P. 1
Enciclopedia de Mitologia Universal

Enciclopedia de Mitologia Universal

5.0

|Views: 24.124|Likes:
Publicado porSimon Chara
La Enciclopedia de Mitología Universal es una enciclopedia original y completa sobre el pensamiento mítico expresado por las civilizaciones primigenias de los cinco continentes, aunque se da más énfasis a la mitología grecolatina.
La Enciclopedia de Mitología Universal es una enciclopedia original y completa sobre el pensamiento mítico expresado por las civilizaciones primigenias de los cinco continentes, aunque se da más énfasis a la mitología grecolatina.

More info:

Published by: Simon Chara on Oct 05, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/08/2015

pdf

text

original

La bella Europa contaba con una impresionante genealogía. Era hija de
Agenor y Telefasa, hermana pues de Cadmo, Onix, Cílix, Taso y Fineo. Agenor,
hermano de Belo, era hijo a su vez de Libia y Posidón. Libia, bueno es decirlo
ya, fue hija de Epafo, quien sería más tarde rey de Egipto y representación en la
tierra del gran dios Apis. Pero Epafo fue la criatura que parió Io tras haber sido
amada por Zeus (y liberada de su castigo como ternera perseguida por la furia de
Hera). Con esa estirpe reforzadamente divina, no es de extrañar que la joven
Europa tuviera todos los dones del cielo y la tierra en su cuerpo y, con ese
encanto, menos es de extrañar que Zeus quedara prendido de la bisnieta habida
de los amores del pasado con su amada Io. Para ayudarse en la conquista, Zeus
llamó a su compinche de tantas ocasiones, al rápido y eficaz Hermes, para que a
se acercara a Canaán, y estuviera cerca de la deseada doncella, aprovechando
que ésta solía estar a la orilla del mar, en la costa de Tiro, junto a su grupo de
amigas, durante horas y horas con los rebaños de su padre Agenor. Hermes tomó

332

la forma de un toro blanco de grandioso porte, porque hasta convertidos en
animales, las divinidades adoptaban el mejor de los aspectos posibles, más por
costumbre que por vanidad. Era tan atractivo el toro, que la buena Europa no
pudo por menos de fijarse en el soberbio semental, que era, para mayor encanto,
dócil y cariñoso. Tanto lo fue que Europa, finalmente, se acostumbró a su
compañía y terminó por montar a la amazona sobre su grupa. Cuando ella se
quiso dar cuenta, aquel toro blanco y hermoso estaba nadando por las aguas del
Mediterráneo con ella a bordo, a pesar de lo poco usual de ver a un toro nadar
por el mar abierto, o a una joven virginal surcando los mares a lomos de un
semoviente, transformado simultáneamente, por orden superior, en embarcación
y alcahuete.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->