HONGOS: ALIMENTO Y MEDICINA Luis Fernando Cardona Urrea E-mail: lfcardon@unalmed.edu.

co Escuela de Biociencias Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín

Esta conferencia debería versar sobre el trabajo que se ha venido realizando en la Universidad Nacional Sede Medellín respecto a la búsqueda, aislamiento, domesticación y en parte a la producción y tratamiento de poscosecha de algunos hongos medicinales y alimenticios; pero en vista de que no se ha llegado al término del trabajo y de que la literatura en inglés y otros idiomas a nuestro alcance referente al uso de hongos como fuentes terapéuticas, solo esta disponible a partir de 1960-1970, y concomitantemente la investigación sobre el particular se inicia en Occidente en la misma época, por ello los hongos son un tema desconocido posiblemente por la mayoría de las personas, pero despiertan gran interés debido a sabor y propiedades nutricionales, así como por existir entre los hongos compuestos activos contra las enfermedades más graves del hombre y con poco o ningún efecto colateral, entonces trataré de mostrar para qué sirven, cómo se usan y algunos de los resultados de los estudios clínicos, encontrados en la literatura con hongos o sus productos en el tratamiento de la hipercolesterolem ia, presión arterial, alergias, cáncer, enfermedades virales incluido el sida, y otras enfermedades que afectan a una considerable parte de la población mundial. Para no ser muy extenso durante la presentación de la conferencia hablaré de qué son los hongos, mostraré algunos que se pueden colectar en el campo, ya sean cultivables o no, con características alimenticias o medicinales, llamaré la atención sobre algunos que son tóxicos y aún mortales y haré una breve descripción de la forma de cultivo de los hongos más cultivados en el planeta. En Colombia y Antioquia, me atrevería a decir que hasta la mitad del siglo XX se consumía solamente champiñones importados y por la élite, y no con mucha frecuencia; precisamente a partir de 1950 se cultivó en la saban a de Bogotá el champiñón para abastecer un mercado nacional que demandaba tanto champiñones frescos como enlatados, pero principalmente enlatado; cultivo que se fue expandiendo en el país. El mismo iniciador del cultivo de champiñón en Bogotá, Alfredo Beck, introdujo el cultivo de L entinula edodes (shiitake), principalmente en forma vegetativa, sobre grano de cereal esterilizado, con el propósito de producir micofarina. Luego se introdujeron al país cepas de Pleurotus ostreatus y de otras especies, que en la actualidad se están intentando comercializar de manera lenta; y los cultivos hasta el momento no se han hecho en forma comercial, pero el mercado tiende a crecer. En Antioquia se ha incrementado el estudio y producción de hongos. En la Universidad Nacional Sede Medellín, se han hecho algunos estudios con resultados positivos sobre la producción de hongos como champiñones y Pleurotas spp en forma artesanal: sobre cascarilla de café, cascarilla de

algodón, cascarilla de arroz, hierbas, cáscara de fríjol, d e cacao, maíz, viruta de madera, y otros sustratos con y sin suplementos, y recientemente se iniciaron ensayos sobre la degradación de petróleo y sobre el aislamiento y producción vegetativa y generativa de hongos como Coprinus comatus, Schizophyllum commune, Pleurotus (cepas nativas), Auricularia polytricha, Ganoderma sp, Poliporus sanguineus, Lentinula edodes (shiitake), y Lentinus boryana con posibilidades de usarse en el futuro el micelio para consumirse en forma directa con el sustrato o para hacer extractos acuosos o etanólicos contra variedad de enfermedades. Por más de 2000 años se han consumido algunas setas no solo por su valor nutritivo, sino también por sus efectos tónicos y medicinales (Miles y Chang, 1999). Según Liu (1993) Ganoderma se usa en China desde antes de la era cristiana con fines medicinales; esta seta no es comestible debido a su natural dureza; otros hongos contienen compuestos triterpenoides y polisacáridos, nutricéuticos extraíbles de la seta o del micelio con propiedades nutr icionales y medicinales (antitumorales, moduladores inmunológicos, hipocolesterolémicos) preventivos y curativos. Los nutricéuticos se diferencian de los nutracéuticos en que estos últimos son alimentos naturales con valor en la preservación de la salud (Miles y Chang, 1999). La evidencia científica apoya la idea de que la dieta controla y modula muchas funciones del cuerpo humano y participa concomitantemente en el mantenimiento saludable u homeostasis necesaria para reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas (Carter, 1993). El consumo regular de setas comestibles medicinales podría introducir una contribución medicinal o funcional en las dietas de los individuos, con un efecto benéfico en la salud en relación con la regularidad en el consumo. Se cree que la toma regular de concentrados de estas setas, estimulan la respuesta inmunológica del cuerpo humano y por consiguiente incrementan la resistencia a enfermedades y en algunos casos revierten el estado de enfermedad (Jong et al., 1991). Uno de los hechos más notables de los extractos derivados de muchas setas medicinales es su habilidad para actuar como inmunomoduladores restaurando la homeostasis e incrementado la resistencia a la enfermedad. Un viejo proverbio chino establece que ³la medicina y e l alimento tienen un origen común´. A la fecha se conocen por lo menos 270 especies de setas con propiedades terapéuticas (Ying et al., 1988). Debido a los métodos artificiales de cultivo de las setas, hoy se usan más ampliamente como ingredientes medicinales para el tratamiento de varias enfermedades y problemas relacionados con la salud (Wasser y Weiss, 1999a). La mayor atención se ha dado a sus propiedades inmunomodulatorias y anti -cáncer, aunque también presentan importantes propiedades terapéuticas com o antioxidantes, antihipertensivos, disminuyentes del colesterol, protector de los riñones y del hígado, antifibróticos, antiinflamatorios, antidiabéticos, anti -virales y antimicrobianos. El cultivo de hongos comestibles y medicinales se puede hacer en términos generales sobre sustratos lignocelulósicos enriquecidos o no, pasteurizados o esterilizados; sin embargo, los champiñones (Agaricus bisporus, A. blazer, A.

bitorquis), y los chipirotes (Coprinus comatus) requieren un proceso de compostaje previo. Las setas podrían cubrir parte de las necesidades humanas en proteínas. Las contenidas en las setas son de mejor calidad que las existentes en otras hortalizas. El valor energético de las setas varía desde 6.4 -26.2 Kcal. por 100 grs. de peso fresco. Podemos pues, situarlas entre los alimentos de bajo valor energético ( www.itmina.edu.mx/uima/proyectos_IA/index.htm ). Los hongos comestibles poseen proteínas con todos los aminoácidos esenciales, ácidos grasos insaturados, azúcares, vitaminas y fibra, además de una diversidad de compuestos que actúan contra las principales enfermedades humanas.
Propiedades medicinales de los hongos. En el Oriente hace mucho más de 2000 años que se utilizan los hongos como fuente de bienestar y de salud; en Occidente, tal vez su principal uso como fuente de fármacos se refiere a la producción de antibióticos y solo a partir de la década de 1960 se ini cian estudios científicos para comprobar el efecto de los macromicetos sobre las enfermedades infecciosas, las alergias, el cáncer; hipercolesterolemia, acción antiviral contra virus como el herpes y el virus de la encefalitis equina del oeste, el poliovirus, el virus de la rubéola o el del sarampión. Sobre la producción de anticuerpos en pacientes con hepatitis B; inversion de factores que causan envejecimiento en el ser humano, o la diabetes por ejemplo.

Mediante estudios clínicos realizados principalment e en Japón se ha demostrado claramente que algunos hongos tienen propiedades medicinales y valor terapéutico por inyección o administración oral en la prevención y tratamiento de cáncer, enfermedades virales como influenza y poliomielitis, la hipercolesterolemia, trombosis y la hipertensión. También se han encontrado en los hongos propiedades antibacteriales y antiprotozoicas. La mayoría de los estudios se han realizado en Lentinula edodes, Volvariella volvacea, Pleurotus ostreatus y el hongo no comestible Ganoderma spp. Muchas de las sustancias activas incluyen F-glucanos y derivados de ácidos nucléicos como la eritadenina que actúa como agente anticolesterolémico . Se estima que la producción actual de hongos comestibles y medicinales supera los 14 billone s de dólares; de este estimativo la mayoría corresponde a la producción de las ³Seis Grandes Setas´: Agaricus, Pleurotus, Lentinula, Auricularia, Volvariella y Flammulina. En la tabla 1 se presentan las principales propiedades medicinales de algunos hongos superiores, según Wasser y Weis, 1999 a y b Tabla 1: Propiedades medicinales de algunos hongos
Anti Anti Anti Anti Anti fúngico inflamatorio tumoral viral bacte rial y anti para sítico Regula Desórdenes Hipercolestero Ant presión car dio vas lemia diabético san guí cula res nea Inmuno mo dula torio Tóni co para niños Hepa topro tec tor

Especies
Auricularia auricula-judas Tremella fusiformis

Tóni Poten co dor para sexua los ner vios

+ + +

+

X

X + + + +

Tremella mesenterica Schizophyllum commune Fomes fomentarius Trametes versicolor Piptoporus betulinus Hericium erinaceus Inonotus obliquus Lenzites betulina Ganoderma lucidum Ganoderma applanatum Lentinula edodes Pleurotus ostreatus Pleurotus pulmonarius Flammulina velutipes Oudemansiella mucida Armillariella mellea Hypsizygus marmoreus Marasmius androsaceus Agaricus bisporus Agrocybe aegenita

+ X X + X + + + X X + X X + X X + + + X + X X + + + + X X + X X X X X + X + X + X + X + X + X X + + X X X + X X + X X X + X X X X X X X + X + X X X X X X X X X

Fuente: Wasser and Weis, 1999 a,b. X = Producto de setas desarrollado comercialmente (Droga o suplemento dietario). + = Producto fúngico no desarrollado comercialmente. Tabla 2: Producción mundial de setas comestibles y medicinales cultivadas en diferentes años.

1981 Peso fresco x 3 10

1986 Peso fresco x 3 10

1990 Peso fresco x 3 10

1994 Peso fresco x 3 10

1997 Peso fresco x 3 10

Especies Lentinula edodes Pleurotus spp. Auricularia spp. Flammulina velutipes Tremella spp. Hypsizygus spp. Grifola frondosa Total %

Ton. métri cas

%

Ton. métri cas

%

Ton. métri cas

%

Ton. métri cas

%

Ton. métri cas

%

180.0 35.0 10.0 60.0 -

14.3 2.8 0.8 4.8 -

314.0 169.0 119.0 100.0 40.0 -

14.4 7.7 5.5 4.6 1.8 -

393.0 900.0 400.0 143.0 106.0 22.6 7.0

10.4 23.9 10.6 3.8 2.8 0.6 0.2

826.2 797.4 420.1 229.8 156.2 54.8 14.2 4909.3 30.5

16.8 16.3 8.5 4.7 3.2 1.1 0.3

1564.4 875.6 485.3 284.7 130.5 74.2 33.1

25.4 14.2 7.9 4.6 2.1 1.2 0.5

1357.2 100.0 2182.0 100.0 3763.0 100.0 73.6 72.5

100.0 6158.4 100.0 25.4

1. Lentinula edodes (Shiitake)
Lentinula edodes (Berk.) Pegler, el popular shiitake japonés, es la segunda seta más importante, después del champiñón, entre las especies cultivadas industrialmente; es un hongo de la pudrición blanca que se cultiva alrededor del mundo en subproductos agrícolas y forestales; es una especie milenaria cultivada en Japón y China de donde se extendió a todo el Lejano Oriente y hace poco tiempo se inició el cultivo en Occidente (Stamets, 1993).
Nombres comunes. Shiitake; seta dorada del roble; seta negra del bosque; seta de madera de roble; seta china; seta fragante; konku; pasania (Stamets y Chilton, 1987).

Descripción. Píleo de 5-25 cm., amplio, hemisférico, de convexo a plano en la madurez; de color pardo oscuro a casi negro al principio, llegando a ser pardo alumbrador con la edad. Márgenes del píleo liso a irregular, enrollado al principio, luego encurvado, aplanándose con la madurez y a menudo ondulado con la edad. Lamelas blancas, lisas al principio y lueg o, a medida que el hongo madura, de bordes irregulares. Estípite fibroso unido central o excéntricamente y correoso en textura. La carne estropeada toma un color parduzco (Stamets y Chilton, 1987).

El género Lentinula es monomítico, esto es, el carpóforo en las carnes carece de hifas esqueléticas y posee sólo hifas generativas; las hifas de la carne son principalmente paralelas y bajan en su organización dentro de la trama lamelar; los miembros del género Lentinus tienen carne compuesta de hifas dimíticas y tienen células altamente irregulares o entretejidas en la trama de las lamelas. Sus esporas son blancas, de 5 a 6-5 (7) por 3 a 3.5 Qm, ovoides a oblongas elipsoideas. El basidio es tetraesporado, y el sistema hifal de la carne monomítico. No presenta pleurocistidios; conexiones en grapa y queilocitidios presentes. El micelio es blanco al principio, llegando a ser lineal longitudinalmente y algodonoso aéreo con la edad, raramente si por casualidad es verdaderamente rizomórfico. En la vejez o en respuesta al injuriado, el micelio llega a ser pardo oscuro. Algunas cepas desarrollan a gregados hifales como una bola algodonosa blanda, que puede desarrollarse o no en primordios. El micelio llega a ser de color chocolate con la madurez (Stamets y Chilton, 1987).
Distribución y hábitat natural. Hasta hace poco era limitada al Lejano Oeste, no se había encontrado en América ni en Europa (Stamets y Chilton, 1987). ³Se reporta en China, Korea, Tailandia, Burma, Nepal, Borneo del Norte, las Filipinas, Japón y Papua, Nueva Guinea. Una especie similar, Lentinula boryana se presenta en América subtropical, a través de Florida, Misisipi, Louisiana, las Islas del Caribe, Cuba, Venezuela, Brasil y Costa Rica´ (Przybylowicz y Donoghue, 1988).

Lentinula edodes (shiitake) crece en clima húmedo y cálido, sobre maderas duras caducas de árboles de hoja anc ha muertas o en decadencia, principalmente de la familia del roble (Fagaceae), particularmente en el árbol shii o shiia (Castanopsis cuspidata) del cual toma su nombre, chincapino (Castanopsis), Pasania spp, roble (Quercus spp), haya (Fagus), castaño (Castanea), carpe (Carpinus) y otras hayas y robles asiáticos. Aunque ocasionalmente se encuentra sobre árboles en decadencia, shiitake es un verdadero saprofito y por tanto crece solo sobre tejido necrótico (Stamets y Chilton, 1987; Przybylowicz y Donoghue, 1988). Las actuales técnicas de cultivo, desarrolladas desde mediados del siglo XX, permiten que hoy día se pueda cultivar shiitake en áreas que inicialmente no eran apropiadas para su crecimiento.
Contenido nutricional de shiitake. Cada 100 gramos, en base seca, contienen: 

Calorías, 39 

Proteínas, 15-35%  Menos de 1 g. de colesterol  Carbohidratos, 7.3 g.  Fibra, 8 g.  Tiamina, 8 mg.  Riboflavina, 5 mg.  Niacina, 5.5 mg.  Alto contenido en vitamina D 2 (200 UI)  B2 y B12 (http://www.cdeea.com/shitake.htm). Según Crisand y Sands (1978) citados por Miles y Chang (1997) shiitake no posee más de 17% de proteína cruda factor de conversión (N x 4.38); si bien esta cantidad de proteína es baja comparada con la ca rne, en él se encuentran todos los aminoácidos esenciales para el hombre, incluidos leucina y lisina en grandes cantidades, ausentes en las mayoría de los cereales. Shiitake posee tanto en el micelio como en el cuerpo fructífero un predominio del ácido graso linoléico (18:2) (Song, 1989). El contenido lípidico de shiitake se puede aumentar o disminuir manipulando el sustrato: cuando se aumenta la relación C/N se incrementa la síntesis de lípidos; si se adicionan ácidos grasos como el mirístico (14:0) se inhibe la síntesis, pero si en vez de ello se emplea C18:1 se estimula la producción de lípidos. Los aceites vegetales y los surfactantes en el sustrato estimulan el crecimiento del shiitake (Palomo et al., 1998). Lo importante de la presencia de lípidos en shiitake es la relación alta de ácidos grasos insaturados / ácidos grasos saturados alrededor de 2.0±4.5:1 (Breene, 1990). El contenido de grasa de esta seta varia entre el 5 ±8%, incluyendo ácidos grasos libres, mono, di y triglicéridos, esteroles, esteres de esterol y fosfolípidos. Según Aoyagi et al. (1993), los contenidos de humedad, calcio, potasio, fósforo y cinc de los cuerpos fructíferos de shiitake son superiores cuando se cultivan en sustratos de aserrín de madera que cuando se cultivan en trozas. El contenido de nitrógeno de la seta shiitake está íntimamente relacionado con el contenido de nitrógeno del sustrato.
Constituyentes activos en shiitake y propiedades medicinales. Los principales polisacáridos de Lentinula edodes contienen 64% de manosa, 31.5% de arabinosa y aproximadamente 5.4% de agua, lípidos y minerales. Estos polisacáridos son quimiopreventivos, inhiben la formación de 8 hidroxideoxiguanosina que representa un daño oxidativo en el DNA. Inhiben la actividad de la tirosina-quinasa y ornitina descarboxilasa induci da y la formación del anión superóxido; induce la actividad glutatión -S-tranferasa (Hyung et al., 1999).

En Japón se han desarrollado varios productos farmacéuticos a partir de setas como shiitake, entre ellos el lentinano, un polisacárido de 500.000 dalto ns, glucano H, 1-3 con ramificaciones H, 1-6, el cual se administra por inyección contra el cáncer gástrico (Miles y Chang, 1997). Según Chiara (1993) citado

por Chang (1997), el lentinano de los carpóforos de shiitake aumenta la resistencia contra las inf ecciones virales, bacterianas y fúngicas y contra parásitos. Por otra parte, además de ser eficaz contra el sida reduce la toxicidad de la azidotimidina (AZT), droga que se administra a portadores de HIV y a pacientes sídicos. Según Herrman (1962) citado por Miles y Chang (1997), en shiitake se han reportado antibióticos antifúngicos. Algunas de las propiedades medicinales de los componentes de Lentinula edodes:
y y y y

Nucleótidos. Inhibidores de agregación plaquetaria. Quitina. Disminuidor del colesterol. Eritadenina. Hipolipidémico. Inmunoactivos:
o o o o

Polisacáridos: C-1-2, lentinano, eritadenina. Lignina: EP3. Proteínas y péptidos: lectina, KS-2, KS-2-B. Polirribonucleótidos

y

Antivirales:
o o o

Polisacárido: Ac2p. Lignina: EP3. Proteína: FBP. Aminoácido: tioprolina (TCA) (http://www.cdeea.com/shitake.htm).

y

Eliminador de nitritos
o

Lentinano. Fue aislado y estudiado por primera vez por Chihara y colaboradores en 1970 quienes demostraron que sus efectos antitumorales son superiores a los polisacáridos de otros hongos y que no es activo para todos los tipos de tumores. El efecto citostático del lentinano se debe a la activación del sistema inmunológico del hospedero. Ha sido probado con éxito para prolongar la sobrevivencia de pacientes con cáncer, especialmente aquellos con carcinoma colorrectal y gástrico. Ocasionalmente hay personas alérgicas al lentinano, aunque se han notado pocas reacciones ad versas, algunos de los síntomas son: sarpullido, sensación de presión en el pecho, nauseas y vómito, dolor de cabeza, sensación de ardor y sudoración. Otros síntomas de reacción de menor incidencia son: fiebre, oleadas de calor transitorio en la cara, anorexia, leucopenia, vértigo, disminución de la hemoglobina, sensación de faringitis. Ha sido usado experimentalmente en el hombre y en animales con resultados anti-cancerígenos contra cáncer intestinal, cáncer de estómago, cáncer de ovarios, etc. Entre los efectos contra el cáncer del lentinano hay que destacar la estimulación en la producción de linfocitos y el control de células muertas en las infecciones cancerosas (Furue et al., 1981, Taguchi et al., 1985 a, b).

Eritadenina. Extraída en 1971, reduce la tasa de colesterol en las personas, también se ha experimentado en animales con resultados positivos. Los experimentos realizados muestran un decremento entre el 5% y un 10% de la tasa de colesterol después de comer shiitake. Interferón. Esta es una sustancia química que hace inmunes a las células frente a infecciones víricas, descubierta en shiitake por Tsunoda e Ishida en 1970. Interferón Gamma es usado para tratamientos contra el cáncer y como anti-vírico, anti-inflamatorio para el tratamiento de las hepa titis B y C. Ergosterol. Su contenido en shiitake es convertido en vitamina D cuando las setas se deshidratan bajo la luz del sol; esta vitamina es necesaria para la absorción de calcio y fósforo y tiene efectos positivos en el tratamiento del cáncer de colon. Ácido linoléico. Es transformado en el cuerpo en diferentes tipos de prostaglandinas; se pensaba que estas eran excretadas por la próstata, pero ahora se sabe que son producidas por muchos tejidos del cuerpo. La prostaglandina E1 es empleada para provocar erección en los hombres por inyección intramuscular. El lentinano estimula la producción de linfocitos T, se ha demostrado que estos estimulan la producción de prostaglandina E1. Antioxidantes . Investigaciones húngaras han demostrado que una de las enzimas que contienen lo s hongos shiitake, el superóxido dismutasa, disminuye la peroxidación de lípidos. Este es un factor importante en la prevención de las enfermedades y cáncer de arteria coronaria y es teóricamente una de las causas de la longevidad. Aminoácidos. La glutamina es el aminoácido de más alta concentración en shiitake. Las concentraciones de glutamina muscular decrecen en un 50% después de una operación, de forma que su reemplazo se puede prevenir. La arginina es otro aminoácido presente en shiitake, estimula los linfocitos T y además previene la pérdida de nitrógeno tras una operación. La inflamación provoca aumento de las necesidades corporales de glicina, serina, metionina y cisteina, aminoácidos que se encuentran en las setas shiitake. Cinc. Prasad y colaboradores en 1963 describieron un síndrome caracterizado por niveles bajos de cinc en el plasma y la incapacidad de los órganos genitales para madurar en la pubertad. Investigadores en Finlandia han encontrado que la adición de cinc aumenta los niveles de testosterona en plasma y la cantidad de esperma. También se ha descubierto que los pacientes de sexo masculino en diálisis con problemas de uretra, mejoran su vida sexual cuando se añade cinc al fluido de la diálisis. Enzimas. En shiitake se encuentran enzimas digestivas, celulasa y asparaginasa. Esta última es utilizada en el tratamiento de algunas leucemias infantiles. Quitina. El 80% de la fibra en shiitake consiste en quitina. Se ha demostrado en Japón que reduce el nivel de colesterol en sangre en seres humanos (http://www.cdeea.com/shitake.htm).

El efecto anticolesterolémico de shiitake se da en pacientes humanos que han consumido Lentinula edodes en forma repetitiva. La acción antiviral se debe a la estimulación de la producción de interferón (Breene, 1990). Del medio de cultivo de shiitake se han aislado los derivados de lignina de alto peso molecular que inhiben completamente los efectos citopáticos del virus herpes simplex tipo 1 y 2 y del virus de la encef alitis equina del oeste e inhibe parcialmente la acción de otros virus como el poliovirus, el virus de la rubéola y el virus del sarampión (Sorimachi et al., 1990).

Anti-cáncer . Además de lentinano que es un agente anti -cáncer, shiitake contiene anti-oxidantes, vitaminas A, E, C, y selenio (http://www.cdeea.com/shitake.htm). Los extractos de micelio de Lentinula edodes son más letales contra las células infectadas de HIV, que el compuesto AZT; las ligninas del micelio de Lentinula edodes han demostrado en estudios in-vitro que bloquean la reproducción y el daño de las células -T ayudantes con HIV y también detienen el daño celular debido a herpes simplex 1 y 2, dos enfermedades virales muy comunes en sídicos. El micelio de Lentinula edodes estimula la producción de anticuerpos en pacientes con hepatitis B. En un estudio de enfermos con hepatitis B crónica, 40 pacientes ingirieron 6 g. diarios de micelio de shiitake durante cuatro meses. Todos los pacientes se aliviaron de los síntomas de la hepatitis B y en 15 de ellos se inactivó el virus ( http://www.healthcastle.com/ Junio 2003). Cultivo. Shiitake se ha cultivado en trozas de árboles cortados uno o dos meses antes, usualmente de la familia de los robles. ³Tras la inoculación, las trozas se colocan en pilas y se manejan de tal manera que se creen las condiciones para que el micelio colonice la madera. La corrida o incubación del micelio puede ocurrir naturalmente en el bosque, o bajo condiciones controladas en estructuras especiales con irrigación. Este proceso toma de 6 a 18 meses dependiendo de la cantidad de inóculo usado, la variedad de shiitake y las condiciones durante la incubación´ (Przybylowicz y Donoghue , 1988). Las maderas más duras producen hasta seis años; las maderas que se descomponen rápidamente tiene aproximadamente la mitad de la vida útil. Las maderas de frutales son notoriamente pobres para el crecimiento de shiitake (Stamets, 1993). El cultivo de shiitake se inició en madera, ahora también se siembra en leños sintéticos a base de aserrín y suplementos. Según Blumenfeld y Rubi (2001), la familia Nothofagaceae es apropiada para el cultivo de Lentinula edodes y el de otros hongos medicin ales. Las especies más utilizadas para el cultivo de shiitake son: Quercus spp, Salix spp, Pasania, Carpinus japonica, Castanea spp, Lithocarpus spp, Alnus spp y Castanopsis spp. (Stamets, 1993).

En Colombia hasta hace muy poco solo se había cultivado Lentinula edodes sobre granos de cereales, sin pasar de su etapa vegetativa. Recientemente se ensayó, con mejores resultados, en un 44% de borra de café, combinado con 40% de aserrín de cafeto, después de realizarse el zoqueo del cultivo; el 16% restante constituido por 14% de salvado de trigo, 1% de carbonato de calcio y 1% de sacarosa (Jaramillo y Rodríguez, 2001). Además de la fibra contenida en los residuos lignocelulósicos, shiitake requiere para su crecimiento nitrógeno en forma orgánica, magnesio, sulfu ro, potasio, fósforo y oxígeno. Su crecimiento se promueve con cantidades pequeñas de elementos menores como manganeso, cobre, hierro y cinc; una deficiencia de manganeso puede conducir a la no apertura del carpóforo. La adición de aceites vegetales y surfactantes a los sustratos de cultivo estimulan el crecimiento miceliar y la producción de las setas (Song et al., 1989). Lentinula edodes responde bien a suplementos nitrogenados incrementando su crecimiento, en tanto que otros elementos, carbohidratos y vi taminas pueden tener poco efecto. Las fuentes de nitrógeno complejas como la caseína

hidrolizada aumentan más el crecimiento e inhiben menos la degradación de lignina que las fuentes de nitrógeno simples. La disponibilidad de nitrógeno limita el crecimiento del hongo sobre madera, mientras que los micronutrientes o vitaminas, no. La degradación de lignina es un factor importante para el desarrollo de shiitake, ya que permite acceder a los componentes nitrogenados de la madera (Boyle, 1998). La cantidad y la calidad de lignina y compuestos fenólicos solubles son los principales componentes que varían con los sustratos; en consecuencia, la capacidad diferencial para producir polifenoloxidasas (EC 1.10.3,2) es probablemente un factor importante para la adaptación de diferentes cepas de shiitake a diversos sustratos (Savoie et al., 1998). Algunos sustratos diferentes a la madera y al aserrín usados para el cultivo de shiitake son: residuos de fríjol, maíz, hojas y bagazo de caña, residuos de algodón, hojas de té usadas (Morais et al., 2000), brácteas de la corona de banano, hollejos de café; sin embargo, Salmones y colaboradores (1999) no obtuvieron fructificaciones en cascarilla de este grano; y en 1999 evaluaron el crecimiento miceliar de Lentinula edodes en varios materiales lignocelulósicos: paja de cebada, tusas de maíz, capacho de maíz, salvado de arroz, brácteas de la corona de piña, cascarilla de café, hojas y bagazo de caña. La eficiencia biológica en bagazo de caña fue alrededor del 130%; en hojas de cañ a de azúcar entre 83-98% y en brácteas de piña 36 -37%. Se ha observado que el aserrín o la viruta de Eucaliptus solo o en combinación con harina de arroz es uno de los mejores sustratos; la harina de arroz tiende a incrementar el crecimiento del micelio y el número de carpóforos de mayor tamaño y de mejor calidad (Palomo et al., 1998). Además de sustratos estériles, para el cultivo de shiitake, también se pueden usar materiales no estériles. Wu (1989) empleó desechos vegetales nitrogenados adicionados de minerales como calcio, potasio, nitrógeno y agua; después de la digestión aeróbica (18±30°C) durante unos 9 días se pasteriza el sustrato y se somete a digestión a 45±55°C durante 3±5 días, sugiriéndose una humedad de 65 ±80%. Una mezcla adecuada podría ser: tamo de trigo 37 ±50%; tusas de maíz 24± 47%; torta de algodón 8±20%; yeso 2±6%; potasio 0±3%; nitrato de amonio 0.5±3%, en base a peso seco. Los sustratos a base de aserrín y suplementos deben ser esterilizados en autoclave a 120°C y 15 libras de presión por pulgada cuadrada durante 2 horas empacados en bolsas esterilizables, con un filtro de microporo adaptado y selladas herméticamente. El tratamiento térmico también se puede hacer al baño maría, por ejemplo Jaramillo y Rodríguez (2001) colocan el sustrato empacado en bolsas de polipropileno transparente bio -orientado (16 cm de ancho por 50 cm de largo) perforadas con sacabocado No.10 y selladas con esparadrapo en ollas de 60 por 60 cms, donde se mantienen durante 9 horas en ebullición y 12 horas en reposo con la olla tapada .
Parámetros de crecimiento Incubación pH inicial: 5.5-5.6 Temperatura: 21-27ºC

Humedad relativa: 25-100% CO2: >10.000 ppm Intercambio de aire fresco: 0-1 Requerimiento de luz: 50-100 Lux. Es el ideal, pero antes de la fructificación puede descender a 35-45. Formación de primordios pH inicial: 4.2-4.6 Temperatura de iniciación: 10-16ºC para cepas de clima frío, 16-21ºC para cepas de clima caliente. Humedad relativa: 95-100% Duración: 5-7 días CO2: <1000 ppm Intercambio de aire fresco: 4-7 por/hora Requerimientos de luz: 500-2000 Lux a 370-420 nm. Desarrollo del cuerpo fructífero Temperatura: 16-18ºC cepas de clima frío; 21-27ºC cepas de clima cálido Humedad relativa: 60-80% Duración: 5-8 días CO2: <1000 ppm Intercambio de aire fresco: 4-8 por hora Requerimientos de luz: 500-2000 Lux a 370-420 nm. Niveles de luz por debajo de 500 Lux causan elongación considerable del estípite de muchas cepas. Cosecha: cada 2-3 semanas durante 8-12 y hasta 16 semanas (Stamets y Chilton, 1987).

2. Pleurotus ostreatus
Pleurotus sp es un hongo saprofítico o parásito débil, descomponedor de madera, crece abundantemente sobre aliso, balso y arce, principlamente en los valles de los ríos. La palabra pleurotus viene del griego ³pleuro´, que significa formado lateralmente o en posición l ateral, refiriéndose a la posición del estípite respecto al píleo; ostreatus en latín quiere decir en forma de ostra y en este caso se refiere a la apariencia y al color del cuerpo fructífero (Stamets y Chilton, 1983). Pleurotus ostreatus es un típico hongo agarical, a menudo se encuentra recubierto de una capa miceliar en la base (Mendaza y Díaz, 1981) y presenta carne delgada y blanca; al principio el píleo tiene forma de lengua y cuando madura adquiere forma de concha; las láminas son blancas o de color crema, en las cuales se disponen los basidios no tabicados con cuatro basidiosporas blanquecinas elípticas de 8 -11 x 3-4Q . El píleo donde se encuentran las lamelas o laminillas es excéntrico cuando crece en superficies verticales y es central cuando cre ce en camas, superficie lisa y brillante, y un poco viscosa en tiempo húmedo (Cadavid y Cardona, 1996); el estípite es corto y excéntrico; las lamelas son blancas, decurrentes y

espaciadas ampliamante; las esporas en masa son blancuzcas o de color gris blancuzco. Posee regularmente de 4-13 cm de diámetro, aunque ocasionalmente puede presentar tamaños mayores de acuerdo a las condiciones de fructificación; la superficie superior presenta color variable según la intensidad de la luz, con tonos entre blancuzcos, grises o azulados, según sea la iluminación; su margen es suave, delgada, ondulada y ocasionalmente enrollada. Presenta pie corto de dos a tres centímetros de longitud por uno a dos centímetros de grueso y fibras de color crema claro (Stamets y Chilton, 1983; Cardona y Bedoya, 1996).
Contenido nutricional. La composición química de Pleurotus ostreatus es muy variable dependiendo de la edad, la especie y es ocasionada por diferencias en el contenido de humedad, la temperatura y nutrientes (Steineck, 1987; Zervakis y Balis, 1992; Zhao, 1998). El contenido de proteína de Pleurotus ostreatus se relaciona significativamente con el contenido de nitrógeno del sustrato (Kawai et al., 1994). Se ha demostrado que el contenido de proteína de los cuerpos fructíferos de Pleurotus ostreatus se puede mejorar empleando fertilizantes potásicos tales como KCl, KNO 3, K 2SO4 y KH2PO4 (Zhao, 1998), lo cual también aumenta la productividad.

Los valores nutricionales de 22 especies de hongos comestibles silvestres de Tailandia, entre los que se incluye Pleurotus ostreatus muestran que la mayoría de los hongos frescos contienen de 2-4% de proteína en base húmeda, ubicándose en los extremos Termitomyces sp con un valor hallado de 6.27% y Auricularia politricha (Mont) Sacc., 0.77% (Sunanta et al., 1986). Según Shu-Ting (1998) las setas en general poseen un alto contenido de humedad, entre 87-93% según las condiciones de manejo al momento de la cosecha; Stamest y Chilton (1983) le asignan 91% de humedad y reportan un contenido de proteína de 30.4% del peso seco. P. ostreatus contiene cerca del 20-30% de proteína total en base seca y presenta caroteno, precursor de la vitamina A. Se considera que la proteína cruda de las setas se debe obtener multiplicando el nitrógeno total (N) por 4.38 debido al nitrógeno no proteíco contenido en la pared celular de los hongos (Miles y Chang, 1999). El factor corregido (4.38) para obtener la proteína fúngica se logra teniendo en cuenta la cantidad de nitrógeno de la N-acetilglutasamina que hace parte del compuesto quitina de la pared celular de los hongos, para que no sea incluido como parte de las proteínas. Kalberer y Kunsch (1974) citados por Breene (1990) consideran que alrededor del 40% de los aminoácidos totales de Pleurotus ostreatus corresponde a aminoácidos esenciales. Por su parte, Crisan y Sands (1978) citados por Miles y Chang (1999) realizaron un perfil de aminoácidos a una serie grande de hongos incluyendo Pleurotus ostreatus, a partir de varias fuentes bibliográficas; estos autores concluyeron que las setas contienen todos los aminoácidos esenciales que comprenden entre 25 a 40% del total del contenido aminoácidico.

Breene (1990) afirma que Sato et al. (1985) informaron el contenido de 289 Q moles/g de aminoácidos, con predominio de los aminoácidos alanina, ácido glutámico y arginina; y que Rai et al. (1988) reportaron para siete especies diferentes de Pleurotus un contenido de aminoácidos libres entre 237 502mg/100g. En la tabla 3 se muestra la composición de aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales de Pleurotus ostreatus, en base seca. Tabla 3: Composición de aminoácidos e senciales, vitaminas y minerales de Pleurotus ostreatus mg/100 g peso seco
AMINOÁCIDOS Leucina 390-610 Isoleucina 266-267 Valina 309-326 Triptófano 61-87 Lisina 250-287 Treonina 264-290 Histidina 87-107 Arginina 306-334 TOTAL 2239-2638 VITAMINAS Y MINERALES Tiamina (B 1) 4,8 - 7.8 Qg Niacina 55 - 109 Qg Riboflovina (B 2) 4,7 -4.9 Qg Ácido ascórbico 0.5 - 58 Qg Ca 33 Qg P 1348 Qg K 3793 Qg Fe 15.2 Q g Na 837 Qg

Fuente: Li y Shu-Ting (1982); y Crisan y Sands (1978) citados por Miles y Chang (1999). El contenido nutricional de Pleurotus ostreatus INIREB-8 producidos sobre paja de trigo, bajo condiciones de invernadero, a temperatura de 22 a 28ºC efectuado por el equipo de trabajo de Mayela (1999), se presenta en la tabla 4. Tabla 4: Contenido de aminoácidos en Pleurotus ostreatus cepa INIREB-8 (mg/g de proteína N x 4.38)
AMINOÁCIDOS Ácido aspártico Serina Á. glutámico Glicina Arginina Alanina Prolina Cistina Lisina disponible Fenilalanina Tirosina 120.50 48.36 211.33 47.45 70.70 64.15 30.55 16.40 56.36 51.10 35.96 AMINOÁCIDOS ESENCIALES Histidina Treonina Valina Metionina Lisina total Isoleucina Leucina Triptófano 28.60 51.25 51.28 21.16 72.09 43.32 71.57 19.61 PATRÓN DE REF. DE LA FAO 19 34 35 25 58 28 66 11 PUNTAJE QUÍMICO % 150 150 146 84 92 154 108 178

Fuente: Mayela et al. (1999) Breene (1990) cita el trabajo de Bisaria et al. (1987), donde afirman que en los carpóforos de los hongos comestibles se encuentran cantidades relativamente altas de minerales en concordancia con el contenido de minerales de los

sustratos en los que crece el hongo. En el mismo artículo afirma que Zurera et al. (1987) encontraron en Pleurotus ostreatus 0.29 Q g/g de plomo y 0.07 Qg/g de cadmio. Los minerales se concentran fuertemente en los cuerpos fructíferos, por ejemplo, el potasio 3,2 veces, el sodio 1,64 veces, el fósforo 1,7 veces y el cadmio 2,75 veces en comparación con la concentración de estos minerales en el sustrato (Kawai et al., 1994). Kalberer y Kunsch (1974) citados por Breene (1990) consideran que además en Pleurotus ostreatus se encuentran minerales y vitaminas como la tiamina (B1), riboflavina (B 2), ácido ascórbico, ácido nicotínico y ácido pantoténico (Uribe, 1983); ácido fólico, tocoferol, pirodoxina, cobalamina y provitaminas como la ergosterina y carotenos (Hincapié, 1993). Breene (1990) citando a Yamamura y Cochran (1974), informa que el contenido total de minerales del hongo Pleurotus ostreatus es de 8% con base en el peso seco. Kawai et al. (1994) encontraron además en Pleurotus ostreatus, en base seca: fósforo: 1046 mg/100g, arsénico: 2.7 mg/100g, mercurio: 0.1 Qg/g. Trigos et al. (1996) determinaron el contenido de ergosterol en cuerpos fructíferos de Pleurotus ostreatus, encontrando un incremento entre 0.158% a 0.214% cuando el hongo se cultivó en paja de cebada en presencia de 1% de acetato de sodio. El contenido de grasa de las setas es bajo; las especies Amanita spp y Clitocybe sp presentan el contenido más alto entre muchos hongos y apenas alcanzan 0.5%. La mayoría de los hongos estudiados presentan entre 0.5 y 2% de fibra cruda (Sunanta et al., 1986). Hiroi (1982) citado por Breene (1990) encontró poca diferencia en el contenido de lípidos totales entre cepas silvestres de Pleurotus y las cepas de Pleurotus ostreatus cultivadas; ambas presentaron 3-5% de lípidos totales en base seca, predominando un mayor contenido en el píleo. Del to tal de lípidos, el 70-80% corresponde al ácido linoléico (18:2). Los principales fosfolípidos de Pleurotus ostreatus son fosfatidilcolina y fosfatidiletanolamina. Según Crisan y Sands (1978) citados por Miles y Chang (1999), las setas frescas contienen 3-28% de carbohídratos y 3 -32% de fibra cruda en base seca. Whaid et al. (1988) reportan en Pleurotus ostreatus un contenido de 57% de carbohídratos y 14% de fibra cruda. De acuerdo con Miles y Chang (1999) Pleurotus ostreatus contiene 57,6 de carbohídratos totales, 47,5% de carbohídrato libre de nitrógeno, 11,5% de fibra cruda, 10.1% de ceniza. La relación fibra dietaria total a fibra cruda en promedio entre los hongos es 5.7, mucho más alta que las de vegetales que se encuentran en el rango de 1.5 a 3.8 rango de más de 30 plantas comestibles. En general, las setas comestibles contienen todas las clases de compuestos lipídicos, entre los cuales se encuentran ácidos grasos libres, algunos ésteres y fosfolípidos. La grasa neta se puede presentar en los hongos desde menos de 1% hasta 15% y se considera que un rango promedio puede ser de 2 -8% (Crisan y Sands, 1978, citados por Miles y Chang, 1999); los mismos autores

estiman que Pleurotus spp contiene 1.0-7.2% de lípidos en peso seco, y reportan para Pleurotus ostreatus 2.2% de grasa cruda.
Propiedades medicinales. Pleurotus ostreatus está en la lista de hongos que producen retardo en el crecimiento de tumores, posiblemente por la acción de un polisacárido que actúa como potenciador de las defensas del huésped; su ventaja sobre las sustancias que matan las células cancerosas radica en que no presenta efectos colaterales suprimiendo las defensas del huésped contra las células cancerosas y contra algunas infecciones, como ocurre con la quimioterapia utilizada contra el cáncer (Shu -Ting y Miles, 1992 citados por Miles y Chang, 1999).

Okuda et al. (1972) afirman que tanto de Flammulina velutipes como de Pleurotus ostreatus se han aislado polisacáridos antitumorales. En Pleurotus ostreatus el componente antitumoral activo de un extracto hidrosoluble consiste en un esqueleto formado por un polímero 1,3-F-glucano, probablemente con ramificaciones de residuos de galactosa y manosa, de los que posteriormente Yoshioka et al. (1975), aislaron componentes polisacáridos ácidos. Se ha demostrado experimentalmente que la adición de cuerpos fructíferos de Pleurotus ostreatus a la dieta de ratas wistar hembras, tanto normales como con herencia hipercolesterolémica, disminuye el nivel de ácidos grasos en ambos grupos de ratas, comparados con el control, y disminuye el colesterol en el hígado. Un aumento significativo de la relación fosfolípido a colesterol en las aortas de ambos grupos de ratas sugieren un efecto antiaterogénico favorable (Bobek et al., 1990; Opletal et al., 1997), lo cual también podría ocurrir en los seres humanos. En los cuerpos fructíferos de Pleurotus ostreatus se encontró un inhibidor competitivo de la enzima 3-hidroxi - 3 metil - glutaril coenzima-A reductasa, que interviene en la reducción de HMG-CoA a mavelonato, en el proceso biosintético de colesterol (Alarcón et al., 2003), bajando su concentración en la sangre. Se usó como extractor una mezcla de N 2, más metanol en agua. La sustancia inhibidora de dicha enzima denominada lovastatín se encontró principalmente en las lamelas de esporocarpos de 10 cm de diámetro, a razón de 5991 Qg/g (Gunde y Cimerman, 1995). El colesterol es un esteroide de 27 carbonos, un componente esencial de la membrana celular, el precursor inmediato de las hormonas esteroideas, el sustrato para la formación de ácidos biliares y un compuesto indispensable para el ensamblaje de lipoproteínas de muy baja densidad en el hígado. Debido a que aproximadamente 2/3 partes del colesterol total del cuerpo humano es de origen endógeno, un control e fectivo de la colesterogénesis, se puede dar por la inhibición de su biosíntesis. Este se sintetiza en el cuerpo en una serie de más de 25 reacciones enzimáticas separadas, que inicialmente involucran la formación de 3-hidroxi-metil-glutanol coenzima A (HMGCoA). Los intentos iniciales del bloqueo farmacológico de la síntesis de colesterol se enfocaron solo en los pasos finales de la vía biosintética, lo que dio como resultado la formación de compuestos de toxicidad inaceptable. Recientemente, se ha demostrado en forma experimental una reducción de la síntesis de colesterol

empleando lovastatín, en cultivos celulares y en estudios con animales y humanos. La adición de 5% de cuerpos fructíferos pulverizados o su equivalente extracto alcohólico a la dieta de ratas, les disminuye el colesterol sérico (52% y 33% respectivamente); el colesterol hepático solo se disminuye en 20% y solo si se ingiere la seta entera (Kuniac, 1996). Bobek et al., (1993) demostraron la reducción de triglicéridos hamsters empleando 5% e xtractos alcohólicos de Pleurotus ostreatus en 1991. La adición de un 10% de cuerpos fructíferos deshidratados de Pleurotus ostreatus a la dieta que tenía 1% de colesterol, redujo los niveles de colesterol del suero sanguíneo en un 65%, y el colesterol del hígado, del corazón, en los músculos y en la aorta en conejos hembras de chinchillas, en un 60, 47, 25 y 79% respectivamente (Bobek y Galbavy, 1999). La dieta con hongos redujo el contenido de dienos conjugados en un 60 -70% en el plasma, en los eritrocitos y en el hígado, sin afectar significativamente las actividades enzimáticas antioxidantes; redujo significativamente la incidencia de placas ateroescleróticas, lo mismo que el tamaño de las placas, 26% Vs 2% del área con reacción positiva en los animales de control y los tratados con Pleurotus ostreatus respectivamente. Mientras que los animales del grupo control presentaron cambios en aterogénicos en la aorta, la dieta con P. ostreatus previno la formación de ateromas y redujo la incidencia de daño de la arteria coronaria y de la fibrosis focal del miocardio. La seta causó baja incidencia de células esponjosas en todos los tipos de le siones (Bobek y Galbavy, 1999). En otro estudio con conejos, Bajaj et al., (1997), demostraron que Pleurotus ostreatus (var. Florida) disminuyen los lípidos totales, el colesterol total, y los niveles de glicéridos del plasma sanguíneo y del hígado, mient ras que los lípidos del corazón no se ven afectados. Por otra parte, se incrementa la relación colesterol de lipoproteína de alta densidad/colesterol de lipoproteína de baja densidad (HDL/LDL), lo cual es benéfico para la salud, debido a que el colesterol de baja densidad tiende a disminuir; se demuestra entonces el potencial antiaterogénico de Pleurotus. Este efecto se demostró mediante estudio histopatológico. Una de las posibles explicaciones del efecto hipocolesterolémico de los hongos es el aumento de la excreción de ácidos biliares. El pleurán aumenta la actividad gutatión -reductosa y superóxido dismutasa en el hígado. La adición de la dosis mencionada a la dieta disminuyó en un 64% las lesiones de colon ocasionadas en ratas por la ingestión de una di eta libre de celulosa y las lesiones presentes, disminuyeron de tamaño en un 50% (Bobek y Galbavy, 2001). Los esteroles fúngicos o micosteroles producidos por las setas dependen fundamentalmente de las características genéticas, pero su producción depende de varios factores externos, como la luz, la temperatura, la humedad y la naturaleza del sustrato donde crece el hongo. El ergosterol es un precursor

de la vitamina D2 que da origen a la hormona calcitriol, la cual participa en el metabolismo del calcio y del fósforo (Bermúdez et al., 2002). Bermúdez et al. (2002) obtuvieron un contenido de lípidos totales próximo a 11% (base seca) en los cuerpos fructíferos de Pleurotus ostreatus cultivados en residuos de cacao, con pH 6.5, cantidad muy superior a la enc ontrada en otras setas como Clitocybe sp (6.75%), Coriolus zonatus (1.79%), Daedalea quercina (6.98%), Pholiota lenta (5.39%). Estos autores también encontraron que cuando el cultivo se sometió a 12 horas de exposición solar, la producción de esteroles de Pleurotus ostreatus variedad Florida expuesto al sol (349 mg/100 g en base seca) fue superior al doble de la producción cuando el cultivo se iluminó y superior al triple con solo 4 horas de exposición a la luz, aunque con la cepa de Pleurotus ostreatus cp-15 en pulpa de café +1% de acetato de sodio se pueden obtener hasta 469 mg de esteroles/100 g (base seca) cuando el cultivo se ilumina durante 12 horas, pero cuando permanece en la oscuridad, la producción de micosteroles de esta cepa baja a 124 mg/100 g. Los hongos de la pudrición blanca incluyendo Pleurotus ostreatus en su micelio poseen sustancias con propiedades antioxidantes, por lo cual se pueden constituir en fuente potencial de bio -antioxidantes o de preparaciones complejas con propiedades antioxid antes (Kapich y Shishkina, 1992). Uno de los antioxidantes de los hongos de pudrición blanca es la vitamina C o ácido ascórbico, cuya concentración, así como las de las otras vitaminas presentes en las setas, depende de las condiciones de crecimiento (Den is, 1995); la vitamina E también tiene función antioxidante, y su formación activa es la Etocoferol; otros antioxidantes podrían ser de naturaleza flovonoide, que son compuestos fenólicos y carotenoides. Los componentes lipídicos de los hongos comestible s son bajos; la baja relación de ácidos saturados a insaturados en P. ostreatus es también un atributo deseable para la salud (Breene, 1990). Los productos biológicos obtenidos durante la biodegradación de la madera son: lacasa y manganeso peroxidasa (Diorio et al., 2002), peróxido de hidrógeno (Salmones et al., 1999), lectinas que son proteínas o glucoproteínas con sitios específicos para enlaces con azúcares. Algunas lectinas presentan actividades antitumorales e inmunomodulatorias (Wang et al., 1997).
Otras propiedades de Pleurotus ostreatus. El micelio de este hongo también se puede emplear para controlar poblaciones de nemátodos fitoparásitos y bacterias fitopatógenas, mediante producción de enzimas que le permiten colonizar la parte interna de los nemátodos y con la secreción de compuestos con carácter antibiótico (Barron y Thorn, 1987; Streeter et al., 1981; Beltrán et al., 1997), y para la producción de valiosos productos biológicos durante el proceso de biodegradación de desechos de plantas (Akhmedova, 1994).

Kahlon y Kalra (1989) aumentaron la digestibilidad hasta en un 50.94% de la paja de trigo cuando la fermentaron en estado sólido con P. ostreatus, y luego de modificar el medio, obtuvieron un aumento del contenido de proteína cruda de la paja fermentada en estado sólido, en un 12.5%.

En un estudio realizado por Müller (1988), se encontró que entre varios hongos de la degradación primaria, Pleurotus spp es la especie más adecuada para la utilización de los desechos agrícolas, los cuales se pueden tratar med iante fermentación semianaeróbica, para luego aprovecharlos en la producción de alimento humano y forraje cultivando hongos comestibles. Esta característica puede ser potencialmente importante para el manejo de los desechos del café, ya que el 60% del pes o del fruto de café está constituido por la pulpa y el mucílago, materiales que utilizados inadecuadamente constituyen la mayor fuente de contaminación ambiental de la zona cafetera (Calle, 1977); se puede comparar la pulpa y el mucílago del café resultant es de la producción de una arroba de café pergamino, con la orina y los excrementos de 100 personas en un día (Zuluaga y Zambrano, 1993). Restrepo (1990), citado por Cadavid y Cardona (1996), demostró que la pulpa de café que posee contaminantes como polífenoles, taninos, cafeína y ácido clorogénico, sufre detoxificación cuando es utilizada para la producción de hongos comestibles como P. ostreatus. Un alto porcentaje de la pulpa de café podría llegar a desaparecer como contaminante del ambiente, ya que si bien en estado fresco su alto contenido en polifenoles (García et al., 1985), lignina, potasio, cafeína y taninos, limitan su uso como alimento animal, después de su empleo en la producción de P. ostreatus se hace más digestible y aumenta su potencial co mo fuente de alimento para animales y de materia orgánica para acondicionar suelos (Cadavid y Cardona, 1996).
Técnicas de cultivo Producción de inóculo para la siembra (Spawn). En el laboratorio el micelio de Pleurotus ostreatus se cultiva en agar papa dextrosa (PDA), o agar extracto de malta, partiendo de esporas de un carpóforo o utilizando cualquier parte del cuerpo fructífero; los mismos medios de cultivo se emplean para el mantenimiento de las cepas.

El micelio de Pleurotus ostreatus se puede producir en tusas de maíz, éstas se molinan hasta obtener partículas de 2 -3 mm, el molinado se remoja en agua durante 24 horas, se drena, se mezcla con 0.6% de carbonato cálcico. Se esteriliza en frascos de vidrio a 121ºC a 1.1 atmósfer as de presión durante dos horas y se inócula asépticamente. El inóculo se obtiene comúnmente en frascos transparentes de tapa metálica con una perforación de 1 cm de diámetro taponada con torunda de algodón que contengan granos de cereales como trigo, ce bada o centeno esterilizados después de haber sido hidratados, oreados y adicionados de cal y/o yeso. La inoculación se realiza a temperatura ambiente preferiblemente en cámara de flujo laminar con micelio obtenido en PDA (papa dextrosa agar) o agar extrac to de malta. La incubación se lleva a cabo bajo oscuridad a 25 -28ºC durante 2-3 semanas (Lozano, 1990; Cardona y Bedoya, 1996).

Algunos investigadores trataron de mejorar el cultivo de P. ostreatus y de otras especies, enriqueciendo el cereal para la prod ucción de inóculo con harina de plumas de pollo, yeso y benomyl, encontrando una mayor productividad pero también un cambio en la microflora durante el período de crecimiento miceliar. En ensayos sobre inóculos de P. ostreatus, el salvado de trigo aporta a lmidón, nitrógeno y minerales, al igual que cuando se adiciona salvado de arroz (Lee, 1991).
Sustratos empleados para la producción de Pleurotus ostreatus. Bhatti et al. (1987) cultivó Pleurotus ostreatus en paja de trigo picada, tusas de maíz, paja de arroz, residuos de algodón encontrando que estos y el tamo de trigo son sustratos más productivos que las tusas de maíz y además los cuerpos fructíferos aparecen en 15-18 días mientras que en los otros tardan de 4-5 semanas.

Las vainas de Leucaena leucocephala se utilizan mezcladas con otros lignocelulósicos para la producción de Pleurotus ostreatus, por contener aproximadamente 4% de nitrógeno; se trata de un arbusto de tamaño variable según la variedad y las condiciones de crecimiento; pertenece a la familia Leguminosae. Crece solamente por debajo de 1800 m.s.n.m.; su temperatura óptima de crecimiento varía de 22 -30ºC. Sus vainas son alargadas, aplastadas, se agrupan en ramilletes de más de un docena (15 -25), al principio de color verde translúcido y cuando secan de color café oscuro (Febres, 1987, citado por Fernández, 2000). El algodón es todavía la materia prima fundamental de la industria textil y se producen unos 15 millones de toneladas métricas en 80 países; los desechos del algodón conocidos como cascarilla motosa proveen un sustrato ideal para el crecimiento de algunos hongos comestibles, incluyendo Pleurotus spp; estos desechos constituyen el 7% de la materia prima textilera durante el hilado (Hamlyn, 1989). Kerem et al. (1992) encontraron que Pleurotus ostreatus creciendo sobre cascarilla de algodón, ejerce una acción selectiva por la lignina y presenta actividad de la enzima lacasa en extracto acuoso. La lacasa es una de las enzimas que posiblemente juegan un papel importante en la degradación de complejos lignícolas (Ardon et al., 1996).
Siembra e incubación. La siembra se puede hacer en camas o en bolsas de plástico, las cuales se perforan para facilitar el intercambio gaseoso; si se hace en camas, estas se cubren con un plástico limpio con el fin de evitar pé rdidas de agua del sustrato. El sustrato se inócula con 1-2% de micelio del hongo crecido en granos de cereal previamente hidratados y esterilizados. Diwakar et al. (1989) utilizaron 40 g de inóculo para completar 500 g de sustrato seco a base de diferentes materiales lignocelulósicos; las bolsas de polietileno de 20x45 cm, una vez llenas se compactan un poco ejerciendo una presión vertical desde la parte superior para sacar el exceso de aire y para garantizar el íntimo contacto entre la semilla y el sustrato, y luego se cierran y se perforan varias decenas de veces en las paredes verticales, para permitir el intercambio

gaseoso (Cardona y Bedoya, 1996), y se mantienen durante la incubación a 80-90% de humedad relativa. La incubación se hace a 25±28°C en un lugar seco y aireado, preferiblemente al oscuro; la invasión total del sustrato por las hifas requiere de quince a veinte días (Stamets y Chilton, 1983). La producción se obtiene en tres o cuatro oleadas durante 6 -7 semanas, después de inducir la fructificación destapando las camas o desnudando los ³pasteles´ resultantes después de la incubación en bolsa y regando tanto el sustrato como los pisos para mantener una humedad relativa en 80% o más. Para que las setas presenten el píleo pigmentado se recomienda obtener las cosechas en un ambiente con luz suficiente para leer (Stamets y Chilton, 1983). Lozano (1990) recomienda tubos fluorescentes para que se obtenga una iluminación durante 12 horas diarias con una intensidad de 200 -500 lux. Las setas se desarrollarán en la cámara de producción, a donde serán trasladados los cultivos una vez se haya finalizado la incubación; las condiciones ambientales serán manejadas según los parámetros de cultivo arriba explicados. Durante la producción de los carpóforos se debe renovar el aire unas 8-10 veces por hora, aproximadamente 250 m 3/hora en un salón de 100 m2 y 2,5 metros de altura, con el fin de eliminar el CO 2 producido durante las actividades respiratorias; cantidades mayores de 0,06% de CO 2 en esta etapa deforma los cuerpos fructíferos e inhibe su desarrollo (García, 1987).

3. Auricularia
Paul Stamets en su obra de 1993 intitulada Growing gourmet & medicinal mushrooms habla ampliamente a cerca del hongo oreja, por lo cual en este acapite traducimos algunos apartes. Auricularia polytricha, según los reportes chinos hacia el año 600 A.D. se anuncia como la primera especie en ser cultivada. Sin duda, A. polytricha es altamente cotizada en Asia y se usa frecuentemente en sopas. Las orejas de palo son setas peculiares que han capturado el paladar de los micófagos asiáticos por centurias. Estos hongos se rehidratan fácilmente del estado seco y sirven para embellecer sopas y salsas. Le imparten una textura única y placentera a la mayoría de las comidas; estos hongos son el centro de mesa de la cocina asiática, y son altamente valorados. En general los métodos de cultivo de estos hongos se asemejan a los de shiitake en trozas o en aserrín esterilizado (Stamets, 1993).
Nombres comunes. Oreja de palo u hongo oreja; maomuer (chino); yung ngo o muk ngo (chino); mu-er o mo-er (también empleado para Auricularia auricula ); kikurage (japonés); mokurage (japonés); arage kikurage (japonés) (Stamets, 1993). Consideraciones taxonómicas. Al menos tres grupos taxonómicos muy similares de orejas de palo se presentan en el continente americano. Auricularia polytricha (Montagne) saccardo ha sido reportada en Lousiana, y es común desde México hasta el sur de Argentina. Es de color pardoso, piloso en

la superficie más externa y sus pelos miden hasta 450 x 6 Q . El hongo Auricularia auricula (Hooker) es común en los climas tempaldos del norte, y se parece mucho a A. polytricha; sus pelos son más cortos, y miden 100 x 6Q. Staments (1993) asegura, como cultivador que la humedad afecta grandemente esta característica, haciendo más difícil separar estas dos especies con alianza tan estrecha. Otra característica propuesta para la delineación de estos dos grupos taxonómicos es la presencia o ausencia de conecciones en abrazadera entre las células pareadas; A. polytricha las tiene; A. auricula, no. En el Oriente, Auricularia auricula se colecta en el campo y no se cultiva ampliamente. Esporas blancas en masa, de otra manera hialinas, desde cilíndricas hasta en forma de salchica de 11-17.5 x 4-6Q. Conexiones en abrazadera presentes. Linear longitudinalmente, que se engruesa con la edad para formar una felpa micelial algodonosa, blanca, llegando a ser moteado con decoloraciones pardas en la vejez (Stamets, 1993). Los japoneses llaman auricularia auricula "senji", mientras A. polytriche es principalmente referido por el nombre " Kikurage". Muchos cultivadores no entrenados en las prácticas taxonóm icas aceptan fácilmente identificaciones erróneas. Con tantas variedades de orejas de palo en circulación, se hace evidente la necesidad de hacer estudios de interfertilidad y de comparaciones del DNA. Otra especie estrechamente relacionada es Auricularia fuscosuccinea (Montagne) farlow, el hongo oreja de palo más común en el sureste de Estados Unidos. Este hongo es rosado a pardo rojizo y finamente piloso en su superficie más externa, con pelos que miden 80 x 5 Q. Esta especie se encuentra hasta el sur de Argentina (Stamets, 1993).
Descripción, distribución y hábitat natural. Es un hongo gelatinoso en forma de copa o de oreja, generalmente pardo, púrpura grisáceo a pardo deslustrado, de 2 a 15 cm de ancho, sesil. Cubierto por una médula de finos cabellos. Superficie lisa, arrugado hacia el centro y entornado hacia los bordes más externos. Presenta textura gelatinosa firme; se rehidrata fácilmente recuperando su verdadera forma. Muchas variedades de orejas de palo crecen a través de los bosques de madera dura de los climas templados del mundo. Crece sobre trozas o tocones de coníferas o de madera dura, especialmente robles, sáuces, acacias, morera y otros árboles de hoja ancha. Generalmente, el tiempo frío favorece el crecimiento de estos hongos y se presentan desde el nivel del mar hasta las montañas altas (Stamets, 1993). Cultivo. Las cepas se pueden obtener de la mayoría de las librerías de cultivos. Los especímenes silvestres abundan y pueden ser fácilmente cultivados. Las cepas de Auricularia auricula y de A. polytricha son a menudo mal identificadas debido a la dificultad de distinguir entre estas dos especies. La técnica más común de cultivo usada en Asia ha sido cortar trozas de un metro de longitud, de 5 -12 pulgadas de diámetro, al final del otoño o al principio de la primavera. Las trozas son simplemente taladradas con hoyos y el micelio se empaca estrechamente en las cavidades. Se debe preferir el uso de "semilla" producida en sustrato a base de aserrín, que se inócula empacándolo en los cortes provocados por una sierra, a una distancia de 1 pie. Las trozas

inoculadas se mantienen en un bosque húmedo, sombreado y bien ventilado. Par iniciar la formación de los carpóforos, las trozas se sumergen en agua durante un período de 24 horas (Stamets, 1993). Para la expansión del micelio se hace un cultivo líquido y con este se preparan los patrones en grano dentro de frascos de cuatro litros. Con el contenido de cada frasco se pueden inocular 5 bolsas de 10 libras de aserrín suplementado con salvado de arroz. Maíz picado y ojuelas de centeno también pueden ser utilizados como suplemento. Medio de cultivo agarizado sugerido: MYA, MYPA, PDA, PDYA o DFA (Stamets, 1993). Los métodos de cultivo son estrechamente paralelos a los de shiitake. Las bolsas de polipropileno agujereados deben ser colocadas en un ambiente de 100% de humedad relativa o bajo niebla para enaltecer la emergencia del micelio. Una vez se forman las setas iniciales, la atmósfera se debe limpiar de niebla, pero se debe sostener la humedad entre 9 5-100%. Haciendo riegos dos a cuatro veces por día al cultivo se promueve la formación de cuerpos fructíferos dentro de 5-10 días. Mijo, sorgo, centeno o trigo, todos soportan la formación de una felpa micelial lujuriante y vigorosa. Esencialmente las mism as maderas que se recomiendan para shiitake son buenas productoras de orejas de palo. En Asia se usa ampliamente Acacia sp. El rango ideal de pH se encuentra entre 6.5-7.0. La paja de trigo se ha empleado exitosamente, sobre todo cuando se emplea inóculo p roducido sobre aserrín esterilizado (Stamets, 1993). Los carpóforos se pueden producir en bolsas de polipropileno y botellas. Se han usado con éxito bolsas cilíndricas de polipropileno de 6 -8 pulgadas de diámetro que se paran horizontalmente para construi r un muro de superficie expuesta. Las fructificaciones emergen de las terminales abiertas. Otros usan bolsas de polipropileno dotadas con un parche de filtro microporoso. Estas bolsas son usualmente agujereadas después del período de incubación para promover la formación de las "orejas" alrededor del cuerpo cilíndrico, o son parcialmente abiertas en el extremo superior para hacer salir una oleada en la superficie expuesta (Stamets, 1993). Se espera entre un cuarto a media libra de setas frescas por cada c inco libras de aserrín suplementado. Las trozas producen varios años, obteniéndose aproximadamente el 20% de su masa húmeda en setas frescas en un período de 3-5 años. Si las setas se forman a través de hoyos hechos en el plástico, la cosecha es más rápida y eficiente; por los agujeros salen racimos de estas setas en forma de oreja sin detritos residuales del sustrato. En el mercado se venden frescos y secos. El mayor volumen de estos hongos se vende en estado seco. Aunque su color es más oscuro cuando están deshidratados, se tornan más claros a parduzcos a medida que se rehidratan; su consistencia cauchosa y cartilaginosa es muy solicitada por los consumidores (Stamets, 1993).
Parámetros de crecimiento Invasión del sustrato

Temperatura de incubación: 24-30ºC Humedad relativa: 90-95% Duración: 25-40 días CO2: >5000 a 20.000 ppm Intercambios de aire fresco: 0-1 por hora Requerimientos de luz: no necesaria Formación de primordios Temperatura de iniciación: 12-20ºC Humedad relativa: 90-100% Duración: 5-10 días CO2: 600 a 1000 ppm Intercambios de aire fresco: 5-8 por hora Requerimientos de luz: 500-2000 Lux Desarrollo del cuerpo fructífero Temperatura: 21-30ºC Humedad relativa: 85-90% Duración: 5-7 días CO2: 2000-5000 ppm Intercambios de aire fresco: 4-5 por hora Requerimientos de luz: 500-1000 Lux (Stamets, 1993). Ciclo de cosecha en sustrato de aserrín. Cada 2-3 semanas, para 3-5 oleadas. Si a la altura de la tercera oleada, la humedad del sustrato ha caido por debajo del 50% y no puede ser colmada a través de riegos frecuentes, se sumergen las bolsas de aserrín y con ello se inducirá una última y substancial oleada. Auricula auricula se cultiva en la misma forma que A. polytricha, excepto que A. auricula produce en el rango de 10 -15ºC (Stamets, 1993). Contenido nutricional y propiedades medicinales. 8-10% de proteína en base húmeda; 0.8-1.2% de grasa; 84-87% de carbohídratos (base seca); 914% de fibra 4-7% de cenizas. El contenido de humedad de las setas frescas es de aproximadamente, 90% (Stamet s, 1993).

Auricularia auricula fue la primera seta cultivada y ocurrió en China en el año 600 todavía hoy es la favorita de la cocina China y se aprecia por sus propiedades medicinales. El consumo de Auricularia polytricha y Flammulina velutipes produce un efecto ligeramente inferior al causado por Lentinula edodes frente a la reducción del colesterol y de la presión sanguínea (Miles y Chang, 1999). Auricularia es anti-hipercolesterolémica, antitrombótica y sierve para controlar la bronquitis crónica (Wasser y Weis, 1999 a,b). Auricularia es un anticoagulante efectivo en la prevención de coágulos sanguíneos. Es antitumoral; el 80% es efectiva contra el carcinoma de Ehrlich y el 90% contra el sarcoma 180 (Stamets, 1993). Las siguientes setas poseen compuestos nutricéuticos antitumorales: Auricularia aurícula, Collybia confluence, Coriolus versicolor, Flammulina velutipes, Ganoderma spp, Lentinula edodes, Pleurotus ostreatus, Schizophyllum commune, Tremella fuciformis y Tricholoma matsutake (Miles y Chang, 1999).

Auricularia auricula-judae es un hongo protector del corazón que se ha usado tradicionalmente como un tónico del sistema inmunológico, ha mostrado efectos anticoagulatorios; disminuye el colesterol total, los triglicéridos y los lípidos de ratas en estudio también presenta actividad contra la agregación plaquetaria en la sangre (Wasser y Weis, 1999 a, b).

4. CORDYCEPS
A continuación presentamos apartes de la traducción del trabajo de Holliday y colaboradores sobre Cordyceps, hongo empleado en en la medicina tradicional china como vigorizante desde el año 1.700 A.C. en la dinastía Yin (Holliday et al., 2003). La cepa de Cordyceps Cs-4 fue la primera cepa comercial de Cordyceps aislada en 1982 en el Instituto de Materia Médica de China. Su anamorfo se conoce como Paecylomyces Hepali Chen. Se han involucrado a más de 2000 pacientes en los ensayos clínicos de la cepa Cs-4; y se han producido varios productos comerciales de las siguientes cepas aisladas de Cordyceps sinensis provenientes del campo: Cephalosporium sinensis; Paecilomyces sinensis Cn 80-2; Hirsutella sinensis; Topycladium sinensis; Scytalidium hepiali G.L.Li. Los recientes avances sobre su cultivo en China han originado al menos 10 estados asexuales (Deuteromycotina) entre ellos Paecilomyces hepialy y Cephalosporium sinensis (Holliday et al., 2003).
Descripción y hábitat natural. El cuerpo fructífero aparece sobre el piso en verano como una espada alargada de aproximadamente 3 -6 cm de largo por cerca de 0.4 a 0.7 cm de grosor. Es un hongo parásito de larvas de especies de Hepialis spp. La larva es colonizada por el hongo y la par te más interna del cuerpo se llena de micelio. La forma de la oruga se mantiene, incluyendo la piel más externa deshidratada. Se llama Cordyceps debido a la cabeza inflada del estroma. Crece en altitudes de 3000 m.s.n.m. y superiores, en el Tibet, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Estados Unidos, Rusia, Holanda, Italia, Kenya, Tanzania y otros países (Holliday et al., 2003). Propiedades medicinales. El hongo Cordyceps unido a la larva de oruga se ha usado como alimento y como medicina en el Oriente , por milenios. En China se consume en sopas y cocinado con carnes de cerdo, pollo y mariscos. Cocinado con cerdo se usa para el tratamiento de la impotencia, la anemia, la dependencia al opio; tomado es un antídoto contra la intoxicación con opiáceos. Ha sido usado principalmente como tónico para el fortalecimiento después de enfermedades graves. Otros usos tradicionales incluyen tratamiento de tos, tuberculosis, dolor en la parte inferior de la espalda, impotencia, infertilidad, menstruación irregular, de bilidad senil, tranquilizador o sedante, fortificante de los pulmones, los riñones, reparador de la médula ósea, para reducir la flema y detener hemorragias. Los polisacáridos de Cordyceps sinensis presentan varias actividades: hipoglicémica, hipolipidémic a, inmunoestimulante, radioprotectiva, antitumoral y antileucémica (Holliday et al., 2003).

Sus principales constituyentes de bajo peso molecular son: los nucleósidos adenosina, uracilo, uridina, guanina, guanosina, los ácidos grasos, linoléico, oléico, palmítico, los aminoácidos L-triptófano, L-lisina, L-glutamato, L-arginina y L-tirosina. Algunos de sus neocleósidos como la adenosina inhiben la agregación plaquetaria. Otros constituyentes de Cordyceps sinesis son: galactomananos, poliaminas como espermina, espermidina, homoespermidina, putrescina, 1.3 diaminopropano, varios dipéptidos poco comunes, minerales, vitaminas B1, B12, E y K; todos los aminoácidos esenciales. También contiene d-manitol, ergosterol, y sus derivados, alcaloides y esteroles (Hollida y et al., 2003).
Funciones hipocolesterolemicas. Los extractos de micelio cultivado han mostrado repetidamente en estudios sobre animales que disminuyen los triglicéridos, el complejo colesterol-proteína de muy baja densidad, lo mismo que el colesterol total del plasma sanguíneo, mientras que el colesterol proteína de alta densidad se incrementa, mejorando con ello las funciones cardiovascular y circulatoria. En un estudio de 273 casos de hiperlipidemia, se disminuyó el colesterol total en un 17.5% en el 62% de los pacientes, después de 4 a 8 semanas. El nivel de triglicéridos descendió en un 20% en 56% de los pacientes. No se observaron efectos colaterales serios, aunque algunos pacientes mostraron resequedad en la boca, rasquiña en la piel, somnolencia , náuseas y diarrea (Holliday et al., 2003). Funciones hepáticas. En ratones los extractos del micelio de Cordyceps sinensis, en dosis de 200 mg/kg diarios durante 21 días demostraron el incremento de la relación fósforo ATP/inorgánico, es decir, un estad o de alta energía del hígado sin cambios significativos en el pH celular, ni incidencia de fibrosis, esteatosis, inflamación o necrosis. En un estudio clínico con 70 pacientes con cirrosis y hepatitis B crónica se sumunistró 4.5g/día de micelio cultivado de Cordyceps sinesis, anamórfico (Cephalosporium sinensis); el 68% mostró respuesta significativa con el mejoramiento de la relación -globulina sérica/albúmina, los niveles de turbidez de timol, y enzima glutamato -piruvatotransaminasa del suero. En un est udio de 3 meses con 33 pacientes con hepatitis B, una cepa micelar de Cordyceps (Mortierella hepiali) disminuyó la globulina en un 29% e incrementó los niveles de albúmina en un 20%. En el 78% de los pacientes, la piruvato -transaminasa sérica retornó al nivel normal. Funciones endocrinas y adrenales. En ratas los extractos hidrosolubles de micelio de Cordyceps sinensis inducen un incremento en la produccón de corticosterona dependiendo de la dosis, siendo máxima con 25 mg/ml, lo cual podría explicar la actividad antirrechazo de Cordyceps en experimentos de transplantes de órganos y su posible uso en el tratamiento de alergias e inflamaciones (Holliday et al., 2003). Funciones renales y genitourinarias. En China se demostró que Cordyceps puede prevenir la nefrotoxicidad inducida en animales por la gentamicina. Disminuye el deterioro del metabolismo tubular y el transporte de iones, promueve la síntesis de DNA en las células de los riñones y retarda la proteinuria. Desórdenes renales. En l a medicina china tradicional se considera Cordyceps como el principal tónico de los riñones, y se indica su uso en el

tratamiento de la nefropatía de IgA (enfermedad de Berger). A 69 pacientes con transplante de riñón se les administró 3 g/día de Cordyceps y ciclosporina 5 mg/kg, disminuyéndose significativamente la nefrotoxicidad comparado con un grupo que recibió ciclosporina más placebo. Cordyceps ejerció un efecto protector contra los efectos de la ciclosporina, disminuyendo los niveles de úrea, N-acetil glucosamina y creatinina del suero. A los pacientes con transplantes de riñón se les mantiene inmunosuprimidos con azatioprin, desarrollando leucopenia como efecto colateral de la droga que bloquea la sínteis de DNA y RNA, su principal efecto es la supre sión de la médula ósea. Otros agentes inmunosupresivos causan hipertensión, hyperlipidemia y nefrotoxicidad como efectos colaterales. El uso de Cordyceps en estos casos, aumenta la cuenta de leucocitos en los pacientes aunque continúen recibiendo prednisona y ciclosporina (Holliday et al., 2003).
Funciones inmunes. Cáncer. Los extractos acuosos de cuerpos fructíferos liofilizados (100 mg/kg) disminuyeron significativamente en ratas los focos de metástasis de cáncer inducido. Los mismos extractos pero en d osis de 10 /ml demuestran actividad antitumoral. Sin embargo, la cordicepina (2´ y 3´ desoxiadenosina), el agente anticanceroso de Cordyceps no se ha detectado en todas las muestras analizadas. De 59 pacientes con cáncer avanzado de pulmón, el 95% pudo co mpletar el tratamiento químico y radioterapeútico con el uso de extracto de micelio cultivado de Cordyceps comparado con el 64% del grupo control. Más del 85% de los pacientes tratados con el hongo mostraron cuentas más altas de células sanguíneas normales, contra el 59% del grupo control. El 46% de un grupo de pacientes con cáncer de pulmón tratados con micelio de Cordyceps sinensis junto con quimioterapia redujeron el tamaño de sus tumores. En otro estudio con pacientes de cáncer con varios tipos de tumores el tratamiento con Cordyceps mejoró los síntomas en la mayoría de ellos, logró que los glóbulos blancos se mantuvieran por debajo de 3.000 mm 3 y se redujo el tamaño de los tumores en el 50% de la población estudiada (Holliday et al., 2003). Inmunopotenciación. Los extractos acuosos de cuerpos fructíferos y de micelio de Cordyceps sinensis son potentes inmunopotenciadores. Por ejemplo, 200 mg/kg administrados durante 25 días aumentaron significativamente la actividad fagocítica de las células de Kupffer. Dosis de 100, 150 y 200 mg de extractos etanólicos de cuerpos fructíferos liofilizados aumentaron las unidades formadoras de colonias de eritrocitos y fibroblastos en la médula ósea de los ratones. Dosis altas (3 g y 5 g/kg) de extractos de cuerpo fructíferos de Cordyceps aumenta la actividad de las células asesinas naturales disminuida por ciclofosfamida y reducen la incidencia de melanoma de ratón. También disminuyen la supresión inducida de la actividad de linfocitos B productores de los anticuerpos IgG e IgM. Inmunosupresión. Las acciones inmonosupresivas de C. sinensis inhiben el factor de necrosis tumoral, la interleuquina 2, y la actividad de las células asesinas naturales; en pacientes con lupus sistémico eritomatoso, cuerpos fructíferos de Cordyceps disminuyen la producción defectuosa de interleuquina 2 (Holliday et al., 2003).

Funciones neurológicas y fisiológicas. Los extractos de micelio de Cordyceps sinensis disminuyen significativamente la actividad monoamina oxidasa B en cerebros de ratas y ratones in vitro. Funciones metabólicas y nutricionales. Fracciones crudas y purificadas de polisacáridos de micelio de Cordyceps sinensis disminuyen significativamente los niveles de glucosa en ratones diabéticos, con dosis de 25-100 mg/kg. Desórdenes metabólicos y nutricionales. El producto a base de Cordyceps Cs-4 en dosis de 3 g diarios aumenta la capacidad aeróbica mejorando el desempeño físico y la habilidad de resistir a la fatiga. 34 pacientes con enfermedad crónica del corazón con tratamientos regulares y 3 a 4 g diarios de Cs -4 durante 23 a 29 meses mejoraron la capacidad física, la actividad sexual y la condición psíquica emocional. Envejecimiento. El tratamiento con Cs-4 mejoró a muchos pacientes la hiposexualidad, la disnea, la intolerancia al frío, a la vez que incrementó significativamente la activi dad superóxido dismutasa de los glóbulos rojos y disminuyó el malonaldehído en el plasma sanguíneo, un indicador de radicales de oxígeno libres y lipoperóxido. Preñez y lactancia. Los extractos de 3 cepas de micelio cultivado de Cephalosporium sinensis y Cordyceps (Cs B-4141) no produjeron actividad teratogénica en ratas preñadas. No hay información disponible sobre la seguridad de Cordyceps para mujeres preñadas y en lactancia o para infantes que se amamanten (Holliday et al., 2003). Desórdenes reproductivos. El Instituto de Materia Médica de Bijing en uno de sus estudios encontró un mejoramiento de la función sexual en 65.3% usando Cordyceps comparado con un 24.9% con placebo. En otro ensayo con extracto de micelio cultivado se aumentó la cuenta espermática después del tratamiento con el hongo; los beneficios también se han reportado en los pacientes más viejos: 123 ancianos tratados con Cordyces mejoraron la impotencia en un 63% contra el 33% con el placebo; la emisión de semen mejoró en un 67% contra 0% con el placebo; en las mujeres hubo mejoría en el 86% de los casos contra el 0% con placebo. La menoxenia o menstruación anormal también fue mejorada en un 100% lo mismo que las mujeres diagnosticadas con hipoleucorragia. También se ha n reportado niveles incrementados de estradiol, testosterona y cortisol después de 40 días de tratamiento. En un estudio sobre 22 hombres impotentes el número de espermas deformadas disminuyó desde 70% hasta 50% y la rata de supervivencia de los espermas se aumentó desde 29.45% hasta 52%. El mejoramiento clínico de la impotencia se encontró en más del 50% de los pacientes y una tercera parte logró la copulación (Holliday et al., 2003). Desórdenes respiratorios y pulmonares. La mayoría de los estudios clínicos sobre Cordyceps en enfermedades respiratorias se han hecho sobre la bronquitis crónica. Otros se han enfocado sobre el asma y las enfermedades pulmonares y cardíacas. En todos los estudios los investigadores han reportado que Cordyceps mejora más los síntomas que las drogas de control. En un estudio con 45 pacientes de enfermedades respiratorias incluyendo bronquitis crónica y enfermedades pulmonares y neumonocistitis se encontró que el 87% mejoró después de tomar extra cto de micelio de Cordyceps. En el tratamiento de bronquitis crónica hubo mejoría en un 77 a un 92% de los casos. Por ejemplo, de 100 pacientes con bronquitis crónica tratados con el extracto

durante 15 días a 3 meses, el 92% mejoró el apetito, disminuyó l os fríos, mejoró la tos y la expectoración, aumentó la vitalidad y redujo o eliminó el sudor nocturno (Holliday et al., 2003).
Dosificación. El hongo cosechado en el campo tradicionalmente se toma en dosis de 5 ó 10 g/día, aunque para obtener efectos sedativos y vigorizantes, menjorar la potencia sexual, para el fortalecimiento después de una enfermedad, contra la anemia, el sudor nocturno, la tos y el cansancio excesivo, se emplean de 3 a 9 g y 15 g con pollo al vapor como tónico (Holliday et al., 2003). Perfil de seguridad. Debido al incremento de los niveles de la hormona sexual masculina Cordyceps puede ser contraindicado en pacientes co n prostatitis. Por el contenido de adenosina en el hongo, la inhibición de la agregación plaquetaria puede afectar a los pacientes que estén empleando medicamentos antitrombóticos. De acuerdo con la actividad incrementada en la producción de corticosterona con Cordyceps y su aplicación como un sustituto inmunosupresivo en pacientes con órganos transplantados la toma de corticosteroides debe ser consultada con el médico antes de usar productos de Cordyceps porque podría tener un efecto aditivo y requerir men os dosis de corticosteroides. Extractos con micelio de Cordyceps cultivado inhiben significativamente la actividad de la enzima monoamino oxidasa tipo B in vitro. Sin embargo, en la literatura no se han reportado sus efectos in vivo; como precaución los pacientes que reciben inhibidores de monoamino oxidasa deben consultar al médico sobre el consumo de productos de Cordyceps. Funciones respiratoria y pulmonar. Un extracto de micelio cultivado demostró in vitro un efecto relajante de la tráquea dependiend o de la dosis, en ratas. La concentración de 10 /ml fue la más efectiva y fue 6 a 8 veces más fuerte que la del extracto del hongo cosechado del campo. El extracto de micelio también relajó las contracciones persistentes de la aorta de rata (Holliday et al., 2003). Precauciones especiales. Los casos de envenenamiento con plomo debidos a una colecta contaminada de Cordyceps proveniente del campo sugieren tener cuidado de consumir tales hongos sin análisis de minerales adecuado. A la fecha se ha reportado un solo caso de reacción alérgica sistémica debido a la cepa miceliar Cs-4 de Cordyceps (Holliday et al., 2003). Toxicología. Mutagenicidad. Los extractos de micelio cultivado de las cepas Cs-4, Cs-B 414 y Cephalosporium sinensis no produjeron mutagenicidad en el test de Ames con cepas de Salmonella Typhimurium. Toxicidad en modelos de animales. La cepa Cs-414 una LD50 en ratón de 27.26 más o menos 4.38 g/kg intraperitoneales. La dosis oral tolerada fue de 2.5 -300 g/kg. No se encontró toxicidad hematológica significativa en conejos a los cuales se les administró una dosis oral de 10 g/kg/día durante 3 meses. No hubo toxicidad significativa en hígado ni riñones comparada con los conejos alimentados con placebos. La forma silvestre de Cordyceps sinensis en dosis intraperitoneal de 30-50 g/kg causaron la muerte de cada uno de los ratones de la prueba y algunos perecieron con sólo I g/kg; un grupo de ratones al que se le suministró

oralmente 80 g/k de varias cepas micéliares de Cordyceps sinensis no presentó signos de toxicidad y no hubo muerte alguna. La alta tasa de mortalidad ocurrida con los hongos silvestres, es probablemente atribuible a contaminación bacteriana (Holliday et al., 2003). En dos estudios de toxicidad, uno de un mes y otro de tres meses, no se encontró toxicidad ni hubo muerte de ratas con dosis de 3 g/kg de Cs -4 administrados oralmente ni se presentaron diferencias significativas en el peso de órganos y en las células sanguíneas periféricas entre los tratamientos y l os controles respectivos. En ensayos parecidos, con conejos y dosis de 10 g/kg de Cs-414, no se presentaron muertes, ni fiebres, ni cambios en el ritmo cardíaco, o condiciones físicas generales, comparadas con el placebo. Por el contrario, los animales tratados aumentaron de peso y las cuentas espermáticas. En ratones machos inmaduros, el extracto de polvo de Cordyceps (2-3 g/kg) aumentaron significativamente el peso de las glándulas prepuciales, las vesículas seminales, testículos, pesos corporal y glándul as adrenales. En ratones hembras inmaduras, la misma dosis incrementó el peso de las glándulas uterinas (Holliday et al., 2003).
Cultivo. El principal método de cultivo de Cordyceps en China es la fermentación, en estado líquido, en el cual se introduce el organismo en un tanque de medio líquido estéril que se formula asegurando la provisión de todos los componentes nutricionales necesarios para un crecimiento rápido. El micelio se filtra, se deshidrata y se usa como tal o se somete a procesamiento posterior. En el sobrenadante quedan muchos compuestos bioactivos, aquellos componentes extracelulares, que se encuentran sólo en pequeñas cantidades en el micelio. El segundo método de cultivo es la fermentación en estado sólido utilizado por la mayoría de los cultivadores japoneses y norteamericanos; el micelio se hace crecer en bolsas de plástico o en frascos de vidrio casi siempre sobre granos de cereal estilizado, ya sea arroz, trigo o centeno, aunque se han usado muchos tipos diferentes de grano. Después de algún período de crecimiento se cosecha el micelio con el grano residual. En este caso, alrededor del 80% del producto consiste en residuos del cereal, pero se le abona la bondad de contener los compuestos extracelulares (Holliday et al., 2003).

5. GANODERMA
Se considera Ganoderma como uno de los hongos de mayor auge mundial; en 1997 se produjeron entre las principales setas comestibles y medicinales 6158.4 toneladas. Respecto a Ganoderma en 1995 el consumo mundial de sus productos sobrepasaron los 1,6 billones de dólares (Chang y Buswell, 1999; Wasser y Weis, 1999 a,b). Ganoderma lucidum ha sido usado medicinalmente por diversas culturas durante centurias. Los Japoneses lo llaman Reishi, mientras que los chinos y los coreanos lo conocen como Ling Zhi (hierba u hongo de la inmortalidad). Se asocia tradicionalmente con la salud, la recuperación, la longevidad, la proeza sexual, la sabiduría y la felicidad de la realeza. Su uso supera los dos milenios, pues se menciona durante la era del primer emperador de China Shih -Huang (221-207 a de C.) (Stamets, 1993).

En la tradición taoísta, se dice que este hongo enaltece la receptividad espiritual; fue usado por los monjes para calmar el espíritu y l a mente; también se considera como un símbolo de la sexualidad femenina (http//www.viableherbal.com/singles/herbs/s495.htm, 2003). Son muchas las especies de Ganoderma que se usan con propósitos medicinales aunque la literatura se refiere principalmente a Ganoderma lucidum, algunas de ellas son: G. luteum steyaert, G. atraum Zhao, Xu y Zhang, G. tsugae Murr., G. applanatum (Pers.: Wallr.) Pat., G. australe (Fr.) Pat., G. capense (Lloyd) Teng, G. tropicum (Jungh.) Bres., G tenue Zhao, Xu y Zhang y G. sinense Zhao, Xu y Zhang (Chang y Buswell, 1999).
Descripción. Este hongo de la madera tiene 5 ±20 cm de diámetro, posee una superficie brillante que da la impresión de estar barnizado cuando se encuentra húmedo; lucidum significa brillante. El color del píleo puede ser rojo opaco o pardo rojizo y algunas veces casi negro. Los poros de la cara inferior son blancuzcos y se pardean al ser tocados. Las áreas de crecimiento nuevo son blancuzcas y se oscurecen hasta pardo amarillo y eventualmente pardo rojizo en la madurez. A menudo se observan zonaciones de crecimiento concéntrico. Cuando el píleo esta seco las esporas provenientes de la cara inferior le dan un aspecto pardo polvoso (Stamets, 1993; http//www.viable herbal.com/singles/herbs/s495.htm, 2003).

El cuerpo fructífero de Ganoderma lucidum presenta seis colores diferentes, pero la variedad roja es la más comúnmente utilizada y cultivada en Norteamérica, China, Taiwan, Japón y Corea. El estípete blanco a amarillo, puede llegar a oscurecerse hasta pardo o negro. Este se encuentra unido al píleo de forma excéntrica o lateral. Puede alcanzar los 10 cm de longitud por 0.5 a 5 cm de grosor. Esporas pardo rojizas, elipsoides con un extremo despuntado, áspero como una verruga, con pared doble, con columnas internas ´entre las paredes´. Cistidios ausentes, conexión engrapada presente, de lo contrario su micelio es aseptado (Stamets, 1993). Crecimiento radial rápido, blanco inicialmente, no aéreo, llegando a ser acolchado y aplastado, amarillo a pardo dorado y a menudo zonado con la edad. Algunas cepas producen un himenóforo pardo sobre agar extracto de malta. Un inóculo de 1 cm 2 coloniza un plato de petri estándar en 7 ±10 días a 24°C. A las dos semanas de incubación el micelio presenta dificultad para ser cortado y típicamente lagrimea durante la transferencia. Los cultivos en tubos inclinados pueden almacenarse durante 5 años a 1 -2°C (Stamets, 1993).
Distribución y hábitat. Se encuentra ampliamente distribuido a través del mundo, desde el Amazonas hasta las regiones sureñas del Norte de América y en casi todo el continente asiático (Stamets, 1993). También se ha encontrado en África y en Australia (Arora, 1986). Este es un h ongo anual que crece sobre una variedad de maderas, principalmente sobre árboles muertos, en maderas deciduas, sobre roble, olmo, arce, sauce, falsa acacia, y sobre ciruelos. A menudo pudre los árboles viejos o enfermos, causándole su caída. Es uno de los hongos causantes de la pudrición blanca de la madera. En épocas remotas, en China cualquier persona cosechaba el cuerpo fructífero de su ambiente natural y lo presentaba a un oficial de alto rango para su aprobación; y todavía

en la década de 1950 el hongo era presentado a los lideres Chinos después de ser recolectado en el campo (Stamets, 1993).
Cultivo. Ganoderma se cultiva artificialmente con éxito desde 1970 y desde 1980, particularmente en China su producción se desarrolló rápidamente. El primer paso es cultivar el micelio sobre agar nutritivo en platos de petri. El medio de agar sugerido es agar extracto de ma lta; OMYA, DAYA, DFA, adicionados de 1-15mg/l de sulfato de gentamicina (Stamets, 1993). Medio para la primera generación de inóculo. Después del cultivo en agar, sigue la transferencia del cultivo puro sobre grano de centeno, trigo o de otros cereales esterilizado típicamente en frascos (1/4, ½ y galones) a 24ºC; la colonización se da en dos o tres semanas. Cada uno de estos ³maestros de grano´ se usan para inocular 10 frascos de un galón cada uno con 1000 a 1200 gramos de grano de centeno esterilizado. Si el inóculo de grano no se usa cuando esta maduro, ocurre una sobreincubación que dificulta la separación de los granos con agitación. En este caso se requiere de una herramienta para hacer la transferencia tal como una cuchara o un cuchillo esterilizado p ara separar los granos dentro del recipiente (Stamets, 1993).

Stamets y Chilton (1983) prefieren el método de inoculación líquida: para ello emplean una suspensión de micelio fragmentado en agua estéril. Esta solución enriquecida de micelio, con miles de cadenas celulares diminutas se inyecta en el frasco de grano esterilizado. Con el agua se percolan hacia abajo a través del grano los fragmentos de micelio que se distribuyen homogéneamente, llegando a ser cada uno de ellos un punto de inoculación. Por va rios días puede presentar poco o ningún signo de crecimiento. Hacia el día cuarto o quinto después de la inyección a temperatura óptima de incubación, se hacen visibles los sitios de crecimiento activo. En cuestión de horas, estas zonas se alargan y pronto el grano se encuentra engolfado por el micelio. Con esta técnica se evita la necesidad de sacudir repetidamente y un solo plato de micelio en agar puede inocular hasta 100 frascos, mas de 10 veces que el número inoculado con el método tradicional. Para suspender el micelio se usa una jeringa de vidrio autoclavada, se inyectan de 30 a 50 ml de agua estéril en un cultivo sano. Luego se raspa la superficie de la esterilla de micelio procurando el máximo de fragmentos de micelio. Cinco mililitros de esta suspensión son suficientes para inocular un frasco de aproximadamente 750 ml. Otra forma puede ser ensamblar una jarra esterilizable en autoclave a una licuadora; adicionar agua hasta 2/3 a ¾ partes de su capacidad, cubrir con lámina de aluminio, esterilizar, enfriar hasta temperatura ambiente. Introducir bajo condiciones asépticas en el vaso de la licuadora el cultivo entero de micelio de crecimiento vigoroso, partido en cuartos o en tirillas. Se recomienda no usar la parte periférica del cultivo porque allí pueden aparecer contaminantes. Prender la licuadora a velocidad alta por no más de 5 segundos. Cada frasco de ¼ de galón se inocula con 5-10 ml (Stamets, 1993).
Medio para la 2ª y 3ª generación. Cada unidad de inóculo primario de ½ galón se puede expandir en 10 unidades de 5 libras de aserrín húmedo esterilizado. Una vez crecido el micelio en el grano, con cada pote se pueden inocular 10

bolsas de 5 libras de aserrín con 65-70% de humedad. A una temperatura de 24ºC la colonización del sustrato se completa en 8 a 12 días. Los 10 bloques de inóculo de aserrín pueden expandirse en 100 a 200 bolsas de 3 a 5 libras de aserrín/viruta, que a su vez, son colonizadas en un período similar. El inóculo de aserrín resultante es el último paso antes de inocular un sustra to capaz de soportar cuerpos fructíferos, ya sea en una mezcla de aserrín y viruta, tocones o en trozas que luego se entierran; Ganoderma spp también se puede cultivar en aserrín esterilizado organizado en columnas verticales. El micelio de Ganoderma lucidum se adapta muy bien al cultivo líquido, el cual es tradicional en China (Stamets, 1993).
Método natural de cultivo. Para el cultivo se puede emplear una variedad de métodos. En China y en Japón tradicionalmente inoculan trozas y las dejan reposar sobre el suelo o las entierran superficialmente; las trozas son colocadas en un sitio naturalmente húmedo. Se reduce la ilum inación y la evaporación cubriendo el cultivo con tela de sombra, lo cual crea un ambiente propicio para el desarrollo del cuerpo fructífero. Típicamente pasan entre seis meses y dos años antes de que se inicie una producción sustancial y continua durante cuatro a cinco años. El contenido optimo de humedad de las trosas o tocones es alrededor del 45 ±55% (Chang y Buswell, 1999). Sistema de ciclo rápido para cultivo en interiores. El método desarrollado por Stamets (1993) consiste en inocular en una mezcla d e viruta de madera y aserrín (1:1), sustrato que se incuba en bolsas de polietileno. Durante 3 -4 días, la mezcla de viruta y aserrín (aliso/roble) es humedecida y fermentada en agua enriquecida con melaza (50 ml/kg de sustrato), se empaca en bolsas autoclavables de 17.50 x 8.25 x 4.75 pulgadas a razón de 3 a 5 libras de medio de cultivo con una humedad entre 60 y 70%. El material empacado se esteriliza durante 2 horas a 15 psi. Cuando están frías se abren en un cuarto limpio. Se inoculan con micelio producido en grano de cereal o en grano/aserrín, a razón de 150 g por bolsa distribuyéndolo uniformemente. Las bolsas se exponen a la corriente de aire de una cámara de flujo laminar, inflándolas parcialmente, inmediatamente después las bolsas se sellan con calor . El aire en el interior de las bolsas crea un ambiente húmedo, presurizado positivamente. El intercambio de gases con el ambiente externo ocurre a través de un parche microporoso (Stamets, 1993).

Desde la inoculación hasta la cosecha, transcurren menos de tres meses con cualquiera de los métodos de ciclo rápido. La colonización es característicamente rápida y se completa en 10 -21 días a 24°C. Después de 30 días los bloques se llevan al cuarto de crecimiento después de lo cual se perforan las bolsas; estas nunca se abren. Cada una se deja caer hacia abajo con fuerza y se hacen cortes en cruz en la cubierta plástica los cuales serán los sitios para la formación de los cuerpos fructíferos en la superficie áspera del medio. Los cultivos se colocan en el cuarto de crecimiento y la cosecha de píleos sin estípite empieza normalmente en un mes (Stamets, 1993). Los cuerpos fructíferos emergentes son de color blancuzco a amarillo dorado y típicamente de forma triangular. Su crecimiento es lento. Las formaciones como lenguas amarillean con la edad y se hacen progresivamente más pardo rojizos hacia la base. Hacia el día 50 a menudo han alcanzado cuatro pulgadas de

longitud, están ramificados y se han levantado de múltiples sitios de la superficie plana del medio de virut a. Frecuentemente, los estípites en forma de cuerno tratan de salir por el parche de filtro y llegan a unirse a él. Una vez se haya logrado la longitud del tallo deseada, se debe alterar el ambiente para obtener el estado final. Si el cultivador no expone estos cuernos emergentes a condiciones atmosféricas muy parecidas a las naturales, la oportunidad del desarrollo del píleo pronto se perderán (Stamets, 1993). Durante los dos primeros meses, todo el ciclo de crecimiento ocurre dentro del ambiente de la bolsa de plástico sellada, y por consiguiente contiene concentraciones relativamente altas de dióxido de carbón y otros gases. A menudo, la parte superior de la bolsa contiene niveles de CO 2 que exceden las 20.000 ppm o el 2%. Cuando se abre la bolsa y preval ece el libre intercambio de gases, el dióxido de carbono baja a niveles normales de 350 ppm o 0.35%. Este cambio súbito en los niveles de dióxido de carbón es una señal clara para que se pueda iniciar el desarrollo del píleo de Ganoderma lucidum (Stamets, 1993). En su hábitat natural, este cambio es análogo a la emergencia del estípite desde el ambiente rico en bióxido de carbono por debajo del nivel del suelo. Una vez emerge el estípite sensible al CO 2 al aire abierto, se desarrolla el píleo lateral fotosensible productor de esporas. Los píleos se forman por encima de la superficie y se orientan hacia la luz. Una indicación de crecimiento nuevo es la profundidad y la apariencia prominente de una banda blanca alrededor del borde del píleo. Bajo estas condiciones, la formación del píleo es rápida y la época de la cosecha usualmente se indica por la carencia de un crecimiento nuevo del margen y la producción de esporas pardo rojizas. Las esporas, aunque se liberan por debajo, tienden a acumularse sobre la super ficie superior del basidiocarpo (Stamets, 1993). El cultivador tiene dos alternativas para promover el desarrollo del píleo una vez han empezado a formarse. La bolsa de plástico puede dejarse o retirarse de la masa de sustrato incubado. Si el plástico prot ector se remueve y no prevalece un ambiente como de niebla, la evaporación masiva podrá detener el desarrollo de cualquier cuerpo fructífero. Si los bloques expuestos se mantienen en un ambiente de niebla dentro de la sala de crecimiento, disminuye el crecimiento vertical o cesa enteramente y empiezan a diferenciarse los píleos característicos horizontales en forma de riñón. Como los estípites, los márgenes del crecimiento nuevo son blancas mientras las áreas envejecidas toman una apariencia pardo brillante (Stamets, 1993). Los cultivadores de Asia inoculan botellas o bolsas cilíndricas de 1 -2 litros, con un extremo estrecho taponadas con una torunda de algodón. Una vez inoculadas, las bolsas o botellas se apilan horizontalmente dando la impresión de un muro. Después de 30-60 días, en dependencia de la cepa, la rata de inoculación y las condiciones de crecimiento, se remueven los filtros de algodón. Los pequeños canales de CO 2 abiertos estimulan la elongación de los estípites. Igualmente, la abertura cond uce a la pérdida de humedad. Desde dichos portales, se disparan los primordios en forma de dedos hacia el ambiente altamente húmedo del cuarto de crecimiento (Stamets, 1993).

Con este método de cultivo se conserva la humedad y se canaliza hacia el desarrollo de los cuerpos fructíferos. Bajo condiciones bajas de luz la elongación de los estípites disminuye a medida que el micelio entra en el período de formación del píleo; se cree que hay mejores oleadas protegiendo el cultivo de la evaporación que con el su strato abierto a la atmósfera. Con esta estrategia un ambiente de niebla no es tan crítico como cuando el sustrato es expuesto completamente al aire, y además, la contaminación es menos probable (Stamets, 1993).
Sustratos de fructificación. En interiores sobre viruta/aserrín de maderas duras. La suplementación del aserrín con salvado de arroz o de sorgo mejora las producciones. Stamets (1993) encontró que una suplementación más allá del 15% de la masa seca de sustrato inhibe el desarrollo del cuerpo fructíf ero.

Algunas formulaciones para Ganoderma son: 1. Aserrín 78%, salvado de trigo 20%, yeso 1%, soya en polvo 1%. 2. Bagazo de caña 75%, salvado de trigo 22%, azúcar de caña 1%, yeso 1%, soya en polvo 1%. 3. Cascarilla de algodón 88%, salvado de trigo 10%, azúcar de caña 1%, yeso 1%. 4. Aserrín 70%, tusas de maíz pulverizadas 14%, salvado de trigo 14%, yeso 1%, ceniza de paja de cereal 1%. 5. Polvo de tusa de maíz 78%, una mezcla de salvado de arroz y trigo 20%, ceniza de paja 1% (Chang y Buswell, 1999). 6. Aserrin de roble 80%, salvado de trigo no procesado 18%, sacarosa 1%, carbonato de calcio o sulfato de calcio 1%, humedad 67 ±70% (Chen y Miles, 1996). Se recomiendan botellas y bolsas de polipropileno para la fructificación (Stamets, 1993).
Cosecha . Si se perforan las bolsas, se producen primordios sin estípite bajo condiciones de buena iluminación y baja concentración de dióxido de carbono. Con esta estrategia, se quiebran limpiamente los carpóforos de los hoyos de ¼ de pulgada. Si se estimula la formación de estípites elevando el CO 2 o disminuyendo la iluminación del ambiente, los hongos pueden cosecharse, torciendo primero la base del estípite desde el sustrato y luego se limpian los despojos de la base del pie. A una humed ad relativa del 50%, las setas se deshidratan rápidamente al aire abierto a temperatura de salón. Después de la deshidratación, algunos cultivadores esterilizan sus setas con un ciclo corto, en autoclave. Este tratamiento térmico retarda o evita la eclosió n de las larvas de cualquier huevo que haya sido depositado durante el desarrollo del hongo (Stamets, 1993).

