P. 1
David Vindica a los gabaonitas

David Vindica a los gabaonitas

|Views: 251|Likes:
Publicado porGerizim11

More info:

Published by: Gerizim11 on Aug 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/01/2014

pdf

text

original

DAVID VINDICA A LOS GABAONITAS (2 SAMUEL 21) Verdad central

:

El episodio de David y los gabaonitas nos enseña que los juicios de Dios suelen mirar muy atrás, y por eso se requiere que obedezcamos cuanto antes sus mandamientos y respetemos su pacto.
A. Fondo histórico:

Los caps. 21—24 se consideran apéndices del libro e interrumpen la narración iniciada en los capítulos anteriores; difieren considerablemente, por su forma y por su contenido, de 2 S. 9-20 y de su continuación en 1 R. 1-2. La sección consta de seis textos independientes, ordenados en forma de una estructura particular: • El 1º y el 6º son dos pasajes narrativos (21:1-14 y 24:1-25); • El 2º y el 5º contienen dos listas de personas (21:15-22 y 23:8-39); • En el centro, el 3º y el 4º, son dos poemas (22:1-51 y 23:1-7).
Hambruna. El capítulo 21 nos muestra una situación especial en la vida de la nación: “hubo hambre durante tres años consecutivos” (v.1), no se trataba de una carencia normal, debía haber una causa profunda para esto. De allí que el rey busque una respuesta en Dios. Los antiguos pensaban que cuando las calamidades (en este caso el hambre) ocurrían, era porque había algún pecado oculto, que debía ser confesado en busca de perdón y restitución. Los gabaonitas. Eran heveos que después de la caída de Jericó y Hai, engañaron a Josué para que hiciera pacto con ellos como vasallos. Se los obligó a desempeñar tareas serviles, y se los maldijo cuando se descubrió el engaño. Los reyes amorreos del territorio montañoso del S atacaron Gabaón por su defección a favor de los israelitas, pero Josué dirigió una fuerza para ayudar a sus aliados, y por medio de una tormenta de granizo, y una milagrosa ampliación de las horas de luz, derrotó a los amorreos (Jos. 9–10; 11:19). La ciudad fue asignada a Benjamín y separada para los levitas (Jos. 18:25; 21:17). Probablemente debería cambiarse el “Geba” de 2 S. 5:25 a “Gabaón” tomando como base 1 Cr. 14:16 e Is. 28:21. En la época de David los gabaonitas todavía se ajustaban a lo pactado, de modo que la única forma de hacer desaparecer la culpa por la matanza de gabaonitas llevada a cabo por Saúl fue entregar siete de sus descendientes para ser ejecutados (2 S. 21:1–11). La estrecha relación entre la familia de Saúl y Gabaón (1 Cr. 8:29–30; 9:35–39) bien puede haber hecho parecer aun peor su acción. Vindicación. Ekdikesis, se traduce «vindicación» en 2 Cor 7.11, «justicia vengativa». Demanda de castigo.
B. Énfasis:

David hace justicia a los gabaonitas, 2 S. 21:1-14. Este pueblo era un antiguo aliado de Israel, sin embargo, fueron perseguidos por Saúl. Dios castigó a la nación con tres años de hambre por ello. David una vez que descubrió esto, dio a los gabaonitas la oportunidad de vengarse de las injusticias que había sufrido de parte de la familia de Saúl. El rey y su ejército enfrentan a los filisteos, 2 S. 21:15-22. Se presenta un resumen de enfrentamientos con los enemigos reiterados de David: los filisteos. Se describe la resolución que mostraron varios de los soldados más cercanos a David.
APLICACIONES DEL ESTUDIO. 1. Algunos problemas especialmente muestran que han sido enviados para traer a la memoria el pecado. Toda

aflicción surge del pecado y debe llevarnos a arrepentirnos y a humillarnos delante de Dios. El paso del tiempo no borra la culpa del pecado, ni podemos acariciar la esperanza de escapar porque el juicio tarda.
2. En vano esperamos misericordia de Dios si no hacemos justicia contra nuestros pecados. Pareciera que la

posteridad de Saúl anduvo en sus huellas, porque es llamada casa de sangre. Era el espíritu de la familia por lo cual con justicia se les reconoce por su pecado personal como por el de su familia.
3. Debemos ser agradecidos por las misericordias de Dios. Que una tierra culpable disfrutara de muchos años de abundancia, requiere gratitud; no debe maravillarnos que se castigue con escasez la abundancia mal usada; pero cuán pocos están dispuestos a preguntar al Señor la causa pecaminosa, mientras muchos buscan las causas secundarias por medio de las cuales le ha placido obrar. Pero el Señor alega por la causa de los que no pueden o no quieren vengarse; y las oraciones del pobre son de gran poder.

HOJA DE TRABAJO

DAVID VINDICA A LOS GABAONITAS (2 SAMUEL 21) Verdad central: El episodio de David y los gabaonitas nos enseña que los juicios de Dios suelen mirar muy atrás, y

por eso se requiere que obedezcamos cuanto antes sus mandamientos y respetemos su pacto.
Lee tu Biblia y responde: 1. Masacre y sepultura de los hijos de Saúl, 2 S. 21:1-14. v. 1-8. En algún momento del reinado de David, probablemente hacia el final, Israel sufrió una gran hambre por espacio de (v.1) ___ años. Cuando el rey preguntó a Jehová en cuanto a la causa, él le reveló que era un castigo por la violación de Saúl al pacto concertado con los gabaonitas en los días de Josué (Jos. 9:13-6, 15-21). El pueblo

de Gabaón que estaba en la línea directa de conquista de Josué, fingió ser un pueblo extranjero que venía de muy lejos y se salvó de la total aniquilación. Además, engañó a Josué para que hicieran un pacto con ellos, en el cual se estipuló que servirían por siempre a Israel en las labores más humildes (v.__), y que nunca se les podría dañar. Aunque el convenio fue hecho con engaños, su validez era reconocida por los israelitas como por los gabaonitas. En un hecho que no se registra en el relato bíblico, Saúl había matado a algunos gabaonitas durante su mandato. Cuando David supo que la hambruna había sido el castigo por la violación de ese pacto, pregunto a los líderes de los gabaonitas: (v.3) “¿Qué haré por vosotros, o qué __________ os daré, para que bendigáis la heredad de Jehová?” Respondieron que no tenían interés alguno en recibir ni plata ni oro. Ni siquiera podían querían tomar la venganza en sus propias manos, sino que pidieron que (v.6) ____ varones de los hijos de Saúl les fueran dados para llevar a cabo el cumplimiento de la ley descrita en la Biblia en Éx. 21:23, 24. David reconoció que la demanda era justa, pero también tenía que equilibrarla con la promesa que había hecho a Jonatán de que preservaría su simiente. Así que David perdonó a Mefi-boset, hijo de Jonatán, pero eligió a otros hijos de Saúl para que fueran ejecutados: (v.8) _________ y otro Mefi-boset, hijos de Saúl que había tenido con su concubina Rizpa. Los otros cinco eran hijos de Mical hija de Saúl, con su esposo Adriel. v. 9-10. Esos siete hijos y nietos de Saúl fueron ejecutados públicamente por los gabaonitas en los primeros días de la siega de cebada, al principio de la primavera. Sus cuerpos fueron colgados en un lugar para ser expuestos y Rizpa, la madre de los primeros dos hizo guardia y (v.10) “… no dejó que ninguna _____ del cielo se posase sobre

ellos de día, ni ________ del campo de noche”.
v. 11-14. Cuando David supo de la devoción de Rizpa al proteger los cuerpos de sus hijos de las aves de rapiña y de las bestias, decidió traer los huesos de Saúl y Jonatán desde (v.12) _______ de Galaad y enterrarlos en el sepulcro de Cis, padre de Saúl, en tierra de Benjamín. Al hacerlo (v.14) “Dios fue ________ a la tierra después de esto”. 2. El rey y su ejército enfrentan a los filisteos, 2 S. 21:15-22. v. 15-17. David ya no era el guerrero joven y robusto del pasado, sino que había envejecido. En esas condiciones, un hijo de los gigantes llamado (v.16) ____________ trató de matar a David con una lanza cuya punta pesaba casi

