P. 1
Puntos Sobresalientes - Salmo 119

Puntos Sobresalientes - Salmo 119

|Views: 1.393|Likes:
Publicado porY7A7

More info:

Published by: Y7A7 on Sep 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/14/2013

pdf

text

original

Puntos Sobresalientes Salmo 119

1

Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

Da clic aquí para leer la lectura www.watchtower.org

1. ¿Por qué debemos apegarnos a los recordatorios de Jehová? (Sal. 119:60, 61.)
w00 1/12 págs. 14-15 párr. 3 ¿Amamos en sumo grado los recordatorios de Jehová? Los recordatorios divinos eran muy queridos para el salmista que cantó: “Me apresuré, y no me dilaté en guardar tus mandamientos. Las mismas sogas de los inicuos me cercaron. Tu ley no olvidé” (Salmo 119:60, 61). A nosotros nos fortalecen para soportar la persecución, pues la afrontamos sabiendo que nuestro Padre celestial puede cortar las ataduras restrictivas que nos imponen los enemigos. A su tiempo, él nos libera de tales trabas para que prediquemos el Reino (Marcos 13:10).

Da clic aquí para oír la lectura www.jw.org
.

Puntos Sobresalientes Salmo 119
Información general
si pág. 104 párr. 19 Libro bíblico número 19: Salmos El Salmo 119 es el más largo de todos los salmos y capítulos de la Biblia, pues contiene un total de 176 versículos en sus 22 estrofas alfabéticas de 8 versículos cada una. Todos estos versículos, excepto dos (90 y 122), hacen alguna referencia a la palabra o ley de Jehová Dios y repiten en cada estrofa varias o todas las expresiones (ley, recordatorio, órdenes, mandamiento, decisiones judiciales) de Salmo 19:7-14. Se alude a la palabra de Dios más de 170 veces mediante una u otra de las siguientes 8 expresiones: mandamiento(s), deci(sión)(siones) judicial(es), ley, órdenes, disposiciones reglamentarias, recordatorio(s), dicho(s) y palabra(s). w06 1/9 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos 119:105. La Palabra de Dios es una lámpara para nuestro pie en el sentido de que nos ayuda a lidiar con los problemas cotidianos. También ilumina nuestra vereda, pues revela lo que Dios se propone hacer en el futuro. ____________________________________________________ km 11/08 pág. 1 párrs. 1-3 Tenemos preciosos tesoros para compartir Todos reconocemos el valor de los tesoros espirituales que abundan en la Palabra de Dios (Sal. 12:6; 119:11, 14). En cierta ocasión, después de presentar una serie de ilustraciones que destacaban distintos aspectos del Reino, Jesús les preguntó a sus discípulos: “¿Captaron ustedes el sentido de todas estas cosas?”. Ellos le respondieron que sí, a lo que él dijo: “Siendo así, todo instructor público, cuando ha sido enseñado respecto al reino de los cielos, es semejante a un hombre, un amo de casa, que saca de su tesoro cosas nuevas y viejas” (Mat. 13:1-52). ¿Cuáles son los tesoros viejos? Podríamos decir que son las primeras verdades bíblicas que aprendimos. ¿Y los nuevos? Las verdades que hemos ido descubriendo con nuestro estudio de las cosas profundas de la Palabra de Dios (1 Cor. 2:7). También, las que hemos llegado a entender gracias a la ayuda del “esclavo fiel y discreto” (Mat. 24:45). Pero sin importar que sean nuevos o viejos, reconocemos el valor de los tesoros espirituales. Por eso procuramos prepararnos y adquirir experiencia como instructores de la Palabra de Dios que damos a conocer liberalmente a otros las preciosas verdades que hemos aprendido. ____________________________________________________ km 12/08 pág. 1 párr. 3 El aguante es esencial en la predicación Otra forma de adquirir fuerzas para sostenernos en el ministerio es asegurándonos de tener puesta “la armadura completa que proviene de Dios” (Efe. 6:10-13, 15). Pedir aguante en oración es también fundamental: Dios está dispuesto a concedernos su espíritu santo para que podamos soportar las pruebas (2 Cor. 6:4-7). Además, si queremos salir airosos en nuestro guerrear espiritual, es necesario que obedezcamos los recordatorios de Dios, que fortalecen nuestra determinación (Sal. 119:24, 85-88). Y tal como un hijo leería una y otra vez la carta que su cariñoso padre le hubiera enviado, nosotros queremos leer la Biblia a diario para reafirmar los lazos que nos unen a Jehová. El estudio personal regular nos da sabiduría para lidiar con las pruebas, lo que a su vez hace que dejemos que el pensar de Dios influya en nuestras decisiones y se refuerce nuestra integridad (Pro. 2:10, 11). ____________________________________________________ km 1/04 pág. 4 párr. 5 Vigilemos cuidadosamente cómo empleamos el tiempo ¿Podríamos „comprar‟ media hora diaria, es decir, sacarla de actividades no esenciales? Eso es aproximadamente lo que se necesita para leer la Biblia entera en un año, y los beneficios espirituales de hacerlo son inmensos (Sal. 19:7-11; 119:97-100). Fijémonos un horario para leer la Biblia, preparar las reuniones y

2

Capítulo 119
w06 1/9 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos 119:97-101. La sabiduría, perspicacia y entendimiento que nos brinda la Palabra de Dios nos protegen espiritualmente. ____________________________________________________ es11 pág. 8 Enero Martes 4 de enero Salvaguarda tu corazón (Pro. 4:23). En el complejo mundo en el que vivimos tenemos que tomar muchas decisiones. ¿Qué debemos hacer para estar seguros de que nuestras decisiones están en conformidad con la voluntad divina? Jehová nos ha hecho un regalo que nos ayuda muchísimo a obedecerle. Nos referimos a la conciencia. ¿Qué es la conciencia? Es la capacidad que tenemos de autoexaminarnos; es como un juez de nuestras propias acciones. Por un lado, nos ayuda a analizar las opciones que tenemos a la hora de tomar una decisión, y por el otro, evalúa las cosas que ya hemos hecho y determina si son buenas o malas, justas o injustas (Rom. 2:14, 15). Sin embargo, la conciencia tiene limitaciones. Por ejemplo, si nosotros nos dejáramos controlar por los deseos egoístas del corazón, estos distorsionarían el funcionamiento de nuestra conciencia (Jer. 17:9). Si no recurriéramos a la infalible orientación de la Biblia, de poco nos serviría tener una conciencia (Sal. 119:105). w09 15/8 4:6, 8 ____________________________________________________ km 11/09 pág. 2 párr. 2 “Fulguren con el espíritu” Un buen predicador del Reino es el que ama la ley de Dios y se emociona por las verdades que en ella encuentra (Sal. 119:97). Cuando uno va descubriendo tesoros bíblicos en su estudio personal, ¿verdad que se le conmueve el corazón y aumenta su entusiasmo? Entonces se siente impulsado a alabar a Dios y hacer declaración pública de su nombre, por el amor que le tiene y el deseo de compartir con otros las buenas cosas que aprende (Heb. 13:15). No hay duda: al presentar las buenas nuevas con fervor revelamos hasta qué grado apreciamos su valor.

Puntos Sobresalientes Salmo 119
participar en el ministerio del campo (1 Cor. 15:58). De este modo controlaremos mejor las actividades que nos hacen perder el tiempo y seguiremos “percibiendo cuál es la voluntad de Jehová” (Efe. 5:17). ____________________________________________________ es11 pág. 65 Junio Domingo 26 de junio De ninguna manera estamos dando causa alguna para tropiezo, para que no se encuentre falta en nuestro ministerio; antes bien, de toda manera nos recomendamos como ministros de Dios (2 Cor. 6:3, 4). Hay quien pudiera decir que la forma de vestirse y arreglarse, así como la selección del entretenimiento, son asuntos privados. Sin embargo, los cristianos que valoran su lugar en la congregación saben que al tomar decisiones sobre estos asuntos no pueden basarse exclusivamente en sus preferencias. Lo que más debe preocuparles es el punto de vista de Jehová, el cual se revela en las páginas de la Biblia. El mensaje de las Escrituras debe ser como “una lámpara para [nuestro] pie” y como “una luz para [nuestra] vereda” (Sal. 119:105). De modo que no debemos dejar que se desarrolle en nosotros una actitud independiente. También es necesario pensar en el efecto que esas decisiones tendrán en nuestro ministerio y en las personas que nos rodean, sea que sirvan a Jehová o no. w09 15/11 3:4, 5 ____________________________________________________ km 2/02 pág. 5 párr. 14 „Prediquemos la palabra de Dios plenamente‟ ¿Hay alguien en el territorio de su congregación que haya dejado de ser un predicador activo de las buenas nuevas? Tales personas aún forman parte de la congregación y necesitan ayuda (Sal. 119:176). Puesto que el fin de este viejo mundo está tan cerca y el nuevo mundo está a las puertas, tenemos buenas razones para hacer lo máximo posible por animar a los inactivos (Rom. 13:11, 12). ____________________________________________________ km 6/01 pág. 5 párr. 21 ¿Puede hacerse disponible? El salmista preguntó: “¿Cómo limpiará un joven su senda?”, a lo que contestó: “Manteniéndose alerta conforme a tu palabra” (Sal. 119:9). Esto supone evitar todo lo relacionado con la corrupción moral del sistema de cosas de Satanás. La pornografía en Internet, la conducta impropia con el sexo opuesto, la música y el entretenimiento degradantes, y el consumo de bebidas alcohólicas siendo menor de edad son tan solo algunos de los lazos que Satanás utiliza para impedir que nuestros jóvenes alcancen metas espirituales. Se requiere una firme determinación para resistir esas tácticas. ____________________________________________________ km 12/00 pág. 1 párr. 2 ¿Predicamos con denuedo? Un sinónimo de denuedo es valor, que puede definirse como la fortaleza moral que permite afrontar peligros o dificultades y la capacidad de actuar con resolución. Para los cristianos verdaderos, predicar con denuedo significa no tener miedo de divulgar las buenas nuevas siempre que haya una ocasión apropiada para hacerlo (Hech. 4:20; 1 Ped. 3:15). w06 1/9 pág. 14 Puntos sobresalientes del libro quinto de los Salmos 119:71. ¿Cómo pudiera beneficiarnos sufrir aflicción? Las dificultades pueden enseñarnos a confiar más en Jehová, a orarle con más fervor y a dedicarnos con más empeño a estudiar la Biblia y aplicar sus normas en la vida. Por otra parte, la forma en que respondamos a las aflicciones tal vez revele flaquezas que debamos corregir. Los sufrimientos no nos amargarán si permitimos que nos refinen. _______________________________________________ 119:96. ¿Qué significa la frase: “A toda perfección he visto fin”? El salmista habla de la perfección desde el punto de vista del hombre. Probablemente se refería a que el concepto humano de la perfección tiene límites, mientras que el mandamiento divino no, pues es aplicable a todos los aspectos de la vida. En armonía con este hecho, la Sagrada Biblia de Agustín Magaña traduce así el versículo: “He visto que toda perfección es limitada; [pero] tus mandamientos no tienen límite ninguno”. _______________________________________________ 119:164. ¿Qué indica la idea de alabar a Dios “siete veces al día”? En muchas ocasiones, el número 7 denota plenitud. Por consiguiente, el salmista indica que Jehová merece toda la alabanza. Demuestra que no nos sentimos avergonzados de ellas (Sal. 119:46; Rom. 1:16; 2 Tim. 1:8). Por lo tanto, se requiere denuedo para cumplir nuestra comisión de predicar las buenas nuevas del Reino en este tiempo del fin. Tal actitud valerosa nos impulsa a propagarlas dondequiera que haya gente (Hech. 4:29; 1 Cor. 9:23). ____________________________________________________ cl cap. 30 pág. 305 párr. 14 „Sigamos andando en amor‟ “Todas las cosas [...] las aguanta [el amor].” El aguante, que nos permite mantenernos firmes a pesar de las desilusiones y dificultades, no solo se ve sometido a prueba por los de fuera de la congregación, sino también por los de dentro. Como estos son imperfectos, es probable que nos decepcionen a veces. Quizás alguien nos lastime con un comentario desconsiderado (Proverbios 12:18). O tal vez no se atienda un asunto de la congregación como nos parece oportuno. Es posible que nos perturbe la conducta de un hermano respetado y que nos preguntemos cómo puede actuar un cristiano de esa manera. Ante tales situaciones, ¿nos apartaremos de la congregación y dejaremos de servir a Jehová? Si tenemos amor, no. Esta virtud impide que los defectos de un hermano nos cieguen al grado de no ver nada bueno en él o en los demás como colectividad. Así, nos permite seguir siendo fieles a Dios y respaldar a la congregación sin importar lo que haga o diga una persona imperfecta como nosotros (Salmo 119:165).

3

Puntos Sobresalientes Salmo 119
es11 pág. 86 Agosto Viernes 26 de agosto Todas las cosas que quieren que los hombres les hagan, también ustedes de igual manera tienen que hacérselas a ellos (Mat. 7:12). Desde que pecaron Adán y Eva, la redención de la humanidad se convirtió en un elemento crucial para el cumplimiento del propósito de Jehová. Por eso, Jehová envió a su Hijo para que diera su vida por nosotros (Rom. 5:8). Además, nos dio su Palabra, la cual nos permite tener una vida plena pese a nuestra imperfección (Sal. 119:105). Por ejemplo, los prácticos consejos que contiene la Biblia nos ayudan a tener una familia unida y feliz. Así, el libro de Génesis indica que el hombre debe “adherirse a su esposa” y que ambos “tienen que llegar a ser una sola carne” (Gén. 2:24). Durante su ministerio, Jesús recalcó que el matrimonio debe ser una unión permanente. También enseñó varios principios que contribuyen a evitar las actitudes y conductas que ponen en peligro la felicidad del matrimonio y de toda la familia (Mat. 5:27-37). w09 15/7 2:2, 3 ____________________________________________________ lv cap. 1 pág. 10 párr. 11 “Lo que el amor de Dios significa” Por eso, no servimos a Dios de mala gana ni tampoco poniendo condiciones o según nuestras preferencias. No decidimos a nuestro antojo cuándo vamos a obedecer, quizás pensando en hacerlo solo si nos resulta cómodo o si no tenemos que sacrificarnos demasiado. Por el contrario, somos “obedientes de [todo] corazón” (Romanos 6:17). Como el salmista, decimos: “[Tengo] cariño a tus mandamientos” (Salmo 119:47). Así es, obedecemos a Jehová con gusto. Reconocemos que él merece — y de hecho nos lo pide— que le obedezcamos siempre y sin poner peros (Deuteronomio 12:32). Queremos ser como Noé, quien por décadas obedeció fielmente a Dios y así demostró cuánto lo amaba. De este modo, se dirá de cada uno de nosotros lo mismo que se dijo de él: “Procedió a hacer conforme a todo lo que le había mandado Dios. Hizo precisamente así” (Génesis 6:22). ____________________________________________________ lv cap. 6 pág. 66 párr. 10 Cómo elegir diversiones sanas Hay quienes opinan que no tiene nada de malo contemplar escenas que representan explícitamente prácticas condenadas en la Biblia. Tal vez afirmen: “Una cosa es verlo en la pantalla, y otra muy distinta hacerlo”. Pero quienes razonan así se engañan a sí mismos y corren un gran peligro (Jeremías 17:9). Si disfrutáramos viendo lo que Jehová condena, ¿de verdad podríamos decir que “[aborrecemos] lo que es inicuo”? Además, al exponernos vez tras vez a la maldad se nos embota la conciencia, lo que puede llevarnos a pecar o a restarle gravedad a la mala conducta ajena (Salmo 119:70; 1 Timoteo 4:1, 2). ____________________________________________________ lv cap. 9 pág. 102 párr. 12 “Huyan de la fornicación” El sabio Salomón nos exhorta: “Más que todo [...], salvaguarda tu corazón, porque procedentes de él son las fuentes de la vida” (Proverbios 4:23). ¿Qué es el “corazón” que debemos proteger? La persona interior, lo que somos realmente a los ojos de Dios. Y es justo eso, lo que Jehová ve en el “corazón” —y no la apariencia que proyectamos—, lo que va a determinar si recibiremos la vida eterna. Así de sencillo, y así de serio. A fin de proteger el corazón, imitemos al fiel Job, quien hizo con sus ojos el compromiso solemne de nunca mirar indecentemente a ninguna mujer (Job 31:1). Como el salmista, oremos a Dios: “Haz que mis ojos pasen adelante para que no vean lo que es inútil” (Salmo 119:37). ____________________________________________________ lv cap. 13 pág. 155 párrs. 21-22 Fiestas que desagradan a Dios El mundo atraviesa una franca decadencia moral, avivada de forma directa o indirecta por Babilonia la Grande. Algunos países patrocinan fiestas anuales, como los carnavales, que incorporan bailes lascivos o incluso glorifican los estilos de vida homosexuales. ¿Sería apropiado que quienes aman a Jehová vieran actos de este tipo o asistieran a ellos? ¿Demostrarían así que odian de verdad el mal? (Salmo 1:1, 2; 97:10.) Sin duda, es sabio que adoptemos la actitud del salmista que pidió a Dios: “Haz que mis ojos pasen adelante para que no vean lo que es inútil” (Salmo 119:37). En los días en que se celebre una fiesta inapropiada para el cristiano, debemos tener cuidado de no dar a entender de algún modo que la estamos apoyando. Bien dijo Pablo: “Sea que estén comiendo, o bebiendo, o haciendo cualquier otra cosa, hagan todas las cosas para la gloria de Dios” (1 Corintios 10:31; véase el recuadro “Ayuda para tomar decisiones sabias”, en las páginas 158 y 159). Pero ¿qué puede decirse de las costumbres y celebraciones que no conservan ningún significado religioso, no son de carácter político o patriótico y no violan los principios bíblicos? En tales casos, queda a discreción de cada cristiano si participará en ellas o no. Por supuesto, hará bien en tener presentes las opiniones ajenas para no convertirse en piedra de tropiezo. ____________________________________________________ es11 pág. 112 Noviembre Sábado 12 de noviembre La palabra de Dios es viva, y ejerce poder (Heb. 4:12). La palabra de Dios —o sea, su mensaje— encierra un gran poder. Es mucho más afilada que las espadas que fabrica el hombre. Al ser tan cortante, penetra, por decirlo así, hasta la médula de los huesos. La verdad bíblica llega a lo más íntimo de la persona —sus pensamientos y emociones— y revela lo que hay en su interior. Además, puede cambiarle la vida por completo (Col. 3:10). ¡Qué gran poder de transformación! Por otro lado, la Biblia es un libro de sabiduría incomparable que nos enseña a vivir en este mundo lleno de complicaciones (Sal. 119:105). Ciertamente, es una ayuda inestimable en el diario vivir, pues nos permite afrontar los problemas y tomar decisiones sobre asuntos como las amistades, las diversiones, el empleo y la ropa (Sal. 37:25; Pro. 13:20; Juan 15:14; 1 Tim. 2:9). w10 15/2 2:4, 5 ____________________________________________________ be lección 34 pág. 203 párr. 4 Ser edificante y positivo A veces es necesario que los ancianos prevengan contra la conducta imprudente. Pero la humildad los ayudará a tratar a sus

4

Puntos Sobresalientes Salmo 119
hermanos con espíritu de apacibilidad (Gál. 6:1). Su manera de decir las cosas debe reflejar que respetan a los miembros de la Al igual que su antepasado congregación (1 Ped. 5:2, 3). David, Ezequías es un La Biblia aconseja a los hombre de fe. Valora la hombres jóvenes que tengan Palabra de Dios. Hay quien muy en cuenta este hecho sostiene que también escribió (1 Tim. 4:12; 5:1, 2; 1 Ped. el Salmo 119. 5:5). Cuando hay que censurar, disciplinar o corregir, es preciso hacerlo basándose en la Biblia (2 Tim. 3:16). El orador nunca debe forzar ni torcer las Escrituras para apoyar ideas propias. Aunque se necesite consejo correctivo, puede mantenerse el tono positivo de la disertación poniendo más énfasis en la forma de evitar la mala conducta, solucionar los problemas, superar las dificultades y corregir el mal proceder, así como en la protección que nos brindan las normas de Jehová (Sal. 119:1, 9-16). ____________________________________________________ ip-1 cap. 29 págs. 395-396 párr. 27 Un rey ve recompensada su fe kl cap. 16 pág. 151 párr. 4 La manera de acercarse a Dios ¿Por qué orar a Dios para que nos ayude si él „sabe lo que necesitamos antes de que se lo pidamos‟? (Mateo 6:8; Salmo 139:4.) Al orar mostramos que tenemos fe en Dios y que lo consideramos la fuente de “toda dádiva buena y todo don perfecto”. (Santiago 1:17; Hebreos 11:6.) Jehová se complace en nuestras oraciones. (Proverbios 15:8.) Él se alegra de oír nuestras expresivas palabras de aprecio y alabanza, tal como un padre se regocija cuando oye pronunciar a su hijo pequeño palabras sinceras de gratitud. (Salmo 119:108.) Cuando existe una buena relación entre padre e hijo, existe también una comunicación afectuosa. El niño que se siente amado desea hablar con su padre. Lo mismo sucede en nuestra relación con Dios. Si apreciamos de veras lo que estamos aprendiendo de Jehová y el amor que él nos muestra, sentiremos un gran deseo de comunicarnos con él en oración. (1 Juan 4:16-18.) ____________________________________________________ sg estudio 15 págs. 74-75 párr. 6 Llegando al corazón de los que le escuchan Es aquí donde entra en escena el corazón, porque en la Biblia está asociado con el origen de los motivos. El verdadero adorador de Dios puede decir junto con el escritor inspirado de la Biblia estas palabras: “En mi corazón he guardado cual tesoro tu dicho, a fin de no pecar contra ti.” (Sal. 119:11) Una persona podría poner en su mente excelente conocimiento acerca de los propósitos de Dios, podría captar muchos de los excelentes principios de la Biblia, y sin embargo no tener en su corazón la disposición de aplicar esos principios y ese conocimiento a su propio proceder en la vida. Muchas personas han oído las verdades refrescantes de la Palabra de Dios, pero cuando se trata de aplicar esas verdades en su vida o extender la misma oportunidad a otros... sencillamente no tienen el corazón que se necesita para esa actividad salvadora de vidas. ip-1 cap. 26 pág. 349 párr. 14 “Ningún residente dirá: „Estoy enfermo‟” También hoy los cristianos deben „andar en continua justicia‟, observando a diario las normas de Jehová (Salmo 15:15). Tienen que „hablar lo que es recto‟ y rechazar la mentira y la falsedad (Proverbios 3:32). Aunque el fraude y el soborno sean comunes en muchos países, al que “anda en continua justicia” le repugnan. Los cristianos deben asimismo tener “una conciencia honrada” en las actividades comerciales, guardándose muy bien de entrar en negocios turbios o fraudulentos (Hebreos 13:18; 1 Timoteo 6:9, 10). Y el que “se tapa el oído para no escuchar el derramamiento de sangre, y [...] cierra los ojos para no ver lo que es malo” será selectivo con la música y el entretenimiento (Salmo 119:37). Durante su día de juicio, Jehová protegerá y sostendrá a sus adoradores, los cuales se rigen por tales normas (Sofonías 2:3). ____________________________________________________ yp cap. 24 págs. 192-193 ¿Cómo evitar las relaciones sexuales antes del matrimonio? En el Salmo 119:9, el salmista planteó una cuestión similar: “¿Cómo limpiará un joven [o una joven] su senda?”. La respuesta: “Manteniéndose alerta conforme a tu palabra [la de Dios]”. Pero se requiere más que solo llenarse la cabeza de conocimiento. “Intelectualmente uno sabe lo que la Biblia dice sobre la inmoralidad sexual —confesó una joven—. Pero el corazón sigue restando fuerza a lo que está en la mente.” Por eso el salmista pasó a decir: “En mi corazón he guardado cual tesoro tu dicho, a fin de no pecar contra ti”. (Salmo 119:11.) Salvaguarda el corazón Para atesorar los dichos de Dios en el corazón, primero tienes que leer y estudiar las Escrituras y literatura bíblica. Esto puede ayudar a convencerte del valor de las leyes de Dios. Por otra parte, el leer, escuchar o mirar información que estimula los deseos sexuales resulta en que se intensifique el “apetito sexual”. (Colosenses 3:5.) Por eso, ¡evita a toda costa esas cosas! Reflexiona, más bien, en lo que es casto y limpio. Además, la investigación ha demostrado que los amigos íntimos pueden tener gran influencia en que uno permanezca en castidad o no. El salmista dijo: “Soy socio de todos los que de veras te temen, y de los que guardan tus órdenes”. (Salmo 119:63.) ¿Son tus amigos personas que realmente se esfuerzan por „guardar las órdenes de Dios‟? Una joven llamada Joanna dice lo siguiente sobre escoger amigos: “Si uno se asocia con personas que aman a Jehová, empieza a pensar como ellos al hablar de asuntos de moralidad. Por ejemplo, si uno oye que dicen que la inmoralidad es repugnante, uno empieza a pensar lo mismo. Pero si uno se asocia con alguien a quien eso no le importa, muy pronto piensa como esa persona”. (Proverbios 13:20.) ____________________________________________________ tp73 cap. 10 pág. 111 párr. 4 ¿Está usted dispuesto a encararse a la verdad en su vida? Es posible que en el pasado nos hayamos apoyado en las opiniones imperfectas de nuestro semejante o que hayamos tratado de fijar nuestras propias normas de conducta. Pero ahora

5

Puntos Sobresalientes Salmo 119
nos damos cuenta de que fue por fijar sus propias normas en cuanto a lo bueno y lo malo que Adán y Eva rechazaron a Dios como su Gobernante, con consecuencias desastrosas. Si queremos la aprobación de Dios, tenemos que buscar dirección de él, usando el contenido de la Biblia como base para determinar lo que es correcto y lo que es incorrecto. Al escoger someternos a la voluntad de Dios, no estamos en peligro de ser extraviados. Como dice Salmo 119:151 [118:151, TA]: „Todos sus mandamientos son verdad,‟ y, por lo tanto, el amoldarnos a ellos significa „andar en el camino de la verdad.‟ (Salmo 86:11 [85:11, TA]) ¿No es eso realmente lo que usted quiere hacer? ____________________________________________________ tp73 cap. 16 págs. 179-180 párr. 7 La selección que asegura vida en verdadera paz y seguridad Entonces, aun cuando recibamos corrección, censura o disciplina, sabremos que es por nuestro bien y por nuestro bienestar eterno. Así llegamos a confiar en Jehová Dios como un hijo o una hija confía en un padre amoroso, sabio y fuerte. (Salmo 103:13, 14 [102:13, 14, TA]; Proverbios 3:11, 12) Teniendo una fe como ésa no pondremos en tela de juicio o en duda su consejo sabio, ni lo recto de sus caminos, aunque por algún tiempo no entendamos enteramente ciertos asuntos. Esto será una salvaguarda para nosotros. De este modo nos colocamos entre los que el salmista describe al decir: “Paz abundante pertenece a los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo.”— Salmo 119:165 [118:165, TA]; Proverbios 3:5-8. ____________________________________________________ uw cap. 3 págs. 21-22 párr. 4 Mantenga firmemente asida la Palabra de Dios Solamente el ver el nombre de Dios en la Biblia ha sido el punto de viraje para muchas personas. Otras han decidido estudiar la Biblia cuando se les ha mostrado lo que ella dice acerca del propósito de la vida, por qué Dios permite la iniquidad, el significado e importancia de los acontecimientos de la actualidad o la esperanza realista que tiene como centro el Reino de Dios. En países donde las prácticas religiosas han hecho de la gente el blanco de considerable hostigamiento por espíritus malos, la explicación bíblica de la causa de esto y de cómo obtener alivio ha despertado interés. ¿Por qué son tan impresionantes para las personas estos puntos? Porque la Biblia es la única fuente de información confiable sobre estos asuntos vitales. (Sal. 119:130.) ____________________________________________________ g92 8/3 pág. 19 ¿Cómo puedo lograr que se me respete? ¿Qué clase de antecedentes tienes? ¿Has seguido el consejo que Pablo dio a Timoteo: “Que nadie jamás menosprecie tu juventud. Por el contrario, hazte ejemplo para los fieles en el hablar, en conducta, en amor, en fe, en castidad”? (1 Timoteo 4:12.) Tú también puedes ser un ejemplo digno de respeto. El estudio de la Palabra de Dios puede ayudarte a lograrlo, pues el salmista dijo: “¡Cómo amo tu ley, sí! [...] He llegado a tener más perspicacia que todos mis maestros, porque tus recordatorios me son de interés intenso. Me porto con más entendimiento que hombres de más edad, porque he observado tus propias órdenes”. (Salmo 119:97, 99, 100.) Tus compañeros cristianos te respetarán si adquieres esa perspicacia espiritual. No obstante, nota que tú también tienes que „observar‟ o poner por obra el consejo de la Biblia. ____________________________________________________ w10 15/4 págs. 23-24 párr. 17 Alejemos la mirada de cosas inútiles Al dedicarnos a Jehová, le prometimos cumplir su voluntad, lo que implica apartarse de todo lo que él considera inútil, o indigno. En ese momento hicimos nuestras las palabras del salmista: “De toda senda mala he restringido mis pies, con el propósito de guardar tu palabra” (Sal. 119:101). Sería poco prudente esperar a vernos cara a cara con algo indigno para entonces decidir qué vamos a hacer. Tenemos muy claras las cosas que se condenan en las Escrituras y conocemos muy bien cuáles son las tácticas de Satanás. Pensemos por un momento. ¿Cuándo tentó a Jesús para que convirtiera las piedras en panes? Cuando este “sintió hambre” tras ayunar cuarenta días y cuarenta noches (Mat. 4:1-4). El Diablo tiene la capacidad de percibir cuándo estamos más débiles y más propensos a caer en la tentación. Por eso, es ahora cuando debemos analizar con cuidado estos asuntos. ¡No lo dejemos para mañana! Si tenemos presente día tras día nuestro voto de dedicación, estaremos cada vez más decididos a alejarnos de todo lo que sea espiritualmente inútil (Pro. 1:5; 19:20). ____________________________________________________ w08 15/1 pág. 9 párrs. 3-4 Prestemos atención a nuestro “arte de enseñar” Un arte es una habilidad que se desarrolla por medio del estudio, la observación o la práctica. Pues bien, si queremos llegar a ser maestros eficaces de las buenas nuevas, no podemos pasar por alto ninguno de estos tres factores. Hemos de estudiar, después de haber orado, para comprender bien el tema en cuestión (léase Salmo 119:27, 34). Hemos de observar cómo enseñan los ministros experimentados a fin de imitar los métodos que emplean. Y hemos de esforzarnos por poner en práctica lo que aprendemos para pulir nuestras habilidades (Luc. 6:40; 1 Tim. 4:13-15). Jehová es nuestro Magnífico Instructor y, mediante la parte visible de su organización, instruye a sus siervos terrestres para que sepan cómo cumplir su comisión de predicar (Isa. 30:20, 21). Por ejemplo, las congregaciones celebran semanalmente la Escuela del Ministerio Teocrático, la cual ha sido concebida para ayudar a los matriculados a convertirse en proclamadores eficaces del Reino de Dios. El principal libro de texto de dicha escuela es la Biblia. La Palabra inspirada de Dios no solo nos indica qué debemos enseñar, sino qué métodos de enseñanza son más efectivos. La Escuela del Ministerio Teocrático nos recuerda vez tras vez que para ser mejores maestros tenemos que basar nuestra enseñanza en la Biblia, utilizar hábilmente las preguntas, enseñar con sencillez e interesarnos sinceramente en los demás. ____________________________________________________ w08 15/5 pág. 22 párr. 7 Siga el ejemplo de Pablo y progresará espiritualmente Tener la costumbre de estudiar la Biblia y meditar con un propósito determinado nos ayudará a progresar espiritualmente (Heb. 5:12-14). En cuanto al valor de la Palabra de Dios, el

6

Puntos Sobresalientes Salmo 119
salmista cantó: “La ley de tu boca es buena para mí, en mayor grado que miles de piezas de oro y plata. Tu mandamiento me hace más sabio que mis enemigos, porque hasta tiempo indefinido es mío. De toda senda mala he restringido mis pies, con el propósito de guardar tu palabra” (Sal. 119:72, 98, 101). ¿Ya tiene usted un horario para estudiar la Biblia? ¿Se está preparando para alcanzar futuras asignaciones teocráticas leyendo la Biblia todos los días y meditando en ella? ____________________________________________________ w06 15/9 pág. 32 “¡Cómo amo tu ley, sí!” El Salmo 119 es una canción que refleja los sentimientos de su compositor por el mensaje, o palabra, que Dios ha inspirado. He aquí algunas de sus expresiones: “En mi corazón he guardado cual tesoro tu dicho”. “En cuanto a tus estatutos, mostraré tenerles cariño.” “Aplastada está mi alma de ansiar tus decisiones judiciales todo el tiempo.” “Tus recordatorios son aquello con lo que estoy encariñado.” “He ansiado tus órdenes.” “Mostraré tener cariño a tus mandamientos que he amado.” “Me interesaré intensamente en tus disposiciones reglamentarias.” “¡Cómo amo tu ley, sí! Todo el día ella es mi interés intenso.” (Salmo 119:11, 16, 20, 24, 40, 47, 48, 97.) ¡Cuánta gratitud demostró el salmista por la palabra que Dios ha revelado! ¿Siente usted lo mismo por el mensaje de la Palabra de Dios, la Biblia? ¿Quisiera tenerle un cariño semejante? Si así es, el primer paso es adquirir la costumbre de leerla con regularidad, de ser posible todos los días. Jesucristo dijo: “No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová” (Mateo 4:4). En segundo lugar, debe meditar en lo que la Biblia dice. Al reflexionar acerca de las verdades que enseña sobre Dios, sus cualidades, su voluntad y su propósito, verá cómo crece su gratitud por ese libro sagrado (Salmo 143:5). Y lo más importante: ponga en práctica en la vida diaria sus sabios consejos (Lucas 11:28; Juan 13:17). ¿Le beneficiará de algún modo sentir este cariño por las verdades de la Biblia? Por supuesto que sí, pues Salmo 119:2 declara: “Felices son los que observan [los] recordatorios [de Dios]”. Los recordatorios bíblicos le ayudarán a enfrentarse con éxito a los problemas de la vida (Salmo 1:1-3). También le permitirán adquirir sabiduría, perspicacia y entendimiento, cualidades que le ayudarán a „restringir sus pies de toda senda mala‟ (Salmo 119:98-101). Además, conocer la verdad sobre Dios y su propósito para la Tierra dará más sentido a su vida y le brindará una alentadora esperanza para el futuro (Isaías 45:18; Juan 17:3; Revelación [Apocalipsis] 21:3, 4). ____________________________________________________ w02 15/4 págs. 13-14 párr. 3 Las leyes divinas son para nuestro bien Un salmista —probablemente príncipe de Judá y futuro rey— expresó un sentimiento que no suele enlazarse con la ley. Exclamó dirigiéndose a Dios: “¡Cómo amo tu ley[!]” (Salmo 119:97). Sus palabras no fueron fruto de un simple impulso emocional, sino una expresión de su amor a la voluntad de Dios, contenida en Su ley. Jesucristo, el Hijo perfecto de Jehová, abrigaba sentimientos parecidos. Se profetizó que diría lo siguiente: “En hacer tu voluntad, oh Dios mío, me he deleitado, y tu ley está dentro de mis entrañas” (Salmo 40:8; Hebreos 10:9). ¿Y nosotros? ¿Nos deleitamos en hacer la voluntad divina? ¿Estamos convencidos de que las normas de Jehová son útiles y beneficiosas? ¿Qué lugar ocupa la obediencia a ellas en nuestra adoración, en nuestra vida diaria, al tomar decisiones y en las relaciones interpersonales? Para amar la ley divina, haremos bien en comprender por qué tiene Dios el derecho de dictar y hacer cumplir sus preceptos. ____________________________________________________ w02 15/6 págs. 14-15 párrs. 12-14 Sigamos el modelo real Para tener buenos hábitos de estudio es fundamental cultivar cariño por la Palabra de Dios. Salmo 119:14-16 indica que para deleitarnos en ella tenemos que reflexionar regularmente y con propósito sobre su contenido. Y esto es cierto sin importar cuánto tiempo haga que somos cristianos. Para subrayar este hecho, recordemos el ejemplo de Timoteo. Aunque este anciano cristiano ya era un “excelente soldado de Cristo Jesús”, Pablo lo exhortó a que hiciera lo sumo posible a fin de “[manejar] la palabra de la verdad correctamente” (2 Timoteo 2:3, 15; 1 Timoteo 4:15). Está claro que hacer “lo sumo posible” implica tener buenos hábitos de estudio. Un paso para conseguir buenos hábitos de estudio es dedicar tiempo con regularidad a estudiar la Biblia. ¿Qué hemos estado haciendo a este respecto? Independientemente de lo sincera que sea nuestra respuesta, ¿podría beneficiarnos dedicar más tiempo al estudio personal? “Pero —quizá diga usted— ¿de dónde saco ese tiempo?” Pues bien, algunos han aumentado el tiempo efectivo que dedican a ese propósito levantándose un poco más temprano por la mañana. Quizá lean la Biblia durante quince minutos o trabajen en algún proyecto de estudio personal. Otra posibilidad sería modificar ligeramente su horario semanal. Por ejemplo, si tiene el hábito de leer el periódico casi todos los días o ver el noticiero televisivo por la noche, ¿podría dejar de hacerlo solo un día a la semana y usar ese tiempo para estudiar la Biblia más a fondo? Si prescindiéramos de las noticias una vez a la semana e invirtiéramos esos aproximadamente treinta minutos en el estudio personal durante un año, ello equivaldría a más de veinticinco horas adicionales empleadas con ese objetivo. Imagínese los beneficios de veinticinco horas extras de lectura o estudio de la Palabra de Dios. Considere esta otra idea: durante la próxima semana, analice sus actividades al finalizar cada día. Vea si puede eliminar o abreviar alguna de ellas a fin de tener más tiempo para la lectura o el estudio de las Escrituras (Efesios 5:15, 16). ¿Qué hará que el estudio resulte más fácil y ameno? Ponerse metas. ¿Qué metas de estudio realistas podría fijarse? Para muchos, una primera meta admirable es leer la Biblia completa. Quizá hasta el momento usted haya leído secciones de la Palabra de Dios ocasionalmente y se haya beneficiado de ello. ¿Podría ahora determinarse a leer toda la Biblia? Para lograrlo, el primer objetivo podría ser leer los cuatro Evangelios; la segunda meta consistiría en leer el resto de las Escrituras Griegas Cristianas. Una vez conseguidos los beneficios y la satisfacción resultantes, podría proponerse leer uno tras otro los libros de Moisés y los libros históricos hasta Ester. Una vez logrado esto, verá que es realista terminar el resto de la Biblia.

7

Puntos Sobresalientes Salmo 119
Actividades para razonar
ml ¡Lo mucho más que encierra la vida! ¿Cómo ha ayudado la Biblia a muchas personas? (Salmo 119:105, 165) ____________________________________________________ km 10/07 pág. 7 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático ¿Cómo indica Salmo 119:89, 90 que podemos confiar en la palabra de Dios? [w05 15/4 pág. 15 § 3.] ____________________________________________________ km 10/04 pág. 1 La asamblea de distrito nos anima a andar con Dios ¿Cómo podemos evitar que se nos haga tropezar? (Sal. 119:165.) ____________________________________________________ km 12/01 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático Seleccione la respuesta correcta en la siguiente declaración: Es obvio que el escritor del Salmo 119 apreciaba profundamente (la palabra, o ley, de Dios; el don de la vida; la perspectiva de la salvación), pues se menciona en casi todos los versículos de este salmo [lectura semanal de la Biblia; véase w99-S 1/11 pág. 9 §5; w87-S 15/3 pág. 24 §2]. ____________________________________________________ cl cap. 22 ¿Influye en nuestra vida “la sabiduría de arriba”? Salmo 119:97-105 ¿Qué beneficios obtendremos al estudiar y aplicar con diligencia la Palabra de Dios? ____________________________________________________ cl cap. 27 „¡Oh cuán grande es su bondad!‟ Salmo 119:66, 68 ¿Cómo podrían demostrar nuestras oraciones que deseamos imitar la bondad de Jehová? ____________________________________________________ wt cap. 8 pág. 78 párr. 14 „Una lucha contra fuerzas espirituales inicuas‟ ¿En qué debemos siempre confiar cuando resistimos ataques contra nuestra espiritualidad o la de otras personas? (Salmo 119:98; Proverbios 3:5, 6; Mateo 4:3, 4.) ____________________________________________________ uw cap. 6 pág. 53 párr. 13 La cuestión que tiene que afrontar toda la creación Si hacemos ciertas declaraciones para dar una impresión exageradamente favorable con relación a nosotros, ¿es malo eso si no causa daño a nadie? (Sal. 119:163; compare con Hechos 5:1-11.) ____________________________________________________ fl cap. 1 Buscando la clave a la felicidad familiar Cuando se trata de buscar solución a problemas familiares, ¿por qué merece nuestra atención la Biblia? (Salmo 119:100-105) uw cap. 8 pág. 69 párr. 14 „Una lucha contra fuerzas espirituales inicuas‟ ¿En qué debemos siempre confiar cuando resistimos ataques contra nuestra espiritualidad o la de otros? (Sal. 119:98; Pro. 3:5, 6; compare con Mateo 4:3, 4.) ____________________________________________________ g01 8/6 pág. 11 ¿Sabe la respuesta? ¿Cuál es la primera letra del alfabeto hebreo? (Sobrescrito del Salmo 119.) ____________________________________________________ g95 8/5 pág. 20 ¿Se lo ha preguntado alguna vez? ¿Cómo debería considerar la Biblia? (Salmo 119:105; Lucas 24:44, 45; Romanos 15:4; 2 Timoteo 3:14-16.)

8

Toda la información ha sido sacada de la Watchtower Library 2010

Este archivo, es tan solo es una ayuda para nuestra preparación, el propósito principal de esto, es que investiguemos más nosotros.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->