Las etapas más cruciales son la formación de los primordios y la formación de los cuerpos fructíferos durante la transición de la fase vegetativa a la generativa. La luz y el oxígeno disparan la iniciación de los primordios; una breve exposición a la luz es suficiente para la iniciación de los primordios. Se puede acortar el peróodo de incubación usando: una cepa de alta calidad, una rata alta de nóculo vigoroso y fresco y temperatura de incubación óptima de 30°C. Si se requiere producir cuerpos fructíferos con píleo, es necesario manejar adecuadamente los niveles de CO 2 como un factor morfogenético que determina si el hongo tendrá píleo o por el contrario será en forma de cuerno; en el primer caso, la concentración de dióxido de carbono debe ser de 0.03% y de aire fresco 0.1%; si la concentración de CO 2 se encuentra en el rango de 0.1±1% durante el período de fructificación, se obtendrán carpóforos en forma de cuerno; la dirección de la luz es otro factor morfogenético, gracias a que Ganoderma es de naturaleza fototrópica (Chen, 2003).
Producción . La primera oleada puede producir de 125-200 g (peso húmedo) a partir de 2200 a 2300 g de sustrato húmedo inoculado en el sistema de vía rápida (90 días). Los cuerpos fructíferos poseen 80% de agua, el 10% menos que los hongos más carnosos. La segunda oleada produce entre el 25 y el 50% de la primera. Las trozas producen 1 -2 libras por año (Stamets, 1993). Resumen de los parámetros de cultivo Incubación Temperatura: 21-27ºC Humedad relativa: 95-100% Tiempo: 10-20 días CO2: tolera hasta 50.000 ppm o 5% Intercambio de aire fresco: 0-1/h Requerimientos de luz: no es idispensable Formación de primordios en forma de cuerno Temperatura de iniciación: 18-24ºC Humedad relativa: 75-100% Tiempo: 14-28 días CO2: 20.000-40.000 ppm Intercambio de aire fresco : 0-1 Requerimientos de luz: 4-8 horas a 200-500 Lux Formación de primordios sésiles (³Young Conk´) Temperatura : 21-17ºF Humedad relativa: 95-100% Tiempo : 14-28 días CO2: 5000-2000 ppm Intercambio de aire fresco: como se requiera para mantener CO 2 deseado. Requerimientos de luz: 12 horas a 500-1000 Lux Desarrollo del cuerpo fructífero Temperatura: 21-27ºC Humedad relativa: 90-95% Tiempo: 60 días

CO2: <2000 ppm Intercambio de aire fresco: como se requiera Requerimientos de luz: 12 horas prendido/apagado a 750 -1500 Lux Ciclo de cosecha: dos cosechas en 90-120 días (Stamets, 1993). Propiedades medicinales de Ganoderma lucidum. La investigación sobre Ganoderma lucidum incluye las estructuras moleculares de sus componentes bioactivos, tales como polisacáridos, triterpenoid es, inmunoproteínas y nucleósidos (Mizuno y Kin, 1995) y sus mecanismos funcionales (Chen, 2003) . Este hongo es muy conocido como Inmunoestimulante e inmunomodulador.

Durante centurias, la literatura japonesa y china han resaltado a Ganoderma lucidum por sus efectos vigorizantes de la salud, especialmente en lo concerniente al incremento de la longevidad, al tratamiento del cáncer, la resistencia y la recuperación de las enfermedades. Los guías himalayos lo han empleado para combatir la enfermedad oca sionada por las grandes altitudes. Los indios Mayas tradicionalmente lo usan para combatir una variedad de enfermedadades transmisibles. Reishi, como es llamado Ganoderma lucidum, ha llegado a ser especialmente popular en años recientes entre los grupos de alto riesgo, los infectados de VIH (Stamets,1993). De Ganoderma se han aislado un grupo complejo de polisacáridos que se reportan como estimulantes del sistema inmunológico, aumentando la producción de monocitos, macrófagos y citoquinas (http//www.viableherbal.com/singles/herbs/s495.htm, 2003). Una teoría es que estos polisacáridos estimulan la producción de células ³T´ ayudantes, las cuales atacan las células infectadas (Stamets, 1993). La adicción a los narcóticos deprime las funciones del sistema inmun itario. Se ha demostrado que los polisacárido-péptidos de Ganoderma lucidum pueden restablecer el sistema inmunológico deprimido por el uso de morfina y que puede ser potencialmente benéfico en el tratamiento de cáncer. Los polisacáridos de Ganoderma lucidum son quimiopreventivos, inhiben la formación de 8 -hidroxideoxiguanosina que representa un daño oxidativo en el DNA. La radioterapia, la quimioterapia y el uso repetitivo de morfinas para remediar el dolor, aunque indispensables en el tratamiento del cáncer pueden suprimir las funciones del sistema inmunológico. El estrés y el envejecimiento también pueden causar el deterioro de esta función (Liu, 1999 a). Una inyección previa de un antioxidante de Ganoderma, restauró casi al 100% todos los parámetros bioquímicos disturbados por el uso de quimioterapia con adriamicina o cisplatina que induce nefrotoxicidad por estrés oxidativo. La cardiotoxicidad inducida en ratas ha sido revertida con extractos de Ganoderma con dosis de 125, 250 y 500 mg/Kg/día, durante 2 semanas. También se ha demostrado la reversión de la función inmunológica por los polisacaridos de Ganoderma lucidum, cuando esta se ha empeorado con mitomicina, 5 FU, citarabín, el estrés y el envejecimiento (Liu, 1999 a). También se han aislado ácidos ganodérmicos a partir de de Ganoderma lucidum o Ling Zhi con efectos anticoagulantes sobre la sangre y disminuidor

de los niveles de colesterol (Morigawa et al., 1986), siendo muy importante su acción sobre la reducción de los niveles de lipoproteína de baja densidad y también actúa sobre los triglicéridos. Ganoderma lucidum exhibe propiedades antibacteriales y antioxidantes (http//www.viableherbal.com/singles/herbs/s495.htm, 2003). El polvo de ³laminillas´ no extractadas o extractos del hongo han mostrado actividad antiinflamatoria comparable a la hidrocortisona (Stavinoha et al., 1990). Ganoderma lucidum puede curar cáncer, el síndrome de fatiga crónica, la degeneración del hígado, desórdenes de la sangre (Stamets,1993). Otro d e los beneficios biomédicos potenciales de Ganoderma lucidum es contrarrestar el problema de la resistencia microbiana principalmente a Staphylococcus aureus y Pseudomonas aeruginosa. Los extractos de setas y sus derivados han demostrado actividades antimicrobianas, entre ellos, los metabolitos secundarios extracelulares como secreciones miceliares presentan actividad antibacteriana y antivírica; los exudados del micelio del hongo tienen actividad antimicrobiana y antiparasítica contra Plasmodium falciparum, el agente causal de la malaria (Chen, 2003). Los polisacáridos de la pared celular de Ganoderma lucidum y sus triterpenoides también han mostrado actividad antimicrobiana; más específicamente sus extractos actúan contra Bacillus y no parecen tener efecto contra otro tipo de bacterias. Los triterpenos del complejo Ganoderma applanatum exhiben actividad antibacteriana principalmente contra bacterias grampositivas, tales como Bacillus cereus y Staphylococcus aureus (Gerber et al., 2000). En algunos casos cuando no ha resultado el tratamiento convencional contra determinadas enfermedades, ganoderma puede ser útil; así por ejemplo en algunos estudios clínicos, se ha logrado el mejoramiento de esclerodermia facial (Liu, 1999 b). También se ha comprobado que Ganoderma lucidum es un auxiliar importante por su eficacia para el tratamiento de alergias Inhibiendo la producción de histamina por lo cual reduce la respuesta alergénica, mal de Alzheimer, aumentado la capacidad intelectual y mejorando la memoria. Actúa como analgésico y anti-inflamatorio, por lo cual es útil en el tratamiento de enfermedades inflamatorias incluyendo la artritis. Para el cáncer se puede emplear conjuntamente con los tratamientos convencionales, la quimioterapia, la radia ción y la cirugía; ha demostrado su eficacia en la reducción tumoral de cáncer de pulmones, senos, hígado, páncreas, recto, riñones y cerebro. Previene la formación de coágulos de sangre evitando daño al corazón y posibles infartos al miocardio; previene la angina de pecho, la arritmia cardíaca facilitando la circulación sanguínea de las arterias coronarias. Aumenta la capacidad vital del organismo inhibiendo la fatiga. Es un hepatoprotector potente que no interfiere en el metabolismo de los alimentos. Controla eficazmente la hiperglicemia, facilitando la segregación insulínica del páncreas. Estimula la actividad inmunológica de los linfocitos ³T´ inhibiendo la propagación del VIH. Mediante su administración diaria controla la hipertensión, por su acción normopresora arterial periférica sin efectos colaterales (http://www.hongos-kamuhro.com.mx/index.htm).

Otras enfermedades sobre las que actúa Ganoderma lucidum son: gastritis, hemorroides, anorexia, nefritis, dismenorrea, constipación, lupus eritematoso, leucopenia, prevención del olvido en la vejez, etc. ( Ji í Pato ka, 1999). Además de Ganoderma lucidum, se han aislado las proteínas fúngicas inmunomodulatorias de otras especies como G. tsugae, y de otros géneros como Flammulina velutipes (Ko et al., 1997). La proteína denominada Ling Zhi 8 aislada de Ganoderma lucidum tiene propiedades antialérgicas e inmunomodulatorias que pueden reducir el riesgo a rechazos de transplantes (www.quorumglobal.com/download/product/Bio%20Qx%20 %20LingZhi%20Peptide.pdf) ( www.healthcastle.com Junio 2003). Los extractos alcohólicos de Ganoderma lucidum inducen el reposo del crecimiento celular y la apoptosis de manera selectiva sobre las células tumorales, demostrado en casos de cáncer de pecho humano. Igualmente se ha reportado que puede inhibir el crecimiento celular previniendo la transición desde G1 hasta la fase S en células HeLa. Los extractos alcohólicos de Ganoderma lucidum son capaces de inducir apoptosis en forma directa en células de cáncer de pecho humano no a través del sistema inmunológico (http://plaza.snu.ac.kr/~kangpub/GL.pdf) Los polisacáridos del extracto acuoso de Ganoderma lucidum presentan actividad antitumoral mediada por citoquinas liberadas de macrófagos y linfocitos T activados, especialmente Factor de Necrosis Tumoral E (FNT E) e Interferón K (IFN K) (Hongbo et al., 2002). Los polisacáridos de alto peso molecular aumentan los niveles de IL 1 F, IL 2, IL 6; tienen actividad antiviral preventiva, e hipoglicemiante (http://www.fitoterapia.net/vademecum/plantas/715.html). Los triterpenos son responsables de la acción antiinflamatoria, hipolipemiante, antihipertensiva y hepatoprotectora. Esta última acción es reforzada por la ganodosterona. Reishi produce un efecto an tifibrótico en el hígado, rebajando el colágeno del mismo, normaliza la estructura hepática alterada y reduce los niveles de aspartato transaminasa (AST), alanina transaminasa (ALT), lactatodeshidrogenasa (LDH), GOT, fosfatasas alcalinas, bilirrubina total . Los ácidos ganodéricos y oléicos de Ganoderma tienen acción antihistamínica. Los polisacáridos de alto peso molecular son inmunoestimulantes, anti -tumorales; potencian la producción de citoquinas por los macrófagos y los linfocitos T y aumenta los niveles de IL 1F, IL 2, IL 6 (http://www.fitoterapia.net/vademecum/plantas/715.html).
Componentes activos de Ganoderma lucidum. Muchos componentes de Ganoderma lucidum exhiben actividad farmacológica y pertenecen principalmente al grupo de los triterpenos o al de los polisacáridos, aunque también se han identificado proteínas, ácidos nucléicos y otras sustancias bioactivas; de particular interés son el grupo de proteína s fúngicas inmunomodulatorias aisladas de Ganoderma lucidum, G. tsugae y otras especies (Kino et al., 1989; Ko et al.,1997). Dosis sugeridas

1. Para el mantenimiento de la salud: 0.5 ±1 g/día de cuerpo fructífero. 2. Para problemas crónicos inmunodepresión): 2±5 g/día de salud (fátiga crónica, estrés,

3. Para el tratamiento de enfermedades serias tales como el cáncer y el sida: 5±10 g/día (Chang y Buswell, 1999). 4. Es necesario tener en cuenta que estas dosis pueden causar diarreas o ronchas por lo cual se debe suspender temporalmente el tratamiento y reiniciarlo después. Cuando ocurren cortadas en los consumidores, también debe suspenderse, debido a que Ganoderma es un adelgazante de la sangre (Chang y Buswell, 1999). La familia Stamets disfruta haciendo té de especímenes frescos, rompiéndolos en piezas, hirviéndolos en agua durante 5 minutos y reposándolos durante 30 minutos. El té se recalienta hasta la temperatura deseada, se filtra y se sirve sin edulcorantes. Tradicionalmente se prescribe 3 -5 g por persona (Stamets, 1993).

Tabla 5: Componentes activos de Ganoderma lucidum
Compuesto Activo ** Adenosina Tipo de Compuesto Alcaloide Cardiotónico Acción Especie G. lucidum G. lucidum G. lucidum G. lucidum G. lucidum G. lucidum Forma fúngica Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero

Inhibidor de agregación de Nucleótidos plaquetas de la sangre, relajante muscular; analgésico

Ganoderanos A, B Polisacárido Hipoglicémico Ganoderano C ** ** GL-I Beta-D-glucano FA, FI, FI-1ª Beta-D-glucano D-6 Ganodermadiol Polisacárido Hipoglicémico Polisacárido Cardiotónico Polisacárido Anti-tumor; Inmunoestimulante Polisacárido Anti-tumor; Inmunoestimulante Polisacáridos Anti-tumor; Inmunoestimulante Potenciador de síntesis de Polisacárido proteína y del metabolismo de ácido nucleico

G. lucidum

G. lucidum G. lucidum

Triterpeno Anti-hipertensivo, Inhibidor de ACE G. lucidum Inhibidor de la Síntesis de Colesterol G. lucidum

Ácido Ganoderico B Triterpeno G.A. B, D, F, H, K, S, Y

Triterpeno Anti-hipertensivo, Inhibidor de ACE G. lucidum

G. A A, B, C-2, D ** Glicoproteínas Ciclooctasulfuro

Triterpeno

Inhibidor del liberador de Histamina Inhibidor de Tumor

G. lucidum G. especies G. lucidum G. lucidum G. lucidum G. lucidum G. lucidum G. lucidum G. lucidum G. Lucidum

Cuerpo fructífero Cuerpo fructífero Micelio Micelio Micelio Micelio Micelio Micelio Micelio Micelio

Inhibidor del liberador de Histamina Beta-D-glucano Polisacáridos Anti-tumor; Inmunoestimulante Ling Zhi - 8 Proteína Anti-alérgico; Inmunomodulador Ganodosterona Esteroide Anti-hepatotóxico RS Triterpeno Anti-hepatotóxico Ácido Ganodérico Inhibidor de la síntesis de Triterpeno Mf solesterol Ácido Ganodérico Inhibidor de la síntesis de Triterpeno T-0 colesterol Ácido graso Ácido Oléico Inhibidor del liberador de histamina no saturado

Reformada de: www.tolucaweb.com.mx/hongo.htm

http:

Forma de venta en el mercado. Los chinos tradicionalmente los han usado enteros deshidratados, pero también se mercadean en forma de píldoras, té, y tinturas, siropes de extractos de micelio. También se adiciona a los vinos y a las cervezas como un aditivo medicinal y saborizante (Willar, 1990). Se estima que en el año de 1996 se mercadearon en los principales países productores US $ 1628.4 millones en productos a base de Ganoderma lucidum (Chang y Buswell, 1999).

BIBLIOGRAFIA
Akhmedova, Z.R. 1994. Cellulolytic, xylanolitic and lignolytic enzymes of the fungus Pleurotus ostreatus. En: Prikl. Biokhim. Mikrobiol, Vol.30(1):42 -48. Aoyagi, Y., Kasuga, A., Sasaki, H., Matuzawa, M., Tsutagawa, Y., y Kawai, H. 1993. Chemical compositions of shiitake mushroom (Lentinus edodes) (Berk.) Sing. cultivated on logs and sawdust substrate beds and their relations to composition of the substrate. Nippon Shokuhin Kogyo Gakkaishi. En: Journal of the Japanese Society for Food Science and Technology. Vol. 40(11):771-775. Ardon, O., Kerem, Z., y Hadar, Y. 1996. Enhancement of lacasse activity in liquid cultures of the lignolitic fungus Pleurotus ostreatus by cotton stalk extract. En: Journal of Biotech. Vol.51(3):201 -207. Arora, D. 1986. Mushroom demystified, ten. Speed Press, Beckeley, pp 557 578

Bajaj, M., Vadhera, S., Brat, A.P., y Soni, G.l. 1997. Role of oyster mushroom (Pleurotus ostreatus) as hipocolesterol mic/antiatherogenic agent. En: Indian J. Exp Biol. 35:1070 -1075. Barron, G.L., y Thorn, R.G. 1987. Destruction of nematodes by species of Pleurotus. En: Canadian Journal of Botany. Vol.65:774 -778. Beltrán, M.J., Estarron, M., y Ogura, T. 1997. Volatile compounds secreted by oyster mushrooms (Pleurotus ostreatus) and their bacterial activities. En: Journal of Agricultural and Food Chemistry (USA). Vol.45(10):4049 -4052. Bermúdez, R.C., Fernández, C.D., Martínez, M.C.E., Ramos Sevilla, E.I., y Morris Quevedo, H. 2002. Efecto de la luz en la concentración de micosteroles de Pleurotus ostreatus var Florida. En: Revista Cubana Aliment. Nutr. 16(1):13 -18. Bhatti, M.A., Mir, F.A., y Siddq, M. 1987. Effect of different bedding materials on relative yield of oyster mushroom in the successive flushes. En: Pakistan Journal of Agricultural Research. Vol.8(3):256 -259. Blumenfeld, S.N., y Rubi, H. 2001. El cultivo sustentable de hongos comestibles y medicinales en la Argentina. En: Tercer Congreso Latinoamericano de Micología. Bobek, P. y Galbavy, S. 1999. The oster mushroom (Pleurotus ostreatus) effectively prevents the development of atherosclerosis in rabbits. En: Ceska Slov Farm. Vol.48(5):226-230. Bobek, P. y Galbavy, S. 2001. Effect of pleuran (Beta glucan from Pleurotus ostreatus) on the antioxidant status of the organism and on dimethyl hidrazine-inducad precancerous lesions in rat colon. En: Br. J. Biomed Sci. Vol.58(3):164-168. Bobek, P., Ozdin, L., y Cerbven, J. 1990. Efectos hipocolesterolémicos de la seta ostra (Pleurotus ostreatus) con sensibilidad hereditaria aumentada al colesterol de dieta. En: Biología (Bratislava), Vol.54:961 -966. Bobek, P., Ozdin, L., y Kuniac, L. 1993. Influence of water and ethanol extracts of the oyster mushrooms (Pleurotus ostreatus) on sesum and liver lipids of the syruam hamsters. En: Nahrung. Vol.37(6):571 -575. Boyle, D. 1998. Nutritional factors limiting the growth of Lentinula edodes and other white-rot fungi in wood. En: Soil Biology and Biochemistry. Vol.30(6): 817-823. Breene, W.M. 1990. Nutritional and medicinal, value of specialty mushrooms. Universyty of Minesota, Sf. Paul, M.N. En: Journal of Food Protectión. (USA), Vol.53(10):883-894. Cadavid, J. y Cardona, C. 1996. Evaluación y optimización técnico económica de las instalaciones de un cultivo de hongos (Pleurotus ostreatus) utilizando como sustrato pulpa de café. Tesis de grado Ingeniero

Agrónomo, Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín, Facultad de Ciencias Agropecuarias, Departamento de Ingeniería Agrícola. 75p . Calle, V.H. 1977. Subproductos del café. En: Cenicafé. Boletín Técnico No.6, 84p. Cardona, L.F. y Bedoya, A. 1996. Producción de orellanas ( Pleurotus ostreatus), deshidratadas y condimentadas. Trabajo de grado de la Maestría en Ciencia y Tecnología de Alimentos. Universidad Nacional Sede Medellín, Facultad de Ciencias Agropecuarias. 88p: il. Carter, J. 1993. Food: Your miracle medicine . New York, Harper Collins Publishers Inc. Chang, S.T. 1997. Role of Ganoderma supplementation in cancer management. First International Symposium of Ganoderma lucidum (Reishi, Ling Zhi) Japan, Nov. 17-18. Chang, S.T., y Buswell, J.A. 1999. Ganoderma lucidum (Curt.: Fr.) P. Karst. (Aphyllphoromycetideae) ± A mushrooming medicinal mushroom. En: International Journal Of Medicinal Mushrooms. Vol.1:139 ±146. Chen, A.E., y Miles, P.G. 1996. Cultivation of Ganoderma bonsai. Mushroom Biology and Mushroom Products. Royce (Edit), Penn State Univ. Press, University Park. pp.225-234. Chen, A.W, 2003. A fresh look at an ancient mushr oom Ganoderma lucidum (Reishi). Vol. 51(2):14-24. Denis R., B. 1995. Mushrooms poisons and panaceas. W.H. New York, Freman and Company, 422p. il. Diorio, L.A, Papinutti, V.L., Dimitriu, P.A. y Forchiassin, F. 2002. Producción de lacasa y manganeso perosidasa por Fomes selerodermus en un medio natural sólido. En: Estudios sobre los hongos latinoamericanos. Resumen del 4º Congreso Latinoamericano de Micología. Xalapa (México), G. Guzmán y G. Mata, 572p. Diwakar, B., Munjal, R.L., y Bahukhandi, D. 1989. Cultivation of Pleurotus species on different agricultural residues. En: Indian-Phytopathology. Vol.42(4):492-495. Fernández, M.J. 2000. Productividad de dos cepas comerciales del hongo comestible Pleurotus ostreatus en diferentes mezclas de sustratos lignocelulósicos. Proyecto de investigación Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, Facultad de Ciencias Agropecuarias (inédito). Furue, H., Kitoh, I., et al. 1981. Phase III study on Lentinan. Japanese Journal of Cancer and Chemotherapy, 8: 944 -960.

García, L.A., Vélez, R.A., y Rozo, M.P. 1985. Extraction and quantification of the polyphenols of coffee pulp. En: Archivos Latinoamericanos de Nutrición. Vol.35(3):491-495. García, R. M. 1987. Cultivo de setas y trufas. Madrid, Mundi Prensa. 217p. Gerber, A.L., Amania, A. Jr., Monache, D., Bianchi, N. Jr., y Smania, E. de F.A. 2000. Triterpenes and sterol from Ganoderma australe (Fr.) Pat (Aphyllophoromycetidae). IJMM. 2:203 -312. Gunde, N., y Cimerman, A. 1995. Pleurotus fruiting bodies contain the inhibitor of 3 hidroxy - 3 methyl - glutaryl - coenzima a reductasa - lovastatin. En: Experimental Mycology, No.1:1 -6. Hamlyn, P.F. 1989. Cultivation of edible mushrooms on cotton waste. En: The mycologist, Vol.3(4):171 -173. Hincapié, J.G. 1993. Fertilización mineral del hongo comestible Pleurotus ostreatus. Tesis de grado Ingeniero Agrónomo, Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín, Facultad de Ciencias Agropecuarias. 91p:il. Holliday, J.C., Cleaver, P., Loomis-Powers, M., y Patel, D. (2003). En: http:// alohamedicinals.com/Cordyceps-Hybrid.html) htt://www.naturalproductos.org/inpr/monographs-pdf/cordy.monoAo1.PDF. 2003 septiembre. Hongbo, H.U., Nam-Shik, A.H.N., Xinlin Yang, Yong-Soon Lee, y Kyung-Sun Kang. 2002. Ganoderma lucidum extract induces cell cycle arrest and apoptosis in MCF-7 human breast cancer cell. En: International Journal Cancer. 102:250-253. Hyung, S.K, Sam Kacew y Byung Mu Lee. 1999. In vitro chemopreventive effects of plant polisaccharids (Aloe barbarensis Miller, Lentinus edodes, Ganoderma lucidum y Coriolus versicolor) En: Carcinogénesis, Vol.20(8):1937±1640. Jaramillo, L., Rodríguez, V.N. 2001. Cultivo de shiitake en subproductos de café. En: Avances técnicos Cenicafé, No.287:1-4. Ji í Pato ka. 1999. Anti-inflammatory triterpenoids from mysterious mushroom Ganoderma lucidum and their potential possibility in modern medicine. Acta medica (hradec králové). Vol.42(4). Jong, S.C., Birmingham, J.M. y Pai, S.H. 1991. Immunomodulatory substances of fungal origin. Journal of Immunology and Immunopharmacology, 3:115-122. Kahlon, S.S., y Kalra, K.L. 1989. Biological upgradation of wheat straw into protein rich feed. En: Journal of Research, Punjab Agricultural University. Vol.26(2):257-265.

Kapich, A.N., y Shishkina, L.N. 1992. Antioxidants properties of wood destroying basidiomycetes. En: Mikologiya i Fitopatologiya. Vol.26(6):486 492. Kawai, H.; Matsuzawa, M.; Tsutagawa, Y.; Sasaki, H.; Kasuga, A.; y Aoyaagi, Y. 1994. Relationship between fruiting body composition and sustrate in hiratake and maitake mushrooms cultivated on sawdust sustrate beds, chemical composition and mineral content. En: Nippon -Shokuhin Kogy. Gakkaishi Journal of the Japanese Society for Food Science and Technology. Vol.41(6):419 -424. Kerem, Z., Friesem, D., y Hadar, Y. 1992. Lignocellulose degradation during solid-state fermentation: Pleurotus ostreatus versus Phanerochecte chrysosporium. En: Applied and Environ. Microbiol. Vol.58(5):1121 -1127. Kino, K., Yamashita, A., Yamaoka, K., Watanabe, J., Tanaka, S., Ko, K., Shimizu, K., y Tsunoo, H. 1989. Isola tion and characterization of a new immunomodulatory protein. Ling Zhi -8, from Ganoderma lucidum. J Biol. Chem. 264:472-478. Ko, J.L., Lin, S.J., Hsu, C.I., Kao, C.L., y Lin, J.Y. 1997. Molecular cloning and expression of a fungal immunomodulatory protein, FIP±fve, from Flammulina velutipes. J Formos Med Assoc. 96:517±524. Kuniac, L. 1996. Effect of oyster mushroom (Pleurotus ostreatus) and its ethalocic extract in diet on obsorption and turnover of cholesterol in hipercolesterolemic rat. En: Nahrumg. Vol.4 0(4): 222-224. Lee, S.S. 1991. The role of the rice bran employed in the traditional spawn sawdust medium. En: Korean Journal of Mycology. Vol.19(1):47 -53. Li, G., y Shu-Ting, S.F. 1982. Nutritive value of Volvariella volvacea. En: Tropical Mushrooms Biological Nature and Cultivation Methods. Hong Kong, S. T. Shu-Ting & T. H. Quimio, The Chinese University Press. Liu, G.T, 1999 a. Pharmacology and clinical application of the spores of Ganoderma lucidum (Curt: Fr) P. Karst, species (Aphyllophoromicetideae) in China. IJMM. 1:63-67. Liu, G.T, 1999 b. Pharmacology and clinical application of the spores of Ganoderma lucidum (curt: Fr) P. Karst and mycelium of Ganoderma capense (Lloyd) Teng (Aphyllophoromycetidae) IJMM. 1:217 -222. Liu, G.T. 1993. Usos Famacológicos y clínicos de Ganoderma. En: Mushroom Biology and Mushroom Products. Edited by S.T. Chang et al. The Chinese University Press, Hong Kong. pp.267 -273. Lozano, J.C. 1990. Producción comercial del champiñón Pleurotus ostreatus en pulpa de café. En: Revista Colombiana de Fitopatología. Vol.14(2):42 -56. Mayela, B.J., Alanís, M.G., González de M., E., García, C.L., Martínez, F., y Barbosa, E. 1999. Calidad proteínica de tres cepas mexicanas de setas

(Pleurotus ostreatus). Vol.49(1):81-85.

En:

Archivos

Latinoamericanos

de

Nutrición.

Mendaza, R. y Díaz, G. 1981. Las setas. Bilbao, Editorial Vizcaina. 389p. Miles, P.G. y Chang, S.T. 1997. Biología de las setas. Fundamentos básicos y acontecimientos actuales. Hong Kong. World Scientific. 133p. Miles, P.G., y Chang, S.T. 1999. Biología de las setas. World Scientific. Santafé de Bogotá D.C. 206p. Morais, M.H., Ramos, A.C., Matos, N., y Santos E.J. 2000. Cultivo del hongo shiitake (Lentinus edodes) en residuos lignocelulósicos. En: Revista Ciencia y Tecnología de Alimentos Internacional. Vol. 6(2):123-128. Morigawa, A., Kitabatake, K., Fujimoto, Y., y Ikekawa, N. 1986. Angiotensin converting enzime-inhibitory triterpenes from Ganoderma lucidum. Chemical and pharmaceutical Bulletin. 34(7):3025-3028. Müller, J. (1988). Potencial genético de Pleurotus ostreatus. En: Borger West Germani. Mic. Neotrop. Aplic. No.1:29 -44. Okuda, T., Yoshioka, Y., Ikekawa, T., Chiara, G., y Nishioka, K. 1972. Anticomplementary activity of antitumor polysac charides. En: Nature. Vol.238(80):59-60. Opletal, L., Jahordar, L., Chobot, V., Zdansky, P., Lukes, J., Bratova, M., Solichova, D., Blunen, G., Dacke, C.G., y Patel, A.V. 1997. Evidence for the hypeerlipidemic activity of the edible foungus Pleurotus ostreatus. En: British Journal of Biomedical Science. Vol.54(4):240 -243. Palomo, A., Door, C., y Mattos, L. 1998. Comparative study of different substrates for the growth and production of Lentinus edodes Berk. Singer ("shiitake"). En: Fitopatologia. Vol.3 3(1):71-75. Przybylowicz, P. y Donoghue, John. 1988. Shiitake Growers Handbook. The Art and Sciencie of Mushroom Cultivation. 137p. Salmones, D., Mata, G., Ramos, LM. y Waliszewski, K.N. 1999. Cultivation of shiitake mushrooms, Lentinus edodes, in several lignocellulosic materials originating from the subtropics. En: Agronomic. Vol.19(No.1):13 -19. Savoie, J.M., G. Mata, y Billete, C. 1998. Extracellular laccase production during hyphal interactions between Trichoderma sp and shiitake, Lentinula edodes . En: Appl Microbiol, 49:589 -593. Shu-Ting, Ch. 1991. Mushroom biology and mushrooms production. Mushrooms Journal Tropics (China). Vol.11(3 -4):45-52. Shu-Ting, Ch. 1998. Mushrooms lectures. Mushrooms biology, genetics and breeding, cultivation, nutritional and medicinal effects and perspectives. Hong Kong. The Chinese University of Hong Kong. Shatin. N.T. 206p.

Song, C.H., Cho, K.Y., Nair, N.G., y Vine, J. 1989. Growth stimulation and lipid synthesis in Lentinus edodes. En: Mycologia. Vol.81(4):514 -522. Sorimachi, K., Niwa, A., Yamazaki, S., Toda, S., y Yasumura, Y.1990. Antiviral activity of water-solubilized lignin derivatives in vitro. En: Agricultural and Biological Chemistry. Vol.54(5):1337 -1339. Stamets, P. 1993. Growing gourmet e medicinal mushro oms. Olimpia. Ten Speed Press and Mycomedia. 552p. il. Stamets, P. y Chilton, J.S. 1987. The mushroom cultivator. Washington. Ed. Agarikon Press Olimpia. Stavinoha, W.B., Weintraub, S., Opham, T., Colorado, A., Opieda, R., y Slama, J. 1990. Study of the antiinflamatory activity of Ganoderma lucidum. Proceedings from the academic Industry Conference. August 18-20, Sapporo, Japan. Steineck, H. 1987. Cultivo comercial del champiñón. Zaragoza (España), Ed. Acribia. 142p. Streeter, C.L., Conway, K.E., y Horn, G.W. 1981. Effect of Pleurotus ostreatus and erwinia carotovora on wheat straw digestibility. En: Mycology, Vol.73(6):1040-1048. Sunanta, P., Surang, A., Naranin, M. 1986. Biochemical and biological evaluation of nutritional quality of mushrooms. Bangkok, Tailandia, Korn Univ. 132p. Taguchi, T., Furue, H., et al. 1985a. End-point results of Phase III study of Lentinan. Japanese Journal of Cancer and Chemotherapy, 12:366 -380. Taguchi, T., Furue, H., et al. 1985b. End-point result of a randomised controlled study on the treatment of gastrointestinal cancer with a combination of Lentinan and chemotherapeutic agents. Excerpta Medica, pp.151-165. Trigos, A., Hernández, R., Sobal, M., Morales, P., y Robinson Fuentes, V. 1996. Ergosterol content in fruit bodies fro m Pleurotus ostreatus cultivated in the presence of sodium acetate. En: Micología Neotropical Aplicada. México, Vol.9:129-132. Uribe, A.M. 1983. Hongos comestibles: otro producto de las plantaciones coníferas no explotado en Colombia. Tesis Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín, Facultad de Ciencias Agropecuarias, 73p. Wasser, S.P. y Weis, A.L. 1999a. Therapeutic effects of substances occurring in higher Basidiomycetes mushrooms: a modern perspective. En: Crit. Rev. Immunol. Vol.19(1):65-96. Wasser, S.P. y Weis, A.L. 1999b. Medicinal properties of substances occurring in higher Basidiomycetes mushrooms: Current Perspectives (Review). En: Int. J. of Med. Mushrooms. Vol.1(1):31 -62.

Whaid, M.; Sattar, A.; y Shan, S. 1988. Composition of wild and cultivated mushrooms of Pakistan. En: Mushroom Journal Tropics, No.8:47 -51. Willar, T., 1990. The reishi mushrom: Herb of spiritual potency and medical wonder. Sylvan Press, Vancouver, B.C. Wu, L. 1985. Substrate for growing shiitake mushrooms. En: United States Patent. No.4:874, 419, 4pp; Issued Oct., y Applied Jul. www.cdeea.com/shiitake.htm www.fitoterapia.net/vademecum/plantas/715.html . www.healthcastle.com Junio 2003. www.hongos-kamuhro.com.mx/index.htm www.itmina.edu.mx/uima/proyectos_IA/index.htm www.plaza.snu.ac.kr/~kangpub/GL.pdf www.quorumglobal.com/download/product/Bio%20Qx%20 %20LingZhi%20Peptide.pdf. www.tolucaweb.com.mx/hongos.htm www.viable-herbal.com/singles/herbs/s495.htm, 2003 Ying Dong, Chiu-Yin Kwan, Zhi-Nan Chen and Mabel Mel-Po Yang. 1998. Antitumos effects of a refined polysaccharide peptide fraction isolated from Coriolus versicolor: in vitro and in vivo studies. En: Asia Pa cifi. Yoshioka, Y.M., Emori, T., Ikekawa y Fakuoka, F. 1975. Isolation, purification, and structure of, components from acidic polysaccharides of Pleurotus ostreatus (Fr.) Qhel. En: Carbohidrate Press. Vol.43:305 -320. Zervakis, G., y Balis, C. 1992. Comparative study on the cultural characters of Pleurotus species under the influence of different substrates and fruiting temperatures. En: Rev. Mexicana de Micología Neotropical Aplicada.Vol.5:39-47. Zhao, P. 1998. Effect of potassium fertilizer on the yeld and the quality of Pleurotus ostreatus. En: Acta Edulis (China). Siyongjun Xuevau (China). Vol.5(4):42-47. Zuluaga, J., y Zambrano, D. 1993. Manejo del agua en el proceso de beneficio húmedo del café para el control de la contaminación. En: Avances Técnicos Cenicafé. No.187:1-4.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful