Está en la página 1de 5

LA

HABANA

En la Cuba

maleta
de vuelta

7 Aquí te sorprenderás haciendo cosas que


no harías en ningún otro lugar
Temprano, recién salidas de la cama, con rulos y en camisón, a la calle
a discutir con las vecinas, o preguntar si hoy también toca comer arroz.

El marido inventa un nuevo repuesto para el coche, y su esposa le


saca una cerveza Cristal a la calle y conversación para amenizar.

L A VIDA EN LA CALLE

Si viajas a La Habana, imprescindible interiores vacíos. Todo parece en lamentable


caminar. Único modo de conocer la ciudad y sus estado de conservación y abandono.
vecinos, tal vez la gente más accesible del mundo.
Lo primero si, lo segundo no. Nada está
El clima ayuda, pero estoy convencido de abandonado, así viven en La Habana.
que principalmente es esa luz habanera que todo
lo envuelve y el carácter cubano lo que les obliga Fuera de hoteles internacionales y zonas
a hacer su vida cotidiana en la calle. turísticas donde se adecentan edificios coloniales
y restaurantes, la sensación es que en algún
A cualquier hora, en cualquier callejón momento todo lo devastó un desastre natural.
(de los que hay muchos), verás una pareja o un
grupo de cubanos hablando en la vía pública, Naural no sé , pero si que han sufrido un
sentados en cualquier poyete o girando el cuello desastre la inmensa mayoría de los cubanos. Sin
sin ningún disimulo para piropear el contoneo de embargo, salen a la calle, cantan, ríen, beben,
una mulata que va esquivando socavones. bailan y buscan al turista para sacarle unos
dólares. Será el clima, pero sobre todo es por su
Sí, porque además de gente, por las calles carácter y esa singular luz que todo lo envuelve,
de La Habana verás socavones, ruinas, coches que sin duda mientras estás allí captas, pero que
sin ruedas, portalones abiertos en edificios de de pronto al volver a casa la echas de menos.
Pasa por el Paseo de El Prado la
versión elegante del bus habanero. Lo más común, caminar y caminar
por las calles de La Habana.

M EDIOS DE Pero sobre todo falta un transporte


que a mí me impresionó cuando lo vi por
primera vez repleto de gente, a oscuras y de
TRANSPORTE noche: los camellos. Toda una metáfora de
la situación económica del país, del cual es
intencionado que no haya imagen. Por un
lado porque me parece que se acerca a lo
inhumano, y por otro porque lo mejor es
verlo en vivo y en directo.
En las fotos se ven los medios de
Una taxi a pedales circulando por locomoción más habituales de La Habana: Se trata de un camión con un largo
la avenida del Malecón. las dos piernas que sirven para caminar, remolque de dos gibas, de ahí su nombre.
para ir en bici o para dar pedales en ciertos Herencia de la amistad soviética. Su única
taxis, los transportes colectivos como el bus ventaja: su capacidad, ya que así se reduce
Prometo que la foto es de 2003 y y los coches prerrevolucionarios que se consumo de combustible, todo un logro en
no de los años 50 del siglo pasado.
quedaron en la isla y que aún sobreviven Cuba, donde el bárbaro bloqueo yankee ha
por el ingenio de sus propietarios. deformado innumerables detalles y hábitos
de la vida cubana. Se manifiesta en todo,
Faltan algunos, como las numerosas pero de forma especial en el motor de
y escandalosas motocicletas, que a pesar de desarrollo del siglo XX y de estos inicios del
sus escasos caballos pueden subir la famosa XXI, el petróleo. De ahí que los Castro, una
Rampa con tres ocupantes, por supuesto, vez transformada la URSS en una Rusia
todos ellos sin casco. También faltan coches capitalista, se hayan trabajado una nueva
más modernos, los hay, pocos pero los hay amistad, esta vez con Venezuela, o más
esperando un turista que los alquile y que bien, con Chaves, tan “socialista” como el
sea capaz de llenar el depósito. régimen cubano.
U N POCO DE TODO
U NA MIRADA

Ya has comprobado que la intención no era decir que bella La niña de la imagen nos miró un rato. suponía nada y para ella eran algo de comida o
es La Habana, que lo es, de un modo tan singular que realmente Sus ojos transmitían orgullo, limpieza, envidia, un caprichillo. Bueno no lo sé, porque allí todo
no sé expresarlo. mendicidad y unas enormes ganas de subirse al es un enorme mercado negro y no hay relación
autobús que nos llevaba. alguna entre lo que parece que ganan los
Si viajas a La Habana, es posible que tomes mojitos en la cubanos y lo que cuestan las cosas. Yo creo que
Bodeguita del Medio y daikiris en La Floridita como Hemingway, Años después, recuerdo ese momento y hasta el trapicheo lo controla el gobierno para
Intenta descubrir los autores de
lo más leído en Cuba.
o cates sus sabrosas langostas. algo de lo que pensé entonces. ¿Tenía hambre? que el pueblo sobreviva, porque es imposible
Era coqueta y hasta diría que posaba. ¿Quería no verlo.
Si te dejas llevar, sin duda aparecerás en la suntuosa ropa nueva? Lo guapa que era la cría. Lo mismo
Catedral y admirarás sus brillantes formas arquitectónicas. que otras niñas que vi alternar con viejos de Han pasado varios años, la niña habrá
barriga cervecera centroeuropea. crecido, el dictador ha envejecido y algún día
Si trasnochas, descubrirás lo que es el ritmo, e igual hasta morirá. Parece que tocan cambios, hasta ahora
aprendes algo (no te engañes, sólo sabrás imitar un poquillo, lo ¿Y que pensaría ella? Seguro que daba paulatinos, mejor así. En mi maleta de vuelta
suyo es otra cosa). por supuesto que nosotros eramos ricos, y vino esa chiquilla a la que sólo deseo que, ahora
según sus criterios para comparar, así es. siendo ya una mujer, su mirada mantenga el
Si tienes una pizca de espíritu crítico, alucinarás en el Pensaría que darle un par de dólares no nos orgullo y la misma limpieza.
Museo de la Revolución al ver como se ha transformado en
reliquia religiosa la barba de Fidel. Con una ideología un poco
afín, lamentarás ver reinar al dólar en la economía comunista.
Comprobarás como la foto de Korda al Ché posiblemente sea la
imagen más comercial del mundo.

O sea, tu estancia en La Habana, además de sol, cenas,


puros, y toda la juerga que quieras, siempre irá acompañada de
política.

Cualquier joven que se ofrezca para enseñarte la ciudad,


llevarte de bares, a un paladar a comer, o a ofrecerte todo aquel
servicio que busques, en algún momento de su infatigable
chachara te sacará el tema político. Atento, te sorprenderás de sus
opiniones, los chismes que te cuente sobre su clase dirigente, y
sobre todo de sus ganas de cambio, o sea de libertad.

Una parada del cocotaxi ante la


puerta de casa y a charlar.

El peso cubano no es moneda,


es un souvenir.

Una mujer con un traje regional ante la


Catedral. A bailar y a sacarse algún dólar.
Léete antes:
- Te dí la vida entera de Zoe Valdés
Y allí llévate:
- Cuba de la colección de Guías Océano

Pasa de los paquetes de las agencias.


Contrata el vuelo por internet, aterriza en
el aeropuerto José Martí, elige un taxista
que te inspire confianza y que te lleve a
algún alojamiento que te recomiende.
Tranquilo y disfruta.

Cualquier consulta, aclaración,


alabanza o crítica se puede remitir a:
monytsabo@hotmail.com

Autoría de todas las fotografías: mgrimpho©


Próxima entrega en La maleta de vuelta:

SITGES
Barcelona

España

Intereses relacionados