INTRODUCCION En el mundo ha presenciado el derrumbe de viejas certidumbres.

El campo de la
salud no ha sido excepción en este proceso. Han quedado atrás los tiempos en que las prioridades eran obvias y el sentido del progreso estaba señalado sin mayores ambigüedades. Hoy, la única certidumbre es la de una complejidad creciente. Las naciones están experimentando una transición de la salud cuya naturaleza es necesario comprender totalmente, si queremos anticipamos a los cambios. Las transformaciones ocurren en todas las naciones, pero son particularmente complejas en países de ingresos medios como podríamos decir México, donde el modelo de desarrollo económico ha sido marcado por una profunda desigualdad social que ha creado un mosaico de condiciones de vida. En estos países, la transición de la salud se expresa en un patrón epidemiológico donde la marcada reducción del nivel de mortalidad se acompaña de una diferenciación en sus causas. En otras palabras, los niveles generales de mortalidad son menores, pero la composición por causas de muerte es mucho más compleja. Así, se pierde el predominio claro que antes tenían las enfermedades infecciosas, pero mantienen aún un lugar preponderante dentro del perfil epidemiológico. Al mismo tiempo, aumenta la importancia relativa y absoluta de los padecimientos no infecciosos y de las lesiones. A la secular desigualdad social en los niveles cuantitativos de mortalidad, se añade ahora una desigualdad cualitativa en la distribución por región geográfica y clase social de las causas de muerte. La creciente complejidad también se manifiesta en la organización y el funcionamiento de los sistemas de salud. En general, son sistemas que, sin haber resuelto los viejos problemas de la cobertura insuficiente de la población, la concentración urbana de recursos, el retraso tecnológico y la baja productividad, enfrentan los retos de la creación y expansión de instituciones, la diversificación de los recursos humanos.

Los niveles más altos de determinación imponen límites estructurales a la variación en los niveles bajos. todos los fenómenos de salud suceden dentro de una población cuyos miembros tienen una determinada constitución genética y quienes se organizan socialmente para transformar el ambiente. entre el riesgo y el daño donde se ejerce la dimensión individual de la salud. también ha cambiado la composición etaria de la cantidad de muertes. Como la transición epidemiológica se refiere a los cambios en los patrones de salud y enfermedad en una sociedad. En efecto. entre las que podemos destacar . debido a una conjunción de diferentes causas naturales y sociales. El eslabón final en esta cadena es el individuo. una situación de alto riesgo puede sufrir un cambio de estado y producir un daño a la salud. las tasas de mortalidad varían en el espacio (distribución geográfica) y en el tiempo (evolución histórica). a nivel individual. La mortalidad general ha descendido notablemente en México. Las relaciones específicas de determinación tienen lugar dentro de este marco básico.LA MORTALIDAD EN MEXICO La mortalidad de un periodo a otro es particularmente útil cuando se examinan cambios bruscos. el fenómeno poblacional del riesgo se traduce. Toda vez que el concepto de riesgo denota una cierta probabilidad de sufrir un daño a la salud. se refiere necesariamente a grupos poblacionales (que ofrecen los denominadores indispensables para calcular probabilidades). es necesario tomar en cuenta los factores que la determinan en un momento dado. si se compara la existente en fechas. Es en este paso. en lo que podría llamarse "susceptibilidad" a diversos agentes de enfermedad. en quien se expresan los procesos de enfermedad. En efecto. Al igual que las tasas de natalidad. En efecto. Factores condicionantes de la mortalidad. para poder entender la dinámica que rige el cambio de la salud. En un momento dado. es claro que cualquier teoría completa en este campo debe incluir una formulación respecto de los determinantes del nivel de la salud.

así los países más desarrollados cuentan con tasas de mortalidad estabilizadas en niveles mediosbajos. Además el diferente hábitat urbano rural. por lo que las tasas de mortalidad también son superiores. con las diferentes costumbres. etc. 3. Modernization and health: A model of the health transition. Omran AR. Science 1969. por lo que las tasas de mortalidad se encuentran incluso por debajo de las de los países desarrollados3. la extensión de medidas higiénicas y sanitarias. 49:509-538. imponen patrones de comportamiento diferentes a la mortalidad4. en la que los índices de envejecimiento son mayores que en la urbana. el control de epidemias. y enfermedades típicas. La mayor o menor juventud de la población de un lugar incrementan o disminuyen de manera natural las tasas de mortalidad. la deficiente alimentación. inciden de manera importante en las tasas de mortalidad de los países subdesarrollados. 4.Nivel Socioeconómico: Espacialmente se distingue como las condiciones económicas influyen notablemente en las tasas de mortalidad. Entorno Urbano/Rural: Lo mismo que ha sido descrito en el apartado anterior ocurre con la población rural. dependiendo de sus ingresos económicos.166:837-847. Lerner M. The epidemiologic transition: A theory of the epidemiology of population change. sin que hayan reducido aun de manera significativa las tasas de natalidad. alimentación. Milbank Q 1971. Frederiksen H. . También a escala nacional existen diferencias entre grupos poblacionales. mientras que en los países muy subdesarrollados las tasas de mortalidad se sitúan en niveles bastante más alto. Factores Biológicos: quizás sea uno de los factores más importantes a la hora de definir el porqué de las diferentes tasas de mortalidad. Feedbacks in economic and demographic transition. d) Condiciones higiénicas-sanitarias: El desarrollo de servicios médicos. o las profesiones (mayor o menor riesgo). 2.

Por lo tanto hay que tener en cuenta que nuestra vida es muy importante. No se va a dar ni se dio otra existencia idéntica a la que nosotros estamos desarrollando. Al no tener dicho tiempo y al correr el riesgo constante de que mi tarea sea una tarea fallida. por que las cosas cambian aunque hay muy poca gente que toma en cuenta la responsabilidad de la vida. Si estamos en tiempos duros y sé que tiempos más duros están por venir irremediablemente cotidiano. cada acto de mi existencia es un acto que compromete a otros.CONCLUCION: A la conclusión que puedo llegar que las consecuencias son inevitables de la mortalidad en México pero se pueden prevenir. Por lo tanto. debo estar permanentemente optando entre distintas posibilidades que comprometen al otro y a mí como causante de ese compromiso con el otro. . Y va a llegar un momento en que se va a terminar a consecuencia de malos hábitos. Y si no fuera finita no tendría ese compromiso como el compromiso. La vida de cada uno de nosotros es única e irrepetible el cual debemos cuidar en nuestra población entera como no tener un hábito de malas costumbres. pues tendría todo el tiempo del mundo para reparar mis actos.

MARTINA BELL JIMENEZ APARICIO CICLO ESCOLAR: 2011 FECHA: 25 DE AGOSTO DEL 2011 24 DE AGOSTO DEL 2011 .INSTITUTO DE ESTUDIOS SUPERIORES DE CHIAPAS UNIVERSIDAD SALAZAR NARVAEZ TRABAJO: ENSAYO: MORTALIDAD EN MEXICO ALUMNA: HERNANDEZ PEREZ NIDIA ISABEL DOCENTE: DRA.

MARTINA BELL JIMENEZ APARICIO CICLO ESCOLAR: 2011 FECHA: 30 DE AGOSTO DEL 2011 29 DE AGOSTO DEL 2011 .INSTITUTO DE ESTUDIOS SUPERIORES DE CHIAPAS UNIVERSIDAD SALAZAR NARVAEZ TRABAJO: ENSAYO: MORVILIDAD EN MEXICO ALUMNA: HERNANDEZ PEREZ NIDIA ISABEL DOCENTE: DRA.

por ejemplo. la medición del estado de salud tendrá connotaciones éticas si se utiliza para influir en la asignación de recursos entre las personas.INTRODUCCION Por varios motivos.La valoración forma también parte de la decisión de incluir o excluir Determinados aspectos en la medición como. por ejemplo. Estos conocimientos serían útiles. como ocurre al establecer prioridades entre intervenciones (Murray 1994). si la ³carga³ a medir debe ser tan solo la del individuo o si debe abarcar los efectos de segundo orden. para comprender la escala de los problemas de salud y su distribución entre los individuos. En segundo lugar. En primer lugar. de salud o de otro tipo. los grupos socioeconómicos. la medición ³objetiva´ pura no existe . También podrían servir como base para destinadas a reducir la mala salud. toda medición incorpora una valoración de los distintos estados de salud. las regiones. etc. su distribución entre subgrupos de población y la contribución relativa de las distintas enfermedades y trastornos a la suma total. Tales como el establecimiento de prioridades Conviene reconocer las implicaciones éticas de la medición del estado de salud. que supone para otros. podría ser conveniente conocer la cantidad agregada de mala salud. .

se han hecho casi todos los estudios de cohorte importantes sobre las causas y tratamiento de esta enfermedad en hombres. por lo que es mucho lo que se ignora acerca de las diferencias biológicas entre ambos sexo consecuencias de la mala salud para el bienestar de la persona. aun en ausencia de pruebas clínicas que respalden su decisión. la . Pese a su importancia para la salud de las mujeres y pese a saberse que hay importantes diferencias entre hombres y mujeres. las deficiencias se asocian a una inmunidad deficiente y. a una mayor susceptibilidad a diversas enfermedades infecciosas como la lepra. la investigación sobre el VIH/sida tiende a excluir a las mujeres. Cuando este aspecto se desconoce u olvida. otras ETS. Varias enfermedades tienen consecuencias distintas en los hombres y En las mujeres. En el mismo se incluyen las complicaciones obstétricas indirectas. Resulta sorprendente lo poco que se sabe acerca de las diferencias entre las historias naturales de la enfermedad y sus secuelas en los hombres La enfermedad cardiovascular constituye un buen ejemplo.LA MORBILIDAD EN MEXICO Todo esfuerzo destinado a medir la pérdida de vida saludable en el mundo y a clasificar esta pérdida en grupos de enfermedad requiere un importante cúmulo de datos. sesgados. En el estudio sobre la carga global de morbilidad. en consecuencia. En un informe reciente. tales como las enfermedades preexistentes que empeoran con la gestación. la morbilidad anticonceptiva. Por ejemplo. los cálculos de la carga de morbilidad específicos de sexo se hallan. De igual modo. Para poder capturar la auténtica carga provocada por las enfermedades hay que comprender este papel de género y sus efectos. los cálculos de la mortalidad según su causa se realizaron tomando datos de distintas fuentes. diversas morbilidades ginecológicas hasta ahora excluidas. consecuentemente. los trastornos menstruales. la OMS estableció un listado de condiciones propuestas para su inclusión en las revisiones de la CGM. la mutilación genital femenina y las prácticas dañinas y violentas. En consecuencia. las infecciones del aparato reproductor. los médicos tienden a extrapolar los resultados a la población femenina.

2009. las Relaciones entre el VIH y las ETS y las muertes intrauterinas Martin JA. Nelson Textbook of Pediatrics. la infertilidad.57(7). Final data for 2006. 2007:chap 1. eds. Overview of pediatrics. Stanton BF. Philadelphia. 18th ed. Births. Pa: Saunders Elsevier. Behrman RE. Behrman RE. In: Kliegman RM. Jenson HB.Morbilidad psicológica. Hamilton BE. Stanton B. Sutton PD. . National Vital Statistics Reports. et al. las morbilidades atribuibles al VIH.

es decir. puede demostrarse que las sociedades ponderan de forma muy diversa los resultados no mortales. Enfermedades no mortales. Sin embargo. por áreas en las que existe un consenso suficiente sobre la ponderación relativa de los distintos estados de. etc. .. socavando así la validez y el significado de las mediciones ³globales´. incidencia. Este hallazgo hace pensar que sería preferible disponer de análisis efectuados por regiones. comienzo.CONCLUCION La necesidad de usar un sistema de ponderación nace del deseo de calcular la carga de morbilidad de todo el mundo y de garantizar que las diferencias observadas en las distintas regiones surgen de diferencias la prevalencia. de las enfermedades y no de diferencias de evaluación de los estados de enfermedad.