P. 1
husos horarios

husos horarios

4.0

|Views: 1.427|Likes:
Publicado porpuertae

More info:

Published by: puertae on Oct 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/02/2013

pdf

text

original

SOBRE LA ELECCIÓN DE UNA CONVENCIÓN HORARIA CON EQUIDAD 1

Néstor CAMINO
nestor.camino@speedy.com.ar

Complejo Plaza del Cielo (www.plaza-del-cielo.org) Fac. de Ingeniería, UNPSJB Sede Esquel.

COMENTARIO INICIAL La presente nota debe ser considerada como una de las formas en que los ciudadanos podemos ejercer nuestro derecho a opinar críticamente sobre los distintos aspectos de la vida en la sociedad argentina; pero siendo responsables, expresarnos críticamente nos obliga a contribuir con propuestas concretas y fundamentadas para intentar mejorar lo que criticamos. Así las cosas, analizaremos una de las convenciones “dadas por hecho” más importantes para la vida en sociedad: la que rige la utilización del Tiempo en nuestro país, y discutiremos cómo nos perjudica a los cordilleranos en especial el hecho de que tal convención difiera en mucho de lo que vivimos cotidianamente por nuestra ubicación geográfica. Luego, propondremos una nueva convención horaria para nuestro país, buscando con ella respetar las distintas idiosincrasias y geografías, de modo que nuestra vida cotidiana esté más de acuerdo con los ritmos naturales propios de cada zona, lo que podría considerarse como otro de los múltiples aspectos del problema de la identidad de las comunidades. LOS INICIOS EN LA MEDICIÓN DEL TIEMPO: la “hora de Dios” o “Tiempo Solar Verdadero” Antiguamente, la vida en los pequeños poblados se organizaba a partir de la utilización de relojes de Sol ubicados en las torres de las iglesias o en las plazas los que permitían medir el tiempo entre la salida y la puesta del Sol, durante todo el año. Así, bastaba para ponerse de acuerdo entre los pobladores que todos se refirieran al reloj de Sol, el que servía de “patrón de tiempos” para la vida social del lugar. El tiempo medido por los relojes de Sol se denomina “Tiempo Solar Verdadero”, ya que se corresponde con la luz diurna real que se recibe en el lugar en el que esté el reloj; por esta razón, a este tiempo también se lo llamaba “la hora o el tiempo de Dios”. Es importante notar que cada poblado tenía su propio “tiempo de Dios”; ya que su carácter “local” hacía que no pudiera compartirse con lo que marcaban otros relojes en otros lugares.

1

Hemos utilizado para esta nota lo que presentáramos en el 3er Encuentro Patagónico de Ciencias Sociales (2004, Esquel), y en el Ciclo de Charlas del Complejo Plaza del Cielo (enero de 2008). Consultamos el trabajo “La hora más conveniente para Tierra del Fuego: sobre el uso del huso”, de José Luis Hormaechea (Estación Astronómica Río Grande, 2004), y los sitios web del Observatorio Naval Argentino (http://www.hidro.gov.ar/Observatorio/QueHoraUtiliza.asp) y del Royal Observatory of Greenwich (http://www.rog.nmm.ac.uk/). Con el objetivo de divulgar lo más posible este serio problema y la necesidad urgente de construir soluciones con equidad, esta nota ha sido publicada y difundida de distintas formas, como por ejemplo en el Suplemento de Cultura “El Ñirantal” del Diario El Oeste de Esquel a principios de 2008, en el periódico electrónico Puerta E (www.puertae.com.ar ), y enviada a personas y otros medios de difusión orales y escritos tanto patagónicos como nacionales, así como también a diputados provinciales y nacionales. Fue enviada, asimismo, a la Asociación Argentina de Astronomía para brindar un elemento más a esta discusión que se reaviva cada año. (NC, 12/10/08).

1/13

UNA CONVENCIÓN PLANETARIA PARA MEDIR EL TIEMPO: los “husos horarios” El comercio entre poblados, los viajes de exploración, la expansión de la cultura y las comunicaciones, produjeron que con el paso de las décadas el “Tiempo Solar Verdadero” dejara de ser útil, debido especialmente a su carácter local, no regional y mucho menos planetario. Hasta mediados del Siglo XIX cada ciudad tenía su propio sistema de tiempo; cuando hacia 1870 casi todas las grandes ciudades del mundo se interconectaron por medio del telégrafo eléctrico, se hizo indispensable establecer un sistema internacional que brindara una coordinación entre los tiempos locales para organizar la sociedad a gran escala a partir de un origen de tiempos común. A fines de 1884, en la Conferencia Internacional sobre el Meridiano, veinticinco países decidieron establecer como “Meridiano 0” al meridiano del Observatorio Real de Greenwich, en Inglaterra. Así, cuando el Sol pasa por el meridiano origen, para todo el mundo son las 12 horas del llamado actualmente Tiempo Universal (TU); como la Tierra gira sobre sí misma desde el Oeste hacia el Este, los lugares al Este de Greenwich encuentran el Sol antes y los que están al Oeste lo hacen después. Se estableció además el Sistema Internacional de Zonas de Tiempo, que define veinticuatro zonas meridianas de 15º de ancho cada una, los “husos horarios” que cubren todo el planeta; así, todas las ciudades dentro de la misma zona tendrían la misma hora. Cada huso está centrado en el meridiano que le da su denominación, dejando 7,5º a cada lado. La convención se completaba definiendo como unidad al Día Solar Medio (el período de tiempo medido por un reloj de Sol, corregido por las irregularidades causadas por la rotación y la traslación de la Tierra). Los distintos países adoptaron el Sistema Internacional promulgando leyes nacionales, las que definen la denominada Hora Civil u Hora Oficial. En algunos casos, por ejemplo en aquellos países muy anchos en longitud geográfica como Rusia, se pueden definir varios husos dentro de un mismo país; en otros, como por ejemplo en grupos de pequeños países o en zonas geográficas complejas dentro de un mismo país, los límites de los husos se deforman por razones de interrelación social o comercial. ARGENTINA EN LA CONVENCIÓN INTERNACIONAL Hasta 1894 la “hora de Buenos Aires” era difundida a nivel local por las iglesias y entidades públicas, pero no existía una norma oficial que regulara el procedimiento para su determinación. En agosto de 1894, el Poder Ejecutivo estableció como hora oficial para las vías férreas nacionales la correspondiente al meridiano del Observatorio Nacional de Córdoba, y en septiembre del mismo año se dispuso que esa hora fuera adoptada por todas las oficinas públicas. En febrero de 1920 se estableció la adopción del huso horario de cuatro horas al oeste del meridiano de Greenwich (designado como GMT–4), y en mayo de ese año Argentina se adhiere al Sistema Internacional de Zonas de Tiempo, siendo el Observatorio Naval Buenos Aires la institución responsable de determinar y conservar lo que hoy se denomina Hora Oficial Argentina. Desde mayo de 1920 hasta enero de 1974 se alternó entre el huso GMT–4 para el otoño e invierno y el huso GMT–3 para el período estival (el denominado “tiempo de verano”). A fines de enero de 1974 en vez de retomar el huso GMT–4 para el período de poca luz, se corre un huso más hacia el Este, adoptando el huso GMT–2 hasta fines de abril, y a partir de entonces se da una nueva alternancia entre este huso para el período estival y el huso GMT–3 para el período invernal, manteniéndose esto hasta marzo de 1993, última vez que nuestro país adoptó oficialmente el huso de 3 horas al oeste de Greenwich (GMT–3), lo que se mantuvo hasta la modificación de fines de 2007.
2/13

