Capítulo 5: La ciudad vestida en luz.

Después de que comieran, Nezumi dispuso la placa de petri y un par de pinzas enfrente de Shion. – Extraje esto de tu cuerpo. Abre la tapa y echa un vistazo. Al fin y al cabo, entra dentro de tu campo de conocimiento. –¿Mi campo de conocimiento? En la placa había una cuerda negra de aproximadamente una pulgada de grosor. Trate de agarrarla con las pinzas. Podía distinguir algo negro, pegajoso y viscoso envuelto en una fina membrana. –¿Es un… ala? – Eso es lo que parece. Aunque yo no tengo ni idea de estas cosas. Tomé otra muestra más. ¿Qué es eso? Era una cáscara negra. Parecía dura y como si alguien la hubiera estado masticando mucho rato. – Es una crisálida…. Creo. – ¿Una crisálida? ¿Cómo lo que hacen las polillas o las mariposas? Oh, espera. ¿Las polillas hacían capullos verdad? – El capullo es la cubierta de la crisálida. Primero viene el huevo, luego la larva y luego la crisálida, creo. Muchos insectos siguen el mismo patrón. En este caso lo más probable es que se trate de una abeja. – ¿Estás seguro? – Puedo adivinarlo por las alas. Cuatro alas membranosas…. Estoy casi seguro. Tragué saliva. – Una abeja negra salió del cuello del Sr. Yamase, la vi con mis propios ojos. – Así que, ¿esta cosa negra es lo mismo? – Probablemente. Se encuentra en una etapa intermedia de su metamorfosis como pupa. Pero no lo consiguió. Incluso si rompiera el caparazón, no se convertiría en un imagoi completo. –¿Por qué? ¿Por qué? Ojalá lo supiera. La abeja incubada en el cuello de Yamase había completado su transformación en un imago. ¿Por qué conmigo no lo consiguió?

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 1

¿Era solo una coincidencia? O…. Shion reflexionó sobre ello. – Lo desconozco. Lo único que sé el que se trata de algún tipo de parásito que habita en el cuerpo humano. Nezumi observó la placa sin pestañear. – Una abeja parásito… Creía que las abejas sólo bebían el néctar de las flores. – Esas son las abejas y los abejorros. De hecho, la mayoría de las ``abejas´´ son avispas que actúan en solitario. – ¿Y existen también las avispas parasito? Asentí. Las preguntas de Nezumi eran cortas y concisas y Shion conocía más que suficiente para contestarlas, pero lo que preguntaba nunca estaba fuera de lugar. Eran preguntas hábiles y precisas que llegaban al centro del problema. Mientras contestaba, me sentí tan inquieto como si me hubieran acorralado. Tenía la sensación de que iba a decir algo horrible que luego no podría retirar. Pero no me acobardé. No podía actuar como si la cosa no fuera conmigo y quitarle importancia. No podía pretender que nada ocurría ni detener su búsqueda de respuestas. Yo he sido la prueba viviente del parasito y aún así he conseguido sobrevivir. Tenía una serpiente roja enroscada en mi cuerpo como prueba de ello. Si, teníamos un trato. Shion capturó la mirada de Nezumi con la cabeza levantada. – Se conocen al menos doscientas mil especies de avispas parasito. Las avispas y las hormigas son himenópteros, insectos altamente especializados; y de las probablemente toneladas de especies sin catalogar, es bastante probable que entre ellas haya un montón de avispas parasito… creo. – O sea que lo que estás diciendo es que no tienes ni idea de qué clase de bicho salió de vuestro cuello. – No tengo ninguna prueba. – Pero podrías conseguirla. – Sólo si tuviera los recursos adecuados. –¿No eres tú mismo el recurso más adecuado? Has sido el huésped de un parásito. ¿Qué sentiste? ¿Crees que se trata de una especia nueva de avispa parasito? – Eres realmente molesto cuando te lo propones. – Y tú siempre eres como un dolor en el culo. ¿Qué no tienes pruebas? Dame un puto respiro. No tienes ni idea de lo peligrosa que es esta situación. Esas avispas están matando a personas. – La mayoría de las avispas parasito lo hacen. Página 2

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

– ¿Qué? – La mayoría de las avispas pertenecientes a la especia parasitaría podrían también ser definidas como parasitoides. Alcanzan la madurez sirviéndose de un solo cuerpo… y sólo durante ese periodo utilizan el cuerpo como huésped. Eventualmente, acaban devorándolo. Eventualmente, acaban devorándolo. Esas recientes palabras hacían eco en mi mente. – ¿Qué tipo de huésped? – De todo tipo. Polillas, mariposas, larvas de hormigas, frutas… Una de las especies de la ichneumonoidea rhysella deposita sus huevos en las larvas de xiphydriidae y las usa como huésped. – ¿O sea que hay avispas que parasitan a otras avispas? – Y existen otro tipo de ichneumonoidea, la pseudorhyssa alpestri, que deposita sus huevos en la misma xiphydriidae justo después de que la rhysella deposite los suyos y acaba comiéndose las larvas tanto de la xiphydriidae como de la rhysella – Asesinan incluso a los de su propia especie… Increible. Pensaba que los humanos eran las únicas criaturas que hacían eso. ¿Y entonces? – ¿Qué? – ¿Existen avispas que utilizan humanos como huéspedes? – Nunca había oído hablar de ninguna. Existen un montón de especies que parasitan humanos: virus, bacterias, moscas. Oí que una vez una mosca Warble puso huevos en la cabeza de un chico y uno de ellos se introdujo en su cerebro, pero creo que se trata más bien de un incidente aislado… Aunque nunca he oído un caso similar en avispas. Al menos que yo sepa. Lo primero, ¿cómo podría depositar huevos en un cuerpo humano? Y segundo, ¿cómo lo haría sin que se diera cuenta el huésped? – ¿No recuerdas nada? – No, ni me picaba ni me dolía en absoluto. Ni siquiera recuerdo que me hubiera picado ninguna avispa. – Así que el parasito puso sus huevos sin que te dieras cuenta. – Además, maduran muy rápido. Llega un momento en el que emiten una sustancia, que causa el envejecimiento prematuro y la muerte de los humanos. Entonces, el parasito adulto se abre camino a través del cadáver y lo abandona. Shion y Nezumi se miraron el uno al otro respirando al unísono. – Joder… y tú has conseguido sobrevivir… – Si. Sólo de pensarlo me entran sudores fríos.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 3

– Hay muchas cosas que todavía no entiendo. ¿De dónde vino esta cosa? ¿Y qué es? – Oye, es la primera vez que pasa algo así ¿verdad? – Si, es la primera vez. Me picó la curiosidad y lo investigué. Ha habido muertes por tiroteos, por borrachos que se caen al agua y se ahogan… pero nunca por envejecimiento prematuro. Al contrario que en el No. 6, aquí no tenemos ningún departamento de información o de control. Este tipo de fenómenos extraños se propagan rápidamente. – Los otros distritos, el Sur y el Este en particular, son en los que es más probable que se desarrollen nuevas especies. Nezumi sacudió la cabeza lentamente. – Es difícil de imaginar que algo así pueda pasar. Todas las entradas deberían haber sido bloqueadas, pero no ha pasado. La comida sigue llegando desde el distrito Sur y Este como es habitual. Lo mismo pasa en el distrito Norte. -– Yeah. Es verdad, pero el hecho de que pudiera aperecer una avispa en el No. 6 es inconcebible. – Inconcebible… eso seguro. Nezumi dio toquecitos al plato con los dedos. Sus hombros se tensaron. – ¿Nezumi? Echó para atrás la cabeza y se rió estrepitosamente. La risa se transformo rápidamente en una especie de rugido, llenando toda la habitación. Shion cogió el jarro de agua y se lo echó por encima a Nezumi. – Woah, ¿qué estás haciendo, imbécil? – ¿Estás bien? – ¿Te parece que estoy bien? Estoy empapado. – Pensaba que estabas teniendo un ataque de histeria. – ¿Y por qué tendría que ser un ataque de histeria? – Porque te has puesto a reír como un maniaco desquiciado. – Me estaba riendo porque es gracioso. – ¿Gracioso? ¿Qué te parece tan gracioso? Nezumi sacudió la cabeza aún más fuerte. Las gotas salpicaron a Shion en la cara. – Es simplemente gracioso. ¿De dónde ha venido esa cosa? Del No. 6, por supuesto. Hay una mosca devora-hombres volando por ahí en esta ciudad modelo a la que llaman una utopía. En esta ciudad del futuro tan innovadora. Y todo por culpa de una avispa. Es gracioso. http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 4

– No es para tomárselo a broma. Ha muerto gente. Nezumi se levantó de repente y se puso frente a Shion. Era muy alto, por lo menos varios centímetros más alto que Shion. – ¿Qué problema tienes? – dijo Shion. Shion se echó hacia atrás inconscientemente y su espalda chocó contra la estantería. Elevó el pecho dispuesto a responder. Por un instante los ojos grises de Nezumi brillaron con malicia, como si pudieran atravesarle con su ferocidad. – Esa es una pregunta increíblemente estúpida. – Dijo con una voz calmada al mismo tiempo que agarraba la garganta de Shion. – ¿alguna vez has matado a alguien? Aumentó la presión de sus dedos lentamente. – No… no podría. Sus finos labios se curvaron en una fría sonrisa. – Claro que no. Pero recuerda esto: la avispa mata al huésped para poder sobrevivir, pero los humanos matan a otros humanos por razones mucho más simples. Y esos humanos son los que también quieren matarte. – Lo entiendo. – Mentiroso. No entiendes ``nada´´. – ¡Si que lo hago! – Shion agarró la muñeca de Nezumi. – Lo entiendo. Si me hubieran llevado al correccional, hubiera sido acusado de asesinato en vez de la avispa. Y puede que me hubieran encarcelado de por vida, o peor, hubiera sido condenado a muerte… Las autoridades estaban intentando ganar tiempo. Querían mantenerme como criminal hasta que no confirmaran las causas de las muertes del Sr. Yamase y del otro hombre. Así podrían resolver el caso de asesinato limpiamente. Eso es lo que quieres decir, ¿verdad? Nezumi le soltó. Todavía le dolía la marca de los dedos en su cuello. – Corrección: Un joven obsesionado con haber sido expulsado de la élite ataca la ciudad usando una droga especial que él mismo ha fabricado. Una gran cantidad de cadáveres se apilan. Pero gracias al duro trabajo del departamento de orden público el criminal es arrestado, los ciudadanos están a salvo. Ese era su guión. Vaya melodrama barato. Con tus conocimientos y tu historial, el papel de criminal te venía como anillo al dedo. – La ciudad tiene archivos sobre cada uno de los ciudadanos. Encontrar a una persona que encaje en el papel es coser y cantar. – O quizá ya habías sido elegido desde el principio. – ¿Qué?

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 5

– Te tenían vigilado desde que me ayudaste. Estuvieron observándote cada día. Sabían con quien te veías, de qué hablabas, qué comías… Con este incidente me pregunto si la ciudad es la responsable de todo este embrollo para poder arrestarte. Estaba equivocado. – Pero… ¿por qué? – Porque no te doblegaste a la voluntad de la ciudad. – dijo mientras se secaba el pelo mojado con una toalla. En esa posición tenía un aspecto tan sensual que parecía irreal. La sangre corría a través de su piel y el sudor le caía por la cara, pero aún así no parecía la cara de un humano. Más bien parecía como un muñeco hecho a mano. Shion se agarró la muñeca y noto su pulso regular. – Oye, estás en las nubes de nuevo, ¿acaso lo que digo te parece aburrido? – ¿Eh? Ah no, para nada. Estaba pensando a qué te referías con lo de que ``no me doblegué a la voluntad de la ciudad´´. – Mientras lo decía, por alguna razón se sonrojó. Nezumi se rió. – La ciudad no acepta a nadie que no obedezca de forma incondicional. Los que causan problemas o se rebelan son descartados. Los objetos extraños son expulsados. Eso es lo que creo que ha pasado. – Así que ¿soy un objeto extraño? – Lo eres. Y un objeto particularmente extraño. Te implantaron un VC, has visto lo cruel que puede llegar a ser el control de la ciudad. No eres un ciudadano cualificado, eres un estorbo. La ciudad simplemente estaba esperando una oportunidad para eliminarte. Oye, ¿cómo funciona el sistema inmunitario cuando un virus entra en el cuerpo? – Bueno, primero unas células asesinas llamadas linfocitos buscan y destruyen las células contaminadas por el virus. Después la enzima de degradación del RNA se activa e impide que el virus se reproduzca. Y después… – Bueno, ya vale. Cuando te pones en modo profesor te vuelves un pedante. Me pone nervioso. – Mira quién fue a hablar. – Oh, ya veo como es. En cualquier caso, para la ciudad eres un virus. Así que trató de eliminarte. – Pero soy una persona. No se me puede eliminar así sin más. Nezumi suspiró profundamente. – Las personas no tienen problemas en matar a otra gente. Shion apretó los puños de nuevo.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 6

– ¿Pero podemos salvarles, verdad? – ¿Pero qué estás diciendo? – Tú me salvaste, Nezumi. Las avispas parasitas no se pueden ayudar unas a otras, pero las personas se pueden salvar unas a otras, ¿verdad? Nezumi sonrió ligeramente y apartó la mirada de Shion. – Realmente eres un idiota sin solución. ¿Por qué sigues dándole vueltas? Te lo vuelvo a repetir, sólo te estaba devolviendo el favor. – Y yo te he dicho que me has devuelto el favor por duplicado. – Qué generoso. ¿De verdad piensas que lo que hiciste por mi vale tan poco? – ¿Y tú por qué crees que vale tanto? Nezumi respiró profundamente y le miró a los ojos. Se mordió el labio como si se hubiera quedado sin palabras. Los ratones estaban correteando por sus pies. – No te enteras. Da igual cuantas veces te lo tenga que explicar, nunca lo entenderás. Aquel día hace cuatro años, casi me había dado por vencido. Si lo hubiera hecho, hubiera sido el final de todo. Lo sabía. Aún así no pensaba que nadie pudiera ayudarme o echarme una mano. Eso era lo que pensaba. No tenía a donde ir o donde esconderme. Me colé en Chronos. Estaba pensando que sólo era cuestión de tiempo antes de que fuera incapaz de moverme… fue una sensación horrible pensar que iba a morir de esa manera tan miserable… No te rías. No fue su intención reírse, pero los sonidos de aquella noche todavía retumbaban en los oídos de Shion. Los ondulantes sonidos del viento, los árboles y la lluvia cayendo se solapaban en la memoria de aquel niño agazapado en la oscuridad. La imagen de aquel día se reprodujo en su mente. – Y después la ventana se abrió. La abriste con fuerza y extendiste tus brazos. – Si, me acuerdo. No sé por qué pero me estaba muriendo por gritar. – A mi me pareció que me estabas llamando. Pensé ``es un milagro´´. Incluso dejaste la ventana abierta cuando volviste a la habitación. – Intentaba apagar el control atmosférico. – El porqué no importa. Esa ventaba abierta y sin vigilancia fue un milagro. Y también fue un milagro que no llamaras a las autoridades. Me curaste las heridas y me alimentaste. Nunca pensé que algo así pudiera pasar. Fuiste la primera persona que me mostró que la mano de la salvación puede acudir a ti de forma milagrosa. Cómo… – Nezumi contempló la habitación. – Como las miles de historias que hay aquí. Algo increíble sucedió. Por eso sobreviví… como tu dijiste, es posible que las personas salven a otras personas. Tú me enseñaste eso. Fuiste el único que lo hizo. Fue un regalo increíble. Aunque las consecuencias hayan sido perjudiciales. http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 7

La voz de Nezumi era casi un susurro pero podía oírla de forma clara y agradable. Shion hizo un gesto con los dedos como diciendo ``Ya lo entiendo´´ – Cuando abrí esa ventana con mis manos le estaba pidiendo al viento un milagro. – No te pases. El tono de Nezumi se volvió más grave. –Simplemente pensé que debía cuidar un poco de ti para poder pagar mi deuda pero si le vas a dar tanta importancia eres libre de marcharte. – Vale, no voy a dejar que se me suba a la cabeza. Pero, ¿cómo sabías que estaba en problemas? ¿Me has estado espiando estos cuatro años? Nezumi cogió a uno de los ratoncitos y lo sostuvo frente a él. Era el ratón más pequeño de todos. – Te he estado observando muy de cerca. Shion cogió al pequeño ratón en su mano y lo acercó a su cara. – ¿Es un… robot? – ¿A qué está bien hecho? Tiene un montón de sensores incorporados. Como es tan pequeño puede escaparse de la red de control de la ciudad y moverse a sus anchas. Depende del área, claro. – ¿Lo has hecho tú? – Básicamente. Este pequeño me ha estado enviando información sobre ti desde que dejé el No. 6 Shion volvió a mirar al pequeño ratón en sus manos. Era cálido como un ser vivo. Cogió a otro de los ratones que estaban correteando por sus pies. Sostuvo a los dos ratones y pudo sentir el calor y el pulso de ambos. – No sabía cómo o cuándo las autoridades iban a tratar de eliminarte. Eres joven y con talento, podrías ser muy útil en muchos aspectos, así que no creí que simplemente fueran a deshacerse de ti. Por el contrario supuse que tratarían de usarte. Es fácil incriminar a alguien por asesinato o cualquier otro crimen. Te convertiste en un chivo expiatorio. – ¿Primero soy un virus y ahora un chivo? No está mal. – Los chivos son muy monos. Me gustan más que tú. – Hombre, gracias. Así que, este bichito notó que estaban planeando cosas extrañas a tu alrededor y te lo hizo saber.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 8

– Sí. Un hombre había muerto de una muerte poco natural en el parque donde trabajas. Entonces fue cuando las autoridades empezaron a observarte más de cerca. Luego tu compañero de trabajo fue atacado. Ese fue el momento idóneo para arrestarte. – Así que me estaban observando… Pues yo no me di cuenta. – Lo hicieron de manera muy sutil. Para cuando te diste cuenta ya era muy tarde. – Qué escalofriante. – ¿Y ahora te das cuenta? –Nezumi se rió en su cara. Shion se quitó el polvo de la cara. Estaba hecho un desastre. Llegados a este punto, ¿importaba algo lo que había pasado o lo que fuera a pasar? No tenía ni idea y no le gustaba lo de no tener ni idea. De repente una idea cruzó su mente. – Nezumi. – ¿Si? – Es el parque. – ¿Eh? – El parque está en el centro de la ciudad. Era donde trabajaba. Probablemente allí es donde la avispa parasita se desarrolló. – ¿Por qué? Es el corazón de la No. 6. Aunque sea tan grande como un bosque todos los seres vivos que habitan allí están controlados. Es más bien un parque artificial. Sabrían de inmediato si una avispa parasita o cualquier otra cosa así se desarrollara. – Eso es verdad, pero… si una nueva especie se desarrollara dentro de la ciudad, ese sería el sitio más idóneo. Toda la gente que fue infectada, yo incluido, estuvo en el parque. Obviamente no sé si hay algún otro caso en otro sitio pero, las autoridades me acusaron porque los incidentes se centraron en el parque ¿no? En ese caso… – El monstruo nació justo delante de las narices del sistema de control y no se dieron cuenta. – Podría ser, ¿no? Además el parque es un sitio donde se reúne mucha gente. – Por lo tanto tendrían un montón de huéspedes. – Si la criatura que está al acecho viviera en este maravilloso parque creado para los ciudadanos… – Es primavera. – murmuró Shion. – ¿Primavera? – La actividad de las avispas deberían cesar en el invierno. Hibernan. Página 9

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

– Los huevos que ponen probablemente se mantuvieron así durante el invierno. – ¿Los que se albergaban en los cuerpos de las víctimas? – Si. Y cuando vino la primavera eclosionaron y maduraron. En la estación en la que las flores florecen y brilla el sol, las avispas se dedicaron a atravesar y desgarrar cuerpos humanos. ¿Cuántas habrá? ¿Cuánta gente será sacrificada? – Tenemos que hacer algo… – ¿Y qué vamos a hacer? No estarás pensando en regresar a la ciudad, ¿verdad? Te matarían. No tienes ni idea de lo que estás diciendo. No nos podemos arriesgar a entrar. Probablemente nos dispararían en el momento en el que pusiéramos un pie en la ciudad. Ni siquiera tenemos un arma secreta ni nada parecido. – En realidad… puede que tengamos una. – Nezumi frunció el ceño. – Sobreviví al ataque de la avispa. Mi cuerpo ha debido de producir anticuerpos contra la toxina de la avispa. En ese caso se podría hacer una vacuna de mi sangre. Nezumi tenía el disgusto reflejado en sus ojos. Miró a Shion y se encogió de hombros. – Vale, así que vas a entrar en el departamento de salud de la ciudad y vas a decir ``por favor, examine mi sangre. Por favor, hagan una vacuna.´´ Qué estúpido. Te dejarán seco y te tirarán a la basura. Sé que quieres ayudar, pero ¿realmente estás preparado para sacrificar tu vida por unos extraños? – No quiero morir. – Entonces olvídate de esas tonterías. Te matarán tanto si tienen la vacuna como si no. Pasará tarde o temprano. – ¿Entonces que deberíamos hacer? – No tenemos que hacer nada. Simplemente déjalo estar. Shion levantó la cabeza. – ¡¿Qué lo deje estar?! – Si, ¿no sería maravilloso? La bendita ciudad envuelta en la luz de la primavera, a punto de colapsarse. Y nosotros tenemos asientos de primera. – ¡Nezumi! – Oye, no me vuelvas a tirar agua en la cara. – ¿De verdad crees que el distrito Oeste está a salvo? Somos humanos. Los parásitos podrían haber infectado esta área también. Nezumi apretó la boca y una leve sonrisa apareció en su cara. Página 10

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

– No somos humanos los dos. – ¿Pero qué…? – Al menos para la gente de la ciudad los que vivimos en el distrito Oeste no somos humanos. Todavía no te das cuenta de qué tipo de lugar es este, ¿verdad? Es el maldito vertedero de la ciudad. Todos los indeseados son tirados aquí para que el No. 6 pueda florecer. – Nezumi… – Eso es lo que pienso. Pero, esos monstruos han elegido a los residentes del No. 6 como huéspedes. Son gente que vive que vive en un ambiente esterilizado, con buena salud y bien alimentados. A esos monstruos le gusta la comida cara, te lo digo yo. – ¿Cómo puedes estar tan seguro? – Shion, no tengo ni idea de bichos pero, ¿por qué las avispas abandonarían un área dónde la comida es abundante? Si fuera por la densidad de población, aquí hay mucha más gente que en la ciudad. Pero aquí no hay monstruos. Básicamente porque aquí no tienen carnaza. Shion se había quedado sin palabras. Su cabeza estaba hecha un lio y sentía un dolor palpitante. Nezumi se tocó la mejilla con la mano. – Lo siento. No quería acojonarte. Se me había olvidado que tú solías ser uno de ellos. – Ya no sé si soy uno de ellos o no. – Claro que no lo sabes. La gente como tú nunca se molestó que había fuera de esos muros. El solo hecho de descubrir algo así nunca se te hubiera pasado por la cabeza. Sois gente ignorante, arrogante y afortunada… pero también desgraciada. Por eso habéis caído. En mi mente revoloteaban pensamientos que no podía expresar en palabras. Mire a Nezumi a los ojos. No sabía nada y tampoco quería saberlo. Si era arrogante por tener esa vida afortunada, de acuerdo. Incluso si me libraba de ello, estaba satisfecho de haber descubierto la verdad. – Nezumi. – ¿Sí? – Quiero saber la verdad de todo. Quiero saber que es real, qué está pasando en el mundo en el que vivo y cuál es la verdadera cara de las cosas. Nezumi se encogió de hombros y sonrió. – Eres un crio. – Pero si tenemos la misma edad.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 11

– Pero nuestra experiencia es diferente. Sólo Hamlet podía decir algo tan empalagoso cómo `` quiero saber la verdad de todo´´. – ¿Quién es Hamlet? – Un príncipe de Dinamarca. Antes de que sepas la verdad de todo deberías ampliar tu conocimiento un poco. No tienes ni idea de los clásicos, ¿verdad? – Pero… no necesitaba saber nada de ellos. No nos animaban a estudiar la literatura. Nezumi se levantó y cogió dos libros de una estantería. –Así que si lo que has dicho es verdad, deberían calmarse durante el invierno. Tenemos tiempo hasta primavera. – Probablemente. – Entonces no hay que apresurarse. No podíamos hacer nada ahora aunque quisiéramos. Hasta que recuperes tus fuerzas, vas a leerle. – ¿Leerle? ¿A quién? Un ratón de color caoba se posó en el regazo de Shion y se levantó apoyándose en sus patas traseras. – Macbeth es su favorito, y este otro también. ¿Has oído hablar de Fausto? – No. La cara de Nezumi puso una expresión dramática y aspiró profundamente. Nunca lo alcanzaras, ya conoces el sentimiento Salva tu alma mientras se eleva Tu serena fuerza persuasiva Conquistará los corazones y las mentes de los que escuchan – Tienes que entrenar no solo tu mente sino también tu alma. Tu madre te leía estos libros, ¿verdad? – Si. El pequeño ratón musitó. – Ah, es verdad. Hablando de tu madre. Recibiste un mensaje de ella, casi se me olvida. – ¿Qué? Nezumi se sonrojó un poco y se alejó.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 12

– Cómo conseguiste de alguna manera sobrevivir… pensé que al menos debería decirle a tu madre que estabas aquí. – ¡¿Fuiste a ver a mi madre?! – Yo no. Me mantuve entre las sombras. Este pequeñajo fue. El ratón caoba asintió con la cabeza. – Yo lo mandé con una nota en el hocico. Supongo que es un método clásico, pero la red de observación no lo captó. Toma. – Gracias. – Por favor te lo pido, no me digas ese gracias con los ojos anegados en lágrimas. ¿Es que no te avergüenzas de ti mismo? – Se lo decía al pequeñajo. – Ah. Vale. Estaba agradecido desde el fondo de mi corazón de que alguien que había conocido tanto dolor hubiera escalado esos muros para mandarle a mi madre un mensaje. Ahora lo entiendo todo. – Tu madre es muy astuta también. Sabía cómo responderme sin que nadie se diera cuenta. Nezumi sacó un trozo de papel de unos centímetros de su bolsillo. Había un montón de letras garabateadas en él. Cerca de LK – 3000, edificio Latch 3F, no estoy segura K. – ¿Qué significa? Nezumi le echó un vistazo sin mirarlo. – Este es un mensaje de mi madre a su querido hijo. ¿Es qué no tienes corazón? – No. Pensaba que la K era la primera letra del nombre de tu madre, pero no tengo ni idea de qué significa la parte de ``no estoy segura´´. – Probablemente será una dirección. Aunque ese lugar no está numerado… el edificio Latch. Deberíamos echarle un vistazo. – ¿Crees que tu madre conoce a alguien en el distrito Oeste? Estaba desconcertado. Nunca había oído a Karan decir nada de conocer a alguien en el distrito Oeste. Los dedos de Nezumi se agitaron. – Oye y… ¿si fuera tu padre?

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 13

– Imposible. Lees demasiadas novelas. ¿No estás avergonzado de ti mismo? – Touché. Aunque te ha costado. Supongo que tienes razón. Es el típico argumento de melodrama, ¿verdad? El añorado padre y su hijo tienen un emotivo reencuentro después de dieciséis años. – puso de repente una voz grave. – ¡Te he echado de menos, hijo mío! – ¡Yo también, padre! – respondió Shion, mientras se levantaba y corría hacía los brazos abiertos de Nezumi. Se abrazaron. Era cálido. Inconscientemente se acordó de lo frío que era Yamase. Acuérdate de este calor, se dijo a sí mismo. Acuérdate de este calor envolvente y no aquella frialdad. No me gusta que muera tanta gente inocente. El agradable sentimiento de un cuerpo cálido respirando cerca mio me envolvió hasta su más profundo ser. Nezumi se apartó lentamente. – Lo pillas deprisa. – Si, aprendo deprisa. – Eres un alumno modelo. Vale, vámonos. – ¿A dónde? – Afuera. Fuera era de noche. Aquí la oscuridad y la noche eran sinónimas. Un viento gélido les envolvió. – Mira – señaló Nezumi en la distancia. El No. 6 brillaba cubierto en luz en la lejanía. – Ya sea de día o de noche, siempre brilla así. ¿No es bonito? – Si. – Pero ahora vives aquí. Esta área estaba envuelto en oscuridad. Sólo unos pocos recovecos estaban iluminados. La luz parpadeante hacía que la oscuridad fuera aún más tétrica. Las nubes se disiparon y apareció la luna. Era cuarto creciente. La delgada luna tenía aspecto de uña recién cortada flotando en el cielo desnudo. Nezumi se inclinó. Tenía algo entre sus dedos. – Mira. Era una avispa. Estaba muerta. – Es una avispa común. – Como tú has dicho, la temporada activa de las avispas ha terminado.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 14

– Tenemos hasta la primavera, probablemente. Tenemos unos cuantos meses de margen. – Si quieres luchar contra esta avispa parasitaria no te lo voy a impedir. Sin embargo, no te voy a ayudar a salvar el No. 6. – ¿Odias el No.6? Nezumi no respondió. El viento se volvió más fuerte. Las copas de los arboles hacían un sonido extraño mientras se agitaban en la oscuridad. – Shion. – ¿Si? – La ciudad donde naciste y fuiste criado también es un parasito. – ¿Eh? – Ataca al huésped y lo deja seco. Lo consume todo. Ese es el tipo de ciudad que es. Parasitaer – Stadt, una ciudad parásito. ¿Entiendes lo que quiero decir? – No. – Ahora lo entiendo. Decías que querías conocer la verdad de todo, pero una vez que lo sepas ya no habrá vuelta atrás. Prepárate. – Ya es demasiado tarde. – Por supuesto que sí. La risa de Nezumi se perdió en el viento. Era una risa seca que parecía muy apropiada para el momento. – Si todavía quieres proteger al No. 6 después de saber toda la verdad… entonces, tú también serás… – Nezumi se giró hacia Shion. Podía sentir su penetrante mirada. Parecía que la única cosa que podía ver en esa oscuridad eran sus ojos grises. –… mi enemigo. – Hace frio. Vamonos dentro – dijo Nezumi en un tono completamente distinto mientras se alejaba. Se puso a silbar mientras bajaba las escaleras. – Nezumi. – El silbido se detuvo. – Nunca me has dicho a que viene ese apodo que tienes. – Una rata es una rata. Con que sepas eso es suficiente. – Pero no te pega nada, además me lo prometiste. Me dijiste que si sobrevivía me dirías tu nombre. Oí como se reía y se ponía a silbar de nuevo. Cuando oí el sonido de la puerta cerrándose, el silencio me envolvió en la oscuridad. Página 15

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Shion se quedó solo y parado en el sitio. El viento le revolvía el pelo. En la distancia pudo oír un perro ladrar. Miró a la ciudad iluminada. Parasitaer – Stadt. La ciudad a la que Nezumi le había dado ese nombre era preciosa. Shion apartó sus ojos de la luz y respiró profundamente. Después, bajo lentamente hacía la habitación subterránea.

i

Imago: Ultimo estadio del desarrollo de un insecto, después de su ultima ecdisis, ya sea a partir de la ninfa (metamorfosis incompleta) o después de emerger de la pupa (metamorfosis completa)

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 16