P. 1
El Sexenio Alemanista

El Sexenio Alemanista

5.0

|Views: 7.905|Likes:
Publicado porapi-3711548

More info:

Published by: api-3711548 on Oct 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Uriel Vega Harmon – 637209 México Contemporáneo – Jesús Montiel

El Sexenio Alemanista (1946-1952)
Introducción: Alemanismo y Precedentes Biográficos.
Caracterizado por las Modernizaciones que hizo al país, continuar con la industrialización de su antecesor, brindar a México una nueva imagen ante el mundo de un país moderno y el indudable crecimiento económico que se suscito durante su sexenio. Miguel Alemán, “Mister Amigo”, ha sido uno de los presidentes a quienes se ha debido el arranque de un crecimiento económico característico del Desarrollo Sustentable que vivió el país. Con grandes claro oscuros, comenzando por su gran política económica contra restada por su mano dura y erradicación de la izquierda mexicana, así como algunos problemas en cuanto a la corrupción, el gobierno Alemanista será recordado siempre mediante frases como la siguiente: “Los Alemanistas se apoderaron de México, pero lo hicieron crecer.” El Presidente Miguel Alemán Valdés, nació el 29 de septiembre de 1900 en Sayula, Veracruz (México). Siendo hijo del general Miguel Alemán y Tomasa Valdés, cursó sus primeros estudios en Orizaba, posteriormente el Bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria y finalmente asistió a la Universidad Nacional Autónoma de México (1929) para estudiar Derecho. Fue nombrado en 1930 diputado y en 1936 comenzó a ejercer como senador y gobernador. Fue Secretario de Gobernación entre 1940 y 1945, en este último se dimitió para presentarse como candidato presidencial del Partido de la Revolución Mexicana, apenas renombrado en enero de 1946 con el nombre de Partido Revolucionario Institucional (PRI). En 1946 fue elegido presidente de México., comenzando así un sexenio que sería recordado por una política Alemanista que trajo cambios sin precedentes al país, los cuales serán abordados poco a poco, desde Política, hasta sociedad. El presidente “Mister Amigo”, falleció en el año de 1983.

Política Interna y Externa: Civilismo, Proteccionismo y Alemanismo
La principal característica de la vida política de México durante el gobierno de Miguel Alemán, fue el abandono del militarismo para la inauguración de un nuevo civilismo. Fue el acceso al poder de una nueva generación de políticos, todos alrededor de los 40 años de edad, sin participación en la lucha revolucionaria, lo que confirmó la consolidación de la estabilidad política del país. Y no fue solamente el establecimiento de una nueva generación de actores políticos lo que marcó dicho rubro en este sexenio, sino también el ambiente mundial que se vivía en aquel entonces, es decir: La posguerra y el comienzo de la Guerra Fría. La principal consecuencia de tal situación mundial sobre México, fue una reorientación ideológica que consistía de un binomio anticomunista y nacionalista, este último conocido como una invocación a la “mexicanidad”. Y fue la búsqueda de la unidad nacional la que definió a la Política Alemanista, la cual se basaba en tres líneas principales de acción: 1 – Sometimiento de los Gobernadores a la Disciplina Presidencial; 2 – Eliminación de la tendencia izquierdista de los sindicatos, y 3 – Expulsión de los elementos comunistas del PRI. A esta política se le conoció como la Modernización del Autoritarismo, pues pasaba de un control militar a uno basado en el poder del Estado, el Presidente y las Instituciones. Pero en cuanto a Política Interna, se fue aún más allá. Durante el Gobierno Alemanista, se expidió una nueva Ley Federal Electoral, reformando así la de 1946. Su principal objetivo fue la creación del Registro Nacional de Electores para la supervisión de los comicios, pero aun de mayor importancia, la creación de un Padrón Electoral. Y no se puede olvidar mencionar uno de los grandes avances sociopolíticos de su gobierno: El comienzo del voto femenino en las elecciones municipales. Pero fueron las relaciones internacionales, es decir, la Política Exterior, la que tuvo un mayor impacto por el contexto mundial de la posguerra. Miguel Alemán fue

ampliamente conocido como “Mister Amigo” debido a su constante esfuerzo por mejorar las relaciones entre Estados Unidos y México. Sus esfuerzos no fueron en vano, en especial cuando eran tan necesarios ya que durante su gobierno no fueron pocos los eventos desestabilizadores de dichas relaciones: Los problemas migratorios (Después de la posguerra, no había necesidad de mano de obra mexicana), campaña contra la fiebre aftosa (México se ve obligado a sacrificar más de medio millón de cabezas para satisfacer las exigencias estadounidenses) y finalmente, la negación del Estado Mexicano a cambiar su política Proteccionista. Aunque en cuanto a lo último, si se llegó a apoyar mediante el proteccionismo mismo a empresas extranjeras, sin embargo, fue distintivo el establecimiento de aranceles y cuotas en las importaciones.

Economía: Sustitución de Importaciones y Modernización de México
Durante el gobierno Alemanista, la economía del país se vio afectada en gran medida, aunque en general, de manera positiva generando un notable desarrollo económico. La industrialización comenzada en el sexenio pasado siguió su marcha durante este gobierno. Dicho gobierno se caracterizó por una modernización en las obras públicas, principalmente en las del área comunicaciones y transporte; en la infraestructura urbana y turística, y sin duda en la educación. Dentro de la educación, fue en este sexenio cuando se creó la Ciudad Universitaria en la Ciudad de México. En sí, Miguel Alemán quería mostrar al mundo un México Moderno. Unas de las frases históricas de Alemán fue que quería que “todos los mexicanos tuviera un Cadillac, un puro y un boleto para los toros.” Hasta la fecha ha sido sorprenderse darse cuenta que, durante su sexenio, se consumieron muchos puros, se llenaron las plazas de todos y se vendieron gran cantidad de Cadillacs. El gobierno alemanista realizó un cambio en la escala de la economía, beneficiando a muchos mexicanos con ello. Enseño al pueblo a “pensar en millones” La industrialización fue sin precedentes: Se dotó la industria de infraestructura eléctrica, energética, e comunicaciones y transportes. En aquella época, los negocios medianos se volvieron grandes y los pequeños, medianos.

Ante la situación de una balanza comercial desfavorable a causa del fin de la guerra y un gran número de importaciones estadounidenses, Miguel Alemán implemento un sistema Proteccionista en la producción industrial y la agrícola, es decir, estableció una sustitución de importaciones. Sin embargo, a principios del sexenio, la situación fue difícil: La devaluación del peso fue necesaria como medida contra la inflación y la búsqueda del capital extranjero indispensable. Fueron tres las Políticas implementadas principalmente durante el

Alemanismo Mexicano: Una Política Agropecuaria que se enfocó en la reforma del Artículo 27 para garantizar la propiedad privada como camino a la productividad, un reparto agrario en el cual se considera al sector agropecuario soporte del crecimiento industrial, y una inversión pública en la modernización de dicho sector; en Política Industrial, la ya mencionada sustitución de importaciones, el fomento a la industria manufacturera y una política fiscal favorable, ocasionaron que a partir de 1948 se diera un aumento significativo en el ritmo de crecimiento económico, y, finalmente, una Política Financiera enfocada en medidas contra la inflación y enfoque del gasto público hacia el desarrollo de la economía y el pago de la deuda pública, reduciendo considerablemente el gasto social.

Sociedad: Producto de la Política Alemanista y de la Modernización
Ante los cambios políticos y económicos que se presentaron en el país, fue inevitable un cambio en la sociedad mexicana. La industrialización trajo consigo un cambio en el modo de vida de las personas. Los mexicanos comenzaron ver más allá, como se mencionó antes, comenzaron a “pensar en millones”. Fue una sociedad que, según la propia palabra de quienes vivieron dentro de ella en aquella época, era conocida porque “había paz, había tranquilidad, había fuentes de trabajo.” También fue una sociedad con progreso en los Derechos Humanos y Sociales, representado por la presencia primera de Electorado femenino en las elecciones municipales.

Sin embargo, no todos salieron beneficiados de las políticas alemanistas de la época: La Persecución de la Izquierda comunista, tomó un rol importante. Cientos de comunistas fueron rezagados, arrestados, exiliados y aún dentro de los partidos políticos fueron retirados. Esta separación de la izquierda del ambiente político, ocasionó que el movimiento obrero se dividiera en dos: Un grupo allegado a la presidencia, y un grupo encabezado por Lombardo Toledano, izquierdista. Sin embargo, tal conflicto fue controlado con astucia por Miguel Alemán; Aprovechando los conflictos entre los sindicatos petroleros, ferrocarrileros y mineros, se aprovecho de las luchas entre líderes para formar un nuevo tipo e alianza entre el líder sindical y el gobierno. Esta situación es conocida como “Charrismo” Otro grave problema sociopolítico que se observo durante el gobierno Alemanista, fue el de los trabajadores migratorios. A causa del fin de la guerra, Estados Unidos dejó de necesitar la gran cantidad de obra mexicana que se veía presente en dicho país, ocasionando, por mutuo acuerdo entre los Estados, la deportación de tales trabajadores. En las ciudades fronterizas, lugar donde radicaron los trabajadores deportados en busca de una oportunidad para regresar a Estados Unidos, se originaron problemas de alimentación, vivienda y empleo. No fue sino hasta 1950, con la inminente guerra entre Estados Unidos y Corea, que fue necesitada nuevamente la mano de obra mexicana, logrando así estabilizar la situación migratoria.

Conclusiones: El andar de la economía, precedentes a un futuro crecimiento
Con todo lo presentado no es difícil afirmar que Miguel Alemán ha sido, y seguirá siendo, uno de los más reconocidos dirigentes de la nación Mexicana por sus grandes aportaciones a la disminución de desigualdades sociales ocasionada por la reestructuración de la sociedad debido a su vez por el crecimiento económico representado por la Modernización y la Industrialización. El Presidente “Mister Amigo” fue capaz de conservar cierta estabilizad en el país, haciendo posible el desarrollo del mismo. Recurrente a políticas proteccionistas, pero a su vez percatado de la necesidad de las relaciones con el extranjero para atraer nuevo capital y dar combustible a la economía, principalmente relaciones con Estados Unidos, el alemanismo dejo buenos frutos. Sin embargo, serían hasta años después percatables los errores, o descuidos, de su gobierno: La crónica dependencia de las importaciones acabaría por volverse

un problema nacional en años posteriores. Mas es imposible culparle por completo de tal situación, ya que en un principio se pensó que era parte del proceso normal de la modernización. Se tendrían que esperar varios gobiernos más para alcanzar la cúspide de del Desarrollo Estabilizador, pero, sin duda, sin las aportaciones alemanistas, esa cúspide probablemente hubiera sido más difícil de alcanzar. “Estamos haciendo Patria”, se leía en los letreros de las múltiples obras públicas que se presentaron en su sexenio, la época de “las grandes realizaciones”

Bibliografía:
Delgado de Cantú, Gloria M. “Gobierno de Miguel Alemán Valdés” Historia de México: Legado Histórico y Pasado reciente. México: Pearson Educación. 2004. “Miguel Alemán Valdés.” BuscaBiografías.com. 2007. Internet. Agosto 26 de 2007. Url: http://www.buscabiografias.com/cgi-bin/verbio.cgi?id=4886

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->