Definición tracción esqueletica Una de las dos formas básicas de tracción utilizadas en ortopedia para el tratamiento de huesos fracturados

y la corrección de anomalías ortopédicas. La tracción esquelética se aplica a la estructura afecta mediante un clavo metálico o un alambre introducidos en el tejido óseo y fijados a cuerdas de tracción. La tracción esquelética se utiliza con frecuencia cuando se desea tracción continua para inmovilizar, mantener en posición y alinear una fractura ósea adecuadamente durante el proceso de curación. La infección del trayecto del clavo es una de las complicaciones que pueden aparecer con la tracción esquelética.

Tracciones cutaneas
Las tracciones son otro tipo de inmovilización la cual mantiene la posición por medio de una fuerza transmitida directamente al hueso a través de un pin o indirectamente a través de los tejidos blandos por tracción cutánea. La tracción cutánea se utiliza en pacientes pediátricos para el tratamiento de las fracturas de fémur realizando tracciones de ambos miembros inferiores hacia el cénit con el peso suficiente para mantener los glúteos levemente levantados de la camilla (Tracción de Bryant. Ocasionalmente se utiliza para el manejo de fracturas en los miembros superiores como supracondíleas con el brazo en abducción de 90 grados y el codo en flexión de 90 grados (tracción balanceada de Dunlop. En los adultos la tracción cutánea se utiliza para inmovilizar algunas fracturas de caderas en ancianos que poco tolerarían una tracción esquelética. La tracción cutánea tiene la ventaja que permite la movilización del paciente evitando así las escaras. Su utilidad para inmovilizar la fractura de cadera no ha sido demostrada

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful