual. es posible hacer referencia básicamente a cuatro de ellas: 1. RC. que están involucradas en el procesamiento sensorial (input) y la regulación motriz (output) de diferentes funciones orofaciales. La programación neuromuscular de cierre oclusal de la mandíbula está basada en engramas neuromusculares (2). y por ende. Esta red Ínterneural cumple con las siguientes características fisiológicas (6): Las interneuronas del núcleo espinal y núcleo sensitivo principal están encargadas de las conexiones intra En este sentido es posible afirmar que los desprogramadores neuromusculares son dispositivos o materiales intraorales que se utilizan clínicamente para borrar o suprimir estos engramas. Esto se logra por una supresión de los contactos de las piezas posteriores por un cierto período. Autoinducidas por desprogramación neuromuscular Entre estas técnicas de localización de la RC. • C. En (B) con un mayor grosor de las láminas de Long. con un contacto prematuro a nivel de los 2OS molares y una posición más posterior condilar que en PI. pertenecen a una red o plexo neural funcional reflejo. por medio de la supresión de la información mecanosensitiva periodontal de los dientes que entran en contacto prematuro y que desvían la mandíbula a una PI de acomodo o adquirida. alejada de su oclusión céntrica. . mediante engramas neuromusculares que se seleccionan adecuadamente según la información sensorial recibida. especialmente del núcleo espinal oral. 3. En |A) se observa que con el grosor de las láminas de Long se a\canza la PRC. es decir. Bechelli A [7). Laminillas de Long con fulcro en el tope anterior y acción pivotante de ambos cóndilos. obteniendo así una reprogramación neuromuscular del cierre oclusal mandibular (2). Regula la acción muscular. en la circuitería neural segmentaria. Albertini J. Las interneuronas. 4. 2. asi como del control motor integratívo.posición retruida de contacto. P¡.posición retruida de contacto o posición de contacto en relación céntrica. Fíg. PRC.

permitiendo una acción pivotante de los cóndilos a una posición más anterosuperior dentro de sus cavidades articulares merced a la fuerza direccional elevadora mandibular (7). su efecto comparativo difiere en cuanto a los niveles de reducción EMG alcanzado (inicio. En un estudio aún no publicado. 13). III. se puede observar una disminución más acentuada con el jig que con las láminas de Long. láminas de Long y jig incisal. puede crear una pendiente posterior con un concomitante desplazamiento muy posterior de la mandíbula y de sus cóndilos. 13. muestra la evolución porcentual en el tiempo tanto para las láminas de Long como para el jig. AI examinar el efecto final sobre la actividad EMG de ambos músculos.001). El efecto de reducción EMG con el jig fue notoriamente superior al obtenido con las laminillas de Long.84 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Autoinducídas por desprogramación neuromuscular C. Su uso más allá de 15 minutos no es recomendable. SÍ el juego de laminillas es demasiado rígido. Estos resultados permiten extraer las siguientes conclusiones: A pesar de que ambos desprogramadores determinan un efecto de desprogramación maseterina y temporal. en la reducción de la actividad EMG de dos de los principales músculos elevadores mandibulares: masetero y temporal (anterior). Manns y col (8) compararon la efectividad clínica de dos desprogramadores. como si mordiera un bocadillo. ya que provoca incomodidad neuromuscular en los pacientes. Ambas diferencias fueron estadísticamente significativas (P>0.1. II. CRÍTICAS I. Autoinducídas por desprogramación neuromuscular C. determinará una ubicación más anterior de los cóndilos a la RCF. Laminillas de Long (Fig. Forma un tope anterior para el contacto solamente de los ángulos mesioincísales de los incisivos centrales inferiores con desoclusión de las piezas dentarias restantes (Fig. que va aumentando a medida que transcurre su tiempo de acción.2. . La Fig. Si el paciente intenta morder el juego de laminillas en una posición ligeramente protrusiva mandibular. Luego experimentan con ambos desprogramadores una paulatina disminución en el tiempo. durante y final de sus tiempos de acción). formando un tope anterior para el contacto solamente de los incisivos centrales inferiores. Jig incisa! o Des programad o r anterior Es un dispositivo intraoral anterior confeccionado individualmente en acrílico de autopoUmerización que se adapta a las piezas dentarias anterosuperiores. 12) Juego de laminillas de acetato o plástico de 10-12 mm de ancho.1 mm. Jig incisal o desprogramador anterior. Además. El tope anterior actúa como fulcro. Se interponen entre los incisivos hasta desocluir los posteriores. A los 0 minutos la actividad EMG es notoriamente mayor con las láminas de Long (aproximadamente 135% para el Ma y 155% para el PAT) con respecto al jig (85% aproximado para ambos músculos). Las láminas de Long provocan en un primer momento un incremento EMG. 14 confeccionada con base en el promedio de la actividad EMG integrada de los músculos masetero (Ma) y porción anterior del temporal (PAT) de los 8 sujetos estudiados. se determinó las ventajas y desventajas clínicas de uno u otro desprogramador como dispositivo de pacificación neuromuscular. Fig. 40-50 mm de largo y un espesor de 0. para luego reducirla casi al finalizar su tiempo de acción sin alcanzar los niveles conseguidos con el jig. El jig provoca una inmediata reducción EMG.

con base en planos interoclusales. incremento de la dimensión vertical oclusal y contacto puntiforme de incisivos centrales (de menor umbral mecanosensitivo periodontal) en un tope anterior duro. instaurada bajo severas indicaciones y aplicada minuciosamente. el método más efectivo de pacificación neuromuscular fue el jig incisa!. Promedio y desviación estándar de los 8 sujetos estudiados de la actividad EMG tónica integrada expresada porcentualmente 1100%= EMG inicial en posición postural mandibular) del Ma y PAT durante el efecto de las láminas de Long y el jig incisa). Autoinducidas por desprogramación neuromuscular C. 14. Plano de estabilización seccionado por mesial de ambos caninos. constituye una ayuda valiosa y significativa en el tratamiento de la sintomatología asociada a trastornos temporomandibulares. . Fig. Plano Interoclusal (Fig. que después de la terapia oclusal reversible de estabilización oclusal y con remisión de la sintomatología disfuncional. es recomendable usar la sección anterior del plano como desprogramador y elemento de registro de la relación céntrica. La sección anterior se usa como desprogramador anterior. 15. 15) Una terapia oclusal reversible.GUÍA PRÁCTICA N° 4 /// 85 En los 8 sujetos con normalidad funcional. Fig.3. Es así. debido a: inoclusión de las piezas posteriores.

con una consiguiente disminución del espacio fisiológico entre las superficies articulares. 17).49 mm más anterior y entre 0. Usando un tope anterior predeterminado (cera DELAR azul). se instruye al paciente de morder firmemente contra los registros de cera a nivel de las piezas posteriores con una céntrica de fuerza. .20-0.4. 10) demostraron que bajo céntrica de fuerza sobre un plano anterior o un tope anterior.86 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Autoinducidas por desprogramación neuromuscul. "Power Centric" o céntrica de fuerza [Fig.27-0. Jorge Ayala P). Técnica de "Power Centric" o céntrica de fuerza |cortesía del Dr. Esto significa. con respecto a su posición de relación céntrica (Fig. los cóndilos se desplazan de su eje de bisagra en relación céntrica a una posición más compresiva anterosuperior. no se conseguiría bajo la intercuspidación de las piezas posteriores dejar un espacio articular fisiológico adecuado entre las superficies articulares.44 mm más superior bajo apriete máximo. Tanto Tsukasa y col (9) como Wood y col (10). De allí que en la técnica de registro de la relación céntrica determinada por la técnica de "Power centric" o céntrica de fuerza. 16. Dos estudios de registros estereográficos de la posición condilar (9. que bajo apriete voluntario máximo en céntrica con contactos anteriores se determina una compresión articular bilateral. como tampoco Fig. para así alcanzar una RCF determinada muscularmente. 16) Esta técnica se basa en la fuerza de la musculatura elevadora del paciente para asentar los cóndilos contra el disco y eminencia articular. localizaron una posición condilar con rangos entre 0.tr C. debido a la ausencia de la función de freno vertical de las piezas posteriores en los movimientos mandibulares de cierre oclusaí conjuntamente con la desprotección de las articulaciones temporomandibulares frente a las fuerzas compresivas. dependiendo de la magnitud del apriete.

Se asegura así separación mínima de los molares. El apriete sobre un plano o tope anterior resultó en un movimiento superior (X 0. III. . IV. II. por medio de la técnica inducida por manipulación mandibular del "chin point". 17. El tope anterior debe ser plano y perpendicular a los ejes dentarios de los incisivos centrales inferiores. SÍ el tope anterior no es plano y perpendicular a los incisivos centrales sino que inclinado palatinamente. plano de reposicionamiento anterior o plano pivotante bilateral no determinó un significativo movimiento condilar fuera de su posición céntrica.44 mm) y ligeramente anterior (X 0. por medio de lo cual la fuerza direccional anterosuperior de la musculatura supramandibular bajo apriete suave ayudará a localizar los cóndilos en RC. El apriete sobre un plano de estabilización. Registro estereográfico de la posición condilar con diferentes dispositivos intraorales. al apretar sobre él se forzará la mandíbula retrusivamente a una posición más posterior a RCF. se observa una posición compresiva más anterosuperior condilar (linea de color). El desprogramador debe además guiar las excursiones laterales y protrusivas de la mandíbula. Con cinta articular se aseguran dos contactos de los incisivos centrales en una RCF "tentativa" o "inicial". Grosor del tope anterior: 3-5 mm.GUÍA PRÁCTICA N° 4 /// 87 se cumpliría con su función de freno vertical de los movimientos mandibulares de cierre oclusal. 1. II. Fig. CONFECCIÓN DE UN DESPROGRAMADOR ANTERIOR Características I. correspondiente a una separación molar de 1 a 3 mm. protegiendo de esta forma a las articulaciones temporomandibulares frente a las fuerzas compresivas. Se forma un trazado de arco gótico con la cinta articular (con doble trayectoria protrusiva) y es posible verificar los contactos en RCF obtenidos con la de la punta de la flecha. 2. Con un tope anterior y céntrica de fuerza.20 mm) de ambos cóndilos dependiendo del nivel de fuerza incisal. para conseguir un registro en cera de la RC de espesor adecuado.

.Desgaste de la rampa horizontal. A. Etapas de confección de un desprogramador anterior. C. 18.Desprogramador terminado. D.88 / / / MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig.Guia del recorte palatino. B.Indentación del incisivo inferior.

GU(A PRÁCTICA N° 4 /// 89 Confección 1. Fig. C. . Repetidas veces se retira y se coloca en posición el desprogramador de acrílico sobre los dientes anterosuperiores. hasta dejar una huella de los bordes incisales inferiores sobre el acrílico plástico (Fig. 5. Fig. respectivamente. para conseguir un registro en cera de la relación céntrica de un espesor adecuado. En etapa plástica del acrílico se amasa una pequeña porción en forma de pelota. que no transmita el calor de polimerización y que no se adhiera en forma permanente a los dientes. CI y C2 = contactos en céntrica de los ángulos mesioincisales de los incisivos centrales inferiores. visualizándose uno de los contactos en céntrica asi como su trayectoria protrusiva y laterotrusiva. Se asegura una separación mínima al nivel de los molares. Nótese que el dispositivo abarca ambos incisivos centrales superiores y los ángulos mesioincisales de los laterales. P = doble marca de protrusión. D y Fig. se tallará de modo de que sea cómodo y que no interfiera con los labios o la lengua (Figs. Fíg. que se aplica sobre los bordes incisales de las piezas anterosuperiores. Preparación del acrílico de autopolímerización. LDy Ll = trayectorias de lateralídad derecha e izquierda. por medio de la técnica de manipulación del "chin point".20y21). Con una espátula se aplana la región palatina del acrílico. 2 0 . Esto asegura que se modele correctamente. 4. sin aristas filosas del dispositivo. El desprogramador debe además. 2. Se debe controlar que no haya contactos a nivel de los molares. se aseguran dos contactos mesioincisales de los incisivos centrales inferiores en relación céntrica fisiológica. Una vez que ha polimerizado sobre los dientes. 19. 3. 2 1 . 8. Vista lateral del desprogramador anterior terminado. Se afina siguiendo las marcas del papel de articular. guiar las excursiones laterales y protrusivas de la mandíbula (Figs. Nótese los ángulos redondeados. 7. Se solicita al paciente que cierre su boca con los cóndilos en su posición de relación céntrica. 18-B. en todo momento. 6. vista frontal del desprogramador anterior en boca.l8-A).19). Vista oclusal de la zona desoclusiva del desprogramador anterior.

4. 4. 3. Cómo funcionan los desprogramadores neuromusculares. 5. ¿Es una técnica rápida y fácil? 2. 2. Cuáles son los significados clínicos con que debe cumplir la toma del registro de la relación céntrica. 5. Defina engrama neuromuscular. Nombre las características fisiológicas de la red interneuronal. . Clasifique y defina las técnicas de registro de la relación céntrica fisiológica. 6. Clasifique y defina desde cuatro puntos de vista diferentes la relación céntrica.90 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA PREGUNTAS DE DISCUSIÓN La técnica de manipulación mandibular utilizada: 1. ¿Es una técnica fácil de aprender? ¿Es una técnica simple de reproducir? ¿Es sensible y específica o confiable? ¿Se pierde la posición al conseguir el registro en cera? ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA Registro de la relación céntrica fisiológica: 1. 3.

Serv.) 1989. Yatani H. Cómo consigue que el desprogramador anterior no se adhiera permanentemente a los dientes anterosuperiores en su proceso de confección. Loeff N. JProsthet Dent 56:478-484. Lupkiewicz S. Bumann A. Chile. 2000. Masson. Lotzmann U. Argentina. Med. Albertini J. Aclinical predictability of temporomandibular joint disc displacement. Yamashita A (1999). van Steenberghe and A. Gibbs Ch. Alonso A.A. New definition for relating occlusion to varying conditions of the temporomandibular joint. Enumere las características de un deprogramador anterior. Lundeen H. 4.. JDent Res 78:650-660. 10. Mahan P (1986). Marguelles-Bonnet R. Galil KA. Schenffeldt C. Olsson KA. S. González C. Graf. Editorial Amolca. The effect of incisal bite forcé on condilar seating. Ed. Oclusión y Diagnóstico en Rehabilitación Oral. 3. Ltda. JProsthet Dent 74:619627. Westberg KG: Interneurons in the trigeminal motor system. Belgium. Cuál es el objeto de utilizar papel de articular en la confección de un desprogramador anterior. Angíe Orthod 64:53-61. Panamericana. Matsuka Y. 2. Barcelona. 5. Biotti J. De Laat (Eds. 2. España. von Píate y Cía. . Caracas. Wood DP. Buenos Aires. 3.Santiago. 2006. Floreani KJ.. Manns A.. Confección de un desprogramador: 1. 1999. Manns A. Loading on the temporomandibular joint with five occlusal conditions. Glosario de Oclusión Dentaria y Trastornos Temporomandibulares. 1999. Atlas de Diagnóstico Funcional y Principios Terapéuticos en Odontología. Teteruck WR (1994). Manual Práctico de Oclusión.GUÍA PRACTICA N° 4 /// 91 7. Young H. Tsukasa I. Leuven University Press. Kuboli Ti Terada S. ¿Se evalúa la separación al nivel de los molares? REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Orsini MG. Biotti J. Bechelli A. Manns A. Dawson P (1995). Efecto neuromuscular producido con el uso de dos desprogramadores: láminas de Long y jig incisal (en publicación). In Electromyography of Jaw Reflexes in Man: D. Venezuela. Biotti J.

92 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA .

con la técnica inducida por manipulación mandibular del "chin point". Registra una relación céntrica. Como en forma universal la terapia del TTM o DTM incluye por lo general el uso de un plano de estabilización. Es de recalcar. se utilizará como jig incisal la sección anterior del dispositivo intraoral utilizado en la terapia oclusal reversible. 1) La confección del jig debe ser solamente utilizada en pacientes sanos y sin trastornos o desórdenes temporomandibulares (TTM o DTM). Confección del jig incisal según las instrucciones de la guía práctica N°4: uso mínimo de 3 hrs. Jig incisal o desprogramador anterior en boca. Fíg. TÉCNICA IDEAL DE REGISTRO DE LA RELACIÓN CÉNTRICA FISIOLÓGICA PARA EL MONTAJE DEL MODELO INFERIOR EN EL ARTICULADO!! 2. TÉCNICA IDEAL DE REGISTRO DE LA RELACIÓN CÉNTRICA FISIOLÓGICA PARA EL MONTAJE DEL MODELO INFERIOR EN EL ARTICULADO!* ARTURO MAIMNS FREE5E JORGE BIOTTI PICAND III. y máximo 24 hrs. B. Se recortan dos láminas de cera Beauty Pink para cada hemiarcada sobre el modelo de yeso superior. eso sí. A. Registro de la relación céntrica fisiológica: Consiste en una combinación de la técnica autoinducida por desprogramación neuromuscular mediante un jig incisal o desprogramador anterior.GUÍA PRÁCTICA N° 5 MONTAJE DEL MODELO INFERIOR I I I : I I I . En caso que se trate de un paciente con TTM o DTM. pero sin Etapas 1. Su extensión abarca desde dístal del canino hasta el último molar y con una anchura correspondiente al ancho de las caras oclusales de las piezas posterosuperiores. seccionándolo por mesial de ambos caninos. . 1. para que al templar la cera en el momento del registro en céntrica y al ser doblada se retenga en boca. una posición musculoesqueletal determinada muscularmente sin esfuerzo o tensión (1). que se debe dejar una pequeña pestaña de cera que sobrepase las caras vestibulares de las piezas posteriores. debe tratarse primariamente el trastorno funcional antes del registro en RC. (Fig. o más bien. Recortar sendas láminas de plomo radiográficas del tamaño y anchura de las láminas de cera.

La posición condilar céntrica registrada con la galleta de cera. templarlas y unirlas entre sí. debe ser coincidente e idéntica con la posición miocéntrica de la mandíbula. 4. con una suave manipulación con la técnica de "chin point" ejerciendo una presión pulgar leve sobre el mentón hacia abajo y F. 2). para que sirvan como improntas guías al instalarlo en boca en el momento del registro de la céntrica. Colocación de sendas galletas de cera a nivel maxilar posterior bilateral. D. Tras colocación del jig incisal. . 3. 4). Registro de la RCF con las galletas de cera y el jig incisal. E. esta zona no interfiera con su inserción. le solicitamos al paciente que cierre suavemente sobre ambas galletas de cera reblandecidas hasta llegar a contactar el jig (Fig. C. Ubicar la lámina de plomo entre ambas láminas de cera Beauty Pink. se templan ambos registros en cera y se ubican en boca sobre cada hemiarcada superior guiándose por las improntas de las cúspides de las piezas posterosuperiores.94 / / / MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA considerar las pestañas mencionadas. Doble al mismo tiempo las pestañas de cera de cada registro sobre las caras vestibulares de las piezas posteriores. ya que al registrar el tejido blando la encía se deformó por presión y el yeso duro no se deformará impidiendo la inserción adecuada del registro. Si esto sucede. Registro de la céntrica neuromuscular: A. Con el jig o desprogramador anterior en boca y que el paciente ha usado durante por lo menos tres horas antes del momento del registro. El registro en cera no debe tener ninguna impronta de tejidos blandos. atrás. la cual se localiza al final del movimiento vertical de cierre guiado por Fig. Con el jig colocado en boca y ambos registros en cera ubicados sobre cada hemiarcada. para así retener los registros en el momento de la toma en céntrica (Fig. Fig. en virtud de su fuerza direccional anterosuperior y con ausencia de fuerzas compresivas articulares (Fig. indentándoío levemente sobre las cúspides vestibulares y palatinas. especialmente palatina. 3). La contracción simétrica bilateral de la musculatura supramandibular. 2. es imposible que al llevar el registro de cera al modelo de yeso. 3. asentará ambos cóndilos contra las eminencias articulares. Templar cada registro de cera así confeccionado y adaptarlo sobre las superficies oclusales de las piezas posterosuperiores del modelo de yeso superior. como por ejemplo encía marginal. el paciente cierra suavemente sobre las galletas de cera bajo manipulación de "chin point". Fig.

6. Para ello. se retira el jig incisal solicitándole luego al paciente sentado en posición erguida. Movimiento vertical de cierre guiado por los músculos a lo largo de la trayectoria habitual de cierre. 5). 5. Fig. que realice movimientos de cierre suaves (sin apriete). una vez registrada la RCF con las galletas de cera y el jig en boca. 6-B). . Con la cabeza y cuello en posición erguida se solicita abrir y cerrar la mandíbula rápida y automáticamente desde cercano a la posición postural mandibular (PPM) hasta el contacto con las indentaciones de la cera. Fig. Con el paciente sentado en posición erguida. B. 6-A) hasta el contacto con ambas galletas de cera ubicadas en los sectores posteriores del maxilar (Fig.GUÍA PRÁCTICA N° 5 /// 95 los músculos a lo largo de la trayectoria habitual o muscular de cierre {Fig. rápidos y balísticos desde cercano a la posición postural mandibular (Fig. se le solicita realizar movimientos cortos. suaves y rápidos desde cercano a la posición postural mandibular.

Reaüce una medición de la distancia arbitraria entre estas dos marcas.96 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA C. que necesita pocas instrucciones del paciente. que ubica el modelo inferior en relación céntrica fisiológica (2. Luego. separando ambas ramas de acuerdo al grosor de registro en cera. y por último. La diferencia entre ambas medidas. PROCEDIMIENTOS A. Enfrente los modelos superior e inferior en posición intercuspal y dibuje dos marcas con lápiz grafito en la porción más anterior de ambos zócalos de yeso. Coincidencia entre las indentaciones de las galletas de cera obtenidas en RCF con las conseguidas en la céntrica neuromuscular. Fig. Errores en este procedimiento denotarán divergencia o convergencia de las ramas del articulador. determina una mínima guía manipulatoria por parte del operador. consigue una relajación muscular previa y satisfactoria del paciente. Si hay coincidencia entre las indentaciones de ambas ceras de registro conseguidas en RC. C. Montaje del modelo inferior: El montaje del modelo inferior se realiza basado en los registros de la relación céntrica en cera (descrito previamente). estabilidad oclusal en céntrica sobre las ceras de registro fPI) y posición miocéntrica o posición muscular de contacto fPMC). 8) en la denominada tríada en céntrica. A través de este procedimiento del registro de la RCF. se logra una confiable estabilidad maxilomandibular en céntrica con coincidencia entre: RC * ESTABILIDAD CONDILAR EN CÉNTRICA PMC * ESTABILIDAD MANDIBULAR MUSCULAR EN CÉNTRICA PI * ESTABILIDAD OCLUSAL EN CÉNTRICA SOBRE LAS CERAS DE REGISTRO El significado clínico de la obtención de una estabilidad maxilomandibular en céntrica. Esto tiene como objeto que al retirar la cera. 8. una vez que ha fraguado el yeso de montaje. Estabilidad maxilomandibular en céntrica con coincidencia entre RC. proporciona una manipulación suave. Compense el grosor de la cera de registro en la púa incisal del articulador. permite reconocer el grosor de la cera de registro. 3). 4. podamos colocar en contacto los modelos en oclusión dejando la púa en 0. B. con la que alcanza la mandíbula en el cierre final guiado muscularmente (posición miocéntrica). es que se registra y se determina el estado de ortofunción del sistema estomatognático (Fig. y por lo tanto. .7). no forzada de la mandíbula. las ramas estarán paralelas. 7. significa que el registro en céntrica compatibiliza o hace coincidir la posición céntrica condilar con la posición miocéntrica o muscular de contacto (Fig. Esta técnica ideal para el registro de la relación céntrica cumple con las ventajas. interponga la galleta de cera correspondiente al registro de relación céntrica mandibular y mida la distancia entre las dos marcas de lápiz grafito. evitando así el desencadenamiento de reflejos de protección muscular. Fig.

Asentamiento adecuado de las platinas de montaje en las ramas del articulador. por lo tanto. Presentación fina y adecuada del yeso de montaje. • Reproducción de las relaciones dentarias excéntricas.GUÍA PRÁCTICA N° 5 /// 97 D. E. Las guías condíleas deben estar en la posición arbitraria recomendada por el fabricante. • Diferente posición en relación céntrica e intercuspidación máxima (deslizamiento en céntrica). F. estando los cóndilos del articulador en relación céntrica instrumental. Es crítica la posición estable del modelo de yeso en el registro de cera. Se fijan los modelos superior e inferior mediante el registro en cera de la relación céntrica mandibular en una posición estable. Fig. es decir. fijar los modelos por medio de clips metálicos y cera pegajosa. para compensar la expansión del yeso al fraguar. Pauta de evaluación montaje modelo inferior: Reproducción de las facetas de desgaste coincidentes. Luego depositamos el articulador sobre la mesa de trabajo en posición tal (Fig. no debe bascular en algún sentido del espacio. Fijamos con yeso blanco nieve la posición del modelo inferior sobre la rama inferior. para evitar que se altere la posición de registro. El modelo de yeso debe tener una estabilidad tridimensional. Montaje del modelo inferior a la platina de la rama inferior. o bien. Fijarse bien en colocar un peso sobre la rama inferior. Fijamos el modelo superior por medio de la platina de montaje en la rama superior del articulador. la guía condílea sagital en 30° y la guía condílea lateral en 0o. 9). 9. para lo cual se recomienda derretir cera sobre las caras vestibulares dentarias de los modelos. . El modelo no debe tener nodulos de yeso que interfieran con el asentamiento entre el modelo de yeso y el registro de cera. Púa en 0 milímetro. que asegure que la rama inferior con sus cóndilos mandibulares se peguen contra la pared posterior y superior de la caja articular (RC instrumental).

7). que ubica el modelo inferior en relación céntrica fisiológica (2. 3). es que se registra y se determina el estado de ortofunción del sistema estomatognático (Fig. Si hay coincidencia entre las indentaciones de ambas ceras de registro conseguidas en RC. Coincidencia entre las indentaciones de las galletas de cera obtenidas en RCF con las conseguidas en la céntrica neuromuscular. Fig. Fig. Estabilidad maxilomandibular en céntrica con coincidencia entre RC. consigue una relajación muscular previa y satisfactoria del paciente. 8. Realice una medición de la distancia arbitraria entre estas dos marcas. permite reconocer el grosor de la cera de registro. con la que alcanza la mandíbula en el cierre final guiado muscularmente (posición miocéntrica).96 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA C. Luego. que necesita pocas instrucciones del paciente. Compense el grosor de la cera de registro en la púa incisal del articulador. Errores en este procedimiento denotarán divergencia o convergencia de las ramas del articulador. podamos colocar en contacto los modelos en oclusión dejando la púa en 0. . interponga la galleta de cera correspondiente al registro de relación céntrica mandibular y mida la distancia entre las dos marcas de lápiz grafito. Esta técnica ideal para el registro de la relación céntrica cumple con las ventajas. las ramas estarán paralelas. y por lo tanto. no forzada de la mandíbula. estabilidad oclusal en céntrica sobre las ceras de registro (PI) y posición miocéntrica o posición muscular de contacto (PMC). proporciona una manipulación suave. 4. evitando así el desencadenamiento de reflejos de protección muscular. y por último. Enfrente los modelos superior e inferior en posición intercuspal y dibuje dos marcas con lápiz grafito en la porción más anterior de ambos zócalos de yeso. La diferencia entre ambas medidas. significa que el registro en céntrica compatibiliza o hace coincidir la posición céntrica condilar con la posición miocéntrica o muscular de contacto (Fig. determina una mínima guia manipulatoria por parte del operador. B. PROCEDIMIENTOS A. A través de este procedimiento del registro de la RCF. Montaje del modelo inferior: El montaje del modelo inferior se realiza basado en los registros de la relación céntrica en cera (descrito previamente). 8) en la denominada tríada en céntrica. separando ambas ramas de acuerdo al grosor de registro en cera. se logra una confiable estabilidad maxilomandibular en céntrica con coincidencia entre: RC * ESTABILIDAD CONDILAR EN CÉNTRICA PMC * ESTABILIDAD MANDIBULAR MUSCULAR EN CÉNTRICA PI * ESTABILIDAD OCLUSAL EN CÉNTRICA SOBRE LAS CERAS DE REGISTRO El significado clínico de la obtención de una estabilidad maxilomandibular en céntrica. Esto tiene como objeto que al retirar la cera. una vez que ha fraguado el yeso de montaje. 7. C.

para compensar la expansión del yeso al fraguar. Fijarse bien en colocar un peso sobre la rama inferior. 9. que asegure que la rama inferior con sus cóndilos mandibulares se peguen contra la pared posterior y superior de la caja articular (RC instrumental). Fijamos el modelo superior por medio de la platina de montaje en la rama superior del articulador. Luego depositamos el articulador sobre la mesa de trabajo en posición tal (Fig. Asentamiento adecuado de las platinas de montaje en las ramas del articulador. o bien. El modelo no debe tener nodulos de yeso que interfieran con el asentamiento entre el modelo de yeso y el registro de cera. Presentación fina y adecuada del yeso de montaje. es decir. . Las guías condíleas deben estar en la posición arbitraria recomendada por el fabricante. 9).GUÍA PRÁCTICA N° 5 /// 97 D. fijar los modelos por medio de clips metálicos y cera pegajosa. Reproducción de las relaciones dentarias excéntricas. la posición estable del modelo de yeso en el registro de cera. El modelo de yeso debe tener una estabilidad tridimensional. • Diferente posición en relación céntrica e intercuspidación máxima (deslizamiento en céntrica). Se fijan los modelos superior e inferior mediante el registro en cera de la relación céntrica mandibular en una posición estable. Púa en 0 milímetro. F. para lo cual se recomienda derretir cera sobre las caras vestibulares dentarias de los modelos. para evitar que se altere la posición de registro. Pauta de evaluación montaje modelo inferior: Reproducción de las facetas de desgaste coincidentes. la guía condílea sagital en 30° y la guía condílea lateral en 0o. por lo tanto. Montaje del modelo inferior a la platina de la rama inferior. Fijamos con yeso blanco nieve la posición del modelo inferior sobre la rama inferior. Es critica. Fig. estando los cóndilos del articulador en relación céntrica instrumental. no debe bascular en algún sentido del espacio. E.

98 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ACTIVIDAD AUTOFORM ATI VA 1. 2. R. Panamericana. Manns A (2004). Whip-Mix Articulators and Accessories. Kentucky. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Espinosa de la Sierra. Revista de Tecnología Dental4:165-174. Comente una técnica de manipulación mandibular ideal y enumere cinco aspectos que permitan evaluar su eficiencia. 1995. Qué característica debe tener el registro de cera. 4. Describa qué inconveniente puede tener el perder la relación céntrica instrumental en el momento de montar el modelo inferior. . 2. Lousville. 3. Técnica de registro de la desprogramación neuromuscular. Whip Mix Corporation. 6 ¿Cómo se consigue relacionar el modelo inferior con el superior para montar los modelos en el articulador? 7. 3. 5. Diagnóstico Práctico de Oclusión. México. Ed. 1992. Que importancia tiene compensar la púa incisal. Enumere los factores que inciden en que el registro de la relación céntrica en cera sea incorrecto. Qué factores generan un mal asentamiento del modelo en el registro en cera.

Dispositivos preprogramados e intercambiables en el articulador. 3. 2. Registros con cera de la cantidad de desoclusión para programar el articulador Según el fabricante de los distintos modelos de articulador Whip Mix. Uno para programar la caja articular derecha y otro registro para programar la caja articular izquierda. Se recorta con una tijera. Dispositivos electrónicos para análisis de los movimientos mandibulares. GUÍA ANTERIOR DE DESOCLUSIÓN Y DIENTES ANTERIORES I I I . En relación a los elementos constituyentes de la anatomía oclusal. y ubicación espacial del plano oclusal en el instrumento que contiene los modelos articulados: Por medio de registros con cera de la cantidad de desoclusión al límite de los movimientos mandibulares funcionales excéntricos en vis a vis dentario. Confección del registro o galleta de cera: debe ser dimensionalmente estable. Analítica. distancia intercondílea. PROGRAMACIÓN DEL ARTICULADOR El proceso de individualización o programación del articulador.GUÍA PRÁCTICA N° 6 I. para programar el articulador es necesario confeccionar registros o galletas en cera. frente a lo cual la obligación del odontólogo es mantener niveles funcionales de desoclusión compatibles con la salud del sistema estomatognático (1). PROGRAMACIÓN DEL ARTICULADOR I I . es posible afirmar que son capaces de variar o modificarse sensiblemente a través de la vida de un sujeto. la guía anterior de desoclusión y las articulaciones temporomandibulares con sus guías condílea sagital y condílea lateral. INDIVIDUALIZACIÓN DE LA GUÍA ANTERIOR ARTURO MJKNNS FREESE JORGE BIOTTI PICAÑO I. está basado en la necesidad de conseguir del instrumento una reproducción lo más fidedigna posible de los movimientos mandibulares y los elementos determinantes de la anatomía oclusal. Se plastifica una lámina de cera y se dobla en dos. es decir. dejando una pequeña pestaña que debe sobrepasar cerca de 1 mm las caras vestibula- . que permita reproducir las puntas de cúspides de soporte mandibulares indentadas en la cara inferior de la galleta posicionada sobre el maxilar superior por medio de las indentaciones de sus cúspides de soporte. Existen distintas técnicas para conseguir una correcta programación de las guías condíleas. guía anterior de desoclusión. Se coloca el modelo superior sobre la cera plastificada. tanto de una forma como de tamaño tal. 1.

Muestra los registros de cera que se caracteriza por tener una forma de arcada dentaria con un recorte triangular en la zona del canino. Una vez conseguidos ambos registros de lateroprotrusión. ya que los registros se hacen en lateroprotrusión mandibular. El articulador con los modelos correctamente articulados en céntrica. Si adicionalmente la cera no está plastificada a temperatura adecuada. El paciente registrará su cantidad de desoclusión en una operación entrenada y no asistida. ya que si el operador induce fuerzas a la mandíbula esto alterará la medición correcta. ya que en ocasiones la cantidad de desoclusión del sector posterior cuando el paciente cierra en vis á vis dentario es menor que el grosor de cera establecido de este modo arbitrario para el registro. Se debe estar seguro que la distancia intercondílea es la adecuada que se midió en el momento de la toma de registro con arco facial.100 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA res de los dientes posterosuperiores. éste debe aprender en un espejo y con una marca de lápiz grafito realizada en la cara vestibular de los caninos superior e inferior su . Es muy importante que se preste especial atención al grosor final en este sector del registro. como el clínico obtendrá el mejor resultado del uso del articulador en la medida que reconozca sus ventajas y limitaciones al momento de utilizarlo (2. 3). 2. Es así. Estas galletas o registros de cera tienen una forma de media elipse y presentan una mitad más gruesa en su espesor fijada de modo arbitrario. Se enfría el registro con agua helada. dada por una lámina de cera agregada a uno de sus lados (Fig. 1). 6. Además el registro de programación nos permite reconocer el ángulo de la eminencia articular en la trayectoria sagital del movimiento articular (guía condílea sagital). El lado más delgado de cera (lado de trabajo) tendrá una pequeña ventana a nivel del canino superior. ya sea por compresión o distracción articular. SÍ la caja glenoidea tiene una pared superior plana. sólo se reproduce el inicio y el fin de la guía condílea sagital. lo que se caracteriza por valores de guía condílea sagital elevados o mayores que el que puede registrar el articulador. 2). y el ángulo de Bennet (guía condílea lateral). esto porque al solicitar al paciente que cierre su mandíbula sobre el registro en cera. en aquellos casos de entrecruzamiento dentario normal (sin mordida cruzada). es posible que el registro se haga en una posición de distracción articular. derecha e izquierda. para visualizar la posición mandibular de lateroprotrusión. Muestra la posición en lateroprotrusión canina en el punto exacto en que se programa la guia condilea sagital y condílea lateral en función de la cantidad de desoclusión en el lado de balance. esta zona más gruesa se hace para compensar la separación de las piezas dentarias en el lado de balance (cantidad de desoclusión). 4. Además. 1. posición de cierre en posición lateroprotrusivá vis á vis (Fig. este registro es más grueso a un lado para capturar la cantidad de desoclusión en el lado de balance. debe estar con sus elementos condilares en su posición de relación céntrica instrumental. se procede a programar el articulador: 1. 5. Fig. Fig. así como una trayectoria posteroanterior recta que es cercana a la curva que describe realmente la articulación del paciente. Existe consenso en relación a que la programación con este método es poco precisa y está afectada por múltiples variables.

lateralidad. . de unos 12 mm de radio. Conociendo el largo de este cateto y del cateto adyacente que corresponde a la magnitud del desplazamiento condilar anteroposterior hasta que la mandíbula llega a una posición de vis á vis canino. Muestra la relación de la caja glenoidea de ta rama superior y el cóndilo de la rama inferior en el momento en que se miden las angulacrones de las trayectorias condíleas. Se coloca el modelo inferior que está montado en la rama inferior. 6. Luego se hace girar la pared interna de la caja glenoidea. Se suelta la púa incisal. que consta de un arco facial superior fijo al cráneo que recibe los registros gráficos y un arco facial inferior fijo a la mandíbula con estiletes inscriptores. El registro en lateroprotrusión derecha programará la caja articular izquierda y el registro izquierdo la caja derecha. 4. 3. Para obtener el ángulo de Bennett el paciente realiza un movimiento de laterotrusión en el que el estilete de registro del lado de balance choca con la pizarra del arco craneal y se Para obtener el ángulo de la trayectoria condílea sagital.GUÍA PRACTICA N° 6 /// 101 2. la magnitud en milímetros del desplazamiento del estilete corresponde al cateto opuesto del ángulo de Bennett. 7. se construye un triángulo en el plano sagital donde un cateto corresponde al desplazamiento superior del cóndilo de balance y el otro cateto corresponde al desplazamiento F i g . Seguros de que todos los elementos están bien asentados. desplaza hacia fuera. 4. Arco facial cinemático. La guía condílea sagital se deja en 0. se superpone al realizar movimientos de apertura. La caja a programar debe tener sus tornillos levemente sueltos. Nótese la separación entre el cóndilo y las paredes superior e interna de la caja articular. por trigonometría es posible calcular la magnitud del ángulo de Bennett con la siguiente fórmula: Tangente"1 Desplazamiento lateral del cóndilo de balance Desplazamiento anteroposterior del cóndilo de balance Método analítico para calcular la angulación de la trayectoria o guía condílea sagital y el ángulo de Bennett que representa la trayectoria o guía condílea lateral Se utiliza un arco facial cinemático. sobre el modelo superior con dicho registro interpuesto. Ambos arcos trabajando en conjunto permiten registros gráficos de los movimientos mandibulares (1) (Fig. la guía condílea lateral se deja lo más abierta posible. 8. 3). 3). se realiza la lectura de la guía condílea sagital y se registra en la ficha clínica del paciente (Fig. hasta que ésta tome contacto con el cóndilo mandibular. 9. 4). lado de balance y protrusión. en este momento se hace la lectura de la guía condílea lateral y se toma nota en la ficha clínica. F i g . 5. se rota la caja articular hasta conseguir el primer contacto suave entre el cóndilo mandibular y la pared superior de la caja articular. Este ejercicio se realiza con ambos registros para ambas cajas articulares (2. Se prepara el articulador para recibir los registros. Primero es necesario ubicar el estilete inscriptor en el eje de bisagra posterior en relación céntrica fisiológica. punto que se encuentra cuando el arco de concavidad superior que se registra en el plano sagital a nivel preauricular. Se coloca el registro en cera sobre el modelo superior. 3. que representa la trayectoria condílea lateral.

distintos articuladores y sistemas de reproducción de movimientos mandibulares han adoptado dispositivos preprogramados e intercambiables como elemento de ajuste de los determinantes de los movimientos mandibulares (4) (Fig. ya sea en el lado de trabajo o en el lado de balance (1). El plano cuspídeo a su vez es paralelo al plano de Camper. el ángulo cuspídeo. 5). de modo tridimensional. Lee (4|. Este dispositivo no presta función alguna cuando las pie- . como por ejemplo. Por trigonometría es posible calcular la magnitud del ángulo condíleo sagital con la fórmula que se describe a continuación: Tangente1 = Desplazamiento superior del cóndilo de balance Desplazamiento anteroposterior del cóndilo de balance Por medio del método analítico es posible reconocer otros ángulos y dimensiones de gran relevancia en rehabilitación oral. Hobo lo define como el ángulo medido por la vertiente promedio de una cúspide con el plano cuspídeo horizontal medido mediodistal y bucolingual (1). MESA INCISAL AJUSTABLE La mayoría de los articuladores que utilizamos en docencia. A partir de un estudio pantográfico en que turbinas tallan en un bloque de resina transparente los movimientos mandibulares. presentan una mesa incisal plástica con una superficie plana para recibir la púa incisal por su extremo convexo. en un articulador dotado de elementos rotatorios se talla la caja articular individualizada. 7 y 8). descrito entre el plano axioorbítario y la trayectoria descendente y anterior que describen los bordes incisales de los dientes anteroinferiores desde posición íntercuspal hasta una posición de vis a vis dentario. 6. dentro de los cuales es posible destacar el sistema Stratos (Figs. Adicíonalmente. glenoideas las posibles cajas preprogramadas capaces de representar a la mayoría de los pacientes (4). Fig. Lee. Es posible reconocer el ángulo de la guía anterior. permitieron a Robert Lee resumir en cuatro distintas cajas Fig. 5. que es una línea cefalométrica que va desde el conducto auditivo externo hasta el ala de la nariz (1). Dispositivos preprogramados e intercambiables en el articulador CAJAS CONDÍLEAS PREPROGRAMADAS Desde que R. 6). también es analizada la cantidad de desoclusión observada entre la punta de una cúspide de un diente posterior y las estructuras dentarias antagonistas en movimientos protrusivos de la mandíbula o en movimientos de lateralidad.102 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA anteroposterior del mismo cóndilo de balance (Fig. Representación esquemática de la pantografía tridimensional de R. Posteriores estudios de la distribución de formas de las cavidades articulares. Lee estudiara los movimientos mandibulares tallando de modo tridimensional cavidades funcionales que contienen el comportamiento de la articulación temporomandibular en sus distintos momentos funcionales. Esquema de un triángulo que explica el modo que por trigonometría es posible calcular el valor de los ángulos de las trayectorias condíleas. Otros instrumentos han diseñado diferentes dispositivos preprogramados replicando estudios similares a los publicados por R.

Dispositivos electrónicos para análisis de los movimientos mandibulares Como un modo muy sensible de programación de los articuladores. una para conseguir desoclusión en protrusión o guia incisal de desoclusión y otras dos a cada lado de la anterior. transforman diferencias de potencial en información digital que es analizada por un computador (5) (Fig. permite a través del establecimiento un ángulo planeado de desoclusión. que al ser cargada por el estilete inscriptor del arco mandibular. 4). 8. zas dentarias en el articulador abandonan el área céntrica en un movimiento lateral o anterior de la rama inferior. Algunos articuladores presentan una mesa incisal especialmente diseñada para confeccionar prótesis completas. 3). 9. La geometría de esta mesa incisal en conjunto con otros dispositivos programables en el articulador. Representación esquemática de un sistema de guia anterior preprogramada. consiste en una estructura metálica que recibe la púa incisal por su extremo plano (en forma de atornillador de paleta). función de grupo o guia canina. conformada por tres partes intercambiables que se ajustan entre sí con un dispositivo macho-hembra o cola de Milano. 10). Fig. es posible encontrar dispositivos electrónicos o ultrasónicos. un amplio rango de posibilidades clínicas: oclusión balanceada. Está .GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 103 Fig. Representación esquemática del sistema Stratos. 7. hasta el vis á vis dentario. Otros dispositivos son capaces de programar el articulador por medio de información adquirida de un dispositivo ultrasónico (Fig. Además es posible encontrar articuladores con una mesa incisal preprogramada. en la cual puede ser graduada tanto la guía incisal como la altura cuspídea (2. capaces de analizar en un computador los movimientos mandibulares de modo tridimensional y en distintas partes de la mandíbula. pero permite una individualización con acrílico plástico para perpetuar una especial interrelación entre las piezas anteriores en el área céntrica y excéntrica. Esquema que gráfica las distintas posibilidades al momento de elegir guias cóndilo sagital y cóndilo lateral en el sistema stratos. Fig. para conseguir desoclusión en lateralidad proporcionada por un dispositivo que determina una altura cuspídea fija. 9. como la que muestra la Fig. que muestra las láminas preformadas para la trayectoria o guia condilea sagital. Estos dispositivos electrónicos utilizan la información de una placa o pizarra del arco craneal.

11). En la imagen izquierda se observa el dispositivo ultrasónico pantográfico. las piezas dentarias posteriores están representadas por los premolares y molares.104 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. GUÍA ANTERIOR DE DESOCLUSIÓN Y DIENTES ANTERIORES Los dientes anteriores corresponden al grupo dentario integrado por los caninos y los incisivos superiores e inferiores. se concentraron en analizar y examinar las relaciones estáticas y dinámicas del grupo dentario anterior. en la cual las piezas dentarias posteriores deben proteger a las anteriores en céntrica (A). 1 1 . Complementariamente se muestra ia representación esquemática de los elementos constitutivos del pantógrafo ultrasónico en la imagen derecha. Oclusión mutuamente protegida o de mutua protección. y cómo estas piezas dentarias anteriores contribuían a la desoclusión y protección del grupo dentario posterior. en cambio. En cambio. Posteriormente. F i g . las anteriores a las posteriores en excéntrica (Fig. II. . en cambio. Es así como nació el concepto universalmente reconocido de la oclusión mutuamente protegida o de mutua protección: las piezas dentarias posteriores deben proteger a las anteriores en céntrica. tanto de las relaciones estáticas como dinámicas de los dientes posteriores. 10. Este concepto de esquema oclusal postula que las piezas posteriores cumplen con una función de freno vertical de los movimientos mandibulares de cierre en posición intercuspal. Los primeros estudios oclusales se limitaron básicamente al análisis y examen. las anteriores a las posteriores en excéntrica (B). los estudios de la oclusión dentaria de las últimas décadas.

representa la influencia que determinan las caras palatinas y borde incisal de las seis piezas anterosuperiores sobre los bordes incisales y cara vestibular de las seis piezas anteroinferiores en todos los movimientos mandibulares excéntricos con contacto dentario.12 y 13). la guía canina corresponde a la guía dentaria que ofrecen ambos caninos (superior e inferior) en el lado de trabajo o laterotrusivo durante los movimientos de lateralidad de la mandíbula desde su contacto en céntrica y que provoca una desoclusión de las piezas posteriores bilateralmente. protegiéndolas de las fuerzas laterales o no axiales. En cambio. Occlusion and Function. sin que se produzcan potenciales efectos dañinos en los mismos así como en sus estructuras de sostén dentario. se desprenden los términos de guías incisiva y canina (6). Fig. protegiendo de esta forma tanto a las articulaciones temporomandibulares. principalmente. que muestra una desoclusión inmediata pero progresiva de las piezas posteriores. especialmente en los caninos. Formada por la guía incisiva y las guías caninas. 1975. En cambio. protrusión y lateroprotrusión bajo guía dentaria. y de su anclaje en superficie en la arcada. le permite soportar fuerzas verticales más intensas durante el cierre oclusal mandibular. Figura adaptada de Alonso A. Figura adaptada de Neff PA. Relación dinámica que existe entre las piezas anteroinferiores con sus homologas anterosuperiores durante los movimientos excursivos mandibulares. es en parte virtud de su favorable relación coronorradicular y por presentar un anclaje en profundidad en el hueso alveolar de ambos maxilares. Su forma de alineación. o sea de la posición íntercuspal). introdujo en la oclusión el término de guía anterior de desoclusión (GAD) o simplemente guía anterior. De esta última definición.GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 105 El grupo dentario posterior. El concepto de la protección de los dientes anteriores a los posteriores en excéntrica. Georgetown University. protegiéndolas ante las fuerzas o cargas no axiales o laterales y que se establecen durante la laterotrusión. School of Dentistry. 1 2 . Becheili A |4J. B. a aquella guía dentaria que ofrece el grupo incisivo durante la protrusión mandibular desde sus contactos en céntrica y que determina la desoclusión bilateral de las piezas posteriores. que es posible definir de las siguientes formas (6): A. e impidiendo que esta función de tope sea ejercida por este grupo dentario. protegiéndolas de las fuerzas laterales o no axiales (Figs. . como a los incisivos. Desoclusión o guia canina en lateralidad (A). las piezas anteriores deben desocluir a las posteriores durante los movimientos excéntricos (excéntrico: movimiento contactante mandibular fuera de la céntrica. Fig. especialmente los molares son piezas multirradiculares y más fuertes en virtud de su volumen. que provoca una desoclusión de las piezas posteriores tanto en el lado de trabajo o laterotrusívo como en el lado de balance o mediotrusivo. Esto último. 13. Esto significa que las piezas posteriores deben ser las encargadas de mantener la dimensión vertical oclusal a través de sus contactos céntricos de mayor intensidad respecto a las piezas anteriores. Albertini J. Guía incisiva en protrusiva. Se define como guía incisiva.

RELACIONES OCLUSALES DE LOS DIENTES ANTERIORES • Los anterosuperiores.15).19). no deben ser las encargadas de mantener la dimensión vertical oclusal. A pesar de que en la dentición natural existe una amplia variedad en la relación de contacto de los incisivos en posición intercuspal (Fig. y por consiguiente también. las piezas dentarias anterosuperiores presentan un entrecruzamiento con respecto a sus antagonistas anteroinferiores de casi la mitad de la longitud de sus coronas. fundamentalmente los superiores. Fig. Los caninos pueden estar relacionados en tres formas (7): relación canina 1:1. . Por el contrario. 16). Por esta razón. Variedad en la dentición natural de la relación de contacto de los incisivos en posición intercuspal. El grupo incisivo superior presenta una relación de 2:1 con respecto a sus anteroinferiores. 15. 18). lo normal es una relación de contacto de los bordes incisales de las piezas anteroinferiores con las caras palatinas de los anterosuperiores. principalmente durante el bruxismo excéntrico. Estas facetas de desgaste son más predominantes en los anterosuperiores (Fig. A las manifestaciones de desplazamiento dentario de los anteriores (migración vestibular y/o apiñamiento). las sobrecargas oclusales en los incisivos superiores provocan una tendencia a la migración vestibular y en los incisivos inferiores tendencia al apiñamiento (7) (Fig. Figura adaptada de OkesonJP(5J.17). al igual que los posterosuperiores. Esto significa que normalmente. El grupo incisivo superior presenta una relación de 2:1 con respecto a sus anteroinferiores (Fig. Los dientes anteriores. 14). se suma otra manifestación clínica diferente: las facetas de desgaste como resultado de fuerzas de frotamiento o rozamiento. deben mantener contactos de menor intensidad en posición intercuspal (lo cual no significa inoclusión). 14. presentan una posición vestibular respecto a sus homólogos inferiores. Lo normal fClase I) es una relación de contacto de los bordes incisales de las piezas anteroinferiores con las caras palatinas de los anterosuperiores. Su significado clínico-biológico en los diferentes componentes fisiológicos básicos del sistema Estomatognático. La inclinación vestibular de las piezas dentarias anteriores no favorece la resistencia de sus tejidos de sostén ante fuerzas oclusales verticales intensas. relación canina 1:2 mesial (canino inferior entre el canino y el incisivo lateral superior) y relación canina 1:2 distal (canino inferior entre el canino y primer premolar superior) (Fig. 2. 1. Las relaciones oclusales de los dientes anteriores.28° de su eje axial respecto a un eje vertical trazado a partir de un plano horizontal de referencia (8) (Fig. Fig.106 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA A continuación se destacarán los aspectos más importantes en relación a la Guía Anterior de Desoclusión: 1. presentan una inclinación vestibular de entre 12 .

17. relación canina 1:2 mesial |B) y relación canina 1:2 dista I (C). Las sobrecargas oclusales en los incisivos superiores provocan una tendencia a la migración vestibular y en los incisivos inferiores tendencia al apiñamiento. presentan una inclinación vestibular de entre 12 . Fig. Figura adaptada de Okeson JP |5).28° de su eje axial respecto a un eje vertical trazado a partir de un plano horizontal de referencia. . 18.GUÍA PRACTICA N° 6 /// 107 A Fig. Fig. 16. Los caninos pueden estar relacionados en tres formas: relación canina 1:1 (A). BechelliA|4). Los dientes anteriores. Albertini J. Figura adaptada de Alonso A. fundamentalmente los superiores.

Estas facetas de desgaste son más predominantes en los anterosuperiores (C). La zona más frecuente de los contactos excéntricos en las vertientes guías de los anterosuperiores son (Fig. Facetas de desgaste en las piezas anteriores. en comparación con los caninos. 20) a aquellas zonas de las caras palatinas de los anterosuperiores y bordes incisales así como cara vestibular de los anteroinferiores. principalmente durante el bruxismo excéntrico: en (A) bruxofacetas con deslizamiento entre posición intercuspal y posición protrusiva vis a vis y en |BJ bruxofacetas en los bordes incisales sin el deslizamiento señalado. 19. que proporcionan las guías dentarias en los movimientos excursivos de la mandíbula bajo contacto dentario. son dinámicas por estar ancladas en la mandíbula y cuya aceleración es dependiente de la velocidad de los movimientos contactantes de frotamiento o rozamiento. Específicamente este tope de contacto en posición intercuspal. 21): (A) Los contactos excéntricos protrusivos. se encuentra entre la mitad de la cara palatina y la unión de 1/3 cervical con los 2/3 incisales. Las vertientes guías de los dientes anterosuperiores están localizadas a nivel de los 2/3 incisales a 1 ti de su cara palatina más su borde incisal. Se denominan vertientes guías (Fig. como resultado de fuerzas de frotamiento o rozamiento. por la mayor fuerza de desgaste de los anteroinferiores (7). Existe . los anteroinferiores a pesar de tener menor masa coronaria. lo normal es una relación de contacto entre los bordes incisales de las piezas anteroinferiores con las caras palatinas de los anterosuperiores. en los anteroinferiores en su borde incisal y cara vestibular (zona incisal). debido a que en general presentan una menor relación coronorradicular unido a un más reducido anclaje en profundidad y una ausencia de relieve óseo vestibular de retuerzo. De acuerdo a lo mencionado inicialmente. debido a que a pesar de presentar una mayor masa coronaria son piezas dentarias estáticas por estar incluidas en el maxilar.1 0 8 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. Esto último es especialmente importante para los incisivos. Al aplicar la fórmula física de F = m x a (F: fuerza. m: masa. En cambio. a: aceleración) es explicable el mayor desgaste de los anterosuperiores. que deben estar distribuidos en forma bilateral y simétrica.

Otra característica importante en las relaciones oclusales de los dientes anteriores. una variedad de posibilidades en los contactos excéntricos protrusivos: Pl=guía incisiva. Pl +P2=función de grupo incisiva. 22). (B) Los contactos excéntricos laterotrusivos pueden ser resumidos básicamente bajo dos tipos de patrones oclusales: la guía o desoclusión canina y la función de grupo anterior. deben ser bilaterales y simétricos. Bajo esta condición los contactos guías de los incisivos. 2 0 . los contactos excéntricos protrusivos deben ser bilaterales y simétricos (Fig. deben estar distribuidos en forma bilateral y simétrica. lo normal para la dentición natural es la guía incisiva. P3=guía canina en protrusión. el incisivo central. Caninos con muy favorable relación coronorradiculary firme anclaje de profundidad en el hueso alveolar. 2 3 . Los contactos excéntricos protrusivos en la guía incisiva. o por último. 24). No obstante. Pl+P2+P3=funcíón de grupo anterior completa. 2 2 . y más raramente. es el concepto de acoplamiento anterior. en que como ya fue mencionado. la función de grupo incisiva. Fig. Los contactos excéntricos laterotrusivos pueden ser resumidos básicamente bajo dos tipos de patrones oclusales: ta guia o desoclusión canina (LT) y la función de grupo anterior (LT+P3J.GUÍA PRÁCT¡CA N° 6 /Jf 1O9 Fíg. Los contactos excéntricos protrusivos. En la guía canina. incorporado a la eminencia canina que los recubre vestibularmente (Fig. deben ser de menor intensidad que con respecto a los caninos. Pl+P2=función de grupo incisiva. en que en la guía dentaria laterotrusiva participa junto al canino el incisivo lateral superior. Figura adaptada de Okeson JP (5). Estas características anatómicas le confieren por lo demás. los contactos unilaterales y únicos de los caninos antagonistas u oponentes guían los movimientos de lateralidad. Fig. Esta única guía de los caninos es debida fundamentalmente a su muy favorable relación coronorradicular y firme anclaje de profundidad en el hueso alveolar (Fig. El otro patrón oclusal mencionado es la función de grupo anterior. P3=guía canina en protrusión. Pl+P2+P3=función de grupo anterior completa. 2 1 . 23). Existe una variedad de posibilidades en los contactos excéntricos protrusivos: Pí =guía incisiva. en los anteroinferiores en su borde incisal y cara vestibular (zona ¡ncisal). Las vertientes guías de los dientes anterosuperiores están localizadas a nivel de los 2/3 ¡ncisales a V2 de su cara palatina más su borde incisal. la menor movilidad fisiológica ante fuerzas o cargas laterales con respecto a las restantes piezas dentarias (Fig. 25). El acoplamiento anterior corresponde . Fig.

determinan la magnitud de desoclusión del grupo posterior. estando las arcadas en posición intercuspal (los rangos normales en la oclusión permanente fluctúan alrededor de 3 mm). Fig. 2 6 . El punto de acoplamiento anterior y el ángulo de desoclusión de la guía antenor (dependiente de un componente vertical: overbite y de un componente horizontal: overjet). 24. . El punto de acoplamiento anterior y el ángulo de desoclusión de la guía anterior (dependiente de un componente vertical: overbite y de un componente horizontal: overjet). El escalón es Fig. overbite o entrecruzamiento vertical y el de resalte. cuando las arcadas están en posición intercuspal (en la oclusión normal es de aproximadamente 3 a 5 mm). overbite o entrecruzamiento vertical (A) y resalte. muestran que los caninos tienen la menor movilidad fisiológica ante fuerzas o cargas laterales con respecto a las restantes piezas dentarias. En |A) se manifiesta una mayor desoclusión vertical y en |B) una mayor desoclusión horizontal. 25. Pig. Fig. 2 7 . el resalte es la distancia horizontal desde el borde incisal superior al borde incisal inferior. Escalón. determinan la magnitud de desoclusión del grupo posterior (Fig. overjet o entrecruzamiento horizontal (B). Debemos recordar además los conceptos de escalón. Eminencia canina que recubre a los caninos vestibularmente. entre los bordes incisales de los anteroinferiores y las caras palatinas de los anterosuperiores. En cambio. overjet o entrecruzamiento horizontal (Fig. 27). Los valores del Periotest. 26). al tope de contacto existente en posición intercuspal.110 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA la distancia vertical desde el borde incisal superior al borde incisal inferior.

masetero superficial. lingual. Esta característica. es debido fundamentalmente a dos factores (12): un factor neurofisiológico . Este hecho fisiológico de los patrones de contracción asimétricos en las posiciones oclusales excéntricas. 10. en las posiciones excéntricas los patrones de actividad muscular se tornan asimétricos. 28). 29 muestra sobre el trazado del arco gótico. GUIA ANTERIOR Y SU EFECTO EN LA MUSCULATURA ELEVADORA MANDIBULAR La Fig. tanto Trulsson y col (13) así como Johnsen y Trulsson (14). en relación a la sensibilidad direccional de los mecanorreceptores periodontales humanos ante fuerzas aplicadas en seis direcciones (vestibular. sino que también a nivel de las estructuras articulares y dentarias en posiciones alejadas de la posición musculoesqueletal estable de la mandíbula. De allí la importancia de la guía anterior de actuar como rompe fuerzas protector. Adicíonalmente. SU SIGNIFICADO CLÍNICOBIOLÓGICO EN LOS DIFERENTES COMPONENTES FISIOLÓGICOS BÁSICOS DEL SISTEMA ESTOMATOGNÁTICO A. intrusión y extrusión). demostraron que el número de vectores de fuerzas disminuye desde los dientes anteriores a los molares. Este hecho es indicativo de que existe Fig. significa que la activación de ciertos músculos sobre otros determina sobrecargas funcionales no solamente a nivel de los mismos músculos. en el sentido de reducir o minimizar al máximo el potencial de contracción muscular en estas posiciones fuera de la céntrica. durante AVM en posición protrusiva ambos maseteros superficiales y pterigoideos mediales despliegan su mayor actividad. En posición intercuspal. es debido a que la reducción tanto del overjet como de la concavidad palatina de los caninos superiores. 2 8 . temporal anterior y temporal posterior. Esta función de rompe fuerza. Fíg. Sobre el trazado del arco gótico se muestra el patrón bilateral de actividad electromiográfica de los músculos: pterigoideo medial. mesial. 2 9 . predomina netamente en el lado de trabajo o ipsilateral el músculo temporal y en el lado de balance o contralateral. presentan menores umbrales mecanosensitivos periodontales. es posible observar que los músculos elevadores señalados desarrollan sus niveles máximos de contracción en forma simétrica y bilateral. bajo apriete voluntario máximo (AVM) en diferentes posiciones mandibulares (9. bajo apriete voluntario máximo (AVIvl) en diferentes posiciones mandibulares. en comparación con las posteriores. En cambio. el masetero superficial (en un menor porcentaje) así como el pterigoideo medial. 11). Adicionalmente. sirven para guiar la mandíbula en el cierre hasta la posición intercuspal y de esta forma favorecer la centricidad mandibular en el plano frontal (Fig. masetero superficial.GUÍA PRACTICA N° 6 /// 111 Las guías caninas son las centralizadoras del cierre oclusal mandibular (7). el patrón bilateral de actividad electromiográfica de los músculos: pterigoídeo medial. . resultando ante magnitudes más bajas de carga mecánica dentaria en una más pronta inactivación elevadora mandibular. Las guías caninas son tas centralizadoras del cierre oclusal mandibular y de esta forma favorecen la centricidad mandibular en el plano frontal. temporal anterior y temporal posterior. con predominio de la actividad de ciertos músculos sobre otros.las piezas anteriores. distal. Es así que durante AVM en posición laterotrusiva.

junto al factor neurofisiológico ya mencionado. Esto explica.la mandíbula funciona en el plano sagital como una palanca de 3er orden. Los dientes anteriores no sólo están involucrados en los estadios iniciales de la ingestión de alimentos a la boca. lo cual significa un A B Fig. Accesoriamente. es decir genera menos fuerza. el número de receptores periodontales pareciera decrecer. la longitud del brazo de carga o de resistencia (distancia del fulcro al punto de mordida) supera a la longitud del brazo de palanca o de fuerza (distancia del fulcro hasta la línea de acción de un determinado músculo elevador: trazo perpendicular a su línea de acción). especialmente los caninos como ya fue mencionado anteriormente. por una excesiva atrición de los caninos (B). o bien. mientras más largo sea el brazo de carga (de resistencia) en relación al brazo de palanca (de fuerza). Además esto también permite afirmar. En el sistema musculoesqueletal mandibular. La ausencia de una desoclusión canina en lateral ¡dad. que el sistema es menos eficaz. o sea el punto de mordida. Es así. En situaciones clínicas en las cuales no existe una adecuada guía anterior de desoclusión. que a pesar de que el ligamento periodontal se incrementa distalmente a lo largo de la arcada.112 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA IB dífflefflOüto Gil ol número de receptores por área (densidad) en el ligamento periodontal desde mesial a distal en las piezas dentarias de la arcada dentaria. 3 0 . es el biomecánico . El otro factor que permite explicar la función de rompe fuerza de la guía anterior. es debida fundamentalmente a dos factores: falta de acoplamiento de los caninos por infraerupción o mal posición dentaria (A). sino que además sirven para guiar la mandíbula a la posición intercuspal durante las últimas etapas del ciclo masticatorio. se pierde esta función de rompe fuerzas protector. . estos hallazgos afirman la importancia de la inervación mecanosensitiva más desarrollada en el segmento anterior de la dentición natural humana. porque las líneas de acción de fuerza de los músculos elevadores se ubican entre el fulcro a nivel articular y el punto de aplicación de la fuerza. por qué las piezas anteriores desarrollan valores más bajos de fuerza mandibular máxima y más reducida actividad electromiográfica elevadora mandibular.

3 2 . es debida fundamentalmente a dos factores (Fig. Dos estudios electromiográfícos (15. en cuyo caso se establecerán conjuntamente contactos laterotrusivos a nivel de las piezas posteriores (función de grupo posterior). se presenta también básicamente en aquellos casos clínicos de malposición dentaria del grupo incisivo (mordida abierta anterior). Vista clínica odusal lateral de ¡a misma paciente.16) en sujetos con dentición natural han mostrado el efecto comparativo de la actividad de los músculos masetero superficial y temporal anterior. o bien por una excesiva atrición de los incisivos. 31. F i g . Paciente con electrodos superficiales (A) fijados sobre ambos músculos maseteros superficiales y temporales anteriores. mediante un casquete metálico que reconstruyó la cúspide atricionada del canino (12). Fig. 31 y 32). al transformar la función de grupo posterior a guía o desoclusión canina (Figs. mediante resina compuesta que reconstruyó la cúspide atricionada del canino f 13). 30): falta de acoplamiento de los caninos por infraerupción o mal posición dentaria. en la cual se practicó la transformación de la función de grupo posterior (B) a guia o desoclusión canina (C).GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 113 potencial sobreesftierzo o sobrecarga funcional de las estructuras ocluso-mio-articulares estomatognáticas. Adicionalmente la ausencia de una guía incisiva. . o bien por una excesiva atrición de los caninos. Transformación de la función de grupo posterior (Af a gula o desoclusión canina (BJ. La ausencia de una desoclusión canina en lateralidad.

La actividad EMG fue expresada porcentualmente con respecto al 1 00% durante AVM en posición intercuspal 11 3). tanto en el lado de trabajo como en el de balance. fase III . con: fase I . bajo contracción isométrica en posición laterotrusiva vis á vis.deslizamiento hasta posición laterotrusiva vis á vis.apriete máximo en posición intercuspal (13). 3 3 .apriete máximo en esta posición excéntrica. 33 se muestra el significativo decremento de la actividad electromiográfica de ambos músculos estudiados. Fig. fase IV .1 1 4 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA durante apriete voluntario máximo (AVM) en ambas posiciones laterotrusivas vis á vis considerándolas en valores porcentuales relativos al 100% alcanzado en posición intercuspal. 3 4 . fase V . es decir.apriete máximo en posición intercuspal. que gráfica la comparación entre función de grupo y desoclusión canina bajo condiciones de apriete voluntario máximo (AVMJ. bajo apriete voluntario máximo [AVM) durante registros de tipo dinámico o de tipo fásico ISeries 4). Esto es debido a que en este esquema oclusal laterotrusivo. con guía o desoclusión canina en relación a función de grupo durante los registros estáticos. la mandíbula adopta una posición vis á vis mucho más estable por la congruencia o coin- COMPARACION DURANTE AVM (REGISTRO ESTÁTICO) ENTRE FUNCIÓN DE GRUPO Y DESOCLUS1ON CANINA Fig.retorno con deslizamiento desde esta posición hasta posición intercuspal. entre función de grupo y desoclusión canina. Figura de barras de la actividad EMG integrada maseterina y temporal (registros estáticos). lo cual repercute precisamente en la sobrecarga de las estructuras estomatognáticas anteriormente señaladas. . es posible observar que con función de grupo posterior. Además. fase II . se desarrollan niveles de actividad muscular que alcanzan valores cercanos al 70% de las registradas en posición intercuspal. Comparación en un registro de la actividad EMG integrada maseterina y temporal. En la Fig.

es posible apreciar una más acentuada y significativa reducción de la actividad bilateral de ambos músculos (referidos como porcentaje en relación al 100% de AVM en posición intercuspal) en la función protrusiva con guía incisiva. La actividad EMG fue expresada porcentualmente con respecto al 100% durante AVM en posición intercuspal (Series 1) (15). 35): guía incisiva = Pl. Series 4 . permite el desarrollo de contracciones isométricas mucho más acentuadas en comparación con la posición vis á vis con enfrentamiento de bordes incisales durante la guía canina reconstruida. Fig.19. apriete máximo en posición intercuspal (bajo contracción isométrica). 35). se realizó además la comparación entre función de grupo y desoclusión canina bajo AVM.función de grupo incisiva = P1+ P2. de tipo fásico con fase I: apriete máximo en posición intercuspal (bajo contracción isométrica) . Se compararon las siguientes funciones o guías protrusivas (ver imagen inferior de la Fig. lo que por otro lado. Nuevamente los factores neuromuscular y biomecánico mencionados anteriormente. Adicionalmente. permiten concluir que como la génesis del patrón de atrición excéntrico moderado a severo de los caninos no es provocada habitualmente por un desgaste por deslizamiento entre posición intercuspal y la posición laterotrusiva vis á vis (17). es decir. 3 5 . la restauración de la cúspide del canino abrasionado previene primariamente la adopción de una posición estable de congruencia de bruxofacetas en posición laterotrusiva.fase V: finalmente.guia incisiva = Pl. que la restauración de la cúspide del canino no pareciera reducir significativamente la actividad elevadora muscular durante las fases II y IV de deslizamiento laterotrusivo. un mayor efecto de rompe fuerzas protector.GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 115 cidencia de las bruxofacetas distribuidas en un grupo de piezas dentarias. se aprecia el patrón muscular asimétrico mencionado en relación a la Fig. durante AVM en estas posiciones oclusales en lateralidad. función de grupo anterior completa = P1+ P2 + P3 y guía canina en protrusiva = P3. Influencia de diferentes funciones protrusivas sobre la actividad EMG integrada de los músculos maseteros superficiales y temporales anteriores bajo AVM. Los mayores niveles de contracción se observan. Adicionalmente. En otro estudio electromiográfico de los músculos maseteros superficiales y temporales anteriores (18). unido a un consecuente desarrollo de potentes contracciones isométricas de la musculatura elevadora mandibular (fase III). . pero durante registros dinámicos (Fig." Series 3 .fase II: deslizamiento hasta posición laterotrusiva vis á vis (bajo contracción isotónica o concéntrica: contracción con acortamiento muscular) .guia canina en protrusiva = P3. Los resultados de los registros dinámicos demuestran.fase IV: retorno con deslizamiento desde esta posición hasta posición intercuspal (bajo contracción excéntrica: contracción bajo alargamiento muscular) . bajo las funciones en que se ven involucrados los caninos. Esto significa en último término. En uno de los trabajos electromiográficos arriba citados (16). Se compararon tas siguientes funciones o guías protrusivas: Series 2-función de grupo anterior completa = P1 + P2 + P3. parecieran ser los determinantes en el mayor decremento con guía incisiva en comparación con las restantes funciones protrusivas. se analizó la influencia de diferentes funciones protrusivas sobre la actividad de estos músculos bajo AVM (Fig. función de grupo incisiva = P1+ P2. En la imagen de barras superior. 34).fase III: apriete máximo en esta posición excéntrica (bajo contracción isométrica) . Series 5 .

36) sobre la actividad elevadora mandibular. . se estudió el efecto de la reducción y la transformación de las bruxofacetas de los incisivos en bordes incisales (Fig. Posición protrusiva vis á vis (A).116 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Por último. I: izquierdo) de los músculos maseteros superficiales (Ma) y temporales anteriores |PAT) bajo AVM |registro estático: bajo contracción isométrica) en posición protrusiva vis á vis. basado en las investigaciones comentadas anteriormente (16. provoca una efectiva Fig. y que es comparativa y levemente mayor.J. En la Fig. Actividad bilateral (D: derecho. Fig. y el efecto de la reducción por tallado selectivo de marcadas bruxofacetas protrusivas de los incisivos (B) en bordes incisales |C). con la exclusiva reducción de las marcadas bruxofacetas protrusivas de los incisivos superiores. La actividad EMG fue expresada porcentualmente con respecto al 1 00% durante AVM en posición intercuspal (Pl) (16|. 36. 37 es posible observar la significativa disminución de la actividad bilateral de los músculos masetero superficial y temporal anterior bajo AVM (registro estático: bajo contracción isométrica) en posición protrusiva vis a vis. en otro estudio electromiográfico (19). y finalmente al reducir consecutivamente las de los incisivos inferiores (protrusiva con desg. 3 7 .18). comparando su actividad con congruencia plena de las marcadas bruxofacetas protrusivas de los incisivos Iprotrusiva sin desgaste o tallado selectivo) con respecto a la exclusiva reducción de las bruxofacetas superiores (protrusiva con desgaste). al reducir consecutivamente las de los incisivos inferiores. sobre la actividad elevadora mandibular (16). que el apriete dentario (registro estático) en las posiciones excéntricas vis a vis con contacto entre bordes y no facetas de desgaste incisales. inf. Es posible concluir. tanto con desoclusión canina en lateralidad y guía incisiva en protrusión.

que una relación canina distal en comparación con la relación canina mesial. soportan fisiológicamente bien las cargas oclusales verticales sin producir daño o lesión en sus tejidos de sostén dentario (Fig. Una desoclusión muy inclinada o abrupta determina un grado de verticalidad demasiado marcado del ciclo masticatorio y además un patrón mandibular muy C GUÍA ANTERIOR Y SU EFECTO EN EL PERIODONCIO • Al desocluir las piezas dentarias anteriores a las piezas posteriores en las excursiones mandibulares. permite un movimiento de Bennet más retrusivo del cóndilo del lado de trabajo. vertical en la desoclusión. Además la guía anterior de desoclusión. 42). Recordemos que los molares y premolares. con el consiguiente compromiso retrodiscal e íntracapsular (Figs. C . GUÍA ANTERIOR Y SU EFECTO EN LAS ARTICULACIONES TEMPOROMANDIBULARES La efectiva disminución de la actividad EMG elevadora mandibular en las posiciones excéntricas vis á vís con contacto entre bordes y no facetas de desgaste incisales tanto con desoclusión canina como guía incisiva (Fig. y por otro lado. para favorecer una desoclusión progresiva y uniforme (Fig. que es bilateral en protrusiva y unilateral correspondiente al lado de balance en laterotrusiva. reduce la carga articular y minimiza de esta forma. B. permiten por un lado absorber las fuerzas laterales (favorable relación coronorradicular y menor umbral mecanosensitivo periodontal). 40 y 41). las probabilidades de efecto patológico que pueden establecer las fuerzas elevadoras mandibulares en las posiciones excéntricas e inestables de las articulaciones temporomandibulares (especialmente en el lado de balance). 3 8 . durante la fase final de cierre del ciclo masticatorio y durante el bruxismo laterotrusivo. Además es importante destacar. 39). no traspasarlas a este grupo dentario posterior. que puede comprometer la normal función mioarticular. Debe existir una congruencia entre el ángulo de Bennet y la guía condílea sagital con la angulación de desoclusión de la guía anterior.GUÍA PRÁCTICA N° Ó /// 117 reducción de la actividad electromiográfíca elevadora mandibular. 38). alejada de su posición musculoesqueletal estable en céntrica. Guía incisiva |A) y desoclusión canina (B) mostrando la posición excéntrica e inestable de la articulación temporomandibular |CJ. al favorecer ciclos masticatorios más verticales. evita fuerzas no • Fig.

3 9 . . Relación canina 1:2 distal con desoclusión canina distal o retrusiva. Congruencia entre la guia condllea sagital |A) y el ángulo de Bennet (B) con la angulación de desoclusión de la gula anterior. entre la vertiente distal del canino superior y la mesial del inferior |imágenes izquierdas). Relación canina 1:2 mesial con desoclusión canina mesial o protrusiva.Fig. DESOCLUSION CANINA MESIAL O PROTRUSIVA DESOCLUSIÓN CANINA DISTAL O PROTRUSIVA Fig. 4 0 . entre la vertiente mesial del canino superiory la distal del infenor |imágenes derechas).

GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 119 Fig. 23 y 24 que contactan en estas posiciones excéntricas. 4 2 . durante la fase final de cierre del ciclo masticatorio y durante el bruxismo laterotrusivo. La desoclusión canina distal o retrusiva permite un movimiento de Bennet más retrusivo del cóndilo del lado de trabajo. Fig. las cargas oclusales se establecerán en forma no axial o lateral sobre estas piezas |C). se producirá una reabsorción con pérdida del hueso crestal. y que se manifiesta patentemente en las piezas 2 1 . 22. Al no existir una efectiva desoclusión de las piezas posteriores en las posiciones excursivas mandibulares. 4 1 . Posición intercuspal (AJ con dirección axial dentaria de las cargas oclusales (B}. con la consiguiente retracción y dehiscencia gingival (D). . Debido a que esto significa fuerzas de compresión a nivel crestal vestibular.

la guia anterior protege del desgaste o atrición a estas piezas. Los contactos excéntricos vis á vis deben ser entre bordes y no facetas incisales. GAD: SIGNIFICADO CLÍNICO . progresiva y uniforme. Fig. Al desocluir las piezas posteriores en forma progresiva.120 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA axiales o laterales desde excéntrica a MIC. Para favorecer este mecanismo de rompe fuerzas. . debe ser inmediata. uniforme e inmediata. que permita desocluir en forma inmediata a las piezas posteriores al desplazarse la mandíbula de su posición céntrica intercuspal. Ja desoclusión además de ser progresiva y uniforme. 44). GUÍA ANTERIOR Y SU EFECTO EN LA OCLUSiÓN DENTARIA Al desocluir las piezas posteriores en forma progresiva. uniforme e inmediata (B). 4 3 . En las imágenes clínicas derechas (A). Los contactos excéntricos vis á vis deben ser entre bordes y no facetas incisales (Fig. impedir las interferencias oclusales (Fig.BIOLÓGICO RESUMEN (1) Guía anterior = guías caninas + guía incisiva: favorece la desoclusión en forma inmediata. pero especialmente en la imagen izquierda (C). 43). Fig. D. es posible apreciar la atrición dentaria de los posteriores frente a un desgaste bruxistico crónico y severo de los dientes anteriores. favorece por un lado proteger del desgaste o atrición a estas piezas y por otro lado. y viceversa en los posteriores. de todo el resto de las piezas dentarias bilateralmente. 4 4 . Esto significa que debe existir en posición intercuspal un buen acoplamiento y relación de contacto entre las piezas dentarias anteriores.

debido a que por un lado desocluye las piezas posteriores. Componente periodontal — evita fuerzas no axiales sobre las piezas posteriores. protege ambos cóndilos de una sobrecarga biomecánica en su posición musculoesqueletal excéntrica inestable. DESOCLUSION CANINA FUNCIÓN DE GRUPO Fig. que la desoclusión canina. Sin embargo. participan como guías dentarias las piezas anteriores que poseen tanto ventaja biomecánica mandibular como ventaja neurofisiológica. y por otro lado. o bien. aquellas oclusiones que necesitan de una terapia con grandes modificaciones en su esquema o patrón oclusal (Fig. 46). 45). Componente neuromuscular —> reduce significati- vamente la actividad elevadora mandibular. la función de grupo posterior es aconsejable con el objeto de repartir uniformemente las fuerzas laterales en las piezas dentarias posteriores. Componente oclusal —> impedir el desgaste del grupo FUNCIONES DE LOS DIENTES ANTERIORES posterior. no son siempre los únicos patrones oclusales en lateralidad en la dentición natural con oclusión fisiológica o normofuncional (Fig.GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 121 (2) Argumentos de su efecto beneficioso en el sistema: A. . así como las interferencias oclusales. contráctil elevadora. C. la función de grupo anterior. el concepto de oclusión más fácil de aplicar clínica y técnicamente es con guías caninas e incisiva (GAD). La función de grupo posterior (1) Guía anterior de desoclusión (2) Influencian la morfología oclusal de las piezas posteriores (3) Participan en la función masticatoria e influencian los movimientos mandibulares en el ciclo masticatorio (4) Participan en la fonoarticulación (5) Proporcionan soporte labial (6) Intervienen en la estética oral. B. No obstante. Debe recordarse. Dos esquemas oclusales laterotrusivos en el lado de trabajo más prevalentes en la dentición natural. que sólo una desoclusión canina protrusiva o mesial protege el cóndilo del lado de trabajo. Finalmente es de importancia señalar en relación al significado clínico-biológico de la guía anterior de desoclusión. también permite bajo ciertas condiciones clínicas una adaptación morfofuncional de la oclusión con respecto al resto de los componentes sistémicos (20-24). D. Componente articular —> al reducir la potencia con desoclusión mediotrusiva o con contacto de balance. también es importante consignar que en aquellos casos clínicos con compromiso periodontal de las piezas anteriores. 4 5 .

(1) Guía anterior de desoclusión: Esta función de guía dentaria en los movimientos excéntricos mandibulares con desoclusión de las piezas dentarias posteriores. 47). en que los dientes anteriores proporcionan el determinante anatómico de la parte anterior de la mandíbula (DAA) y por la guía condílea. 4 6 .Tanto el DAA como el DAP influencian la forma de los dientes posteriores.122 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. que muestra que a menor angulación de ella las piezas posteriores presentan cúspides más bajas y menor profundidad de sus fosas. Es así que una GI poco (2) Influencian la morfología odusal de las piezas posteriores: Los determinantes anatómicos de los movimientos mandibulares están representados por la guía anterior. En cambio. tanto en la altura como en la anchura de su morfología oclusal (8). B: Pl después de la rehabilitación. el concepto de oclusión más fácil de aplicar clínica y técnicamente es con guías caninas e incisiva (GAD). pero no superarla en más de 10° (Fig. . con base en prótesis fija ceramometálica. que la GI debe tener una inclinación de 5o más que la GCS. Cy D: desoclusiones caninas mesiales o protrusivas. existe una interrelación entre la inclinación de la guía condílea sagital (GCS) y el ángulo de desoclusión de la guía incisiva (GI). 48). Es así que es posible analizar el efecto de la guía condílea sagital en la morfología oclusal. Adicionalmente. en que las articulaciones temporomandibulares proporcionan el determinante anatómico de la parte posterior de la mandíbula (DAP). A: Posición intercuspal |PI| antes de la rehabilitación odusal. a mayor angulación cúspides más altas y mayor profundidad de fosas (Fig. En las terapias con grandes modificaciones en su esquema o patrón odusal. que por estudios hace años atrás llevó a la fórmula: GCS + 5o = GI Esto significa desde el punto de vista clínico. ya fue analizado en el texto precedente.

4 7 . Fig. . Interrelación entre la inclinación de la guía condilea sagital (GCS) y el ángulo de desoclusión de la guia incisiva |GI|. Efecto de la guía condilea sagital en la morfología oclusal: a mayor angulación de ella cúspides más altas y mayor profundidad de fosas. 4 8 .GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 123 Fig.

51. o sea. mayor altura cuspídea. un menor componente vertical del movimiento mandibular y cúspides posteriores más planas. una GI demasiado inclinada establece un patrón muy vertical de desoclusión que puede comprometer la normal función mioarticular. un menor componente vertical del movimiento mandibular y cúspides posteriores más planas. Fig. En contraposición. con desoclusión o guía canina ciclos más verticales (Fig. 50). 49. al analizar el ciclo masticatorio. un mayor componente vertical del movimiento mandibular y una mayor altura cuspídea. en cambio. por su función de corte y de desgarro. 49). Una mayor sobremordida vertical (escalón) genera un aumento del ángulo de la guía anterior. un mayor componente vertical del movimiento mandibular y una mayor inclinación de las cúspides posteriores. es posible observar con una función laterotrusiva con función de grupo se establecen ciclos masticatorios más ancholaterales. determina la posibilidad de una desoclusión poco efectiva de las piezas dentarias posteriores. Por otro lado. (3) Participan en la función masticatoria e influencian los movimientos mandibulares en el ciclo masticatorio: Los dientes anteriores actúan en las etapas iniciales de la masticación. Interrelación entre la guía incisiva y la morfología oclusal de las piezas dentarias posteriores: una mayor sobremordida vertical (escalón) genera un aumento del ángulo de la guía anterior. . Contrariamente. (4) Participan en la fonoarticulación: En la Fig. una mayor sobremordida horizontal (resalte) da lugar a una reducción del ángulo de la guía anterior. Contrariamente.124 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA inclinada. una mayor sobremordida horizontal |resalte) da lugar a una reducción del ángulo de la guía anterior. es posible notar la participación de los dientes anteriores junto a la lengua en la articulación de ciertos fonemas. Otro aspecto importante lo constituye la interrelación entre la guía incisiva y la morfología oclusal de las piezas dentarias posteriores (Fig.

Con un esquema laterotrusivo con función de grupo se establecen ciclos masticatorios más ancholaterales. Los dientes anteriores actúan en las etapas iniciales de la masticación. con desoclusión o guia canina ciclos más verticales (imágenes derechas). Participación de los dientes anteriores junto a la lengua en la articulación de ciertos fonemas. Fig.GUIA PRÁCTICA N° 6 /// 125 CICLO MASTICATORIO Función de grupo Desoclusión canina Fig. 5 0 . en cambio. . 5 1 . por su función de corte y de desgarro (imágenes izquierdas).

Fig. . rehabilitados con prótesis completas superior e inferior.126 / / / MANUAL PRÁCTICO D E OCLUSIÓN DENTARIA Fig. que demuestran ta importancia de los dientes anteriores en la estética oral. Dos casos clínicos de desdentados totales. que los dientes anteriores proporcionan soporte labial. Caso clínico que demuestra. 5 2 . 5 3 .

5. Individualización propiamente tal Se cubre la mesa incisal plástica con una cinta tipo scotch. De este modo aseguramos que en los distintos movimientos de la rama inferior o mandibular. lo que permite un grosor adecuado de acrílico que conforma la concavidad que la púa incisal talla sobre la mesa incisal en el proceso de individualización. no se presenten interferencias entre las piezas dentarias posteriores. Se cierra el articulador en céntrica. 9. de modo de poder retirar los segmentos posteriores del modelo que representan molares y premolares. 53. 2. como un examen complementario del escalón y resalte de los dientes anteriores. 4. esto deja una impronta de la púa sobre el acrílico que está en etapa plástica de polimerización. Si las trayectorias no son satisfactorias y completas es posible desgastar la individualización en acrílico y realizarla nuevamente con menos material. 52. 3. Se mueve el segmento inferior del articulador en todas las direcciones. 3. 54. se individualiza la guía anterior para asegurar que en los distintos movimientos de estudio o trabajo sobre los modelos de estudios articulados. Esto se repite hasta que el acrílico adquiere una consistencia dura. Se coloca acrílico de autopolimerización sobre la platina incisal. (6) Intervienen en la estética oral: Esta última de las funciones de los dientes anteriores enumeradas. es posible de valorar en la Fig. . Con papel de articular examinamos las trayectorias de la guía incisal que deben dibujar una flecha con su punta mirando hacia atrás de las arcadas dentales. Cuando existen contactos prematuros es necesario tener el modelo superior o el inferior seccionado. Preparación del articulador 1. Al tener menos material. III. con el fin de que la punta del vastago modele las trayectorias excéntricas de los dientes anteroinferiores en el acrílico. la contracción de polimerización será menor. Este procedimiento de individualización está además indicado en casos de ser necesario la restauración de piezas posteriores y para perpetuar el encerado diagnóstico de los dientes anteriores (2). es posible retirar la guía incisal individual al sacar el papel engomado y guardarla para futuras comparaciones (2). esto asegurará el éxito. El articulador debe tener sus cajas glenoideas y la distancia intercondílea programados. así como sus modelos correctamente articulados (3). asegurando un tope dentario en posición intercuspal. 7. 6. Es necesario subir ligeramente la púa o vastago incisal en relación a la rama superior. se modela una fosa que representa de modo especular la relación de contacto de los incisivos inferiores por su tercio incisal de la cara vestibular más su borde incisal. Se aplica vaselina a la púa incisal.GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 127 (5) Proporcionan soporte labial: Esta función de las piezas dentarias anteriores. Muestra una secuencia que ¡lustra cómo sobre la mesa ¡ncisal. éstos no se dañen (Fíg. 54). Tiene la ventaja de que es un registro que se puede mantener en el tiempo. 2. 1. INDIVIDUALIZACIÓN DE LA GUÍA ANTERIOR Indicaciones Si la relación de los dientes anteriores es adecuada. es posible de apreciar en el caso clínico mostrado en la Fig. Al levantar la púa esta se separa de la mesa incisal. con acn'lico. sobre la cara palatina de los incisivos superiores. Si queremos. Fig. 8.

Enumere características del articulador que se pueden programar con el registro de lateroprotrusión. ¿Por qué una lateroprotrusión derecha permite programar la articulación condilea izquierda? 4. Indique qué condiciones previas se exigen para individualizar la guía anterior.128 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. . ¿Cómo se prepara el articulador para recibir la cera de los registros y programar el articulador? 3. 5. ¿Qué permite programar el registro en cera de lateroprotrusión mandibular? 2.

Miralles R (1992). 1995. 2002-2003 Viena. Impresos Ximpauser. 21. 14. Cumsiüe MA. 9. Kohno S. Kentucky. Rocabado M (1987). Hannam AG (1984). 15. Loeff N. Hannam AG (1985). Chapter 5 Esthetics and its relationship to function. Medizinisch-wissenschaftliche GAMMA FortbildungsAG. Inc. Okeson JP. ExzentrischeSchlifffláchen:DerEinflup des Einschleifens auf die Unterkieferelevatoren im Elektromyogramm. Passini Ch. Berlin. Manns A. 1992. 3. Argentina. Edición. 4. 1981. España. Tsuru H (1990). 1990. Bando E.GUÍA PRÁCTICA N° 6 /// 129 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Hobo S. Clinical Determination oí Occlusion. Watanabe H. Oclusión y Diagnóstico en Rehabilitación Oral. Hochman N. Belser UC. Sato T. Influence of protrusive functions on electromyographic activity of elevators muscles. Eckzahnführung und ihr Einfluji auf die Unterkieferevelatoren: Eine elektromyographische Untersuchung. J Oral Rehabil 29: 1091-1098. Louisville. Schulte W (1988). The influence of altered working-side occlusal guidance on masticatory muscles and related jaw movement. Manns C. Illinois. Hannam AG (1984). JDent Res 76: 1316-1325. Relationship between occlusal contacts and jaw-closing muscle activity during tooth clenching: Pan I. Caracas. Predominance of occlusal factors and dysfunctional signs in young adult population. 8. Meléndez T. JCraniomandib Pract 5: 325-532. and bite forcé distribution in man. JOralRehabil 22:221-224. Quintessence Publishíng Co. Chicago. Tokyo. 137-209. Manns A. Whip Mix Corporation. Díaz G. Dtsch Zahnárztl Z 43: 971-980. Págs. Robert Lee. Taskaya-Yilmaz N. Editorial Amolca. JPhysiol 447:373-389. Trulsson M. Manns A. JProsthet Dent 53: 406-413. 23. The influence of altered occlusal guidance on condylar displacement. Quintessence Publishing Co. Okano N. Tanaka B. / Neurophysiol 89:1478-148 7. Korioth TW. 5 a . 16. Espinosa de la Sierra FR. González C. Dubner R. Alonso A. 1999. 11. Manns A. Meléndez T. Panamericana. Partí: Epidemiological Studies. 2006. 17. Dtsch Zahnárztl Z50: 711-716. Estimation of occlusal position from masticatory muscle activity. MacDonald JW. 1. The association among occlusal contacts. Tooth contact during dynamic lateral excursión in young adults. Whip-Mix Articulators and Accessories. clenching effbrt. 18. Manns A. Madrid. Elsevier España. Editors: Kawamura Y. Diagnóstico práctico de oclusión. The relationship between balancing-side occlusal contact patterns and temporomandibular joint sounds in humans: Proposition of the concept of balancing-side protection. México. In Oral-Facial Sensory and Motor Functions. 12. Glosario de Oclusión Dentaria y Trastornos Temporomandibulares. 2003. 1997. Minagi S. Inc. J Craniomandib DisordFacial Oral Pain 4: 251-256. 5. Buenos Aires. Schulte W. Olsson KA (1992). Bechelli A. Ed. Relationship between occlusal contacts and jaw-closing muscle activity during tooth clenching: Part II. 13. Nass X. Pag 31. 6. 1995. Hannam AG (1997). 20. Tokyo. Ed. Miralles R. Ohyama T (2002). MacDonald JW. Santiago de Chile. Quintessence Books. Wagner U (1995). Relationship between the TMJ disc and condyle position on MRI and occlusal contacts on lateral excursions in TMD patients. según Slavicek". Baba K. Yaffe A (1995). Chicago. Kikuchi M. 24. Rio de Janeiro. Akishige S. 2. Panamericana. 22. Receptive field properties of human periodontal afferents responding to loading of premolar and molar teeth. Oral Rehabilitation. Ed.. Sistema Estomatognático. Slavicek R. 7. 10. Venezuela. Manns A. Johansson RS. 19. Eckzahnschlifffláchen. Tabata T. Biotti J. Méd. J Dent Res 71: 1001-1002. Ehrlich J. Trulsson M (2003). Rufenacht C R. Oclusión y Afecciones Temporomandibulares. JOralRehabil31:754758. Johnsen SE. La Escuela de Viena para los Diagnósticos y Terapia del Órgano de Masticación. Fundamentáis of Esthetics. JProsthet Dent 52: 862-867. Albertini J. Martínez B. Directional sensitivity of human periodontal mechanoreceptive afferents to forces applied to the teeth. Sarac YS (2004). Takayama H. Ogutcen-Toller M. . JProsthetDent 52: 718-728.

más influye la anatomía articular en su patrón de contacto excéntrico y menos influye la anatomía de los dientes anteriores. denominadas bajo el concepto de oclusión dentaria. las articulaciones temporomandibulares que conforman la guía condílea. Las características anatómicas de las piezas anteriores. en la oclusión dentaria son: el plano de oclusión y la curva de compensación de Spee. Los otros dos determinantes anatómicos que también influyen en la morfología oclusal de las piezas posteriores. En síntesis. que el determinante anatómico posterior (guía condílea) es de carácter menos modificable o variable. en este patrón de movimiento contactante. otro determinante anatómico que ejerce un efecto en la morfología oclusal de las piezas posteriores. mientras más cerca está una pieza dentaria con respecto a las ATM. durante el transcurso de la vida de un individuo. tanto estáticas como dinámicas. DETERMINANTES DE LA MORFOLOGÍA OCLUSAL O DE LA OCLUSIÓN DENTARIA El presente texto está basado fundamentalmente en las publicaciones de los siguientes autores: Okeson JP (1). constituyen el determinante anatómico anterior. representan el determinante anatómico posterior. es posible afirmar que cinco son los determinantes anatómicos que influyen en la morfología oclusal y en la oclusión dentaria: Guía condílea. Solnit A y Curnutte D (2).GUIA PRACTICA IM° 7 DETERMINANTES DE LA MORFOLOGÍA OCLUSAL ARTURO MANNS F. Plano de oclusión Curva de Spee Relación de contacto de las piezas posteriores con los dientes antagonistas. así como Mohl N y col (4). que conforman la guía anterior. Los dientes posteriores están situados entre estos dos determinantes anatómicos. es su relación de contacto con respecto a los dientes antagonistas y cómo pasan junto a ellos durante un movimiento mandibular contactante excéntrico. el determinante anterior (guía anterior) es de carácter más variable. Es de recalcar. Por el contrario. la guía condílea lateral y la distancia intercondílea. que comprende: su distancia con respecto al cóndilo de trabajo así como al plano medio sagital. más influye la anatomía de estas últimas en su patrón de contacto excéntrico y menos influencia tiene en ella la anatomía de las ATM. Mientras más cerca se encuentra una determinada pieza dentaria con respecto a los dientes anteriores. • . que comprende: la guía condílea sagital. En cambio. Echeverri E (3). que comprende: el overjet o sobremordida horizontal o resalte y el overbite o sobremordida vertical o escalón. y por ende. Guía anterior. En cambio. La morfología oclusal de las piezas dentarias posteriores (premolares y molares) y sus relaciones de contacto. está determinada básicamente por las características anatómicas tanto de las piezas dentarias anteriores como de las articulaciones temporomandibulares (ATM). Por último.

