Capítulo 4: Terror sin fin

Las aguas de la alcantarilla eran más profundas y se movían más rápido de lo que había pensado. Objetos inidentificables flotaban frente a mí. Ocasionalmente, se quedaban pegados a mis gafas y obstruían mi visión. Y también estaba ese extraño olor que nunca antes había olido. En aquellas marrones y contaminadas aguas, mezclado con ese olor podrido, había un aroma dulzón. Era complicado seguir a Nezumi, quien nadaba justo enfrente de mí. Pero lo más complicado era respirar. Mi corazón latía fuertemente. Sentía mi pecho apretado y doloroso. Nezumi se apartó con delicadeza a un lado y señaló una manija instalada en la pared. Shion alargó la mano y la atrapó. La giró y la empujo al mismo tiempo. Un enorme agujero redondo apareció en mitad de la pared. No podía respirar. No podía continuar. Estaba empezando a perder el conocimiento. Al instante siguiente fui succionado dentro del agujero. Era empujado, arrastrado y lanzado contra él. Ugh.

Mi cuerpo se estrelló contra el suelo con gran fuerza. El dolor me recorrió todo el cuerpo, subiéndome desde los pies. Sin embargo, el sentimiento de que no podía respirar debido a que estaba siendo asfixiado con ropa mojada desapareció. Podía respirar. Suspiré y luego tosí con fuerza. No podría moverme en un rato. Lo has hecho demasiado pronto.

Dijo Nezumi, también con respirando con dificultad. Cuando abrí los ojos, vi que aquel lugar estaba desierto. ¿Dónde estamos? En las cloacas. Una reliquia del siglo XX. Aunque por lo visto aún sigue siendo bastante útil.

Nezumi movió su cara empapada de un lado a otro. Las gotas de agua se esparcieron sin cesar. Cuando el alcantarillado se llena hasta un cierto volumen, las puertas se abren completamente y estas cloacas se usan como sumidero. ¿Drenan el alcantarillado aquí sin procesar el agua? Si. A veces lo hacen. Para que veas las cosas que hace tu querida ciudad por ti. ¿Dónde termina esto? En el distrito Oeste. Página 1

-

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

-

Eso es… No me puedo creer que viertan agua sin tratar al alcantarillado.

Shion dejo de hablar. Nezumi se levantó. El distrito Oeste no es parte de la ciudad. Es una zona marginal. Ellos la utilizan como vertedero para No. 6 ¿Ellos?

-

Nezumi se levantó sin parpadear. Su mirada estaba fija en la salida de drenaje, de la cual ellos dos habían salido hacía unos instantes. Todavía salía de aquella puerta un hilillo de agua del desagüe. En marcha.

Cogió con destreza al pequeño ratón que corría por sus pies y se giro hacia mí. Me paré inmediatamente. Todavía sentía aquella sensación de ser arrojado al vacío pero la pude soportar. Todavía me quedaba energía, todo iba a ir bien. Me animé a mí mismo. El ratón que nos había guiado todo el camino estaba sentado en los hombros de Nezumi y musitaba alegremente. Oh.

Shion se frotó la base de su cuello con su mano. Le molestaba un poco. La sentía un poco entumecida. En sus dedos podía sentir el tacto de una pequeña ampolla. Le picaba. Se rascó ligeramente. Un escalofrío atravesó su cuerpo. Su corazón se volvió frenético. Este movimiento. Este movimiento de rascarse el cuello. Ya lo había visto antes. Sr. Yamase….

Recordaba claramente al señor Yamase rascándose la base del cuello cuando se servía el café mientras conversábamos. No…

Nezumi se volteó. ¿Qué ocurre? Nada. No me digas que ibas a quejarte de que no puedes dar ni un paso más, ¿verdad? Necesito hacer ejercicio. Pero si lo prefieres, puedo dejar que me lleves a tu espalda. Creo que paso.

El pequeño ratón hizo un sonido. Shion se acercó rápidamente a donde estaba la rata. http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 2

Creo que le estoy dando demasiadas vueltas a la cabeza. Es solo una ampolla normal. No me debería estar preocupado. Los rasguños y arañazos de mi pecho están mucho peor. Solo es una ampolla. Sólo es una pequeña ampolla…. ¿Por qué pones una cara tan seria? ¿Echas de menos a tu mamá? Mi madre… Nezumi, ¿crees que podría contactar de alguna manera con ella? Ni hablar. No lo digas tan deprisa. Reamente no lo pillas ¿verdad? Ahora mismo el departamento de orden público está monitorizando tu casa y rebuscando en tu cubo de la basura. A menos que uses telepatía, no hay manera de que puedas contactar con ella. Si, supongo…

-

<<Mamá, lo siento>> Ahora mismo, todo lo que podía hacer era disculparme. <<Por lo menos estás a salvo… estás viva>> No quiero que sufras por mí. No quiero que estés triste. Estúpido. ¿Qué es estúpido? Tú. Eres un completo idiota.

Era la primera vez que me insultaba tan directamente a la cara. ¿Tienes algo que decirme? Actúas como si toda esta estúpida mierda fuera importante.

Nezumi entrecerró los ojos y miró a Shion. Su mirada era afilada, rozando la animadversión. Justo cuando iba a preguntarle qué significaba todo eso, Nezumi empezó a escalar la pared. Cuando miré más detenidamente, me di cuenta de que había una ruda escalera atada a la pared. Pude ver la luz del sol cuando terminé de subir. Había salido del subsuelo. El cielo estaba teñido con los vivos colores del atardecer y el aire fresco me envolvió.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 3

Supongo que hemos entrado en el distrito Oeste. En la lejanía se podía ver el muro que rodeaba a No. 6, brillante por el atardecer. El distrito Oeste estaba en las tierras bajas, así que tenías que alzar la cabeza para ver No.6. La gigante ciudad, envuelta por aquella brillante barrera, era hermosa, incluso diría que sublime. Nezumi caminaba en dirección opuesta al muro. Cuando salimos de aquella zona donde los arboles escaseaban, nos topamos con una casa destartalada. Y llena de humo. Y llena de voces de personas. ¿Vive alguien ahí? Mucha gente lo hace.

Varios barracones estaban alineados frente a la casa. Por ahí.

Me tiró del brazo. Fuimos a otra casa en ruinas. Tenía el tamaño de un almacén, pero la mitad del edificio estaba enterrado bajo suelo. Nos esconderemos de nuevo.

Nezumi presionó una parte de la pared y la movió horizontalmente sin hacer ningún ruido. Podía ver el mismo vacio que vi en las alcantarillas. Un pequeño ratón pasó corriendo. Había una puerta delante de la escalera. Dentro no se veía nada. La luz pasó a través de una pequeña rendija. Shion tragó saliva y se quedó congelado en el sitio. Hay… un montón de libros. Parece como si estuvieras a punto de ser devorado. Nunca antes había visto tantos libros. Tú solo lees cosas electrónicamente, ¿me equivoco? Uh, no, eso no es… esto es simplemente asombroso. Ahora que sale el tema, supongo que no has leído a Molière, Racine o Shakespeare. Y que tampoco habrás oído hablar de los clásicos chinos o de la mitología azteca. No.

-

Le respondí honestamente. Estaba sobrecogido. Entonces, ¿qué es lo que sabes?

Me preguntó Nezumi mientras se peinaba su cabello húmedo. http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 4

-

¿Qué? ¿Qué te han enseñado? Es decir, aparte de cómo organizar sistemáticamente el conocimiento, usar alta tecnología, leer y entender textos académicos y cosas así. Un montón de cosas. ¿Cómo por ejemplo? Cómo amasar pan, cómo hacer café, cómo mantener un parque, cómo colarme por las alcantarillas… Sé que te interrumpí cuando aquella amiga tuya te pedía sexo. Supongo que ese tipo de conocimiento aún no lo dominas.

-

-

Shion alzó la vista y se encontró con su mirada grisácea. Si tienes tiempo para gastarme bromas, supongo que lo tendrás para dejar que me dé una ducha. Primero yo.

-

Nezumi agarró una toalla de entre los libros y me la tiró. No te enfades.

Me dijo. Quería decirte que pareces un chico mucho más serio que hace cuatro años. Has aprendido cosas mucho más útiles que preparar tazas de chocolate. Gracias por el cumplido.

-

Nezumi desapareció entre una montaña de libros. Pude oír el sonido de la ducha justo después. Aproveche la oportunidad para echar un vistazo a la sala. Las estanterías estaban llenas de libros. Estaban mal organizados, aunque la mayoría estaban forzosamente encajados unos contra otros. Parecía como una estación de metro abarrotada. Los libros estaban tirados encima de la envejecida y verde – y bastante desgastada – alfombra, además la cama parecía estar encajada en una esquina. No había ventanas. O cocina. De hecho, el mobiliario en si parecía bastante escaso. Chirp! Chirp! Un pequeño ratón chilló en lo alto de un libro. Lo cogí y hojee las páginas. Olía a papel viejo. Un olor que me recordaba a antiguo.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 5

Y a la cabeza de este cálido y dulce sentimiento… algo golpeó mi memoria. No lo podía recordar con exactitud. El pequeño ratón trepó hasta mis hombros. Movió el bigote y chilló en voz alta. ¿Quieres que te lo lea? Chirp! Chirp! El libro tenía un marca páginas. Lo abrí por esa página y leí en voz alta. ¡Todavía el olor a sangre! ¡Todos los perfumes de Arabia no embalsamarían esta mano mía! ¡Oh, no! ¡Qué forma de suspirar! Dolorosamente oprimido está ese corazón. Ni siquiera a cambio de la salud de todo el cuerpo querría yo alentar un corazón semejante.

-

Antes de que me diera cuenta, otro pequeño ratón apareció ante mis pies. Tenía unos adorables ojos violetas. El ratón de color caoba que había estado en lo alto del libro, movió su cabeza arriba y abajo metiéndome prisa para que continuara. ¡A la cama, a dormir! ... Llaman a la puerta... Ven, ven, dame la mano; ya no tiene remedio lo hecho... ¡A la cama, a la cama, a la cama!i

Se volteó al notar la presencia de alguien. Nezumi mantenía la cabeza agachada con una toalla rodeando su cuello. La ducha está libre, su majestad. Te he preparado un cambio de muda.

-

Nezumi, este libro-

-

Es Shakespeare. ¿Nunca has oído hablar de Macbeth? El nombre me resulta familiar. Es normal. ¿Todos estos libros son clásicos? No, su majestad. También tengo textos de ecología y revistas de ciencia. ¿Son todos tuyos? ¿Otro interrogatorio? Vamos a comer. Date prisa en ducharte. Página 6

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

De repente, Nezumi se dio la vuelta

La ducha era antigua y el termostato viejo; y aunque el agua a veces salía caliente y a veces fría, me sentí cómodo. No me había dado una ducha tan buena en mucho tiempo. Y antes de que me diera cuenta, la ampolla de mi cuello había desaparecido. <<Estoy vivo. Él me ha salvado>> Pensé en el calor del agua recorriendo mi cuerpo. No sabría qué pasaría mañana. Pero hoy, estaba vivo y podía ducharme. <<Ni siquiera le he dado las gracias>> Me había dado cuenta. Él me rescató. Arriesgó su vida para salvarme. Y aún así, ni una simple palabra de agradecimiento había salido aún de mi boca. Cuando abandoné el baño, un pequeño ratón vino hacía mi. Parece que le ha interesado mucho lo que le leíste hace un rato.

Nezumi estaba removiendo una cazuela en una pequeña cocinilla. El humo que salía de aquel recipiente caldeaba la atmósfera. Ah.

Dije sin pensar. Lo recordaba. Recordaba cual era aquel cálido y nostálgico sentimiento que había sentido antes, cuando había abierto aquel libro. ¿Qué pasa? ¿A qué viene ese repentino grito? A nada. Acabo de recordar algo. Hace mucho tiempo mi madre solía leerme libros. ¿Te leía a Macbeth? Por supuesto que no, era muy pequeño. Mi madre me leía mientras me sentaba en su regazo.

Me pregunto qué clase de historias me leería. Recuerdo como pasaba las páginas lentamente. La voz de Karan, clara y lenta, fuerte y suave, resonaba en mis oídos. Podía sentir el calor de su cuerpo y el olor de su esencia en el papel. Eres un completo inútil.

Dijo Nezumi con voz fría. ¿De qué estás hablando?

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 7

-

Como he dicho antes. Cargarte a ti mismo con todos esos recuerdos estúpidos sólo te convertirá en un lastre. ¿Me estas llamando estúpido? Tus recuerdos, tus lazos afectivos por los ciudadanos de No. 6, tu estilo de vida sin preocupaciones, tu ego por tus habilidades, la asunción de que eres un genio, tu orgullo y todo eso. Aunque la verdadera carga es tu madre. ¿Acaso tienes un complejo de Edipo o algo? No puedo fiarme de alguien que está tan atado a su madre. ¿Acaso no me has sugerido antes que volviésemos a la ciudad para verla? ii ¿Tan estúpido es pensar en tu madre? Sé la clase de situación en la que estoy ahora mismo. Sé que no puedo contactar con mi madre, pero todavía tengo la libertad de pensar en ella por lo menos. Tú solo buscas la culpa en todo. Deshazte de ello.

-

-

-

La voz de Nezumi sonó mucho más fría que antes. Sonó casi metálica. Deshazte de esos pensamientos. ¿Por qué tengo que hacer algo tan extremo cómo…? Porque son peligrosos. ¿Los pensamientos son peligrosos? Te has deshecho de tu tarjeta ID porque era peligrosa. Tus sentimientos hacia ciertas personas también lo son. Ellos los usaran y abusarán de ellos para que vuelvas a entrar en su terreno. Tu madre, tu padre y tu abuela, todos son extraños ahora. Y no tienes tiempo para preocuparte por extraños. Tienes que concentrarte exclusivamente en sobrevivir por ti mismo. Así que tengo que deshacerme de todos estos sentimientos. De todos. Corta cualquier lazo que hayas considerado importante hasta ahora.

-

Shion apretó los puños y dio un paso hacía Nezumi. ¿Y qué pasa contigo? ¿Conmigo? ¿Por qué has salvado a un extraño como yo? ¿Por qué has pisado su terreno?... Ni siquiera tú sigues tus propios consejos.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 8

-

Tienes una personalidad realmente desagradable. conmigo si piensas que te he salvado.

Deberías ser más respetuoso

Nezumi estiró la mano y agarró a Shión por el cuello. Te lo debía.

Susurró lentamente en el oído de Shion. Hace cuatro años me salvaste. Te estoy devolviendo el favor. Eso es todo. Entonces ya está todo más que pagado. Ahora soy yo quien está en deuda.

Shion intentó apartar el brazo de Nezumi y agarró su muñeca. La tensión muscular no disminuyó en absoluto bajo los dedos de Shion. Libérame. Tu primero, niño rico. Te morderé la nariz.

Mis dientes chirriaron. Vi un punto flaco. Deslicé mi mano alrededor de la base del cuello de Nezumi. ¡Morder la nariz es mi movimiento personal! ¿Qué? Ni hablar. Espera un momento, eso es jugar sucio Olvidé mencionarlo antes, pero he aprendido algo de lucha en estos cuatro años. Corta el rollo, morder es lo más fácil. ¡Ah!

Nuestras piernas se enredaron y caímos sobre los libros. La pila de libros presionados en los estantes se cayó encima de nosotros. Oww, esto apesta. Una enciclopedia me ha golpeado la cabeza… Shion, ¿estás bien? Si… ¿qué es esto? ¿Chumayel Balam?iii Son escrituras mayas… la historia de los hombres y los dioses. Pero probablemente no estés interesado en eso. ¿Por qué dices cosas como esa? Porque es la verdad. ¿Acaso antes has tenido algún interés en historias sobre hombres y dioses?

-

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 9

-

¿Hombres? ¿Dioses? ¿Historias? Nunca había pensado en nada como eso. Hasta hoy, por lo menos. Estoy bastante seguro.

Shion miró a su alrededor y respiró el cálido perfume del aire. Nunca me había planteado esas palabras. Me pregunto qué vería, oiría, aprendería y pensaría de este mundo. Por alguna razón, mi corazón latía deprisa. Durante unos instantes, mi corazón martilleó como la primera vez que vi el océano. Se sentía avergonzado de que su cara reflejara ese tipo de expresión frente a Nezumi, así que Shion se levantó y recogió el libro de sus pies. ¿Y este? Una antología de la poesía de Hesse. Mi corazón, eres un pájaro asustado. / Una y otra vez te preguntas: / Tras estos tempestuosos días/ ¿Vendrá la paz? ¿Vendrá la calma?/ ¿La conocías? Nop. Eso suponía. Si ya lo suponías, no preguntes. Si no la conocías, deberías aprender. ¿No son todas estas cosas estúpidas? Podrían ser útiles algún día. Hey, la sopa está-

Nezumi se tragó las palabras. Sus ojos se abrieron. Nezumi, ¿qué pasa? Shion, tu mano. ¿Qué? Tu mano… ¿Cuánto tiempo ha estado esa mancha ahí?

Me enrollé la manga hasta el codo. Una mancha negruzca estaba extendía sobre mi antebrazo. No estaba ahí cuando me duché. Definitivamente, eso no estaba ahí. http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 10

-

¿Qué? ¿Qué diablos es eso?

Grité. A mismo tiempo, un dolor punzante se clavó en mi cabeza. ¡Shion!

El dolor vino a oleadas. Como el flujo y reflujo de la marea. Mis dedos se petrificaron. Mis piernas se entorpecieron. Shion, aguanta, llamaré a un doctor-

Shion extendió su mano libre todo lo que pudo y agarró las ropas de Nezumi. Es demasiado tarde. No llames a un doctor. ¿Qué debería hacer? Shion, quéMi cuello… ¿Tu cuello? La ampolla de mi cuello… córtala… No tengo ningún anestésico. No lo necesito… rápido…

Estaba perdiendo la consciencia. Notaba como alguien alzaba mi cuerpo. No podía desmayarme, si lo hacía, probablemente no volvería a despertar. No tenía ninguna base para llegar a esa conclusión, pero me lo decía un fuerte sentimiento. Después de caer en la cama, la imagen del cuerpo congelado de Yamase flotó por mi mente cuando el dolor cedió. <<El sr. Yamase no sufrió…>> No se retorció de dolor. Se volvió un anciano y al instante colapsó como un árbol muerto. Los síntomas que tengo ahora son diferentes. Yo sí que estoy sufriendo. En tal caso, puede que me salve. Unas agujas al rojo vivo se clavaron en mi cabeza. Venían de todas las direcciones. Me retorcí de dolor como nunca antes lo hubiera hecho. Mis propios gritos se clavaban en mí como las agujas en llamas. Sudaba a mares. Sentía unas nauseas violentas. Mi boca se llenó de sangre y ácido estomacal que vomité. Dolía, dolía, dolía. No pensaba en ser salvado o en no querer morirme. Solo quería librarme de todo el dolor y el sufrimiento. No necesitaba abrir mis ojos nunca más. No necesitaba seguir viviendo. Ya no me importaba. Sólo quería que parase… http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 11

Sentí como alguien me cogía del pelo de la nuca y me hundía en la oscuridad. Suspiré. Me rendiría. Sería divertido. Por fin podía dormir. Abre los ojos.

Unos ojos grises me observaban fijamente. Nezumi… sólo… déjame morir.

Me abofetearon la mejilla. No me jodas. No te voy a dejar morir tan fácilmente. Bebe.

Me forzó a tragar aquel espeso y amargo líquido. La oscuridad se aclaró. El dolor temblaba dentro de mi cabeza. Bzz Bzz…. Bzz. Oí un ruido. ¿Era una alucinación? Sonaba como si se estuvieran comiendo vivo mi cerebro. Había un montón de pequeños insectos negros arrastrándose en mi cerebro, zumbando. Comer. Comer. Comer. ¿Me lo estaba imaginando? Aún así…dolía. No podía aguantarlo más. Tenía miedo. Un gritó se escapó como si perforase mi garganta. Bien, grita. No te rindas. Solo tienes 16 años. Eres demasiado joven para rendirte.

La energía se me estaba drenando del cuerpo. Me sentía pesado, como si estuviera cubierto de plomo. También sentía la presión, pero el dolor disminuyó un poco. Grita. Mantente despierto. Voy a comenzar a operar.

Nezumi agarró un escalpelo de plata entre sus manos. No es uno de esos modernos cuchillos electrónicos, así que no te muevas.

Shion no se movió ni un pelo porqué estaba paralizado por el dolor y por lo débil que se sentía. Sea como fuere, no se podía mover. Tres pequeños ratones estaban sentados apiñados en torno a un libro. Había un reloj redondo encima de ellos. Era analógico, hacía un sonido de tick- tack, cortando el tiempo. Era la primera vez que oía ese sonido. Pasó un segundo, un minuto. Ante mis ojos, el mundo se volvió una bruma. Mis mejillas ardían. Las lágrimas caían, tocándome los labios y empapando las sabanas, todavía calientes. Listo.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 12

Nezumi respiró hondo. Oí un sonido metálico, el cuchillo probablemente se había caído al suelo. No has perdido mucha sangre. ¿Te duele? No… sólo quiero descansar. Aún no. Aguanta un poco más.

La voz de Nezumi sonaba distante. Sólo podía oír el tictac del reloj. Shion.

Me zarandeó. Te dije que abrieras los ojos. Te lo estoy rogando, sólo mantén tus ojos abiertos durante un poco más.

Cállate. Cállate ya. ¿Cuánto tiempo es ``un poco más´´? Te he dicho que dejaras de joderme. Incluso si es muy duro, no vayas y te mueras tan fácilmente. Shion, tu madre llorará, ¿lo sabes no? ¿Y qué hay de esa chica? ¿Esa tal Safu? ¿Acaso lo has hecho alguna vez con alguna mujer? Ella se te puso a tiro y tú la rechazaste.

Cállate. Simplemente cállate. Calla… Realmente no sabes nada. ¿No sabes nada sobre sexo, o libros o luchas pero te conformas con morir? ¡Shion! ¡Abre los ojos!

Abrí los ojos. Vi ocho ojos. Dos grises pertenecientes a un humano y seis ovalados correspondientes a pequeños ratones. Eso es, pequeño. Estoy orgulloso de ti. Nezumi… ¿Sí? Tu nombre… nunca te lo he preguntado… ¿Mi nombre? Tu… tu verdadero nombre… Eh, mira, otra cosa más que no sabes. Será mi regalo cuando te hayas recuperado de esta, así que no me decepciones.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 13

Me forzó a beber ese líquido amargo varias veces más, y tan pronto como me dormía, él me despertaba. Sentía como si nunca se fuera a acabar. Tuve fiebre. Sude todo lo que pude y vomite una y otra vez. Sentía como toda la humedad se escurría de mi cuerpo. Agua…

Pedí lo mismo no sé cuantas veces más y cada vez que lo hacía, el agua helada pasaba por mi garganta. Deliciosa. ¿Verdad? El agua forma parte de este mundo, así que no la desperdicies.

Nezumi acarició gentilmente el cabello de Shion con su mano. Ahora está bien. Puedes dormir. ¿Puedo dormir? Si. Ya estas fuera de peligro. Lo has conseguido. Ha sido todo un logro.

Tanto sus dedos cuidadosos entre mi pelo como su tono de voz eran cariñosos. Una sensación de paz inundó mi cuerpo. Shion cerró los ojos y cayó dormido.

Nezumi pudo notar como Shion se quedaba dormido mientras le acariciaba los cabellos. Se veía frágil pero calmado. No estaba enfadado. << Está fuera de peligro>> Ha sido todo un logro.

No era su intención alagarle o animarle, él realmente creía que Shion había hecho un gran trabajo. Era más fuerte de lo que parecía a simple vista. E increíblemente cabezota. Nezumi se dio cuenta de lo cansado que estaba cuando observó la cara dormida de Shion, quien había colapsado de agotamiento, pero que todavía respiraba. A pesar de que su cuerpo no estaba cansado, su mente sí que le pedía un descanso. Aún no podía comprender totalmente acababa de pasar ante sus ojos. << ¿Qué está pasando?>> No. 6 Dentro de esa ``sagrada ciudad´´ algo estaba ocurriendo. Algo más allá de la imaginación humana y que avanzaba sin parar. http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 14

Sacó una placa de Petri del estante. Había tomado algunas muestras de piel cuando estaba operando a Shion. << No me lo puedo creer>> Ocasionalmente ocurrían cosas que no podría creerse. La realidad siempre traiciona fácilmente a las personas y arrastra tu vida por cauces insospechados. O te engaña. Incluso si es cruel o duro, no puedes tener fe en la realidad. Así que no es extraño que algo pudiera suceder. Él sabía todo eso demasiado bien, pero su realidad estaba en la cuerda floja. ¿Era posible que hubiera sucedido? Aunque, a pesar de que puede que se trate de un engaño, no puedo actuar como si nada hubiera pasado. Nezumi regresó a la cama. Suavemente, volvió a acariciar el cabello de Shion. << Me pregunto si serás capaz de asimilar esta realidad cuando abras los ojos >> ¿Será capaz de aceptarla? ¿Podría aceptar la realidad alguien que había estado arropado por la ciudad sagrada hasta los 12 años y después había estado viviendo bajo el manto de ser un ciudadano de La ciudad perdida hasta los 16? ¿Podría soportarlo? << ¿Será lo suficientemente fuerte como para no venirse abajo? >> No sé cómo de fuerte o cómo de débil será este chico que estaba durmiendo junto a él. ¿Podría soportar la realidad o sucumbiría? No lo sé, pero lo que contaba es que había sobrevivido. Eso también era parte de la realidad. Si no le plantas cara a la vida, ella te plantará cara a ti. No importa cuán burda o dolorosa fuera, en la vida sólo los codiciosos sobrevivían. Lo sabía en carne propia. Y Shion tenía codicia. Es mucho más duro vivir una vida dura que tener una muerte bella y hermosa. Significaba mucho más. Lo sabía en carne propia. << Estoy seguro de que serás capaz de soportarlo>> Mojó los labios agrietados de Shion con agua. Luego abrió suavemente la puerta y salió fuera. El amanecer estaba a punto de ser visible. El cielo estaba cambiando de negro a púrpura y las estrellas todavía estaban ligeramente visibles. No. 6

La gigantesca ciudad se alejaba en la distancia. Sólo espera. Voy a arrancar todo resquicio de luz que tengas.

Un rayo de luz atravesó el cielo. Los pájaros volaron y el sol se alzó. El amanecer estaba llegando. Nezumi se quedó de pie y callado, de espaldas a aquella ciudad que parecía brillar en el amanecer, mirando al distrito Oeste, que todavía parecía estar inmerso en las tinieblas.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 15

La ciudad que estaba observando estaba inmersa en una deslumbrante luz. El escenario de la mañana que podía ver a través de la ventana era tan perfecto que no podía apartar la mirada. Qué hermoso…

Tanto el ordenado paisaje urbano como el color de los árboles llenos de hojas eran hermosos. El lugar, además de ser eficiente, también estaba lleno de vida. Mirara donde mirara, no veía cosas feas o inútiles. Era la grandeza de los objetos hechos por el hombre… Un ruido electrónico sonó. La larga y estrecha cara de un hombre apareció en la pantalla de la pared. Perdóneme por molestarle tan temprano. No te preocupes por eso. De todas formas estaba esperando tu llamada. Hemos completado la investigación. Preferiría informarle directamente de los resultados ahora mismo. ¿Directamente? Qué perspicaz. ¿Ha sucedido algo que te haya molestado? El sujeto escapó. Eso me han contado. Pero, realmente no creo que eso sea un problema. Él está involucrado. Le ayudó a escapar.

-

El hombre de la pantalla ajustó sus gafas. Tenían motitas negras y eran bastante antiguas. Posiblemente, aquel hombre opinaba que le quedaban bien, ya que no se había cambiado de montura ni una vez en diez años. ¿Estás seguro? Lo han confirmado. Los registros de voz coinciden. Así que le ayudó a escapar… ¿Qué hay de su M.O? También se ha incluido en el informe. Muy bien. Estaré esperándolo. Me retiro entonces.

La imagen desapareció y la pantalla volvió a convertirse en una parte más de la pared.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 16

El hombre miró lentamente a su alrededor y fijó la vista en el cielo que se extendía al otro lado del cristal. Un azul profundo llenaba sus ojos. La estación había vuelto a cambiar. <<Así que ha regresado>> ¿Pero por qué había regresado de nuevo? ¿Por qué había vuelto a aparecer? Los pétalos de la rosa que adornaba su escritorio cayeron a la mesa sin hacer ningún sonido. << ¿Acaso intenta atrapar a aquellos que en su día intentaron cogerle?... Es absurdo. >> Pisoteó los pétalos rojos, los cuales quedaron chafados contra la lanuda alfombra de tal manera que parecían marcas de sangre.

Yamase estaba sentado. Sr. Yamase.

Le llamó. Pero no hubo respuesta. Sr. Yamase, ¿qué ocurre?

Él rompió a llorar. Sr. Yamase, no llore por favor.

Shion puso la mano en su hombro. Su llanto sonaba como si se le estuviera rompiendo el corazón. Era un sonido difícil de escuchar. ¿Por qué estás llorando tanto? ¿Puedo hacer algo para ayudarte? Puedes.

Agarró los tobillos de Shion. Shion, no quiero estar solo. ¿Por qué has tenido que sobrevivir? ¿Qué? ¿Por qué no vienes conmigo? Sr. Yamase, ¿qué estás haciendo? Página 17

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

El color de las manos agarrando sus tobillos cambió. La carne comenzó a pudrirse rápidamente. Podía verle los huesos. Ven conmigo… ¿lo harás?

Agarró a Shion por los tobillos. Estaba siendo arrastrado al olvido. Los podridos brazos de Yamase crecieron y se enrollaron en su torso para finalmente enroscarse alrededor de su cuello. Para. No quiero ir. Shion…

Estiró la mano y agarró con todas sus fuerzas. Notó algo duro. Shion agarró algo. No te sueltes, gritó. ¡No quiero ir!

Desperté. Mi garganta estaba tan seca que dolía. ¿Pasa algo malo?

Nezumi me observó con cara seria. Nezumi… ah… me has salvado. Oh cierto. Felicidades por tu regreso al mundo de los vivos. Si no te importa, ¿podrías soltarme ya la mano? Eres bastante fuerte y me estás haciendo daño, ¿sabes?

Estaba agarrando con fuérzala mano de Nezumi. La estaba agarrando tan fuerte que mis dedos se clavaban en lo suyos. Agarrar esa mano era lo que me había sacado de las tinieblas. ¿Quieres algo de agua? Si.

El agua estaba fría. Era como si se filtrara en cada rincón de mi cuerpo. ¿Cuántas veces me has… dado agua? Hay un buen manantial cerca de aquí, así que no te preocupes por devolvérmelo. Me has salvado…de nuevo. No te he salvado. No había ningún doctor o equipamiento adecuado aquí. Incluso si lo hubiera habido, no creo que nos hubiera sido muy útil… Nadie te ha salvado. Tú has Página 18

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

vuelto bajo tus propios medios. Y parece que ha sido una dura batalla. Mi opinión de ti ha mejorado un poco, así que ya no te volveré a llamar niño rico nunca más. Pero ha sido gracias a ti…

Shion colocó su mano frente a él. La sentía áspera y reseca, pero no había señal alguna de manchas o arrugas. Era una mano joven. Sintió alivio. He tenido una pesadilla… quería que alguien me salvara, así que alargué mi brazo todo lo que pude… y agarré tu mano. ¿Tan aterrador ha sido? El Sr. Yamase también estaba allí. Quería saber porqué yo me había salvado…. Me agarró con los brazos desde el torso hasta el cuello.

-

Shion colocó sus manos sobre su cuello y sintió el tacto del vendaje. ¿De tu torso hasta tu cuello?

Nezumi tragó saliva. Proyectó su mirada al suelo y se alejó un paso de la cama. El Sr. Yamase no es la clase de persona que diría algo como eso… él estaría contento de que haya podido sobrevivir… Entonces, ¿por qué he tenido un sueño tan espantoso? Te sientes culpable.

-

Nezumi se puso la capa de super fibra. Uno de los pequeños ratones saltó de la portada del libro hasta su hombro. Ese tal Yamase está muerto y tú estas vivo. Por eso te sientes culpable. Por eso has tenido ese sueño tan estúpido. Tú… piensas que todo es estúpido. Los que sobreviven son los ganadores. No te sientas culpable por sobrevivir. Son demasiadas emociones las que vas a experimentar: sentirte culpable, saber que has sobrevivido durante un día o incluso durante un minuto más y recordar de tanto en cuando que la muerte acecha en cada esquina. ¿Me estás…hablando a mí? ¿A quién más me podría estar dirigiendo? Es que ha sonado… como algo que yo… diría.

-

-

Nezumi parpadeó y se quedó mirando fijamente a Shion, murmurando ``Idiota´´ http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 19

Shion trató de levantarse de la cama. Justo como había pensado, no se podía mover. Su torso estaba firmemente envuelto con vendas blancas. ¿Por qué estoy tan…? Has estado arrancándotelas mientras estabas gritando en sueños. Descansa. Es demasiado pronto para que comiences a moverte. Y tomate la medicina que está en la almohada. Te prepararé sopa cuando regrese. ¿Te marchas? Tengo que trabajar.

-

Nezumi le dio la espalda a Shion y desapareció.

Me metí la píldora en la boca mientras él aun seguía hablando. Un pequeño ratón de color canela estaba musitando al lado de un vaso lleno de agua. Gracias.

El ratón asintió como si hubiera entendido mis palabras de gratitud. Se sentó suavemente en el pecho de Shion. ¿Qué clase de trabajo tiene tu dueño? Chirp chirp. ¿Cuál es su verdadero nombre? ¿Qué ha hecho todo este tiempo? ¿Dónde ha nacido..?

Me sentía somnoliento. Mi cuerpo quería descansar un poco más. Me quedé dormido, aunque esta vez no soñé con nada. Cuando desperté, mi cuerpo ya no se sentía lánguido o pesado. Aparte del tosco dolor que sentía en el cuello, no me dolía nada en absoluto. Parecía que mi cuerpo se había recuperado con rapidez. No había nadie cerca. Nezumi aún no había regresado. La sala estaba oscura y tranquila. Tres ratones dormían haciendo un círculo con sus cabezas. Shion se levantó suavemente y se calzó los zapatos. Quería salir desesperadamente al exterior. Su pulmones pedían ser llenados de aire fresco. Intenté caminar despacio. No me resultaba fácil respirar. Me retiré el vendaje del cuello y pude respirar mejor. Me sentía lívido pero no sentía nauseas ni mareos. Ascendí por las escaleras hacía la puerta. Cuando salí, pude sentir el viento chocar contra mi cuerpo. La superficie estaba envuelta en una débil luz rojiza. El crepúsculo. Las hojas otoñales se caían de http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 20

los árboles. Bailaban en el viento y crujían antes de caer al suelo. Las sombras de los arboles casi desnudos se extendían a lo largo del suelo. A lo lejos, pude ver el muro de No. 6. De repente, sus ojos comenzaron a arder, pero no era debido a la nostalgia hacía la ciudad donde había nacido y se había criado. El inofensivo escenario otoñal era el que rompía su corazón. El débil sonido de las hojas caídas, el olor de la tierra, el color del cielo; todo ello agujereaba su corazón tan profundamente que le entraron ganas de llorar. <<Es al ver cosas como estas, cuando me doy cuenta de que todavía puedo sonreír>> Se mordió el labio para retener las lágrimas y tomó aire. Oyó el sonido de una fuerte risa detrás suyo. Cuando se giró, vio a tres niños pequeños aproximándose desde los árboles. Eran dos chicas y un chico. Eran probablemente los hijos de las personas que vivían en la casa en ruinas. Todos tenían la misma cara redonda. El simple hecho de observar la risa de los niños le hacía feliz. Karan amaba a los niños y desde que les hacía rebajas a los niños menores de 10 años, la tienda siempre estaba llena de voces infantiles. Ahora estaban fuera de No. 6 y aunque, fuera de aquel muro, el mundo era completamente diferente, las risas de los niños permanecían iguales. La chica mayor se percató de la presencia de Shion. Se detuvo y lo observó. Su expresión se endureció. No estaba sorprendida. Shion levantó una mano. Hola.

Saludo. Detrás de la chica, el niño pequeño comenzó a llorar. ¿Qué? Oh, no llores.

Cuando dio un paso hacia delante, la cara de la niña se torció en una muesca y gritó. ¡SERPIENTE!

Agarró al niño y a la otra chica y bajó corriendo la colina. Sus gritos hacían eco en el crepúsculo. Shion quedó paralizado, estupefacto. << ¿Qué es lo que ha gritado? ¿Serpiente? ¿Qué significa eso?>> No podía entender a qué se refería la chica. << ¿Qué es lo que ha visto?>> Echó un vistazo a los alrededores. No había nada excepto las hojas caídas. No había rastro de serpientes ni de pájaros. No había nada vivo con lo que haber podido gritar. << ¿Acaso ha confundido la sombra del árbol con una serpiente? … No, eso es imposible. Me estaba mirando fijamente. Sólo me estaba mirando a mí. >> Tembló. Se le erizó el vello de la nuca y se rascó inconscientemente el pelo. Hacía ese mismo gesto cada vez que se sentía confuso. http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 21

-

Huh…

Contuvo la respiración. Sus dedos habían arrancado algunas de las hebras de su cabello. Las hebras eran tan blancas que casi parecían transparentes. Brillaban a la luz del atardecer. Imposible…

Se arrancó algunos cabellos más. Los mechones eran idénticos. Elevó las manos por encima de la cabeza. La piel de su palma tenía una textura elástica. No parecía arrugada o flácida, sin embargo, sentía el cuello incómodo. Un pequeño bulto rodeaba su cuello. Shion casi se tropieza al bajar las escaleras. <<Un espejo, un espejo…>> Intentó tirar abajo la montaña de libros. Los tres pequeños ratones se asustaron y se escondieron bajo la cama. Encontró una puerta de madera al lado del lavabo. Cuando la abrió, vio una habitación con espacio suficiente para que una persona se tumbara. Parecía que había un espejo incrustado en una de las paredes. Las otras estaban abarrotadas con un montón de cachivaches, pero no tenía tiempo de revisarlas. Encendió la luz y se posicionó frente al espejo. Sus pies estaban temblando, al igual que sus manos. Sin embargo, echó un vistazo. Uh…

¿Qué se estaba reflejando en el espejo? ¿Qué es… esto? ¡Serpiente! El grito de la chica hizo eco en mis oídos. Shion se mareó y se apoyó contra la pared. Se observó a sí mismo en el espejo. Su imagen estaba transformada. No podía apartar la vista de ella. Su pelo era tan blanco que parecía brillar y tenía una serpiente enroscada alrededor del cuello. Una serpiente roja de una pulgada de grosor que se enrollaba sobre su cuello. Eso parecía. Definitivamente, podía verla. Esto es una locura.

Se quitó la ropa e intentó deshacerse de todas las vendas de su cuerpo. El vendaje estaba colocado cuidadosamente, enrollándose sobre sus lastimadas manos como si alguien lo hubiera colocado así a propósito. Cuando las vendas cayeron delicadamente al suelo, Shion dejó escapar un gemido. Una linea roja sobresalía de su piel. Comenzaba en su tobillo derecho, se enrollaba sobre su pierna, pasando por su ingle hasta el torso, llegando hasta la axila y acabando en su cuello. Era casi como si una serpiente se hubiera enroscado por todo su cuerpo. La serpiente se ondulaba sobre su cuerpo desnudo. Se arrastraba sobre él. Sintió las rodillas débiles y cayó encima de las vendas. http://no6novelatraducida.blogspot.com/ Página 22

Pelo blanquecino y una serpiente roja. ¿Era ese el precio por sobrevivir? ¿Acaso te excita mirarte a ti mismo desnudo en el espejo?

La voz sonó como un susurró, Nezumi estaba inclinado contra la puerta. Nezumi… ¿qué es esto?... Apareció junto a la fiebre. La mutación solo se encuentra en la capa superficial de la piel. Tus venas no se han hinchado. En otras palabras, no está impidiendo que tu sangre circule. Lo cual es bueno. ¿Bueno? ¿Qué tiene esto de bueno? Es tan… Si no te gusta, deshazte de ello. Vivimos en una era donde la cirugía estética está a la orden del día. Puedes teñirte el pelo si quieres, no creo que eso sea un gran problema. Aunque…

-

Nezumi se encogió de hombros. …aunque la piel será un problema mucho mayor. Aquí no tenemos esa clase de tecnología.

Lo dijo en un tono calmado y sin emociones. No había ni una pizca de compasión en él. Shion se hizo un ovillo contra el suelo y se quedó mirando desganado las vendas. Shion. …¿Sí?... ¿Te arrepientes de haber sobrevivido? ¿Qué? Uh… ¿me has dicho algo?

Nezumi suspiró y se agachó hasta quedar a su altura. Puso uno de sus dedos sobre la mandíbula de Shion y le obligó a levantar la cabeza. No agaches la cabeza, mírame. Presta atención a lo que voy a decirte. ¿Te arrepientes? ¿Arrepentirme… de qué? De vivir. Arrepentirme… Eso significa lamentarse de haber hecho algo, es cierto… Por supuesto, no me estoy refiriendo a ``esa clase´´ de arrepentimiento. iv No te vengas abajo. ¿Acaso ese precioso cerebro tuyo no ha ya aprendido la lección? Página 23

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

¿Arrepentirme? ¿Me arrepiento de vivir? ¿Me arrepiento de estar vivo ahora, sentado aquí y sintiéndome de esta manera…? Shion inclinó suavemente la cabeza. No…

No quería morir. Quería vivir incluso si eso significaba arrastrarme entre la suciedad. No tenía ninguna meta ni ninguna aspiración. Sin saber qué es lo que me deparaba el futuro, mi cuerpo había cambiado y mi corazón se había curtido. El delicioso sabor del agua saciando mi garganta, el color del cielo extendido en todo su esplendor, el pacifico viento del atardecer, el pan recién hecho, el tacto de mis dedos, la risa, ``Shion, ¿a qué aspiras?´´ las inesperadas confesiones, la confusión. Eso era la vida. No importa que aspecto tuviera, no quería perder todas esas cosas. Nezumi… quiero… vivir.

Una de las lágrimas que había estado reteniendo corrió por su mejilla. Se la secó rápidamente. Eres demasiado lento. La he visto. Estúpido. No llores como si fueras un niño indefenso. ¿No te avergüenza? No puedo evitarlo. Estoy nervioso. No me puedo controlar muy bien a mí mismo. Aún estoy convaleciente, así que dame un respiro.

-

Nezumi miró silenciosamente la cara de Shion y posó ligeramente la mano sobre su pelo. No te preocupes, te lo teñiremos más tarde. Pero este color es muy bonito, ¿sabes?

Nezumi trazó con delicadeza la línea roja de mi pecho con sus dedos. Y tener una serpiente roja enroscada sobre todo tu cuerpo es bastante sexy. No quiero oír esa clase de cosas de ti. Tampoco yo quiero verte desnudo. Vístete. Si lo haces, probaras el plato especial de carne y sopav

Ahora que lo pensaba, no había comido nada en bastante tiempo. Sentí el golpe del hambre en mi estómago vacío. ¿Qué clase de sopa? Déjame ayudarte.

Nezumi parpadeó. Supongo que te has recuperado más rápido de lo que pensaba. ¿Qué? Página 24

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

La voz de Nezumi se volvió repentinamente más rasgada y baja: Bailemos en torno al caldero; Y alimentémoslo con entrañas envenenadas. Tú, sapo, que durante treinta y un días; Y otras tantas noches has sudado veneno bajo fría piedra, Serás el primero que cuezas en el caldero encantado. ¿Qué era eso? Macbeth. Es la escena donde tres brujas cuecen los ojos de tritón, las ancas de rana y las alas de murciélago en un caldero para preparar una sopa especial. ¿No es fabuloso? Si vas a hacer ese tipo de sopa creo que pasaré de comer. Usaré una pata de pollo en vez de alas de murciélago y vegetales frescos en vez de ojos de tritón, y un gajo de ajo en vez de ranas. Estará todo listo en una hora, su majestad.

-

Aquella sopa especial se convirtió en la más caliente y la más sabrosa que hubiese probado en toda mi vida.

i

Macbeth Acto I escena V

ii

Nezumi usa tres tipos diferentes de palabras para decir ``madre´´ en este párrafo. Puede que quede raro, pero quería preservar el efecto ya que estoy segura de que lo está haciendo a propósito.
iii

Uno de los libros del Chilam Balam; encontrado en el muro oeste de una excavación arqueológica maya en San Bartolo.
iv

``Arrepentirse´´ y ``ser un mirón ´´ son homónimos en japonés. Nezumi simplemente estaba haciendo un juego de palabras bastante estúpido.
v

Sólo quería hacer notar que, literalmente, esta frase sonaría mucho mas escalofriantemente sexual: ``Si lo haces, te dejaré probar [de mi ] plato especial de carne y sopa. ´´ Nezumi es un pervertido.

http://no6novelatraducida.blogspot.com/

Página 25