P. 1
ANTOLOGIA FILOSOFIA DE LA EDUCACIÓN II universidad vizcaya

ANTOLOGIA FILOSOFIA DE LA EDUCACIÓN II universidad vizcaya

|Views: 16.919|Likes:

More info:

Published by: Lic Cecilio Topete Cruz on Sep 08, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/08/2015

pdf

text

original

La pedagogía de Gentile se identifica con su filosofía. Efectivamente, parte de dos principios a los
que se dedican respectivamente las dos partes del Sumario: la realización de la identidad del
educador y el educando en el acto educativo y el carácter abstracto e irreal de todo contenido
particular de la enseñanza y de toda regla didáctica que deben superarse y olvidarse en el
momento de la educación propiamente dicha.
La identidad de educador y educando no es más que un ejemplo de la superación de las
distinciones entre los sujetos empíricos en lo absoluto del Yo trascendental, y que ya ha sido
mencionada. Por otra parte, en el plano concretamente pedagógico, Gentile, inspirándose en San
Agustín, concibe el acto educativo como un acto de amor en el que el educador al rebajarse se
ensalza, e incluso como un acto en que el educador y el educando piensan o mejor dicho re-piensan
la única verdad que los supera a entrambos.
Gentile critica además todas las otras distinciones que suelen hacerse comúnmente en el terreno
pedagógico, sobre todo entre contenido y forma de la enseñanza, entre la materia que se enseña y él
método con que se enseña. No existe un método abstracto y general que valga para todas las
materias y para todos los maestros, omo una vestidura que puede quitarse a unos para cubrir a
otros .

En primer lugar, cada materia, cada argumento, es método de sí mismo, o sea, no es noción
abstracta y aislada para memorizar, sino acto de búsqueda, de invención, más aún, de creación y, en
cuanto tal, modo específico de proceder al descubrir.
Por otra parte, y en segundo lugar, es el enseñante quien siempre revive y transfigura el fuego
vivo del acto de enseñar los contenidos y las indicaciones metódicas particulares de las que puede
servirse en la fase preparatoria. Quien sabe de verdad, sabe enseñar; quien es hombre es también
educador.

Ésas son las bases sobre las cuales la pedagogía gentiliana puso las premisas para negar los
aspectos técnico-científicos de la educación en la reforma de 1923 efectuada por el mismo Gentile,
sobre todo mediante la abolición de la psicología y el aprendizaje didáctico como materias de las
escuelas normales.

Entre los demás aspectos de la filosofía de Gentile que tuvieron las mayores repercusiones en el
plano educativo, figuran los relacionados con su concepto dialéctico del Espíritu.
La religión, en cuanto momento necesario del desarrollo espiritual (o sea, momento del
objetivismo ingenuo), representa para la masa una especie de phiksophia inferior por la que se

21

barruntan las verdades que sólo se captan plenamente en la síntesis filosófica. En cambio, para
quienes habrán de llegar a esta síntesis representa un grado de tránsito necesario. Por tal motivo, la
religión debe ocupar el lugar que le corresponde en la enseñanza inferior.
Así pues, sólo unos pocos pueden aspirar a la visión histórico-filosófica dela realidad como
realidad espiritual; por consiguiente, Gentile considera que la educación histórico-crítica de las
escuelas clásicas debe estar restringida a los pocos a quienes el ingenio destina de hecho, o bien el
censo y las familias pretenden destinar, al culto de los más altos ideales humanos . Como se ve, el
concepto aristocrático de la educación se contamina aquí, conscientemente, de conservadurismo
social.

El concepto dinámico de una realidad espiritual que sobrepasa y congloba en sí a los individuos
y que no es agua estancada, sino llama ardiente acabó desembocando, por una parte, en el
estatalismo autoritario, y, por la otra, en la justificación y glorificación de la guerra y la violencia.
En efecto, la verdadera subjetividad es superindividual y al mismo tiempo está determinada
históricamente y acaba por identificarse de hecho con esa suma suprema de determinaciones
históricas que es el Estado. Por sobre los Estados sólo hay una cosa, la lucha entre ellos, la Guerra,
drama divino'', esfuerzo en que todo, el Todo, se compromete y, por lo mismo, to absoluto .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->