LA LEJANÍA DEL HUSO OFICIAL ARGENTINO CON LA CORDILLERA Con la adopción del huso GMT–3, en estos últimos quince años los cordilleranos hemos sufrido una “dualidad” temporal: vivimos socialmente regulados por la Hora Oficial, pero vivimos “lumínicamente” regulados por la luz solar. Ambos tiempos difieren, para la zona cordillerana, en 1 hora 45 minutos: cuando son las 12:00 de Tiempo Civil (mediodía civil), falta nada menos que 1:45 horas para que el Sol llegue a la máxima altura sobre el horizonte (mediodía solar). Con la última modificación, adoptando como “tiempo de verano” el huso GMT–2, la situación es aún peor, ya que ambos tiempos, el Civil y el Solar Verdadero difieren en 2:45 horas. VIVIR EN ESQUEL ANTES DE 1920: la sincronía entre el TC y el TSV. Pocas veces tomamos conciencia de que la vida de los pueblos originarios, la inmigración galesa, la exploración científica de la Patagonia, la fundación de Esquel, etc., transcurrieron antes de que Argentina adoptara la convención internacional. Cada explorador, familia de colonos o pequeñas comunidades vivían entonces de acuerdo con el Tiempo Solar Verdadero, y sólo quienes tenían acceso a costosos relojes de última tecnología podían trasladar un patrón de tiempo confiable a lugares tan extremos como la Patagonia (el primer reloj mecánico de precisión fue probado a bordo del Beagle en 1831/6, cuyo Capitán fue Robert Fitzroy, con Charles Darwin a bordo, y recordemos que hasta principios del S. XX no hubo telégrafo por esta zona). ¿Cómo se administraba el tiempo social en aquella época? Es evidente que las actividades se regían por la iluminación solar diaria: es decir, antes de que existiera el Tiempo Civil, la sociedad se regulaba por medio del Tiempo Solar Verdadero. Tal regulación sería equivalente a si hoy decidiéramos que el Meridiano Oficial Argentino coincida con el Meridiano de Esquel; es decir, que la Hora Oficial Argentina tomara el Huso de 4 horas 45 minutos al oeste de Greenwich (GMT–4:45) como su referencia fundamental. En la Figura 1 se muestra un esquema en el que se indican las veinticuatro horas del día, con rectángulos blancos las horas de Sol y con rectángulos negros las horas de noche, dejando lugar para albas y crepúsculos, con solsticios (junio y diciembre) y equinoccios (marzo y septiembre), poniendo en evidencia el gran acortamiento del día (horas de luz) en junio (9 horas) con respecto a diciembre (15 horas), con los equinoccios ambos de 12 horas de luz. En la primera parte se muestra una zona gris que representa las actividades por la mañana, tal como es costumbre en la actualidad para escuelas, bancos, municipalidad, etc. (de 7:00 a 13:40); en la segunda parte se muestra la zona gris de actividades por la tarde (de 13:00 a 19:40). Es interesante notar que por la mañana nunca se trabaja de noche, en ningún día del año, y que por la tarde sólo se invade la noche cerrada en casi dos (2) horas sólo en el caso extremo del solsticio de junio. En estos esquemas no se han contemplado las actividades no obligatorias como el comercio, que pueden funcionar en horarios nocturnos sin mayores dificultades.

3/13

T IE M P O C IV IL s in c ro n iz a d o c o n e l T IE M P O S O L A R V E R D A D E R O
( p a ra u n lu g a r c o m o E s q u e l: L a ti tu d = 4 3 ° S u r , L o n g i tu d = 4 h 4 5 m in O e s t e )
M E D IO D Í A C IV IL c o in c i d e n t e c o n e l M E D IO D ÍA S O L A R V E R D A D E R O

00

01 02 03

04 05 06 07

08 09 10 11

12 13 14

15 16

17 18

19 20 21 22

23 24

0 7 :3 0

S O L S TIC IO d e J U N IO

16 :3 0

0 6 :0 0

E Q U IN O C C IO S d e S E P TI E M B R E y M A R Z O

1 8 :0 0

0 4 :3 0

S O L S TIC IO d e D I C I E M B R E

19 :3 0

A C TI V I D A D E S P O R L A M A Ñ A N A (e s c u e la s , b a n c o s , e s ta ta le s , e tc .)

T IE M P O C IV IL s in c ro n iz a d o c o n e l T IE M P O S O L A R V E R D A D E R O
( p a ra u n lu g a r c o m o E s q u e l: L a ti tu d = 4 3 ° S u r , L o n g i tu d = 4 h 4 5 m in O e s t e )
M E D IO D Í A C IV IL c o in c i d e n t e c o n e l M E D IO D ÍA S O L A R V E R D A D E R O

00

01 02 03

04 05 06 07

08 09 10 11

12 13 14

15 16

17 18

19 20 21 22

23 24

0 7 :3 0

S O L S TIC IO d e J U N IO

16 :3 0

0 6 :0 0

E Q U IN O C C IO S d e S E P TI E M B R E y M A R Z O

1 8 :0 0

0 4 :3 0

S O L S TIC IO d e D I C I E M B R E

19 :3 0

A C TI V I D A D E S P O R L A T A R D E (e s c u e la s , e tc . )

FIGURA 1: Los efectos de organizar la vida en sociedad sincronizando el TC con el TSV.

4/13

LOS EFECTOS DE LA DUALIDAD TEMPORAL: meridiano oficial versus meridiano local Lo que mostramos en el apartado anterior no es lo que realmente sucede en la actualidad: Esquel y todas las localidades que estén sobre el mismo meridiano cordillerano están desincronizadas con la Hora Oficial en 2:45 horas, al menos hasta el 16 de marzo próximo, fecha establecida por la Ley N°26.350 para retomar la utilización del huso GMT–3. ¿Qué efecto produce esto en nuestra dinámica social? En la Figura 2 se indica el desfasaje entre cada una de las horas de Tiempo Solar Verdadero con respecto a cada una de las horas de Tiempo Civil, en base al cual se organizan las actividades. Lo más evidente es la invasión que el bloque de actividades matutinas hace sobre la noche y la poca actividad nocturna en el bloque de la tarde, lo que fue muy notorio en marzo de 2008. Un análisis similar puede hacerse para poner en evidencia que también con el huso de tres horas (GMT–3) la zona cordillerana está obligada a vivir con un importante desfasaje entre la iluminación diurna y la hora civil (por razones de espacio, no es posible presentar el esquema correspondiente en este Suplemento, pero puede consultarse en: http://www.scribd.com/people/view/121957-correopuertae y en http://www.isfd809esquel.com.ar/encuentro_3/camino_husos_horarios.pdf ). Con la utilización de ambos husos horarios (GMT–2 y GMT–3), las comunidades de la cordillera patagónica tienen que desarrollar parte de sus actividades obligatorias matutinas antes del amanecer (estas actividades en conjunto son de mayor cantidad que las desarrolladas por la tarde), y esta situación es peor en las épocas de mayor rigurosidad climática para esta región (ya con el huso GMT–3, en los meses que van entre marzo y septiembre), con muy pocas horas de luz y con picos de bajas temperaturas que hacen que, por ejemplo, la mayoría de las actividades de mañana estén terminando cuando aún la temperatura ambiente no es siquiera adecuada para estar fuera del hogar, en especial para los chicos en edad escolar, sin contemplar aquí los problemas de seguridad vial, personal, etc., que trae aparejado transitar en condiciones de temperaturas bajo cero (más al Sur, en ciudades como Río Gallegos, Río Grande y Ushuaia la situación es aún peor).

UN CAMBIO EN LAS CONVENCIONES PARA PROTEGER LAS IDENTIDADES Si en la actualidad no existiera el Sistema Internacional de Zonas Horarias los pueblos de la cordillera patagónica vivirían su dinámica social prácticamente del mismo modo que lo hicieron nuestros antepasados, según el esquema de la Figura 1, acorde al entorno natural y a la dialéctica de la luz y la oscuridad diarias, elementos trascendentes para la construcción de su cosmovisión. Pero los Husos Horarios existen, y Argentina es parte de esa convención. ¿Habría alguna posibilidad de que, sin salirse de la convención internacional, nuestro país distribuyera su organización horaria de forma más equitativa, es decir, de forma que prácticamente todos sus habitantes estuvieran sincronizados con el Tiempo Solar Verdadero que les corresponde?

5/13

T IE M P O C I V IL = T IE M P O S O L A R V E R D A D E R O + 2 h 4 5 m in ( n o s in c r o n iz a d o s , H u s o O f ic ia l = - 2 h )
( p a r a u n l u g a r c o m o E s q u e l: L a t i t u d = 4 3 ° S u r , L o n g it u d = 4 h 4 5 m i n O e s t e )
M E D I O D ÍA C I V I L

03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 01 02
M E D I O D ÍA S O L A R V E R D A D E R O

00 01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
S O L S T IC IO d e J U N IO

0 7 :3 0

16:30

06:00

E Q U IN O C C IO S d e S E P T IE M B R E y M A R Z O

18:00

04:30

S O L S T I C I O d e D I C IE M B R E

1 9 :3 0

A C T IV ID A D E S P O R L A M A Ñ A N A ( e s c u e l a s , b a n c o s , e s t a t a l e s , e tc . )

T IE M P O C I V IL = T IE M P O S O L A R V E R D A D E R O + 2 h 4 5 m in ( n o s in c r o n iz a d o s , H u s o O f ic ia l = - 2 h )
( p a r a u n l u g a r c o m o E s q u e l: L a t i t u d = 4 3 ° S u r , L o n g it u d = 4 h 4 5 m i n O e s t e )
M E D I O D ÍA C I V I L

03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 01 02
M E D I O D ÍA S O L A R V E R D A D E R O

00 01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
S O L S T IC IO d e J U N IO

0 7 :3 0

16:30

06:00

E Q U IN O C C IO S d e S E P T IE M B R E y M A R Z O

18:00

04:30

S O L S T I C I O d e D I C IE M B R E

1 9 :3 0

A C T IV ID A D E S P O R L A T A R D E ( e s c u e la s , e t c . )

FIGURA 2: Los efectos de desincronizar el TC con el TSV en 2 horas 45 minutos.

6/13

ARGENTINA CON DOS SUBZONAS HORARIAS En la Figura 3 se muestra esta posibilidad: la de crear una nueva convención horaria, válida para Argentina, con dos subzonas horarias, basadas en el Meridiano Oficial del Este (4 horas al oeste de Greenwich) y en el Meridiano Oficial de la Cordillera (4 horas 30 minutos al oeste de Greenwich). Para comprender cuáles serían las ventajas de esta propuesta, es importante analizar las características poblacionales de ambas subzonas horarias.

Figura 3: Detalle de las dos subzonas horarias propuestas para Argentina.

7/13

UNA CONVENCIÓN HORARIA CON EQUIDAD El criterio básico para este análisis es, además de astronómico, netamente ideológico: que todos los habitantes de nuestro país tengan iguales posibilidades de salvaguardar su identidad, y que los beneficios y “molestias” de adoptar una convención horaria sean distribuidos con equidad para todas las regiones, urbanas o del campo, del norte o del sur, con mayor o menor densidad poblacional, con tecnología o sin ella. Teniendo en cuenta que la Población total de Argentina es de 36.260.130 habitantes y que su Superficie total es de 2.780.403 km2, según el INDEC, Censo 2001, las dos subzonas horarias propuestas tienen las siguientes características: SUBZONA HORARIA DEL ESTE Meridiano oficial: - 4 h (long = 60° Oeste) Provincias que la integran: Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santiago del Estero, Santa Fe, Capital Federal, Buenos Aires, Islas Malvinas e islas del Atlántico Sur, Sector Antártico Argentino. Ciudades más importantes muy cercanas (aprox. ± 10 min) al meridiano de 60° Oeste: Resistencia, Corrientes, Concordia, Santa Fe, Rosario, Buenos Aires, La Plata, Olavarría, Tres Arroyos, Mar del Plata, Bahía Blanca. Lugares más alejados del meridiano de 60° Oeste: extremo este de Misiones (a + 25 min), extremo oeste de Córdoba (a – 24 min). Población en la subzona horaria del este (INDEC, Censo 2001): 28.000.965 habitantes (77%) Superficie de la subzona horaria del este: 1.110.933 km2 (40%) Densidad poblacional: 25 hab./ km2 SUBZONA HORARIA DE LA CORDILLERA Meridiano oficial: - 4 h 30 min (long = 67° 30’ Oeste) Provincias que la integran: Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan, San Luis, Mendoza, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego. Ciudades más importantes muy cercanas (aprox. ± 10 min) al meridiano de 67° 30’ Oeste: San Salvador de Jujuy, Salta, San Miguel de Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, Neuquén, Zapala, General Roca, Puerto Madryn, Trelew, Rawson, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado, Puerto San Julián, Puerto Santa Cruz, Río Gallegos, Río Grande Ushuaia. Lugares más alejados del meridiano de 67° 30’ Oeste: extremo este de Río Negro, extremo este de La Pampa y extremo este de Salta (a + 22 min), extremo oeste de Chubut y extremo oeste de Santa Cruz (a – 23 min). Población (INDEC, Censo 2001): 8.259.165 habitantes (23%). Superficie de la subzona horaria de la cordillera: 1.669.470 km2 (60%).
8/13

Densidad poblacional: 5 hab./ km2

9/13

De los muchos aspectos a analizar sobre la presente propuesta, nos interesa en especial comentar los siguientes:

 La distribución en dos subzonas muestra que el criterio de equidad se satisface ampliamente:

prácticamente la totalidad de las grandes ciudades argentinas se ubican en rangos de ± 10 min del meridiano que les corresponde (en la actualidad la zona cordillerana del país se ubica a más de 2:30 horas en verano y a más de 1:30 horas en invierno).

 La discusión sobre si es posible dividir un país en subzonas horarias de media hora es
irrelevante. Son muchos los países en el mundo que han tomado tal decisión, por ejemplo: India (5h 30 min E); Canadá (tiene 6 husos, Terranova toma 3h 30 min O); Australia (tiene 3 husos, la zona Norte-Sur toma 9h 30 min O).

 La discusión sobre si realmente disminuye el consumo energético por estar corridos al Este es
aún difícil de dilucidar. Por informaciones periodísticas, aparentemente el resultado más importante del último cambio de huso ha sido el de redistribuir los “picos de potencia” en la demanda eléctrica de los grandes centros urbanos, sin que se haya producido ahorro de ningún tipo en la cantidad de energía consumida, y quizás hasta gastándose más energía que antes. Esto mostraría que correr el Huso Oficial hacia el Este es sólo un paliativo a la falta de plantas de producción de energía, y no trae ahorro alguno. No se analizó, sin embargo, el conjunto de molestias, tanto psicológicas, como biológicas y sociales producidas por este cambio, en particular para las comunidades cordilleranas.

 De acuerdo con lo anterior, lo más adecuado desde nuestra propuesta sería que nuestro país
adoptara la nueva convención con sus dos subzonas horarias (GMT–4 y GMT–4:30), y que durante el período estival sólo la subzona Este adoptara el “tiempo de verano”, pasando al huso GMT–3, sin cambio alguno para la subzona de la Cordillera. Parece claro que los problemas energéticos de nuestro país se deben, ampliamente, a la gran densidad poblacional y a las industrias ubicadas en la subzona del Este; para los cordilleranos pasar a un huso más hacia el Este implica un sinnúmero de molestias y ningún beneficio para el bien común de nuestro país.

 No debemos olvidar la resistencia al cambio no sólo de los individuos sino fundamentalmente
de las comunidades, pero nos gustaría pensar que somos un pueblo lo suficientemente maduro como para al menos evaluar esta propuesta críticamente. Todo cambio, individual o social, necesita de un cierto tiempo de transición; en ese tiempo es fundamental la disposición de la gente y el desarrollo de un proceso educativo que nos permita comprender y adecuarnos gradualmente a tal cambio y a sus consecuencias. UN CAMBIO MÁS, PARA SER COHERENTES CON LAS SUBZONAS HORARIAS Por último, aún quedarían por modificar los períodos en que se desarrollan los ciclos lectivos de la educación obligatoria, ya que estos se fueron organizando adaptándose a las condiciones anteriores. En nuestro esquema, y haciendo referencia únicamente a la Subzona Horaria de la Cordillera, deberíamos modificar el ciclo lectivo para satisfacer dos condiciones, propias éstas también de nuestra identidad “lumínica”: 1. Que los períodos de clases por la mañana y por la tarde se desarrollen invadiendo la menor cantidad de horas nocturnas posible; y

2. Que el año académico se desarrolle fuera del período de mínima cantidad de horas de Sol
diarias; es decir, lo más lejos posible del solsticio de junio.

10/13

La primera de las condiciones anteriores se satisface con el sólo hecho de la nueva subzona horaria, aunque podría aún modificarse levemente el horario de entrada a las escuelas, especialmente en el turno tarde, adelantando una hora el ingreso para no terminar de noche.

11/13

Para la segunda de las condiciones se proponen nuevos períodos de clases y de recesos que habría que establecer para guardar simetría con el solsticio de junio:  Primer período de clases: 1 de marzo a 6 de junio.  Segundo período de clases: 10 de julio a 10 de diciembre.  Receso invernal: 7 de junio a 9 de julio.  Receso de verano: 11 de diciembre a 28 de febrero. En la Figura 4 se indican estos períodos y la cantidad de horas de Sol sobre el horizonte en intervalos mensuales, buscando mostrar la simetría que establece el ciclo natural de las estaciones. Los óvalos indican la cantidad de horas de luz diaria (el 21/6 hay 8:55 horas de luz) y los rectángulos indican en períodos mensuales cómo comienza a disminuir o a aumentar la cantidad de horas de luz en el día (del 21/3 al 21/4 esa cantidad decrece de 12:00 horas a 10:30 horas).

COMENTARIO FINAL Hemos intentado brindar elementos para que una convención tan importante como la de Tiempo utilizada por nuestra sociedad pueda ser analizada desde una nueva perspectiva: la que define el entorno natural en que vivimos, con la convicción de que en Democracia todo puede y debe ser discutido seriamente, con fundamento y con responsabilidad, tomándose las decisiones luego de un proceso que, salvo en situaciones particulares, debería hacer primar el “bien común” antes que cualquier interés sectorial. Así, consideramos que el mejor camino posible para que la sociedad pueda discutir en forma madura sobre la conveniencia de ciertos cambios, intentando ser equitativos, es generar un proceso educativo que posibilite a todos comprender la historia, las causas físicas y sociales, y los pros y contras de tales cambios.

12/13

F igu 4:

C A N T ID A D D E H O R A S D E S O L S O B R E E L H O R IZ O N T E S E G Ú N L A S D IS T IN T A S É P O C A S D E L A Ñ O
( p a ra u n lu g a r c o m o E s q u e l : L a t it u d = 4 3 ° S u r, L o n g it u d = 4 h 4 5 m in O e s t e )
S O L S TIC IO E Q U IN O C C IO S O L S TIC IO E Q U IN O C C IO S O L S TIC IO

ra

2 1 /1 2
1 6 :0 0

2 1 /0 1
1 5 :0 0

2 1 /0 2
1 4 :0 0

2 1 /0 3
12 :0 0

2 1 /0 4
10 :3 0

2 1 /0 5
0 9 :3 0

2 1 /0 6
08 :5 5

2 1 /0 7
0 9 :3 0

2 1 /0 8
10 :3 0

2 1 /0 9
12 :0 0

2 1 /1 0
1 4 :0 0

2 1 /1 1
1 5 :0 0

2 1 /1 2
1 6 :0 0

0 8 :5 5 a 09: 30 0 9 :3 0 a 1 0 :3 0 10 :3 0 a 12 :0 0 1 2 :0 0 a 1 4 :0 0 1 4 :0 0 a 1 5 :0 0 15 :0 0 a 16 :0 0 0 9 :3 0 a 1 0 :3 0 10 :3 0 a 12 :0 0 1 2 :0 0 a 1 4 :0 0 1 4 :0 0 a 1 5 :0 0 15 :0 0 a 16 :0 0

R V ... a 2 8 /0 2

P E R ÍO D O D E C L A S E S 0 1 /0 3 a 0 6 /0 6

R I 0 7 /0 6 0 9 /0 7

P E R ÍO D O D E C L A S E S 1 0 /0 7 a 1 0 /1 2

R V 1 1 /1 2 a ...

Amplitud de horas de Sol diarias durante distintas épocas del año y propuesta de un nuevo régimen horario para la Educación. 13/13

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->