Está en la página 1de 2

10 ASESINOS COMUNES DE LA ORACIN

Lic. Juan P. Muoz G. CIRCULO DE TRIUNFADORES facebook.com/mundodepaz 1. PECADOS NO CONFESADOS: Este es quizs el ms comn de los asesinos de la oracin. El no habra escuchado si yo no hubiera confesado mis pe-cados (Salmo 66: 18, La Biblia al da). Dios es perfecto y no puede tolerar el pecado en nosotros. Como resultados, le resta poder a nuestras oraciones. La buena noticia es que Dios nos perdona cuando confesamos el pecado y este desaparece. Porque perdonare la maldad de ellos, y no me acordare ms de su pecado (Jer. 31:34) Dios perdona y en ese momento se restaura nuestra relacin y nuestra oracin vuelven a cobrar poder. La oracin evita que pequemos. El pecado evita que oremos. 2. FALTA DE FE: Tiene un impacto increblemente negativo en la vida de los cristianos. Sin fe la oracin carece de poder. Pero que pida con fe, sin dudar; porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, ese hombre, que recibir cosa alguna del Seor (Santiago 1:6-7). La falta de fe hace a las personas inestables o de doble animo y las incapacitas para escuchar a Dios o recibir sus dones. 3. DESOBEDIENCIA: Significa no someterse o sujetarse a los principios divinos, al des-obedecer demostramos la falta de confianza y dependencia en Dios, por tanto las oraciones hechas bajo esas circunstancias son ineficaces. La obediencia es una condicin para disfrutar de los benficos del Padre. Esa es la condicin que debemos cumplir para poder acercarnos a l en oracin. Si vamos a desarrollar una creciente relacin con Dios y llegar a ser personas fuertes en la oracin, debemos obedecer. La obediencia es el resultado natural de la fe en Dios. Quien ama y confa en Dios... Le obedece. Si permanecis en m, y mis palabras permanecen en vosotros en vosotros, pedid lo que queris y os ser hecho... Si guardis mis mandamientos, permaneceris en mi amor, as como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. (Juan 15:7,10). 4. FALTA DE TRANSPARENCIA CON DIOS Y CON OTROS: La transparencia es difcil para muchas personas. Pero la franqueza con otros puede tener un profundo efecto en nuestras vidas. La transparencia con Dios al orar le coloca en la agenda de l en lugar de suya, y tambin le da la libertad a otros creyentes para que oren por usted estratgica y especficamente. Existe la gran necesidad de reconocer cuando fallamos y