Está en la página 1de 4
Colegio Filipense Profesora: Daniela Ruz E. Santiago Departamento: Historia Guía Complementaria Unidad IV: “La Conquista española

Colegio Filipense

Profesora: Daniela Ruz E.

Santiago

Departamento: Historia

Guía Complementaria Unidad IV: “La Conquista española deChile” Estudio y Comprensión de la Sociedad NB3. Quintos Básicos

Curso: _________________

Nombre:

________________________________

Objetivos: Leer comprensivamente, subrayar lo más relevante. Extraer información explícita e implícita, inferir información.

Ampliación de Contenidos

La aventura de Diego de Almagro

Desde Panamá, Diego de Almagro, junto con Francisco Pizarro y el cura Hernando de Luque, organizó una empresa descubridora que viajó al sur del continente, en búsqueda de tierras ricas en oro, el imperio inca. En 1531, los españoles llegaron a Perú y desde aquí realizarían la conquista del resto del continente. El 21 de mayo de 1534, Carlos V emitió una capitulación que dividía el sur del continente en varias gobernaciones. El problema de esta división fue que tanto Pizarro como Almagro se adjudicaban el Cuzco, la ciudad más rica del imperio. Finalmente, acordaron que mientras el rey resolvía el conflicto, Almagro partiría a la conquista de los territorios ubicados más al sur, que según los relatos eran más ricos que los incaicos. Almagro organizó y equipó una hueste de 500 españoles, unos cien negros y varios miles de aborígenes auxiliares o yanaconas, con los que se dirigió a Chile.

La expedición salió del Cuzco el 3 de julio de 1535 y siguiendo el camino del inca se introdujo al altiplano boliviano. Bordearon el lago Titicaca y Poopó, atravesaron las serranías desiertas y después de tres meses de travesía llegaron a Tupiza. Luego se dirigieron hasta Chicoana y atravesaron la Cordillera de los Andes por el paso San Francisco, frente a Copiapó (1536), que era el punto donde comenzaban las nuevas tierras que se conocerían posteriormente con el nombre de Chile. Allí, a una altura de 4.000 metros, los padecimientos de la hueste fueron extremos: murieron cientos de aborígenes y muchos caballos. Ante tal desastre, Almagro decidió tomar la delantera con un grupo de sus mejores hombres y bajar hasta el valle de Copiapó por la quebrada de Paipote. Allí, los nativos le dieron víveres con los que se aprovisionó y auxilió al resto de sus extenuados compañeros. Al acceder a Copiapó, Almagro y su gente se convirtieron en la primera fuerza expedicionaria europea que descubrió Chile y que emprendió su exploración.

Antes de su partida del Cuzco, Almagro comisionó al capitán Ruy Díaz para que armara una flotilla con navíos que debían viajar por el Pacífico, cargados con refuerzos y víveres y aguardar encontrarse en algún punto cercano a la costa de Coquimbo.

A estas alturas Almagro ya había logrado atravesar los límites de su gobernación (Nueva Toledo) y continuó hacia el sur en busca del ansiado oro. En los siguientes valles, Huasco y Coquimbo, los españoles tuvieron sangrientos enfrentamientos con los indígenas. En esta zona, también, se reunieron con Alonso Quintero, quien venía al mando del San Pedro, única nave sobreviviente de las tres que venían en el grupo de Ruy Díaz. Con la carga de esta nave las huestes almagristas se aprovisionaron y continuaron su camino, mientras Quintero prosiguió en su tarea de reconocer el litoral.

Finalmente, Almagro llegó al valle de Chile –nombre con el que se conocía al valle del río Aconcagua– y fue bien acogido por los indígenas. Inmediatamente inició la exploración del valle central y, personalmente, llegó hasta el valle de Maipo. Pero también mandó a dos de sus capitanes a recorrer las regiones cercanas en busca de las riquezas soñadas. Una de estas expediciones estaba encabezada por Juan Saavedra, quien alcanzó hasta la costa, donde ya estaba anclada la nave de Alonso Quintero, en cuyo honor la bahía en la que estaba fue bautizada con su apellido.

Otro destacamento, comandado por Gómez de Alvarado, avanzó hasta la confluencia de los ríos Ñuble e Itata, donde fueron recibidos hostilmente por un grupo de aborígenes que se enfrentarían por primera vez con los conquistadores. El combate tuvo lugar en Reinohuelén, y aunque fue un triunfo para los españoles, muchos de ellos quedaron malheridos, al igual que parte de su caballería.

La resistencia de los indígenas y la ausencia de metales preciosos, que era el principal objetivo de la expedición, provocaron el desánimo de las tropas, y por ello, Almagro resolvió regresar al Perú. Este viaje lo hizo por el desierto de Atacama, siguiendo el antiguo camino de los incas.

El primer español en Chile

Fue un oscuro soldado pizarrista, conocido como Gonzalo Calvo Barrientos. Este habría huido avergonzado desde el Perú y se habría instalado en el valle de Aconcagua, luego de haber sido castigado y condenado por Pizarro a la pérdida de sus orejas. Aquí trabó amistad con Michimalongo y pronto adoptó las costumbres de estos nativos. A la llegada de Diego de Almagro, Calvo Barrientos aconsejó a los indígenas someterse y no oponer resistencia. Cabe destacar que, a pesar de que Calvo Barrientos llegó a Chile antes que este conquistador, no se le considera el descubridor de nuestro país, porque se transculturizó, es decir, adoptó la cultura indígena y dejó de lado la occidental.

Los últimos días de Almagro

Al regresar de Chile, Almagro se dio cuenta de que las diferencias con Pizarro eran insalvables. Así, la guerra se hizo inevitable y los dos antiguos socios se enfrentaron militarmente en la batalla de Las Salinas (1538). Diego de Almagro resultó derrotado y fue apresado, siendo condenado a morir con la pena del garrote (al igual que Atahualpa). La sentencia se ejecutó el 8 de julio de 1538. Se cuenta que las tropas almagristas vagaron desamparadas, clamando venganza y que se les apodó “los de Chile”, como sinónimo de miseria y pobreza. El hijo de Almagro, Diego de Almagro (El Mozo), mandó a matar a Francisco Pizarro (26 de junio de 1541) y se tomó el gobierno. Al saber de lo ocurrido, Carlos V envió tropas al Perú, las cuales derrotaron a Almagro el Mozo, quien murió decapitado en la plaza del Cuzco (1542). Después de eso, fue creado el Virreinato del Perú.

Después del fracaso de Almagro, nadie en el Perú quería venir a Chile. Pero tres años después del regreso de esta expedición, en 1539, Pedro de Valdivia -experimentado soldado y maestro de campo de Pizarro- le solicitó a su gobernador permiso para conquistar Chile. Pizarro accedió, nombrando a Valdivia teniente y capitán general; pero dejó en sus manos organizar y pagar la expedición. Nadie entendía las razones por las cuales Valdivia renunciaba a sus bienes y emprendía un viaje hacia un territorio pobre y que era defendido con fiereza por sus habitantes. Por ello sufrió dificultades para armar su expedición, ya que le costó reclutar soldados y, además, su fortuna no le alcanzó y debió asociarse con un rico comerciante, Francisco Martínez. Y por motivos políticos tuvo que asociarse, también, con Pedro Sancho de Hoz, a quien Carlos V había concedido en 1539 la autorización para descubrir y gobernar las tierras situadas al sur del Estrecho de Magallanes. En enero de 1540, Valdivia salió del Cuzco acompañado por apenas once soldados, algunas decenas de indígenas y una mujer española llamada Inés Suárez, siguiendo la ruta del desierto por la que había regresado Almagro. En esta segunda empresa se pretendía la conquista de Chile y la fundación de asentamientos estables, por lo que llevarían consigo semillas y animales domésticos. Durante el trayecto, se le unieron a Valdivia algunos grupos de conquistadores que venían de fracasadas expediciones al interior de la actual Bolivia, siendo su capitán Francisco de Villagra. Bordeando la orilla oriental del salar de Atacama, llegó a Copiapó, tomando posesión de él en nombre del rey, llamándole valle de la Posesión. Luego siguió viaje por los valles de Huasco, Coquimbo, Limarí, Choapa y Aconcagua.

Como este último estaba bajo el dominio del belicoso cacique Michimalongo, Valdivia continuó hacia el sur, cruzó el cordón de Chacabuco y arribó al valle del Mapocho. Este valle presentaba condiciones favorables para establecer una ciudad y esto se llevó a cabo el 12 de febrero de 1541, cuando Valdivia fundó Santiago del Nuevo Extremo. Esta ciudad se emplazó en una especie de isla formada por los brazos del río Mapocho, a los pies del cerro Huelén (actual Santa Lucía). El conquistador había escogido este lugar porque consideró que el río actuaba como barrera natural y el cerro permitía vigilar los movimientos indígenas. El 7 de marzo, Valdivia instaló el Cabildo compuesto por dos alcaldes y seis regidores, que tomaban las decisiones para

administrar la ciudad; un procurador, que recibía los reclamos de los vecinos; un mayordomo que manejaba los fondos; un alguacil mayor, jefe de la policía y alcaide de la cárcel; un fiel ejecutor, que supervisaba los precios establecidos, y otros funcionarios menores. Los primeros alcaldes de Santiago fueron Francisco de Aguirre y Juan de Avalos Jofré.

Las noticias que llegaban del Perú sobre la posible muerte de Francisco Pizarro a manos de los almagristas, despertó la inquietud de quienes temían que Valdivia fuera destituido de su cargo de teniente gobernador. Es por ello que, escuchando los deseos de los vecinos, el 10 de junio de 1541, el Cabildo abierto eligió Gobernador interino a Pedro de Valdivia. El nombramiento, en todo caso, debía ser aprobado por el rey.Antes de aceptar el cargo -ofrecido en nombre de Carlos V-, Valdivia lo rehusó tres veces, porque no quería romper sus relaciones con Francisco Pizarro, en cuya representación había actuado hasta entonces.

Las ciudades españolas

Las ciudades americanas fundadas por los españoles se configuraban en forma de tablero de ajedrez, con calles cortadas en ángulos rectos. Cada cuadra estaba dividida en cuatro solares, asignados a los vecinos de acuerdo con el rango social y con los aportes económicos que habían hecho para financiar la empresa conquistadora. Además, los españoles que fueran designados vecinos debían cumplir una serie de obligaciones, siendo una de ellas contribuir a la defensa de la ciudad. Los solares principales eran los más cercanos a la Plaza de Armas, a cuyo costado se levantaba la iglesia y los edificios del Cabildo y la casa del gobernador.

¿Sabías que?

Inés Suárez fue la única mujer española que participó de la expedición de Valdivia y la primera en llegar a tierras chilenas. Además, defendió heroicamente Santiago cuando ocurrió el primer ataque indígena.

Una vez que los españoles se convencieron de que América era un nuevo continente, comenzaron a buscar un paso marítimo que permitiera llegar a las Indias. Es por ello que el rey católico Fernando apoyó la expedición del navegante portugués Juan Díaz de Solís, quien descubrió el Río de la Plata (1516).

Sin embargo, fue Hernando de Magallanes (1519-1522), bajo el reinado de Carlos V, quien encontró el estrecho que permitiría llegar a Oriente, hecho que también representa el primer acercamiento a tierras chilenas.

Primeras expediciones en territorio chileno

Hernando de Magallanes, marino portugués al servicio de la corona española, partió con cinco naves desde Sevilla, en 1519. Esta expedición siguió la misma ruta de Solís, bordeando las costas sudamericanas desde el río de la Plata al sur. Llegaron a la zona que nombraron como Patagonia –debido a las huellas que dejaban sus habitantes que creían eran de gran estatura– y, el 1 de noviembre de 1520, descubrieron el estrecho que hoy lleva el nombre de Magallanes y que era el paso que unía el océano Atlántico con el Pacífico. Al atravesar este estrecho, Magallanes creyó que se encontraba en la parte más austral del continente y que la región al sur debía ser una isla y la denominó Tierra del Fuego, debido a la gran cantidad de fogatas que se veían a lo lejos. Y así reconoció la parte austral del actual territorio chileno.

Después de recorrer el estrecho, atravesó el Pacífico y descubrió el archipiélago Las Marianas y las islas Filipinas, en una de las cuales fue muerto (1521). Luego de haber dado la vuelta por África y completar la primera vuelta al mundo, bajo el mando de Juan Sebastián Elcano, esta expedición volvió a España en 1522.

La segunda expedición que pasó por el estrecho fue la dirigida por fray Juan García Jofré de Loaiza y su objetivo también era llegar al Oriente. Una de sus naves fue arrastrada hacia el sur por los temporales antes de penetrar en el estrecho, llegando hasta el paralelo 55¼. Al regreso, su capitán Francisco de Hoces declaró haber llegado al fin de las tierras. Se trataba de lo que hoy conocemos como Cabo de Hornos (1526).

Glosario

Transculturación: proceso de intercambio cultural entre dos sociedades en donde la superior se impone a la inferior. También se habla de aculturación.

¿Sabías que?

Dieciocho meses duró la expedición de Almagro en Chile, dejando abierta la ruta para que años después otro noble español (Valdivia) prosiguiera con la conquista.

Fuente: www.icarito.cl

Datos biográficos. Diego de Almagro

Nació en la Villa de Almagro (de donde tomó su apellido), en la provincia española de Ciudad Real, hacia 1479. Fue hijo de Elvira Gutiérrez y de Juan Montenegro, quienes no llegaron a casarse. Por ello su madre decidió enviarlo al cuidado de Sancha López del Peral. A los cinco años de edad, quedó al cuidado de su tío materno, Hernán Gutiérrez, de cuya casa huyó a la edad de 15 años. De ahí se fue a Sevilla, donde trabajó como criado de Luis de Polanco (uno de los alcaldes de aquella ciudad). Mientras desempeñaba esta ocupación, Almagro acuchilló a otro criado, dejándolo con heridas tan graves que no quiso enfrentar un juicio, por lo que huyó a Andalucía, donde vagó por un tiempo hasta que decidió volver a Sevilla y partir a América.

Actividad.

Instrucciones. Realiza el desarrollo en tu cuaderno.

  • 1. Describe las empresas de Almagro y Valdivia, recuerda que estas fueron distintas en

cuanto a su desarrollo. Completa el siguiente cuadro comparativo:

Diego de Almagro

Pedro de Valdivia

   
  • 2. ¿Cuáles fueron las inversiones que realizó cada conquistador para su empresa de

conquista?

  • 3. ¿Qué países de la actualidad atravesó en sus viajes cada conquistador con su hueste?

  • 4. ¿Cuáles fueron sus principales dificultades?

  • 5. ¿Qué peripecias sufrieron en el camino cada expedición?

  • 6. ¿Qué actitudes tuvieron a la llegada del territorio?

  • 7. Trae los siguientes recursos o materiales para la siguiente clase:

  • - 1 cartulina de color

- tijeras

  • - Láminas, recortes, fotografías de la conquista de Chile

- pegamento

  • - Lápices de colores, plumones.

- otros