LA PERCEPCIÓN DE LA FORMA

:

Nuestra percepción no es capaz de comprender un número ilimitado de elementos independientes. Ante una cantidad excesiva de elementos disonantes, fracasa y los rechaza.

Esto hace que nuestro sistema perceptivo tienda a unificar y organizar los elementos de la imagen en unidades simples. Contrariamente a lo que se pueda pensar primero percibe el conjunto y después pasa a identificar las partes.

Para conseguir simplificar y dar forma a las imágenes que recibe, la percepción trabaja según una serie de "leyes". Estas son:

LEY DE PROXIMIDAD:

Nuestra percepción tiende a asociar los elementos que se encuentran cerca y a considerarlos como un grupo.

LEY DE LA FORMA CERRADA:

Para nuestra percepción una forma cerrada tiene más coherencia que una abierta.

LEY DE SIMILITUD:

Nuestra percepción tiende a asociar los elementos que tienen parecidas propiedades. Por ejemplo de forma, color, textura, dirección...

LEY DE LA BUENA CURVA:

Varios tramos de línea que mantengan una curvatura serán percibidos como una sola línea.

CONSTANCIA DE LA FORMA:

Aunque la imagen de los objetos que vemos está deformada por efecto de la perspectiva nuestra percepción asume que es el mismo objeto aunque su forma o tamaño varíe.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful