La nebulización La nebulización es un método que permite dividir un medicamento en microgotas y formar una nube medicamentosa lo suficientemente pequeña para

que pueda ser arrastrada por una corriente de aire logrando acceder a las vías respiratorias, y lo suficientemente grande para poder depositarse allí portando la cantidad requerida de un medicamento específico. Se trata de una práctica habitual para afecciones respiratorias. Objetivos generales Los objetivos generales de la nebulización se relacionan con el cuidado respiratorio a través de la nebuloterapia: Administrar medicamentos con efecto local o general. Humidificar el aire. Mejorar la movilización y la evacuación de las secreciones respiratorias. Indicaciones más comunes Comúnmente, la nebulización se indica en casos de inflamación de la vía aérea superior (laringitis, por ejemplo), enfermedades de las vías aéreas inferiores para la administración de medicamentos tales como broncodilatadores o antinflamatorios (en casos de asma o bronquiolitis), o cuando se presentan cuadros respiratorios con gran cantidad de secreciones difíciles de expectorar Riesgos inherentes al tipo de tratamiento Los riesgos y las complicaciones de este tipo de terapia se relacionan con los siguientes aspectos:       Tipo de medicación. Dosis. Contraindicaciones específicas a las sustancias nebulizadas. Dispositivos para la administración de la medicación. Tiempo de utilización. Condiciones asépticas del equipo y de las soluciones utilizadas.

En situaciones puntuales pueden aparecer efectos no deseados pero, en general, se trata de un método terapéutico seguro. Usados en forma adecuada y bajo supervisión profesional, las reacciones adversas de los medicamentos empleados en este tipo de terapia son mínimas y reversibles en la mayoría de los casos. No obstante, a veces, por desconocimiento, muchas personas escapan al uso adecuado de medicamentos administrados por nebuloterapia por temor a posibles efectos secundarios (temblores, inquietud, taquicardia, entre otros). La solución fisiológica La solución fisiológica, producto de uso frecuente en este tipo de tratamiento, es una solución salina. Cuando el médico prescribe alguna medicación específica, esta se agrega al volumen total de solución fisiológica, la cual servirá como vehículo de la medicación indicada. Tipos de nebulizadores Los nebulizadores son dispositivos compuestos por un pequeño contenedor en el cual se aloja la solución salina más el medicamento que es convertido en pequeñas gotas por medio de un chorro de oxígeno o de aire (nebulizadores de pistón), o por medio de un generador de frecuencias ultrasónicas que produce una vibración en el líquido (nebulizadores ultrasónicos).

polvos para inhalar) como las dosis de medicamentos y la frecuencia de aplicación son indicaciones médicas que el profesional adecuará a cada paciente según las características del mismo y el problema que éste presente. Tanto el método de tratamiento (aerosoles.Cómo realizar una correcta nebulización Antes de iniciar toda terapia de nebulización debe realizarse un correcto lavado de manos. dado que esto afecta la cantidad de aerosol que se deposita en la vía aérea inferior. Recién luego de esto.    Siempre se deben seguir las instrucciones de higiene y limpieza de los componentes indicadas por cada fabricante. solución. Encender el equipo. Lo ideal es que el paciente se encuentre sentado o semisentado. retirar la mascarilla o la boquilla. De ser posible. Al terminarse el medicamento. se lo debe estimular para que inhale a través de la boca en forma lenta y profunda. se deben seguir los siguientes pasos:       Preparar el equipo (máscara facial o pieza bucal para micronebulización. conector. medicamento a nebulizar). . nebulizaciones. Suspender la nebulización y comunicarse con el médico en caso que aparezca algún efecto secundario. Es importante evitar cualquier modificación en la indicación médica recibida dado que podría interferir en la eficacia y en el control del tratamiento. Lavar adecuadamente todos los elementos utilizados y dejarlos secar sobre un papel absorbente en un área limpia (es conveniente no secarlos con toallas o paños para evitar la contaminación con partículas). Agregar el medicamento utilizando la dosis exacta prescrita por el médico. Colocar al paciente la mascarilla o la pieza bucal hasta que se termine el medicamento. Comprobar que se produzca una nube de aerosol.

Al principio. introducida por Aldrich y Takamine en 1929. el 50% de las partículas que genera sean inferiores a 5 µm. No obstante. Los nebulizadores suelen emplear flujos que oscilan entre 6 y 8 l/minuto. Tienen como objetivo el liberar una dosis determinada de un fármaco como partículas respirables. Además. Hasta finales de los años 50 los recipientes de nebulización solían ser de vidrio o metálicos y las partículas se propulsaban mecánicamente gracias a un chorro de aire que emitía una pera de goma. sin llegar a las vías respiratorias inferiores. posteriormente. Esto favoreció el desarrollo de nuevos dispositivos. que facilita su inhalación bien a través de una mascarilla o bien a través de una boquilla. las partículas cuyo diámetro es inferior a 1 µm se exhalan en gran parte durante la espiración y las que tienen un diámetro mayor de 5 µm se impactan en la oro faringe. que dificultaría .INTRODUCCIÓN El nebulizador fue el primer dispositivo moderno empleado para conseguir la liberación de medicamentos en forma de aerosol y lograr su aplicación al tratamiento de las enfermedades respiratorias. sistema de nebulización y eventual existencia de una obstrucción en la vía aérea. • Enfermos que no son capaces de usar correctamente los sistemas convencionales de inhalación (por incapacidad física o psíquica o por la gravedad del proceso) y que no han podido ser aleccionados en talleres de educación y entrenamiento organizados para enseñar correctamente las técnicas inhalatorias. Además del tamaño de las partículas y de dicho flujo. las indicaciones de la nebulización son bastante reducidas. es decir. volumen inicial de la solución. y tanto en el servicio de urgencias y en el ámbito hospitalario como en el tratamiento a largo plazo y domiciliario. Las partículas comprendidas entre 1 y 5 µm se depositan. en el momento actual la nebulización sigue siendo útil y en algunas indicaciones es imprescindible. los sistemas usados eran caros y poco manejables y requerían un aprendizaje y un tiempo de administración importantes. La nebulización se utiliza tanto en la edad pediá.trica como en los ancianos. por lo que pronto se comprendió que era necesario mejorar el mecanismo de inyección para aumentar el depósito del fármaco en la vía aérea. como mínimo. El primer fármaco utilizado por vía inhalatoria fue la adrenalina. • Necesidad de administrar por vía inhalatoria altas dosis de un medicamento. Por el contrario. Los nebulizadores son dispositivos utilizados para administrar soluciones o suspensiones de fármacos en forma de una fina niebla. en los bronquios más distales y de pequeño diámetro y son las verdaderamente respirables. mucho más cómodos y eficaces. flujo inspiratorio (por encima de 60 l/min aumenta la impactación y por debajo de 30 l/min la cantidad inhalada es mínima). la cantidad de partículas que penetraba en los bronquios era muy escasa. los inhaladores de polvo seco. Actualmente quedan limitadas a las siguientes circunstancias: • Fármacos que sólo están disponibles en forma líquida. como cuerpos de tamaño apropiado para llegar hasta las zonas más distales del árbol respiratorio en un corto periodo de tiempo Cualquier nebulizador debe conseguir que. por efecto de la gravedad. patrón de inhalación del paciente (las inspiraciones lentas facilitan la llegada a zonas más distales). como los cartuchos presurizados y. Sin embargo. la cantidad de fármaco que consigue depositarse en la zona respiratoria terminal depende de múltiples factores: tensión superficial y viscosidad de la solución (las soluciones más viscosas requieren más tiempo de nebulización y compresores más potentes).

Los nebulizadores consiguen. que sólo de un 10% a un 20% de la medicación se deposite en el árbol bronquial. Lógicamente. una pequeña cantidad del fármaco se queda como residuo sin nebulizar en la cámara o reservorio del sistema (volumen residual). derivan de los siguientes hechos: el flujo inspiratorio que se requiere es menor. o en combinación con un equipo de ventilación mecánica. en los pacientes agudos o en los niños. variando entre 15 y 25 minutos. como consecuencia. Por el contrario. Las ventajas de la administración de fármacos mediante nebulización.la penetración del fármaco. al objeto de reducir el tiempo requerido para completar la técnica y facilitar así el . ya que la inhalación de soluciones hiper o hipotónicas puede producir una broncoconstricción en los enfermos con hiperreactividad bronquial Es posible combinar fármacos distintos en una misma nebulización. Antes de comenzar un tratamiento farmacológico por nebulización debe elegirse la combinación del sistema nebulizador y del compresor que haya probado su eficacia en la administración del preparado del que se trate. es mejor utilizar una boquilla cuando se administra bromuro de ipratropio (por el riesgo de glaucoma). El tiempo de nebulización es de gran importancia para el buen cumplimiento del tratamiento. hay que asegurarse antes de que la mezcla es compatible y estable. etc. es decir. Durante la espiración también se pierde otra pequeña cantidad del fármaco (tabla I). No existe acuerdo unánime acerca de cuál debe ser el solvente a emplear. los nebulizadores también pueden ayudar en el diagnóstico de algunas enfermedades respiratorias. la coordinación con la respiración del enfermo no es necesaria. Entre los inconvenientes de la nebulización el pequeño porcentaje del fármaco que finalmente llega a la vía aérea terminal y que. Tras realizar la mezcla hay que comprobar que no existe turbidez ni precipitación alguna. niños con disnea intensa. por tanto. Se define como el tiempo transcurrido desde que comienza el procedimiento hasta que la nebulización continua ha cesado. como por ejemplo en el estudio de la hiperreactividad bronquial. Por tanto. con un volumen de solución concreto y en la misma indicación terapéutica. individuos con disminución del nivel de consciencia. en la provocación del esputo inducido o en la realización de gammagrafías pulmonares de ventilación. Además de las partículas que no son del tamaño apropiado y que. cumplimiento. relacionada con la situación clínica de cada enfermo. La pérdida de medicación obliga a emplear dosis mayores y encarece el coste del tratamiento. de la conveniencia médica. es útil desde un punto de vista terapéutico. El nebulizado puede administrarse aisladamente. no llegan a la vía aérea inferior. para evitar la exhalación del antibiótico). corticosteroides (con el fin de evitar el depósito en la cara) o antibióticos (boquillas preferiblemente con filtro. es preferible la mascarilla. Para evitar efectos secundarios las soluciones deben ser isotónicas. La solución a nebulizar habitualmente se diluye en un volumen total de 4 a 5 ml. . que puede ser tanto agua bidestilada como suero salino fisiológico. sobre todo en los enfermos agudos. La elección de uno u otro sistema depende de las preferencias personales del paciente y. Además de su uso terapéutico. De este modo. cabe citar como uno de los más importantes. como promedio. pacientes con flujos inspiratorios muy reducidos o con taquipnea importante. a través de una mascarilla o de una boquilla. Cuando se emplean antibióticos o corticosteroides los tiempos suelen ser más prolongados. se considera que la nebulización es un sistema eficaz en los siguientes casos: enfermos graves. ni cambio en la coloración del nebulizado. hay que saber si la unión de los componentes no altera su aspecto físico ni origina una modificación de los componentes. las instrucciones que tienen que darse al paciente son mínimas y la supervisión de la técnica inhalatoria que se precisa es muy exigua. sobre todo. en los que es más difícil la coordinación. La duración de la técnica cuando se usan broncodilatadores suele oscilar entre 10 y 15 minutos.

ya que éstas suelen quedar muy diluidas. Nebulizadores neumáticos o tipo “jet” Son los más utilizados en la práctica clínica. en los enfermos intubados con secreciones espesas y. con fines farmacológicos para administrar sustancias. VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL TRATAMIENTO INHALADO CON NEBULIZADORES Ventajas Se precisa menor colaboración del paciente Puede conectarse a una fuente de oxígeno y aplicarse a pacientes con ventilación mecánica. forma. Se requiere un tiempo de administración mayor. que puede ser eléctrico o de gas. debería hacerse con flujos bajos a través de gafas nasales. en el periodo de destete. Existe el riesgo de contaminación. Parte de las ondas de alta frecuencia que se . Producen flujos más variables. Son preferibles los modelos que son fáciles de montar y desmontar por los enfermos. En estos casos. Por el contrario. entre 2 y 20 l/min. pero no son apropiados para la nebulización de fármacos en suspensión. en los enfermos con riesgo de retener anhídrido carbónico (CO2) hay que evitar el oxígeno y preferir los compresores de aire ambiente. En los pacientes con una crisis aguda de asma o en hipoxemia es preferible usar nebulizadores de oxígeno. pero con gran variabilidad en la dosis que efectivamente se inhala. además de la nebulización. Es útil en los enfermos graves. utilizado para contener el líquido o solución a nebulizar. Es caro. que oscilan entre 1 y 3 Mhz. • Nebulizadores neumáticos de pequeño volumen. si fuera necesario administrar oxígeno. Es de difícil transporte. Los compresores varían mucho con respecto a su tamaño. En el momento actual se distinguen dos grandes tipos de nebulizadores en función del compresor que emplean: los neumáticos o tipo “jet” y los ultrasónicos. Permite administrar conjuntamente varios medicamentos. un orificio de entrada del gas y un tubo capilar por el que asciende el líquido. generadas por un cristal piezoeléctrico. Se emplean fundamentalmente para humidificar el aire inspirado en los pacientes con altas fracciones inspiratorias de oxígeno. TIPOS DE NEBULIZADORES Los nebulizadores pueden clasificarse en atención al tipo de compresor que utilizan para generar las partículas que tienen que inhalarse. Son los más usados. tanto en el hospital como en el medio domiciliario.con o sin oxigenoterapia simultánea. El aerosol se genera con un flujo de gas que se origina en un compresor. Necesita una fuente de energía externa. Inconvenientes Pueden administrarse grandes dosis de un fármaco. Los sistemas neumáticos están compuestos por un reservorio. y suelen usarse en el medio hospitalario. Pueden ser de dos tipos: • Nebulizadores neumáticos de gran volumen. peso. coste y nivel de ruido que producen. Tienen capacidad para nebulizar un gran volumen de líquido. Se utilizan para obtener esputos inducidos o para administrar broncodilatadores sin diluir en el caso de broncoespasmos graves. en menos casos. Tiene mayores efectos secundarios al aumentar la biodisponibilidad sistémica. Pueden emplearse en pacientes sometidos a ventilación mecánica o en respiración espontánea. Requieren altos flujos para su funcionamiento. bien de aire o bien de oxígeno.TABLA I. entre 10 y 12 l/min. Nebulizadores ultrasónicos Producen el aerosol por medio de ondas de sonido de alta frecuencia.

Precisa del medio hospitalario. donde se convierte en un vapor fino que se inhala a través de una mascarilla o boquilla. Proporciona altos flujos. Es más caro. Equipo nebulizador Para aplicar la terapia mediante nebulizador. . por ejemplo los antibióticos. Es el más utilizado. Nebulizador ultrasónico Acepta grandes volúmenes de líquido. hace falta el equipo siguiente: Equipo compresor Es la fuerza motriz que permite al nebulizador suministrar el medicamento como vapor fino inhalable. son más caros y requieren un utillaje mayor. Pueden ocasionar complicaciones y tienen riesgos. Nebulizador neumático de pequeño volumen Necesita flujos entre 6 y 7 l/minuto. Algunos medicamentos. El compresor hace que el aire pase por la solución del fármaco y penetre en la cámara nebulizadora. VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DIFERENTES TIPOS DE NEBULIZADORES Ventajas Nebulizador neumático degran volumen. TABLA II. precisan un tipo especial de cámara nebulizadora. Inconvenientes Los fármacos van muy diluidos. Requiere un tiempo de nebulización mayor. En algunos casos también pueden producir crisis de broncoespasmo (tabla II). lo que puede desnaturalizar algunos fármacos. Existen cámaras de varios tipos en función del tipo de medicación que se recete. más frecuente cuando los tratamientos son prolongados o se aplican a niños pequeños o a pacientes con problemas hidroelectrolíticos.producen se disipa en forma de calor. Requiere un utillaje significativo. Requiere un tiempo de nebulización menor. Además. como el de la sobrehidratación. No sirve para fármacos en suspensión. Cámara nebulizadora La cámara nebulizadora es donde se introduce la medicación líquida. Puede desnaturalizar algunos fármacos por el calor que genera.

La mascarilla se pone sobre la boca y la nariz y se sujeta con una correa ajustada a la cabeza. La boquilla se conecta a la cámara nebulizadora y se coloca entre los dientes. La boquilla impide que el medicamento penetre en los ojos o provoque irritaciones. Boquilla/mascarilla Para aplicar la terapia mediante nebulizador se puede emplear una boquilla o una mascarilla. . quedando sellada por los labios mientras se inhala el fármaco.Tubo El tubo se emplea para hacer llegar aire del compresor al fondo de la cámara nebulizadora. Como alternativa. Normalmente se recomienda a pacientes con graves problemas respiratorios o a niños. El especialista le indicará cual es el sistema más adecuado en su caso. se puede utilizar una mascarilla.

Tubo El tubo se emplea para hacer llegar aire del compresor al fondo de la cámara nebulizadora. Normalmente se recomienda a pacientes con graves problemas respiratorios o a niños.Cámara nebulizadora La cámara nebulizadora es donde se introduce la medicación líquida. La boquilla impide que el medicamento penetre en los ojos o provoque irritaciones. El especialista le indicará cual es el sistema más adecuado en su caso. Boquilla/mascarilla Para aplicar la terapia mediante nebulizador se puede emplear una boquilla o una mascarilla. La boquilla se conecta a la cámara nebulizadora y se coloca entre los dientes. Existen cámaras de varios tipos en función del tipo de medicación que se recete. quedando sellada por los labios mientras se inhala el fármaco. . se puede utilizar una mascarilla. precisan un tipo especial de cámara nebulizadora. La mascarilla se pone sobre la boca y la nariz y se sujeta con una correa ajustada a la cabeza. Algunos medicamentos. Como alternativa. por ejemplo los antibióticos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful