P. 1
el feminismo mexicano

el feminismo mexicano

|Views: 118|Likes:
Publicado poralexnavsa

More info:

Published by: alexnavsa on Sep 10, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/03/2013

pdf

text

original

e Alma Rosa Sánchez O I ~ D

e Escuela Nacional de Estudios Proresionales Acallán
CI Universidad Nacklnal AulÓl'lOl1\ade ~ ~ i c o (UNAM)
e PJau y Valdts. S. A.. de C. V.
Durchos eJlcl usivos de edidón reservados para
PIau Y vaWs. S. A. de C. V. Prohibida la iCpo'Oducción
total o pardal por cualquier medio sin autorización
escrita de los editores.
Editado en Mhico por P1aza Y Valdk, S. A. de C. V.
Manuel Maña Cootreras nUmo 73. CoL San Rafael
MWoo,D. F. 06470, TeL .5097·2().70
editoñaJ@pLazayvaldcs.com
ISBN: 971). 722.Q54.ó
Impreso en MI!",ico I P,i"ttd ¡ti Maleo

ÍNDICE
I ntroducción . . . .. . " . . . . " . . . . . . . . . . , . , .. o • • ' " o ., . " , ."" , . " " , JI
l . Contexto Internacional: 1960, década de ca mbios y
surgimiento del movimient o femini sta . . . .. .. . . .. , . . . .. , . , . .. . . " . 15
Estructura organ izatí v a del mov ¡mi cnto (cmi n ista .. . ... . . . .. . . . . .. . 18
El carácter del femj njsmo a fi nales de los seseDl a . .. , . . , .. , .. . , . " J 8
Haci a la organización feminista: "Lo personal es polftico" . . . . . . . . . .. 19
Orientaciones poifticas del movimi ento feminista: liberal,
radical socIalista . .. . . . . .. . . . . .. . . . . . . . . . • .. • . . . . . . . . • . . . . . 2 1
11. As pect os t eó ricos que sosti enen el fe mini smo .. . . .. . . . . . . .. . . ... Z7
UI,
Pat riarcado y capitalismo . .. . . . . .. . .. . . . .. . .. . . . . . . . .. . . . . . . . . . 27
Explot ación y opresión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . .. . . 3 I
La importancia de la familia en el capitali smo . .. . . . . .. . . . . . ..... .. 32
La famili a, ámbito de socialización . . . ... . . .. .. . .. . ... . . . . ... . . . . . 34
Social izaci6n sexual: sexo- tnero . . • . . . . . . . .. . . • ... . . •. . . . . . . ... . 35
La relación entre patriarcado y sistema sexo-género ... . .... . .. .. . . . 35
La subordinación feme nina en la fami li a .. , .. .. .. .. , .. , .. , .. , . .... 36
Mujer y trabaj o domést ico . . . .. .. . .. . .. . . . . . . . .. . . . .. . .. . . . .. . . . 38
La muj er lat inoamericana : a usente en el desarroll o económico
y social del continente . . . . . . .. . . . . ... . . . . . .. . .. ... . .. . . . .. . .. . . .
Los avatares del moyimi emo feminista en América Latina
La lucha por el sufragi o: batall a comú n de las muj eres
,., .. ... . ..
43
45
I t' . ~
"Quisiera tener 45 a ñ o ~ para ya no tener más hijos":
Las mu'eres en Bolivia . . . . . .. .. . .. . . . . . . . . .. . .. . . . . . . . . .. . . . . 48
CJPYnghled material
El feminismo en Bras il: organizan la§ mal amadas" . • . . . . .. . .. . 50
La lucha por la sobrevivenci a: la lucha de mujeres
enpení . .. . . •..•.. • . . • . . • . • .. . • . • . . . . . . ..... . .. . . . . .. . .. . . . 53
Las mujeres en lucha a pesar de los militares: Argentina,
Chile 56
¡Aqu! no se rinde nad ie! El movi miento de muj ercs cn la
Revol uciÓn nicaragüense . . . .. .... . . . . .. . . .. ..... . .... .. ... . . . 59
¡Hay que desmitificar al feminismo! . .. . . .. . . . . . . .. . . • ........ . . . 62
Reca ilulaciÓn . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . .. . . . .. .. . . . . . . ... ... . ... . . 63
IV. La prese nci a del reminismo mexicano: 1970 . .. . . .... . . . .... .. ... . . . 65
La historia que recorre desde el porfiria¡o hasta la
ubtenci6n del VOIO femenino en 1953 . • . .• . . . . • . .. . . . . .. • . .. ... . . 66
Demandas y formas de organizaciÓn del Frente Único
Pro IXrechos de la Mujer . . . . . . .. . .... . . . . . . . .. . . .. . . .... . ... . 88
Condici ones estructurales y momento polít ico: surgimiento
del fe minismo . .. . .. . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . ' 97
InserciÓn de la población económicamente acti va femeni na
en el desarroll o jndustrjalizador mexjcano . . . . . . .. . . ... . ......... 99
A,'ccso a la educaciÓn· el caso femen ino . . ........ . .. . .. . .. . .. . . . 103
El feminismo mexicano y la coyuntura sociopoHtica ............... 106
V. El contenido del fe mi nismo mexjca no en los años setenta .. . . . . . . . . . 113
Las organizaciones fe mi nistas en Méxi co . . . . . . .. . . . .. . . . . . .. . . . . 11 6
117
.. . . . . . . ... . . .. . . . . . . .. .. . . . . . . . . . . . . . . 120
El F"DLDM: haci a la polfti ca de alianzas y el desencanto
de la lucha fe minista • . . . • . . . . • . . . . • .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . 126
VI. De la praxis remi nista a l mo,·imiento de muj er es .. .. ... . .. . .. . . .. . 133
VII. El car ácter de los nuevos moyimlent os soci ales: el moylmient o
de las muj er es en los anos ochenta . . . . .... . .. ... . . ... . . . . . . . .. . . . 143
El movi miento de muj eres . . . .. . .. . .. .. . . .. . . .. . . .. . .. . . . .. . . . .
Las diversas vertientes de lucha en el movimiento
de mujeres ............................................... .
Mujer y lucha en el ámbito laboral ............ . ................ .
La muj er campesina está en la lucha .. . ... .... .. .. .. ... .. .. .....
145
147
149
152
CJPY ghte"J materal
La lucha de la mujer en la defensa de la vida y
los derechos humanos .. .... ............ ... .. . . . . . .•. . •.. .... 154
Mujer y partidos polflicos . . .. . . . . .. . . .. . .. . . .. . .. . .. ... . .. .... 156
VIII. Las mujeres colonas: presentes en la lucha del
Movimiento Urbano Popular . . .. .. . .... . .......... ... . .... .. . . .
Movimientos urbanos y crisis ........ .... .. ...... •. ... . ... .. . ..
La revitalización del MUP y el surgimi ento de la Coordinadora
Nacional del Movimi ento Urbano Popular (CONAMUP) •• •• • ••.• ••• •
Breve semblanza de la Regional de Mujeres del
Movimiento Urbano Popular ..... .... .. . . ....... . . ... .. . .. .. .
Nacimiento de la Regional de Mujeres del Movimiento
Urbano Popul ar . .. . ... . .. . .. .. .. . . .. . . . .... . . .. . . . . .. . .. . . .
/, Las vicisitudes en la construcción de la Regional de Mujeres .... . .. .
Conclusiones ..................................................... .
Bibliografía .. .. .... . .. . ......... ... . .•. ... .• . • ..•.. . ••. ... . .• .....
Fuentes hemerográfi cas y documentos ......•..•.•......•..•.......
Entrevistas ... . . ..... .. ...... . .... . ..... . •.. • ..• , •• . •• , • . . .. "
159
161
165
168
170
172
181
189
191
194
CJPY ghte"J materal
Introducción
E
l estudio de la situación de la mujer en el mundo occidental es una temática
que cobra relevancia en el transcurso de los años setenla. este hecho halla su
explicación en la insurgencia del movimiento feminista, el discurso ideol6gico-
cullural que e narbola el significado polÍlico que adqui ere el espacio privado y fun-
damentalmente la nueva perspectiva con la que se analiza el género femenino. En
este sentido es objefO de la presente investigación reflexionar acerca de los avatares
polhicos e ideológicos que se suscitan al emprender las mujeres una lucha especffica
de género.
La investigación que presentamos revisa las diversas fonnas de panicipación so-
cial de las mujeres en América Latina y panicularmente de México; en ambos casos
se intenla destacar cómo se constituyen los movimientos de y cuál ha sido su
trascendenci a en la sociedad en el plano polftico. ideológico y cultural: el periodo
que comprende la obra abarca de 1970 a 1985, se explica si consideramos lo si-
guiente: a partir de 1970 la panicipación social de las mujeres a del movimiento
feminista comienza a dibujarse en nuestro continente, si bien, su desarrollo organizalivo
y polftico no es homogéneo. su presencia pública logra imponer paulatinamente cier-
to arraigo de lucha y movilización en las mujeres por las demandas de
En la primera mitad de los años ochenta, y a lo laIXO de toda la década, nuestro país
fue escenario de un vigoroso desarrollo de la contienda social por trasfonnar las
relaciones de género. Pero ahora son principalmente mujeres del pueblo quienes prota-
gonizan y encabezan esa contienda; a diferencia de las feministas de los años setenta,
estas mujeres con graves problemas de sobrevivencia intentaron por todos los medios
vincular la lucha de clases con la lucha de género. Asr. en medio de las dificultades y
contradicciones que provoca ese vrnculo, para la primera mitad de los años ochenta.
la impetuosidad de las mujeres empieza a abrir brechas y a buscar camino en organi-
zaciones y movilizaciones en las que la lucha de resulte también prioritaria.
La amplia gama de experiencia y movilizaciones constituye a las mujeres de las clases
"
CJPYnghled material
ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA
suballemas como nuevos sujetos sociales; identificar sus luchas, procesos organiza-
ti vos, experiencias poHticas, en breve generar su memoria histórica creemos será
producto de nuevas investigaciones.
Para el conocimiemo y análisis de los avatares polfticos e ideológicos a los que se
enfreman las mujeres para emprender una lucha especifica de género, se desarrollan
los siguiemes aspectos:
a) Análisis del origen, desarrollo y praxis del movimiento feminista en el mundo
occidental.
b) Descripción de algunas formas de lucha social en las que panicipan las mujeres
de América Latina en los países del Cono Sur, Pero, Brasil, Bolivia y Nicaragua.
e) Revisión de la lucha social de las mujeres en México desde el porfiriato hasta la
obtención del VOlO en 1953.
dJ Desarrollo del carácter y contenido en la heterogeneidad de movimientos de
mujeres en México durante los años ochenta.
e) Análisis de la participación de mujeres colonas en el movimiento urbano popu-
lar a través de su participación especffica en la Regional de Mujeres del Movi-
miento Urbano Popular del Valle de México.
El análisis de estos aspectos nos lleva a plantear las siguientes cuestiones en la
investigación.
• La participación social de las mujeres en las primeras cuatro décadas de este
siglo se caracteriza por no emprender una lucha abierta en pro de las demandas
de género. La enarbolación de estas últimas logra su auge y desarrollo en una
coyuntura polflico-ideológica que incita la emergencia de movimientos
contraculturales cuyos protagonistas en general impugnan y desaffan los
parámetros de dominación impuestos por la cultura de la opresión.
• Los movimiemos de mujeres, en la d&ada de los ochenta, al igual que sus ante-
cesoras, no son activados centralmente por demandas de género. No obstante,
se caracterizan por asumir al feminismo como ideologfa de lo privado, lo cual
las conduce a reflexionar sobre las distintas formas de opresión del género fe-
menino, llegando a impugnar cualquier tipo de dominación y a plantear la reivin-
dicación de la mujer en tanto sujeto capaz de transformar su condición de opresión
y de desmitificar su identidad de género elaborada desde el discurso de la cul-
tura patriarcal.
• Las demandas que plamearon las feministas dieron cuenta de una problemática
revisada en la esfera del poder y la política. Hacer público los problemas (de la
esfera privada, de la subjetividad femenina, de la cotidianidad doméstica, en
12
JPV gh! j malE
INTRODUCCiÓN
suma, hacer polftico lo personal) vino a dar cuenta de una nueva dimensión de
la polflica, en la que las mujeres aparecen como protagonistas fundamentales
exigiendo que sus demandas ingresen al espacio del debate y la negociación.
Esa exigencia que ¡iene hoy la mujer por la defensa de sus derechos como espo-
sa-madre y ¡rabajadora-ciudadana es, sin lugar a dudas, un ¡rabajo polftico de
las feministas.
El desarrollo y explicación de estos planteamientos se exponen a lo largo del presente
trabajo. El primer capftulo se dedica al análisis de los movimientos contracluales
surgidos en occidente durante los anos setenta, centrándose en el movimienlO femi-
nista al pormenorizar su carácter sociocultural, el significado polflico que adquiere
al imentar revolucionar la vida cotidiana bajo el lema "10 personal es polftico".
Asimismo, se distinguen las diversas orientaciones políticas del movimiento: liberal,
radial y socialista; mismas que nos permiten comprender las diversas perspectivas
bajo las que se aborda la condición de opresión femenina asf como las alternalivas de
cambio respeclivas.
Es objelo del segundo capItulo identificar la relación que hay entre palriarcado y
capitalismo. relación que tiende a reproducir la división sexista de la sociedad. Pos-
teriormente se establece la diferencia que existe entre explotación y la opresión con
el objeto de diferenciar cómo y cuándo el sujeto femenino es explotado y oprimido
siendo que ambos conceptos se inscriben en la esfera de la dominación y el poder. A
continuación se analiza el papel que cumple la familia como instancia en la que se
concretiza la subordinación del gl!:nero femenino y reproduce la ideología y la cultura
patriarcal y como espacio que determina la división genl!:rica de la sociedad y su
consecuente relación asiml!:trica entre los sexos. Finalmente, se aborda la importancia
del trabajo doml!:stico para el capital, sus efectos alienantes para la mujer y la lucha
reivindicativa que han emprendido las feministas en tomo a esta cuestión.
Ellercer capftulo prelende destacar la situación común de subordinación que vi-
ven las mujeres en Aml!:rica Lalina; la batalla que emprenden para obtener su reco-
nocimiento legal como ciudadanas; las luchas sociales en las que han intervenido
junIo con los hombres. pero que la historia y el ejercicio del poder-la polftica- no
se les reconoce; los distintos procesos en los que se encuentra el movimienlo femi-
nista, y los desafíos unitarios a los que se enfrenta: la izquierda organizada, y su
extensión a los sectores de las mujeres de las clases populares; la relevancia que
adquiere a travl!:s de los movimientos populares el análisis de la condición especifica
de la mujer y por último la recuperación de la nueva silUación que vive la mujer en
procesos revolucionarios.
En el cuarto capítulo revisamos el contexlo nacional de los ai'los setenta en que
cobra mayor auge el movimiento feminista. Destacamos algunos indicadores que nos
13
CJPY Igllled material
ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA
ayudan en su explicación. tales como: la creciente incorporación de la mujer al mercado
de trabajo que se reporta en la década de los cuarenta y la expansión educativa que se
presenta en los cincuenta y que influye en un mayor nivel de escolaridad de las mujeres.
Estos aspectos sin duda confluirán en el desarrollo del movimiento femini sta aunados a
la influencia internacional y la coyuntura sodopoHtica del gobierno de Echeverrfa.
Por último. se asienta que la lucha de la mujer mexicana en la década de los setenta
no es un fen6meno nuevo. razón por la que elaboramos una descripción de la historia
que se recorre desde el porfiriato hasta la obtención del voto femenino en 1953, en la
cual se observan distintas fonnas de participación de la mujer en la lucha social.
El quinto capflUlo explica el carácter y contenido del movimiento feminista en la
sociedad mexicana. Se plantean: la fonna en que emprenden su organización. los
diversos grupos feministas que surgen. el carácter de clase que los caracteriza, las
demandas que enarbolan, su implacabl e lucha contra la explotación y opresión del
género femenino, la importancia polftica del ailo Internacional de la Mujer, la contro-
versia permanente entre las feministas acerca de la autonomfa del movimiento los
avatares y debates para emprender una lucha en el que la polftica de alianzas, con
otros sectores soci al es, partidos y organizaciones polfticas le de fuerza y consolida-
ciÓn al movimiento.
En el sexto capílUlo se consideran las causas que motivan el repliegue y crisis del
movimiento feminista, las distintas direcciones políticas, sociales y académicas en
las que confluye y el impacto que logran tener algunas de sus reivindicaciones en
grupos de mujeres tales como: Mujeres para el Diálogo, Comunicación, Intercambio
y Desarrollo Humano en América Latina (CJOH .... L). Grupo de EducaciÓn Popular con
Mujeres. Colectivo de Lucha contra la Violencia hacia la Mujer, entre otros.
En el caprtulo siete, bajo una perspectiva diferente. con otros ritmos. con un con-
tenido de clase distinto al de las feministas, por la consecución de intereses de clase
de fonna prioritaria e implkitamente por los de género, se analizan bajo sus distintas
vertientes el accionar de las mujeres en la década de los ochenta en México.
Por último. en el capftulo ocho se definen el origen, carácter y contenido de la
lucha que emprenden las mujeres colonas del movimiento urbano popular a través de
su instancia organizativa: La Regional de Mujeres. En este apartado describimos: las
dificultades polflico/organiz3tiv3s para construir grupos de mujeres en las colonias.
las acciones que las mujeres deben realizar para que el movimiento no s610 reivindi-
que demandas de consumo familiar-comunal sino también demandas de género, los
conflictos y contradicciones a los que las mujeres se enfrentan al intentar empatar su
vida privada y su lucha social. los prejuicios y satanizaci6n con la que observan y
viven al feminismo y los aprendizajes polfticos e individuales que han tenido en el
movimiento reivindicativo.
14
e JPY ghte--:J m ater al
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
el poder de la religión en la formación de las idenlidades personales; por olra parte,
la mayor democralización educativa y cultural; las paslillas anticonceptivas que le
permiten a la mujer controlar sus procesos reproductivos; la difusión de la sexologfa
que auspicia la di scusión más libre de temas prohibidos de modo tajante por la moral
tradicional; la revisión de la ortodoxia freudiana, en temas como la "envidia del
pene" y el análisi s implacable de la sentencia tOlalizadora: "la Biología es destino" .
Es a Iravés de los aspectos menci onados, como ubicamos el movimiento femini sta,
que cuestionó los valores cuhurales y los usos del poder impueslos por el sistema
capitalista patriarcal. Admitimos la idea de que el nacimi ento, organización y prácti.
ca política del Neofeminismo'es de carácter sociocullural, en lanto lo que cuestiona
son valores culturales profundament e arraigados en nueslra sociedad.
Estruc:1ura organizativa del movimiento feminista
El cardcter dd feminismo a finales de los sesenta
El femini smo que apare<: e en los sesenta representa una nueva forma de interprelar la
realidad y desemboca en un cambio personal y una nueva aClilud ante la vida. El
nuevo feminismo integra pensamientos y acciones que inlerprelan la opresión de la
mujer y brinda alternativas para su emancipación. El quehacer reflexivo, la leona
explicativa de la condición femenina,trata de descifrar todos aquellos aspectos que
conforman la subordinación de las mujeres.
El nuevo femini smo es innegablemente el resultado de los esfuerzos tanto en el terreno
de la práclica como en el de la leorla, de las antiguas feministas, asr como de todas las
mujeres que se movilizaron en el pasado. Es resultado lambitn de las nuevas corrientes del
pensamiento como el marxismo o el psicoanálisis y de las huellas dejadas por las luchas
de otros sectores oprimidos ... El feminismo es entendido de manera creciente por pane de
las femini stas como una forma de pensar creada por, para y a favor de las mujeres como
género espec[fico, las mujeres son sujetos, sus voceras, las creadoras de su ¡corra, de su
prActica, de su lenguaje.
7
6 Entendemo. po. t. Y de t .. on loo . .. ent . t ..
forma. de impuulas por <J .¡,km. oapitoli .... patriarcal. Eo ... lucho os profund&IMnto difeknlo
su oontenido • l. luoha la. mujere. a finole. del , illo puado U. ch.
.ufragi ... ) en lanl0 que .uo oj .. de ..,oi<l n !e expreun on contra de '<mil .. .. de quo oc:
imponen al """o la matBi""lidad que vivo la m.jo, on Jo. ""bil"" «ondmko-polflko;
y por , .. catO de la impon.n";. dd trabajo dOrMllico d copitali ,mo y l. volor.ción d. l. mujer
"ujeto soci,1.
1 Gonzilu er;"in., El fr ... iniJ/a rn Mb:ic,,: paN' 1M a"dli,i •• l .. i. de
M .. "ñ. , Müi<o, fCPS, .. , 1987. p. 9.
18
C.vynghled material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SANCHEZOLVERA
natal) sino también por una ideologla libual que les presentaba concepciones del
poder fragmentadas e individualistas". 11
Asimi smo, el contenido de sus demandas se centró en la obtención de derechos y
tratos igualitarios respecto a los varones, ubicando la lucha principalmente sobre el
terreno de la legitimidad mediante el impulso para reformar el Código Civil y Laboral.
Lo importante de esta tendencia, independientememe de sus limitaciones teóricas y
polfticas, fue haber puesto al descubierto los efectos de la desigualdad social.
E/jeminismo radical. El impulso de esta tendencia en los comienzos de los años
sesenta es nutrida por mujeres que militaban en la izquierda y quienes al vivir la
discriminación política de las organizaciones (partidarias o sindicales) 'l y al no en-
contrar alternativas polílicas viables ante su subordinación especifica a través de estas
instancias," deciden emprender su lucha de manera autónoma. es decir, sin establecer
alianzas ni con las organizaciones sociales ni con los hombres.
En la refl exión teórica que hacen estas feministas existen planteamientos débiles
para ser sustentados en la realidad, conclusiones demasiado deterministas y anificia-
les. Sin embargo. lo rico de su uabajo estriba en haber tratado de sistematizar a
partir de las diferencias sexuales la desigualdad social de la que es objeto la mujer.
haber puesto de manifi esto temas como el aborto. la homosexualidad, la violación, el
amor entre mujeres. la prostitución 't la pomograffa, aspectos que fueron objeto de
análisis y de debate asf como de movilizaciones y acciones.
En las feministas radicales la historia se percibe como patriarcal y sus luchas como la
lucha entre los sexos: las lIneas de batalla se establecen entre hombres y mujeres más
que entre burgueslas y proletariado y las relaciones detenninantes son las de reproduc-
ción y no las de producción.
" Cfr, Ein"" ... ,.in. Zill.b (co"'p.). P",,¡ar<:uJo IM/aIiSla. Mhico. Siglo 1980).
,: En ... ,. con,c.,o. 1 .. Ofgoni .. cic .... de ",uje ... que .. ¡an.n lo< ponidos polflicOl y , indica"'" puaron •
COfIv.ni ..... n mero ap!ndico. que 0610 ...... 1. plll1 b .... r llepral .. mu;""ol .. directivos.se ..,.,iÓOl que ....... elabortdos
por 6rpn<>< de poder que oicmp"'''' hon CIlnIC,.nl.oo por la au.senci. (con pocos exccpciones) <le ","Je .... Pndiendo
•• r "'luello que 1 ... habí. o,iginado: •• " el de 1.0 .. i.indkacioneo de ",ujere •.
" lo< economici .... no ven la impononoí. de 1. luclul id«J16¡ica que 1I •• aron • cobo 1"" ¡.napo.
opri",id"" (homose.u.I ... ",inori .. •• ",uje ... ) ".pitoli.mo. La lucha por l •• ", ...... ip.dón de l.
muje'. cOMide,on. debo .. r inco'l>Oi ada """ vezque .I .. ,ado social;"o pueda i.\opas plenamente. la producción
"""ill. La p .... nd. del '.",ini,,,,o Clpill li.",o •• cu,ada po< lo, m.rxi .... y <o. e'Boni ... d ......
co",,, un ",,,.i,,,i.nlo pequel\c bu'g .... y .. plrali". de 1"0 inl ...... ,evolucionllioo de la el."" nabajadora.
.. : Sloh. Cbincilla. Ncnn •. -la ",ovilización de la. ",uje,es: R .. olución en l. ,evolución-.• n
'4 La.s remini., .. ,.dic.I •• igno,an l. ncce,idad d. que 1 .. ",uje,.o "" movilicen.n f.vor de el."". No v.n l.
libo,.ción de la. ",uje,.. cn .1 de la libolllCión 100al de 1 .. masu. ni dan "uenla de que 1 .. condicione. po",
ale.n •• ,I. libo.ació" 0610 se puede cru,.n el procelO de l. lu"ha junIo con 1 ... ho",b<e •.
22
CJPY ghte"J materal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
11
Aspectos teóricos que sostienen el feminismo
S
on diversos Jos aspectos que en el movimiento feminista dieron pie al análisis
y reflexión. Es objeto de este capítulo dar cuenta de los siguientes puntos: la rela-
ción entre patriarcado y capitalismo; la diferencia que existe entre explotación
y opresión y el carácter de éstos en la mujer. El papel que cumple la familia como
instancia reproductora de la ideologfa y de la subordinación de la mujer, la importan-
cia que tiene para el capital ellrabajo doméstico y su trascendencia en la opresión del
género femenino.
Patriarcado y capitalismo
Con la presencia del femini smo en las sociedades occidentales, la producción teórica
y reflexiva de este movimiento ha sido una tarea diffcil. La labor teórica del feminis-
mo en gran medida ha buscado su apoyo metodológico e hi stórico en el marxismo.
La imponancia del análisis marxisla para el eSlUdio de la opresión de la mujer es dobl e:
primero proporciona el análi sis de clase necesario para el estudio del poder y segundo
proporciona un de análi sis que es hiSlórico y Aunque la
como es utilizada con mayor frecuencia por Jos man:;iStllS para estudiar [as
clases y los conflictos de clase, se puede utilizar para analizar las relaciones
patrian:ales que gobiernan la existencia de las mujeres y por lo tanto el potencial revo-
lucionario de las mismas.
1
I Ein ... n".in. Zill.h, op. (ir .. p. 17.
27
CJPYnghted material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ASPECTOS TEÓRICOS QUE SOSTIENEN El FEMINISMO
La identificación del sistema capiralisra-patriarcado ha pennitido en la producción
teórica del feminismo sentar algunas bases históricas y metodológicas que en inter-
conexión con la realidad social, y más especfficamente con la cotidianidad de la
mujer, su ser y su quehacer en la sociedad, permiten no sólo explicar cómo se pro-
duce y reproduce su opresión, sino además cuáles son los ejes que pennitirán su
transfonnación.
Explotación y opresión
Dos categorías resultan claves en el análisis de la condición femenina. Encontramos
con frecuencia que en el discurso feminista se dice que, la mujer es un sujeto "explo-
tado" y "oprimido"; sin embargo creemos que si bien ambas calegorfas se inscriben
en el ámbito de la dominación y el poder,9 su significado en la esfera de la sociedad es
diferente. Ahondemos un poco en esto. En las sociedades capitalistas,las relaciones so-
ciales de producción son caracterizadas por la explotación que subyace en el dominio
económico de una clase sobre otra. Marx y Engels consideraron que la opresión de la
mujer iba paralela a este dominio, e igualaron ambas categorfas, opresión yexplota-
ción, al considerar que la esclavitud doméstica era de la misma naturaleza y esencia
que la esclavitud asalariada.
A nuestro parecer, la explotación se define por la relación capital-trabajo, por la
posición que el individuo tiene en la esfera de la producción. Sólo podemos hablar de
explotación cuando la mujer se encuentra directamente relacionada con el ámbito
de la producción. lo que a su vez delimita su situación de clase. Pero la explotación
no explica por s( misma la opresión especffica de la mujer. Para explicar esta últi -
ma hay que referirse a su posición denlTo del patriarcado. tanto estructural como
ideológicamente.
Podemos decir entonces que la opresión de la mujer. fruto del patriarcado. es un pro-
blema distinto al de la ellóplotación del trabajo por el capital. Aunque la ellóplotación y la
subordinación pueden coincidir, tal es el caso de la mujer asalariada o del obrero negro.
Esta precisión es imponame, en mucho, ya que en la leoria feminista se ha confundi-
do o forzado la ellóplicación de la opresión como producto de la lucha de clases, llegando
incluso a plamear que la mujer constituye una clase social (Feminismo radical).
, El poder co UIlO de las fen6me1lOs mb difundido. en la .ida .o<:ial, se puede d«i. 'Iue: 110 pr"'lic.menl<!
",l"",idn soci.1 en la cual no p.,.ello no CIU ... '""'1'''''' el becho de 'Iue: el concepto d. pode. hayl
.ido empleado p .... inlerpr.'ar lo. m" di"el"«)1; " 'I"'<too de lo "",iedad. deM!<> el pequeno inlpo hlOt. 10 ..
privoda. de...., l. familio h .. to 1 •• .. "nt re 1 .. •• ""i.le •• Sin embo •• o. el en el cu11 d pode •
.J<rui.", su dimensión mi.. ;mponanle.< el de lo poll'lca. fu' •• !limo a.pe<1" ho .ido lnolizodo CClJI profundidad por
•• M ..... , 'iXirJod. I'CI! . 1915. Shemerwound. El podtr. Arientino. P.idó •. 1963.
3 1
CJPYnghled material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ASPEcros TEÓRICOS QUE SOSTIENEN EL FEMINISMO
Socialización sexual: sexo-género
Nacemos con sexos biológicos definidos: femenino y masculino, pero somos creados
hombre y mujer (géneros socialmente reconocidos); esta creación de género es apo-
yada por la socialización sexual predominante en la familia e impuesta por el am-
biente cultural y psicológico determinado socialmente.
"Un sistema sexo·género es un conjunto de acuerdos por el cual la sociedad
transforma la sexualidad biol6gica en productos de la actividad humana y en las
cuales eslas necesidades sexuales transformadas son satisfechas··.
l o
La identidad sexual del niño es adquirida a través del medio cultural y sexual
propio al que pertenece. La forma más segura para quc logre esta identidad es asig-
nándole el sexo a través de actitudes y modelos de comportamiento que no permitan
equfvocos. cuanto más diferenciados son estos modelos para machos y hembras. más
garantizado aparece el resultado.
La cultura a la cual se pertenece. como cualquier cultura. se sirve de todos los medios a
su diSp<.lsiciÓn para obtener de los individuos y de los sexos el comportamiento más
adecuado a los valores que le interesa conservar y transmitir ... A pesar de los factores
honnonales y genéticos. la educación. que hace al individuo considerarse hembra o
macho. es el elemento detenninante en la identificación sexual. ya que la adopción de
uno y otro rol sexual. se efectuará esencialmente a través del aprendizajeP
La relación entre patriarcado y sistema sexo-género
Pensamos que estas categorfas se complementan: el sistema sexo-género asigna
propiedades psicológicas y culturales a las personas de acuerdo a roles de género.
Bajo esta óptica. esta categoría resulta ser más amplia que la de patriarcado en el
sentido que permite an:llizar cualquier sistema sexo-género. en el que predomina la
dominación masculina sobre la mujer. Por consiguiente. la socialización sexual que
se hace en la familia - insena en el capilalismo- se define por un sistema sexo-
género de dominación masculina sobre el sexo femenino.
16 Gayte Rubin • ..,.",rICo de mujeres: Nor .. :IObn: la O«IlIOIl1fa pclftka del ... OM. en Nur>'iJ ),nlrvpolc8w. núm.JO.
noviembre de l \ I ~ 6 . Mexico.
17 !leloni. Gianina.), 1"''''' d. 1,,, ni"",. B. ",etona. Monte Á vit •• t 968. p. t 4.
35
C.vynghted material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ASPECTOS TEÓRICOS QUE SOSTIENEN EL FEMINISMO
Unade las cuestiones que se vienen debatiendo en el seno del movimiento feminis-
ta, a nivel internacional y a la luz de los planteamientos del marxismo, es la considera-
ción de la productividad o no del trabajo domésticO,N ya partir de ahf la caracterización
de la mujer en tanto ama de casa, en el ámbito de las relaciones de producción. la
imponancia de esta polémica radica en que el trabajo doméstico es siempre el punto
de referencia de la actividad laboral de la mujer.
El trabajo doméstico como función específica dentro del modo de producción capi-
talista no fue analizado ni por Marx ni por Lenin. Ellos reprodujeron la problemática
de la mujer a la incorporación de ésta a las relaciones de producción dominantes. El
marxismo-leninismo sólo entendla el potencial revolucionario de la mujer vinculado
a su proceso de proletarización. El método marxista define como productiva la fuer-
za de trabajo que el obrero inviene en la producción de una mercancía, de la que el
capitalista extrae ciena plusvalfa.
ll
Al no estar en relación directa con el capital, sin
ser asalariado, ni estar inmerso en las relaciones de producción dominantes, el traba-
jo doméstico no da más valores que su valor de uso, y se le niega por tanto su impor-
tancia poHtica y su capacidad subversiva.
AsC, aunque bajo la perspectiva del marxismo, el trabajo doméstico no es un traba-
jo productivo. existen autores como Wally Seccombe2
6
que expresan, que crean y
transfieren valores de uso, por lo que debe considerarse como un trabajo productivo
además socialmente necesario, Ahondemos en esto: el trabajo doméstico que realizan
las mujeres en el núcleo familiar es un trabajo útil puesto que requi ere de cienos
materiales y del gasto de la fuerza de trabajo: pues produce los bienes necesarios
para el mamenimiemo de éste a nivel familiar, y necesira tiempo para desarrollarse,
los bienes que produce la mujer están destinados al consumo familiar y constitu-
yen sólo valores de uso porque no emran directamente en el mercado, La producción
de la mujer en la familia consiste en asegurar la supervivencia del producto de
mereancía (el marido), y de los futuros productores (los hijos), para que éstos pro-
duzcan, sf, mercancfas intercambiables, valor de cambio.
1< M.ry O"ld,milh en ' u en •• y" Antli.i. hi slóric", y ..,bfe el .",bajo dOm<!"ie<>-, dice: "el
dd'''le .. 1 <lue.., est. lle,>ndo . cabo ..,bn oi d ,,,,bojo domlni"" es ° 1><> producli.o "" eo un e;"",icio
inlelec.ul ",IIU;'O. Se Ira, .. de d<:finir la .i'uaciÓll d<: el .. "" de 110 mu;".e •• rabajldo" .. no ... lari..:! .. Mnlto dol
capilali.mo. de v.r c6mo 1 ... (ondi ciooel e_'p"dfic ... d.1 mi.mo "",,,,"n y fonnln la oo".,i.".,il de l. mu;" ... , de
clarificar l. lilu.dórt de J., am" de c .... y de ,"S intere.." de OIros gtupos: todo esto pira podo. di«:ftar unl
e. tr.,ezi. de Citado ]10< ).amos Monho. "p. ci •. , p. 110.
Z! Si .. <luiero abundar ..,bre ollem .. OOlfSOlt=: lnin, uUIIloncipdddn dr /a mujr" MÜÍ<o, Orijalbo; MUlI ,
El c"pi¡,,/, ' . , y v, Müico, Fondo do: Cul,unI Económica: M.u y Engel., Úl ;dr%gla altm"nd, MÚÍ<o, Progre..,.
26 5<;:""",1>0. W.lly, trob.ajo do""'.,ico en .1 mundo do: l. p-rodu«ión- , en CMo,lrrlWl ;In"!'""",, Bucolonl.
1975.
39
C:>pynghled material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSASÁNCHUOLVERA
nacionales e internacionales que confluyen en la necesidad "de incorporar a la mujer
al desarrollo". En AL por cuenta de laCEPAL se llevó a cabo ese objetivo, su primera tarea
fue convocar en 1977 a la Primera Conferencia Regional sobre la Integración de la
Mujer al Desarrollo, tal evento se realizó en la Habana. En éste se establecen los ejes
