Está en la página 1de 95
B Teta de Suelos en las Vias Terrestres PCr ne OIE Gn RR) ico Rociiguar. Afonso La hngenievia de suelos en kas vis fenesties : Careteras, ferrocaaies y Geropistos | Alfonso Rico Rootiguaz. - México : Lure, 2008, 4606. 21 cr, ISBN 968-18.0054.0 Restica 1. Mae6nica de sualos uC: Te20B.5 Dewey: 624:15136—dc2t Larresenaccny crroncd ex corn o€ LAINGENIERIA DE SUELOS EN LAS VIAS TERRESTRES Cameras, reemocARmUrs v ADROMSTAS Veuwses 1 aon morenio ce. coon Nana ME Oe STA SHA PARDEE RE>RGOULOA TRAE, MEDUITE HEN SSSTEUAOWETOOD, LEGTAD ECOG NEZANCD (MEMENTO £.porocenwa0, A GAMBLE 0 CUALOAER STADE FELPERASION V ALUAEEKAUEEUTS be KFESRLEEH), ON Covnraenro po eseir bx Eoo Dexoros reseneoes: (©2005, EDITORIAL LMUSA. SA oF CV. GRUPO NORIEGAEDITORES, Basnenas 96, Mbxco. DF. F-08040 3 8509 0050 (01(800) 706.9100 5512 2003 ienusa@rovega comm 2 me neigh co CANIM Nw. 125 Heowo en Mico SBN 06818-00540 20.1 @ Pon Francis N, Hyves * “Por le gracia de Dios, la cual me ka sido dada como hdbil construetor, eehé el cimiento; otro edifica sobre él.” (A Ios Corintios 1.3.10) La anterior cita bibliex parece particularmente apropiada para este libro de Mecinica de Suelos, puesto que los suelos y los materiales térreos constitu. yen el substracto bisico de la mayoria de las estructuras ingenieriles. La rele rencla parece especialmente apropiada cuando se.considera la esperanza expre- sada por Ios autores cle que los jévenes ingenieros “construyan sobre los cirmicn- tos" que les pueda proporcionar este libro, La Mecdnica de Suelos, especialmente la que se aplica a Ia construccién de Jas vias terrestres, tuvo que progrcsar a través de un camino erizado. de dificul tades. Los hombres rudos y prdeticos de antafio se inclinaban a cansiderar slo dos clases de excavacién para carreteras, las hechas en “polvo” o en “roca”, Y toda la amplia variedad de los materiales naturales que es posible encontrar sobre la superficie de la tierra Ja estudieron, analizaron, clasificaran y descri- bieron los agricultores, agrénomos, gedlogos, petrégratos y los ingenteros de mina, Come consecuencia, términos tan’sencillos como “buen sitlo” 0 “mal suelo” han Megado a tener significados distintos para eada especialista y lo que es “bueno” para un agricultor puede ser muy malo para un ingeniera y vi ceversa. Es muy cierto que muchas veces Ja terminologia y los métodos de dasifica- cién que establecieron los geblogos resultan demasiado vagos 0 confusos para Jos ingenieros que devean establecer cma se comportard un determinade ma- terial bajo condiciones de servicio. Debe reconocerse que Ia utilizacién exitosa de Jos suclos como materiales de construceién es una actividad que tiene tanto de ciencia como de arte. El hombre ha manejado tos suelos y Ios ha usado en sus construcciones desde el alba de los tiempos. Los suelos pueden ser o no el material de construccién mis viejo, pero no cabe duda que los antiguos aprendicron mucho sobre ellos, al practicar el arte de la alfateria y al construir monumentos y moradas. Uno de los grandes logros de la civilizacién moderna consiste en que los ingenicros puedan aplicar un enfoque cientifieo a ésta, la mds antigua de las aries de la construccion. En efecto, para Ilevar a cabo la planeacién y el proyecto de cualquier obra ingenieril de importancia, hoy dia cs imprescindible legar a un acuerdo entre distintos puntos de vista. Por ejemplo, el proyecto de una carretera importante se logra mediante Jos esfuerzos ccnbinados de muchos individuos que comtri- buyen con el conocimiento detallado de muchas especialidades. ‘Como la mayor parte de fas obras de la ingenieria descansan sobre Ia super ficie de la tierra, la capacidad de Jos suelos para soportar cargas se convierte en una cucstiGn fundamental. La expresién popular inglesa “simple como It tierra” indica que la mayoria de la gente ain sabe poco sobre el avance actual * Ingentero Gonsultor. Anterior Jefe del Laboratorio del Departamento de Carreteras del Esuado de Califorala, USA.