P. 1
Test MMPI-2

Test MMPI-2

|Views: 38.932|Likes:
Publicado porHernan Mendoza

More info:

Published by: Hernan Mendoza on Aug 16, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/23/2014

pdf

text

original

1

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
Facultad de Psicología






INVENTARIO MULTIFASCETICO DE PERSONALIDAD
DE MINNESOTA: GUIA PARA LA ADMINISTRACION E
INTERPRETACION DEL MMPI 2.



Dra. Isabel M. Mikulic
Prof. Titular Regular
Autoras: Lic. Gabriela Fernández
Lic. Rocío Herrero
Lic. Aracelli Marconi
T. y T. de Exploración y Diagnóstico
Módulo I, Cátedra I

FICHA DE CATEDRA: N 5



2
INDICE
1. INTRODUCCION
2. DEFINICION DEL CONSTRUCTO PERSONALIDAD
3. SURGIMIENTO DE LA PRUEBA
4. CONSTRUCCION DE LA PRUEBA MMPI
5. REVISION DEL MMPI. SURGIMIENTO DEL MMPI 2
6. DESCRIPCION DE LA PRUEBA
7. ADMINISTRACION DE LA PRUEBA
8. EVALUACION
9. EVALUACION DE LAS ESCALAS DE VALIDEZ
10. EVALUACION DE LAS ESCALAS CLINICAS.
11. TIPOS DE CODIGOS MAS FRECUENTES
12. ¿COMO SE INTERPRETAN LAS ESCALAS CLINICAS?.
13. BIBLIOGRAFIA
14. ANEXOS
ANEXO A: ESCALAS ADICIONALES
ANEXO I: PROTOCOLO DE ADMINISTRACION.

ANEXO II: PROTOCOLO DE RESPUESTAS

ANEXO III: GRILLA PARA LA CORRECCION MANUAL

ANEXO IV: PERFILES




3

Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota:
Guía para la Administración e Interpretación del MMPI – 2

Material de Cátedra


El presente escrito responde a fines puramente didácticos y está destinado al
uso exclusivo de los alumnos de la Materia Teoría y Técnica de Exploración y
Diagnóstico Psicológico. Mod. I. Técnicas Psicométricas. Cat. I. Prof. Titular:
Dra. Isabel María Mikulic.
Está basado en la bibliografía citada al final, a partir de la cual se extrajeron
todos los lineamientos para su elaboración.


Ficha Técnica de la Prueba

Nombre: Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota – 2. (MMPI – 2)

Autores: Hathaway & McKinley. Posteriormente, el comité de reestandarización
estuvo formado por Butcher, Dahlstrom, Graham, Tellegen & Kaemmer.

Año de publicación: MMPI en 1943.
MMPI – 2 en 1989.

Constructo evaluado: Personalidad.




INTRODUCCIÓN


El Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota - 2, (MMPI- 2), junto con el
test proyectivo de Roscharch, son las pruebas psicológicas más utilizadas y
aceptadas, dentro de las “pruebas de evaluación psicológica de la personalidad”.
La popularidad del MMPI -2 radica en ser una técnica con altos estándares de validez
y confiabilidad, que le permite al psicólogo elaborar juicios válidos sobre la
“personalidad”. Es por ello que es una de las técnicas más empleada dentro del área
jurídica y clínica de la psicología, por permitir elaborar un “perfil” psicológico objetivo
del evaluado, con un alto grado de acuerdo entre profesionales en la interpretación de
los resultados.
Desde sus orígenes en la década del 40, hasta la actualidad se ha traducido a varios
idiomas y adaptado en diversos países como China, Cuba, España, Israel, México y
Argentina, entre otros.
En nuestro país, se ha utilizado muy poco la versión original del MMPI por presentar
entre sus ítems, afirmaciones que solo eran válidas para la comunidad de Minnesota.
Su adaptación y uso fue posible, recién en su segunda versión MMPI-2, gracias a que
en los años ´80 sus autores Hathaway y McKinley, en pos de internacionalizar la
prueba, eliminaron aquellos reactivos que se tornaban imposibles de adaptar a otros
contextos.
4
En la Facultad de Psicología, perteneciente a la Universidad de Buenos Aires, a partir
de los años ´90 se comenzó a trabajar en la adaptación y validación de esta técnica,
tanto para adultos como para adolescentes (MMPI-A).
La versión que utilizaremos en la Cátedra I de Teoría y Técnica de Exploración y
Diagnóstico Psicológico, Módulo I. Técnicas Psicométricas, Prof. Titular Dra. Isabel
María Mikulic, es la versión del Profesor Daniel Gómez Dupertuis, traducida en 1993
para uso de investigación psicológica en la Universidad Nacional de La Plata.
Agradecemos, al Prof. Dupertuis, ex Docente Adjunto de la cátedra, por su invalorable
aporte.

DEFINICIÓN DEL CONSTRUCTO: PERSONALIDAD

“Personalidad” proviene del griego “persona”, término que alude a la “máscara”
que los actores utilizaban en el teatro. Si bien su significado original está más asociado
a la apariencia, con el tiempo el constructo ha ido relacionándose con aspectos más
internos y estables del sujeto.
Dentro de las múltiples teorías que intentan dar una definición acabada acerca del
constructo “personalidad”, encontramos algunas como el psicoanálisis que se centran
en explicar la conducta de los individuos a través de variables estructurales
inconcientes internas, hasta otras, como el conductivismo radical por ejemplo, que
explica la conducta como determinada exclusivamente por el mundo externo y niega la
existencia de la personalidad o admite que de existir, no puede ser medida.
Los conceptos de “procesos primario y secundario” (1895) y la noción de “yo”
(1920) propuestos por Freud, constituyen antecedentes importantes en la construcción
del constructo personalidad.
Otro de los precursores fue Allport, quien ya en 1937 la define como “una
organización dinámica de las fuerzas psicofísicas que determinan en el individuo un
ajuste a su medio ambiente”. Otro precedente también lo encontramos en Murray
(1938), quien trató de demostrar que los datos de los test psicológicos permiten
describir al individuo.
Si bien no existe actualmente un acuerdo total entre los psicólogos sobre la
definición de personalidad, generalmente se la entiende como un constructo que
incluye una cantidad estable de características o rasgos de un individuo que influyen
en su comportamiento y en la interacción con el contexto. (Ewen, 1984).
Brenlla (1999) define la personalidad como “aquellas características duraderas
de un sujeto, que son determinantes de su conducta”.
¿Cómo pensar, entonces, el constructo personalidad cuando analizamos esta
prueba?
Una característica esencial del MMPI - 2, es que no está basado en una teoría
psicológica particular, sino que está orientado, desde sus comienzos, a evaluar los
trastornos de personalidad desde el espectro de rasgos sin apelar a hipótesis
causales.
En este sentido, diferenciar la noción de rasgo de la noción de estado, es
fundamental. Se entiende por rasgo aquellas características más estables de la
personalidad, en oposición al estado, que es de carácter transitorio y está influido por
el estado de ánimo de la persona. En esta línea conocer los rasgos de personalidad de
los evaluados, nos aporta valiosa información para realizar inferencias acerca de cómo
es el funcionamiento de la personalidad total del evaluado. En este último sentido, “La
noción de rasgo es una modalidad artificial pero útil para acceder a la complejidad del
concepto de personalidad. La esencia consiste en tomar en cuenta aspectos parciales
más sencillos que luego deben integrarse para comprender la totalidad que significan”
(Brenlla, 1999). Es a partir del conocimiento de estos patrones duraderos como
podemos hacer comparaciones entre sujetos, imposible de otros modos.

5
SURGIMIENTO DE LA PRUEBA

Una de las motivaciones principales para la elaboración de pruebas psicológicas,
radica en dar respuesta a una necesidad práctica dentro del campo profesional
(Mikulic, 2007). Así fue, entonces, como a partir de los años ´30 comienza a gestarse
el Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota (MMPI), respondiendo a la
necesidad de los profesionales del área de la salud del Hospital de Minnesota, de
encontrar un “método objetivo” de evaluación de los problemas clínicos, estimación de
los tratamientos y valoración de los cambios ocurridos en función de los tratamientos
implementados.
No debemos olvidar la indudable influencia del contexto histórico: Luego de la
segunda Guerra Mundial, se necesitaba de pruebas que sirvieran para evaluar la
conducta, diagnosticar y pronosticarla. Ya desde el decenio de 1920, durante la
Primera Guerra Mundial Woodworth y Poffenberg (1920), elaboraron la “Hoja de
Evaluación Personal de Woodworth”, una escala de autoevaluación personal para
detectar individuos neuróticos. En 1933 Bernreuter desarrolló el “Inventario de
Personalidad de Bernreuter”, el cual evaluaba neuroticismo, dominancia, introversión y
autosuficiencia. Muchos de estos inventarios proliferaron en esta época, ya que los
psicólogos estaban abocados a generar medidas para la evaluación de las cualidades
personales. Sin embargo “La mayor parte de los primeros inventarios eran
cuestionarios obtenidos de manera ilógica y recopilados a partir de constructos
teóricos vagamente definidos, sin prestar mucha consideración a las cuestiones
relativas a la validez y precisión de las medidas” (Butcher, 1999).

CONSTRUCCIÓN DE LA PRUEBA: MMPI

A finales del año 1930, el psicólogo Starke Hathaway y el médico, jefe de la unidad
de neuropsiquiatría del hospital de la Universidad de Minnesota, J. Charnley McKinley,
se unieron para elaborar una prueba psicométrica, de exploración psicológica que les
permitiera ampliar los conocimientos adquiridos a través de las entrevistas
diagnósticas. De este modo, consideraron fundamental, no partir exclusivamente de
construcciones teóricas puras sino de un método empírico-racional.
Es por ello que siguiendo el criterio empírico, dieron comienzo al proceso de
construcción de la prueba, recabando los problemas clínicos relatados por los
pacientes en las entrevistas, analizando historias clínicas y resúmenes de casos.
Utilizando el criterio racional, tomaron una muestra de los síntomas, creencias,
actitudes y problemas presentes en la nosología de Kraepelin, los cuales formaban
parte de la literatura de esa época (si observamos en el cuadro 2 los nombres de las
escalas, encontraremos las categorías diagnósticas del citado autor).
En un comienzo, conformaron un banco amplio de reactivos, cerca de 1000 ítems, los
cuales fueron depurados (se descartaron aquellos items similares entre sí, de
redacción insatisfactoria y escaso valor predictivo) y reducidos a 504 ítems. Este
banco de reactivos, fue publicado en 1940, bajo el nombre de “Listado de Minnesota”.
Éstos fueron redactados en forma declarativa, teniendo en cuenta un nivel de lectura
bajo (6° grado), y en primera persona del singular. La opción de respuesta fue
dicotómica, con un formato “Verdadero”- “Falso”. Dicho formato se conserva hasta la
actualidad, en la última versión de la prueba.
Para controlar la no duplicación de los ítems, sistematizaron estos 504 reactivos, en 25
categorías:


Cuadro 1. Categorías del listado de Minnesota

Categoría de contenidos Número
6
de
ítems
Actitudes sociales 72
Actitud política, ley y orden 46
Moral 33
Afecto depresivo 32
Alucinaciones, ilusiones, ideas de
referencia
31
Familia y matrimoniales 29
Fobias 29
Afecto, manía 24
Hábitos 20
Actitudes religiosas 20
Neurología general 19
Actitudes sexuales 19
Ocupacional 18
Mentira 15
Obsesivo, compulsivo 15
Educacional 12
Nervios craneales 11
Gastrointestinal 11
Visomotor, lenguaje, secretorio 10
Salud general 9
Sadismo-masoquismo 7
Genitourinario 6
Motilidad y coordinación 6
Cardiorespiratorio 5
Sensibilidad 5
TOTAL 504

Para definir qué reactivos discriminaban entre las distintas características de
personalidad, los autores utilizaron el método de grupos contrastados, teniendo en
cuenta un criterio externo: Presencia de sintomatología psicopatológica. Para ello
se reunieron varios grupos clínicos homogéneos de pacientes hipocondríacos,
depresivos, histeroides, sociopáticos, paranoides, psicastenicos, esquizofrénicos e
hipomaníacos.
Administraron, entonces, la lista de reactivos a pacientes clínicos (quienes
presentaban los síntomas definidos) y a personas “de población general” (personal del
hospital, familiares, estudiantes etc) que no presentaban sintomatología clínica. De
este modo, construyeron las escalas clínicas de la prueba, donde cada una de estas
categorías diagnósticas se conformó con los reactivos, que fueron significativos y
contestados de manera diferente por cada grupo con patología psicológica (grupo
criterio) al ser comparados con los pacientes sin patología (grupo control).
Mas tarde, alrededor del año 1946, se agrego a la prueba una escala más, la escala
de “Introversión Social”, desarrollada en la Universidad de Wisconsin por Drake, esta
escala junto a la escala de “Masculinidad-Feminidad” presentan características
diferentes a las escalas clínicas unipolares restantes.
Con la inclusión de estas escalas, se conformaron 565 ítems finales. Ambas escalas
son bipolares, ya que puntajes bajos, no significan una mayor probabilidad de no
presentar determinada característica, sino que informan características que se
expresan en un continuo psicológico, ó sea se interpretan tanto las puntuaciones altas
como las bajas.
Los autores confiaban que los pacientes describirían en forma honesta sus problemas,
pero sin embargo no pudieron dejar de considerar las distorsiones que se pueden
7
producir en las respuestas, a causa de las particularidades propias de cada cuadro
clínico. Sin descartar, también, las intenciones manifiestas de los pacientes de no
revelar todos sus síntomas, por tratar de dar una buena imagen de si mismos o por
deseabilidad social. Para controlar todas estas variables, que pueden distorsionar los
resultados de la prueba, es que incluyeron las Escalas de Validez, las cuales
permiten evaluar el adecuado acercamiento del sujeto a la prueba y las
inconsistencias en las respuestas.


Cuadro 2: Escalas Básicas del MMPI

ESCALAS BASICAS
ESCALAS DE
VALIDEZ
ESCALAS CLINICAS
Escala L (sinceridad) 1. (Hs) Hipocondriasis
Escala F (Validez) 2. (D) Depresión
Escala K (Corrección) 3. (Hy) Histeria
4. (Pd) Desviación Psicopática
5 (M/F) Masculinidad/Feminidad
6. (Pa) Paranoia
7. (Pt) Psicastenia
Escala ? (preguntas sin
responder)
8. (Sc) Esquizofrenia
9. (Ma) Hipomanía.
10. (Is) Introversión Social

Hathaway y McKinley, salvaguardaron los principios de confiabilidad y validez,
realizando distintos estudios para valorar las propiedades psicométricas del
instrumento. Asegurándose, a la vez, la correcta redacción de los reactivos, ya que
debían ser comprensibles por todos los evaluados y la prueba debía ser fácilmente
administrable, aplicable al mayor número de sujetos y replicable por cualquier
evaluador.

REVISIÓN DEL MMPI: SURGIMIENTO DEL MMPI-2

Durante el decenio de 1980, los editores de “University of Minnesota Press” nombraron
un comité (conformado por James Butcher, W. Grant Dahlstrom, J. R. Gram. y Auke
Tellegen) para la revisión y reestandarización de la prueba. Habían pasado más de
cincuenta años desde su creación, motivo por el cual la prueba resultaba obsoleta.
Varios problemas colaboraron a esta reestandarización, desde las fuertes criticas
recibidas sobre un “sesgo” propio desde su creación, ya que los datos obtenidos
partieron de una muestra pequeña de sujetos provenientes de Minnesota, hasta los
indebidos usos de la misma para evaluación de potencial suicida y abusos de
sustancias, a pesar que la prueba no contenía reactivos que los evaluaran. Así en
1989, se publicaron dos versiones del inventario MMPI-2 (para adultos) y el MMPI-A
(para adolescentes). A éste ultimo se sumaron la participación de Williams, Archer,
Ben-Porath y Kraemmer.
Llevó un periodo de 10 años, el proceso de reestandarización, a causa de la
exhaustiva revisión:

- La muestra: Se utilizaron más de 15 mil individuos de población “normal” y
“clínica” de EE.UU., reclutados de forma aleatoria.
- Revisión y actualización del banco de reactivos: Modificación de
expresiones idiomáticas, eliminación de reactivos irrelevantes y eliminación de
la escala “fundamentalismo religioso”, propia de Minnesota.
8
- Inclusión de nuevos ítems (de acuerdo a la categorías de DSM- IIIR): se
incluyeron afirmaciones con una gama mas amplia de síntomas, que incluyeran
potencial suicida, abuso de drogas y alcohol, problemas de relación y adhesión
al tratamiento.
- Desarrollo de escalas nuevas: Se incluyeron nuevas escalas de validez
Escala de infrecuencia posterior (Fp), Escala de inconsistencia en las
respuestas variables (INVAR), Inconsistencia en las respuestas verdaderas
(INVER) y la escala de Autopresentación Superlativa (S). Las Escalas de
Contenido y varias Escalas Suplementarias: Escala de predisposición a
problemas con adicciones (PPA), Escala de reconocimiento de adicciones (RA)
y la Escala de Desadaptación matrimonial (DM).
- Nuevos estudios de validez: con muestras clínicas (adictos, pacientes
psiquiátricos, presos) y grupos dentro del rango “normal” (estudiantes, pilotos
de avión, gerentes y personal militar).

Es importante resaltar, que “el MMPI-2 no esta diseñado para dirigirse a todas
las características o conductas que podrían ser de interés para el psicólogo. Por
ejemplo, la prueba no atiende a cualidades o estados como la inteligencia, la
presencia de trastorno cerebral orgánico o la probabilidad de cometer un acto
violento” (Butcher, 1999).

DESCRIPCIÓN DE LA PRUEBA

El Inventario de Personalidad de Minnesota (MMPI- 2) esta compuesto por 567
ítems, de opción dicotómica de respuesta “verdadero” o “falso”. El evaluado
debe indicar una única opción de respuesta, de acuerdo al grado en que considere
que cada afirmación se aplica o no a si mismo. Para indicarlo debe “rellenar el circulo”
que acompaña a la opción de respuesta (ver anexo).
El inventario nos permite indagar las características básicas de la personalidad, a
través de una serie de escalas, básicas (compuesta por las escalas de validez y
clínicas) y adicionales (escalas de contenido, suplementaria y adicional). Los ítems
que conforman las escalas básicas los encontraremos hasta el número 370, evaluando
los restantes, las escalas adicionales.
Las escalas clínicas indagan, en el caso que existiese, la presencia de sintomatología
psicopatológica, características de personalidad como introversión/extroversión y
preferencias e intereses que están asociados al género del evaluado.
Las escalas de validez le permiten al evaluador conocer el grado de “credibilidad del
protocolo” y la presencia de sesgos en las respuestas. Entendemos por “sesgo”, si el
evaluado ha contestado los ítems con cierta tendencia a mostrar una buena imagen de
si mismo o exagerando sus síntomas. Además nos permite ver, si el evaluado ha
contestado los mismos en forma honesta, prestando atención al contenido.
Las escalas adicionales nos permiten ampliar la información obtenida por medio de
las escalas básicas, permitiéndonos discriminar el contenido y carácter de los
síntomas.


ADMINISTRACIÓN DE LA PRUEBA

Materiales para la administración: Protocolo de preguntas y grilla de respuestas (Ver
Anexo I y II).

Para la Administración de la prueba, siga las instrucciones estándar que figuran en el
protocolo (ver Anexo I).
Es necesario tomar el tiempo total desde que el evaluado comienza a contestar hasta
que finaliza todo el protocolo pero no es una prueba de tiempo.
9
Recuerde que la prueba debe ser aplicada en un sitio cómodo y libre de distracciones.
Es Importante que lea el material antes de utilizarlo y que el evaluado conteste el
inventario completo (las 567 preguntas). NO ENTREGUE EL PROTOCOLO PARA
QUE EL EVALUADO COMPLETE EN SU CASA, dado que tanto “evaluador” como
“observador” deben estar presentes durante la administración para registrar los datos
significativos de la misma como para contestar las inquietudes del evaluado.
Complete los datos sociodemográficos correspondientes al sujeto evaluado en el sitio
indicado para tal fin, no olvidando determinar el nivel de escolaridad del sujeto, su
grado de lectura y nivel de comprensión del texto. Conteste las dudas del evaluado, si
las hubiera, sin emitir juicios de valor ni influir en las respuestas, diciendo por ejemplo:
“elija la característica que sienta que se aplica con mas exactitud a usted”.
Si el evaluado eligiera no responder un ítem, marque el mismo con un circulo rojo,
asegurándose de este modo que el sujeto no olvido responder algún reactivo. Al
finalizar la prueba, vuelva a al/los ítem/es sin contestar e intente que el sujeto los
responda. Si el sujeto expresa su imposibilidad de responder, anote los motivos y
desista. Recuerde que la información obtenida a través de la prueba, presenta mayor
validez si el evaluado responde a todos los ítems de la misma.


EVALUACIÓN

Materiales para la evaluación: Protocolo de preguntas, grilla de respuestas, clave de
corrección o programa computarizado para la carga de los datos y perfil según género
del evaluado.

Nota: Nos basaremos en el modelo de interpretación propuesto por Butcher. Para
mayor información consultar Butcher, J.N.(1999), MMPI-2 Guía para principiantes, tr.
Gloria Padilla Sierra (2001). Editorial Manual Moderno, México. Tercer reimpresión,
(2003).

Calificación: cuando evaluamos un protocolo del MMPI-2, existen dos maneras de
calificarlo, la forma manual y por medio de programas computarizados. A los fines de
aprendizaje, en la cursada utilizaremos la forma manual con opción del procesamiento
computarizado en los talleres correspondientes.
Para llevar a cabo la puntuación, debemos conocer previamente los dos tipos de
puntuaciones, la Puntuación Bruta (PB) o puntuación directa y la puntuación T.
Las PB se obtienen sumando el número de “acuerdos” entre la respuesta del sujeto y
la clave de corrección (ver Anexo para clave de corrección). La clave de corrección es
elaborada por el autor, allí se encuentran indicados los ítems significativos, es decir
aquellos que nos brindan información relevante a cada escala y en qué modo deben
ser respondidos para ser indicativos de patología.

Ejemplo: Escala de Hipocondriasis, algunos de los ítems significativos
pertenecientes a la clave de corrección:

Clave de corrección: 18V-28V-39V-53V etc.
2F-3F-8F-10F-20F-45F-47F etc.


Ejemplo de Respuestas a un Protocolo:
Hipocondriasis

VERDADERAS:
18- Sufro ataques de náuseas y vómitos. 1 pto.
28- Varias veces a la semana tengo molestias estomacales. 1pto.
10
39- Mi sueño es irregular e inquieto. 1pto.
20- Muy rara vez sufro de estreñimiento. 0 pto.
45- Tengo tan buena salud física como la mayor parte de mis amigos. 0 pto.
Etc.

FALSAS:
2- Tengo buen apetito. 1 pto.
3- Casi siempre me levanto temprano por las mañanas descansado y como nuevo. 1
pto.
8- Normalmente, tengo bastante calientes pies y manos. 1 pto.
10- Actualmente, tengo tantas capacidades de trabajo como antes. 1 pto.
47- Casi nunca he sufrido de dolores en el pecho o en el corazón. 1 pto.
53-. Algunas partes de mi cuerpo suelen tener sensaciones de hormigueo, quemazón,
picazón, o bien, de quedarse “dormidas”. 0 pto.
Etc.

Puntuaremos entonces, 1 punto por cada uno de los acuerdos entre la clave de
corrección y las respuestas que nos ha dado el evaluado. En el caso de
desacuerdo no sumaremos puntaje. La sumatoria total de “acuerdos” es el puntaje
bruto total de escala. El procedimiento es idéntico para todas las escalas, sean
básicas o adicionales.

Las Puntuaciones T, son las puntuaciones que derivaremos de la puntuación bruta de
la subescala y trazaremos en la hoja de perfil correspondiente al género. Utilizaremos,
en general para todas las escalas, una puntuación T uniforme, puntuación que permite
comparar las distintas escalas con una misma métrica.
Esta puntuación T es una construcción estadística, que posee una media=50 y un
desvío estándar=10. Una elevación de escala, en unidades de puntuación T, se
interpreta por lo general cuando se eleva mas allá del 1.5 DE por encima de la
media, es decir cuando la puntuación T es igual o mayor a 65. Sin embargo, algunas
escalas, que serán indicadas más adelante, podrán interpretarse significativamente a
partir de T=60.
Ejemplo:
PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS
(Femenino)
74
45
82
50
56
53 53
40
54
36
25
35
45
55
65
75
85
95
105
115
125
1- Hs 2 - D 3 - Hy 4 - Pd 5 - Mf 6 - Pa 7 - Pt 8 - Sc 9 - Ma 0 - Si
Escalas



En este caso, las escalas que son significativas y discriminan síntomas clínicos son la
escala 1: Hipocondriasis (T=74) y la escala 3: histeria (T=82).
11
Trataremos en forma diferente a las escalas bipolares (5 Mf: Masculinidad –
Femineidad y 0 Si: Introversión – Extroversión), las cuales no expresan patología
sino características de personalidad ligadas a intereses y preferencias.
Con las escalas unipolares tendremos en cuenta para la interpretación, que “Una
puntuación elevada en una escala particular indica la probabilidad de que el
individuo posea la característica que según se sabe, esta asociada con ésta”.
(Butcher, 1999). Analizando el perfil del ejemplo, la evaluada tiene una probabilidad
significativa de presentar síntomas histéricos e hipocondríacos (código 3-1).

¿Qué es un código de respuesta?
La manera correcta de interpretar las escalas del MMPI-2, no es analizando escala por
escala, sino interpretando en base al código generado por las escalas clínicas
significativas. Obtenemos el código de interpretación, ordenando de mayor a menor
las puntuaciones de las escalas clínicas. Para el ejemplo analizado seria: 3-1-9-6-7-4-
2 y 8 y tomaremos en cuenta para la interpretación solo aquellas escalas que
discriminan síntomas clínicos, aquellas superiores a T=65; por ello el código resultante
es 3-1 (Recordemos que la escala 5 y la 0 son bipolares y tienen una interpretación
diferente).

¿Cómo interpretar las elevaciones de escala?
Con fines prácticos y de aprendizaje, vamos a sistematizar una manera tentativa de
interpretar las escalas clínicas básicas, según las distintas elevaciones:

- Puntajes T>75 Muy altos. En algunos casos son patrones muy altos (menos del
10% de la muestra de estandarización ha respondido de esta manera), por lo que
tenemos que considerar si el sujeto exagera síntomas o, en el polo opuesto, presenta
un malestar muy marcado por lo que puede representar un pedido de ayuda.

- Puntajes T=66 a 75: significativamente altos

- Puntajes T=56 a 65: Moderados. Algunas escalas pueden presentar significación
diagnóstica.

- Puntajes T=41 a 55: Medios. No poseen significación diagnóstica. Corresponden a
valores esperables en la población.

- Puntajes T=40 a 50: Bajos. No poseen significación diagnóstica. (Observar la
puntuación de la escala L, en relación a si el sujeto pretende dar una buena imagen de
si, excesivamente virtuosa).

- Puntajes T< 40. En general no se interpretan. Butcher (1999) menciona
características de personalidad, que podemos tomar como referencia para conocer
aspectos de la personalidad del evaluado. (Observar puntuación de la escala L, en
relación a si el sujeto pretende dar una buena imagen de si, excesivamente virtuosa).

EVALUACIÓN DE LAS ESCALAS DE VALIDEZ (ver clave de corrección en Anexo III).

Escala de preguntas sin contestar (?):

Los registros incompletos con gran número de omisiones pueden hacer que no se
interprete el protocolo. Se invalida un protocolo si tiene 30 o más reactivos sin
contestar, aunque investigaciones recientes muestran que las escalas podrían
verse afectadas de manera negativa con niveles menores de puntuaciones.
(Butcher, 1999). Los protocolos que dejan sin responder la mayoría de los ítems
pertenecientes a una misma escala, aunque sean menores a 30, no serían válidos
12
para la interpretación, debido a que perdemos información valiosa referente a un área
específica y los resultados pueden mostrar un sesgo por omisión.

Escala ?: Basado en Butcher, J. N., Dahlstrom, W. G., Graham, J. R., Tellegen, A.,
& Kaemmer, B. (1989).

PB Validez del Perfil Fuente probable de
elevación
Interpretaciones
Posibles
Alto
(30 o +)
Probablemente
inválido
- Problemas de lectura
y/o de comprensión
severos.
- Extrema dubitación.
- Suspicacia.
-Apatía, fatiga.
- Actitud defensiva.
- Severa depresión.
- Falta de colaboración
-Trastorno neurológico.
Moderado
(11 a 29)
Probablemente
válido
- Problemas de lectura
y/o de comprensión
moderados.
- Cautela excesiva.
- Actitud defensiva.
- Reserva frente a la
indagación de ciertas
áreas.
Modal
(2 a 10)
Válido - Interpretación
idiosincrásica
(forma particular de
responder)
Bajo
(0 a 1)
Válido - Interpretación
idiosincrásica
(forma particular de
responder)


Escala F . Frecuency: Infrecuencia:
Hathaway y McKinley (1943) elaboraron la escala F para detectar las respuestas que
exageran síntomas. “La fundamentación detrás de esta escala es muy sencilla:
las personas que intentan presentar una adaptación psicológica más perturbada
de la que en realidad experimentan, tienden a expresar un número excesivo de
síntomas” (Butcher, 1999). En el ámbito jurídico, por ejemplo, podemos pensar en
aquellos individuos que pretenden favorecerse en sus sentencias, o en aquellos que
tengan interés en presentar psicopatología para obtener un beneficio. Los autores
conformaron esta escala, al seleccionar aquellos ítems que en la muestra normativa,
eran respondidos solo con una frecuencia del 10%. Por ello, se sabe, que los sujetos
que pretenden exagerar sus síntomas y presentar alteraciones en su salud
mental, suelen obtener puntuaciones muy altas en estos reactivos (T>110,
resultando un perfil invalido). Los protocolos con grandes elevaciones T>90 son
“cuestionables”, ya que el perfil denota un malestar psicológico importante, la
presencia de síntomas clínicos significativos o nos podría indicar que la persona
exagera síntomas (confirmaremos si creemos que puede tener la “necesidad de
mentir” con la información clínica que obtuvimos por medio de otras pruebas). Podría
inferirse también, en algunos casos, un estado de vulnerabilidad psicológica o
crisis (confirmaremos también con la información clínica del caso)
Según Butcher (1999), las personas evaluadas que exageran su patrón de dolencias
tienden a responder demasiado a estos reactivos extremos en dirección patológica.
F también es sensible a las respuestas no orientadas hacia el contenido, como cuando
se responde de manera descuidada sin atender al contenido de los reactivos, por
ejemplo, hacerlo de manera aleatoria. En la escala F, la cual contiene 60 reactivos,
el desempeño aleatorio produciría puntuaciones de F sumamente elevadas.
13
Recordemos que aquellas puntuaciones que rondan los valores medios (T>60), nos
están indicando un perfil VALIDO, lo que nos permite inferir que la persona tuvo
un acercamiento adecuado a la prueba.


Escala F: Basado en Butcher y colab. (1989)

PT Validez del Perfil Fuente probable de
elevación
Interpretaciones
Posibles
Muy Alto
(91 o +)
Probablemente
inválido
- Problemas de
comprensión severos.
- Respuesta al azar.

- Falta de colaboración
- Fingimiento de malestar.
- Comprensión verbal
disminuida.
- Resistencia a la
evaluación.
Alto
(71 a 90)
Validez
Cuestionable
- Simulación.
- Psicopatología
severa.
- Responder “todo
Verdadero”
- Aparentar malestar
psicológico.
- Pedido de ayuda.
- Crisis de identidad,
estados confusionales.
Moderado
(56 a 70)
Probablemente
Válido
- Tendencia a
ser/parecer poco
convencional.
-Compromiso político,
religioso o social.
- Atención lábil.
- Honestidad en las
respuestas.
-Capacidad autocrítica.
- Probabilidad de
conducta impulsiva.
- Inquietud, inestabilidad
y/o irritabilidad
ocasionales.
- Probabilidad de
psicopatología moderada.
- Probable agitación en
situaciones de crisis.
- Distractibilidad.
Modal
(45 a 55)
Protocolo
aceptable (válido)
- Pocas creencias
inusuales,
convencionalismo.
- Funcionamiento
adecuado.
Bajo
(44 a <)
Protocolo
aceptable (válido)
- Conformismo.
- Probabilidad de
fingimiento de
bienestar
- Convencionalismo.
- Sinceridad.
- Conformismo social


Escala L. Lie Mentira. Apariencia de bondad. Autopresentación exageradamente
virtuosa:

Algunas personas, por ingenuidad psicológica, baja escolarización o por
deseabilidad social, tienden a mostrar una “buena imagen de si mismos”,
ocultando información significativa u omitiendo síntomas. Estas tendencias son
usuales en el ámbito laboral por ejemplo; en contexto de selección de personal es
esperable que los individuos omitan cierta información no “políticamente correcta” y
muestren características de idoneidad y eficiencia. Según Butcher (1999), el MMPI-2
contiene una medida L, que se diseñó para detectar este patrón de invalidación en los
casos donde los pacientes tienden a exagerar sus virtudes y afirman, de manera
poco realista, que poseen normas morales más elevadas que las demás
personas.
Las grandes elevaciones en L (T> 75) reflejan las siguientes interpretaciones posibles:
distorsión consciente de los reactivos, elevada necesidad de verse a si mismo
como extremadamente virtuoso, adaptación rígida de la personalidad, o una
14
tendencia a utilizar la negación y represión en grado extremo. Las personas que
son sumamente religiosas podrían obtener alguna elevación en esta escala porque, de
hecho, poseen dichas cualidades. “La escala L se ha investigado y explorado con
amplitud en una variedad de contextos clínicos. Cuando L se eleva por encima
de T65 es probable que el paciente esté presentando un patrón no creíble y
sumamente virtuoso de respuestas para evitar la revelación de problemas”
(Butcher, 1999).
Recordemos que en algunos cuadros psicopatológicos, como las psicosis narcisistas o
neurosis muy graves, pueden llegar a presentar un juicio alterado de la realidad
(alteración del si mismo o de los objetos, por medio de una idealización extrema).
Confirmaremos dichas tendencias por medio de las escalas clínicas y el resto de la
información obtenida por medio de las demás técnicas que conforman nuestra batería
psicoevaluativa.


Escala L: Basado Butcher y colab. (1989)

PT Validez del Perfil Fuente probable de
elevación
Interpretaciones
Posibles
Muy Alto
(80 o +)
Probablemente
inválido
- Falsear fingiendo
buen ajuste
psicológico.

- Resistencia a la
evaluación.
- Ingenuidad y falta de
perspicacia.
Alto
(70 a 79)
Validez
Cuestionable
- Respuesta al azar.
- Negación de faltas
- Estados confusionales.
- Estilo represivo.
- Escasa capacidad
introspectiva.
Moderado
(60 a 69)
Probablemente
Válido
- Tendencia a
ser/parecer poco
convencional.
-Compromiso político,
religioso o social.
- Atención lábil.
- Honestidad en las
respuestas.
-Capacidad autocrítica.
- Conformismo social.
- Moralismo.
- Rigidez para con ideas o
situaciones novedosas.
Modal
(50 a 59)
Válido - Pocas creencias
inusuales,
convencionalismo.
- Conforme con la imagen
de si.
Bajo
(49 a <)
Probablemente
fingimiento de
malestar
- Conformismo.
- Probabilidad de
fingimiento de
bienestar
- Malestar Psicológico
marcado.
- Seguridad e
independencia.
- Sarcasmo, ironía.


Escala de Corrección (K)

Se comprobó que no siempre los sujetos respondían el material en forma honesta.
Como vimos con anterioridad, hay ciertos sujetos que tienen intenciones manifiestas
de falsear sus respuestas. Otros individuos sin embargo, por cuestiones “defensivas”
niegan sus problemas y tienden a presentarse de manera positiva. Sin embargo, este
estilo de brindar una buena imagen de si mismo, es más moderada que la forma
manifiesta de la escala L, donde encontramos aseveraciones del tipo “Siempre digo la
verdad” o “nunca siento deseos de maldecir”.
15
La escala K del MMPI original se creó con dos propósitos: “evaluar la
defensividad ante la prueba y utilizar esta información para corregirla, al sumar
puntos a ciertas escalas, a fin de hacer que estos reactivos fueran más sensibles
en la detección de problemas” (Butcher, 1999).
Los autores, entonces, por un lado desarrollaron esta escala con el propósito de
evaluar aquellas alteraciones que se producían en las respuestas por motivos de
“defensividad” (defensas psíquicas que implementa el yo ante un peligro
externo o interno). En este sentido analizamos la información que nos brinda K
para conocer cómo fue el modo de acercamiento a la prueba, si se han negado
áreas con problemas o el evaluado ha tenido un buen acercamiento a la prueba
demostrando ajuste psicológico.
Por otro lado, el objetivo fue comprobar el funcionamiento de algunas escalas
que por el contenido de sus reactivos (claramente patológico), eran pasibles de
manipulación. Luego de varios estudios, los autores hallaron que las escalas que
eran mas propensas a ser respondidas en forma no honesta eran las escalas de
Hipocondriasis, Desviación psicopática, Psicastenia, Esquizofrenia e Hipomanía.
Entonces, para obtener puntuaciones más realistas, los autores propusieron
adicionar cierta fracción del valor de K (valor bruto obtenido en esta escala) a
dichas escalas. Dicho factor tiende a elevar las puntuaciones de escala, que se han
visto disminuídas por omitir información que refiere a sintomatología significativa.

Fracción de K a adicionar:
Esc. 1: Hipocondriasis = 0.5 K
Esc. 4: Desviación psicopática = 0.4K
Esc. 7: Psicastenia = 1K
Esc. 8: Esquizofrenia = 1K
Esc. 9: Manía = 0.2K

Ejemplo. Una mujer evaluada obtuvo una puntuación PB=23 (T= 50) en la escala de
Desviación Psicopática (Esc. 4), supongamos que el valor bruto obtenido en la
escala K es de 11 puntos. Para adicionar la fracción de K a la escala 4, debemos
realizar la siguiente operación:

0.4 K= 0.4 X “PB K” = 0.4 X 11 = 4,4 (redondeamos a 4)
Entonces al PB de la esc 4= PB: 23 le sumamos 4= 27
PB esc 4 = 27 que equivale a T= 60. Valor que no nos
brinda información
diagnóstica.

En este caso, encontramos que adicionar K, no altera significativamente el resultado,
pero no debemos olvidar que esto no siempre es así, en algunos casos la adicción de
K nos podría estar “mostrando” cierta tendencia a ocultar los problemas, ya que los
resultados se tornan significativos. Sin embargo, Butcher (1999) afirma que “en la
práctica, K realmente no mejora en mucho la discriminación empírica. Aunque K no
tiene el desempeño que pretendían los autores originales como un factor de corrección
para mejorar la discriminación, en el MMPI-2 se continua la práctica de utilizar la
corrección K debido a que gran parte de la investigación empírica que sustenta la
interpretación de las escalas clínicas implica puntuaciones con corrección K”.


Escala K: Basado en Butcher y colab. (1989)

PT Fuente probable de elevación Interpretaciones
Posibles
Alto - Defensividad prominente. - Timidez, inhibición, falta de
16
(71 o >) - Distorsión por fingimiento de
enfermedad.
- En contextos laborales, cautela
y precaución.
compromiso emocional.
- Falta de Insight
- Negación.
Moderado
(56 a 70)
- Defensividad moderada.
- Sin reconocimiento de
malestar actual
-Adaptación y Ajuste psicológico
- Confianza en si mismo.
- Sin necesidad de ayuda.
Modal
(41 a 55)
- Equilibrio entre autoprotección
y autorevelación.
- Equilibrio entre autoconcepto
positivo y capacidad autocrítica.
- Suficientes recursos de
afrontamiento y de intervención.
Bajo
(40 o <)
- Distorsión por fingimiento de
malestar.
- Solicitud de ayuda.
- Defensas inadecuadas.
- Escepticismo, cinismo.
- Estado de pánico.
- Pobre autoconcepto.
- Crítico de si y de los demás.


Otras consideraciones a tener en cuenta cuando evaluamos la validez del
protocolo:

A. Patrones inusuales de respuesta

Algunas personas evaluadas que no tienen la suficiente motivación como para
someterse a una evaluación pueden simplemente responder a los reactivos sin
atender al contenido, marcando las respuestas en un patrón particular. (Todas falsas
o todas verdadero, contestar verdadero y falso por columnas, etc.).

B. Defensividad ante la prueba o negación de problemas

El individuo evaluado no exagera sus virtudes sino que sólo niega sus problemas.

C. Imagen clínica improbable

El psicólogo tiene un rango bien explorado de respuestas “típicas” según distintos
cuadros psicopatológicos. Por ejemplo, se sabe que los sujetos con estado de ánimo
deprimido, tienden a ver la vida de manera más pesimista y no se espera de ellos que
se involucren en actividades que insuman mucha energía. Es común esperar entonces
en determinadas patologías un patrón de comportamiento común. Butcher nos
propone prestar atención a “que si una persona examinada que pertenece a una
población conocida y bien establecida presenta un desempeño que es
extremadamente diferente al esperado, entonces es necesaria una mayor
valoración de este protocolo”. (Butcher, 1999).


¿Cómo se analizan las escalas de validez del MMPI-2?

A modo de ejemplo, realizaremos algunos análisis de distintos protocolos.

Ejemplo A: En un contexto de selección de personal para ocupar un puesto de
“vendedor junior” de artículos de calzado, se evaluó a Juan, de 22 años de edad, con
experiencia previa en el rubro de 1 año y estudios secundarios completos.

Perfil:

17
ESCALAS VALIDEZ
(Masculino)
72
50
68
25
35
45
55
65
75
85
95
105
115
125
L F K
Escalas
P
t
s
.

T
PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS
(Masculino)
53
44
56
52
50
51
59
49
43
42
25
35
45
55
65
75
85
95
105
115
125
1- Hs 2 - D 3 - Hy 4 - Pd 5 - Mf 6 - Pa 7 - Pt 8 - Sc 9 - Ma 0 - Si
Escalas


Inferencias a partir de los datos:
Las escalas de validez denotan un perfil que ha sido distorsionado de manera
conciente, debido a la necesidad de mostrar una buena imagen de si mismo, ya
que el sujeto ha “presentando un patrón no creíble y sumamente virtuoso de
respuestas” (L, PT 72). Debido a que se ha dado en contexto laboral, tenemos
que considerar la necesidad de “agradar” que presenta el evaluado, como así
también el interés en ocultar sus áreas problema. De todos modos, podemos
considerar el protocolo como “aceptable”, ya que se trataría de un individuo que
presenta un funcionamiento psicológico adecuado y con confianza en si mismo
(F, PT 50; K, PT 68)

Ejemplo B: Una paciente concurre a un centro clínico derivada por su médico de
cabecera, para comenzar un tratamiento psicológico. En la entrevista de admisión
relata que es la tercera vez que intenta realizar una terapia, que se siente sin ganas de
hacer nada y que siente un vacío interior muy grande.


ESCALAS VALIDEZ
(Femenino)
59
68
52
30
40
50
60
70
80
90
100
110
120
L F K
Escalas
P
t
s
.

T

PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS
(Femenino)
51
70
45
58
65
56 56
60
47
61
30
40
50
60
70
80
90
100
110
120
1- Hs 2 - D 3 - Hy 4 - Pd 5 - Mf 6 - Pa 7 - Pt 8 - Sc 9 - Ma 0 - Si
Escalas


Inferencias a partir de los datos:
El perfil es válido, muestra un sujeto que presenta una serie de síntomas
importantes, podría encontrarse en crisis psicológica y presentar psicopatología
moderada (F PT 68). Rastreando la historia de la paciente y relacionando con las
Escalas Clínicas, encontramos sintomatología que denota un malestar
psicológico marcado, con presencia de síntomas depresivos. Podría presentar
18
ideas suicidas (D PT 70). Sin embargo, podemos hallar recursos “yoicos” y de
afrontamiento, los cuales serían recursos positivos a la hora de iniciar un
tratamiento (K PT 52).


EVALUACIÓN DE LAS ESCALAS CLINICAS (ver clave de corrección en Anexo III).

Siguiendo a Butcher (1999), “las escalas clínicas son grupos de reactivos que se
han desarrollado con base en la validación empírica, aquellos incluidos en la escala
discriminan de manera significativa a un grupo criterio, por lo general pacientes, de
una muestra normal de referencia”. (Butcher, 1999).
Como mencionamos con anterioridad, siempre interpretaremos tanto en las
escalas de validez como en las clínicas, la puntuación bruta transformada en
“puntuación T” según las puntuaciones estandarizadas correspondientes al género.
Si observamos un perfil, hallaremos en el eje horizontal las escalas de validez y a
continuación las escalas clínicas. En el eje vertical las PT equivalentes a las PB por
escala.

























Según Butcher (1999) “En el rango de T=60 a T=64, se considera que los
correlatos de personalidad se aplican al individuo. Cuando T= o > 65, todos los
correlatos deberían aplicarse a la escala como se indica. Entre más alta sea la
puntuación en la escala, se supone que más parecido existe entre el paciente y
el grupo criterio”.
Con esta afirmación, nos permite entender que las puntuaciones significativas son
aquellas que se encuentran en los rangos T=60 a T=64 y mayores a T=65. El rango
T=60 a T=64 nos alerta sobre la presencia de algunos signos que pueden darnos
cuenta de un funcionamiento psíquico con sintomatología, que en ocasiones puede ser
limitante para la vida del individuo. Las puntuaciones mayores a T=65 nos hablan de la
presencia de un malestar psicológico importante, dónde hay una alta probabilidad de
que el sujeto evaluado presente la mayoría de los síntomas indicados en las
“interpretaciones posibles” del correlato de escala.
19
A continuación se describirán los correlatos por escala, pero antes hablaremos de
la “definición del perfil”. Siempre siguiendo la propuesta de Butcher, se entiende por
definición del perfil, “el grado en que una puntuación alta se eleva por encima de
la siguiente escala en el perfil”. Para entender esta afirmación, debemos remitirnos
a la noción de código descripta con anterioridad. Recordemos que obtenemos el
código de interpretación, ordenando de mayor a menor las puntuaciones de las
escalas clínicas. En base a dicho código, debemos considerar el grado de elevación
de las escalas clínicas, de acuerdo al siguiente criterio:

Definición de Perfil “Bien definido o Muy elevado”: Si las dos escalas clínicas
más altas del código, se encuentran a 10 o + puntos “T” por encima de la
clasificada en tercer lugar.
Definición de Perfil “Elevado”: Si la clave de perfil se encuentra de 5 a 9 puntos
“T” más alta que la siguiente escala más elevada.
Definición de Perfil “Bajo”: Si se hallan separados en una puntuación < o = a 4.


Hallar la definición del perfil, nos permite conocer el grado de “estabilidad” del perfil
y la confianza en las interpretaciones que podemos realizar. Los perfiles más
estables, son los “Muy elevados” y “elevados”, ya que investigaciones realizadas
mostraron que se obtenían idénticas puntuaciones al realizar un “re test”.

Definición de las Escalas Clínicas Básicas (ver clave de corrección en Anexo III)

ESCALA 1. HIPOCONDRIASIS. (HS)
La escala Hs se desarrolló para evaluar la tendencia de muchos pacientes en
ambientes de salud mental a presentar problemas somáticos sin base orgánica. Estos
pacientes tienden a desplegar una serie de sintomatología física con base psicológica;
comúnmente estas afecciones se conocen como “hipocondríacas”.
Los individuos con altas puntuaciones en Hs tienden a indicar que presentan
preocupaciones corporales excesivas, con síntomas somáticos vagos e
indefinidos; por ejemplo, enfermedades gástricas, fatiga, dolor crónico y debilidad
muscular. Según Butcher (1999) estos pacientes expresan no solo dolencias
físicas, sino que también presentan poca ansiedad manifiesta en comparación
con otros pacientes en psicoterapia. También se informa, como características de
personalidad que son egoístas, centrados en sí mismos y narcisistas. Suelen ser
pesimistas, derrotistas, insatisfechos con los demás y presentan infelicidad en
general. Son personas con una perspectiva sarcástica acerca de la vida. Al nivel
interpersonal, los individuos con Hs elevada tienden a ser difíciles de tratar y hacen
sentir infelices a los demás con sus problemas físicos. Tienden a lamentarse y
quejarse en gran medida y se los considera coma demandantes y críticos de los
demás. Expresan su hostilidad de modo indirecto. En pocas ocasiones presentan
acting out y las demás personas los consideran aburridos, poco entusiastas y sin
ambiciones. Los individuos con esta puntuación alta tienden a funcionar en un nivel
reducido de eficiencia sin presentar algún tipo de incapacidad mayor.


Escala 1: Hs Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Delirios bizarros somáticos o concernientes al cuerpo
- Múltiples síntomas y quejas.
Alto (66-75) - Reacción exagerada a cualquier problema real.
- Egoísmo, extremo centramiento en si.
- Actitudes derrotistas y pesimistas.
20
- Amargura y perspectiva cínica.
- Demanda constante de atención.
- Exageración de los problemas físicos.
- Quejas intensas y temperamento mudable.
Moderado (56-65) - Presencia de un trastorno de salud especifico.
- Probabilidad de inmadurez, irritabilidad, tendencia a la queja
y al lamento.
- Preocupación por la salud corporal propia (peso,
funcionamiento físico, etc.)

ESCALA 2. DEPRESION (D)

La mayoría de los pacientes incluidos en el grupo criterio para esta escala fueron
diagnosticados con “trastorno depresivo o de trastorno maníaco-depresivo” según el
DSM III R. Tal como afirma Butcher (1999), los individuos con puntuaciones
elevadas en esta escala presentan sentimientos de depresión o infelicidad,
disforia y sentimientos de pesimismo acerca del futuro. Suelen autocensurarse y
se sienten culpables, a menudo sin tener razones. Sienten que su salud se deteriora,
se sienten débiles y cansados.
Los evaluados informaron sentimientos de inutilidad e incapacidad para
funcionar y en general manifiestan sentirse como un fracaso en sus actividades
(escolares o laborales). Son poco agresivos y tímidos, carecen de confianza en si
mismos y son propensos a preocuparse por cosas sin importancia. Son retraídos,
introvertidos, reservados y conservan distancia psicológica con respecto a los
demás, evitando generalmente el comprometerse de manera personal.


Escala 2: D Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Introversión
- Desesperanza, sentimientos de desesperanza.
- Auto percepción de inadecuación.
- Preocupación acerca de la muerte, probabilidad de ideación
suicida.
- Apatía, abatimiento, enlentecimiento psicomotor.
Alto (66-75) - Tendencia al aislamiento, timidez, vergüenza.
- Energía disminuida, dificultades de concentración.
- Quejas somáticas, trastornos de sueño.
- Baja autoestima, sentimientos de inadecuación.
- Presencia de aflicción, disforia y pesimismo.
Moderado (56-65) - Probabilidad de inhibición, irritabilidad, timidez.
- Sentimientos relativamente crónicos de tristeza, infelicidad,
insatisfacción consigo mismo y con los demás.
- Preocupación, algo de pesimismo.
- Actitud responsable.
- Modestia.


ESCALA 3. HISTERIA CONVERSIVA. (HS)
Los evaluados con altas puntuaciones en esta escala suelen presentar síntomas
físicos vagos, como cefaleas, dolores en el pecho, debilidad muscular,
palpitaciones irregulares u otros estados físicos indefinidos. Según Butcher
(1999) estas manifestaciones pueden entenderse como características de la
personalidad que reflejan una incapacidad para manejar en forma efectiva los factores
21
estresantes de la vida. Por lo que es usual que “nieguen los problemas” y eviten el
conflicto.
No suelen presentar delirios, alucinaciones y en general experimentan poca ansiedad,
tensión o depresión. Son psicológicamente inmaduros e infantiles y suelen
centrarse en si mismos, ser narcisistas y egocéntricos. Demandan atención y afecto
de los demás. Tienden a no expresar de manera abierta su enojo o
resentimiento, son un tanto indirectos a nivel interpersonal. Lo que es más, se los
considera manipuladores para obtener la atención y muestran interés en los demás
por razones egoístas. En términos sociales son participativos, pero de manera
superficial, y pueden ser amistosos, habladores y entusiastas en situaciones sociales.
Como indicadores a tener en cuenta al iniciar tratamiento, podrían presentar acting out
inapropiado y mostrar poco insight aparente. Se caracterizan también por una
tendencia a verse a si mismos bajo una luz demasiado positiva.


Escala 3: Hy Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Alta sugestionabilidad.
- Episodios súbitos de ansiedad y/o pánico.
- Desinhibición, conducta arrebatada e infantil.
- Aparición de síntomas físicos como reacción a situaciones o
actitudes vergonzantes.
Alto (66-75) - Predominio defensivo de negación y disociación.
- Quejas y síntomas somáticos específicos.
- Ingenuidad, escasa capacidad de insight.
- Actitud exigente, demandante e histriónica.
Moderado (56-65) - Actitud centrada en si mismo, superficialidad
- En ocasiones inmadurez y actitud manipuladora.
- Conformismo, moralismo.
- Necesidad de agradar, inseguridad.
- Actitud demostrativa y extrovertida.

ESCALA 4. DESVIACIÓN PSICOPATICA. (PD)
Los individuos con puntuaciones altas en esta escala, expresan características de
conducta antisocial, oposición a figuras de autoridad, y conducta de acting out,
sin considerar las consecuencias de sus actos. También se ha observado la presencia
de relaciones familiares conflictivas. Siguiendo la interpretación que propone
Butcher (1999) los individuos con puntuaciones altas tienden a culpar a los demás
de sus problemas, lo cual puede reflejarse en un historial de bajos logros en la
escuela, antecedentes laborales deficientes o problemas matrimoniales o en otro tipo
de relaciones. Son comunes los problemas con la ley.
Suelen ser impulsivos en sus actos y tendrían una baja tolerancia a la frustración,
buscando la gratificación inmediata de sus impulsos. No planifican de manera
adecuada y muestran poca capacidad de juicio y asumen riesgos que otras personas
no tomarían. No parecen beneficiarse de la experiencia y tienden a repetir la
conducta negativa, aunque hayan sido censurados o castigados por ello. Otras
personas los consideran inmaduros, infantiles, narcisistas, centrados en si mismos y
egoístas. Son hedonistas, ostentosos, exhibicionistas e insensibles a las
necesidades de los demás. También se los considera manipuladores y tienden a
desarrollar relaciones interpersonales que pueden utilizar para beneficio propio.
Aunque a menudo son agradables y pueden dar una buena impresión inicial, sus
relaciones tienden a ser frívolas y superficiales. Parecen incapaces de formar vínculos
afectuosos profundos.
22
Siguiendo a Butcher (1999) tenemos que considerar las características de
extroversión y confianza en si mismos; sin embargo, alerta que por lo común
carecen de metas definidas. Sus relaciones se caracterizan por ser hostiles,
agresivas, sarcásticas, cínicas, resentidas y rebeldes. Pueden actuar en arranques
agresivos y realizar conductas de agresión física. Tienden a mostrar poca culpa acerca
de su conducta negativa. Por lo común, la persona con puntuaciones altas en Pd está
libre de los efectos incapacitantes de la ansiedad, depresión y síntomas psicóticos. Es
más probable que a los individuos con puntuación elevada se les diagnostique un
trastorno de la personalidad, como personalidad antisocial o pasivo-agresiva.
Tienen un pronóstico pobre en el tratamiento debido a que muestran poco insight
acerca de su conducta y son poco receptivos al cambio en terapia. Tienden a culpar a
los demás de sus problemas y a intelectualizar, en vez de enfrentar su
responsabilidad.

Escala 4: Pd Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Pobreza en la adecuación del juicio.
- Inestabilidad, irresponsabilidad.
- Actitud centrada en si mismo, inmadurez.
- Actitudes y comportamientos antisociales.
- Agresividad, provocación.
Alto (66-75) - Baja tolerancia al aburrimiento, al tedio y a la frustración.
- Problemas con la autoridad.
- Problemas laborales o maritales recurrentes.
- Actitud rebelde y hostil.
- Reacciones emocionales superficiales y de corta duración.
- Probabilidad de abuso de sustancias.
- Antecedentes laborales y/o escolares de logro reducido.
- Relaciones superficiales.
Moderado (56-65) - Impulsividad.
- Conducta intrépida y aventurera.
- Actitud hedonista.
- Resentimiento, inestabilidad, impaciencia.
- Sociabilidad.
- Seguridad y asertividad.
- Probablemente creatividad e imaginación.


ESCALA 5. MASCULINIDAD-FEMINEIDAD. (MF)
La escala bipolar 5 no es, en realidad, una medida de psicopatología, sino que evalúa
la asunción de los roles masculino y femenino tradicionales. Según Butcher
(1999) esta escala sirve para la evaluación de pacientes en la planificación de
tratamiento, debido a que esta refiere a las actitudes de un individuo hacia las
relaciones interpersonales.


Escala 5: Mf Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Hombres Mujeres
Muy alto
(H:76 o >)
(M: 70 o >)
- Patrón tradicional de
intereses femeninos.
- Conflictos acerca de la
identidad sexual.
- Patrón tradicional de
intereses masculinos.
- Poco amigable.
- Actitud dominante.
23
- Pasividad, escasa
asertividad.
- Agresividad.
Alto
(H:66-75)
(M: 60-69)
- Curiosidad y creatividad.
- Actitud de tolerancia.
- Individualismo.
- Intereses intelectuales.
- Empatía.
- Confianza en sí.
- Estilo lógico, poco emocional.
- Competitividad.
- Vigor.
Moderado
( H:56-65)
(M:51-59)
- Control de sí.
- Expresividad
demostrativa.
- Sentido común.
- Intereses estéticos.
- Tacto y sensibilidad
social.
- Actividad.
- Actitud aventurera.
- Espontaneidad.
- Asertividad.
Modal
(H:41-55)
(M:41-50)
- Sentido práctico.
- Actitud realista.
- Convencionalismo.
- Iniciativa
- Empatía.
- Conducta competente.
- Iniciativa.
- Actitud de consideración.
- Idealismo.
Bajo
(H:40 o <)
(M: 40 o <)

- Patrón tradicional de
intereses masculinos.
- Actitud tosca y agresiva.
- Apego al estereotipo
machista.
- Conductas temerarias,
descuidadas.
- Pocos intereses.
- Orientado a la acción.
- Confianza en si mismo.
Con bajo nivel de educación
- Patrón tradicional de
intereses femeninos.
- Inseguridad, baja autoestima.
- Pasividad y sumisión.
- Constricción y dependencia.
Con alto nivel de educación
- Capacidad intelectual e
introspectiva.
- Iniciativa, energía.
- Actitud considerada.

ESCALA 6. PARANOIA. (PA)
Esta escala se desarrolló para evaluar los síntomas y características de personalidad
de los individuos que experimentan trastornos paranoides. A la vez que evalúa
desconfianza, junto con hipersensibilidad interpersonal.
De acuerdo con la interpretación de Butcher los pacientes con elevaciones
extremadamente altas (T> 80) muestran conducta psicótica de manera común,
trastornos del pensamiento, delirios de persecución o grandeza (o ambos) y creencias
delirantes como ideas de referencia. Por lo general se les considera enojados y
resentidos.
Los pacientes por lo común utilizan la proyección como mecanismo de defensa,
mecanismo por el cual atribuyen a los otros intenciones claras de hacerles daño, estar
en su contra y abusar de ellos. Tienden a tener un pronóstico pobre en terapia
debido a que presentan alteraciones graves de la realidad y su juicio. Se torna
dificultoso analizar sus problemas y fallas de manera abierta. También parecen tener
dificultad para establecer una relación terapéutica con sus terapeutas.

Escala 6: Pa Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Probabilidad de desorden de pensamiento
- Creencias erróneas.
- Ideas de referencia.
- Disposición vengativa, amargura.
- Cavilación excesiva.
24
- Probabilidad de actuación en función del delirio.
Alto (66-75) - Ira, resentimiento.
- Desplazamiento de la culpa, actitud critica.
- Hostilidad, suspicacia.
- Rigidez, obstinación.
- Tendencia a malinterpretar situaciones sociales.
Moderado (56-65) - Sensibilidad al rechazo y/o desaires.
- Cautela y defensa en el inicio de los contactos sociales.
- Moralismo.

ESCALA 7.PSICASTENIA.(PS)
La escala 7 del MMPI-2 es una medida de la ansiedad y de la desadaptación
general. Según Butcher (1999) los pacientes con puntuaciones altas en esta
medida informan ansiedad, tensión e incomodidad. Tienden a preocuparse en gran
medida y a ser aprensivos con respecto a situaciones menores. A menudo expresan
sentimientos de agitación e intranquilidad y tienen dificultad para concentrarse. Otras
personas tienden a considerarlos como individuos nerviosos que son introspectivos,
ensimismados, obsesivos y compulsivos en ocasiones.
Son muy autocríticos, no interactúan bien en sociedad, se sienten muy inseguros e
inferiores, carecen de confianza en si mismos y son muy cohibidos. Suelen
presentar una gran cantidad de culpas y ser moralistas al extremo. Las personas
tienden a considerarlos perfeccionistas y escrupulosos. Dan la impresión de ser
organizados y meticulosos al grado de ser rígidos. A menudo tienen dificultad para
tomar decisiones porque “ven demasiadas posibilidades” en la situación que enfrentan.
Estos pacientes tienden a ensimismarse en exceso, pero en general muestran cierto
insight acerca de sus problemas.
Consideraciones importantes para el tratamiento: Butcher (1999) informa que
pueden ocurrir periodos en los que los síntomas se intensifiquen como resultado de la
tendencia de estos pacientes a considerar todo como una catástrofe. Por lo general,
distorsionan la importancia de los problemas y reaccionan de manera extrema ante
situaciones menores como si fueran desastres de gran envergadura.


Escala 7: Pt Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Cavilación, rumiación.
- Agitación psicomotora.
- Probabilidad de conductas rituales.
- Supersticiones, fobias, temores.
- Sentimientos de culpa.
- Expresiones de depresión y ansiedad.
Alto (66-75) - Inseguridad.
- Ansiedad, tensión.
- Preocupación, actitud aprensiva.
- Temor a cometer equivocaciones o errores.
- Minuciosidad, indecisión.
- Moralismo.
Moderado (56-65) - Conciencia y responsabilidad acerca del propio accionar.
- Tendencia a intelectualizar.
- Contracción al trabajo.
- Organización, orden, tendencia al perfeccionismo.
- Actitud autocrítica.
- Capacidad introspectiva.

25
ESCALA 8. ESQUIZOFRENIA. (ES)
Butcher (1999) alerta que no todas las personas que obtienen alguna elevación en
esta escala son esquizofrénicas; puede ocurrir cierta elevación en personas
antisociales o que tienen un estilo de vida de rechazo a las normas culturales. Los
niveles de elevación tienden a asociarse con trastornos psicológicos más graves; sin
embargo, pueden presentarse rangos de elevación moderada entre algunos
individuos que no experimentan un trastorno de pensamiento, pero cuyo
enfoque hacia la vida es abstraído y desorganizado. Suelen presentar una
conducta poco convencional y poco común lo que suele traer aparejado su
desadaptación social con fuertes sentimientos de inferioridad. También insatisfacción
con la vida, confusión del rol sexual y preocupaciones sexuales. Son excéntricos,
obstinados, temperamentales, inmaduros e impulsivos.
Tienen un pronóstico pobre en terapia orientada al insight, en parte debido a su
dificultad para relacionarse con un terapeuta. La terapia a corto plazo tiende a ser
ineficaz debido al grado de sus problemas. La terapia a largo plazo puede ser efectiva
si el terapeuta proporciona un contexto de aceptación en el que estos pacientes
puedan llegar a darle su confianza.

Escala 8: Sc Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Disturbios de pensamiento.
- Comportamientos excéntricos.
- Probabilidad de delirios y alucinaciones.
- Retraimiento social, aislamiento.
- Contacto con la realidad deficitario.
Alto (66-75) - Creencias inusuales.
- Actos bizarros.
- Ensimismamiento, alienación.
- Poco convencionalismo.
- Problemas de identificación y autoconfianza.
- Dificultades de concentración y razonamiento.
Moderado (56-65) - Escaso interés en las personas.
- Poca habilidad practica.
- Creatividad e imaginación.
- Preocupaciones religiosas y/o espirituales.

ESCALA 9. HIPOMANIA. (MA)
Esta escala se desarrolló para evaluar el estado de ánimo elevado en forma
patológica. Según Butcher (1999) la escala Ma evalúa los niveles “mas bajos” de
conducta maniaca (a menudo, los trastornos maniacos puros y extremos son
imposibles de evaluar a través de una prueba). En términos de características de
personalidad, los pacientes con puntuaciones altas en la escala 9 tienden a ser
extrovertidos, sociables y gregarios; les agrada estar con otras personas. Muestran
confianza en si mismos, en general son muy calidos y amistosos hacia los demás y
tienden a crear una buena impresión inicial en las personas. También pueden ser
engañosos y poco confiables y tienden a distorsionar considerablemente la
verdad cuando hablan. Muchos de estos individuos tienen episodios periódicos de
depresión.
Por lo común se emplean fármacos para el trastorno de estado de ánimo. El
tratamiento psicológico, se dirige al manejo de los estresores que ocurren en su vida
cotidiana. Son resistentes a las interpretaciones terapéuticas cuando asisten a las
sesiones.

Escala 9: Sc Basado en Butcher y colab. (1989)
26

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Expansividad, grandiosidad.
- Irritabilidad.
- Pobre control de los impulsos.
- Hiperactividad, distractibilidad.
- Toma de decisión impulsiva.
- Confusión.
Alto (66-75) - Euforia.
- Actividad excesiva.
- Locuacidad.
- Inquietud, impaciencia, labilidad.
- Relaciones superficiales.
Moderado (56-65) - Gregario.
- Poca tolerancia al tedio.
- Amplia gama de intereses.
- Contracción al trabajo, efectividad.
- Orientación al logro.
- Actitud emprendedora.

ESCALA 0 . INTROVERSIÓN SOCIAL. (IS)
Según Butcher (1999) la escala Si se desarrolló para evaluar las características de
personalidad de introversión-extraversión. Esta es una medida bipolar de la
personalidad y puede interpretarse a lo largo de todo el rango de puntuaciones. Es
decir la introversión se infiere del rango más elevado y la extraversión del más
bajo.
Los individuos con puntuaciones altas en esta escala (T > 65) presentan timidez
extrema e introversión social. Por lo común se sienten incómodos con personas del
sexo opuesto y son difíciles de conocer. Son extremadamente sensibles a lo que los
demás piensan de ellos. Los individuos con puntuaciones altas en Si tienen un
control excesivo y son inhibidos y tienden a ser sumisos y dóciles en sus
relaciones. Así como a ser muy serios, convencionales y a aceptar en extremo la
autoridad.
Las puntuaciones bajas en la escala Si, T <45, también son interpretables. Las
personas con puntuaciones bajas en Si tienden a ser muy sociables y
extrovertidas. Parecen tener una fuerte necesidad de estar con otras personas en
situaciones grupales. Son espontáneas y expresivas y parecen buscar las situaciones
competitivas. Algunos individuos con puntuaciones muy bajas en Si tienden a ser
inmaduros, impulsivos e inmoderados.

Escala 0: Sc Basado en Butcher y colab. (1989)

Puntaje T Interpretaciones Posibles
Muy alto (76 o >) - Actitud distante, centrado en si mismo.
- Inseguridad, indecisión.
- Auteridad, recato.
- Rumiación.
Alto (66-75) - Introversión.
- Vergüenza, timidez.
- Falta de autoconfianza.
- Actitud taciturna, irritabilidad.
- Rigidez, sumisión.
Moderado (56-65) - Reserva, seriedad, cautela.
- Sobrecontrol de los impulsos.
- Apocada habilidad social.
27
Modal (41-55) - Actividad, energía.
- Actitud amistosa.
- Locuacidad.
Bajo (40 o <) - Calidez.
- Sociabilidad, actitud gregaria.
- Autoconfianza y asertividad.
- Exhibicionismo.

Tipos de códigos más frecuentes

Recordemos que “la manera correcta de interpretar las escalas del MMPI-2, no es
analizando escala por escala, sino interpretando en base al código generado por las
escalas clínicas significativas. Obtenemos el código de interpretación, ordenando de
mayor a menor las puntuaciones de las escalas clínicas”. (Fernández, Herrero,
Marconi, 2009)


Códigos:
1


1-2/2-1
Los pacientes con este tipo de código informan problemas somáticos y dolor, se
quejan de sentirse físicamente enfermos y están muy preocupados por su salud
y funciones corporales. Informan debilidad, fatiga, mareos y problemas digestivos;
prefieren las explicaciones médicas a sus síntomas y se resisten a las interpretaciones
psicológicas. Se muestran ansiosos, tensos, nerviosos, intranquilos e irritables,
con características de ensimismamiento e infelicidad. Generalmente muestran una
pérdida de iniciativa. Pueden presentar un estado de ánimo deprimido.
Son cohibidos, introvertidos y tímidos en situaciones sociales; retraídos y solitarios.
Experimentan dudas sobre su capacidad y muestran duda e indecisión incluso sobre
cuestiones menores. Tienden a ser hipersensibles y pasivo-dependientes. También
pueden utilizar bebidas alcohólicas o fármacos por prescripción médica para reducir la
tensión que experimentan.
Guardan hostilidad hacia quienes perciben que no les prestan suficiente atención y
apoyo. Carecen de insight acerca de si mismos y se resisten a aceptar la
responsabilidad de su propia conducta.

1-3/3-1
Puntuaciones altas describen por lo general a pacientes con un diagnóstico de
trastorno neurótico (histérico, hipocondríaco). Puede estar presente el Síndrome
Conversivo clásico; presencia de sintomatología limitante sin base orgánica. Pero
prefieren la explicación médica de sus problemas. En general, están ausentes la
ansiedad y depresión graves.
Este tipo de personas funciona con un nivel reducido de eficiencia y desarrollan
síntomas físicos bajo estrés, debido a la incapacidad de manejar los estresores.
Estos síntomas pueden desaparecer en el momento en que disminuye el estrés.
Por otro lado, los pacientes con este patrón de perfil tienden a ser demasiado
optimistas y superficiales en situaciones sociales; inmaduros, egocéntricos y
egoístas; se sienten inseguros y tienen fuerte necesidad de atención y afecto. Con
frecuencia buscan la compasión de otras personas, son dependientes y reclaman
afecto.

1
Los codigos descriptos estan basados en Butcher. J.N. (1999). MMPI 2: Guia para principiantes. Tr.
Gloria Padilla Sierra. El Manual Moderno. Mexico. tercera reimpresion. (2003).
28
En general, los pacientes son socialmente extrovertidos, pero sus relaciones
interpersonales se caracterizan por no ser profundas y de poco compromiso afectivo.
Son agradables en apariencia pero carecen de habilidades para tratar con el sexo
opuesto. Según Butcher (1999) muchos pacientes con este tipo de código parecen
tener un impulso sexual bajo, pero tienden a la “coquetería”.
Tienen a “controlar” y son pasivo—agresivos, exhibiendo arranques de enojo
ocasionales. Son bastante convencionales así como conformistas en sus actitudes y
creencias.
Estos pacientes no tienen motivación para la psicoterapia, esperan respuestas y
soluciones definidas para sus problemas. Pueden concluir con la terapia de manera
anticipada. Se resisten las interpretaciones psicológicas y sus síntomas, de ser
genuinos, son extremadamente discapacitantes.

1-4/4-1
En ese caso, se observan síntomas hipocondríacos graves, en especial cefaleas y
molestias estomacales. Según Butcher (1999) estos pacientes son indecisos y
ansiosos, son socialmente extrovertidos, careciendo de habilidades para relacionarse
con el sexo opuesto. Sienten rebeldía hacia su núcleo familiar pero no expresan estos
sentimientos. Es probable que utilicen el alcohol en exceso. Carecen de “empuje” y
tienen metas pobremente definidas. A menudo están insatisfechos, son pesimistas,
demandantes, irascibles, agresivos y resistentes a la psicoterapia tradicional.

1-8/8-1
Siguiendo los lineamientos de Butcher (1999), estos pacientes experimentan
sentimientos de hostilidad y agresión, pero no saben expresarlos adecuadamente. Se
caracterizan por ser inhibidos y reprimidos, o bien, demasiado combativos y
puntillosos, además de sentirse socialmente inadecuados y no confiar en los demás.
Tienden a aislarse del entorno y se sienten infelices y deprimidos. Con frecuencia
muestran aplanamiento afectivo y pueden además encontrarse confundidos y
distraídos. En general, a estos pacientes se les diagnostica esquizofrenia.

1 -9/9-1
En este código encontramos pacientes ansiosos, tensos e inquietos. Propensos a
alteraciones somáticas y renuentes a aceptar las explicaciones psicológicas para sus
molestias. Son agresivos y beligerantes, pero en realidad son pasivos—
dependientes, e intentan negarlo. Tienden a ser ambiciosos, con un alto nivel de
empuje, pero carecen de metas bien definidas. A menudo se frustran y presentan
angustia extrema. Como expresa Butcher (1999) en ocasiones este perfil se encuentra
en personas con daño cerebral que experimentan dificultades para enfrentar dichas
deficiencias.

2-3/3-2
Los pacientes con este tipo de código, se sienten nerviosos, tensos, preocupados,
tristes, deprimidos, fatigados, exhaustos y débiles aunque no lleguen a presentar
una ansiedad incapacitante. Siguiendo a Butcher (1999) carecen de interés,
iniciativa y participación en las situaciones de la vida. Tienen un nivel disminuido
de actividad física y suelen presentar trastornos gastrointestinales. Son pasivos,
dóciles y dependientes. Se sienten insuficientes, inseguros y desamparados
provocando en los demás el deseo de cuidarlos. Muestran empuje, y buscan
responsabilidades pero temen colocarse en situaciones competitivas o de mayor
presión. Sienten que no obtienen un reconocimiento adecuado por sus logros y los
lastima cualquier tipo de crítica. Son controladores y reprimen sus sentimientos no
pudiendo expresarlos adecuadamente. Evitan la participación social; se sienten
incómodos con personas del sexo opuesto. La inadaptación sexual es común,
incluyendo frigidez e impotencia.
29
Estos pacientes tienden a funcionar a un nivel reducido de eficiencia durante largos
periodos y parecen tolerar gran cantidad de infelicidad. En general se les diagnostica
neurosis depresiva y no responden muy bien a la psicoterapia. Carecen de insight y
se resisten a las reformulaciones psicológicas de sus problemas.

2-4/4-2
Este tipo de código es común en aquellos pacientes que tienen antecedentes penales.
Suelen tener problema con la ley, son impulsivos y necesitan la satisfacción
inmediata de los sus impulsos. Tienen poco respeto por normas y valores
sociales, a menudo presentan acting out y carecen de culpa y remordimiento por los
actos cometidos. Según Butcher (1999) es probable que beban en exceso. Parecen
frustrados por su falta de logros y se muestran resentidos ante las demandas que
otras personas les hacen. Es posible que exista ideación e intentos de suicidio, en
particular si ambas escalas están excesivamente elevadas.
Tienen una marcada inclinación a manipular a los demás. Tienden a parecer
sociables y extrovertidos, dando una impresión inicial favorable. Son cohibidos,
insatisfechos consigo mismos así como pasivo—dependientes. El pronóstico en
psicoterapia es pobre aunque expresen su necesidad de ayuda y un deseo de cambio.
Es probable que terminen rápidamente con la terapia si desaparece el estrés o
disminuyen sus dificultades legales.

2-7/7-2
Las características de este tipo de perfil se asocian con alteraciones en el estado de
ánimo, como depresión, ansiedad y tensión. Los pacientes expresan sentirse
nerviosos gran parte del tiempo y preocuparse en exceso. Como expresa Butcher
(1999) tienden a ser vulnerables ante las amenazas reales e imaginarias y se
inclinan por anticipar los problemas antes de que ocurran. Reaccionan en extremo
ante el menor estrés con sentimientos de “fatalidad catastrófica”. Presentan variedad
de síntomas físicos, fatiga y agotamiento. Se sienten infelices y tristes. Son lentos
en sus acciones, en su discurso y pueden presentar también lentitud en los procesos
de pensamiento. En las conversaciones por lo general se muestran muy pesimistas
en cuanto a la superación de sus problemas. Otros los consideran meditativos,
malhumorados y ensimismados.
Son escrupulosos, llenos de culpas y tienen una fuerte necesidad de hacer lo
correcto. Suelen ser religiosos y moralistas. Pueden tener expectativas altas y poco
realistas acerca de si mismos. Presentan indecisión y sentimientos de incapacidad,
inseguridad e inferioridad ante los demás. Además, con frecuencia son meticulosos,
perfeccionistas y un tanto compulsivos.
Tienen dificultad para afirmarse en situaciones sociales pero muestran una elevada
capacidad para formar vínculos emocionales profundos ya que buscan el
cuidado y la seguridad que les puedan brindar los demás. En este sentido,
presentan dependencia en las relaciones sociales. En general tienen una elevada
motivación para la psicoterapia y están propensos a permanecer en ella por largo
tiempo. Los individuos con este patrón tienden a mostrar una mejoría considerable en
terapia. Se les diagnostica como depresivos, obsesivo—compulsivos o con trastorno
de ansiedad.

2-8/8-2
Estos pacientes se caracterizan por ser ansiosos, agitados, tensos e intranquilos.
Según Butcher (1999) tienen trastornos de sueño y baja concentración. Además,
son olvidadizos y tienen pensamiento confuso. Ineficaces para cumplir con sus
responsabilidades, se muestran poco originales y estereotipados en pensamiento y
solución de problemas. Presentan síntomas somáticos y una estimación poco realista
acerca de si mismos. Sus rasgos de personalidad incluyen dependencia, falta de
asertividad, irritabilidad y resentimiento. Se caracterizan también por experimentar
30
pérdida del control y no expresar sus emociones. Niegan sus impulsos pudiendo
presentar periodos disociativos de acting out. Son sensibles a las reacciones de los
demás y piensan mal acerca de las motivaciones de otras personas. Evitan las
relaciones interpersonales cercanas por miedo a ser lastimados. En general
manifiestan sentimientos de desesperación y falta de valía.
Los diagnósticos habituales que se les asignan a estos pacientes incluyen psicosis
maniaco—depresiva y esquizofrenia, tipo esquizoafectivo. Con frecuencia tienen una
sintomatología crónica, incapacitante, se muestran llenos de culpa y con
depresión clínica. Tienen un discurso débil y reducido, además de lentitud en el
flujo de pensamiento. Frecuentemente están llorosos y se muestran apáticos e
indiferentes. A menudo tienen preocupación y pensamientos suicidas, pueden llegar a
tener planes específicos para matarse.

2-9/9-2
Este perfil se caracteriza por el egoísmo y narcisismo de los pacientes. Según
Butcher (1999) los sujetos con este código generan situaciones de fracaso que opacan
las altas expectativas de logro que poseen. En personas jóvenes, esto puede sugerir
una crisis de identidad.
Suelen ser ansiosos y tensos, sus quejas somáticas tienen que ver con el área
gastrointestinal. Pueden tener antecedentes de depresión grave, pero no es un estado
de ánimo frecuente. Suelen consumir alcohol como un escape a las tensiones y el
estrés. Con frecuencia niegan sus sentimientos de incapacidad y falta estima con
periodos alternados de aumento de actividad y fatiga. El diagnóstico más común es el
de trastorno maniaco—depresivo.
También este perfil se encuentra en pacientes con daño cerebral que han perdido el
control y que intentan enfrentar sus deficiencias a través de actividad excesiva.

3-4/4-3
Personas con este tipo de código, se caracterizan por mantener impulsos hostiles y
agresivos pero sin expresarlos de manera apropiada. Se caracterizan por el
extremo control con períodos de acting out violento y agresivo sin considerar que
su comportamiento sea problemático.
Muestran sentimientos de hostilidad hacia la familia, son sensibles al rechazo y
demandan atención y aprobación de los otros. Son rebeldes aunque externamente
parezcan conformistas.
Tal como expresa Butcher (1999), son comunes la inadaptación sexual y la
promiscuidad. Los pensamientos e intentos de suicidio pueden seguir a los episodios
de acting out. Se los suele diagnosticar como personalidad pasivo – agresiva y
emocionalmente inestables.

3-6/6-3
En este caso, Butcher (1999) menciona que los sujetos se caracterizan por la tensión,
ansiedad y trastornos físicos moderados sin llegar a ser incapacitantes.
Experimentan sentimientos de hostilidad hacia la familia sin expresar de manera
directa sus emociones negativas ni reconocer habitualmente la presencia de las
mismas.
Suelen ser insolentes, poco cooperativos y difíciles de tratar. Niegan tener
problemas psicológicos graves y refieren tener desconfianza y resentimiento.

3-8/8-3
Según Butcher (1999) estos pacientes muestran agitación psicológica intensa.
Pueden presentar trastornos de pensamiento y tienen problemas de concentración,
fallas de memoria, ideas inusuales y poco convencionales. Suelen perder la
asociación de ideas llegando a experimentar pensamientos obsesivos, delirios y
alucinaciones. El diagnóstico más común en este perfil es el de esquizofrenia.
31
Son generalmente ansiosos, tensos, nerviosos, temerosos y preocupados. Tienen
fobias, depresión y sentimientos de desesperanza. Les resulta difícil tomar hasta las
decisiones más pequeñas. Con frecuencia manifiestan una amplia variedad de
afecciones físicas. Hablan acerca de sus trastornos y dificultades en forma vaga y
evasiva.
Es probable que sean inmaduros, dependientes y que tengan una fuerte
necesidad de atención y afecto. Suelen ser apáticos y pesimistas; no participan de
manera activa en situaciones de la vida diaria. La terapia orientada al insight no es
eficaz con estos pacientes, se suele utilizar psicoterapia de apoyo.

4-5/5-4
Este código en general esta presente sólo en varones y estos son inmaduros,
narcisistas y pasivos emocionalmente. Tal como los describe Butcher (1999),
tienen fuertes necesidades de dependencia (aunque no lo reconozcan) y una
dificultad para incorporar los valores sociales. Su manera de hablar,
comportamientos y forma de vestir refleja su poco conformismo y falta de
convencionalidad. Generalmente tienen un control adecuado, pero pueden ocurrir
periodos breves de acting out agresivo mostrando culpa y remordimiento temporales.
En general el diagnóstico es el de personalidad pasivo-agresiva.
Experimentan gran dificultad con su identidad sexual y es posible la
homosexualidad abierta, en particular si ambas escalas están extremadamente
elevadas. Con frecuencia temen que las mujeres los dominen.


4-6/6-4
Estos pacientes se caracterizan por ser inmaduros, narcisistas, indulgentes
consigo mismos y pasivo-dependientes. Butcher (1999) expresa que hacen
demandas excesivas hacia otras personas en búsqueda de atención, simpatía y
compasión. Las mujeres con este perfil se identifican en extremo con el rol
femenino tradicional y dependen en gran medida de los varones. Estos pacientes
no se llevan bien con los demás, en especial con los miembros del sexo opuesto.
Son desconfiados con respecto a las motivaciones de otras personas, evitan
involucrarse a un nivel profundo, poseen hostilidad y enojo reprimidos. Con
frecuencia son irritables, discutidores, malhumorados, y resentidos con la
autoridad.
Probablemente nieguen tener problemas psicológicos graves, en vez de ello
racionalizan y proyectan la culpa hacia los otros sin aceptar su propia
responsabilidad en conducta. También son poco realistas y grandiosos en sus
autoestimaciones.
Suelen ser poco receptivos a la psicoterapia y en general se les diagnostica
personalidad pasivo-agresiva o esquizofrenia de tipo paranoide.

4-7/7-4
Las características de los pacientes que poseen este perfil se alternan entre periodos
de gran insensibilidad acerca de las consecuencias de sus actos y la
preocupación excesiva por los efectos de su conducta. Según Butcher (1999) con
frecuencia tienen episodios de acting out, seguidos de culpa y autocensura
temporales.
Las características más frecuentes incluyen quejas somáticas vagas, tensión,
fatiga, agotamiento, dependencia e inseguridad. Requieren que constantemente se
reafirme su propia valía. En terapia responden de manera sintomática al apoyo y la
reafirmación.

4-8/8-4
32
Siguiendo los lineamientos de Butcher (1999) estos pacientes no se adaptan a su
ambiente, parecen extraños y peculiares, son poco conformistas, resentidos con
la autoridad y experimentan problemas en su autocontrol.
Pueden adherirse a puntos de vista radicales en religión o política. Son erráticos y
difíciles de predecir. Muestran enojo, irritación, resentimiento y presentan acting
out de manera indiferente a los demás, como delincuencia o actos criminales.. A
menudo beben de manera excesiva, usan drogas (en particular alucinógenos) y
pueden presentar desviación sexual.
Muestran pocos logros, falta de responsabilidad y adaptación marginal. Poseen
profundos sentimientos de inseguridad, demandando exagerada atención y
afecto. Tienen un pobre autoconcepto y sus acciones se predestinan al rechazo y al
fracaso.
Suelen atravesar periodos de obsesiones suicidas, se refugian en la fantasía y son
desconfiados, evitando las relaciones profundas. Tienen deficiencias en empatía
y falta de habilidades sociales básicas.
Son retraídos, aislados y propensos a considerar al mundo como amenazante y
que los rechaza. Culpan a los demás de sus dificultades.
Guardan fuertes preocupaciones acerca de la masculinidad y la feminidad,
obsesionándose con pensamientos de naturaleza sexual. Temen ser incapaces en
su desempeño sexual y pueden participar en actos sexuales antisociales en un intento
por demostrar que son adecuados. El diagnóstico más común para este tipo de perfil
es el de esquizofrenia (tipo paranoide, personalidad egocéntrica, personalidad
esquizoide y personalidad paranoide).

4-9/9-4
Según Butcher (1999) los individuos con este tipo de perfil pueden mostrar una notable
desconsideración hacia las normas y valores sociales. Son antisociales,
irresponsables, con valores éticos inestables. Suelen presentar dificultades
legales o problemas laborales. Tienen un amplio conjunto de conductas problema
como alcoholismo, peleas y acting out sexual sin considerar las consecuencias.
Buscan estimulación emocional y excitación. Son desinhibidos y extrovertidos.
Se caracterizan por el narcisismo, egoísmo, la indulgencia consigo mismo y la
impulsividad. En este sentido, tienen necesidad de satisfacción inmediata de sus
impulsos y baja tolerancia a la frustración.
Los sujetos con este patrón no desean aprender de las experiencias de castigo.
Cuando tienen problemas, racionalizan sus defectos y fallas y/o culpan a los demás
de sus dificultades, mintiendo para evitar la responsabilidad.
Son irritables y de actitud sarcástica. Frecuentemente, muestran enojo y
hostilidad; pueden, además tener arranques emocionales ocasionales. También
son enérgicos, intranquilos e hiperactivos. A menudo dan una buena impresión
inicial porque son expresivos y espontáneos, no obstante, sus relaciones son
generalmente superficiales y mantienen a los demás a una distancia emocional.
En general parecen confiados en si mismos y seguros, pero son bastante inmaduros.
El diagnóstico común para este tipo de perfil es el de personalidad antisocial.

6-8/8-6
Las características de este tipo de perfil coinciden con un diagnostico de trastorno
mental grave y esquizofrenia de tipo paranoide. Según Butcher (1999) los pacientes
con este perfil manifiestan conducta psicótica evidente, su pensamiento es autista,
fragmentado, delirante y circunstancial, con contenido bizarro. Tienen dificultad
en concentrarse, atender y memorizar. Poseen una capacidad de juicio deficiente,
delirios de persecución o grandeza y sentimientos irreales. Por lo común, muestran
una preocupación por pensamientos abstractos inusuales y embotamiento
afectivo.
33
Estos individuos pueden tener un discurso rápido e incoherente. Tienden a carecer de
mecanismos de defensa eficaces y en ocasiones muestran una ansiedad extrema. Es
probable que reaccionen ante el estrés y la presión retrayéndose hacia la fantasía y la
ensoñación, con dificultades para diferenciar claramente entre la fantasía y la realidad.
Presentan sentimientos de inferioridad, inseguridad, falta de confianza y pobre
autoestima.
Con frecuencia las personas con este patrón se sienten culpables por sus fallas. En
general, no se relacionan con otras personas y son desconfiados, por lo que
evitan los vínculos emocionales profundos.
Resienten las demandas interpersonales que se les hacen y se muestran
malhumorados, irritables, así como poco amistosos y negativos. Tienden a
presentar un patrón a largo plazo de inadaptación y en general tienen un estilo de vida
esquizoide.


6-9/9-6
Estos pacientes, de acuerdo a las inferencias propuestas por Butcher (1999), son
demasiado sensibles y desconfiados. Muestran una fuerte necesidad de afecto, se
sienten vulnerables y manifiestan ansiedad gran parte del tiempo. Lloran
fácilmente, reaccionan de manera extrema ante el menor estrés y se retraen hacia
la fantasía, sin poder expresar emociones de modo adaptativo y modulado.
Probablemente muestren signos de trastornos de pensamiento y expresen
dificultades en relación con el pensamiento y la concentración; son ensimismados
o sobreideacionales y obsesivos. Pueden tener delirios y alucinaciones con un
discurso impertinente e incoherente. A menudo parecen desorientados y
confundidos, además de tener una capacidad de juicio deficiente. Es posible que
reciban un diagnóstico de esquizofrenia de tipo paranoide o de un trastorno del estado
de ánimo.

7-8/8-7
Según Butcher (1999) los pacientes con este perfil por lo general experimentan
agitación y confusión y no dudan en admitir que tienen problemas psicológicos.
Carecen de defensas para sentirse cómodos por lo cual se sienten deprimidos,
preocupados, tensos y nerviosos. Pueden estar confundidos y presentar estados de
pánico. Tienen capacidad de juicio deficiente y no suelen beneficiarse con la
experiencia. Son introspectivos, ensimismados y sobreideacionales. Es probable
que presenten sentimientos crónicos de inseguridad, incapacidad, inferioridad e
indecisión.
Carecen de experiencias de socialización, son retraídos y no tienen confianza a
nivel social. Por lo general son pasivo—dependientes y tienen dificultades con las
relaciones heterosexuales maduras. A menudo se sienten inadecuados en un rol
sexual tradicional y por lo que su desempeño sexual es deficiente.
Los pacientes con este perfil pueden recibir un diagnóstico de trastorno de ansiedad.
Sin embargo a medida que la escala 8 es mayor que la 7 aumenta la probabilidad de
de psicosis.

8-9/9-8
Butcher (1999) indica que a los individuos con este perfil se les considera
egocéntricos e infantiles en sus expectativas acerca de los demás, demandan gran
cantidad de atención, volviéndose resentidos y hostiles cuando no se los
satisface.
Sin embargo, temen a los compromisos emocionales y evitan las relaciones muy
cercanas, de allí que sean retraídos y aislados a nivel social y que se sientan muy
incómodos en las relaciones heterosexuales. También muestran tendencia a una
adaptación sexual deficiente.
34
Son hiperactivos y emocionalmente débiles, asimismo parecen agitados e
inquietos. Demuestran un discurso fuerte y excesivo, además de una estimación
poco realista acerca de si mismos. Sus pensamientos son ostentosos y arrogantes.
A menudo evitan hablar de sus dificultades y es posible que no expresen una
necesidad de ayuda profesional. Tienen grandes necesidades de logro y es posible
que se sientan presionados a ello, no obstante, su desempeño tiende a ser mediocre.
Generalmente se sienten inferiores e insuficientes y tienen baja autoestima.
El diagnóstico más común que se les asigna es el de esquizofrenia (catatónica,
esquizoafectiva o paranoide). También puede estar presente un grave trastorno de
pensamiento, lo cual resulta en que los pacientes se sientan confundidos, perplejos
y desorientados. Les resulta muy difícil enfocarse y experimentan pensamiento
extravagante, poco frecuente, autista y circunstancial.
Este perfil se encuentra en ocasiones en adolescentes con problemas de adicciones.




¿Cómo se interpretan las escalas clínicas?

Veamos el siguiente Ejemplo C: Corresponde a una mujer, de 30 años, empleada
administrativa. Casada, sin hijos que solicita tratamiento psicológico por indicación de
su médico clínico y que está interesada en trabajar en la terapia las dificultades que
tiene actualmente con su pareja.

ESCALAS VALIDEZ
(Femenino)
47
40
69
30
40
50
60
70
80
90
100
110
120
L F K
Escalas
P
t
s
.

T
PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS
(Femenino)
74
45
82
50
56
53 53
40
54
36
25
35
45
55
65
75
85
95
105
115
125
1- Hs 2 - D 3 - Hy 4 - Pd 5 - Mf 6 - Pa 7 - Pt 8 - Sc 9 - Ma 0 - Si
Escalas


Las escalas de validez nos alertan de un perfil válido, que denota un malestar
psicológico (L 47) con probabilidad de presentar psicopatología moderada (F 69).
También da cuenta de un sujeto que tiene un pobre autoncepto y que es crítico de si
mismo y de los demás, junto con cierta probabilidad de conducta impulsiva (K 40).
Teniendo en cuenta que el perfil es válido, observamos que la información que nos
proveen las escalas clínicas corresponde a un código 3-1 correspondiente al tipo
histérico-hiponcodríaco (Hy 82 – Hs 74). Según Butcher (1999), este código nos
indica que el sujeto tiene ciertas tendencias ligadas a rasgos de personalidad
infantiles, mostrando una fuerte necesidad de atención y afecto. Pueden estar
presentes los síntomas de conversión clásicos. Este tipo de personas funciona con
un nivel reducido de eficiencia y desarrollan síntomas físicos bajo estrés, los cuales
pueden desaparecer en el momento en que disminuye éste.
En términos de sus características físicas de personalidad, los pacientes con este
patrón de perfil tienden a ser demasiado optimistas y superficiales en situaciones
sociales. Tienen un control extremo y son pasivo—agresivos, presentando
arranques de enojo ocasionales.
35
Pacientes con este tipo de perfil, no tienen motivación para la psicoterapia pero
cuando si la tienen, esperan respuestas y soluciones definidas para sus problemas.
Pueden concluir con la terapia de manera prematura si su terapeuta no responde a
sus demandas. Prefieren las explicaciones médicas de sus síntomas.

Es importante, al analizar el MMPI-2, no solo hallar las características básicas de la
personalidad, sino que también ubicar las tendencias hacia la aceptación y
predisposición hacia el tratamiento. Esta valiosa información es fundamental para
recomendar algún tratamiento específico y elaborar un pronóstico presuntivo.

Al mismo tiempo, analizar las características de personalidad que nos brindan las
escalas bipolares, es fundamental para tener una noción mas acabada sobre el tipo de
personalidad del evaluado. En este caso, la escala bipolar número 10 nos indica
características de personalidad ligadas al polo introversión/extroversión. Hallamos
entonces, con un puntaje T=36, características relacionadas con la Extroversión.
Según Butcher (1989) son personas que sienten agrado y comodidad en participar
en situaciones sociales. Estos pacientes, pueden llegar a ubicarse en el “centro de
atención” de todas las miradas. A la vez que la escala 5 (T:56), nos indica
características ligadas a una persona activa, asertiva y espontánea (siendo en este
caso un perfil femenino).

Veamos ahora el Ejemplo D: El sujeto evaluado es un hombre, de 43 años, detenido
en unidad penitenciaria, por robo calificado y homicidio.


ESCALAS VALIDEZ
83
95
58
30
35
40
45
50
55
60
65
70
75
80
85
90
95
100
105
110
115
120
L F K
Escalas
P
t
s
.

T

PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS
82
88
96
77
52
99
105 105
75
78
30
35
40
45
50
55
60
65
70
75
80
85
90
95
100
105
110
115
120
1- Hs 2 - D 3 - Hy 4 - Pd 5 - Mf 6 - Pa 7 - Pt 8 - Sc 9 - Ma 0 - Si
Escalas


Tras el análisis de las escalas de validez se puede observar que el evaluado
intenta falsear el protocolo, resistiéndose a la evaluación (L 83) debido a que
posee intenciones manifiestas de fingimiento de malestar o psicopatología (F 95)
por lo que el perfil se torna inválido. Por tal motivo sería erróneo obtener información
de las escalas clínicas.


36
BIBLIOGRAFIA


• Allport, G. (1937). Personality: A psychological interpretation. New York: Holt.


• Brenlla, M.E., Maristany, M.P., y Diuk, L.W. (1992). Evaluación de la personalidad.
Aportes del MMPI-2. Buenos Aires. Lugar Editorial.

• Butcher, J. N., Dahlstrom, W. G., Graham, J. R., Tellegen, A., & Kaemmer, B.
(1989). Minnesota Multiphasic Personality Inventory-2 (MMPI-2): Manual for
administration and scoring. Minneapolis: University of Minnesota Press.

• Butcher, J.N., (1999). MMPI 2: guía para principiantes. Tr. Padilla Sierra,G. Mexico.
Ed. El Manual Moderno. Tercera reipresión. 2003

• Casullo, M.M. (1999). Aplicaciones del MMPI-2 en los ámbitos clínico, forense y
laboral. Buenos Aires. Paidós.

• Gómez Dupertuis, D. (1998). La evaluación de la personalidad: El MMPI – II.
(Hathaway, S.; McKinley, J. MMPI-2 Inventario Multifacético de Personalidad de
Minnesota; Traducción Gómez Dupertuis, D.) Ficha Nº 17. Buenos Aires.
Departamento de Publicaciones Facultad de Psicología, Universidad de Buenos
Aires.

• Hathaway, S.R., & McKinley, J.C. (1999). Guía para principiantes. Minneapolis:
University of Minnesota Press.

• Laplanche J. Pontalis, J-B. (1994). Diccionario de Psicoanálisis. Colombia. Editorial
Quinto Centenario.

• Mikulic, I. M. (2007). Construcción y Adaptación de Pruebas de Evaluación
Psicológica. Ficha de cátedra. Buenos Aires. Departamento de Publicaciones. Fac.
de Psicología. UBA.

• Sánchez López, M.P. Casullo, MM. (2000). Estilos de Personalidad. Una
Perspectiva Iberoamericana. Buenos Aires. Miño y Dávila Editores.

!

" " " " " " # # # # #

Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota: Guía para la Administración e Interpretación del MMPI – 2
Material de Cátedra El presente escrito responde a fines puramente didácticos y está destinado al uso exclusivo de los alumnos de la Materia Teoría y Técnica de Exploración y Diagnóstico Psicológico. Mod. I. Técnicas Psicométricas. Cat. I. Prof. Titular: Dra. Isabel María Mikulic. Está basado en la bibliografía citada al final, a partir de la cual se extrajeron todos los lineamientos para su elaboración.

Ficha Técnica de la Prueba Nombre: Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota – 2. (MMPI – 2) Autores: Hathaway & McKinley. Posteriormente, el comité de reestandarización estuvo formado por Butcher, Dahlstrom, Graham, Tellegen & Kaemmer. Año de publicación: MMPI en 1943. MMPI – 2 en 1989. Constructo evaluado: Personalidad.

INTRODUCCIÓN El Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota - 2, (MMPI- 2), junto con el test proyectivo de Roscharch, son las pruebas psicológicas más utilizadas y aceptadas, dentro de las “pruebas de evaluación psicológica de la personalidad”. La popularidad del MMPI -2 radica en ser una técnica con altos estándares de validez y confiabilidad, que le permite al psicólogo elaborar juicios válidos sobre la “personalidad”. Es por ello que es una de las técnicas más empleada dentro del área jurídica y clínica de la psicología, por permitir elaborar un “perfil” psicológico objetivo del evaluado, con un alto grado de acuerdo entre profesionales en la interpretación de los resultados. Desde sus orígenes en la década del 40, hasta la actualidad se ha traducido a varios idiomas y adaptado en diversos países como China, Cuba, España, Israel, México y Argentina, entre otros. En nuestro país, se ha utilizado muy poco la versión original del MMPI por presentar entre sus ítems, afirmaciones que solo eran válidas para la comunidad de Minnesota. Su adaptación y uso fue posible, recién en su segunda versión MMPI-2, gracias a que en los años ´80 sus autores Hathaway y McKinley, en pos de internacionalizar la prueba, eliminaron aquellos reactivos que se tornaban imposibles de adaptar a otros contextos.

Agradecemos. perteneciente a la Universidad de Buenos Aires. Módulo I. encontramos algunas como el psicoanálisis que se centran en explicar la conducta de los individuos a través de variables estructurales inconcientes internas.En la Facultad de Psicología. Es a partir del conocimiento de estos patrones duraderos como podemos hacer comparaciones entre sujetos. al Prof. Los conceptos de “procesos primario y secundario” (1895) y la noción de “yo” (1920) propuestos por Freud. a evaluar los trastornos de personalidad desde el espectro de rasgos sin apelar a hipótesis causales. que son determinantes de su conducta”. sino que está orientado. es la versión del Profesor Daniel Gómez Dupertuis. (Ewen. que explica la conducta como determinada exclusivamente por el mundo externo y niega la existencia de la personalidad o admite que de existir. es que no está basado en una teoría psicológica particular. Dupertuis. Dentro de las múltiples teorías que intentan dar una definición acabada acerca del constructo “personalidad”. traducida en 1993 para uso de investigación psicológica en la Universidad Nacional de La Plata. Si bien no existe actualmente un acuerdo total entre los psicólogos sobre la definición de personalidad. por su invalorable aporte. nos aporta valiosa información para realizar inferencias acerca de cómo es el funcionamiento de la personalidad total del evaluado. . no puede ser medida. como el conductivismo radical por ejemplo. entonces. hasta otras. “La noción de rasgo es una modalidad artificial pero útil para acceder a la complejidad del concepto de personalidad. tanto para adultos como para adolescentes (MMPI-A). En este último sentido.2. diferenciar la noción de rasgo de la noción de estado. Otro de los precursores fue Allport. quien trató de demostrar que los datos de los test psicológicos permiten describir al individuo. término que alude a la “máscara” que los actores utilizaban en el teatro. el constructo personalidad cuando analizamos esta prueba? Una característica esencial del MMPI . Titular Dra. que es de carácter transitorio y está influido por el estado de ánimo de la persona. en oposición al estado. desde sus comienzos. quien ya en 1937 la define como “una organización dinámica de las fuerzas psicofísicas que determinan en el individuo un ajuste a su medio ambiente”. Otro precedente también lo encontramos en Murray (1938). En este sentido. Prof. 1999). Se entiende por rasgo aquellas características más estables de la personalidad. La esencia consiste en tomar en cuenta aspectos parciales más sencillos que luego deben integrarse para comprender la totalidad que significan” (Brenlla. Brenlla (1999) define la personalidad como “aquellas características duraderas de un sujeto. 1984). DEFINICIÓN DEL CONSTRUCTO: PERSONALIDAD “Personalidad” proviene del griego “persona”. Isabel María Mikulic. con el tiempo el constructo ha ido relacionándose con aspectos más internos y estables del sujeto. Técnicas Psicométricas. constituyen antecedentes importantes en la construcción del constructo personalidad. En esta línea conocer los rasgos de personalidad de los evaluados. imposible de otros modos. generalmente se la entiende como un constructo que incluye una cantidad estable de características o rasgos de un individuo que influyen en su comportamiento y en la interacción con el contexto. ¿Cómo pensar. La versión que utilizaremos en la Cátedra I de Teoría y Técnica de Exploración y Diagnóstico Psicológico. Si bien su significado original está más asociado a la apariencia. ex Docente Adjunto de la cátedra. a partir de los años ´90 se comenzó a trabajar en la adaptación y validación de esta técnica. es fundamental.

con un formato “Verdadero”. 2007). La opción de respuesta fue dicotómica. recabando los problemas clínicos relatados por los pacientes en las entrevistas. de redacción insatisfactoria y escaso valor predictivo) y reducidos a 504 ítems. como a partir de los años ´30 comienza a gestarse el Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota (MMPI). analizando historias clínicas y resúmenes de casos. se necesitaba de pruebas que sirvieran para evaluar la conducta. dieron comienzo al proceso de construcción de la prueba. los cuales fueron depurados (se descartaron aquellos items similares entre sí. estimación de los tratamientos y valoración de los cambios ocurridos en función de los tratamientos implementados. el psicólogo Starke Hathaway y el médico. Sin embargo “La mayor parte de los primeros inventarios eran cuestionarios obtenidos de manera ilógica y recopilados a partir de constructos teóricos vagamente definidos.SURGIMIENTO DE LA PRUEBA Una de las motivaciones principales para la elaboración de pruebas psicológicas. y en primera persona del singular. no partir exclusivamente de construcciones teóricas puras sino de un método empírico-racional. se unieron para elaborar una prueba psicométrica. No debemos olvidar la indudable influencia del contexto histórico: Luego de la segunda Guerra Mundial. actitudes y problemas presentes en la nosología de Kraepelin. Categorías del listado de Minnesota Categoría de contenidos Número . 1999). de exploración psicológica que les permitiera ampliar los conocimientos adquiridos a través de las entrevistas diagnósticas. en la última versión de la prueba. Utilizando el criterio racional. bajo el nombre de “Listado de Minnesota”. tomaron una muestra de los síntomas.“Falso”. conformaron un banco amplio de reactivos. Este banco de reactivos. cerca de 1000 ítems. Éstos fueron redactados en forma declarativa. los cuales formaban parte de la literatura de esa época (si observamos en el cuadro 2 los nombres de las escalas. consideraron fundamental. Dicho formato se conserva hasta la actualidad. Para controlar la no duplicación de los ítems. En un comienzo. creencias. ya que los psicólogos estaban abocados a generar medidas para la evaluación de las cualidades personales. CONSTRUCCIÓN DE LA PRUEBA: MMPI A finales del año 1930. Muchos de estos inventarios proliferaron en esta época. teniendo en cuenta un nivel de lectura bajo (6° grado). sistematizaron estos 504 reactivos. Así fue. el cual evaluaba neuroticismo. dominancia. entonces. encontraremos las categorías diagnósticas del citado autor). diagnosticar y pronosticarla. De este modo. elaboraron la “Hoja de Evaluación Personal de Woodworth”. fue publicado en 1940. sin prestar mucha consideración a las cuestiones relativas a la validez y precisión de las medidas” (Butcher. en 25 categorías: Cuadro 1. Ya desde el decenio de 1920. Charnley McKinley. una escala de autoevaluación personal para detectar individuos neuróticos. introversión y autosuficiencia. jefe de la unidad de neuropsiquiatría del hospital de la Universidad de Minnesota. En 1933 Bernreuter desarrolló el “Inventario de Personalidad de Bernreuter”. respondiendo a la necesidad de los profesionales del área de la salud del Hospital de Minnesota. radica en dar respuesta a una necesidad práctica dentro del campo profesional (Mikulic. de encontrar un “método objetivo” de evaluación de los problemas clínicos. J. durante la Primera Guerra Mundial Woodworth y Poffenberg (1920). Es por ello que siguiendo el criterio empírico.

se agrego a la prueba una escala más. Para ello se reunieron varios grupos clínicos homogéneos de pacientes hipocondríacos. alrededor del año 1946. se conformaron 565 ítems finales. ilusiones. manía Hábitos Actitudes religiosas Neurología general Actitudes sexuales Ocupacional Mentira Obsesivo. donde cada una de estas categorías diagnósticas se conformó con los reactivos. los autores utilizaron el método de grupos contrastados. la lista de reactivos a pacientes clínicos (quienes presentaban los síntomas definidos) y a personas “de población general” (personal del hospital. compulsivo Educacional Nervios craneales Gastrointestinal Visomotor. estudiantes etc) que no presentaban sintomatología clínica. entonces. esquizofrénicos e hipomaníacos. psicastenicos. depresivos. sociopáticos. ideas de referencia Familia y matrimoniales Fobias Afecto. lenguaje. Los autores confiaban que los pacientes describirían en forma honesta sus problemas. esta escala junto a la escala de “Masculinidad-Feminidad” presentan características diferentes a las escalas clínicas unipolares restantes. sino que informan características que se expresan en un continuo psicológico. que fueron significativos y contestados de manera diferente por cada grupo con patología psicológica (grupo criterio) al ser comparados con los pacientes sin patología (grupo control). no significan una mayor probabilidad de no presentar determinada característica. pero sin embargo no pudieron dejar de considerar las distorsiones que se pueden . teniendo en cuenta un criterio externo: Presencia de sintomatología psicopatológica. construyeron las escalas clínicas de la prueba. De este modo. paranoides. Mas tarde. Ambas escalas son bipolares. histeroides. ley y orden Moral Afecto depresivo Alucinaciones. desarrollada en la Universidad de Wisconsin por Drake. secretorio Salud general Sadismo-masoquismo Genitourinario Motilidad y coordinación Cardiorespiratorio Sensibilidad TOTAL de ítems 72 46 33 32 31 29 29 24 20 20 19 19 18 15 15 12 11 11 10 9 7 6 6 5 5 504 Para definir qué reactivos discriminaban entre las distintas características de personalidad. Administraron. ya que puntajes bajos. ó sea se interpretan tanto las puntuaciones altas como las bajas. Con la inclusión de estas escalas. la escala de “Introversión Social”.Actitudes sociales Actitud política. familiares.

ya que debían ser comprensibles por todos los evaluados y la prueba debía ser fácilmente administrable. que pueden distorsionar los resultados de la prueba. Ben-Porath y Kraemmer. a pesar que la prueba no contenía reactivos que los evaluaran.UU. por tratar de dar una buena imagen de si mismos o por deseabilidad social. Varios problemas colaboraron a esta reestandarización. . Así en 1989. (Is) Introversión Social Hathaway y McKinley. la correcta redacción de los reactivos. propia de Minnesota. Habían pasado más de cincuenta años desde su creación. Revisión y actualización del banco de reactivos: Modificación de expresiones idiomáticas. A éste ultimo se sumaron la participación de Williams. ya que los datos obtenidos partieron de una muestra pequeña de sujetos provenientes de Minnesota. aplicable al mayor número de sujetos y replicable por cualquier evaluador. (Hs) Hipocondriasis Escala F (Validez) 2. a la vez.. 10. es que incluyeron las Escalas de Validez. (Ma) Hipomanía. (D) Depresión Escala K (Corrección) 3. hasta los indebidos usos de la misma para evaluación de potencial suicida y abusos de sustancias. las intenciones manifiestas de los pacientes de no revelar todos sus síntomas. motivo por el cual la prueba resultaba obsoleta. reclutados de forma aleatoria. Asegurándose. y Auke Tellegen) para la revisión y reestandarización de la prueba. (Pt) Psicastenia 8. Gram. Llevó un periodo de 10 años. (Pa) Paranoia 7. también. Sin descartar. eliminación de reactivos irrelevantes y eliminación de la escala “fundamentalismo religioso”. las cuales permiten evaluar el adecuado acercamiento del sujeto a la prueba y las inconsistencias en las respuestas. J. R. salvaguardaron los principios de confiabilidad y validez. Grant Dahlstrom. a causa de las particularidades propias de cada cuadro clínico. (Hy) Histeria Escala ? (preguntas sin 4. el proceso de reestandarización. a causa de la exhaustiva revisión: La muestra: Se utilizaron más de 15 mil individuos de población “normal” y “clínica” de EE. Para controlar todas estas variables. los editores de “University of Minnesota Press” nombraron un comité (conformado por James Butcher. realizando distintos estudios para valorar las propiedades psicométricas del instrumento. (Sc) Esquizofrenia 9. desde las fuertes criticas recibidas sobre un “sesgo” propio desde su creación.producir en las respuestas. W. (Pd) Desviación Psicopática responder) 5 (M/F) Masculinidad/Feminidad 6. se publicaron dos versiones del inventario MMPI-2 (para adultos) y el MMPI-A (para adolescentes). Cuadro 2: Escalas Básicas del MMPI ESCALAS BASICAS ESCALAS DE ESCALAS CLINICAS VALIDEZ Escala L (sinceridad) 1. REVISIÓN DEL MMPI: SURGIMIENTO DEL MMPI-2 Durante el decenio de 1980. Archer.

Para indicarlo debe “rellenar el circulo” que acompaña a la opción de respuesta (ver anexo). pacientes psiquiátricos. prestando atención al contenido. 1999). Entendemos por “sesgo”. Es importante resaltar. Escala de reconocimiento de adicciones (RA) y la Escala de Desadaptación matrimonial (DM). a través de una serie de escalas. Los ítems que conforman las escalas básicas los encontraremos hasta el número 370. básicas (compuesta por las escalas de validez y clínicas) y adicionales (escalas de contenido. la presencia de trastorno cerebral orgánico o la probabilidad de cometer un acto violento” (Butcher. que “el MMPI-2 no esta diseñado para dirigirse a todas las características o conductas que podrían ser de interés para el psicólogo. de opción dicotómica de respuesta “verdadero” o “falso”. ADMINISTRACIÓN DE LA PRUEBA Materiales para la administración: Protocolo de preguntas y grilla de respuestas (Ver Anexo I y II). pilotos de avión. suplementaria y adicional). DESCRIPCIÓN DE LA PRUEBA El Inventario de Personalidad de Minnesota (MMPI. Nuevos estudios de validez: con muestras clínicas (adictos. siga las instrucciones estándar que figuran en el protocolo (ver Anexo I). de acuerdo al grado en que considere que cada afirmación se aplica o no a si mismo. las escalas adicionales. en el caso que existiese. abuso de drogas y alcohol.IIIR): se incluyeron afirmaciones con una gama mas amplia de síntomas. gerentes y personal militar). Las escalas clínicas indagan. El inventario nos permite indagar las características básicas de la personalidad. El evaluado debe indicar una única opción de respuesta. Las escalas adicionales nos permiten ampliar la información obtenida por medio de las escalas básicas. Es necesario tomar el tiempo total desde que el evaluado comienza a contestar hasta que finaliza todo el protocolo pero no es una prueba de tiempo. Para la Administración de la prueba. la presencia de sintomatología psicopatológica. Las escalas de validez le permiten al evaluador conocer el grado de “credibilidad del protocolo” y la presencia de sesgos en las respuestas. Por ejemplo. que incluyeran potencial suicida.2) esta compuesto por 567 ítems. evaluando los restantes. Desarrollo de escalas nuevas: Se incluyeron nuevas escalas de validez Escala de infrecuencia posterior (Fp). presos) y grupos dentro del rango “normal” (estudiantes. características de personalidad como introversión/extroversión y preferencias e intereses que están asociados al género del evaluado.- - - Inclusión de nuevos ítems (de acuerdo a la categorías de DSM. Además nos permite ver. si el evaluado ha contestado los mismos en forma honesta. Escala de inconsistencia en las respuestas variables (INVAR). . Las Escalas de Contenido y varias Escalas Suplementarias: Escala de predisposición a problemas con adicciones (PPA). Inconsistencia en las respuestas verdaderas (INVER) y la escala de Autopresentación Superlativa (S). problemas de relación y adhesión al tratamiento. si el evaluado ha contestado los ítems con cierta tendencia a mostrar una buena imagen de si mismo o exagerando sus síntomas. la prueba no atiende a cualidades o estados como la inteligencia. permitiéndonos discriminar el contenido y carácter de los síntomas.

grilla de respuestas. Las PB se obtienen sumando el número de “acuerdos” entre la respuesta del sujeto y la clave de corrección (ver Anexo para clave de corrección). dado que tanto “evaluador” como “observador” deben estar presentes durante la administración para registrar los datos significativos de la misma como para contestar las inquietudes del evaluado. tr. A los fines de aprendizaje. 1pto. Para mayor información consultar Butcher. Conteste las dudas del evaluado.N. Ejemplo: Escala de Hipocondriasis. La clave de corrección es elaborada por el autor. su grado de lectura y nivel de comprensión del texto. Si el evaluado eligiera no responder un ítem. no olvidando determinar el nivel de escolaridad del sujeto. existen dos maneras de calificarlo. presenta mayor validez si el evaluado responde a todos los ítems de la misma. es decir aquellos que nos brindan información relevante a cada escala y en qué modo deben ser respondidos para ser indicativos de patología. Si el sujeto expresa su imposibilidad de responder. Ejemplo de Respuestas a un Protocolo: Hipocondriasis VERDADERAS: 18. . (2003). NO ENTREGUE EL PROTOCOLO PARA QUE EL EVALUADO COMPLETE EN SU CASA. MMPI-2 Guía para principiantes. Para llevar a cabo la puntuación. la forma manual y por medio de programas computarizados. clave de corrección o programa computarizado para la carga de los datos y perfil según género del evaluado. marque el mismo con un circulo rojo. Es Importante que lea el material antes de utilizarlo y que el evaluado conteste el inventario completo (las 567 preguntas). EVALUACIÓN Materiales para la evaluación: Protocolo de preguntas. Nota: Nos basaremos en el modelo de interpretación propuesto por Butcher. 2F-3F-8F-10F-20F-45F-47F etc. Editorial Manual Moderno. si las hubiera. Calificación: cuando evaluamos un protocolo del MMPI-2. la Puntuación Bruta (PB) o puntuación directa y la puntuación T. pertenecientes a la clave de corrección: algunos de los ítems significativos Clave de corrección: 18V-28V-39V-53V etc. sin emitir juicios de valor ni influir en las respuestas. J. diciendo por ejemplo: “elija la característica que sienta que se aplica con mas exactitud a usted”. México. Recuerde que la información obtenida a través de la prueba. 1 pto. anote los motivos y desista. Al finalizar la prueba. 28.(1999). Complete los datos sociodemográficos correspondientes al sujeto evaluado en el sitio indicado para tal fin. vuelva a al/los ítem/es sin contestar e intente que el sujeto los responda. debemos conocer previamente los dos tipos de puntuaciones.Sufro ataques de náuseas y vómitos. Tercer reimpresión. en la cursada utilizaremos la forma manual con opción del procesamiento computarizado en los talleres correspondientes.Recuerde que la prueba debe ser aplicada en un sitio cómodo y libre de distracciones.Varias veces a la semana tengo molestias estomacales. asegurándose de este modo que el sujeto no olvido responder algún reactivo. allí se encuentran indicados los ítems significativos. Gloria Padilla Sierra (2001).

20. sean básicas o adicionales.Muy rara vez sufro de estreñimiento. 1 pto.Sc 9 . que posee una media=50 y un desvío estándar=10. que serán indicadas más adelante.Ma 0 .Hy 4 . 10. una puntuación T uniforme. 1 pto. 8. Sin embargo. las escalas que son significativas y discriminan síntomas clínicos son la escala 1: Hipocondriasis (T=74) y la escala 3: histeria (T=82). puntuación que permite comparar las distintas escalas con una misma métrica. Utilizaremos. 1pto. La sumatoria total de “acuerdos” es el puntaje bruto total de escala. 1 pto.Mf 6 .Tengo tan buena salud física como la mayor parte de mis amigos. .Casi siempre me levanto temprano por las mañanas descansado y como nuevo. FALSAS: 2. 45.Pd 5 . Ejemplo: PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS (Femenino) 125 115 105 95 85 75 65 55 45 35 25 1. En el caso de desacuerdo no sumaremos puntaje.Si Escalas 45 56 50 53 53 40 54 74 82 36 En este caso. picazón. 1 pto.Casi nunca he sufrido de dolores en el pecho o en el corazón. en general para todas las escalas.Actualmente.Hs 2-D 3 . 0 pto. se interpreta por lo general cuando se eleva mas allá del 1.5 DE por encima de la media. algunas escalas. El procedimiento es idéntico para todas las escalas. 0 pto.Pt 8 . o bien. 53-.Tengo buen apetito. quemazón. Etc. Esta puntuación T es una construcción estadística. Puntuaremos entonces. podrán interpretarse significativamente a partir de T=60. de quedarse “dormidas”. 1 punto por cada uno de los acuerdos entre la clave de corrección y las respuestas que nos ha dado el evaluado. 0 pto. es decir cuando la puntuación T es igual o mayor a 65. Etc. tengo tantas capacidades de trabajo como antes. Una elevación de escala. son las puntuaciones que derivaremos de la puntuación bruta de la subescala y trazaremos en la hoja de perfil correspondiente al género. tengo bastante calientes pies y manos. 3.Pa 7 . Las Puntuaciones T. 1 pto. en unidades de puntuación T.Mi sueño es irregular e inquieto. Algunas partes de mi cuerpo suelen tener sensaciones de hormigueo.Normalmente.39. 47.

las cuales no expresan patología sino características de personalidad ligadas a intereses y preferencias. Se invalida un protocolo si tiene 30 o más reactivos sin contestar. Obtenemos el código de interpretación. esta asociada con ésta”. Para el ejemplo analizado seria: 3-1-9-6-7-42 y 8 y tomaremos en cuenta para la interpretación solo aquellas escalas que discriminan síntomas clínicos. por ello el código resultante es 3-1 (Recordemos que la escala 5 y la 0 son bipolares y tienen una interpretación diferente). En general no se interpretan. excesivamente virtuosa). . Los protocolos que dejan sin responder la mayoría de los ítems pertenecientes a una misma escala. por lo que tenemos que considerar si el sujeto exagera síntomas o. en relación a si el sujeto pretende dar una buena imagen de si. en relación a si el sujeto pretende dar una buena imagen de si. No poseen significación diagnóstica. (Butcher. ¿Qué es un código de respuesta? La manera correcta de interpretar las escalas del MMPI-2. aunque investigaciones recientes muestran que las escalas podrían verse afectadas de manera negativa con niveles menores de puntuaciones.Puntajes T=56 a 65: Moderados. que podemos tomar como referencia para conocer aspectos de la personalidad del evaluado. Escala de preguntas sin contestar (?): Los registros incompletos con gran número de omisiones pueden hacer que no se interprete el protocolo. que “Una puntuación elevada en una escala particular indica la probabilidad de que el individuo posea la característica que según se sabe. Analizando el perfil del ejemplo. en el polo opuesto. ¿Cómo interpretar las elevaciones de escala? Con fines prácticos y de aprendizaje.Puntajes T=66 a 75: significativamente altos . ordenando de mayor a menor las puntuaciones de las escalas clínicas.Puntajes T=41 a 55: Medios. no es analizando escala por escala. (Observar la puntuación de la escala L. aquellas superiores a T=65.Trataremos en forma diferente a las escalas bipolares (5 Mf: Masculinidad – Femineidad y 0 Si: Introversión – Extroversión).Puntajes T>75 Muy altos. sino interpretando en base al código generado por las escalas clínicas significativas. . presenta un malestar muy marcado por lo que puede representar un pedido de ayuda. EVALUACIÓN DE LAS ESCALAS DE VALIDEZ (ver clave de corrección en Anexo III). Corresponden a valores esperables en la población. no serían válidos . aunque sean menores a 30. . 1999). Butcher (1999) menciona características de personalidad. (Observar puntuación de la escala L. No poseen significación diagnóstica. la evaluada tiene una probabilidad significativa de presentar síntomas histéricos e hipocondríacos (código 3-1). según las distintas elevaciones: . .Puntajes T< 40.Puntajes T=40 a 50: Bajos. vamos a sistematizar una manera tentativa de interpretar las escalas clínicas básicas. (Butcher. 1999). En algunos casos son patrones muy altos (menos del 10% de la muestra de estandarización ha respondido de esta manera). excesivamente virtuosa). Algunas escalas pueden presentar significación diagnóstica. Con las escalas unipolares tendremos en cuenta para la interpretación.

la cual contiene 60 reactivos. . PB Alto (30 o +) Validez del Perfil Probablemente inválido Fuente probable de elevación . eran respondidos solo con una frecuencia del 10%. “La fundamentación detrás de esta escala es muy sencilla: las personas que intentan presentar una adaptación psicológica más perturbada de la que en realidad experimentan.. podemos pensar en aquellos individuos que pretenden favorecerse en sus sentencias. 1999).Actitud defensiva. En la escala F. Los autores conformaron esta escala. tienden a expresar un número excesivo de síntomas” (Butcher. Dahlstrom. . . .. (1989). Graham.Extrema dubitación. -Apatía.Reserva frente a la indagación de ciertas áreas. R.Problemas de lectura y/o de comprensión moderados. debido a que perdemos información valiosa referente a un área específica y los resultados pueden mostrar un sesgo por omisión.Severa depresión.Actitud defensiva. J. . A. el desempeño aleatorio produciría puntuaciones de F sumamente elevadas. al seleccionar aquellos ítems que en la muestra normativa. por ejemplo. . J. G. un estado de vulnerabilidad psicológica o crisis (confirmaremos también con la información clínica del caso) Según Butcher (1999). En el ámbito jurídico. . hacerlo de manera aleatoria. por ejemplo.Falta de colaboración -Trastorno neurológico. como cuando se responde de manera descuidada sin atender al contenido de los reactivos. se sabe. .para la interpretación. & Kaemmer.Interpretación idiosincrásica (forma particular de responder) . resultando un perfil invalido). Por ello. en algunos casos. Tellegen.. F también es sensible a las respuestas no orientadas hacia el contenido.Interpretación idiosincrásica (forma particular de responder) Moderado (11 a 29) Modal (2 a 10) Bajo (0 a 1) Probablemente válido Válido Válido Escala F . ya que el perfil denota un malestar psicológico importante.Problemas de lectura y/o de comprensión severos. la presencia de síntomas clínicos significativos o nos podría indicar que la persona exagera síntomas (confirmaremos si creemos que puede tener la “necesidad de mentir” con la información clínica que obtuvimos por medio de otras pruebas). Los protocolos con grandes elevaciones T>90 son “cuestionables”. que los sujetos que pretenden exagerar sus síntomas y presentar alteraciones en su salud mental.. Interpretaciones Posibles . W. Podría inferirse también. suelen obtener puntuaciones muy altas en estos reactivos (T>110. las personas evaluadas que exageran su patrón de dolencias tienden a responder demasiado a estos reactivos extremos en dirección patológica. fatiga. o en aquellos que tengan interés en presentar psicopatología para obtener un beneficio. N. Frecuency: Infrecuencia: Hathaway y McKinley (1943) elaboraron la escala F para detectar las respuestas que exageran síntomas. .Suspicacia. Escala ?: Basado en Butcher. .Cautela excesiva. B.

Responder “todo Verdadero” .Probabilidad de conducta impulsiva. ocultando información significativa u omitiendo síntomas. . .Funcionamiento adecuado.Atención lábil.Sinceridad. tienden a mostrar una “buena imagen de si mismos”. Según Butcher (1999).Resistencia a la evaluación. que se diseñó para detectar este patrón de invalidación en los casos donde los pacientes tienden a exagerar sus virtudes y afirman. . .Respuesta al azar. en contexto de selección de personal es esperable que los individuos omitan cierta información no “políticamente correcta” y muestren características de idoneidad y eficiencia.Probabilidad de psicopatología moderada.Convencionalismo. el MMPI-2 contiene una medida L. . . .Falta de colaboración .Tendencia a ser/parecer poco convencional. Estas tendencias son usuales en el ámbito laboral por ejemplo.Distractibilidad. .Pocas creencias inusuales. . Interpretaciones Posibles .Honestidad en las respuestas.Comprensión verbal disminuida. .Crisis de identidad. Escala F: Basado en Butcher y colab. adaptación rígida de la personalidad. . que poseen normas morales más elevadas que las demás personas.Probable agitación en situaciones de crisis. por ingenuidad psicológica. religioso o social. . Las grandes elevaciones en L (T> 75) reflejan las siguientes interpretaciones posibles: distorsión consciente de los reactivos.Pedido de ayuda. . lo que nos permite inferir que la persona tuvo un acercamiento adecuado a la prueba. inestabilidad y/o irritabilidad ocasionales. Apariencia de bondad. convencionalismo.Recordemos que aquellas puntuaciones que rondan los valores medios (T>60). .Psicopatología severa. . (1989) PT Muy Alto (91 o +) Validez del Perfil Probablemente inválido Fuente probable de elevación .Problemas de comprensión severos.Conformismo. de manera poco realista. . estados confusionales.Inquietud. Lie Mentira. nos están indicando un perfil VALIDO. -Compromiso político.Conformismo social Alto (71 a 90) Validez Cuestionable Moderado (56 a 70) Probablemente Válido . .Probabilidad de fingimiento de bienestar Modal (45 a 55) Bajo (44 a <) Protocolo aceptable (válido) Protocolo aceptable (válido) Escala L. o una . . baja escolarización o por deseabilidad social. . elevada necesidad de verse a si mismo como extremadamente virtuoso.Simulación. -Capacidad autocrítica. . . .Fingimiento de malestar.Aparentar malestar psicológico. Autopresentación exageradamente virtuosa: Algunas personas.

fingimiento de . este estilo de brindar una buena imagen de si mismo.Conformismo social. Probablemente .Falsear fingiendo buen ajuste psicológico. . Escala L: Basado Butcher y colab.Negación de faltas Interpretaciones Posibles . es más moderada que la forma manifiesta de la escala L. Escala de Corrección (K) Se comprobó que no siempre los sujetos respondían el material en forma honesta.Malestar Psicológico marcado. pueden llegar a presentar un juicio alterado de la realidad (alteración del si mismo o de los objetos. .Escasa capacidad introspectiva. .Probabilidad de malestar fingimiento de bienestar .Estados confusionales.Honestidad en las respuestas. Las personas que son sumamente religiosas podrían obtener alguna elevación en esta escala porque. .Conformismo. .Pocas creencias inusuales. por cuestiones “defensivas” niegan sus problemas y tienden a presentarse de manera positiva. .Resistencia a la evaluación. donde encontramos aseveraciones del tipo “Siempre digo la verdad” o “nunca siento deseos de maldecir”.Respuesta al azar.tendencia a utilizar la negación y represión en grado extremo.Tendencia a ser/parecer poco convencional. . hay ciertos sujetos que tienen intenciones manifiestas de falsear sus respuestas. como las psicosis narcisistas o neurosis muy graves. Otros individuos sin embargo. .Ingenuidad y falta de perspicacia. -Compromiso político. Confirmaremos dichas tendencias por medio de las escalas clínicas y el resto de la información obtenida por medio de las demás técnicas que conforman nuestra batería psicoevaluativa. . poseen dichas cualidades.Atención lábil. por medio de una idealización extrema). ironía. religioso o social.Seguridad e independencia. . Recordemos que en algunos cuadros psicopatológicos. 1999).Estilo represivo.Sarcasmo. Sin embargo. . Cuando L se eleva por encima de T65 es probable que el paciente esté presentando un patrón no creíble y sumamente virtuoso de respuestas para evitar la revelación de problemas” (Butcher. . . -Capacidad autocrítica. Válido . (1989) PT Muy Alto (80 o +) Alto (70 a 79) Moderado (60 a 69) Validez del Perfil Probablemente inválido Validez Cuestionable Probablemente Válido Fuente probable de elevación . Modal (50 a 59) Bajo (49 a <) . de hecho.Rigidez para con ideas o situaciones novedosas. Como vimos con anterioridad. . . convencionalismo. “La escala L se ha investigado y explorado con amplitud en una variedad de contextos clínicos.Moralismo.Conforme con la imagen de si.

eran pasibles de manipulación. que se han visto disminuídas por omitir información que refiere a sintomatología significativa.4 (redondeamos a 4) Entonces al PB de la esc 4= PB: 23 le sumamos 4= 27 PB esc 4 = 27 que equivale a T= 60. Por otro lado. Butcher (1999) afirma que “en la práctica. los autores hallaron que las escalas que eran mas propensas a ser respondidas en forma no honesta eran las escalas de Hipocondriasis. Luego de varios estudios. Entonces. encontramos que adicionar K. Esquizofrenia e Hipomanía. Desviación psicopática.5 K Esc.2K Ejemplo. por un lado desarrollaron esta escala con el propósito de evaluar aquellas alteraciones que se producían en las respuestas por motivos de “defensividad” (defensas psíquicas que implementa el yo ante un peligro externo o interno). para obtener puntuaciones más realistas. el objetivo fue comprobar el funcionamiento de algunas escalas que por el contenido de sus reactivos (claramente patológico). 4: Desviación psicopática = 0. Sin embargo. Dicho factor tiende a elevar las puntuaciones de escala. debemos realizar la siguiente operación: 0. en algunos casos la adicción de K nos podría estar “mostrando” cierta tendencia a ocultar los problemas.Timidez. Valor que no nos brinda información diagnóstica.Defensividad prominente. entonces. K realmente no mejora en mucho la discriminación empírica. 1999). Aunque K no tiene el desempeño que pretendían los autores originales como un factor de corrección para mejorar la discriminación.La escala K del MMPI original se creó con dos propósitos: “evaluar la defensividad ante la prueba y utilizar esta información para corregirla. en el MMPI-2 se continua la práctica de utilizar la corrección K debido a que gran parte de la investigación empírica que sustenta la interpretación de las escalas clínicas implica puntuaciones con corrección K”. (1989) PT Alto Fuente probable de elevación .4 X 11 = 4. Interpretaciones Posibles . Para adicionar la fracción de K a la escala 4. pero no debemos olvidar que esto no siempre es así. falta de . 7: Psicastenia = 1K Esc. los autores propusieron adicionar cierta fracción del valor de K (valor bruto obtenido en esta escala) a dichas escalas.4K Esc. 1: Hipocondriasis = 0. Fracción de K a adicionar: Esc. En este sentido analizamos la información que nos brinda K para conocer cómo fue el modo de acercamiento a la prueba. inhibición. 4). supongamos que el valor bruto obtenido en la escala K es de 11 puntos. 9: Manía = 0. Los autores.4 X “PB K” = 0. no altera significativamente el resultado. a fin de hacer que estos reactivos fueran más sensibles en la detección de problemas” (Butcher. al sumar puntos a ciertas escalas. Psicastenia. si se han negado áreas con problemas o el evaluado ha tenido un buen acercamiento a la prueba demostrando ajuste psicológico.4 K= 0. Escala K: Basado en Butcher y colab. Una mujer evaluada obtuvo una puntuación PB=23 (T= 50) en la escala de Desviación Psicopática (Esc. 8: Esquizofrenia = 1K Esc. En este caso. ya que los resultados se tornan significativos.

.Estado de pánico. Imagen clínica improbable El psicólogo tiene un rango bien explorado de respuestas “típicas” según distintos cuadros psicopatológicos. se sabe que los sujetos con estado de ánimo deprimido. -Adaptación y Ajuste psicológico . Por ejemplo. contestar verdadero y falso por columnas. Defensividad ante la prueba o negación de problemas El individuo evaluado no exagera sus virtudes sino que sólo niega sus problemas. . de 22 años de edad.Negación. .).Falta de Insight . cinismo. . realizaremos algunos análisis de distintos protocolos. C. ¿Cómo se analizan las escalas de validez del MMPI-2? A modo de ejemplo.Confianza en si mismo. entonces es necesaria una mayor valoración de este protocolo”.Sin necesidad de ayuda. Patrones inusuales de respuesta Algunas personas evaluadas que no tienen la suficiente motivación como para someterse a una evaluación pueden simplemente responder a los reactivos sin atender al contenido. etc. .Distorsión por fingimiento de enfermedad. compromiso emocional.Crítico de si y de los demás. .En contextos laborales.(71 o >) Moderado (56 a 70) Modal (41 a 55) Bajo (40 o <) . . .Escepticismo.Equilibrio entre autoprotección y autorevelación. . con experiencia previa en el rubro de 1 año y estudios secundarios completos.Distorsión por fingimiento de malestar. . Perfil: .Defensas inadecuadas. .Equilibrio entre autoconcepto positivo y capacidad autocrítica.Solicitud de ayuda. (Butcher. cautela y precaución. Butcher nos propone prestar atención a “que si una persona examinada que pertenece a una población conocida y bien establecida presenta un desempeño que es extremadamente diferente al esperado. se evaluó a Juan.Pobre autoconcepto.Sin reconocimiento de malestar actual .Defensividad moderada. Ejemplo A: En un contexto de selección de personal para ocupar un puesto de “vendedor junior” de artículos de calzado. Otras consideraciones a tener en cuenta cuando evaluamos la validez del protocolo: A. marcando las respuestas en un patrón particular. B. . tienden a ver la vida de manera más pesimista y no se espera de ellos que se involucren en actividades que insuman mucha energía. . 1999). Es común esperar entonces en determinadas patologías un patrón de comportamiento común. .Suficientes recursos de afrontamiento y de intervención. (Todas falsas o todas verdadero.

como así también el interés en ocultar sus áreas problema.Pa 7 .Si Escalas 53 44 56 59 52 50 51 49 43 42 Inferencias a partir de los datos: Las escalas de validez denotan un perfil que ha sido distorsionado de manera conciente. que se siente sin ganas de hacer nada y que siente un vacío interior muy grande. ya que el sujeto ha “presentando un patrón no creíble y sumamente virtuoso de respuestas” (L.Hs 2-D 3 . De todos modos.Hy 4 .Hy 4 .Pd 5 . PT 50.Pt 8 .Mf 6 . K.ESCALAS VALIDEZ (Masculino) 125 115 105 95 85 Pts. para comenzar un tratamiento psicológico. ya que se trataría de un individuo que presenta un funcionamiento psicológico adecuado y con confianza en si mismo (F. tenemos que considerar la necesidad de “agradar” que presenta el evaluado.Si Escalas Inferencias a partir de los datos: El perfil es válido. debido a la necesidad de mostrar una buena imagen de si mismo.Hs 2-D 3 . T PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS (Femenino) 120 110 100 90 80 80 70 60 50 40 30 L F Escalas 68 59 52 70 60 50 40 51 70 65 58 45 56 56 60 47 61 K 30 1.Ma 0 . PT 72). encontramos sintomatología que denota un malestar psicológico marcado.Sc 9 . Debido a que se ha dado en contexto laboral. Podría presentar .Ma 0 . T 75 65 55 50 45 35 25 L F Escalas K 72 PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS (Masculino) 125 115 105 95 85 75 68 65 55 45 35 25 1. muestra un sujeto que presenta una serie de síntomas importantes.Mf 6 . ESCALAS VALIDEZ (Femenino) 120 110 100 90 Pts. con presencia de síntomas depresivos.Sc 9 .Pt 8 . PT 68) Ejemplo B: Una paciente concurre a un centro clínico derivada por su médico de cabecera. Rastreando la historia de la paciente y relacionando con las Escalas Clínicas.Pd 5 . podría encontrarse en crisis psicológica y presentar psicopatología moderada (F PT 68). podemos considerar el protocolo como “aceptable”. En la entrevista de admisión relata que es la tercera vez que intenta realizar una terapia.Pa 7 .

“las escalas clínicas son grupos de reactivos que se han desarrollado con base en la validación empírica. Como mencionamos con anterioridad. Sin embargo. En el eje vertical las PT equivalentes a las PB por escala. siempre interpretaremos tanto en las escalas de validez como en las clínicas. todos los correlatos deberían aplicarse a la escala como se indica. aquellos incluidos en la escala discriminan de manera significativa a un grupo criterio.ideas suicidas (D PT 70). que en ocasiones puede ser limitante para la vida del individuo. por lo general pacientes. dónde hay una alta probabilidad de que el sujeto evaluado presente la mayoría de los síntomas indicados en las “interpretaciones posibles” del correlato de escala. los cuales serían recursos positivos a la hora de iniciar un tratamiento (K PT 52). Entre más alta sea la puntuación en la escala. Con esta afirmación. Las puntuaciones mayores a T=65 nos hablan de la presencia de un malestar psicológico importante. (Butcher. . EVALUACIÓN DE LAS ESCALAS CLINICAS (ver clave de corrección en Anexo III). la puntuación bruta transformada en “puntuación T” según las puntuaciones estandarizadas correspondientes al género. se supone que más parecido existe entre el paciente y el grupo criterio”. de una muestra normal de referencia”. hallaremos en el eje horizontal las escalas de validez y a continuación las escalas clínicas. 1999). Siguiendo a Butcher (1999). podemos hallar recursos “yoicos” y de afrontamiento. se considera que los correlatos de personalidad se aplican al individuo. El rango T=60 a T=64 nos alerta sobre la presencia de algunos signos que pueden darnos cuenta de un funcionamiento psíquico con sintomatología. Cuando T= o > 65. nos permite entender que las puntuaciones significativas son aquellas que se encuentran en los rangos T=60 a T=64 y mayores a T=65. Si observamos un perfil. Según Butcher (1999) “En el rango de T=60 a T=64.

fatiga. los individuos con Hs elevada tienden a ser difíciles de tratar y hacen sentir infelices a los demás con sus problemas físicos. En base a dicho código. ordenando de mayor a menor las puntuaciones de las escalas clínicas. se entiende por definición del perfil. debemos remitirnos a la noción de código descripta con anterioridad. extremo centramiento en si. Siempre siguiendo la propuesta de Butcher. comúnmente estas afecciones se conocen como “hipocondríacas”. pero antes hablaremos de la “definición del perfil”. Son personas con una perspectiva sarcástica acerca de la vida. Recordemos que obtenemos el código de interpretación. Los perfiles más estables. con síntomas somáticos vagos e indefinidos. Actitudes derrotistas y pesimistas. Definición de Perfil “Elevado”: Si la clave de perfil se encuentra de 5 a 9 puntos “T” más alta que la siguiente escala más elevada. Definición de Perfil “Bajo”: Si se hallan separados en una puntuación < o = a 4. son los “Muy elevados” y “elevados”.A continuación se describirán los correlatos por escala. Tienden a lamentarse y quejarse en gran medida y se los considera coma demandantes y críticos de los demás. (1989) Puntaje T Muy alto (76 o >) Alto (66-75) Interpretaciones Posibles Delirios bizarros somáticos o concernientes al cuerpo Múltiples síntomas y quejas. por ejemplo. También se informa. se encuentran a 10 o + puntos “T” por encima de la clasificada en tercer lugar. nos permite conocer el grado de “estabilidad” del perfil y la confianza en las interpretaciones que podemos realizar. Los individuos con altas puntuaciones en Hs tienden a indicar que presentan preocupaciones corporales excesivas. Expresan su hostilidad de modo indirecto. Egoísmo. Definición de las Escalas Clínicas Básicas (ver clave de corrección en Anexo III) ESCALA 1. Estos pacientes tienden a desplegar una serie de sintomatología física con base psicológica. dolor crónico y debilidad muscular. ya que investigaciones realizadas mostraron que se obtenían idénticas puntuaciones al realizar un “re test”. de acuerdo al siguiente criterio: Definición de Perfil “Bien definido o Muy elevado”: Si las dos escalas clínicas más altas del código. Escala 1: Hs Basado en Butcher y colab. insatisfechos con los demás y presentan infelicidad en general. HIPOCONDRIASIS. “el grado en que una puntuación alta se eleva por encima de la siguiente escala en el perfil”. enfermedades gástricas. En pocas ocasiones presentan acting out y las demás personas los consideran aburridos. derrotistas. Para entender esta afirmación. como características de personalidad que son egoístas. centrados en sí mismos y narcisistas. Al nivel interpersonal. . Hallar la definición del perfil. Suelen ser pesimistas. Según Butcher (1999) estos pacientes expresan no solo dolencias físicas. poco entusiastas y sin ambiciones. Reacción exagerada a cualquier problema real. Los individuos con esta puntuación alta tienden a funcionar en un nivel reducido de eficiencia sin presentar algún tipo de incapacidad mayor. sino que también presentan poca ansiedad manifiesta en comparación con otros pacientes en psicoterapia. debemos considerar el grado de elevación de las escalas clínicas. (HS) La escala Hs se desarrolló para evaluar la tendencia de muchos pacientes en ambientes de salud mental a presentar problemas somáticos sin base orgánica.

reservados y conservan distancia psicológica con respecto a los demás.Apatía.Presencia de aflicción.Tendencia al aislamiento.) ESCALA 2. Preocupación por la salud corporal propia (peso. HISTERIA CONVERSIVA. etc. Suelen autocensurarse y se sienten culpables. irritabilidad. debilidad muscular. disforia y sentimientos de pesimismo acerca del futuro.Energía disminuida. . funcionamiento físico. Sienten que su salud se deteriora.Preocupación acerca de la muerte. . Presencia de un trastorno de salud especifico. infelicidad. Son poco agresivos y tímidos. Exageración de los problemas físicos. Probabilidad de inmadurez. evitando generalmente el comprometerse de manera personal. irritabilidad. abatimiento. . . . .Modestia. palpitaciones irregulares u otros estados físicos indefinidos.Baja autoestima. .Probabilidad de inhibición. Alto (66-75) Moderado (56-65) ESCALA 3. dolores en el pecho.Preocupación. . enlentecimiento psicomotor. . sentimientos de desesperanza. timidez. como cefaleas. DEPRESION (D) La mayoría de los pacientes incluidos en el grupo criterio para esta escala fueron diagnosticados con “trastorno depresivo o de trastorno maníaco-depresivo” según el DSM III R. trastornos de sueño. . dificultades de concentración. Quejas intensas y temperamento mudable.Introversión . a menudo sin tener razones. se sienten débiles y cansados. insatisfacción consigo mismo y con los demás. sentimientos de inadecuación. vergüenza. timidez.Quejas somáticas. carecen de confianza en si mismos y son propensos a preocuparse por cosas sin importancia.Sentimientos relativamente crónicos de tristeza. introvertidos. Según Butcher (1999) estas manifestaciones pueden entenderse como características de la personalidad que reflejan una incapacidad para manejar en forma efectiva los factores . Demanda constante de atención. Escala 2: D Basado en Butcher y colab. probabilidad de ideación suicida. (1989) Puntaje T Muy alto (76 o >) Interpretaciones Posibles . .Desesperanza. los individuos con puntuaciones elevadas en esta escala presentan sentimientos de depresión o infelicidad.Moderado (56-65) - Amargura y perspectiva cínica. .Actitud responsable.Auto percepción de inadecuación. algo de pesimismo. (HS) Los evaluados con altas puntuaciones en esta escala suelen presentar síntomas físicos vagos. tendencia a la queja y al lamento. Los evaluados informaron sentimientos de inutilidad e incapacidad para funcionar y en general manifiestan sentirse como un fracaso en sus actividades (escolares o laborales). Tal como afirma Butcher (1999). . disforia y pesimismo. Son retraídos.

aunque hayan sido censurados o castigados por ello. Como indicadores a tener en cuenta al iniciar tratamiento. Son hedonistas. No parecen beneficiarse de la experiencia y tienden a repetir la conducta negativa. (PD) Los individuos con puntuaciones altas en esta escala. buscando la gratificación inmediata de sus impulsos. Predominio defensivo de negación y disociación. se los considera manipuladores para obtener la atención y muestran interés en los demás por razones egoístas. Episodios súbitos de ansiedad y/o pánico. Otras personas los consideran inmaduros. También se los considera manipuladores y tienden a desarrollar relaciones interpersonales que pueden utilizar para beneficio propio. sus relaciones tienden a ser frívolas y superficiales. Actitud exigente. centrados en si mismos y egoístas. son un tanto indirectos a nivel interpersonal. Lo que es más. conducta arrebatada e infantil. Tienden a no expresar de manera abierta su enojo o resentimiento. No planifican de manera adecuada y muestran poca capacidad de juicio y asumen riesgos que otras personas no tomarían. exhibicionistas e insensibles a las necesidades de los demás. Escala 3: Hy Basado en Butcher y colab. Actitud demostrativa y extrovertida. Son comunes los problemas con la ley. Conformismo. sin considerar las consecuencias de sus actos. DESVIACIÓN PSICOPATICA. Parecen incapaces de formar vínculos afectuosos profundos. Quejas y síntomas somáticos específicos. y pueden ser amistosos. Aunque a menudo son agradables y pueden dar una buena impresión inicial. Ingenuidad. podrían presentar acting out inapropiado y mostrar poco insight aparente. oposición a figuras de autoridad. infantiles. Demandan atención y afecto de los demás. antecedentes laborales deficientes o problemas matrimoniales o en otro tipo de relaciones. inseguridad. Por lo que es usual que “nieguen los problemas” y eviten el conflicto. ostentosos. expresan características de conducta antisocial. tensión o depresión. ser narcisistas y egocéntricos. Son psicológicamente inmaduros e infantiles y suelen centrarse en si mismos. Suelen ser impulsivos en sus actos y tendrían una baja tolerancia a la frustración. Necesidad de agradar. narcisistas. y conducta de acting out. escasa capacidad de insight. Se caracterizan también por una tendencia a verse a si mismos bajo una luz demasiado positiva. Siguiendo la interpretación que propone Butcher (1999) los individuos con puntuaciones altas tienden a culpar a los demás de sus problemas. pero de manera superficial. moralismo. Actitud centrada en si mismo. (1989) Puntaje T Muy alto (76 o >) Interpretaciones Posibles Alta sugestionabilidad. Aparición de síntomas físicos como reacción a situaciones o actitudes vergonzantes. No suelen presentar delirios. Alto (66-75) Moderado (56-65) ESCALA 4. lo cual puede reflejarse en un historial de bajos logros en la escuela. En términos sociales son participativos. También se ha observado la presencia de relaciones familiares conflictivas. superficialidad En ocasiones inmadurez y actitud manipuladora.estresantes de la vida. demandante e histriónica. alucinaciones y en general experimentan poca ansiedad. habladores y entusiastas en situaciones sociales. Desinhibición. .

una medida de psicopatología.Siguiendo a Butcher (1999) tenemos que considerar las características de extroversión y confianza en si mismos. Mujeres Patrón tradicional de intereses masculinos.Actitud hedonista.Problemas con la autoridad. .Conducta intrépida y aventurera. sarcásticas.Patrón tradicional de intereses femeninos. Tienden a mostrar poca culpa acerca de su conducta negativa. sino que evalúa la asunción de los roles masculino y femenino tradicionales. . (MF) La escala bipolar 5 no es. Escala 4: Pd Basado en Butcher y colab. .Actitud dominante.Pobreza en la adecuación del juicio. en realidad. la persona con puntuaciones altas en Pd está libre de los efectos incapacitantes de la ansiedad.Relaciones superficiales.Problemas laborales o maritales recurrentes. inestabilidad.Antecedentes laborales y/o escolares de logro reducido. . irresponsabilidad. . MASCULINIDAD-FEMINEIDAD. Tienen un pronóstico pobre en el tratamiento debido a que muestran poco insight acerca de su conducta y son poco receptivos al cambio en terapia. como personalidad antisocial o pasivo-agresiva. .Inestabilidad. (1989) Puntaje T Muy alto (76 o >) Interpretaciones Posibles . . . . . Según Butcher (1999) esta escala sirve para la evaluación de pacientes en la planificación de tratamiento.Conflictos acerca de la identidad sexual. . resentidas y rebeldes. Pueden actuar en arranques agresivos y realizar conductas de agresión física. Por lo común. (1989) Puntaje T Muy alto (H:76 o >) (M: 70 o >) Interpretaciones Posibles Hombres . al tedio y a la frustración. - . Escala 5: Mf Basado en Butcher y colab. alerta que por lo común carecen de metas definidas. provocación. Alto (66-75) Moderado (56-65) ESCALA 5.Impulsividad. . . Es más probable que a los individuos con puntuación elevada se les diagnostique un trastorno de la personalidad.Sociabilidad. debido a que esta refiere a las actitudes de un individuo hacia las relaciones interpersonales. . en vez de enfrentar su responsabilidad. Tienden a culpar a los demás de sus problemas y a intelectualizar.Reacciones emocionales superficiales y de corta duración. Sus relaciones se caracterizan por ser hostiles. depresión y síntomas psicóticos.Actitud centrada en si mismo. .Actitudes y comportamientos antisociales. .Actitud rebelde y hostil. .Probabilidad de abuso de sustancias.Probablemente creatividad e imaginación. inmadurez.Agresividad. sin embargo. impaciencia. .Baja tolerancia al aburrimiento. . agresivas. . cínicas.Poco amigable. .Resentimiento. .Seguridad y asertividad.

Actitud aventurera. Con bajo nivel de educación . PARANOIA. . Tacto y sensibilidad social. Se torna dificultoso analizar sus problemas y fallas de manera abierta. Tienden a tener un pronóstico pobre en terapia debido a que presentan alteraciones graves de la realidad y su juicio. Los pacientes por lo común utilizan la proyección como mecanismo de defensa. baja autoestima. amargura. . . Iniciativa. Expresividad demostrativa. Curiosidad y creatividad. Pocos intereses. Actividad. mecanismo por el cual atribuyen a los otros intenciones claras de hacerles daño. Iniciativa Patrón tradicional de intereses masculinos. Actitud de consideración.Iniciativa. Conductas temerarias. Conducta competente.Pasividad y sumisión.Ideas de referencia. A la vez que evalúa desconfianza.Patrón tradicional de intereses femeninos. Orientado a la acción. Actitud realista. . escasa asertividad. Apego al estereotipo machista. Empatía. Sentido común. estar en su contra y abusar de ellos. Sentido práctico.Creencias erróneas. Confianza en sí. energía. poco emocional. Con alto nivel de educación . De acuerdo con la interpretación de Butcher los pacientes con elevaciones extremadamente altas (T> 80) muestran conducta psicótica de manera común. (PA) Esta escala se desarrolló para evaluar los síntomas y características de personalidad de los individuos que experimentan trastornos paranoides. - ESCALA 6. Espontaneidad. junto con hipersensibilidad interpersonal. Escala 6: Pa Basado en Butcher y colab. Confianza en si mismo. . Control de sí.Cavilación excesiva. Vigor. Por lo general se les considera enojados y resentidos. - Agresividad. descuidadas. delirios de persecución o grandeza (o ambos) y creencias delirantes como ideas de referencia. . (1989) Puntaje T Muy alto (76 o >) Interpretaciones Posibles .Probabilidad de desorden de pensamiento . .Inseguridad. Actitud tosca y agresiva.Disposición vengativa.Capacidad intelectual e introspectiva. Empatía. Estilo lógico. También parecen tener dificultad para establecer una relación terapéutica con sus terapeutas. trastornos del pensamiento. Competitividad. Intereses estéticos.Actitud considerada. Individualismo. Asertividad. Idealismo. Intereses intelectuales.Constricción y dependencia. Convencionalismo.Alto (H:66-75) (M: 60-69) Moderado ( H:56-65) (M:51-59) - Modal (H:41-55) (M:41-50) Bajo (H:40 o <) (M: 40 o <) Pasividad. . Actitud de tolerancia. .

obsesivos y compulsivos en ocasiones.Preocupación. .Expresiones de depresión y ansiedad. . distorsionan la importancia de los problemas y reaccionan de manera extrema ante situaciones menores como si fueran desastres de gran envergadura. Tienden a preocuparse en gran medida y a ser aprensivos con respecto a situaciones menores. . . tendencia al perfeccionismo. . Desplazamiento de la culpa. Tendencia a malinterpretar situaciones sociales. Consideraciones importantes para el tratamiento: Butcher (1999) informa que pueden ocurrir periodos en los que los síntomas se intensifiquen como resultado de la tendencia de estos pacientes a considerar todo como una catástrofe.Ansiedad. .Capacidad introspectiva. tensión e incomodidad. Rigidez. ensimismados. A menudo expresan sentimientos de agitación e intranquilidad y tienen dificultad para concentrarse. . . obstinación. ESCALA 7. Estos pacientes tienden a ensimismarse en exceso.Moralismo. Otras personas tienden a considerarlos como individuos nerviosos que son introspectivos. se sienten muy inseguros e inferiores. Dan la impresión de ser organizados y meticulosos al grado de ser rígidos. Son muy autocríticos. Hostilidad. . temores.Actitud autocrítica. Por lo general. rumiación.Contracción al trabajo. Sensibilidad al rechazo y/o desaires. Escala 7: Pt Basado en Butcher y colab.Sentimientos de culpa.Alto (66-75) Moderado (56-65) - Probabilidad de actuación en función del delirio. no interactúan bien en sociedad.Organización. . tensión. actitud critica.(PS) La escala 7 del MMPI-2 es una medida de la ansiedad y de la desadaptación general.Temor a cometer equivocaciones o errores. Alto (66-75) Moderado (56-65) .Inseguridad.PSICASTENIA. suspicacia. fobias. Moralismo. A menudo tienen dificultad para tomar decisiones porque “ven demasiadas posibilidades” en la situación que enfrentan. . actitud aprensiva. Ira.Agitación psicomotora. Según Butcher (1999) los pacientes con puntuaciones altas en esta medida informan ansiedad.Tendencia a intelectualizar.Cavilación. indecisión. Las personas tienden a considerarlos perfeccionistas y escrupulosos. .Probabilidad de conductas rituales. Suelen presentar una gran cantidad de culpas y ser moralistas al extremo. . orden. carecen de confianza en si mismos y son muy cohibidos. .Minuciosidad.Conciencia y responsabilidad acerca del propio accionar. resentimiento. Cautela y defensa en el inicio de los contactos sociales. . (1989) Puntaje T Muy alto (76 o >) Interpretaciones Posibles .Supersticiones. pero en general muestran cierto insight acerca de sus problemas. . .

Preocupaciones religiosas y/o espirituales.Dificultades de concentración y razonamiento. .Problemas de identificación y autoconfianza. Los niveles de elevación tienden a asociarse con trastornos psicológicos más graves. Escala 8: Sc Basado en Butcher y colab. También insatisfacción con la vida. los pacientes con puntuaciones altas en la escala 9 tienden a ser extrovertidos. . en parte debido a su dificultad para relacionarse con un terapeuta. se dirige al manejo de los estresores que ocurren en su vida cotidiana.Contacto con la realidad deficitario. obstinados. Por lo común se emplean fármacos para el trastorno de estado de ánimo. La terapia a largo plazo puede ser efectiva si el terapeuta proporciona un contexto de aceptación en el que estos pacientes puedan llegar a darle su confianza. Alto (66-75) Moderado (56-65) ESCALA 9.Retraimiento social. . Son resistentes a las interpretaciones terapéuticas cuando asisten a las sesiones. alienación. Suelen presentar una conducta poco convencional y poco común lo que suele traer aparejado su desadaptación social con fuertes sentimientos de inferioridad. Escala 9: Sc Basado en Butcher y colab.Actos bizarros. inmaduros e impulsivos. . los trastornos maniacos puros y extremos son imposibles de evaluar a través de una prueba).Disturbios de pensamiento. . . puede ocurrir cierta elevación en personas antisociales o que tienen un estilo de vida de rechazo a las normas culturales.Ensimismamiento. confusión del rol sexual y preocupaciones sexuales. Son excéntricos.ESCALA 8. (ES) Butcher (1999) alerta que no todas las personas que obtienen alguna elevación en esta escala son esquizofrénicas. Según Butcher (1999) la escala Ma evalúa los niveles “mas bajos” de conducta maniaca (a menudo. Muestran confianza en si mismos. Tienen un pronóstico pobre en terapia orientada al insight. en general son muy calidos y amistosos hacia los demás y tienden a crear una buena impresión inicial en las personas. (1989) . HIPOMANIA. . aislamiento. El tratamiento psicológico. .Creencias inusuales. pueden presentarse rangos de elevación moderada entre algunos individuos que no experimentan un trastorno de pensamiento. También pueden ser engañosos y poco confiables y tienden a distorsionar considerablemente la verdad cuando hablan. Muchos de estos individuos tienen episodios periódicos de depresión. temperamentales. sociables y gregarios.Poco convencionalismo. .Escaso interés en las personas. .Creatividad e imaginación. sin embargo.Comportamientos excéntricos. . ESQUIZOFRENIA.Probabilidad de delirios y alucinaciones. . .Poca habilidad practica. (MA) Esta escala se desarrolló para evaluar el estado de ánimo elevado en forma patológica. En términos de características de personalidad. pero cuyo enfoque hacia la vida es abstraído y desorganizado. La terapia a corto plazo tiende a ser ineficaz debido al grado de sus problemas. (1989) Puntaje T Muy alto (76 o >) Interpretaciones Posibles . . les agrada estar con otras personas.

. . . . impulsivos e inmoderados. recato. Escala 0: Sc Basado en Butcher y colab.Expansividad. impaciencia.Gregario. Por lo común se sienten incómodos con personas del sexo opuesto y son difíciles de conocer. labilidad.Amplia gama de intereses. . . indecisión. . . . INTROVERSIÓN SOCIAL. seriedad.Puntaje T Muy alto (76 o >) Alto (66-75) Moderado (56-65) Interpretaciones Posibles . efectividad. .Locuacidad.Rumiación. .Relaciones superficiales. Alto (66-75) Moderado (56-65) .Inseguridad.Confusión. también son interpretables.Rigidez.Poca tolerancia al tedio. Los individuos con puntuaciones altas en esta escala (T > 65) presentan timidez extrema e introversión social.Actitud distante.Reserva. Los individuos con puntuaciones altas en Si tienen un control excesivo y son inhibidos y tienden a ser sumisos y dóciles en sus relaciones.Introversión. (IS) Según Butcher (1999) la escala Si se desarrolló para evaluar las características de personalidad de introversión-extraversión. . . Algunos individuos con puntuaciones muy bajas en Si tienden a ser inmaduros.Vergüenza.Pobre control de los impulsos. cautela.Auteridad. (1989) Puntaje T Muy alto (76 o >) Interpretaciones Posibles .Actitud taciturna. . Es decir la introversión se infiere del rango más elevado y la extraversión del más bajo. . . .Falta de autoconfianza.Apocada habilidad social.Contracción al trabajo.Euforia.Actividad excesiva. Son espontáneas y expresivas y parecen buscar las situaciones competitivas. .Sobrecontrol de los impulsos.Inquietud. Las personas con puntuaciones bajas en Si tienden a ser muy sociables y extrovertidas. Las puntuaciones bajas en la escala Si.Hiperactividad.Irritabilidad. Esta es una medida bipolar de la personalidad y puede interpretarse a lo largo de todo el rango de puntuaciones. T <45. convencionales y a aceptar en extremo la autoridad. Parecen tener una fuerte necesidad de estar con otras personas en situaciones grupales. . . . . irritabilidad. . sumisión.Actitud emprendedora. grandiosidad. timidez. Son extremadamente sensibles a lo que los demás piensan de ellos.Toma de decisión impulsiva. Así como a ser muy serios. distractibilidad. . . centrado en si mismo. . ESCALA 0 .Orientación al logro. .

Autoconfianza y asertividad.% %/ 2 2 $ 0 .. Pero prefieren la explicación médica de sus problemas. no es analizando escala por escala. Carecen de insight acerca de si mismos y se resisten a aceptar la responsabilidad de su propia conducta.% . se quejan de sentirse físicamente enfermos y están muy preocupados por su salud y funciones corporales. actitud gregaria. 1-3/3-1 Puntuaciones altas describen por lo general a pacientes con un diagnóstico de trastorno neurótico (histérico.4 . prefieren las explicaciones médicas a sus síntomas y se resisten a las interpretaciones psicológicas. Generalmente muestran una pérdida de iniciativa. Actitud amistosa.01 % ( %+ 3& +5 % ' )$ + &). están ausentes la ansiedad y depresión graves. debido a la incapacidad de manejar los estresores. egocéntricos y egoístas. Se muestran ansiosos. Estos síntomas pueden desaparecer en el momento en que disminuye el estrés. hipocondríaco).. Exhibicionismo. Son cohibidos.0 ))0+ 5 :. nerviosos. Pueden presentar un estado de ánimo deprimido. Obtenemos el código de interpretación. tensos. Informan debilidad. ordenando de mayor a menor las puntuaciones de las escalas clínicas”. introvertidos y tímidos en situaciones sociales. inmaduros. sino interpretando en base al código generado por las escalas clínicas significativas. En general. Sociabilidad. (Fernández. Calidez. 6 7 8 5 # 32. 2009) Códigos:1 1-2/2-1 Los pacientes con este tipo de código informan problemas somáticos y dolor. Puede estar presente el Síndrome Conversivo clásico. se sienten inseguros y tienen fuerte necesidad de atención y afecto. Tipos de códigos más frecuentes Recordemos que “la manera correcta de interpretar las escalas del MMPI-2. Este tipo de personas funciona con un nivel reducido de eficiencia y desarrollan síntomas físicos bajo estrés. Experimentan dudas sobre su capacidad y muestran duda e indecisión incluso sobre cuestiones menores. retraídos y solitarios. . : 02 ( . 9 22 . presencia de sintomatología limitante sin base orgánica. mareos y problemas digestivos.%' 5 $ ) (: +. con características de ensimismamiento e infelicidad. energía.+2. Locuacidad.)&-2 . intranquilos e irritables. Con frecuencia buscan la compasión de otras personas. Tienden a ser hipersensibles y pasivo-dependientes. $ & (* %( % . )$ . Herrero.) .+ )0 7 8 . son dependientes y reclaman afecto. Marconi.$ <& 5+& . fatiga.-$ + .2 2 ) 2 ). los pacientes con este patrón de perfil tienden a ser demasiado optimistas y superficiales en situaciones sociales. +=.Modal (41-55) Bajo (40 o <) - Actividad. Por otro lado.2 : 2 3 : $ +0 5 . Guardan hostilidad hacia quienes perciben que no les prestan suficiente atención y apoyo. También pueden utilizar bebidas alcohólicas o fármacos por prescripción médica para reducir la tensión que experimentan.

Tienen a “controlar” y son pasivo—agresivos. los pacientes son socialmente extrovertidos. y buscan responsabilidades pero temen colocarse en situaciones competitivas o de mayor presión. en especial cefaleas y molestias estomacales. Son controladores y reprimen sus sentimientos no pudiendo expresarlos adecuadamente. son socialmente extrovertidos. dóciles y dependientes. demasiado combativos y puntillosos. tensos. agresivos y resistentes a la psicoterapia tradicional. . preocupados. Carecen de “empuje” y tienen metas pobremente definidas. careciendo de habilidades para relacionarse con el sexo opuesto. Propensos a alteraciones somáticas y renuentes a aceptar las explicaciones psicológicas para sus molestias. inseguros y desamparados provocando en los demás el deseo de cuidarlos. se observan síntomas hipocondríacos graves. Sienten rebeldía hacia su núcleo familiar pero no expresan estos sentimientos. irascibles. estos pacientes experimentan sentimientos de hostilidad y agresión. fatigados. a estos pacientes se les diagnostica esquizofrenia. de ser genuinos. A menudo están insatisfechos. pero en realidad son pasivos— dependientes. o bien. incluyendo frigidez e impotencia. son pesimistas. tristes. Muestran empuje. Son bastante convencionales así como conformistas en sus actitudes y creencias. En general. Como expresa Butcher (1999) en ocasiones este perfil se encuentra en personas con daño cerebral que experimentan dificultades para enfrentar dichas deficiencias. Según Butcher (1999) estos pacientes son indecisos y ansiosos. Sienten que no obtienen un reconocimiento adecuado por sus logros y los lastima cualquier tipo de crítica. pero carecen de metas bien definidas. 1-8/8-1 Siguiendo los lineamientos de Butcher (1999). demandantes. 2-3/3-2 Los pacientes con este tipo de código. Son agradables en apariencia pero carecen de habilidades para tratar con el sexo opuesto. exhaustos y débiles aunque no lleguen a presentar una ansiedad incapacitante. 1-4/4-1 En ese caso. pero tienden a la “coquetería”. Pueden concluir con la terapia de manera anticipada. Tienden a ser ambiciosos.En general. La inadaptación sexual es común. pero sus relaciones interpersonales se caracterizan por no ser profundas y de poco compromiso afectivo. son extremadamente discapacitantes. Evitan la participación social. A menudo se frustran y presentan angustia extrema. Se sienten insuficientes. Según Butcher (1999) muchos pacientes con este tipo de código parecen tener un impulso sexual bajo. Se caracterizan por ser inhibidos y reprimidos. esperan respuestas y soluciones definidas para sus problemas. deprimidos. Tienen un nivel disminuido de actividad física y suelen presentar trastornos gastrointestinales. además de sentirse socialmente inadecuados y no confiar en los demás. iniciativa y participación en las situaciones de la vida. exhibiendo arranques de enojo ocasionales. se sienten incómodos con personas del sexo opuesto. pero no saben expresarlos adecuadamente. con un alto nivel de empuje. Siguiendo a Butcher (1999) carecen de interés. Estos pacientes no tienen motivación para la psicoterapia. Se resisten las interpretaciones psicológicas y sus síntomas. tensos e inquietos. Es probable que utilicen el alcohol en exceso. 1 -9/9-1 En este código encontramos pacientes ansiosos. Son pasivos. e intentan negarlo. Con frecuencia muestran aplanamiento afectivo y pueden además encontrarse confundidos y distraídos. se sienten nerviosos. Tienden a aislarse del entorno y se sienten infelices y deprimidos. Son agresivos y beligerantes.

Es probable que terminen rápidamente con la terapia si desaparece el estrés o disminuyen sus dificultades legales. Presentan síntomas somáticos y una estimación poco realista acerca de si mismos. 2-8/8-2 Estos pacientes se caracterizan por ser ansiosos. como depresión. El pronóstico en psicoterapia es pobre aunque expresen su necesidad de ayuda y un deseo de cambio. irritabilidad y resentimiento. agitados. falta de asertividad. obsesivo—compulsivos o con trastorno de ansiedad. Reaccionan en extremo ante el menor estrés con sentimientos de “fatalidad catastrófica”. en particular si ambas escalas están excesivamente elevadas. Tienen dificultad para afirmarse en situaciones sociales pero muestran una elevada capacidad para formar vínculos emocionales profundos ya que buscan el cuidado y la seguridad que les puedan brindar los demás. Pueden tener expectativas altas y poco realistas acerca de si mismos. son olvidadizos y tienen pensamiento confuso. Según Butcher (1999) tienen trastornos de sueño y baja concentración. Tienden a parecer sociables y extrovertidos. malhumorados y ensimismados. Según Butcher (1999) es probable que beban en exceso. Además. Ineficaces para cumplir con sus responsabilidades. 2-7/7-2 Las características de este tipo de perfil se asocian con alteraciones en el estado de ánimo. Suelen ser religiosos y moralistas. Tienen una marcada inclinación a manipular a los demás. Los pacientes expresan sentirse nerviosos gran parte del tiempo y preocuparse en exceso. En las conversaciones por lo general se muestran muy pesimistas en cuanto a la superación de sus problemas. Los individuos con este patrón tienden a mostrar una mejoría considerable en terapia. fatiga y agotamiento. Además. Otros los consideran meditativos. insatisfechos consigo mismos así como pasivo—dependientes. Presentan variedad de síntomas físicos. llenos de culpas y tienen una fuerte necesidad de hacer lo correcto. ansiedad y tensión.Estos pacientes tienden a funcionar a un nivel reducido de eficiencia durante largos periodos y parecen tolerar gran cantidad de infelicidad. inseguridad e inferioridad ante los demás. Parecen frustrados por su falta de logros y se muestran resentidos ante las demandas que otras personas les hacen. con frecuencia son meticulosos. En este sentido. son impulsivos y necesitan la satisfacción inmediata de los sus impulsos. Como expresa Butcher (1999) tienden a ser vulnerables ante las amenazas reales e imaginarias y se inclinan por anticipar los problemas antes de que ocurran. presentan dependencia en las relaciones sociales. Tienen poco respeto por normas y valores sociales. Son escrupulosos. Son cohibidos. Carecen de insight y se resisten a las reformulaciones psicológicas de sus problemas. Es posible que exista ideación e intentos de suicidio. tensos e intranquilos. a menudo presentan acting out y carecen de culpa y remordimiento por los actos cometidos. En general se les diagnostica neurosis depresiva y no responden muy bien a la psicoterapia. Se sienten infelices y tristes. 2-4/4-2 Este tipo de código es común en aquellos pacientes que tienen antecedentes penales. se muestran poco originales y estereotipados en pensamiento y solución de problemas. dando una impresión inicial favorable. perfeccionistas y un tanto compulsivos. en su discurso y pueden presentar también lentitud en los procesos de pensamiento. Son lentos en sus acciones. Suelen tener problema con la ley. Se les diagnostica como depresivos. Se caracterizan también por experimentar . Presentan indecisión y sentimientos de incapacidad. Sus rasgos de personalidad incluyen dependencia. En general tienen una elevada motivación para la psicoterapia y están propensos a permanecer en ella por largo tiempo.

se muestran llenos de culpa y con depresión clínica. Suelen perder la asociación de ideas llegando a experimentar pensamientos obsesivos. Con frecuencia niegan sus sentimientos de incapacidad y falta estima con periodos alternados de aumento de actividad y fatiga. El diagnóstico más común es el de trastorno maniaco—depresivo. 3-6/6-3 En este caso.pérdida del control y no expresar sus emociones. Experimentan sentimientos de hostilidad hacia la familia sin expresar de manera directa sus emociones negativas ni reconocer habitualmente la presencia de las mismas. Muestran sentimientos de hostilidad hacia la familia. poco cooperativos y difíciles de tratar. tipo esquizoafectivo. Suelen ser insolentes. Suelen ser ansiosos y tensos. Los diagnósticos habituales que se les asignan a estos pacientes incluyen psicosis maniaco—depresiva y esquizofrenia. Butcher (1999) menciona que los sujetos se caracterizan por la tensión. Se los suele diagnosticar como personalidad pasivo – agresiva y emocionalmente inestables. También este perfil se encuentra en pacientes con daño cerebral que han perdido el control y que intentan enfrentar sus deficiencias a través de actividad excesiva. pueden llegar a tener planes específicos para matarse. Con frecuencia tienen una sintomatología crónica. se caracterizan por mantener impulsos hostiles y agresivos pero sin expresarlos de manera apropiada. además de lentitud en el flujo de pensamiento. Los pensamientos e intentos de suicidio pueden seguir a los episodios de acting out. Tal como expresa Butcher (1999). En general manifiestan sentimientos de desesperación y falta de valía. esto puede sugerir una crisis de identidad. delirios y alucinaciones. El diagnóstico más común en este perfil es el de esquizofrenia. A menudo tienen preocupación y pensamientos suicidas. sus quejas somáticas tienen que ver con el área gastrointestinal. 3-8/8-3 Según Butcher (1999) estos pacientes muestran agitación psicológica intensa. 3-4/4-3 Personas con este tipo de código. incapacitante. son comunes la inadaptación sexual y la promiscuidad. ideas inusuales y poco convencionales. Son sensibles a las reacciones de los demás y piensan mal acerca de las motivaciones de otras personas. son sensibles al rechazo y demandan atención y aprobación de los otros. 2-9/9-2 Este perfil se caracteriza por el egoísmo y narcisismo de los pacientes. Según Butcher (1999) los sujetos con este código generan situaciones de fracaso que opacan las altas expectativas de logro que poseen. fallas de memoria. Tienen un discurso débil y reducido. Son rebeldes aunque externamente parezcan conformistas. ansiedad y trastornos físicos moderados sin llegar a ser incapacitantes. Pueden presentar trastornos de pensamiento y tienen problemas de concentración. En personas jóvenes. Niegan tener problemas psicológicos graves y refieren tener desconfianza y resentimiento. Frecuentemente están llorosos y se muestran apáticos e indiferentes. pero no es un estado de ánimo frecuente. Suelen consumir alcohol como un escape a las tensiones y el estrés. Evitan las relaciones interpersonales cercanas por miedo a ser lastimados. . Pueden tener antecedentes de depresión grave. Se caracterizan por el extremo control con períodos de acting out violento y agresivo sin considerar que su comportamiento sea problemático. Niegan sus impulsos pudiendo presentar periodos disociativos de acting out.

Hablan acerca de sus trastornos y dificultades en forma vaga y evasiva. En terapia responden de manera sintomática al apoyo y la reafirmación. comportamientos y forma de vestir refleja su poco conformismo y falta de convencionalidad. Con frecuencia temen que las mujeres los dominen. malhumorados. nerviosos. poseen hostilidad y enojo reprimidos. En general el diagnóstico es el de personalidad pasivo-agresiva. 4-8/8-4 . en vez de ello racionalizan y proyectan la culpa hacia los otros sin aceptar su propia responsabilidad en conducta. no participan de manera activa en situaciones de la vida diaria. Requieren que constantemente se reafirme su propia valía. en particular si ambas escalas están extremadamente elevadas. Las características más frecuentes incluyen quejas somáticas vagas. Tal como los describe Butcher (1999). Butcher (1999) expresa que hacen demandas excesivas hacia otras personas en búsqueda de atención. se suele utilizar psicoterapia de apoyo. dependientes y que tengan una fuerte necesidad de atención y afecto. tienen fuertes necesidades de dependencia (aunque no lo reconozcan) y una dificultad para incorporar los valores sociales. Con frecuencia manifiestan una amplia variedad de afecciones físicas. 4-5/5-4 Este código en general esta presente sólo en varones y estos son inmaduros. Las mujeres con este perfil se identifican en extremo con el rol femenino tradicional y dependen en gran medida de los varones. en especial con los miembros del sexo opuesto. Generalmente tienen un control adecuado. fatiga. narcisistas. También son poco realistas y grandiosos en sus autoestimaciones. 4-7/7-4 Las características de los pacientes que poseen este perfil se alternan entre periodos de gran insensibilidad acerca de las consecuencias de sus actos y la preocupación excesiva por los efectos de su conducta. pero pueden ocurrir periodos breves de acting out agresivo mostrando culpa y remordimiento temporales. y resentidos con la autoridad. depresión y sentimientos de desesperanza. agotamiento. 4-6/6-4 Estos pacientes se caracterizan por ser inmaduros. narcisistas y pasivos emocionalmente. Probablemente nieguen tener problemas psicológicos graves. temerosos y preocupados. Tienen fobias. discutidores. Experimentan gran dificultad con su identidad sexual y es posible la homosexualidad abierta. seguidos de culpa y autocensura temporales. tensos. Les resulta difícil tomar hasta las decisiones más pequeñas. Suelen ser poco receptivos a la psicoterapia y en general se les diagnostica personalidad pasivo-agresiva o esquizofrenia de tipo paranoide. Con frecuencia son irritables. dependencia e inseguridad. Según Butcher (1999) con frecuencia tienen episodios de acting out. evitan involucrarse a un nivel profundo. Suelen ser apáticos y pesimistas. Son desconfiados con respecto a las motivaciones de otras personas. La terapia orientada al insight no es eficaz con estos pacientes. Su manera de hablar. indulgentes consigo mismos y pasivo-dependientes. simpatía y compasión.Son generalmente ansiosos. Estos pacientes no se llevan bien con los demás. tensión. Es probable que sean inmaduros.

Poseen profundos sentimientos de inseguridad. muestran enojo y hostilidad. con valores éticos inestables. racionalizan sus defectos y fallas y/o culpan a los demás de sus dificultades. delirios de persecución o grandeza y sentimientos irreales. Temen ser incapaces en su desempeño sexual y pueden participar en actos sexuales antisociales en un intento por demostrar que son adecuados. Son erráticos y difíciles de predecir. sus relaciones son generalmente superficiales y mantienen a los demás a una distancia emocional. tienen necesidad de satisfacción inmediata de sus impulsos y baja tolerancia a la frustración. fragmentado. resentidos con la autoridad y experimentan problemas en su autocontrol. En este sentido.Siguiendo los lineamientos de Butcher (1999) estos pacientes no se adaptan a su ambiente. pueden. Suelen presentar dificultades legales o problemas laborales. Guardan fuertes preocupaciones acerca de la masculinidad y la feminidad. personalidad egocéntrica. falta de responsabilidad y adaptación marginal. mintiendo para evitar la responsabilidad. Por lo común. pero son bastante inmaduros. la indulgencia consigo mismo y la impulsividad. evitando las relaciones profundas. delirante y circunstancial. irresponsables. obsesionándose con pensamientos de naturaleza sexual. se refugian en la fantasía y son desconfiados. egoísmo. peleas y acting out sexual sin considerar las consecuencias. A menudo dan una buena impresión inicial porque son expresivos y espontáneos. Tienen un amplio conjunto de conductas problema como alcoholismo. usan drogas (en particular alucinógenos) y pueden presentar desviación sexual. Son desinhibidos y extrovertidos. resentimiento y presentan acting out de manera indiferente a los demás. además tener arranques emocionales ocasionales. Frecuentemente. En general parecen confiados en si mismos y seguros. El diagnóstico más común para este tipo de perfil es el de esquizofrenia (tipo paranoide. Poseen una capacidad de juicio deficiente. Suelen atravesar periodos de obsesiones suicidas. Culpan a los demás de sus dificultades. irritación. personalidad esquizoide y personalidad paranoide). atender y memorizar. Muestran enojo. A menudo beben de manera excesiva. Tienen dificultad en concentrarse. Son irritables y de actitud sarcástica. Son retraídos. Muestran pocos logros. demandando exagerada atención y afecto. muestran una preocupación por pensamientos abstractos inusuales y embotamiento afectivo. Según Butcher (1999) los pacientes con este perfil manifiestan conducta psicótica evidente. parecen extraños y peculiares. como delincuencia o actos criminales. intranquilos e hiperactivos. Se caracterizan por el narcisismo. son poco conformistas. con contenido bizarro. . Cuando tienen problemas. Buscan estimulación emocional y excitación. Tienen deficiencias en empatía y falta de habilidades sociales básicas. no obstante. 4-9/9-4 Según Butcher (1999) los individuos con este tipo de perfil pueden mostrar una notable desconsideración hacia las normas y valores sociales.. También son enérgicos. Pueden adherirse a puntos de vista radicales en religión o política. El diagnóstico común para este tipo de perfil es el de personalidad antisocial. su pensamiento es autista. Tienen un pobre autoconcepto y sus acciones se predestinan al rechazo y al fracaso. Son antisociales. Los sujetos con este patrón no desean aprender de las experiencias de castigo. aislados y propensos a considerar al mundo como amenazante y que los rechaza. 6-8/8-6 Las características de este tipo de perfil coinciden con un diagnostico de trastorno mental grave y esquizofrenia de tipo paranoide.

Por lo general son pasivo—dependientes y tienen dificultades con las relaciones heterosexuales maduras. Tienen capacidad de juicio deficiente y no suelen beneficiarse con la experiencia. Muestran una fuerte necesidad de afecto. También muestran tendencia a una adaptación sexual deficiente. Sin embargo a medida que la escala 8 es mayor que la 7 aumenta la probabilidad de de psicosis. de allí que sean retraídos y aislados a nivel social y que se sientan muy incómodos en las relaciones heterosexuales. Son introspectivos. A menudo parecen desorientados y confundidos. irritables. por lo que evitan los vínculos emocionales profundos. 8-9/9-8 Butcher (1999) indica que a los individuos con este perfil se les considera egocéntricos e infantiles en sus expectativas acerca de los demás. Pueden tener delirios y alucinaciones con un discurso impertinente e incoherente. Tienden a carecer de mecanismos de defensa eficaces y en ocasiones muestran una ansiedad extrema. además de tener una capacidad de juicio deficiente. de acuerdo a las inferencias propuestas por Butcher (1999). se sienten vulnerables y manifiestan ansiedad gran parte del tiempo. Con frecuencia las personas con este patrón se sienten culpables por sus fallas. inseguridad. sin poder expresar emociones de modo adaptativo y modulado. Pueden estar confundidos y presentar estados de pánico. preocupados. 6-9/9-6 Estos pacientes. Presentan sentimientos de inferioridad. Tienden a presentar un patrón a largo plazo de inadaptación y en general tienen un estilo de vida esquizoide. temen a los compromisos emocionales y evitan las relaciones muy cercanas. son demasiado sensibles y desconfiados. Carecen de defensas para sentirse cómodos por lo cual se sienten deprimidos. En general. falta de confianza y pobre autoestima. Es probable que presenten sentimientos crónicos de inseguridad. Sin embargo. no se relacionan con otras personas y son desconfiados. demandan gran cantidad de atención. Los pacientes con este perfil pueden recibir un diagnóstico de trastorno de ansiedad. ensimismados y sobreideacionales. con dificultades para diferenciar claramente entre la fantasía y la realidad. volviéndose resentidos y hostiles cuando no se los satisface. Es posible que reciban un diagnóstico de esquizofrenia de tipo paranoide o de un trastorno del estado de ánimo. Resienten las demandas interpersonales que se les hacen y se muestran malhumorados. así como poco amistosos y negativos. 7-8/8-7 Según Butcher (1999) los pacientes con este perfil por lo general experimentan agitación y confusión y no dudan en admitir que tienen problemas psicológicos. Carecen de experiencias de socialización. tensos y nerviosos. incapacidad.Estos individuos pueden tener un discurso rápido e incoherente. Es probable que reaccionen ante el estrés y la presión retrayéndose hacia la fantasía y la ensoñación. Lloran fácilmente. son retraídos y no tienen confianza a nivel social. inferioridad e indecisión. . Probablemente muestren signos de trastornos de pensamiento y expresen dificultades en relación con el pensamiento y la concentración. A menudo se sienten inadecuados en un rol sexual tradicional y por lo que su desempeño sexual es deficiente. reaccionan de manera extrema ante el menor estrés y se retraen hacia la fantasía. son ensimismados o sobreideacionales y obsesivos.

Tienen grandes necesidades de logro y es posible que se sientan presionados a ello.Son hiperactivos y emocionalmente débiles. Teniendo en cuenta que el perfil es válido. . Les resulta muy difícil enfocarse y experimentan pensamiento extravagante. sin hijos que solicita tratamiento psicológico por indicación de su médico clínico y que está interesada en trabajar en la terapia las dificultades que tiene actualmente con su pareja. empleada administrativa. autista y circunstancial. ¿Cómo se interpretan las escalas clínicas? Veamos el siguiente Ejemplo C: Corresponde a una mujer. no obstante. perplejos y desorientados. Según Butcher (1999).Ma 0 .Hs 36 K 2-D 3 . su desempeño tiende a ser mediocre. A menudo evitan hablar de sus dificultades y es posible que no expresen una necesidad de ayuda profesional.Hy 4 . Sus pensamientos son ostentosos y arrogantes. Pueden estar presentes los síntomas de conversión clásicos. Casada. los pacientes con este patrón de perfil tienden a ser demasiado optimistas y superficiales en situaciones sociales. de 30 años.Pd 5 . Demuestran un discurso fuerte y excesivo. observamos que la información que nos proveen las escalas clínicas corresponde a un código 3-1 correspondiente al tipo histérico-hiponcodríaco (Hy 82 – Hs 74). En términos de sus características físicas de personalidad. También puede estar presente un grave trastorno de pensamiento. El diagnóstico más común que se les asigna es el de esquizofrenia (catatónica.Pa 7 . T PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS (Femenino) 125 115 105 95 85 75 74 82 80 70 60 50 40 30 L F Escalas 69 65 55 56 45 50 53 53 40 54 47 40 45 35 25 1. que denota un malestar psicológico (L 47) con probabilidad de presentar psicopatología moderada (F 69). También da cuenta de un sujeto que tiene un pobre autoncepto y que es crítico de si mismo y de los demás. ESCALAS VALIDEZ (Femenino) 120 110 100 90 Pts. presentando arranques de enojo ocasionales.Pt 8 . mostrando una fuerte necesidad de atención y afecto.Mf 6 . Tienen un control extremo y son pasivo—agresivos. lo cual resulta en que los pacientes se sientan confundidos. esquizoafectiva o paranoide). asimismo parecen agitados e inquietos. los cuales pueden desaparecer en el momento en que disminuye éste.Sc 9 .Si Escalas Las escalas de validez nos alertan de un perfil válido. este código nos indica que el sujeto tiene ciertas tendencias ligadas a rasgos de personalidad infantiles. Este tipo de personas funciona con un nivel reducido de eficiencia y desarrollan síntomas físicos bajo estrés. junto con cierta probabilidad de conducta impulsiva (K 40). poco frecuente. Este perfil se encuentra en ocasiones en adolescentes con problemas de adicciones. Generalmente se sienten inferiores e insuficientes y tienen baja autoestima. además de una estimación poco realista acerca de si mismos.

asertiva y espontánea (siendo en este caso un perfil femenino). esperan respuestas y soluciones definidas para sus problemas. resistiéndose a la evaluación (L 83) debido a que posee intenciones manifiestas de fingimiento de malestar o psicopatología (F 95) por lo que el perfil se torna inválido. Pueden concluir con la terapia de manera prematura si su terapeuta no responde a sus demandas. Hallamos entonces. por robo calificado y homicidio. con un puntaje T=36. características relacionadas con la Extroversión. A la vez que la escala 5 (T:56). nos indica características ligadas a una persona activa.Pt 8 . Según Butcher (1989) son personas que sienten agrado y comodidad en participar en situaciones sociales. la escala bipolar número 10 nos indica características de personalidad ligadas al polo introversión/extroversión. detenido en unidad penitenciaria.Sc 9 . al analizar el MMPI-2. no solo hallar las características básicas de la personalidad. pueden llegar a ubicarse en el “centro de atención” de todas las miradas.Mf 6 .Pacientes con este tipo de perfil. Es importante. Estos pacientes. sino que también ubicar las tendencias hacia la aceptación y predisposición hacia el tratamiento. Esta valiosa información es fundamental para recomendar algún tratamiento específico y elaborar un pronóstico presuntivo. . Veamos ahora el Ejemplo D: El sujeto evaluado es un hombre. Al mismo tiempo.Pd 5 .Hs 2-D 3 . ESCALAS VALIDEZ 120 115 110 105 100 95 90 85 Pts. de 43 años. En este caso. Por tal motivo sería erróneo obtener información de las escalas clínicas. analizar las características de personalidad que nos brindan las escalas bipolares. T 80 75 70 65 60 55 50 45 40 35 30 L F Escalas K 58 83 95 PERFIL DE ESCALAS CLÍNICAS 120 115 110 105 100 95 90 85 80 75 70 65 60 55 50 45 40 35 30 105 96 88 82 77 99 105 75 78 52 1.Hy 4 . Prefieren las explicaciones médicas de sus síntomas.Ma 0 . es fundamental para tener una noción mas acabada sobre el tipo de personalidad del evaluado.Si Escalas Tras el análisis de las escalas de validez se puede observar que el evaluado intenta falsear el protocolo.Pa 7 . no tienen motivación para la psicoterapia pero cuando si la tienen.

B. (1999). (1989). Casullo.N.C. J. Evaluación de la personalidad.W. Minneapolis: University of Minnesota Press.R. Graham. Mexico. D. (1999).. Tr.. • Hathaway. R. Ed. forense y laboral. Ficha de cátedra. Colombia.. • Gómez Dupertuis. Padilla Sierra.G. • Butcher. Construcción y Adaptación de Pruebas de Evaluación Psicológica. (2007).. (Hathaway. Guía para principiantes.P. I. Buenos Aires. Diccionario de Psicoanálisis. M. Minnesota Multiphasic Personality Inventory-2 (MMPI-2): Manual for administration and scoring. Traducción Gómez Dupertuis.. Fac. MM. (1992). Minneapolis: University of Minnesota Press. Aportes del MMPI-2. New York: Holt. Buenos Aires.. Universidad de Buenos Aires. Departamento de Publicaciones. Lugar Editorial. W. MMPI 2: guía para principiantes. J. & McKinley. Buenos Aires. M. G. . Personality: A psychological interpretation. UBA. Una Perspectiva Iberoamericana. (1999). Departamento de Publicaciones Facultad de Psicología. y Diuk. S. La evaluación de la personalidad: El MMPI – II. • Mikulic. Tercera reipresión. D. M. S. J.. de Psicología. Tellegen. (1937). El Manual Moderno. Miño y Dávila Editores. G.P. • Sánchez López. J. Aplicaciones del MMPI-2 en los ámbitos clínico. M. • Laplanche J. J-B. (1994). L. Buenos Aires. Estilos de Personalidad. Dahlstrom. McKinley. A. M. Pontalis.• Allport. • Butcher. J. Paidós.E. • Brenlla. MMPI-2 Inventario Multifacético de Personalidad de Minnesota. (1998).M. (2000). & Kaemmer. Buenos Aires.. Maristany. N. 2003 • Casullo.. Editorial Quinto Centenario.) Ficha Nº 17.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->