rectores prioritarios que permitirán tal objetivo. Destacan entre otros: elevar los niveles
de condicionantes sociales y educativos y capacitar a las mujeres para el trabajo. En
Venezuela, 1979, se realizó la Segunda Conferencia Regional, en ella se evaluaron los
logros obtenidos hasta el momento, pero son más ruido que nueces, ya que entre julio de
1977 y diciembre de 1980 la CUAL sólo había destinado a los programas regionales,
subregionales y nacionales 587 145 dólares. En contraposición, hay países como México
en el que participan organismos internacionales -PNUD, FAO, UNtCEF, OIT, 0f'S- con un
presupuesto igual al asignado a la CEPAL para toda la América Latina.
En la implementación continental de los proyectos cepalinos tendientes a incorpo-
rar a la mujer al desarrollo, cabe hacer la siguiente reflexión. En todos los programas se
afirma un supuesto: modernización-desarrollo, ¿qué significan estos términos? Am-
bos se construyen sobre la noción de progreso, connotan literal e históricamente un
"deber ser". un objelivo a alcanzar, una meta prefija e ineluctable, en suma un mode-
lo. Como en lodo modelo se produce una deshistorizaciÓn. al suponer la repetición
de estadios que conducen al mismo punto. teóricamente éste se instala en el idealis-
mo al pretender borrar las particularidades de cada formación social. su lectura del
desarrollo en AL lo observan en parámetros como: aumento de la población urbana y
concomitante disminución de la concentración de la fuerza de trabajo en el campo,
reducción de la tasa de natalidad, incorporación de la mujer al mercado de trabajo.
El desarrollo se declara por medio de una medición de los siguientes ftems: PNB,
salud, educación. crecimiento demográfico. urbanización, etc., a través de éstos intentan
comparar a un país "tercermundista" con los países industrializados, Esta vara uni-
versal indica qué lan cerca o lejos se está del "paraiso-desarrollo".
Para el caso femenino incorporarse a la modernización supone cambios en los
roles tradicionales que le han sido asignados: maternidad, sexualidad, trabajo do-
méstico. Estos cambios se suscitan por su ingreso al mercado de trabajo como asala-
riada, la mujer vive su relación laboral en un doble aspecto: de efectiva independencia
económica por una parte, y de encadenamiento-sujeción al mismo proceso de trabajo:
el trabajo doméstico y el trabajo asalariado.
El discurso de la modernización interpela a las mujeres latinoamericanas para que
asuman una vida igual a la del hombre sin dejar de desempeñar el rol femenino tradi-
cional. La exigencia del desarrollo significa para las mujeres. caminar escindidas,
por ejemplo, competir en el mercado de trabajo sin descuidar la casa o continuar en
la ideo logra de la maternidad. El discurso del desarrollismo ha propuesto un modelo
de mujer que ignora sus formas de participación y lucha en AL en contraposición a
44
::.pynght :J ~ a l E
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
En Argentina sin embargo. e l movimiento peronista femenino bajo el liderato de
Eva Perón, constituye una situación particular. A través de su uiple condición de ministra
de Estado. esposa del presidente y Ilder carismática, su llamado a la participación de
las mujeres tuvo una rápida respuesta.
Las principales demandas. derechos pollticos, cambios en la legislación c ivil y del
trabajo. ampliación de la seguridad y los servicios de bienestar social fueron atendi-
das, lo que permitió crear una organización a nivel de base de gran extensión.
[ ... J Evita tomó banderas feministas -en metas y discurso-- readccuándolas a objetivos del
movimientojusticialista. Ase movilizó a las mujeres de los sectores populares y medios con
el fm de deshacerse del relegamiento a segundo plano al que se ha confinado a la mujer. Pero
a la vez subordin6 el movimiento y la organización de las mujeres allideralO de PeTÓn. es
decir a la gura y conducci6n de un varón. por lo demás su esposo, es as! que en el
decorrer del reglmen peronista y hasta su calda en 1955 las mujeres argentinas accedieron
a un nivel alto de participad6n en la vida nacional, en calidad y número.
6
Un acontecimiento histórico de gran trascendencia para e l continente latinoameri-
cano es sin lugar a dudas e l triunfo de la Revolución cubana. A secundó la ola
revolucionaria, el planteamiento de nuevas estrategias para la revolución. A partir de
este acontecimiento se desencadena en latinoamérica la década de la esperanza en el
cambio social, tal es ase que los últimos veinte anos son marco en muchos pa(ses, de
la insurgencia de luchas populares que cuentan con la participación de las mujeres,
Algunos pa[ses constatan este hecho.
"Quisiera tener 4S años para ya no tener más hijos":? Las mujeres en Bolivia
En Bolivia han e xistido desde hace mucho tiempo organizaciones de amas de casa,
mujeres de mineros, que han luchado no sólo por la liberac ión de los presos políticos.
sino que se han integrado a la lucha de la clase obrera sin embargo, a partir de 1961, al
agudizarse la magra situación económica de los trabajadores de las minas, se acentúan
los movimientos populares de protesta, se producen nuevas modalidades de lucha
dentro de las c uales se puede señalar la acción femenina,
[ ... 1 es el caso de las mujeres mineras que individualmeme intentaron fonnular recla-
mos que al ser rechazados impusieron en ellas la necesidad imperiosa de una organiza-
ción para enfrentar al gobiemo y a su aparalo represivo. Dicha organización cristalizó
6
? Te .. imonio en un. colonia de banio. popul.res. en Bolivia.
48
::.pynght :J
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
sobre todo, por la apatia y la alienación. Para ella la formación en comunidades de base
representó una participación única de participación social".ls
En el seno de la clase obrera la panicipación de las mujeres en la movilización de
masas ha sido creciente. A partir de 1978, la lucha conlTa la discriminación de la
mujer en el trabajo empieza a movilizar a contingentes de asalariados en Sao Paulo,
el sindicato de metalúrgicos de Sao Bernardo y Diadema (1978) constituyó un esce-
nario dentro de las luchas de las mujeres brasileñas en los últimos años, las mujeres
conslilUyen la mayoría de oposición sindical en el Sindicato de Trabajadores de la
industria del vestido, las empleadas dom6sticas han impulsado (como en M6xico)
una Asociación de Empleadas Dom6sticas en Sao Paulo con 1500 socias; sus reivin-
dicaciones especfficas son jamada máxima de 10 horas, pago de horas extras, salario
mínimo, descanso semanal, fondo de garantfa por tiempo de servicios, salario y dere-
cho a la sindicali zaciÓn.
Finalmente en 1979 la participación de las mujeres en el movimiento de masas se
hizo sentir de forma importante y creciente en los diversos frentes de lucha (movi-
mientos contra la carestía, por la amnistía, huelgas importantes de industrias y se<:tores
de servicio); las mujeres propusieron las siguientes iniciativas: a) participación de
mujeres y grupos feministas en las elecciones legislativas apoyando candidatos popula-
res: h) Primer Congreso de la Mujer Metalúrgica de Sao Paulo (1979): e) Encuentro
Nacional de Mujeres ( 1979) que vino a reforzar la necesidad de unidad de acción del
movimiento feminista y dar pie para la construcción de un Frente de Mujeres con
más de sesenta organizaciones femeninas. La tendencia frentista parece convertirse
en la respuesta adecuada que han enconlTado las mujeres para participar con las
organizaciones populares y atender a sus demandas especfficas. Este hecho no sólo
está presente en Brasil y M6xico sino tambi6n en Bolivia donde los partidos políticos
han organizado frentes de mujeres.
En la trayectoria de lucha de las mujeres de Brasil podemos encontrar algunas
simili tudes respecto a la lucha social que han emprendido las mexicanas: tenemos
por ejemplo, que una de las grandes dificultades a las que se enfrentó el desarrollo
del movimiento feminista en Brasil, como en el caso mexicano, es el prejuicio ali-
mentado por un tipo de críticas que retrata a la feminista como un tipo de mujer
"mal amada", sin encantos femeninos cuya expresión se manifiesta bajo la forma de
envidia a los hombres a los cuales en el fondo pretende imitar. A esta crItica se unen
los temores de que el feminismo separa a las mujeres de los hombres afectando la
armonfa conyugal y la unidad de los sexos en el desarrollo de objetivos comunes.
" Pro ... rpio. R<n"ta; Alice Acootl. "Bra.il: se organ;un 1 .. mal.mad •• ". FE,.,. yol. 12,
e""",""febrero ele 1980. p. lS.
52
CJPYnghted matenal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
participación que tuvo en la invasión de tierras en la década de los setenta en el sur
andino, ocupando líneas de combate de primera Hnea.
En el seclOr productivo, también ha destacado la lucha social de las mujeres, muchas
veces acompañando a sus esposos como las mineras o esposas de pescadores, o mujeres
del gremio textil y de calzado. Las mujeres que realizan comercio ambulatorio han
demostrado en las manifestaciones callejeras su capacidad organizativa.
La panicipaci6n de las mujeres en estos diversos niveles (campo, ciudad, colonia) ha
democratizado ciertas fonnas de ejercicio del poder. ha cuestionado con su práctica
ideas machistas que niegan su participación. Pane de estos cambios corresponde a los
movimientos de mujeres y al movimiento feminista que se enraiza en los se<:tores popula-
res planteando el pmbltma espedfico de la mujer y motivando un mayor cuestionamiento
sobre su ml.
u
Actualmente las mujeres intervienen en marchas, mltines, huelgas de hambre, toma
de locales, hechos que sin lugar a duda constatan su presencia, acreci entan sus apren-
dizajes. Es mediante el aumento de sus interacciones, del contacto con Olras mujeres: la
posibilidad de pensar y actuar colectivamente, de compartir compromisos yestablecer
coordinación con OIras organizaciones (iglesias, comunidad, organismos estatales,
privados); de expresarse y exponer sus problemas, de defender sus derechos y funda-
mentar sus pedidos, como podemos observar la intervención social de las mujeres en
la escena pública del Perú.
Las mujeres en lucha a pesar de los militares: Argentina, Cbile y Uruguay
En el Cono Sur las mujeres participan en organizaciones políticas, desde guerrilleras
ll
hasta sindicales; a pesar de la instalación de las dictaduras militares, la represión y
el control sistemático de la población en estos paises, la sociedad ha sido capaz de
generar fonnas de resistencia y oposición, entre las que destacan por su fortaleza y
amplitud las movilizaciones y luchas de las mujeres.
Las movilizaciones de mujeres llevadas a cabo en defensa y solidaridad con las
luchas de los familiares hombres han sido históricamente expresiones frecuentes de
22 Va..,. •. Vi.,inia. "El ·apone·, <k ta. mujeres", en Jomados F . m;IIÍf''' s (F.:minismo y Seetore. Poputor .. m
Amérk. Lar;",,), ...... , "'''''Al., aEY, ....... CUI, ""'<Aa, ....... , 1987, p. 2t7.
II "U. muju .. .., incorporaron cOn .nlu.iumo y d""i. i6n a t. lucha. en 1"" 're. pa[..,. empuftaron I .. ..",as
liviana. y ; "..t u fobrí"""", upl""iv".., realir.orcn trabajos <k i""'ligencia, aprendieron Y ,.. ,*, Iknjc'" oofislicod" <k
g ......... """ loln eoruvi ... ..,..., t. primor. tr ..... <k combare. ej<n:im>n mande. nivele. <k jefatura, integ.rarc<t 1 .. direc_
cienes de t .. orglni.acjene. en moyo. proporci6n que ta corre. pcdiente en movimienlOO y parTid". potf'ic".". en
M",,!ou, núm. 2, 2a. <'poca, p. 108, México, 1979.
56
CJPY ghte"J materal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA
mujeres como sujetos revolucionarios; nos da cuenta de los procesos sociopoHticos
que se tienen que dar para que las demandas de género resulten también prioritarias;
pone al descubierto, en la esfera pública, las vicisilUdes de las relaciones de poder
entre los sexos.
Entre los antecedentes directos de la organización femenina dos fenómenos podrán
ser señalados: por una parte, las demostraciones de rebeldfa de la mujer antes del
surgimiento del Frenle Sandinista de Liberación Nacional. (FSNL), incluyendo aM su
presencia individual, colectiva o grupal contra los invasores en el siglo XIX,
[ ... ] las ejemplares mueSlras de arrojo y de valor en las guerras imestinas. el apoyo
solidaridad y participación en la resistencia anti-inlervencionisla, o bien, en los com-
bates librados por el Ejücilo Defensor de Sobcranra Nacional, cuyo lestimonio más
elocuenle ha sido legado por Sandino, al rderirse a las mujeres que Irabajaban a su
lado, o el Coro de los Angeles, o las que ayudaron a rescatar sus primeras armas en el
Allántico del país.
JO
Por otra parte, se encuentra la presencia de la mujer en el Frente Sandinista:
[ ... ] ladas en el seno del FSLN supieron represenlar con valentra e incorporar a sr mis-
mas, los Iradiciones combativas de la mujer nicaragüense con su actitud ejemplar en las
momanas, en los campos y ciudades, en la clandestinidad o en 11\.5 cárceles 5Omocislas, en
los operativos militares o en las tareas más humildes de la Vanguardia. con su firmeza,
su conducta digna y valiente sacudieron la conciencia nacional y desde ese momento se
convirtieron en banderas de las fuluras luchas)1
El triunfo de la revolución popular sandinista develó dos elementos que son deler-
minanles para comprender el grado de participación de la mujer en la Nicaragua de
hoy: por un lado, su práctica revolucionaria: "las mujeres no dijimos que éramos
iguales sino que lo demostramos en el campo de batalla"; la voluntad politica del
fSLN, que en su punto 22 estipulaba el luchar por la plena emancipación de la mujer;
ambos aspectos explican que no fue casualidad que la mujer asumiera con dignidad
su papel como sujeto de las transfonnaciones poHticas, sociales y e<:onómicas.
La irrupción masiva del sector femenino en el ámbito públi co conll evó a una ma-
yor revalorización del rol social que juegan las mujeres. Este hecho pennitió poner
mayor atención a la silUación específica del género y además ha generado entre las
m ujeres mayores niveJes de autoafinnaci6n y más beligerancia al plantear las demandas
JO Mnn'e,",y. me"do. -El Mo.imie"'o f<o .... ninoen Nic ... ,ua". """"",,jo p", .. n",da en el de
la Inle""""oo&1 Soc:i.Ii.,a de •• col.lIrado.n Can,,",. V .... luel •• 1 de m.rzo de 1984.
JI ¡"id.",. p. 111.
60
CJPYnghled material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA
de la mujer latinoamericana se integra a toda la condición de explotación económica,
política y cultural de nuestros pueblos: se trata de una lucha por la liberación de los
pueblos contra el imperialismo. las dictaduras y la explotación de las burguesías
nacionales, pero que además. simultáneamente, las mujeres revisan y analizan su
condición especffica. su explotación y opresión en el sistema capit alista patriarcal.
Los ritmos y fonnas de organización de las mujeres en nuestro continente, son distin-
tos, se encuentran pautados por los escenarios polfticos-económicos y coyunturales
de los países de la región. Hay países donde, pese a la agudeza de la represión, las
mujeres participan, es el caso de Paraguay; en Haid, en cambio, la represión no ha
pennitido a las mujeres organizarse internamente, sin embargo. desde el exilio grupos
de mujeres trabajan en las denuncias, en la defensa de los derechos humanos.
Segundo. El desarrollo del movimiento femini sta en América Latina no ha sido
homogéneo, su expresión ha encontrado mayor eco en pafses como Brasil , México y
Perú. Presenta como voceras principales a muj eres de la pequeña burguesfa ilus-
trada. ell as son las pioneras en esta lucha; su reto ha sido ampliar y fortalecer la
movilización y participación de las mujeres de los sectores populares y construir una
organización feminista de base popular:
Tercero. El carácter del feminismo en nuestro conti nente presenta nuevos contenidos
entre los que destacan no sólo su lucha por la maternidad voluntaria -anticoncepción y
abono-. sino incluso contra la esterilización fonada a la que han accedido algunos
gobiernos de la región (Bolivi a y Perú): no sólo se lucha por servicios colect ivos,
guarderías, lavanderías, comedores. sino también por servicios comunales básicos
como agua, luz, transpone, servicios médicos sani tari os; no sólo se lucha contra el
consumismo de una pane de la sociedad sino contra la miseria y la imposibilidad de
las mayorfas de acceder a consumo alguno.
Cuano. Es indudable que el feminismo libra una lucha ideológico-polftica para el
cambio social, pero el punto problemático está en la relación con los partidos polfti-
coso Existe el consenso entre las militantes del feminismo acerca de la resistencia
que han encontrado en la izquierda organizada para asumir al movi miento femini sta
emergente en la región. La falta de integraci ón de la probl emática femenina en el
proyecto polftico de la izquierda ha dejado hasta el presente una brecha.
Quinto. La educación popular en América Latina se ha convenido en los úhimos
años en un sopone fundamental de organización y politización para las mujeres de
los sectores populares: la metodología de la educación popular ha pennitido avisorar
algunos puntos estratégicos en la construcción del feminismo popular.
64
C.vynghted material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
proceso de producción agrícola siendo a la vez cocinera, sirvienla o nana en la ha-
cienda. Casi ninguna de estas actividades son calegorizadas como empleos propia-
menle, pero es importante, para el efecto de esta investigación, señalar la función
femenina en los procesos económicos de nuestro pals,
Ahora bien, hay que insistir en que para el desempeño de tales labores no era
indispensable tener niveles de escolaridad muy altos, bastaba con un conocimiento
mínimo. Aun en el caso de las maestras, sólo hablan cursado el nivel elemenlal de
cuatro años y tres años del segundo ciclo: para las jóvenes de la burguesía porfirista,
la educación consistfa en el aprendizaje de labores de bordado, nociones musicales,
enseñanza de otros idiomas y lectura de algunos clásicos de la literatura debidameme
seleccionados. Dicho lo cual, no podemos negar la audacia de algunas muchachas
de la burguesía que actuaban con mucha mayor libertad y liberalidad, que no liberti-
naje aunque eventualment e ocurriera, En pocos casos encomraremos trabajadoras
que hagan cabal uso de sus derechos como lo plantearon los liberales, pero en no
pocas ocasiones encontramos a jóvenes de la burguesía con un pensamiento liberal
respecto a sus derechos femeninos, pero que no ejercían porque era condenado por
la sociedad.
Para la mujer, la comprensión de su papel en la economía productiva no será algo
senci llo de enlender, menos aún de asumir y defender: para ello habrá que pasar por
un lento y dificuhoso camino. En medio de esta transición está la Iglesia: la figura de
lo recatado, la armonía, la paciencia, la bondad y la nobleza, por lo tanto tendrá que
buscarse en ella y aplicarse en el seno familiar, En el sector rural, el cura (como
personaje) es un elemento fundamental, en tanto consejero, mediador en conflictos
familiares o de la comunidad, médico, maestro y en forma subyacenle es opositor de
un sistema que no siempre guarda buenas relaciones con el clero, El cura es un rebelde
potencial contra el sistema político.
La moralidad porfiriana condenaba a toda aquella mujer que no guardase un com-
portamiento cauteloso, limpi o y honroso. Era un agravio a la sociedad la participa-
ción femenina en movimientos de huelga o en cualquier reclamo: el recato era una
virtud inhereme a la mujer, en tanto que la prostitución era el "mal necesario", el
tabú del cual no se pocHa hablar. La observancia de un buen comportamiento podía
ser garante de un buen matrimonio y, por tanto, de un ascenso social. No era la
preparación cultural-educativa de la mujer- lo que podfa atraer el casamiento en
condiciones óptimas, ni lo era el desarrollo de la personalidad e inquietudes, sino la
observancia de las "buenas costumbres", Además, la instrucción en estos centros
educativos era fundamentalmente técnica: telegraHa, estenograffa, dact ilograffa,
enfermería, tcjidos y bordados, entre otras cosas.
Como podemos observar, la sociedad imponía a la mujer una realidad aparente y
tendfa !fneas para mantener y reproducir ese orden. Sin embargo, lo descamado se
68
CJPY ghte"J materal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZ Ol VERA
de algunas organizaciones de mujeres.
11
El movimiento revolucionario acababa de
manera eSlrepitosa los patrones sociales de la regia separación de los sexos, hecho
que obviamente no sucedió de un dfa para otro, pero que propició nuevas formas de
camaraderfa, compañerismo y organización.
La lucha por el sufragio femenino en nuestro pafs está influida en gran medida por
pafses como Francia, Estados Unidos, Inglaterra, y más adelante, Suiza, Alemania,
Holanda, y Suecia.
12
En todos esos pafses la lucha por el voto era demanda central y
tenia -al igual que en México-- un apoyo sustantivo:
Si la mujer había incursionado exitosamente en el medio de la lucha social, si
habla sido incorporada al proceso productivo, si defendfa los derechos laborales hombro
con hombro, sin importar sexo, ¡,porqué motivo no podfa ejercer su derecho de voto?
La marcha seguida por el proceso revolucionario obligaría a la espera de esta
respuesta, tan largamente aguardada; a cambio, la legislación constitucional anun-
ciaba nuevos tiempos para los trabajadores en general.
La pregunta quedó en el aire. Primero, el golpe de muerte al sueño demócrata de
Madero, después, la lucha de las diferentes facciones para aislar y derrotar a Victoriano
Huerta. Finalmente, el ejército constitucionalista se impone y Obregón entra a la
ciudad de México el 15 de agosto de 1914; la Casa del Obrero Mundial vuelve a
entrar en actividad,ll reactivando la vida sindical y a las agrupaciones obreras.
En las entidades del pafs en donde se había instalado el gobierno constitucional se
procede a la abolición de las
tiendas de raya, la condonación de lodas las deudas de los campesinos y peones agríco-
las, el salario mínimo, la jornada de ocho horas, el descanso semanal obliga!Orio. Pero
ninguna disposición legal se pronuncia sobre el problema de la tierra ni viene incluso a
sancionar los vastos repartos de latifundios que los campesinos han ido efectuando por
cuenta propia ...
Esto es un preámbulo de 10 que acordaría la Convención Militar de Aguascalientes,
que inicia sus actividades el 10 de octubre de 1914, refrendando las posiciones de los
11 Entre ot ..... la SocilOdt.d Poi ft ica <le t. Mujcr (t 9(5). Admirldoros de Juárez. que ya desde 1906 •• i,f. el
derecho al YOIO; las flij ... de Anthua<:. yinculodlo. al Panido l iber. l la Lisa F<rMnil de Propa¡;anda
Polltic •. que impul .. 1. de Modero y el Club Feminiota Hiju do
tl El pr""."" de educación olg ... inri ... ti."" lo ml"'o .. ;nO.encío de al,uRO> movimientos oociol .. 'I"" y;ven
01<0< p.r •••. A pe .. ' del desron""imiento de 1"" proce..,. de lo. prirMI'OlI oft", de l. Revolución Ru,". fue muy
connotado en n.e"ro pa!J¡ l. cread6o:1 de c1rcul ... obreros. el recon""imicnto <lel yoto f.menino y 1. celebración de la
Conferencia de la. M.jere. T,abajadoons. C{r. .. KDllontai. MI4ftr loiJrori" y 2a. edición. Ban:elona,
Font.m .... 1982. pp. 163 ps.
Il L.o C .... del Ol>rero Mundi al ... funda.n 1912. Cllu.u .. d. du .. nte el gobi.rno de Vicloriano Huen •. en
1914.
" Gilly. Adolfo. LD rt "olud6n inlr"u"'pid<J. 23a. edici6n. Mhico. El C. ballito. 1986, p. 119.
72
CJPY ghte"J materal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA RosA SÁNCHEZOLVERA
La participación de la mujer, como vemos, segufa siendo mal vista por la sociedad
y este tipo de acciones eran satanizadas. Para el gobierno, la mujer era parte de la
sociedad y ---desde la óptica liberal- tenfa los mismos derechos que los varones.
Nada había que discutir al respecto, ellas tenfan su sitio, si tenfan necesidad de tra-
bajar era menester que hicieran lo propio, no que anduviesen por ahf en problemas
"propios de los hombres".
La década de los veinte está marcada por la presencia histórica de acontecimientos
nacionales e internacionales que influirfan en la sociedad mexicana. Entre tales hechos,
podemos destacar el proyecto constitucionalista, el tránsito hacia las instituciones, e!
proceso de centralización del Estado mexicano que encontraba en todo ello las condi-
ciones necesarias para su consolidación.
A la caída de Carranza se desencadena una ola de huelgas. Independient es a los
anarquistas y a los cTOmistas, la Federación Comunista del Proletariado Mexicano se
organiza en este proceso.
En medio de este ambiente, Álvaro Obregón asume la presidencia. La posición de
los obregonist3s, de grandes sectores de la CROM y descendientes de la revolución se
alineaba (aunque fuese en forma verbal) a la izquierda del propio gobierno. Las
opciones de! PCM se di solvfan con las oficiales, aunque para ello hubo que mediar un
diffcil periodo de huelgas, agitación obrera, represalia y purga selectiva por parte del
gobierno obregoni st8. En este marco se explica la adhesión del PCM a Obregón, la
fuerza de la COT y la descomposición ---en cuanto a lo que hoyes charrificación----, de
la central obrera oficial, la CROM."
La Confederación General del Trabajo (CGT) se fundó en 1921 ; ... A partir de la
fundación de la CUT, se produce unfenómeno organizatim que permite crecienumente
la información oportuna, la difusi6n. ti apoyo económico y sobre todo el uso de lo
huelga general solidaria, de las fuerzas agrupadas en ella.
ro
La primera Conven-
ción Roja, que surge de la CGT, cuenta con más de 30 000 afiliados; la CGT se super-
pone a la CIWM, re úne a los sindicalistas, comunistas y anarquistas: propone la lucha
contra e! Est3do y por el comunismo. Al año siguiente comuni stas y anarquistas son
expulsados y sus principios fundacionales pasan a segundo término. Hacia 1925, en
el régimen callista, la CGT y la CROM eran lo mismo.
19 - A ¡w"Iir M liC ;nten;et tan 1 .. oontraclitcion .. del .1\o 192 1. COn1inh t. cri.i. ferror;arrile ..... el
loc! d< 1 .. oompaftf .. .. •• >-e '1; , • • 1 non. ""n ]"" dupidm on 1 .. mina> y se man,iene l.
m<)vili....,ión d< tutile., "."vi";.,. y panadero. en .1 " ....
ro "Obo-cIÓd liC Ve oNiSado. ceder .nte 1"" ferrocarrilero. tOllf.Mrad ... "'s oci .. con las campaMos penoler ...
ron cloj.!n:ito "",,,ka,,,, lo. foodos .. y disminuir l. • loo rnovimien'Oi <wmiotos y
anarc".indicali.tao de la CFr" . Tai bo 11. PKO llnad o. rojd. . I//Jlcalu lo. QM • ....
Mtxk ... LeeSa·anr, 1984, p. 131.
76
I(jhted material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA
Femeninas de Sama Juana de Arco (aa), organización en la que participan 40000
mujeres militantes:
La mujer, como el niño y el anciano, participa en la guerra y en cierto modo, tiene la
responsabilidad mayor en su desencadenamienlO: instrumento imprudente y ruidoso,
en el verano de 1926, de una polltica de resistenda en la cual los hombres, prudentes
porque son penalmente responsables, no aparecen. Por eso Calles no ve más que "ratas
de sacris¡[a y viejitos que ya no se pueden fajar los pantalones". Ello empuja luego a los
hombres a la guerra.
M
El conflicto cristero implicó para el pafs la devastación de la región del Bajfo y su
consecueme repercusión para la producción alimentaria. Para la Iglesia, dividida
ante los alcances y el grado de compromiso de la institución, el desenlace implicó
aceptar el principio de la supremacfa del poder civil. Por su parte, el gobierno tUYO
que aplacar los fmpetus antirreligiosos al tiempo que varios grupos de damas católi-
cas reiteraban su petición de liberar a los miembros de la Asociación Católica de la
Juventud, presos en las Islas Marías en el Pacffico.
A fines de 1927, la rebelión cristera tenía en movimiento a más de 20 000 adeptos;
para el mes de marzo contaban ya con 35 000 elementos y en el año de 1929 llegaron
a contar con aproximadamemc 50 000 rebeldes. Esto significaba que la dirección del
movimiento se había burocratizado y había rebasado las masas campesinas, al margen de
la Iglesia, que trataba de negociar el fin del conflicto. La razón por la cual la fuerza
de los cristeros estaba en el campo, estribaba en la ausencia de solución al reclamo del
reparto agrario aunado a [a repres ión y al intento del Estado por limitar sus arraiga-
das creencias; la práctica antirreligiosa del régimen exacerbó [as contradicciones
persistentes en el medio rural y se enfrentó a lo que no dejaba de ser la inconsciente
defensa de [os Ifmites reales del poder público.
Interesa destacar la participación creciente de las mujeres en la rebelión. Cuarenta
mil mujeres en su primer momento, multiplicadas después por las actividades que se
incorporaron sin importar condición social ni oficio, creían que éste era un asunto
que les concernía y que deblan defender. Culturalmente, para fines de los años vein-
te, las mujeres mexicanas segufan observando las costumbres de "gente decente"
tan en boga durante el porfiriato: campesinas, trabajadoras, amas de casa, damas de
sociedad, muchas de el1as creían tener una obligación moral para con la Iglesia y asl
10 manifestaron.
En forma paralela, los obreros desarrol1aban movimientos huelguísticos, algunos
con la intervención de la oficialista CROM; otros, con los rojos de la C<lT, como fueron
Z6 M.ye,. Jun. üE.olodo y _ iedad con CIII • • ". en /lislO,ia d ~ la Rt""lllri6n M..., k"nQ. ¡HrioJQ /914.1928.
México. Et Colegio de Mé, ico. lomo u. t977. p. 253.
80
e JoPVrtghL:j m alE I
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOlVERA
Sin embargo. cabe señalar que las mujeres de los grupos clericales no reclamaban
cambios en ese orden. sino que - por el contrario-- ponian énfasis en su sagrada
misión de madres y esposas. y en esa forma no sólo eran admitidas en la polftica. sino
llamadas abiertamente a partici par.
Con el tiempo, la acción polftica de las campesinas. obreras y universitarias se
alimenta e incrementa con la realización de congresos, la lucha dentro de los sindica-
tos, la creación de periódicos, la difusi ón de la literatura marxista y de teóricos
feministas como Bebel, Kollontay y Lafargue. Asimismo, se desarroll ó un amplio
movimiento cultural y a través de canci ones, teatro, pintura y otras manifestaciones
anísticas se toma contacto y se incorpora a los grupos más atrasados.
En 193 J se organiza en la Universidad Nacional el Congreso contra la Prostitu-
ción, éste pretende abolir del Código Penal, la legislación referente a esa actividad
como profesión, como LÍnica vfa para terminar con la explotación de las mujeres en
ese orden. En la asamblea plenaria de este congreso de debate la situación social de
la mujer que hace posible ese y otros males.
Todas estas acci ones anteceden al surgimiento de lo que será la Organización Fe-
menil más important e que se dio en el país en esos momentos; el Frente Único Pro
Derechos de la Mujer ( FUPDM).
En 1933. bajo la presidencia de Abelardo Rodríguez,JI el máximo jefe de la revo-
lución, Calles se pronuncia en favor de la elaboración de un programa de trabajo que
articul e al PNR como ponador de planes y proyectos, no sólo como máquina electoral.
El objelivo era iniciar el programa conocido eomo Plan SexenaJ.
En diciembre de 1934, al asumir la presidencia Cárdenas, la dinámica del movi-
miento de mujeres (dividido hasla entonces en dos tendencias: comunistas y penerristas),
tendió a modificarse; esta modificación debernos relacionarla con el proyecto polf-
tico puesto en prácti ca por el régimen.
Lázaro Cárdenas lanzó un proyecto de reformas sociales de hondo alcance que
tenía como tarea central integrar a México corno una nación moderna, en la cual la
integración nacional se haria sobre la alianza fundamental entre burocracia política
gobernante y masas trabajadoras del pals, el vínculo con las masas y su control
constituyeron el eje nodal de la política cardenista.
Así, el movimiento de mujeres pudo actuar en un contexto caracterizado por la
amplia movilización social. Con eSlo las relaciones enlre penerristas y comunistas
pasaron de una inlensa lucha social, política -acerca de las formas de organización
de las muj eres para su emancipación (1928·1934}-, a adquirir un carácter de acuer-
dos polfticos básicos; hasla ll egar a conformar una unidad orgánica y de acción.
JI El p ... > i " ' n ! ~ Pa..,ual Oni . Rubio ununci6 a su CI' ;O 01 2 do oepliombro do 1932.
84
JPV gh! :JmalE
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA
Demandas y formas de organización del Frente Único Pro Dei rthos de la Mujer
Son diversas las organizaciones femeninas y obreras que participaron en la forma-
ción del FUPOM (su riqueza la encontramos en la diversidad ideológica y polflica res-
pecto a la situación de la mujer), están por ejempl o: Acci ón Cívica Femenina, Unión
de Mujeres Americanas, Li ga Oriente de Acción Femenina, Centro de Estudios
Sociales, Sindicato de Trabajadoras de Escuelas Secundarias, Asociación Cultural
de Economistas, Unión Femenina de la Lagunilla, Confederación de Maestras, Sector
Femenino del PNR, Mujeres Avanzadas, Uni ón Vanguardista Revolucionari a, Sociedad
,
Leonas de la Revolución y Frente Unico de Trabajadoras del Magi sterio . .\IO
El programa del frente incorporó las demandas particulares que los distintos orga-
nismos femeninos y regionales habían ya enarbolado años atrás. La fuerza cuantita-
tiva de este Frent e (en 1935 llegó a contar con más de 50000 afiliadas) podemos
traducirlas en las consultas previas que se hacían a los diferentes sectores sociales de
mujeres y posteri ormente a la apropiación que hacía el Frente de estas reivi ndicacio-
nes. Sin embargo. como Frente amplio de mujeres, sus demandas iban encaminadas
hacia una lucha de carácter democrático en general más que de género femenino, lo
anterior lo podemos demostrar si observamos sus demandas fundamentales:
1. Lucha contra la carest(a de los artículos de primera necesidad;
2. Contra los descuentos a los salarios de [a mujer;
3. Por la jornada de ocho horas:
4. Por el aumento a los salarios de la mujer:
S. Por el seguro social a costa del gobierno, las empresas, y a la Ley de Servicio
Civil;
6. Contra los impuestos elevados que se cobran a las muj eres pobres en los
estanquillos. expendi os y mercados;
7. Por la rebaj a de la renta de las casas habitación;
8. Por la igualdad social y política de los indígenas y campesinos;
9. Contra los monopoli os, sean de nacional es o extranj eros;
10. Por la liberación de México de la opresi ón imperi al, particularmente del impe-
rialismo yanqui;
lt. Por la lucha abierta contra todas las empresas extranjeras;
12. Contra la intervenci ón del gobierno norteamericano o de la banca en los asun-
tos internos de México;
13. Contra los tratos humillant es para México y porel reparto de las tierras de los
eXlranjeros:
.\lO El UwivUJal. 29 "" ago"o de 193-S. Tul'ton. Esperan .... -Et avS" org..,; .. c;_o "" m"jere .... -. <>p. d I .. p. 52.
88
JPV ght j malE
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
Ante los actos de presi ón realizados por las mujeres por obtener el sufragio. Cár-
denas prometió en agosto de 1937 enviar al Congreso una iniciativa de ley paTa
refonnar el ankulo 34 constitucional. Según la iniciativa, el ankulo pedfa estable-
cer que: "Son ciudadanos de la República todos los hombres y mujeres que teniendo
la calidod de mexiconos, reunan además los siguientes requisitos:
L Haber cumplido 18 años si son casados y 21 si no lo son, y
11. Tener un modo honesto de vivir".
Este derecho Cárdenas lo argumentaba en consideración a los siguientes aspectos:
La mujer ha participado por muchos ai\os en la lucha social del país en una proporción
importante, tanto en calidad como en catidad. Con la frecuencia que nuestro egoísmo lo
ha permit ido, ha tomado pane de las más francas manifestaciones en favor de las ideas
avanzadas. Por esta razón el Ej ecutivo considera que para la rehabilitación integral de
la muj er y su elevación a un plano de igualdad con el hombre, somet e a su considera-
ción las reformas legales para ese objetivo.
41
La ini ciativa se turnó a las Cámaras y a las Legi slaturas de los estados y para
septiembre de 1938, ellrámite estaba por tenninar, pero cuando faltaba solamente la
declaratoria correspondiente y la publicación en el Diario Oficial eSle hecho se parali lÓ.
La explicación a la detención del sufragio femenino no es entendible, en tanto no
se consideren los aspectos polftico-sociales presentes e n el periodo 1938·1940.
Por otro lado, en este mismo periodo se produce la conversión del PNR en PRM,
no fue resultado sólo de un cambio de nombre. El Panido Nacional Revolucionari o
que con su estructura horilontal habfa sido un extraordinario instrumento para la
institucionalilación de la vida polftica del pars, ya no respondía a la nueva fisonomfa
de Jos grupos e intereses polflicos existentes. La reestructuración del panido oficial
surgió como una necesidad imperiosa de mantener la alianza de los sectores revolu-
cionarios.
El PRM respondía con claridad a la idea de tan ansiado frenle popular de la " unificación
de las fuerzas revolucionarias", según declararon en el PNR. Además, el hecho mi smo de
fonnarse con organizaciones ya existentes le dio un carácter corporativo y una estructura
venical que es evidente desde las primeras \fneas del "pacto de unión y solidaridad"
entre los sectores obrero, campesino, popular y militar".tJ que lo constituyeron .
• 1 Ru cón. Antonieta. - l a muje' y la luch en y ' eglid"d d. 1" ",wjer, IE .... S •• enta ••
Mél ico. 1915. p. 170 .
• 3 O"",io Ma,Wn. MiS""I, El Partido de la R.wt"d6lt Mé. ico, Impre><>n. CenlrO. vol. l. t 970. p. 425.
92
CJPY ghte"J materal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZQLVERA
reivindicaciones de clase no de género, esto es: mejoras salariales, prestaciones
sociales y lucha contra la carestía de la vida.
La década de los cuarenta represemó para la mujer su paulatina y cada vez más
creciente incorporación al sistema productivo. Salió de los hogares para sumarse al
sistema productivo (en los empleos de menor capacitación y de peor remuneración).
Su ingreso significó el ensanchami ento de la clase trabajadora: población de suma
importancia para avanzar en el desarrollo industrializador de México y de gran alerta
y control de los gobi ernos de Ávila Camacho y Miguel Alemán:
\ ... ) asr con el apoyo del grupo dominante de la CTM encabezada por Fidel Velázquez,
Jesús Yúrem, Fernando Amilpa 'J Luis Quintero, los gobiernos de Ávila Camacho y
Miguel Alemán pudieron llevar adelante un desarrollo industri al sin obstáculos a la
acumulación que los sustentó. En cada uno de los gobiernos el peso relativo de hu
medidas de control e incluso de represión, fueron distintas. En primer lugar, las condi-
ciones internacionales, guerra y fascismo en Europa facilitaron las posibilidades de
frenar las demandas obreras amparadas bajo la "Unidad Nacional"', caracter[stica que
define al gobierno de Ávila Camacho. La polflica de desarrollo industrial mediante la
conjugación del gasto público, su lipo de inversión y su forma panicular de compren-
sión de los salarios reales fue relativamente fácil en la medida que contó con los líderes
Charros.
so
Ávila Camacho, por ejemplo, planteó reformas a la Ley Federal del Trabajo para
reglamentar rrgidamente el derecho de huelga y pedir y casi exigir luego algún tipo
de unificación del disperso movimiento obrero. al tiempo, que para obte ner la tregua
social ofrecería la creación del Sistema de Seguridad Socia!."
Miguel Al emán por su pane se sustentó en tres !fneas para modernizar poHtica y
económicamente al país: la eliminación de la izquierda del elemento oficial, cOnlTOI
del movimiento obrero mediante lo que lIegarfa a conocerse como el "charrismo", y
concesiones al liderazgo sectoriaL':
En este contexto, las mujeres al igual que numerosos sectores sociales encontraron
serios impedimentos para reagruparse como movimiento social especffico.
Es en el gobiemode Miguel Alemán en el que nuevamenle cobran vida las "gestiones"
para otorgar el voto a la mujer, éste envió al Congreso de la Unión la iniciativa para
'" Cobrol. Mlndus rr i" li, "ci ón y po)hica econ6mic.
M
• en 0 ,.",,0110 J rri.i. d. ,,, tl:Ollom(o
muicana . .., Iección de Rolando Corderl (Irimem. económico). I'CI!. 1981. p. 97.
La c .. ".ción dol So""" Social en 194t. vi no . "",""ti luir l. cmrrapanidlt. el pllC"de decir:se.II. oquieseenc:io
d. )", cuadros , indic.I •• • reducir l. mil itonei. <>b< ... y • di.minui. et ndme", de huelg ...
'1 Medin •. Luí •• MCivili.mo y moderniución d. 1 .utori,.ri.m<> en m'/Mía d. la
Rtvo/"cMn M."iraM. El Cotegio de 1977.
96
C...¡}}'flghled material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
LA PRESENCI A DEL FEMINI SMO MEXICANO: 1970
sólo e l hogar (como se lo ha dicho la igl esia o los medi os de comunicación), ahora
cuenta con otros.
Monsivái s nos ilustra con riqueza los cambios cotidianos que se generaron con [a
inserción de la mujer al mercado de trabajo.
Guerras mundiales y revolución nacional, resquebrajamiento de la vida feudal y ocaso
paul alino de la moral tradicional, necesidad industrial de mano de obra y CIIiguo presu-
puesto familiar que demanda la aportación de todos. Estas razones confl uyen y atenúan
el s.emiesclavismo de la mujer (buJ¡ uesa o pequeño-burguesa), aUlorizada por fin a
abandonar su casa, a sali r del triángulo de la cocina, la recámara y el confesionario. Y
al añadirse la mujer a las relaciones de producción y la vida social muchas "cualidades
femeninas" conocerán su primera crisis. As! por ejemplo la ternura, el recato, la pa-
ciencia si n limites, la dulzura, la intuición como única lógica intelectual, la ahnegación
como sustituto de la comprensión racional, la resistencia al dolor como extensión de las
mentes y acaso disculpen la condición femenina, la inercia, la frivolidad como incapa-
cidad de aveni rse con la Historia (con mayúscula), la decisión de sólo entrever la reali-
dad a lravts del chi sme se resquebrajan ...
óO
Acceso a la educación: el caso femenino
El desarroll o de la educaci ón pública impulsado por e l Estado mexicano desde 1920
ha cumplido en la hist oria reciente del pafs un papel de la más profunda significación
social. La educación en Mt!xico ha sido componenle esencial de los proyectos del
Estado integrada desde la raíz a su acción práctica y explicación ideol6gica.
61
La fil osoffa educativaól que acompaña al proceso industrializador y modemizante en
nuestra sociedad, es uno de los aspectos que nos permite explicarel proceso de expan-
sión que se presenló a panir de los anos cincuenla en los ciclos del sistema escolar
hasta darle el carácter masivo que tie ne en la actualidad. Por ej emplo, e n 1952 había
3.2 millones de estudianles; en 1958 ll egaban a 4.5 mill ones; en 1964 a 7.4 y en 1970
60 Monoi .. 'i •. Calo.. puJo, y liviudad. 2 •. N .. Mhico. O.ij.lbo. 19MK. p. 3K.
M Fuenle. Motina •. Olac. "Educaci6n y "",icdad".en Mb:i ro Hoy.op,dl .. pp. 230-231.
62 -Lo mo.on. eduC' li vo de e .. lpoc. ..... I' .ba. .. 1 e.fucno individual como vCo . t lxilO. pero 1 .. ]>01'ibi tido"'"
de l.iunfo en .. la. condiciones dependlan e""nncmenle de 1. itu'l.aci6n individual. y por 10 mioma. 1. educaci6n K
re"et aba. ctItnO medio excepcionat. pri"iteaiado p." ... .0 ...... en 1. e ... t • .<oci.1... et camino po .. et IMjonomienlo
pe .... nal ••• 1. copaciloci6n inlel«lult al .. "é, de lo pi.ámide Nucal;"" y. en f>lnicut ar t. adqu;.kión de un 1I1uto
profe.ional que . ianiliclbo en tellid.>d. et .. ho cul tillli"o hacil uno posición ncluoi"a de too pri"iteaios det
.i.lem .... Aof naci6 et milO de t. educ.ci6n C<ItTIO in'lrumenle pI" democnl1illl. I t. "",iedad. et medio p.'.IOS' ....
uno particip.ci6n iauolilaría. 10nl0 en to vid. econ6mica como pollli .o det f>lC" " .. ta educ.ci6n. Véase Oue". ,"
Niebt •. Oi tbeno. "La Nucaci6n ,uperio, en el ciclo d ... rroll i. l. ". en SOM' y PoJer. Múico. UA'. 1983. p. 20.
103
CJPY Igllted material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
admitfa: provoca efectos negativos: vidas destruidas (en gran medida como
consecuencia del uso de anfetaminas, LSD, morfina, peyote, hongos), regreso masivo
al confonnismo (hippies es el caso más evidente) luego del reconocimiento de la
fuerza del sistema.
La práctica contracultural de la juventud en los años setenla facilitó la emergencia
del feminismo mexicano. En un plazo breve, el feminismo en México dispuso de una
armazón teórica (como lo han detallado Martha Acevedo, Martha Lamas y Elena
Urrutia).l Eran grupúsculos de mujeres universitarias las que, desde 1970, discutían
la condición femenina, los libros de Simone de Beauvoir, Beuy Friedan, Kate Millet,
Rosario Castellanos, Shulamith Firestone, y los sucesivos manifiestos y artículos:
dispuso también de un espacio social en los centros de enseflanza superior y en la
clase media de origen universitario, ase como de las ventajas de su irrupción inespe-
rada. Su espacio político le debe bastante a la izquierda, dando inicio a la autocrftica
por la eliminación en sus programas de asuntos de la vida cotidiana.
Las primeras feministas declaradas pertenecen a la clase media o a la burguesfa,
han viajado, han tenido tiempo para reflexionar sobre su situación, es precisamente
este sector (de la pequeña burguesía ilustrada) el que absorberá y se identificará con
mayor entrega a los planteamientos feministas: el cuestionamiento de la sociedad
patriarcal; el examen de las sujeciones del ama de casa; el primer análisis de la
servidumbre doméstica y el rechazo a la violación.
Toda una temática desconocida, oculta. negada. sepultada por siglos de prejuicios, pro-
hibiciones y miedos, emergió para no relomar más a la obscuridad. lucha de clases.
lucha de sexos, trabajo invisible y gratuito. imposibilidades y esclavitudes que afectan
a todas las mujeres en su conjunto, y a cada una en particular. Todo un orden fue enjui-
ciado de golpe: el orden que le prohibió a Sor Juana de la Cruz seguir escribiendo.
que ignoro los esfuenos libenadores de Juana de Mendoza y las anarquistas, que
canceló la vida partidaria de Benila Galeana y sus semejantes, que obligó a muchas
escriloras a profesionalizarse como mujeres.
2
A las condiciones teóricas y sociales del feminismo mexicano siguió el surgimien-
tO de los grupos, apoyados en el lema "lo personal es polftico", se crean seminarios
de concientización y manifestaciones artfsticas que concluyen en poesfa,l pintura y
, Vt_ L.ama •• M .... h •. "LooJJUpos f.mini ..... en Mixico"; Ace"wo, Manh •. l. reproducción
"""i.1
H
• en R .. ¡"a '''''. vol. n. n':;m.6. " .... ro·mano de 1978; Umllia. Elena (c<>mp.).IItIO,u y r<aNdad de la m,,).,.
MtAico . .... "",<:n, .... lomo '.
2 Mo."i,,'; •• Carlol . '1ueremo.l 10 de mlyo. queremos ",volución". pon .. ""i. qu" se pr""'n,6 "n .1
cido Clklt o. LI.gos. Ide .. Cona •. noviembre de 1984.
l W."" l. <ompilaciÓII de poema. de Rolr .. l. ROIIII MIlÍI. "Todu mi. amigu son poeta.". Múico. Roumunda.
1983.
114
CJPY ghte"J materal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
EL CONTENlOO DEL FEMINISMO MEXICANO EN LOS AÑOS SETENTA
Previo a la realización de este evento el gobierno mexicano aceleró un conjunto
de refonnas jurídicas ... !! Es preciso romper las barreras que impiden a la mujer su
pleno desenvolvimiento en la vida polftica y social que obstruyen por tanto el avance
integral en Méx ico. Hemos dispuesto una revi sión completa de las leyes federales a
fin de someter ante esta soberanía las iniciativas conducentes a eliminar cualquier
vestigio de discriminaci ón femenina. ' 1
Las refonnas no fueron tan completas como lo hubieran deseado las feministas.
Algunas de éstas fueron invitadas como asesoras a las audiencias en las que se discu-
tieron modificaciones al Código Civil y a la Ley Federal del Trabajo, sin embargo, no
todas sus propuestas encontraron eco, por ejemplo, para ese entonces fueron álgidas las
discusiones alrededor del abono. Sin embargo, a pesar de 10 limitadollde las refonnas y
de cómo emanaron (desde arriba y demagógicamente), no se puede dejar de reconocer
que significaron algún progreso en el sentido jurídico y que establecieron un precedente
para las femini stas y demás mujeres en relación con las demandas posibles al Estado.
En el contexto de la Conferencia Mundial, la mayorfa de las feministas mexicanas
adoptaron una posición de repudio. Resolución que habfan tomado las feministas de
otros pafses. Para ese momento los grupos activos del feminismo eran el MLN, el M"S y
el MNM." Los primeros vel1ieron sus esfuerzos en la preparación de un contra congreso,
esfuerzo que resultó fructífero, porque dio lugar a debates, conferencias. representa-
ciones, etc, y además pennitió sumar gente a sus filas. Por su pane. el MNM organizó
un ciclo de avanzada feminista que consistió en la presentación de ponencias, El grupo
de mujeres que fue objeto de dura crítica, fue el MAS. que colaboró con el gobierno en
la formaci ón del CIDDEM (Centro de Infonnación y Documentación para el Decenio
de la Mujer y el Desarrollo), este centro tuvo como tarea compilar, analizar, clasifi -
car y difundir infonnaci ón concerniente a la situación de la mujer. De hecho, el Cen-
tro cumplió su misión durante el breve tiempo que duró ya que fue cerrado después de la
Conferencia Mundial. que no casualmente coincidi ó con el fin del sexenio.
" A fin .. de 1974 >e publico,,,,, en el Diario Ofidal. 1 .. ,dorma. y adieione. a lo ... dcul0' 40. 50. 30 Y 123.
En el arllcul o 40. y 5<>. se "o!l$ide", lo muje, preleger' la organizaeión y el desarrollo de lo fomilio. Todo
permno tiene de=h ... o decidir de mollt.o libre. rupon ... ble e i"fonnada oobre el numere de ",pooí. mienlo de . u.
hijo¡. El ano 30 roeutr6 11. mujer o tnrn<mili. la naoi"",.lid. d • sU y el In. 123 eliminó 1 .. re ... ieei""". al
" .bojo femenino.
'2 Álvlrez. Lui •• - Hltia el pleno del\enwlvimienro de l. muje . ... 'v Informe de Gobierno • ..,pliembre
de 1974, en R" 'j.,,, P.nJarn¡.nto Po/(liro. vol. XVIII . 69. enero de 1975. p. 3.
'1 H.brla que ou .. 'ion ..... i el igual •• o lI mujer en lo concerni.nle al acceoo al uabajo "",,'umo e in .. lubre ..
""," medido <onvenien,. o lo mujer o al ""pi 'al. Por 01t0 lado el O la mujer correl hombre "".nlo al debe.
de _'ene, rompanidame,,' e el hoga •• no se luVO en e"'"," que de la misma mlne,a se deberla .. ,.blece, unl
re'pOnubilid.d <omponida PO' pirre del hombre " ' ""CIO .1 "abajo domt., ico.
,. " ..... Movimienlo de Libe .. dón Nooíonal; "N". Movimienlo Nocional de Muje ... ; ........ Movimien10
de A<ción Solid .. i •.
119
CJPY ghle"J maleral
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
EL CONTENIDO DEL FEMINISMO MEXICANO EN LOS AÑOS SETENTA
.. .Ia posibilidad de eltlensión y maduración del feminismo como movimiento político autó-
nomo se ha visto condicionada por el desarrollo económico y político del país y las
condiciones materiales y de coincidencia de la población femenina así como las cir-
cunstancias de la Reforma Política. el avance y la integración de corrientes de il:quier-
da a nivel nacional. Ante las dificultades teóricas y prácticas para la articulación de
una polrtica feminista de alcance nacional. la alternativa inmediata se ha orientado
hacia la integración al trabajo de los partidos po](ticos. fundamentalmente a los de la
il:quierda. como la opción más viable y productiva para las reministas.
Z4
En efecto, un hecho importante que influyó en la disidencia de algunas feministas
de la Coalición de Mujeres. fue la Reforma Polftica, ésta pennitióla presencia de los
panidos de oposición (CM y PRT) en la vida política del país.
Ante esta circunstancia, las feministas no podían permanecer al margen, ya que
dichos panidos estaban abriendo brecha alterna de la mujer. Era importante en ese
momento adoptar una posición en la que desafortunadamente no se ofrecfan muchas
alternativas dada la pugna interna en el seno del movimiento a propósito de las alian-
zas o no con la izquierda. La acción y postura poHtica de algunas feministas en esta
coyuntura, se canalizó hacia la creación del Frente.
Con motivo de la celebración del Dfa Internacional de la Mujeren marzo de 1978, se
organizaron una serie de mesas redondas, éstas se nutrieron por la presencia no sólo de
las mujeres de la Coalici6n, sino además participaron el PCM y el PAT, los comités
femeniles de la tendencia democrática,la sección calorce del sindicato de Salubridad
y Asistencia (Hospilal General), la Unión Nacional de Muj eres Mexicanas y el STUNAM.
Lo trascendente del acto señalado fueron no sólo los debates que se desalaron en
lomo a la lucha feminista, sino además se elaboró un anteproyecto para la constitu-
ción del Frent e Nacional de Lucha por los Derechos de la Mujer En éste,
se exponían como objetivos: el estudiar la realidad económica, política y social de
las mujeres mexicanas: unificar los esfuerzos de todas las organizaciones poHticas sindi -
cales que tengan como objeto central la obtención de los más plenos derechos de la
mujer; promover la aUloorganización de las mujeres: luchar por la obtenciÓn de los
derechos políticos, laborales de seguridad social, salud y educaciÓn de las mujeres.
y otros puntos como la lucha por los derechos humanos y las libertades polfticas.
contra la violaciÓn de los derechos de los niños y jÓvenes. Además se declaraba
2< Rosctín. Anloniela. "Femini.mo y la Reforma Pallli,a". R,.iJla •• 01. 6. 23. iunio·julio de
1982.p.4S.
lS Es importanlO .. ""lo, • de 1978. d ........ Y ..... p,c>.<nlaron plonlumicnlo de di<oIud6n de la
CoalkiÓOl de muje ..... Es,. """ho f ...... ¡u,,,,,,,,nlO el "".hado de un proc:eoo d. de,JU'" man::odo por t. ni.I.""i.
de 1 .. PUlln.,. in'cm.,. que '.nr. n '" o";s.n en 1 .. di>!in'''' YO"ien' .. de opini6n; en < ... n'o . l. orpni,..,ión inlOma.
loo pi..,., de lOC,ión y la polili,. d •• Ii. n ....
125
e J.PVr¡ghL:j m alE
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
EL CO!'ITENIOO DEL FEMINISMO MEXICANO EN LOS AÑOS SETENTA
USledes creen que cualquier mujer común y corrienle que tal vez se unirla a un grupo de
mujeres que luchen por el abono lo haría igual al ver las banderas rojas con el signo
comunista ... las mujeres que se movilizan con consignas de la izquierda no necesitan a
las feministas. A las que nos urge llegar es a las que la izquierda no logra movilizar
incluyendo a las que se podrían asustar de ver las banderas rojas.
JO
Nuevamente se presentaba en las feministas el debate, ya viejo, respecto a las
formas de alianzas con los partidos de oposición:
Es muy difícil decir cuál es el problema fundwnental en la relación enlre el feminismo
y los partidos políticos ... su manejo implica lanlas cosas: ¿hasta dónde se puede traba-
jar conjuntamente? ¿es imponante táctica y estrattgicamente hacerlo juntos?,
impli ca una alianza? ¿como aliarse con diferencias tan grandes (un pequei'lo grupo de
feminislas con un panido de masas)? Si hien el feminismo ha lenido una importancia
incueSlionable en el nivel teórico. su dispersiÓn y su número reducido determinan su
debilidad. Para mi. como para muchas otras ha sido crucial la fundación del frente y el
trabajo en ti: el feminismo es ya una realidad política viva en los partidos. Pero ¿y el movi -
miento de las mujeres? La duda estA en cómo trabajar. cómo enconlrar losjustos cauces que
permitan a las mujeres su aUloOlganización.
l l
El problema fue que en la práctica, las feministas del Frente no lograron ídemifi-
car y, por tanm, canalizar esos cauces, el peso polflico y numtrico se imponía a travts
del PRT y PCM que cada vez expresaban con mayor agudeza sus pugnas polfticas. Un
hecho que nos permite idemificar clarameme los niveles alcanzados en esta pugna
partidaria se muestra en la campaña de agitación que se realizó por la despenalización
del aborto. Habíamos mencionado que el proyecto de ley iba a ser presentado ante las
Cámaras por el PCM, lo que significaba para el Pfl.T apoyar polrticamente una iniciali-
va que no emanaba de este último, por tanto, los militantes del PRT sabotearon la
campaña y ellpresaban: "Ha sido precisamente la lucha por la despenalización del
abono, la que ha permitido al PCM atraer a las feministas e imponer su polftica refor-
mista debido a su venlaja objetiva sobre el PRT de tener curules parlamenrarios".
Panidariamente no interesaban los logros polfticos-sociales que se alcanzarían con la
legalización de la maternidad libre y voluntaria. Lo único verdaderamente trascen-
deme era anteponer a cualquier proyecto poHtiCO de masas los intereses del panido.
Ante estas circunstancias. sobreviene el desencanto de las feministas, la realidad
demuestra que la unión entre la lucha política-social de las mujeres, se encuentra
)(1 Lamo>. Manh .. y orgoniuciOMo polí, ico> do FEN. vol. 6. 17. fobre, ...
monod<19HI.p.36.
JI Lamas, Manho, p. 37.
129
CJPYnghted matenal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
El llamado a la unidad se enarbolaba hoy mediante la idea central de autonomía
frente a los pan idos y sindicatos. Este hecho era fruto de la experiencia de la política
de alianzas vivida y fracasada en el FNALlDM. Bajo la perspectiva de unidad y autono-
mía del movimiento feminista se llevó a cabo, en abril de 1982, el Primer Encuentro
del que emanó la Coordinadora de Grupos Autónomos Feministas.
En esta Coordinadora participaron grupos que haMan surgido en provincia como:
el grupo Cihuatl de Monterrey. Mujeres de Culiacán, Colectivo Feminista de Colima
y el grupo Ven Seremos de Moreha. Asi mi smo, el grupo Autónomo de Mujeres Uni-
versitarias (CAMU), LAMBOA, CIDHAL, Oikabelh, Grupo de Mujeres del Chopo, Colec-
tivo Feminista, la Revuelta.
Con el surgimiento de esta nueva instancia las feministas se dieron a la tarea de
crear un directorio para integrar adecuadamente la lucha; de elaborar un boletín y
de impul sar grupos de representantes en cada región con el objeto de tener infonna-
ción y comunicación en todo el pafs. Pese a la buena voluntad de muchas militantes
de vigorizar al movimiento los conflictos, las diferencias no tardaron en expresarse
..... ya en el 20. encuentro se manifestaron diferencias de todo tipo: en los objetivos y
concepción del feminismo, en las fonnas organizativas, en la manera de concebir la
dinámica de los encuentros", Y como telón de fondo estaban el desgaste de los anti-
guos grupos: la apari ción de feministas independientes o "no organizadas" (producto
en gran parle de la dispersión): la presencia de grupos de lesbianas que luchaban con
dificultad por el reconocimiento y la aceptación de las feministas heterosexuales y,
por encima de lodo, una lucha encarnizada por preservar los espacios ganados.
Una vez más el movimiento nos muestra la carencia de ejes y acciones precisas
que dieran las bases para levantar un movimiento unificador. Pareciera, bajo todo lo
descrito hasta aquf, que la Coordinadora fue el intento de crear y fomentar la "unidad"
frente al avasallante poder de la di spersión de su organización, disimil concepción de
lucha entre los militantes del femini smo.
El intento de unidad que se expresó a travl!!s de la creación de la Coordinadora
presentó una vida muy cona, tal organización se reemplaza más tarde por Red Na-
cional de Mujeres cuya tarea principal era mantener una instancia de comunicación
entre los grupos que siguieron trabajando en sus sectores de fonna independiente,
Red Nacional, promueve y auspicia los encuentros de mujeres en 1983 en Colima, en
1984 en Michoacán y en 1985 en Mtxico, tales eventos dieron cuenta de pocos frutos
ya que el movimiento segura empantanado en discusiones ya de por si bizantinas
para el momento polltico imperante.
Bajo este panorama poco halagUeño y de repliegue para el movimiento, algunas
feministas dan matices distintos a su labor, ahora su militancia está pautada por
ritmos y rumbos diferentes. Tenemos asf por ejemplo a aquellas que se dedican a la
investigación y a la academia que realizan y difunden su quehacer principalmente en
136
C.vynghted material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
de una heterogeneidad de campos en conflicto anteriormente constreñi-
dos a la existencia de las clases sociales, Lo cual no significa que las relaciones de
clase dejen de ser importantes, pero, éstas hoy deberán ser comprendidas para su
enriquecimiento a la luz de una variedad de sistemas de generacional.
que revelan relaciones de dominación o subordinación,
Precisamente, por el carácter multidimensional por el que atraviesan las relacio-
nes sociales, la concepción de polflica en los nuevos movimientos sociales y particu-
larmente en el movimiento de mujeres, adquiere un sentido diferente, Si reconocemos
la presencia de una concepción del poder que no sólo se refiera al ámbito público-
estatal, sino que además recupere la de relaciones de poder asimétricas
1
que sugieren que el campo económico no se constituya en el fundamento por
cia del poder, sino que éste al mismo tiempo sea explorado en la política, la ideologra
y la cultura a lo largo de todo el tejido social, actuando al decir de Foucault, como hilos
invisibles que cruzan las relaciones sociales tanto en los ámbitos públicos como priva-
dos,la concepción tradicional de lo que es la polftica se amplía permiti éndonos explicar
otras dimensiones que permean a los movimientos sociales: " .. .la polftica comi enza
entonces a abarcar todo acto de transformación de las relaciones de poder allr donde
se ejerzan, todo acto de transformación de la organización social y de la vida
cotidiana .. ,",'tal acto de transformación se realiza, según Foucauh, por aquellos
sobre quienes el poder se ejerce, son éstos los llamados a resistirlo y a definir los
métodos, lugar e instrumentos de lucha adecuados, El sujeto social aparece enton-
ces como un ente dinámico, que traba compromisos, opone resistencias, fija lfmites,
causa rupturas,'
El acto de transformación al que son llamados todos los sujetos que tienen relación
de poder asimétricas, es un acto que supone un trabajo colectivo ", .. no existe un solo
sujeto histórico que enfrente y transforme estas relaciones en nombre de todos los
oprimidos sino más bien reconoce la existencia de una multiplicidad de sujetos quienes
desde su especffica opresión, cuestionan y actúan para transformar su situación".'
Un aspecto más que resulta enriquecedor en los nuevos movimientos sociales, es la
forma de acercamiento a los sujetos sociales, Ésta se encuentra hoy pautada por la reva-
lorización de la persona humana y por el reconocimiento del valor de la experiencia
2 hobl. <le .. Ia.::ionoo ... imór,ias .. lo planreado por Hobo""u w".o6Io exi.ren .. I..,io ..... ,imórri .... cuando
lo< njero< '1"" ... Ii zan una di..,u.i6n t rio. panicipan en oomo i, .. I .. y deorhn 1"" mi."..,. ""os <le lenguojo
sin ninSUIlO p..edo """m' 01 p<><Ier p ..... l. o impone' .... orireri""W (Cfr. Jung<:n I/oborm ..
(ed. ), Ttor(u d. la pp, 101· 104.
1 Va'P' V.lenre, Vi"i.i., "El Aporte <le l. Reboldr. <le 1 .. Mujer .. ". Cenno <le la Mujer »eNana "RGt. Tri"an
w
,
en JorllaJo. de 1986, p. 4.
, Foucoulr, Micll<l, UII di6/0l0 sobro .1 pod." M. drid, Ali"" .. •• 19U. p. 76.
S Vorgllll V.,ibid."" p, 4.
144
::.pynght :J
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
EL CARÁCTER DE LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES ...
y la muerte sólo hubo un fuerte movimiento de tierra, todo se cayó y tambitn la venda;
ahora a los patrones les costará mucho engañamos, sabemos que la unidad y la lucha
serán nuestras mejores annas.
14
Este Sindicato constituye uno de los principales intentos en nuestro pafs que apun-
tala no s6lo a ampliar la estructura básicamente masculina que impera en los sindi-
catos, sino además provee de ellperiencia a otras mujeres asalariadas para que luchen
y presionen por sus propias demandas.
El segundo ejemplo, aquel que nos da cuenta del nacimiento organizativo de las
trabajadoras domésticas, ellpresa aun una lucha incipiente no por eso menos im-
portante. Como sabemos, en nuestro país, una de las formas de empleo que mayor
concentración femenina reporta es el servicio domtstico, en esta actividad podemos
observar con claridad muchas de las injusticias laborales que se ha mencionado aquf
pues no elliste legislación alguna que norme la jornada de trabajo, salarios y presta-
ciones. Ante tal situación, en los últimos años se han dado variadas formas de orga-
nización en las trabajadoras domtsticas. (Es importante señalar que la lucha de tstas
es muy amplia y dificil, por lo que requiere de un constante contacto con eHas para
buscar formas de aglutinamiento que permitan intercambiar sus problemas como
trabajadoras y sus inquietudes por mejorar sus condiciones.) Desde aquellas que
intentan agruparse en un sindicato, a otras menos formales que tratan de reivindicar
el prestigio y el salario de su ocupación.
En Cuerna vaca, Morelos, a la fecha se ha logrado que un grupo de trabajadoras
domtsticas tenga sus propias formas de lucha dentro de la cobertura del Centro 50-
cial"Casa Hogar". Entre sus principales demandas encontramos: jornada laboral de
8 horas diarias, salario mfnimo, dfas feriados libres y pagados, aguinaldo, indemni ·
zación. seguro social, dfa y prima vacacional.
Desafortunadamente, la práxis organizaliva no es el común denominador de las
mujeres en nuestro pueblo. Podemos por ejemplo. señalar el caso de las mujeres que
trabajan en la Para las maquilado ras una de las condiciones fundamentales
l' Te"imonio de una "", rure",- en Conrpa';tru •• ndm. 1 J • .ep,iemb<e de: Müico. Mujer<:. pa,a el
Oi 'lo&o, A. C.
" Un tipo de indumia que ... ho venido de.arrollando aute,adament. en 10$ .himo< 1ft"" y '1"" , .. ponde o 1 ..
"ueVI' 'endenei •• de ""umuladón de capilal enlTe l •• 4ue 5O inseribe l. ",,"va divi,ión internaeional dellTabojo. e.
lo moquila de pane. y componente. de p,odueto. te,minado. pa,. me,codo. utranjero., en el c""o de
"u."ro poi. "01" ... ha impue'l" ,rada. a lo abundan'" y borato mano de cm.
Lo proporción de fuerza de lrabajo remenino m",icana que participa en la maquilo de produc,os elhnieos y
el«1TÓnk"" e' alr<:de<lOl" del 80'11>. La concenuaeión de 101 .. ;ndu'tri .... da fund..,.n,alment. a lo largo de 'oda ¡a
faja con 1"" Eo,ad"" U"ideo. f'<l, ejemplo, en la ciudad fron,,,,i:a, Ciudad lu""" Chihuahua, p .... 195 I
ui"ran 121 plont .. ",aquilodor .. (de capi'al noneamericono en IU tOll]idadj de 44000 mil trabajodo", •.
6O'l. era:! mujr"".
151
JPV gh! :JmalE
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
EL CARÁCTER DE LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES ...
tomo a un patrimonio que trasciende las divisiones de clase; que defienden las vidas
que han dado y las vidas que companen.
Al incursionar en los Hmites de lo privado para entrar en 10 público, las mujeres no
sólo traspasan las fronte ras de lo permitido por las dictaduras, además, trascienden
históri ca y socialmente el papel tradicional que les ha sido asignado. Al defender la
vida de sus esposos, padres, hijos y hermanos se oponen a un principio irrenunciables
para la lógica militar: el aniquilamiento necesario y forzoso dellransgresor. La con-
tra ofensiva femenina es también idelógica: denunciar a los desaparecidos, tortura-
dos, muenos y presos es rehusar a la aceptación de la amenaza del terror institucional
impuesto en lo cotidiano. Es negar conscientemente la legitimidad del orden propues-
to por los militares; es demostrar que el ene migo no es externo a la nación.
En las dictaduras militares de los pueblos argentinos y chilenos, las mujeres han
tenido un papel prOlagónico y desafiante, las locas de mayo:
( ... ] un grupo de mujeres paulaTinament e engrosado. comenzaba a dar vueltas en cfrcu-
los; de diferentes edades. sin que el sol , el calor, el frío o cualquier elemento de la
naTUraleza las amilanara, daban vuelTas, la cabeza, cubiena con un pañuelo blanco [ ... ],
nada más activo que esa marcha silenciosa. Sin darse cuenta. esas mujeres convertían
un atributo. Ser madres en la pasividad, la resignación, la calma o cualquier otro eSTado
que interprete la necesidad de excluir a las mujeres; en una acción fuerte, decidida
poHtica que por mucho tiempo tendrá que ser presentada como [a más ejemplar y tal
vez la única posible en el conte¡¡to de un Estado castrense que pretende confi gurar una
sociedad castrense,19
El carácter polfti co de la acción de las madres uniéndolas bajo la categoría amplia
de la maternidad ha sido una muestra ejemplar de lucha por la defensa de la vida, por
el derecho a vivir. En esta lucha, las detenciones masivas, secuestros, intimidaciones,
apremios físicos, psicológicos y morales han sido métodos de las juntas militares
para destruir y silenciar a las madres.
La protesta social también se deja sentir, en la cárcel las mujeres se organizan
para exigir mejoras en la comida, atención médica, realizar trabajos colectivos, reparto
equitativo de ropa,

( •.• J las presas logran desmontar maniobras de las autoridades penitenciarias para divi -
dirlas, logran canalizar la impotencia y la rebeldía en acciones eficaces, mediante el
reehazo, la presión y todas las formas que el ingenio ponga al alcance consiguen mejo-
rar las condiciones inTernas o acercarse a la libertad. En cada aceión en cada gesto y
,. Mercldo. Temu .... Argonli na: elogio d<> ti t""u"'··. en FEM, va!. 111. 12. enerolfebrero d<> t980.
p. 22.
155
CJPVllgh! j malE
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSASÁNCHEZQLVERA
vivienda, servicios públicos, equipamiento, en síntesis nos dice Massolo,' necesidades
ligadas a la reproducción de la fuerza de trabajo,
El carácter de las movilizaciones generadas por las demandas de vivienda y servi-
cios dio origen a organizaciones independientes cohesionadas por militantes de iz-
quierda que impulsaron la incorporación de las masas populares a una lucha colectiva
que hi ciera frente a la carestía, a la sobrevivencia. Las acciones más combativas
persistent es y generalizadas en el movimiento urbano popular (Mur) en los últimos
años han sido precisamente aquellas que se desarroll an en tomo a la lucha por ganar
y defender un terreno donde construir una vivienda, sus protagoni stas guardan di s-
tintos lugares en las relaciones sociales de producción; hay desde el proletariado
industrial , vendedores ambulantes, taxi stas, billeteros de loterfa, locatari os de mer-
cado, obreros de la construcción, comerciant es hasta campesinos migranles a la ciu-
dad. Encontramos así que los movimientos urbanos se nutren de la gran mayoría de
la población subempleada en actividades inestabl es, con bajos ingresos, y al margen
de cualqui er prestaci ón social.
Ante tales condiciones para los numerosos contingentes de obreros y migrantes
rurales se presentan dos úni cas alternativas para sati sfacer su asentamiento: la inver-
sión o la compra de terrenos ilegales en la periferia, carentes de todo lipo de servicios
e infraestructura urbana.
La invasión de terrenos se constituye en la palanca movilizadora de colonos no sólo
habitantes del D. F. sino tambi6n de otras regiones. En los primeros a ~ o s de la d6cada
de los setenta se registra un gran n(¡mero de invasiones en el D. F. , el Edo. de M6xico,
Puebla, Monterrey, Chihuahua, Guadalajara, Torreón, Durango, Zacatecas, Morclí a,
Quaca y Mú ida.
6
La invasión se acompaña y apoya de la lucha que dan los obreros campesinos y
estudiantes, alianza que dibuja al movimiento fuerte y desafiante frente al control
partidi sta, expresando al mi smo tiempo la incapacidad del Estado para sati sfacer la
demanda de hábitat.
Los primeros años de los setentas dan muestra de la efervecencia y generalizaci ón
de fonnas de lucha y organización basadas en la participación masiva de los colonos.
Marchas, mítines, plantones, comisiones masivas tomas de oficinas refuerzan y pa-
tencian las tomas de lotes, las huelgas de pagos la exigencia de instalaciones públi-
cas, experiencias lodas que nos dan cuenta de nuevas prácticas y lenguajes en las
relaciones cotidianas de la colonia " .. .solidaridad, democracia, conciencia, aulonom(a
l Manolo. Alejandra. -l ... muje,.." en 1", mo.imientoo _illes.lII"bu>o<.x 11 ~ i u d a d de Mexico··. "1'. NI .. p. 134 .
• "'Un nu. ' o f",me de luchl"'. PMmo Cr llico, 1110 xt. núm. t 23. mino de 1982.
162
e JPY ghte--:J m ate-r al
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
marido, la familia; hasta el cambio en ellas mismas. Las !fneas que a continuación se
presentan pretenden dar cuenta de los procesos y luchas en las que ha estado pre-
sente la mujer colona. estos nos explican por sí mismos porque las mujeres son
columna venebral del movimiento.
Nacimiento de la Regional de Mujeres del Movimiento Urbano Popular
"Compañeras, este 26 de Noviembre (1983) pasará a la historia del movimiento popular
revolucionario, como un día memorable ... le ha IOcado a nuestro moviminuo lOmar en
sus manos el impulso de la lucha por reivindicaciones de las mujeres a nivel masivo".
La CONAMUP definió con claridad en su IV Encuentro Nacional, que la columna venebral
del movimiento urbano, son las mujeres. Este acuerdo es un reconocimiento al indiscutible
lugar que ocupamos en el proceso de lucha social ... llamamos a todas las organizacio-
nes de masas de este país a impulsar la organización y demandas de las mujeres: quere-
mos construir potentes organizaciones de masas que luchen codo a codo con el conjunto
de las organizaciones democráticas con una perspectiva socialista. La revolución no
será posible sin la panicipación de las mujeres. La revolución no será posible sin la
liberación de la mujer.
19
Este encuentro marca el inicio de una nueva dimensión del MUP. la presencia orga-
nizada de las mujeres en movimiento, el encuentro inicia un proceso que las llevaría
a largas y penosas reflexiones acerca de su ser oprimido. Es primera vez, en el
escenario de los ochenta que las mujeres se reúnen para hablar de temas que las
involucra directamente: mujer y familia, mujer y trabajo, mujer y colonia, mujer y
organización, mujer y situación aClUal, son temas cuyo contenido se construye bási-
camente de su cotidianidad, de su ser mujer en la periferia.
En el encuenlro panicipan la mayoría de colonas, la temática da para que cada
quien hable de sus propias vivencias, saque a luz pública su vida privada, intercambie
con las compañeras que el desgaste de las labores domésticas es un hecho común
para todas, que la violencia y los golpes del marido lo viven todas y cada una a flor
de piel. En síntesis, el encuentro para las mujeres colonas representa un espacio en
el que irrumpe la vida privada, en el que brota su problemática especffica de género,
fue un evento en el que se vislumbró que lo personal es polftico y que los problemas
de la vida cotidiana de las mujeres deben ocupar un papel en la esfera pública y
política. Con otros ritmos, en otros espacios y en otro momento tales reflexiones
)9 Fr_smento del diocun;o de inauguradón det Encuentro de Mujere. del MUP, rulilado por loo dJas 26. 27 Y 28
de no.iembre de ]983 en a] ciudad de Duralllo.
170
CJPY Igllted maJeríal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
,.
ALMA ROSASANCHEZOLVERA
En esta conexión que se empieza a dar entre la diversidad de grupos de mujeres,
las ópticas con las que se observan unas a las olras son notablemente distintas, por
ejemplo, las feministas advierten un gran potencial organizativo en la Regional, ins-
tancia con la que pretenden establecer alianzas. Las colonas de la Regional miran a
las feministas con serios recelos, se enconchan y obstinan en mantener la autonomfa
y dirección de su movimiento, predomina el temor de que el movimiento y la organi-
zación pretendan ser arrebatados por grupos feministas o mujeres de partido. haciendo
así uso polÍlico de la organización e imponiendo enfoques y dinámicas que no han
sido asumidas por las colonas. Algunos testimonios nos constatan esta idea.
Hace seis años aquí en San Miguel, no podíamos hablar de feminismo, haciamos cruz-
cruz, pensabamos que todas las feministas eran lesbianas. Pero hoy hablamos con las
compañeras, sino de feminismo como tal, si de liberación de ¡as mujeres, de que tene-
mos que ir buscando los canales para esa liberación."
En el desarrollo de la Regional yo veo como tres etapas muy importantes al principio
framos muy sectarias, pero era algo justificado siento que el temor de que se apropiaran
de nuestro movimiento, y por otro lado, era como el temor propio, el miedo de no saber
bien claramente cuál era nuestrO proyecto eso hada que vieramos muchos fantasmas.}1
Muchos compailero. decfall que en la Regional de Mujeres son puras feministas pero
nunca te dedan por quf, cuando empezamos a cuestionar a los compaileros de que no
estabamos de acuerdo en que golpearán a las mujeres, ellos nos acusaron de feministas.
de que nosolras tramos [as que dividíamos el movimienlo y no es así, nosOlras nunca
manejamos que fuframos feministas. Lo que queremos es participar igual que ellos,
tener espacios y derechos en el movimiento al fin y al cabo lambifn estábamos en el
movimiento.
JJ
En e fecto, un hecho que caracteriza a la Regional en su primeros anos es la resis-
tencia a establecer alianzas (en gran medida atribuidos a prejuicios y desconocimiento)
con las feministas, será casi hasta el final de la década en que su postura cambie.
La Regional de Mujeres se fue ganando paulatinamente un espacio polftico dentro de
la CONAMUP. Justamente su fase de construcción y crecimiento coincide con una eta-
pa en la que el Estado toma la ofensiva y reprime a diversas organizaciones populares,
JI Enlre"i"a reali • .,¡. por Gioell Espin .... y Atma S'""hu _ Mlrfa El,,",.
Jl Enlre"iOlo reoliud. por Alma S,"che. a Victi. colon .. de -Ermi l. Zarasozo- y mililonle de l. ReSional •
• &0",0 de ] 988.
¡¡ Ennevi.uo real izado por Alm. Sónchez y Gioe l. Espinoso" Zcl>lid •. colona de la -Fel ipe A n . e l e s ~ y miliwlle
de 1_ Resional dc Mujere>. diciembre de 198M
176
CJPYnghted matenal
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA
acusan al movimi ento de "sectario", "pequeño burgués" y "separatista", conminán-
dolo a la llegada del socialismo para que la silUación cambie.
Pese a[ cerco denigratorio de muchas de estas críticas y de la utopía de izquierda,
el movimiento consigue que amplios sectores de mujeres hagan suyos los planteamien-
tos, a(lteriormente sólo aceptados verbalmente o vividos con sentimiento de culpa.
Es innegable que el movimiento feminista marca una huella en la cultura poUtica
de nuestro país. f:sta no sólo se expresa en: la apertura académica y de investigación
sobre la condición femenina, la difusión por la radio y la televisión de programas que
denuncian, ejemplifican y explican los di versos rasgos que adquiere la opresión de la
mujer, y en la realizaci ón de eventos cuhurales, foros y congresos que permiten inter-
cambiar experiencias y unificar esfuerzos en una lucha común. Más allá de todo
esto, pensamos que la Irascendencia del feminismo se concretiza en la revelación de
nuevas formas de hacer política en tanto hace una recuperaci ón de los problemas
de la vida cotidi ana vinculándolos con las relaciones sociales de poder que se mani-
fi estan en la esfera privada y en [a esfera pública. El planteamiento de las feministas
de hacer "polftico lo personal" desentraña y denuncia las formas de dominación que
se ejercen en la vi da cotidiana de las mujeres y expresa que en el ámbito público la
dominación se ejerce por exclusión.
Las mujeres se encuentran excluidas, no pueden influir en las decisiones que defi-
nen la concepción y procedimi entos mediante los cuales se organiza la esfera públi-
ca. De este modo la lucha de las mujeres exige que sus demandas ingresen al espacio
del debate y la negociaci ón polftica, lo que hace que su lucha sea envuelta por una
dualidad de militancias: como trabajadora y madre y otra como ciudadana y esposa.
Bajo estas circunstancias, en [os inici os de [os años ochenta, irrumpen en la soci e-
dad mexicana acciones colecti vas de mujeres que enarbol an demandas que no nece-
sariamente panen de su condición genérica, son acciones que transcurren en diversos
espacios sociales, y en [as que sus sujetos presentan una composición social distinta,
a la del movimiento femini sta; son trabajadoras, campesinas, colon as, la mayoría sin
una escolarización superior a tres aftos de primaria las que protagonizan la heteroge-
neidad de movimientos de mujeres que se suscitan en nuestro país. Es común que en
estos movi mi entos los fines y organizaciones se finquen sobre intereses y necesida-
des que la mujer tiene como clase, posponi endo para el mediano y largo plazo sus
demandas como género o, bien incorporando en sus intereses de clase a los de género.
En la Regional de Mujeres del Movimi ento Urbano Popular, instancia de mujeres
que se analiza en esta investigación, podemos corroborar como en un primer momen·
to las demandas de las mujeres son aquellas que les resultan más apremiantes, de-
mandas que incluyen la satisfacción de necesidades de consumo colect ivo, pero que
al mismo tiempo y de manera implfcita tienden a hacer menos extenuante la labor de
la mujer en la esfera privada, expliquemos.
184
CJPY Igllted material
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his
book.
.... ".fI".lnl" 1<1111111",1

e Alma Rosa Sánc hez OI~D
e Escuela Nacional de Estudios Proresionales Acallán
CI Universidad Nacklnal AulÓl'lOl1\ade
~~ico

(UNAM)

e PJau y Valdts. S. A.. de C. V .
Durchos eJlcl usivos de edidón reservados para

PIau YvaWs. S. A. de C. V. Prohibida la iCpo'Oducción total o pardal por cualquier medio sin autorización
escrita de los editores.

Editado en Mhico por P1aza YValdk, S. A. de C. V. Manuel Maña Cootreras nUmo73. CoL San Rafael MWoo,D. F.06470, TeL .5097·2().70
editoñaJ@pLazayvaldcs.com ISBN: 971). 722.Q54.ó
Impreso en MI!",ico I P,i"ttd ¡ti Maleo

ÍNDICE
I ntroducción . . . .. . " . . . . " . . . . . . . . . . , . , ..
o• • ' " o ., . " , ."" , . " " ,

JI

l . Contexto Internacional: 1960, década de ca mbios y surgimie nto del movimient o feminista . . . .. .. . . .. , . . . .. , . , . .. . . " . 15
Estruc tura org an izatí va del mov ¡mi cnto (c mi n ista .. . ... . . . .. . . . . .. . 18

El carácte r de l femj njsmo a fi nales de lo s seseDla . .. , . . , .. , .. . , . " J 8 Hacia la organ izac ión feminis ta: "Lo personal es po lftico" . . . . . . . . . .. 19 Orientacio nes poifticas de l movimiento fe minista: liberal, radical socIalista . .. . . . . .. . . . . .. . . . . . . . . . • .. • . . . . . . . . • . . . . . 2 1 11. As pect os t eó ricos qu e sostie ne n el fe minismo .. . . .. . . . . . . .. . . ... Patriarcado y capitalism o . .. . . . . .. . .. . . . .. . .. . . . . . . . .. . . . . . . . . . Explotación y opresión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . .. . . La importancia de la familia en el capitalismo . .. . . . . .. . . . . . ..... .. La famili a, ámb ito de socialización . . . ... . . .. .. . .. . ... . . . . ... . . . . . Socializaci6n sexual: sexo- tne ro . . • . . . . . . . .. . . • ... . . •. . . . . . . ... . La relación entre patriarcado y sistema sexo-géne ro ... . .... . .. .. . . . La subord inación feme nina en la famili a .. , .. .. .. .. , .. , .. , .. , . .... Mujer y tra bajo do méstico . . . .. .. . .. . .. . . . . . . . .. . . . .. . .. . . . .. . . .
UI, La mujer latinoamericana : a usente en el desarrollo econó mico

Z7 27 3I 32 34 35 35 36 38

y social del contine nte . . . . . . .. . . . . ... . . . . . .. . .. ... . .. . . . .. . .. . . . 43 Los avatare s del moy imiemo femin ista en América Latina ,., .. ... . .. 45 La luc ha por el sufragio: batall a comú n de las mujeres I t' . ~ "Qu isiera tener 45 año~ para ya no tene r más hijos": Las m u'eres en Bolivia . . . . . .. .. . .. . . . . . . . . .. . .. . . . . . . . . .. . . . . 48

CJPYnghled material

. .. . .... . 50 53 56 59 62 63 IV. . 66 Demandas y form as de organizaciÓ n de l Frente Ún ico Pro IX rechos de la Muje r . . . 11 6 117 .. . ..... . .. Las diversas vertientes de lucha en el movimiento de muje res .. . . .. . .. Reca ilulaciÓn . . .. . . . . . .. . .. .. .. . .. ... .. .. 88 Condiciones estructu rales y momento político: surgim iento del fe minismo .. . . . . . .... . . . . .. . ... . . .. . . .... . ... . .. . . . . .. .. . ... 103 El feminismo mexicano y la coyuntura sociopoHtica .. .. . . . .. .. .. .El feminism o en Bras il: ". ... .. . . .. .. . .. . . ... . .. . . . . . .. . . • . . .. . • .. . . . . . .. ... . . . . . . . .. . ....• . . . . . . . .. . . . .. . . . . • .. . .. . . .. .·imie nto de m uj er es . . El car á cter de los nu evos moy imle nt os sociales: el m oylmie nt o d e las mujer es en los anos ochen ta . . . . . . 106 V. . . . ..... .'ccso a la educaciÓn· e l ca so femen ino . . . .. . 99 A. ... . . . ... • . . . . . .. ... . ... . ...... . .. . . . . . . . 6 5 La his toria que ~ reco rre desde el porfiria¡o hasta la ubtenci6n del VOIO femenino en 1953 . . . .. .. ... ..... . . . .. • . . .... . ..... . . ... 11 3 Las organizaciones fe mi nistas en México . ... .. . . . . • .. . . . 120 El F"DLDM : hacia la polfti ca de alia nzas y el dese ncanto de la lucha fe minista • . . Las m ujeres en lucha a pesar de los m ilitare s: Argen tina. ... ' 97 Ins erciÓn de la población económicamen te ac ti va femeni na en el desarrollo jndustrjalizador mexjcano .. .. .. .. Chile ¡Aqu! no se rinde nad ie! El movi m iento de mujercs cn la Revol uciÓ n n icaragü en se . . .. ... .. . .. . ¡Hay que desmitificar al femin is mo ! . .•.. Mujer y lucha en el ámbito laboral . ... . . . . . ... . . . . . . . . . . .. ... ... . . .. .. . . . . ... ... . . .. . La p rese ncia del reminismo m exicano: 1970 .. . • . .. .~ e organizan la§ mal amadas" ..... . .... .. .. . ... .. .. . ... . .. .. . • . . .. . .. . .... ... . . . ... . . . . . .. .. ... .. .. . . . • .. .. . 14 3 145 147 149 152 CJPY ghte"J materal . . . . .. ..... . ... . . . . . . ..... . . . . ... . . . . .... . ... .. . El conte nido del fe mi n ism o m ex jca no en los a ñ os setenta . .. .. . . .. . ... . .. . . .. . .. . .. El movimiento de muj eres . . . • . . . . . . La lucha por la sobrevivenci a: la lucha de l a~ mu jeres enpení .. ... 133 VII. . .. • ... .. . . . •. • . 126 m O Y l m) emO ~m LO lsta VI.... . .. . ... ...... . . . . .. • . . La mujer campesina e stá en la lucha . . . .. . De la praxis remi nista a l mo. . .. . . . .. .. . .... ... .... . .. .. • .. .. ... ...

La revitalización del MUP y e l surgimiento de la Coordinadora Nacional del Movimiento Urbano Popular (CONAMUP) •• •• • ••..... 159 161 165 168 170 172 Conclusiones ... . . .....•.. . ... ... . Las mujeres colonas: presentes en la lucha del Movimiento Urbano Popular . ... .. . ........ ... .. • . . .La lucha de la mujer en la defensa de la vida y los derec hos humanos . ..•...... .. . . .... . ..... • . •. Nacimiento de la Regional de Mujeres del Movimiento Urbano Popular . .. ... .....• . • ...• .. . . ........ ... .. ..... .... ... .. .. 181 Bibliografía . .. " 194 CJPY ghte"J materal . .. .. 156 VIII.• ••• • Breve semblanza de la Regional de Mujeres del Movimie nto Urbano Popular . .. ....... . . . .. . ... ....... .. . ..... . ... .. .... .... /.. Las vicisitudes e n la construcción de la Regional de Mujeres .. ..... .... ... .. . •• .... .. .. ... .. •. .•.... .. ... .. . Movimie ntos urbanos y crisis ..... .. .. .. .. . ... .. . ... ..... .... . . . ......... . . •. .. . . . . ..... . .. . ... ..•..• .. . ... 189 Fuentes hemerográfi cas y documentos . ... . ... ... .... .... .•.. . ... . ....•. ..•... . ••. ..... ..... . ....... . .. . . .. . •• . . 154 Mujer y partidos polflicos . .. 191 Entrevistas ..... .. . .•... . ... ........... ..

estas mujeres con graves problemas de sobrevivencia intentaron por todos los medios vincular la lucha de clases con la lucha de género. si bien. ~ste se explica si consideramos lo siguiente: a partir de 1970 la panicipación social de las mujeres a trav~s del movimiento feminista comienza a dibujarse en nuestro continente. la impetuosidad de las mujeres empieza a abrir brechas y a buscar camino en organizaciones y movilizaciones en las que la lucha de g~nero resulte también prioritaria. ideológico y cultural: el periodo que comprende la obra abarca de 1970 a 1985. su presencia pública logra imponer paulatinamente cierto arraigo de lucha y movilización en las mujeres por las demandas de g~nero. el discurso ideol6gicocullural que e narbola el significado polÍlico que adquiere el espacio privado y fun - E l estudio de la situación de la mujer en el mundo occidental es una temática que cobra relevancia en el transcurso de los años setenla. en ambos casos se intenla destacar cómo se constituyen los movimientos de g~nero y cuál ha sido su trascendencia en la sociedad en el plano polftico. En este sentido es objefO de la presente investigación re fle xionar acerca de los avatares polhicos e ideológicos que se suscitan al emprender las mujeres una lucha especffica de género. Asr. este hecho halla su damentalmente la nueva perspectiva con la que se analiza el género femenino. nuestro país fue escenario de un vigoroso desarrollo de la contienda social por trasfonnar las relaciones de género. y a lo laIXO de toda la década. La amplia gama de experiencia y movilizaciones constituye a las mujeres de las clases " CJPYnghled material . En la primera mitad de los años ochenta. a diferencia de las feministas de los años setenta. Pero ahora son principalmente mujeres del pueblo quienes protagonizan y encabezan esa contienda. su desarrollo organizalivo y polftico no es homogéneo. en medio de las dificultades y contradicciones que provoca ese vrnculo. La investigación que presentamos revisa las diversas fonn as de panicipación social de las muje res en América Latina y panicularmente de México. para la primera mitad de los años ochenta.Introducción explicación en la insurgencia del movimiento feminista.

Hacer público los problemas (de la esfera privada. en breve generar su memoria histórica c reemos será producto de nuevas investigaciones. en 12 JPV gh! j malE . lo cual las conduce a reflexionar sobre las distintas formas de opresión del género femenino. • La participación social de las mujeres en las primeras cuatro décadas de este siglo se caracteriza por no emprender una lucha abierta en pro de las demandas de género.ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA suballemas como nuevos sujetos sociales. b) Descripción de algunas formas de lucha social en las que panicipan las mujeres de América Latina en los países del Cono Sur. se desarrollan los siguiemes aspectos: Análisis del origen. de la subjetividad femenina. en la d&ada de los ochenta. de la cotidianidad doméstica. al igual que sus antecesoras. Brasil. • Las demandas que plamearon las feministas dieron c uenta de una problemática revisada en la esfera del poder y la política. a) El análisis de estos aspectos nos lleva a plantear las siguientes cuestiones en la investigación. dJ Desarrollo del carácter y contenido en la heterogeneidad de movimientos de mujeres en México durante los años ochenta. La enarbolación de estas últimas logra su auge y desarrollo e n una coyuntura polflico-ideológica que incita la emergencia de movimientos contraculturales cuyos protagonistas en general impugnan y desaffan los parámetros de dominación impuestos por la cultura de la opresión. e) Revisión de la lucha social de las mujeres en México desde el porfiriato hasta la obtención del VOlO en 1953. no son activados centralmente por demandas de género. procesos organizati vos. Pero. No obstante. se caracterizan por asumir al feminismo como ideologfa de lo privado. • Los movimiemos de mujeres. llegando a impugnar cualquier tipo de dominación y a plantear la reivindicación de la mujer en tanto sujeto capaz de transformar su condición de opresión y de desmitificar su identidad de género elaborada desde el discurso de la cultura patriarcal. experiencias poHticas. Para el conocimiemo y análisis de los avatares polfticos e ideológicos a los que se enfreman las mujeres para e mprender una lucha especifica de género. Bolivia y Nicaragua. desarrollo y praxis del movimiento feminista en el mundo occidental. e) Análisis de la participación de mujeres colonas en el movimiento urbano popular a través de su participación especffica en la Regional de Mujeres del Movimiento Urbano Popular del Valle de México. identificar sus luchas.

INTRODU CC iÓN suma. sus efectos alienantes para la mujer y la lucha reivindicativa que han emprendido las feministas en tomo a esta cuestión. las luchas sociales en las que han intervenido junIo con los hombres. la relevancia que adquiere a travl!:s de los movimientos populares e l análisis de la condición especifica de la mujer y por último la recuperación de la nueva silUación que vive la mujer en procesos revolucionarios. los distintos procesos en los que se encuentra el movimienlo feminista. El primer capftulo se dedica al análisis de los movimientos contracluales surgidos en occidente durante los anos setenta. pero que la historia y el ejercicio del poder-la polftica. y su extensión a los sectores de las mujeres de las clases populares. Esa exigencia que ¡iene hoy la mujer por la defensa de sus derechos como esposa-madre y ¡rabajadora-ciudadana es. Ellercer capftulo prelende destacar la situación común de subordinación que viven las mujeres en Aml!:rica Lalina. y los desafíos unitarios a los que se enfrenta: la izquierda organizada. Destacamos algunos indicadores que nos 13 CJPY Igllled material . A continuación se analiza el papel que cumple la familia como instancia en la que se concretiza la subordinación del gl!:nero femenino y reproduce la ideología y la cultura patriarcal y como espacio que determina la división genl!:rica de la sociedad y su consecuente relación asiml!:trica entre los sexos. centrándose en el movimienlO feminista al pormenorizar su carácter sociocultural. Asimismo. un ¡rabajo polftico de las feministas. el significado polflico que adquiere al imentar revolucionar la vida cotidiana bajo el lem a "10 personal es polftico". sin lugar a dudas. Posteriormente se establece la diferencia que existe entre explotación y la opresión con el objeto de diferenciar cómo y cuándo el sujeto fem enino es explotado y oprimido siendo que ambos conceptos se inscriben en la esfera de la dominación y el poder.no se les reconoce. En el cuarto capítulo revisamos el contexlo nacional de los ai'los setenta en que cobra mayor auge el movimiento feminista. Es objelo del segundo capItulo identificar la relación que hay entre palriarcado y capitalismo. hacer polftico lo personal) vino a dar cuenta de una nueva dimensión de la polflica. relación que tiende a reproducir la división sexista de la sociedad. en la que las mujeres aparecen como protagonistas fundamentale s exigiendo que sus demandas ingresen al espacio del debate y la negociación. se distinguen las diversas orientaciones políticas del movimiento: liberal. radial y socialista. la batalla que emprenden para obtener su reconocimiento legal como ciudadanas. Finalmente. El desarrollo y explicación de estos planteamientos se exponen a lo largo del presente trabajo. se aborda la importancia del trabajo doml!:stico para el capital. mismas que nos permiten comprender las diversas perspectivas bajo las que se aborda la condición de opresión femenina asf como las alternalivas de cambio respeclivas.

Colectivo de Lucha contra la Violencia hacia la Mujer. los prejuicios y satanizaci6n con la que observan y viven al feminismo y los aprendizajes polfticos e individuales que han tenido en el movimiento reivindicativo. En el caprtulo siete. partidos y organizaciones polfticas le de fu erza y consolidaciÓn al movimiento. las distintas direcciones políticas. Por último. 14 e JPY ghte--:J mater al . el carácter de clase que los caracteriza. tales como: la creciente incorporación de la mujer al mercado de trabajo que se reporta en la década de los cuarenta y la ex pansión educativa que se presenta en los cincuenta y que influye en un mayor nivel de escolaridad de las mujeres. en el capftulo ocho se definen e l origen. Comunicación. los diversos grupos feministas que surgen.. por la consecución de intereses de clase de fonna prioritaria e implkitamente por los de género. L). En este apartado describimos: las dificultades polflico/organiz3tiv3s para construir grupos de mujeres en las colonias. la controversia permanente entre las feministas acerca de la autonomfa de l movimiento los avatares y debates para emprender una lucha en e l que la polftica de alianzas. la importancia polftica del ailo Internacional de la Mujer. con otros sectores social es.ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA ayudan en su explicación. bajo una perspectiva diferente. su implacable lucha contra la ex plotación y opresión del género femenino. las acciones que las mujeres deben realizar para que el movimiento no s610 reivindique demandas de consumo familiar-comunal sino también demandas de género. razón por la que elaboramos una descripción de la historia que se recorre desde el porfiriato hasta la obtención del voto femenino en 1953... Intercambio y Desarrollo Humano en América Latina (CJOH . se analizan bajo sus distintas vertientes e l accionar de las mujeres en la década de los ochenta en México. En el sexto capílUlo se consideran las causas que motivan e l repliegue y crisis del movimiento feminista. los conflictos y contradicciones a los que las mujeres se enfrentan al intentar empatar su vida privada y su lucha social. Por último. entre otros. en la cual se observan distintas fonnas de participación de la mujer en la lucha social. las demandas que enarbolan. con un conte nido de clase distinto al de las feministas. Grupo de EducaciÓn Popular con Mujeres. Se plantean: la fonna en que emprende n su organización. sociales y académicas en las que confluye y el impacto que logran tener algunas de sus reivindicaciones en grupos de mujeres tales como: Mujeres para e l Diálogo. carácter y contenido de la lucha que emprenden las mujeres colonas del movimiento urbano popular a través de su instancia organizativa: La Regional de Mujeres. Estos aspectos sin duda confluirán en el desarrollo del movimiento femini sta aunados a la influencia internacional y la coyuntura sodopoHtica del gobierno de Echeverrfa. con otros ritmos. El quinto capflUlo explica el carácter y contenido del movimiento feminista en la sociedad mexicana. se asienta que la lucha de la mujer mexicana en la década de los setenta no es un fen6meno nuevo.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

. en lanto lo que cuestiona son valores culturales profundamente arraigados e n nueslra sociedad. Müi<o."ñ. Admitimos la idea de que el nacimiento. on Jo. la revisión de la ortodoxia freudiana. ""bil"" «ondmko-polflko. p.. forma... de M. luoha qu~ ompr~ r>d i~ron la. ch. El quehace r reflexivo. ca política del Neofeminismo'es de carácter sociocullural.. . lucho os profund&IMnto difeknlo ~n su oon tenido • l. 1 Gonzilu Oi~olin i er.. oapitoli .. 18 C.. las creadoras de su ¡corra. que cuestionó los valores cuhurales y los usos del poder impueslos por el sistema capitalista patriarcal. en temas como la "envidia del pene" y el análisis implacable de la sentencia tOlalizadora: "la Biología es destino" . patriarcal. . de las antiguas feministas. El "..~i6n impuulas por <J . de domi". cutr. ~"n1r..vynghled material . ) en lanl0 que ...r~1O fr ."in.o i<ln !e expreun on contra de ~. de su prActica. como ubicamos el movimiento feminista. po.¡. t.i". por olra parte..1. El feminismo es entendido de manera creciente por pane de las femini stas como una forma de pensar creada por. fCPS.. fIr"f~". Estruc:1ura organizativa del movimiento feminista El cardcter dd feminismo a finales de los sesenta El femini smo que apare<:e en los se senta representa una nueva forma de interprelar la realidad y desemboca en un cambio personal y una nueva aClilud ante la vida. de opr~.i<ln quo oc: imponen al """o fe~niDO: la eviden~ matBi""lidad que vivo la m.pedfj~ .ción d. 9.trata de descifrar todos aquellos aspectos que conforman la subordinación de las mujeres. a finole. Eo .catO de la impon . lm~n to . "rlu.ufragi... de .uo oj.. . volor. t.. del . 1987. y por ~t . las mujeres son sujetos. las paslillas anticonceptivas que le permiten a la mujer controlar sus procesos reproductivos. sus voceras. El nuevo feminismo integra pensamientos y acciones que inlerprelan la opres ión de la mujer y brinda alternativas para su emancipación.. Es resultado lambitn de las nuevas corrientes del pe nsam ien to como el marxismo o el psicoanálisis y de las hu ellas dejadas por las luchas de otros sectores oprimidos. para y a favor de las mujeres como género espec[fico.. iniJ/a rn Mb:ic.i•• l.... i.. .. de t. muj~reo on loo .. l.o. mujere . mujer ~Omo "ujeto soci.km. organización y prácti.n". dd trabajo dOrMllico ~ n d copitali .ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA el poder de la re ligión en la formación de las idenlidades personales. Es a Iravés de los aspectos mencionados.jo. U"~ .. la leona explicativa de la condición femenina. asr como de tod as las mujeres que se movilizaron en el pasado. illo puad o U. la mayor democralización educativa y cultural."..7 6 Entendemo.. El nuevo fem ini smo es innegablemente el res ultado de los esfuerzos tanto en el terreno de la práclica como en el de la leorla.mo y ~n l.: ~p'HlcJrio"n paN' 1Ma"dli. '<mil.j~j. de su lenguaje.ent ..u~i Ón Y l u~h. la difusión de la sexologfa que auspicia la discus ión más libre de temas prohibidos de modo tajante por la moral tradicional.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.iÓOl que .... ". luclul id«J16¡ica que 1I •• aron • cobo 1"" ¡. de "... ni dan "uenla de que 1 condicione. r inco'l>Oi ada """ vezque .alifla...""ol . . . ip. Ncnn •.. plrali"..n l. n mero ap!ndico . de 1. 1 Ofgoni . fue haber puesto al descubierto los efectos de la desigualdad social..ació" 061 se puede cru..uje. sin establecer alianzas ni con las organizaciones sociales ni con los hombres...evolución-. libo.. muje'.• n C1Dt1~L... m. "..tu economici .ada po< lo. y .senci... .id"" (homose..n lo< ponidos polflicOl y ....se . r llepral...ALMA ROSA SANCHEZOLVERA natal) sino también por una ideologla libual que les presentaba concepciones del poder fragmentadas e individualistas"..s remini.. lu"ha junIo con 1 ho".i. (con pocos exccpciones) <le ".: En ... . . "." deciden emprender su lucha de manera autónoma. plll1 b.dón de l.oo por la au..uje... Cbincilla ..~i..o ~n ~I Clpill li.n f.1 ".ción de la. la producción """ill.I .1 conlc~'o de la libolllCión 100al de 1 masu. ."o pueda i. Ein"" . \~ " Cfr...uje.. Lo importante de esta tendencia.. cn . libo...n el procelO de l.u.d . : Sloh... con.i. nd..nl.. ot1odo~'" y <o..in. 11 Asimismo. opri". En la reflexión teórica que hacen estas feministas existen planteamientos débiles para ser sustentados en la realidad.b<e •.pitoli.... -la "...inori.... La p.. el contenido de sus demandas se centró en la obtención de derechos y tratos igualitarios respecto a los varones..... o.napo. E/jeminismo radical. un ".ovilización de la. elabortdos por 6rpn<>< de poder que oicm p"'''' hon CIlnIC..nlo pequel\c bu'g ..vor de .. La lucha por l•• ".rxi . cOMide.". mu. ale... Siglo ~~'.iginado: ••" el ponavo~ de 1 ."". e'Boni . conclusiones demasiado deterministas y anificiales.ini..o "" movilicen.dic. Sin embargo.uje.n •• ....0 " lo< ".. lIICial~ .. .... ubicando la lucha principalmente sobre el terreno de la legitimidad mediante el impulso para reformar el Código Civil y Laboral. '4 La..i.an l. 22 CJPY ghte"J materal .cic . ncce. la violación..ni . aspectos que fueron objeto de análisis y de debate asf como de movilizaciones y acciones.idad d..ujere •... El impulso de esta tendencia en los comienzos de los años sesenta es nutrida por mujeres que militaban en la izquierda y quienes al vivir la discriminación política de las organizaciones (partidarias o sindicales) 'l y al no encontrar alternativas polílicas viables ante su subordinación especifica a través de estas instancias. En las feministas radicales la historia se percibe como patriarcal y sus luchas como la lucha entre los sexos: las lIneas de batalla se establecen entre hombres y mujeres más qu e entre burgueslas y proletariado y las relaciones detenninantes son las de reproducción y no las de producción.¡an.. el amor entre mujeres.. .. Zill.".b (co"'p.evolucionllioo de la nabajadora. .. que ~xi .. el.. po".. COfIv. ) ~n.. V~a . es decir.es: R olución en l..I. de 1"0 inl ...I•• igno....mo. . del '....."Je.indkacioneo de "..I . 1980).. no ven la impononoí... Mhico.J'lIIi~il"'o IM/aIiSla. haber puesto de manifiesto temas como el aborto. lo rico de su uabajo estriba en haber tratado de sistematizar a partir de las diferencias sexuales la desigualdad social de la que es objeto la mujer.\opas plenamente....).ado social.o ~•• cu.. que 0610 . debo ... .o. co".c."" el.1. la prostitución 't la pomograffa. 0 . que 1 ".on.. P". directivos..uje.... . Pndiendo •• r "'luello que 1 habí.. indica"'" puaron • .... independientememe de sus limitaciones teóricas y polfticas. jó~nc •• ".¡ar<:uJo rapi. la homosexualidad. No v..

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

Zill. la importancia que tiene para el capital ellrabajo doméstico y su trascendencia en la opresión del S género femenino.. como m~todo_ es utilizada con mayor frecuencia por Jos man:. (ir. la diferencia que existe entre explotación y opresión y el carácter de éstos en la mujer.in.iStllS para estudiar [as clases y los conflictos de clase. tambi~n se puede utilizar para ana lizar las relaciones patrian:ales que gobiernan la existencia de las mujeres y por lo tanto el potencial revolucionario de las mismas.n". La imponancia del análisis marx isla para el eSlUdio de la opresión de la mujer es dobl e: primero proporciona el análisis de clase necesario para el estudio del poder y segundo proporciona un m~lodo de análisis que es hiSlórico y dial~clico. 17. 27 CJPYnghted material . 1 I Ein . Patriarcado y capitalismo Con la presencia del femini smo en las sociedades occidentales. la producción teórica y reflexiva de este movimiento ha sido una tarea diffcil. op.. Es objeto de este capítulo dar cuenta de los siguientes puntos: la relación entre patriarcado y capitalismo. El papel que cumple la familia como instancia reproductora de la ideologfa y de la subordinación de la mujer. Aunque la dial~ctica .h..11 Aspectos teóricos que sostienen el feminismo on diversos Jos aspectos que en el movimiento feminista dieron pie al análisis y reflexión. La labor teórica del feminis- mo en gran medida ha buscado su apoyo metodológico e histórico en el marxismo. p.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

. tal es el caso de la mujer asalariada o del obrero negro. al considerar que la esclavitud doméstica era de la misma naturaleza y esencia que la esclavitud asalariada.. inlerpr.. Sólo podemos hablar de explotación cuando la mujer se encuentra directamente re lacionada con e l ámbito de la producción ... la mujer es un sujeto "explotado" y "oprimido". el ~.mponanle.ido lnolizodo CClJI profundidad por W. tanto estructural como ideológicamente. Podemos decir entonces que la opresión de la mujer.pe<1" ho . Aunque la ellóplotación y la subordinación pueden coincidir..le •• Sin embo ••o..'ar lo. &o~"".o<:ial.~ •• M. deM!<> el pequeno inlpo hlOt.. de. y más especfficamente con la cotidianidad de la mujer. El podtr. di"el"«)1. su ser y su quehacer en la sociedad. 'iXirJod. es un problema distinto al de la ellóplotación del trabajo por el capital..1 en la cual no UI~ plben!~. sino además cuáles son los ejes que pennitirán su transfonnación.ido empleado p. I'CI! .menl<! el becho de 'Iue: el concepto d.(" . 10 emp. l. pode... se puede d«i. la explotación se define por la relación capital-trabajo. m" '""'1'''''' 31 CJPYnghled material . 1915.idó •. .. " 'I"'<too de lo "".< el de lo poll'lca. Para explicar esta última hay que referirse a su posición denlTo del patriarcado.. Ahondemos un poco en esto. e igualaron ambas categorfas.ida . . lo que a su vez delimita su situación de clase. en mucho. familio h. fruto del patriarcado..l"".. to 1•• r~la<ion.J<rui.idn soci. A nuestro parecer. opresión yexplotación.". Pero la ex plotación no explica por s( misma la opresión especffica de la mujer..~ . Marx y Enge ls consideraron que la opresión de la mujer iba paralela a este dominio. llegando incluso a plamear que la mujer constituye una clase social (Feminismo radical). su dimensión mi. en la .iedad. 'Iue: 110 ui. En las sociedades capitalistas. Arientino. Shemerwound. hayl ".ASPECTOS TEÓRICOS QUE SOSTIENEN El FEMINISMO La identificación del sistema capiralisra-patriarcado ha pennitido en la producción teórica del feminismo sentar algunas bases históricas y metodológicas que en interconexión con la realidad social. 1963.. . M~Akc. ya que en la leoria feminista se ha confundido o forzado la ellóplicación de la opresión como producto de la lucha de clases. p. "ntre 1. Esta precisión es imponame.. da~ •• "" i.. privoda. Encontramos con frecuencia que en el discurso feminista se dice que.l~ pr"'lic. por la posición que el individuo tiene en la esfera de la producción.mpo en el cu1 1 d pode • .las relaciones sociales de producción son caracterizadas por la explotación que subyace en el dominio económico de una clase sobre otra. P..ello no de~ CIU.9 su significado en la esfera de la sociedad es diferente. fu' •• !limo a. sin e mbargo creemos que si bien ambas calegorfas se inscriben en el ámbito de la dominación y el poder. permiten no sólo explicar cómo se produce y reproduce su opresión. El poder co UIlO de las fen6me1lOs mb difundido. Explotación y opresión Dos categorías resultan claves en el análisis de la condición femenina.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

nlrvpolc8w. esta categoría resulta ser más amplia que la de patriarcado en el sentido que permite an:llizar cualquier sistema sexo-género.. se efectuará esencialmente a través del aprendizajeP La relación entre patriarcado y sistema sexo-género Pensamos que estas categorfas se complementan: el sistema sexo-género asigna propiedades psicológicas y culturales a las personas de acuerdo a roles de género.ASPEcros TEÓRICOS QUE SOSTIENEN EL FEMINISMO Socialización sexual: sexo-género Nacemos con sexos biológicos definidos: femenino y masculino. es el elemento detenninante en la identificación sexual. Gianina. Bajo esta óptica. ni"". t 4.rICo de mujeres: Nor . la educación. más garantizado aparece el resultado.. pero somos creados hombre y mujer (géneros socialme nte reconocidos).lsiciÓn para obtener de los individuos y de los sexos el comportamiento más adecuado a los valores que le interesa conservar y transmitir..". La forma más segura para quc logre esta identidad es asignándole el sexo a través de actitudes y modelos de comportamiento que no permitan equfvocos... :IObn: la O«IlIOIl1fa pclftka del .etona. en Nur>'iJ ).JO. la socialización sexual que se hace en la familia . ya que la adopción de uno y otro rol sexual. en el que predomina la dominación masculina sobre la mujer.. A pesar de los factores honnonales y genéticos. cuanto más diferenciados son estos modelos para machos y hembras. 35 C. La cultura a la cual se pertenece. 17 !leloni.... 16 Gayte Rubin •. Por consiguiente. noviembre de l \I~6.. Mexico. se sirve de todos los medios a su diSp<. Monte Ávit •• t 968. l o La identidad sexual del niño es adquirida a través del medio cultural y sexual propio al que pertenece. OM. núm..insena en el capilalismo. esta creación de género es apoyada por la socialización sexual predominante en la familia e impuesta por el ambiente cultural y psicológico determinado socialmente.se define por un sistema sexogénero de dominación masculina sobre el sexo femenino. B. que hace al individuo considerarse hembra o macho.vynghted material . p.). "Un sistema sexo·género es un conjunto de acuerdos por el cual la sociedad transforma la sexualidad biol6gica en productos de la actividad humana y en las cuales eslas necesidades sexuales transformadas son satisfechas··. 1 . 1"''''' d. ". como cualquier cultura.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

e •• rabajldo". Müico.o "" eo un e. MÚÍ<o... El método marxista define como productiva la fuerza de trabajo que el obrero inviene en la producción de una mercancía.IIU..amos Monho.. la imponancia de esta polémica radica en que el trabajo doméstico es siempre el punto de referencia de la actividad laboral de la mujer. hi slóric".unI Económica: M.. MUlI . los bienes que produce la mujer están destinados al consumo familiar y constituyen sólo valores de uso porque no emran directamente en el mercado..i. El marxismo-leninismo sólo entendla el potencial revolucionario de la mujer vinculado a su proceso de proletarización.lari./.. est.ASPECTOS TEÓRICOS QUE SOSTIENEN EL FEMINISMO Unade las cuestiones que se vienen debatiendo en el seno del movimiento feminista.milh en ' u en •• y" ~ Antli.'O.:""". Orijalbo.. tr. lle.1 mi..... (o ndi ciooel e_p"dfic ... mu. 26 5<. es la consideración de la productividad o no del trabajo domésticO. El c"pi¡.. AsC..".bfe el . . ni estar inmerso en las relaciones de producción dominantes.1 <lue. y c"nl~mP<'r'n. mercancfas intercambiables. Se Ira. valor de cambio.:! .mo "". el trabajo doméstico no da más valores que su valor de uso..lrrlWl .. existen autores como Wally Seccombe26 que expresan.mo.i'uaciÓll d<: el .. sf.. Z! Si ..i. el trabajo doméstico no es un trabajo productivo. El trabajo doméstico como función específica dentro del modo de producción capitalista no fue analizado ni por Marx ni por Lenin. cabo ..bajo dOm<!"ie<>-. .bre ollem .". sin ser asalariado.. La producc ión de la mujer en la familia consiste en asegurar la supervivencia del producto de mereancía (el marido). <luiero abundar .ajo do""'..dórt de J. de v... Bucolonl.." . de d<:finir la . ci •.". "" de 110 mu. en CMo.icio inlelec.1 mundo do: l. dice: "el dd'''le ."".. Citado ]10< ). M. Mnlto dol capilali. Progre. . am" de c . 1975.r c6mo 1. ~EI trob. 1< ° 39 C:>pynghled material ... por lo que debe considerarse como un trabajo productivo además socialmente necesario.. di«:ftar unl e. que crean y transfieren valores de uso. W... p-rodu«ión. de ' clarificar l. Ahondemos en esto: el trabajo doméstico que realizan las mujeres en el núcleo familiar es un trabajo útil puesto que requi ere de cienos materiales y del gasto de la fuerza de trabajo: pues produce los bienes necesarios para el mamenimiemo de éste a nivel familiar.>ndo . . lilu... 110.bojo domlni"" es 1><> producli.N ya partir de ahf la caracterización de la mujer en tanto ama de casa. aunque bajo la perspectiva del marxismo.". Ellos reprodujeron la problemática de la mujer a la incorporación de ésta a las relaciones de producción dominantes.il de l. y necesira tiempo para desarrollarse. en el ámbito de las relaciones de producción. y de los futuros productores (los hijos). y v. .lly. para que éstos produzcan. Fondo do: Cul.n~lecl " . no .. "p. a nivel internacional y a la luz de los planteamientos del marxismo.ry O"ld.bn oi d . '. p.ez i.dr%gla altm"nd.. de la que el capitalista extrae ciena plusvalfa....." de OIros gtupos: todo esto pira podo.ul ". y se le niega por tanto su importancia poHtica y su capacidad subversiva.."n y fonnln la oo". d.a~."S intere. Úl . uUIIloncipdddn dr /a mujr" MÜÍ<o.ico en . de hKIt.. OOlfSOlt=: lnin. y de .u y Engel...1>0.l l Al no estar en relación directa con el capital..In"!'""".

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

sexualidad. urbanización. El discurso de la modernización interpela a las mujeres latinoamericanas para que asuman una vida igual a la del hombre sin dejar de desempeñar e l rol femenino tradicional. teóricamente éste se instala en el idealismo al pretender borrar las particularidades de cada formación social. 0f'S. salud. cabe hacer la siguiente reflexión.con un presupuesto igual al asignado a la CEPAL para toda la América Latina. Como en lodo modelo se produce una deshistorizaciÓn. hay países como México en el que participan organismos internacionales -PNUD.pynght :J ~alE . etc. En la implementación continental de los proyectos cepalinos tendientes a incorporar a la mujer al desarrollo. ya que entre julio de 1977 y diciembre de 1980 la CUAL sólo había destinado a los programas regionales. connotan literal e históricamente un "deber ser". Destacan entre otros: elevar los niveles de condicionantes sociales y educativos y capacitar a las mujeres para el trabajo. en ella se evaluaron los logros obtenidos hasta el momento. Para el caso femenino incorporarse a la modernización supone cambios en los roles tradicionales que le han sido asignados: maternidad. subregionales y nacionales 587 145 dólares. en suma un modelo. El desarrollo se declara por medio de una medición de los siguientes ftems: PNB. UNtCEF.. y de encadenamiento-sujeción al mismo proceso de trabajo: el trabajo doméstico y el trabajo asalariado. FAO. 1979. al suponer la repetición de estadios que conducen al mismo punto. se realizó la Segunda Conferencia Regional. a través de éstos intentan comparar a un país "tercermundista" con los países industrializados. En todos los programas se afirma un supuesto: modernización-desarrollo. tal evento se realizó en la Habana. En éste se establecen los ejes rectores prioritarios que permitirán tal objetivo. Esta vara universal indica qué lan cerca o lejos se está del "paraiso-desarrollo". pero son más ruido que nueces. su primera tarea fue convocar en 1977 a la Primera Conferencia Regional sobre la Integración de la Mujer al Desarrollo. La exigencia del desarrollo significa para las mujeres. incorporación de la mujer al mercado de trabajo. la mujer vive su relación laboral en un doble aspecto: de efectiva independencia económica por una parte. OIT. por ejemplo. En AL por cuenta de laCEPAL se llevó a cabo ese objetivo. crecimiento demográfico. competir en el mercado de trabajo sin descuidar la casa o continuar en la ideo logra de la maternidad. un objelivo a alcanzar. Estos cambios se suscitan por su ingreso al mercado de trabajo como asalariada. En contraposición. su lectura del desarrollo en AL lo observan en parámetros como: aumento de la población urbana y concomitante disminución de la concentración de la fuerza de trabajo en el campo. caminar escindidas. En Venezuela. reducción de la tasa de natalidad. ¿qué significan estos términos? Ambos se construyen sobre la noción de progreso. El discurso del desarrollismo ha propuesto un modelo de mujer que ignora sus formas de participación y lucha en AL en contraposición a 44 ::. educación. una meta pre fija e ineluctable. trabajo doméstico.ALMA ROSASÁNCHUOLVERA nacionales e internacionales que confluyen en la necesidad "de incorporar a la mujer al desarrollo".

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA

En Argentina sin embargo. e l movimiento peronista femenino bajo el liderato de Eva Perón, constituye una situación particular. A través de su uiple condición de ministra de Estado. esposa del presidente y Ilder carismática, su llamado a la participación de las mujeres tuvo una rápida resp uesta. Las principales demandas. derechos pollticos, cambios en la legislación c ivil y del trabajo. ampliación de la seguridad y los servicios de bienestar social fueron atendidas, lo que permitió crear una organización a nivel de base de g ran extensión. movimiento justicialista. A movilizó a las mujeres de los sectores populares y medios con se el fm de deshacerse del relegamiento a segundo plano al que se ha confinado a la mujer. Pero a la vez su bordin6 el movimiento y la organización de las mujeres allideralO de PeTÓn. es decir a la gura y conducci6n de un varón. por lo demás su esposo, es as! que en el decorrer del reglmen peronista y hasta su calda en 1955 las mujeres argentinas accedieron a un nivel alto de participad6n en la vida nacional, en calidad y número. 6 Un acontecimiento histórico de gran trascen dencia para e l continente latinoamericano es sin lugar a dudas e l triunfo de la Revolución cubana. A ~s te sec undó la ola revolucionaria, el planteamiento de nuevas estrategias para la revolución. A partir de este acontecimiento se desencadena en latinoamérica la década de la esperanza en el cambio social, tal es ase que los últimos veinte anos so n marc o en muchos pa(ses, de la insurgencia de luchas populares que cuentan con la participación de las mujeres, Algunos pa[ses cons tatan este hecho.

[... J Evita tomó banderas feministas -en metas y discurso-- readccuándolas a objetivos del

"Quisiera tener 4S años para ya no tener más hijos":? Las mujeres en Bolivia En Bolivia han e xistido desde hace mucho tiempo organizaciones de amas de casa, mujeres de mineros, que han luchado no sólo por la liberac ión de los presos políticos. sino que se han integrado a la lucha de la clase obrera sin embargo, a partir de 1961, al agudizarse la magra situación económica de los trabajadores de las minas, se acentúan los movimientos populares de protes ta, se producen nuevas modalidades de lucha dentro de las c uales se puede señalar la acción femenina, [... 1 es el caso de las mujeres mineras que individualmeme intentaron fonnular reclamos que al ser rechazados impusieron en ellas la necesidad imperiosa de una organización para enfrentar al gobiemo y a su aparalo represivo. Dicha organización cristalizó
6 fbid~""p. 17.

?

Te .. imonio en un. co lon ia de ban io. popu l.res. en Bolivia.

48

::.pynght :J ~alE

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

Finalmente en 1979 la participación de las mujeres en el movimiento de masas se hizo sentir de forma importante y creciente en los diversos frentes de lucha (movimientos contra la carestía... A esta crItica se unen los temores de que e l feminismo separa a las mujeres de los hombres afectando la armonfa cony ugal y la unidad de los sexos en el desarrollo de objetivos comunes. Alice Acootl. salario y derecho a la sindicalizaciÓn. las empleadas dom6sticas han impulsado (como en M6xico) una Asociación de Empleadas Dom6sticas en Sao Paulo con 1500 socias. p. pago de horas extras. "Bra.un 1 mal. sin encantos femeninos cuya expresión se manifiesta bajo la forma de envidia a los hombres a los cuales en e l fondo pretende imitar.. rpio. lS . R<n"ta.ls En el seno de la clase obrera la panicipación de las mujeres en la movilización de masas ha sido creciente.mad •• ". el sindicato de metalúrgicos de Sao Bernardo y Diadema (1978) constituyó un escenario dentro de las luchas de las mujeres brasileñas en los últimos años. las mujeres propusieron las siguientes iniciativas: a) participación de mujeres y grupos feministas en las elecciones legislativas apoyando candidatos populares: h) Primer Congreso de la Mujer Metalúrgica de Sao Paulo (1979): e) Encuentro Nacional de Mujeres ( 1979) que vino a reforzar la necesidad de unidad de acción del movimiento feminista y dar pie para la construcción de un Frente de Mujeres con más de sesenta organizaciones femeninas..""febrero ele 1980. Para ella la formación en comunidades de base representó una participación única de participación social". e""". la lucha conlTa la discriminación de la mujer en el trabajo empieza a movilizar a contingentes de asalariados en Sao Paulo. que una de las grandes dificultades a las que se e nfre ntó el desarrollo del movimiento feminista en Brasil. La tendencia frentista parece convertirse en la respuesta adecuada que han enconlTado las mujeres para participar con las organizaciones populares y atender a sus demandas especfficas. n~ n~m. En la trayectoria de lucha de las mujeres de Brasil podemos encontrar algunas similitudes respecto a la lucha social que han emprendido las mexicanas: tenemos por ejemplo.. .. las mujeres conslilUyen la mayoría de oposición sindical en el Sindicato de Trabajadores de la industria del vestido.ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA sobre todo. fondo de garantfa por tiempo de servicios. <nR~ "iJI~ FE. Este hecho no sólo está presente en Brasil y M6xico sino tambi6n en Bolivia donde los partidos políticos han organizado frentes de mujeres. por la amnistía. " Pro . sus reivindicaciones especfficas son jamada máxima de 10 horas. descanso semanal. por la apatia y la alienación. yol.il: se organ. es el prejuicio alimentado por un tipo de críticas que retrata a la feminista como un tipo de mujer "mal amada". salario mínimo. 52 CJPYnghted matenal . 12. como en el caso mexicano. huelgas importantes de industrias y se<:tores de servicio). A partir de 1978.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

. 2. l. "'''''A aEY..inia. nivele.:minismo y Seetore. . Las mujeres que realizan comercio ambulatorio han demostrado en las manifestaciones callejeras su capacidad organizativa. la sociedad ha sido capaz de generar fonnas de resistencia y oposición. Las mujeres en lucha a pesar de los militares: Argentina. <k jefatura.i6n a t.. <'poca. u Actualmente las mujeres intervienen en marchas. "El ·apone·.... Iknjc'" oofislicod" <k g. 2t7. p.IIÍf'''s (F.. . •... y.. toma de locales. como pode mos observar la intervención social de las mujeres en la escena pública del Perú. La panicipaci6n de las mujeres en estos diversos niveles (campo. desde guerrillerasll hasta sindicales.. organismos estatales. Vi..".. muchas veces acompañando a sus esposos como las mineras o esposas de pescadores.... <k ta. a pesar de la instalación de las dictaduras militares.tu fobrí"""". m Amérk.. CUI. Lar.". en C~QduIIOl M". . 1979. 2a. . mltines. Es mediante el aumento de sus interacciones.. p. 1987.. colonia) ha democratizado ciertas fonnas de ejercicio del poder. cienes de t. Poputor.. aprendieron Y.. de compartir compromisos yestablecer coordinación con OIras organizaciones (iglesias. primor. muju. en 1 're.acjene....)..nlu.. En el seclOr productivo. de expresarse y exponer sus problemas. entre las que destacan por su fortaleza y amplitud las movilizaciones y luchas de las mujeres........ mujeres".. México. ha cuestionado con su práctica ideas machistas que niegan su participación...pcdiente en movimienlOO y parTid". . también ha destacado la lucha social de las mujeres. ocupando líneas de combate de primera Hnea. en moyo. de defender sus derechos y fundamentar sus pedidos... potf'ic". huelgas de hambre. Mf~ k o.iumo y d""i. realir. privados). en Jomados F ... lucha. la represión y el control sistemático de la población en estos paises..!ou. tr.. acrecientan sus aprendizajes. proporci6n que ta corre... upl""iv". ""'<Aa.. empuftaron I.. 56 CJPY ghte"J materal . comunidad.. o mujeres del gremio textil y de calzado.". incorporaron cOn . . pa[. Cbile y Uruguay En el Cono Sur las mujeres participan en organizaciones políticas.. II "U.. <k combare. .. . Pane de estos cambios corresponde a los movimientos de mujeres y al movimiento feminista que se enraiza en los se<:tores populares planteando el pmbltma espedfico de la mujer y motivando un mayor cuestionamiento sobre su ml. ". t. núm. ej<n:im>n mande.. """ loln eoruvi. m. del contacto con Olras mujeres: la posibilidad de pensar y actuar colectivamente.orcn trabajos <k i""'ligencia.rarc<t 1 direc_ .as "" liviana.. hechos que sin lugar a duda constatan su presencia.. orglni.. Las movilizaciones de mujeres llevadas a cabo en defensa y solidaridad con las luchas de los familiares hombres han sido históricamente expresiones frecuentes de 22 Va..*.. integ... ciudad...ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA participación que tuvo en la invasión de tierras en la década de los setenta en el sur andino. 108..

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

. """"". su práctica revolucionaria: "las mujeres no dijimos que éramos iguales sino que lo demostramos en el campo de batalla".". en los combates librados por el Ejücilo Defensor de Sobcranra Nacional. ninoen Nic.5 cárceles 5Omocislas.. ] ladas en el seno del FSLN supieron represenlar con valentra e incorporar a sr mismas. Entre los antecedentes directos de la organización femenina dos fenómenos podrán ser señalados: por una parte. -El Mo.. (FSNL).rzo de 1 . nos da cuenta de los procesos sociopoHticos que se tienen que dar para que las demandas de género resulten también prioritarias. 984. JI ¡"id.. su conducta digna y valiente sacudieron la conciencia nacional y desde ese momento se convirtieron en banderas de las fuluras luchas)1 El triunfo de la revolución popular sandinista develó dos e lementos que son delerminanles para comprender el grado de participación de la mujer en la Nicaragua de hoy: por un lado. ambos aspectos explican que no fue casualidad que la mujer asumiera con dignidad su papel como sujeto de las transfonnaciones poHticas.. incluyendo aM su presencia individual.ua". colectiva o grupal contra los invasores en el siglo XIX ..imie"'o f<o . la voluntad politica del fSLN .. Este hecho pennitió poner mayor atención a la silUación específica del género y además ha generado entre las m ujeres mayores niveJes de autoafinnaci6n y más beligerancia al plantear las demandas Mnn'e.. o las que ayudaron a rescatar sus primeras armas en el Allántico del país. los Iradiciones combativas de la mujer nicaragüense con su actitud ejemplar en las momanas.. al rderirse a las mujeres que Irabajaban a su lado. JO 60 CJPYnghled material .da en el Pri"".jo p". o el Coro de los Angeles. con su firmeza..n Can. en la clandestinidad o en 11\.". en los campos y ciudades. me"do.y.n".. V luel •• ~I 1de m.ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA mujeres como sujetos revolucionarios.".. cuyo lestimonio más elocuenle ha sido legado por Sandino.Ii. La irrupción masiva del sector fem enino en el ámbito público conllevó a una mayor revalorización del rol social que juegan las mujeres. en los operativos militares o en las tareas más humildes de la Vanguardia. se encuentra la presencia de la mujer en el Frente Sandinista: [. JO Por otra parte. que en su punto 22 estipulaba el luchar por la plena emancipación de la mujer. sociales y e<:onómicas.lIrado.rCon~"" de la Inle""""oo&1 Soc:i. en la esfera pública.. o bien... las demostraciones de rebeldfa de la mujer antes del surgimiento del Frenle Sandinista de Liberación Nacional. el apoyo solidaridad y participación en la resistencia anti-inlervencionisla. las vicisilUdes de las relaciones de poder entre los sexos.. ] las ejemplares mueSlras de arrojo y de valor en las guerras imestinas. pone al descubierto.a de Mu~f'C •• co l. p..... [. 111.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

son distintos. las mujeres participan. lavanderías. desde el exilio grupos de mujeres trabajan en las denuncias. sino incluso contra la este rilizac ión fonada a la que han accedido algunos gobiernos de la región (Bolivi a y Perú): no sólo se lucha por servicios colectivos. El carácter del feminismo en nuestro continente presenta nuevos contenidos entre los que destacan no sólo su lucha por la maternidad voluntaria -anticoncepción y abono-. pero que además. sino también por servicios comunales básicos como agua. su reto ha sido ampliar y fortalecer la movilización y participación de las mujeres de los sectores populares y construir una organización feminista de base popular: Tercero. Segundo. es el caso de Paraguay.ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA de la mujer latinoamericana se integra a toda la condición de explotación económica. no sólo se luc ha contra el consumismo de una pane de la sociedad sino contra la miseria y la imposibilidad de las mayorfas de acceder a consumo alguno. la represión no ha pennitido a las mujeres organizarse internamente. 64 C. luz. e ll as son las pioneras en esta lucha. La educación popular en América Latina se ha convenido en los úhimos años en un sopone fundamental de organización y politización para las mujeres de los sectores populares: la metodología de la educac ión popular ha pennitido avisorar algunos puntos estratégicos en la construcción de l feminismo popular. Presenta como voceras principales a mujeres de la pequeña burguesfa ilustrada. Hay países donde. las dictaduras y la explotación de las burguesías nacionales. pese a la agudeza de la represión. e n Haid. se encuentran pautados por los escenarios polfticos-económicos y coyunturales de los pa íses de la región. Los ritmos y fonnas de organización de las mujeres en nuestro continente. guarderías. transpone. El desarrollo del movimiento femini sta en América Latina no ha sido homogéneo. servicios médicos sanitarios. su explotación y opresión en el sistema capitalista patriarcal. sin embargo. pero el punto proble mático está en la relación con los partidos polfticoso Existe el consenso entre las militantes del feminismo acerca de la resistencia que han encontrado en la izquierda organizada para asumir al mo vi miento feminista emergente en la región. política y c ultural de nuestros pueblos: se trata de una lucha por la liberación de los pueblos contra el imperialismo. las mujeres revisan y analizan su condición especffica.vynghted material . Es indudable que el feminismo libra una lucha ideológico-polftica para el cambio social. en cambio. La falta de integración de la problemática femenina en el proyecto polftico de la izquierda ha dejado hasta el presente una brecha. su ex presión ha encontrado mayor eco e n pafses como Brasil. e n la defensa de los derechos humanos. simultáneamente . Quinto. Mé xico y Perú. comedores. Cuano.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

entre otras cosas. hay que insistir en que para el desempeño de tales labores no era indispensable tener niveles de escolaridad muy altos. No era la preparación cultural-educativa de la mujer. de un ascenso social. En el sector rural. por lo tanto tendrá que buscarse en ella y aplicarse en e l seno familiar. maestro y en forma subyacenle es opositor de un sistema que no siempre guarda buenas relaciones con el clero. la educación consistfa en el aprendizaje de labores de bordado. En medio de esta transición está la Iglesia: la figura de lo recatado. la bondad y la nobleza. en tanto consejero. para el efecto de esta investigación.ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA proceso de producción agrícola siendo a la vez cocinera. pero que no ejercían porque era condenado por la sociedad. bastaba con un conocimiento mínimo. señalar la función femenina en los procesos económicos de nuestro pals. ni lo era el desarrollo de la personalidad e inquietudes. la instrucción en estos centros educativos era fundamentalmente técnica: telegraHa. el tabú del cual no se pocHa hablar. pero es importante. El cura es un rebelde potencial contra el sistema político. Además. enseñanza de otros idiomas y lectura de algunos clásicos de la literatura debidameme seleccionados. dactilograffa. Como podemos observar. estenograffa. sino la observancia de las "buenas costumbres". sirvienla o nana en la hacienda. limpio y honroso. por tanto. que no libertinaje aunque eventualmente ocurriera. la sociedad imponía a la mujer una realidad aparente y tendfa !fneas para mantener y reproducir ese orden. Para la mujer. mediador en conflictos familiares o de la com unidad. el cura (como personaje) es un elemento fundamental. La moralidad porfiriana condenaba a toda aquella mujer que no guardase un comportamiento cauteloso. Era un agravio a la sociedad la participación femenina e n movimientos de huelga o en cualquier reclamo: el recato era una virtud inhereme a la mujer. en tanto que la prostitución era e l "mal necesario". enfermería. menos aún de asumir y defender: para ello habrá que pasar por un lento y dificuhoso camino. no podemos negar la audacia de algunas muchachas de la burguesía que actuaban con mucha mayor libertad y liberalidad. pero en no pocas ocasiones encontramos a jóvenes de la burguesía con un pensamiento liberal respecto a sus derechos femeninos. la armonía. lo descamado se 68 CJPY ghte"J materal . la paciencia. Ahora bien. sólo hablan cursado el nivel elemenlal de cuatro años y tres años del segundo ciclo: para las jóvenes de la burguesía porfirista.lo que podfa atraer el casamiento e n condiciones óptimas. nociones musicales. Sin embargo. médico. Aun en el caso de las maestras. la comprensión de su papel en la economía productiva no será algo sencillo de enlende r. La observancia de un buen comportamiento podía ser garante de un buen matrimonio y. Casi ninguna de estas actividades son calegorizadas como empleos propiamenle. tcjidos y bordados. En pocos casos encomraremos trabajadoras que hagan cabal uso de sus derechos como lo plantearon los liberales. Dicho lo cual.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.. Mhico. La lucha por el sufragio femenino en nuestro pafs está influida en gran medida por pafses como Francia. Estados Unidos.f.. la legislación constitucional anunciaba nuevos tiempos para los trabajadores en general. pp... edici6n.un apoyo sustantivo: Si la mujer había incursionado exitosamente en el medio de la lucha social...ven 01<0< p. MI4ftr loiJrori" y M>Ci~dod.jere.menino y 1. del Ol>rero Mundi al .m. la Casa del Obrero Mundial vuelve a entrar en actividad. fue muy connotado en n.. C{r. las flij . tl El pr"". 23a. 163 ps. p. ti. Admirldoros de Juárez.ALMA ROSA SÁNCHEZ Ol VERA de algunas organizaciones de mujeres. Adolfo. el golpe de muerte al sueño demócrata de Madero.".. al Panido l iber. l Me~ic. yinculodlo.d. la jornada de ocho horas.. el salario mínimo. 12 En todos esos pafses la lucha por el voto era demanda central y tenia -al igual que en México-.rno de Vicloriano Huen •.. celebración de la Conferencia de la. 72 CJPY ghte"J materal .. que ya desde 1906 •• i. 1982. que impu l. Primero. en 1914. prirMI'OlI oft"..r•• •...abajadoons. El C. A~jond . Inglaterra."" de educación olg . de l... " Gilly. la Lisa F<rMnil de Propa¡. refrendando las posiciones de los 11 Entre ot . funda. el derecho al YOIO.u. hecho que obviamente no sucedió de un dfa para otro.. el ejército constitucionalista se impone y Obregón entra a la ciudad de México el 15 de agosto de 1914. el descanso semanal obliga!Orio. 11 El movimiento revolucionario acababa de manera eSlrepitosa los patrones sociales de la regia separación de los sexos. En las entidades del pafs en donde se había instalado el gobierno constitucional se procede a la abolición de las tiendas de raya.uRO> movimientos oociol. . Pero ninguna disposición legal se pronuncia sobre el problema de la tierra ni viene incluso a sancionar los vastos repartos de latifundios que los campesinos han ido efectuando por cuenta propia. a cambio.. 119. pero que propició nuevas formas de camaraderfa. A pe . Mujcr (t 9(5). Il L...porqué motivo no podfa ejercer su derecho de voto? La marcha seguida por el proceso revolucionario obligaría a la espera de esta respuesta. Holanda..ll reactivando la vida sindical y a las agrupaciones obreras. y Suecia... la lucha de las diferentes facciones para aislar y derrotar a Victoriano Huerta. Finalmente. du . la condonación de lodas las deudas de los campesinos y peones agrícolas.anda Polltic •.nO. 2a.. ~. sin importar sexo. I~ Esto es un preámbulo de 10 que acordaría la Convención Militar de Aguascalientes. 1. la SocilOdt. Font. ballito. Revolución Ru... de Anthua<:. cread6o:1 de c1rcul . M. 'I"" y.n 1912. que inicia sus actividades el 10 de octubre de 1914.o C.. ¡. si habla sido incorporada al proceso productivo. KDllontai. tan largamente aguardada. si defendfa los derechos laborales hombro con hombro. T... y más adelante . después. inri .ndidlt"ra de Modero y el Club Feminiota Hiju do Cuouh~moc.e"ro pa!J¡ l. Ban:elona."" lo ml"'o . Alemania. LD rt "olud6n inlr"u"'pid<J. Cllu.encío de al.no. 1986. ed ición... el recon""imicnto <lel yoto f. compañerismo y organización. La pregunta quedó en el aire. Suiza. nte el gobi.d Poi ft ica <le t. obreros.' del desron""imiento de 1"" proce. de lo.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.nten. la CGT y la CROM eran lo mismo. en el régimen callista. la difusi6n. . lo. Al año siguiente comunistas y anarquistas son expulsados y sus principios fundacionales pasan a segundo término. QM• . En medio de este ambiente... si tenfan necesidad de trabajar era menester que hicieran lo propio. A la caída de Carranza se desencadena una ola de huelgas.. como vemos. Entre tales hechos.. que surge de la CGT..6~ico K~~rrQt d~ Mtxk.i. Para el gobierno. "'s oci. Hacia 1925. cri.ALMA RosA SÁNCHEZOLVERA La participación de la mujer..ión d< tutile.ori(J rojd. C. COn1inh t. 76 c~ I(jhted material ." anarc". I//Jlcalu J~ lo. la fuerza de la COT y la descomposición ---en cuanto a lo que hoyes charrificación----.ka. Independientes a los anarquistas y a los cTOmistas.tenfa los mismos derechos que los varones.." La Confederación General del Trabajo (CGT) se fundó en 1921 . ~presjÓd • loo rnov imien'Oi <wmiotos y n6d~. ceder ...!n:ito "". loc! o~1 d< 1 oompaftf. ". "'~p. ellas tenfan su sitio. .n te 1"" ferrocarrilero....nq~i •• >-e '1.o liC .. ~lroltt. palU~ el . represalia y purga se lec tiva por parte del gobie rno obregonist8. en . ro La primera Convención Roja. y disminuir l. re úne a los sindicalistas... con las campaMos penoler. m<)vili. de grandes sectores de la CROM y descendie ntes de la revolución se alineaba (aunque fuese en forma verbal) a la izquierda del propio gobierno. foodos ~trole". tOllf.1 " .1\o 192 1. LeeSa·anr. ro "Obo-cIÓd liC Ve oNiSado. se produce unfenómeno organizatim que permite crecienumente la información oportuna.A ¡w"Iir M j~l. no que anduviesen por ahf en problemas "propios de los hombres". la C ROM . ferror. segufa siendo mal vista por la sociedad y este tipo de acciones eran satanizadas. el tránsito hacia las instituciones. podemos destacar el proyecto constitucionalista. del .indicali..t ron cloj. e! proceso de centralización del Estado mexicano que encontraba en todo ello las condiciones necesarias para su consolidación. Nada había que discutir al respecto... la mujer era parte de la sociedad y ---desde la óptica liberal.Mrad . Las opciones de! PC M se disolvfan con las oficiales. aunque para ello hubo que mediar un diffcil periodo de hu elgas.. Tai bo 11.. ti apoyo económico y sobre todo el uso de lo huelga general solidaria. p..tao de la CFr" .. La década de los veinte está marcada por la presencia histórica de acontecimientos nacionales e internacionales que influirfan en la sociedad mexicana.. cuenta con más de 30 000 afiliados.. ""n ]"" dupidm on 1 mina> y se man.. En e ste marco se explica la adhesión del PCM a Obregón.iene l. PKO llnad o. 131. La posición de los obregonist3s... A partir de la fundación de la CUT. comunistas y anarquistas: propone la lucha contra e! Est3do y por el comunismo.• • 1 non. y. . Álvaro Obregón asume la presidencia. la CGT se superpone a la CIWM... i~I~J... la Federación Comunista del Proletariado Mexicano se organiza en este proceso.. de la central obrera oficial. M~"... 19 . .et tan 1 oontraclitcion. de las fuerzas agrupadas en ella....arrile .. Lw~MJ ."vi". y panadero. agitación obrera.. 1984.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

La razón por la cual la fuerza de los cristeros estaba en el campo. Para la Iglesia. como el niño y el anciano. como fueron Z6 M. presos en las Islas Marías en el Pacffico. d~ la Rt""lllri6n M.. el gobierno tUYO que aplacar los fmpetus antirreligiosos al tiempo que varios grupos de damas católicas reiteraban su petición de liberar a los miembros de la Asociación Católica de la Juventud. Ello empuja luego a los hombres a la guerra. 80 e JoPVrtghL:j m alE I . las mujeres mexicanas seg ufan observando las costumbres de "gente decente" tan en boga durante el porfiriato: campesinas.ye. algunos con la intervención de la oficialista CROM. prudentes porque son penalmente responsables. con los rojos de la C<lT. al margen de la Iglesia. no aparecen. estribaba en la ausencia de solución al reclamo del reparto agrario aunado a [a repres ión y al intento del Estado por limitar sus arraigadas creencias. t977. para el mes de marzo contaban ya con 35 000 elementos y en el año de 1929 llegaron a contar con aproximadamemc 50 000 rebeldes. la rebelión cristera tenía en movimiento a más de 20 000 adeptos. 253.. creían que éste era un asunto que les concernía y que deblan defender. En forma paralela. Interesa destacar la participación creciente de las mujeres en la rebelión.. amas de casa. Et Colegio de Mé. Por eso Calles no ve más que "ratas de sacris¡[a y viejitos que ya no se pueden fajar los pantalones".ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA Femeninas de Sama Juana de Arco (aa). e l desenlace implicó aceptar el principio de la supremacfa del poder civil.ia México. de una polltica de resistenda en la cual los hombres. en el verano de 1926. en /lislO. A fines de 1927.olodo y _ iedad con CIII • • ". la práctica antirreligiosa del régimen exacerbó [as contradicciones persistentes en el medio rural y se enfrentó a lo que no dejaba de ser la inconsciente defensa de [os Ifmites reales del poder público.1928. Jun. p. M El conflicto cristero implicó para el pafs la devastación de la región del Bajfo y su consecueme repercusión para la producción alimentaria. trabajadoras. lomo u. muchas de el1as creían tener una obligación moral para con la Iglesia y asl 10 manifestaron. multiplicadas después por las actividades que se incorporaron sin importar condición social ni oficio. tiene la responsabilidad mayor en su desencadenamienlO: instrumento imprudente y ruidoso.. üE.k"nQ. Esto significaba que la dirección del movimiento se había burocratizado y había rebasado las masas campesinas. que trataba de negociar el fin del conflicto. los obreros desarrol1aban movimientos huelguísticos. organización en la que participan 40000 mujeres militantes: La mujer. Culturalmente. ¡HrioJQ /914. Cuarenta mil mujeres en su primer momento. damas de sociedad. Por su parte. otros. ico. dividida ante los alcances y el grado de compromiso de la institución. participa en la guerra y en cierto modo. para fines de los años veinte.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

El objelivo era iniciar e l programa conocido eomo Plan SexenaJ. sino que . cabe señalar que las mujeres de los grupos clericales no reclamaban cambios en ese orden. y en esa forma no sólo eran admitidas en la polftica. Kollonta y y Lafarg ue. te ndió a modificarse. teatro. la difusión de la literatura marxista y de teóricos feministas como Bebel. en la c ual la integración nacional se haria sobre la alianza fundamental entre burocracia política gobernante y masas trabajadoras del pals.. En 1933. Asimismo. el movimiento de mujeres pudo actuar en un contexto caracterizado por la amplia movilizac ión social. se desarrolló un amplio movimiento cultural y a través de canciones. JI El p.. éste pretende abolir del Código Pe nal.JI el máximo jefe de la revolución. como LÍnica vfa para terminar con la explotación de las mujeres en ese orden. >i "'n!~ Pa.. En la asamblea plenaria de este congreso de debate la situación social de la mujer que hace posible ese y otros males. la legislación referente a e sa actividad como profesión. al asumir la presidencia Cárdenas. el Frente Único Pro Derechos de la Mujer ( FUPDM). política -ace rca de las formas de organización de las mujeres para su emancipación (1928·1934}-.por el contrario-. Todas estas acciones anteceden al surgimiento de lo que será la Organización Femenil más importante que se dio en el país en esos momentos. Con el tiempo. Rubio ununci6 a su CI' . a adquirir un carácter de acuerdos polfticos básicos. 84 JPV gh! :JmalE . no sólo como máquina electoral.ALMA R OSA SÁNCHEZOlVERA Sin embargo.ual Oni . la creación de periódicos. el vínculo con las masas y su control constituyeron el eje nodal de la política carde nista. la dinámica del movimiento de mujeres (dividido hasla entonces en dos tendencias: comunistas y penerristas). En diciembre de 1934. pintura y otras manifestaciones anísticas se toma contacto y se incorpora a los grupos más atrasados. Con eSlo las re laciones enlre penerristas y comunistas pasaron de una inlensa lucha social. En 193 J se organiza en la Universidad Nacional e l Congreso contra la Prostitución. Lázaro Cárdenas lanzó un proyecto de reformas sociales de hondo alcance que tenía como tarea central integrar a México corno una nación moderna. obreras y universitarias se alimenta e incrementa con la realización de congresos. Así.. la acción polftica de las campesinas. bajo la presidencia de Abelardo Rodrígu ez. sino llamadas abiertamente a participar.O 01 2 do oepliombro do 1932. esta modificación debernos relacionarla con el proyecto polftico puesto en práctica por el régime n.ponian énfasis en su sagrada misión de madres y esposas. la lucha dentro de los sindicatos. hasla llegar a conformar una unidad orgánica y de acción. Calles se pronuncia en favor de la elaboración de un programa de trabajo que articule al PNR como ponador de planes y proyectos.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

Sin embargo.. Esperan . 12. las empresas. Contra la intervención del gobierno norteamericano o de la banca en los asuntos internos de México. 6. Contra los impuestos elevados que se cobran a las mujeres pobres en los estanquillos. Lucha contra la carest(a de los artículos de primera necesidad... Liga Oriente de Acción Femenina.ALMA ROSA SÁNCHUOLVERA Demandas y formas de organización del Frente Único Pro Dei rthos de la Mujer Son diversas las organizaciones femeninas y obreras que participaron e n la formación de l FUPOM (su riqueza la encontramos en la diversidad ideológ ica y polflica respecto a la situación de la mujer). particularmente del imperialismo yanqui. -. Por el aume nto a los salarios de la mujer: S. Contra los tratos humillantes para México y porel reparto de las tierras de los e Xlranjeros: . <>p. 7. Sindicato de Trabajadoras de Escuelas Secundarias. c. Por la liberación de Mé xico de la opresi ón im peri al. 13. Por la jornada de ocho ho ras: 4. 52. expendios y mercados. Unión de Mujeres Americanas. Confederación de Maestras. 3. Sociedad ._o "" m"jere. Centro de Estudios Sociales.. Por la lucha abierta contra todas las e mpresas extranjeras. como Frente amplio de mujeres. . 88 JPV ght j malE .. Mujeres Avanzadas. Por el seguro social a costa del gobierno. -Et avS" org. Unión Femenina de la Lagunilla. La fuerza cuantitativa de este Frente (en 1935 llegó a contar con más de 50000 afiliadas) podemos traducirlas en las consultas previas que se hacían a los diferentes sectores sociales de mujeres y posteri ormente a la apropiación que hacía e l Frente de estas reivindicaciones. Contra los desc uentos a los salarios de [a mujer. 2.. 29 "" ago"o de 193-S. y a la Ley de Servicio Civil. p. lo anterior lo podemos demostrar si observamos sus demandas fundamentales: 1.\IO El programa de l frente incorporó las demandas particulares que los distintos organismos femeninos y regionales habían ya enarbolado años atrás. lt... Unión Vanguardista Revo lucionaria. Contra los monopolios. Tul'ton . Por la rebaja de la renta de las casas habitación . 8. Sector Femenino del PNR .. Leonas de la Revolución y Frente Unico de Trabajadoras del Magisterio .\lO El UwivUJal. Por la igualdad social y política de los indíge nas y campesinos. sus demandas iban encaminadas hacia una lucha de carácter democrático en general más que de género femenino. Asociación Cultural de Economistas.. sean de nacionales o extranjeros. 9. 10.. d I.. están por ejemplo: Acción Cívica Femenina.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

. ha tomado pane de las más francas manifestaciones en favor de las ideas avanzadas. Tener un modo honesto de vivir". 170 . el hecho mismo de fonnarse con organizaciones ya existentes le dio un carácter corporativo y una estructura venical que es evidente desde las primeras \fneas del "pacto de unión y solidaridad" entre los sectores obrero. La explicación a la dete nción del sufragio femenino no es entendible. ~sta no fue resultado só lo de un cambio de nombre. ellrámite estaba por tenninar.Wn. Antonieta. El PRM respondía con claridad a la idea de tan ansiado frenle popular de la " unificación de las fuerzas revolucionarias".io Ma.~k"lf(l.oci . IE . t 970. ya no respondía a la nueva fisonomfa de Jos grupos e intereses polflicos e xistentes. 1915. El Panido Nacional Revolucionario que con su estructura horilontal habfa sido un e xtraord inario instrumento para la institucionalilación de la vida polftica del pars. CenlrO.ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA Ante los actos de presión realizados por las mujeres por obtener el sufragio. campesino. vol. tanto en calidad como en catidad.wjer.wt"d6lt M. popular y militar". somete a su consideración las reformas legales para ese objetivo. el ankulo pedfa es tablecer que: "Son ciudadanos de la República todos los hombres y mujeres que teniendo la calidod de mexiconos. según declararon en el PNR. p. 1" ". en tanto no se co nsideren los aspectos polftico-sociales presentes e n el periodo 1938·1940. pero cuando faltaba solamente la declaratoria correspondiente y la publicación en el Diario Oficial eSle hecho se parali lÓ.I ~. Este derec ho Cárdenas lo argumentaba en consideración a los siguientes aspectos: La mujer ha participado por muchos ai\os en la lucha social del país en una proporción importan te. Impre><>n. p. . reunan además los siguientes requisitos: L Haber cumplido 18 años si son casados y 21 si no lo son. El Partido de la R.. Mé. S•• enta •• Mél ico. • 1 Ru cón. en I". Según la iniciativa.l a muje' y la luch . Por otro lado. l. Cárdenas prometió en agos to de 1937 enviar al Congreso una iniciativa de ley paTa refonnar el ankulo 34 constitucional. Con la frecuencia que nuestro egoísmo lo ha permitido. 41 La iniciativa se turnó a las Cámaras y a las Legislaturas de los estados y para septiembre de 1938. Además.. Por esta razón el Ejecutivo co nsidera que para la rehabilitación integral de la mujer y su elevación a un plano de igualdad con el hombre. 425. ico. La reestructuración del panido o ficial surgió como una necesidad imperiosa de mantener la alianza de los sectores revolucionarios.tJ que lo constituyeron . y 11.ale~ y ' eglid"d d. MiS""I. • 3 O"". 92 CJPY ghte"J materal . en este mismo periodo se produce la conversión del PNR en PRM.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

II. mil itone i.ri.ALMA ROSA SÁNCHEZQLVERA reivindicaciones de clase no de género.. las mujeres al igual que numerosos sectores sociales encontraron serios impedimentos para reagruparse como movimiento social es pecffico.".. su lipo de inversión y su forma panicular de comprensión de los salarios reales fue relativamente fácil en la medida que contó con los líderes Charros. los gobiernos de Ávila Camacho y Miguel Alemán pudieron llevar adelante un desarrollo industri al sin obstáculos a la acumulación que los sustentó. 1977. La década de los cuarenta represemó para la mujer su paulatina y cada vez más creciente incorporación al sistema productivo. vi no . ) asr con el apoyo del grupo dominante de la CTM encabezada por Fidel Velázquez. y • di.. . Iección de Rolando Corderl (Irimem.i.ción dol So""" Social en 194 t. Es en el gobiemode Miguel Alemán en el que nuevamenle cobran vida las "gestiones" para otorgar el voto a la mujer. '1 v~. cuadros .. so Ávila Camacho. Su ingreso significó e l ensanchamiento de la clase trabajadora: población de suma importancia para avanzar en el desarrollo industrializador de México y de gran alerta y control de los gobiernos de Ávila Camacho y Miguel Alemán: \ . . ico .¡}}'flghled material . ~ I La c. por ejemplo. que para obte ner la tregua social ofrecería la creación del Sistema de Seguridad Socia!." Miguel Alemán por su pane se sustentó en tres !fneas para modernizar poHtica y económicamente al país : la e liminación de la izquierda del e lemento oficial. I'CI!. cmrrapanidlt. y concesiones al liderazgo sectoriaL': En este contexto.. 97. M~. económico )... Jesús Yúrem.. )". indic. éste envió al Congreso de la Unión la iniciativa para '" Cobrol. d.utori. cOnlTOI del movimiento obrero mediante lo que lIegarfa a conocerse como el "charrismo".. p. el ~o pllC"de decir:se.ko.. guerra y fascismo en Europa facilitaron las posibilidades de frenar las demandas obreras amparadas bajo la "Unidad Nacional"'. "ci ón y po)hica econ6m ic. las condiciones internacionales.minui.19~2r. En cada uno de los gobiernos el peso relativo de hu medidas de control e incluso de represión.. M lndus rr i" li."iraM. El Cotegio de M~1ico. En primer lugar.m<> (l941).. esto es: mejoras salariales. oquieseenc:io d.0110 J rri.". caracter[stica que define al gobierno de Ávila Camacho. et ndme". Luí •• MCivili. al tiempo. prestaciones sociales y lucha contra la carestía de la vida.. Medin •. 96 C... en m'/Mía d.. fueron distintas.I •• • reducir l. 198 1. tl:Ollom(o • muicana . Salió de los hogares para sumarse al sistema productivo (en los empleos de menor capacitación y de peor remuneración). 1 . <>b< . Fernando Amilpa 'J Luis Quintero. de huelg .. "". Ro~r".. La polflica de desarrollo industrial mediante la conjugación del gasto público. M en 0 .""ti luir l.mo y moderniución d.. la Rtvo/"cMn M. M~.. planteó reformas a la Ley Federal de l Trabajo para reglamentar rrgidamente el derecho de huelga y pedir y casi exigir luego algún tipo de unificación del disperso movimiento obrero.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

la paciencia si n limites. y liviudad. pp.. ". pero 1 ]>01'ibi tido"'" . en 1.IOS' . . necesidad industrial de mano de obra y CIIiguo presupuesto familiar que demanda la aportación de todos. Olac.. I t. ianiliclbo en tellid.>d.2 millones de es tudianles. rroll i. p.iunfo en . aUlorizada por fin a abandonar su casa. la recámara y el confesionario. uno particip..lem. la decisión de sólo entrever la realidad a lravts del chisme se resquebrajan . La educación en Mt!x ico ha sido componenle ese ncial de los proyectos del Estado integ rada desde la raíz a su acción práctica y explicación ideol6gica.. 103 CJPY Igllted material . O. Calo..fucno individual como vCo .i. . en 1964 a 7... de lo pi.. . ta educ. el recato.icdad". p.0 .ci6n C<ItTIO in'lrumenle pI" democnl1illl. Aof naci6 et milO de t.. UA'.....op... 2 •..4 y en 1970 60 Monoi . a sali r del triángulo de la cocina.. "La Nucaci6n ..o det f>lC" " . la intuición como única lógica intelectual..."" y.. en 1958 llegaba n a 4.LA PRESENCI A DEL FE MINI SMO MEXICANO: 1970 sólo e l hogar (como se lo ha dicho la iglesia o los medi os de comunicación).kión de un 1I1uto profe. 1983. ahora cuenta con otros.~g. Mh ico... lpoc.1.. 19MK. la dulzura.5 millones. 3K. "Educaci6n p~bticI y "".. educ. Múico. en f>lnicut ar t. e n 1952 había 3. "". es uno de los aspectos que nos permite explicarel proceso de expansión que se presenló a panir de los anos cincuenla en los ciclos del sistema escolar hasta darle el carácter masivo que tie ne en la actualidad.. e .c. la inercia.. ho cul tillli"o hacil uno posición <I""~" ncluoi"a de too pri"iteaios det . Monsiváis nos ilustra con riqueza los cambios cotidian os que se generaron con [a inserción de la mujer al mercado de trabajo. 230-231." .. I' . en SOM' y PoJer.en Mb:iro Hoy. la frivolidad como incapacidad de aveni rse con la Historia (con mayúscula). 20.aci6n individual.ci6n iauolilaría. en el ciclo d. copac iloci6n inlel«lult al .on.ij.la. 'i •.iedad. t lxilO. 62 -Lo mo. Estas razones confluyen y atenúan el s.ámide Nucal. et .. resquebrajam iento de la vida feudal y ocaso paulalino de la moral tradicional. 61 La fil osoffa educativ aól que acompaña al proceso industrializador y modemizante en nuestra sociedad.. ctItnO medio excepcionat.. 1. la resistencia al dolor como extensión de las mentes y acaso disculpen la condición femenina. 10nl0 en to vid. Motina •. de l. J~ puJo..emiesclavismo de la mujer (buJ¡ uesa o pequeño-burguesa). M W~ Fuenle. adqu. econ6mica como pollli . Por ejemplo. et camino po .. óO Acceso a la educación: el caso femenino El desarroll o de la educaci ón pública impulsado por e l Estado mexicano desde 1920 ha cumplido en la hist oria rec iente del pafs un papel de la más profunda significación social.ci6n. Véase Oue".dl .. itu'l."é.. Guerras mundiales y revo lución nacional. E:. N .uperio.'..ba. et IMjonomienlo pe .. Oi tbeno. la ahnegación como sustituto de la comprensión raciona l..ional que .. eduC'li vo de e . ed ucaci6n K re"et aba..lbo. et medio p.1e. y por 10 mioma. pri"iteaiado p.. l. condiciones dependlan e""nncme nle de 1." Niebt •. nal ••• 1.<oci.. As! por ejemplo la ternura. t• . Y al añadirse la mujer a las relaciones de producción y la vida social muchas "cualidades femeninas" conocerán su primera crisis.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

'.m. el primer análisis de la servidumbre doméstica y el rechazo a la violación. LI. amigu son poeta. oculta.". reproducción """i. 197~.gos. han tenido tiempo para reflexionar sobre su situación. que canceló la vida partidaria de Benila Galeana y sus semejantes.1 cido Clklt o.. Cona •. los libros de Simone de Beauvoir.. noviembre de 1984. "Todu mi.volución". Manh •. l W. lucha de clases. Toda una temática desconocida. 2 Mo.. Múico. regreso masivo al confonnismo (hippies es el caso más evidente) luego del reconocimiento de la fuerza del sistema. Rosario Castellanos. imposibilidades y esclavitudes que afectan a todas las mujeres en su conjunto. MtAico . Martha Lamas y Elena Urrutia)...ama •• M. Elena (c<>mp. y los sucesivos manifiestos y artículos: dispuso también de un espacio social en los centros de enseflanza superior y en la clase media de origen universitario. han viajado. Umllia. Roumunda. el feminismo en México dispuso de una armazón teórica (como lo han detallado Martha Acevedo. desde 1970. ~ L.. en Mixico". y a cada una en particular. discutían la condición femenina. Todo un orden fue enjuiciado de golpe: el orden que le prohibió a Sor Juana ln~s de la Cruz seguir escribiendo. emergió para no relomar más a la obscuridad. queremos ".6 "n . sepultada por siglos de prejuicios.¡"a '''''."" l. apoyados en el lema "lo personal es polftico". Ace"wo. •• Carlol . que obligó a muchas escriloras a profesionalizarse como mujeres. morfina. el examen de las sujeciones del ama de casa. dando inicio a la autocrftica por la eliminación en sus programas de asuntos de la vida cotidiana. negada. se crean seminarios de concientización y manifestaciones artfsticas que concluyen en poesfa. peyote. n':. de Rolr.6.1 en R .. Ide..<:n. 2 A las condiciones teóricas y sociales del feminismo mexicano siguió el surgimientO de los grupos.. pon. prohibiciones y miedos. "LooJJUpos f. ROIIII MIlÍI..y l. LSD...).IItIO. La práctica contracultural de la juventud en los años setenla facilitó la emergencia del feminismo mexicano.i<re.. ""i. hongos). trabajo invisible y gratuito. ase como de las ventajas de su irrupción inesperada.)..l 10 de mlyo.mini .. " .asm". n."i. lomo '. ~No '1ueremo.ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA admitfa: provoca tambi~n efectos negativos: vidas destruidas (en gran medida como consecuencia del uso de anfetaminas. Shulamith Firestone. que ignoro los esfuenos libenadores de Juana Guti~rrez de Mendoza y las anarquistas.. h•. es precisame nte este sector (de la pequeña burguesía ilustrada) el que absorberá y se identificará con mayor entrega a los planteamientos feministas: el cuestionamiento de la sociedad patriarcal... Vt_ L.. vol. 114 CJPY ghte"J materal . Su espacio político le debe bastante a la izquierda. Beuy Friedan.l pintura y . lucha de sexos. <ompilaciÓII de poema. Las primeras feministas declaradas pertenecen a la clase media o a la burguesfa.. M~~ico..u y r<aNdad de la m. qu" se pr""'n. En un plazo breve... H • "".. Kate Millet. l. .l Eran grupúsculos de mujeres universitarias las que.. 1983. ro·mano de 1978.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

... '1 H. en R" 'j. o lo mujer o al ""pi'al. la naoi"".d <omponida PO' pirre del hom bre " ' ""CIO .nto Po/(liro . ... i•. ~ue lo muje.nlo al debe..pooí. representaciones. El ano30 roeutr6 11. mienlo de .. ""... XVIII .... p. y además pennitió sumar gente a sus filas.EL CONTENlOO DEL FEMINISMO MEXICANO EN LOS AÑOS SETENTA Previo a la realización de este evento e l gobierno me xicano aceleró un conjunto de refonnas jurídicas ... de _'ene. la mayorfa de las feministas mexicanas adoptaron una posición de repudio.. P. que colaboró con el gobierno en la formaci ó n del CIDDEM (Centro de Infonnación y Documentación para el Decenio de la Muje r y el Desarrollo).. etc. para ese entonces fueron álgidas las discusiones alrededor del abono. O la mujer correl hombre ~n "".nJarn¡. .. Algunas de éstas fueron invitadas como asesoras a las audiencias en las que se discutieron modificaciones al Código Civil y a la Ley Federal del Trabajo." medido <onvenien. por ejemplo... . mujer o tnrn<mili. de 1974 >e publico.dorma. Re solución que habfan tomado las feministas de otros pafses.Hltia el pleno del\enwlvimienro de l.. 123 eliminó 1 re .. se "o!l$ide".o libre.brla que ou... El grupo de mujeres que fue objeto de dura crítica. 30 Y 123 . fue e l MAS . al " .blece. no se puede dejar de reconocer que significaron algún progreso en el sentido jurídico y que establecieron un precedente para las fe ministas y demás mujeres en relación con las demandas posibles al Estado.. "N" .... rompanidame.. Sin embargo... y 5<>.. ble e i"fonnada oobre el numere de "... rupon . 1 .. 50. Todo permno tiene de=h . Lui •• .. Mo vimien10 de A<ción Solid . dón Nooíonal.." que de la misma mlne.... Movimienlo Nocional de Muje. " . 'v Informe de Gobierno • . Por su pane.'ion. . e l M"S y el MNM. pre leger' la organizaeión y el desarrollo de lo fomilio.. que no casualmente coinc idió con el fin del sexenio.pa:ra.1 "abajo domt..i el igual•• o lI mujer en lo concerni.nle al acceoo al uabajo "". vol..... a pesar de 10 limitadollde las refonnas y de cómo emanaron (desde arriba y demagógicamente). 3. d • sUc6nyu¡~. no todas sus propuestas encontraron eco. . unl re'pOnubilid . muje . esfuerzo que resultó fructífero. Para ese momento los grupos activos del feminismo eran el MLN. conferencias. Por 01t0 lado el ~u. En el contexto de la Conferencia Mundial..dcul0' 40. !! Es preciso romper las barreras que impiden a la mujer su pleno desenvolvimiento en la vida polftica y social que obstruyen por tanto el avance integral en Méx ico. y el In. o decidir de mollt.'e el hoga •• no se luVO en e"'". n~m.. Movim ienlo de Libe ..bojo femenino.a se deberla ... '2 Eche~etrfl Álvlrez.lid. 119 CJPY ghle"J maleral .. porque dio lugar a debates. este centro tuv o como tarea compilar. " A fin. el Centro cumplió su misión durante el breve tiempo que duró ya que fue cerrado después de la Conferencia Mundial.pliembre de 1974. lubre . a lo ." Los primeros vel1ieron sus esfuerzos en la preparación de un contra congreso.. analizar. en el Diario Ofidal.'umo e in. Hemos dispuesto una revisión completa de las leyes federales a fin de someter ante esta soberanía las iniciativas conducentes a eliminar cualquier vestigio de discriminación femenina. . 69. enero de 1975.... De hecho. u. ico. hijo¡. ieei""". ' 1 Las refonnas no fueron tan completas como lo hubieran deseado las feministas. y adieione. En el arllcul o 40. el MNM organizó un ciclo de avanzada feminista que consistió en la presentación de ponencias. sin embargo. clasificar y difundir infonnación concerniente a la situación de la mujer.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

orpni. Ante esta circunstancia... Era importante en ese momento adoptar una posición en la que desafortunadamente no se ofrecfan muchas alternativas dada la pugna interna en el seno del movimiento a propósito de las alianzas o no con la izquierda. ni.iJla H~Jof. que '. n'o .. política y social de las mujeres mexicanas: unificar los esfuerzos de todas las organizaciones poHticas sindicales que tengan como objeto central la obtención de los más plenos derechos de la mujer... ésta pennitióla presencia de los panidos de oposición (CM y PRT) en la vida política del país. Ante las dificultades teóricas y prácticas para la articulación de una polrtica feminista de alcance nacional.. iunio·julio de 1982.. n~m. salud y educaciÓn de las muje res.4S.. Con motivo de la celebración del Dfa Internacional de la Mujeren marzo de 1978.. la alternativa inmediata se ha orientado hacia la integración al trabajo de los partidos po](ticos.""i.Ia posibilidad de eltlensión y maduración del feminismo como movimiento político autónomo se ha visto condicionada por el desarrollo económico y político del país y las condiciones materiales y de coincidencia de la población femenina así como las circunstancias de la Reforma Política...... Y ... 125 e J..<nlaron ~I plonlumicnlo de di<oIud6n de la CoalkiÓOl de muje . sino además se elaboró un anteproyecto para la constitución del Frente Nacional de Lucha por los Derechos de la Mujer (FNLDM).. "Femini.p. . d . y otros puntos como la lucha por los derechos humanos y las libertades polfticas.n en 1 di>!in'''' YO"ien'..I~. """ho f. éstas se nutrieron por la presencia no sólo de las mujeres de la Coalici6n. las feministas no podían permanecer al margen. 23. de opini6n. laborales de seguridad social.. 6. Además se declaraba 2< Rosctín.. se exponían como objetivos: el estudiar la realidad económica. el avance y la integración de corrientes de il:quierda a nivel nacional..... Z4 En efecto.hado de un proc:eoo d.. sino además participaron el PCM y el PAT. Mt~iC1) •• 01.¡u. La acción y postura poHtica de algunas feministas en esta coyuntura... como la opción más viable y productiva para las reministas.s. se organizaron una serie de mesas redondas. de.. de lOC.c>. ""lo.JU'" man::odo por t. promover la aUloorganización de las mujeres: luchar por la obtenciÓn de los derechos políticos.. fundamentalmente a los de la il:quierda.ión inlOma. la Unión Nacional de Mujeres Mexicanas y e l STUNAM.. Es. d•• Ii.a".nr... los comités femeniles de la tendencia democrática.. R. se canalizó hacia la creación del Frente. fue la Reforma Polftica. n '" o". contra la violaciÓn de los derechos de los niños y jÓvenes.EL CONTENIDO DEL FEMINISMO MEXICANO EN LOS AÑOS SETENTA ...la sección calorce del sindicato de Salubridad y Asistencia (Hospilal General).. ya que dichos panidos estaban abriendo brec ha alterna de la mujer. p..PVr¡ghL:j m alE . Anloniela.. n. loo pi. . de 1978.... Lo trascendente del acto señalado fueron no sólo los debates que se desalaron en lomo a la lucha feminista...~ En éste. un hecho importante que influyó en la disidencia de algunas feministas de la Coalición de Mujeres.. in'cm. en <. l.mo y la Reforma Pallli.. ~1Ie • fin..I.nlO el ""..... lS Es importanlO .ión y la polili.. de 1 PUlln.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

6. la realidad demuestra que la unión entre la lucha política-social de las mujeres. las feminista s del Frente no lograron ídemificar y. cómo enconlrar losjustos cauces que permitan a las mujeres su aUloOlganización. por tanto. canalizar esos cauces. . p.omo y orgoniuciOMo polí. la que ha permitido al PCM atraer a las feministas e imponer su polftica reformista debido a su venlaja objetiva sobre el PRT de tener curules parlamenrarios".p.. por tanm. JI Lamas. 37. su manejo implica lanlas cosas: ¿hasta dónde se puede trabajar conjuntamente? ¿es imponante táctica y estrattgicamente hacerlo juntos?. vol. Para mi. ya viejo. A las que nos urge llegar es a las que la izquierda no logra movilizar incluyendo a las que se podrían asustar de ver las banderas rojas. Habíamos mencionado que el proyecto de ley iba a ser presentado ante las Cámaras por el PCM.JO Nuevamente se presentaba en las feministas el debate. 129 CJPYnghted matenal .. Pero ¿y el movimiento de las mujeres? La duda estA en cómo trabajar. l l El problema fue que en la práctica.T apoyar polrticamente una inicialiva que no emanaba de este último. ¿qu~ implica una alianza? ¿como aliarse con diferencias tan grandes (un pequei'lo grupo de feminislas con un panido de masas)? Si hien el feminismo ha lenido una importancia incueSlionable en el nivel teórico. Manh . R~Yi"Q FEN. Lo único verdaderamente trascendeme era anteponer a cualquier proyecto poHtiCO de masas los intereses del panido. respecto a las formas de alianzas con los partidos de oposición: Es muy difícil decir cuál es el problema fundwnental en la relación enlre el feminismo y los partidos políticos. se encuentra Lamo>. lo que significaba para el Pfl. n~rn. el peso polflico y numtrico se imponía a travts del PRT y PCM que cada vez expresaban con mayor agudeza sus pugnas polfticas. Panidariamente no interesaban los logros polfticos-sociales que se alcanzarían con la legalización de la maternidad libre y voluntaria.. Ante estas circunstancias... Manho.. ~F~rnin . sobreviene el desencanto de las feministas. como para muchas otras ha sido crucial la fundación del frente y el trabajo en ti: el feminismo es ya una realidad política viva en los partidos. )(1 monod<19HI. ico> do itquiordo~.. fobre. las mujeres que se movilizan con consignas de la izquierda no necesitan a las feministas.. 17. Un hecho que nos permite idemificar clarameme los niveles alcanzados en esta pugna partidaria se muestra en la campaña de agitación que se realizó por la despenalización del aborto...36. su dispersiÓn y su número reducido determinan su debilidad. los militantes del PRT sabotearon la campaña y ellpresaban: "Ha sido precisamente la lucha por la despenalización del abono. lbid~.EL CO!'ITENIOO DEL FEMINISMO MEXICANO EN LOS AÑOS SETENTA USledes creen que cualquier mujer común y corrienle que tal vez se unirla a un grupo de mujeres que luchen por el abono lo haría igual al ver las banderas rojas con el signo comunista.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

disimil concepción de lucha entre los militantes del femini smo.. CIDHAL. algunas feministas dan matices distintos a su labor. Asimismo. Pareciera. Oikabelh. Bajo la perspectiva de unidad y autonomía de l movimiento feminista se llevó a cabo. Pese a la buena voluntad de muchas militantes de vigorizar al movimiento los conflictos. Tenemos asf por ejemplo a aquellas que se dedican a la investigación y a la academia que realizan y difunden su quehacer principalmente en 136 C. Red Nacional. Este hecho era fruto de la experiencia de la política de alianzas vivida y fracasada en el FNALlDM. en la manera de concebir la dinámica de los encuentros". en 1984 en Michoacán y en 1985 en Mtxico.. Y como telón de fondo estaban el desgaste de los antiguos grupos: la aparición de feministas independientes o "no organizadas" (producto en gran parle de la dispersión): la presencia de grupos de le sbianas que luchaban con dificultad por el reconocimiento y la aceptación de las feministas heterosexuales y. tales eventos dieron cuenta de pocos frutos ya que el movimiento segura empantanado en discusiones ya de por si bizantinas para el momento polltico imperante. bajo todo lo descrito hasta aquf. LAMBOA.ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA El llamado a la unidad se enarbolaba hoy mediante la idea central de autonomía frente a los pan idos y sindicatos. el grupo Autónomo de Mujeres Universitarias (CAMU).. En esta Coordinadora participaron grupos que haMan surgido en provincia como: el grupo Cihuatl de Monterrey. Bajo este panorama poco halagUeño y de repliegue para el movimiento. por encima de lodo. Una vez más el movimiento nos muestra la carencia de ejes y acciones precisas que dieran las bases para levantar un movimiento unificador. ya en el 20. El intento de unidad que se expresó a travl!!s de la creación de la Coordinadora presentó una vida muy cona. ahora su militancia está pautada por ritmos y rumbos diferentes. Colectivo Feminista de Colima y el grupo Ven Seremos de Moreha. en abril de 1982. encuentro se manifestaron diferenc ias de todo tipo: en los objetivos y concepción de l feminismo.vynghted material . Mujeres de Culiacán. promueve y auspicia los encuentros de mujeres en 1983 en Colima. que la Coordinadora fue el intento de crear y fomentar la "unidad" frente al avasallante poder de la dispersión de su organización.. en las fonnas organizativas. la Rev uelta. Grupo de Mujeres del Chopo. Con el surgimiento de esta nueva instancia las feministas se dieron a la tarea de crear un directorio para integrar adecuadamente la lucha. Colectivo Feminista. el Primer Encuentro de l que emanó la Coordinadora de Grupos Autónomos Feministas. las diferencias no tardaron en expresarse . de elaborar un boletín y de impulsar grupos de representantes en cada región con el objeto de tener infonnación y comunicación en todo el pafs. tal organización se reemplaza más tarde por Red Nacional de Mujeres cuya tarea principal era mantener una instancia de comunicación entre los grupos que siguie ron trabajando e n sus sectores de fonna independiente. una lucha encarnizada por preservar los espacios ganados.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

i.. El sujeto social aparece entonces como un e nte dinámico.. Vi"i... es la forma de acercamiento a los sujetos sociales.. imór.pynght :J ~alE . V.. Ésta se encuentra hoy pautada por la revalorización de la persona humana y por el reconocimiento del valor de la experiencia 2 ~ hobl. p. .. ). Tri"anw . en JorllaJo.'tal acto de transformación se realiza. 76..imórri . F." M. Precisamente. Ali"" . no existe un solo sujeto histórico que enfrente y transforme estas relaciones en nombre de todos los oprimidos sino más bien reconoce la existencia de una multiplicidad de sujetos quienes desde su especffica opresión. 4. Mo ~rio le •• 19U. y deorhn 1"" mi..lenre...... panicipan en ~... opone resistencias. 101· 104..1 pod. Micll<l. todo acto de transformación de la organización social y de la vida cotidiana ."... que revelan re laciones de dominación o subordinación. Ii zan una di. éstas hoy deberán ser comprendidas para su enriquecimiento a la luz de una variedad de sistemas de opresión-se~ual..' Un aspecto más que resulta enriquecedor en los nuevos movimientos sociales.". la concepción de polflica en los nuevos movimientos sociales y particularmente en el movimiento de mujeres. la ideologra y la cultura a lo largo de todo el tejido social. ""os <le lenguojo sin '1"~ ninSUIlO p. drid . ¡~n lo planreado por Hobo""u w "... UII di6/0l0 sobro . orireri""W (Cfr.edo """m' 01p<><Ier p ..ias .. Ia. causa rupturas.i ro .. .. 4. e~istencia 144 ::.~niclllil'II . adquiere un sentido diferente. la ard6~ co". .la concepción tradicional de lo que es la polftica se amplía permitiéndonos explicar otras dimensiones que permean a los movimientos sociales : " . l. Reboldr.. I. por aquellos sobre quie nes e l poder se ejerce.ren . . Jung<:n I/oborm . Ttor(u d. Cenno <le la Mujer »eNana "RGt. cuestionan y actúan para transformar su situación". Lo cual no significa que las relaciones de clase dejen de ser importantes. son éstos los llamados a resistirlo y a definir los métodos. fija lfmites. sino que éste al mismo tiempo sea explorado en la política.. pero.. cuando lo< njero< '1"" .."" p. ...... actuando al decir de Foucault.. pp.::ionoo .~m1m de 1986.I..nr~rrumpi .i6n t rio. sino que además recupere la e ~iste ncia de relaciones de poder asimétricas 1 que sugieren que e l campo económico no se constituya en el fundamento por e~celen­ cia del poder. 1IO. . generacional.u.ro oomo i.i ~ iJt~J. d.."... por el carácter multidimensional por el que atraviesan las relaciones sociales. según Foucauh... <le . M~. Foucoulr. como hilos invisibles que cruzan las relaciones sociales tanto en los ámbitos públicos como privados.ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA de una heterogeneidad de campos en conflicto anteriormente constreñidos a la existencia de las clases sociales. <le 1 Mujer. p. lugar e instrumentos de lucha adecuados.io ..6n o impone' . es un acto que supone un trabajo colectivo ".sc~. que traba compromisos. "El Aporte <le l.' El acto de transformación al que son llamados todos los sujetos que tienen relación de poder asimétricas.o6Io exi. . 1 Va'P' V.la polftica comienza entonces a abarcar todo acto de transformación de las relaciones de poder allr donde se ejerzan. (ed. S Vorgllll V''''n~.. Si reconocemos la presencia de una concepción del poder que no sólo se refiera al ámbito públicoestatal.ibid..

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

sino además provee de ellperiencia a otras mujeres asalariadas para que luchen y presionen por sus propias demandas. Ciudad lu""" Chihuahua. 1J • .. e.. salarios y prestaciones. en 1 . dfas feriados libres y pagados... y la muerte sólo hubo un fuerte movimiento de tierra. pa. indemni · zación..odueto. "01" . utranjero.tru •• ndm. Desafortunadamente."va divi.. aguinaldo.i:a. salario mfnimo. lo moquila de pane.os elhnieos y el«1TÓnk"" e' alr<:de<lOl" del 80'11>. pa. •. Como sabemos. seguro social. ho venido de. ellpresa aun una lucha incipiente no por eso menos importante.en R~''.icana que participa en la maquilo de produc. .codo.. f'<l. de p.. a la fecha se ha logrado que un grupo de trabajadoras domtsticas tenga sus propias formas de lucha dentro de la cobertura del Centro 50cial"Casa Hogar". (Es importante señalar que la lucha de tstas es muy amplia y dificil.alment.. "ueVI' 'endenei •• de ""umuladón de capilal enlTe l•• 4ue 5O inseribe l. ponde o 1 0$ . todo se cayó y tambitn la venda. 195 I ui"ran 121 plont...aquilodor. señalar e l caso de las mujeres que trabajan en la maquila. era:! mujr""..ndu'tri .. te. apro~in\lldamen. Morelos.iemb<e de: 19~5. El segundo ejemplo.adament.. Müico.. a lo largo de 'oda ¡a "" faja rronleri~ con 1 Eo. a lo abundan'" y borato mano de cm. .ep.... ".. una de las formas de empleo que mayor concentración femenina reporta es el servicio domtstico. ahora a los patrones les costará mucho engañamos. Mujer<:. sabemos que la unidad y la lucha serán nuestras mejores annas. por lo que requiere de un constante contacto con eHas para buscar formas de aglutinamiento que permitan intercambiar sus problemas como trabajadoras y sus inquietudes por mejorar sus condiciones.EL CARÁCTER DE LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOC IALES .. ~ptjmo dfa y prima vacacional. (de capi'al noneamericono en IU tOll]idadj de 44000 mil trabajodo". aquel que nos da cuenta de l nacimiento organizativo de las trabajadoras domésticas.a el Oi 'lo&o.n. 151 JPV gh! :JmalE ..himo< 1ft"" y '1"" . Entre sus principales demandas encontramos: jornada laboral de 8 horas diarias. en los últimos años se han dado variadas formas de organización en las trabajadoras domtsticas. la práxis organizaliva no es el común denominador de las mujeres en nuestro pueblo.) Desde aquellas que intentan agruparse en un sindicato.ad"" U"ideo. p. 6O'l.. A. C. Podemos por ejemplo.minado.. En Cuerna vaca.. ".ión internaeional dellTabojo.. rure".¡ ~ Para las maquilado ras una de las condiciones fundamentales l' Te"imonio de una "". ha impue'l" . Ante tal situación. en e l c""o de "u.. en esta actividad podemos observar con claridad muchas de las injusticias laborales que se ha mencionado aquf pues no elliste legislación alguna que norme la jornada de trabajo. " Un tipo de indumia que . me."ro poi. a otras menos formales que tratan de reivindicar el prestigio y el salario de su ocupación. en nuestro país.''Q Conrpa'.. Lo proporción de fuerza de lrabajo remenino m".arrollando aute. da fund. en la ciudad fron. La concenuaeión de 101. 14 Este Sindicato constituye uno de los principales intentos en nuestro pafs que apuntala no s6lo a ampliar la estructura básicamente masculina que impera en los sindicatos.rada. y componente.. ejemplo.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

. daban vuelTas.. ~ Argon li na: elogio d<> ti t""u"'··. en R~'·islll FEM. nada más activo que esa marcha silenciosa. que defienden las vidas que han dado y las vidas que companen.. torturados. La contra ofensiva femenina es también idelógica: denunciar a los desaparecidos.• J las presas logran desmontar maniobras de las autoridades penitenciarias para divi dirlas. ]. por el derecho a vivir. cubiena con un pañuelo blanco [. 22. reparto equitativo de ropa.. Al incursionar en los Hmites de lo privado para entrar en 10 público.. Sin darse cue nta... realizar trabajos colectivos. La protesta social también se deja sentir. t980. ] un grupo de mujeres paulaTinament e engrosado. En esta lucha. la resignación. Ser madres en la pasividad. además. el calor.. intimidaciones. es demostrar que el ene migo no es externo a la nación. la calma o cualquier otro eSTado que interp re te la necesidad de excluir a las mujeres. la cabeza. apremios físicos. las mujeres han tenido un papel prOlagónico y desafiante. n~m. sin que el sol.. las detenciones masivas. va!. trascienden histórica y socialmente el papel tradicional qu e les ha sido asignado. las locas de mayo: (. en la cárcel las mujeres se organizan para exigir mejoras en la comida. tomo a un patrimonio que trasciende las divisiones de clase. Es negar conscientemente la legitimidad del orden propuesto por los militares. Mercldo. En cada aceión en cada gesto y . logran canalizar la impotencia y la rebeldía en acciones eficaces. mediante el reehazo. esas mujeres convertían un atributo. En las dictaduras militares de los pueblos argentinos y chilenos.19 El carácter polftico de la acción de las madres uniéndolas bajo la categoría amplia de la maternidad ha sido una muestra ejemplar de lucha por la defensa de la vida. de diferentes edades.. decidida poHtica que por mucho tiempo tendrá que ser presentada como [a más ejemplar y tal vez la ún ica posible en el conte¡¡to de un Estado castrense que pretende confi gurar una sociedad lambi~n castrense. en una acción fuerte. Temu . comenzaba a dar vueltas en cfrculos. • (•. psicológicos y morales han sido métodos de las juntas militares para destruir y silenciar a las madres. muenos y presos es rehusar a la aceptación de la amenaza del terror institucional impuesto en lo cotidiano. padres. 12. la presión y todas las formas que el ingen io ponga al alcance consiguen mejorar las condiciones inTernas o acercarse a la libertad. enerolfebrero d<> p. Al defender la vida de sus esposos.EL CARÁCTER DE LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIA LES . las mujeres no sólo traspasan las fronte ras de lo permitido por las dictaduras. el frío o cualquier elemento de la naTUraleza las amilanara. 111. secuestros. atención médica. 155 CJPVllgh! j malE . hijos y hermanos se oponen a un principio irrenunciables para la lógica militar: el aniquilamiento necesario y forzoso dellransgresor.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

ALMA ROSASÁNCHEZQLV ERA

vivienda, servicios públicos, equipamiento, en síntesis nos dice Massolo,' necesidades ligadas a la reproducción de la fuerza de trabajo, El carácter de las movilizaciones generadas por las demandas de vivienda y servicios dio origen a organizaciones independientes cohesionadas por militantes de izquierda que impulsaron la incorporación de las masas populares a una lucha colectiva que hiciera frente a la carestía, a la sobrevivencia. Las acciones más combativas persistentes y generalizadas en el movimiento urbano popular (M ur) en los últimos años han sido precisamente aquellas que se desarrollan en tomo a la lucha por ganar y defende r un terreno donde construir una vivienda, sus protagonistas guardan distintos lugares en las relaciones sociales de producción; hay desde el proletariado industrial, vendedores ambulantes, taxi stas, billeteros de loterfa, locatari os de mercado, obreros de la construcción, comerciantes hasta campesinos migranles a la ciudad. Encontramos así que los movimientos urbanos se nutren de la gran mayoría de la población subempleada en actividades inestables, con bajos ingresos, y al margen de cualquier prestación social. Ante tales condiciones para los numerosos contingentes de obreros y migrantes rurales se presentan dos úni cas alternativas para satisfacer su asentamiento: la inversión o la compra de terrenos ilegales en la periferia, carentes de todo lipo de servicios e infraestructura urbana. La invasión de terrenos se constituye en la palanca movilizadora de colonos no sólo habitantes de l D. F. sino tambi6n de otras regiones. En los primeros a~os de la d6cada de los setenta se registra un gran n(¡mero de invas iones en el D. F., el Edo. de M6xico, Puebla, Monte rrey, Chihuahua, Guadalajara, Torreón, Durango, Zacatecas, Morclía, Quaca y Mú ida. 6 La invasión se acompaña y apoya de la lucha que dan los obreros campesinos y estudiantes, alianza que dibuja al movimiento fuerte y desafiante frente al control partidista, expresando al mismo tiempo la incapacidad del Estado para satisfacer la demanda de hábitat. Los primeros años de los setentas dan muestra de la efervecencia y generalización de fonnas de lucha y organización basadas en la participación masiva de los colonos. Marchas, mítines, plantones, comisiones masivas tomas de oficinas re fuerzan y patencian las tomas de lotes, las huelgas de pagos la exigencia de instalaciones públicas, experiencias lodas qu e nos dan c uenta de nue vas prác ticas y lenguajes en las relaciones cotidianas de la colonia " .. .solidaridad, democracia , conciencia, aulonom(a
l Manolo. Alejandra. -l ... muje,.." en 1", mo.imientoo _illes.lII"bu>o<.x 11 ~iudad de Mexico··. "1'. NI .. p. 134 . • "'Un nu. ' o f",me de luchl"'. PMmo Cr llico, 1110 xt. núm. t23. mino de 1982.

162

e JPY

ghte--:J mate-r al

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

mujer y organización. En el encuenlro panicipan la mayoría de colonas. mujer y colonia. En síntesis. estos nos explican por sí mismos porque las mujeres son columna venebral del movimiento. llamamos a todas las organizaciones de masas de este país a impulsar la organización y demandas de las mujeres: queremos construir potentes organizaciones de masas que luchen codo a codo con el conjunto de las organizaciones democráticas con una perspectiva socialista. Nacimiento de la Regional de Mujeres del Movimiento Urbano Popular "Compañeras. en el escenario de los ochenta que las mujeres se reúnen para hablar de temas que las involucra directamente: mujer y familia.o de inauguradón det Encuentro de Mujere. en otros espacios y en otro momento tales reflexiones )9 Fr_smento del diocun. la temática da para que cada quien hable de sus propias vivencias.le ha IOcado a nuestro moviminuo lOmar en sus manos el impulso de la lucha por reivindicaciones de las mujeres a nivel masivo". La revolución no será posible sin la panicipación de las mujeres. del M P. La CONAMUP definió con claridad en su IV Encuentro Nacional. Con otros ritmos. que la columna venebral del movimiento urbano. La revolución no será posible sin la liberación de la mujer. mujer y situación aClUal. Las !fneas que a continuación se presentan pretenden dar cuenta de los procesos y luchas en las que ha estado presente la mujer colona. Este acuerdo es un reconocimiento al indiscutible lugar que ocupamos en el proceso de lucha social . el encuentro para las mujeres colonas representa un espacio en el que irrumpe la vida privada. de su ser mujer en la periferia. 19 Este encuentro marca el inicio de una nu eva dimensión del MUP. hasta el cambio en ellas mismas.. como un día memorable . fue un evento en el que se vislumbró que lo personal es polftico y que los problemas de la vida cotidiana de las mujeres deben ocupar un papel en la esfera pública y política.. 27 Y28 U de no. rulilado por loo dJas 26. son temas cuyo contenido se construye básicamente de su cotidianidad. la familia. mujer y trabajo. el encuentro inicia un proceso que las llevaría a largas y penosas reflexiones acerca de su ser oprimido.. son las mujeres.iembre de ]983 en a] ciudad de Duralllo. que la violencia y los golpes del marido lo viven todas y cada una a flor de piel.ALMA ROSA SÁNCHEZOLVERA marido. la presencia organizada de las mujeres en movimiento. Es primera vez. saque a luz pública su vida privada. en el que brota su problemática especffica de género.. intercambie con las compañeras que el desgaste de las labores domésticas es un hecho común para todas. este 26 de Noviembre (1983) pasará a la historia del movimiento popular revolucionario. 170 CJPY Igllted maJeríal .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

instancia con la que pretenden establecer alianzas. era como el temor propio. colon . predomina el temor de que el movimiento y la organi- zación pretendan ser arrebatados por grupos feministas o mujeres de partido. no podíamos hablar de feminismo.". La Regional de Mujeres se fue ganando paulatinamente un espacio polftico dentro de la CONAMUP.uo real izado por Alm. Jl Enlre"iOlo reoliud.. nosOlras nunca manejamos que fuframos feministas. JJ En e fec to. si de liberación de ¡as mujeres. haciendo así uso polÍlico de la organización e imponiendo enfoques y dinámicas que no han sido asumidas por las colonas. ALMA ROSASANCHEZOLVERA En esta conexión que se empieza a dar entre la diversidad de grupos de mujeres. de que nosolras tramos [as que dividíamos el movimienlo y no es así.eles~ y miliwlle de 1 Resional dc Mujere>." En el desarrollo de la Regional yo veo como tres etapas muy importantes al principio framos muy sectarias.}1 Muchos compailero. diciembre de 198M _ 176 CJPYnghted matenal .. un hecho que caracteriza a la Regional en su primeros anos es la resis tencia a establecer alianzas (en gran medida atribuidos a prejuicios y desconocimiento) con las feministas. a Victi.¡. colona de la -Fel ipe An. Hace seis años aquí en San Miguel. pensabamos que todas las feministas eran lesbianas. Sónchez y Gioe l. las ópticas con las que se observan unas a las olras son notablemente distintas. sino de feminismo como tal.0 de ] 988. pero era algo justificado siento que el temor de que se apropiaran de nuestro movimiento.y mililonle de l... será casi hasta el final de la década en que su postura cambie. decfall que en la Regional de Mujeres son puras feministas pero nunca te dedan por quf."che. ellos nos acusaron de feministas. las feministas advierten un gran potencial organizativo en la Regional.. cuando empezamos a cuestionar a los compaileros de que no estabamos de acuerdo en que golpearán a las mujeres. JI Enlre"i"a reali • . Espinoso" Zcl>lid •. se enconchan y obstinan en mantener la autonomfa y dirección de su movimiento. por ejemplo. Lo que queremos es participar igual que ellos. y por otro lado. ReSional • • &0"... de que tenemos que ir buscando los canales para esa liberación. haciamos cruzcruz. ¡¡ Ennevi. por Alma S. Zarasozo. tener espacios y derechos en el movimiento al fin y al cabo lambifn estábamos en el movimiento. Pero hoy hablamos con las compañeras. de -Ermi l. Las colonas de la Regional miran a las feministas con serios recelos.. Justamente su fase de construcción y crecimiento coincide con una eta pa en la que el Estado toma la ofensiva y reprime a diversas organizaciones populares. y Atma S'""hu _ Mlrfa El.. por Gioell Espin . el miedo de no saber bien claramente cuál era nuestrO proyecto eso hada que vieramos muchos fantasmas. Algunos testimonios nos constatan esta idea.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

la difusión por la radio y la televisión de programas que denuncian. Pese a[ cerco denigratorio de muchas de estas críticas y de la utopía de izquierda. son trabajadoras. En la Regional de Mujeres del Movimiento Urbano Popular. "pequeño burgués" y "separatista". Las mujeres se enc uentran excluidas. Bajo estas circunstancias. De este modo la lucha de las mujeres exige que sus demandas ingresen al espacio del de bate y la negociación polftica. irrumpen en la sociedad mexicana acciones colecti vas de mujeres que enarbol an deman das que no necesariamente panen de su condición genérica. la mayoría sin una escolarización superior a tres aftos de primaria las que protagonizan la heterogeneidad de movimientos de mujeres que se suscitan en nuestro país. conm inándolo a la llegada del socialismo para que la silUación cambie. a(lteriormente sólo aceptados verbalmente o vividos con sentimiento de culpa. en [os inicios de [os años ochenta. pensamos que la Irascendencia de l fe minismo se concretiza en la revelación de nuevas forma s de hacer política e n tanto hace una recuperaci ón de los problemas de la vida cotidiana vinculándolos con las relaciones sociales de poder que se manifi estan en la esfera privada y en [a esfera pública. instancia de mujeres que se analiza en esta investigación. Es común que en estos movimientos los fines y organizaciones se finquen sobre intereses y necesidades que la mujer tiene como clase. bien incorporando e n sus intereses de clase a los de género. colon as . campesinas. f:sta no sólo se expresa en: la apertura académica y de investigación sobre la condición femen ina. a la del movimiento femini sta. expliquemos. 184 CJPY Igllted material . demandas que incluyen la satisfacción de necesidades de consumo colectivo. Es innegable que el movimiento fe minista ma rca una huella en la cultura poUtica de nuestro país. y en la realización de eventos cuhurales. no pueden influir en las de cisiones que definen la concepción y procedimientos mediante los cuales se organiza la esfera pública. posponiendo para e l mediano y largo plazo sus demandas como género o. podemos corroborar como en un primer momen· to las demandas de las mujeres son aquellas que les resultan más apremiantes. foros y congresos que permiten intercambiar experiencias y unificar esfuerzos en una lucha común. El planteamiento de las feministas de hacer "polftico lo personal" desentraña y denuncia las formas de dominación que se ejercen en la vida cotidiana de las mujeres y expresa que en e l ámbito público la dominación se ejerce por exclusión. ejemplifican y explican los di versos rasgos que adquiere la opresión de la mujer. lo que hace que su lucha sea envuelta por una dualidad de militancias: como trabajadora y madre y otra como ciudadana y e sposa. pero que al mismo tiempo y de manera implfcita tienden a hacer menos extenuante la labor de la mujer en la esfera privada. y e n [as que sus sujetos presentan una composición social distinta. son acciones que transcurren en diversos espac ios sociale s. Más allá de todo esto. el movimiento consigue que amplios sectores de mujeres hagan suyos los planteamientos.ALMA R OSA SÁNCHEZOLVERA acusan al movimiento de "sectario".

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

.You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book.

You have either reached a page thal is unavailable for viel'ii ng or reached your viel'ii ng limil for l his book. .

..lnl" 1<1111111".1 . "...fI".

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->