Escuela Finalista Del Derecho Penal Aleman ESCUELA FINALISTA A -) concibe el delito simplemente como una acción injusta

y culpable. No hay delito si la acción y descripción legal no coinciden. Si la acción no esta previstacomo delito, se da la denominada atipicidad. Tampoco hay delito si el sujeto no actúa con dolo o culpa. Tampoco lo hay si concurren causales de justificación. También se desnaturaliza el delito si la conducta es producida por ERROR. Distingue esta escuela dos clases de error: Uno, si el autor se equivoca al realizar la conducta, sobre los elementos del tipo penal, estaremos frente a un error de tipo; si el autor desconoce que su conducta estaba definida como delito, se presenta el error de prohibición. B -) para el finalismo, la pena, que es consecuencia de haber obrado con culpabilidad, tiene tres fines: Preventivo, dado por la amenaza de la carga aflictiva; Retributivo, dado por la aplicación de la sanción; resocializador del autor del ilícito que se deriva de la ejecución de esa pena. C -) la responsabilidad penal no existe si en la acción faltan los elementos subjetivos: dolo, culpa o preterintencion, o si quien incurre en el hecho actúa en concurrencia de una causal exculpante de responsabilidad, como el caso fortuito, la fuerza mayor, el error de tipo o prohibición, etc. La escuela finalista define el delito como una acción injusta culpable. Son tres los elementos que se desprenden de allí. Esta escuela ofrece como estructura del delito lo siguiente: Define el delito como una acción injusta culpable. En toda ilicitud los elementos estructurales son tres, a saber: La Acción. Es la forma como el ser humano, con una finalidad, realiza o determina la realización de un suceso. La acción no siempre se realiza con una finalidad. Tiene un contenido subjetivo. No es simple proceso físico, objetivo. No es un simple suceso causal productor de un resultado, como dicen los dogmáticos o casualistas. 5 ESCUELA FINALISTA O DE LA TEORÍA DE LA ACCIÓN FINAL (dominante hasta los años Sesenta) Los desarrollos precedentes y el derrumbamiento del nacionalsocialismo abrieron la puerta a una nueva e importante transformación sistemática: la teoría final de la acción. El origen de esta teoría se encuentra, como afirma su propio creador, WELZEL, en la psicología del pensamiento de HÖNIGSWALD y de otros psicólogos y filósofos de la década de los años veinte. Su punto de partida era la vinculación del Derecho a estructuras lógico-objetivas, es decir, a las estructuras del ser tal y como éste aparece en la realidad, que existen de modo previo al Derecho y que no pueden ser modificadas por éste y que, por ello, necesariamente deben ser observadas por el legislador. De acuerdo con este punto de partida se asigna a la ciencia del Derecho penal la misión de elaborar un sistema partiendo de estructuras: "la ciencia del Derecho penal -dice WELZEL- tiene que partir siempre del tipo..., pero desde luego debe ir más allá y descender al ámbito de lo ontológico, de lo previamente dado". Este ámbito ontológico que sirve de base a la ciencia del Derecho penal no puede ser otro que el concepto de acción; pero este concepto de acción no es simplemente causal-natural, como pretendieron los partidarios del sistema causal, sino final. La acción, ontológicamente considerada es, según WELZEL, "ejercicio de actividad final"; "la finalidad, o el carácter final de la acción, se basa en que el hombre, gracias a su saber causal, puede prever, dentro de ciertos límites, las consecuencias posibles de su conducta, asignarse, por tanto, fines diversos y dirigir su actividad, conforme a un plan, a la consecución de estos fines". Este concepto final de acción es el que sirve a WELZEL, para reestructurar el sistema tradicional, partiendo de la vinculación a las estructuras ontológicas. La primera consecuencia sistemática que WELZEL extrae del concepto final de acción es la pertenencia del dolo al tipo -desde este momento se hablará de tipo subjetivo-, ya que el dolo no es más que un aspecto o parte de la finalidad, o mejor dicho, la finalidad misma referida a los elementos objetivos del tipo: La acción que sirve de base al tipo no es ese proceso causal "ciego" del sistema anterior, sino uno "vidente", guiado por la finalidad. Además este concepto de dolo no se confunde con el tradicional "dolus malus" que comprende también el conocimiento de la antijuridicidad, sino que es un dolo natural o valorativo. De este modo, la distinción entre conocimiento de la antijuridicidad y dolo, para el finalismo, es una consecuencia natural de sus premisas y, por ellas mismas, sitúa el dolo como elemento del tipo y el conocimiento de la antijuridicidad como cuestión valorativa de la culpabilidad. Se introducen los conceptos "desvalor de acción" (la finalidad del autor del hecho desvalorada por el Derecho) y "desvalor de resultado" (la lesión del bien jurídico). Por esta vía se enriqueció la culpabilidad en torno al concepto reprochabilidad, soportándose sobre tres elementos: imputabilidad, posibilidad de

el concepto de omisión sólo puede entenderse en referencia al de acción. actos imperfectos de ejecución. constituyendo una causa de inculpabilidad tan sólo en los casos de invencibilidad. ánimo de enriquecimiento ilícito. diferente al carácter ontológico de los causalistas y finalistas. Este concepto de dominio final del hecho es también un concepto ontológico vinculante. para el Derecho positivo. la colocación de la acción entendida finalmente como centro de la teoría del delito llevó a una subjetivación extrema del concepto de antijuridicidad (ZIELINSKI) y a la acentuación del aspecto personal y ético. El concepto final de acción. Las tesis funcionalistas son valorativas. JAKOBS.). Funcional es todo lo que se requiere para el mantenimiento del sistema. diciendo que también en estos delitos la acción seguía siendo final. etc. no cabe participación en un hecho no doloso. ya que no hay una omisión en sí. en los años ochenta. normativas. tienen que llevar al reconocimiento del dolo típico (ej. La teoría de la acción social establece que las acciones en general describen relaciones previas al momento normativo (MARC ANCEL . 6 TEORÍAS FUNCIONALISTAS (dominantes desde 1990) A pesar de los enormes avances que supuso la teoría de la acción final en el sistema de la teoría del delito. sino potencial. desvalor de resultado.JESCHECK). rectificando más adelante este criterio. La premisa metodológica fundamental de los sistemas funcionalistas puede resumirse en los siguientes términos: el contenido de las categorías del sistema dogmático se debe determinar en función de lo que resulte adecuado al sistema social. pues la omisión consiste precisamente en el no ejercicio de la actividad final y no puede ser. puede decirse que no hay un sólo tema de la teoría del delito que no haya sido afectado por la sistemática finalista. etc. porque la mayor parte de acciones típicas son concebidas de modo final. animo de apropiarse en el hurto. teleológica. calificada nunca como acción. el desvalor de acción. sino la causación de un determinado resultado prohibido. y en general. en el plano axiológico y no sólo ontológico. porque los elementos subjetivos del tipo no contenidos en descripciones de la acción típica. por consiguiente. siendo inútil para delimitar problemas claves del derecho penal como el bien jurídico y el proceso de selección de las acciones u omisiones válidas o útiles para el derecho penal. haciendo acopio de los conceptos de política criminal elabora una teoría funcional moderada. en tanto que el dolo es un aspecto de la finalidad. Parecidas dificultades tuvo el finalismo con los delitos de omisión. con lo que se adecuaba mejor a este tipo de delitos el concepto causal de acción en el que lo decisivo no es lo que el autor quiere. por último. Diversas razones los llevan a entenderlo ubicado en el tipo: que se deriva ya del mandato de determinación propio del Estado de Derecho. modificando varias veces su teoría para dar cabida en ella a los delitos imprudentes o culposos. pero empezaba a fallar en los delito imprudentes. pero que aquí la finalidad no era real. y. a costa de los aspectos causales del delito. consideró la acción en los delitos imprudentes como una forma defectuosa de acción final. Contra esta conclusión luchó WELZEL desde el principio. Pero este concepto de acción social no prosperó por la vaguedad y lo genérico que resultan sus presupuestos. ROXIN. radica en la relevancia social de la acción. Por otra parte. Los funcionalistas no se cuestionan la posición del dolo. De la teoría final de la acción. De este modo abandona WELZEL el concepto final de acción como base de todo el sistema. por tanto.conocimiento de la antijuridicidad y ausencia de causas de exclusión de la culpabilidad. . afirmando que la finalidad es en todo caso la misma. pues. Otra consecuencia del concepto final de acción en la estructuración del nuevo sistema repercute en el concepto de autor en los delitos dolosos ya que sólo puede ser aquél que tenga el dominio final del hecho y no simplemente el que interponga alguna causa en la producción del resultado. más recientemente. sino la omisión de una acción. Al principio.. importando sólo el resultado lesivo causado. considerando si se ha tenido en cuenta o no el cuidado necesario en el tráfico. para los funcionalistas. con los elementos de la teoría sociológica de los sistemas construye el funcionalismo radical. el injusto imprudente se construye a partir del deber objetivo de cuidado. con el dolo se perfila el tipo delictivo. participación. como lo son el neokantismo y la teoría de la acción social. porque en estos delitos la finalidad perseguida por el autor es irrelevante. un grupo de penalistas alemanes se propuso en los años sesenta superar el planteamiento puramente sistemático que había dado esplendor a la ciencia penal alemana en los años anteriores. y terminó. pero que lo esencial en los delitos cometidos por culpa o imprudencia es la forma como se realiza la acción final emprendida. también dedujo WELZEL soluciones en materia de error. El proceso de selección de acciones que interesa al derecho penal. la constatación de si ha observado el cuidado debido en el tráfico sólo puede llevarse a cabo tras una valoración del proceso ocurrido. lo que supone una estrecha relación con la teoría del bien jurídico. Tres efectos importantes que se obtienen de la sistemática finalista: En el error de prohibición se deja subsistente el dolo. se adecuaba perfectamente a la estructura de los delitos dolosos. la tentativa de realizar un tipo presupone el dolo.

El tipo es objetivo y subjetivo a la vez. amenidad. Para que una acción injusta sea culpable se requieren dos elementos: capacidad de culpabilidad (que es lo que se denomina imputabilidad) y el conocimiento potencial de la antijuridicidad. nave.. y que sea antijurídica ( o sea. lascividad. árbol. tiene una parte objetiva ( son los elementos de la descripción legal) y otra parte subjetiva (constituida por el dolo de la acción). mediante expresiones como inundación. sello oficial.) la Culpa: es la violación del cuidado necesario en el ámbito en que los sujetos actúan. se exige que el autor haya podido. en el momento del hecho. Es la escuela del maestro alemán HANS WELSEL. pues el tipo es más bien la selección. Acción Injusta Culpable. entre las múltiples conductas. y distingue dos clases de error: error de tipo y error de prohibición. que se estudia en la culpabilidad). emblemas patrios. Es un dolo ajeno al conocimiento de lo des-valioso o ilícito. Welsel considera que la realización del tipo mismo es un indicio de la antijuridicidad de la acción. no siempre se realiza con una finalidad. Veamos: La Acción. y. incurre en error de tipo. Es la forma como el ser humano. La otra parte de esa realidad se percibe intelectualmente que es lo ideal y racional como: documento. inmueble. ylos Normativos: significados que el derecho penal asigna a determinadas expresiones: traición diplomática. Por lo segundo. a diferencia de lo que sostiene la teoría dogmática que exige que en el haya conciencia de tipicidad y antijuridicidad. Elementos subjetivos: 1. el dolo en la teoría finalista. Conducta penalmente relevante: no solo la realidad de las ciencias naturales. vehiculo. comprender la criminalidad de su acto y comportarse de acuerdo con esa comprensión. Deja de ser fundamentalmente objetivo con la mera inclusión de los ánimos especiales: se considera de naturaleza mixta. Si el autor se equivoca en la descripción de alguno de los elementos que hacen típica una conducta. que se realice sin causas de justificación (o eximentes de responsabilidad como lo llama el art. El tipo recibe importantes modificaciones frente al sistema neoclásico. Pero este dolo. Para que seas una acción injusta se requieren dos situaciones: que se adecue al tipo y coincida con sus elementos. Acción Injusta. Esta escuela es la que fundamenta el sistema actual penal colombiano. agua. Una parte de esa realidad social se percibe por los sentidos que es lo natural y empírico: hombre. Conciencia y voluntad del sujeto de realizar la parte objetiva del comportamiento (tipo objetivo). que no sabia que esa conducta era prohibida. solamente conocimiento potencial de ella (teoría de la culpa).LA ESCUELA FINALISTA define el delito como una acción injusta culpable.) El Dolo. Son tres los elementos que se desprenden de allí. En el homicidio: conocimiento y querer del agente de matar al otro no se incluye el conocimiento del ilícito. No es un simple suceso causal productor de un resultado. no se le reprochara su conducta por error de prohibición. La culpabilidad es el juicio de reproche que se hace sobre determinada conducta. marca. El tipo penal es mixto. arma de fuego. No obstante esa amenidad. y el error invencible de prohibición excluye la culpabilidad. como dicen los dogmáticos o causalistas. si yerra o se equivoca en la existencia del tipo. etc. Elementos objetivos son losdescriptivos: referencias a objetos o fenómenos reales. 2. 32 del Cp. Niega también el finalismo que haya culpabilidad (juicio de reproche) si la conducta obedece a error. realiza o determina la realización de un suceso. Por lo primero. Y su referencia por el tipo da lugar a los elementos normativos.)). es un simple comportamiento intencional exento de conciencia de la ilicitud. El error invencible sobre la parte objetiva (elementos descriptivos y normativos) excluye el tipo. o sea. o bien. empleado oficial. patente. Se adopta entonces la teoría de la Ratio Cognoscendi. Este es el tercer elemento que exige la teoría finalista para que se configure el delito. documento. de aquellas que son relevantes para el derecho penal. No es simple proceso físico. con una finalidad. Tiene un contenido subjetivo. La acción. etc. Etc. Cuya descripción en el tipo da lugar a los elementos descriptivos. pues. No basta con que una acción se adecua a una norma penal. . sino la realidad de la vida social. objetivo. que el autor haya tenido conocimiento actual de la antijuridicidad (teoría del dolo). etc.

El delito esta compuesto de tres elementos: Tipo. excepto que haya justificantes. admite que el tipo de injusto es una unidad de sentido jurídico-social. Sostiene que la estructura bipartita del delito – injusto culpable – es lógicamente practicable. pues la ley puede ubicar una circunstancia en el tipo como fundamento del injusto.) los ánimos especiales y 4.: en el delito tributario el elemento normativo remite al injusto. Injusto y Culpabilidad. pues desde la perspectiva del tipo como ratio essendi no hay ninguna razón para sustraerle una parte de los elementos esenciales para e injusto.) los tipos tienen todos los elementos y circunstancias que fundamentan el contenido de cada clase de delitos. JAKOBS. el tipo realizado es el propio injusto. Ej. 3-) el juicio sobre el injusto concreto es una valoración respecto del caso individual y no se refiere a una clase de delitos sino al daño social que el delito causa. ej.3.) las particulares tendencias del sujeto. ESCUELA FUNCIONALISTA: Moderna tendencia del derecho penal. En la practica coinciden tipo e injusto. Son iguales las consecuencias de la conducta atípica o de la típica justificada.) las causas de justificación operan mas allá de los tipos. luego hay unidad entre el tipo y el injusto. la muerte. no hace falta tener en cuenta la justificación. Su mayor representante CLAUX ROXIN. En el caso del Homicidio: es propio del tipo su ilicitud. No obstante Roxin finalmente dice que hay razones de más para mantener el tipo como ratio cognoscendi: 1 . pero diferentes los fundamentos jurídicos de las consecuencias según se haya realizado o no el tipo: si no se realizo el tipo. Otro de sus representantes. como excluyente del injusto. El tipo puede considerarse fundamento del injusto o ratio essendi. si el homicidio no se justifica. Para ROXIN el tipo es indicativo de injusto o ratio cognoscendi respecto de un tipo especifico: en el homicidio de Juan contra José: se presume su ilicitud. o en la antijuridicidad. es partidario del tipo como ratio cognoscendi o indicio de injusto. con independencia de una situación justificante. . 2. Son validas para todos los tipos. pues la justificación puede anular la antijuridicidad. En el homicidio. No obstante.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful