Conocimiento y poder en el pensamiento de Norbert Elias

Por: Paula Caldo “El divino discurso de la sagrada escritura es un río delgado y profundo a la vez, en el cual deambula un cordero y nada un elefante. Los simples lo encuentran llano y vadeable, los doctos no alcanzan a medirle el fondo y sienten siempre el peligro de ahogarse en él… Tal vez, a fuerza de soñar con un mundo de relaciones espontáneas, sin explotaciones ni mentiras, esos corderos toman por vadeables todos los ríos que atraviesan. Y aún cuando los elefantes, cautelosos, puedan conocer el revés violento de la trama y saber que casi siempre hay monstruos acechando en el fondo de las aguas, no estaría de más que recuperasen más a menudo la franqueza, el coraje y la esperanza ingenua de nuestros amigos, los corderos…” (Burucúa, 2001: 45)

Norbert Elias: itinerarios biográficos Si distinguir entre corderos y elefantes es la cuestión, Norbert Elias es, sin dudas, un claro representante de los paquidermos. Lo vemos allí, temeroso en las márgenes del río, buscando el modo de abordar aquella masa líquida que lo inquieta y asusta, a la vez que lo fascina. Él se niega a que alguien lo ayude a cruzar, quiere inventar un modo propio. Un puente compuesto por elementos diferentes a los aprendidos en los cursos de filosofía y también a aquellos otros conocidos en las clases de anatomía… Elias anhela construir un método que, a partir de la observación empírica, permita entender los procesos de construcción de la sociedad en la que habita. Es un filósofo-médico de carrera y un sociólogo por elección… Un sociólogo marginal, que no se conformó con las teorías establecidas en su época. Por ello, dedicó su vida a elaborar un abordaje sociológico donde primaba la observación de los nudos problemáticos relevantes de la sociedad y, para ello, acudió a la historia. Desde sus días en la escuela primaria, se consideró un trabajador del conocimiento. El objetivo de sus producciones fue dotar a las ciencias sociales de una metodología y de unas teorías exentas de ideologías. Él “quería influir en la sociedad pero por medio de una ciencia dedicada a la sociedad y caracterizada por el realismo –no mediante un partido político” (51). Pese a que su biografía permite construir las notas identitarias de un judío alemán viviendo en las vísperas, en pleno auge y en la caída de la Alemania nazi, Elias siempre se mantuvo al margen de las intervenciones políticas, de los reclamos públicos y de la militancia. Fue un investigador y, por ende, productor de conocimiento sobre los problemas de la sociedad, mas no un político ni mucho menos un militante. Si la identidad es la respuesta a una pregunta del orden de la práctica: quién hizo qué, quién fue el autor…; entonces, la propia de Elias cristaliza en un conjunto de libros que tienen su firma en el sitio del autor. En beneficio nuestro, él mismo se encargó de legarnos un escrito

un filósofo neokantiano que le enseñó a confiar en el pensamiento como capacidad productora de conocimiento. mismo respaldo que le permitió hacer una carrera académica sin tener que pensar en cómo sobrevivir en términos económicos. etcétera. en el seno de una familia pequeño burguesa de judíos-alemanes. Su padre era propietario de una pequeña empresa textil y su madre se desempeñó como ama de casa al tiempo que llevaba una profusa vida social. Esos primeros contactos le permitieron dudar de las ideas innatas. Terminada la guerra. no sólo como intelectual sino también como ciudadano. Bajo el título “Mi trayectoria intelectual”. Pero. nadie presagiaba la extensión temporal y espacial que. Elias no se sintió ofuscado por ello. Desde su temprana infancia contó con la protección. el cuidado y el apoyo económico de su familia. por entonces. Sin dudas. Y. No es casual que la historia de vida de Elias tenga pocas notas que se sustraen de su formación académica. Entonces. Elias entendió que teorizar y pensar en . Como todos los sobrevivientes. solo materia. llevándose de aquellos cursos una concepción del hombre y de la condición humana que gravitará sobre su obra sociológica. Estudiar medicina le permitió comprender la complejidad biológico-social que habita en cada ser humano. como así también elaborar la idea de hombre como ser social y como homo non clausus. Tendrá siempre presente aquellas clases de anatomía donde practicó la disección del cerebro. como alumno. los acontecimientos de la Primera Guerra Mundial lo arrancaron de la tranquilidad familiar para conducirlo al frente de batalla. si bien después de cuatro años de guerra el mundo no volvió a ser el mismo. Será el único hijo del matrimonio entre Hermann y Sophie Elias. adquirirían aquellos combates.y en la de filosofía –por el afecto que adquirió por la disciplina durante su escuela secundaria-. En 1924 se doctoró en filosofía y psicología bajo la dirección de Richard Hönigswald. Allí no había ningún rasgo ni metafísico ni cultural. se matriculó en las carreras de medicina –para cumplir con el mandato paterno. paulatinamente. no demoró en llegar al frente bélico en territorio francés.autobiográfico junto con una entrevista del mismo tenor. nos presenta los principales itinerarios de su biografía. escribiendo su tesis doctoral. Con 18 años cumplidos. estamos frente a un trabajador del conocimiento que vivió del siguiente modo: Nació en Breslau en 1897. de sus trabajos de investigación y de su labor docente. Trabajó junto a los operarios que debían mantener siempre en buen estado las líneas de comunicaciones. Allí se desempeñó en tareas de radiotelegrafía. A medida que avanzaba en sus estudios. Encontrábase insatisfecho con la vida que llevaba en el seno de su familia y con el lugar que ocupaba en la sociedad previa a la guerra. donde podemos hallar numerosos indicios acerca de su proceder. abandonó la medicina. Elias recuerda que. entendió que sobrevivir en dos carreras tan disímiles era una tarea imposible. como hijo. por ende.

Viajó primero a Suiza y después a Francia. refugiado en Alemania-. para conseguir entender y ver con mis propios ojos… Cuando escuchaba a Hitler veía que era peligroso. 1925: pasada la crisis inflacionaria alemana. la oportunidad parecía llamar desde Inglaterra. quizás por ello. los padres de Elias recuperan su situación económica y el joven decidió abandonar su vida en Breslau e instalarse en Heidelberg. Allí. por entonces. discípulo de Lukács y. 1930: es invitado por Mannheim a dictar un curso de sociología en Fráncfort. Si bien no era sociólogo de formación. se vio obligado a trabajar en una industria de acero en Breslau para socorrer económicamente a sus padres. Elias no recuerda haber sentido miedo. 1935: se instala en Londres y consigue un subsidio para escribir un libro. Su hallazgo provocó el enojo de su director de tesis. Su labor comenzó en la Biblioteca del Museo Británico. conocía sus pormenores y hablaba aquella lengua sin acento. Si bien se regocijaba en aquel clima cultural. “el clima era fantástico y no tuvimos idea de que nuestras vidas estaban amenazadas… Trabajábamos con la perspectiva de un futuro fructífero” (1995: 54). quien lo forzó a retractarse y a reconocer “la eternidad de los valores que se hallan fuera de la cadena del flujo de la historia”. todo fracasó y entonces buscó nuevos horizontes: esta vez. necesitaban de la presencia de otros –dadores de conocimientos y de civilidad-. al llegar a dicha población se vio atraído por los dos polos de la producción sociológica: Marianne y Alfred Weber –herederos de Max Weber. Dirá al . al experimentar la vida.torno a la existencia de ideas a priori eran ejercicios estériles. decidió exiliarse. Hecho que le permitió desempeñarse como ayudante ad-honorem de Mannheim. Para sobrevivir en aquel ambiente había que disponer de cierto apoyo familiar. las cuestiones materiales apremiaban. Pero.y los cursos de Karl Mannheim –de origen húngaro. Egresado ya y ante la situación económica crítica que atravesaba Alemania. Su domicilio particular recibió un allanamiento donde secuestraron todos los libros de Marx o vinculados al marxismo que poseía. Finalmente. En su caso. vívido en su memoria habita su participación en un acto donde disertaba Hitler… “Asistía a esos actos para orientarme. Elias se consideró un admirador de la cultura francesa. Aunque el clima social iba enrareciéndose. excepto por alguna breve vinculación con Alexander Koyré. Por el contrario. Ejercicio de investigación y de escritura que se prolongará durante tres años. Se trata de su obra cumbre: El proceso de la civilización. para ello. llegó a montar un pequeño taller de producción de juguetes. no tuvo buen recibimiento allí. ciudad también conocida como la meca de la Sociología. Para sobrevivir. Después de ese episodio. muy peligroso… No tuve miedo…” (1995: 59) 1933: el clima de persecución ideológica se tornó agobiante. eligió aquel país como refugio. debían construir y aprender aquellas concepciones falsamente estimadas a priori y. Él consideró que los individuos. sus padres casi siempre financiaron sus estudios.

justo en el momento en que los psicólogos se esforzaban en afirmar que sólo podíamos hablar de las conductas de los seres en el presente… Pero. consideró que sus aportes fueron de segundo orden en Inglaterra. Pero ya habían comenzado las invitaciones a disertar y a dictar cursos en distintos puntos de Holanda. Los seres humanos no pueden sobrevivir si no se imponen desde muy pronto una autodisciplina. Coleccioné arte africano y visité los hogares de mis alumnos… Aprendí muchas cosas y confirmé diferentes ideas. Grupo que le permitió capitalizar las hipótesis escritas en La sociedad de los individuos. En 1939 publicó. El proceso de la civilización.. Para lograr el autodominio no basta con confiar en la propia voz interior. Pese a ello. Comenzó a ejercer como docente en la London School of Economics. de Alemania y del mundo.” (1995: 82-84). En 1954 se traslada a Leicester. pero a base de huronear di con un rastro que me pareció prometedor… Tenía una base de conocimiento que me permitió establecer asociaciones. Él mismo reconoce el sitio marginal que sus postulados ocuparon en el pensamiento . En estas sociedades están más expuestos y desprotegidos que nosotros. De allí en más. Tienen miles de dioses que los cuidan. En 1938. En esta universidad se había creado recientemente un Departamento de Sociología donde había una plaza de trabajo disponible para él. radicado en Londres. pero para eso deben hacerse a la idea de que fuera de ellos hay seres que le imponen esto o lo otro. Allí “realicé muchos trabajos de campo con mis alumnos. con quien trabajará durante tres años en un proyecto de psicología social inspirado en las teorías de Anna Freud. en aquellos libros podía estudiar cómo habían sido esas pautas conductuales en el pasado y cómo habían ido cambiando… Entonces empecé el proceso de la civilización… con la convicción de que estaba atacando a los psicólogos contemporáneos –no freudianos-…” (1995: 67). Su padre muere en 1940 y su madre terminará sus días en Auschwitz –probablemente en 1941-. entonces encontré esa cultura más sencilla. Tragedia que gravitará siempre sobre su conciencia. tendrá una breve comunicación epistolar. También se vinculará con el psicoanalista Foulkes. 1962-1964: surge la propuesta de trabajar en un curso de sociología en Ghana. La universidad que lo aguardaba estaba estructurada al estilo de la de Cambridge o la de Oxford. fue revelador..respecto: “Mis ideas eran poco claras. Así. con ayuda de sus padres. al tiempo que comenzaba su lenta retirada de Inglaterra. Él acepta y rápidamente se traslada a aquel país. daba inicio al proceso de consagración de sus teorías. que luego fueron revelando puntas en los libros sobre las buenas maneras… Cierta vez pedí uno de éstos. País en el cual en materia de “sociología no estaba de moda pensar en procesos a largo plazo” (1995: 79). 1964: regresa a Leicester. creo que era el de Courtin. será la última vez que ve a sus padres con vida.

