Está en la página 1de 10

La Legislatura de la Provincia de Santa Fe,

sanciona con fuerza de


LEY

INICIATIVA POPULAR

Capítulo I
Naturaleza de la Iniciativa Popular

ARTICULO 1.- Los ciudadanos y las ciudadanas podrán ejercer el derecho de


Iniciativa Popular para presentar proyectos de ley ante la Cámara de Diputados
de la Provincia.

ARTICULO 2.- A todos los efectos de esta ley, se considera el padrón electoral
del distrito utilizado en las últimas elecciones de autoridades provinciales que
se hayan realizado con anterioridad a la presentación de la iniciativa.

ARTICULO 3.- No podrán ser objeto de Iniciativa Popular los proyectos


referidos a reforma constitucional, tratados internacionales, tributos, régimen
del procedimiento de formación y sanción del presupuesto y materia
contravencional.
Capítulo II
De la Presentación

ARTICULO 4.- Todo proyecto de Iniciativa Popular deberá deducirse por escrito
y tendrá:
a) El texto de la Iniciativa Popular redactada en forma de ley con los
fundamentos que expongan los motivos del proyecto;
b) Nombre y domicilio de los promotores o las promotoras de la Iniciativa
Popular, los que podrán participar de las reuniones de comisión con voz, de
acuerdo a la reglamentación que fijen las mismas;
c) Los pliegos con las firmas de los peticionantes, con la aclaración del
nombre, apellido, número y tipo de documento y domicilio que figure en el
padrón electoral;

ARTICULO 5.- Los ciudadanos y ciudadanas promotores o promotores de la


Iniciativa Popular deberán constituir una Junta Promotora a los efectos de su
correspondiente trámite legal. Este requisito no será exigible cuando la
Iniciativa Popular fuese presentada por uno o dos promotores solamente.

ARTICULO 6.- La Junta Promotora podrá efectuar peticiones, impulsar el


trámite del proyecto y participar en el trabajo de las comisiones a las que el
mismo hubiese sido girado. Podrá intervenir en todo debate parlamentario que
se suscite con motivo del proyecto, previa petición fundada por escrito y
autorización que al efecto deberán expedir las Presidencias de las Cámaras
con al menos cinco (5) días de anticipación a la fecha del debate.

Se reconoce legitimación procesal a la Junta Promotora con arreglo a las


normas que se establecen en la presente ley.
ARTICULO 7.- Créase en el ámbito de la Cámara de Diputados de la Provincia
una unidad administrativa que tendrá a su cargo:
a) Asistir a la ciudadanía a los fines de la correcta presentación de los
proyectos de Iniciativa Popular.
b) Recibir los proyectos de Iniciativa Popular.
c) Constatar, en consulta con la Comisión de Asuntos Constitucionales, que el
proyecto no verse sobre materias vedadas constitucionalmente o que no
sean de competencia propia de la Cámara de Diputados.
d) Verificar que el proyecto de Iniciativa Popular cumpla los requisitos de la
presente ley.
Capítulo III
Del procedimiento

ARTICULO 8.- La Iniciativa Popular requerirá la firma de un número de


ciudadanos no inferior al uno por ciento (1%) del padrón electoral utilizado para
la última elección de diputados provinciales y deberá representar a un mínimo
de 5 departamentos.

ARTICULO 9.- Las firmas para la Iniciativa Popular se recolectarán en planillas


que deben incluir los datos previstos en la presente ley.

Las planillas de adhesiones son documentos públicos.

ARTICULO 10.- Finalizada la recolección de las firmas, la Junta Promotora


deberá presentar los pliegos ante la Unidad de Asesoramiento y Control, quien
dentro de los tres (3) días hábiles los remitirá al Tribunal Electoral para su
verificación por muestreo, con el refrendo del Presidente de la Cámara de
Diputados.
ARTICULO 11.- El Tribunal Electoral conocerá respecto de la recolección de
firmas y su verificación. Los promotores tendrán responsabilidad personal.

ARTICULO 12.- El Tribunal Electoral verificará la autenticidad de las firmas por


muestreo en un plazo no mayor de treinta (30) días, prorrogable por resolución
fundada del Tribunal. Finalizada la verificación, en el término de tres (3) días, el
Tribunal remite las actuaciones al Presidente de la Cámara de Diputados
informando acerca del cumplimiento del porcentaje del uno por ciento del
padrón electoral de la Provincia de Santa Fe. El Presidente de la Cámara de
Diputados girará el expediente a la Unidad de Asesoramiento y Control a
efectos de la presentación ante Mesa de Entradas del proyecto de Iniciativa
Popular.
El tamaño de la muestra no podrá ser inferior al medio por ciento (0,5 %) de
las firmas presentadas.

ARTICULO 13.- En caso de impugnación de firma, acreditada la falsedad,


se desestimará la misma del cómputo de firmas para el proyecto de Iniciativa
Popular.
Si del informe del Tribunal Electoral, surge la existencia de irregularidades que
superen el cinco por ciento (5 %) o más de las firmas presentadas, se
desestimará el proyecto de Iniciativa Popular por resolución fundada del
Presidente de la Cámara de Diputados.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, podrán certificar la
autenticidad de las firmas todos los autorizados por la ley electoral.

ARTICULO 14.- Cumplido el procedimiento establecido en el art.12 de la


presente ley, y cuando la Iniciativa Popular adquiera estado parlamentario, la
Unidad de Asesoramiento y Control notificará a la Junta de Promotores el inicio
del trámite.

Capítulo IV

Del Trámite Parlamentario

ARTICULO 15.- La Presidencia de la Cámara de Diputados remitirá el proyecto


de ley por Iniciativa Popular a la Comisión de Asuntos Constitucionales, la que
en el plazo de veinte (20) días hábiles deberá emitir dictamen sobre la
admisibilidad formal de la iniciativa. La Comisión deberá señalar los defectos
formales de que adolezca, intimando a la Junta Promotora a corregirlos o
subsanarlos dentro del plazo razonable que fije.

Cumplido el dictamen, el proyecto de ley continúa con el trámite previsto por el


reglamento de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe.

ARTICULO 16.- La Junta Promotora tendrá voz en las comisiones que


analicen el proyecto de acuerdo con la reglamentación que fijen las mismas.

ARTICULO 17.- El Poder Legislativo deberá sancionar o rechazar todo


proyecto de ley por Iniciativa Popular dentro del plazo de doce (12) meses.
Habiendo transcurrido el plazo de once (11) meses de estado parlamentario sin
que el proyecto tenga despacho de comisión, el Presidente de la Cámara de
Diputados deberá incluirlo en el orden del día de la sesión ordinaria siguiente.

ARTICULO 18.- Reuniendo el proyecto de ley por Iniciativa Popular la firma de


más del diez (10) por ciento del padrón electoral de la Provincia, y habiendo
transcurrido el plazo de doce (12) meses sin que el Poder Legislativo haya
tratado el proyecto, el Gobernador deberá convocar a una consulta popular
vinculante y obligatoria.

Capítulo V
De la promoción

ARTICULO 19.- Todo proyecto de Iniciativa Popular que cuente con el aval de
del 0,3 % de electoras o electores y que reúna los requisitos previstos en la
presente ley, previa verificación de la autenticidad de por lo menos el 3% de las
firmas por el Unidad de Asesoramiento y Control, deberá ser promocionado:
a) En cinco (5) emisoras radiales de la Provincia de Santa Fe por un espacio
gratuito de cinco (5) minutos diarios y por el plazo de tres (3) días,
garantizando la promoción en todo el territorio provincial.
b) En cinco diarios de la Provincia, cinco veces en el término de diez días,
garantizando la promoción en todo el territorio.
c) En las carteleras de las que disponga el Gobierno de la Provincia de Santa
Fe y el Poder Legislativo Provincial.
d) En todo otro medio de difusión gráfico, televisivo, radial, informático de los
que dispongan el Gobierno de la Provincia de Santa Fe y el Poder
Legislativo Provincial.
A tal efecto, la Junta Promotora deberá elevar una solicitud ante el Unidad
Administrativa de Asesoramiento y Control.

ARTICULO 20.- Si del informe de la Unidad Asesoramiento y Control, surge la


existencia de irregularidades que superen el diez (10) por ciento de las firmas
verificadas, la iniciativa pierde el derecho a ser promocionada
ARTICULO 21.- El trámite para la presentación de todo proyecto de Iniciativa
Popular está exento de impuestos y tasas de cualquier tipo.

ARTÍCULO 22.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Señor Presidente:
El proyecto que se presenta propone la incorporación del régimen
sobre iniciativa popular a fin de facilitar su potencial utilización como
herramienta de participación ciudadana efectiva.
Cuando se habla de emancipación política del elector o de crisis de
confianza en la dirigencia o de ineficiencia del Congreso, se torna la mirada a
la democracia semidirecta. Los recursos semidirectos son el préstamo que pide
la democracia representativa en que el pueblo calla luego de haber elegido a la
democracia rousseauniana, donde el pueblo sigue hablando. -
La tendencia a que colabore con los órganos legislativos
representativos, todo el cuerpo electoral se ha perfilado después de la
Revolución Francesa, sea para obtener garantías de que la ley surja, en efecto
como expresión de la voluntad general (según formula de Rousseau), sea para
inducir, de tal modo a las Cámaras para que sé mantengan siempre en íntimo
contacto con el electorado.-
Desde los orígenes de la formación nacional, hasta nuestros días, la
historia del pueblo argentino puede concebirse como una lucha permanente en
pos de una participación integral para lograr la instauración de una democracia
autentica. No obstante, el fraude, las proscripciones, los condicionamientos
electorales y las repentinas interrupciones del orden constitucional, vedaron a
los ciudadanos durante largos periodos de la posibilidad de intervenir en las
decisiones de la vida política y socioeconómico del país, y les impidieron la
participación plena en los asuntos que le concernían.-
Debemos impulsar la presencia activa y directa del pueblo en los
grandes temas políticos, para conformar una autentica democracia social y
participativa. Empero, a dicho principio participativo no se le debe entender
como instrumento ocasional y esporádico, sino como fenómeno usual que
refleje y respete la opinión expresa del pueblo en las trascendentes decisiones
que hacen el presente y futuro de la Provincia.-
Se ha dicho que el régimen representativo ofrece ventajas sobre la pura
democracia directa, sobre todo en los pueblos de gran extensión, pero no es
una razón para que no se lo corrija con una dosis de sufragio directo (Maurice
Hauriou, Principios de derecho publico y Constitucional, p.503, 2 ed. Instituto
Editorial Reus. España). Las denominadas formas semidirecta de democracia
no son otra cosa que injertos o inserciones de participación popular directa en
sistemas netamente representativos. El régimen que adopta tales practicas no
deja de ser representativo; únicamente ocurre que para ciertos casos,
especificados en la Constitución o en las leyes, se admite la opinión del pueblo,
con alcances que suelen variar según las previsiones que contenga el propio
régimen estatal. Así, no solo se incorporaron los procedimientos en distintas
variantes- en los textos de numerosas constituciones vigentes, como España,
Suiza, Italia, Francia, Austria, Alemania, Dinamarca, Japón, etc, sino también la
propia Declaración Universal de Derecho del Hombre de la Naciones Unidas,
en su art.21 reconoció el derecho a participar en la actividad gubernativa y
estableció que “toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su
país directamente o por medio de representantes elegidos.-
Por ello, como lo ha dicho la Corte Suprema de los EE.UU con respecto
a normas similares incorporadas por los estados de la Unión, debe concluirse
que una dosis de gobierno directo, “no convierte a un gobierno en
antirrepublicano” (Pacific States Tel & Tel Co. V. Oregon, 223, U.S.. 118)
( Conf.Edward S.Corwin, “La Constitución Norteamericana y su actual
significado, p.162, Ed.Guillermo Kraft Ltda, Buenos Aires, 1942).-
La incorporación al texto de Constitucional Nacional de la Iniciativa
Popular y la Consulta Popular parecían mostrar un sesgo de reconocimiento al
problema de la crisis de representatividad y la falta de participación.
Que sin bien dicho instituto no esta reconocido en el texto de la
Constitución Provincial, por expreso mandato del artículo 6 de la misma, se
debe reconocer y regular.-
En efecto, nuestra Carta Magna Provincial reza en su artículo 6: “ Los
habitantes de la Provincia, nacionales o extranjeros, gozan en su territorio de
todos los derechos y garantías que les reconoce la Constitución Nacional y la
presente, inclusive la de aquellos no previsto en ambas y que nacen de los
principios que la inspiran. En virtud de este precepto adquieren plena vigencia
y son de aplicación en el ámbito de Santa Fe los nuevos derechos y garantías
incorporados por la reforma de la Constitución Nacional de 1994, en la primera
parte, capitulo segundo. Sin, perjuicio de ello, una adecuada exégesis de
nuestra Constitución Provincial no se compadece con el simple argumento de
esta forma de democracia semidirecta no se encuentra contemplada
taxativamente en ella pues esto llevaría al absurdo de suponer que la
democracia o los partidos políticos son extraños a nuestro ordenamiento
constitucional.
Con el objetivo de regular y fortalecer este instituto proponemos
desarrollar mecanismos efectivos que permitan el impulso de las iniciativas por
la ciudadanía interesada. Para ello, es necesario establecer derechos y
garantías a favor de los promotores de iniciativas populares, tales como: la
creación de una unidad administrativa de asesoramiento y control, la
obligatoriedad de las Cámaras de dar tratamiento al proyecto en el plazo
estipulado por la Constitución Nacional, la posibilidad de una consulta popular
vinculante y obligatoria, y la promoción igualitaria de las iniciativas.
En el mismo sentido, en lo que atañe al requisito de la recolección de
firmas, consideramos que debe existir una instancia previa a la exigencia de
este requisito donde se efectúe el juicio de admisibilidad formal a cargo de la
Comisión de Asuntos Constitucionales.
El robustecimiento de la relación, que debe necesariamente existir, entre
el pueblo y sus representantes es una tarea que requiere de constantes
esfuerzos. La incorporación de este instituto de democracia semidirecta no
pretende dar íntegra solución al problema, pero sí busca reflejar una verdadera
vocación en la construcción de una Democracia Participativa.
Es urgente que empecemos a entender que la poca participación y la
desigualdad social están tan inextricablemente unidas, y que para que haya
una sociedad más equitativa y más humana hace falta un sistema político más
participativo.
Por las consideraciones expuestas, solicitamos la aprobación del
presente proyecto de ley.