3.5 kg y con una espada nueva. Pero Abisai llegó en su ayuda en el momento preciso y mató al gigante. Entonces los guerreros de David le aconsejaron (v.17) “Nunca más de aquí en adelante saldrás con nosotros a la

__________, no sea que apagues la __________ de Israel”.
v. 18-22. Otras batallas contra los filisteos se libraron en Gob y Gat después de la que se acaba de registrar. En Gob un héroe israelita llamado (v.18) __________ mató a Saf otro descendiente de los gigantes. Nuevamente en Gob, Elhanán mató a otro gigante llamado (v.19) ___________. En 1 Cr. 20:5 se aclara la confusión de que este Goliat

(o Lahmi) es hermano del gigante que mató David en su juventud. El conflicto en Gat involucraba a un gigante que “tenía ______ dedos en pies y manos, __________ por todos”. Con la muerte de ese gigante terminó el terror que infundían los filisteos gigantes.
APLICACIONES DEL ESTUDIO. 1. Algunos problemas especialmente muestran que han sido enviados para traer a la memoria el pecado. Toda

aflicción surge del pecado y debe llevarnos a arrepentirnos y a humillarnos delante de Dios. El paso del tiempo no borra la culpa del pecado no confesado, ni podemos acariciar la esperanza de escapar porque el juicio tarda.
2. En vano esperamos misericordia de Dios si no hacemos justicia contra nuestros pecados. Pareciera que la

descendencia de Saúl anduvo en sus huellas, porque es llamada casa de sangre. Era el espíritu de la familia por lo cual con justicia se les reconoce por su pecado personal como por el de su familia.
3. Debemos ser agradecidos por las misericordias de Dios. Que una tierra culpable disfrutara de muchos años de

abundancia, requiere gratitud. Cuán pocos están dispuestos a preguntar al Señor la causa pecaminosa, mientras muchos buscan las causas secundarias por medio de las cuales le ha placido obrar. Pero el Señor alega por la causa de los que no pueden o no quieren vengarse; y las oraciones del pobre son de gran poder.

COMENTARIO BÍBLICO JAMIESON-FAUSSET-BROWN CAPITULO 21 EL HAMBRE DE TRES AÑOS POR LOS GABAONITAS TERMINA POR LA AHORCADURA DE SIETE HIJOS DE SAUL. 1. Jehová le dijo: Es por Saúl, y por aquella casa de sangre; porque mató a los Gabaonitas—La historia sagrada no

recuerda el tiempo ni la causa de esta matanza. Algunos opinan que ellos sufrieron en la atrocidad perpetrada en Nob (1S. 22:19), donde muchos de ellos pueden haber residido como asistentes de los sacerdotes; mientras que otros suponen que es más probable que Saúl lo hiciera con miras de reconquistar la popularidad que él había perdido entre toda la nación por aquel execrable ultraje. 2. con motivo de celo por los hijos de Israel y de Judá—Bajo pretexto de una ejecución rigurosa y fiel de la ley divina acerca del exterminio de los cananeos, se puso a echar o destruir a aquellos a quienes Josué había perdonado, aunque esto se consiguió por engaño. Parece que su verdadero propósito fue, que las posesiones de los gabaonitas, confiscadas por la corona, fuesen divididas entre su propio pueblo (1S. 22:7). De todos modos, su proceder contra este pueblo fue una violación de un solemne juramento, y esta violación significaba culpa nacional. El hambre fue, en la justa y sabia retribución de la providencia, un castigo nacional, puesto que los hebreos ayudaron en la matanza, o no se interpusieron para evitarla: nunca trataron de reparar el mal, ni expresaron ningún horror por él; un castigo general y prolongado era indispensable para inspirar un debido respeto y protección a los gabaonitas que habían sobrevivido. 6. Dénsenos siete varones de sus hijos, para que los ahorquemos a Jehová—La práctica de los hebreos, como la de los demás orientales, era matar primero, y luego colgar en la horca, no siendo dejado el cuerpo después de la puesta del sol. El rey no pudo negar esta petición de los gabaonitas, quienes, al presentarla, sólo ejercían su derecha como los vengadores de sangre, aunque por temor y por un sentido de debilidad ellos no habían exigido satisfacción antes; pero ahora, como David había sido avisado por el oráculo de la causa de la prolongada calamidad, él creyó un deber dar a los gabaonitas plena satisfacción; por esto ellos especifican el número siete, que se consideraba como completo y perfecto. Y si pareciera injusto hacer sufrir a los descendientes por un crimen que probablemente tuvo su origen en Saúl mismo, sin embargo, sus hijos y nietos podían ser los instrumentos de su crueldad, los ejecutores voluntarios y celosos de esta incursión sangrienta. El rey dijo: Yo los daré—No se puede acusar a David de hacer esto como una manera indirecta de deshacerse de los rivales del trono, porque los que fueron entregados eran sólo ramas colaterales de la familia de Saúl, y nunca pretendieron a la soberanía. Además, David sólo concedía la petición de los gabaonitas como Dios le había mandado. 8. cinco hijos de Michal hija de Saúl, los cuales ella había parido a Adriel—Merab, hermana de Mical, fue la esposa de Adriel; pero Mical prohijó y crió a los muchachos bajo su cuidado. 9. los ahorcaron en el monte delante de Johová—No creyéndose obligados por la ley criminal de Israel (Dt. 21:2223), fue su propósito dejar que los cadáveres quedaran suspendidos en las horcas, hasta que Dios, propiciado por su ofrenda, enviara lluvia sobre sus tierras, porque la falta de ella había causado el hambre. Era una práctica pagana la de ahorcar hombres con miras de aplacar la ira de los dioses en ocasión de hambre, y los gabaonitas, que eran un resto de los amorreos (v. 2), aunque habían llegado al conocimiento del verdadero Dios, parece que no estaban libres de esta superstición. En su providencia, Dios permitió que los gabaonitas pidiesen e infligieran tan bárbaro desagravio, a fin de que los oprimidos gabaonitas obtuvieran justicia y alguna reparación de sus males, y especialmente para que el escándalo producido al nombre de la verdadera religión por la violación de un solemne pacto nacional fuese borrado de Israel, y que se diera una valiosa lección sobre el respeto a los tratados y juramentos.
10, 11. LA BONDAD DE RISPA HACIA LOS MUERTOS. 10. Tomando Rispa… un saco lo tendió sobre un peñasco—Ella levantó una carpa cerca del lugar, en la cual ella y

sus sirvientes vigilaban, como solían hacerlo los parientes de las personas ajusticiadas, día y noche, para ahuyentar las aves y bestias de rapiña de los restos expuestos sobre las horcas.
12-22. DAVID SEPULTA LOS HUESOS DE SAUL Y JONATAN EN EL SEPULCRO DE SU PADRE. 12. David fue, y tomó los huesos de Saúl y los huesos de Jonatán su hijo, etc.—Al poco tiempo, los copiosos

aguaceros, o tal vez una orden del rey, dio a Rispa la satisfacción de liberar los cadáveres de su ignominiosa exposición; y, animado por su ejemplo piadoso, David dio orden de que los restos de Saúl y sus hijos fuesen transferidos de su sepultura oscura en Jabes de Galaad para ser sepultados decorosamente en el sepulcro de la familia en Sela, o Selsah, hoy Beit-jala.
15-22. los Filisteos tornaron a hacer guerra a Israel—Aunque los filisteos se habían sometido completamente al ejército de David, sin embargo, la presentación entre ellos de campeones gigantescos levantaba el valor, y los incitaba a renovadas incursiones al territorio hebreo. Provocaron cuatro contiendas sucesivas durante el último período del reinado de David, y en la primera de las cuales el rey corrió tan inminente riesgo de su vida que no se le permitió más exponerse a los peligros del campo de batalla.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->