P. 1
Nº 98. Reforma Sanitaria. Política de Estado en Salud - Felipe Recalde - PortalGuarani

Nº 98. Reforma Sanitaria. Política de Estado en Salud - Felipe Recalde - PortalGuarani

|Views: 196|Likes:
Publicado porportalguarani
www.portalguarani.com
www.portalguarani.com

More info:

Published by: portalguarani on Aug 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/25/2011

pdf

text

original

El más importante principio que guiará la reforma del Sistema Sanitario es la concepción
de que la salud es un derecho humano básico y esencial para el desarrollo humano. La promoción
de la salud es una acción política que se centra en el proceso de fortalecimiento de la gente para
aumentar el control sobre su salud y para mejorarla no solo como un bien individual sino como
un bien público.

Por medio de las inversiones de recursos y acciones se busca actuar sobre los
determinantes de la salud para crear una ganancia de la salud de la gente, para contribuir
significativamente en la reducción de las desigualdades e inequidades, asegurando los derechos
humanos y así contribuir al capital social. La finalidad ultima de la promoción es aumentar las
expectativas de salud y disminuir las brechas entre las expectativas de los grupos de población y
entre los países.

Los prerrequisitos para lograr una mejor salud son: la paz, la educación, la seguridad
social, la alimentación ,el ingreso, el empoderamiento de la mujer, un ecosistema estable, el uso
de recursos sustentable, la búsqueda de la justicia social, el respeto a los derechos humanos y la
equidad. La pobreza es la mayor causa de la enfermedad. Debemos reconocer que los factores
transnacionales de intercambio material impactan significativamente en la salud. Estos factores
incluyen la integración a una economía global, el mercado financiero y el comercio, el acceso a la
tecnología, de los medios de comunicación y la degradación ambiental debido al uso
irresponsable de los recursos.

Adherimos a los principios enunciados en Otawa señalando la necesidad del
fortalecimiento de las políticas saludables, la creación de ambientes de apoyo, el fortalecimiento
de la acción comunitaria y social, el desarrollo de las habilidades personales y la re-orientación
de los servicios de salud.

A nivel internacional se han definido las prioridades de la promoción de la salud en los

siguientes puntos:

a.Los sectores públicos y privados deben promover la salud por medio de políticas que
busquen prevenir lesionar la salud de otros individuos, proteger el medio y asegurar la
sustentabilidad en el uso de los recursos, restringir la producción y el intercambio de
substancias peligrosas y armamentos así como prácticas no saludables del mercado.
Las políticas publicas deben proteger al ciudadano en el mercado y al individuo en su
lugar de trabajo e incluir la evaluación del impacto de esas políticas en la equidad
como parte de la política del desarrollo.
b.Aumentar la inversión en el desarrollo sanitario, reflejando las necesidades de los
grupos sociales mas desprotegidos.
c.Consolidar y expandir las alianzas por la salud entre diferentes sectores y actores de la
sociedad. Estas alianzas deben ser transparentes y se debe introducir la cultura de la
responsabilización y la prestación de cuentas.

35

d.Aumentar las capacidades de las comunidades y el empoderamiento de los individuos
mejorando la disposición de tomar acción y en forma grupal influir en las decisiones
sobre los determinantes de la salud. Mejorar las capacidades requiere educación en la
practica, entrenamiento en el liderazgo y acceso a los recursos.
e.Se debe además asegurar la infraestructura para la promoción de la salud.
f.Las prioridades para las alianzas en salud son: aumentar la comprensión de los
determinantes de la salud, apoyar el desarrollo de las redes para el desarrollo
sanitario, movilizar recursos nuevos, acumular conocimientos las mejores practicas,
promover la solidaridad de la acción y promover la transparencia y la responsabilidad
pública.

Estos principios y valores tienen hoy aceptación mundial, pero deberá insistir en que su
sola mención sin el ingrediente de la coherencia política en la acción se transforma en
instrumento más de perversión (WHO, 1997).

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->