P. 1
El Talit Yoshua

El Talit Yoshua

4.5

|Views: 5.666|Likes:
Publicado porYoshua Ben Efrayim

More info:

Published by: Yoshua Ben Efrayim on Oct 08, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/05/2013

pdf

text

original

El Talit 

(Manto de Oración) 
Introducción  En  este  estudio  discutiremos  los  símbolos,  exégesis  y  objetivos  del  talit  en  la  vida  del  Yahudi  y  su  significado.  Además  examinaremos  el  evento  de  Matityáhu  9:20  cuando Yashúa sanó a la mujer de flujo de sangre.  Elohím  ofreció  los  Mandamientos  para  que  el  hombre  se  conectara  del  plano  material  al  plano  del ruaj, o  sea que los Mandamientos  son  de naturaleza  del  ruaj,  reflejan la naturaleza de Elohím o la voluntad de Elohím para con el hombre.  Elohím es perfecto, y sus Mandamientos (Torah) son perfectos. Así que como A = B,  y B = A, decir que la Torah es imperfecta, es decir que Elohím es imperfecto, decir  que la Torah no puede salvar es decir que Elohím es inconcluso, decir que la Torah  pasó  es  decir  que  Elohím  es  antiguo, decir que es sombra  es  decir  que  Elohím  es  real. Elohím dio la Torah en el Sinai, si contamos en los cinco libros desde Ber (Gn)  a  Dev  (Dt)  la  Torah  encontramos  613  mitzvot  (Mandamientos),  365  negativos  (no  harás), 248 positivos (harás).  Torah significa instrucción de vida, enseñanza, guía, senda; es la guía para caminar  en  la  vida.  Los  613  Mandamientos  se  explican  en  el  Torah  Escrita.  Elohím  utilizó  símbolos para que el hombre pudiera entender las cosas del ruaj; el talit es uno de  estos,  símbolos  en  la  vida,  en  la  familia,  en  la  moral,  en  las  Escrituras  etc.  Los  Mandamientos se dividen en morales, ceremoniales y civiles; todo el que quiera ser  parte del pueblo de Elohim está obligado a guardar la torah. Hay Mandamientos que  no  se  explican  en  el  Torah  Escrita,  la  pintura  sobre  el  shamash  (fleco  azul)  por  ejemplo.  Elohím  ordenó  al  pueblo  hebreo  vestirse  con  talit  para  que  pudiera  entender  las  cosas del ruaj, vestirse con  flecos (tzitzit) y borlas (guidelim = grandes cosas).  Dev  (Dt)  22:11­12  “No vestirás  ropa  tejida mitad  de lana  y  mitad de  lino.  Te harás  unas borlas (tzitziyót) en las cuatro puntas del manto (talit) con que te cubras ”.  Bem (Nm) 15:37­39  “Yahweh dijo a Moshéh: Habla a los israelitas y diles a ellos y a 

su  descendencia  que  se  hagan  flecos  (tzitzit)  en  los  bordes  de  sus  vestidos  y  pongan  en  el  fleco  de  sus  vestidos  un  hilo  de  púrpura  violeta.  Tendréis,  flecos  (tzitzit), para que cuando los veáis, os acordéis de todos los preceptos de Yahweh.  Así, los cumpliréis y no seguiréis los caprichos de vuestros corazones y de vuestros  ojos, que os han arrastrado a prostitución.” 
El  objetivo  del  talit es  recordar  los  Mandamientos, recordar  la  bondad de  Elohím  al  dar los Mandamientos, recordar la guía de vida que  dada por el ruaj, enterrando la  pasión humana y la naturaleza del errar.

Los  sabios  judíos  enseñan  “Quien  cuidadosamente  observa  los  Mandamientos  de  los tzitziyót, esta apto para ver el rostro de Elohím”, Rashi  comenta, “los ojos ven, el  corazón desea y el cuerpo erra”, para que el hombre no se incline al mal, Elohím nos  recuerda  los  Mandamientos  en  el  talit,  y  tenemos  shalom,  seguridad  y  protección.  Los  tzitziyót  (flecos)  quieren  decir:  Aquí  están  los  Mandamientos  en  forma  visible,  ahora  cúmplelos,  lo  dado  por  medio  del  ruaj  en  forma  material,  lo  inmaterial  en  lo  físico.  La  palabra  tzitziyót  en  hebreo  equivale  al  número  600,  tzadi  (90),  yod  (10),  tzadi (90), yod (10), tav (400), para un total de 600, más cinco nudos y 8 hilos, para  un  total  de  613,  equivalentes  a  los  Mandamientos.  Talit  en  hebreo  contiene  dos  letras “tal” que significa  tienda e “it” significa pequeña, o sea tienda pequeña. Cada  hombre  tiene  una  pequeña  casa  para  orar    o  un  pequeño  mizkan,  para  tener  intimidad  con  Elohím.  Elohím  también  habitó  en  una  tienda,  el  Mizkan,  donde  se  manifestaba la Shekiná (presencia de Elohím). Por cientos de años los artesanos de  dedicaron  a  confeccionar  los  talitót,  y  fue  una  profesión,  Shaúl  fue  un artesano  de  talitót (carpas), dice que su trabajo era hacer carpas (talitót).  El talit  Hay dos tipos de talit, el talit katán, el pequeño, que se usa dentro de la ropa y el talit  gadol el grande que se usa externamente. El talit se hace de lino o lana, nunca se  usan  dos  materiales  al  mismo  tiempo,  símbolo  de  lo  puro.  Los  flecos  (tzitziyót)  se  hacen de lana, excepto el fleco azul (shamásh) que se hace de lino. Antiguamente,  los flecos se pintaban con 3, 387,000 (una libra) caracoles (jilazón) de fenicia, con el  tiempo  se  dejó  de  pintar  debido  a  que  se  extinguieron  los  caracoles.  En  la  simbología  el  azul  representa  realeza,  linaje  real.  El  hombre  es  rey  junto  al  Eterno  cuando cumple los Mandamientos, Jiz (Ap) 1:6 “y ha hecho de nosotros un reino de  Kohanim para su Elohím y Padre...”. El azul simboliza también al Mashiaj, redención.  El  fleco  azul (shamásh) significa  el  Mashiaj sufrido,  que cumplió  los  Mandamientos  del  Padre,  que  revela  el  pacto  renovado  para  con  todos  los  hombres  que  quieran  vivir  la  torah.  El  azul  significa  linaje  real,  Yesh  (Is)  63,  el  Mashiaj  Siervo  y  Rey.  El  fleco  azul  es  uno  entre  los  ocho,  es  el  séptimo,  que  significa  perfección  pureza  e  Iqadash en la Torah de Elohím.  En  otras  palabras  el  fleco  azul  revela  a  través  del  Mashiaj  la  forma  de  cumplir  la  Torah, no de destrucción o reemplazo de la Torah. También se borda una bendición  sobre el talit, o la corona (ataráh), que dice 

“Baruj  ata  Yahweh  Elohéinu  mélek  ha­olam  asher  kiddeshánu bemitsvotav vetsivánu lehitatéf ba­tzitzit”, 
Bendito  eres  tú,  o  Yahweh  nuestro  Elohím,  Rey  del  universo,  que  nos  santificaste  por tus Mandamientos y nos mandaste a vestir con los flecos (tzitzit).”  Los flecos (tzitziyót) son cuatro hilos doblados para formar ocho y cinco nudos, 8 + 5  +  600  (tzitzityót)  =  613  Mandamientos.  Vea  la  figura  1.  El  nudo  uno  tiene    siete  vueltas  (lazos),  el    nudo  dos  seguidos  por  ocho  vueltas,  para  un  total  de  quince,  equivale a 10 (Yod) + cinco (he). El tercer nudo seguido por once vueltas, seis (vau)

+ cinco  (hei)  aquí se  puede interpretar como  yod hei vav  hei –  Yahweh,  el  nombre  qadosh. El cuarto nudo esta seguido por trece vueltas, 1 + 8 + 4, alef, jet, dalet: Ejad.  Todos los nudos revelan que Elohím es Uno, YAHWEH Ejad, es la declaración de fe  donde decimos que Elohím es Uno, no igual a nada, Eterno y Todopoderoso, Shemá  Dev (Dt) 6:4. Los flecos revelan los 613 Mandamientos.  Los cinco  nudos  representan  la  Torah  (Pentateuco),  los  Mandamientos  dados  para  unir  al  hombre  y  al  ser  Supremo,  lo  físico  a  lo  Eterno,  o  los  cincos  sentidos  para  interpretar el Torah. También las cincos palabras del Shemá: Shemá Israel Yahweh  Elohéinu  Yahweh  ejad;  las  vueltas  de  los  hilos  unidos  a  los  hilos  representan  la  unidad  ejad,  “Oye  Yisrael  Yahweh  Nuestro  Elohím  Yahweh  es  Uno”.  Los  ochos  flecos representan que estamos unidos a algo más allá del mundo físico, a Elohím.  Veamos la interpretación del número ocho en el Tanaj:  a)  Son ocho  días  de la circuncisión (brit  milá),  nos recuerda  el  pacto de  Abraham,  padre  del  pueblo  judío  y  del  pacto  de  Mashiaj.  Fue  el  primer  pacto  de  sangre,  entre  Elohím  y  Abraham,  luego  los  sacrificios  de  los  corderos  y  al  final  el  sacrificio del Mashiaj.  b)  El  número  ocho  representa  lo  eterno,  el  número  siete  representa  el  shabat  o  perfección  del  mundo  físico  cuando  Elohím  completo  la  creación  y  reposó,  y  el  ocho la jei la vida nueva o la renovación.  c)  El número ocho en la janukiyá (lámpara), el aceite en el templo se mantuvo por  ocho  días,  revelando  el  milagro  de  Elohím,  su  protección,  más  allá  de  la  naturaleza.  d)  El  gran  milagro  del  Mar Rojo  ocurrió  al  día  ocho  de  la  salida,  otro  gran  milagro  que nos conecta a lo trascendental.  e)  El cuatro múltiplo del ocho, los cuatro rollos de  Besoráh, donde revelan la misión  del Mashiaj. Los cuatro tzitziyót, los cuatros testigos del Mashiaj.  Los  cincos  nudos  unidos  a  los  ocho  flecos,  nos  dan  trece,  veamos  que nos  revela  este número con relación a los tzitziyót:  a)  Los  trece  mandamientos  especiales  que  nos  unen  a  Elohím:  contra  la  idolatría,  no usar en vano su nombre, guardar el shabat, honrar padre y madre, no matar,  no cometer  adulterio,  no robar,  no  dar  falso testimonio,  no  codiciar  la  mujer  del  prójimo,  creer  en Elohím,  temor  a  Elohím  y  ama  a  tu  prójimo  como  a  ti  mismo.  Hay  cien  bendiciones  por  día  (600)  y    trece  más  importantes  para  el  shabat,  el  séptimo día.  Hay ocho flecos en cuatro ojales, para un total de 32, representan las letras lamed y  beit, los tzitziyót son la enseñanza en la casa de la Torah perfecta de Elohím, es el  impulso  a  lo  eterno,  a  lo  perfecto.  Es  el  palpitar  del  ruaj  sobre  lo  natural,  nos  recuerda lo eterno.

Talit katan 

Talit Gadol

Los Tzitzit Fig 1

Ochos flecos  Figura 1. 
Los  flecos  nos  demuestran  la  Torah  de  Elohím  (la  Torah)  y  al  Mashiaj.  Nos  revelan al Mashiaj; Dev (Dt). 18:15 “Yahweh tu Elohím suscitará, de en medio de ti,  entre tus hermanos, un Nevii como yo, a quién escucharéis”, quién cumplió la Torah  en  forma  fácil,  “él  dijo  que  su  carga  es  liviana.”  Mt  5:19  “Por  tanto  he  aquí  el 

quebrantar  uno  de  estos  mandamientos  pequeños,  y  así  enseñe  a  los  hombres,  despreciado  será  llamado  en  el  reino  de  shamaim,  y  el  que  obre  en  ella  y  sea  instructor para obrar en ella, será llamado a recibir honra en el reino de shamaim”. 
El  Mashiaj nos une a los Mandamientos (613) y a Elohím, esto no quiere decir que  los  Yahudi  que  cumplen  están  fuera  de  la  voluntad  de  Elohím,  eso  sería  todo  lo  contrario  a  lo  que  enseña  Yashúa.  Jiz  (Ap)  12:17  “...Los  que  guardan  los  mandamientos y mantienen el testimonio de Yashúa.”  El talit se usa dependiendo de las costumbres de la región, los hombres comienzan  a usarlos cuando cumplen los trece años (bar mitzvat), otros cuando se casan etc. El  manto  debe  cubrir  por  lo  menos  las  espaldas  entre  cuatro  por  seis  píes  de  largo,  hecho de un solo material sea lino o seda, el algodón está prohibido por la Torah.  Se  pone  sobre  los  hombros  con  dos  tzitzit  hacía  adelante  y  dos  hacía  atrás,  dos  testigos al frente y dos atrás. Se usa en cualquier acto religioso, bodas, funerales o  cualquier acto público como testimonio del amor por los Mandamientos y respeto a  Elohím.  En la hora de la muerte, el difunto debe ser enterado con su talit. Cuando se utiliza  para orar, algunos se lo ponen sobre la cabeza y los dos tzitziyót del frente se ponen  hacía atrás.  Al estar sobre la cabeza es el Mizkan qadosh  para recibir la bendición de Elohím. El  talit nos indica: “Yo ahora estoy en los Mandamientos de Elohím, con los tzitziyót, y  ahora yo recuerdo y cumplo sus Mandamientos”.  Símbolo de Autoridad  Otra  palabra  hebrea  para  talit  es adéret  que viene de  la  palabra ader  que significa  gloria u honor. Cuando Elisha recibió el manto (talit) de Eliyáhu, él estaba recibiendo  la  unción,  la  kabod  del  Eterno  por  el  ruaj  a  través  del  talit;    Mlk  (Re)  2:8  “Tomó 

Eliyáhu su manto (talit), lo enrolló y golpeo las aguas, que se dividieron de un lado al  otro, y pasaron ambos a pie.” 
Moshéh  utilizó  la  vara  como  símbolo  de  autoridad  y  poder,  los  Neviim  utilizaron  el  talit, por todas las razones que hemos discutido.  El  talit  fue  un  símbolo  de  autoridad,  por  esta  razón  Elisha  no  dejó  a  Eliyáhu  hasta  que éste le dio su manto.  En  el  primer siglo  los  judíos  religiosos como  símbolo  de  autoridad religiosa  usaban  constantemente el talit, entre ellos Prushim (fariseos), Tzedukim (saduceos), Neviim.  Yashúa,  Shaúl,  Luqas,  etc.  mantenían  su  talit  como  demostración  de  cumplir  la  Torah y el amor a la Torah.  David  cortó  el  tzitzit  del  manto  de  Shaúl  como  símbolo  de  autoridad  transferida,  ocurrió  idéntico  cuando  la  mujer  tocó  los  tzitziyót  de  Yashúa,    Shm  (Sm)  24:5 

“…Levantándose David, silenciosamente cortó la punta del manto (talit) de Shaúl”.

a

b

Yashúa y la mujer del flujo  He tratado de hacer un análisis completo del talit, para poder entender este pasaje y  la  importancia  de estudiar  las costumbres  y  raíces hebreas,  Mt.  9:20 “En esto, una 

mujer  que  padecía  flujo  de  sangre  desde  hacía  doce  años  se  acercó  por  detrás y  tocó la orla de su manto (tzitzit).” La mujer sabía lo que representaba el talit del gran 
Nevii  Mashiaj  Yashúa  y  cómo  muchos  fueron  sanados.  Ella  conocía  el  significado  profundo  que  tenían  los  tzitziyót  y  con  tan  solo  tocarlos,  ella  sabía  que  iba  ser  sanada.  Al  momento  que ella  tocó,  Yashúa sabía  que  algo  había  pasado,  dice  que  virtud  salió  de  él,  la  palabra  (poder),  la  traducción  al  hebreo  seria  gabar  (fuerza,  atado, unido a una soga), la virtud de Elohím, la Shekiná, el poder de Elohím fue a  través del talit al tzitzit y a la mujer. Ella sabía que estaba impura, que no podía tocar  a  nadie  y  tampoco  salir  a  lugar  público,  Vay  (Lv)  15:19­28  y  salió  con  miedo  y  temblando. Sabemos que muchas de las sanidades que realizó Yashúa fue a través  del talit, el instrumento de autoridad ante el Padre,  Mr 6:56 “Y dondequiera que entraba, en pueblos, ciudades o aldeas, colocaban los 

enfermos en las plazas y le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto (tzitzit);  y cuando la tocaron quedaban sanos.” 
Según la Torah, cualquier persona que utilice mal el mandamiento de los tzitziyót es  como  invalidar  todos  los  613  Mandamientos  y  con  consecuencia  merecedor  de  un  gran castigo, “Esta ordenanza es igual a todos los preceptos, por que nos ayuda a  recordar y cumplir (la Torah).” “Cualquiera que acepte esta ordenanza con valor, la  presencia de Elohím esta.”  Yashúa fue solo con Keifa, Yaaqob y Yahujanan; “Pero él después de echar fuera a 

todos,  toma  consigo  al  padre  de  la  niña,  a  la  madre  y  a  los  suyos,  y  entra  donde  estaba la niña. Y tomando su mano, le dice TALITA KUMI”, Mr 5:40­41. “levántale el 
talit.”  O  sea,  en  una  escena  más  descriptiva  estaría  Yashúa  levantando el  talit con  una mano  y en la otra la mano de la niña reclamando toda la autoridad del Eterno.  Según el Dr. Doug Wheeler una posible traducción sería, “El tomó de la  mano a la  niña, y dijo:  Elohím habla en el talit, levántate”, porque la palabra eTorahha se usa  cuando  se  habla  de  Elohím.  Talita  no  quiere  decir  niña,  “Hu  ajaz  et  yadash  shel  hayahda  veamar  ETORAHHA  Talita  qumi  shetargunno  maarah  qumi  ani  omer  laj”  (hebreo).  Según el relato de los cuatro rollos de la vida de Yashua, las vestiduras, el talit, y las  sandalias  del  Mashiaj  fueron  apropiados  por  los  soldados  romanos,  Mt  23:34  “Se  repartieron  sus  vestidos,  echando  suertes”.  Yhj  (Jn)  19:23  “Los  soldados,  después 

que  colgaron  a  Yashúa,  tomaron  sus  vestidos  (plural,  varias  piezas)  con  lo  que  hicieron  cuatro  lotes  (grupo),  un  lote  para  cada  soldado  y  la  túnica”,  posiblemente 
dividieron en diferentes piezas como el talit, el katán, las sandalias, la túnica y otros  artefactos.  El talit de Elohím  Las  esquinas  del  talit  se  traducen como  kenef  (extremo).  En el  mismo  contexto  de  Yesh (Is) 6, cuando aparecen los serafines en la gloria de Elohím, los comentaristas  de la tanaj dicen que los serafines estaban vestidos con talitót de seis puntas (alas).  Yesh  (Is)  6:2  “Unos  serafines  se  mantenían  erguidos  por  encima  de  él,  cada  uno 

tenía seis alas (kanfot) (talit) con un par se cubrían la faz, con otro par se cubrían los

pies, y con otro par aleteaban”, Jiz  (Ap) 4:8 “Los cuatro vivientes tienen cada unos  seis alas (kanfot), están llenos de ojos alrededor y por dentro, y repiten sin descanso  día  y  noche.”  Otra  interpretación  es  que  cada  esquina  del  talit  son  los  querubim 
como testigos de los Mandamientos y el talit es el trono de Elohím. Cuando el talit se  pone sobre  la  cabeza,  la  persona  esta  en  el  trono  de  Elohím,  junto  con  los  cuatro  seres  vivientes,  recibiendo  la  Shekina  (presencia)  en  el  Mizkan  personal.  Leamos  Bem (Nm). 15:37 “y ustedes se harán flecos, y le verán”.  Estos pesuk apoyan nuestra interpretación de Rut 2:12 “Que Yahweh te recompense 

tu obra y que tu recompensa sea colmada de parte de Elohím, Elohím de Israel, bajo  cuyas alas (kanfot­ tzitzit) te has venido a refugiar.” Sobre  refugiarnos en los tzitziyót 
de su talit, véase:  Teh (Sal) 17:8 “Guárdame como la pupila de los ojos, escóndeme en la sombra de  tus kenef (alas).”  Teh  36:8: “Por esto los hijos de Adán a la sombra de tus Kenef (alas) se cobijan.”  Teh  61:4 “Que sea yo siempre huésped de tu tienda, y me acoja al amparo de tus  Kenef (alas).”  Teh  (Sal)  Salmos  63:8  “porque  tú  eres  mi  socorro,  y  yo  vivo  a  la  sombra  de  tus  Kenef (alas).”  Yesh (Is) 8:8, “Y la envergadura de sus Kenef (alas) abarcará la anchura de tu tierra,  Immanuel”.  En  la  visión  de  Daniel,  él  vio  al  Anciano  de  días  vestido  con  talit,  “Mientras  yo  contemplaba  se  aderezaron  unos  tronos  y  un  Anciano  se  sentó.  Sus  vestiduras,  blancas  como  la  nieve,  los  cabellos  de  su  cabeza,  puros  como  la  lana  [el  talit  era  hecho de lana color blanco]” 7:9.  Elohím  en su trono, su  talit, y  su  querubim,  la  misma visión  de Yejezqel,  “una  gran  nube  (jashmal)  con  fuego  fulgurante  (luz)  y  resplandores  en  torno…había  en  el  centro como una forma de cuatro seres vivientes (jayot). La palabra jashmal tiene el  valor  numérico  de  la  palabra  malbush  que  se  traduce  como  vestido  y  los  cuatro  seres  vivientes  (jayot)  representan  los  cuatro  tzitziyót  del  talit  de  Elohím,  esto  nos  revela  que  en  el  plano  de  Elohim,  la  unión  entre  el  ser  y  Elohím  son  los  Mandamientos representados en el talit.  El Mashiaj y el talit  En Jiz (Ap) vemos a Mashiaj con su talit, “y estaba vestido con un manto (himation)  empapado de sangre y su nombre es La Palabra de Elohím”, 19:13, “Lleva escrito un  nombre en su  manto y en su  muslo Rey de  Reyes, y  Señor de Señores” 19:16. La  palabra  es  la traducción para talit,  estará vestido con su talit  empapado  de sangre,  esto  había  sido  profetizado  en  Yesh  (Is)  63:2  “¿Y  porque  está  rojo  su  vestido  (lebush) y tu ropaje como de lagarero?” La palabra lebush quiere decir vestimenta o  talit.  ¿Por  qué su talit  está  rojo? Por  la  redención.  Aquí  en  el Jizayon no  se  usa  la  cruz como símbolo de redención sino el talit. En su segunda venida Mashiaj usa su  talit  como  símbolo  de  autoridad  y  de  redención,  él  demostró  la  validez  de  los  Mandamientos y nos lleva al trono eterno. 

Sh´liaj  Yoshua ben Efrayim

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->