P. 1
Desarrollo Humano Unidad 1 2 y 3

Desarrollo Humano Unidad 1 2 y 3

1.0

|Views: 5.794|Likes:
Publicado porLu Gaona

More info:

Published by: Lu Gaona on Sep 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/05/2014

pdf

text

original

Sections

  • 1.1. Los alcances de la libertad: intención, consejo y elecciones
  • 1.2. La voluntad
  • 1.3. Ética y moral
  • 1.4. El juicio ético
  • 2.1. Las dimensiones del ser humano
  • 2.2. La dignidad humana y el concepto de alteridad
  • 2.3.1. Competencia comunicativa y asertividad
  • 2.3.2. Autoconocimiento
  • 2.3.3 Autocontrol y autoestima
  • 2.4.1. Consideraciones éticas en torno a la tecnología y sus aplicaciones
  • 3.1.1. Clasificación y jerarquización de los valores
  • 3.1.2. Valores universales
  • 3.1.3. Valores sustentables para una ética global
  • 3.2.1. Prioridades y objetivos existenciales
  • 3.3.1. Estrategias de planeación
  • 3.4. Autorrealización

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

1

Primer cuatrimestre

Desarrollo humano

Programa desarrollado

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

2

Contenido

I.

INFORMACIÓN GENERAL DE LA ASIGNATURA

a. Ficha de identificación

b. Descripción

c. Propósito

II.

COMPETENCIAS A DESARROLLAR

III.

TEMARIO

IV.

METODOLOGÍA DE TRABAJO

V.

EVALUACIÓN

VI.

MATERIAL DE APOYO

VII.

DESARROLLO DE CONTENIDOS POR UNIDAD

a. UNIDAD 1

b. UNIDAD 2

c. UNIDAD 3

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

3

I. Información general de la asignatura

a. Ficha de identificación

Nombre de la Licenciatura o
Ingeniería:

Tronco Básico

Nombre del curso o asignatura

Desarrollo Humano

Clave de asignatura:
Seriación:

Sin seriación

Cuatrimestre:

Uno

Horas contempladas:

90

b. Descripción

El Tronco Común de la oferta educativa de la ESAD está conformado por cuatro asignaturas que te
serán útiles a lo largo de tu preparación académica, independientemente de tu elección
vocacional. Poseen un enfoque común y se complementan con el propósito de que domines
adecuadamente los fundamentos metodológicos de las ciencias y de la investigación; adquieras
un lenguaje común que favorezca la comunicación con tus compañeros(as) y facilitadores(as);
vincules de forma apropiada la teoría con la práctica, y enfrentes los problemas que caracterizan
nuestro tiempo desde un enfoque ético y humanista.

De manera particular, la asignatura Desarrollo humano busca dotarte de aquellas competencias
que te permitan desempeñar tu profesión en el marco de la alteridad y el respeto, desarrollando
en ti la conciencia de ser un ser social éticamente responsable.

Todo(a) egresado(a) de la Educación Superior debe regir su conducta y sus actos bajo una serie de
normas y valores, teniendo siempre presente que su responsabilidad en la consecución del bien
común es mucho mayor que la del ciudadano(a) común y corriente. Así, la sociedad en general, y
en específico la institución en la que te formes, esperarán de ti no sólo la aplicación de las
competencias propias de tu profesión, sino que te conviertas en la vanguardia de la cultura.

Por lo anterior, es muy importante que se te proporcionen todas las herramientas y
conocimientos que te permitan desempeñar tu profesión en el marco de la responsabilidad social
y profesional, así como interactuar con profesionales de campos diferentes al tuyo, siempre
respetando las diferencias existentes, propiciando un ambiente de empatía y consideración al
trabajo de los demás.

Concretamente, Desarrollo Humano posee la siguiente estructura temática:

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

4

La unidad 1 busca que identifiques la libertad como una facultad inherente al ser humano y
reconozcas el peso de tus decisiones individuales, así como el impacto de éstas en el medio que te
rodea. Además de lo anterior, se pretende que reflexiones en torno a las variables que
intervienen en la voluntad humana.

En la unidad 2 se pretende que examines la condición social del ser humano para evaluar la
importancia de actuar responsablemente en el marco de tu profesión, partiendo de los conceptos
“alteridad” y “dignidad humana”. En suma, se espera que consideres las ventajas de establecer
una comunicación efectiva basada en la asertividad y la inteligencia emocional.

Con base en lo anterior, en la unidad 3 determinarás la importancia de los valores para establecer
y justificar responsablemente los criterios que guían tus actos con vistas en tu propia
autorrealización. Finalmente, conocerás los elementos que intervienen en la elaboración de un
proyecto de vida.

c. Propósito

La asignatura Desarrollo Humano pretende que integres y sistematices tus valores, a través de
una reflexión crítica y metódica que te permitan actuar y tomar decisiones éticas en el ámbito de
tu desempeño profesional, con la finalidad de que contribuyas en la construcción de una sociedad
sustentable donde se privilegie la dignidad humana, teniendo en cuenta la condición dinámica y
compleja de la realidad, así como tu experiencia individual.

II. Competencias a desarrollar

Competencia general:

Integra valores y criterios, por medio de la reflexión crítica y metódica, para actuar y
tomar decisiones éticas en el ámbito de su desempeño profesional, con el fin de
contribuir en la construcción de una sociedad sustentable donde se privilegie la dignidad
humana, teniendo en cuenta la condición dinámica y compleja de la realidad, así como su
experiencia individual.

Competencias específicas

Identifica la libertad, como una facultad inherente al ser humano para estimar la
relevancia de las decisiones individuales y el impacto de éstas en el mundo que le rodea, a
través del examen de situaciones en las cuales hay un margen de acción.

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

5

Analiza los elementos que intervienen en la voluntad humana para reconocer la
justificación que subyace a todo acto moral, por medio del estudio de diversos contextos
y sus consideraciones particulares.
Examina la condición social del ser humano para reconocer la importancia de actuar

responsablemente, partiendo de los conceptos “alteridad” y “dignidad humana”,

considerando el alcance de sus decisiones y cómo afectan el núcleo social en el que vive.

Determina la importancia de los valores para definir responsablemente los criterios que
guían sus actos, por medio de la reflexión en torno a sus principios vitales y cómo éstos
influyen en la toma de decisiones.

3. Temario

1.

La libertad: facultad inherente a todo ser humano

1.1.

Los alcances de la libertad: intención, consejo y elección

1.2.

La voluntad

1.3.

Ética y moral

1.4.

El juicio ético
1.4.1. Objeto, fin y circunstancias

2.

El hombre como ente social

2.1.

Las dimensiones del ser humano

2.2.

La dignidad humana y el concepto de alteridad

2.3.

Inteligencia emocional
2.3.1. Competencia comunicativa y asertividad
2.3.2. Autonconocimiento
2.3.3. Autocontrol y autoestima

2.4.

Ética profesional
2.4.1. Consideraciones éticas en torno a la tecnología y sus aplicaciones

3.

Valores y proyecto de vida

3.1.

¿Qué son los valores?
3.1.1. Clasificación y jerarquización de los valores
3.1.2. Valores universales
3.1.3. Valores sustentables

3.2.

Criterios para la toma de decisiones
3.2.1. Prioridades y objetivos existenciales

3.3.

Proyecto de vida
3.3.1. Estrategias de planeación

3.4.

Autorrealización

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

6

IV. Metodología de trabajo

El modelo educativo de la ESAD está diseñado conforme a las características y necesidades de su
población objetivo. Por ello, retoma los principios de la educación andragógica y el
constructivismo social: el estudiante es el centro de los procesos educativos, se busca su
involucramiento en éstos haciéndolos relevantes a su contexto inmediato (tanto personal como
profesional) y retomando su experiencia por medio del planteamiento de problemas, casos y
proyectos concretos (en contraste con la educación convencional, que comúnmente se centra en
la exposición de contenidos “en abstracto”).

La asignatura Desarrollo Humano posee un enfoque práctico, a través de la resolución de
problemas basados en situaciones cotidianas, se busca el desarrollo y aplicación de la reflexión
ética en contextos que requieren consideraciones particulares. Conforme a lo anterior, el
aprendizaje que se propiciará será de corte significativo, activo y colaborativo, promoverán en el
estudiante la autorregulación, la autovaloración, la reflexión personal y la articulación de ideas
propias, favoreciendo la retroalimentación sincrónica y asincrónica con sus compañeros por
medio de una estrategia de interacción efectiva y el apoyo de personal académico dispuesto a
facilitar el aprendizaje y orientar su trabajo.

V. Evaluación

En el marco del Programa de la ESAD, la evaluación se conceptualiza como un proceso
participativo, sistemático y ordenado que inicia desde el momento en que el estudiante ingresa al
aula virtual. Por lo que se le considera desde un enfoque integral y continuo.

Por lo anterior, para aprobar la asignatura, se espera la participación responsable y activa del
estudiante así como una comunicación estrecha con su facilitador para que pueda evaluar
objetivamente su desempeño. Para lo cual es necesaria la recolección de evidencias que permitan
apreciar el proceso de aprendizaje de contenidos: declarativos, procedimentales y actitudinales.

En este contexto la evaluación es parte del proceso de aprendizaje, en el que la retroalimentación
permanente es fundamental para promover el aprendizaje significativo y reconocer el esfuerzo. Es
requisito indispensable la entrega oportuna de cada una de las tareas, actividades y evidencias así
como la participación en foros y demás actividades programadas en cada una de las unidades, y
conforme a las indicaciones dadas. La calificación se asignará de acuerdo con la rúbrica
establecida para cada actividad, por lo que es importante que el estudiante la revise antes
realizarla.

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

7

A lo largo de la asignatura encontrarás autoevaluaciones, que te servirán de ejercitación y
práctica, su realización te preparará para resolver el examen final de la asignatura. Dicho examen
se presenta al concluir el estudio de todas las unidades temáticas que integran la asignatura.

A continuación presentamos el esquema general de evaluación.

ESQUEMA DE EVALUACIÓN

Foros y base de datos

10%

Taller y tareas

30%

E-portafolio. 50%

Evidencias

40%

Autorreflexiones

10%

Examen final

10%

CALIFICACIÓN FINAL

100%

Cabe señalar que para aprobar la asignatura, se debe de obtener la calificación mínima indicada
por la ESAD.

VI. Materiales de apoyo

Unidad 1: la libertad: facultad inherente a todo ser humano

Bibliografía básica

Aristóteles (2009). Ética a Nicómaco, España: Tecnos.
Aquino, Tomás de (2009). Suma teológica, Argentina: Distal.
Fromm, Erich (2006). El miedo a la libertad (traducción de Gino Germani). Barcelona:

Paidós.
García Alonso, Luz (2006). Ética o Filosofía Moral, México: Trillas.
Hernández, Baqueiro, Alberto. “Elementos Formales para el análisis ético”, Lecturas en
humanidades #7, ITESM-Campus Ciudad de México, 1997.
Sánchez Vázquez, Adolfo (2007). Ética. Crítica, Barcelona.

Bibliografía secundaria

Beuchot, Mauricio (2002). Los principios de la Filosofía Social de Santo Tomás. Líneas
generales del pensamiento socio-político de Sto. Tomás de Aquino. México: IMDOSOC.
García Alonso, Luz (2000). El hombre: su conocimiento y libertad. México: Universidad
Anáhuac del Sur.
Gardeil, H.D. (1974). Iniciación a la filosofía de Santo Tomas de Aquino (cuatro volúmenes;
traducción de Salvador Abascal Carranza). México: Tradición.

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

8

Arendt, Hannah. “ ¿Qué es la libertad?" (Traducción de Mara Kolesas). Artículo publicado

en la revista Zona Erógena #8. 1991.
Jolivet, Régis (1984). Diccionario de Filosofía. Buenos Aires: Club de lectores.
Llano Cifuentes, Carlos (1989). “Las caras de la dignidad”. Artículo publicado en la revista
ISTMO #181, marzo – abril, 1989.
Ocampo Ponce, Manuel (2002), La importancia de la fundamentación metafísica para la
comprensión de las dimensiones de la persona humana. México: Estudios ocasionales,
Universidad Anáhuac del Sur.
Platts, Mark (1999). Sobre usos y abusos de la moral. México: Paidós.
Royo Marín, Antonio (2002). Teología moral para seglares I. Moral fundamental y
especial. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos.

Unidad 2: el hombre como ente social y responsable

Bibliografía básica

Whittaker, J.O. (2005). Psicología. México: Edit. Interamericana.
Alonso Tapia, Jesús. (2005). Orientación educativa. Teoría, evaluación e intervención.

“Capítulo IV: Problemas de aprendizaje (II): Evaluación y mejora de la motivación hacia el
aprendizaje”. Madrid: Síntesis.

Castro, S. Alejandro (2005). Analfabetismo emocional. Buenos Aires: Editorial Bonum.
Gardner, H. (2005). Inteligencias Múltiples; la teoría en la práctica. Barcelona: Edit.

Paidós.

Gaxiola, Patricia (2005). La inteligencia emocional en el aula. México: Ed. Aula nueva SM.
Goleman, D. (2009). La Inteligencia Emocional. Madrid: Zeta.
Kant, Immanuel (2005). Fundamentación de la metafísica de las costumbres. Madrid:

Alianza.

Bibliografía secundaria

Gerrig, Richard J. y Philip G. Zimbardo (2005), tr. José Francisco Dávila Martínez y Leticia
Esther Pineda Ayala. Psicología y vida. México: Pearson educación.
Lucas, Ramón (2003). Bioética para todos. México: Trillas. p. 25-27.
Morales, J.F. (1994). Psicología Social, España: McGraw-Hill.
Payá, Montserrat (1992). “El autoconocimiento como condición para construir una
personalidad moral y autónoma”. En Comunicación, lenguaje y educación, 69-76.
Sartre, J.P. (2004). El ser y la nada. Buenos Aires: Losada.
Universidad Autónoma del Estado de México (2000). Diccionario de Filosofía
Latinoamericana. Toluca: UAEM.

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

9

Unidad 3: valores y proyecto de vida

Bibliografía básica

Blindé, Júreme (2006). ¿Hacia dónde se dirigen los valores? Coloquios del siglo XXI.
México: FCE.
Casullo, María Martina (2008).Proyecto de vida y decisión vocacional. Buenos Aires:
editorial Paidós.
Ivancevich, John M., Robert Konopaske y Michael T. Matteson (2006) Comportamiento
organizacional. México: Mc Graw-Hill.
Kras, Eva (2009). Desarrollo de una conciencia sustentable. México: Grupo Editores, S.A.

de C.V.
Loza Ramos, Ismael (2005). Ética y valores 2. México: ST editorial.
Martínez Clares, Pilar (2009). La Importancia de la toma de decisiones. Barcelona:
Universidad de Murcia.
Robbins, Sthephen P., y Timothy A. Judge (2009). Comportamiento organizacional.
México: Pearson – Prentice Hall.
Pantoja Ospina, Martín Alonso. Estilos Cognitivos. Revista Creando: Universidad nacional
de Manizales. Año 2, Número 3.
Vargas Trepaud, Ricardo (2005), Proyecto de vida y planeamiento estratégico personal.
Perú: Seguridad & Gestión Edit.

Bibliografía secundaria

Abad Pascual, Juan J. (1995). La vida moral y la reflexión ética. Madrid: Mc Graw Hill.
Angulo Parra (2004). Ética y valores I. México: Ed. Santillana.
Castañeda Martínez, Luis (2002), Un plan de vida para jóvenes. México: Ediciones Poder.
D’Angelo Hernández, Ovidio (1994). Proyecto de Vida como categoría básica de
interpretación de la identidad individual y social. Buenos Aires: Biblioteca Virtual CLACSO.
Dawn-Marie Driscoll y W. Michael Hoffman. Ethics Matters: How ti Implement Values-
Driven Managemente. Walthman. M.A.: Bentley College Press, 2000.
Frankl, Viktor (1991). El hombre en busca de sentido. Barcelona: Herder.
Maslow, Abraham (2003). El hombre autorrealizado. Hacia una psicología del ser.
Barcelona: Ediciones Kairós.
Herbert A., Simon (1960). The new Science of Management Decision. New York: Harper &

Row.

Rodríguez Estrada, Mauro, Georgina Pellicer y Magdalena Eyssautier (1998). Planeación
de vida y trabajo. México: Editorial El Manual Moderno.
Russek, Silvia. Cómo establecer prioridades. Crecimiento y bienestar emocional.
http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/prioridades.html. Consultado el 22
de febrero de 2010.

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

10

VII. Desarrollo de contenidos por unidad

Unidad 1. La libertad: facultad inherente a todo ser
humano
Presentación

Imagina que los seres vivos se clasificaran según sus capacidades
cognitivas. En el nivel inferior, estarían sin duda las plantas,
desprovistas de todo razonamiento. Enseguida se encontrarían los
animales, que actúan guiados por sus instintos, como el pájaro que
levanta inmediatamente el vuelo al ver un gato, reaccionando según
su instinto natural que no incluye la posibilidad de actuar de otra
manera ante la advertencia de peligro.

El ser humano se hallaría en la cúspide de la clasificación, puesto que
posee la facultad de reflexionar y actuar en función de sus gustos o
necesidades. A esto se le llama libre albedrío o facultad de elección.

Propósitos de la unidad

En esta unidad reflexionarás acerca de la libertad e identificarás
algunos de los elementos que influyen en tu voluntad como sujeto
racional, con el objeto de que valores el alcance de tus decisiones y su
impacto en tu contexto inmediato. Para ello, examinarás algunas
situaciones de la vida cotidiana que seguramente te serán familiares.

¡A empezar!

Competencia específica

Identifica la libertad como una facultad inherente al ser humano, para estimar la relevancia de las
decisiones individuales y el impacto de éstas en el mundo que le rodea, a través del examen de
situaciones en las cuales hay un margen de acción.

CASPER, David Friedrich
(1774- 1840). El caminante
sobre el mar de nubes.

Óleo sobre lienzo, 1818.
Kunsthalle de Hamburgo,
Alemania.

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

11

Analiza los elementos que intervienen en la justificación de todo acto, así como sus posibles
valoraciones, por medio del estudio de distintos contextos y sus consideraciones particulares.

1. La libertad: facultad inherente a todo ser humano

Muchas veces, durante la niñez, el ser humano acepta en forma pasiva las normas y reglas que
recibe de los mayores (padres, maestros, ministros de la iglesia, autoridades gubernamentales,
etc.), ya sea por imposición o por convicción, pero al crecer, poco a poco la razón busca los
fundamentos de dichas reglas. Quizá durante tu adolescencia pusiste en duda algunos de los
principios que aprendiste en el seno de tu familia, motivado por tus propias reflexiones y en un
afán de formar tu propia identidad. Pues bien, al ser adulto, te encuentras en el mejor momento
para seguir cuestionando lo que sucede a tu alrededor e incluso ir más allá, transformando tu
realidad para mejorarla o adaptarla a tus necesidades.

Todo ello es posible gracias a la razón, que es aquella característica fundamental que nos hace
ser humanos
, y que nos permite, entre otras cosas:

reflexionar antes de actuar
postergar
planificar

En la película 2001: Odisea del espacio hay una escena en la que el protohumano se da cuenta de
que puede utilizar un hueso como una herramienta para modificar activamente su entorno; esta
imagen poética representa el momento en el que el humano se separa del resto del reino animal:
descubre, analiza, repite, concluye, planea, explica y consigue.

Contrario a lo que pueda suponerse, la razón no es una facultad que nos brinde la solución a
nuestros problemas automáticamente, como si se tratara de una computadora. La razón, ante
todo, es flexible, y tiene la capacidad de adaptarse a las múltiples situaciones que se nos
presentan cotidianamente.
Cabe señalar que, para que la razón sea plena, es necesaria la presencia de la libertad: para poder
actuar de acuerdo a lo que cree conveniente, el ser humano tiene que ser libre
. Sin embargo la

Video alojado en la siguiente dirección:

http://www.google.com.mx/search?q=2001+the+dawn+of+man
&hl=es&tbs=vid:1&tbo=u&ei=K9SjS7aeC8qutgeHk5WNCg&sa=X
&oi=video_result_group&ct=title&resnum=1&ved=0CBAQqwQw
AA

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

12

libertad también requiere de la razón, ya que sólo por medio de ella hombres y mujeres podemos
decidir qué hacer ante un mar de posibilidades.

Gracias a la razón el ser humano decide qué hacer; gracias a la libertad, se mueve a sí mismo para
alcanzar sus propósitos.

¡Razón y libertad! maravillosos dones que permiten a mujeres y hombres ser dueños de sus
acciones, escoger entre alternativas, hacer o dejar de hacer y ser responsables de ello, elegir una
cosa sobre otra y disfrutar el fruto de su cosecha.

A continuación profundizarás en el tema de la relación que existe entre la razón y la libertad. Pero
antes, lee el texto ¿Qué es la libertad?, de Hannah Arendt y reflexiona sobre el tema.

¿QUÉ ES LA LIBERTAD? (FRAGMENTO)1

Hannah Arendt2

*…+ No hay duda de que la vida humana, situada en la Tierra, está rodeada de procesos
automáticos por los procesos naturales de la Tierra, que a su vez, están rodeados de
procesos cósmicos, y hasta nosotros mismos somos conducidos por fuerzas similares en
tanto somos también parte de la naturaleza orgánica. Más aún, nuestra vida política, a
pesar de ser el reino de la acción, también se ubica en el seno de procesos que llamamos
históricos y que tienden a convertirse en procesos tan automáticos o naturales como los
procesos cósmicos, a pesar de haber sido iniciados por los hombres.

La verdad es que el automatismo es inherente a todos los procesos, más allá de su origen;
ésta es la razón por la cual ningún acto singular, ningún evento singular, puede en algún
momento y de una vez para siempre, liberar y salvar al hombre, o a una nación, o a la
humanidad. Está en la naturaleza de los procesos automáticos a los que está sujeto el
hombre, pero en y contra los cuales puede afirmarse a través de la acción, el que estos
procesos sólo pueden significar la ruina para la vida humana. Una vez que los procesos
producidos por el hombre, los procesos históricos, se han tornado automáticos, se
vuelven no menos fatales que el proceso de la vida natural que conduce a nuestro
organismo y que, en sus propios términos, esto es, biológicamente, va del ser al no- ser,
desde el nacimiento a la muerte. Las ciencias históricas conocen muy bien esos casos de

1 Publicado en Zona Erógena. Nº 8. 1991.
2 Hannah Arendt (Hanóver, 1906-1975) filósofa alemana, autora de “Los orígenes del totalitarismo".

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

13

civilizaciones petrificadas y desesperanzadamente en declinación, donde la perdición
parece predestinada como una necesidad biológica; y puesto que tales procesos históricos
de estancamiento pueden perdurar y arrastrarse por siglos, éstos llegan incluso a ocupar
lejos el espacio más amplio en la historia documentada; los períodos de libertad han sido
siempre relativamente cortos en la historia de la humanidad.

Lo que usualmente permanece intacto en las épocas de petrificación y ruina predestinada
es la facultad de la libertad en sí misma, la pura capacidad de comenzar, que anima a
inspira todas las actividades humanas y constituye la fuente oculta de la producción de
todas las cosas grandes y bellas.

Pero mientras este origen, permanece oculto, la libertad no es una realidad terrenalmente
tangible, esto es, no es política. Es porque el origen de la libertad permanece presente aun
cuando la vida política se ha petrificado y la acción política se ha hecho impotente para
interrumpir estos procesos automáticos, que la libertad puede ser tan fácilmente
confundida con un fenómeno
esencialmente no político; en dichas circunstancias, la libertad no es experimentada como
un modo de ser con su propia virtud y virtuosidad, sino como un don supremo que sólo el
hombre, entre todas las criaturas de la Tierra, parece haber recibido, del cual podemos
encontrar rastros y señales en casi todas sus actividades, pero que, sin embargo, se
desarrolla plenamente sólo cuando la acción ha creado su propio espacio mundano,
donde puede por así decir, salir de su escondite y hacer su aparición.

Cada acto, visto no desde la perspectiva del agente sino del proceso en cuyo entramado
ocurre y cuyo automatismo interrumpe, es un "milagro", esto es, algo inesperado. Si es
verdad que la acción y el comenzar son esencialmente lo mismo, se sigue que una
capacidad para realizar milagros debe estar asimismo dentro del rango de las facultades
humanas. Esto suena más extraño de lo que en realidad es. Está en la naturaleza de cada
nuevo comienzo el irrumpir en el mundo como una "infinita improbabilidad", pero es
precisamente esto "infinitamente improbable" lo que en realidad constituye el tejido de
todo lo que llamamos real. Después de todo, nuestra existencia descansa, por así decir, en
una cadena de milagros, el llegar a existir de la Tierra, el desarrollo de la vida orgánica en
ella, la evolución de la humanidad a partir de las especies animales.

Desde el punto de vista de los procesos en el Universo y en la Naturaleza, y sus
probabilidades estadísticamente abrumadoras, la aparición de la existencia de la Tierra a
partir de los procesos cósmicos, la formación de la vida orgánica a partir de los procesos
inorgánicos, la evolución del hombre, finalmente, a partir de los procesos de la vida
orgánica, son todas "infinitas improbabilidades", son "milagros" en el lenguaje cotidiano.
Es debido a este componente milagroso presente en la realidad que los eventos, sin
importar cuán anticipados estén en el miedo o la esperanza, nos impactan con un shock
de sorpresa una vez que han sucedido.

El impacto de un acontecimiento no es nunca completamente explicable, su facultad
trasciende en principio toda anticipación. La experiencia que nos dice que los

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

14

acontecimientos son milagros no es ni arbitraria ni sofisticada es, por el contrario, de lo
más natural, en realidad, en la vida cotidiana, es casi un lugar común. Sin esta experiencia
corriente, la parte asignada por la religión a los milagros sobrenaturales sería poco menos
que incomprensible.

He elegido el ejemplo de los procesos naturales que son interrumpidos por el
advenimiento de una "infinita improbabilidad" con el propósito de ilustrar que lo que
llamamos real en la experiencia ordinaria ha en general adquirido su existencia a través de
coincidencias más extrañas que la ficción. Por supuesto que este ejemplo tiene sus
limitaciones y no puede ser aplicado sin más al dominio de los asuntos humanos. Sería
pura superstición esperar milagros, "infinitas improbabilidades", en el contexto de
procesos automáticos ya sean históricos o políticos, aunque tampoco esto puede ser
nunca completamente excluido. La historia, en oposición a la naturaleza, está llena de
acontecimientos; aquí el milagro del accidente y de la "infinita improbabilidad" ocurre tan
frecuentemente que incluso parece completamente extraño el hecho de hablar de
milagros. Pero la razón de esta frecuencia es meramente que los procesos históricos son
creados y constantemente interrumpidos por la iniciativa humana, por el initium que el
hombre es, en tanto es un ser que actúa. De aquí que no sea en lo más mínimo
supersticioso, es más bien un precepto del realismo buscar lo imprevisible y lo
impredecible, el estar preparado para el esperar "milagros" en la esfera política. Y cuanto
más esté desequilibrada la balanza en favor del desastre, tanto más milagroso aparecerá
el acto realizado en libertad; porque es el desastre y no su salvación, lo que siempre
ocurre automáticamente y que por lo tanto siempre debe aparecer como irresistible.

Objetivamente, esto es, visto desde afuera y sin tener en cuenta que el hombre es un
inicio y un iniciador, la posibilidad de que el futuro sea igual al pasado es siempre
abrumadora. No tan abrumadora, por cierto, pero casi, como lo era la posibilidad de que
ninguna tierra surgiera nunca de los sucesos cósmicos, de que ninguna vida se desarrollara
a partir de los procesos inorgánicos y de que ningún hombre emergiera a partir de la
evolución de la vida animal. La diferencia decisiva entre las "infinitas improbabilidades",
sobre la cual descansa la realidad de nuestra vida en la Tierra, y el carácter milagroso
inherente a esos eventos que establece la realidad histórica es que, en el dominio de los
asuntos humanos, conocemos al autor de los "milagros". Son los hombres quienes los
protagonizan, los hombres quienes por haber recibido el doble don de la libertad y la
acción pueden establecer una realidad propia.

Traducción: Mara Kolesas
Revisión: Claudia Hilb

Razón y libertad

En ocasiones, los seres humanos tomamos decisiones de las que nos arrepentimos más tarde.
Para ejemplificar, imagina que un compañero de tu grupo tiene un mal día y decide desquitarse al

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

15

entrar al aula virtual. Durante el tiempo que esté conectado será descortés y escribirá lo que se le
venga en gana sin seguir las reglas de convivencia. Como consecuencia de sus actos,
probablemente obtendrá una amonestación de su Facilitador(a), perderá la confianza de los
demás y obtendrá un bajo aprovechamiento. Posteriormente desilusionará a quienes creían en él,
y con ello disminuirá su autoestima, perdiendo finalmente el interés por concluir sus estudios y
abandonando su carrera.

Se trata de un ejemplo un tanto extremo, aunque nos ayuda a mostrar hasta qué punto razón y

libertad se relacionan. ¿Puedes deducir por qué?”

Actuar al margen de la razón o ignorar que los actos tienen
consecuencias y que de uno mismo dependen los resultados,
puede ser desfavorable; sin embargo, algunos lo hacen de vez
en cuando, por ejemplo: el alumno que debe estudiar para un
examen al día siguiente y decide ir a una fiesta; el diabético
que elige comer una rebanada de pastel a pesar de saber el
daño que le produce ingerir alimentos con azúcar; el joven que
empieza a fumar a pesar de comprender que la nicotina es
altamente dañina.

Todos ellos tienen algo en común: ignoran el sentido común y dan prioridad a la satisfacción de
sus impulsos inmediatos, mismos que le ocasionan sólo un bien momentáneo.

Actuar a partir de impulsos inmediatos, sin razonar, trae consecuencias no deseables. En este
sentido, la libertad, orientada por la razón, permite lograr los mejores resultados en todo aquello
que se emprende.

Aunque a veces hay excepciones. En ocasiones se actúa con base en aquello que se considera
acertado y aún así se obtienen malos resultados. Una madre de familia, por ejemplo, golpea a su
hijo en afán de inculcar en él la disciplina y el orden. ¿Puede eso llamarse auténticamente

“razonable”? Tal vez esta persona así lo cree. Sin embargo pasa por alto que la violencia dejará

heridas en la psique de su hijo, que posiblemente serán difíciles de sanar.

En este caso se trata de un bien aparente, que se basa sólo en la apreciación subjetiva, en
aquello que se piensa o se siente que puede ser correcto, pero no lo es si reflexionamos a
profundidad sobre ello.

Desarrollo Humano
Unidades 1, 2 y 3

Programa desarrollado

16

Actividad 1: Los reflejos de la libertad

Análisis del video Reflejos de la libertad y participación en foro:

1. Definición personal de libertad
2. ¿Qué relación guarda la libertad con la razón?

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->