al llegar a la meca de la sociología. Disintió con su director de tesis. pero en Inglaterra nunca me lo ofrecieron…” (1995: 88). postulando que “los a priori” resultaban ideas erróneas. el bosque. Desde 1975 se radica en Amsterdam y. lejos de ser biológica o material. realistas y objetivas. puesto que todo lo que afecta a los seres humanos es producido en la vida concreta y. a partir de 1978. el nombre de Max Weber como también el de Georg Simmel. enseguida entendió que el conocimiento se producía en la investigación empírica. Dirá: “Lo que contribuyó a que me quedara en Alemania fue el ZiF de Bielefeld: la piscina. Así. trabajó en pos de una sociología capaz de proveer a la humanidad herramientas de intervención social: neutrales. Norbert Elias se mostró en rebeldía con el pensamiento predominante en su época. en su conjunto. Son sus numerosos libros que. Estudiar con Weber era casi una consigna obligada para todos los/as jóvenes que decidieran iniciarse en el campo sociológico de los años veinte. tomando elementos de la teoría de Max Weber y de Alfred Weber junto a otros propios del marxismo. 1990: muere en Amsterdan. por lo tanto. Norbert Elias ensaya una síntesis acerca de su identidad y dice: “¡Soy un viajero! No soy ni alemán ni inglés… Desde el punto de vista de la cultura puede decirse que Alemania es mi patria… No me gusta el rechazo hacia el otro que experimentan los alemanes… Por eso tengo mi casa en Holanda. Heidelberg. es intelectual. La herencia que dejó a la posteridad. entre . Así. Ya desde su formación de posgrado. soy en el fondo un europeo… Nunca me gustó la idea de identificarme con un solo país… Soy un judío alemán. acepta trabajar en el Centro de Investigación de la universidad de Bielefeld –Alemania-. por todos los medios. nos transmiten el esfuerzo de un sociólogo por elección que procuró.de los ingleses. la sociología alemana había operado en un registro liberal. la atmósfera intelectual… Siempre me había gustado vivir en un college. aportar a la sociología una teoría original… Ya en el ocaso de su vida y urgido por la pregunta de un entrevistador. por mi manera de ser y por mi aspecto… Soy un judío alemán que vivió treinta años en Inglaterra…” (1995: 87-88) Presupuesto teóricos y aportes con los que se formó un sociólogo por elección Norbert Elias elaboró un pensamiento sociológico despojado de partidismos y de ideologías. Fue por ello que. debe ser aprendido en sociedad. Durante los tiempos del Impero. Si bien reconoció las virtudes y potencialidades del pensamiento filosófico de corte especulativo. se sintió atraído por el universo que envolvía a aquella joven disciplina. En la base de su formación sociológica anida la “civilizada tensión” que separó los postulados de Alfred Weber de los de Karl Mannheim.

El relativismo ideológico al que iba acercándose Mannheim abrió ante Elias la oportunidad de pensar una teoría despojada de ideologías. se propuso cuestionar toda producción científica impregnada por la tendencia política del autor. por ello. el problema teórico del cambio civilizatorio de los seres humanos y la transformación a largo plazo. Experiencia que le permitió construir una teoría sociológica en la que se superara la dualidad planteada por el marxismo entre ser social y conciencia. Corolario: el joven Norbert asiste a los cursos de Alfred Weber y a las reuniones de conversación y sociabilidad en la casa particular de Marianne Weber. De Alfred Weber tomó: Sus postulados acerca del compromiso y del distanciamiento de los científicos al momento de producir conocimiento. y el joven Elias no fue una excepción. se postulaban como referencias obligadas. Nuestro sociólogo procuró construir una sociología en la cual las relaciones entre individuo y sociedad fueran analizadas en el marco de procesos históricos. pasada la Primera Guerra Mundial y en el marco de la República de Weimar. La cultura. Elias se propuso plasmar una sociología realista. problemas estrechamente ligados al de los niveles de integración estatal en las personas… Quería construir una teoría sociológica no apoyada en partidismos” (1995: 163)… . la cultura no se reducía a cuestiones de orden económico. Para Alfred Weber. En tal sentido. Muchas veces los investigadores temen descubrir principios o hechos que contradigan sus postulados partidarios y. dirá: “en el Proceso de la civilización logré dominar. aquel caudal de lecturas se enriqueció con el aporte del marxismo. como producto humano. Producir conocimiento estando muy apegado a una ideología política presenta trampas que pueden distorsionar los resultados de la investigación. debía entenderse como una de las tantas variables que deben evaluarse en el análisis de la sociedad. la diferencia entre cultura y civilización…. Karl Mannheim le posibilitó: Leer la obra de Karl Marx y discutir algunos ejes del pensamiento marxista. Elias. Conocer las reflexiones de Mannheim acerca de la ideología como característica relevante de toda producción teórica. Sin embargo.otros. quedan amarrados a aquellas teorías que les resultan favorables. sino que se postulaba como una variable de análisis tan determinante como cualquier otra. Su concepto de cultura. capitalizando todo lo aprendido en sus cursos de medicina. La agenda de objetos de estudio sugerida desde esta veta sociológica permitió a Elias preguntarse por el arte. la civilidad cortesana. con la ayuda de datos empíricos. al mismo tiempo que acude también a las clases de Karl Mannheim. plantear los problemas centrales de su obra. en fin.

No solamente su obra fue considerada “de segundo o tercer orden” en la academia inglesa. sino infructuosos” (Elias. como por ejemplo. en realizar descubrimientos que amplíen el mundo natural y social. Conocimiento y poder Ante la necesidad de explicar el vínculo entre conocimiento y poder. comida. Entenderá que. que debe producir y transmitir conocimiento. Elias legó a la posteridad un corpus de teorías que comprenden: las teorías del proceso civilizatorio y de la formación del Estado. tuvo para Elias un saldo negativo. empírico y despojado de compromisos políticos concretos. no sólo me parecían falsarios. susceptibles de ser definidas en los siguientes términos: PODER: “En realidad lo que llamamos poder es un aspecto de una relación. Dirá que estas teorías “no son ni marxistas ni liberales ni conservadoras. las problemáticas teóricas que tratan. Para Elias. 1995: 164). amor. Esto es: para él. El poder consiste en tener lo que el otro necesita y en la capacidad de . Elias siguió fiel a su línea de pensamiento y será recién en los años setenta cuando comience a cosechar los primeros frutos de su tarea. no pueden permitir que sus creencias acerca de lo que puede hacer o no feliz a la gente influyan en sus descubrimientos… Los procesos naturales pueden ir contra las necesidades de los hombres. y estos deben estar preparados para leer estas situaciones…” (Elias. En tal sentido y contra el conocimiento corrompido. se hizo necesario que sujetos específicos se dedicasen a la producción de símbolos para la orientación y la regulación de la sociedad en su conjunto. Estos sujetos deben cumplir su labor desprovistos de toda valoración individual y de todo particularismo. Todas ellas persiguen el afán de construir. la teoría simbólica del conocimiento y de las ciencias y la teoría del proceso y de la figuración. en mayores o menores dosis. De no ser así. sino que además el mismo Walter Benjamin se negó a prologar la edición en inglés de “El proceso de la civilización”. sentido o protección así como conocimiento u otros cosas…” (Elias: 1994: 53). Las doctrinas partidistas encubiertas. a partir de la comprobación empírica. de cada una de las relaciones humanas. ni el conocimiento ni el poder son objetos que puedan guardarse en un bolsillo para disponer de ellos libremente. dirá: “Las personas comprometidas en investigar. todos los individuos que integran un grupo social poseen poder. que nuestro sociólogo asumió sin cortapisas. El poder tiene que ver con el hecho de que existen grupos o individuos que pueden retener o monopolizar aquello que otros necesitan. Norbert Elias acude a una lectura situada en el marco de la sociología del conocimiento y a la perspectiva histórica.Pretender para la sociología un perfil neutral. Ambos son construcciones humanas. alumbras al calor de la vida en sociedad. 1994: 106). los ideales sociales velados por ropajes científicos. de aquellos otros sujetos dedicados a las tareas culturales o a la política. Elias trata de solidificar la delgada línea que separa el trabajo del intelectual. a medida que la sociedad fue complejizándose. la tarea científica se vería corrompida.

Su lectura no es ingenua: constantemente nos recuerda que algunos grupos tienden a acuñar mayores cuotas de poder. Así. “en la . se revela crucial y necesario. resta analizar los posibles cruces y relaciones entre ambos. Elias dirá: “el saber humano es el resultado de un largo proceso de aprendizaje de la humanidad. mediante procesos de aprendizaje. Elias sigue dos atajos conceptuales de distinto orden: por un lado. Pero. al unísono con la caída del poder de la iglesia. “Las redes de significación pueden verse remodeladas con el fin de lograr una simbolización mejor que la que existía hasta el momento” (1994: 55). no podemos entender el vínculo conocimiento-poder en la actualidad si no revisamos los avatares que el mismo experimentó en las sociedades antiguas y en las medievales. que no conoce principio. Asimismo. incorpora la perspectiva histórica comparada (es decir. Sea cual sea su aportación innovadora. los sindicalistas y los políticos. el rol ocupado por los mayores. a diferencia de los animales. Siguiendo este razonamiento. lejos de ser estáticos y cerrados. iba fortaleciéndose la figura del Estado moderno “como instancia de síntesis que abraza el control sobre el conocimiento” (1994: 68). por lo cual se ven obligados a adquirir. como pasadores de una herencia y de un pasado común. Una vez delimitados los conceptos de conocimiento y poder. en Sobre el tiempo. Aquí. De acuerdo con sus palabras. acude al análisis del Estado Moderno y de las consecuentes prácticas políticas. éstos son: los empresarios. resultan intercambiables e históricos. de regulación y de comunicación sociales. símbolos o capacidades serán compartidos. por otro. y en relación con el primero. resulta curioso cómo. en el pasaje de este tipo de sociedades a las llamadas “sociedades modernas”. Símbolos que. Los seres humanos. El poder político es un tipo particular de poder que. ese conjunto de símbolos que les permitirá sobrevivir en el mundo.negociar el modo en que esos bienes. donde el conocimiento se hallaba monopolizado por pequeños grupos. Elias procura describir la lenta y costosa marcha de la democratización del conocimiento en Occidente. Los recién llegados necesitan de esos “medios de orientación y medios de comunicación” para poder “convertirse en seres humanos”. Elias repara en la figura y en las prácticas de los escribas egipcios y de la iglesia medieval como representativas de las sociedades autárquicas. A los fines de construir su interpretación. el individuo se apoya en un saber preexistente y lo prolonga” (1989: 15). dotados con capacidad para proporcionar a los humanos medios de orientación” (1994: 55). CONOCIMIENTO: “Es el significado social de símbolos construidos por los hombres tales como palabras o figuras. ilustra el problema en el devenir: antigüedad/ sociedad medieval/sociedad moderna)-. están desprovistos de medios innatos de orientación. Nuestro sociólogo afirma que la existencia del conocimiento científico comenzó a cobrar materialidad en el mismo momento en que iba erosionándose el monopolio de la iglesia sobre los medios de orientación. asimismo.

Elias entiende que. “debemos comenzar por los cimientos y no por el tejado”. podía obtener una organización eclesiástica centralizada… Por siglos. etc. Conocimiento revelado El Sacerdote Autoritario Generan el sometimiento de los gobernados –preferentemente analfabetos. reflexión. Se adquiere vía la observación de presagios. los oráculos. la iglesia fue la única guardiana de los fondos de conocimiento… Hay que tener presente dos tendencias complementarias y ambivalentes entre sí que comenzaron a desarrollarse a la sombra de la Iglesia antigua… Estas tendencias fueron: el surgimiento de los gobiernos del Estado en sustitución de los gobiernos de la iglesia y el surgimiento de un nuevo tipo de conocimiento. los vuelos y vísceras de los pájaros. orientación y regulación social. constituye una fase tardía en el devenir del conocimiento… Tampoco podemos olvidar la elevada cota de plusvalía de poder que. el conocimiento secular o científico que era más difícil de controlar…” (1994: 70-71). hoy en día dominante. Dirá que. investigación individual Se genera vía la investigación científica sistemática La iglesia asumió el rol de guardiana de la revelación. para entender la relación entre poder y conocimiento. Es un conocimiento de carácter religioso. milagros. Cuadro comparativo entre tipos de conocimiento y formas de dominación social (72) Tipo de conocimiento Sujeto que lo produce-transmite Conocimiento científico El Científico Anti-autoritario Democrático. Y así entenderemos que el tipo de conocimiento científico o secular.a las formas de transmisión-revelación generadas por los gobernantes. Necesita de la mediación de un ser designado por una investidura divina para lograr la revelación.actualidad. según sea el perfil y los criterios de la institución que hegemoniza el control de los medios de comunicación. constituye la forma más conspicua de las relaciones jerárquicas de poder” (1995: 90). sacerdotisas. Las ciencias naturales y sociales son una fuerte palanca para liberar a la humanidad de la tendencia a someterse a la autoridad (77) Institución social que lo monopoliza El Estado emprende el proceso de secularización del conocimiento Se produce mediante la observación. en relación a otros grupos de poder. será el modo en que se componga Posibilidades de comprobación la sociedad. Relaciones políticas y sociales que habilita Metodologías o formas de obtención del conocimiento . Si bien las relaciones entre conocimiento y poder no son sencillas ni lineales.

cierta vez. No obstante. Elias Posibilidades de comprobación empírica no percibe la misma situación en el plano de las ciencias sociales. La escuela y los medios de comunicación resultan ser los ejemplos más palpables. cuando se desempeñaba como empleado de una acería en Breslau. los empresarios pueden convertirse en un factor de enrarecimiento de la producción del conocimiento. Es decir. Sin embargo. Cuenta que. Elias recupera una anécdota acontecida en su juventud. en segundo lugar. Cuando los sectores populares se nutren con significativas dosis de conocimiento. El conocimiento revelado o el deductivo o axiomático no están abiertos a la comprobación empírica. la política. su ratio de poder no se compara ni con el de los empresarios. ni con el de los sindicatos ni mucho menos con el de los políticos” (1994: 85). las sociedades desarrolladas gozan de los beneficios de múltiples y ágiles vías de difusión del conocimiento. mayor toma de conciencia y participación ciudadana. Ellos deciden qué proyectos de investigación financiar y cuáles dejar sin efecto.. que suelen generar teorías especulativas o ligadas a presupuestos políticos no susceptibles de comprobación empírica. pudiendo así controlar y decidir sobre el futuro de los países en los cuales residen. el siglo XX demostró la existencia de nuevos monopolios y originales formas de corromper el conocimiento. si él ya era rico. Elias trae a cuento la experiencia soviética para ejemplificar cómo el Estado de partido único cercena los canales de participación social y monopoliza el control sobre la distribución y producción de los medios de orientación y regulación social. preguntó a su patrón: ¿por qué se empecinaba en luchar tanto por su empresa y por qué pasaba tantas horas de sus días allí. En primer lugar. Veamos estas formas en detalle. a mayor distribución del conocimiento. el Estado y el conocimiento van generando la movilidad. En esta clave.El conocimiento de la ciencia biológica o física está abierto a comprobación y a revisión permanente.. en el marco de países democráticos y de múltiples partidos políticos. En consecuencia. Hoy en día. si ya lo tenía todo?. se encuentran en condiciones de nuclearse en partidos políticos. “pese al alto nivel de decisión que poseen los científicos. Pero. el progreso y la democratización de las sociedades. A lo que el sujeto respondió: que su trabajo era una cacería en la que siempre . Esta descripción resulta útil para el sociólogo que pretende delimitar el sentido del trabajo y de la mentalidad del científico de los propios del empresario.

Los intelectuales son y no son especialistas… Son personas con una comprensión. Por los claustros académicos circula un nuevo deduccionismo del que se desprenden proyectos de investigación basados en ideas ocultas. La escuela ayuda a los niños a dominar sus . Así. Karl Popper es el representante emblemático de esta forma reciente de producir conocimiento. Escuchando y analizando la respuesta.. Si bien. vemos nacer originales modos de monopolizar el saber: Las teorías científicas se expresan en lenguajes complejos. sensibilidad y ocupación que va más allá de la especialización ocupacional. Poseen amplios intereses culturales y tienden a pensar por sí mismos” (1994: 101). Escuela. 1994: 93) En medio de este clima societal. la del científico concluye con la verificación. Elias entendió que “es una necedad pensar que estas personas quieren enriquecerse. En el fondo se trata de la excitación de la lucha por el poder” (1995: 43). los científicos también pueden transformarse en mecanismos de adulteración y corrupción del conocimiento. dogmáticas y semioscuros. dinero y prestigio-. No obstante. el gueto de los científicos. Para Elias. refutación o corrección de las hipótesis que motivan la investigación –tienen objetivos que concluyen-. Elias percibe que la actualidad la ciencia se ha convertido en una rutina institucionalizada. él también estimó a sus búsquedas e hipótesis como cacerías: también él iba tras las huellas del conocimiento. Los expertos y científicos han caído en la mezquindad de producir conocimiento de modo individual o respondiendo a principios ideológicos que los apartan de la producción de un conocimiento realista. mientras la cacería del empresario nunca halla un punto de saciedad –siempre quiera más poder. Trazando un paralelo con su formación como científico social.debía llevarse lo mejor de la partida. conocimiento y poder… “Junto con la familia. y las personas especializadas en la producción y transmisión del conocimiento constituyen una clase de intelectuales. Entonces dice: “Los símbolos que poseen la función social de medios de orientación constituyen una clase de símbolos entre otras. el conocimiento científico es funcional al desenvolvimiento de las sociedades-Estados actuales. Los editores pueden bloquear la circulación de un libro adulterando los modos de promoción –una reseña tendenciosa que se publica en lugar equivocado-… (Elias. solo accesible para unos pocos. Colegios de médicos o juristas que reducen el número de plazas para evitar competencia. la escuela es la más importante agencia de civilización de los niños en nuestra sociedad. Elias apuesta a que los científicos procedan como intelectuales. Sin embargo.. ya son ricas.

entre bastidores. sino también como el conjunto de símbolos de orientación. conlleva una respuesta que se elabora en el marco estatal. Instituciones entre las que. con el fin de regularlos y orientarlos en el sentido estimado como correcto. . reconocen la importancia de la escuela junto a la familia como agencias de civilización. Pensando en la reforma educativa que Argentina experimentó en los años noventa. a la formación del autocontrol en los futuros ciudadanos. encauzándolos en la adquisición de conocimientos. la selección. capaces de autocontrolarse y no violentos. Funcionarios y expertos tienen el encargo de decidir sobre el recorte de símbolos que serán transmitidos en las escuelas. constante y decisiva del aparato estatal. es producto de la negociación. público y laico de distribución del conocimiento. lejos de ser abstracto y neutro. Frases que fácilmente pueden ser explicadas al calor de las nociones de conocimiento y poder que nos aporta Elias. Conocimiento que. a la orientación. Conocimiento entendido no sólo como un corpus de saber científico. En las escuelas se trabaja con el conocimiento. el recorte. bajo la mirada histórica. ese proceso que nuestro sociólogo fecha entre los siglos XVI y XIX.impulsos y urgencias. destrezas y de una conciencia” (Elias. a lo que luego agrega: “la escuela socializa mediante la enseñanza de conocimientos legitimados públicamente” (1997: 35). por medio de qué procesos y con la intervención de qué tipo de instituciones… Sin dudas. Las palabras de Elias que elegimos como epígrafe. regulación y comunicación entre los individuos que componen la sociedad. el proceso de la civilización occidental. la escuela cumplirá un rol fundamental. Una de las principales preocupaciones que motivó las investigaciones de Norbert Elias se vincula a una pregunta que. para qué y a quién?. lo que es lo mismo. En este contexto la escuela contribuyo a la formación de individuos letrados. Carlos Cullen dice: “la escuela educa mediante el conocimiento” (1997: 31). Ese recorte de saberes con los que se intervendrá sobre la subjetividad de nuestros/as alumnos/as no solamente apunta a la instrucción sino también a la regulación. Sabido es que al final del proceso de la civilización Elias descubre una sociedad civilizada o. Las sociedades modernas y desarrolladas se distinguen por hacer de la educación escolar un medio obligatorio. 1994: 98). cultos. despojada de todas las prácticas brutales y violentas del medio evo. esconde sentidos pedagógicos: cómo la civilización occidental llegó a ser lo que es. como también el rol que los docentes ocupamos como transmisores de conocimiento. La pregunta: ¿quién decide qué enseñar. El pensamiento de Elias es útil para comprender las vinculaciones del conocimiento con el poder. que se considera adecuado para cada época. se caracterizó por la intervención reglada de una serie de instituciones sobre las experiencias de los individuos.

Bibliografía Antelo. Buenos Aires: Santillana. La sacralidad y la risa en la modernidad clásica –siglos XV a XVII-. Esto es. no sucede lo mismo en el ingreso a los niveles superiores. computación. Si bien Elias es optimista respecto a las ventajas de ir a la escuela primaria estatal. En: Id. Siguiendo a Elias entendemos que para sobrevivir en el universo académico no solamente necesitamos recursos económicos. Arfuch. Cinco conceptos para pensar la Educación Contemporánea. Carlos (1997) Crítica de las razones de educar. obligatoria y gratuita. es sobre “ese algo” que Elias intenta pensar al revisar los nuevos deduccionismos. su ánimo decae cuando revisa “los nuevos monopolios” que separan al conocimiento de la sociedad en general. Burucúa. contienen entre bastidores estrategias veladas para generar exclusión. Algo sucede en el medio que impulsa o motiva a abandonar… Entonces. José Emilio (2001) Corderos y elefantes. el nivel de concurrencia al sistema educativo propio de los países llamados desarrollados. Difícilmente coinciden los índices de ingreso con los de egreso. cultural y económico del país. El Estado se revela como el poseedor de los símbolos de orientación y regulación social y sobre ellos decide cuánto. cuándo y a quiénes proporcionarlos. etcétera. estarían apuntando al logro del desarrollo social. Buenos Aires: Kapelusz. Curiosamente. las consignas que defienden el ingreso irrestricto y la necesidad de que todos sean tocados por la magia de la escuela media y de la universidad. Orientadas las políticas educativas en este sentido. un Estado que apueste a la escuela pública. constituyen un engranaje de la maquinaria estatal. Buenos Aires: Prometeo Libros. Temas de filosofía de la educación.La escuela y los docentes formando parte de ella. Caruso. sujetos y subjetividades. Buenos Aires: Miño y Davila. sino también conocer “la secreta llave del método” y ser iniciados en los léxicos oscuros con los que se expresan las pócimas mágicas de la ciencia”. Marcelo. gratuita y obligatoria. mientras que a la escuela primera concurre la mayoría. Cullen. la corrupción del conocimiento. en general. pero también con fuertes solidaridades y vínculos permeados por el poder. Siguiendo a Elias. De Sarmiento a los Simpsons. En este punto. (2002) Identidades. es un Estado que intenta asegurar la distribución de los símbolos básicos y necesarios para que sus habitantes puedan incluirse-prenderse en la cultura –lenguaje oral y escrito. Inés (1996) “Te llevo bajo mi piel: el poder en la escuela”. Concretamente. Pedagogía para aspirantes. las diferencias y choques entre el nivel social de los/as alumnos/as y el discurso académico. . tiene aspecto piramidal. Estanislao (1999) Instrucciones para ser profesor. la operatoria matemática pero también inglés. Dussel. Leonor Comp. etcétera-. la institución de la ciencia opera a partir de un conjunto de métodos y prácticas disciplinares.

Norbert (1994) Conocimiento y poder. Investigaciones sociogenéticas y psicogenéticas. la temporalidad? ¿Cuál es. Humana conditio (1985). En 1919 fue anexada a la restituida Polonia. Elias. México: Fondo de Cultura Económica. que es también decir. La civilización de los padres y otros ensayos y Los alemanes (Las fechas consignadas corresponden a la primera publicación de cada uno de los libros citados). La república representó una apertura democrática que permitió la participación ciudadana y la posibilidad de incorporar lecturas y manifestaciones ideológicas hasta entonces prohibidas: por caso. que condujeron al país a un proceso hiperinflacionario descollante en la historia mundial. Sociología fundamental (1970). la Primera Guerra Mundial se extendió entre 1914 y 1918. Eso impactó en sus estudios sobre la risa. aquel lugar en el que nos reconocemos como el mismo o la misma.Buenos Aires: Paidós. En primer lugar. además de numerosos artículos y conferencias. Se produjeron. donde relata y analiza una pequeña historia utópica llamada “La gran lucha de los intelectuales”. Elias es un utópico y aquí se revelan indicios de la utopía de Elias. en definitiva. Justo (2004) “Norbert Elias y la caída de la civilización” en Revista Prohistoria 8. El final de la Primera Guerra Mundial representó una serie de cambios sustanciales para los/as alemanes/as. Sobre el tiempo (1984). Elias. -Junto a Eric Dunning. Compromiso y distanciamiento (1983).Deporte y ocio en el proceso de la civilización (1986). Mi trayectoria intelectual (1990). los siguientes libros: El proceso de la civilización. Norbert (1995) Mi trayectoria intelectual. así encontró elementos para comprender la relación entre “los sentimientos” y “las manifestaciones físicas de ellos”. Siendo Alemania una de las potencias que inició la contienda –cuando declaró la guerra a Rusia dos días después de que el Imperio Austro-Húngaro hiciera lo propio con Serbia-. el marxismo. La soledad de los moribundos (1982). Dirá: la medicina se pregunta por el cuerpo humano y se olvida de las manifestaciones del rostro…. Su indagación concierne en principio a aquello que aparece como un singular: el proceso de individualización. Mozart. Investigaciones sociogenéticas y psicogenéticas (1939). ¿Pero cómo reconocerse en un sí mismo cuando se está atravesado por la otredad. Leonor Arfuch dice: “La reflexión en torno a la identidad es precisamente el otro gran aspecto privilegiado de la obra de Ricoeur. Barcelona: Península. la derrota en la guerra y la obligación de pagar “reparaciones de guerra”. a continuación. supone la respuesta a la pregunta ¿Quién ha hecho tal acción. La sociedad cortesana (1969). Elias. quién fue el autor? Respuesta que no puede ser sino narrativa…” (2002: 24) Elias escribió. la identidad personal. Serna. México: Fondo de Cultura Económica. Conocimiento y poder (1984). La sociedad de los individuos (1987). Norbert (1989) Sobre el tiempo. Misma utopía que rescata casi al final de la entrevista titulada “Conocimiento y poder”. el final del Imperio (1871-1919) y el inicio de la República de Weimar (1919-1933). ambas conforman una unidad (los sentimientos y las . Elias reconoce el valor del aporte de sus estudios de medicina a sus investigaciones sociológicas. el anclaje posible de una identidad? Identidad tiene para Ricoeur el sentido de una categoría de la práctica. en los hechos. Norbert (1987) El proceso de la civilización. Ciudad prusiana que a partir de 1871 integró el Imperio Alemán. Teoría del símbolo (1991). Recordemos que. Sociología de un genio (1991). Madrid: Ediciones La Piqueta. Elias. Rosario.

Sigmund Freud. Año en el que Adolf Hitler asume la cancillería de Alemania por vía legal. Elias no se preocupa por encontrar el punto cero de la civilización. pero sí implica la aceptación y el consecuente no ataque hacia el orden vigente que de ellos emana.reacciones faciales no son causa . Elias dice: “El individuo no inventa el concepto de tiempo por sí mismo. En este punto podemos recrear todos los debates en torno a la aplicación de las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (NTIC). Siguiendo ya no a Elias sino a Michel Foucault. quienes marcaron al pensamiento del sociólogo judío-alemán fueron en primer lugar. pero también las discusiones acerca de la educación sexual en las escuelas o aquellas propias de la transmisión del pasado reciente –los contenidos acerca de la ultima dictadura. En sus conversaciones y escritos biográficos Elias. En este sentido. La medicina ayudó a Elias a formar la imagen del homo non-clausus (sive sociologicus) (1995: 104). La edición final del mismo libro se publicará recién en el año 1969. a lo largo de la historia. Se trata del conocimiento elaborado en base a las creencias.efecto). luego Émile Durkheim y finalmente Max Weber. principio. en ultima instancia. entienden que la legitimidad legal es la forma específica de la dominación moderna (1996: 62). ya sea en los espacios curriculares pertinentes o en el marco de la efeméride recientemente creada-. Por ejemplo. experiencias y comportamientos”. Base que había acuñado en Fráncfort cuando trabajó el siglo XVIII francés y escribió la primera versión de “La sociedad cortesana” (Elias. Los niños de sociedades más diferenciadas difícilmente sonríen si no lo sienten. 2004). En este punto recuperamos las aseveraciones que Marcelo Caruso e Inés Dussel realizan sobre el concepto de legitimidad. con la consecuente escasez de bienes de consumo. La caracterización que sugerimos en el presente apartado sigue a pie juntillas las reflexiones que el mismo Elias esboza sobre su formación. Como ya dijimos. citar a Freud implicaría entender que la teoría del proceso de la civilización no es más que una lectura histórica en clave freudiana (Serna. los distintos grupos humanos elaboraron modos de transmitir las nociones temporales. sumados a la destrucción de la estructura productiva alemana. Entre los símbolos de orientación y regulación que deben transmitirse generacionalmente. 1987: 11). Sólo siguiendo las pautas de la civilización se logró la separación entre los movimientos musculares y el sentimiento. el poder es una red que atraviesa la sociedad en su conjunto. Por ello debió pagar cuantiosas reparaciones de guerra a sus vencedores. Gastos que. desencadenaron un proceso hiperinflacionario sin precedentes. Reconocer la legitimidad de tal o cual orden. Norbert Elias detiene su análisis en el tiempo. 1994: 106). analiza la obra de Elias y sugiere que. Serna percibe que las citas a estos referentes están escamoteadas en la obra de Elias en beneficio de la originalidad de la misma. Sus efectos alcanzaron a toda la economía interna de los alemanes y la familia de Elias no estuvo exceptuada de ellos. el tiempo es un símbolo útil para la orientación y regulación de los individuos. Marcelo Caruso e Inés Dussel (1996) afirman que el poder no es la espada de He-Man. haya obediencia? (1996: 61). No es una cosa que adquirimos y empleamos a nuestro criterio. Alemania resultó una de las potencias derrotadas en la Primera Guerra Mundial. No obstante. 1995). pero sí las marcas de las oscilaciones y cambios en las pautas sociales que rigen los comportamientos controlados y autocontrolados de los individuos (Elias. En tal sentido. Del manuscrito de su tesis doctoral sólo se conservan algunos pocos fragmentos. pauta de conducta o institución no significa necesariamente acordar con ellos plenamente. se encarga de resaltar el costado original de su obra. en realidad. Ambos. Por el contrario. siguiendo a Max Weber. 1976-1983. los autores citados estiman conveniente establecer la pregunta: ¿cómo el poder se hace legítimo para que. sentimientos y valoraciones políticas del investigador (Elias. Sí: para Elias. El proceso de la civilización permite interpretar los cambios estructurales manifestados en los varones y en las mujeres en “dirección a una mayor consolidación y diferenciación de los controles emotivos. el historiador valenciano Justo Serna. al tiempo que ubica el sitio de sus maestros a Mannheim y a Alfred Weber. sino que aprende desde su infancia tanto el concepto de tiempo como la .

1999: 34. Sin dudas. PAGE \* MERGEFORMAT 16 .institución social del tiempo que le está unida de modo indisoluble. En ella. 35 y 36). Si dicho adolescente no aprende a desarrollar una autocoacción. la escuela es un espacio donde enseñar. En efecto. todo adolescente sabe rápidamente reconocer el tiempo como símbolo de una institución que igualmente pronto empieza a coaccionarlo. le será muy difícil ocupar su posición de adulto” (1989: 21). ir creciendo en una sociedad a la cual pertenecen ese concepto y esa institución. aprender. si no es capaz de ajustar su conducta y su sensibilidad a la institución social del tiempo. pasar y dar el tiempo como símbolo fundamental para la orientación en la vida (Antelo. el individuo aprende el concepto de tiempo no sólo como medio de reflexión que verá la luz en libros filosóficos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful