Está en la página 1de 46
NICOLE LORAUX LAS EXPERIENCIAS DE TIRESIAS (Lo masculine y lo fomenino en ef mundo griego) TRADUCCION DEG. SEENAY J. HOETULAS Nicole Lonsux neice 18 de bit de1943 sl 6 de abil de 2009. Fe 99s sufliamaccdeite cerebral qvele prolyouna purl ue fects ls Iaiad dene cueroo, umes de prevoeade praca dituletespars tlie 8 ge sare ell, conacreé ou luc entesns lhitlanea Fes) ptlodo desu enlemedad v apie = bait suacsea ianice puss» praca pe al ne sade ale Frit iro aschatruu aces han ult imeneri cose i este lin ede tn cet on tur weornveden, lane pores ie uafoteligencis ta sigorosa,y slempre ee tery witli sopren dem pore scimcte especie Eien es un libro sole las mujeres, a pesar de que trata con frecuencia de las mujeres aeiegas mucho antes de que los Gltimos capitulos se consapren a estudiar ciertas fg ra feraeniaas paradojicas. Esun Libro acerca del hombre o acerca de lo femenino, Debe dat explicaciones, desde luego, acerca de este 0, Mas adelante me contapeisé a ello— después, no obstance, de alpnigpreceines z ciudad son los hombrcsz: si este t6por, repctide has- tala aaciedad, tiene re26n, es decir, sila ciudad priega ivale realmente al conjunte de sus hombres vitiles (andres\,” Jos historiadozes modernos dz la Antigiicdad (quienes, porsu parte, prefieven hablar de «club de hom. ies») se sienten justificades pare invertir la proposicién ‘fig de eazacterizar In pelés, sobre code cuando es demo- ceitica, y la politica, cuando ve acerca més a la forma cn que Jos griegos Iq han sinveptadon, por medio de la «i clusiéa de les mujecess. Férmula abrupta, que podsta matizarse—o, mejor dicho, seria preciso hacerlo, a pesar de la abundaacin de comentarios que ha suscitado—, pe- "i lector encon:ntt al eal del Ubre, po g43-an slovaca de 16 rings y mombiss eeenciales, Sebida es que luexclurion eeinds cadied en Atenas que on Expar ‘9, Ente exclusién conattare on clomenvo eatracorsl de la demoer iow también on otren Gwen, ta camo bx demosttede Geooritve Traine (apts: sao: vénsetambiéa 14.» propdnite de Sylvia Maréckal ior pera ls habuvisias del Manifesto de Zs Iqustes). oF miedode afuaiGn entelonaeom ti 9.197. ° ide: é Vv inrReDucci6s, voy 4 considerar como sulicientemente exacta des deel momento ca que nas vamos a preocupar ne tanto de Is zealidad institucional de la ciudad como de las repre sentaciones en las que se fundaments la politics, De mp- do.aue vamos a tratar agui deo femeaino, no de las m azte femenina. #Se trata de «miedo « la confusion entre Tos sexors? De un deseo de separacién sin zetorne para otorgar al anér lo pura coberencia de un modelo? Pues la ‘Giudadaniase ufirma de buen grado de acuerdo con eno delo de la.cndrets, de la vinlided como nombre del valor: afin de caus sdremaites palit darap en mas de’ moujeres»—sirven como ‘semplo [as gracias que se incersambian Dsauines y De mémencs. TExisren, desde luego, siertas evidencias que, bejo la apariencia de lo obvio, disimulan cucstioncs zanjadas de- masiado deprisa, Bajo la evidente exalcacién del andr, me ‘ia descifrar la preocupacion de definir al hombec- ‘ciudadane por medio de una virilidad que nada femenino ‘erica ncllar, Ei cfte preocumietin venial aaa anstenido de lo politic perm marginar una trediciSn ac Tomenos, alternativa, Una cradicien igualmen al leyends eget Baebes nidac Entre el, ciudadano y au - te, Pero, si no se considerala oposicisn entzele mismo yla alteridad—incluso en el caso de que &sta fuese tildada de ‘scadicals—como Ia tiltima palabra de Ia reflexion de los sieges (después de todo, Plarén sabfa, mejor que andie, tue lo Mismo participa de lo otra), e+ necesario darse eaenta de cue lo femenino es ¢l mds complejo de los dis ctiminantes, el aperider que, por excelencin, permite per. saron la ideotidad come vistualmente abaiada porlo oxo. Cosa que significa que, cuando se er un hombre priego, cuando se lee a los gricgos, es preciso proceder 2 opera: clones de pens re avis complejss quels verificacion re la de ca ancité "Para empezar, un ejemplo. Sirvémonos del Sécrates de Ariscéfanes, cnftentado al palewo de Fstropsiader, que quic re convertize en st disefpalc. Come primera leecién, sabi le propane um ejercicie sobre los géneros gramatica lee y]a forma, femenina o masculine, de les palabras, en la medida en que concuerda—en que tiene que concoreiar— con la cosa designeda, La cucstisn versa sobre el masculi no, la palabra escogids es aleZiryan, el nombre del gallo, {que, como tal, Estrepstades ha citado en la lista de los mas calinos. Sscsares enconces evelama: «Fas visto lo que te pasa? Llamas “gallo” ala hembra igual que al macho. pues x0 que dices alekeryén canto en un cazo como en el 0:t0.> Estrepsiades, extupefacto, aprende que, para desighat ala sshembre tendrta que recorrer al térraino alektrsizin, que Sécraces acaba de inventar para la ocasién. Sin duda al- AviotSfonen, Nabe: 639-66: seilemon, por oice lado, que, wil bello aperces en etait ee por una confuaien de Eecpaiades, cons tendri quis haber buncada mi ejeraplen one Ins eundepedas cleale ex wm bipede, cosa que le hace purseesse sun més al hombre Alekirfains ra una inwencife propia de on eevee al igul auc be oleh 2nsin, smite del que hallanos varios eemplos en los poctss micos, fo aledronic Estes utes obeecer siempre una intencién burlesce.y 09