Está en la página 1de 17

100 ¡Boston, ya estamos aquí!

(Estamos dentro de un tren con destino a Boston y que proviene de Beaufort, Carolina del
Sud. Sentada junto a la ventanilla hay una chica rubia guapísima de 17 años. Se llama
Ariane)
(Ella simplemente observa el paisaje. Observa todas esas casas, árboles, personas... que
va dejando atrás a gran velocidad. El Sol le da en la cara pero... no le molesta)
(Empieza a sonar la canción Unwritten de Natasha Bedingfield)
"I am unwritten,
Can't read my mind
I'm undefined
I'm just beginning
The pen's in my hand
Ending unplanned

Staring at the blank page before you


Open up the dirty window
Let the sun illuminate the words
That you could not find
Reaching for something in the distance
So close you can almost taste it
Release your inhibitions

Feel the rain on your skin


No one else can feel it for you
Only you can let it in
No one else, no one else
Can speak the words on your lips
drench yourself in words unspoken
Live your life with arms wide open
Today is where your book begins
The rest is still unwritten Oh..."

"Yo aun no estoy escrita


no puedo leer mi mente,
estoy indefinida
Estoy empezando
La pluma está en mi mano,
Terminando de improviso

Empezando a ver la página en blanco antes de ti


Abre la sucia ventana
Deja al sol iluminar las palabras
que no podrías encontrar
Alcanzando algo en la distancia
Así que cierra lo que puedes probar
Realiza tus ambiciones.

Siente la lluvia en tu piel


Nadie puede sentirla por ti
Sólo tú puedes dejarla adentro
Nadie más, nadie más
Puede decir las palabras en tus labios
Mójate en las palabras aun no dichas
Vive la vida con los brazos abiertos
Hoy es dónde tu libro empieza
Lo demás aun no está escrito..."
(De repente, Norah, su mejor amiga, se sienta a su lado. Ella es morena y muy guapa
también. Tiene 18 años)
Norah: ¿Por qué en los lavabos de mujeres tiene que haber siempre tanta cola? En la
discoteca vale pero... ¡Hasta en el tren!-dice muy indignada
(Ariane la mira sonriendo)
Ariane: La verdad es que tienes razón. Las mujeres somos unas meonas.
Norah: Además, ¡estaba asqueroso! ¡Casi vomito!
Ariane: ¡No exageres!
Norah: ¡No exagero! Tendríamos que haber venido en nuestro coche.
Ariane: Querrás decir en MI coche -dice remarcando la palabra "mi".
Norah: ¡Qué más da! Tuyo, mío, nuestro... -dice sonriendo.
(Ariane la mira riendo)
Ariane: Sabes que habríamos venido en coche pero... yo no tengo culpa de que se haya
averiado justo esta semana.
Norah: No importa. No me hagas caso, soy una quejica.
Ariane: Lo sé.
(Las dos se ríen)
(Norah saca su cámara de fotos y...)
Norah: ¡¡Foto!!
(Norah sostiene la cámara con una mano y estira el brazo todo lo que puede. Las dos
miran a la cámara sonriendo)
(Norah mira la foto...)
Norah: Perfectas como siempre.
(Guarda la cámara)
Norah: ¿Qué hacías?
Ariane: Pues contemplaba el paisaje y pensaba en todo lo que ha pasado en tan poco
tiempo y en todas las cosas nuevas que están por llegar. No sé... Pensaba en todo.
Norah: ¿Ya echas de menos a Owen?
(Ariane la mira enfadada)
Ariane: Muy graciosa -dice mosqueada.
Norah: ¡No te enfades! Era una broma.
Ariane: Pues que sepas que me ha hecho mucha gracia -dice irónicamente..
Norah: Vamos... No es para tanto.
Ariane: Claro que no es para tanto. El hombre más perfecto del mundo acaba de dejarme
y... no pasa nada ¿no?
Norah: Owen no es el hombre más perfecto del mundo.
Ariane: Para mi si lo es.
Norah: Pero si está loco por ti.
Ariane: ¡Me da igual! Yo quiero que esté conmigo. De que me sirve que esté loco por mi
si...
Norah: Solo te ha pedido que os deis un tiempo.
Ariane: ¡¡Ja!! ¿Y tu te lo crees? No lo hagas por animarme. Las dos sabemos que lo de
darse un tiempo es sinónimo de te dejo.
Norah: Puede pero...
Ariane: Déjalo, Norah. Voy al vagón-restaurante a fumarme un cigarro. Ahora vuelvo.
Norah: Tienes que dejarlo
Ariane: No quiero.
(Ariane se levanta y se va con el paquete de tabaco en la mano. Norah se queda sola.
Ahora es ella la que decide contemplar el paisaje por un rato)
***
Canción inicio: I DECIDE de Lindsay Lohan
***
(A la misma hora.... hay otro tren con destino a Boston pero... que viene de Portsmouth,
New Hampshire. Luke y Evan están sentados uno enfrente del otro. Están jugando a
cartas)
Luke: ¡Venga! No te hagas el interesante... Te he ganado. ¡Reconócelo!
Evan: ¡De eso nada! Hasta que la partida no acabe, tu no has ganado.¡Venga tira!
Luke: Como quieras.
(Luke lanza sus cartas y...)
Evan: ¡Qué cabrón! ¡Me has vuelto a ganar!
Luke: ¡¡¡Siiiiiiiiiiii!!! Estoy en racha últimamente.
(Evan recoge las cartas y las amontona)
Luke: ¿Sabes que la abuela me ha dado un montón de comida?
Evan: ¿Si?
Luke: Albóndigas, pizza, espaguetis...
Evan: Es genial.
Luke: ¡Ah! Se me olvidó decírtelo ayer. ¡Mira lo que tengo!
(Luke mira en su mochila y... saca una foto)
Evan: ¿Una foto de Audrey?- pregunta extrañado.
Luke: ¡Si!
Evan: ¿De dónde has sacado esta foto?
Luke: Había gente que me debía favores y... -dice riendo.
Evan: ¡Corta el rollo! ¡No te hagas el interesante! -dice también riendo.
Luke: No, ahora en serio, me la dio su hermano a cambio de 10 pavos.
Evan: ¿Has pagado diez pavos por una foto de Audrey?
Luke: ¡Cállate ya! Lo que tienes que hacer es observar a esta preciosidad...
(Los dos se ponen a mirar la foto y...)
Evan: Es tan...
Luke: Es tan...
Evan y Luke: Perfecta -dicen a la vez
(Los dos suspiran)
Luke: Que pena no haberle podido hincar el diente al final.
Evan: ¡No hables así!
Luke: ¡Venga ya! Tu también le tenías ganas....
Evan: Eso ya no importa.
Luke: También es verdad porque...¡¡¡¡Vamos a arrasar primo!!!!
(Los dos se chocan los cinco)
***
(El tren ha llegado a Boston. Norah y Ariane bajan del tren cargadas con dos enormes
maletas de ruedas cada una. Además, de una bolsa colgada en el hombro y sus
respectivos bolsos)
Norah: Corramos a llamar un taxi porque... ¡se me va a caer todo! ¡No puedo! ¡Pesa
mucho!
Ariane: ¡Corre! ¡Me muero! ¡Como pesa!
(Las dos intentan empezar a correr para llegar a la parada de taxis pero... lo hacen de una
manera muy ortopédica)
***
(Otro tren ha llegado a Boston. Luke y Evan se bajan con dos pequeñas bolsas de deporte
que llevan colgadas del hombro y una mochila pequeña con los objetos personales)
Luke: Vamos caminando ¿no?
Evan: Por supuesto. Son unos veinte minutos o así.
Luke: ¡Si! Y así aprovechamos para dar la primera ronda de reconocimiento por la zona.
(Los dos empiezan a caminar tranquilamente para salir de la estación)
***
(Norah y Ariane están en la recepción de la residencia)
Norah: ¡Hola! Buenos días. Somos Norah Wesley y Ariane Parker. Hoy es nuestro día de
ingreso en la residencia de estudiantes. Tenemos reservada un apartamento de clase A.
Recepcionista: Wesley y Parker... A ver... -la mujer va mirando en el ordenador....- ¡Vale!
Aquí os tengo. ¿La habitación 240?-la mujer pone una cara rara... mira un par de cosas en
el ordenador...Ariane y Nora la miran preocupadas pero...- Si. La 240. Es la segunda
planta al final del pasillo.
Ariane: De acuerdo.
Recepcionista: Aquí tenéis las llaves -Norah la coge- y... bueno. Esto... Subid a la
habitación y si tenéis algún problema me lo decís.
Norah: ¿Problema por qué? -pregunta extrañada.
Recepcionista: Eh... por nada, por nada. Acordaros de pasaros mañana o cuando podáis a
entregar la fianza y para firmar el contrato.
Ariane: Muy bien.
(Norah y Ariane se dirigen hacia la habitación)
***
(Cuando llegan a la segunda planta, caminan hasta el final del pasillo. Cuando llegan a la
habitación del fondo del pasillo, la 240, abren la puerta y las dos entran. Lo primero que
hacen es tirar al suelo todo lo que llevan encima: dejan caer las maletas de ruedas y tiran
la mochila y el bolso. Las dos empiezan a observarlo todo. Entran en la primera
habitación, luego salen al balcón, entran en la segunda habitación, entran al lavabo y...
cuando llegan a la cocina...)
Norah: ¿Qué es lo que hay allí? -pregunta señalando al otro lado de la cocina.
Ariane: Es como... otro apartamento ¿no?
Norah: No lo entiendo.
(Norah y Ariane entran en la cocina y a través de ella llegan a otro apartamento simétrico
al de ellas. Las dos tienen cara de no entender nada)
Ariane: ¿Qué demonios significa esto?
Norah: ¡Oh Dios mío! ¡¡¿No me digas que nos han dado dos pisos para nosotras solas?!!-
dice contenta.
Ariane: Me extraña... -dice dudándolo mucho.
Norah: ¡A lo mejor ha sido una sorpresa de tu padre o del mío!
Ariane: Norah... -dice seria para hacer que vuelve al mundo real...
Norah: ¿Y entonces? ¿Qué significa esto?
(Las dos se miran extrañadas y miran la situación algo perpelejas)
***
(Luke y Evan han llegado a la recepción de la residencia)
Luke: Hola señorita. ¡Luke Sullivan y Evan Clarkson ya están aquí!-dice alzando la voz
emocionado.
(La recepcionista lo mira riendo y Evan... lo mira pensando que se le va la olla)
Recepcionista: ¿Y?
Evan: Lo que quiere decir es que... somos dos estudiantes nuevos. Hemos llegado ahora
mismo y... tenemos que instalarnos en la habitación de clase C que tenemos reservada.
Recepcionista: De acuerdo.
Evan: Sullivan y Clarkson.
(La recepcionista empieza a consultar en el ordenador y... Su cara cambia por momentos.
Parece ser que algo no cuadra...)
Recepcionista: Un momento, por favor.
(La mujer se levanta y sale de la recepción)
(Al momento vuelve con un hombre trajeado. Los dos se ponen a mirar el ordenador)
Recepcionista: No puede ser. No entiendo como ha podido pasar. Debe haber sido un
error informático. Es que sus nombres están en la 239 y en la 412.
Hombre: Puede que hicieran la reserva simultáneamente y... no sé. Es muy raro.
Tendríamos que mirarlo con detenimiento.
Recepcionista: ¿Y qué hacemos ahora?
Hombre: ¿Reservasteis una habitación de clase C seguro? -les pregunta a los chicos.
Evan: Si. Si quiere le muestro el comprobante.
Recepcionista: No, no, tranquilo....
(La recepcionista y el hombre se miran y...)
Hombre: Pues... dales la 239.
Recepcionista: ¿Si?
Hombre: La 412 ya está ocupada y además...Si desalojáramos a los que ya están allí
estaríamos en las mismas porque habría que recolocarlos en algún sitio y solo estararía
libre la 239.
(Luke y Evan se miran sin saber lo que está pasando)
Evan: ¿Hay algún problema?-pregunta preocupado.
Hombre: Veréis es que... ha habido un fallo y... el ordenador os ha hecho una doble
reserva. La habitación 412 de clase C que se os adjudicó ya estaba ocupada. Por algún
motivo, cuando vosotros hicisteis la reserva, el ordenador no mostró que esa habitación
ya estaba reservada y os reservó esa pero además también otra habitación de mayor
categoría, la 239.
Luke: Y ... ¿qué hacemos?
Hombre: Tenéis que instalaros en la habitación de clase A. La de clase C que en teoría
era la vuestra, ya está ocupada por los que ya la habían reservado.
Evan: Pero... no podemos pagar tanto dinero.
Hombre: No, no... Ha sido un fallo nuestro así que... Vais a pagar una habitación de clase
C. Podéis estar tranquilos. El curso que viene ya lo arreglaremos, pero ahora no se puede
hacer nada más.
(Luke y Evan se miran riendo)
Luke: ¡¡¡Toma!!!
(Los dos se abrazan contentos)
Evan: ¡No me lo puedo creer!
Luke: ¡Qué suerte! ¡Hoy es nuestro día!
Recepcionista: Por cierto, ya veréis que ese apartamento es un poco especial -dice
dándoles la llave.
Evan: ¿A qué se refiere?
Luke: ¿He oído bien? No ha dicho habitación ¿Ha dicho apartamento? ¡Corre vamos!
(Luke coge la llave, luego coge a Evan del brazo y se lo lleva corriendo en dirección a la
habitación sin dejar que la recepcionista y el hombre se expliquen)
***
(Norah y Ariane se disponen a bajar por el ascensor. Cuando lo cogen para bajar, vemos
como Luke y Evan están subiendo por las escaleras)
Luke: La 239.
Evan: Al fondo del pasillo ha dicho.
(Los dos caminan hasta la puerta. Cuando están allí abren y...)
Luke: ¡Tío! ¡Esto es una pasada!
Evan: ¡Si! ¡Si! ¡Si!
(Los dos dejan las mochilas en el suelo y... empiezan a mirarlo todo)
Evan: ¡Mira que pedazo de terraza!
Luke: ¡Y las habitaciones! ¡Son enormes!
(Los dos no paran de mirarlo todo alucinados. De repente, Luke se queda parado)
Evan: ¿Has visto eso?
Luke: ¿El qué?
Evan: En la cocina falta una pared ¿no? Se ve el apartamento de al lado.
Luke: Es verdad.
Evan: Qué raro ¿no?
Luke: A lo mejor era a esto a lo que se refería con lo de que el apartamento era un poco
especial.....
***
(Ariane y Norah están en la recepción de nuevo)
Ariane: Perdona señorita pero... ¿por qué a través de la cocina podemos acceder a otro
apartamento? Falta una pared.
(La recepcionista mira hacia otro lado y...)
Recepcionista: Es que... es una cocina compartida.
Norah: Un momento... ¿como que cocina compartida?
Ariane: Nosotras pedimos un apartamento completo pero individual. Nadie nos dijo nada
de cocina compartida.
Recepcionista: Por motivos económicos y a determinada gente de importancia le han
adjudicado esos apartamentos exclusivos de los que ustedes me hablan.
Ariane: ¿Exclusivo? Yo he pagado por un apartamento que tiene cuatro paredes. En el
plano que me dieron tenía cuatro paredes. Eso no es exclusivo, ¡eso es lo normal!
Recepcionista: En el fondo es igual que el resto de clase A lo único que... el 240 es el
único que comparte cocina. Con el 239.
Norah: Pero... a eso yo no lo llamaría compartir cocina, más bien es... ¡un apartamento
compartido! ¡No vamos a tener intimidad!
Ariane: Pues... preferimos una habitación de clase menor pero que tenga cuatro paredes.
Recepcionista: Es que... eso no va a ser posible.
Norah: ¿Cómo que no?
(Ariane y Norah están casi llorando)
Recepcionista: Todo está ocupado. Lo siento de verdad pero es que... no puedo hacer
nada. No puedo cambiaros a otra habitación de clase A porque están todas ocupadas. Y
tampoco puedo daros una de clase B o C porque también están todas llenas.
Ariane: Si todo está ocupado... ¿habrá alguien en ese apartamento entonces?
Recepcionista: Si. Acaban de subir.
Ariane: ¿Por qué no nos lo ha dicho antes?
Recepcionista: Porque... no quería que subierais con ideas preconcebidas. Quería que lo
vierais vosotras mismas. No es para tanto y además... ¡Será divertido! -dice de una
manera poco convincente.

(Ariane mira a la mujer muy enfadada)


Ariane: ¡Esto no va a quedar así!
(Ariane se va muy cabreada. Norah ni se mueve de enfrente del mostrador. Está como
paralizada. A los dos segundos, Ariane vuelve y se la lleva de un tirón)
***
(Luke y Evan siguen allí mirando hacia el otro apartamento)
Luke: ¿Miramos si hay alguien?
Evan: No, no...
Luke: ¡¡¡Hola!!! -grita Luke.
(Nadie contesta)
Evan: ¿Hola?
(Nadie contesta)
***
(Ariane y Norah vuelven a la habitación, abren a puerta, caminan hasta la cocina y... En
el otro lado hay dos chicos mirando hacia donde están ellas)
Norah: ¡Noooooooooooo! -grita llorando.
(Ariane está alucinando ¿Dos tíos?)
(Luke y Evan las miran sin expresar nada)
(De repente, Norah cae al suelo desmayada)
***
(Norah vuelve en si y...)
Ariane: ¿Estás bien?
(Norah está tumbada en el sofá y Ariane está sentada a su lado)
Norah: Ari ¿sabes qué? He soñado que nos daban un apartamento que comunicaba por la
cocina con el apartamento de dos tíos.
Ariane: Norah, cariño... respira hondo...
Norah: ¿Por qué?
Luke: ¿Tu amiga está bien?
Evan: ¿Te ayudamos?
(Norah se incorpora de golpe y mira hacia el lugar de dónde proviene la voz y...)
(Luke y Evan están sentados en la parte de la barra de la cocina que está en su
apartamento mirando hacia ellas)
Norah: ¿No ha sido un sueño?
Ariane: No, cariño.
Norah: Pero... ¡míralos!
(Norah se levanta y se dirige hasta la barra de la cocina que está en el apartamento de
ellas)
Norah: ¿Qué os creéis que esto es un reality?
(Luke y Evan la miran paralizados... Norah está completamente exaltada)
Ariane: Norah, tranquilízate.
Norah: ¿Qué me tranquilice? ¡Esto no puede quedar así! ¡Se sentarán en su cocina a
desayunar y de entretenimiento tendrán nuestra vida!
Luke: A nosotros nos fastidia tanto como a vosotras.
Evan: Si. Nosotros tampoco sabíamos nada.
Norah: Esto no puede estar pasando.
(Norah está histérica y... Ariane intenta aguantar el tipo)
Ariane: Vamos a calmarnos... Pensemos en soluciones.
Luke: No quiero ofenderos pero... ¿qué problema hay?
Norah: ¿Te estás quedando con nosotras? -pregunta muy enfadada-. Porque si lo estás
haciendo...
Luke: ¡No! Hablo en serio. ¡Tampoco es para tanto!
Evan: Tiene razón. A los cuatro nos ha pillado por sorpresa y era algo que no nos
esperábamos pero... tampoco hay que ser tan dramáticos. Al fin y al cabo solo tendremos
que compartir la cocina y ya está. No tenemos porque dirigirnos la palabra si no
queremos. No hay ningún problema -dice muy convencido mientras que Luke afirma con
la cabeza conforme a lo que Evan está diciendo.
Norah: No puedo creer nada de lo que está pasando.
Luke: Bueno, ¿hacemos las presentaciones ahora o cuándo os calméis un poco?
(Norah y Ariane miran a Luke y a Evan alucinando)
Ariane: Voy a fumarme un cigarro. Ahora vuelvo.
Norah: Voy a suicidarme. Ahora vuelvo.
(Las dos chicas se salen a la terraza bajo la atenta mirada de Luke y Evan que no acaban
de entender porque están tan enfurecidas. ¡No es para tento!)
***
(Norah y Ariane hablan en la terraza)
Norah: Ariane, tenemos que irnos de aquí, de verdad. No podré aguantarlo.
Ariane: Lo sé... Pero... ¿qué vamos a hacer? Ya has oído a la recepcionista
Norah: ¿Tengo que recordarte cada día que nuestros padres tienen mucho dinero?
¡Vámonos a un hotel!
Ariane: Pero... ese no era el plan. El plan era disfrutar de la vida universitaria, vivir en la
residencia.
Norah: Pero el plan tampoco era compartir piso con unos desconocidos.
Ariane: No compartimos piso.
Norah: Pero casi.
(Ariane le da la última calada al cigarro y...)
Ariane: Tengo una idea. Vamos a hablar con ellos.
(Las dos regresan al interior del piso, a la cocina)
***
(Evan y Luke siguen sentados en los taburetes de la barra de la cocina que cae en su
apartamento. Ellas caminan hasta la barra de la cocina que cae en su apartamento y se
sientan en sus taburetes)
Ariane: Tengo una idea.
Evan: Cuéntanos.
Ariane: Podríamos... poner algo que separara la cocina en dos y problema resuelto. Algo
que limite el espacio de cada uno y además, que tape también un poco la visión. ¿Qué os
parece?
Luke: No es mala idea. Aunque sigo pensando que no creo que exista ningún problema.
Norah: Podríamos comprar una cortinas de esas que tienen tiras colgando.
Evan: Pero... hay un pequeño inconveniente.
Ariane: ¿Cuál?
Evan: La pica está en vuestro lado y los fogones en el nuestro.
Norah: Pues solo cruzaremos la cortina cuando sea estrictamente imprescindible.
Luke: Bien.
Ariane: De acuerdo.
Evan: ¿Todos estamos conformes?
Norah: Bueno...
Ariane: Mañana iré a comprar la cortina.
(Las dos chicas miran a los dos chicos y viceversa.... Ellas no pueden creer lo que les está
pasando y ellos... no acaban de entender porque se ponen así)
Luke: Por cierto, yo soy Luke y él es mi primo, Evan.
Norah: Yo soy Norah y ella es mi mejor amiga, Ariane.
(Ellos sonríen y ellas fuerzan una sonrisa)
***
(Es de noche. Ariane y Norah están sentadas en los asientos de la sala de actos de la
residencia. La sala está a reventar...)
Norah: Creo que estoy enferma.
Ariane: No seas paranoica.
Norah: Te lo juro. La cabeza me va a estallar y... no sé... estoy fatal -dice con cara de
sufrimiento.
Ariane: Norah, escúchame, solo tenemos que compartir la cocina. No es para tanto -dice
auto convenciéndose.
Norah: Que pesaditos estáis todos con el <<no es para tanto>>. ¡Si lo es!
Ariane: Pues... vamos a tener que aprender a vivir con eso.
Norah: Lo sé... -dice con cara de estar casi llorando.
***
(Evan y Luke están sentados pero algunas filas más atrás)
Evan: Madre mía... estaban realmente enfadadas.
Luke: Sobretodo Norah.
Evan: Bueno, ya se les pasará.
Luke: Las dos parecen ser chicas de armas tomar así que... habrá que ir con mucho
cuidado.
Evan: Pues si.
Luke: Y recuerda que... solo podemos cruzar la cortina cuando sea...
Los dos: Estrictamente imprescindible -dicen imitando la voz de las chicas.
(Los dos se empiezan a reír)
***
(Un hombre de unos 50 años sube al escenario y se coloca frente al micrófono. Poco a
poco la gente se va callando hasta que se hace silencio total. El hombre empieza a hablar)
Hombre: Bueno, soy el director de la residencia. Mi nombre es George Cameron y para
cualquier cosa que necesitéis, cualquier problema, duda o consulta... no tenéis más que
venir a preguntar. Solo quería explicaros unas cuentas normas básicas de la residencia.
Normas básicas para una convivencia pacífica y razonable. La primera norma básica es
que no se puede fumar en la residencia. En ningún lugar de la residencia. Y cuando digo
ningún lugar, también hablo de las terrazas de las habitaciones. La segunda norma básica
es que... está prohibido celebrar fiestas en las habitaciones sea cual sea su categoría. La
tercera norma básica es que hay que cumplir con los pagos. Debo añadir que no tenemos
toque de queda pero... no podéis hacer jaleo cuando vengáis más tarde de las once que
será la hora fijada para que se haga silencio absoluto en la residencia.
(El hombre hace una pequeña parada y se oye el murmullo de los comentarios de la
gente...)
Señor Cameron: Solo os he mencionado las cuatro normas que sé que vais a romper
pero hay muchas más. Detrás de la puerta de todas las habitaciones está el listado de
normas. Os sugiero que os las leáis porque... habrá penalizaciones para las personas que
las incumplan. ¿Hay alguna pregunta?
(Todos se miran los unos a los otros. De repente, Norah levanta la mano)
Señor Cameron: Diga señorita.
(Todas las miradas se posan sobre ella)
Ariane: ¿Qué demonios haces? -le pregunta susurrando.
Norah: Voy a hacer la pregunta que todos tienen en mente -le dice también susurrando.
(Norah se pone en pie. Todos los chicos empiezan a silbar y gritarle piropos)
Señor Cameron: Basta, chicos, basta....
(Cuando se hace silencio....)
Norah: ¡Hola a todos! Yo soy Norah Wesley y... mi pregunta es la siguiente. ¿Podemos
traer amiguitos a las habitaciones? -dice en plan broma pero con tono picante.
Todos: ¡¡Uhhhhhhhhhhhhhhhhh!!
(La pregunta obviamente, altera a todos los asistentes que no paran de gritar a Norah Ella
aprovecha para regodearse con los silbidos y los piropos.... ¡le encanta! Evan y Luke son
de los que le chillan piropos. Ariane... no sabe dónde meterse...)
Señor Cameron: Señorita Wesley... Creo que no me molestaré en contestar a su
pregunta.
Norah: Como quiera... -dice mientras se sienta sonriendo a toda la sala....
Señor Cameron: A parte de esto... os recuerdo que hoy inauguramos el nuevo curso con
una gran fiesta que empieza en cuanto yo acabe de hablar. Así que... ¡divertíos! Y por
cierto... Me he quedado con su cara señorita Wesley.
(Todos los estudiantes aplauden y empiezan a levantarse para empezar la fiesta)
***
(Ariane y Norah están bebiéndose una cerveza cada una sentadas en un sofá de la
recepción. La música va sonando y todos los que pasan frente a ellas, saludan a Norah)
Ariane: ¿Por qué has tenido que hacer eso?
Norah: ¿El qué?
Chico: ¡Hasta luego Norah! ¡Has estado genial guapa! -le grita un chico que pasa frente
al sofá donde están ellas.
Norah: Adiós... -dice dulcemente mientras le tira un beso.
Ariane: Pues eso. Dar la nota ya el primer día.
Chico 2 y Chico 3: ¡Adiós Norah!-le dicen dos chicos más.
Norah: ¡Adiós guapos! -dice sonriendo.
(Norah mira a Ariane y... esta la está mirando muy seria)
Norah: ¡Déjame en paz! ¡Sabes que me encanta!
Ariane: No hace falta que me lo recuerdes...
(En ese momento Luke y Evan pasan por delante de las chicas)
Luke: ¡Mira a quién tenemos aquí! -dice deteniéndose frente a ellas y avisando a Evan
que no las había visto- ¡Son nuestras compañeras de piso!
(Los dos se ríen. Ellas los miran no muy entusiasmadas que digamos)
Norah: Más quisierais compartir piso con nosotras.
Luke: ¡Ah! Es verdad, que ya eres la más popular de la residencia -dice en tono de burla.
Norah: ¿Por qué no seguís vuestro camino? -dice sonriendo pero... sarcásticamente.
Evan: Si, ya os dejamos. Nos vamos a dar una vuelta.
Ariane: ¡Divertíos! -dice sosamente.
Luke: ¡Nos vemos en casa!-grita Luke.
(Luke y Evan se van)
Norah y Ariane: ¡Idiotas! -dicen las dos a la vez. Ellos no las han escuchado.
(Luke y Evan se van riendo y...)
Luke y Evan: ¡Pijas! -dicen las dos a la vez. Ellas no los han escuchado.
(Ellas se ríen y ellos también)
***
Canción final: I WANT YOU TO WANT ME de Linsay Lohan