Está en la página 1de 4

Capitulo piloto

Suena la canción: Welcome to my life, de Simple Plan

Sara termina de hacer su maleta, repleta de recuerdos


inolvidables, su nueva vida le espera pero ella no quiere
despegarse de su lugar natal

Madre: ¡Qué bien! Por fin nos vamos de aqui, Sara, ¿No estás
nerviosa?
Sara: Mamá, sabes de sobra que no me quiero ir, ¡Nunca
estaré nerviosa de esta locura!
Madre: Ya sabes que es por tu padre, ganará más dinero y
tendremos un magnifico chalet y harás nuevos amigos
Sara: Eso nunca va a ocurrir
Madre: Sara, ya es tarde, debes despedirte de tus amigos
Sara: ¡No, mamá! Jamás pensé que llegaría este maldito
momento

No tuvo más remedio que hacer caso a su madre, e irse a


despedirse de sus amigos. Sara sólo tenía dos verdaderos
amigos: Pablo y Lola. Iba a despedirse primero de Pablo,
porque, aunque era genial, Lola era su mejor amiga y eso
nunca cambiaría

*|Se ve a Sara yendo hacia casa de Pablo, cabizbaja y triste,


se dispone a llamar al timbre|*

Din-Don

Una persona de mediana edad abrió la puerta, era la madre de


Pablo, que tenía la cara llena de crema verde para las arrugas

Sara: ¿Está Pablo?


Madre Pablo: Si, ahora sale, ¡¡Pablo, sal que te llama Sara!!
Sara: Ya me voy, venía a despedirme
Madre Pablo: ¡Ay! ¡Qué pena! Sara, vente algunos días, aqui
te puedes quedar, siempre te recordaremos
Sara: Yo tampoco quiero irme, vendré aqui en cuanto pueda

*|Pablo sale a la puerta de su casa|*

Sara: ¡Hola! Ya me voy...


Pablo: Sara, ¿Por qué te vas? ¡Quédate!
Sara: Eso quisiera, Pablo, mi vida va a ser un auténtico
infierno

Sara rompió a llorar


Pablo: Ey, no es para tanto, seguro que te haces amigos.
Además aqui vamos a estar siempre Lola y yo, siempre
dispuestos a recibir una visita
Sara: Si, pero no va a ser lo mismo, aqui esta mi vida, ¡Aqui!
Y no la quiero mover...
Pablo: Es decisión de tus padres... No lo puedes cambiar, en
fin, un abrazo
Sara: Claro

Se dieron un abrazo de amigos. Tras el abrazo, se dijeron adiós


y Sara fue directa a casa de Lola. Sara siempre le hacía la
misma broma a Lola, llamaba al timbre y se escondía, así que
lo hizo

Lola: Sara, sé que eres tu, sal de tu escondite je, je


Sara: Vaaaaale, me has pillado, bueno, esto es una
despedida...
Lola: Puff... Será la última vez que me hagas esa broma, el
último abrazo, el último adiós...
Sara: ¡No exageres! Vendrás a mi nueva casa y tu a la mia...
Lola: Y me invitarás a tu cumpleaños, ¿No?
Sara: Claro, no lo dudes. Bueno, adiós
Lola: ¡Nooo! Sara, eres mi mejor amiga, nunca te olvidaré
Sara: Yo tampoco... Adios

Ese cálido adiós fue una palabra suficiente para crear un


charco de lágrimas de las dos jóvenes. Ya era la hora, Sara se
iba de ese lugar para siempre, pero fue cuando...

Jorge: Ya ni saludas, ¿eh? ¿No te despides?

Sara nerviosa no se podía creer que el bombón de su clase le


hablara

Sara: Eh... Si, claro, adiós

Jorge: ¿Así? ¿Tan friamente? Anda, dame un abrazo.

Sara y Jorge se fundieron en un tierno abrazo

Jorge: Oye, Sara... Antes de que te vayas me gustaría decirte


una cosa
Sara: Si... dime
Jorge: Pues... verás, me da mucha vergüenza...
Sara: Venga, suéltalo
Jorge: Está bien, haber, todos estos años en clase no te he
hechado cuenta, no te miraba, al menos eso es lo que tú crees,
pero en el fondo te quiero desde el primer día que te vi. Tú
deslumbraste mis ojos, y mi corazón no puede latir si tú te vas.
Sara, te quiero

Sara se quedó de piedra al oír lo menos esperado de su vida.


Pasados unos segundos, se besaron. Fue el primer beso de
Sara, el mejor, precioso, algo inesperado pero cierto...

Jorge: Bueno, si tú quieres... Podríamos salir, espero que si,


Sara, te quiero de verdad
Sara: Claro, yo te he querido siempre también, pero me daba
vergüenza decírtelo... Mis palabras también son sinceras
Jorge: Me acabas de hacer el hombre más felíz del mundo, te
visitaré todos los días que puedas, no estás tan lejos, y de mi
corazón siempre estarás cerca. Adíos, no olvides que te quiero
Sara: Adiós, yo también

Sara, emocionada fue andando a su casa. Su vida ya no iba a


ser aburrida, a partir de ahora no. Iba a ser la adolescente más
felíz del mundo.

*|Se ve a Sara entrando en el coche|*

Madre: ¿Ya te has despedido de Pablo y Lola?


Sara: Si, ha sido un poco triste... Oye, mamá empiezo a
pensar que quizá tampoco me lo pasaré tan mal estos días
Madre: ¡Claro! Seguro que hoy mismo te haces amigos
Sara: Ojalá

El coche arrancó, y tras un largo recorrido llegaron a su


destino, la nueva casa de Sara, en Málaga. Una gran casa de
muchisimos metros cuadrados.

Madre: Ah, Sara, tengo que decirte otra cosa...


Sara: Adelante
Madre: Esperas un hermanito o hermanita, para Mayo, faltan
ocho meses...
Sara: ¿Bromeas? ¡Tenía infinidad de ganas de tener un
hermanito o hermanita! Ya no seré hija única. Ay, mamá,
cuantas novedades ¡Y algunas que buenas!
Madre: Me alegro de que estés felíz
Sara: ¡Que bien! ¿Entramos en la casa? Yo voy a dejar las
maletas y voy a salir, haber si hago amigos

Sara entró en la enorme casa, dejó las maletas y salió


disparaba hacia la calle. Anduvo largo rato, y se paró a mirar el
escaparate de una tienda que parecía diseñada para ella. De
repente una chavala de su edad se le acercó

Elena: Hola, ¿Cómo te llamas? Yo soy Elena, eres nueva aqui


¿no?
Sara: Soy Sara, y soy nueva aqui como bien has dicho. Acabo
de llegar aqui
Elena: Entonces no conocerás a nadie ¡Qué bien! Te voy a
presentar a mi enorme pandilla, ¡Somos al menos 15! Unos
mejores que otros... Y hay unos chavales super simpáticos, y
guapos... En fin, ¡Ven ya a la playa Kiwi, conmigo!
Sara: Uff... ¡No sabes lo que me alegra oir eso!
Elena: Pero no es un corto camino, es... más bien largo, pero
no importa ¡Asi hacemos deporte!
Sara: Si, mejor. Oye, pareces simpática, y muy extrovertida, la
gente no me suele hablar con confianza cuando me acaba de
conocer, ¡Eso me gusta!
Elena: Si, soy asi. Creo que tú y yo vamos a ser grandes
amigas

Empezaron a andar, andar, andar, y a la vez a hablar y más


hablar. El camino se hizo entretenido, se contaron cosas de su
instituto.

Elena: ¡Ya hemos llegado! Que corto se me ha hecho el


camino... Bueno, aqui esta toda la pandilla, te los presento
¿vale?
Sara: ¡Claro! Uyy, que chico más guapo el de allí, ¿Cómo se
llama?
Elena: Eric, ¡Eres lista! Además es simpático, pero todo tuyo,
es sólo mi amigo
Sara: Gracias pero ya tengo novio
Elena: ¡Que suerte la tuya! Bueno, te los presento...

Suena la canción: Welcome to my life, de Simple Plan

FIN DEL CAPITULO

Intereses relacionados