P. 1
Huracanes en el estado de Colima 1573-1999: ocurrencia del riesgo por fenómeno hidrometeorológico

Huracanes en el estado de Colima 1573-1999: ocurrencia del riesgo por fenómeno hidrometeorológico

5.0

|Views: 4.840|Likes:
Ponencia presentada por Raymundo Padilla Lozoya en el VI Congreso Internacional y XII Nacional de Ciencias Ambientales
Ponencia presentada por Raymundo Padilla Lozoya en el VI Congreso Internacional y XII Nacional de Ciencias Ambientales

More info:

Published by: Raymundo Padilla Lozoya on Oct 11, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

MEMORIAS EN EXTENSO VI CONGRESO INTERNACIONAL Y XII NACIONAL DE CIENCIAS AMBIENTALES

HURACANES EN EL ESTADO DE COLIMA 1573-1999: OCURRENCIA DEL RIESGO POR FENÓMENO HIDROMETEOROLÓGICO.
M. H. Raymundo Padilla Lozoya, Licenciatura en Periodismo, Facultad de Letras y Comunicación, Universidad de Colima. Av. Universidad No. 333. Correo electrónico rpadilla@ucol.mx y raypadillalozoya@hotmail.com RESUMEN. En este artículo doy a conocer, por medio de una cronología, los antecedentes históricos de los huracanes en el estado de Colima. Menciono sus características básicas de impacto, indico las zonas más propensas al riesgo y describo los daños que puede ocasionar la repetición de un huracán como el ocurrido el martes 27 de octubre de 1959, el cual segó la vida de más de 200 personas en el pueblo de Minatitlán, Colima. La cronología de huracanes fue construida con el método histórico, registrando las referencias encontradas en una amplia revisión a la historiografía regional, además de documentos de archivo, registros de la Comisión Nacional del Agua y otras fuentes primarias y secundarias. Los resultados de la cronología de huracanes en el estado de Colima muestran que prácticamente cada año en las poblaciones de la costa colimense hay probabilidad de riesgo por huracanes, sobre todo entre los meses de junio a noviembre. De 1949 hasta el año 2000, alrededor de dos fenómenos hidrometeorológicos por año han amenazado al territorio del estado de Colima. En la zona ciclógena en que se incluye a Colima, se encontró que entre 1949 y el año 2000, en los años de 1952, 1953, 1980, 1985 y 1991, no hubo impacto de huracanes en las costas mexicanas del Pacífico, aunque sí se formaron algunos que siguieron una trayectoria en dirección de las islas Clipperton, Revillagigedo y mar adentro a la altura de Baja California y Baja California Sur. Con base en esta cronología, se deduce que es alta la ocurrencia de huracanes en el estado de Colima. Por lo tanto la vulnerabilidad de las construcciones aumenta el riesgo de las poblaciones costeras e incluso de algunas distantes a las playas, como el pueblo de Minatitlán, Colima, el cual fue afectado por el huracán de 1959, el más destructivo registrado en las costas de Colima en el siglo XX. Palabras clave: huracán, Colima, cronología, 1959, amenaza, desastre INTRODUCCIÓN En las costas mexicanas cada año se producen distintos fenómenos meteorológicos. Los más notables son las trombas o tornados (Macías, 2001), las marejadas y los huracanes, los cuales dejan grandes rastros de su afectación. En este artículo serán objeto de estudio los ciclones o huracanes que han afectado al estado de Colima y que han sido registrados por distintas fuentes. Los huracanes y ciclones, como lo señala el investigador titular del Departamento de Recursos del Mar de la Unidad Mérida del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV) Capurro Filograsso (2001) son fenómenos de una misma naturaleza, pero son nombrados de distinta manera, dependiendo de la ubicación geográfica en que se presenten. A cada evento lo distinguen múltiples particularidades, como las enormes cantidades de agua desplazada, la velocidad de sus vientos y la trayectoria que cursan (OPS, 2000). En tierra, la precipitación de la lluvia se incrementa en gran medida y en muy poco tiempo origina inundaciones, aumento en el cauce de los ríos y deslaves de material rocoso. En el mar, los oleajes y las ondas de agua crean la marea de tempestad, que produce alteraciones notables en las playas. Cada huracán sigue una trayectoria de acuerdo con las condiciones climáticas que encuentra a su paso por la región ciclógena en que se genera. Las regiones ciclógenas son lugares que por sus características climatológicas, sin excepción, año con año forman ciclones y huracanes (Padilla, 2006). Frente a las costas de los estados de Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Colima, se encuentra una de las ocho zonas más importantes en el mundo, y la primera de las cuatro regiones ciclógenas que afectan a las costas de nuestro país, según los datos proporcionados por el personal del Centro Universitario en Investigaciones en Ciencias del Ambiente (CUICA), perteneciente a la Universidad de Colima. Los huracanes originados en el Océano Pacífico siguen un movimiento regular hacia el noroeste, aunque algunos llegan a desviarse hacia la plataforma continental. Cuando un ciclón tropical se desplaza próximo a las zonas costeras o penetra en tierra firme puede dejar secuelas de víctimas y destrucción, sobre todo cuando alcanza las siguientes características: marea de tempestad con olas de hasta 6 m de altura; vientos superiores a los 120 km/h con ráfagas de hasta 360 km/h; oleaje intenso, lluvias superiores a 250 mm en un área circular de 50 km de diámetro, inundaciones y desbordamiento de ríos (CEPREDENAC, 2001). Por las características que muestran los huracanes durante su desarrollo y la velocidad de los vientos que los integran, Saffir-Simpson los clasifica de tres maneras. Depresión, cuando las ráfagas de aire máximas y constantes tienen una velocidad menor o

CIUDAD DE CHIHUAHUA, CHIH., MÈXICO 6, 7 Y 8 DE JUNIO DEL 2007

ISSN: 0187-3296

797

MEMORIAS EN EXTENSO VI CONGRESO INTERNACIONAL Y XII NACIONAL DE CIENCIAS AMBIENTALES

igual a 63 km/h. Tormenta tropical, cuando los vientos alcanzan velocidades de entre 63 y 118 km/h. Y cuando la velocidad de los vientos llega a los 119 km/h o más, y la energía que mueven puede ser comparada con la potencia de las bombas atómicas, huracanes. Hasta aquí las particularidades del objeto de estudio, previas a la descripción metodológica y de los materiales con los cuales se construyó la cronología de huracanes. METODOLOGÍA Con base en las características meteorológicas de la ubicación geográfica del estado de Colima y en la aparente ocurrencia de huracanes registrados en distintas fuentes, este artículo se inició en la hipótesis de que el estado de Colima es una zona con alta probabilidad de riesgo por huracanes. Sin embargo identificar la cantidad de ciclones que han afectado al territorio colimense es un problema, porque no existe en la bibliografía local una relación completa, o lo más completa posible, lo cual ha generado una laguna de conocimiento y justifica la realización de este artículo. Como son frecuentes en Colima los fenómenos hidrometeorológicos, las autoridades deducen que las probabilidades de riesgo son altas en cada temporada anual de huracanes, aunque no hacen registros pormenorizados. Por ello este artículo carece de información relacionada con investigaciones de las dependencias de Protección Civil estatal o municipal. El valor de una cronología como la presente es que su estudio contribuye al conocimiento de las condiciones ciclógenas de esta región del Pacífico, pues el análisis de lo local y regional en los estudios históricos sobre desastres permite reconciliar la perspectiva micro con la macro (García, 2000). La fuente de información más importante de esta cronología es la bibliografía acerca de la historia del estado de Colima. Inicié el listado en 2003, mientras construía parte de mi tesis de Maestría en Historia, sin embargo la revisión bibliográfica ha sido terminada en los primeros meses de 2007, con el apoyo de estudiantes de la Licenciatura en Periodismo de la Universidad de Colima. También me di a la tarea de revisar distintos géneros periodísticos publicados en los rotativos Ecos de la Costa, Diario de Colima y el Periódico oficial El Estado de Colima, con el propósito de localizar la mayor cantidad de información relacionada con fenómenos hidrometeorológicos. La revisión bibliográfica se realizó a 38 libros relacionados con la historia de Colima. De forma individual se leyó cuidadosamente lo publicado en las páginas de cada obra, y una vez identificado el acontecimiento, fue registrado. La mayoría de los huracanes fueron señalados más de una vez por varios autores, por lo cual di prioridad a quienes tienen mayores registros. Por consecuencia hay poca cantidad de autores referidos y en cierto sentido es una ventaja, porque se redujeron las posibilidades de distorsión de la información.

En el Boletín hidrológico No. 16, de la Comisión Nacional del Agua (CNA) y la Secretaría de Recursos Hidráulicos, realizado en 1961, se hace una relación de ciclones, pero desafortunadamente tiene sin registrar a muchos de los que han sido identificados en otras fuentes. A continuación expongo la cronología resultado de esta amplia revisión. RESULTADOS Y DISCUSIÓN 1573.- noviembre 14.- La villa de Colima sufrió las consecuencias de un fortísimo huracán que destruyó la iglesia mayor, muchas casas de la población y numerosas huertas de cacao y frutales; los ríos que atravesaban la villa también se desbordaron, aumentando las calamidades de sus habitantes con la pérdida de animales y sembradíos. (Guzmán, 1973) 1626.- octubre 26.- Un ciclón con duración de 5 horas, derriba la huertas de cacao, destecha los templos y la mayor parte de las casas de Colima. (Canne, 1959). 1808.- octubre s/f.- Mariano de la Madrid reporta desde Cuyutlán el daño ocasionado por un ciclón de gran fuerza. (Sánchez, 1959). 1812.- octubre 15.- Fortísimo huracán arranca de cuajo los árboles y destruye las labores en la costa de Colima. El mar se sale de su sitio e inunda los pozos y salitreras de El Real. (Oseguera, 1989). 1856.- junio 28.- Fuerte huracán arrancó el techo del templo principal de la ciudad de Colima, el cual era de zinc. Sus paredes eran de ladrillo y tenía una torre. Este acontecimiento originó que el culto fuera llevado al templo El Beaterio, el cual permanece en el mismo lugar. (Brambila, 1964) 1862.- junio 28.- Un ciclón destruyó el templo parroquial de la ciudad de Colima (hoy la Catedral). Desde entonces, se pasó el culto a la capilla del Beaterio, que se llamó Parroquia del Sagrario al crearse la Diócesis. El clero encomendó al ingeniero Longines Banda, un nuevo plano de la iglesia, con dimensiones majestuosas, como la Catedral. (Oseguera, 1989). 1862.- septiembre 17.- Fuerte ciclón duró tres días y tres noches, inundando todas las cementeras y diezmó parte de la ganadería local. (De la Madrid, 1959). 1865.- septiembre 29.- Inundación en la ciudad de Colima al desbordarse los ríos el Colima, el Chiquito y el Manrique, a consecuencia de las fuertes lluvias. Este ciclón causó la destrucción de fincas, árboles y ganado. Maximiliano de Habsburgo envió un donativo de 2,000 pesos para los damnificados. (Oseguera, 1989). 1865.- septiembre 30.- Un ciclón origina inundaciones y desbordamientos en la cuenca del Río Coahuayana, en la costa colimense y en varias partes de la ciudad de Colima. (Oseguera, 1989). 1869.- julio 18.- Inundación en la ciudad de Colima, al desbordarse el Río Chiquito, a causa de las fuertes lluvias. (Oseguera, 1989).

CIUDAD DE CHIHUAHUA, CHIH., MÈXICO 6, 7 Y 8 DE JUNIO DEL 2007

ISSN: 0187-3296

798

MEMORIAS EN EXTENSO VI CONGRESO INTERNACIONAL Y XII NACIONAL DE CIENCIAS AMBIENTALES

1870.- octubre 4.- Una perturbación ciclónica pasó a muy corta distancia de las costas colimenses, ocasionando el hundimiento del buque americano Puertas de Oro, frente a la costa de Jalisco y Colima. (Hernández, 1960) Respecto a este huracán hay incertidumbre en cuanto a si fue en 1870 o en 1872, tal como lo refiere Brust (1993). 1878.- agosto 20.- Inundación del centro de la ciudad de Colima, al desbordarse el Río Chiquito, a causa de fuertes lluvias. (Oseguera, 1989). 1880.- octubre 27.- Partes de Michoacán y Jalisco fueron invadidas por un violento ciclón que causó en el puerto de Manzanillo durante sus ocho horas de duración el hundimiento de cuatro grandes embarcaciones que con fuertes cargamentos se encontraban ancladas en la bahía, entre ellas una de matrícula norteamericana llamada Wilmington, que descargaba la rielería traída de los Estados Unidos para la construcción de la vía de Manzanillo a Armería. Igualmente todas las naves de menor eslado quedaron hundidas, calculándose en más de un millón de pesos las pérdidas. (Hernández, 1960). 1881.- enero 25.- Las lluvias, vientos y heladas que cayeron durante cinco días, causaron inundaciones y daños considerables en varios lugares de Colima y estados circunvecinos. (Oseguera, 1989). 1881.- octubre 27.- Un ciclón azota la costa del estado de Colima. (Oseguera, 1989). 1881.- noviembre 27.- Un ciclón causa pérdidas humanas y materiales en Manzanillo. (Oseguera, 1989). 1886.- octubre 19.- Un ciclón entró a Manzanillo a eso de las seis de la tarde con toda su fuerza. 36 horas duró la furia del meteoro, haciendo subir el agua a un metro de altura en tierra. (Hernández, 1960). 1889.- octubre 19.- Cayó torrencial lluvia de 3 días en el estado de Colima. El Río Armería arrastró parte del puente del ferrocarril que comunica a Manzanillo con Guadalajara. (Oseguera, 1989). 1890.- octubre 22.- Una fuerte tempestad echa a pique las embarcaciones en el puerto de Manzanillo, ocasionando serios daños materiales en la población. (Oseguera, 1989). 1906.- octubre 2.- Inundación del barrio El Manrique de la ciudad de Colima, a consecuencia de las fuertes lluvias. Se dañó la vía férrea. En el pueblo El Remate, de Colima, perecieron 25 personas sepultadas. (Oseguera, 1989). 1906.- octubre 4.- Un ciclón causa inundaciones y daños considerables a la agricultura y ganadería, en los municipios de Coquimatlán, Tecomán, Armería y Manzanillo. (Oseguera, 1989). Este dato ya había sido referido por Sánchez (1959). 1906.- octubre 6.- Fuertes lluvias originan inundaciones y pérdidas materiales, en la zona costera del estado de Colima. (Oseguera, 1989). 1930.- octubre 21.- Un ciclón azota las costas de Michoacán y Colima. En esa región se le recuerda como el año de la tromba. (Oseguera, 1989). 1932.- agosto 29.- Un ciclón azota las costas de Michoacán y se interna hasta las partes altas de la Sierra Madre del Sur: Arteaga, Aguililla, Coalcomán,

Aquila y Villa Victoria, llegando a la zona costera de Colima. (Oseguera, 1989). 1935.- septiembre 27.- Un ciclón causa enormes pérdidas materiales en las costas de Colima y Michoacán. (Oseguera, 1989). 1942.- octubre 4.- Un ciclón azota las costas del estado y causa daños, especialmente en la zona de Cuyutlán. (Oseguera, 1989). 1944.- agosto 27.- Un ciclón causa daños materiales en la costa de Colima. (Oseguera, 1989). Este ciclón antes fue referido por Brambila (1964), quien menciona que en Tecomán el fenómeno destrozó todas las huertas de plátano doblando los vástagos como si fueran carrizos y arrancando muchos árboles. 1954.- septiembre 30.- Un ciclón azota las costas colimenses y causa daños a la agricultura. (Oseguera, 1989). 1955.- octubre 15.- Una perturbación ciclónica provoca una elevada precipitación pluvial, con una creciente impetuosa del Río Colima que causa daños materiales a las construcciones que han ido invadiendo su cauce. El día 18, el ciclón también causó daños considerables a las vías de comunicación en el estado de Colima. (Oseguera, 1989). 1955.- octubre 16.- La continuada y pertinaz precipitación pluvial, con duración de tres días, que inició el día 15, concentrada en la zona norte del estado de Colima y sur de Jalisco, originó en la parte alta del Volcán de Fuego un lahar de lodo, maderas y enormes rocas, que arrasó la plaza, mercado, escuela e iglesia de Atenquique, Jalisco, causando la muerte de 23 personas. Ese ciclón ocasionó el desbordamiento de los afluentes del Río Armería y Río Coahuayana. Los puentes de la ciudad de Colima funcionaron a su máxima capacidad y estuvieron a punto de provocar una catástrofe, debido a los árboles y construcciones que han invadido el cauce del río. (Oseguera, 1989). Este lahar en el poblado de Atenquique fue muy brevemente descrito por Medina (1988) pero ampliamente estudiado por el investigador Ricardo Saucedo, quien ha analizado las características de la composición del flujo de material del lahar (Saucedo, 2007). 1959.- octubre 27.- Un huracán categoría cinco azota a todo el estado de Colima. Este fenómeno originó un deslave que destruyó dos terceras partes del pueblo de Minatitlán, matando a más de 200 personas. Fue el huracán más destructivo que afectó al estado de Colima en el siglo XX. (Padilla, 2006). 1975.- abril 30.- En el estado de Colima, fuertes marejadas provocan pánico en los habitantes de la zona costera y causan daños a las instalaciones turísticas de Boca de Apiza, Pascuales y El Paraíso. (Oseguera, 1989). 1982.- noviembre 26.- Una prolongada lluvia de cuatro días, ocasiona derrumbes en los cerros del sector seis del puerto de Manzanillo; los derrumbes causaron la muerte de 24 personas, hubo muchos heridos y destrucción de modestas viviendas. (Oseguera, 1989).

CIUDAD DE CHIHUAHUA, CHIH., MÈXICO 6, 7 Y 8 DE JUNIO DEL 2007

ISSN: 0187-3296

799

MEMORIAS EN EXTENSO VI CONGRESO INTERNACIONAL Y XII NACIONAL DE CIENCIAS AMBIENTALES

1983.- mayo 28.- El Huracán Adolfo azota violentamente el puerto de Manzanillo, durante varias horas. (Oseguera, 1989). 1984.- agosto 5.- El Arroyo Pereyra se desborda, a causa de las fuertes lluvias y origina cuantiosos daños materiales a las viviendas que han invadido su cauce. (Oseguera, 1989). 1985.- noviembre 19.- Un fenómeno meteorológico provoca una extraordinaria precipitación pluvial, concentrada en una área de 6 km cuadrados; causó daños materiales en el balneario de "San Telmo", municipio de Coahuayana. Los vecinos del poblado El ojo de Agua, observaron previamente un brusco enfriamiento de la atmósfera, lo que consideraron que fue una culebra de agua (tromba). (Oseguera, 1989). 1986.- julio 6.- Una precipitación pluvial extraordinaria de gran intensidad durante más de una hora, en la parte norte del municipio, provocó que el Río Colima creciera, arrastrando árboles e inundando viviendas por la calle Manuel Álvarez, causando cuantiosas pérdidas materiales. La Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos estimó el caudal en 100 mm cúbicos por segundo. (Oseguera, 1989). 1986.- julio 24.- Una borrasca y granizada, azotan la ciudad de Colima. Fuertes vientos huracanados derribaron varios árboles y destecharon algunas viviendas. (Oseguera, 1989). 1987.- julio 24.- El Huracán Eugene causa cuantiosos daños en los cultivos y balnearios de la costa del estado. (Oseguera, 1989). 1991.- agosto 18.- El huracán Ignacio afecta las costas de Colima. (CNA, 2005). 1992.- octubre 5.- Virgil toca las costas de Colima. (CNA, 2005). 1992.- octubre 10.- Winifred ocasiona inundaciones en Cuyutlán. (CNA, 2005). 1993.- julio 9.- El huracán Calvin sorprende a pobladores de los estados de Oaxaca, Guerrero, Colima, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Baja California. (CNA, 2005). 1996.- junio 27.- Alma toca las costas de Colima y Michoacán. (CNA, 2005). 1996.- septiembre 14.- Fausto inunda calles de Cuyutlán. (CNA, 2005). 1996.- octubre 4.- Hernán causa daños en Cuyutlán. (CNA, 2005). 1999.- septiembre 9.- Greg se pasea por las costas del Océano Pacífico y sorprenden sus fuertes vientos. (CNA, 2005). De los 26 huracanes registrados en esta cronología, anteriores al fenómeno de 1954, no se cuenta con su trayectoria, sólo con los breves datos que mencionan vagamente su presencia y la afectación que causaron. Desgraciadamente a nivel local es muy escasa la investigación histórica respecto a cada uno de estos huracanes. Respecto a los huracanes posteriores al de 1954, la base de datos del Colorado State/Tropical Prediction Center de la Universidad de Colorado (En: http://weather.unisys.com/hurricane/e_pacific/index.ht ml) difunde las trayectorias y las características

básicas. Es una excelente fuente para identificar y contrastar las trayectorias de los huracanes localizados por ellos, con los mencionados en fuentes locales en esta cronología. Al hacer una comparativa entre esta cronología y las trayectorias que ofrece Chris Landsea, investigador del Colorado State/Tropical Prediction Center de la Universidad de Colorado se obtienen los siguientes detalles: El huracán mencionado en 1954 no es evidente en la trayectoria del Colorado State/Tropical Prediction Center; en cambio el de 1955 sí, incluso es identificado como categoría uno. En los años 1956, 1957 y 1958 no hubo ciclones que afectaran al estado de Colima, hasta el 27 de octubre de 1959, cuando entró a tierra un huracán clasificado como categoría cinco. Con base en la trayectoria ofrecida por el Colorado State/Tropical Prediction Center, este fenómeno alcanzó su mayor potencial entre 50 km y 100 km dentro de tierra, lo cual lo transformó en un huracán con un poder destructivo excepcional. Para el periodo comprendido entre 1959 y 1975, según la historiografía local, no hay fenómenos hidrometeorológicos intensos registrados, aunque en las trayectorias del Colorado State/Tropical Prediction Center se notan eventos que por sus coordenadas pudieron afectar al estado de Colima, sobre todo en los años de 1962, 1963, 1966, 1968, 1970, 1971, 1972 y 1974. Con base en las trayectorias del Colorado State/Tropical Prediction Center, deduzco que las marejadas registradas en 1975 se debieron a una depresión tropical. Posteriormente, en los años de 1976, 1977, 1978, 1980, 1982, 1984 y 1985, no hay huracanes registrados en la cronología, aunque según las trayectorias pudo haber contactos en 1979, 1981 y 1983. En 1985 cabe señalar que se ha registrado en la cronología una tromba o tornado, producto de una tormenta no registrada por el Colorado State/Tropical Prediction Center. Un caso similar ocurre para el año de 1986, en el cual solamente la historiografía local registra dos fenómenos hidrometeorológicos intensos. En cambio en 1987, ambas fuentes describen el paso del Huracán Eugene, categoría uno. De 1988 a 1990 no hay registros de huracanes en la cronología, aunque en la trayectoria del Colorado State/Tropical Prediction Center se nota una depresión que debió afectar al estado de Colima. Caso contrario, la cronología registra efectos del huracán Ignacio en 1991 y en las trayectorias del Colorado State/Tropical Prediction Center no se evidencia, por las coordenadas, la presencia de ese fenómeno. El cinco de octubre de 1992 llegó a Colima el huracán Virgil y fue identificado por la CNA y por el Colorado State/Tropical Prediction Center; lo mismo sucedió con el fenómeno nombrado Winifred, que tocó tierra el 10 de octubre del mismo año. En junio de 1993, a un mes de iniciarse oficialmente la temporada de huracanes, se presentó Calvin en las costas colimenses. En los siguientes dos años no hubo

CIUDAD DE CHIHUAHUA, CHIH., MÈXICO 6, 7 Y 8 DE JUNIO DEL 2007

ISSN: 0187-3296

800

MEMORIAS EN EXTENSO VI CONGRESO INTERNACIONAL Y XII NACIONAL DE CIENCIAS AMBIENTALES

otro huracán que afectara a Colima, hasta 1996, en que llegaron tres: Alma, Fausto y Hernán. Entre 1997 y 1998 sólo se cercaron a las costas de Colima una tormenta tropical y una depresión, que no dejaron grandes afectaciones y por lo tanto no fueron registradas por la CNA, aunque en las trayectorias del Colorado State/Tropical Prediction Center es evidente que estuvieron muy cerca de tierra. En 1999 hubo un huracán que trajo consigo grandes cantidades de lluvia, sin mayores destrozos que los ocasionados por las marejadas en las costas. En la historiografía local y en las trayectorias del Colorado State/Tropical Prediction Center destaca el huracán que afectó al estado de Colima el 27 de octubre de 1959. Según los datos que ofrece Chris Landsea, investigador del Colorado State/Tropical Prediction Center de la Universidad de Colorado, la trayectoria inicial de este huracán fue similar a la que han seguido otros, pero durante el trayecto modificó su dirección y se introdujo al país sobre Manzanillo. El huracán abarcó un área de aproximadamente 200 km de extremo a extremo entre Higuera Blanca, Jalisco, y Coahuayana, Michoacán. Es decir, cubrió totalmente el estado de Colima. Se limitó al estado de Colima y puntos limítrofes con Jalisco y Michoacán, en una extensión aproximada de 120 km (CNA, 1961). Del 24 al 27 de octubre de 1959 las costas de Colima sintieron la fuerza de un fenómeno hidrometeorológico que inició como huracán de baja intensidad, pero evolucionó en pocos días hasta la categoría cinco, según Saffir-Simpson. (Padilla, 2006) De acuerdo con el Colorado State/Tropical Prediction Center, este fenómeno inició su recorrido el 23 de octubre de 1959 en las coordenadas: latitud 12.60 y longitud –96.70, es decir, frente a la costa de Puerto Ángel, Oaxaca, alrededor de los 308 km mar adentro. En la trayectoria del huracán del 27 de octubre de 1959, el incremento de precipitación pluvial máxima en 24 horas alcanzó hasta un 300 por ciento, originando el deslave parcial de los cerros Copales y Juanillos. El deslave formó una represa que fue acumulando material hasta que reventó en tres flujos, los cuales destruyeron dos terceras partes del pueblo de Minatitlán, situado en medio del abanico pluvial formado por los dos cerros. El pueblo de Minatitlán, conformado en 1959 por un poco más de 900 habitantes, perdió en las primeras horas de la mañana del martes 27 de octubre a más de 200 hombres, mujeres y niños. El huracán y el deslave dejaron a su paso un playón compuesto de palos, restos orgánicos y piedras de varias toneladas de peso. Desgraciadamente el pueblo de Minatitlán fue reconstruido en el mismo lugar, con las piedras que dejó el deslave y las condiciones de vulnerabilidad y riesgo son muy altas. CONCLUSIONES En la base de datos del Colorado State/Tropical Prediction Center se identifica que desde 1949 hasta el año 2000, al menos dos huracanes por año han afectado las costas mexicanas del Océano Pacífico. A excepción de los años de 1952, 1953, 1980, 1985 y

1991, en los cuales no se impactó ningún huracán en las costas mexicanas del Pacífico, aunque sí se formaron algunos que siguieron una trayectoria en dirección de las islas Clipperton, Revillagigedo y mar adentro a la altura de Baja California y Baja California Sur. (Padilla, 2006) Coincidentemente el 27 de octubre es una fecha en que los colimenses han sentido la fuerza de los vientos huracanados, con consecuencias desastrosas y trágicas en 1880, 1881 y en 1959. Las características geográficas del terreno del estado de Colima hacen que las zonas con mayores probabilidades de afectación por huracán, sean las poblaciones de los municipios de Tecomán, Armería y Manzanillo, las cuales han sido históricamente afectadas, según se deduce con base en las menciones de estos lugares en la cronología. Al respecto el Boletín Hidrológico No. 16 señala que la cordillera oeste-este del estado de Colima tiene una elevación que constituye una barrera natural que impide o modera la penetración a las cuencas altas de los ríos Armería y Coahuayana, de los ciclones generados en el Pacífico (CNA, 1961). Y dentro de esa cordillera se forman dos anfiteatros abiertos hacia el sur, que en consecuencia quedan expuestos al ataque directo de los ciclones que provienen del Pacífico. Estos anfiteatros constituyen la cuenca general del río Cihuatlán, y las cuencas bajas del río Armería y del Coahuayana. Este último es el de mayor extensión y en él están asentados los valles de Tecomán y Colima. Sin embargo, entre otros el huracán del 27 de octubre de 1959 desmitifica la idea local de que los huracanes solamente afectan las playas o las zonas muy cercanas a las costas. Actualmente este fenómeno y el desastre que originó están siendo documentados, pero desgraciadamente aún no se están investigando las afectaciones de todos los demás huracanes. La ocurrencia de huracanes registrada por siglo en el estado de Colima es la siguiente: para los siglos XVI y XVII se cuenta sólo con dos registros, aunque estas mínimas cantidades seguramente se modificarán cuando en el futuro se localicen más fuentes. Del siglo XVIII no se ha encontrado ningún registro. Para el siglo XIX se cuenta con 17 registros, aunque cabe señalar que en 1865, la cercanía de las fechas reportadas hace suponer que se trata de un mismo ciclón fechado en dos días diferentes, lo cual resultaría en 16 huracanes para ese lapso. De esos 16 posibles huracanes, se deben investigar los reportes de las lluvias de 1869, 1878, 1881 y 1889, además de la tempestad de 1890, que por la descripción podrían ser huracanes, aunque no son mencionados específicamente como tales. Durante el siglo XX se han realizado en total 29 registros, pero la cercanía de fechas hace suponer que los fenómenos reportados el 2, 4 y 6 de octubre de 1906 son un mismo huracán. Lo mismo sucede con los acontecimientos reportados el 15 y 16 de octubre de 1955, que pueden ser producto del mismo fenómeno. Por lo tanto para el siglo XX, se tendrían reportados 25 fenómenos hidrometeorológicos intensos, aunque

CIUDAD DE CHIHUAHUA, CHIH., MÈXICO 6, 7 Y 8 DE JUNIO DEL 2007

ISSN: 0187-3296

801

MEMORIAS EN EXTENSO VI CONGRESO INTERNACIONAL Y XII NACIONAL DE CIENCIAS AMBIENTALES

habría que estudiar si se trata de huracanes las marejadas del 30 de abril de 1975, las lluvias de 1982 y 1984, así como la tromba o tornado de 1985, y la excesiva precipitación pluvial de 1986. AGRADECIMIENTOS Al personal del Archivo Histórico del Municipio de Colima, especialmente a Anhilú García Bazán, por facilitarme los libros para la revisión. A Beatriz Bracamontes Ceballos por su apoyo. Y a los estudiantes de la Licenciatura en Periodismo de la Universidad de Colima que participan en el proyecto Prensa y procesos de desastre en el estado de Colima en el siglo XX.

BIBLIOGRAFÍA Brambila, Crescenciano, 1964. El obispado de Colima, apuntes históricos, geográficos y estadísticos. Ediciones de Occidente, Colima. Brust Victorino, Carlos Elio, 1993. Manzanillo, su historia, toponimia, política, sociedad y cultura. Ayuntamiento de Manzanillo, Colima. Calderón Aragón, Georgina, 2001. Construcción y reconstrucción del desastre. Plaza y Valdez, México. Canne, León, 1959. Cultura en comprimidos. Diario de Colima, Colima. Capurro Filograsso, Luis, 2001. Huracanes, tifones, baguíos, Willy-willies y ciclones. Avance y Perspectiva, 20: 221-223. CEPREDENAC, 2001. Características del Impacto socioeconómico de los principales desastres ocurridos en México en el período 1980-99. (En: http://www.cepredenac.org/05_nove/f_inven /f_todos.htm). CNA-Colima y Secretaría de Recursos Hidráulicos, 1961. Boletín Hidrológico No. 16, datos de la región Pacífico-Centro. CNA, Colima. CNA., 2005. Huracanes en el Pacífico. (En: http://smn.cna.gob.mx/ciclones/historia/hist oria.html). De la Madrid Castro, Alfonso, 1959. El ciclón del 27 de octubre pasado. Ecos de la Costa, Colima. García Acosta, Virginia, 2000. Estudios históricos sobre desastres naturales en México. CONACYT y CIESAS, México. Aguayo Figueroa, Ismael, 1973. Colima en la historia de México. Edissa, México. Hernández Espinosa, Francisco, 1960. Los meses de octubre a través del tiempo en nuestras costas. Ecos de la Costa, Colima.

Macías Medrano, Jesús Manuel, 2001. Descubriendo tornados en México. CIESAS, México. Medina Enríquez, José., 1988. Atenquique, una aportación a su historia. Impre-Jal, S.A., México. OPS, 2000. Crónicas de desastres; fenómeno El Niño, 1997-1998. (En http://www.paho.org/Spanish/PED/wscapitulo3.pdf). Ortiz, Fernando, 1986. El huracán. FCE, México. Oseguera Velásquez, Juan, 1989. Efemérides de Colima y de México, calendario cívico, festividades, sucesos y anécdotas. Impre-Jal, S.A., Colima. Padilla Lozoya, Raymundo, 2006. El huracán del 59, historia del desastre y reconstrucción de Minatitlán, Colima. Universidad de Colima y Ayuntamiento de Minatitlán, México. Sánchez Silva, Manuel, 1959. Viñetas de provincia. Diario de Colima, Colima. Saucedo, Ricardo, 2007. The rain-triggerd Atenquique debris flood of October 16, 1955 at Nevado de Colima Volcano, México. En prensa.

CIUDAD DE CHIHUAHUA, CHIH., MÈXICO 6, 7 Y 8 DE JUNIO DEL 2007

ISSN: 0187-3296

802

MEMORIAS EN EXTENSO VI CONGRESO INTERNACIONAL Y XII NACIONAL DE CIENCIAS AMBIENTALES

CIUDAD DE CHIHUAHUA, CHIH., MÈXICO 6, 7 Y 8 DE JUNIO DEL 2007

ISSN: 0187-3296

855

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->