Lundeen y col (5) describieron que la magnitud de la traslación lateral del cóndilo en el movimiento de Bennett corresponde como promedio a 0. Forma un ángulo con respecto a un plano sagital. La naturaleza del movimiento de Bennett tiene una importante influencia t a n t o en la altura délas cúspides y projundidad de las fosas. Guía condílea sagital: Cuando la mandíbula efectúa un movimiento de protrusión. a menor angulación. 2): • la morfología de la pared glenoidea medial del lado de balance. cúspides más altas y mayor profundidad de fosas (C). y mayor profundidad de las fosas. Fig. a menor angulación de la guía condílea.5 mm o menos.132 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA A continuación se analizará el efecto de estos cinco determinantes en la altura de las cúspides y en la profundidad de las fosas. cúspides más bajas y menor profundidad de fosas (A). denominado movimiento de Bennett. Como el descenso condilar se acompaña con un movimiento vertical hacia abajo de la mandíbula y de los dientes mandibulares. la banda horizontal interna del ligamento temporomandibular del cóndilo del lado de trabajo. así como en la dirección de las crestas y los surcos en las superficies oclusales. B. El 80% de los pacientes analizados presentaron un movimiento de Bennett de 1.75 mm. " GUÍA CONDILEA A. como en la dirección de las crestas y los surcos en las superficies oclusales. El movimiento medial es posible de ser registrado. mientras mayor es la angulación de la guía condílea sagital más altas podrán ser las cúspides (mayor la inclinación cuspídea). abajo y medial. En cambio. Contrariamente. lo que significa un desplazamiento en masa de la mandíbula hacia el lado en que se realiza el movimiento. más bajas serán las cúspides (menor inclinación cuspídea) y menor profundidad de las fosas (Fig. . ambos cóndilos descienden anteriormente a lo largo de las vertientes posteriores de la eminencia articular. 1). El grado de traslación lateral de la mandíbula es dependiente de dos factores anatómicos articulares (Fig. denominado ángulo de Bennett y está representado clínicamente a través del registro de la guía condílea lateral. Una situación intermedia corresponde a \a sección central (B). 1. A mayor ángulo de Bennett mayor magnitud del movimiento de Bennett. Guía condílea lateral: Durante un movimiento mandibular de lateralidad el cóndilo del lado de trabajo mayoritariamente experimenta una traslación lateral. el cóndilo del lado de balance se mueve durante el movimiento de lateralidad hacia adelante. Efecto de \a guía condilea sagital: a mayor angulación. La magnitud de descenso del cóndilo con relación a un plano de referencia horizontal lo da la inclinación de la eminencia articular. Un ángulo más agudo da lugar a un reducido o ningún movimiento de Bennett. lo cual va a determinar el grado de angulación de la guía condílea sagital.

. dirección y momento de aparición. 3. Así. 4). un grado intermedio con cúspides de altura intermedia. contrariamente. para permitir una traslación lateral con ausencia de contacto entre las piezas posteriores mandibulares y maxilares (Fig. mayor también es el movimiento de traslación lateral en masa de la mandíbula. un mayor grado de traslación lateral se relaciona con cúspides más bajas y 2. 4.una lateroinferior con cúspides más altas y 2. I. Al igual que lo mencionado en cuanto a la magnitud del movimiento. un movimiento lateroinferior permitirá cúspides posteriores más altas que las que permite un movimiento lateral puro (Fig.GUÍA PRÁCTICA N° 7 /// 133 Fig. Fig. un menor grado de traslación lateral de la mandíbula se relaciona con cúspides más altas. depende de la ubicación de la pared glenoidea medial del cóndilo de balance y la laxitud del ligamento temporomandibular del cóndilo de trabajo. Efecto de la dirección del movimiento de Bennett: 1. Efecto del momento de aparición del movimiento lateral La dirección está determinada por la morfología y las inserciones ligamentosas de la ATM del lado de trabajo. El momento de aparición del movimiento de traslación lateral. es el que tiene la mayor influencia con respecto a las otras dos características mencionadas en la morfología oclusal de los dientes posteriores. Traslación lateral de la mandíbula y movimiento de Bennet: depende de la morfología de la pared glenoidea medial del lado de balance y la banda horizontal interna del ligamento temporomandibular (TM| del cóndilo del lado de trabajo. una tateral pura con cúspides de altura intermedia. una dirección laterosuperior se relaciona con cúspides bajas. un movimiento laterosuperior requerirá de cúspides posteriores más bajas en comparación con un movimiento lateral puro. 3). INFLUENCIA EN LA ALTURA CUSPÍDEA Y LA PROFUNDIDAD DE FOSAS El movimiento de traslación lateral de la mandíbula tiene tres características: magnitud. 3. 2. Efecto de la magnitud del movimiento lateral Cuanto más medial es la localizacion de la pared glenoidea medial con respecto al polo medial del cóndilo de balance y mientras mayor laxitud presenta el ligamento temporomandibular. Efecto de la dirección del movimiento lateral Fig. Efecto de la magnitud del movimiento de Bennett: 1. 3. Este hecho se relaciona con cúspides posteriores más bajas.

1 34 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

Cuando el movimiento de traslación lateral o el movimiento de Bennett aparece tempranamente o en el momento inicial del movimiento de lateralidad mandibular, aún antes de que el cóndilo mandibular inicie la traslación desde su fosa articular, se denomina movimiento de Bennett inmediato o "sideshift" inmediato. Por el contrario, a medida que ocurra progresivamente junto con la traslación del cóndilo de balance, se denomina movimiento de Bennett progresivo o "sideshift" progresivo. Cuanto más inmediato es el Bennett o "sideshift", menor altura cuspídea o menor inclinación cuspídea requerirán las piezas posteriores (Fig. 5).

F i g . 6- Efecto de la magnitud del movimiento de Bennett: si la magnitud es mayor, mayor será también el ángulo existente entre las trayectorias de laterotrusión (A2 derecha, B2 izquierda) y mediotrusión |B2 derecha A2 izquierda), generadas por las cúspides céntricas sobre la superficie oclusal de las piezas posteriores antagonistas.

Fig. 5. Efecto del momento de aparición del movimiento de Bennett: 1. si es inmediato se relaciona con cúspides bajas y 2. si es progresivo con cúspides más altas.

II. INFLUENCIA EN LA DIRECCIÓN DE CRESTAS Y SURCOS
A medida que aumenta la magnitud de traslación lateral de la mandíbula, aumenta también el ángulo existente entre las trayectorias de laterotrusión y mediotrusión generadas por las cúspides céntricas sobre la superficie oclusal de las piezas posteriores antagonistas. En cuanto a la dirección de desplazamiento del cóndilo de trabajo, si se desplaza en una dirección lateral y anterior, el ángulo entre las trayectorias de laterotrusión y mediotrusión disminuirá. Si se desplaza en dirección lateral y posterior, los ángulos generados aumentarán (Fig. 6). C. Distancia intercondílea El efecto de la distancia intercondílea es sólo en la dirección de las crestas y surcos. Al aumentar la distancia intercondílea se reduce el ángulo generado entre las trayectorias de laterotrusión y mediotrusión (Fig. 7).

Fig. 7. Efecto de la distancia intercondílea: mientras mayor es la distancia intercondllea menor es el ángulo formado por las trayectorias de la laterotrusión (A! derecha o BI izquierda) y mediotrusión (Bl derecha o Al izquierda).

La distancia intercondílea es el factor de menos influencia en la morfología oclusal, debido a que la diferencia de angulación es mínima.

GUIA ANTERIOR

La guía anterior es función de la relación de contacto existente entre los dientes anteriores maxilares y mandibulares. Está influenciada básicamente por la sobremordida vertical u
overbtíey la sobremordida horizontal u overjet. Tiene solamente efecto sobre la altura cuspídea y la profundidad de las fosas.

GUÍA PRÁCTICA N° 7

///

135

Un aumento de la sobremordida vertical (escalón) genera un aumento del ángulo de la guía anterior, un mayor componente vertical del movimiento mandibular y una mayor inclinación de las cúspides posteriores, o sea mayor altura cuspídea (Fig. 8). Contrariamente, un aumento de la sobremordida horizontal (resalte) da lugar a una reducción del ángulo de la guía anterior, un menor componente vertical del movimiento mandibular y cúspides posteriores más planas (Fig. 9).

La relación del plano de oclusión con respecto a la guía
condílea sagital influye en la inclinación de las vertientes cuspídeas, o sea en la altura cuspídea.

Cuando el plano de oclusión es más paralelo a la guía condílea sagital las cúspides posteriores deben ser más planas (Fig. 10).

-

CURVA DE SPEE

-

PLANO DE OCLUSIÓN

Es un plano imaginario que descansa sobre las puntas de los caninos inferiores y llega hasta las cúspides distobucales de los segundos molares inferiores.

La curva de Spee es una curva de compensación anteroposterior de las arcadas dentarias que se extiende desde la punta del canino inferior a través de las puntas de las cúspides bucales de los dientes posteriores. Su efecto sobre la morfología oclusal, y específicamente la altura cuspídea y

Fig. 8. Efecto de la sobremordida vertical o escalón: a mayor sobremordida vertical, mayor espacio de desoclusión posterior y mayor altura cuspídea (A y B imágenes inferiores). Lo inverso acontece para A y B, imágenes superiores.

Fig. 9. Efecto de la sobremordida horizontal o resalte: un aumento de la sobremordida horizontal genera menor espacio de desoclusión posterior y se relaciona con cúspides posteriores más planas (imágenes inferiores A y B). Lo contrario sucede para A y B, imágenes superiores.

1 36

/ / /

MANUAL PRÁCTICO D E OCLUSIÓN DENTARIA

los surcos, la relación de contacto de las piezas posteriores con sus dientes antagonistas también constituye un determinante anatómico de la morfología oclusal. No en la altura
cuspidea, pero sí en la dirección de crestas y surcos.

Anteriormente se mencionó que cada punta de cúspide céntrica genera trayectorias de laterotrusión y mediotrusión sobre las piezas dentarias antagonistas. La angulación de las trayectorias en cada pieza posterior dependerá de su distancia con respecto al cóndilo de trabajo, así como de su distancia respecto al plano medio sagital (Fig. 12).

Fig, 10. Efecto del plano de oclusión y la inclinación de la guía condilea sagital: cuando son más paralelas, las cúspides posteriores deben ser más planas (sección superior -A). La situación inversa ocurre en B. Fig. 1 1 , Efecto de la curva de Spee: una curva más plana |menor curvatura) se relaciona con un mayor espacio de desoclusión y cúspides más altas (sección superior -A). Lo contrario sucede ante una curvatura mayor (sección inferior -B|, en que aumenta la posibilidad de choque de las cúspides más posteriores.

la profundidad de la fosa, puede ser analizado de acuerdo a su grado de curvatura, así como de su orientación. Una curva de Spee más plana, y por lo tanto, de menos curvatura está asociada a cúspides más altas. Lo contrario sucede con una curva de Spee con mayor curvatura, debido a que menor es el ángulo o espacio en que se separan las piezas posteroinferiores de las posterosuperiores durante un movimiento de protrusión (Fig. 11). En cuanto a su orientación es posible afirmar que si gira la curva de Spee hacia atrás, las cúspides posteriores pueden ser más bajas. En cambio si gira a una posición más anterior, las cúspides posteriores pueden ser más altas.

RELACIÓN DE CONTACTO DE LAS PIEZAS POSTERIORES CON SUS DIENTES ANTAGONISTAS

Debido a que durante los movimientos contactantes excéntricos las cúspides céntricas pasan entre las crestas y

Fig. 12. Efecto de la distancia al cóndilo de trabajo y al plano medio sagital: cuanto más alejada está la pieza posterior del cóndilo de trabajo y el plano medio sagital (ver el premolar superior), mayor es el ángulo entre las trayectorias de laterotrusión (B) y mediotrusión (A). Lo contrario acontece para el segundo molar superior.

GUÍA PRÁCTICA N° 7

///

137

Cuanto mayor es la distancia de la pieza dentaria con respecto al cóndilo de trabajo, mayor es el ángulo que forman las trayectorias de laterotrusion y mediotrusión. Esto ocurre para las piezas posterosuperiores como posteroinferiores. Cuando la pieza posterior está localizada más lejos del plano medio sagital, los ángulos que forman las trayectorias de laterotrusion y mediotrusión aumentan. No obstante, la combinación de las dos relaciones posicionales (distancia al cóndilo de trabajo y al plano medio sagital) determina las trayectorias exactas de las puntas de cúspides céntricas. Una posición de una pieza posterior a mayor distancia del cóndilo de rotación, pero más próxima al plano sagital medio, dará como resultado que esta última relación posicional anulará la influencia del primero. Por lo tanto, se generaría un ángulo mayor entre las trayectorias de laterotrusion y mediotrusión con una posición de la pieza posterior en la arcada dentaria más alejada tanto del cóndilo de trabajo como del plano medio sagital. Inversamente se generarían ángulos más pequeños con la pieza posterior más cerca al cóndilo de trabajo y del plano medio sagital.

Debido al efecto de la forma curva de la arcada dentaria, es posible observar en general que, a medida que aumenta la distancia de una pieza posterior al cóndilo de trabajo, su distancia al plano medio sagital disminuye. No obstante, el alejamiento con respecto al cóndilo de trabajo es mayor que su acercamiento al plano medio sagital, por lo cual casi siempre, los dientes posteriores de ubicación más mesial en la arcada (premolares) tienen ángulos entre las trayectorias de laterotrusion y mediotrusión mayor que las piezas posteriores de ubicación más distal (molares).

ACTIVIDAD PRÁCTICA

En el articulador se mostrará gráficamente movimientos angulares en el plano horizontal y en el plano sagital, variando los determinantes anatómicos de la morfología oclusal que en el articulador se permita. En la tabla de doble entrada se analizarán: magnitud de la profundidad de fosa y altura cuspídea y dirección de surcos y crestas principales y accesorias, que es la expresión de los detalles anatómicos de las piezas dentarias según la variación que experimenten los factores determinantes anatómicos.

CUADRO DE DOBLE ENTRADA PARA EL EJERCICIO DE LOS DETERMINANTES ANATÓMICOS DE LA MORFOLOGÍA OCLUSAL
Determinantes anatómicos Guía condílea sagital Guía condílea lateral Distancia intercondílea Guía anterior Curva de Spee Distancia al cóndilo de rotación Distancia al plano medio sagital Distancia entre cóndilo de rotación y plano medio sagital Altura cuspídea y profundidad de fosa Dirección de surcos y crestas principales y accesorias

138

///

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

ACTIVIDAD AUTOFOniHATIVA
1. En el articulador se mostrará gráficamente movimientos angulares en el plano horizontal y en el plano sagital, variando los determinantes anatómicos de la morfología oclusal que en el articulador se permita: Guía condílea sagital Guía Anterior Guía condílea lateral o ángulo de Bennett Plano de oclusión Distancia intercondílea Curva de Spee

Relación de contacto de las piezas posteriores con sus antagonistas. 2. En la tabla de doble entrada se analizarán: magnitud de la profundidad de fosa y altura cuspidea así como la dirección de surcos y crestas principales y accesorias, que es la expresión de los detalles anatómicos de las piezas dentarias según la variación que experimenten los factores determinantes anatómicos. 3. 4. Enumere tres factores anatómicos variables de la morfología oclusal. Analice el siguiente cuadro: \
ALTURA CUSPlDEA Y PROFUNDIDAD DE FOSA DETERMINANTES ANATÓMICOS

\
DIRECCIÓN DE SURCOS Y CRESTAS

ARTICULACIONES TEMPOROMANDI BU LARES DERECHA E IZQUIERDA

CARACTERÍSTICS ANATÓMICAS DE LAS PIEZAS ANTERIORES O GUÍA ANTERIOR

PLANO DE OCLUSIÓN

CURVA DE SPEE

RELACIÓN DE CONTACTO

POSTERIOR

GUIA CONDÍLEA PLANO OCLUSAL Y SU ÁNGULO CON LA GUlA CONDÍLEO SAGITAL DISTANCIA AL CÓNDILO DE TRABAJO

SAGITAL

ESCALÓN

RESALTE

GRADO DE CURVATURA

LATERAL

MORFOLOGÍA PARED GLENOIDE

LIGAMENTO TEMPOROMANDI BULAR CÓNDILO DEL LADO DE TRABAJO

ORIENTACIÓN

DISTANCIA AL PLANO MEDIO SAGITAL

DISTANCIA INTERCONDÍLEA

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Okeson JP: Oclusión y afecciones temporomandibulares. Ed. Mosby/ Doyma Libros. Tercera Edición, 1995. Madrid. Solnil A, Curnutte D: Occlusal Correction. Principies and Practice. Quintessence Publishing Co., Inc., 1988. Chicago.

2.

Echeverri E: Neurofisiología de la Oclusión. Ediciones Monserrate, 1993. Bogotá-Colombia, Mohl N, Zarb GA, Carlsson GE, Rugh JD: A Textbook of Occlusion. Quintessence Publishing Co.Inc, 1988. Chicago, Lundeen HC, Shryock EF, Gibbs CH (1978): An evaluation of mandibular border movements: their character and significance. J
Prosthet Dent 40: 442-452.

entre los cuales se verifican los diferentes esquemas o patrones de la oclusión dentaria al interrelacionarse: Punta de cúspide Fondo de fosa Surcos Puntos de contacto interoclusales Rodetes marginales. l . 3 corresponde al surco de desarrollo. así como por elevaciones: las cúspides y los rebordes. . Por último.2) (Fig. De esta última. 2 corresponde al punto más bajo que alcanza la fosa central. (1) en la que se consigue una relación de un diente a un diente ubicando cada cúspide de la pieza dentaria en relación a una fosa principal del diente antagonista.GUÍA PRÁCTICA N° 8 RECONSTRUCCIÓN FUNCIONAL LA ANATOMÍA OCLUSAL EN CERA JORGE BIOTTI PICAND TÉCNICAS DE MODELACIÓN DE LA ANATOMÍA OCLUSAL Las piezas dentarias están formadas por depresiones: los surcos y las fosas. • progresiva hasta conseguir ubicar cada estructura anatómica en perfecta armonía funcional: ésta es la técnica de encerado progresivo. es posible tallar los elementos anatómicos oclusales en base a un patrón funcional de cera conseguido con la técnica de las trayectorias generadas o núcleo funcional de Roger Troendle. se conocen dos variantes: la descrita por Harry Lunden (2) que ubica las cúspides de modo que un diente se relaciona por su cúspide. Es posible a partir de un bloque de cera tallar la estructura anatómica de las piezas dentarias: ésta es la denominada técnica por sustracción (3). 4 corresponde a los puntos de contacto interoclusales y 5 corresponde a los rodetes marginales. Este esquema se caracteriza idealmente por contactos simultáneos interoclusales bilaterales en relación céntrica. en forma F i g . Por otro lado. Muestra la ordenación de los detalles anatómicos caracterizando los cinco niveles de la oclusión dentaria: 1 corresponde a la punta de cúspide. En esta técnica se ubica cera en la boca del paciente en el sector que Estos detalles anatómicos se distribuyen en el espacio tridimensional en niveles de oclusión dentaria con distintas ubicaciones en sentido cervicooclusal. permitiendo una protección mutua entre las piezas posteriores y la guía anterior dentaria (1. es posible tallar los elementos anatómicos. con dos dientes antagonista a nivel de sus rebordes marginales transversales mesial y distal. La otra técnica ampliamente difundida es la descrita por William Mac Horris. y desoclusíones inmediatas y progresivas en los movimientos mandibulares excéntricos con contacto dentario. Estas elevaciones y depresiones se disponen espacialmente de modo que es posible encontrar cinco niveles tridimensionales.l). con la finalidad de asegurar un especial esquema de oclusión dentaria. Existen distintas técnicas para modelar las piezas dentarias de modo de determinar la ubicación ideal de sus componentes anatómicos. uno a uno. para la modelación de la anatomía oclusal. mesiodistal y bucolingual.

se conseguirá mayor eficiencia masticatoria con un mínimo desgaste oclusal. estas tendrán la forma superficial que deja el filo del instrumento.un modelo funcional. o restaurar parcial o totalmente una o varias piezas dentarias dañadas. El oclusor de modelos gemelos hace accesible esta técnica junto con su interpretación anatómica y funcional. De este modo. . todos al mismo tiempo. 3): al observar los modelos de yeso o las arcadas dentarias en el plano sagital. observados de modo tridimensional. Contactos A.su antagonista y C. se denominan contactos B. se denominan contactos C. En conjunto este grupo de contactos.2). al odontólogo menos experimentado (3). Paradores y equilibradores (Fig. El núcleo de cera que se obtiene en la boca del paciente. se denominan paradores. 2. 2. Esta técnica utiliza un oclusor de modelos gemelos capaz de relacionar dos modelos anatómicos antagonistas y un modelo funcional con el núcleo de cera representado normalmente en yeso. B. Tienen por función detener el cierre mandibular ejerciendo una función de freno del cierre vertical de la mandíbula. contactos ubicados en las vertientes que miran a mesial del maxilar y aquellas vertientes que miran a distal de la mandíbula se denominan equilibradotes. se pretende que las fuerzas que se distribuyan sobre las piezas dentarias lo hagan idealmente a través de su eje mayor.2). aquellos contactos ubicados entre las vertientes internas de las cúspides vestibulares superiores y las vertientes externas de las cúspides vestibulares inferiores. Aquellos contactos ubicados entre las vertientes internas de las cúspides palatinas superiores y las vertientes internas de las cúspides vestibulares inferiores. Además. Con una buena interpretación clínica es posible reconocer las elevaciones y depresiones propias de la anatomía oclusal individual. Los contactos oclusales se clasifican en: A.2). Al realizar una reconstrucción de modo incremental las superficies oclusales que se consigan serán convexas. B. normalmente superficies planas (1. facilitando la función de desoclusión de la guia anterior. B y C (Fig. es cercado con cera laminada para recibir un vaciado en yeso que representará el modelo funcional articulado en un oclusor especial. como muestra la Fig. si la superficie oclusal se consigue por desgaste de un bloque. Las partes de la superficie oclusal de la corona de un diente posterior. permitirán que las fuerzas se disipen en el eje axial de la pieza dentaria (1.140 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA falta una pieza dentaria o su anatomía oclusal se encuentra alterada. Uno de los objetivos al realizar un encerado oclusal es conseguir que las piezas dentarias que ocluyen. Muestra en detalle el articulador de modelos gemelos con: A. se relacionen entre sí por múltiples puntos de contacto. Esto se logra al relacionar áreas convexas entre sí. se denominan contactos A. en cambio. se componen de elevaciones y depresiones. 3): al observar los modelos de yeso o las arcadas dentarias en el plano frontal. Y aquellos contactos ubicados entre las vertientes externas de las cúspides palatinas superiores y vertientes internas de las cúspides linguales inferiores.un modelo anatómico de trabajo. tienen como función equilibrar a las piezas dentarias frente al esfuerzo recibido al cerrar la mandíbula (1. SECUENCIA DEL ENCERADO PROGRESIVO DE UN MOLAR INFERIOR Por medio de un encerado progresivo de las características anatómicas de las piezas dentarias estaremos en condiciones de realizar un análisis complementario al plan de tratamiento de rehabilitación para estructurar un tipo de oclusión terapéutica dada. aquellos contactos ubicados en las vertientes que miran a distal en el maxilar y en las vertientes que miran a mesial en la mandíbula. Fig. y con movimientos mandibulares con contacto dentario se consigue un patrón de cera que contiene información de la ubicación espacial de los detalles anatómicos de la oclusión dentaria. En cambio.

2. B y C. D. • 4. tanto de los pre- Fig. equilibradores en blanco y en B. 3. la ubicación de puntas de cúspides y rodetes marginales (Fig. 4). Muestra en A. Preparación del modelo de yeso. H. 4. Depresiones: Fosas Surcos de desarrollo o principales Surcos suplementarios o secundarios. A.los contactos interoclusales: paradores en azul. Marcar con lápiz grafito los rodetes marginales de premolares y molares del cuadrante a trabajar. Preparación del modelo de yeso Piel de cera Ubicación de las puntas de cúspides Ubicación de los rodetes marginales Contornos bucales y linguales Ubicación de los rodetes triangulares Surcos principales y secundarios Contactos interproximales. . C.tipos A. A continuación describiremos las maniobras secuenciales para obtener la anatomía oclusal funcional de un molar inferior: A. Traspasar con lápiz grafito a la superficie de yeso que ha quedado luego del recorte. G. F.GUÍA PRÁCTIC* N° 8 /// 141 Fig. E. Preparación del modelo de yeso: 1. Recortar con un cuchillo el tercio apical de la corona de un primer molar inferior eliminando todo detalle anatómico de la superficie oclusal. B. Elevaciones: Puntas de cúspides Rodetes marginales Rodetes centrales Rodetes triangulares Rodetes suplementarios. molares como de los molares del cuadrante a trabajar (Fig. 4). Marcar con lápiz grafito la punta de cada cúspide y el eje mayor de cada unidad cuspídea. 3.

C. Luego de colocadas las puntas de cúspides se deben realizar los movimientos mandibulares excéntricos o excursiones mandibulares. 7). y se debe observar que éstas no choquen o se pierdan por contactar con las piezas antagonistas (Fig. Destaca lineas gulas de los rebordes marginales y puntas de cúspides demarcadas con grafito sobre fa superficie de yeso desgastada. Para fabricar los rodetes marginales se coloca cera en el instrumento y éste se hace correr de distal a mesial hasta que la cera se enfría dejando una delgada pared (Fig. . Corren de distal a mesial de cada punta de cúspide o cono.142 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA B. demarcada con grafito antes de preparar el modelo de yeso. Se aprecian cuatro conos amarillos que representan la altura cuspidea. El operador realiza giros espirales con el instrumento a medida que éste se enfria asegurando el incremento en altura y aguzamiento de la estructura de cera. can en una línea que queda entre las cúspides vestibulares y se dirigen al surco medio de los molares del lado homólogo opuesto de la mandíbula (Fig. Cada cúspide tiene un rodete longitudinal marginal distal y otro mesial. D. Los rodetes marginales soportan los puntos de contacto interoclusales. 8). Las puntas de cúspides o conos se dirigen a la fosa antagonista que corresponda según el esquema de oclusión deseado. uno en el rodete marginal distal dé la cúspide distovestibular y otro en el rodete proximal distal. Ubicación de las Puntas de Cúspides: Se colocan las puntas de cúspides en color amarillo. Ubicación de los rodetes marginales: Es el perímetro más alto de los elementos de la superficie oclusal. 6. En el plano horizontal las cúspides linguales se ubi- Fig. En el primer molar inferior. transversal distal y otro transversal mesial. Piel de cera: Se colocará una delgada capa de cera pegajosa o de inlay amarilla que permita traslucir los detalles anatómicos que se dibujó con grafito. que con un giro en el sentido de las manillas del reloj del instrumento que porta la cera se levantan hasta quedar con punta y forma de cono al enfriarse y tomar consistencia. Las piezas posteriores tienen además dos rodetes marginales proximales transversales. 5). 5. Esta piel de cera asegurará que el resto de los elementos anatómicos a emplazar no se despeguen con facilidad (Fig. Actúan como paradores del cierre mandibular y son las áreas de corte en la masticación. Fig. Tienen forma de conos y se colocan con la cera fundida como una gota. Estas referencias se cubren con una delgada capa de cera para evitar que se distorsionen y además asegurar la adhesión del encerado oclsual sobre el yeso. se da uno en el rodete marginal mesial de la cúspide mesiovestibular y dos por distal. 6). Las puntas de cúspides deben seguir el eje mayor de la unidad cuspídea.

9). dando la forma característica de la boca de un pez. Sólo los dos distales tanto vestibular como lingual. 7. con movimientos constantes que recorren la anatomía del rodete triangular. dos en la cúspide mediovestibular (a cada lado de la punta de la cúspide). Ubicación de los rodetes triangulares: El rodete triangular tiene una forma de triángulo con su vértice naciendo en la punta de la cúspide y su base descansando en el surco medio principal de la cara oclusal. tres rodetes vestibulares y dos linguales. tienen dos puntos de contacto Ínteroclusales (Fig. B hace referencia a las lineas guias en relación a la alineación correcta de estructuras con piezas vecinas al mismo lado de) arco dentario de la pieza a restaurar el yeso que completa el contorno de la pieza dentaria hacia cervical (Fig. 10). En el corto margen de tiempo que toma en enfriarse la cera en el instrumento aplicador se debe conseguir. E. en amarillo. A hace referencia a la coincidencia de la ubicación de las cúspides alineadas con cúspides de la pieza posterior a ta homologa en el lado opuesto del arco dentario. sin tocar la porción más alta de éstos y continuándose suavemente hasta . 8. En estos contornos se dan puntos de contacto Ínteroclusales: uno por distal de la punta de la cúspide mesiovestibular. Contornos bucales y linguales: Con cera liquida en el instrumento se colocará cera por las caras externas de los rodetes marginales. y finalmente un contacto por mesial de la cúspide distovestibular.GulA PRÁCTICA N° 8 / / / 143 Fig. Una vez que se ha construido cada rodete triangular. Destaca la construcción de rebordes marginales en azul entre puntas de cúspides. F. que éste tenga un aspecto convexo en todos los sentidos del espacio. Fig. El primer molar inferior tiene cinco rodetes triangulares. se cierra el articulador para verificar que se de en él un punto de contacto interoclusal.

Contactos Interproximales: En algunos casos es necesario agregar cera por proximal para asegurar el contacto con la pieza vecina. una fosa cuyo fondo corresponde al área de contacto interdentario (1. Además. Destaca la distribución de los rebordes triangulares en número de cinco. Fig. Esquematización de surcos principales y secundarios. 2). 9. . 10.144 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. G. Surcos principales y secundarios: Éstos se consiguen rellenando con cera el espacio que quedó en oclusal entre los rodetes triangulares. Fig. En verde es posible reconocer los rebordes centrales completando la forma de boca de pez característica de esta técnica de encerado oclusal. es posible observar puntos de contacto interocl úsales paradores en azul y equilibradores en blanco. 1 1 . uno por cada cúspide con su vértice coíncidente a la altura cuspidea. es decir. 11) H. Se debe conseguir una tronera oclusal. Cada cúspide queda inscrita entre surcos principales y cada rodete triangular queda inscrito por surcos accesorios y pequeños rodetes accesorios en algunos casos (Fig.

3. ¿Cuáles son las indicaciones del encerado progresivo? 7. Describa las partes que constituyen el oclusor de modelos gemelos y su utilidad. ¿Qué elementos anatómicos conforman la anatomía oclusal de una pieza dentaria? 2. 4. Describa las diferentes técnicas de modelación de la anatomía oclusal funcional con cera. 8.GUÍA PRÁCTICA N° 8 /// 145 ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. 6. Nombre los distintos rodetes: a) b) c) d) . ¿Cuáles son los objetivos del encerado oclusal? 5. Clasifique los contactos interoclusales y explique su función en conjunto. Enumere secuencialmente los cinco niveles de la oclusión. ¿Es posible retirar del modelo el molar que se encera? 9.

Occlusal Waxing Manual. Distributed by: Memphis Grtathological Academy. Págs. USA. Rhoads J. 1979. Prótesis fija. Procedimientos en el laboratorio dental. Illinois. Rudd K. Morrison J. ¿Por qué al finalizar el encerado se debe ver la punta del cono elevado en un comienzo del encerado de cada cúspide? 11. Salvat. . Barcelona España. Manual de encerado oclusal. Tomo II.146 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 10. 172-185. Morrow R. Wilson E. 1977. Quintessence. 3. 1988. 2. Me Honis W H. Chicago. Shillingburg H. Analice el siguiente cuadro: Reconstrucción funcional de la anatomía oclusal en cera Técnicas de modelación de la anatomía oclusal Secuencia del encerado progresivo de un molar inferior Técnica por sustracción Técnica cíe encerado progresivo Técnica de trayectorias generadas o núcleo funcional i Elevaciones: Puntas de cúspides Rodetes marginales Rodetes centrales Rodetes triangulares Rodetes suplementarios Depresiones: Fosas Surcos de desarrollo o principales Surcos suplementarios o secundarios Niveles de oclusión dentaria Punta de cúspide Fondo de fosa Surcos Puntos de contacto interoclusales Rodetes marginales r Contactos interoclusales Paradores y equilibradores Contactos A B y C REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1.

Plan de tratamiento 2. desde la línea media hacia distal. 1). prótesis o cirugía ortognática. El número del cuadrante. Es posible diferenciar entre vestíbulo o bucoversión. Cambios de posición o mal posición de una o más piezas dentarias en la arcada. 1. sino que también desde palatino y además permite eliminar la influencia del control neuromuscular tanto en las posiciones céntricas como excéntricas (1). por pérdida de piezas dentarias o de la estructura dentaria a causa de caries. El análisis en el articulador permite una mejor visualización de los contactos oclusales. Se registra cualquier pérdida de la integridad de la arcada dentaria. .En el área excéntrica III. distoversión. Nomenclatura internacional de las piezas dentarias en un adulto. 2). ya sea por tratamiento de ortodoncia. I. Los cuadrantes se numeran del uno al cuatro de derecha a izquierda en el maxilar y de izquierda a derecha en ta mandíbula. Inclinaciones: migración de un diente. además se acompaña con un número del 1 al 8. Análisis de modelos por separado II.GUIA PRÁCTICA IM° 9 ANÁLISIS OCLUSAL EN EL ARTICULADO!? JORGE BIOTTI PICAND ARTURO MANNS FREESE INDICACIONES Entre las causas para indicar un análisis funcional de la oclusión dentaria sobre modelos articulados se encuentran: oclusión relacionada con un estado de trastorno o desorden temporomandibular del paciente y necesidad de rehabilitaciones oclusales más extensas. cuyo eje dentario no se corresponde con el perímetro del arco o arcada dentaria (línea que une las surcos centrales mesiodistales de las piezas posteriores y que se continúa con los contactos interproximales de las piezas anteriores). Analizaremos sistemáticamente la oclusión dentaria en la siguiente secuencia: I. Entre las migraciones es posible identificar: a. rotaciones o giroversiones. Análisis de los modelos por separado: Número de piezas dentarias: Según nomenclatura internacional (Fig. Migración: Se reñere más bien al análisis de la localización o ubicación de cada pieza dentaria individual dentro de la arcada dentaria (Fig. IV. mesioversión. 1. palatino o linguoversión. Análisis de modelos en oclusión: . b.En el área céntrica . para nombrar a cada pieza dentaria. Diagnóstico Fig. debido a que no solamente permite apreciar los contactos dentarios desde vestibular. referidas a transposiciones.

2. 3.148 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. Forma y tamaño del arco dentario: En general las arcadas presentan una forma que tiende a ser: rectangular. su cara vestibular está ubicada en lingual por una malposición con rotación en 180°.1 5 (palatoversión). relacionar los arcos o arcadas dentarias con la cubeta seleccionada para la toma de impresión del maxilar o de la mandíbula: F i g . minimizando los desgastes o deterioro de forma y contribuyendo con la mantención en el tiempo de la integridad del sistema con buena relación entre forma y función (Fig. triangular u ovoide. Cada pieza dentaria tiene una posición en la arcada que le permite contribuir con la función. para así oponerse a las fuerzas que debe 3. 4. Alineación: Se refiere a la relación o ubicación de todos los dientes en general entre sí dentro de la arcada o arco dentario (trazar con lápiz grafito una línea que recorra los bordes incisales y vestibulares de las piezas dentarias).Desalineación del arco dentario mandibular a expensa de ciertas inclinaciones de las piezas 36 . B. debido a que cada diente debe estar situado en la arcada en el ángulo más ventajoso. c.4). Extrusiones o intrusiones: posición de una pieza dentaria ya sea sobrepasando o estando bajo el plano de oclusión. En B es posible observar otra imagen clínica de un primer molar inferior derecho en posición del segundo molar. respectivamente. En cuanto al tamaño.35 |distolinguo versión) y 41 (vestíbulo versión). 3) (2). En A es posible observar una imagen clínica de una malposición por rotación en 180° de un segundo premolar superior izquierdo. A. soportar. (Ver definición Al. Las migraciones en sí pueden significar causa de desalineación intraarcada. . Esta alineación intraarcada es importante.Desalineación del arco dentario maxilar a expensas de ciertas inclinaciones de las piezas 1 4 . 12 |mesiopalato versión) y 24 Ipalatodisto versión).

deben ser proyectados al análisis de la ordenación dentaria. premolares para triturar con máxima presión y molares para triturar con máxima fuerza. 6. Abrasión: Es la pérdida de estructura por medios mecánicos. generalmente ácidos. al compararlas entre sí. En general. tallando verdaderos escalones en la cara palatina de los incisivos. A. debido a que pueden estar involucrados en posibles cambios en el esquema de oclusión que presenta el paciente. Dibujo de la porción anterior de una arcada dentaria superior que caracteriza bruxofacetas céntricas anteriores. Una falta de desarrollo en algún sentido del espacio de una de las arcadas.Muestra un incisivo lateral que por su tamaño no logra alinearse correctamente. superior o inferior. 4. como también debe ser valorado si el paciente presenta sus distintos grupos dentarios funcionales: incisivos para cortar. Características morfológicas de las caras oclusales: El ejercicio mental de observar cada pieza dentaria y contar sus elementos estructurales nos permite reconocer anomalías en su formación. Esquema de migraciones dentarias que generan una falta de alineación en la arcada. 5). ocupando un espacio mayor en la arcada dentaria que el que corresponde a su posición normal. Todos estos puntos analizados desde 1 hasta 5. caracterizando una distopalatoversión |migración en forma de inclinación que deja su porción distal rotada a palatino). situación que puede afectar la integridad del sistema Estomatognático (Fig.Muestra un premolar en distopalatoversión. caninos para desgarrar. Atrición dentaria: Es la pérdida de sustancia que se produce como resultado del contacto entre piezas dentarias antagonistas en cualquier relación oclusal funcional. es posible clasificar las pérdidas de las estructuras duras de la dentición humana en tres categorías (4). 5. B. Facetas de desgaste dentarías: Corresponden a superficies o áreas de pérdida de sustancia de las estructuras duras (esmalte. En el caso de no presentar estos distintos grupos funcionales. que comúnmente se prestan a confusión (Fig. deberá estar en proporción y correspondencia. 5. 4). • Pequeño (cubeta 15 o número mayor) • Mediano (cubeta entre 13 y 14 • Grande (cubeta 12 o número menor) Cada arcada dentaria. dentina) de las coronas dentarias. es señal de posibles anomalías anatómicas de la relación interarcada que condicionan de algún modo la función (2). Las facetas de desgaste para- Fig. debido a la interposición de un elemento abrasivo entre las superficies dentarias. .GUÍA PRÁCTICA N° 9 /// 149 Fig. es posible que uno de ellos esté realizando más de una función (3). Erosiones: Son pérdidas de sustancia por procesos químicos.

D: superficies normales. como resultado del hábito bruxístico céntrico. B. son designadas también bajo el término de atrición dentaria. 6. de tal manera que varios autores concuerdan en que las bruxofacetas constituyen probablemente el signo clínico más característico del bruxismo. Facetas de desgaste parafuncionales por malos hábitos: Existen facetas de desgaste dentarias que son el resultado de la interposición de objetos entre las arcadas dentarias (pipa. Las bruxofacetas se clasifican. Constituyen la forma de desgaste dentario más frecuente de la dentición humana y son especialmente predominantes en los dientes anteriores. que se puede traducir en el tiempo en facetas de desgaste parafuncionales (4). . Cavidades o deterioro de la anatomía oclusal constituyen falta de integridad anatómica: Éstas pueden asociarse a falta de estabilidad de la pieza dentaria en la • B • • Fig. implica la presencia de bruxismo y las definen como no-pararuncionales y bajo el nombre de facetas de desgaste fisiológicas más bien relacionadas con una respuesta adaptativa funcional del sistema Estomatognático. con congruencia plena en forma y superficie.) (4) Obturaciones: Es posible reconocer en el modelo de yeso áreas de las piezas dentarias que estén restauradas. por las actividades parafuncionales estomatognáticas. en caso de estar defectuosas. Estas pérdidas de las estructuras duras de las coronas dentarias. Se pueden dividir entre las generadas por bruxismo (como resultado de la atrición dentaria) y las producidas por otros hábitos parafuncionales (producto de la abrasión por interposición de objetos) (4). 6). etc. representa una actividad oral parafuncional crónica. denominadas también como bruxofacetas. No obstante. A. F: bruxofacetas excéntricas. éstas pueden constituir contactos prematuros o estar asociadas a pequeñas migraciones dentarias. de mayor o menor severidad. A. C. en forma de planos de desgaste inclinados con respecto al eje axial dentario. enfrentados en posición excéntrica vis a vis (protrusiva. En varios estudios se ha encontrado mayor prevalencia de facetas de desgaste en sujetos bruxistas que no bruxistas. aguja de coser. Se caracterizan por facetas de desgaste coincidentes o congruentes en posición intercuspal o durante cortos movimientos de frotamiento contactantes excéntricos. E: bruxofacetas céntricas. para otros autores el hecho de existir facetas de desgaste no siempre.150 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA funcionales dentarias son provocadas. 6). lateroprotrusiva y/o laterotrusiva). Las bruxofacetas céntricas son aquellas atriciones dentarias que se desarrollan dentro del área de oclusión céntrica o posición intercuspal. que son producidas por el contacto de diente contra diente. lápiz. Las bruxofacetas excéntricas son aquellas facetas de desgaste o atriciones dentarias que se establecen entre pares dentarios antagonistas. Desde otro punto de vista. localizadas perpendicular al eje axial del diente. Facetas de desgaste parafuncionales por bruxismo: El bruxismo y su expresión como apriete y/o rechinamiento dentario. es posible distinguir: bruxofacetas céntricas y bruxofacetas excéntricas (4) (Fig. semillas de maravilla. en general. en general. Bruxofacetas céntricas y excéntricas. Entre las facetas de desgaste parafuncionales provocadas por el bruxismo. Se localizan prevalentemente en las piezas dentarias posteriores al nivel de las vertientes cuspídeas. específicamente al nivel de sus bordes incisales (Fig. han observado que factores como la dieta y los componentes ácidos de la saliva también podrían contribuir a su formación. según la severidad de desgaste en las siguientes categorías o grados: grado O = ausencia de facetas o son despreciables grado 1 = facetas obvias en esmalte grado 2 = facetas en esmalte con islotes de dentina hasta un milímetro grado 3 = facetas de dentina de más de un milímetro grado 4 = facetas de desgaste que afectan hasta un tercio de la corona dentaria grado 5 = facetas de desgaste que afectan más de un tercio de la corona dentaria. ni necesariamente.

Clase IQ: El arco dentario inferior está en relación más hacia mesial respecto al superior. Clasificación de las maloclusíones según Angle (Fig. Posición intercuspal A1. 7-2. Clase II división 2: El arco dentario inferior está en relación distal con respecto al superior y los primeros molares inferiores se encuentran en posición distal con respecto a los primeros molares superiores. Se acompaña con protrusión incisiva superior y los incisivos inferiores ocluyen frecuentemente en la mucosa palatina.1. 7-1. Posición intercuspal A2. . Los primeros molares inferiores se encuentran en posición mesial con respecto Figs. Perfil con mordida cubierta. división 1: El arco dentario inferior está en relación dístal con respecto al superior y los primeros molares inferiores se encuentran en posición distal con respecto a los primeros molares superiores. La cúspide mesiovestibular del primer molar superior ocluye con el surco mesiovestibular del primer molar inferior. Análisis de los modelos en Oclusión: A.7). 7-3 y 7-4 muestran la clasificación de las maloclusiones según Angle. Clase n. II. generalmente acompañado por reducción del tercio inferior de la cara. Oclusión en relación céntrica instrumental. Al.GUÍA PRÁCTICA N° 9 /// 151 arcada al buscar equilibrio por medio de los contactos oclusales. Perfil retrognata. En el área céntrica: Al. Clase I: El arco dentario inferior está en relación normal en el sentido sagital respecto al superior al nivel de los primeros molares permanentes.

que comienza en la parte más alta del borde incisal del canino inferior y se continúa con las puntas de las cúspides vestibulares de premolares y molares (Fig. de la mandíbula. 8) (1). La curva de Wilson transcurre en el plano frontal entre las puntas de las cúspides vestibulares y linguales de los molares de ambos lados de la arcada inferior.3. Normalmente el organismo permite distintas magnitudes de movimiento y expresión anatómica corporal para resolver esta situación (Fig. . formando una curva de concavidad superior (Fig. 8. Al. y la línea media dentaria no coincidan. 9) (1). La curva de Spee se refiere a una línea anteroposterior que recorre las superficies oclusales de la arcada inferior.5. Perfil prognata (2). la curva de Wilson. superior e inferior en las distintas piezas dentarias. Contactos oclusales y estabilidad oclusal en céntrica (ver Guía Práctica N° 11). pueden deberse a razones esqueletales. Ay B. Al. Las piezas anteriores ocluyen en mordida vis á vis o en mordida invertida. 10) (2).2. puede expresar distintos largos de las cúspides de soporte. y una curva frontal.152 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA a los primeros molares superiores. Al . Curva de Wilson. denominada curva de Spee. 11) (2).muestra cómo la implantación espacial de la pieza dentaria en relación al plano horizontal. para que en los movimientos funcionales no se generen interferencias. Es una referencia que permite ubicar la posición de las piezas dentarias en el cráneo o en el articulador (Fig. La desviación o no coincidencia entre las líneas medias dentaria y/o maxilar. Curva de Spee. Líneas medias dentaria y maxilar: De acuerdo como crece y se desarrolla el macizo craneofacial y como repercuten los factores ambientales en este proceso. Curvas de compensación: Las curvas de compensación posteriores se dividen en una curva anteroposterior. es posible que la línea media de la cara. Esto estimulará mecanismos compensatorios. funcionales o malposiciones dentarias. la línea media del maxilar o Fig. Al. Plano Oclusal: Es un plano imaginario que descansa sobre las puntas de los caninos inferiores y llega hasta las cúspides distobucales de los segundos molares inferiores. conformando una curva más o menos pronunciada al unir imaginariamente con una linea en una visión frontal. C muestra la expresión de esta curva en ambas arcadas dentarias. dando origen a la denominada espiral de la oclusión dentaria. la cúspide vestibular con la palatina.4. Fig. 9.

13) (2). Fig. escalón o sobremordida vertical. Resalte es la distancia horizontal entre el borde incisal del incisivo inferior hasta el borde incisal del incisivo superior. Overjet} resalte o sobremordida horizontal y overbite. Relación Dentaria (1:1 y 2:1): Corresponde a la variación que se puede apreciar en la ubicación de una Fig. Al. Presenta un esquema en que la línea media dentaria maxilar coincide con la mandibular Al.7. Plano de oclusión. estando las arcadas en posición intercuspal. Resalte y escalón. 12. Al. Mordida cruzada: Corresponde a la relación de las piezas dentarias posteriores en el plano frontal. I O. 12) (2). Esta relación deja a las cúspides palatinas superiores en las fosas principales de las piezas inferiores y a las cúspides linguales inferiores más por lingual que las palatinas superiores. Lo normal es que en posición intercuspal las cúspides vestibulares superiores protejan a la mejilla. Mordida cruzada.6.GUÍA PRÁCTICA N° 9 / / / 153 Ffg.8. Esta relación puede presentarse anómala en caso de que se invierta. . 1 1 . cubriendo parte de las cúspides vestibulares inferiores. 13. quedando la cúspide vestibular inferior por vestibular de la cúspide vestibular superior (Fig. F i g . Escalón es la distancia vertical desde el borde incisal superior al borde incisal del incisivo inferior cuando las arcadas están en posición intercuspal (Fig.

En el área excéntrica: Bl. Se denomina acoplamiento a la relación de contacto que debe existir en posición intercuspal entre los bordes incisales de los dientes anteroinferiores con respecto a las caras palatinas de las piezas anterosuperiores.9 Bruxofacetas céntricas coincidentes: Cuando es posible distinguir facetas de desgaste de las caras oclusales de las piezas dentarias los modelos articulados pueden reproducir el patrón de movimiento que las generó. son factores que determinan la naturaleza protectora o lesionante del acoplamiento de los dientes anteriores sobre el sistema (5). (1) (Los puntos A2. ver Guía Práctica No 11). B5. Bl. A2. (Los puntos B2. 1:2 se considera cuando la cúspide cae sobre los rodetes marginales de las piezas antagonistas (1). Una mayor magnitud de resalte con respecto a los rangos normales es más favorable. debe ser leve y de menor intensidad que el contacto de las piezas posteriores (Fig. Caso de mordida cubierta. La localización y el ángulo de contacto de las fuerzas aplicadas a los dientes y la capacidad del periodonto de resistir las fuerzas.1. articulación de la palabra y en protección de las piezas posteriores. Al. El nivel incisal puede ser regular o irregular. Contactos prematuros. A2. ver Guía Práctica No 11).2. se manifiestan como superficies planas de desgaste inclinadas con respecto al eje axial dentario. la curva labiolingual. Bruxofacetas excéntricas coincidentes. Con respecto a la relación de la altura de los dientes .. lo cual es una comprobación de que los modelos están bien articulados. mayor es también la magnitud de desoclusión en el plano horizontal durante los movimientos contactantes excéntricos. 1:1 se considera cuando la cúspide cae sobre una fosa del antagonista. Se localizan preferentemente en las cúspides de soporte de las piezas posteriores (cara palatina de los superiores y cara vestibular de los inferiores) (4). que fija los límites de movimiento de la parte frontal de la mandíbula (1). y B4. La relación dinámica entre las piezas anteroinferiores y sus homologas superiores a lo largo de todas las funciones recibe el nombre de guía anterior de desoclusión. Interferencias de balance (Izquierda y/o Derecha).2. Generalmente las bruxofacetas céntricas. Guía anterior de desoclusión: La guía anterior juega un papel importante en la estética. B3. En otras palabras. Mientras mayor sea. Esquema de la relación de contacto dentario de los bordes incisales de los dientes anteroinferiores con las caras palatinas de los anterosuperiores. el escalón y la coherencia entre la guía condílea y la cara palatina de las piezas anterosuperiores (5). Deslizamiento en céntrica. B. Oclusión en relación céntrica instrumental. de carácter inmediato. Este contacto dentario anterior Fig. Las piezas dentarias anteriores pueden enfrentarse en leve contacto o acople con distintos patrones de participación de las piezas anteroinferiores sobre las caras palatinas de los dientes anterosuperiores. 14. El resalte puede ser marcado.. B4. moderado o ausente. Guía anterior de desoclusión. Esta situación generará una guía anterior particular determinado por: el resalte. El ángulo de contacto más favorable es el que dirige las fuerzas al eje axial de las piezas dentarias (5). Si es irregular. y A2.1 5 4 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA cúspide de soporte con respecto a la pieza dentaria antagonista en posición intercuspal. Está formada por la guía incisiva y las guías caninas. B2. Interferencias de trabajo (derecha y / o izquierda). A2. Esta desoclusión debe ser. B3. se refiere a la desoclusión que determinan las piezas anteriores sobre las piezas posteriores al desplazarse la mandíbula desde la posición intercuspal hasta las posiciones excéntricas. ciertos dientes soportarán las desoclusiones con mayor esfuerzo que otros. 14) (1). el nivel incisal. como ya fue mencionado. desde el punto de vista ideal.1. Interferencias en protrusíva.

Entre las reversibles se cuenta el uso de planos oclusales o el uso de prótesis removible. puede ser restaurada por medio de maniobras terapéuticas reversibles o irreversibles. Las terapias irreversibles más frecuentemente aplicadas son: Movimientos dentarios por medio de ortodoncia. Contactos prematuros y deslizamiento en céntrica. Se analizan los contactos dentarios cuando los modelos contactan con sus dientes anteriores en las posiciones excéntricas. El ideal es que la forma del arco y la posición de los dientes aseguren que todos participen en el esfuerzo de desoclusión para que no se movilicen algunos dientes fuera del arco o se generen lesiones del sistema. Se analiza la integridad de los bordes incisales y cúspides de los caninos superiores e inferiores. III. Ajuste oclusal por medio de desgaste selectivo. 5. Facetas de desgaste dentarias parafuncionales por bruxismo o por malos hábitos. Constituye otro criterio de validez del montaje y programación del articulador (4). 6. así como algunas de las alteraciones oclusales ya nombradas. Otras alteraciones oclusales pueden ser diagnosticadas solamente por medio del examen clínico y otros exámenes de laboratorio. Los dientes anteroinferiores pueden estar en supraoclusión. nos interesa reconocer la forma del arco y la regularidad de la posición de los dientes (5). en un nivel aceptable o en infraoclusíón. que más tarde será analizado junto con el examen clínico y otros exámenes complementarios. Se revisan los modelos de diagnóstico. . Plan de tratamiento: La oclusión que presenta distintos grados de compromiso en su forma y función. La posición intermedia es la más ventajosa para el sistema (5). se requiere que la guía incisal tenga al menos cinco grados de mayor inclinación que la trayectoria condílea sagital (1. Se debe comparar el patrón de coincidencia con lo que pasa en boca. Interferencias oclusales. los que no deben tener defectos. exámenes radiográficos con el objeto de lograr una decisión final en el plan de tratamiento. rectangular o combinaciones simétricas o asimétricas entre estas categorías. 3. El análisis de modelos articulados debe considerarse en todo momento como un examen complementario. 3. Se mide esta distancia que corresponde al aumento de dimensión vertical que generan los contactos prematuros en relación céntrica. 2. 4. 2. como por ejemplo. Se analizan los contactos oclusales en posición intercuspal y la estabilidad oclusal en céntrica. como por ejemplo: trauma oclusal. IV. movilidad dentaria. Se verifica el primer contacto oclusal en relación céntrica y se observa la posición de la púa incisal. El escalón. insuficiencia masticatoria. 8. Con los modelos en máxima intercuspidación se fija la dimensión vertical en la púa incisal. B5. En la curva labiolingual. El arco puede ser redondo. 7. ovoidal. 4. Inestabilidad en céntrica. si es de mayor magnitud que con respecto a los rangos normales es más desfavorable. Rehabilitación por medio de prótesis fija. Bruxofacetas excéntricas coincidentes: Se observan primordialmente en los bordes incisales de las piezas anteriores. En el examen se debe corroborar la coincidencia de las bruxofacetas en las posiciones excéntricas vis á vis en el articulador. 1. Se observa el escalón y el resalte entre los dientes anteriores. Se observa coincidencia de las líneas medias dentarias y de los maxilares. Diagnóstico: Entre las patologías oclusales más frecuentes podemos encontrar: 1. 5).GUIA PRÁCTICA N° 9 /// 155 anteriores y la altura de los dientes posteriores existen tres posibilidades. Secuencia de análisis Coherencia entre la guía condílea y la cara palatina de las piezas anterosuperiores: para que sea posible que las piezas dentarias anteriores protejan a las posteriores y a las articulaciones temporomandibulares.

FACETAS DE DESGASTE DENTARIAS: 18 48 17 47 16 46 15 45 14 44 13 43 12 42 11 41 21 31 22 32 23 33 24 25 35 26 36 27 37 28 38 34 parafuncionales por bruxismo: céntrico excéntrico parafuncionales por malos hábitos: marcar con "cruz" negra G. MIGRACIONES DENTARIAS: marcar "encuadre con una letra" a. Versión o Inclinación b. PIEZAS AUSENTES: marcar "círculo" B. C. CAVIDADES: marcar con "cruz" roja marcar con "cruz" azul marcar con un "círculo" marcar con un "encuadre" . OBTURACIONES: H. ANÁLISIS DE MODELOS POR SEPARADO 18 48 17 47 16 15 45 14 44 13 43 12 42 11 41 21 31 22 32 23 33 24 34 25 26 27 37 28 38 46 35 36 A.1 56 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA FICHA DE ANÁLISIS DE MODELOS ARTICULADOS NOMBRE: DIRECCIÓN: TELÉFONO: EDAD: FECHA: APELLIDOS: EXAMINADOR: I. Cambio de posición en la arcada (transposición. rotación o giroversión) c. FORMA Y TAMAÑO DEL ARCO DENTARIO: (relacione con el tamaño de la cubeta) superior: inferior: E. ALINEACIONES DENTARIAS: marcar "cruz" D. Extrusiones o intrusiones. MORFOLOGÍA DE LA CARA OCLUSAL: F.

RELACIÓN DENTARIA: I. que puede ser de origen: Esqueletal: Funcional: Por malposición: F. ANÁLISIS DE MODELOS EN POSICIÓN INTERCUSPAL A. rodearlos con un círculo delimitante. LINEAS MEDIAS DENTARIA Y MAXILAR: Coincidencia NO coincidencia. CLASIFICACIÓN DE ANGLE: M M B. . MORDIDA CRUZADA: Posterior derecha: Posterior izquierda: Mordida invertida: Uno a uno: Uno a dos: H.GUIA PRÁCTICA N° 9 /// 157 II. CONTACTOS OCLUSALES EN POSICIÓN INTERCUSPAL: marcarlos con cinta articular roja 18 48 17 16 46 15 45 14 13 43 12 42 11 41 21 31 22 23 24 25 35 26 36 27 37 28 47 44 32 33 34 38 Los dientes que contactan rodearlos con un círculo delimitante C. Comparar con respecto a lo señalado en I F. BRUXOFACETAS CÉNTRICAS COINCIDENTES: 18 48 I7 47 16 46 15 45 14 44 13 12 42 11 41 21 31 22 23 33 24 34 25 35 26 27 37 28 38 43 32 36 Los dientes que presentan coincidencia de bruxofacetas céntricas entre sí. PLANO OCLUSAL: E. RESALTE Y ESCALÓN: mm mm G. CURVAS DE COMPENSACIÓN: Spee: Wilson: D.

CONTACTOS PREMATUROS: (marcarlos con cinta articular azul) Las piezas dentarias que mantienen contactos prematuros en RCI. rodearlos con un círculo delimitante. mm. GUÍAS DENTARIAS DE DESOCLUSIÓN: Protrusión: "circulo" de delimitación Trabajo: "encuadre" de delimitación Balance: "cruz" de delimitación 18 48 17 47 16 46 15 45 14 13 43 12 42 11 41 21 31 22 32 23 33 24 25 35 26 27 37 28 44 34 36 38 B. DESLIZAMIENTO EN CÉNTRICA: Anterior Lateral Diferencia de Dimensión Vertical entre PRC y PI mm. INTERFERENCIAS OCLUSALES: Señale las piezas dentarias que interfieren en las excursiones mandibulares.1 58 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA III. "rojo" de delimitación Hiperbalance: "azul" de delimitación Trabajo: "negro" de delimitación Protrusiva: 18 17 47 16 15 45 14 44 13 43 12 42 11 41 21 31 22 32 23 24 34 25 26 36 27 28 48 46 33 35 37 38 BRUXOFACETAS EXCÉNTRICAS COINCIDENTES: 18 48 17 47 16 46 15 45 14 44 13 43 12 42 11 41 21 31 22 23 24 25 35 26 36 27 28 38 32 33 34 37 Los dientes que presentan coincidencia de bruxofacetas excéntricas entre sí. Comparar con lo señalado en LE . delimitarlos con "círculo" 18 48 I7 47 16 46 15 45 14 44 13 43 12 11 41 21 31 22 32 23 24 25 35 26 27 28 38 42 33 34 36 37 B. IV. ANÁLISIS DE MODELOS EN OCLUSIÓN CON RELACIÓN CÉNTRICA INSTRUMENTAL (RCI) A. ANÁLISIS DE MODELOS EN OCLUSIÓN EN EL ÁREA EXCÉNTRICA A. mm.

REGISTRO DE LA PROGRAMACIÓN DEL ARTICULADOR A. 4. 3. Sistematice ordenando por títulos la secuencia del análisis de modelos por separado. Indicaciones del análisis oclusal en el articulador: 2. ANGULACIÓN DE LA GUÍA CONDÍLEA SAGITAL: Derecha: Izquierda: B. .GUÍA PRÁCTICA N° 9 /// 1 59 V. ANGULACIÓN DE LA GUÍA CONDÍLEA LATERAL: Derecha: Izquierda: DIAGNÓSTICO: PLAN DE TRATAMIENTO: ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. Analice los siguientes cuadros. Sistematice ordenando por títulos la secuencia del análisis de modelos en oclusión.

160 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ANÁLISIS OCLUSAL EN EL ARTICULADO!? ANÁLISIS OCLUSAL I ANÁLISIS DE MODELOS POR SEPARADO NUMERO DE PIEZAS MIGRACIONES POSICIÓN INTERCUSPAL ALINEACIONES CLASIFICACIÓN DE ANGLE FORMA Y TAMAÑO DEL ARCO DENTARIO ESTABILIDAD EN CÉNTRICA MORFOLOGÍA OCLUSAL CURVAS DE COMPENSACIÓN SPEE Y WILSON FACETAS DE DESGASTE DENTARIO PLANO OCLUSAL I PARAFUNCIONALES POR MALOS HÁBITOS PARAFUNCIONALES POR BRUXISMO LÍNEA MEDIA DENTARIA MAXILAR I BRUXOFACETAS EXCÉNTRICAS BRUXOFACETAS CÉNTRICAS RESALTE Y ESCALÓN OBTURACIONES MORDIDA CRUZADA CAVIDADES RELACIÓN DENTARIA Y 1:2 BRUXOFACETAS CÉNTRICAS COINCIDENTES .

GUÍA PRÁCTICA N° 9 / / / 161 ANÁLISIS OCLUSAL EN EL ARTICULADOR ANÁLISIS OCLUSAL \ ANÁLISIS DE MODELOS EN OCLUSIÓN 1 DIAGNÓSTICO PLAN DE TRATAMIENTO CÉNTRICA EXCÉNTRICA INESTABILIDAD EN CÉNTRICA REVERSIBLES IRREVERSIBLES CÉNTRICA INSTRUMENTAL GUIA ANTERIOR CONTACTOS PREMATUROS CONTACTOS PREMATUROS INTERFERENCIAS DE BALANCE INTERFERENCIAS OCLUSALES BRUXOFACETAS DESLIZAMIENTO EN CÉNTRICA INTERFERENCIAS DE TRABAJO INTERFERENCIAS EN PROTRUSIVA BRUXOFACETAS EXCÉNTRICAS COINCIDENTES .

Quintessence Publishing Co. Chicago. México. Ed. Dawson P E. Quintessence Books. págs. 203-213.Salvat. 1993. Interamericana. Die exzentrische Okklusion.. Ed. Ed. A. Inc. Zarb G. Carlsson GE. Diagnóstico y Tratamiento de los Problemas Oclusales. 5. Quintessenz VerlagsGmbH. 1988. A Textbook of Occlusion. 4. Rugh JD. Ortodoncia Teoría y Práctica.162 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Masson . Chapter 13. 2. Schulte W. 1974. España. 1988. Solnit A. Curnutte D. Evaluación. 3. Barcelona. 1995. Berlín. Mohl N. Graber T M. Chicago. . Occlusal Correction.

es la modalidad terapéutica más comúnmente y umversalmente utilizada en el manejo sintomatologico de estos cuadros disfuncionales.2. Planos reposicionadores (reposicionadores mandibulares): • Plano de estabilización • Plano posterior o de Gelb 1. Según su función. capaz de provocar un cambio indirecto. Planos distractores: • Plano pivotante • Aparato funcional distractor de Rocabado 1. entre los cuales es posible destacar los siguientes: • Plano de Hawley Plano anterior o de Sved Plano de relajación según Immenkamp Interceptor según Schulte Planos posteriores o de Gelb Planos pivotantes Plano de estabilización Plano posterior o de Gerber Plano de Shore Plano de Michigan Planos resilientes Plano de reposicionamiento anterior Aparato funcional distractor de Rocabado. Planos miorrelajantes o de relajación muscular: • Plano anterior o de Sved • Plano interceptor o de Schulte 1. con el objeto de conocer en mejor forma su aplicación terapéutica específica.5. Dureza. las articulaciones temporomandibulares y el componente neuromuscular. es posible observar que han sido utilizados planos interoclusales de variados diseños y aplicación terapéutica. que constituyen un tratamiento oclusal reversible y no invasivo. 1. Clasificación General Los planos interoclusales se pueden dividir según su: 1. Cobertura 4. Planos protectores: • Plano orgánico • . Propósito terapéutico 3.1. Es así que en la literatura odontológica. transitorio e interceptivo del patrón o esquema oclusal existente en el paciente. Específicamente en el tratamiento de los trastornos o desórdenes temporomandibulares.3. De allí que es importante realizar una clasificación general de los planos interoclusales de mayor utilización clínica.4. es posible distinguir entre: 1. Función 2.o bien recuperar el equilibrio funcional de las relaciones entre la oclusión dentaria. Planos reductores (reposicionadores disco-condilares): • Plano reductor protrusivo o reposicionador anterior 1.GUÍA PRÁCTICA N° 9 /// 163 GUIA PRACTICA N° 10 CONFECCIÓN DE UN PLANO DE ESTABILIZACIÓN SUPERIOR ARTURO MANNS FREESE Los planos interoclusales son dispositivos intraorales removibles ajustados sobre los dientes de una arcada. es lograr armonizar funcionalmente. Su principal finalidad terapéutica en las oclusiones no fisiológicas.

Eliminación de los mioespasmos. cuyo propósito fundamental es lograr una: PACIFICACIÓN NEUROMUSCULAR NORMALIZACIÓN DE LA RELACIÓN CRANEOMANDIBULAR REMISIÓN DE LA SINTOMATOLOGÍA DISFUNCIONAL I. que posicionan a la mandíbula en forma incorrecta (8).1. Planos rígidos 4. Planos de terapia sintomatológica con modificación terapéuticamente programada de la posición condilar. Según su propósito terapéutico. MEJORAMIENTO DE LAS RELACIONES CRANEOMANDIBULARES La mayoría de los planos Ínteroclusales modifica la posición condilar. dan lugar a una variación en las relaciones de contacto oclusal. 1. es posible diferenciar V.1. 3). hacia una posición musculoesqueletal más . EFECTO PLACEBO entre: 2. se diferencian finalmente entre: 4. Reducción de la actividad muscular tónica elevadora mandibular (6). Mediante la normalización de su actividad. Planos resilientes Eliminación inmediata de la actividad asimétrica bilateral de la musculatura elevadora mandibular (1-5).3.164 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 2. cuyo propósito fundamental es conseguir un: • REPOSICIONAMIENTO MANDIBULAR • REPOSICIONAMIENTO DISCOCONDILAR CON VENTAJA TERAPÉUTICA REMISIÓN DE LA -» SINTOMATOLOGÍA DISFUNCIONAL Los planos Ínteroclusales son dispositivos intraorales que interpuestos entre ambas arcadas dentarias. INCREMENTO DE LA DIMENSIÓN VERTICAL OCLUSAL IV. Fig. MEJORAMIENTO DE LAS RELACIONES CRANEOMANDIBULARES III. Su efecto de normalización neuromuscular se alcanza fundamentalmente. NORMALIZACIÓN NEUROMUSCULAR POR ELIMINACIÓN DE LAS INTERFERENCIAS OCLUSALES 2.2. se clasifican entre: 3.2.2. por medio de tres efectos que estos dispositivos Ínteroclusales determinan sobre la musculatura mandibular: 3. Planos semirrígidos 4. Mecanismos de acción de los planos ínterocl úsales NORMALIZACIÓN NEUROMUSCULAR POR ELIMINACIÓN DE LAS INTERFERENCIAS OCLUSALES II. • II. Planos de cobertura total: • Superior • Inferior 3. Según su dureza.1. Plano interoclusal superior de cobertura total interpuesto entre ambas arcadas dentarias. Según su cobertura. así como su actividad durante la deglución (7) de saliva (Fig. logra una reducción de la sintomatología disfuncional. 2). Planos de terapia sintomatológica sin modificación terapéuticamente programada de la posición condilar. y consecuentemente de la actividad de la musculatura estomatognática (Fig. estableciendo una restitución del balance muscular derecho e izquierdo (Fig. Planos de cobertura parcial: • Anterior • Medio • Posterior 4. 1). REDUCCIÓN DEL HÁBITO BRUXÍSTICO I.

La modificación de la relación craneomandibular a través de la variación en la relación fosa-cóndilo. Mejoramiento inmediato del balance bilateral muscular después de ta inserción de un plano de estabilización (CON PLANO) en un paciente con trastorno o desorden temporomandibular. las articulaciones temporomandibulares derechas no experimentaron significativas diferencias comparativas entre sin plano y con plano. mostró diferencias significativas de las Series 2. 4. que muestra el promedio (10 pacientes con trastorno temporomandibular asociado a desórdenes musculares o de tipo miogénico) de la actividad electromiográfica integrada de ambos músculos temporales. Este efecto a nivel articular. se observa el cóndilo localizado en una posición franca anteroinferior dentro de su cavidad articular. La comparación pareada con el test de Friedman. Serie 3: con ambas secciones posteriores. Serie 1: en posición intercuspal. Fig. Se suprimió por motivos esquemáticos. El paciente fue instruido en apretar por unos pocos segundos en posición intercuspal fSIN PLANO) y luego con el plano instalado en boca (CON PLANO). 40% y 50% correspondiente a su actividad de apriete voluntario máximo (3). Serie 2. consistente en múltiples puntos de contacto bilaterales y simétricos de las piezas inferiores sobre la superficie funcional del plano de estabilización. el disco articular interpuesto entre las superficies articulares temporal y condilar. SIN PLANO CON PLANO Fig. Radiografías transcraneales con ta técnica de Farrar (imágenes superiores: ATM derechas. En las articulaciones temporomandibulares izquierdas. 3 y 4 (especialmente esta última: p < 0. Serie 4: con la sección anterior. es posible apreciar claramente la reposición condilar céntrica lograda con el plano de estabilización instalado en boca en comparación con la imagen sin plano. Fig. que presenta sus músculos maseteros (MAS) y temporales (TEMP) fuera de balance antes de ¡a instalación del plano (SIN PLANO). bajo condiciones de 10%. 30%. 3. En cambio. S.GUÍA PRACTICA N° 10 /// 165 estable y funcional. puede ser responsable también de la disminución de los síntomas asociados a los cuadros de trastornos temporomandibulares. que cubren premolares y molares. para cada serie experimental durante la deglución de saliva. con el plano de cobertura total superior. 4 y 5). 2. que cubre las piezas anterosuperiores. 20%. Figura de barras. se logra por medio del esquema oclusal céntrico del plano que sea coincidente o compatible con la relación céntrica fisiológica de ambas articulaciones temporomandibulares (Figs. Fig. imágenes inferiores: ATM izquierdas). excepto para el temporal izquierdo en que no existió diferencia entre las Series I y 2 (7). coincidente con ia posición de relación céntrica articular. En esta última. Esquema oclusal céntrico del plano.01) en comparación con ta serie 1. .

Esto significa. de la musculatura supramandibular (elevadores y pterigoídeos laterales). siempre que el tiempo de uso no sea inferior a tres meses. Fig. que sumado a la altura vertical del dispositivo intraoral (total ó mm) se acompaña por una reducción inmediata y significativa de la actividad EMG tónica. Adicionalmente. de ambos cóndilos hacia una posición músculoesqueletal más estable (Fig. 8). 6). Fig. se determina en forma inmediata una reducción significativa de la actividad tónica elevadora mandibular (Fig. que colocando un plano Ínteroclusal con una altura cercana a ese rango de distancia interincisal. DVO: dimensión vertical oclusalj. Anexamente en otro estudio clínico (10). bajo las siguientes condiciones experimentales: SIN PLANO. favorece en cierto grado a una remodelación de las superficies articulares (condilar y temporal). que la gran mayoría (n=51) presentaban su dimensión vertical de reposo electromiografica o de mínima actividad tónica elevadora mandibular correspondiente a un rango entre 7-10 mm de distancia interincisal (Fíg. se restablece el espacio de inoclusión fisiológico de 2 mm con un aumento de la actividad EMG tónica a su nivel inicial. SIN PLANO.Luego al retirar el plano. benefician también con esto a un reposicionamiento de ambos cóndilos en sus cavidades articulares. 6. CON PLANO. 7). con un componente de fuerza anterosuperior. contribuirá al reposicionamiento mandibular. y por lo tanto.) ante variación de la dimensión vertical (medida en mm. a través del efecto terapéutico de la normalización de la actividad neuromuscular anteriormente descrito. mantenido por una cierta magnitud de actividad EMG. Fig. la influencia que determina la dimensión . en una muestra de 62 pacientes con trastornos temporomandibulares de tipo miogénica o con desórdenes musculares (9). INCREMENTO DE LA DIMENSIÓN VERTICAL OCLUSAL Manns y col (9) demostraron en 62 pacientes que padecían de un cuadro de trastorno temporomandibular asociado con desórdenes musculares. Por último. Esquema oclusal céntrico del plano de estabilización bajo activación. que actúa principalmente en los músculos elevadores que intervienen con su componente de fuerza anterosuperior en el cierre oclusal mandibular sobre la superficie Funcional del plano Ínteroclusal.se observa la formación de un espacio de ínoclusión fisiológico de 2 mm. se determina en forma inmediata tras contactos cortos y repetitivos sobre la superficie funcional del plano un nuevo espacio de inoclusión de 2 mm. al disminuir la compresión articular inducen a un mejoramiento de la inflamación intracapsular. 8.al instalar un plano Ínteroclusal de aproximadamente 4 mm de altura vertical en boca.166 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Además. Registros de la actividad electromiográfica (EMG) tónica del músculo masetero en el tiempo (medido en segs. III. Figura de barras que muestra la distribución de la dimensión vertical de reposo electromiográfica o de menor actividad tónica del músculo masetero. tras cortos y repetitivos contactos en posición intercuspal. y por ende. se examinó con base en un cuestionario clínico y al examen mioarticular a la palpación. 7.

Fig. 9. II (B) y III |C). Grupo II: Altura correspondiente a la mitad de la diferencia entre la dimensión vertical oclusal y la dimensión vertical de reposo electromiográfica del músculo masetero (DVX = 4. correspondiente a la menor actividad electromiográfica tónica del músculo masetero (DVX = 8. en cambio. se les dividió en tres grupos (25 pacientes cada uno) dependiendo de la altura del plano (Figs. 10.42 mm). 9 y 10): Grupo I: Altura ajustada a una dimensión vertical correspondiente a 1 mm. 1 1 . Planos ¿interiores mostrados en un paciente de los grupos 1 (A). Los resultados mostraron a través del cuestionario clínico (Fig. N y NI (10). El grupo I presenta el menor incremento en la dimensión vertical oclusal. .15 mm). F i g . evaluados por el cuestionario clínico (escala de severidad de 0 a 3: 0 = ausencia. una dis- Fig. 2 = mejoramiento íeve y 3 = presente] entre los tres grupos de pacientes con desorden muscular hasta tres semanas de controt del uso del plano (10). 11) lo siguiente: no existieron diferencias significativas en la sintomatología inicial entre los tres grupos.GUIA PRÁCTICA N° 1 O / / / 167 vertical en la evolución sintomatológíca disfuncional en pacientes con trastorno temporomandibular asociado con desórdenes musculares. I = mejoramiento marcado o franco. eí grupo III muestra el mayor incremento (10J. Evolución comparativa del total de los síntomas (100%). Grupo IH: Altura ajustada a la dimensión vertical de reposo. Planos interoclusales de cobertura parcial anterior para los grupos de pacientes I. A los 75 pacientes tratados con un plano anterior (instrucciones de uso: tres horas diarias discontinuas. durante toda la noche y por un lapso de tres semanas).

En ausencia de un equipo electromiográfico para determinar la dimensión vertical de reposo electromiográfica. se mostró nuevamente la misma tendencia anteriormente señalada: no existieron diferencias significativas en la sintomatología inicial entre los tres grupos. debido a que no existió una diferencia estadísticamente significativa entre los planos de los grupos II y III. I: Ia semana). . provocó los siguientes cambios en las propiedades mecánicas y metabólicas del músculo masetero: • Disminución de la sensibilidad del calcio en el desarrollo de diferentes niveles de tensión isométríca (menor concentración de Ca ++ a una misma tensión vs. 12). se recomienda clínicamente el uso de un plano ajustado entre 4 y 5 mm. El incremento de la dimensión vertical oclusal de 6 mm y durante una semana.25%) y una mayor rapidez en la reducción a la mitad de la sintomatología inicial (II y IH: entre 72 hrs y Ia semana.77% . en los grupos de pacientes con mayor altura del plano. Cheol y col en un estudio experimental en animales (11). mediante planos interoclusales ajustados en o cercanamente a la dimensión vertical de reposo electromiográfica. durante la terapia con planos interoclusales en una muestra de 8 pacientes con bruxismo (Fig. 1 2 . permiten afirmar que: El incremento de la dimensión vertical oclusal. Evolución comparativa del total de la sensibilidad dolorosa muscular y articular a la palpación clínica (100%). El incremento de la dimensión vertical unido al estiramiento de la musculatura elevadora. IH: 18%) y una mayor rapidez en la reducción a la mitad de la sintomatología inicial (II y ID: 72 hrs. Este hecho se traduce en un consumo más económico y una prevención del agotamiento de ATP. 4 = moderado a severo. tanto Ferrario y col (13) así como Hiyama y col (14). tanto en intensidad como en frecuencia. en los grupos de pacientes con mayor altura del plano. grupo control). • Adicionalmente. una disminución gradual de la sintomatología de la sesión inicial a la final (I: 31. permite probablemente explicar el mejoramiento del espasmo muscular.4%. así como una disminución del gasto de ATP x tensión Ísométrica. En este estudio se concluyó lo siguiente: 1. Recientemente. II: 14. I: final 2a semana). • Reducción al doble de la velocidad de los movimientos cíclicos de los puentes cruzados. es un importante factor que influencia su efectividad clínica en la terapia de trastornos temporomandibulares de tipo miogénico. El consumo más económico de ATP con el incremento de la dimensión vertical. provoca una desaceleración del movimiento cíclico de los puentes cruzados entre los miofilamentos gruesos y delgados. entre los tres grupos de pacientes con desorden muscular hasta tres semanas de control del uso del plano (10). En cuanto al examen mioarticular a la palpación (Fig. 5 = severa. III: 13. así tampoco existe peligro de desencadenar una hiperactividad elevadora mandibular indeseada. La contracción continuada de fibras musculares sin intervalos de reposo.6%. analizaron la influencia que determina el incremento de la dimensión vertical en las propiedades mecánicas y actividad ATPásica ísométrica del músculo masetero de cobayos. evaluada a través de una escala de severidad de 0 a 5: 0 = ausente. 2. 1 = leve. 3 = moderado. Las conclusiones obtenidas con base en los resultados señalados.168 / / / MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA minución gradual de la sintomatología de la sesión inicial a la final (I: 29. 13). • IV. induce a un excesivo consumo de ATP. lo que contribuye finalmente al mejoramiento del espasmo muscular señalado. H: 17%. que ocurre durante el espasmo muscular y que asemeja a un estado de rigor mortis. • Menor consumo de ATP para generar la misma magnitud de tensión que el grupo control. 2 = leve a moderado. la existencia de una significativa reducción de la actividad del músculo masetero. REDUCCIÓN DEL HABITO BRUXÍSTICO Solberg y col (12) fueron entre los primeros en demostrar mediante registros electromiográfícos nocturnos. demostraron Fig.

así como con la forma eficaz y segura de comunicación con el paciente y la aplicación del tratamiento. Registros EMG nocturnos de la actividad del músculo masetero de un paciente con bruxismo: antes. actuando como un constante recordador que le permite modificar su actividad parafuncional. podría representar un factor significativo responsable del efecto placebo. Selección apropiada del plano: cada plano interoclusal debe ser seleccionado según la necesidad terapéutica específica del paciente. tenderá a provocar una reducción del bruxismo de origen central. Confección y ajuste del plano: una vez que ha sido seleccionado el plano apropiado.paciente. lo que da por resultado una disminución de su sintomatología. durante y una vez finalizada la terapia con un plano de estabilización. sino que sólo lo reduce al ser utilizado. el bruxismo reaparece cuando se deja de usar el dispositivo interoclusal (Fig. por una interacción del sistema límbico-hipotalámíco y sistema dopaminérgico central con el sistema motor. 13). En cuanto al ajuste. sino que también reducía significativamente la actividad muscular maseterina y temporal nocturna. los estudios demuestran que aún cuando se usa un plano por un lapso de tiempo. la confección del plano debe ceñirse a sus principios básicos de construcción. La hiperactividad muscular representada por el bruxismo nocturno. así como al diseño elegido según la terapia aplicada para así lograr los objetivos terapéuticos en forma exitosa. Se potencia con la presentación entusiasta del tratamiento. planos activos. que el plano interoclusal al inducir un cambio en la información sensorial periférica. . que el paciente cree que es activo. que el uso de un plano nocturno no sólo determinó una normalización muscular de la simetría elevadora bilateral. Cualquier cambio a nivel de la información periférica o sensorial. 13. demostraron un 30 . Como en cualquier otro tipo de tratamiento. el efecto placebo también está presente en la terapia con planos interoclusales. De este modo. la conciencia cognoscitiva incrementada se traducirá en una disminución de los factores contribuyentes del cuadro de trastornos temporomandibuíares. un dispositivo indebidamente ajustado no sólo irá a disminuir los efectos del tratamiento. Además. Greene y Laskin (15). EFECTO PLACEBO El efecto placebo corresponde al mejoramiento sintomatológico por un agente no activo. Adaptado de Clark GT. así como la explicación eficaz y segura del problema unido a la seguridad que el plano será efectivo. y probablemente. El efecto terapéutico de la reducción del bruxismo. Es así. así como el número de los eventos bruxísticos. tiene su origen a nivel del sistema nervioso central. EN LA TERAPIA OCLUSAL REVERSIBLE CON PLANOS INTEROCLUSALES SE DEBE CONSIDERAR: A. Es dependiente de la calidad en la relación doctor . que el plano interoclusal no elimina el bruxismo.paciente. RughJD(12). Probablemente la disminución del estado emocional del paciente por la favorable relación doctor . es posible de ser explicado a través de los dos siguientes mecanismos: El uso de planos interoclusales determina en el paciente una toma de conciencia de su comportamiento parañmcional. Fig. V.40% de mejoramiento franco o remisión sintomatológica en pacientes que padecían un cuadro de trastornos temporomandibulares asociado a desórdenes musculares mediante planos simulados (que cubrían solamente el paladar. B.GUÍA PRÁCTICA N° j O /// 169 No obstante es importante destacar. sino que también puede acarrear dudas en el paciente y en el tratante con respecto tanto al diagnóstico específico como al tratamiento a futuro. pareciera ejercer un efecto inhibitorio en la actividad del sistema nervioso central. sin afectar las relaciones oclusales) vs.

seguir los consejos de mantener una adecuada posición postural mandibular con el uso del dispositivo. simulando un plano de estabilización. fallará en el mejoramiento de su sintomatologia. en la cual contactan en forma bilateral y simultánea todas las piezas antagonistas en céntrica durante el cierre oclusal mandibular. si el paciente no lo usa apropiadamente. en la cual contactan en céntrica los dientes anteroinferiores en forma pareja. En cambio. que cubre solamente los dientes anterosuperiores y con una superficie funcional oclusal plana y lisa. . 14). Así también. en cuanto a su tiempo de uso y momento de uso. El plano de estabilización así confeccionado. se confeccionó un plano de estabilización superior con un esquema oclusal en céntrica basado en múltiples puntos de contacto de las piezas antagonistas inferiores. No obstante según experiencia clínica del autor. con más intensidad en la zona posterior y menor intensidad en la zona anterior. distribuidos bilateralmente y que se establecen tanto en forma simultánea como simétrica en el cierre oclusal en la posición céntrica mandibular (relación céntrica articular y posición miocéntrica).1 70 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA C.Las tres secciones del plano-una sección anterior y dos secciones posteriores (17). 14. El plano anterior es un plano de cobertura parcial. En el primero de los estudios electromiográficos. como se mencionó en su clasificación inicial. Cooperación del paciente: el paciente debe seguir exactamente las instrucciones dadas por el tratante. Por consiguiente. A. en céntrica existe ausencia de contacto de las piezas posteriores. Obsérvese que el plano de cobertura total está seccionado por distal de ambos caninos. Serie 3: AVM con la sección anterior del plano en boca. se explicará con base en tres estudios electromiográficos y dos registros estereométricos de la posición condilar. bajo condiciones de apriete voluntario máximo (AVM): Serie 1: AVM en posición intercuspal u oclusión habitual. Manns y col (16) demostraron el efecto de tres diferentes planos interoclusales en la actividad electromiográfica elevadora mandibular en céntrica.Plano de estabilización superior que muestra el esquema oclusal céntrico de múltiples contactos. el plano de estabilización es un plano de cobertura total que cubre todas las piezas dentarias de una arcada (principalmente confeccionado en la arcada superior) y con una superficie funcional oclusal plana y lisa. Cada sujeto fue sometido a los siguientes series de registros de la actividad electromiográfica maseterina y temporal anterior. uniforme y bilateralmente distribuidas sobre la superficie funcional del plano. B. Diversos tipos de planos interoclusales han sido sugeridos en la literatura. Fig. A continuación. Serie 2: AVM con las tres secciones del plano en boca. las diferencias en su aplicación clínica terapéutica. Estos contactos deben orientar las fuerzas oclusales en el sentido axial de las piezas dentarias inferiores y establecerse simultáneamente en el cierre oclusal mandibular. Aun cuando un plano haya sido correctamente seleccionado y adecuadamente ajustado. son dos los planos más comúnmente usados en la terapia de las diferentes categorías de diagnóstico de los desórdenes temporomandibulares: el plano anterior y el plano de estabilización. fue seccionado por distal de ambos caninos en tres secciones: una sección anterior y dos secciones posteriores (Fig. simétrica y simultánea durante el cierre oclusal mandibular. En sujetos normales y con ausencia de trastornos temporomandibulares.

Serie J: AVM en posición intercuspal u oclusión habitual. simulando un plano anterior. lo cual fue confirmado en un ulterior trabajo (17): si existen contactos posteriores se incrementa la actividad elevadora. con contacto bilateral solamente de los dientes posteriores (17). Los resultados están graneados en la Fig. En cambio. en contraste. las cuales además muestran una actividad del músculo temporal similar a la alcanzada en posición intercuspal (Serie 1). que el mayor decremento maseteríno y temporal se establece con la sección anterior del plano en comparación con las otras series de registros. según el plano simulado en cada una de las series. es debido fundamentalmente a tres factores: un factor neurofisiológico Fig. A. B. La utilización de las diferentes secciones. que la actividad elevadora mandibular está fuertemente correlacionada con la distribución anteroposterior de los contactos oclusales en céntrica sobre la superficie funcional del plano. el masetero despliega una menor actividad en posición intercuspal en comparación con las series 2 y 4. Serie 4. . 15. simulando un plano posterior.AVM con ambas secciones posteriores del plano en boca. 15). C. con contacto bilateral solamente de los dientes posteriores (Fig. 16: es posible observar. bajo condiciones de apriete voluntario máximo (AVM). que no existen diferencias en la actividad muscular entre las series 2 y 4.GUÍA PRÁCTICA N° 1 O /// 171 simulando un plano anterior. simulando un plano de estabilización. Ejemplo en un sujeto experimental de las series de registros de \a actividad electromiográfica maseterina y temporal anterior. con contacto solamente de los dientes anteroinferiores y con una consecuente ausencia de contactos a nivel de las piezas posteriores.Serie 4: AVM con ambas secciones posteriores del plano en boca. con contactos parejos y simultáneos de las piezas anteroinferiores sobre la superficie funcional del plano. D. con contacto solamente de los dientes anteroinferiores y con una consecuente ausencia de contactos a nivel de las piezas posteriores.Serie 3: AVM con la sección anterior del plano en boca.Serie 2: AVM con las tres secciones del plano en boca. permitió mantener la dimensión vertical oclusal constante en todas las condiciones de registro. si sólo se dejan contactos anteriores se manifiesta una significativa reducción de los elevadores. Esta función de potente reducción de la actividad elevadora mandibular de los planos anteriores con un esquema oclusal céntrico. Los resultados descritos permiten afirmar. simulando un plano posterior.

Dahlstróm y Haraldson (18). El mérito del presente estudio con respecto a los anteriormente discutidos. presentan menores umbrales mecanosensitivos periodontales. es que se estudió agregadamente el efecto sobre los músculos elevadores mandibulares. o sea el punto de mordida (Fig. por qué el apriete voluntario máximo solamente de las piezas anteroinferiores contra la superficie funcional anterior del plano.la mandíbula funciona en el plano sagital como una palanca de 3er orden.172 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. resultando ante magnitudes más bajas de fuerza mandibular en una más pronta inactivación elevadora mandibular (Figs. . 18. junto al factor neurofisiológico ya mencionado. la desconexión de las piezas posteriores y la información mecanosensitiva articular estimulada por un efecto de compresión de ambas articulaciones temporomandibulares ante ausencia del freno oclusal posterior durante el apriete Fig. Figura de barras que muestra el promedio de los 10 sujetos experimentales de ia actividad EMG integrada de los músculos masetero y temporal anterior. 1955). mientras más largo sea el brazo de carga (de resistencia) en relación al brazo de palanca (de fuerza). 17 y 18). Es así. 20). Los resultados mostraron que aconteció una significativa disminución electromiográfica durante el . que el sistema es menos eficaz. lili descargas de potenciales de acción. Distribución de los umbrales mecanosensitivos periodontales o táctiles de las piezas dentarias en una hemiarcada |Loewenstein WR. 16. Los valores de la actividad EMG de las otras series de registro (1. es decir genera menos fuerza. Esquema del mecanismo mecanosensitivo periodontal y sus influencias nerviosas a nivel de las motoneuronas de los músculos elevadores y depresores mandibulares en el núcleo motor del trigémino: + excitación. J Dent Res 43:287-294. constituye un tercer factor anexo para explicar la reducción elevadora mandibular (Fig. Se asignó un 100% a la actividad desplegada bajo AVM con las tres secciones del plano |Sehe 2). investigaron la influencia inmediata sobre la actividad maseterina y temporal de sendos planos interoclusales. Rathkamp R. Adicionalmente. 17.inhibición. . la longitud del brazo de carga o de resistencia (distancia del fulcro al punto de mordida) supera a la longitud del brazo de palanca o de fuerza (distancia del fulcro hasta la línea de acción de un determinado músculo elevador: trazo perpendicular a su línea de acción). céntrico. Fig. En el tercero de los estudios electromiográficos. anterior y de estabilización.las piezas anteriores. Esto explica. en comparación con las posteriores. es el biomecánico . porque las líneas de acción de fuerza de los músculos elevadores se ubican entre el fulcro a nivel articular y el punto de aplicación de la fuerza.3 y 4). tanto en sujetos control como en pacientes con trastornos temporomandibulares de tipo miogénico. 19). de ambos planos interoclusales en un grupo de pacientes. El otro factor que permite explicar la función reductora en la actividad elevadora. desarrolla valores más bajos de fuerza mandibular máxima y una más reducida actividad electromiográfica elevadora mandibular. fueron referidas porcentualmente a este 1 00% 117). |NI) neurona inhibitoria en el núcleo supratrigeminal. En el sistema musculoesqueletal mandibular.

Plano de estabilización con reposicionamiento mandibular en la posición musculoesqueleta! más estable de ambas articulaciones. Tanto Tsukasa y col (19) como Wood y col (20). Nuevamente se registró con el plano de estabilización. Este objetivo de reposicionamiento mandibular armónico se logra. Fig. es posible afirmar que el plano anterior por excelencia representa un plano miorrelajante. Esquema del funcionamiento del sistema musculoesqueletal mandibular en el plano sagital como una palanca de 3er orden: las líneas de fuerza de los músculos elevadores mandibulares |F y flecha verde) se ubican entre el fulcrum o punto de apoyo a nivel articular |A) y el punto de aplicación de la fuerza entre los dientes de la arcada (R). 1 9 .49 mm más anterior y entre 0. Fig.44 mm más superior. el masetero mostró una mayor actividad.20-0. Contrariamente. y no así un plano de cobertura total como es el plano de estabilización. determina bajo apriete voluntario máximo una mayor compresión a nivel articular con estimulación bilateral de los propioceptores articulares. dos estudios de registros estereográficos de la posición condilar (19. porque con el plano de estabilización en boca los cóndilos alcanzan su posición músculo esqueletal más estable (RCF) cuando los dientes contactan contra la superficie funcional del plano en forma pareja y simultánea (Fig. Anexamente. el objetivo terapéutico básico del plano de estabilización como su nombre lo indica. 2 0 . Como corolario final de los tres estudios electromiográficos analizados. 2 1 . es conseguir una posición oclusal estable de la mandíbula. que mantenga una relación armónica tanto con las articulaciones temporomandibulares como con la musculatura mandibular. dependiendo de la magnitud del apriete. los cóndilos se desplazan de su eje de bisagra en relación céntrica a una posición más compresiva anterosuperior. . en cambio.20) demostraron que bajo céntrica de fuerza sobre un plano anterior o un tope anterior. especialmente en el grupo de pacientes. tras contacto de los dientes de la arcada inferior contra la superficie funcional del plano en forma pareja y simultánea.27-0. 21). debido al reducido número y localización más anterior de los contactos oclusales. una similar o menor actividad del músculo temporal con respecto a la posición Íntercuspal habitual en ambos grupos. debido a la desconexión de las piezas posteriores. Un plano anterior.GUÍA PRÁCTICA N° 1 O / / / 1 73 PUNTO DE APOYO apriete máximo con los planos anteriores en ambos grupos. localizaron una posición condilar bajo apriete máximo con rangos entre 0. con respecto a su F i g .

20 mm) de ambos cóndilos dependiendo del nivel de fuerza incisal. Fig.44 mm) y ligeramente anterior (X 0. A-C. plano de reposicionamiento anterior o plano pivotante bilateral no determinó un significativo movimiento condilar fuera de su posición céntrica. Estudio de registros estereográficos de la posición condilar. 2 3 . 2. 2 2 . Fig. El apriete sobre un plano de estabilización. bajo apriete céntrico con diferentes tipos de planos rnteroclusales (19).Laterotruslón en posición vis á vis derecha.1 7 4 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 1. marcadas con cinta articular azul a partir de los puntos de contacto en céntrica en rojo. Plano anterior o de Sved en el cual se muestran las trayectorias excursivas. El apriete sobre un plano o tope anterior resultó en un movimiento superior (X 0. D.Trayectorias en protrusiva (guia mesioincisal) y laterotrusivas (guias caninas| sobre la superficie funcional del plano. .

debido a la sobrecarga mecánica de estas articulaciones. principalmente en los casos clínicos de capsulitis. Tsukasa y col no mostraron diferencias estadísticamente significativas de la posición condilar entre un plano de estabilización en relación a la posición intercuspal habitual del paciente (Fig. debido a su efecto compresivo a una posición anterosuperior condilar que podría afectar aún más el desplazamiento discal. debido a la ausencia de la función de freno vertical de las piezas posteriores en los movimientos mandibulares de cierre oclusal conjuntamente con la desprotección de las articulaciones temporomandibulares frente a las fuerzas compresivas. A. también fue investigado por Kuboki y col (21) por medio de tomogramas de las articulaciones temporomandibulares. 23). Contrariamente. Ellos demostraron que bajo condiciones de AVM con el plano de estabilización.Laterotrusión en posición vis á vis derecha. 2. Esta aplicación terapéutica. Plano de estabilización en el cual se muestran las trayectorias excursivas. INDICACIONES TERAPÉUTICAS DEL PLANO DE ESTABILIZACIÓN A. Esto significa. Este efecto amortiguador de la compresión articular del plano de estabilización mencionado. 2 4 . debido a su efecto amortiguador de la compresión articular bajo apriete céntrico.Trayectorias en protrusiva (guía mesioincisal) y laterotrusivas (guías caninas) sobre la superficie funcional anterior del plano. muscular y periodontal del sistema Estomatognático frente a las fuerzas musculares excesivas y potencialmente dañinas que se pueden desarrollar en cualquiera de las posiciones oclusales excéntricas. no se observó una disminución del espacio articular con respecto al observado en la posición intercuspal habitual. es debido a su acción amor- F i g . 22. Esto representa una importante aplicación terapéutica de los planos de estabilización en los desórdenes intracapsulares articulares. Estas guías excéntricas favorecen una reducción más efectiva de la actividad de los músculos elevadores mandibulares (1. Basado en todas las consideraciones anteriores. sinovitis o retrodiscitis. es posible ahora comprender la aplicación clínica y las indicaciones terapéuticas de los planos interoclusales. esto no acontece para los movimientos contactantes excéntricos sobre la superficie funcional de ambos planos. En patología inflamatoria de las articulaciones temporomandibulares asociada a dolor articular. 22). Adicionalmente. que bajo apriete voluntario máximo en céntrica con contactos anteriores se determina una compresión articular bilateral. y exclusivamente con desoclusión inmediata pero progresiva de las piezas posteriores contactantes en céntrica para el caso del plano de estabilización. Para ambos planos se preconiza la desoclusión canina en los movimientos laterotrusivos y guía mesioincisal en los movimientos protrusivos (Fig.GUÍA PRACTICA N° 10 /// 175 posición de relación céntrica. 23 y 24). Así como existen marcadas diferencias en el esquema oclusal céntrico entre un plano anterior y uno de estabili- zación en conjunto con su efecto terapéutico diferencial en los niveles muscular y articular. con una consiguiente disminución del espacio fisiológico entre las superficies articulares. anterior y de estabilización. . marcadas con cinta articular roja a partir de los puntos de contacto en céntrica en azul. protegiendo de esta forma a los componentes articular. un plano anterior debe ser usado con una limitación terapéutica importante en casos de desórdenes articulares con desplazamiento discal (especialmente de grado moderado a severo). en el tratamiento de los desórdenes temporomandibulares así como para otros fines en la terapia odontológica. B.

Como guías de ayuda para un éxito terapéutico a largo plazo. y debe ser considerado como primera alternativa. Además. es que no se pierda la relación anatómica cóndilo-discal alcanzada por el cóndilo durante su reducción discal durante la apertura. De esta forma. después de asegurar un adecuado reposicionamiento disco-condilar a través de la eliminación del clic articular. 2 5 .El mismo plano de estabilización. bajo situaciones de hiperfunción del sistema musculoesqueletal mandibular. se impide que el cóndilo en su traslación retrusiva de cierre mandibular sobrepase su posición reducida con respecto al disco y este último no se luxe. . A. B. El objetivo terapéutico. se deben mencionar dos: el clic recíproco en lo posible debe ser tratado en la fase temprana o intermedia de la Fig. Por ende. C. En relación a esta última indicación es importante destacar. mordida abierta posterior) que están ocasionalmente asociados con una terapia reposicionadora en una posición protrusiva mandibular. En presencia de ruidos articulares. y que dependiendo del grado de desplazamiento del disco articular. cuando el plano de estabilización es ajustado a una altura adecuada que evita el clic de cierre (Fig. al cual se le ha reducido gradualmente la altura vertical. como el clic recíproco. por consiguiente.Plano de estabilización construido con la adecuada altura vertical terapéutica posterior. este último procedimiento minimiza el riesgo de complicaciones oclusales irreversibles (por ejemplo. 25).176 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA tiguadora de la compresión articular bajo apriete vertical máximo en céntrica (bruxismo céntrico) y a su acción de rompe fuerzas protector desencadenado por la guía anterior del plano durante las excursiones mandibulares {bruxismo excéntrico). con el uso diario del plano con una adecuada altura terapéutica posterior. es preferible tratarlo cuando ocurre en su fase temprana (hasta los 15 mm) o intermedia (entre 15-30 mm). que a pesar de que los desplazamientos discales con reducción han sido tratados comúnmente con planos de reposicionamiento anterior con el objeto también de prevenir el desplazamiento discal durante el cierre oclusal mandibular. el plano de estabilización usado con las características mencionadas cumple con el mismo objetivo. B.Determinación con un registro en cera bilateral de la altura vertical adecuada que evita el clic de cierre. es de gran utilidad en la terapia de los desórdenes intracapsulares pertenecientes a la categoría de diagnóstico de los desplazamientos discales con reducción desde parciales y leves hasta moderados. es decir.

GUÍA PRÁCTICA N° 1 O / / / 1 77 apertura mandibular. pero con importantes contraindicaciones. también está indicada en situaciones clínicas de desplazamientos discales de larga data (más de 6 meses). Por la potencial compresión o sobrecarga articular durante el apriete en céntrica. La terapia con planos de estabilización. y que en ambos casos el disco no puede ser reducido con técnicas de movilización manual. G. previniendo la atrición de la piezas dentarias y su movilidad provocada por trauma periodontal. el plano de estabilización también está indicado en el manejo postquirúrgico articular de los pacientes. C. B. En presencia de bruxismo crónico. se recomienda en general su uso para el tratamiento de los desórdenes musculares. C. el objetivo principal de esta guía práctica es revisar las diferentes etapas de la confección ideal de un plano de estabilización. Contrariamente. También está indicado en casos clínicos de soporte periodontal disminuido de las piezas posteriores. De la aplicación clínica de ambos planos interoclusales analizados. con compromiso de su estabilidad biomecánica dentaria. Recordemos lo estipulado en relación al efecto que determina la dimensión vertical. En presencia de osteoartritis u osteoartrosis asociadas a crepitación dura. Específicamente cuando se trata de un desplazamiento discal severo con reducción (con un clic tardío entre 30 . en la efectividad clínica de la terapia de los trastornos temporomandibulares de tipo miogénico. es posible advertir que el plano de estabilización es de indicación más universal y de menor limitación clínica terapéutica. debido a espasmo muscular o dolor miofascial proveniente de los músculos elevadores mandibulares. así como en el cierre tardío. promover una remodelación articular. o bien. Debido a la mayor universalidad de uso del primero de los planos interoclusales nombrados. el plano anterior tiene sus indicaciones clínicas terapéuticas bien precisas y más limitadas. Como su principal objetivo es lograr una más rápida y efectiva relajación neuromuscular. . el uso de un plano de altura vertical entre 4 y 5 mm medido a nivel interincisal. al ser usado antes de una corrección oclusal definitiva. F. Por último.50 mm de apertura) asociado a bloqueo articular intermitente. tres horas diarias discontinuas y durante toda la noche por un lapso de tres semanas. INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES DEL PLANO ANTERIOR O DE SVED A. el clic recíproco debiera estar presente en lo posible hace menos de un año. tanto céntrico como excéntrico. ya que se estimularía una potencial extrusión de las piezas posteriores no contactantes. Así también en los casos de disquínesias orofaciales que representen sobrecargas biomecánicas en forma de hiperactívidad muscular. especialmente los mioespasmos. el desplazamiento discal sin reducción. E. las articulaciones temporomandibulares necesitan ser protegidas de la carga excesiva o compresión durante la fase reparativa. Estos pacientes son frecuentemente tratados "fuera del disco". D. Por el efecto amortiguador de la sobrecarga articular. Está específicamente indicado en casos de hipometría o limitación de la apertura bucal. Se recomienda tanto para A como B. con el objetivo de lograr un auto-reposicionamiento mandibular en una posición de relación céntrica musculoesqueletalmente confiable y estable. En la terapia inicial de un tratamiento de ortodoncia o protésico. y propender a la formación de un "pseudodisco" en la zona retrodiscal de inserción posterior. D. además. E. Constituye así un tratamiento reversible de la oclusión dentaria de gran valor clínico. o bien. un plano de estabilización puede reducir el dolor. evita de este modo la progresión de las alteraciones degenerativas de las articulaciones temporomandibulares. Su uso debe estar limitado a un corto margen de tiempo: dos semanas si es usado continuamente. Seguidamente de una artroscopia y/o una cirugía articular abierta. no está indicado su uso en pacientes con desórdenes intracapsulares asociados a desplazamiento discal marcado a severo. ya que el plano de estabilización por sus efectos de amortiguación de la sobrecarga articular y reducción parafuncional.

B y C). dejando el tubo de anestesia dentro del orificio (Fig. Momentos antes del fraguado final se retira el tubo. Se retira el estampado del modelo y con una rueda o pimpollo de goma dura se efectúan los recortes finales. Confección y terminación del estampado: el modelo duplicado.1 78 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA CONFECCIÓN IDEAL DE UN PLANO DE ESTABILIZACIÓN SUPERIOR I. se perfora en su zona central palatina con un tubo de anestesia vacío (Fig. El duplicado en alginato del modelo superior primario. Luego se procede a recortar el estampado con un disco de corte abrasivo de carburo a la altura de las papilas interdentarias en vestibular. 29 -B y C se muestran los recortes finales hechos a la lámina y que representa la extensión o la cobertura del futuro plano de estabilización: deberá cubrir todas las superficies Fig. En cambio. De esta forma. en la Fig. O. Además por esta misma razón. Los modelos superior e inferior primarios se montan en un articulador semiajustable (Fig. el modelo original o primario en yeso extraduro. 27-A). 27-D)f con el objeto que el estampado asiente bien tanto en el modelo primario como posteriormente en la arcada superior del paciente. 27-B) se hace el vaciado en yeso piedra. Luego se bloquean las zonas retentivas del modelo con plasticina (Fig. En la Fig. y en el área palatina a lo largo de una línea recta que une las caras distales de ambos últimos molares. al cual se eliminaron las zonas retentivas. el modelo duplicado o secundario en yeso piedra. 27-C) que servirá para potenciar el vacío durante la confección del estampado superior. y no se recomienda recubrir la impresión ya que no es necesaria la confección de un zócalo amplio y grueso. se coloca en la máquina estampadora al vacío para la confección del estampado con base en una lámina de acetato de 2 mm de grosor (Fig. especialmente a nivel de los dientes. Este último será duplicado con una nueva impresión de alginato. se procede primero a una impresión exacta de las arcadas dentarias superior e inferior con alginato. se recorta el yeso piedra vestibular o labial respecto a los dientes hasta la profundidad del vestíbulo. de acuerdo a las reglas de montaje descritas en las Guías Prácticas Nos 4-5-6. 2 6 .A. será usado para la confección del estampado. se recupera totalmente con un menor tiempo sillón-paciente en la etapa del ajuste del plano en boca. puesto que muchas veces se deteriora el modelo al retirarlo. Etapa preparatoria: Como sucede habitualmente en la confección de un plano Ínteroclusal. Enseguida. Luego se continúa con la confección del modelo inferior en yeso piedra y el modelo superior en yeso extraduro. El tiempo que se gasta en esta etapa. 29-A es posible observar el modelo superior con el estampado sin recortar. de tal modo que el modelo de yeso duplicado tendrá un orificio palatino (Fig. Vista frontal (A) y lateral (B) del montaje de los modelos superior |primar¡o| e inferior en un articulador semiajustable Whip-Mix. que no deben presentar burbujas ni nodulos. Las impresiones no deben tener burbujas como tampoco cavidades sobre los dientes y el paladar. será utilizado para la terminación del plano de estabilización con acrílico de autopolimerización. 28. . 26). eliminando el paladar y las pestañas en exceso. Como se señalará más adelante.

Nótese el recorte vestibular del delgado zócalo. By C) de la confección del estampado con la máquina estampadora al vacío.Eliminación de las zonas retentivas interdentarias con plasticina. Fig. B. C.Modelo superior duplicado en yeso piedra con el orificio palatino. 2 8 . . Diferentes etapas |A.El mismo duplicado en alginato con el tubo de anestesia ubicado en la perforación palatina y antes del vaciado en yeso piedra.GUÍA PRÁCTICA N° 10 /// 1 79 Fig.Duplicado en alginato del modelo superior primario con una perforación palatina realizada con un tubo de anestesia vacío. D. A. 2 7 .

y debe corresponder a la diferencia entre la dimensión vertical oclusal con los modelos en posición intercuspal y la dimensión vertical con el estampado interpuesto entre ambos modelos articulados (Fig. B. 30 -B y C). 31-C). Se verifica la dimensión vertical posterior. que servirán para dar mayor resistencia y solidez estructural tridimensional al futuro plano interoclusal. El estampado debe comprender además pestañas que cubren las caras vestibulares. mostrando las pestañas vestibulares de retención. C. se observará una excesiva separación de la púa incisal y se deberán realizar los des- gastes correspondientes del estampado en la zona molar posterior contactante. para así disminuir al máximo el grosor del mismo en esa zona y evitar una excesiva altura anterior del plano de estabilización que impida un correcto cierre labial. 31 -B) hasta obtener contactos parejos y bilaterales hasta cercano a la zona de los caninos. en la unión del tercio medio con el tercio oclusal o incisal de todas las piezas dentarias superiores.El estampado confeccionado sobre el modelo superior duplicado antes de su recorte final. 30-A: sujeto con tendencia dolicofacial). La altura del plano debe ser aproximadamente de 1. observándose los flancos palatinos y la cobertura de todas las superficies oclusales de los dientes superiores. se mide entre dos marcas horizontales realizadas a nivel de las caras vestibulares de los 20S molares antagonistas cerca del margen gingival. se marcan con papel articular los contactos altos en el cierre de los modelos en relación céntrica instrumental (Fig. el estampado debe retenerse en todos los movimientos funcionales).180 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig.5 a 2 mm a nivel posterior (correspondiente a un palo de fósforo en la altura de la zona de los premolares). todos los dientes deben ingresar completamente en las improntas de la cara interna del estampado). se verifica su ajuste (coincidencia del plano con todas las piezas dentarias superiores. 2 9 . 31-D).Vista oclusal del recorte final del estampado. como flancos palatinos. no debe presentar fenómeno de básculas) y retención (las pestañas vestibulares deben dar una retención pasiva. Adicionalmente debe cubrir parte del paladar duro (6 a 7 mm) en forma de "U". A. sin perforar grandemente la superficie funcional oclusal del estampado (Fig. la divergencia o convergencia de los planos oclusales maxilar y mandibular. hasta que quede reducida a la altura deseada (Fig.Vista frontal del recorte final del estampado. Observar en los modelos montados en el articulador. Para reducir la excesiva dimensión vertical posterior. SÍ son muy divergentes (Fig. Al colocar el estampado en el modelo superior primario montado en el articulador. El aumento de la dimensión vertical oclusal de los modelos articulados. es decir. estabilidad (al presionar el plano en cualquiera de sus partes. 31A) y se desgastan con una piedra abrasiva (Fig. . oclusales y bordes incisales. como caras palatinas de los dientes superiores. para la retención adecuada del futuro plano interoclusal en boca.

Fig. .GUÍA PRÁCTICA N° 10 / / / 181 Fig.Desgaste de los supracontactos con una fresa abrasiva. A. 3 1 . B. D.Pie de metro digital ajustado a 0 mm correspondiente a la dimensión vertical oclusal posterior dada por sendas marcas realizadas en las caras vestibulares de los 2OS molares.5 mm. se observan contactos céntricos bilaterales en rojo desde las piezas posteriores hasta los caninos. C. B. A.Con esto se consigue una reducción de la altura vertical posterior del plano y un ajuste adecuado de la dimensión vertical en 1. C.Aumento excesivo de la dimensión vertical posterior con el plano interpuesto entre los modelos articulados y antes de su reducción en la altura vertical.Marcas de los supracontactos con papel articular rojo en la relación céntrica instrumental y que son los responsables del excesivo aumento de la dimensión vertical oclusal posterior. 30.Vista lateral del articulador con el plano estampado interpuesto entre los modelos primarios superior e inferior.Después de la eliminación de los supracontactos.

A-Vista frontal de ambos modelos articulados en posición intercuspal y sin el estampado. aplicando vaselina previamente en los dientes anteroinferiores y tomando la precaución de dejar un leve espacio (correspondiente a un palo de fósforo en la altura de la zona de los premolares) entre las piezas posteriores (Fig. . el cual se añade bajo una consistencia semi-líquida en forma de capas sobre el estampado en la zona de las piezas anteriores. C. Observe el espacio dejado entre la superficie posterior del plano estampadoy las piezas posteroinferiores. 32-C). no debe tener más de 2 mm en sentido anteroposterior. la magnitud y característica del overjety overbite con el objeto de fijar la extensión anteroposterior de la guía anterior. Luego se procede a mezclar una cantidad apropiada de acrílico transparente de autopolimerización en un vaso Dapen. se ocluyen los modelos en relación céntrica instrumental con la púa incisal levantada sobre el acrílico aún reblandecido. con el objeto de planificar la extensión tanto anterolateral como anteroposterior de ¡a superficie funcional anterior del plano. Fig.Colocación del acrilico de autopolimerización en forma de capas y con una extensión prefijada según lo descrito en A. en caso de ausencia de labilidad periodontal de los incisivos centrales inferiores. Inmediatamente después de moldear la guía anterior con monómero. 32-A). Confección de la superficie funcional anterior: se inicia con la construcción de la guía anterior. 33-A y B.182 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA HI. B.leves indentaciones de los dientes anteroinferiores en el acrílico. con el objeto de permitir contactos céntricos más retrusivos en el paciente una vez instalado el plano en boca. La Fig. Guías tanto mesioincisal como caninas. es posible apreciar las leves indentaciones de los dientes anteroinferiores en el acrílico ya polimerizado. 32-B). que se debe extender desde el canino derecho hasta el canino izquierdo. En la Fig. es decir. 33-C): a. Para ello. No debe interferir con un cierre labial ni posición lingual cómodo para el paciente. Fijarse previamente en la localización de la desoclusión canina a través del canino inferior bilateralmente al nivel lateral del estampado: ésta será la extensión anterolateral del acrílico de la guía anterior. Solamente es aconsejable una guía mesioincisal y no una guía de los cuatro incisivos inferiores. Un tope anterior sobre una superficie plana palatinal con respecto a los contactos puntiformes de todos los dientes anteroinferiores en céntrica y perpendicular a los ejes dentarios de los mismos. cubriendo con vaselina previamente las piezas anteroinferiores. muestra el tallado y terminación de la guía anterior en su aspecto frontal. necesario para la ulterior confección de la superficie funcional posterior en acrílico. su gula anterior de desoclusión. Además. siguiendo las marcas del papel articular y con las siguientes características (Fig. 32-D. 3 2 . lateral y palatinal. con un largo y ancho de acuerdo a la extensión prefijada de la futura guía anterior (Fig. b. construidos en extensión desde los contactos céntricos de los incisivos centrales como de los caninos inferiores hasta sobrepasar levemente la altura de sus caras vestibulares. se verifica con los modelos articulados en posición intercuspal sin el estampado (Fig. paralelamente en relación a las caras palatinas de ambos incisivos centrales y caninos superiores. se debe dar una curvatura labio-lingual adecuada de la guía anterior.Cierre del modelo inferior en relación céntrica instrumental sobre el acrllico reblandecido. similar a la presentada por los dientes anteriores en el modelo superior.D. La guía mesioincisal y las guías caninas se consiguen mediante sendos planos inclinados. La superficie plana palatinal terminada. Enseguida se procede al tallado y afinamiento de la superficie funcional de la guía anterior.

3 3 . Como se mencionó al analizar la guía anterior natural. el contacto durante el movimiento de lateralidad. los cóndilos serán desplazados a una posición más posterosuperior con la consiguiente compresión de la zona retrodiscal (Fig. Confección de la superficie funcional posterior: se procede a mezclar una cantidad apropiada de acrílico trans- Fig.Guia o eminencia canina con sus vertientes mesial y distal. es posible que suceda la siguiente situación. de la vertiente distal del canino inferior con la vertiente mesial de la guía canina construida en acrílico sobre el estampado. AI reposícionarse la mandíbula a una posición musculoesqueletal estable más protrusiva con respecto al tope céntrico de los dientes anteroinferiores anteriormente determinados. va a permitir una adecuada protección del cóndilo del lado de trabajo o ipsilateral. con el objeto de establecer en posición intercuspal una relación canina mesial del canino inferior. 33-D. A y B. IV. C.GUÍA PRÁCTICA N° 1 0 / / / 183 Obsérvese en una vista lateral de la guía canina izquierda de la Fig. Adicionalmente. así como a la disposición anteroposterior del plano oclusal. Por otro lado. porque esto provocaría un sobreesfuerzo de la actividad neuromuscular y una sobrecarga biomecánica indeseada a nivel de las articulaciones temporomandibulares. D. 34). Obsérvese además.Tallado y terminación de la superficie funcional anterior (guia anterior de desoclusión) en su aspecto frontal y lateral. es importante destacar otra característica esencial para lograr una guía anterior de desoclusión armónica: la inclinación y largo de las guías caninas y mesioincisal debe estar en relación con las guías condíleas (sagital y lateral). al igual que en B. si se dejan guías de desoclusión demasiado inclinadas y si no se respeta un tope plano palatinal con respecto a los contactos de todos los dientes anteroinferiores en céntrica (especialmente con un forzamiento muy retrusivo de la mandíbula). mesial y distal. Palatrnalmente con respecto a los contactos céntricos de los anteroínferiores. . En pacientes con guías condíleas menos pronunciadas nunca se deben confeccionar guías de deso- clusión demasiado inclinadas. respectivamente. se producirán contactos céntricos contra la guía de desoclusión en forma de plano inclinado y cuando el paciente apriete en céntrica bajo contactos posteriores sobre la superficie funcional posterior del plano. se observa una superficie plana que debe ser perpendicular a los ejes dentarios de estas últimas piezas dentarias. que está compuesta por una eminencia canina con sus dos vertientes. extendidas vestibularmente con respecto a los contactos céntricos (en rojo) de caninos e incisivos inferiores.Vista oclusal de la guía anterior mostrando las rampas guías de desoclusión en los movimientos excursivos (gula mesioincisal en protrusiva y guías caninas en lateralidad). en el sentido de impedir un movimiento de Bennet retrusivo del mismo durante un bruxismo laterotrusivo con el consiguiente compromiso retrodiscal e intracapsular. las rampas guias de desoclusión en los movimientos excursivos (guía mesioincisal en protrusiva y guía canina en lateralidad) talladas cercanamente paralelas a las caras palatinas de los anterosu perfores.

dejando una superficie oclusal plana. Enseguida y después de moldear el acrílico con monómero. si el paciente aprieta buscando contactos céntricos de las piezas posteriores. el cual se añade bajo una consistencia semi-Iíquida en forma de capas sobre el estampado en ambas zonas posteriores. que puede provocar lo siguiente: al lograrse un reposicionamiento mandibular en una posición musculoesqueletal más protrusiva |A). Figura adaptada de Okeson JP (24). se establecerán contactos céntricos contra la superficie de la rampa y no sobre el tope palatinal plano de la guia anterior. se marcan en azul y por etapas. se ocluyen los modelos en relación céntrica instrumental sobre el acrílico aún reblandecido hasta el contacto de las piezas anteroinferiores en el tope anterior de la guía anterior. A. El plano estampado así primariamente afinado se coloca sobre el modelo superior. dejándolas cercanamente reducidas a los puntos de contacto deseados. primero los contactos interferentes del lado Fig. En la Fig. 3 4 . Las indentaciones de las cúspides linguales se eliminan. 35-B.184 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. y con un papel articular en forma de herradura y de doble color (rojo y azul). 3 5 . párente de autopolimerización en un vaso Dapen. En el circulo se muestra una rampa de desoclusión correspondiente a una guia mesioincisal en protrusiva demasiado inclinada. se producirá un desplazamiento iatrogénico condilar posterosuperior (B). cubriendo con vaselina previamente los dientes posteroinferiores. es posible apreciar las indentaciones conseguidas por el cierre de las piezas posteriores sobre la superficie funcional posterior del plano. De esta forma. Luego se desgastan con una piedra abrasiva los excesos de acrílico alrededor de las indentaciones de las cúspides vestibulares de molares y premolares. B. .Indentaciones de las piezas posteroinferiores en el acrllico reblandecido. 35-A). con un largo y ancho correspondiente a las superficies oclusales de las piezas posteriores cubiertas por el estampado (Fig.Confección de la superficie funcional posterior con acrílico de autopolimerización de consistencia semillquida.

corresponden a los múltiples contactos céntricos de las piezas inferiores antagonistas. que suprimen totalmente la guía canina en la lateralidad hacia el mismo lado. que evita una desoclusión canina inmediata en la lateralidad derecha. por medio del desgaste de los contactos interferentes de balance y de trabajo. respectiva menteTras el cierre en relación céntrica instrumental (C) del modelo inferior contra la superficie funcional del plano. En negro se muestran las interferencias protrusivas desde los contactos céntricos del 2° molar inferior derecho y 2o premolar inferior izquierdo. desde el I er premolar hasta el 2° molar izquierdo. hasta reducir las marcas al esquema oclusal en céntrica deseado. Este esquema consiste en múltiples puntos y no de áreas de contacto bilaterales. B y C). es posible apreciar el esquema céntrico señalado. a partir del contacto céntrico del 3er molar inferior izquierdo. Después de marcar los contactos céntricos en rojo en relación céntrica instrumental. Fig. se procede enseguida a la eliminación de los contactos interferentes. así como simultáneos y uniformes.GUÍA PRÁCTICA N° 10 /// 185 de trabajo. 36). . En azul se marcaron las interferencias del lado de trabajo. Asimismo. En verde se observa un contacto de hiperbalance o interferencia de balance. Las marcas de papel articular rojo. Vista oclusal del plano con sus superficies funcionales anterior y posterior. Después de la eliminación de las interferencias mostradas en la figura 36. luego los del lado de balance y por último los protrusivos bajo movimientos excursivos del modelo inferior en el artículador (Fig. es posible observar en A y B el esquema de múltiples puntos de contacto en céntrica instrumental bilateralmente distribuidos. que impiden una guía mesioincisal en protrusiva. 3 7 . dado por las cúspides vestibulares de las piezas posterosuperiores y bordes rncisales de las anteroinferiores sobre las superficies funcionales posterior y anterior del plano. solamente Fig. 37-A. simultáneos y uniformes dado por las cúspides vestibulares de las piezas posteroinferiores sobre la superficie funcional posterior plana del plano (Fig. 3 6 .

el desgaste de los contactos interferentes en protrusiva permitirá que la guía mesioincisal (a través de los incisivos centrales inferiores) confeccionada previamente en forma de un plano inclinado palatino a la altura de los incisivos superiores. B y C). Igualmente. salvo la superficie funcional oclusal. será indispensable asegurarse que el plano se encuentre bien asentado en la arcada superior del paciente libre de tensiones. 38-A. V. de modo que el plano no se desplace de su posición de ajuste.Lateralidad derecha con guía canina a lo largo de su vertiente mesial y con desoclusión del lado de trabajo entre 0.5 mm. no debiera existir una separación mayor de 0.Lateralidad derecha mostrando la desoclusión del lado de balance entre 1-1.5-1 mm en el lado de trabajo y de 1-1. D. determinará una desoclusión (1-1. B.5 mm en el lado de balance (Fig.5-1 mm.186 / / / MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ambas guías caninas construidas previamente en forma de un plano inclinado palatino a la altura de ambos caninos. 38-D). . presiones indebidas sobre los dientes y básculas.Protrusión con guía mesioincisal acompañada por una desoclusión bilateral. Esto significa que en la posición de lateralidad vis a vis (24).Lateralidad izquierda con guia canina a lo largo de su vertiente mesial y con desoclusión del lado de trabajo entre 0. ni como tampoco al recibir contactos de los dientes anteroinferiores en los diferentes movimientos excursivos mandibulares. se procede al pulido final y acabado del mismo. Vistas de los modelos articulados durante las excursiones mandibulares: A. ni con la presión lingual. determinarán una desoclusión progresiva pero suave de las piezas posteriores en los movimientos de lateralidad. con lo cual se termina con la confección del plano en el articulador. durante el cierre oclusal Fig. C.5-1 mm. Instalación y Ajuste del plano en boca: En el sillón dental acontece la instalación del plano en boca. Previo al refuerzo de los flancos palatinos del plano interoclusal con acrílico. 38. Antes de controlar la oclusión. La retención debe ser igualmente controlada.5 mm) progresiva pero suave de las piezas posteriores en el movimiento protrusivo (Fig. es posible observar que en general se presentan supracontactos a nivel de las piezas más posteriores. Al iniciar el ajuste de la oclusión del plano en boca.

con leve menor intensidad de contacto en la zona dentaria anterior que con respecto a la posterior (premolares y molares). . El autor aconseja usar cinta roja para los contactos en céntrica (que ya no deben tocarse más) y azul para las guías de desoclusión. Como consejo práctico. interponiendo la cinta roja entre ambas arcadas. se llega al esquema oclusal céntrico del plano tanto en RC como en posición miocéntrica. 39-B). cortos y balísticos desde cercano a la posición postural mandibular (posición miocéntrica). Una vez instalado el plano en boca |A). hasta lograr cercanamente el esquema céntrico ya mencionado sobre la superficie funcional del plano (Fig. 3 9 . Se marcan estos contactos con cinta articular de 8 n de grosor. se utilizará una cinta articular de un color distinto. se ajustan las guías caninas y mesioincisal desde los contactos céntricos de los caninos Fig. Para ello. Enseguida se chequea la guía anterior en los movimientos excursivos mandibulares. 40-A y B) pero no así a nivel de los dientes anteriores. Luego se procede con cuidado y precisión a verificar inicialmente bajo oclusión en relación céntrica fisiológica. al momento del apriete céntrico del paciente sobre la superficie oclusal del plano. ejecutar un apriete con fuerza en céntrica. Primariamente. 39-A). desde los cuales es posible liberarla bajo cierto esfuerzo (Fig.GUÍA PRÁCTICA N° 1 O /// 187 mandibular bajo una manipulación suave en la relación céntrica del paciente (Fig. y se procede a desgastarlas con una piedra abrasiva de forma cónica. De esta forma. con la cinta azul se le solicita al paciente realizar excursiones en lateralidad derecha e izquierda.cilindrica. la cinta articular debe quedar atrapada a nivel de las piezas posteriores (Fig. el definitivo esquema de múltiples puntos de contacto simultáneos y uniformes sobre la superficie funcional del plano. Tras eliminación de los supracontactos |B|. Luego se le pide. y enseguida bajo aperturas-cierres rítmicos. 40-C y D). se observa que en el cierre oclusal mandibular en relación céntrica |RC) existen supracontactos a nivel de los últimos molares (señalados por las marcas con cinta articular azul en la vista oclusal del plano de la imagen superior| y que impiden el contacto del resto de las piezas dentarias inferiores. como así mismo en protrusiva.

4 0 . También es importante preguntarle al paciente sobre la comodidad del plano en reposo y en oclusión tanto estática como dinámica. En |A) y (B) es posible observar que bajo apriete céntrico del paciente sobre la superficie posterior derecha e izquierda del plano. que se dejará despulida pero Usa y esmerilada. pero sin tocar la superficie funcional del plano interoclusal. En consecuencia. 42-A.5 mm. En cambio. En la Fig. Criterios finales en la confección de un plano de estabilización: Deben cumplirse con los siguientes cinco criterios. En la Fig. serán eliminados los excesos y redondeadas las aristas. Fig. suave y progresiva de las piezas posteriores. pestañas vestibulares para la retención. 42-D.188 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA e incisivos centrales inferiores. B y C es factible observar en la posición de lateralidad vis á vis. la desoclusión canina de las piezas posteriores no mayor de 0.5 mm en el lado de balance. respectivamente. Ajuste-Estabilidad-Retención: Debe ajustarse exactamente a todos las piezas dentarias superiores. ésta no permanece atrapada y puede ser deslizable con un cierto esfuerzo (D). altura vertical posterior (nivel del 2o molar) no mayor de 1. sino también los caninos no deben contactar la plataforma guia mesioincisal en protrusiva. . Finalmente. de tal forma que todas deben ingresar completamente en las 2. bajo apriete céntrico con la cinta articular interpuesta entre las piezas anteroinferiores (C).5-1 mm en el lado de trabajo y de 1-1. antes de entregar el dispositivo interoclusal al paciente. y que permitan una desoclusión inmediata. Con gomas de pulir y piedra pómez se dará el pulido final. Lo mismo acontece en la posición protrusiva vis á vis en la misma Fig. 1. VI. transformándolas en planos inclinados no abruptos. 41 es posible apreciar en una vista oclusal en boca. la cinta articular queda atrapada entre las piezas posteroinferiores. es importante que no solamente exista ausencia de contactos posteriores durante los movimientos excursivos. flancos palatinos que le confieren solidez estructural tridimensional. Forma del plano: Superficie oclusal plana (sin indentaciones). el esquema oclusal en céntrica y excéntrica sobre la superficie funcional del plano de estabilización ya terminado.

Vista oclusal del plano de estabilización. y enseguida en la posición miocéntrica del paciente. Fig. Plano de estabilización en boca. como a su retención al querer retirarla. 3. 43-A). Esquema oclusal en céntrica: Inicialmente en el cierre oclusal en relación céntrica. . no debe presentar fenómeno de básculas. es decir. debe poseer una estabilidad total cuando contacta con los dientes inferiores. Además. Fig. y al presionar digitalmente el plano en cualquiera de sus partes. en cuanto tanto al colorido de la marca de la cinta articular. y adicionalmente debe retenerse en todos los movimientos contactantes mandibulares. Para la lateralidad izquierda se aprecia la desociusion del lado de balance |C).GUÍA PRÁCTICA N° 1 O / / / 1 89 improntas de la cara interna del plano. el plano no debe provocar presiones molestas a nivel dentario. en que se muestra en (A) y |B) las lateralidades con guía canina a lo largo de su vertiente mesial y con desoclusión del lado de trabajo. 4 1 . deben contactar todas las cúspides vestibulares de las piezas posterosuperiores en forma de puntos de contacto bilaterales (mínimo 12). Las piezas anteriores deben presentar un contacto de intensidad más suave (mínimo 6). 4 2 . Las pestañas vestibulares deben dar una retención pasiva. simultáneos y simétricos sobre la superficie funcional posterior plana del plano interoclusal (Fig. En (D) es posible observar la protrusión con guia mesioincisal acompañada por una desoclusión bilateral. en la cual es posible apreciar el esquema oclusal céntrico y excéntrico sobre su superficie funcional y una vez finalizado su ajuste oclusal en boca.

de manera que no irrite ninguno de los tejidos blandos adyacentes y sea tanto lo más estético así como cómodo posible. Por consiguiente. y el tope palatinal plano perpendicular al eje de las piezas anteroinferiores. A pesar que los planos de estabilización superiores o inferiores reducen la sintomatología disfiincional por igual. vestibular con respecto al contacto céntrico. las fuerzas no axiales desarrolladas durante el mismo podrían fácilmente b) 5. 4 3 . Esto no sucede para el caso de un plano inferior. • Fig. si el paciente presenta un bruxismo protrusivo. respectivamente. mostrando la rampa de desoclusión. progresiva y uniforme a lo largo de la rampa construida en acrílico. representado por el tope de su cúspide vestibular contra la superficie plana funcional posterior B y C. en general. A.Guias canina y mesioincisal. pero sin tocar la superficie funcional del plano interoclusal. a expensas de la trayectoria en lateralidad de la cúspide o de la vertiente distal del canino inferior a lo largo de la vertiente mesial de la eminencia canina del plano creado en acrílico. a pesar de existir un overjet considerable.190 /// MANUAL PRACTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 4. .Contacto céntrico de una pieza posteroinferior. es imposible con un plano de estabilización inferior confeccionar un tope anterior perpendicular a sus ejes longitudinales. Esquema oclusal en excéntrica (Fig. debido a las siguientes consideraciones: • Con el plano de estabilización superior. 43-B y C): a) Lateralidades: debe existir una desoclusión canina inmediata. Protrusión: debe existir una desoclusión con guía mesioincisal inmediata. Esquema oclusal céntrico y excéntrico del plano de estabilización. Como los incisivos superiores están inclinados labialmente. todos los dientes anteroinferiores pueden fácilmente ser llevados a contacto con la superficie funcional anterior del plano. progresiva y uniforme. el plano de estabilización se construye con más frecuencia en la arcada superior. Con gomas de pulir y piedra pómez se dará el pulido final. Acabado y Pulido: Serán eliminados los excesos y redondeadas las aristas.

las facetas de desgaste tanto céntricas como excéntricas acontecidas en la superficie funcional del plano (como es despulida y esmerilada. IX. Los ajustes siguientes serán realizados una vez por semana. 44 es posible apreciar la inclusión del plano de estabilización construido previamente sobre un estampado. No es conveniente que el paciente ayude a asentarlo mordiendo con fuerza. los trastornos articulares parecen responder sintomatológicamente en mejor forma con un uso más continuado del plano. proceso conocido comúnmente con el nombre de descerado. algunas horas en el día y por toda la noche (25). aconsejarlo que solicite a la brevedad una cita con su odontólogo tratante y que deje de usar el dispositivo. con el objeto de verificar los contactos céntricos durante el acto de cierre tanto en relación céntrica así como en posición míocéntrica. El plano de estabilización al fabricarlo en el maxilar superior. Este rutinario procedimiento. Obtención del plano de estabilización en acrílico de termopolimerización: En el caso de que se deba utilizar el plano de estabilización confeccionado sobre el estampado por un tiempo más prolongado (seis meses o más). en cambio. para permitir la posterior separación de los yesos de mufla y contramufla en la operación de retiro del estampado. se aprecian en forma de facetas pulidas). Esto es debido a que es más fácil manipular y guiar la mandíbula. con el objeto de desgastar aquellos contactos interferentes que se puedan presentar en los movimientos contactantes excéntricos mandibulares. Instrucciones de uso del plano de estabilización: Se enseña al paciente la forma de colocar y retirar el dispositivo interoclusal. actuando como un constante recordador que le permite modificar esta actividad parafuncional. ausencia de porosidad superficial que disminuye el olor y gusto desagradables. se cita al paciente después de siete días. para conseguir una adecuada extensión tanto de la rampa de desoclusión canina como mesioincisal. al mismo tiempo de evitar un sabor desagradable del dispositivo interoclusal. para luego bajo presión digital bilateral a nivel de los los molares ajusfarlo finalmente sobre las piezas posteriores. debido a que este sobreesfuerzo mandibular no favorece a la progresión del trastorno funcional temporomandibular. Es importante ir revisando junto al paciente en cada sesión de control. Previa confección de la contramufla. durabilidad y ausencia de cambio de coloración. se aplica un separador (como vaselina) sobre la superficie del yeso y del plano. se le instruye al paciente que lo traccione del área del 1er molar bilateralmente con las uñas de ambos dedos índices y sacarlo desde los extremos distales hacia abajo. es porque el acrílico de termopolimerización posee ciertas virtudes que lo hacen de elección para un uso más prolongado. Asimismo. Las principales ventajas del plano inferior son que afecta menos la fonoarticulación y que su estética es más favorable. El plano debe cepillarse inmediatamente después de retirarlo de la boca. es conveniente pensar en la transformación del mismo en acrílico de termopolimerización. con el objeto de despertar en el paciente una continuada toma de conciencia de su comportamiento parafuncional. provoque un incremento del dolor temporomandibular del paciente. debe ser extendido más hacia lingual. que es una estructura móvil. Además. con agua fría y un dentífrico. En el caso de que el uso del plano . como por ejemplo: dureza. Además.GUÍA PRÁCTICA N° 10 /// 191 afectar su estabilidad dentaria. especialmente en piezas con labilidad periodontal. ayuda a impedir la formación de placa y sarro. En la Fig. VH. Para colocarlo se le indica al paciente primero asentarlo sobre los dientes anterosuperiores. Se ha demostrado que los desórdenes musculares responden eficientemente con un uso parcial del plano. en la mufla. El plano inferior presenta un esquema oclusal más complejo. es posible apreciar la contramufla que completa la cámara de moldeo. tiene la ventaja comparativa de poder obtener más fácilmente una exacta estabilidad oclusal en céntrica. Para retirarlo. se deben verificar las guías de desoclusión anterior. son dependientes del nivel de diagnóstico del desorden o trastorno temporomandibular que presenta el paciente. en relación a una base estable y fija superior donde está instalado el plano. Las instrucciones en cuanto a su uso. Alentarlo a que practique periódicamente la misma observación en forma personal. debido a que su borde incisal labial debe ser extendido hasta conseguir contacto con los anterosuperiores. YOL Controles de ajuste oclusal del plano de estabilización: Una vez instalado el plano en boca. El motivo de esta decisión. especialmente referido a su uso nocturno.

45-A se observa la etapa final del proceso de eliminación del plano de estabilización construido sobre un estampado. 46-A se observa el proceso de empaquetado del acrílico en etapa plástica. La Fig. así el plano adquiere una consistencia plástica que facilita su remoción. Se muestra la cara interna de la mufla sin el plano y ya preparada con detergente para recibir el acrílico de termopolimerización en el proceso de empaquetado. En la Fig. Además. 4 4 . . A.Muestra el momento en que se aplica una solución de alginato como medio separador entre el yeso y el futuro acrílico que será empaquetado. En la Fig. B. Es posible apreciar la inclusión del plano de estabilización construido previamente sobre un estampado. Fig. Para esto se introducen mufla y contramufla acopladas en agua hirviendo durante 10 minutos.Se observa la etapa final del proceso de eliminación del plano de estabilización construido sobre un estampado. 45-B muestra el momento en que se aplica una solución de alginato como medio separador entre el yeso y el futuro acrílico que será empaquetado. 46-B es posible Fig. en la mufla (A). 4 5 . luego de haber sido profusamente amasado entre papel celofán para evitar su contaminación y obtener su homogenización.192 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA En la Fig. es posible apreciar la contramufla que completa la cámara de moldeo |B|.

4 6 ... Muestra el plano sobre el modelo de trabajo superior terminado (A) y por separado |B|. Se observa el proceso de empaquetado del acrílico en etapa plástica (A). Finalmente. . y un cuidadoso afinado y pulido de la cara externa. el que ha sido ajustado y reocludado para disminuir el tiempo de instalación en boca. el que ha sido sometido previamente a un proceso de ajuste de su cara interna . el que ha sido ajustado y reocludado. La Fig. se hará referencia a la aplicación clínica terapéutica de una composición en un solo dispositivo interoclusal. 47-B se distingue el plano por separado. Además. 47-A muestra el plano sobre el modelo de trabajo superior articulado. es posible apreciar la mufla con el plano en acrílico polimerizado y recientemente separado de la contramufla (B). -.GUÍA PRACTICA N° IO /// 193 apreciar la mufla con el plano en acrílico polimerizado y recientemente separado de la contramufla.. En la Fig. Ffg. de un plano anterior con un plano de estabilización Fig. para facilitar su posterior inserción en boca. . 4 7 . el modelo.

De esta forma. 49 A-B). su aplicación clínica estará dirigida para el tratamiento de los desórdenes musculares. Fig. que muestra en (A) al paciente en posición intercuspal. inicialmente se confecciona un plano de estabilización. con ganchos retenedores a la altura de ambos caninos. En fC| se aprecia la sección anterior del plano. el cual se secciona por distal de ambos caninos resultando en tres secciones: una anterior. y que fue seccionado por distal de ambas piezas dentarias. No obstante. especialmente los mioespasmos. que como su principal objetivo terapéutico es lograr una más rápida y efectiva relajación neuromuscular. para concluir la terapia con la estabilización oclusal mandibular. ya que se estimularía una potencial extrusión de las piezas posteriores no contactantes). . y dos posteriores. se agregará a la sección anterior en boca y con acrílico de autopolimerización las dos secciones posteriores. el paciente usará la sección anterior por ese lapso de tiempo (Fíg. Como lo indica la Fig.1 94 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA (el plano dos en uno o 2:1). 4 8 . Posteriormente. 48 A-B-C. En (B) se observa una vista oclusal de un plano de estabilización construido sobre el modelo superior con retenedores en los caninos. tres horas diarias discontinuas y durante toda la noche por un lapso de tres semanas. 50 A-B). o bien. como su uso debe estar limitado a un corto período (dos semanas si es usado continuamente. significará para el paciente el costo de un solo plano: el plano dos en uno. ajustando el plano de cobertura total a los esquemas céntrico y excéntrico preconizado en todo plano de estabilización (Fig. La sección anterior será utilizada como un plano anterior o de Sved. Confección de un plano 2:1. como también en los casos de hipometría o limitación de la apertura bucal. que cubre la zona de las piezas posteriores. ideado por el autor. debido a espasmo muscular o dolor miofascial proveniente de los músculos elevadores mandibulares.

con (AJ y |B) correspondientes a las vistas oclusal y frontal. . Plano 2:1. de la sección anterior en boca y que representa un plano anterior. Plano 2:1. Fig. 5 0 . con (A) correspondiente a una vista oclusal de las secciones posteriores y anterior en boca.GUÍA PRÁCTICA N° ! O /// 195 Fig. respectivamente. y (B) vista frontal de las tres secciones unidas por acrrlico de autopolimerización en boca y que representa un plano de estabilización. 4 9 .

Nombre las indicaciones y contraindicaciones de un plano anterior. . 13. Nombre cuatro aspectos por los cuales se puede clasificar los planos Ínteroclusales: a) b) c) Nombre la clasificación general de planos Ínteroclusales. Defina plano interoclusal y explique su mecanismo de acción general. Cuáles son los planos más comúnmente usados en la terapia de las diferentes categorías de diagnóstico de los desórdenes temporomandibulares. 8. 3. 4. . 7. 5. 9. Enumere y explique las cinco etapas de confección de un plano ideal de estabilización superior: a) b) c) d) e) 11. . 12. Cuáles son los cinco criterios de confección de un plano de estabilización: a) b) c) d) e) . 6. c) d) e) Qué factores se deben considerar en la terapia oclusal reversible con planos Ínteroclusales. . Nombre cinco distintos planos según función: a) b) c) d) e) Nombre cinco distintos mecanismos de acción de los planos Ínteroclusales: a) b) .1 96 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. Comente las instrucciones de uso del plano de estabilización. Cuándo se indica obtener el plano de estabilización en acrílico de termopolimerización. Nombre las indicaciones terapéuticas de los planos de estabilización. 10. 2. .

GUÍA PRÁCTICA N° 10 /// 197 CONFECCIÓN DE UN PLANO DE ESTABILIZACIÓN SUPERIOR EN ACRILICO CONFECCIÓN DE UN PLANO ETAPA PREPARATORIA ETAPAS DE LABORATORIO ETAPAS CLÍNICAS IMPRESIÓN ARCADA SUPERIOR E INFERIOR MODELACIÓN DEL PLANO EN CERA REGISTRO EN CÉNTRICA MODELO EN YESO EXTRAMADURO ESQUEMA OCLUSAL CÉNTRICO DESOCLUSION CANINA REGISTRO EN EXCÉNTRICA GUÍA MESIOINCISAL DUPLICADO DE MODELO CON ALGINATO TRANSFORMACIÓN EN ACRILICO PROGRAMACIÓN DEL ARTICULADOR RETIRO DE MUFLA INSTALACIÓN Y AJUSTE DEL PLANO EN BOCA MONTAJE DE MODELOS SUPERIOR E INFERIOR REOCLUDACIÓN Y AJUSTE OCLUSAL .

9. IRCS Medical Science 9:354-355. Rocabado M (1987). Immediate effect of a stabilization splint on masticatory muscle activity in temporomandíbular disorder patients. Tartaglia GM. Ferrario V. Editorial RC Libri srl. Naeije M. Cheol P. Wood DP. Clinical Determination of Occlusion. Influence of group function and canine guidance on EMG activity of elevator muscles. Nocturnal electromyographic evaluation of bruxism patients undergoing short term splint therapy. Miralles R. Bull R (1989). 18. J Craniomandib Pract 5: 325-332. Influence of protrusive functions on electromyographic activity of elevator muscles. Tokyo. Miralles R. Splint therapy for the myofascial pain-dysfunction (MPD) syndrome: a comparative study. Orsini MG. Swiss Dent 5:37-41. Laskin DM (1972). Miralles R. Santander H. Manns A. Elsevier España. 5. The effect of different occlusal splints on electromyographic activity of elevator muscles: A comparative study. Lundeen H. 14. Increase in vertical dimensión alters mechanical properties and isometric ATPase activity in guinea pig masseter. 22. Influence of variation in anteroposterior occlusal contaets on electromyographic activity. Manns A. J Prosthet Dent 50: 700-709. Alajbeg I. Dellavia C (2002). Ed. Gibbs Ch. Madrid. Serrao G. Miralles R. Young H. 12. Me Carroll RS. Lupkiewicz S. Immediate electromyographic response in masseter and temporal muscles to bite plates and stabilization splints. Tsukasa I. Yasutake S. 17. J Oral Rehab 30:39-45. 4. Ono T. Scand J Dent Res 97: 533 -538. Quintessence Publishing Co. Clark GT. The iramediate effect of splint-induced changes in jaw positioning on the asymmetry of submaximal masticatory muscle activity. The effect of occlusal appliances and clenching on the temporomandibular joint space. Am J Orthod Dentofac Orthop 104:484-489. 21. Hiyama S. Zunino P. Manns A. Manns A. Solberg WK. Inc. Mioartropatias del sistema masticatorio y dolores orofaciales. Immediate effect of stabilization splint on masticatory muscle activity in TM disorder patients. J Oral Rehabü 16:163-170. Influence of occlusal stabilization splint on the asymmetric activity of masticatory muscles in patients with temporomandibular dysfunction. Santander H. The effect of incisal bite forcé on condilar seating. Azuma Y. 10. 2003. J Prosthet Dent 53: 243-24. Oclusión y Afecciones Temporomandibulares. 20. Galil KA. Peña MC (1988). 7. Teteruck WR (1994). Chan C. Yamashita A (1997). CollAnthopol 27:361-371. Yosuke K (1993). 16. Haraldson T (1989). Edición. J Am Dent Assoc 84:624-628. 5 . Valdivia J (1983). J Orofac Pain 11:67-77. Colombo A (2002). 19. Keiji Y. 13. Manns A (1991). Valentic-Pemzovic M. Masaru S. Influence of vertical dimensión on masseter muscle electromyographic activity in patients with mandibular dysfunction. Sforza C. Nass X. Palla S. Mahan P (1986). 2. Chan C (1984). J Craniomandib Pract 9:129-136. Manns A. Miralles R. 8. J Gnathology 7: 61-73. Hobo S. Hansson TL (1989). 11. Manns A.. Sforza Ch. Kim YK. Oral Rehabilitation. 2003. Manns A. Masseter electromyographic changes as a function of vertical dimensión in patients with MPD syndrome. Miralles R. Influence of occlusal splints on bilateral anterior temporal EMG activity during swallowing of saliva in patients with craniomandibular dysfunction. J Oral Rehabü 29:810-815. Hirooka T. España. Kuboki T. J Prosthet Dent. 3. 24. Takayama H. Floreani KJ. Valdivia J (1981). J Prosthet Dent 56:478-484. J Oral Rehabil 2:215-223. Valdivia J. Ishiwata Y and col (2003). Loading on the temporomandibular joint with five oclusal conditions. Yatani H. Cumsille F (1985). 1997. First night effect of an interocclusal splint appliance on nocturnal masticatory activity. J Oral Rehab 29:810-815. Okeson JP. Ferrario VF. Dental Labor 10: 1163-1165. Miralles R. 15. J Prosthet Dent 57:494-500. Milán. Manns A. Miralles R (1987). Dahlstróm L. Marguelles-Bonnet R.198 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Rugh JD (1975). 61: 617-23. 23. Italia. a 25. Angle Orthod 64:53-61. Greene CS. Chan C (1984). Santander H. Ules D (2003). Repositionerungsschienen: Optimiertes Herstellungsverfahren. 6. . Passini Ch. Influence of the vertical dimensión in the treatment of myofascial pain dysfunction syndrome. Manns A. AlajbeglZ. Valdivia J. Optimiertes Herstellungsverfahren einer Repositionierungsschiene anhand von EMG Registrierungen.

Devolver y mantener una estabilidad oclusal en céntrica. 1. que cuando se desplace la mandíbula lateralmente o cuando se protruye los contactos de los dientes anteriores desocluyan los dientes posteriores. Esta posición de estabilidad oclusal (Fig. una armonización de las condiciones funcionales y biomecánicas entre oclusión. 5. 2. articulaciones temporomandibulares. así como además idealmente con un esquema oclusal tal en excéntrica. es decir. a través de la modificación del patrón o esquema oclusal existente. la relación céntrica articular y la posición miocéntríca. obtener una relación normal entre los dientes antagonistas (relación fosa-cúspide y/o relación reborde marginalcúspide). 4. Este objetivo se logra con lo señalado en los puntos 1 y 2. con el objeto de mantenerlas dentro de los márgenes tolerables del periodoncio (Fig. Esto significa reducir el área oclusal fisiológica. 6. .GUÍA PRÁCTICA N° 11 AJUSTE OCLUSAL POR DESGASTE SELECTIVO EN MODELOS ARTICULADOS ARTURO MANN5 FREESE I. 1) debe coincidir con la posición de ambos complejos discocondilares en su posición musculoesqueletal estable (relación céntrica fisiológica). neuromusculatura y periodondo. Las piezas dentarias deben contactar por medio de puntos y no de áreas o superficies de contactos. Mejoramiento de la estética (si así lo requiere). Los objetivos terapéuticos del ajuste oclusal son los siguientes: 1. 1). Mejoramiento de las relaciones anatómicas y funcionales de la dentición en oclusión céntrica. GENERALIDADES El ajuste oclusal es aquel procedimiento o técnica terapéutica que tiene como objetivo básico lograr. repetitivos y balísticos golpes masticatorios de apertura y cierre en posición ortostática). firme y único ante cortos. F i g . Lograr que el sistema neuromuscular funcione dentro de los potenciales de adaptación del paciente. Dirigir las fuerzas o cargas oclusales lo más axial posible en relación con las piezas dentarias. 3. a través de un contacto bilateral simultáneo y uniforme entre el mayor número de piezas dentarias posibles (ruido seco. Posición de máxima estabilidad oclusal en céntrica bajo coincidencia entre la posición intercuspal o MIC.

pero por cierto no menos importante de considerar por el clínico. El ajuste oclusal por desgaste selectivo es aquel procedimiento o técnica de ajuste oclusal que. su utilidad es limitada. si no imposible. en la cual existe una pérdida del equilibrio funcional o adaptación fisiológica de las relaciones de contacto con respecto a los componentes articular. No obstante lo más habitual. es decir. con objeto de establecer una posición mandibular funcional estable a) . De esta forma. b) terapia con prótesis fijas extensas. 2. no existe una relación simple entre desarmonías o discrepancias oclusales (inestabilidad oclusal en céntrica. Esta situación ocurre únicamente si en el paciente tratado con terapia con planos interoclusales. En comparación. usando el procedimiento terapéutico lo menos invasivo o agresivo posible. que a pesar de los recientes avances en los aspectos neurofisiológicos de la oclusión. la terapia oclusal mediante planos o férulas interoclusales es una técnica reversible. el más conservador y estimulando la capacidad reparativa tisular y de adaptación fisiológica natural del sistema. logra una modificación del patrón o esquema oclusal y de esta forma una armonización funcional y biomecánica entre los diferentes componentes fisiológicos básicos que integran el sistema Estomatognático. interferencias oclusales y/o trauma oclusal. Por lo tanto. sino que permanece libre de sintomatología disfuncional (tanto articular como muscular) durante un tiempo prolongado (mayoritariamente de 3 a 6 meses tras inicio del tratamiento). c) terapia sobre la base de prótesis parciales removibles. contactos prematuros y/o interferencias oclusales) y sintomatología disfuncional. En relación a la indicación de la técnica de desgaste selectivo mencionada es importante destacar. Las tres indicaciones básicas para una corrección oclusal por desgaste selectivo son: 1. prótesis.200 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA El ajuste oclusal es posible de ser abordado a través de varias disciplinas odontológicas: ortodoncia. es el ajuste oclusal a través del desgaste o tallado selectivo. de un síndrome con etiología multifactorial que caracteriza a todo cuadro patofisiológico asociado a trastornos o desórdenes temporomandibulares. por medio del desgaste o tallado de zonas o puntos específicos y precisos de las coronas dentarias y que buscan eliminar la presencia de contactos prematuros. Cuando existe en el paciente una condición clínica asociada a un cuadro de trastorno o desorden temporomandibular (TTM). principalmente en el tratamiento de los cuadros de trastornos o desórdenes temporomandibulares. bajo el cual resulta difícil. se produce no sólo una remisión sintomatológica. Es así que en la actualidad se ha llegado paulatinamente al convencimiento que la oclusión representa solamente un cofactor. neuromuscular y periodontal (Fig. ya que implica la eliminación de estructura dura dentaría (esmalte) que modifica de manera permanente el estado oclusal del paciente. restablecer luego el estado oclusal original. y en el cual la oclusión es un factor primario o cofactor decisivo en la patogénesis de este cuadro disfuncional (oclusión no fisiológica o patológica). demuestran que la sintomatología disfuncional temporomandibular está correlacionada con una gran certeza clínica con las relaciones oclusales alteradas (discrepancias o desarmonías oclusales) presentes en el paciente. que debe estar indicada en aquellas oclusiones que a través de un riguroso examen clínico funcional y un preciso diagnóstico oclusal basado en criterios científicos. Esto significa en último término. d) terapia en base a prótesis implantosoportada. deben existir indicaciones adecuadas antes de contemplar su aplicación. se realiza el ajuste oclusal en aquella relación maxilomandibular en céntrica. En todas estas situaciones está indicado un tallado o desgaste selectivo antes de iniciar el tratamiento. Principalmente en estos pacientes. básicamente está indicado el tallado o desgaste selectivo en aquellos pacientes que presentan una oclusión no fisiológica o patológica. e) combinación de estas terapias. La regla cardinal debiera ser siempre proceder e intervenir cuidadosamente en la oclusión dentaria. 2). odontología restauradora u otras. cirugía maxilofacial. El ajuste oclusal por desgaste selectivo constituye un tratamiento oclusal irreversible. con compromiso patofisiológico y manifestaciones sintomatológicas en uno o más componentes fisiológicos que integran el sistema Estomatognático. La otra indicación es cuando existe una planificación previa de tratamientos asociados a modificaciones oclusales importantes como: terapia de rehabilitación o restauración oclusal de gran envergadura. Debido al carácter irreversible del desgaste selectivo. que se ha obtenido después de una exitosa terapia con planos.

con el objeto de finalizar y estabilizar la oclusión obtenida. 3. es posible deducir que la indicación primaria del desgaste o tallado selectivo. es importante recalcar que en la actualidad no hay argumento o evidencia alguna de que el desgaste selectivo proñláctico sea beneficioso para un paciente que no necesita someterse a los tratamientos arriba señalados y cuya oclusión. trastornos temporomandibulares publicados en los últimos 68 y 25 años. en la que se puedan ejecutar las rehabilitaciones oclusales enumeradas. . En caso de trauma oclusal. PRINCIPIOS QUE REGULAN UN CORRECTO DESGASTE O TALLADO SELECTIVO De las indicaciones señaladas. 2.GUÍA PRÁCTICA N° 1 1 / / / 201 Fig. Además. I I . De la misma forma el desgaste selectivo puede estar indicado después de un tratamiento de ortodoncia. Clasificación de las oclusiones dentarias naturales desde el punto de vista fisiológico. aunque no estrictamente ideal desde el punto de vista anatómico. se analizarán a continuación los estudios tanto experimentales como epidemiológicos más relevantes sobre oclusión vs. respectivamente. ya sea de un diente individual o de varias piezas dentarias. con el objeto de reducir la sobrecarga oclusal que ha sobrepasado los límites de adaptación periodontal. Con el objeto de estudiar con un criterio científico la relación entre discrepancias o desarmonías oclusales y la sintomatología disfuncional temporomandibular. demuestra una aceptable capacidad de adaptación morfoñincional con respecto a los demás componentes del sistema Estomatognático. es facilitar el tratamiento de determinados cuadros asociados a trastornos o desórdenes temporomandibulares (TTM o DTM) del sistema Estomatognático. como una terapia de complemento.

Los contactos prematuros pueden desencadenar más ocasionalmente dolor muscular mandibular y clic articular.109(22%) 25. separados y publicados en los últimos 68 años (1). en algunos textos de oclusión se habla indistintamente de interferencia oclusal al referirse tanto a los contactos prematuros corno a las interferencias en excéntrica. Abarcan estudios en sujetos sanos asintomáticos. No existen evidencias confiables que las interferencias experimentales puedan generar bruxismo. que han analizado la relación oclusión con signos y síntomas asociados a trastornos temporomandibulares en una amplia variedad poblacional. Interferencias en las excursiones laterales pueden producir más ocasionalmente sensibilidad dolorosa muscular y cefaleas.202 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Estudios experimentales sobre oclusión vs. a los cuales se colocaron interferencias oclusales: supracontactos. malposición dentaria. laterotrusivos o de trabajo y mediotrusivos o de balance) regidos por guía dentaria.355 (78%) Población PyNP: 9/cf PyNP: 9/cf Rango de edad 6 . trastornos o desórdenes temporomandibulares (TTM o DTM): 1. Contacto prematuro: cualquier primer contacto o contactos dentarios iniciales que se establecen durante el cierre oclusal en posición retruida de contacto ("no forzada") o posición de contacto en relación céntrica fisiológica (RCF) y que impiden que durante el arco de cierre de la mandíbula alrededor del eje de bisagra posterior en RCF se alcance la posición oclusal de máxima intercuspidación o posición intercuspal. movilidad patológica dentaria y relativamente con cierta frecuencia. más otras para completar las publicadas hasta el año 2004 (6-11). • No obstante.75 años 3 . Por ejemplo: una corona alta. se llegó a las siguientes conclusiones: Los supracontactos que interfieren con la posición intercuspal pueden generar dolor dentario local transitorio. En una revisión de 18 estudios experimentales. Esto indica no coincidencia o congruencia entre relación céntrica fisiológica articular y máxima intercuspidación dentaria. trastornos o desórdenes temporomandibulares En las Tablas I y II se resumen los estudios epidemiológicos publicados en los últimos 25 años. Estudios epidemiológicos sobre oclusión vs. por consiguiente. Sinónimo: interferencia oclusal en céntrica. P: Pacientes.8 1 años Asociación Negativa Positiva TTM: Trastornos Temporomandibulares. etc. Con el objeto de clarificar conceptualmente las discrepancias oclusales analizadas. se utilizó como base la Tabla 7-2 del Capítulo 7 de Okeson (2). con una estabilidad oclusal en céntrica. • 2. Interferencia oclusal: cualquier contacto dentario que impide o interfiere la armonía de los movimientos mandibulares excéntricos (protrusivos. contactos prematuros o interferencias en las excursiones laterales. . una incrustación u obturación alta. a la que se agregaron las siguientes referencias (3-5) no incluidas en la referida tabla. Desde el punto de vista académico estas interferencias oclusales excéntricas son denominadas propiamente como interferencias oclusales. TABLA 1 RELACIÓN ENTRE OCLUSIÓN Y SINTOMATOLOGIA ASOCIADA A TTM: 65 ESTUDIOS EPIDEMIOLÓGICOS BASADOS EN UNA VARIEDAD POBLACIONAL (1979-2004) N Estudios 20 [31 %) 45 (69%) N° Sujetos 7. Interfieren. Para la confección de ambas tablas. se dará una definición exacta de ellas para no introducir errores en su significado por parte de los lectores: • Supracontacto: cualquier primer contacto o contactos dentarios iniciales que interfieren con el acto de cierre oclusal mandibular a lo largo de la trayectoria habitual de cierre hasta posición intercuspal o de máxima intercuspidación (posición miocéntrica). dolor muscular. NP: No Pacientes.

1%) Rango de edad (años) 5-81 5-80 Tipos de discrepancias oclusales con asociación positiva Inestabilidad oclusal en céntrica Contactos prematuros y deslizamiento en céntrica ( 1 . 3 5 5 PACIENTES Y NO PACIENTES DE AMBOS GÉNEROS N° Estudios con respecto al total (n=45) 22 (49%) 1 8 (40%) N° Sujetos con respecto al total (n=25.61 1 (22. se deben considerar probablemente los siguientes: A.633 (10.468 (37. es de importancia destacar que entre los argumentos que permiten explicar una asociación débil o negativa entre las variables oclusión y trastornos temporomandibulares encontrados en los diferentes estudios en referencia. que un entendimiento apropiado del rol contribuyente de la oclusión en los DTM no debiera ser minimizado. bajo un análisis crítico. que permite explicar la asociación entre oclusión y trastornos temporomandibulares (2). también es relevante recalcar las asociaciones débiles entre ambas variables mostradas desde el punto de vista estadístico en algunos trabajos. tampoco es posible afirmar una inexistencia en la asociación entre discrepancias oclusales y sintomatología disfuncional (n = 45 con asociación positiva). bajo que forma de actividades parafuncionales está sometido durante el transcurso de su vida. esta capacidad adaptativa puede estar reducida bajo situaciones de estrés y problemas emocionales.4%) 5. Los contactos prematuros y/o interferencias oclusales pueden permanecer enmascarados por el sistema neuromuscular. Si bien esto último es cierto y verdadero.2 mm o más) y/o asimétrico Interferencias oclusales en el lado de balance Función de grupo e interferencias en el lado de trabajo Mordida abierta Mordida cruzada Mordida profunda Clase Angle \\ Resalte acentuado 7 [ 16%) 2 (4.4%) 1. también es importante consignar. UNIVERSO: 2 5 .6%) 16-80 17-32 5-80 3-80 6-43 6-72 5-82 5 (1 1%) 8(18%) 5(11 %) .512 (29.355) 12.3%) ó. en la etiología disfuncional no es tan importante la oclusión dentaria per sé. a pesar de que la oclusión no es la causa principal de la etiología de los trastornos temporomandibulares (n = 20 con asociación negativa).4%) 7. dentro de la etiología multifactorial de los trastornos temporomandibulares.5%) 1 2 (27%) 7 11 6%) 3. puesto que permanecen bajo la capacidad adaptativa neuromuscular. Mayoritariamente los factores oclusales dan lugar a sintomatología disfuncional subclínica y no tanto disfuncional franca. En la Tabla II siguiente. C.939 (27. sino más bien lo que el paciente hace con su oclusión. se realizó un análisis de las discrepancias o desarmonías oclusales que presentan mayor correlación y asociación con las manifestaciones síntoma- TABLA II RELACIÓN ENTRE DIFERENTES TIPOS DE DISCREPANCIAS OCLUSALES Y SINTOMATOLOGÍA ASOCIADA A TTM: 45 ESTUDIOS EPIDEMIOLÓGICOS CON ASOCIACIÓN POSITIVA (1979-2004). Además.8%) 3. Este hecho permite afirmar que no existe una relación causa-efecto sencilla. las discrepancias estructurales y funcionales de la oclusión dentaria parecieran representar solamente un cofactor y más raramente un factor contribuyente principal. que una interferencia oclusal si es que es activada por tensión emocional o por otros factores psicosociales. No obstante. puede ser etiológicamente importante.9%) 2. B.786 (50.136 (12. Expresado en otros términos.984 ( 7.5%) 9. No obstante. o más bien. De tal forma es posible afirmar.GUÍA PRÁCTICA N° 1 1 / / / 203 De los 65 estudios analizados se desprende que. Por consiguiente. debido tanto al mayor número de estudios así como de pacientes y no pacientes de ambos géneros que lo avalan.536 (13.

Esquema oclusal céntrico basado en múltiples puntos de contacto. Basado en el análisis de la literatura científica (estudios experimentales. en orden de su importancia y relevancia estadística: A. Interferencias oclusales de balance o contactos de hiperbalance Fig. 4). Es de consignar que en la actualidad. Fig. mostradas en las publicaciones con asociación positiva de la Tabla I. es debido a que esta discrepancia oclusal constituye más bien el resultado antes que la causal de esta correlación encontrada. Es de consignar que de tos 45 estudios analizados. A. C. B. se ha permitido identificar y correlacionar las siguientes discrepancias o desarmonías oclusales con la sintomatología disfuncional. estudios clínicos) anteriormente expuesto. tanto miogénica (desórdenes musculares) como artrogénica (desórdenes articulares). Contactos prematuros unilaterales en posición retruida de contacto ("no forzada") y deslizamiento en céntrica asimétrico entre esta posición y la posición intercuspal. es posible vislumbrarlo en mejor forma en la Fig. . Inestabilidad oclusal en céntrica En la posición oclusal céntrica de la mandíbula (posición miocéntrica) se debe propender a un esquema oclusal basado en múltiples puntos de contacto uniforme y bilateralmente distribuidos entre ambas arcadas dentarias (Fig. Interferencias oclusales en el lado de trabajo E. 3. estudios epidemiológicos. Figura de barras que muestra la relación entre discrepancias oclusales con respecto tanto al W° de estudios como al N° de sujetos analizados en la Tabla II. El lado izquierdo representa el contacto de las cúspides de soporte vestibulares inferiores con sus fosas antagonistas y el lado derecho hace lo mismo para las cúspides palatinas superiores. en varios de ellos se encontró más de una asociación entre los diferentes tipos de discrepancias oclusales y la sintomatología disfuncional. la alta correlación entre mordida abierta y sintomatología disfuncional. Cambios estructurales y/o remodelaciones de las superficies articulares estarían involucrados (2). 3.204 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA tológicas asociadas a trastornos temporomandibulares. Interferencias oclusales en protrusiva. Estos contactos deben orientar las fuerzas oclusales en el sentido axial de las piezas dentarias y establecerse simultáneamente en el cierre oclusal mandibular con mayor intensidad en la zona dentaria posterior y menor intensidad en la zona anterior (principio fundamental del concepto El análisis de esta tabla. 4. D. Inestabilidad oclusal en céntrica.

Sobre la base de estos conceptos y principios fundamentales de la oclusión. que muestra la activación coordinada. 5). Dicho en otros términos. y sobre todo asimetría de la actividad de los músculos elevadores derechos e izquierdos (Fig. sincrónica y cercanamente simétrica de los músculos elevadores mandibulares derechos e izquierdos (Fig. como aquella posición oclusal de equilibrio o balance muscular a través de la cual la mandíbula es estabilizada contra el maxilar superior (cráneo) en virtud del contacto dentario bilateral y simultáneo en zonas amplias de los arcos dentarios. molares principalmente. A. simultáneos y uniformes mencionados (Fig. 5. Fig. 6.GUIA PRÁCTICA N° 1 1 / / / 205 de la oclusión mutuamente protegida. que se establecen primero durante el cierre oclusal mandibular (algunos autores los denominan supracontactos). creará condiciones biomecánicas desfavorables en el funcionamiento natural oclusal. se podría definir la estabilidad oclusal en céntrica. 6). articular y neuromuscular (12-15). en que las piezas posteriores deben proteger a las piezas anteriores de sobrecargas oclusales excesivas en céntrica). Fig.vista oclusal maxilar del mismo caso clínico con estabilidad oclusal en céntrica. Este esquema oclusal permitirá una activación coordinada. El patrón muscular alterado se caracteriza básicamente por un incremento de la actividad en el lado del o los supracontactos. y que da lugar a una descoordinación y desincronización. sincrónica y sobretodo simétrica (indicada por las flechas rojas) de los músculos elevadores mandibulares derechos e izquierdos. La inestabilidad oclusal en céntrica se produce cuando se pierde el esquema oclusal caracterizado por los contactos bilaterales. sino también fuerzas reaccionales alteradas tanto sobre ambas articulaciones temporomandibulares. que favorecerá el posicionamiento céntrico de ambos cóndilos en sus cavidades articulares (posición musculoesqueletal estable). como resultado de la contracción bilateral simétrica de la musculatura elevadora mandibular favoreciendo de esta forma la localización de ambos complejos discocondilares en su posición musculoesqueletal estable.Vista oclusal maxilar de inestabilidad en céntrica con contactos unilaterales izquierdos (piezas 24 y 27). que no solamente determinará una sobrecarga oclusal de las piezas dentarias que entran en contacto. Esquema de estabilidad oclusal en céntrica basado en múltiples puntos de contacto uniforme y brlateralmente distribuidos entre ambas arcadas. tras terapia por desgaste o tallado selectivo. . como principalmente de la musculatura elevadora mandibular del mismo lado (Fig. Aparecen contactos unilaterales a nivel de las piezas posteriores. 7). B. 8).

206

///

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

Fig. 7. Esquema de inestabilidad oclusal en céntrica, que muestra descoordinación, desincronización y sobre todo asimetría elevadora mandibular, con incremento de su actividad (ver flecha roja más alta) en el lado de los supracontactos |A: lado izquierdo; B: lado derecho|.

B. Contactos prematuros unilaterales en posición retruida de contacto ("no forzada") y deslizamiento en céntrica asimétrico entre esta posición y la posición intercuspal.
El deslizamiento en céntrica es primordialmente el recorrido anterosuperior que realiza la mandíbula a partir del o los contactos prematuros en posición retruida de contacto "no forzada" a posición intercuspal (Figs. 9 y 10), guiado por lo general a través de las facetas retrusivas de las piezas posteriores contactantes y que son las vertientes mesiales superiores y distales inferiores de sus cúspides de soporte, es decir, mesiopalatinas superiores y distovestibulares inferiores (Fig. 11). Recordemos que la posición retruida de contacto (PRC) por definición corresponde a aquella relación de contacto oclusal que alcanza la mandíbula, cuando cierre en posición retruida o posterior no forzada. También podría denominarse como posición de contacto en relación céntrica fisiológica. La designación de posición retruida de contacto "no forzada" obedece al hecho de diferenciarla de la posición retruida de contacto "forzada", término que fue utilizado en la nomenclatura y glosario oclusionista hace algún tiempo atrás. La posición retruida de contacto "forzada" corresponde a la relación de contacto oclusal que adopta la mandíbula, cuando cierra en posición retruida o posterioi forzada, es decir, en relación céntrica ligamentaria (posición límite y no funcional). Es importante consignar que no siempre el deslizamientc anterior en céntrica se localiza a nivel de las vertientes retru-

Fig. 8. A- Vista lateral y frontal de la posición postural mandibular, con una posición musculoesqueletal estable de ambas articulaciones temporomand i bulares (estabilidad articular en céntrica). B- Vista lateral y frontal de inestabilidad oclusal en céntrica con cierre oclusal mandibular sobre leves supracontactos unilaterales a nivel de los últimos molares, pero con mantención de la estabilidad articular en céntrica. C- Para lograr una relativa estabilidad oclusal en céntrica, la mandíbula bascula sobre el fulcrum molar en una corta trayectoria anterior y superior, para alcanzar una posición intercuspal de acomodo funcional. El paciente logra así una relativa estabilidad oclusal, pero a expensas de una pérdida de ¡a estabilidad articular en céntrica (ver dirección de las flechas mostrando los desplazamientos condilares en las vistas lateral y frontal). Figura modificada de Okeson JP (2).

GUÍA PRACTICA N° 1 J

/ / / 207

Fig. 9. A y B- Con ambos cóndilos en su posición de relación céntrica (RC), se le solicita al paciente cerrar la mandíbula en un arco de cierre al'ededor del eje de bisagra posterior o eje de bisagra en RC (B), hasta alcanzar el primer contacto dentario: contacto prematuro (AJ. Esta posición de cierre oclusal mandibular retruida "no forzada", se denomina posición retruida de contacto (PRQ. C- Parte superior del diagrama de Posselt en el plano sagital, en que: 1 = posición retruida de contacto (PRC). 2 = posición rntercuspal (Pl). h = trayectoria habitual de cierre. Obsérvese que la PRC está más distal o posterior a Pl. y a una mayor dimensión vertical que esta última. D- Contacto prematuro entre premolares, aumentado de tamaño con respecto a la figura A, mostrando una PRC más posterior e inferior que Pl.

Fig. 10: A- Si se solicita al paciente cerrar desde PRC a Pl, se observa el deslizamiento en céntrica entre ambas posiciones del área céntrica. B- El paso de 1 (PRC) a 2 (Pl), corresponde al deslizamiento en céntrica que básicamente es anterosuperior. C- Si el deslizamiento en céntrica es anterosuperior y simétrico (sin desviación lateral) se acompaña por un desplazamiento bicondíleo anterior.

208

///

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

sivas mencionadas de premolares y molares. También puede presentarse entre las vertientes libres proximales, mesial superior y distal inferior, en caso de dientes extruidos y que están fuera del plano oclusal. Además, puede manifestarse entre las caras vestibular superior y lingual inferior de las piezas anteriores en caso de mordida invertida (Fig. 12). El deslizamiento en céntrica es siempre superior (Figs. 9 y 10), es decir, la posición retruida de contacto (PRC) siempre se establece a una mayor dimensión vertical de oclusión que la correspondiente a posición intercuspal (PI). También es posible señalar que puede ser anterior y simétrico, es decir, de PRC a PI sin un componente de desviación lateral. Sin embargo, en ciertas situaciones clínicas puede estar acompañada por una desviación lateral, y por lo tanto, manifestarse en un deslizamiento anterior y asimétrico, que según opinión de los autores es el más patogénico, tanto para el componente articular como muscular. Esto es debido a que crea un efecto de torque mandibular (15), con desplazamiento de mayor magnitud de un cóndilo fuera de su posición musculoesqueletal estable que con respecto al cóndilo del lado opuesto (Figs. 13 y 14). De esta forma, el deslizamiento en céntrica puede clasificarse como anterosuperior puro o anterosuperior con desviación lateral.

Fig. 1 1 . Facetas retrusivas a nivel maxilar y mandibular (mesiopalatinas superiores y distovestibulares inferiores).

Fig. 12. A- Contacto prematuro posterior entre la vertiente libre mesial superior de la pieza extruida y la vertiente distal inferior. B- Contacto prematuro anterior entre las caras vestibular superior y lingual inferior en caso de mordida invertida.

Fig. 1 3. Deslizamiento en céntrica anterosuperior con desviación lateral. A- Esquema de Posselt en el plano horizontal. PRC. = posición retruida de contacto "no forzada"; Pl(dl)=posidón intercuspal caracterizada por una desviación lateral entre PRC y PI. B- Diagrama esquemático de las posiciones condilares en caso de una desviación lateral (señalada en A) entre PRC y PI. Obsérvese el desplazamiento del cóndilo contralateral y el nulo desplazamiento del cóndilo ipsilateral, con respecto a la desviación lateral del deslizamiento en céntrica. Figura modificada de Mohl N, Zarb GA, Carlsson GE, Rugh JD (24).

GUÍA PRÁCTICA N° 1 1

/ / / 209

Fig. 14. Deslizamiento en céntrica anterosuperior con desviación lateral, que crea un efecto de torque mandibular, con desplazamiento de mayor magnitud de un cóndilo fuera de su posición musculoesqueletal estable que con respecto al cóndilo del lado opuesto.

I.

Deslizamiento anterosuperior puro: Corresponde al deslizamiento en céntrica con un trayecto recto y simétrico hacia adelante y arriba en el plano sagital. Como ya se había mencionado se debe a la trayectoria a lo largo de las facetas retrusívas de premolares y/o molares (mesiopalatinas superiores y distovestibulares inferiores) (Fig. 15).

Para medir la magnitud del deslizamiento anterior se realizan sendas marcas coincidentes una en la cara vestibular del premolar superior y otra en el inferior, estando la mandíbula en la posición retruida de contacto. Luego se le solicita al paciente que apriete sus dientes hacia la posición intercuspal y se mide la distancia entre ambas marcas (Fig. 16). II. Deslizamiento anterosuperior con desviación lateral: Este tipo de deslizamiento se debe a las vertientes internas y externas de las cúspides de las piezas dentarias posteriores. Dependiendo de si la desviación lateral

Fig. 15. Deslizamiento en céntrica anterosuperior, debido a la trayectoria bilateral a lo largo de las facetas retrusivas de los premolares |mesiopalatinas superiores y distovestibulares inferiores).

210

///

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

Fig. 16. A- Posición retruida de contacto "no forzada" con sendas marcas coincidentes en las caras vestibulares del premolar superior e inferior B- Desde PRC se le pide al paciente que apriete sus dientes hacia Pl y se mide la distancia entre ambas marcas, que representa la magnitud del desplazamiento en céntrica anterior.

es hacia el mismo lado o hacia el lado contrario de la localización del contacto prematuro, se divide en ipsilaterai o contralateral, respectivamente. El choque de las vertientes internas de las cúspides palatinas superiores con las vertientes internas de las cúspides vestibulares inferiores en la posición retruida de contacto, dan lugar a un deslizamiento con desviación ipsilaterai, es decir, la mandíbula se desliza y desvía lateralmente hacia el mismo lado en que está el contacto prematuro (Fig. 17). Por otro lado, también es posible que se produzca deslizamiento con desviación contralateral por un contacto

prematuro en el lado contrario al de la desviación lateral (Fig. 18). Pueden haber dos superficies de contacto responsables del mismo: las vertientes internas de las cúspides vestibulares superiores contra las vertientes externas de las cúspides vestibulares inferiores; o las vertientes externas de las cúspides palatinas superiores contra las vertientes internas de las cúspides linguales inferiores. Para medir la magnitud y dirección del componente lateral del deslizamiento en céntrica, se realizan sendas marcas coincidentes una en la cara vestibular del incisivo central superior y otra en el inferior, estando la mandíbula en la posición retruida de contacto. Luego se le solicita al paciente

Fig. T 7. Ay B- Deslizamiento en céntrica anterosuperior con desviación ipsilateral entre las vertientes internas de las cúspides palatinas superiores y las internas de las vestibulares inferiores.

5 mm entre PRC y PL Fig. B.5 mm entre PRC y PL 3. A y B. que puede ser: • entre las vertientes internas de las cúspides vestibulares superiores contra las vertientes externas de las vestibulares inferiores.Posición retruida de contacto "no forzada" con sendas marcas coincidentes en las caras vestibulares de los incisivos centrales superior e inferior. A. es posible en este nivel del análisis clasificar los contactos prematuros en: 1.Deslizamiento en céntrica con desviación contralateral. que apriete sus dientes hacia la posición intercuspal y se mide la distancia entre ambas marcas (Fig. 18. Contactos prematuros moderados asociados a las siguientes características: a) Contacto prematuro unilateral en PRC cercano a 1 mm de deslizamiento en céntrica anterior. • entre las vertientes externas de las cúspides palatinas superiores contra las vertientes internas de las cúspides linguales inferiores. que representa la magnitud de \a desviación lateral del deslizamiento en céntrica. b) Desviación lateral cercano a 0. De acuerdo a la magnitud del deslizamiento en céntrica anterosuperior con o sin desviación lateral.GUÍA PRACTICA N° 1 1 / / / 211 Fig. Contactos prematuros severos con una o ambas características: a) Deslizamiento en céntrica anterior mayor que 1 mm entre PRCyPI b) Desviación lateral con más de 0. 19). 19. . Ausencia de contactos prematuros o con contactos prematuros leves (mayoritariamenté bilaterales) asociados a un deslizamiento céntrico anterior simétrico y sin desviación lateral cercano a 1 mm.Desde PRC se le pide al paciente que apriete sus dientes hacia Pl y se mide la distancia entre ambas marcas. 2.

el desgaste selectivo en céntrica quedará supeditado tanto a la severidad de su sintomatología disfuncional pesquisada a través de la historia clínica y examen clínico funcional oclusal. modificaremos su relación maxilomandibular en esta área. muscular y paradencial. no modificaremos su relación maxilomandibular en céntrica. en sujetos sanos asintomáticos. así como a la evolución terapéutica de su sintomatología disfuncional. y por ende. en que se analizaron. y por ende. A. que impiden o evitan el o los contactos en eJ lado hacia donde se mueve la mandíbula lateralmente. Si encontramos la situación 2 en un paciente. Interferencias oclusales de balance o contactos de hiperbalance Las interferencias de balance o contactos de hiperbalance corresponden a aquellos contactos dentarios que se establecen en el lado de balance o lado mediotrusivo durante el movimiento mandibular contactante de lateralidad o en la posición laterotrusiva vis á vis. su estabilidad en céntrica fséfose planificará desgaste selectivo en caso de presencia de inestabilidad oclusal). mostrando ausencia de contactos en el lado de trabajo. el efecto de una interferencia experimental de balance o contacto Fig. Los resultados de dos estudios electromiográficos (16. principalmente en la zona molar. es debido a la presencia de un contacto de hiperbalance localizado entre las facetas mediotrusivas de los 2OS molares antagonistas. B~ El mismo paciente en posición laterotrusiva vis á vis. con alta seguridad intentaremos un desgaste selectivo para corregir su deslizamiento en céntrica. articular. que corresponden a las vertientes internas de las cúspides palatinas superiores y las vertientes internas de las cúspides vestibulares inferiores del lado de balance o mediotrusivo. Los contactos de hiperbalance típicamente se encuentran entre las denominadas facetas mediotrusivas.La ausencia de contacto en el lado de trabajo. De tal forma que solamente se controlará su esquema oclusal en su posición intercuspal habitual. que son las vertientes internas de las cúspides palatinas superiores y las vertientes internas de las cúspides vestibulares inferiores del lado de balance o mediotrusivo (Figs. el lado de trabajo o lado laterotrusivo (Fig. 2 0 . debido a que nos entrega las indicaciones de como enfrentar los contactos prematuros y el tallado selectivo de los mismos.Paciente en posición ¡ntercuspal. C y D. 2 1 . si tratamos a pacientes en la situación 3. . En cambio. es decir. C.17). 20). 21 y 22). Fig. si nos enfrentamos a pacientes con la situación 1 no haremos ningún desgaste selectivo para corregir su deslizamiento. Por de pronto. Facetas mediotrusivas a nivel maxilar y mandibular (vertientes internas de las cúspides palatinas superiores y las vertientes internas de las cúspides vestibulares inferiores). es decir.212 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Esta clasificación reviste una importancia fundamental.

es aceptado que los contactos de balance no constituyen interferencias oclusales. producto de su hábito bruxístico laterotrusivo. 23). existen autores como Ferrario y Sforza (14). Obsérvese para cada situación |16. indican que los pacientes con contactos de balance probablemente presentan una adecuada adaptación morfofuncional sistémica articular y muscular a su esquema oclusal. no deben ser confundidos con los contactos de balance (Fig. 2 2 . Actualmente y en base a las evidencias científicas. 22).GUÍA PRÁCTICA N° 1 1 / / / 213 Fig. Contacto de balance o mediotrusivo que se establece simultáneamente y con la misma intensidad con aquel del lado de trabajo o laterotrusivo durante el movimiento mandibular contactante en lateralidad o en la posición laterotrusiva vis á vis. Se debe recordar que los pacientes con contacto de balance. los hallazgos de la investigación clínica como de los estudios de análisis de elementos finitos anteriormente señalados. 24). Por el contrario. de hiperbalance sobre la actividad bilateral de los músculos maseteros y temporales anteriores en comparación con su actividad natural con desoclusión canina bajo condiciones de apriete voluntario máximo voluntario en posición laterotrusiva. Minagi y col (18). debido a que están correlacionados clínicamente tanto con menor incidencia y frecuencia de ruidos articulares así como de desplazamiento discal anterior en los pacientes examinados. 2 3 .17). . Esto significa clínicamente. Fig. No obstante. Interferencia de balance o contacto de hiperbalance que evita o impide tanto el contacto a nivel de la guía anterior. sino también de las articulaciones temporomandibulares en una posición musculoesqueletal inestable. Kikuchi y col (19). Taskaya-Yilmaz y col (20) que apoyan el concepto oclusal de la protección de balance. demostraron que una interferencia de hiperbalance determina un incremento de la actividad laterotrusiva del músculo masetero. asi como en el lado de trabajo. determinan una menor carga en el cóndilo de balance durante el apriete en posición laterotrusiva. y por otro lado. que una interferencia de balance determina una sobrecarga funcional no solamente de los músculos señalados. Nótese que típicamente se establece entre las vertientes internas de las cúspides palatinas superiores y las vertientes internas de las cúspides vestibulares inferiores. en su gran mayoría presentan atriciones importantes de sus caninos asociado a un patrón oclusal con función de grupo en el lado de trabajo o laterotrusivo (21. Los contactos de hiperbalance. que corresponden a aquellos contactos del lado de balance o mediotrusivo que se establecen simultáneamente y con la misma intensidad de contacto con aquellos del lado de trabajo o laterotrusivo durante el movimiento mandibular contactante en lateralidad o en la posición laterotrusiva vis á vis. especialmente referida al lado de balance. Fig. su efecto sobre los músculos maseteros |MA) y porciones anteriores del temporal (PAT) tanto derechos (D) como izquierdos (I). Arco gótico mostrando una lateralidad derecha (en rojo) ante ausencia (I) y presencia de un contacto experimental de hiperbalance o interferencia de balance (ll|. 2 4 . pero sobre todo mediotrusiva masetenna y más prevalentemente del músculo temporal anterior (Fig.

2 5 . y que impide o evita una adecuada guía incisiva en el movimiento contactante protrusivo o posición protrusiva vis á vis mandibular (Fig.214 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA D.17). el efecto de una interferencia experimental de trabajo sobre la actividad bilateral de los músculos maseteros y temporales anteriores en comparación con su actividad natural con desoclusión canina bajo condiciones de apriete voluntario máximo voluntario en posición laterotrusiva. Esto significa clínicamente. 29). especialmente referida al lado de trabajo. Las facetas protrusivas se establecen generalmente entre las vertientes distales de las cúspides palatinas maxilares y las mesiales de las cúspides vestibulares mandibulares (Figs. y luego del temporal anterior (Fíg. . Las interferencias oclusales de trabajo se establecen entre las facetas laterotrusivas. en que se analizaron ahora. demostraron que una interferencia unilateral molar en protrusiva determina un incremento de la actividad bilateral del músculo masetero. 30 y 31). en sujetos sanos asintomáticos. el efecto de una interferencia experimental en protrusiva sobre la actividad bilateral de los músculos maseteros y temporales anteriores en comparación con su actividad natural con guía incisiva bajo condiciones de apriete voluntario máximo voluntario en posición protrusiva.El mismo paciente en posición laterotrusiva vis á vis. en que finalmente se analizó. especialmente en los últimos molares. en sujetos sanos asintomáticos. 25). Los resultados de los mismos dos estudios electromiográñcos (16. pero sobre A B Fig.Paciente en posición intercuspal. que impiden o evitan una adecuada guía anterior de desoclusión durante los movimientos contactantes de lateralidad o en la posición laterotrusiva vis a vis(Fig. B. Los resultados de uno de los estudios electromiográficos ya mencionados (16). demostraron que una interferencia del lado de trabajo determina un incremento de la actividad mediotrusiva del músculo masetero. Interferencias oclusales en protrusiva Las interferencias en protrusiva pueden ser posteriores cuando se establecen a nivel de las facetas protrusivas. que una interferencia de trabajo determina una sobrecarga funcional no solamente de los músculos señalados. mostrando una interferencia en el lado de trabajo a nivel de los 2°s molares y que impide o evita una adecuada guia anterior de desoclusión. especialmente referidos a los últimos molares en el lado de trabajo o laterotrusivo. Además. 28). 26 y 27). que son las vertientes internas de las cúspides vestibulares superiores y la zona cuspídea de las vertientes externas de las cúspides vestibulares inferiores. A. se agregan las vertientes internas de las cúspides linguales inferiores y la zona cuspídea de las vertientes externas de las cúspides palatinas superiores (Figs. E. sino también de las articulaciones temporomandibulares en una posición musculoesqueletal inestable. pero sobre todo más prevalentemente de la actividad laterotrusiva maseterina. Interferencias oclusales en el lado de trabajo Las interferencias oclusales de trabajo corresponden a aquellos contactos dentarios de las piezas posteriores.

Paciente en posición intertuspal. mostrando una interferencia en protrusiva a nivel posterior y que impide o evita una adecuada guía anterior de desoclusión. vertientes internas de las cúspides linguales inferiores y zona cuspidea palatina superior). 2 7 . 2 8 . C. Esquema de una interferencia de trabajo que evita o impide una guia anterior de desoclusión.Interferencia en protrusiva a nivel del 2° molar inferior (marca azul de \a cinta articular). o bien.17). Fig.GUÍA PRÁCTICA N° 1 1 / / / 215 Fig. Facetas laterotrusivas a nivel maxilar y mandibular (vertientes internas de las cúspides vestibulares superiores y zona cuspidea vestibular inferior. su efecto sobre los músculos maseteros (MA) y porciones anteriores del temporal (PAT) tanto derechos (D) como izquierdos (I). . 2 6 . Arco gótico mostrando una lateralidad izquierda (en rojoj ante ausencia (I) y presencia de una interferencia experimental de trabajo (N).El mismo paciente en posición protrusiva vis á vis. B. Obsérvese para cada situación (16. 2 9 . Nótese los típicos contactos entre la vertiente interna de ¡a cúspide vestibular superior y la zona cuspidea vestibular inferior. Fig. A. Fig.

a) b) Fig. Estas facetas protrusivas anteriores se establecen entre la cara palatina de los dientes anterosuperiores y el borde incisal de los anteroinferiores. 3. especialmente referida al lado de la interferencia. que evita el contacto de las piezas anteriores durante la protrusión. que un par de incisivos (superior e inferior) de un lado de la línea media guía el movimiento de protrusión. Esta clasificación. sino también de las articulaciones temporomandibulares en una posición musculoesqueletal inestable. La situación 3 necesita con altas probabilidades de desgaste selectivo u otra técnica de ajuste oclusal. . el tallado selectivo en el área excéntrica del paciente queda sujeto tanto a la severidad de su sintomatología disfuncional pesquisada a través de la historia clínica y examen clínico funcional oclusal. nos entrega las indicaciones del "cómo" enfrentar las interferencias oclusales durante el desgaste o tallado selectivo. Este contacto único anterior a un lado de la línea media crea una inestabilidad mandibular en la protrusión (Fig. muscular y paradencial. al igual que lo que se observó para los contactos prematuros. 33). Interferencias oclusales severas: Contacto de hiperbalance en el lado mediotrusivo. es decir. En cambio. Facetas protrusivas a nivel maxilar y mandibular (vertientes distales de las cúspides palatinas superiores y las mesiales de las vestibulares inferiores). articular. un estado de adaptación funcional de la oclusión del paciente con un esquema en lateralidad con función de grupo posterior. en el cual los dientes anteriores desocluyen a los posteriores en las excursiones mandibulares. porque representan interferencias de alta significación patogénica. Interferencia en protrusiva : contacto molar uni o bilateral. Contacto unilateral de un incisivo durante la protrusión. Es así. a) b) Ausencia de interferencias oclusales Interferencias oclusales moderadas: Interferencias en el lado de trabajo: contacto molar único distal a los caninos superiores. 32). es posible afirmar que las diferentes interferencias oclusales señaladas tienen diferente repercusión patogénica en los cuadros disfuncionales. o por último. Esto significa clínicamente. III. todo más prevalentemente de la actividad del temporal anterior en el lado de la interferencia (Fig. que una interferencia en protrusiva determina una sobrecarga funcional no solamente de los músculos señalados. PREDICCIÓN DE LOS RESULTADOS DEL DESGASTE SELECTIVO El ajuste oclusal por desgaste selectivo solamente es apropiado cuando: (1) Las modificaciones que se instaurarán en el esquema o patrón oclusal existente son mínimas. 2. así como a la evolución terapéutica de su sintomatología disfuncional. en la situación 2 de interferencias moderadas. 3 0 .216 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA De acuerdo a los estudios experimentales y epidemiológicos en cuanto a la relación de la oclusión y los trastornos temporomandibulares. También existen las interferencias protrusivas anteriores representadas por una guía incisiva unilateral. La situación 1 representa evidentemente el caso ideal. que las interferencias oclusales en los movimientos excursivos mandibulares se pueden catalogar dentro de tres categorías: 1.

GUÍA PRÁCTICA N° 1 1 / / / 217 Fig. es decir. Fig. como resultado de un colapso posterior por extracción de la pieza 36 que no fue reemplazada. A. 3 2 . Interferencia protrusiva anterior representada por una guía incisiva unilateral. Fig. .Interferencia protrusiva molar unilateral que impide o evita una adecuada guía incisiva en la posición protrusiva vis á vis. que un par de incisivos |superíor e inferior) de un lado de la linea media guía el movimiento de protrusión. 3 1 .Esquema similar de un colapso posterior. Nótese la faceta protrusiva entre la vertiente distaí palatina superior de la pieza 26 y la mesial de la cúspide vestibular inferior de la pieza 37. B. en que se observa la interferencia protrusiva molar con impedimento de la guía incisiva en protrusión. Obsérvese para cada situación (16). su efecto sobre los músculos maseteros |MA) y porciones anteriores del temporal (PAT) tanto derechos |D) como izquierdos (I). 3 3 . Arco gótico mostrando una protrusión (en rojo) ante ausencia (I) y presencia de una interferencia protrusiva experimental (II) en el lado izquierdo.

Cada vertiente interna de las cúspides de soporte se divide en tres partes iguales (Fig. es una limitante del tallado oclusal. 1. tanto las distancias como la dirección del deslizamiento son útiles para predecir los resultados del desgaste selectivo. IV. . Además es de recalcar que en estos casos resulta indispensable y útil el empleo de modelos de diagnóstico cuidadosamente montados en el articulador. Debe considerarse también la discrepancia anteroposterior. 3 4 . el tratamiento adecuado se basará en técnica de Ortodoncia. Si en la posición condilar en RCF la cúspide de soporte contacta con el tercio interno (más próximo a la fosa central) de la vertiente interna de la cúspide de soporte antagonista. TÉCNICA SIMPLIFICADA DEL DESGASTE SELECTIVO SOBRE MODELOS ARTICULADOS Una vez conocidos los diferentes principios mencionados que regulan e influyen en un correcto ajuste o tallado selectivo. mayor tendrá que ser el tallado oclusal. Una gran discrepancia bucolingual en las relaciones oclusales. Ajusfar la púa incisal del articulador semiajustable con los modelos superior e inferior montados y que ha sido previamente programado. en caso que el deslizamiento en céntrica anterior está unido con un gran componente de desviación lateral (sobre 2 mm). menor será el sacrificio de tejido duro dentario. 34). La diferencia de medición entre dimensión vertical de oclusión en RCI y la dimensión vertical oclusal (en posición intercuspal) representará la magnitud final de los desgastes oclusales expresados en disminución de la dimensión vertical. de tal forma que el 0 se corresponda con la dimensión vertical oclusal. o sea con los modelos en posición intercuspal o de máxima intercuspidación. cuando los cóndilos están en RCF o posición retruida de contacto no forzada. permite aplicar adecuadamente una técnica de desgaste selectivo. Como regla general. De esta forma. generalmente puede ser realizado un ajuste oclusal por desgaste selectivo sin sacrificar mucho tejido duro dentario. Si la punta de la cúspide contacta con el tercio externo de la vertiente interna de la cúspide de soporte antagonista. sobre todo para aquel operador que se inicia en la técnica del desgaste selectivo. Si la punta de la cúspide de soporte contacta con el tercio medio. Regla de los tercios en el desgaste o tallado selectivo. Esto significa que cuanto mayor sea la distancia en que se encuentren las cúspides céntricas de las fosas opuestas. Si las cúspides de soporte céntricas están situadas cerca de las fosas centrales. sólo serán necesarias ligeras correcciones para alcanzar la oclusión de máxima intercuspidación en relación céntrica fisiológica. El deslizamiento en céntrica es posible evaluarlo con más facilidad en los modelos diagnósticos montados en articulador. No obstante. se desgastarán los contactos interferentes en céntrica primero y luego los en excéntrica después. Figura modificada de Okeson JP |2|. se iniciará la descripción de las diferentes etapas y reglas de una técnica simplificada de desgaste o tallado selectivo sobre modelos articulados. Normalmente un deslizamiento anterior cercano a los 2 mm. es difícil eliminarlo dentro de los límites del esmalte. Fig. La "regla de los tres tercios" es útil para predecir el éxito del tallado selectivo en cuanto a las discrepancias bucolinguales mencionadas (2). Observar la dimensión vertical en posición retruida de contacto o dimensión vertical de oclusión en relación céntrica instrumental (RCI). Cuanto más corto es el deslizamiento en céntrica. 2. posiblemente lo más apropiado si se requiere de mucho desgaste coronario es elegir un ajuste oclusal sobre la base de Operatoria o Prótesis fija unitaria.218 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA (2) Todas las correcciones de las superficies dentarias pueden hacerse dentro de la estructura del esmalte.

Una vez conseguido este objetivo. en la cual la oclusión es soportada a través de un esquema de múltiples puntos de contacto repartidos bilateralmente y que se establezcan simultáneamente en el momento del contacto de las piezas posteriores. es probable que estos nuevos contactos no permitan el contacto de otros dientes posteriores. Fig. Secuencia del tallado o desgaste selectivo de un contacto prematuro en la posición retruida de contacto "no forzada" o posición de contacto en relación céntrica fisiológica. Luego se observan las discrepancias bucolinguales en las relaciones oclusales. Debe desgastarse con mesura no pretendiendo hacerlo de una sola vez. sin que la mandíbula deflecte o deslice y asegurar puntos en vez de áreas de contacto. se establecen contactos firmes entre puntas de cúspide y superficies planas. 35. Aplicar "la regla de los tercios" para predecir el éxito del desgaste selectivo. Al conseguirse más número de contactos posteriores en relación céntrica. sino que debe realizarse respetando los pasos consecutivos: papel articular . anteroposteriores y la magnitud del deslizamiento lateral permite una apropiada indicación de la técnica del desgaste selectivo que no involucre gran sacrificio de la estructura de esmalte de las caras oclusales.D y E). Recordemos que el objetivo básico del ajuste oclusal en céntrica es conseguir una relación maxílomandibular estable. ni los bordes incisales de las piezas anteriores. ros premolares. Se localizan las marcas del papel articular en los dientes superiores e inferiores. todas las veces que sean necesarios hasta que las cúspides de soporte contacten con sus fosas opuestas sin variar la dimensión vertical oclusal.B y C). pero bajo las siguientes reglas: cuando una punta de cúspide 5. coincídente con ambos cóndilos en su relación céntrica fisiológica o posición musculoesqueletal estable (correspondiente a RCI). cuando los cóndilos están en relación céntrica.oclusión observación de las marcas. SÍ el contacto prematuro es posterior. pero a menudo a una mayor dimensión vertical oclusal. denominado a menudo como "ajustar ahuecando". 35-A). Recordemos que tanto la distancia como la dirección del deslizamiento son también útiles para predecir los resultados de la técnica por desgaste selectivo y en qué situaciones aplicarlas. frecuentemente en premolares y mayoritariamente a nivel de los prime- 7. Luego se modificará la forma de la faceta superior para convertirla en una superficie plana o plano de asiento para la cúspide inferior (Fig.GUÍA PRACTICA N° 11 /// 219 3. 35. estos dos contactos no son los únicos necesarios para alcanzar una posición oclusal estable en relación céntrica. 4. AI realizar sucesivamente los ajustes oclusales. En consecuencia. No obstante. se observará qué ocurre de preferencia entre el plano inclinado mesial de las cúspides de soporte maxilar (faceta retrusiva mesiopalatína superior) y el plano inclinado distal de las cúspides de soporte mandibular (faceta retrusiva distovestibular inferior) (Fig. Si las discrepancias bucolinguales. Desgastar primero la faceta distovestibular inferior de tal forma que la próxima vez que se junten los dientes posteriores en PRC la punta de la cúspide vestibular inferior contactará en la faceta mesiopalatina superior cerca del área de su fosa central (Fig. 3 5 . . otros dientes entrarán también en contacto y deben ajustarse utilizando la misma secuencia y técnica. Figura modificada de OkesonJP(2). Pintar con tempera amarilla las caras oclusales de las piezas dentarias. la relación de contacto entre ambos dientes contactantes es estable. El concepto básico es ensanchar la fosa sin profundizarla. En estos casos. Posteriormente se medirá la magnitud y la dirección de deslizamiento en céntrica a través de las marcas ya mencionadas en las caras vestibulares de los dientes correspondientes. se reducirán ligeramente estos contactos con el objeto de permitir la oclusión de los dientes restantes. Luego se procede a desgastar las marcas sin tocar las puntas de las cúspides de soporte de las piezas posteriores. Enseguida se coloca un papel articular sostenido por una pinza de Miller en el lado que se ha identificado visualmente el primer contacto prematuro estando los cóndilos en RCI. tanto en los modelos superior como inferior. se iniciará el tallado oclusal en céntrica. 6.

12-B) por una pieza dentaria en mordida invertida. Los dientes anteriores que contactan de manera más intensa durante el ajuste de los contactos posteriores en RCF deben desgastarse. Cuando ambas puntas de cúspides contactan con una superficie oclusal opuesta durante los movimientos contactantes excéntricos (B: laterotrusión. El tallado selectivo permite asi el contacto de ambas cúspides vestibular inferior y palatina superior contra sus fosas antagonistas (E). no obstante. se puede desgastar cualquiera de ellas. Cuando las puntas de cúspides oponentes no contactan durante los movimientos excursivos (B: laterotrusión. ya que es el que está fuera del plano de oclusión (Fig. desgastar la cara lingual del inferior y en menor grado la cara vestibular del superior (salvo un canino superior con gran masa coronaria). si esto no fuera el caso. Si se presenta un contacto prematuro posterior entre las vertientes libres proximales mesial superior y distal inferior en caso de dientes extruidos (por ausencia de contacto antagonista). pero siempre visualizando los contactos que deberán establecerse en la guía anterior de desoclusión (concepto de oclusión mutuamente protegida en excéntrica). Rugh JD (24). pero sin tocar el borde incisal. Regla del ajuste oclusal en relación céntrica. señalada por la dirección de la flecha). hasta obtener una leve mayor intensidad de contacto en los posteriores (concepto de oclusión mutuamente protegida en céntrica). Carlsson GE. La cúspide vestibular inferior contacta prematuramente |señaladas por las flechas). Fig. 9.l2-A). señalada por la dirección de la flecha y C: mediotrusión. cuando contacta con la superficie dentaria opuesta. La situación ideal es que existan cuatro contactos en oclusión en cada molar y dos en cada premolar. Recordemos finalmente que la oclusión céntrica u oclusión en relación céntrica es correcta. se desgasta la fosa opuesta a la cúspide vestibular inferior |D). sino que también reduce la probabilidad de contactos posteriores indeseables en las posiciones excéntricas cuando se desarrolla la guía anterior. el objetivo mínimo es que cada diente antagonista tenga al menos un contacto en esta oclusión en relación céntrica condilar. Regla del ajuste oclusal en relación céntrica. La cúspide vestibular inferior contacta prematuramente |señaladas por las flechas).1 220 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA no contacta con una superficie dentaria opuesta durante los movimientos contactantes excéntricos. Figura modificada de Mohl N. . 36). Figura modificada deOkesonJP (2). 37). señalada por la dirección de la flecha). Cuando el contacto prematuro es en el sector anterior. 3 7 . se reduce la punta de la cúspide sin aplanarla (Fig. evitando el contacto de la cúspide palatina superior contra la fosa inferior (A). 8. se reduce la punta de la cúspide vestibular inferior sin aplanarla (D). evitando el contacto de la cúspide palatina superior contra la fosa inferior (A). Generalmente es aceptable reducir estos contactos por igual entre los dientes anterosuperiores y anteroinferiores. (Fig. la mejor solución es la corrección ortodóncica de la maloclusión. en cambio. señalada por la dirección de la flecha y C: mediotrusión. El tallado selectivo permite asi el contacto de ambas cúspides vestibular inferior y palatina superior contra sus fosas antagonistas. en ocasiones y para evitar demasiado sacrificio de la estructura dura coronaria. cuando el papel articular al hacer ocluir los modelos en RCI dará lugar a marcas en: Fig. se desgasta la superficie opuesta (Fig. Esta última situación de tallado no solamente ayuda a establecer contactos en RCF u oclusión céntrica en los demás dientes posteriores. generalmente se desgasta la del molar extraído. puede producirse una extrusión de los dientes sin contacto antagonista y transformarse en futuras interferencias en la oclusión. Zarb GA. Sin embargo. 3 6 . Si no se consigue.

con ausencia de contactos en el mediotrusivo o de balance. impiden o entorpecen al normal desarrollo de una adecuada guía anterior de desoclusión. 13. eso sí una guía anterior con desoclusión inmediata. en forma de surcos para dejar escapar las cúspides interferentes. 38).GUIA PRÁCTICA N° 11 /// 221 • piezas posteriores: puntas de cúspides de soporte fosas centrales o rebordes marginales en que éstas ocluyen. los Fig. Esta guía anterior de desoclusión (guías caninas e incisiva) favorecerá una adecuada acción de rompe fuerzas muscular mandibular en las posiciones excéntricas contactantes. Como ambas cúspides son de soporte. El mejor resultado se logra en las lateralidades con una desoclusión o guía canina en el lado laterotrusivo o de trabajo. las cuales deben abordarse en el desgaste selectivo de acuerdo a los principios e indicaciones en cuanto a la repercusión patogénica de ellos en los diferentes cuadros disfuncionales del sistema estomatognatico ya mencionado. puesto que si no se pierde la contención en céntrica. a nivel posterior principalmente. 38). 3 8 . 12. No obstante. pero nunca ambas. . que proteja de sobrecargas mecánicas a la musculatura. piezas anteriores: bordes incisales inferiores caras palatinas superiores. desgastes se efectúan sin tocar las puntas de cúspides y en forma de surcos o ahuecamientos oblicuos a mesial en las piezas posterosuperiores y oblicuos a distal en caso de las piezas posteroinferiores (Fig. El propósito del desgaste selectivo en excéntrica. Eliminación de las interferencias de hiperbalance: Típicamente se establecen entre las vertientes internas de las cúspides palatinas superiores y vestibulares inferiores. Es de recalcar que todos los ajustes para los contactos excéntricos se realizan alrededor de los contactos en RC. a las vertientes internas de las cúspides vestibulares superiores. a las articulaciones temporomandibulares y a las piezas dentarias posteriores. de trabajo y protrusión. si hay que acortar las cúspides rebajar ya sea la superior o la inferior. Sin embargo. a través de la cual bilateralmente los molares y premolares deben ser desocluidos durante este movimiento. Eliminación de las interferencias de trabajo: Evitar de rebajar las cúspides de soporte y desgastar en forma de surcos o ahuecamientos perpendiculares al surco principal (Fig. pero de menor intensidad de contacto que el de las piezas posteriores. en la cual como su nombre lo indica se establezca una inmediata desoclusión de las piezas posteriores. 11. Estos contactos se denominan interferencias oclusales. Este propósito se logra en mejor forma a través de la guía anterior de desoclusión señalada. Debe ser. progresiva y uniforme. existen situaciones clínicas en que contactos interferentes. es lograr la ejecución de movimientos excursivos contactantes de la mandíbula libre de interferencias y con ausencia de trauma oclusal sobre dientes individuales. los cuales no deben modificarse más. Eliminación de las interferencias de balance. así como a las vertientes internas de las cúspides linguales inferiores (regla de Bull: buccal upper-lingual lower). en protrusión por medio de guía incisiva. Análogamente se procede ahora al ajuste oclusal en las posiciones y excursiones excéntricas mandibulares. 10.

en ciertos casos clínicos cuanto se produce un desplazamiento laterotrusivo suficiente para poner en contacto los caninos. b) c) d) El desgaste selectivo no debe ser realizado en una sola sesión. la maloclusión anatómica no siempre está correlacionada con una inestabilidad ortopédica mandibular. Los contactos de laterotrusion aceptables se producen entre las cúspides vestibulares superiores e inferiores y no entre las linguales. se debe a que solamente un par de incisivos antagonistas guían la excursión protrusiva. basados meramente en los criterios de una oclusión ideal. Por esta razón. que la desoclusión canina no es siempre el único patrón oclusal en lateralidad en la dentición natural con oclusión fisiológica o normofuncional. Una condición fundamental y que debe ser respetada. Primero se debe lograr una pacificación sintomatológica mioarticular mediante terapia oclusal reversible.222 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 14. éstos guiarán finalmente el movimiento. estableciéndose de este modo contactos bilaterales y simétricos distribuidos en más de un par dentario. es que durante el movimiento dinámico de laterotrusion con función de grupo posterior. El objetivo final es que por lo menos un par de incisivos a cada lado de la línea media guíen la trayectoria protrusiva. también permite bajo ciertas condiciones clínicas una adaptación morfofuncional de la oclusión con respecto al resto de los componentes sistémicos. representados por sus bordes incisales y desgastar en sentido anteroposterior la cara palatina del diente superior a partir de su punto de contacto céntrico con el borde incisal del antagonista. Recordemos que los contactos simultáneos de balance no son hoy en día clasificados como interferencias oclusales. durante su período agudo de desorden temporomandibular artrogénico y/o miogénico. no es recomendable realizar desgastes selectivos profilácticos. en aquellas situaciones clínicas en que los caninos no están alineados correctamente o presentan una atrición importante de manera de poder proporcionar una efectiva guía de laterotrusion. todos los dientes que participan en este patrón oclusal deben contactar de manera simétrica. Un patrón oclusal con función de grupo puede ser con contacto simultáneo mediotrusivo (o de balance) o bien. La función de grupo posterior con desoclusión mediotrusiva o con contacto de balance. uniforme y suave. Siempre evitar desgastar las puntas de las cúspides de soporte. Debe ser mesurado. En esta situación. No obstante. Tampoco se deben realizar desgastes selectivos en pacientes. ya que debe esperarse la capacidad adaptativa del paciente. como por ejemplo un deslizamiento en céntrica mayor de 2-3 mm. ya que la sustancia dura dentaria es irrecuperable. En f) . RECOMENDACIONES FINALES a) En un sistema biológico. si el caso clínico así lo amerita. se establecerá una guía de función de grupo posterior. e) No crear una conciencia oclusal positiva anormal en el paciente. 38) a las facetas protrusivas distales de las cúspides palatinas superiores y las mesiales de las cúspides vestibulares inferiores. por lo tanto. se desgastan en forma de surcos o ahuecamiento en sentido distomesial superior y mesiodistal inferior (Fig. Básicamente. 15. cuando el paciente muestra una capacidad de adaptación a su oclusión que no siempre es estrictamente ideal desde el punto de vista anatómico. Es posible que el desgaste selectivo no sea el único procedimiento terapéutico para el ajuste oclusal. Expresado en otros términos. Solamente es aconsejable eliminar los contactos de balance por medio de la reconstrucción de la guía canina. pero no medidas anatómicas promedio que representan un ideal. No tocar las contenciones céntricas de los dientes anteroinferiores. Si existen interferencias oclusales en protrusiva a nivel del sector anterior. no deberían en el sentido estricto ser eliminados. Eliminación de las interferencias protrusivas: a) cuando hay interferencias oclusales en las piezas posteriores durante la protrusión mandibular. con desoclusión total del lado de balance. b) V. los criterios básicos son una adecuada función y comodidad. Un esquema oclusal es considerado como fisiológico. la mandíbula se guiará lateralmente por los premolares e inclusive por las cúspides mesiovestibulares o distovestibulares de los primeros molares superiores. Finalmente es de importancia señalar en relación a la guía anterior de desoclusión.

Los principios que involucran los aspectos biomecánicos de todas las formas de tratamiento dental pueden ser mejorados por una mejor transferencia de la información y un mejor entendimiento de las fortalezas y limitaciones del paradigma basado en la evidencia aplicado a la realidad clínica. es relevante para el tema hacer mención a un reciente artículo publicado por M. El objetivo primario de este artículo fue discutir la relación entre la dualidad ciencia y realidad clínica en el paradigma basado en la evidencia. tampoco la importancia de la oclusión en las diferentes áreas de la educación dental debe ser descuidada".GUÍA PRACTICA N° 1 1 / / / 223 algunos casos será indispensable la ayuda de la ortodoncia. Ash (23) en el año 2003. La educación en el tratamiento de los DTM y el bruxismo deben incluir la adecuada experiencia en determinar las indicaciones para los planos interoclusales de estabilización. aun cuando tales interferencias no siempre superan el nivel de adaptación del sistema Estomatognático. incluyendo el componente mioarticular. cirugía ortognática u otras medidas terapéuticas. Como corolario final. Aun cuando un entendimiento apropiado del rol contribuyente de la oclusión en los desórdenes temporomandibulares (DTM) no debiera ser minimizado. así como su diseño. odontología restauradora. Sus más relevantes principios concluyentes fueron los siguientes: Las relaciones de contacto oclusales iatrogénicas que interfieren con la función deben ser corregidas. Las indicaciones para un ajuste oclusal y un método basado en un procedimiento que promueve estabilidad oclusal debe ser enseñado en las escuelas dentales. en relación a la odontología basada en la evidencia. fabricación. "en los últimos 50 años se ha mostrado un progreso en enfatizar la evidencia científica como base de la práctica odontológica. incluyendo la terapia oclusal. Los educadores dentales deben enfatizar la idea que las interferencias oclusales iatrogénicas adquieren significancia. En su resumen señala que. ajuste y mantención. . prótesis.

. 5. Clasifique los contactos prematuros según magnitud del desplazamiento en céntrica anterosuperior con o sin desviación lateral. Nombre seis objetivos terapéuticos de ajuste oclusal: a) b) c) d) e) f) 3. ¿Qué es contacto prematuro y qué es interferencia oclusal? 6. Nombre tres indicaciones básicas de una corrección oclusal por desgaste selectivo: b) c) 4. ¿Qué es deslizamiento en céntrica y cuántos tipos conoce? 7. Cuáles son las discrepancias o desarmonías oclusales identificadas y correlacionadas con la sintomatología disfuncional. Defina ajuste oclusal por desgaste selectivo. 2. tanto miogenica como artrogenica en orden de su importancia y relevancia estadística.224 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1.

GUÍA PRÁCTICA N° 1 1 / / / 225 8. 10. ¿Por qué ajusta la púa incisal del articulador en los modelos articulados antes de comenzar el ajuste? 12. ¿Cuándo es apropiado el ajuste oclusal por desgaste selectivo? 13. Nombre tres categorías de interferencias oclusales en los movimientos excursivos mandibulares. ¿Qué son contactos de hiperbalance? 9. ¿Qué es una interferencia oclusal severa? 11. ¿Cuándo está contraindicado el ajuste oclusal por desgaste selectivo? .

226 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 7. Analice los siguientes cuadros. AJUSTE OCLUSAL OBJETIVOS TERAPÉUTICOS INDICACIONES DE AJUSTE OCLUSAL RELACIÓN DE DIENTES ANTAGONISTAS NORMAL DISFUNCIÓN CON COFACTOR OCLUSAL ESTABILIDAD OCLUSAL EN CÉNTRICA MODIFICACIONES OCLUSALES FUNCIÓN CON CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN REHABILITACIÓN OCLUSAL EXTENSA PRÓTESIS FUÁ EXTENSA PUNTOS DE CONTACTOS OCLUSALES PRÓTESIS FUÁ REMOVIBLE PRÓTESIS IMPLANTOSOPORTADA FUERZAS EN EL EJE AXIAL TERAPIAS COMBINADAS ESTÉTICA TRAUMA OCLUSAL .

DIMENSIÓf VERTICAL 3. DESGASTE DE DIENTES INVERTIDOS . REGLA DE 1 OS TERCIOS INESTABILIDAD OCLUSAL EN CÉNTRICA CONTACTOS PREMATUROS MODIFICACIONES EN ESMALTE 4. TALLADO E M CÉNTRICO 5. AJUSTE EN EXCÉNTRICA I. PÚA INCISA DISCREPANCIAS OCLUSALES MODIFICACIONES MÍNIMAS 2. DESGASTE DE HIPERBALANCE 12. ELIMINAR PRIMER CONTACTO EN CIERRE INTERFERENCIAS OCLUSALES DE BALANCE INTERFERENCIAS OCLUSALES DE TRABAJO REGLA DE LOS TERCIOS 6 ENSANCHAR FOSAS 7 DESGASTE EN DIENTES ANTERIORES INTERFERENCIAS OCLUSALES EN PROTRUSIVA 8 DESGASTAR DIENTES EXTRUIDOS 9.G U Í A PRÁCTICA N ° J 1 / / / 227 AJUSTE OCLUSAL PRINCIPIOS RESULFADOS TECN CAS 1. INTERFERENCIAS DE TRABAJO 13. PROTRUSIVAS 14. FUNCIÓN DE GRUPO .

prosthodontic treatment. Die exzentrische Okklusion und ihr Einflup auf die elektromyographische Aktivitat der Unterkieferelevatoren. Lesaffre E (1986). / Craniomandib Disord Facial Oral Pain 4:251-256. Kovero OA. Wánman A. Cranio 21:248-252. Distortion of maximal elevator activity by unilateral premature tooth contact. Gherlone EF. Ferrario VF. Akishige S. Maximal bite forcé and its association with signs and symptoms of TMD. Alte D. JAm DeníAssoc 98:25-34. J Prosthet Dent 72: 169-176. Bernhardt O. J ProsthetDent 55:116-121. Baba K. John U. Hannam AG (1997). 862-868. Hurmerinta KA. Baba K. 3MedDent 5d47:61-66. und Chan. Woo MW. Minagi S. Edición. Pena L. Schulte W (1984). Watanabe T (1999). Taskaya-Yilmaz N. Int JProsthodont 13:500-505. Zepa I. 373-384. 5. Sforza C. Thilander B. Yugami K. Sforza Ch (1994). The effects of a single intercuspal interference on electromyographic characteristics of human masticatory muscles during maximal voluntary teeth clenching. Swiss Dent 5:37-41. Relationship between the TMJ disc and condyle position on MRI and occlusal contacts on lateral excursions in TMD patients. Belser UV. occlusion. Elsevier España. Gesch D. 14. Miura H (2000). 16. Ciancaglini R. Occíusion: Reflection on science and clinical reality. Ahlberg JP. 17. Serrao G. BakkeM. Cranio 5:35-44. Nissinen MJ. MollerE (1980).. Kikuchi M. JProsthet Dent 53: 406-413. 6. 3. Chicago. Results of the population-based study of health in Pomerania (SHIP). Kononen MH (2003). Ogutcen-Toller M. 9. 2003. Quintessence Publishing Co. Malocclusions and clinical signs or subjective symptoms of temporomandibular disorders (TMD) in adults. Schulte W (1988). 1988. Mohl N. Hensel E (2004). JOralRehabil"i\:l'54758. 12. 2. FreesmeyerWB. Dtsch ZahnárztlZ 52. Hagag G. Ed. Schmitz JH (1999). Solberg WK. 7. Sarac YS (2004). Okeson JP. Ferrario VF. Ai M (2000). clenching effort. van Steenberghe D. Occlusion. 19. C (1984). JDent Res 76:1316-1325. De Laat A. Agerberg G (1990). Angle Orthod 72:146-154. A. Optimiertes Herstellungsverfahren einer Repositionierungsschiene anhand von EMG Registrierungen. España. Dtsch Zahnárztl Z43:971-980. . Tsuru H (1990). Radaelli G (2002). Redaelli S. and bite forcé distribution in man. Manns A (1985). 5 a . Occlusal Relationships and Temporomandibular Joint Dysfunction. Ash MM (2003). Tsukiyama Y. 10. The relationship between balancing-side occlusal contact patterns and temporomandibular joint sounds in humans: Proposition of the concept of balancing-side protection. EinfiufiexperimentellerOkklusionsstórungen auf die elektromyographische Aktivitat der Elevatoren. 8. Clark GT. J Prosthet Dent W. / Orofac Orthop 65:88-103. Inc. Carlsson GE. 11. Houston JB (1979). Etiology of craniomandibular disorders: Evaluation of some occlusal and psychosocial factors in 19-years olds.228 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. 4. Eckzahnschlifffláchen. 13. JOralRehabil29:1082-1090. Rugh JD: A Textbook of Occlusion. The influence of altered working-side occlusal guidance on masticatory muscles and related jaw movement. 15. 24. The distribution of occlusal contacts in the intercuspal position and temporomandibular disorder. Scand JDent Res 88:67-75. Korioth TWO. 21. Prevalence of mandibular dysfunction in young adults. Oclusión y Afecciones Temporomandibulares. 22. 23. Eckzahnführung und ihr Einflup" auf die Unterkieferelevatoren. Madrid. Zarb GA. Colombo A. Immediate effect of occlusal contact pattern in lateral jaw position on the EMG activity in jaw-elevator muscles in humans. Sato T. Kocher T. 18. Hannam AG (1985). de Mayorga C (2002). Watanabe H. Sixty-eight years of experimental interferences studies: What have we learned? J Prosthet Dent 82:704-713. Part II: Correlations between Occlusal and Articular Parameters and Symptoms of TMJ Dysfunction by means of Stepwise Logistic Regression. Yoshida K. and body mass índex in a cohort of young adults. Dtsch Zahnárztl Z 40: 875-880. Cranio 17:184-188. Manns A. Manns A . Biomechanical model of the human mandible in unilateral clenching: Distribution of TMJ reaction forces between working and balancing side. Rubio G. The association among occlusal contacts. 20. and temporomandibular disorders: a review. Manns. Prevalence of temporomandibular dysfunction and its association with malocclusion in children and adolescents: an epidemiologic study related to specified stages of dental development.

como resultado de la pérdida o ausencia de piezas dentarias. favorecen cada vez más el reemplazo de los dientes naturales por medio de prótesis implantosoportadas. A. prótesis.Rx Panorámica post tratamiento de Ortodoncia. presencia de caries. que es posible dar solución satisfactoria a muchos de los casos clínicos que han experimentado una modificación o alteración de su oclusión dentaria. Entre ellos. también denominado por algunos autores como unidad cráneo-cérvicomandibular. . En la actualidad. Una de las consideraciones y objetivos terapéuticos más importantes en este tipo de rehabilitación. es adaptar y compatibilizar la morfología y la estética de los dientes protésicos implantosoportados con respecto a los naturales existentes (Figs. B. la presente temática de la oclusión en prótesis implantosoportadas no tiene F i g . como resultado de la pérdida o ausencia (agenesias) de sus piezas dentarias. los procedimientos terapéuticos en rehabilitación oral. No obstante. restauraciones operatorias.22 y 25. la oclusión dentaria parece ser el componente que experimenta las mayores modificaciones y variaciones durante el transcurso de la vida de un sujeto (1). Es así. 1 . OCLUSIÓN EN LA PRÓTESIS IMPLANTOSOPORTADA EN EL DESDENTADO PARCIAL La salud del sistema Estomatognático. con creación de espacios adecuados a nivel de las agenesias en las regiones 1 2. depende de la interrelación morfofiíncional armónica de los diferentes componentes fisiológicos básicos que la integran. 1. del desgaste del tejido duro coronario.GUÍA PRÁCTICA COMPLEMENTARIA EL A B C" DE LA OCLUSIÓN EN LA REHABILITACIÓN PROTÉSICA SOBRE IMPLANTES DENTARIOS O PRÓTESIS OSEOINTEGRADA ARTURO MANNS FREESE I.2 y 3).Ubicación de implantes oseointegrados en las regiones mencionadas. migraciones dentarias por citar algunas causas.

es indispensable el adecuado manejo clínico de la oclusión dentaria y el conocimiento de los principios biológicos y biomecánicos que la rigen. la forma. tan laboriosamente conseguidos tras una exhaustiva planificación previa y minuciosa rehabilitación estética. 22 y 25. que incluye no solamente el grupo muscular mandibular sino también el hioideo y el cervical. De allí.Vista frontal de las coronas unitarias sobre los implantes dentarios en las zonas 12. Por el contrario. tiene que ver con la manera del cómo mantener en el largo plazo estos resultados inmediatos. es elegir un esquema oclusal apropiado (2). 2. Vistas frontal (A) y oclusal (B) que muestran las zonas de agenesias a nivel de 12. así como el comportamiento de los tejidos blandos periimplantarios. Para ello. que otra de las consideraciones y objetivos terapéuticos igualmente importantes en la rehabilitación oclusal por medio de prótesis implantosoportadas. Fig. representados por ambas articulaciones temporomandibulares y la neuromusculatura. como es la estética y su manejo clínico en cuanto a la dirección del implante y emergencia coronaria.22 y 25. considerados como un conjunto mor- F i g . color y tamaño de los dientes a reemplazar. BVista lateral derecha de la corona implantosoportada en la zona 12.230 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA relación con los resultados inmediatos obtenidos con base en el objetivo terapéutico señalado. Solamente de esta forma es posible lograr que el sistema Estomatognático o unidad cráneocérvico-mandibular. con el propósito de compatibilizar o armonizar morfofuncionalmente los dientes protésicos Ímplantosoportados no solamente con respecto a los dientes naturales existentes. A. C. 3. sino que además lograr una interrelación funcional de la oclusión con respecto a los otros dos componentes básicos que integran el sistema Estomatognático. .Vista lateral izquierda de las coronas implantosoportadas en las zonas 22 y 25.

también ha demostrado que el éxito clínico y la perdurabilidad de los implantes dentarios. comprender de qué forma bajo diseños oclusales incorrectamente instaurados una carga oclusal puede comprometer la oseointegración de los implantes dentarios.GUÍA COMPLEMENTARIA /// 231 foñincional. y por otro lado. En la Tabla I es posible ilustrar a través de un análisis comparativo. las diferencias entre diente natural vs. * Secundaria . Hueso crestal Concentración de tensión en el hueso crestal. Oseointegración Oseopercepción Baja 1 -2_um 10-20^m Una fase: * Lineal y elástica con un movimiento gradual. en las cuales se asigna mayor importancia no a un factor biomecánico sino que a un factor biológico en la pérdida del hueso periimplantario. pueda adaptarse biomecánicamente frente a las fuerzas que se desarrollan tanto durante las actividades funcionales como. a través del análisis de un importante número de estudios. Conexión Mecanocepción Sensibilidad táctil Movilidad axial Movilidad horizontal Fases de la movilidad Ligamento Periodontal Mecanorreceptores periodontales Alta 8. como uno de los factores principales de la pérdida del hueso periimplantario y de fracasos en las prótesis oseointegradas. al factor biomecánico tanto de la sobrecarga oclusal como de la dirección de las cargas oclusales. Modificado de Kim Y & col (3) . TABLA I: Diferencias entre el diente natural y el implante dentario. principalmente el bruxismo. JÉ Fulcrum bajo carga lateral Características de la función de soporte de carga. Se debe a la deformación elástica del hueso periimplantario.no lineal y compleja con un movimiento inmediato. Algunos de los estudios en referencia. con una significativa pérdida del hueso periimplantario y un consecuente fracaso del implante dentario. las evidencias apoyan fuertemente al factor biomecánico de sobrecarga oclusal y que serán discutidas más adelante. durante las actividades parafuncionales. puede ser conseguida con base en un adecuado control biomecánico de la oclusión. implante dentario. En todo caso ante esta controversia acerca del factor causal. Contrariamente fueron mencionadas otras publicaciones. en gran parte también.100 >im Dos fases: * Primaria .lOjim 5 0 . representado tanto por la infección del hueso que rodea el implante así como a la pobre calidad del hueso receptor. Tercio apical radicular Función "shock" absorbente y distribución de las fuerzas en el ligamento periodontal. que muestran que por un lado es esencial para los clínicos entender las diferencias entre el diente natural y el implante dentario. En una reciente publicación (3) se mencionó.lineal y elástica con un movimiento gradual. Además la literatura analizada. correlacionaron específicamente a las actividades parafuncionales.

5. denominadas cargas axiales. 4). Fig. Una sobrecarga genera fuerzas de compresión y de tracción que se reparten en niveles transóseos más profundos. una capacidad de adaptación a la deformación esqueletal o a la torsión del mismo (5). A continuación serán analizadas cuáles son las reglas o los principios que deben ser aplicados en la reconstrucción de la oclusión por medio de implantes oseointegrados y que permitan cumplir con un esquema oclusal biomecánicamente apropiado. en cambio. el diente natural posee a través de esta importante característica de su aparato de sostén o soporte dentario. a través de la cual es posible transmitir una vital información por adecuadas vías nerviosas sensitivas o aferentes al sistema nervioso central. las cargas oclusales . Basado en estas consideraciones. el cuerpo del implante dentario está en contacto íntimo y directo con el hueso. en cambio. Una sobrecarga. especialmente en lo que se refiere al hueso periimplantario marginal o crestal (Fig. no axiales con componente lateral u oblicuo desarrollarán un incremento de las fuerzas de tracción no deseadas y más perjudiciales a nivel de la interfase hueso-implante. es posible destacar las siguientes consideraciones: (a) El diente natural está soportado por el ligamento periodontal. es posible inferir que los implantes dentarios con ausencia de ligamento periodontal y de receptores periodontales son probablemente más susceptibles a las sobrecargas oclusales. La dirección de las cargas oclusales (3. Este concepto ya nos lleva a gas que actúan en el sentido del eje longitudinal del cuerpo del implante. debido a que su habilidad de soporte de carga.232 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Con base en la Tabla I. (b) Debido a que la movilidad dentaria fisiológica es dependiente en gran magnitud del ligamento periodontal. 1. Estos dos últimos factores no están representados en el implante dentario. 5). Una carga oclusal no axial normal genera fuerzas de compresión en el mismo lado a la aplicación de la carga y fuerzas de tracción no deseadas en el lado contrario. sobre todo en el sector posterior. adaptación a las fuerzas oclusales y mecanopercepción son significativamente más reducidas.4): aquellas carFig. Desde ya es importante destacar que algunos de los principios oclusales son propios de la rehabilitación con base en prótesis implantosoportadas. (c) El ligamento periodontal del diente natural tiene neurofisiológicamente una función mecanorreceptora. generarán una compresión deseada y menos dañina a nivel de la interfase hueso-implante (Fig. Una carga oclusal axial normal genera fuerzas de compresión que se distribuyen uniformemente alrededor del hueso periimplantario abarcando algo más allá de su tercio coronal. genera fuerzas compresivas que abarcan niveles tránseseos más profundos. 4. participando de esta forma en un mecanismo de control o de regulación nerviosa áefeed-back negativo frente a fuerzas o cargas oclusales excesivas (1). en cambio. lo que significa la aplicación de un diferente criterio clínico en cuanto a ferulizaciones muy extensas entre implantes. y que precisamente tienen relación con los dos aspectos del factor biomecánico causal más importantes de la pérdida ósea alrededor de los implantes mencionados: La dirección de las cargas oclusales y las sobrecargas oclusales.

se demostró que a niveles de carga axial que se ubican en el rango de valores correspondientes a la movilidad fisiológica dentaria secundaria. Esto equivale sobre todo en casos de una relación corona-implante mayor que uno. como por ejemplo durante el máximo apriete en posición intercuspal. La siguiente comparación de la sensibilidad táctil entre dientes naturales e implantes. y el oído a través de conducción ósea (7). es probablemente debida a la contribución de mecanorreceptores en el periostio (oseopercepción). que los cuerpos de los implantes deben soportar fundamentalmente el componente vertical de la carga oclusal. . 5). necesariamente deben reducirse o eliminarse. 6). no existe una significativa diferencia entre los implantes maxilares y los dientes naturales. debido a la compresibilidad y la deformación periodontal de los dientes naturales con sus receptores mecanosensitivos involucrados (Fig. se traduce en un mecanismo neurofisiológico de control biocibernético menos eficaz del sistema Estomatognático. su capacidad de transmitir información desencadena un mecanismo feed back negativo de control nervioso reflejo de inhibición de la musculatura elevadora mandibular (1. como las cargas no axiales potencian la compresión o tracción a nivel crestal. al actuar sobre dientes protésicos en voladizos o cantilevers. El funcionamiento de los receptores mecanosensitivos periodontales está basado en la deformación del ligamento periodontal ante cargas de dirección axial y horizontal. En un estudio de Mühlbradt y col (6) acerca de la sensibilidad táctil de implantes. los huesos faciales y suturas. permite reducir notablemente la tensión o carga que soporta el hueso alveolar. La información mecanosensitiva. los implantes oseointegrados también en cierto modo son capaces de transmitir información sensorial. En cambio. la ausencia de un ligamento periodontal en los implantes. La existencia en los dientes naturales de una membrana periodontal y de receptores nerviosos mecanosensitivos en ella. Sin embargo. Además. Solamente se observan marcadas diferencias ante cargas ligeras (5). Después de una máxima deformación. sobre todo a nivel crestal. aunque más reducida de los implantes. o bien.GUÍA COMPLEMENTARIA /// 233 asegurar. basado en diferentes publicaciones. ilustra en forma más precisa la temática anteriormente descrita.

Umbrales táctiles o mecanosensitivos de implantes Tübingen y dientes naturales ante fuerzas o cargas ligeras en cinco voluntarios en \a región de los dientes anterasuperíores |5}. Fig. que los umbrales táctiles en dientes naturales e implantes han sido posibles de detectar tanto en forma pasiva como activa. En las mediciones activas.2 mm) alrededor del centro de rotación dentario. CR = centro de rotación. es medida la habilidad de un sujeto en detectar delgadas huinchas metálicas de diferente grosor localizadas entre las piezas oponentes. 7. .1-0. Recordemos que el torque.= tracción (15). T = torque.d = distancia o brazo de momento. F = fuerza resultante. la ausencia de un aparato de inserción periodontal conduce además a una conducta biomecánica fundamentalmente diferente en el implante en comparación con el diente natural (15). de tal forma que el mínimo de grosor de la huincha que el sujeto puede detectar en el 50% (o 100% en algunos estudios) de las pruebas. y es cuantificado como el producto de la fuerza (F) y el brazo de momento (D). Una tuerza oclusal no axial vertical aplicada en la vertiente cuspídea de un diente natural (Fig. provocando micromovimientos (0. requieren la transmisión controlada de fuerzas calibradas a una pieza individual con la mandíbula en reposo y en una dirección determinada. las mediciones pasivas en la detección de umbrales táctiles. D. Comparación de la generación de torque entre dientes premolares naturales (A y B| con respecto a dientes premolares implantosoportados |C y D) ante cambios en la inclinación cuspídea. . representa el umbral del grosor interpuesto. En cambio. frente a la distribución de cargas o fuerzas oclusales (Fig. determinará fuerzas de tensión y compresión a nivel del ligamento periodontal. que es la fuerza (F) multiplicada por la distancia (D) de la perpendicular desde el centro de rotación a la línea de fuerza resultante (que es perpendicular al área o superficie oclu- Fig. Por consiguiente. 7-A). 6. + = compresión. es el efecto rotacional de una fuerza. Por otro lado. Es importante aclarar en esta comparación de la Tabla II.234 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Diez o más huinchas con grosor desde l/10al/100de \\m son evaluadas. la fuerza no axial vertical expresada como torque. 7). O = fuerza oclusal vertical no axial.

7-B) o más cercanamente al cuerpo del implante en el caso de la corona implantosoportada (Fig. la fuerza aplicada puede ser efectivamente reducida disminuyendo la inclinación cuspídea. evitando así las fuerzas no axiales o laterales que puedan afectar los implantes a nivel del sector posterior de la arcada. deben ser aplicados también a los dientes anteriores (Fig. Efecto de las sobrecargas o excesivas fuerzas oclusales axiales y no axiales sobre el hueso periimplantario. si el borde incisal inferior contacta a nivel del cíngulo con un área en forma de un tope palatino perpendicular al eje axial del incisivo inferior. O = fuerza oclusal vertical no axial. permitirá únicamente un pequeño desplazamiento o deflexión de éste medido en l¿m y que depende básicamente del módulo de elasticidad del hueso periimplahtario. reduciendo de este modo efectivamente el torque en el tornillo de fijación y en el hueso periimplantario (Fig. el valor de torque equivalente a la fuerza aplicada. se concentrará en la cresta del reborde óseo en vez de ser distribuido a lo largo de la superficie del cuerpo del implante. Las sobrecargas oclusales: corresponden a aquellas fuerzas oclusales excesivas. como sucedía en la pieza dentaria natural. En un estudio experimental clínico y radiográfico en monos (16). En cambio. De esta forma. 8-B). debido a la ausencia del ligamento periodontal señalado. En ambos casos. 8. Ninguno de los implantes con acumulación de placa bacteriana mostró una pérdida significatiava de la oseointegración.8 mm en el nivel radiográfico óseo después de 18 meses. En cambio. La modificación del área de impacto oclusal en un diente anterior puede reducir el torque.implante). Los mismos conceptos biomecánicos anteriormente enunciados (15). se distribuirá a lo largo de la superficie periodontal (raíz. tanto axiales como no axiales. a la inclinación cuspídea). que generan fuerzas de compresión o tracción a niveles tránseseos más profundos en implantes dentarios- . se desarrollará un alto torque con una gran tensión en el hueso periimplantario crestal (Fig. 8-A). se evaluó la pérdida de hueso alveolar en implantes dentales tras una carga oclusal excesiva en comparación con la acción de la placa bacteriana. Fig. Este concepto es consistente con la pérdida ósea encontrada en implantes y que son más frecuentemente iniciadas en el hueso periimplantario crestal o marginal. 2. 15 Vi meses después de la carga excesiva. la línea de fuerza resultante estará más en línea con la dirección del implante y su hueso de soporte. Fig. Asimismo esto permite concluir también. 9. el efecto de la fuerza aplicada. y por lo tanto. 7-C).GUÍA COMPLEMENTARIA /// 235 sal de impacto. la misma fuerza aplicada a un implante (Fig. de tal forma que la línea resultante pasa más cercanamente al centro de rotación de la pieza natural (Fíg. y por lo tanto también.5 mm) para la dirección axial de las fuerzas o cargas oclusales. el esquema debe estar combinado con ausencia de contactos interferentes tanto en el lado de trabajo como en el lado de balance. aunque se calculó una pérdida media de 1. T = torque (15). 7-D). Si el borde incisal del antagonista inferior contacta con un plano inclinado en la cara palatina de la corona implantosoportada superior. 8). que un esquema oclusal básico en implantología dental debe comprender además una relación fosa-cúspide en céntrica (contactos cuspídeos en fosas centrales más planas: área de 1-1. de los micromovimientos mencionados. F = fuerza resultante. periodonto y hueso alveolar). La pérdida de la oseointegración ocurrió a los 4 Vi a. que son capaces de sobrepasar los límites de resistencia y adaptación tisular de la interfase hueso-implante (Fig. 9). Con esto se reduce el valor de torque. y por lo tanto. Cinco de los ocho implantes con carga oclusal excesiva (supracontactos) perdieron oseointegración (medida por la movilidad y el detrimento de la interfase hueso.

236

///

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

En otros dos estudios (17,18), mediante un análisis bidimensional de ingeniería estática, se evaluó la transferencia de la carga oclusal al hueso de soporte en implantes oseointegrados. En el primer estudio, que evaluó la carga horizontal, se concluyó que la utilización de implantes de mayor longitud que 12 mm, no parecen ofrecer una significativa reducción de la carga a nivel del hueso crestal o marginal periimplantario resultante de la aplicación de fuerzas horizontales o no axiales. Además, una adecuada presencia de hueso trabecular periimplantario, es de gran ayuda en la reducción de la carga a nivel del hueso crestal. En presencia de un reducido hueso trabecular, es recomendable la bicorticalización (marginal: cortical crestal y apical: cortical opuesta). Por último, se concluyó que otros factores además de la longitud deben ser considerados en la selección del implante para la reducción de las cargas no axiales: diámetro del implante; configuración del cuerpo del implante; número de implantes; característica química y terminación de su superficie, así como los factores de carga oclusal analizados. En el segundo estudio, que evaluó la carga axial, se concluyó que un implante puede estar completamente soportado por hueso trabecular, sin necesidad de hueso cortical marginal. Además, reveló que un implante de 10 mm de longitud con un diámetro de 4 mm, es capaz de transmitir las fuerzas masticatorias máximas promedio al hueso de soporte dentro de los límites de carga axial aceptables para el hueso de soporte. En todo caso, debe ser tomado en consideración que existen varios otros factores que se han propuesto para explicar cómo las variaciones oclusales influencian la carga del implante. Éstos van desde la masticación de alimentos, ya que la magnitud del componente no axial de fuerzas depende largamente de la dureza del alimento; el incremento de fuerzas oclusales parafuncionales; los cambios en la posición condilar con el desarrollo de una oclusión menos estable; o bien, la posible intrusión de las piezas dentarias comprometidas periodontalmente provocando una mayor carga del implante. No obstante, no existe aún una suficiente comprensión científica para catalogar cuál de ellos o su conjunto, tienen mayor repercusión en la carga
del implante.

no axiales mencionadas. Respecto a los diseños oclusales es importante además destacar, que a pesar de que en la actualidad no existe un concepto universal y específico en relación a la oclusión en la implantología dental basada en la evidencia, es también cierto que ciertos principios y reglas le son propios. Sin embargo, la selección de un esquema oclusal en las rehabilitaciones por medio de prótesis implantosoportadas, está fundamentada también en varios de los conceptos oclusales que son aplicables a las rehabilitaciones mediante prótesis fija convencional.

¿Cuáles son los conceptos oclusales que son comunes para ambos tipos de rehabilitaciones oclusales?
(A) Lograr una exacta estabilidad maxilomandibular en céntrica, es decir, aquella estabilidad oclusal de la mandíbula con respecto al maxilar (cráneo), con coincidencia entre (Fig. 10): Relación céntrica, que da la estabilidad condilar en céntrica. Posición intercuspal, que da la estabilidad oclusal en céntrica. Posición miocéntrica o muscular de contacto, que da la estabilidad mandibular muscular en céntrica. Recordemos que la posición muscular de contacto, es aquella posición en que la mandíbula termina oclusalmente después de cortos movimientos balísticos y rápidos de apertura y cierre a través de la trayectoria muscular de cierre (1). (B) La eliminación de los contactos prematuros y el deslizamiento en céntrica es especialmente importante en la implanto-prótesis, porque las evidencias clínicas (3-5) han demostrado que los implantes experimentan sólo una leve adaptación en la mencionada situación, debido a la sobrecarga del implante y al desarrollo de fuerzas oclusales no axiales con componente lateral. Adicionalmente en varios estudios experimentales en anímales (3,16), se ha demostrado ya sea una pérdida en la oseointegración, o bien, una pérdida del hueso marginal o crestal periimplantario bajo la acción de excesivas fuerzas laterales proporcionadas por contactos oclusales prematuros. Los contactos prematuros generan cargas localizadas a partir de las coronas oponentes en contacto. Debido a que la presión

Del análisis de los dos factores biomecánicos causales más importantes de la pérdida ósea alrededor de los implantes, la dirección de las cargas oclusales y las sobrecargas oclusales, se desprende que con respecto a la oclusión en prótesis implantosoportadas deben ser aplicados todos aquellos conceptos y diseños oclusales apropiados que tiendan tanto a reducir las cargas oclusales, así como eliminar las cargas

GUÍA COMPLEMENTARIA

///

237

Fig. 10. La tríada de estabilidad craneomandibular en céntrica, mostrando la coincidencia entre relación céntrica fisiológica (RCF), posición ¡ntercuspal (Pl) y posición muscular de contacto |PMC).

se define como la fuerza por unidad de área, un contacto prematuro proporciona un área mínima para la distribución de la carga, con lo que la magnitud de la tensión sobre el hueso periimplantario se incrementa grandemente. Toda la carga oclusal actúa sobre una sola pieza, en lugar de distribuirse entre varios pilares y/o dientes. Por otro lado, el contacto suele

localizarse en un plano inclinado (Fig. 7-C), estableciéndose una carga con mayor componente no axial, lo que significa en último término una compresión y tracción incrementada y no deseada a nivel del hueso periimplantario marginal o crestal (3). Por consiguiente, es de gran importancia eliminar los contactos prematuros, ya que aumentan la magnitud, la dirección y la duración de las cargas oclusales. (C) Un esquema oclusal en posición intercuspal, basado en múltiples puntos de contacto distribuidos bilateralmente y simétricamente durante el cierre oclusal mandibular. Este esquema oclusal de múltiples puntos de contacto permitirá (1,19): Una activación simétrica y bilateral de los músculos elevadores mandibulares (Fig. 11). Lograr una presión masticatoria adecuada con una fuerza oclusal menor. Con áreas de contacto se requiere de más fuerza a fin de cortar o triturar que con puntos de contacto (Fig. 12). Esto se traduce en una consiguiente reducción de la carga a nivel periodontal o en la interfase huesoimplante. Obtener una mejor axialización de la carga oclusal. Ya fue mencionado anteriormente que una carga

Fig.11. Activación simétrica de los músculos mandibulares en posición intercuspal con un componente de fuerza anterosuperior que estabiliza el cóndilo mandibular contra la vertiente posterior de ia eminencia articular y con la parte central del disco interpuesto.

238

///

MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA

reducir el efecto de las fuerzas no axiales sobre los implantes durante las excursiones mandibulares, los dientes anteriores y/o posteriores naturales existentes deberán absorber en forma compartida la mayor parte de estas cargas. Si esto no es posible, las cargas no axiales se deberán distribuir entre más de un implante. Además, la desoclusión inmediata a través de la guía anterior no solamente reduce en forma importante la actividad elevadora mandibular, sino que también permite el establecimiento de ciclos masticatorios más verticales, que desarrollan preponderantemente fuerzas oclusales axiales, en lugar de fuerzas con componente lateral (20, 21).
Fig. 1 2 . Un esquema oclusal en céntrica con puntos de contacto, permitirá lograr una presión masticatoria adecuada con una fuerza oclusal menor En cambio, para lograr la misma presión masticatoria, con áreas de contacto se requiere de más fuerza a fin de cortar o triturar que con puntos de contacto.

¿Cuáles son los conceptos oclusales propios en la rehabilitación oclusal sobre implantes? (A) Intensidad de los contactos oclusales en la posición intercuspal: La movilidad axial de los dientes naturales oscila entre 8 y 10 um; en cambio, la movilidad de los implantes (Fig, 14) oscila entre 1 y 2 um (22, 23). Por consiguiente, en las rehabilitaciones mediante prótesis implantosoportadas se postula un esquema oclusal en céntrica con un ligero contacto bajo apriete céntrico suave, a cambio de un contacto más intenso bajo apriete céntrico forzado. Esto significa clínicamente, que los implantes rehabilitados protésicamente, entran a un contacto más fuerte solamente tras la intrusión de los dientes posteriores remanentes naturales contactantes (siempre que posean un soporte periodontal adecuado) y que son los que deben mantener la dimensión vertical oclusal (Caso clínico N° 1: Figs. 25, 26, 27, 28). La ausencia de la movilidad fisiológica primaria en los implantes, a diferencia de las piezas dentarias naturales con su ligamento periodontal, es necesario tener en cuenta para los contactos oclusales iniciales en posición intercuspal, porque si no los implantes soportarían y absorberían más carga que los dientes naturales adyacentes. (B) Intensidad de los contactos oclusales en las excursiones mandibulares tanto en lateralidad como en protrusiva (Caso clínico N° 2: Figs. 34 y 35): La movilidad horizontal (Fig. 15) de los dientes naturales oscila entre 50 y 60 um hasta 108 um; en cambio la movilidad de los implantes va desde 10 a 20 um (22, 23). Por lo tanto, las siguientes consideraciones deberían ser tomadas en cuenta:

oclusal que actúa sobre el cuerpo del implante en su eje longitudinal genera una compresión menos dañina, evitando una tracción no deseada a nivel de la interfase hueso-implante. (D) Una exacta determinación de la dimensión vertical oclusal. (£) La desoclusión inmediata de las piezas posteriores mediante una guia anterior armónica en los desplazamientos mandibulares laterotrusivos y protrusivos (Fig. 13). Para

Fig. 13. Desoclusión inmediata de las piezas posteriores en la excursión protrusiva mandibular, mediante una guía incisiva armónica con respecto a la trayectoria condílea sagital.

GUÍA COMPLEMENTARIA

///

239

Fig. 1 4 . Comparación entre la movilidad axial entre diente natural e implante dentario ante fuerzas o cargas crecientes (gr = gramos) en la dirección del eje mayor dentario o del cuerpo del implante.

Fig. 1 S. Comparación entre la movilidad horizontal entre diente natural e implante dentario ante fuerzas o cargas crecientes |gr = gramos) en dirección no axial y perpendicular al eje mayor dentario o del cuerpo del implante.

Cuando existe una combinación de dientes anteriores naturales e implantes individuales, las fuerzas oclusales laterales deben ser básicamente distribuidas sobre los dientes naturales (Caso clínico N° 3: Figs. 40 y 41). Si no existen dientes naturales y la guía anterior depende solamente de implantes anteriores, dos o más implantes ferulizados deben distribuir las fuerzas laterales (Caso clínico N° 4: Figs. 47, 48 y 49). (C) Superficie oclusal vs. superficie de anclaje óseo (Fig. 16): Debe ser reducido el ancho buco-lingual del área oclusal de la corona implantosoportada, dependiendo del largo y el diámetro del implante (4). Esto es debido a que mayoritariamente la superficie de anclaje óseo del implante es más reducida en comparación con la del diente natural que ha

sido reemplazado (Caso clínico N° 1: Fig. 26), especialmente en los casos de implantes tardíos (implantes colocados en vanos desdentados correspondientes a extracciones dentarias de hace un tiempo mayor que seis meses). Kim y col (3) inclusive sugieren una reducción de un 30-40% del ancho bucolingual de la mesa oclusal a nivel de los implantes dentarios posteriores, debido a que una superficie oclusal mayor que la del diámetro del cuerpo del implante puede crear efectos cantilever y eventuales movimientos de torsión indeseados en las implanto-prótesis unitarias. (D) Superficie oclusal vs. cantidad de hueso periimplantario(Fig. 17): En el caso de un hueso periimplantario con una mayor sección transversal y una superficie ósea lisa alrededor

240

/ / /

MANUAL PRÁCTICO D E OCLUSIÓN DENTARIA

Fig. 16. Ancho buco-lingual del área oclusal de la corona implantosoportada más reducido (centro) en comparación con los dientes naturales a reemplazar (izquierda y derecha|, debido a la menor superficie de contacto óseo del implante. Las cúspides deben ser más aplanadas y con una fisura central más profunda (Figura modificada de H. Spieckermann (4)).

Fig. 17. Superficie oclusal de la corona implantosoportada con una mayor cantidad de hueso periimplantario (izquierda) en comparación con una más reducida (derecha) (Figura modificada de H. Spieckermann (4)).

Fig. 18. Longitud del implante vs. altura coronaria favorable (izquierda) como desfavorable (derecha) desde un punto de vista biomecánico (Figura modificada de H. Spieckermann (4)).

del implante, es posible recuperar una mayor superficie oclusal (4). (E) Relación largo de corona vs. largo del implante (Fig. 18): A fin de evitar sobrecargas debido a movimientos de torsión transversales, es biomecánicamente más favorable que la

longitud de la corona no sea mayor que la del implante. Al usar implantes cortos, debido a reabsorción marcada del hueso alveolar, es aconsejable ferulizarlos con otros implantes de mayor longitud y diámetro (3,4). Durante el movimiento mandibular, se ha comprobado que ocurren deformaciones y torsiones en los maxilares, especialmente referidos a la mandíbula. Esto acontece por ejemplo durante una excursión lateral, protrusión, apertura mandibular,

Debido a estas deformaciones y torsiones óseas esqueletales maxilares señaladas. especialmente referidos a la mandíbula. Fíg. (F) Relación fosa-cúspide (3. Spieckermann (4)). 2 0 .5). 4). es aconsejable respetar las siguientes consideraciones en caso de ferulizaciones entre implantes. Fig. 19). Contacto céntrico de la cúspide bucal de la corona implantosoportada inferior con la fosa central del diente natural superior en el caso de una posición más bucalizada del eje implantario (Figura modificada de H. En caso de una localización más bucal del eje implantario a nivel mandibular dejar contenciones céntricas en forma de fosa antagonista del diente natural superior y cúspide de soporte de la corona implantosoportada inferior (Fig. no deben abarcar más de dos. Spieckermann (4)). 19. deben utilizarse elementos de rompe fuerzas en forma de caja-clavija o ataches de precisión. dejar contactar en céntrica la cúspide palatina del diente natural superior con la fosa central de la corona implantosoportada inferior (Fig. Al optar ferulizar implantes cortos en zonas desdentadas posteriores.GUÍA COMPLEMENTARIA /// 241 pero también particularmente durante la masticación (24. En caso de una localización más lingual del eje implantario a nivel mandibular. pero los implantes oseointegrados no lo pueden hacer. Contacto céntrico de la cúspide lingual del diente natural superior con la fosa central de la corona implantosoportada inferior. o bien. 2. 20). al ferulizarlos con más implantes. Estabilidad oclusal bilateral en céntrica (posición intercuspal). en el caso de una posición más lingualrzada del eje implantario [Figura modificada de H. Adecuada distribución de los contactos y fuerzas oclusales en céntrica (posición intercuspal): mayor intensidad en las piezas dentarias naturales bajo apriete céntrico ligero e igual intensidad que la de los implantes dentarios bajo céntrica de fuerza. Como corolario final. . Los dientes naturales pueden adaptarse a estas torsiones esqueletales debido a su movilidad periodontal. es posible destacar que los principios básicos que deben estar incluidos en la oclusión de una prótesis implantosoportada son: 1.

orientados axialmente sobre fosas centrales antagonistas planas. están inevitablemente ligadas a una reducción de la retención y estabilidad de sus dentaduras con la consecuente incomodidad (dolor e irritabilidad mecánica producida por el aparato protésico) o molestia funcional (referida principalmente al acto masticatorio). el esmalte dentario se desgasta más que la porcelana de las prótesis Ímplantosoportadas. OCLUSIÓN EN IMPLANTO SOBREDENTADURAS O SOBREDENTADURAS SOBRE IMPLANTES OSEOINTEGRADOS CON ATACHES DE BOLA EN EL DESDENTADO TOTAL Para el tratamiento de los desdentados totales. Las sobredentaduras. son conectadas a dos o más implantes para incrementar su retención y seguridad a un límite adecuado de satisfacción para el paciente. debido a factores no influenciados solamente por una adecuada fabricación de las dentaduras. Reducida inclinación cuspídea y con puntos de contacto cuspídeos en posición intercuspal. que son dependientes de su capacidad de soporte. utilizadas en la terapia protésica en caso de dientes naturales remanentes. Estos factores nc incluyen solamente la inadecuada cantidad y pobre locali zación del reborde residual mencionado. ya sea implantorretenidas/mucosoportadas o implantorrete- . sino que tambiér pobres relaciones intermaxilares o interrebordes. estabilidad y retención adicional. una gran parte usa prótesis completas convencionales. B. Lo mismo equivale para los movimientos excursivos de protrusión. 5. 4. retención y estabilidad con respecto a los tejidos blandos y duros que conforman el reborde alveolar residual. D. Incremento en la generación de fuerzas oclusales. Esto significa clínicamente que. se han instaurado rehabilitaciones orales con base en prótesis fijas completas totalmente soportadas sobre implantes así como sobredentaduras mediante implantes oseointegrados o también denominadas Implanto-Sobredentaduras. cor el consiguiente mejoramiento en la eficiencia y fuerzí masticatoria. Reducción de la carga sobre el reborde alveolar resi dual. con ausencia de interferencias tanto en el lado de trabajo como de balance. Para muchos de estos pacientes las causas principales de insatisfacción en el uso de sus prótesis completas. con su consecuente preservación estructural. I I . 6. En orden de prevenir la potencial sobrecarga en los implantes. Primeramente se mostrará lo que sucede en coronas individuales para luego analizar un caso de desdentado parcial más complejo. coordinación neuromuscular e inadecuadí profundidad vestibular y/o lingual (25).242 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA 3. deber cumplir con los requerimientos de una prótesis completa excepto que son dependientes de estas estructuras dentarias para proporcionar soporte. Guía anterior si es posible. Este principie forma la base para el diseño de Implanto-Sobredentaduras en ambos maxilares. Incremento en la retención y estabilidad de las prótesis. pueden intensificar las cargas oclusales sobre los implantes dentarios. C. Con el advenimiento de los implantes dentarios oseointegrados. en cambio los implantes dentarios no. Simplificación relativa de los procedimientos de higient oral. Ausencia de contactos prematuros o interferencias en céntrica entre posición retruida de contacto "no forzada" o posición de contacto en relación céntrica fisiológica. Adicionalmente. condicio nes psicológicas. utilizando diferentes sistemas de ataches. combinado con una reducida superficie oclusal bucolingual. en ocasiones tampoco es posible lograr una óptima retención y estabilidad protésica. Con los años los dientes naturales experimentan cambios posicionales principalmente en dirección vertical y mesial. pero es más común aplicarlas a nive de la mandíbula. nidas/Ímplantosoportadas. es por consiguiente importante periódicas reevaluaciones y ajustes de la oclusión de los pacientes rehabilitados con prótesis Ímplantosoportadas. Entre los desdentados totales. las prótesis completas convencionales en caso de los desdentados totales. Estos problemas son acrecentados en casos de marcada atrofia de los rebordes alveolares residuales. En la página 246 se expondrán una serie de casos clínicos para reafirmar estos conceptos que rigen la oclusión en prótesis Ímplantosoportadas. cumplen con una serií de ventajas (26-30): A. tanto los cambios posicionales de los dientes naturales como su mayor desgaste natural. Las sobredentaduras convencionales. Asimismo. en general. Movimientos excursivos de lateralidad suaves y progresivos (no abruptos).

La destreza del paciente en ser capaz de insertar y remover la prótesis. para evitar posibles daños de la interfase hueso-implante como consecuencia de fuerzas de tracción excesivas sobre los pilares (32). móviles y elásticos. Las necesidades psicosociales del paciente. Fijación de la prótesis frente a fuerzas de tracción y levantamiento: propiedad de retención. 5. Por último. es devolverles a los pacientes desdentados totales sus capacidades tanto funcional. el atache elástico. como anclaje secundario. Las características de los ataches para una Sobredentadura implantorretenida/ mucosoportada. es aquel elemento de retención que permite movimientos verticales (32). Su objetivo terapéutico ñnal. Dos implantes son el número mínimo requerido en este tipo de restauración protésica. son muy diferentes de aquellos requeridos para una Sobredentadura implantorretenida/ implantosoportada. La condición del reborde alveolar residual. El tipo de sobredentadura a fabricar. Los requerimientos estéticos. F. Apoyo activo o pasivo sobre los implantes. Transmisión de las fuerzas masticatorias u oclusales. 7. el patrix. Están ancladas a implantes generalmente localizados en la porción maxilar o mandibular (región interforaminal).La resistencia del atache debe ser al menos de 400 p. Mayor aceptación de las prótesis por parte del paciente.GUÍA COMPLEMENTARIA /// 243 E. Las segundas no dependen del soporte mucosal. Mejoramiento del soporte de los tejidos blandos faciales. perdiéndose de esta forma el sellado periférico y una mejor retención (31). sino que también valorando la retención de las sobredentaduras así como la comodidad. E. No debe exceder demasiado de 1000 p. Distribución de las fuerzas de empuje. fonética y su fácil higiene. cuál sistema de ataches colocado sobre los implantes nos va a proporcionar los mejores resultados no solamente desde el punto de vista biomecánico. Las implantorretenidas / mucosoportadas II. son generalmente retenidas por lo menos en dos implantes colocados en el hueso alveolar en sitios opuestos en la arcada y localizados en o levemente mesial al área de los caninos. Los ataches se pueden clasificar en rígidos. va unido a los implantes. mientras que la matrix. El largo de los implantes usados. a pesar de que los implantes pueden proporcionar . debido a que mantienen el aspecto externo de las prótesis completas. con lo que mejora la estética. La posición y número de los implantes dentro del reborde. 4. Los ataches de sobredentaduras han de cumplir básicamente con las siguientes funciones: A. 8. satisfacción y facilidad de manejo por los pacientes. sino que las sobredentaduras son sustentadas completamente por los implantes. La relativa importancia de estabilidad y retención. 3. como ya fue mencionado. 2. Este hecho impide el completo asentamiento de la prótesis completa sobre el reborde alveolar residual y tejidos blandos que lo cubren y circundan. 6. la matrix. Es posible clasificarlas en dos tipos: I. El móvil. En la mayoría de los ataches. La selección de un atache específico depende de varios factores: 1. En los pacientes desdentados totales de uno o ambos maxilares se nos plantea la duda. es un elemento de retención que permite movimientos rotatorios de la prótesis sobre el anclaje en una o varias direcciones. que se componen de dos partes separables (32): una parte macho. Las primeras dependen esencialmente del reborde alveolar residual para su función de soporte. D. lo más axial posible (transmisión de la presión). de los que serán discutidos sus ventajas y desventajas clínicas-protésicas principales. La Sobredentadura implantorretenida/mucosoportada descansa primariamente sobre el reborde alveolar residual para su soporte. El atache rígido es un elemento de retención que no permite ningún movimiento entre el anclaje y la prótesis después de insertada esta última. Las implantorretenidas / implantosoportadas. Estabilización protésica. el patrix y otra hembra que rodea el macho. C. para asegurar una estabilidad suficiente de la prótesis. la función principal del atache es asegurar la posición de la prótesis frente a fuerzas desestabilizantes. Existe una gran variedad de ataches para ser utilizados en Implanto-Sobredentaduras (31). por adhesión o cohesión del patrix y la matrix . B. se une a la prótesis por polimerización. Las Implanto-Sobredentaduras. Entre las diversas funciones señaladas. estética. denominados ocultos. como anclaje primario. en cambio. Los ataches son elementos de retención.

Por esta razón. resisten aisladamente en mejor forma las cargas asociadas con el soporte de una Sobredentadura. 3. De los tres ataches analizados. 4.Sobredentaduras. Los ataches móviles más usados en las sobredentaduras mucosoportadas son: el sistema barra-clip. proporcionando la mayor reducción de estrés sobre los cuerpos de los implantes y la mayor estabilidad protésica. que fueron reacondicionadas en Implanto-Sobredentaduras con dos implantes ubicados bilateralmente en la zona anterior mandibular. La respuesta de los tejidos blandos mostró una leve pero significativa mejoría con la terapia de Implanto . Takushi y col (35). Este estudio demostró una superioridad estadísticamente significativa de las Implanto-Sobredentaduras en todos los sujetos evaluados. una respuesta clínica más favorable en cuanto a retención y estabilidad que con respecto a los ataches magnéticos. Utilizando en una primera secuencia ataches magnéticos y en una segunda secuencia ataches O-ring. respondieron con una significativa mayor satisfacción y preferencia con el tratamiento con base en Implanto-Sobredentaduras. En la parte I de su estudio. En relación a la ventaja del menor número de implantes necesarios para el caso de Implanto-Sobredentaduras con un sistema de atache de bola. el atache de bola constituye el más adecuado sistema de retención. pero la magnitud fue la más reducida y el movimiento de la sobredentadura fue similar a la observada para el atache de barra-clip. a través del mismo diseño de evaluación clínica prospectiva. Sin embargo. el atache magnético. los mismos sujetos respondieron a sendos cuestionarios en cuanto a la satisfacción y la preferencia comparando sus prótesis completas convencionales respecto a cada uno de los dos ataches utilizados en los Implanto . en cuanto al menor desplazamiento y rotación de la sobredentadura. fueron comparadas sus respuestas en cuanto a retención. pero resulta en el mayor movimiento de la sobredentadura. estabilidad y respuesta tisular con respecto a sus prótesis completas convencionales. mostrando una fuerte preferencia por los ataches O-ring en comparación con los ataches magnéticos. son ataches móviles. las fuerzas y movimientos de torsión fueron más pronun- . El atache magnético induce el menor momento de flexión. ya que constituye un tratamiento protésico cercano al rutinario. y por lo tanto también su impacto en el hueso marginal o crestal periimplantario. sobre todo en pacientes de más edad y con limitaciones de salud. También tiene la ventaja de requerir menos modificaciones en el reacondicionamiento de las prótesis completas convencionales preexistentes.Sobredentaduras. magnético y barra-clip. Mayor simplicidad clínica. En una reciente publicación. Además. Cuando una fuerza de mordida fue aplicada en el cantilever distal.244 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA soporte cuando la carga es dirigida sobre ellos. No obstante. constituye una terapia de menor riesgo implantológico quirúrgico (debido al más reducido número de implantes necesarios). 1. Es así como es posible igualmente enumerar las siguientes ventajas en las Implanto -Sobredentaduras con un sistema de atache de bola: A. realizaron un estudio de simulación midiendo y comparando las características de transferencia de carga en dos implantes mandibulares bilateralmente localizados en la zona anterior mandibular y el movimiento de las ImplantoSobredentaduras entre tres tipos de ataches: de bola. 2. que aseguren la no existencia de fuerzas de torque sobre los implantes. puede afectar la fuerza resultante a nivel de cada implante de soporte. Los resultados de este estudio fueron los siguientes: El atache de barra-clip induce la mayor fuerza axial y momento de flexión tanto en los implantes del lado de carga como del lado de no carga. que dos implantes bilaterales independientes. Por lo demás. Burns y col (33). las mayores fuerzas axiales y movimientos de torsión fueron registrados a nivel de los implantes más distales. Por consiguiente. Burns y col (34). El atache de bola induce a una fuerza axial y momento de flexión concentrada en el implante del lado de carga. la prótesis debe ser capaz de rotar alrededor del atache sobre el implante para asentarse sobre los tejidos resilientes del reborde alveolar residual. En la revisión de la literatura bibliográfica es posible citar tres publicaciones que evalúan la comparación entre algunos de estos sistemas de ataches móviles. por consiguiente. Duyck y col (36) comunicaron que la localización de las cargas sobre las sobredentaduras implanto soportadas. evaluaron a 17 sujetos con prótesis completas convencionales preexistentes. sin interconexión con una barra. Los resultados demostraron que los 17 sujetos evaluados. el atache de bola y por último. el atache O-ring ofreció además. En la parte II de su estudio. la sobredentadura se mostró relativamente estable. Este estudio indica.

64). marcada reabsorción ósea de los rebordes residuales y menor número de implantes en relación al remanente óseo desfavorable. en comparación con las soportadas por seis implantes. es capaz de crear contactos oclusales más fuertes en el segmento cantilever posterior Menor costo terapéutico para el paciente. C. que un patrón oclusal en excéntrica con una leve y suave guía canina bilateral en lateralidad e incisiva en protrusión (ver caso clínico N°6: Fig. pueden ser resumidos en los siguientes dos puntos: • Para evitar la sobrecarga de los implantes frente a cargas verticales durante el apriete en posición intercuspal o en el área céntrica. que basado en las publicaciones científicas mencionadas así como en la experiencia clínica profesional del autor. se podrían mencionar dos: A. Mayor riesgo de reabsorción del reborde óseo alveolar residual. Además es de recalcar. evita por otro lado las sobrecargas no axiales de los implantes. con su característica ya señalada de implantoretenida/mucosoportada. Mayor cobertura terapéutica. E. a través de la presentación de dos casos clínicos. ciados en las sobredentaduras soportadas únicamente por tres implantes. Las reglas o los principios que deben ser aplicados en la rehabilitación de la oclusión por medio de ImplantoSobredentaduras con ataches de bola. permite de este modo orientar la carga más axial sobre la prótesis. B. en cuanto a las ventajas terapéuticas señaladas. Mayor satisfacción y aceptación por parte del paciente en cuanto a estética. después de dos semanas de la exposición quirúrgica (seis meses desde su colocación en el maxilar y cuatro meses en la mandíbula). por lo general. Se equiparan en mejor forma los defectos de los rebordes residuales como también el soporte labial. a que las prótesis completas preexistentes pueden ser readaptadas en muchos pacientes y mantienen el soporte facial con los flancos protésicos cuando existe reabsorción alveolar moderada a extrema. fonética y requerimientos funcionales. Como conclusión final es posible aseverar. Este procedimiento. Como desventajas terapéuticas. Enla página 252 se ejemplificarán los procedimientos protésicos y las reglas o los principios que deben ser aplicados en la rehabilitación de la oclusión por medio de Implanto -Sobredentaduras con ataches de bola. Además. aislados y no interconectados. ya que la Implanto-Sobredentadura es fácilmente removible para su higiene. Los implantes fueron conectados en boca por medio de ataches de bola. debido a una inadecuada fabricación técnica de las antiguas. si no son contemplados los controles periódicos señalados. unido al esquema oclusal en céntrica basado en múltiples puntos de contacto cúspide-fosa con mayor intensidad a nivel de los dientes protésicos posteriores y menor intensidad en los anteriores. Además el desplazamiento de la prótesis completa durante la función. a través de una significativa reducción de la actividad elevadora maseterina y temporal (37). A los pacientes se les permitió usar sus prótesis completas preexistentes o prótesis nuevas previamente confeccionadas. Mayor número de controles periódicos para eliminar eventuales movimientos protésicos perjudiciales para los implantes y el asentamiento de la prótesis. a la posibilidad de un reacondicionamiento de sus prótesis preexistentes y a los menores requerimientos de laboratorio dental.rebordes. se optó por fijar directamente las matrix o hembras por medio de acrílico de autopolimerización en boca (ver ejemplificación en casos clínicos). Conjuntamente. comparados con otros sistemas de ataches móviles aplicados en las Implanto-Sobredentaduras. Esto es debido.GUÍA COMPLEMENTARIA /// 245 B. existe mayor higiene oral por el fácil acceso alrededor de los implantes. debe controlarse periódicamente la activación del atache. como se usan implantes independientes. por medio de correcciones adecuadas (por ejemplo. debido al menor número de implantes mencionados. así como posibles desplazamientos o desencajamientos de la parte hembra o matriz. rebasados). bajo firme apriete dentario del paciente en posición intercuspal y con sus prótesis firmemente asentadas sobre la mucosa del reborde residual. a dos semanas de la colocación de los implantes con el uso de acondicionador de tejidos en la zona implantada. D. y propendiendo al desarrollo de ciclos masticatorios más verticales (30) y de esta forma también a la carga más axial sobre la prótesis implanto-retenida/mucosoportada ya mencionada. en caso de pobres relaciones intermaxilares o ínter. Facilitación higiénica. el sistema de atache de bola parece ofrecer los mejores resultados a mediano plazo . Esto es debido a su característica mucosoportada.

Vista oclusal del implante después de diez dias de su exposición quirúrgica. Radiografía retroalveolar del implante dentario en la zona de la pieza 25. 2 4 . 2 2 . Situación inicial que muestra el estado radicular de la pieza 24 y ausencia de la 25. 2 3 . 2 1 .246 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA CASOS CLÍNICOS EN EL TRATAMIENTO DEL DESDENTADO PARCIAL CASO CLÍNICO N° 1 AUSENCIA DE LA PIEZA 25 Fig. Fig. . Fig. Fig. Vista bucal con la corona a espiga de la pieza 24 y ia corona implantosoportada de la zona de la pieza 25.

Shim stock bajo apriete céntrico suave. . Fig.G U Í A COMPLEMENTARIA / / / 247 Fig. Vista oclusal de \a rehabilitación oral. Observe el área oclusal más reducida de ta corona implantosoportada en comparación con la de la corona a espiga. Es posible de ser retirado bajo una leve resistencia en la zona de la corona implantosoportada. Shim stock bajo apriete céntrico fuerte. 2 7 . Desoclusión inmediata de las piezas posteriores durante la excursión lateral mandibular. Fig. Fig. 2 5 . 2 6 . Fig. Queda tensado y atrapado entre las superficies oclusales de la corona implantosoportada y el diente natural antagonista. 2 9 . 2 8 . Se muestran las marcas del papel articular bajo apriete céntrico suave en los dientes naturales y la ausencia de contacto sobre la corona implantosoportada. Es posible notar las marcas del papel articular bajo apriete céntrico con fuerza tanto en los dientes naturales como más débiles en la corona implantosoportada.

.248 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA CASO CLÍNICO N° 2 FRACTURA RADICULAR DE LA PIEZA 23 F i g . 3 0 . Vista bucal de la corona ¡mplantosoportada en la zona de la pieza 23. 3 1 . F i g . Radiografía retroalveolar del implante dentario inmediato colocado en la zona de la pieza 23. 3 5 . Fig. Radiografía retroalveolar que muestra la fractura radicular provocada en la raíz de la pieza 23 rehabilitada con una corona a espiga. Nótese la desoclusión inmediata tanto de la corona implanto soportada 23 como del resto de las piezas posteriores a expensas de una guía incisiva. Fig. 3 2 . Posición laterotrusiva vis á vis mostrando los contactos a nivel de los incisivos y ausencia de contactos del canino reemplazado. Vista buco-oclusal del implante después de dos semanas de exposición quirúrgica. 3 3 . 3 4 .Obsérvese el ancho y el largo del implante. Fig. Movimiento excursivo de lateralidad izquierda inicial. Fig.

3 7 . Protrusión combinada con leve laterotrusión izquierda mostrando el contacto solamente de la pieza 21 con los incisivos inferiores antagonistas y ausencia de contacto de la corona implantosoportada en la zona de la pieza 12. Fig. Lateralidad derecha mostrando la desoclusión tanto de los incisivos como de las piezas posteriores en el lado de trabajo a expensas de una guia canina. Fig. Radiografía retroalveolar de la zona con agenesia de la pieza 12 al finalizar el tratamiento ortodóncico. Fig. Vista frontal de la corona implantosoportada en la zona de la pieza 12. 38. Nótese que la corona ocluye en posición intercuspal con el canino inferior antagonista.GUÍA COMPLEMENTARIA /// 249 CASO CLÍNICO IM° 3 AGENESIA DE LA PIEZA 12 Fig. 4 1 . 3 6 . Implante en la zona cicatrización. 3 9 . Fig. Este esquema oclusal se obtuvo a expensas del desgaste selectivo del canino 43- . 4 0 . 2 con su tornillo de Fig. Implante dentario ubicado en la zona de la pieza 12.

11. 13. Radiografía panorámica inicial mostrando la situación clínica anteriormente descrita. 44 y 45. 42 y 4 3 .250 / / / MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA CASO CLÍNICO N° 4 DESDENTADO PARCIAL SUPERIOR E INFERIOR Figs. 4 5 . Fig. vista frontal que muestra en el maxilar superior ausencia de las piezas 15. En la mandíbula se observa una prótesis parcial removible con reemplazo de las piezas del extremo libre derecho. 35. 21. 4 4 . Estas últimas se observan reemplazadas con una prótesis parcial removible. 21. 34. 35 y 36. 36. 25. asi como de las piezas 34. 26 y 27. 11. Radiografía panorámica post colocación de los implantes dentarios en las zonas de las piezas 13. Fig. . 25.

Fig.GUIA COMPLEMENTARIA /// 251 Fig. Fig. 5 0 . Protrusión vis a vis que muestra la desoclusión de las piezas posteriores a expensas de una guia incisiva que comprende tanto a las coronas ferulizadas sobre los implantes en ia zona correspondiente a los centrales superiores como los incisivos inferiores antagonistas. Vista oclusal superior de la rehabilitación protésica. 4 9 . Laterotrusión vis á vis derecha con función de grupo que abarca desde el incisivo lateral hasta el primer premolar con menor intensidad de contacto sobre la corona implantosoportada de la zona de ta pieza 13. Fig. . Nótese nuevamente las coronas ferulizadas sobre los implantes en la zona de las piezas 11 y 21. 4 6 . Laterotrusión vis a vis izquierda con desoclusión de las piezas posteriores a expensas de una guía dada por los caninos naturales de ese lado. 4 7 . 4 8 . Vista frontal de la rehabilitación oral en posición intercuspal. Nótese las coronas ferulizadas sobre los implantes en la zona de las piezas 1! y 2 1 . Fig.

5 1 .Implantes mandibulares a los dos meses de la exposición quirúrgica.Radiografía panorámica a los cuatro meses de ia implantación y previo a la fase de exposición quirúrgica. B. C. . A. mostrándose además un anillo de silicona en el cuello de cada patrix y un manguito alrededor de las matrix. La base del patrix del implante izquierdo fue recubierta con cera de puentes. Nótese que el implante izquierdo fue tratado exitosamente de su periimplantits. A. Fig. Fig.252 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA CASOS CLÍNICOS EN EL TRATAMIENTO DEL DESDENTADO TOTAL CASO CLÍNICO N° 5 Fig. con ia planificación quirúrgica de los dos implantes mandibulares bilaterales |zona interiora mi na I ). con el objeto de eliminar sitios retentivos del acrilico.Ubicación de las matrix o hembras sobre los patrix. Conjunto protésico del atache de bola y esquema de la conexión de la matriz o hembra a \a base de la prótesis completa inferior. Nótese leves signos de periimplantitis en el implante izquierdo. B. a través de ia moderada pérdida del hueso periimplantario marginal.Radiografía panorámica previa. 5 3 .Colocación de los patrix o machos. 5 2 . antes de la polimerización de la matrix en boca. previo a su conexión protésica.

Prótesis completa inferior colocada en boca. Es posible apreciar la total libertad de las matrix derecha e izquierda en contacto con el acrilico de la prótesis inferior. 5 4 . en que se muestra que se ha sacado el manguito alrededor de la matriz del lado izquierdo para su activación óptima. B. es decir. comunicadas con las excavaciones. Para la fijación de la matriz o hembra se utilizó el procedimiento directo. B.Excavaciones talladas en la zona de la base protésica coincidente con cada matriz.Ventanas talladas en el flanco lingual de la prótesis completa inferior preexistente. respectivamente.Prótesis retirada de la boca. su polimerización directa en boca a fa prótesis completa inferior preexistente. Fig. esperar hasta la polimerización completa del acrilico.GUÍA COMPLEMENTARIA /// 253 Fig. Enseguida se procedió a la preparación del acrilico de autopolimerización ye\ rellenado de las excavaciones a través de las ventanas linguales. A. bajo apriete máximo en posición intercuspal. C y D. 55. . A-Al paciente se le solicitó.

5 6 . C.Cuatro implantes óseointegrados maxilares. 5 7 . Fig. a la conexión por polimerización directa en boca de las matrix o hembras de los implantes más mesiales a la prótesis completa superior. se observa la matrix con su manguito y ta ubicación del anillo de silicona a nivel del cuello de cada atache macho. en una primera fase.Radiografía panorámica previa. de acuerdo al procedimiento descrito en el caso clínico N° 1. B.Ventanas talladas en el flanco palatino de la prótesis completa superior comunicada con las excavaciones. B. después de dos semanas de la exposición quirúrgica. A.Radiografía panorámica después de cuatro meses de oseointegración de los cuatro implantes. B. A.Se procedió. A.Vista de la polimerización directa hecha en boca de las matriz o hembras. A.254 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA CASO CLÍNICO IM° 6 Fig. tanto maxilares como mandibulares.Patrix o machos de bola colocados en cada uno de los cuatro implantes mandibulares. 5 9 .Prótesis colocada en boca. 5 8 . B.Excavaciones talladas en la base protésica coincidente con cada matriz de los implantes mesiales. Fig. En el implante mesial derecho. Fig. debido a la fuerte inclinación palatinal de los ejes de los implantes. .

G U Í A COMPLEMENTARIA / / / 255 Fig. Fig. de las cuatro ventanas palatinales rellenadas hasta las excavaciones. B.vista oclusal.Ventanas palatinas.El acrilico ya ha rellenado las excavaciones. . A y B . A. a la base de la prótesis completa superior. de las cuatro ventanas linguales rellenadas hasta las excavaciones.La fijación de las matrix. a través de las cuales se corrobora la total libertad de las matrix en contacto con el acrilico de la prótesis completa superior. 6 0 . esperar el tiempo de polimerización del acrilico. 6 2 . bajo apriete máximo en posición intercuspal. Fig.Vista oclusal. Fig. Enseguida se procedió al rellenado de las excavaciones con acrilico de autopolimerización por las ventanas palatinas. B. tanto mesiales (en una primera fase de polimerización directa) como distales |en una segunda fase de polimerización). en la prótesis completa superior. en (a prótesis completa inferior. 6 1 . A. B.Los cuatro patrix o machos atornillados sobre los cuatro implantes maxilares.Se le solicita al paciente. 6 3 . A.

6 5 . 6 4 . con mayor intensidad a nivel de los dientes protésicos posteriores y menor intensidad en los anteriores. suave y progresiva. previamente confeccionadas. B.Perfil armónico del paciente en posición intercuspal y recuperación de la dimensión vertical oclusal con las prótesis completas nuevas.Protrusión con desoclusión incisiva inmediata.Perfil del paciente en posición ¡ntercuspal.Posición intercuspal con múltiples puntos de contacto cúspide-fosa.256 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA Fig. con desoclusión canina inmediata. respectivamente. . conectadas a los ataches de bola. en que se observa una disminución de la dimensión vertical oclusal con las prótesis completas preexistentes. Fig. C y D-Lateralidad derecha e izquierda. A. Esquemas oclusales: A. suavey progresiva. B.

Boca semi-abierta. 6 6 .Posición postural mandibular. B. .GUÍA COMPLEMENTARIA /// 257 Fig.Bajo una suave sonrisa. Vista frontal de la paciente con sus prótesis nuevas conectadas a los implantes: A. C.

¿Cómo se pueden clasificar las implanto-sobredentaduras? 11. ¿cuál es el más efectivo y por qué? 13. ¿Cuáles son los dos aspectos del factor biomecánico relacionados con pérdida de hueso periimplantario? ¿Qué diferencia existe entre captar el umbral táctil de modo activo y pasivo? 5. ¿Qué diferencias se pueden destacar entre una pieza dentaria y un implante oseointegrado? 3. Mencione dos desventajas terapéuticas de los sistemas de atache de bola a) b) . ¿Cuáles son los conceptos oclusales propios en la rehabilitación oclusal sobre implantes? 9. Enumere las ventajas en las Implanto-Sobredentaduras con un sistema de atache de bola 14. a) b) c) 4. ¿Qué factores pueden estar involucrados en la pérdida del hueso periimplantario? 2. Enumere seis ventajas de las sobredentaduras': a) b) c) d) e) . De los ataches utilizados en implanto-sobredentaduras. ¿Qué factores en relación al implante deben ser considerados para reducir las fuerzas no axiales? 7. ¿Cómo es posible reducir las cargas laterales en piezas posteriores y en piezas anteriores? 6. ¿Cuáles son los conceptos oclusales que son comunes para ambos tipos de rehabilitaciones oclusales: sobre implantes y prótesis fija convencional? 8. 0 10.258 /// MANUAL PRÁCTICO DE OCLUSIÓN DENTARIA ACTIVIDAD AUTOFORMATIVA 1. . ¿Qué funciones cumplen los ataches de sobredentaduras? 12.

14. Miralles R. 13. Influence of group function and canine guidance on electromiographic activity of elevator muscles. Die Dámpfungeigenschaften des Parodontiums in Vergleich zum Tübinger Sofortimpla. Misch CE. 33. BehavBrainR. Burns D. 6.Retention. Laine P (1963). Yasuyuki Y. JOrallmpiant 18:343-348. Dent Clin North Am 36: 189-206. Scholz F. Mühlbradt L. magnet. Manns A (1998). 20. Scand J Dent Res 92:88-92. Occlusal perception of thickness in patients with bridges on osseointegrated oral implants. Acta Odontol Scand 21:415-429. Int JProsthodont\6: 128-134. Sistema Estomatognático. Occlusal forcé and oral tactile sensibüity measured in partially edentulous patients with ITI implants. Int JOralMaxülofac Impl6:319-328. Elswick. HaraldsonT (1984). Schmid H. Neurophysiologic background of occlusion. 12. Mericske E. Manns A. The biomechanics of forcé distribution in implant-supported prostheses. De Boer J (1993). 19. Schwab J (1991). 11. 32. Periodontics 5:175-183. Implants and the periodontium. Siirilaá HS. Smedberg J. Wilkie JK (1964). . JDent Res 43:962. 4. Mahosky G (1993). Johansson RS (2002). Valdivia J. Lukas D. Román E (1989). Clin Oral Impl Res 4: 3946. 29. New York. Implant Overdentures. Van Oosterwyck H. Winkler S. Influence of variation in anteroposterior occlusal contacts on electromiographic activity. stability. 9. Miralles R.363. JProsthet Dent 73: 354 . Función Masticatoria. Manns A. 34. Lothigius E. En Manns A y Díaz G. JProsthet Dent 73: 354-363.The tactile sensibüity of the parodontium to slight axial loading of the teeth. Naert I (2000). 1995. Part I: Horizontal loading. Ulrich R. Holzwarth W. Assal F. Lundqvist S. 25. Ney T. Burns D. Philadelphia. Frykholm A. Influence of balanced occlusion and canine guidance on electromyographic activity of elevator muscles in complete denture wearers. Wendler K (1990). Int J Oral Maxillofac Implants 10:345-53. Schulte W (1980). 27. IntDent J45:1626. Rathkamp R (1955). Schulte W (1995). Unger J. Mericske-Stern R. Lukas D. Eckzahnführung und ihr Einflup auf die Unterkieferelevatoren. 10. Prospective clinical evaluation of mandibular implant overdentures: Part II. Die Wahrnehmung von überschwelligen Kráften an enossalen Implantaten und natürlichen Zahnen. Santiago de Chile. Giglio J (1995). Manns A. Vander Sloten J. Spieckermann H. Salvat Editores. Load transfer from endosteal implants to supporting bone: An analysis using statics. and tissue response. Stability and Tissue Response. Burns D. 24. 7. Osier JF (1992). W. Bull R (1989). Z Zahnárzt! Implanto! 4:161165. 1995.Retention. encoding characteristics and responses during natural orofacial behaviors. Eckzahnschlifffláchen. Preliminary observations on pressor sensory threshols of anterior teeth. 30.ntet. Beck D (1995). In vitro study of a mandibular implant overdenture retained with ball. 16. Stuttgart. The edentulous mandible opposing maxillary natural teeth: Treatment considerations utilizing implant overdentures. Georg Thieme Verlag. Oh T-J. Mühlbradt L. 2. / Prosthet Dent 61:617-623.Patient satisfaction and preference. Barcelona.GUÍA COMPLEMENTARIA /// 259 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. 31. Kawamura Y (1967). Part I: Axial loading. 36. The integral implant system: Prosthetic consideration. 23. Takushi M. Zur Lastaufnahme des Knochens bei Tübinger Sofortimplantaten. Orofacial mechanoreceptors in humans. 35. Kim Y. Prospective clinical evaluation of mandibular implant overdentures : Part I. Dent Implara!: 36-43. J Prosthet Dent 73: 364-369. Edentulous implants: Overdenture versus fixed. Méndez A. Atlas de Prótesis Total y Sobredentaduras. Miralles R (1987). Int JOralMaxillofacImpl 4:125-130. Lum LB. Loewenstein WR. Load transfer from endosteal implants to supporting bone: An analysis using statics. De Cooman M. A study of presoreceptive sensibüity of the tooth. Dtsch ZahnárztlZ 43:971-980. Mohlmann H. Duyck J. Chan C. Koyano K (2003). Bodin I. Wang H-L (2005). Ástetische und funktionnelle Ergebnisse bei der festsitzenden Implantat-Prothetik mit Bukkalverschraubungen. Schulte W (1980). Mechanoperception of natural teeth versus endosseous implants revealed by magnitude estimation. Finger I. Impresos Ximpauser. Ed. Saunders Company. / Ora! Implant 18:349-353. Clin OrallmplRes 16: 26-35. 5. Kundert M. 22. Elswich R. Loss of osseointegration caused by occlusal load of oral implants: A clinical and radiographic study in monkeys. Manns A. 1994. Dtsch Zahnarztl Z 35:709-712. Endosseous Implants for Maxillofacial Reconstruction. Beck D (1995). Impresos Ximpauser. Schmid H (1989). Ocdusal considerations in implant therapy: clinical guidelines with biomechanical rationale. Nilner K (1993). 26. JProsthet Dent 64: 494-498. Puers R. Implantologie. 17. 15. Clin Ora! Impiants Res 11:465-75. 3. 8. 1995. Elswick R. Osier JF (1992). Ulrich R. Díaz G. Unger J. Geering A. Móhlmann H. Trulsson M. 37. Manns A. Dtsch ZahnarzüZ35:330-333. or bar attachments: Comparison of load transfer and denture stability. Clin Ora! Impl Res 7:143-152. Unger J. 1988.es 135:27-33. Santiago de Chile. Sistema Estomatognático. Burgin W (1995). Schulte W (1988). 18. Int J Oral Maxillofac Implants 8:19-31. Isidor F (1996). Lum LB. Prospective clinical evaluation of mandibular implant overdentures: Part I . JProsthet Dent 57:494-500. Guerra L (1992). B. Bull R. Hobkirk JA. J Prosthet Dent 69: 386-390. 28. Magnitude and distribution of occlusal forces on oral implants supporting fixed prostheses: an in vivo study. Guerra L. Mandibular deformation in subjects with osseointegrated implants. ImplDentl: 4A-A1. A clinical and radiological two-year follow-up study of maxillary overdenture on osseointegrated implants. Manns A. In Block and Kent J. 21. Weinberg LA (1993). 3Dent Res 43:287-294.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful