Juegos: recorrido virtual

Por Irma Alma Ochoa Treviño Como suele ocurrir ante las tragedias, muchos intentan deslindarse de nexos con los casinos en estos días. Las ceremonias mediáticas de lavado de manos se ofician cotidianamente y hay quienes pretenden reescribir su historia personal como si las y los mexicanos no tuviésemos memoria. Por ello, vale la pena efectuar un recorrido virtual por los archivos relacionados con los juegos y las apuestas en nuestro país. Así que aquí vamos. Las carreras de caballos con apuestas se iniciaron legalmente en México, en el entonces hipódromo de Tijuana con data de 1916, hoy se dedica a las carreras de galgos. Según la página de la Secretaría de Gobernación los permisos que operan diversos centros de juego son veintisiete. El más antiguo que aparece en dicho sitio, por la fecha de expedición del permiso, es el Hipódromo Agua Caliente que tiene el número 03923 de agosto 17 de 1973, para operar un hipódromo o galgódromo, así como un número ilimitado de Centro de Apuestas Remotas y Salas de Sorteo de Números en Baja California. Momento, ¿leí bien?, sí, si leí bien, el permiso dice número ilimitado. A ver quién los para. No podemos dejar fuera de este recorrido virtual por las casas de juego al reconocido Hipódromo de las Américas, cuyas operaciones iniciaron en 1943 cuando el General Manuel Ávila Camacho, presidente de la República 1940-1946, a través de la Secretaría de Gobernación, cuyo titular era el Lic. Miguel Alemán Valdés; concedió a Gustavo Zepeda Carranza, Carlos Gómez y Gómez, José Méndez Salazar, Ben Smith, John L Sullivan y al italiano Bruno Pagliai, un permiso para operar un hipódromo por diez años, exento de impuestos. Si, usted leyó bien: exento de impuestos. El impulsor de la idea del hipódromo fue justamente Pagliai, quien según se cuenta en la página del Hipódromo de las Américas, Pagliai había fracasado en previos intentos por echar a andar su proyecto primero en Las Vegas y luego en California, pero en el México de Ávila Camacho, encontró el "entusiasmo hípico" necesario. Para materializar el hipódromo de las Américas se utilizó un terreno de casi 60 hectáreas, propiedad de la Secretaría de la Defensa Nacional, (o sea de la Nación), el cual contaba con espacio suficiente para la pista, caballerizas, estacionamiento y tribunas. El permiso por diez años concluyó, pero el negocio no, el hipódromo continúo operando. A mediados de 1996 hasta noviembre de 1999 se cerró, se remodeló y fue concesionado al Grupo CIE, Corporación Interamericana de Entretenimiento, que desde esa fecha se ocupa del único hipódromo en el país. ¿Alguien sabe si el terreno se concesionó, se donó, se vendió?, ¿Ingresó ese dinero a las arcas de la empobrecida nación? Bajo la presidencia del Lic. José López Portillo, quien nos prometió que defendería el peso mexicano como un perro, el Lic. Jesús Reyes Heroles, Secretario de Gobernación expidió el permiso inicial 00003, el 14 de julio de 1978 a la empresa Espectáculos y Deportes del Norte, S.A., de C.V., que se amplió el 14 de abril de 1998. Más tarde con base en la resolución del 28 de octubre de 2008, dictada en el procedimiento administrativo UG-010/2008 reconoció los derechos

como asociado del permiso a la empresa PETOLOF, S.A. de C.V., cuya sociedad se constituyó el 20 enero de 1999. La administración del Lic. Carlos Salinas de Gortari, otorgó dieciséis permisos. Con su primer Secretario de Gobernación, el Lic. Fernando Gutiérrez Barrios (1988 al 4-enero-1993), se concedieron nueve permisos. En mayo de 1990 el número 2768 a Libros Foráneos, S.A. de C.V. En el año de 1991 se expidieron: el 28 de enero, los números 0607 y 0608 a Operadora de Apuestas Caliente, S.A. de C.V., cuya base de operaciones es Tijuana. El permiso inicial número 1327, el día primero de abril, a Espectáculos Deportivos Cancún, S.A. de C.V. renovado sin número el 30 de junio del año siguiente, y el 30 de octubre se concedió el permiso 7127 a la empresa Divertimex, S.A. de C.V. El 1º de junio de 1992 se otorgó el permiso 4117 a Atracciones y Emociones Vallarta, S.A. de C.V. y el permiso inicial 000005 a Espectáculos Latinoamericanos Deportivos, S.A. de C.V., modificado el 29 de diciembre de 1993 bajo el número 8993. Mientras que Operadora de Espectáculos Deportivos, S.A. de C.V., recibió el permiso No. 000006 de fecha 30 de junio de 1992. Otros seis permisos se concedieron en el salinato, siendo Secretario de Gobernación José Patrocinio González Blanco Garrido, (enero 93-enero 94). Se le dio permiso a Promociones e Inversiones de Guerrero, S.A. de C.V., el 24 de agosto bajo el número 05692, y se amplió el 17 de mayo de 2005 bajo el DGAJS/SCEVF/P-03/2005. El Grupo Océano Haman, S.A. de C.V., obtuvo el permiso 6680 el 15 de octubre, que se modificó con el número 7540 de 18 de noviembre del mismo año. La empresa Operadora Cantabria, S.A. de C.V., recibió el permiso 6752 de 29 de octubre, el 7890 de 26 de noviembre y el 7904 de diciembre 14. Mientras que Impulsora Géminis, S.A. de C.V., consiguió el permiso 8599 de fecha 13 de diciembre. Y, uno más, durante el cargo de Jorge Carpizo Mac Gregor al frente de la Secretaría de Gobernación (10-enero-94 al 30-noviembre-94) se otorgó el permiso inicial sin número a la empresa Espectáculos Deportivos de Occidente, S.A. de C.V., el 9 de febrero de 1994, mientras que la sociedad se constituyó hasta el 9 de agosto de ese año. ¿Cómo es que se agencia y obtiene el permiso a nombre de una sociedad inexistente?, Considérese que, hasta ese momento no estaba legalmente constituida la sociedad anónima y uno de los requisitos exigidos en las oficinas gubernamentales, para cualquier trámite a nombre de una persona moral, es presentar la escritura pública debidamente inscrita en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, ¿o no? Bajo la presidencia del Lic. Ernesto Zedillo Ponce de León, teniendo como titular de la Secretaría de Gobernación a Emilio Chuayffet Chemor, se expidió el permiso No. DGG/SP/450/97 de fecha 12 de septiembre, a Administradora Mexicana de Hipódromo, S.A. de C.V., ocho días después de constituirse la sociedad. Esto tira por la borda el mito de que en México los trámites son lentos. Nomás intente abrir un centro de apuestas y sorteos y verá que no. Para eso, para lucrar, nada de lentitudes.

En la administración panista de Vicente Fox (1º-diciembre-2000 al 30-noviembre-2006), y siendo Secretario de Gobernación Santiago Creel Miranda (1-dic.-00 al 1º-junio-05), se expidió el Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos publicado en el Diario Oficial de la Federación el 17 de septiembre de 2004, el cual en su artículo 2º dice que corresponde a la Secretaría de Gobernación (…) la expedición de permisos, supervisión y vigilancia del cumplimiento de los términos y condiciones consignados en éstos. Bueno, pues con Creel en la Segob, se otorgaron los siguientes permisos: 1) Eventos Festivos de México, S.A. de C.V., permiso No. DGAJS/SCEVF/P-02/2005 de 6 de mayo de 2005. Constitución de la sociedad 21 de julio de 2004. 2) Juega y Juega, S.A. de C.V., Permisos Nº: DGAJS/SCEVF/P07/2005 de 25 de mayo de 2005. Constitución de la sociedad: 21 de julio de 2004. 3) Mio Games, S.A. de C.V., Permiso No. DGAJS/SCEVF/P-01/2005 de 3 de mayo de 2005. Constitución de la sociedad: 12 de octubre de 2004. 4) Promojuegos de México, S.A. de C.V., permiso Nº: DGAJS/SCEVF/P-04/2005 de 18 de mayo de 2005. Constitución de la sociedad: 14 de diciembre de 2004. 5) Entretenimiento de México, S.A. de C.V., Permisos Nº: DGAJS/SCEVF/P-06/2005 de 25 de mayo de 2005. Constitución de la sociedad: 29 de marzo de 2005. 6) Apuestas Internacionales, S.A. de C.V., Permisos Nº: DGAJS/SCEVF/P-05/2005 del 25 de mayo de 2005. Constitución de la sociedad: 21 de febrero de 2005. Y, bajo la titularidad de Carlos Abascal Carranza, se concedió permiso a El Palacio de los Números, S.A. de C.V., Permisos Nº: DGAJS/SCEVF/P-01/2006, de fecha 7 de febrero de 2006. En suma, Creel dio seis permisos y uno Abascal. Tan campantes que expidieron los permisos para casinos pero no supervisaron o vigilaron que se cumpliera el reglamento que los norma. Por otra parte, el Poder Judicial a través de Sentencia dictada en el Juicio de Amparo No. 99/2008, promovido por Atracciones y Emociones Vallarta, S.A. de C.V. (1992), decretó la validez del Oficio DGAJS/0099/2006 el 11 de diciembre de 2008, y ordenó la autorización de la ampliación del permiso de 41 Centros de Apuestas Remotas con Sala de Sorteo de Números”, con la cual la empresa amplió sus centros de operación. A la fecha, en el país, la empresa agraciada opera veintiséis establecimientos. Según la página de la Segob, en Nuevo León están establecidos 24 centros de apuestas y salas de sorteos de números. Doce de éstos se ubican en Monterrey, pero ninguna de las direcciones que aparecen en dicha página corresponde al domicilio donde se sitúa el siniestrado Casino Royale. Claro que a estas alturas, eso no puede sorprendernos. Pero sigamos: En Guadalupe se ubican tres establecimientos, dos en Gral. Escobedo, uno en Allende, uno en Santiago, uno en Cadereyta Jiménez y cuatro en San Pedro Garza García, muchos, a pesar de que su alcalde, el Ing. Mauricio Fernández, desde el inicio de su administración ha actuado enérgicamente en contra de éstos, logrando cerrar algunos. A raíz de la tragedia donde fallecieron cuarenta y dos mujeres y diez hombres, usuarios y empleados de esa empresa; el gobernador, Rodrigo Medina, quien nos prometió dar la vida por Nuevo León y pocas veces da la cara, expresó contundentemente que no aceptará más casinos en el estado. Habremos de ver qué giro toma el cambio de ubicación de un establecimiento

propiedad de Impulsora Géminis, S.A. de C. V., domiciliado en Blvd. Toluca 117, Colonia San Andrés Atoto, Naucalpan de Juárez, en el Estado de México, para que opere en Nuevo León, autorizado por la Segob el 27 de agosto de 2010 y que aún no señala domicilio en terreno nuevoleonés. De verdad ¿No más casinos en Nuevo León? Y sobre todo ¿No más tráfico de influencias en el estado, aunque sea solamente en el ramo de los juegos y apuestas? Veremos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful