Está en la página 1de 2

INTRODUCCION

n la última década a nivel mundial, se ha vivido el abandono de la práctica


de la Lactancia Materna como recurso natural imprescindible para la
alimentación y bienestar del niño. Diversos factores han sido estudiados y
descritos como causales de esta situación.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la mujer tuvo la necesidad de sostener el


hogar mientras su compañero luchaba en los campos de batalla. Esto la obligó
a salir de casa en busca de trabajo y dinero para proveer las necesidades,
desencadenando que la Lactancia Materna pasara un segundo plano y las
comunidades buscaran otra alternativa para la alimentación para los niños. A
partir de este momento, surge la llamada "Cultura del Biberón" y las empresas
productoras de "Leches Maternalizadas" la presentaron a las madres como la
mejor alternativa.

Es así como iniciaron una extensa estrategia publicitaria de productos a nivel


mundial, para convencer a las madres que las leches producidas por ellos eran
iguales, o incluso superiores a la materna.

Además la vinculación, progresiva, de la mujer al campo laboral, ha hecho que


se abandone la Lactancia Materna tempranamente y se recurra a las leches de
fórmula, perpetuando así la "Cultura del Biberón".

Otro factor que disminuye la práctica de la Lactancia Materna, es la poca


información y capacitación que recibe el agente de salud durante su formación.
La mayoría de currículos dedican un número de horas al estudio de la
preparación de leches de fórmula, mientras que la leche materna, apenas si es
mencionada, sin darle la importancia y trascendencia necesaria.

Con esta capacitación el agente de salud NO podrá promover la Lactancia


Materna, resolver adecuadamente las preguntas sobre los problemas de la
Lactancia natural ni enseñan técnicas adecuadas para una Feliz Lactancia
Natural. El personal con esta formación, suspenderá la Lactancia Materna ante
cualquier eventualidad (formación de drogas a la madre o del niño sin
justificación adecuada), tampoco tendrá unidad de criterio y en los distintos
niveles de información proporcionará a la madre conceptos diferentes que la
obliga a abandonar la lactancia natural; así tenga una motivación muy grande
hacia ésta práctica.

La sociedad en general y el personal de salud en particular, quieren a toda


costa convencer a la madre: que la lactancia natural es para ella una
esclavitud, algo muy duro de hacer y que entre más rápido se abandone será
mejor.

A pesar de la importancia que tienen para la salud integral de la madre y sus


hijos, las ventajas de la leche materna se han tratado de desconocer por
ignorancia o interés. Pero la naturaleza no puede equivocarse, así lo
demuestran estudios científicos sobre lactancia natural.
Esta Guía pretende llegar al personal de salud de los diferentes niveles de
atención y dar pautas generales de manejo sobre Lactancia Materna.
Deseamos que permita al personal de salud orientar a las madres, que se
convierta en un verdadero promotor de la lactancia natural, que unifique
criterios, de tal manera que la atención de la población objeto siga una línea
continua y permanente.

En los anexos, se presenta contenidos teóricos que sustentan las conductas


planteadas, para que puedan ser ampliadas en la literatura existente.
Pretendemos unirnos a los esfuerzos que se vienen realizando a nivel nacional
e internacional para rescatar la CULTURA DE LA LACTANCIA MATERNA
buscando así mejorar la calidad de vida de la niñez y por ende de la población
del Distrito Capital y del país.