A LA SALA DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA RIOJA

, mayor de edad, titular del D.N.I. núm. , cuyas circunstancias y carácter con que interviene constan ya en los Autos del Recurso Contencioso-Administrativo (Procedimiento Ordinario) núm. , con domicilio a efectos de notificaciones en Logroño , ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja con el debido respeto comparece y, como mejor proceda en Derecho, DICE:

Que, habiéndole sido trasladado el expediente administrativo relativo al recurso anteriormente indicado, al objeto de que deduzca la demanda rectora del presente procedimiento, por medio del presente escrito, viene a formalizar el referido trámite, deduciendo DEMANDA con base en los siguientes Hechos y Fundamentos de Derecho.

HECHOS PRIMERO.- El demandante es funcionario de carrera de la Administración de Justicia perteneciente al Cuerpo de con destino en el Juzgado de de Logroño. En tal condición, presta los servicios propios de su Cuerpo con arreglo a una jornada diaria de siete horas y media, distribuidas en una parte fija de seis horas (de 8:30 a 14:30) y otra variable de una hora y media (de 7:30 a 8:30 y de 14:30 a 17:00, a su elección). SEGUNDO.- Tal como queda reflejado en el expediente administrativo (documentos núms. 1 y 2), por parte de diferentes centrales sindicales, se convocaron diferentes jornadas de huelga

-1-

28 y 31. 28 y 29. 5. 10 del expediente administrativo. de cada uno de los días” a partir del 4 de febrero de 2008. se declaró y tuvo un seguimiento prolongado desde el 4 de febrero de 2008 hasta el 4 de abril del mismo año. 22. El demandante ejerció su derecho de huelga conforme a lo señalado en las diferentes convocatorias presentadas. los siguientes días: • de febrero: 4. 11. concretamente: los días 15 de noviembre y 14 de diciembre de 2007. 12. los días 15 de noviembre y 14 de diciembre de 2007– la convocatoria se extendía a lo largo de las 24 horas del día. 4. 18. 13.durante el período de huelga indefinida que. 2 y 4. el demandante prestó servicios.Las primeras jornadas de huelga –es decir. así como en los de febrero.d) de la Ley Orgánica 6/1985. “desde las 8. 7.c) de la Ley 7/2007. . trabajando al objeto de atender los servicios mínimos esenciales del Juzgado de Primera Instancia Núm. Sin embargo.00 hs.. • de marzo: 3. 4 de Logroño (se acompañan en tal sentido. que los días 13 y 26 de marzo de 2008. del Poder Judicial y el artículo 15. 1 del expediente administrativo. 18.que tuvieron lugar en los meses de noviembre y diciembre de 2007. 14.30 hs. 6. 5. 19. a diferencia de lo que se señala en el documento núm. • de abril: 1. 26. hasta las 14. durante 6 horas diarias (documento núm. como fue sin duda público y notorio. 10. hasta las 24. 14. tal como queda oportunamente reflejado en el documento núm. 25. 19. 12. de 4 de marzo. de 12 de abril. 15. la posterior convocatoria de huelga de duración indefinida señalaba que ésta tendría lugar durante los días no festivos de lunes a viernes. 8. del Estatuto Básico del Empleado Público. 21. 25. 27.30 hs. 11. marzo y abril de 2008. indicándose textualmente que tal derecho sería ejercido por funcionarios de todos los Cuerpos nacionales de la Administración de Justicia de los órganos judiciales radicados en la Comunidad Autónoma de La Rioja “iniciándose a las 00. haciendo uso del legítimo derecho que les asiste conforme a lo dispuesto en los artículos 1 a 11 del Real Decreto Ley 171/1977. de 1 de julio. 27. en conexión con el artículo 496. 2 del expediente administrativo). TERCERO. esto es. Debe puntualizarse. -2- . 7.00”.

así como los días 3 y 9 de abril de 2008). 17 y 26 de marzo. CUARTO.. no se le permitió la entrada en dependencias judiciales. se colocaron carteles dotados de sello oficial de la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia en La Rioja. con excepción de las prestaciones sociales (resoluciones de 3 de marzo. dos fotografías tomadas a diferente distancia donde aparecen los referidos carteles. 1 a 5. donde puede distinguirse con claridad la ubicación de los mismos. a la entrada de los órganos jurisdiccionales de la ciudad de Logroño con sede en la calle Bretón de los Herreros 5-7 de dicha localidad. QUINTO. y con posterioridad a la misma. así como el texto que ha quedado transcrito. De hecho. como documentos núms.como documentos núms.Se da la circunstancia de que. salvo en las jornadas en que el demandante se encontraba realizando servicios mínimos. el personal en huelga no podrá acceder a los centros y edificios judiciales”. 3 a 10 del expediente). 30 de abril y 5 de junio de 2008. ni dentro de la franja de horario fijo ni durante la de horario flexible. siguiendo -3- . se fueron sucediendo resoluciones dictadas desde la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia del Ministerio de Justicia por las que se acordaba deducir de sus retribuciones “en proporción al horario no trabajado”. Dichas resoluciones no introdujeron distinción alguna entre las dos primeras jornadas de huelga (días 15 de noviembre y 14 de diciembre de 2007) y las desarrolladas durante el transcurso de la huelga indefinida (a partir del día 4 de febrero de 2008). en los que textualmente se incluía la siguiente leyenda: “Se recuerda que durante el período de convocatoria de la huelga general en la Administración de Justicia dependiente del ámbito de gestión del Ministerio de Justicia. durante el período de huelga indefinida. los acuerdos del Gerente Territorial en los que se designaba al recurrente para el desempeño de servicios mínimos durante los días 13..Durante el desarrollo de la referida huelga. que obran a los documentos núms. 3 de abril. 5 y 6. dando un tratamiento idéntico a jornadas en que el ejercicio del derecho de huelga venía acotado dentro de un determinado horario (6 horas diarias dentro del horario obligatorio) y a jornadas en las que se extendía durante las 24 horas. dado que los efectivos del Cuerpo de la Guardia Civil que guardan la entrada de los Juzgados. Se acompañan.

en su caso.Pese a ello. por no tratarse del objeto que se somete al parecer de la Ilma. Tales escritos quedan identificados con los núms.. el firmante formuló sendos recursos potestativos de reposición frente a las correlativas resoluciones de la aludida Dirección General o. lo que trajo consigo una deducción indebida y excesiva. se dedujo la cuantía íntegra correspondiente a siete horas y media de jornada diaria. Por tal motivo. Sala). horas en las que. en lugar de deducir el importe de las retribuciones correspondientes a las seis horas diarias en que estaba convocada la huelga. en tanto que se calculó considerando como no trabajadas siete horas y media por cada día de los señalados en los acuerdos de la misma Dirección General. 11 a 14 del expediente administrativo. al no atenderse a las circunstancias objetivas que impedían su desempeño contra el deseo del funcionario. lo que implica un descuento de una hora y media de exceso por cada día de los consignados en las resoluciones de la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia. impidieron el acceso de todos aquellos funcionarios que se encontraban ejerciendo el derecho de huelga. SEXTO. el funcionario no pudo acceder a su puesto de trabajo.estrictamente la orden de la Gerencia Territorial impresa y expuesta a la entrada del edificio donde tiene su sede el órgano jurisdiccional en que el recurrente presta sus servicios. con independencia del margen horario de la convocatoria de huelga. menoscabando los de por sí escasos ingresos generados durante el desarrollo de una huelga perfectamente legítima (sin entrar en este momento en consideraciones acerca de su oportunidad o procedencia. y en ellos se denuncia la errónea deducción -4- . sino también las relativas al horario flexible al margen de la convocatoria de huelga. se procedió a descontar en la nómina del funcionario no sólo las cantidades correspondientes al horario no trabajado por el ejercicio de tal derecho. Es decir. incluyendo un descuento en la paga extraordinaria de dicha mensualidad que adolece de iguales defectos. frente a las propias deducciones de las que tuvo conocimiento al recibir la nómina de junio de 2008 pues no se le había notificado por aquel entonces resolución alguna y la misma reflejaba los criterios de reducción de haberes señalados en los acuerdos hasta entonces dictados. por motivos absolutamente ajenos a su voluntad.

se acordó desestimar conjuntamente los recursos de reposición formulados..practicada. reclamando el reintegro inmediato de las cantidades indebidamente deducidas de su nómina. se interpuso el presente Recurso ContenciosoAdministrativo. 15 del expediente administrativo). de la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia (documento núm. argumentando que la participación en una huelga supone una completa suspensión de la relación laboral (en este caso.1 de la Ley de Jurisdicción. viene dado por tratarse pretensiones que se deducen en relación con actos de Administración Pública sujetos al Derecho Administrativo.Por medio de Resolución de 26 de noviembre de 2008. funcionarial) que comprende tanto la cesación del deber de trabajar como la del paralelo devengo retributivo. A los anteriores Hechos son de aplicación los siguientes FUNDAMENTOS DE DERECHO I El conocimiento de la cuestión que se somete a Jurisdicción Contencioso-Administrativa. Frente a esta última Resolución. conformidad con lo establecido en el artículo 1. SÉPTIMO. que el descuento que nos ocupa se genera ope legis (siguiendo el tenor de la Disposición Adicional Duodécima de la Ley 30/1984. II la de la de la -5- . de 2 de agosto) y que conforme a los registros de control horario que obran en su poder –los cuales no se han incorporado al expediente administrativo– no resulta acreditada la asistencia del funcionario durante la parte flexible de la jornada. que agota la vía administrativa.

-6- . de la repetida Ley.1 de la propia Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. VI FONDO DEL ASUNTO La Resolución que se recurre ignora por completo uno de los extremos alegados en la vía administrativa.1 de la vigente Ley 29/1998. III La Sala a que nos dirigimos tiene competencia para conocer de este recurso. V Los artículos 45 y 56 de dicha Ley. esto es. de prestar servicio en una franja horaria al margen de la expresamente señalada en las convocatorias de huelga que nos ocupa.a).1. conforme preceptúan los artículos 18 y 19. por razones ajenas a la voluntad del funcionario y exclusivamente imputables a la propia Administración demandada. de conformidad con lo establecido en el artículo 10. estando legitimada activamente. cual es la restricción de acceso a las dependencias del órgano jurisdiccional en que presta servicio. de tal modo que no aborda un aspecto crucial que ha sido sucesivamente expuesto por el ahora demandante. la imposibilidad.Dentro del plazo que señala el artículo 46. se interpuso el Recurso Contencioso-Administrativo. en cuanto a los requisitos que deben contener los escritos de interposición y demanda. respectivamente. IV La parte demandante tiene capacidad procesal.

baste contrastar el tenor del segundo apartado de las alegaciones vertidas en los diferentes recursos potestativos del actor –apartados centrados invariablemente en la imposibilidad material de ejercer sus funciones tanto en jornada fija como flexible. ni puede hacerlo. no hace falta señalar que el demandante no pretende eludir deducción alguna -7- . lo cual no se ajusta a la realidad. la Resolución que se impugna incurre en incongruencia omisiva.En efecto. atribuye al funcionario recurrente unas declaraciones que nunca ha efectuado. requiriendo certificación del Secretario judicial a quien corresponda el control horario. respecto del parecer del Tribunal Constitucional sobre la legitimidad del descuento de haberes que “se deriva de la situación de suspensión en la relación de empleo en la que se sitúa el funcionario en huelga”. procede declarar la nulidad o subsidiaria disconformidad a Derecho de la Resolución que se impugna: . debe aclararse que esta parte no tiene nada que objetar. durante todo el período en que se mantuvo la huelga debido a las órdenes expresas emitidas y publicadas en la propia entrada del centro de trabajo por la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia en La Rioja y rigurosamente llevadas a efecto por los miembros de la Guardia Civil que controlan el acceso a las dependencias judiciales– con el literal del fundamento de derecho tercero y el último inciso del antecedente de hecho único de la Resolución de 26 de noviembre de 2008 –donde se señala que el funcionario “afirma haber prestado sus servicios con normalidad” durante la parte flexible de su jornada. al tiempo que. puesto que se centra en cuestiones ajenas a la discusión mantenida. y en atención a las reflexiones que a continuación se exponen. A tal respecto. al objeto de acreditar el desempeño efectivo de servicios durante dicha parte de cada jornada de huelga– para comprobar la divergencia entre los términos en que se ha planteado el debate en inicio por esta parte y los aspectos en que se ha centrado el Acuerdo impugnado para tratar de rebatir las razones de disconformidad expresadas por el funcionario. desvirtuando así el debate realmente planteado en términos jurídicos. por cuanto que se abstrae por completo de uno de los pilares en que se fundamentan los cuatro recursos formulados en la vía administrativa (lo que ahonda en la indefensión alegada en dicha vía).En relación con el fundamento de derecho segundo de la Resolución de 26 de noviembre de 2008. De hecho. Partiendo de lo anterior. por otro lado –dicho sea con el debido respeto–.

que al margen de haber quedado expresamente derogada por la Disposición Derogatoria Única de la Ley 7/2007 del Estatuto Básico del Empleado Público. sirve para rebatir en modo alguno los planteamientos de esta parte. en consecuencia. en opinión de esta parte. la interpretación más cabal y acorde al ordenamiento de tal término. cuestión objeto de controversia ni. y no de otras circunstancias completamente ajenas tanto a dicho ejercicio como a la voluntad del propio empleado público. Tampoco supone oposición a las pretensiones de esta parte la referencia a la Disposición Adicional Duodécima de la Ley 30/1984. En el mismo sentido. ni afecte al régimen respectivo de sus prestaciones sociales”. sea como fuere. confirma que la falta de devengo y percibo de retribuciones ha de entenderse en relación con el “tiempo” en que el funcionario haya permanecido en esa situación. de Medidas para la Reforma de la Función Pública. que es lo que sucede en el presente caso y en lo que sí se abundará. concluyó con un acuerdo que ha beneficiado al conjunto de los funcionarios de la Administración de Justicia en nuestra Comunidad Autónoma– comporta también. Al contrario. viene a confirmar que las deducciones que en se practiquen en casos como el presente han de derivar estrictamente del ejercicio del derecho de huelga (ejercicio voluntario en cualquier caso).2 de la aludida Ley 7/2007 dispone que “quienes ejerciten el derecho de huelga no devengarán ni percibirán las retribuciones correspondientes al tiempo en que hayan permanecido en esa situación. El funcionario asume con naturalidad que el uso de ese derecho constitucional –ejercitado sobre profundas convicciones perfectamente legítimas sobre las que no pretende abundar en este momento. cabe precisar que si lo que está en discusión es la unidad de medida de dicho “tiempo”. sin que quepan interpretaciones restrictivas de derechos o más desfavorables para los administrados -8- . el artículo 30. una serie de privaciones connaturales. de 2 de agosto. por tanto. no puede ser otra que la que resulte más ajustada a la realidad definida en la convocatoria de huelga. correlativamente. sino que lo que pretende es únicamente evitar que los efectos de dicha suspensión se extiendan más allá de los que corresponden al ejercicio de tal derecho básico y consagrado por nuestra Norma Fundamental. pero que.de sus retribuciones derivada del ejercicio del derecho de huelga. Tal no es. A tal respecto. sin que la deducción de haberes que se efectúe tenga carácter de sanción.

en un caso en que la huelga había sido convocada de las 11:30 a las 13:30 horas. de 31 de julio. Para terminar. 556/2006. concluye señalando que “A mayor abundamiento. respecto del cálculo de las deducciones correspondientes a los períodos de suspensión de la relación de empleo por el ejercicio del derecho de huelga por parte de los funcionarios. Esto es. a la sentencia núm. procede hacer referencia. de Presupuestos Generales del Estado para el año 1992. Póngase el caso de una huelga que se convoque tan solo para una hora concreta durante sucesivas jornadas de trabajo. con excepción de la productividad funcional y la productividad por desempeño. de 30 de diciembre. se reiteran las manifestaciones vertidas a lo largo de la vía administrativa. dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. y detraer los haberes correspondientes al conjunto de tales jornadas. supondría un exceso palmario y un descuento de todo punto indebido por parte de la Administración. a mero título de ejemplo. más allá de ejercer su derecho. multiplicando la cifra resultante por las dos horas de ejercicio del derecho de huelga”. en lo que respecta al apartamiento del procedimiento legal. la corrección de la suma descontada por la Administración se desprende de la sencilla aplicación de la fórmula prevista en el artículo 36 de la Ley 31/1991. en relación con el cuarto y último de los recursos potestativos formulados. Es claro que considerar que se ha ejercitado el derecho de huelga a lo largo de toda la jornada. de la división de esta cantidad por treinta y un días naturales y por siete horas y media al día de horario. no resulta lógico que una huelga convocada durante un espacio horario determinado pueda entenderse secundada más allá de los límites establecidos en la propia convocatoria. como consta en la certificación emitida por el Ministerio de Hacienda. que.que sobredimensionen la verdadera entidad y duración del ejercicio del derecho de huelga. ha incurrido en abuso de derecho ausentándose injustificadamente del trabajo. pues ello supondría que el funcionario. sino que -9- . que de la decisión de deducción de haberes no se le dio traslado en forma alguna. como acertadamente afirma el Abogado del Estado. Al hilo de lo anterior. destacando. en relación con el referido fundamento de derecho segundo. partiendo de las retribuciones percibidas por el funcionario durante el mes de octubre de 2001. cuestión absolutamente incontrovertida y en ningún momento opuesta por la Administración.

1 y 84. esta parte tiene a bien traer a colación lo expresado en sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. ante una huelga convocada dentro de una franja horaria determinada que no comprende la totalidad de la jornada diaria. y sólo puede prescindirse de este trámite cuando los hechos ya las alegaciones a tener en cuenta sean únicamente los aducidos o propuestos por el administrado (art. conforme a lo dispuesto en el artículo 84 de la Ley 30/1992. tiene como finalidad que la Administración Pública adopte la decisión más adecuada para la satisfacción de los intereses generales. y como muy bien dice la Administración demandada. en tal sentido. en su caso. a lo largo de su fundamento de derecho segundo: “Desde luego la resolución recurrida no se dicta en el marco de un procedimiento disciplinario por incumplimiento de los deberes relativos al horario. Como garantía de esta adopción se establece un procedimiento común para todas las Administraciones Públicas en donde se fija como criterio a seguir en pos de esta finalidad la contradicción. al que nuestro Tribunal Supremo le niega carácter sancionador (STS 29 de febrero de 1996 [RJ 1996. tiene a bien señalar que.4 de la Ley 30/1992). Pero no es menos cierto que el procedimiento administrativo. y atendiendo a la naturaleza del procedimiento. 3. de 26 de noviembre. 103 de la Constitución [RCL 1978. y que dicha decisión se someta a la ley y al derecho de forma objetiva («ex» art. no cabe deducir sin más trámite ni contraste la cuantía de las retribuciones correspondientes a la totalidad de dicha jornada. en su vertiente de procedimiento disciplinario en materia de funcionarios. Como en el caso de autos no se ha dado ocasión a los recurrentes para que manifiesten o justifiquen. Desde este punto de vista. Es decir. Y.de la misma tuvo conocimiento a través de la nómina del mes de junio de 2008. 2749]). en general. con independencia de que nos hallemos ante un procedimiento de corte sancionador o no. 84. los incumplimientos del deber de cumplimentar el control mecánico del -10- . 2836 y ApNDL 2875] y art. Por añadidura.1 de la Ley 30/1992). no deben aplicarse al mismo las formalidades propias de un procedimiento sancionador. sin antes atender a las alegaciones del afectado a través de la celebración del preceptivo trámite de audiencia. de 31 de enero de 2000 [RJCA 2000\362]. que el ciudadano afectado por la resolución que se adopte pueda intervenir alegando lo que a su derecho le convenga. estamos más cerca del procedimiento de deducción proporcional de haberes en caso de ejercicio de huelga.

esto es. quien no puede entrar a rebatir puntos de hecho que no guardan relación con su caso. se insiste en la desviación del debate y la incongruencia omisiva en que incurre este apartado –como ha quedado expuesto en líneas anteriores–. algunos de los recurrentes parece ser que tienen funciones de representatividad sindical. Tal circunstancia no concurre ni ha sido alegada en el presente supuesto por la sencilla razón de que ha resultado materialmente imposible para el funcionario prestar servicio alguno –a excepción de la encomienda de servicios mínimos en los días concretos señalados en el relato fáctico–.1 de la Ley 30/1992. todo ello con el apoyo de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que. y. como evidencian los documentos gráficos que se aportan junto al presente escrito y como se abundará en el momento procesal oportuno. cual es la supuesta prestación de servicios dentro de la parte flexible de su jornada a lo largo del período comprendido entre el día 4 de febrero y el día 4 de abril de 2008. sin hacer distinción entre una u otra franja horaria y pese al intento del funcionario compareciente –y de otros muchos compañeros en su misma situación– de prestar servicios durante una hora y media de su jornada (precisamente con objeto de -11- .En lo que atañe al fundamento de derecho tercero de la Resolución que se recurre. En este caso la omisión del trámite de audiencia. sino porque la resolución así dictada no redunda en beneficio de la propia Administración Pública. precisamente por la decisión impuesta por la propia Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia. La consecuencia será la revocación del acto impugnado y la condena a la Administración a que devuelva las cantidades retenidas con sus intereses legales”. se encargaron de garantizar su cumplimiento y de llevar a efecto la orden de no permitir el acceso a los centros y edificios judiciales al personal en huelga “durante el período de convocatoria de la huelga general en la Administración de Justicia dependiente del ámbito de gestión del Ministerio de Justicia”. en el ejercicio de sus funciones. 3. además. . la Administración ha resuelto una controversia sin atender a los motivos objetivos que la rodean. común a todos los procedimientos y no excluido expresamente por las disposiciones que cita el Ayuntamiento ni por la Sentencia del Tribunal Supremo que también invoca.horario. debe provocar la nulidad radical de la resolución no sólo por vulnerar el derecho a la contradicción procedimental de los actores. 103 de la CE y el art. tal y como la contempla el art. originando la completa indefensión del funcionario.

la postura de la Administración encierra un contrasentido evidente. al existir una parte de jornada flexible al comienzo y al término de la jornada.A mayor abundamiento. lo que se manifiesta a efectos dialécticos. la imposibilidad de acceder a su puesto de trabajo en horas ajenas a la convocatoria oportunamente efectuada por las centrales sindicales. -12- . que queda a la elección del funcionario– lo cierto es que tal no es la circunstancia alegada por el compareciente. puesto que en casos como el presente dicha ausencia cuenta con debida justificación atribuible a la propia imposición de la Administración). la cual no tiene por qué coincidir necesariamente en horario con el resto del personal del centro. dado que el Secretario judicial ha de cumplir su jornada. Como ha quedado dicho. el ejercicio del derecho de huelga. . los efectos de la suspensión de la relación de servicio se han extendido a horas en las que no existe tal suspensión característica del ejercicio del derecho de huelga. carece de sentido cualquier eventual exigencia de aportar certificado emitido por el Secretario judicial. al margen de la propia detracción de haberes. puesto que –con independencia de las dudas que tal planteamiento suscita en torno a su viabilidad y la indefensión que ello provocaría. merecedora incluso de la consiguiente medida disciplinaria. se insiste. pueda quedar equiparada en sus efectos prácticos al seguimiento de la huelga. Es decir. de la que la Administración tenía perfecto conocimiento incluyendo lo que concierne a su precisa extensión horaria por cada jornada en que se mantuviese. mitigar en parte la grave repercusión que podía representar en su economía doméstica el seguimiento de una huelga general indefinida que desde un inicio parecía. de una duración inusualmente dilatada). por lo que en ningún caso cabe considerar que una ausencia involuntaria y forzosa. Por lo dicho. sino. dispuesta por la propia Administración. es absolutamente voluntario en esencia. tal como queda caracterizado en nuestro ordenamiento jurídico.no rebasar los límites de la propia convocatoria de huelga y. como al final resultó ser. puesto que no se puede imputar al ejercicio del derecho de huelga la ausencia del puesto de trabajo en horas que exceden de la propia convocatoria (lo que supondría una ausencia injustificada del puesto de trabajo. siempre con el debido respeto. al mismo tiempo.

De hecho.Obviamente. no cabe aceptar que las consecuencias perjudiciales derivadas de la falta forzosa al trabajo durante la hora y media diaria que se desempeña al margen del horario para el que fue convocada la huelga (coincidente con la parte fija del horario establecido) sean asumidas por el funcionario.E. y. en su caso. a la correspondiente deducción proporcional de haberes”. esto es. de otro lado. en cómputo mensual. lo que no sucede en el presente caso respecto de la hora y media diaria cuyo importe se ha descontado en exceso.O. cuando se habla de deducciones por el ejercicio del derecho de huelga en atención al tiempo no trabajado hay que tener en cuenta. “la diferencia.2 de la Resolución de 2 de enero de 2008. pues de hecho el Ministerio se ha basado a la hora de adoptar su determinación en los anexos –no incorporados al expediente– en que se relacionaba al personal que había secundado la huelga cada uno de los días que han sido descontados en su integridad). entre la jornada reglamentaria de trabajo y la efectivamente realizada por el funcionario dará lugar. a que se hace referencia en el fundamento de derecho tercero de la Resolución recurrida como norma observada para el cálculo de las deducciones practicadas. no cabe dar idéntico tratamiento a cualquier ausencia del trabajo con independencia de su justificación. tal medida debiera adoptarse. de 22 de enero). de modo que en las ocasiones en que dicha falta resulta forzosa e imputable a la propia Administración. aunque pudieran deducirse los haberes por un tiempo en que no se ha trabajado debido a otras circunstancias diferentes de la huelga. de la Secretaría de Estado de Hacienda y Presupuestos (B. a través del Acuerdo oportuno específicamente dictado en relación con esas incidencias ajenas al seguimiento de la huelga. no cabe hacer recaer sobre el empleado público las consecuencias perjudiciales derivadas del impedimento ocasionado por el propio órgano administrativo. y. que nos hallamos siempre en la órbita del derecho de huelga y no de cualquier ausencia al trabajo (tal ha sido el tratamiento dispensado por la propia Administración demandada. de un lado. quien no -13- . salvo justificación. pues en ningún momento se ha referido a otras circunstancias que teóricamente hubieran amparado la falta de prestación de servicios. se ha de partir de que ese “tiempo no trabajado” lo es como consecuencia de una convocatoria de huelga. por último. y atendiendo a las circunstancias concurrentes en el presente caso. de acuerdo con lo señalado en el primer apartado del punto A. en cualquier caso. Por tanto.

en consecuencia. 3 a 10 del expediente. en ningún caso cabe efectuar deducción en relación con los días 13 y 26 de marzo de 2008. todo ello junto con el abono de los intereses que legalmente correspondan. en relación con el menoscabo causado al recurrente respecto de otros extremos señalados en el relato fáctico. siguiendo estrictamente las órdenes dictadas por la Gerencia Territorial de Justicia. al tiempo que deberá devolverse al interesado el importe íntegro correspondiente a los días 13 y 26 de marzo de 2008. estimando el Recurso.Por último. SUPLICO A LA SALA DE LO CONTENCIOSOADMINISTRATIVO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA RIOJA que. . declare ser nula o disconforme a Derecho la Resolución impugnada. lo admita. reconociéndose el derecho del firmante al reintegro de las deducciones de haberes practicadas en relación con la hora y media de horario flexible relativa a los días en que el interesado ejerció su derecho de huelga. Por lo expuesto y en su virtud.tiene la obligación de soportarlas. disconforme a Derecho. quedando sin efecto y. habiendo por presentado este escrito y sus copias. por lo que procede el reintegro de todas las deducciones practicadas en relación con la hora y media de jornada flexible relativa a cada uno de los días señalados en las resoluciones de la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia que obran a los documentos núms. previos los trámites legales oportunos. tenga por interpuesta demanda y por devuelto el expediente. jornadas en que prestó servicios. todo ello junto con el abono de los intereses que procedan. dicte en su día Sentencia por la que. la Resolución recurrida resulta improcedente. Por todo cuanto ha quedado expuesto. y. al tiempo que deberá -14- . debiendo declararse nula o. en todo caso. pues a la vista de los documentos que se acompañan se comprueba que en dichas jornadas hubo de acudir a su puesto para garantizar los servicios mínimos. por la Administración demandada deberá procederse al reintegro de las deducciones de haberes practicadas en relación con la hora y media de horario flexible relativa a los días en que el interesado ejerció su derecho de huelga.

• Intervalo horario para el que fue convocada la huelga general indefinida en la Administración de Justicia desarrollada a partir del día 4 de febrero de 2008. a los efectos de lo dispuesto en el artículo 60 de la Ley de esta Jurisdicción. SUPLICA A LA SALA: En su día se acuerde la apertura del trámite para formular conclusiones. todo ello junto con el abono de los intereses que procedan. interesa a esta parte el recibimiento a prueba. • Existencia de orden procedente de la Gerencia Territorial de la Administración de Justicia en La Rioja por la que se impidió el acceso a los centros y edificios judiciales al personal en huelga. a los efectos oportunos. -15- . • Imposibilidad de acceso al centro de trabajo para el personal en huelga durante los dos meses en que se desarrolló la huelga general en la Administración de Justicia. y sin perjuicio de las facultades que asisten a la Sala. SEGUNDO OTROSÍ DICE: Que al amparo de lo previsto en el artículo 62 de la Ley Jurisdiccional. con excepción de la prestación de servicios mínimos. A LA SALA SUPLICA: Que tenga por realizada la anterior manifestación.devolverse al interesado el importe íntegro detraído en relación con los días 13 y 26 de marzo de 2008. a PRIMER OTROSÍ DICE: Que. Es justicia que reitera en lugar y fecha ut supra. jornadas en que prestó servicios. que habrá de versar sobre los siguientes puntos de hecho: • Régimen de horario y jornada del actor. Es Justicia que se pide en Logroño.