XVI CONCURSO NACIONAL DE PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO FONDEF 2008

VERSIÓN OFICIAL ÚNICA AÑO 2008. FORMULARIO DE PRESENTACIÓN

"Estrategia ecosistémica especializada de intervención diferenciada para favorecer la integración psicosocial de adolescentes infractores de ley" «Proyecto Integración» Departamento de Psicología Universidad de La Frontera

2.1 PROBLEMA – SOLUCIÓN - HIPÓTESIS

OBSERVACION: El límite máximo de este documento es de 3 páginas.

1

traspasa las fronteras nacionales. particularmente en la sociedad latinoamericana donde la inequidad y pobreza acrecientan la desigualdad de oportunidades. 2008. López-Escobar & Díaz-Méndez. Bronfenbrenner. 1992. 2008b). Stouthamer-Loeber. supuestamente resuelto en nuestro país con la publicación de la Ley Nº 20. Burak. que privilegia medidas punitivas y de sanción penal. la tendencia de las cifras de infracción adolescente. 1 ¿C U Á L E S E L PR O B LE M A U OP O R T U N I D A D ? A partir de la proclamación de la Convención de Derechos de los Niños en 1990. siendo descrita en los más diversos contextos por una mayor concentración de cambios y transformaciones de la vida psicológica (crisis de identidad. 2003. conflictos y dificultades de adaptación psicosocial (Alarcón. 2005. dificultades de gestión generalizadas e incoherencia sistémica para la implementación del modelo socieducativo que propone la Ley (Pérez-Luco. 1994. 2008. Graña. mostrando altas prevalencias en trastornos afectivos y en conductas desadaptativas como abuso de alcohol y drogas. Rechea. LeBlanc. Hein. Actualmente los adolescentes se exponen a múltiples y urgentes presiones que elevan los niveles de estrés e incertidumbre durante la etapa. 2008a. Estas conductas refieren un proceso de desajuste personal y social complejo y multidimensional.1 . los logros son relativos pues las cifras nacionales e internacionales revelan una tendencia creciente en las tasas de adolescentes que cometen delitos y una progresiva disminución en la edad de inicio de estas conductas. Vargas. Pérez-Luco & Lucero. La divergencia teórica referida no ha permitido generar un modelo integral para las múltiples manifestaciones de la adolescencia. Stouthamer-Loeber. Dávila. Este debate. Alarcón & Zambrano. 2007. su plasticidad y potencial de cambio. UNICEF. se trasladó del ámbito jurídico y académico al ámbito técnico de intervención directa. Garrido & González. Price & Pozo-Kaderman. 2006. ruptura con modelos anteriores. pobreza y desviación. 2000). con énfasis garantistas (protección de derechos) y orientación educativa. que apoya la intervención a través de estrategias tempranas de prevención y educación social.2 . Alarcón. Prueba de lo dicho es que los adolescentes de diferentes países del mundo occidental inician. como por las demandas externas del entorno social y cultural al que se incorporan rápidamente (Alarcón & Vizcarra. Tsukame. conductas violentas y actos suicidas (CGPJ. Farrington. Loeber. prácticas y conductas consideradas de riesgo para su desarrollo integral. Rutter. y por otra. 1999. el impacto de factores del entorno sociocultural y económico en el surgimiento de estrés. empero. no sólo por inadecuación de la infraestructura o carencia de recursos materiales. vandalismo. Montañés & Arroyo. En las últimas décadas. 1994. étnicas y económicas. los autores coinciden en considerar este periodo evolutivo como altamente reactivo y de mayor vulnerabilidad para el desarrollo de conductas de riesgo en salud mental y adaptación social (Crockett & Crouter. Pérez-Luco. 1990. 1987. lo que favorece que algunos jóvenes pueden mostrar tendencia a cometer delitos para conseguir por medios ilegítimos lo que por otra vía no pueden obtener. Barberet. Garmezy & Masten. Este escenario ha sido conceptualizado por Maluf (2002) como sociedad del riesgo. Moffitt. 2005. por la presencia de una escala de valores en permanente transformación. la continuidad en el desarrollo de la personalidad y de modo especial. 2005). Forns. 1992. riñas. Vinet & Salvo. falta de competencias en el personal de trato directo. 2005). Loeber. Ghiardo & Medrano. reactiva a los medios de comunicación. Aparicio & Ramponi. 1993. OMS. Muñoz & Barón. No es fácil dimensionar el fenómeno delictivo en jóvenes. conocer sus trayectorias desadaptativas y determinar los factores que se potencian para acrecentar el problema. estudios con adolescentes de diverso origen. . UNICEF. la mayoría de los países suscriptores de ésta han creado. 1995. por una parte prima una visión alarmista. 1991. leyes especiales para la administración de justicia juvenil. espacio en que se verifica que actualmente no existen las condiciones para su implementación. sino que especialmente por ausencia de herramientas técnicas apropiadas para la intervención. Barrientos & Rehbein. 2003. Kammer & Farrington. 2005. Carver. 1996. 2004. que invita a los investigadores a superar paradigmas centrados en variables aisladas y buscar aproximaciones más dinámicas. Frías-Armenta. 2001. cada vez a más temprana edad. 1995). crisis de certezas y de modelos familiares y creciente sobrevaloración del consumo y de los bienes económicos.observadas a nivel internacional y nacional. Dionne. 2002. Perczek. empero. 1985. mientras otros pueden verse estimulados a buscar emociones de alta intensidad mediante la trasgresión a la norma. Valdenegro. más aún debido a la alta visibilización del problema a través de los medios de comunicación que realzan la delincuencia y la inseguridad ciudadana como una de las principales preocupaciones en la opinión pública (de-Rementería. apunta en dos 2 . enfatizan diferencialmente la inestabilidad de la etapa. El debate público sobre delincuencia juvenil evidencia posturas polarizadas en su comprensión. sistémicas y ecológicas para comprender la interrelación de fenómenos y factores que intervienen en la desadaptación social y legal (Bronfenbrenner. 1995.084 de Responsabilidad Penal Adolescente (LRPA) que consagra la perspectiva de derechos y el énfasis socioeducativo de la intervención con jóvenes infractores. Werther & Davis. 2002. 2003. 1991. la vulnerabilidad experimentada por los adolescentes occidentales contemporáneos. búsqueda de independencia y madurez sexual). Kammer & Farrington. una comprensión basada en la vivencia de exclusión social. 1996). No obstante. Pérez-Luco. Aracena. 1995). 1987.

Redondo. Al comparar las detenciones por delitos de homicidio.6% en el mismo período. con promedios mensuales que se aproximan a 351 y 415 adolescentes respectivamente (DEDEREJ. A lo dicho se agregan los hallazgos de estudios clásicos en criminología que han demostrado que los mayores índices de prevalencia de conductas delictivas se alcanzan durante la adolescencia y adultez joven. Desde que se implementa la LRPA (Junio de 2007) hasta Agosto de 2008. antes de que entrase en vigencia la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente (LRPA) mostraba datos erráticos. provocando un efecto iatrogénico en los adolescentes atendidos dado que el proceso. tal como se aprecia en los gráficos 1. 2008. SENAME.259) correspodieron a internamiento. . (UNICEF. DEDEREJ. se verifican a nivel nacional. lejos de favorecer su adaptación psicosocial. 2008a. Así. Zambrano. Alarcón & Zambrano. siendo las regiones de La Araucanía y Los Ríos las que en términos relativos muestran mayores tasas de ingreso a las dos modalidades de intervención. Urra & Clemente. Wilson & Lipsey. las que se estimaban indirectamente a través de denuncias o detenciones.direcciones: (a) aumento significativo de participación de jóvenes en delitos y (b) elevación en los niveles de violencia de estos actos delictivos (CGPJ. curvas ascendentes en frecuencias mensuales de ingresos de adolescentes a los diversos programas. y en 5. constituyen posiblemente el escenario de mayor riesgo para la integración social efectiva de los jóvenes que muestran algún grado de desadaptación (Pérez-Luco. hubo un total de 15. 2007). Estas carencias e incoherencias del aparato público responsable de la ejecución de medidas de justicia juvenial hacen inviable la implementación del modelo socioeducativo que consagra la LRPA. 1996. 2008b).8% de medias apliacadas a mujeres y 94. de ellas. 2008). 2006. violaciones.3% correspondía a menores de 18 años y de ellos. 2004). 2005. El escenario cambió radicalmente a partir del 8 de Junio de 2007. tanto privativos de libertad (centros cerrados y semicerrados) como en medio libre (libertad asistida. SENAME. en el bienio 2002 a 2004 las curvas se acercaban entre menores de 17 años y adultos (Vargas. 2008.000. sólo un 5% de los jóvenes de una generación presentan una delincuencia persistente y ellos serían los autores de más del 50% de los delitos cometidos por los adolescentes (Dionne. Lagos. 2 y 3. lo que permite mayor precisión en las cifras de evolución del fenómeno. Los datos del Ministerio de Justicia eran contradecidos por un estudio de Paz Ciudadana que describió un aumento de 716% de robos con violencia realizado por jóvenes sobre un 318% mostrado por los adultos entre 1995 y 2002 y un incremento de 67% en los jóvenes condenados por la misma causa a diferencia del aumento de sólo 13% reportado en adultos (Werther & Davis.8% (5. 1997). razón que justificó la inexistencia de recuento oficial de sus conductas antisociales. un 34. el primero señala un aumento de un 2. el balance de implementación de ésta ley. Rozas & Santibáñez. 2008). Tsukame. de las competencias técnicas apropiadas para la formación de jóvenes infractores. eran delitos contra la integridad física o la vida de las personas. muestran que las tasas regionales de ingreso a programas de medio libre fluctúan en promedio entre 6 y 9 adolescentes por cada 10. en los profesionales y técnicos de los servicios de educación y justicia. la aparición temprana de conductas antisociales a inicios de la adolescencia (Garrido. 2008.2% a hombres (DEDEREJ. los datos que se presentan en la Tabla 1 y los gráficos 4 y 5. Las variaciones de los datos son consecuencia de la ley anterior que consagraba la inimputabilidad de los menores de 18 años. sólo 5%. Mettifogo & Sepúlveda (2005) resaltaron también la incongruencia para esta última década en las cifras publicadas por el Ministerio del Interior y Paz Ciudadana en las aprehensiones de menores de edad. sin embargo. Muñoz & Barón.000. 2004. empero. 1985). 2003. un elemento muy poco abordado en las estrategias de intervención con adolescentes es el estudio de las competencias específicas que poseen los educadores u operadores de los programas a cargo de las medidas judiciales. 1995).6% entre 1991 y 2001 y Paz Ciudadana señala un aumento del 7. se observaba que el porcentaje de detenidos de 10 a 24 años correspondía al 64% de los aprehendidos y que la mayoría de los hurtos y robos eran realizados por adolescentes entre 15 y 19 años. Específicamente en el sur de Chile. fecha en que entra en vigencia la LRPA. en consecuencia. en tanto los ingresos a programas privativos de libertad fluctúan en promedio entre 2 y 6 por cada 10. hecho por el Departamento de Responsabilidad Juvenil (DEDEREJ) del Servicio Nacional de Menores (SENAME) muestra que en sus primeros 12 meses de vigencia. El Ministerio de Justicia (2001) describía que del total de aprehensiones entre 1980 y 2001. la ausencia de instrumentos de evaluación y monitoreo especializados en desadaptación social de adolescentes y la incoherencia sistémica de los servicios de educación y justicia juvenil. investigaciones más recientes logran hacer una interesante distinción. libertad asistida especial y sevicios en beneficio de la comunidad).126 medidas impuestas a jóvenes entre 14 y 18 años. Pérez-Luco. 2008). sólo un 7. Por último. Stangeland & Redondo. siendo un predictor de la delincuencia adulta. 2002. Rutter & Giller. UNICEF. a la vez que se mantiene relativamente constante la frecuencia de nuevos ingresos a centros de internación provisoria (privativos de libertad) y a medidas cautelares ambulatorias (medio libre). El escenario chileno. confirma su exclusión social e identidad delictiva (Pérez-Luco. La carencia. 2000). Sánchez-Meca & Garrido. robos y hurtos entre 1986 y 2001 se observó una curva ascendente significativamente mayor a la de los adultos. el número de delitos cometido por jóvenes seguía siendo significativamente más bajo que el promedio anual realizado por adultos. 1999. 3 . 2008. distribuidas en 88% de régimen cerrado y 12% de semi-cerrado.

a la vez de ser las responsables de evaluar su ejecución. 4 . creación. el contar con el respaldo institucional del SENAME. control y modificación de comportamientos desadaptativos en adolescentes. Por último. se espera comercializar los instrumentos y materiales desarrollados entre las demás corporaciones privadas responsables de programas de intervención ambulatoria y entre colegios privados y subvencionados que deseen mejorar su impacto formativo con adolescentes que presenten dificultades de adaptación psicosocial. permitiendo además la visibilización internacional de los resultados y un mayor impacto científico tecnológico de los modelos resultantes. 1 . De este modo. los problemas de seguridad ciudadana y desarrollo comunitario en espacios sociales criminógenos. y centrada en la potencialidad de desarrollo que genera el vínculo formativo de los educadores con los adolescentes que presentan dificultades de adptación. Hipótesis de Mercado: Las corporaciones asociadas al proyecto lograrán mejores resultados en sus respectivos territorios. Para ello se hará un seguimiento simultáneo de los indicadores de impacto de las regiones aledañas. fundada en la responsabilidad social. integrando de este modo la diversidad ecosocial que el fenómeno contiene. pues no sólo no existen aproximaciones similares validadas en Chile ni en el extranjero. Se propone abordar simultáneamente la intervención socioeducativa de los adolescentes. violencia y deserción escolar). las que como se ve actualmente (gráficos 4 y 5) muestran tasas de ingreso al sistema inferiores a las regiones de estudio. permitirá un mejor control de procesos y un mejoramiento significativo en la efectividad y eficiencia de la intervención en todo el sistema. rindiendo cuenta pública respecto de sus éxitos y fracasos: En tal sentido. garantiza la transferabilidad del modelo y facilita su comercialización a nivel nacional entre los operadores privados de los diferentes programas. mejorará la calidad del trabajo. hurtos. la integridad ética. por contraparte. En primer término el proyecto está dirigido a las entidades públicas. las dificultades de coordinación interinstitucional y los nudos problemáticos de gestión pública en el sistema. una evaluación eficiente de la acción sistémica y la formalización conceptual y empírica de instrumentos y procedimientos de intervención diferenciada. tanto públicos como privados. junto al uso de herramientas de trabajo coherentes y pertinentes al enfoque de acción. Además. La hipótesis anterior se sostiene en otras tres hipótesis intermedias: HC1: La validación de una batería de evaluación diagnóstica diferenciada permitirá discriminar de modo efectivo entre adolescentes que cometen delitos (delincuencia común) y adolescentes con tendencia delictual (delincuencia distintiva).1 . la vivencia compartida y el fortalecimiento de recursos técnicos para la detección temprana. trabajo en red dentro de la instiucionalidad y en el espacio comunitario. los resultados del proyecto debieran ser incorporados institucionalmente en todas las definiciones que se haga para los programas de intervención con adolescentes infractores de ley y en las prácticas de las dos corporaciones asociadas al proyecto (Corporación de Defensa del Niño y Fundación Tierra de Esperanza). los operadores de la política social dirigida a la población adolescente. HC3: La formación de competencias especializadas en el personal. lo que la hace del todo novedosa. 2 . se espera un incremento significativo de comportamientos adaptativos y tasas de integración social efectiva (los valores se establecerán como línea base al inicio del proyecto). y la evaluación de impacto de una política. sino que su ejecución implica una redefinición de la acción pública para al desarrollo. validando así su efectividad en el territorio abordado. principal responsable público de la intervención socioeducativa. validación e implementación de procedimientos diagnósticos y de intervención diferenciada en base a perfiles de los jóvenes. Hipótesis Científica: Mediante la implementación de la estrategia propuesta se espera una reducción significativa en la reincidencia delictual de los jóvenes procesados por la LRPA en ambas regiones. la estrategia se postula territorialmente focalizada. por cuanto son éstas las encargadas de diseñar los diferentes programas de intervención. reduciendo los costos de operación. así como en sus comportamientos problemáticos (consumo de alcohol y drogas. adaptadas a las características de los adolescentes atendidos. favorecerá una significativa mejoría en la eficiencia y efectividad de la intervención. HC2: El diseño de estrategias de trabajo individual basadas en las características diferenciales de los adolescentes (perfiles). efectividad y estabilidad en la obtención de los resultados de formación e integración social buscados a través de los programas de intervención socioeducativa con adolescentes infractores de ley.2 . todo lo cual se hace mediante formación de competencias especializadas en educadores. Hipótesis Tecnológica: La validación y desarrollo de instrumentos de evaluación y monitoreo de comportamientos desadaptativos de los adolescentes y competencias profesionales de los educadores. estableciendo además perfiles diferenciales al interior de las categorías. favorece mayor eficiencia. 3 ¿C U Á L E S L A H IPO T E SIS D E L PR OY EC TO ? El proyecto sutenta como premisa básica que la coherencia sistémica interinstitucional. El principal destinatario de los modelos a desarrollar es el Estado y junto a éste. que las no participantes. incrementando la rentabilidad de la intervención realizada. 2 ¿C U Á L E S L A SO L U C I O N ? Se propone el desarrollo de una estrategia que contempla en diversa medida la adaptación.

Gráfico 1: Curvas de evolución mensual de ingresos de adolescentes a centros privativos de libertad 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 Jun-07 CRC CSC 24 5 Jul-07 25 22 Ago-07 Sep-07 30 40 30 44 Oct-07 Nov-07 47 55 35 70 Dic-07 34 63 Ene-08 Feb-08 63 72 52 49 M ar-08 Abr-08 M ay-08 57 48 63 86 66 70 Jun-08 69 59 Jul-08 89 73 Ago-08 69 77 C RC C SC Fuente: Base de datos Senainfo: Departamento de Planificación: SENAME Gráfico 2: Curvas de evolución mensual de ingresos de adolescentes a programas en medio libre 350 300 250 200 150 100 50 0 Jun-07 PLA PLE SBC 21 21 24 Jul-07 46 72 54 Ago-07 Sep-07 73 136 94 57 123 86 Oct-07 110 182 143 Nov-07 120 230 170 Dic-07 144 184 157 Ene-08 Feb-08 116 262 154 133 197 139 M ar-08 Abr-08 M ay-08 125 235 157 154 258 250 158 228 178 Jun-08 165 171 171 Jul-08 155 266 218 Ago-08 199 289 219 PLA PLE SBC Fuente: Base de datos Senainfo: Departamento de Planificación: SENAME Gráfico 3: Curvas de evolución mensual de ingresos a internación provisoria y medidas cautelares 700 600 500 400 300 200 100 0 Jun-07 CIP M CA 324 312 Jul-07 326 476 Ago-07 Sep-07 409 482 330 436 Oct-07 Nov-07 399 591 357 443 Dic-07 308 342 Ene-08 Feb-08 363 426 369 315 M ar-08 Abr-08 M ay-08 340 364 334 400 314 396 Jun-08 305 387 Jul-08 425 449 Ago-08 367 388 C IP MC A Fuente: Base de datos Senainfo: Departamento de Planificación: SENAME 5 .

INE Gráfico 4: Curvas de evolución de tasas de ingresos a programas de medio libre en el sur de Chile 0.06% 0.224 16.04% 0. Departamento de Planificación.07% 0.10% 0.00% Ene Feb Mar Bío-Bío Abr May Jun Los Ríos Jul Ago Promedio Araucanía Los Lagos Fuente: Base de datos Senainfo: Departamento de Planificación: SENAME Gráfico 5: Curvas de evolución de tasas de ingresos a programas privativos de libertad en el sur de Chile 0. SENAME Población Proyecciones de población regional para el 2008 en base al CENSO 2002.04% 0.08% 0.01% 0.03% 0.02% 0.630 Tipo de Programas ML PL ML PL ML PL ML PL Totales ML= Programas en medio libre PL = Programas privativos de libertad Región Ingresos Mensuales Ene 104 22 58 78 11 15 59 16 363 Feb 73 25 59 48 10 3 23 14 255 Mar 110 36 69 46 15 4 45 13 338 Abr 107 35 75 61 19 8 71 12 388 May 119 39 79 36 19 5 35 9 341 Jun 150 41 58 49 12 4 42 11 367 Jul 112 52 94 82 20 3 51 18 432 Ago 155 53 77 62 19 2 41 11 420 Total 2008 930 303 569 462 125 44 367 104 2904 Promedio 2008 116 38 71 58 16 6 46 13 363 Bío-Bío Araucanía Los Ríos Los Lagos Fuentes: Senainfo Datos de ingresos al sistema.09% 0.02% 0.08% 0.690 90.938 72.14% 0.12% 0.00% Ene Feb Mar Bío Bío Abr May Jun Los Ríos Jul Ago Promedio Araucanía Los Lagos Fuente: Base de datos Senainfo: Departamento de Planificación: SENAME 6 .05% 0.10% 0.06% 0.Tabla 1: Población adolescente de regiones del sur e ingresos a programas de internación y medio libre Población Regional 14-18 años 183.

(1992). Pathways Through Adolescence. Aracena. J. Revista Frontera (11). S. M. & Rehbein. Barcelona: Paidos. Burak. riesgo y vulnerabilidad Adolescencia Latinoamericana. P. Temuco: Universidad de La Frontera & Servicio Nacional de Menores. Los Desheredados. P. P.Figura 1: Escenificación del problema a abordar y de las soluciones propuestas Adolescentes Problema Debilidad metodológica Solución Instrumentos. Vinet. & Crouter. C. 222-230. D. Buenos Aires: Humanitas. De la mano de los niños. Perfil emocional de los niños que delinquen como estrategia de adaptación: una comprensión clínico-social como propuesta de trabajo. diagnóstico y tratamiento. (1995). Nuevas miradas para construir nuevos caminos. Valparaíso: CIDPA. Bronfenbrenner. P. S. Prevalencia de Trastornos emocionales en estudiantes de la universidad de la Frontera. F. (2001). Protección.). Individual development in relation to social contexts. Barrientos. O. (1987). & Vizcarra. Ghiardo. Alarcón. (1985). (2005). Análisis de las conductas antisociales y delictivas de los jóvenes de España (Primer informe sobre la jurisdicción de menores). 1 (4). Delincuencia juvenil urbana: Investigación. Pérez-Luco. Hidalgo (Eds. L. New Jersey: Lawrence Erlbaum Associates Publishers. U.. A. Madrid: Consejo general del Poder Judicial & Centro de investigación en criminología Universidad de Castilla La Mancha. & Salvo. & Ramponi. Crockett. Mahwah. Estilos de personalidad como riesgo en Desadaptación social. 7 . E. L. A. Trayectoria de vida y nuevas condiciones juveniles. CGPJ. Revista Psyche. B. C. Gudenschwager & C. (2005).. 9-18.. Dávila. Los caminos de la adolescencia. 14 (Nº 1). & Medrano.. Aparicio. La ecologia del desarrollo humano: experimentos en entornos naturales y diseñados. (1999). & Lucero. 3-16. Pérez-Luco. En R. (1992). (2008). R. 19-27. procesos y criterios de Intervención Agentes de intervención Problema Intervenciones intuitivas Solución Formación especializada Contexto   Institucional Problema Incoherencia sistémica Solución Trabajo en Red y evaluación de impacto Escenario Social y Comunitario Referencias Alarcón. H. Revista Frontera (11). Alarcón.

Graña. modern approaches. Factores de riesgo y deincuencia juvenil: Revisión de la literatura nacional e internacional (Sistematización). 4. Principios de Criminología. Taylor & L. V.. Santiago: SENAME. S. Hein. OMS. mood and aspects of personality in Spanish translation and evidence of convergence with English versions.. W. A. Ministerio-de-Justicia. N. R. E. 15-24. Forns. Child and adolescent psychiatry. En L. Santiago: Fundación Paz Ciudadana. El estado de la seguridad ciudadana en Chile [Versión Electrónica]. Octubre). M. DEDEREJ. 371-400). En P. Psicopatología y adolescencia. M. Moffitt. E. P. (1993). (2003). J. R. A. Manuscrito no publicado.doc. A. A. Balance de ocupación de plazas Ley de Responsabilidad Penal Adolescente. características delictivas y modelos de predicción (Informe). Garmezy. 674-701. Predictores de la conducta antisocial juvenil: un modelo ecológico. J. (2008). (1991). E. Mayo).). Boston: Northeastern University Press. Un análisis en contextos de globalización y modernización. Enfoque psicosocial ecológico: Psicología comunitaria en La Frontera. (2008). (2002. Coping. & Masten. (2006). Actualizado al 7 de Junio de 2008 (Informe de Evaluación). (1994). Ginebra: Organización Mundial de la Salud. (2005). (2003). Trayectorias de vida de jóvenes infractores de ley (Estudio). 63-87. The explanation and prevention of youthful offending. & Farrington. P. & Pozo-Kaderman. Adolescence-limited and life-course-persistent antisocial behavior: A developmental taxonomy. (2002. (2001). López-Escobar.. Anuario de Justicia 2001. Lleida-Barcelona. Cordelia & L. Aportes y desafíos desde la práctica psicológica (pp. Carver.. (1999). D. LeBlanc. M. Mettifogo. S. & Sepúlveda.revistapolis. 1-26 en http://www. D. Temuco. 8 . Québec. (2008). V. Frías-Armenta.. & Redondo. L. Chronic adversities. Kammer. Polis Revista Académica on-line de la Universidad Bolivariana. Reincidencia delictiva en menores infractores de la Comunidad de Madrid: Evaluación. Santiago: Ministerio de Justicia de Chile.. R. Stangeland. A. Manuscrito no publicado. (2000). & González. Pérez-Luco. R. C. & Díaz-Méndez. (2002). M.). 74 (1). (1996). S. 100 (4). En M. J. G. Psychological Review. N. Valencia: Tirant lo Blanch. (2005). Journal of Personality Assessment. escalation and desistence in juvenile offending and their correlates. Perczek.de-Rementería. Trabajo presentado en Seminario Globalización y Antiglobalización en Europa y América Latina. La readaptación de los adolescentes infractores y la psicoeducación. Hersov (Eds. Trabajo presentado en Psicopatología y adolescencia. Estudos de Psicologia (Natal). Farrington. L. La readaptación de los adolescentes infractores y la psicoeducación. Rehbein (Ed. Garrido. T.. Dionne. La salud de los jóvenes. 82.cl/11/iban. Québec. Price.). (1994). Maluf. Loeber. Journal of Criminal Law and Criminology. I. Readings in contemporary criminological theory. Madrid: Agencia para la reeducción y reinserción del menor infractor. P. C. 8 (1). Las subjetividades juveniles en sociedades en riesgo. Cambridge. Garrido. Initiation. D. 36-49. Siegel (Eds. (1995). Santiago: RIL. Rutter. Dionne. Santiago: Instituto de Asuntos Públicos: Universidad de Chile. Stouthamer-Loeber. MA: Blackwell Scientific.

J. B.Pérez-Luco. Redondo. A. (2004). Psicología Jurídica del menor. 89. SENAME. H. 1-12. (2005). Rutter. Madrid: Centro de Investigación en Criminología: Universidad de Castilla y La Mancha. & Lipsey. Revista de Psicología de la Universidad de Chile. Risk and protective factors in the development of psychopathology. Montañés. (2008). UNICEF. C. SENAME. Rutter. Lagos. (1990). 13 (en prensa). UNICEF. J. L. Criterios de intervención en estrategias de empoderamiento comunitario: La perspectiva de profesionales y expertos de la intervención comunitaria en Chile y España.). (1997). L. A. Ciudad de Panamá: UNICEF. S. (2007). New York: Cambridge University Press. Justicia Juvenil (Conferencia de Prensa). Zambrano. (2002). Efectos de los programas del SENAME en la integración social de niños y niñas (informe de evaluación externa).. Factores psicosociales asociados a la delincuencia juvenil Psykhe. 23 (1). 33-42. (2008b). UNICEF. G.. & Zambrano. México: McGrawHill. K. G. Intervención psicosocial. C. (2005). R. & Davis. 13 (1). Evaluación de Aplicabilidad de la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente Nº 20. R. B. Vargas. 14 (Supl). (1995). Psicothema. I. J. (2008a). (2003). (1985).. (2006). Impacto vital del paso por un COD en la adolescencia. R. Los programas psicológicos con delincuentes y su efectividad: La situación europea. Madrid: Martínez Roca. Muñoz. J. W. Rozas. & Clemente. Wilson. A. Valdenegro. Pérez-Luco.. (2004).. 164-172. M. & Santibáñez. Tsukame.. Santiago: Fundación Paz Ciudadana. Administración de personal y recursos humanos (4ª ed. R. J. Situación actual y propuestas para un proceso de transformación (estudio). Revista de Estudios Sociales. Tesis de Tesis Doctoral no publicada. & Garrido. & Barón. Rechea. Justicia penal juvenil: Buenas prácticas en américa latina (balance regional). Buenos Aires: UNICEF & Ministerio de Desarrollo Social de Argentina. Evaluation and Program Planning. W. Santiago: Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago. (2005). & Giller. A. (2008). Santiago. V. M. 36-61. Alarcón. Delincuencia y subcultura: Alcance y origen de la delincuencia juvenil. Vargas. 14 (2).084 (Informe ejecutivo de resultados de capacitación). 9 . Universidad de Barcelona: Barcelona. S. Pérez-Luco. Principales nudos problemáticos de los centros privativos de libertad para adolescentes y secciones penales juveniles (informe ejecutivo). Santiago: Comisión Intersectorial de Supervisión de la implementación de la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente. (2000). La delincuencia juvenil en España: Autoinforme de los jóvenes (Boletin). R. Madrid: Fundación Universidad-Empresa. breve análisis desde la Psicología.. Sánchez-Meca. Santiago: Fundación Paz Ciudadana. Droga y delito (Conferencia de Prensa). Werther. (1995). P. Delincuencia Juvenil. Urra. (1996). & Arroyo. Adolescentes en el sistema penal. M. Base de datos Senainfo: Departamento de Planificación. Barberet. Wilderness challenge programs for delinquent youth: a meta-analysis of outcome evaluations. M. Desarrollo humano: Paradoja de la estabilidad del cambio. La experiencia de cuatro adultos de Temuco.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful