P. 1
Ciencias as Con La Comunicación

Ciencias as Con La Comunicación

5.0

|Views: 1.364|Likes:
Publicado porapi-27161035
Tema de la Unidad I, para leer todos
Tema de la Unidad I, para leer todos

More info:

Published by: api-27161035 on Oct 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

Ciencias relacionadas con la comunicación.

En la práctica, todas las ciencias guardan alguna relación con la comunicación, si consideramos que su proceso de aprendizaje es semejante al de ésta; sin embargo, sólo nos referiremos a las ciencias vinculadas en forma estrecha con la disciplina que nos compete. Las ciencias sociales orientadas al estudio de los valores, las formas de vida, las posiciones ideológicas y las estructurales de la humanidad son las siguientes: psicología, antropología, sociología, filosofía y lingüística. Psicología y comunicación El vocablo psicología lo empleó Gloeckel por vez primera en 1590; no obstante, hay quienes afirman que previamente lo hizo Melancton en 1550. En su origen la psicología, considerada como “la ciencia del alma”, formaba parte de la filosofía. Wolf postuló una psicología empírica en 1738, esto es, una disciplina basada en la experiencia. Kant, por su parte, demostró la imposibilidad de una psicología a priori. Los descubrimientos de la fisiología nerviosa obtenidos en las primeras décadas del siglo XIX sirvieron de base al desarrollo de la psicofísica y la psicología experimental. El conductismo, creado por J. B. Watson, sostiene que el objeto de la psicología es la conducta. La psicología gestáltica se basa en la idea de que los procesos psíquicos sólo pueden comprenderse en la integridad de su organización. El psicoanálisis, originado en las investigaciones de Freud, ha dado lugar a una amplia gama de variantes denominadas, de manera genérica, psicología dinámica. Conviene destacar que la psicología estudia el proceso de la comunicación en varios niveles: individual, interpersonal, grupal y masivo. El nivel individual se refiere a la capacidad del hombre como canal, que sintetiza y simboliza la realidad. El nivel interpersonal trata la relación entre dos personas comunicantes de acuerdo con sus capacidades. El nivel grupal se ocupa de las relaciones entre los miembros de una organización, así como las formas de comunicación y desarrollo que surgen de los grupos. El nivel masivo implica el uso de los conocimientos de la psicología dirigidos a los efectos de los medios masivos de comunicación en el individuo; aplica sus principios al estudio de la publicidad, la propaganda, la opinión pública, etc., tanto para explicar las reacciones que provocan los mensajes masivos en los receptores como para analizar el papel de la comunicación masiva en la sociedad. Por tanto, la psicología guarda una estrecha relación con la comunicación, puesto que mientras la primera se dirige al análisis de la personalidad, la segunda implica la formación de estereotipos, vinculados de alguna manera con la psicología. Así, el medio social y, en consecuencia, la influencia de los medios de comunicación masiva afectan la personalidad.

Fecha de creación 13/09/yyyy 19:10:00 Página 1 de 6

Antropología y comunicación El vocablo antropología proviene de las voces griegas anthropos, que significa “hombre” y logos, “estudio” o “tratado”. Según la etimología, es la ciencia que estudia al hombre. La antropología estudia al hombre desde dos aspectos muy importantes: 1. Como miembro de la naturaleza (su lugar en el reino animal) 2. Como miembro que actúa en la sociedad (ser social). La antropología es una ciencia social que estudia al hombre y abarca un campo de estudio bastante amplio que comprende al ser humano en relación con su medio (ecología) y en su comportamiento individual y social (sociología). Así hablaremos de los campos de estudio de la antropología. El primer campo de estudio recibe el nombre de antropología física, la cual estudia sobre todo al hombre y la influencia que el medio ejerce sobre él. El segundo campo, la antropología cultural o etnología, estudia al hombre que piensa, habla, crea y tiene relación con otros hombres en la sociedad. División de la antropología Antropología Física
Estudia al hombre en sus aspectos de: 1. Raza 2. Estructura: características 3. El medio y la influencia sobre los hombres

Antropología cultural
Estudia el origen de las culturas: 1. Evolución 2. Desarrollo 3. Formas de expresión (música, lenguaje y artes)

Ahora bien, conviene analizar la antropología cultural o etnología, pues es un aspecto de particular relevancia en el estudio de los vestigios de comunicación que el ser humano ha dejado a su paso por este mundo. La etnología se divide en arqueología, tecnología, arte, lingüística y literatura. La arqueología es una ciencia auxiliar de la historia e investiga y clasifica los restos de las civilizaciones primitivas situándolas en su desarrollo histórico. La tecnología analiza todos los medios y procedimientos de la ciencia en la fabricación de productos industriales (incluso intelectuales). El arte es el conjunto de reglas y preceptos necesarios para hacer bien alguna cosa. El arte es el acto mediante el cual el hombre imita o expresa lo material o lo invisible, valiéndose de la materia, de la imagen o del sonido, y crea copiando o imaginando. La lingüística es la ciencia que estudia el lenguaje desde todas las perspectivas posibles. La lingüística puede dividirse en fonética y fonología, morfología y sintaxis, semántica y lexicología. La literatura es el arte bello que emplea como instrumento la palabra oral o escrita. Las corrientes antropológicas de mayor relevancia son: el funcionalismo, el estructuralismo y el estructural funcionalismo. El funcionalismo, cuyo máximo representante es Malinowsky, sistematiza el estudio de las comunidades contemplando el tipo de funciones que surgen en ellas para subsistir. Malinowsky señala que la totalidad de las funciones que implica un sistema social tienen la tendencia a mantener al máximo el equilibrio y la cohesión; no contempla disfunciones que perjudiquen al sistema, sólo examina lo positivo, por lo que llama desviaciones a lo negativo, y se aboca a la consecución e funciones universales.
Fecha de creación 13/09/yyyy 19:10:00 Página 2 de 6

El estructuralismo es una corriente intelectual caracterizada por aplicar a los hechos humanos y sociales el concepto de estructura, tal como lo elaboró la lingüística. El estructuralismo, como método, visión o concepción ideológica ha sido introducido en diversas disciplinas, entre ellas, la antropología, la sociología, la crítica literaria y la psicología. El estructural-funcionalismo es una de las corrientes más relevantes del siglo XX. Su paradigma tiene antecedentes en el pensamiento de autores clásicos como Comte y Durkheim, y en la antropología funcionalista de Malinowsky y Radcliffe-Brown. Esta teoría nos permite determinar en qué circunstancias y condiciones, en un medio, espacio y tiempo determinados, el hombre se ha comunicado a través del tiempo, hecho que vincula a la antropología con la comunicación. Sociología y comunicación La sociología estudia la realidad social y el conjunto de fenómenos sociales. Esta disciplina puede estudiarse desde dos puntos de vista: el normativo, es decir, analizar lo que debe ser, y lo que realmente es. Estas dos posiciones permiten remitirnos a lo que se llama la norma y el uso, criterios que Martinet planteó en el lenguaje. Los filósofos, los políticos y, en general, quien se preocupe por los problemas relativos a la sociedad podrían analizarlos con estos criterios, pero marcando diferentes intencionalidad en el análisis. A continuación reseñamos los principales periodos de la historia de la sociología. El primer periodo, que por lo general recibe el nombre de fundadores o padres de la sociología, abarca desde 1829 hasta 1875. Es importante señalar que Comte es el primero que utiliza el término sociología. En esta época aparecen esfuerzos múltiples para determinar los campos de sociología, su estructura y su base filosófica. Los representantes más importantes son Comte, Le Play, Espinas, Spencer, Carey y Töneis. El segundo periodo, que corresponde aproximadamente a 1875, se caracteriza por la aparición de diversas escuelas con tendencias y análisis de factores sociales, económicos, geográficos y raciales (Taine). El tema central de los autores del periodo es el análisis de las teorías evolucionistas y organicistas. En este sentido, Darwin se convirtió en uno de los autores más estudiados debido a su teoría del evolucionismo. El tercer periodo se inicia en el siglo XX y lo cierra un hecho social de gran trascendencia: la Primera Guerra Mundial. Al ser evidente la decadencia del organicismo, del evolucionismo y del historicismo, aparecen nuevas tendencias en el ámbito sociológico que presentan la sociología como una ciencia independiente, que tiene en cuenta la base teórica, pero sin alejarse del componente empírico. Surgen entonces corrientes importantes como el sociologismo planteado por Durkheim y la escuela francesa; la escuela psicologista, con Tarde, y la escuela estadounidense; así como el formalismo, con Georges Simmel y los alemanes. El cuarto periodo se sitúa entre las dos guerras mundiales. La escuela que determina el punto central de análisis y los lineamientos organizativos de la ciencia sociológica es la escuela estadounidense. El quinto periodo, que puede denominarse actual, se inicia a partir de 1945 y en él la sociología estadounidense continúa como eje central, aunque con marcadas tendencias a la propuesta de síntesis de tipo teórico, con representantes como Talcote Parsons y Merton, quienes siguen siendo exponentes significativos de esta nueva tendencia sociológica. Ahora bien, la sociología tiene vínculos estrechos con la comunicación en todos los ámbitos del contexto social, pues no puede haber sistema social si no hay comunicación. La sociología implica diversos estatus o posiciones del individuo dentro del sistema social, de
Fecha de creación 13/09/yyyy 19:10:00 Página 3 de 6

acuerdo con su edad, sexo, hábitat, escolaridad, religión, ideología, posición política, ingresos económicos, etc. Es importante destacar que la presencia de los medios de comunicación masiva en nuestra vida cotidiana constituye un importante fenómeno que la sociología pretende analizar con el fin de explicar sus efectos en la evolución de la sociedad contemporánea. Filosofía y comunicación La palabra filosofía significa, etimológicamente, “amor por la sabiduría”. Según una antigua tradición, Pitágoras, filósofo y matemático griego el siglo VI a.C., se negaba a aceptar, por modestia, el nombre de sabio (sofos) y lo sustitos por el de “amante de la sabiduría” (filósofo), término cuya significación explicaba así: “La vida de los hombres tiene gran semejanza con esas grandes asambleas que se celebran en Grecia, con ocasión de los juegos públicos, a las que unos concurren con propósito de comprar y vender, otros por ganar laureles y fama, y otros, en fin, como simples espectadores. De igual modo, los hombres venidos a este mundo… buscan unos la gloria, otros los bienes materiales, y otros, éstos en pequeño número, se dedican a la contemplación, al estudio de la naturaleza de las cosas; éstos últimos son los filósofos”. Según esta interpretación pitagórica, la filosofía sería la contemplación reflexiva del universo, y la sabiduría, el conocimiento de la verdad, la ciencia absoluta adquirida por la reflexión. Ahora bien, varios filósofos han abordado el tema de la comunicación al referirse a las siguientes interrogantes: ¿Por qué se comunica el hombre? ¿Realmente se comunica? ¿Cómo se comunica con el mundo? ¿Cómo lo perciben los demás? ¿Cómo logra comunicarse? Platón (idealista puro) sostiene que la comunicación es imposible, ya que el conocimiento es imposible; “si yo te digo –quiero decir- algo a ti y tú ya lo sabías, entonces no hay comunicación; pero si no lo sabías, es que no te habías comunicado”. Aristóteles (discípulo de Platón) antepone la razón a la ciencia. Señala que para que el hombre se comunique es necesaria la presencia de un orador y de un público que muestre interés en escucharlo y, desde luego, que el orador tenga algo que comunicar (tratado de retórica). Durante el Renacimiento destaca la presencia de los empiristas (John Locke, Roger Bacon, Berckeley y Hume), quienes sostienen que la comunicación proviene de los sentidos. Sören Kierkegaard, considerado padre del existencialismo, al adoptar una actitud pesimista señala que primero es la existencia y después la conciencia: “realmente el comportamiento de las gentes me hace pensar que la gente se comunica de corazón a corazón, de intelecto a intelecto, de esencia a esencia, etc.” Cabe señalar que las conductas privadas y las públicas de la gente no coinciden, de ahí que la hipocresía propicie la incomunicación. Martin Heidegger establece los niveles en que el hombre se comunica. Él explica que sólo una pequeña élite posee el conocimiento, del que aporta sólo una mínima parte al pueblo o a los no-privilegiados, y como éstos carecen de los medios para enviar un mensaje de respuesta no hay comunicación, sino información. El problema del hombre es la comunicación. Jean Paul Sastre establece la comunicación del hombre en sus obras El ser y la nada y A puerta cerrada. Eugenio Ionesco afirma que los intentos de comunicación del hombre son grotescos y absurdos. Samuel Becket sostiene que el hombre sigue esperando saber cómo comunicarse.

Fecha de creación 13/09/yyyy 19:10:00 Página 4 de 6

Carlos Marx sostuvo que los hombres existen sólo en sociedad, y para que ésta exista es imprescindible la comunicación entre sus integrantes. Las relaciones humanas (sociales) son sujetos accesibles de conocimiento y éste a su vez implica comprensión (aprehensión) de un sentido, de una significación; de ahí que la significación sea relación concreta, singular con el otro, con los demás. Así, la comprensión de la existencia real de las relaciones sociales se constituye en la base de una teoría de la comunicación. Por tanto, la comunicación de masas, al investigarla de manera científica, se constituye en la identificación y el análisis-síntesis de los temas, problemas y objetos situados en el nivel de la producción industrial de mercancías específicas (mensajes) de la comunicación colectiva; en el nivel de los instrumentos, soportes y lenguajes utilizados al emitir los mensajes de la comunicación colectiva, y en el nivel de las condiciones y relaciones que se establecen entre los poseedores, productores, difusores y receptores de los mensajes de la comunicación de masas en la historia y la sociedad. Por ello, cuando el hombre plantea el porqué se comunica está presente el vínculo filosofía-comunicación. Lingüística y comunicación La lingüística es la ciencia que estudia todos los aspectos de las lenguas; por ejemplo, su origen, evolución, características, utilización y relación. El lenguaje es universal, ya que permite una gran diversidad de formas o maneras de expresión que inducen el establecimiento de la comunicación. La estructura del lenguaje, en su calidad de modo de comunicación, se relaciona con otros elementos de particular relevancia; por ejemplo: el predominio del sentido emotivo, esto es, que la comunicación lingüística, como cualquier comunicación, tiene un carácter anticipatorio, de ahí que se adelante a los hechos. La lingüística estudia el lenguaje en sus dos ramas principales: el habla y la escritura; no obstante, los lenguajes oral y escrito son tan sólo algunos de los múltiples lenguajes que el hombre utiliza para comunicarse. La expresión verbal es una forma directa de hacer llegar un mensaje, de hacerse comprender, motivar, etc., a pesar de que el sujeto no esté físicamente frente a su interlocutor. El empleo de la voz como medio de comunicación produce importante efectos, pues sus vibraciones son capaces de conmover y emocionar a una audiencia. La palabra escrita, por su parte, es otro medio de comunicación valioso, cuyo propósito fundamental es dejar huella y registro de mensajes que pueden referirse a un pasado remoto o cercano y a sucesos de actualidad, e inclusive a especular sobre lo futuro. Es obvio que este medio implica mayores exigencias, en cuanto a redacción y estilo, que la expresión oral, puesto que la escritura permite afinar el mensaje y en consecuencia incrementa las posibilidades de estructurar un contenido, lo que evita confusiones respecto al significado. Por tanto, el lenguaje es el vehículo e comunicación más eficiente, en cualquiera de sus formas y maneras de expresión; de ahí que el lenguaje y la comunicación vayan de la mano. Semántica y comunicación La semántica es la ciencia que estudia el significado de las palabras o los signos; es decir, el contenido semántico se refiere al significado de los signos. Con base en la semántica, y considerando al emisor del proceso comunicativo, la comunicación lingüística se clasifica en denotativa y connotativa. Es denotativa cuando los objetos
Fecha de creación 13/09/yyyy 19:10:00 Página 5 de 6

referentes se enuncia en una forma próxima a su realidad, por lo que el uso común del lenguaje y el uso científico son básicamente denotativos. Como ejemplo de este nivel de significación podemos considerar al lenguaje en sentido recto: Teorema es una proposición que afirma una verdad demostrable. Hoy la denominada incomunicación humana obedece en gran medida a la falta de precisión en las palabras. La finalidad de la comunicación lingüística es connotativa cuando uno o varios elementos de la lengua se utilizan de tal manera que proyecten tanto el contenido único aceptado como norma en su estructura superficial, como otro o varios más que incrementan su variabilidad de mensajes. Así, la lengua poemática (la que se emplea en los poemas) y, en general, la literaria implican esta intención connotativa. El hombre tiene suficiente capacidad para manejar un sinfín de significados; sin embargo, la lingüística le indica cómo éstos se relacionan con su realidad concreta; por consecuencia, cuando el número de significados con base en las experiencias y nivel sociocultural de un individuo es muy amplio, su capacidad de comunicación será también amplia.

Tomado de: De la Torre Z., F. y De la Torre Z, H. Taller de Análisis de la Comunicación. Segunda Edición. McGraw-Hill. México, 2004. pp 10-15

Fecha de creación 13/09/yyyy 19:10:00 Página 6 de 6

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->