P. 1
LA ARQUITECTURA BARROCA EUROPEA Y SU INFLUENCIA ENAMERICA LATINA

LA ARQUITECTURA BARROCA EUROPEA Y SU INFLUENCIA ENAMERICA LATINA

|Views: 1.423|Likes:
Publicado porGapriela Demichelis

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Gapriela Demichelis on Aug 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/03/2013

pdf

text

original

IUNA Historia del Arte III Cátedra: Magaz Profesor: Mario Orione Comisión: Jueves de 8 a 11 hs Año: 2010 Alumna

: Gabriela Demichelis DNI: 31 376 342 Tema: LA ARQUITECTURA BARROCA EUROPEA Y SU INFLUENCIA EN AMERICA LATINA (ARGENTINA COLONIAL). Introducción A partir de la temática propuesta voy a intentar en este trabajo de investigación hacer una vinculación a través de dos obras arquitectónicas: una del período colonial en Argentina y otra del período barroco tardío en Alemania para poder establecer por medio de la comparación y el análisis de elementos característicos, referencias que permitan definir la influencia del barroco europeo en la América colonial. Voy a intentar encontrar las características que unen a estos dos edificios religiosos con relación a sus fachadas: Por un lado la Iglesia de San Ignacio de Loyola (también llamada Templo de las Luces), en la Ciudad de Buenos Aires, emplazada en la Manzana histórica de las Luces que comenzó a construirse en 1686 y fue consagrada en 1734. Fue realizada por los arquitectos jesuitas Juan Kraus, Andrea Bianchi, Juan Primoldi, Pedro Weger y Juan Wolf. Y por otro la Basílica alemana de Vierzehnheiligen (o Basílica de los Catorce Santos Auxiliares) de la región de la Baviera construida entre 1743 y 1772 por el arquitecto Balthasar Neumann donde también participaron J.J.M. Kuechel, J.M Feichtmayr y J.G. Üblherr. Para vincular estos edificios voy a relacionar la misión jesuítica en la construcción de iglesias como el programa arquitectónico de mayor jerarquía del período colonial en Argentina con el barroco de los países germánicos en los que será expresado el espíritu de la Contrarreforma.

1

por último en España y desde allí llevado luego a América. “Las manifestaciones arquitectónicas del siglo XVII responden a un fuerte carácter retórico y persuasivo. la iglesia y la Compañía de Jesús. por la misma Roma(…)” (2). por la nueva arquitectura de la orden jesuita y la arquitectura religiosa italiana. “El barroco de circunstancia histórica de Italia viene a reanimar el barroco de vocación profunda de los pueblos germánicos y. La obra de arte barroca es un medio destinado a ejercer un importante efecto sobre los hombres cautivándolos y convenciéndolos. el carácter retórico del Barroco europeo del siglo XVII se va a mantener por “los espacios arquitectónicos virreinales de esta época que son el vehículo de comunicación de una sociedad que goza de prosperidad material y busca afianzar su posición en la comunidad lo cual es claramente demostrado en la gran riqueza expresiva de su discurso formal. Los territorios germánicos de estos siglos se mantuvieron fieles a la fe católica y el barroco jugo un papel muy importante como forma para sostener al catolicismo cada vez más cuestionado ante el surgimiento del protestantismo “Al hallarse la Contrarreforma sobre todo en manos de los jesuitas el barroco es adoptado muy pronto y difundido por ellos (…) Extendido a través de Europa.Marco Teórico Bajo la definición del barroco como una “revolución cultural en nombre de la ideología católica” (1) podemos afirmar que la arquitectura religiosa en los países germánicos (repercutiendo en América Latina). En América del XVIII. hasta la aparición de las diferentes propuestas barrocas. Estos países se inspiraban aún. la educación (el Colegio de San Ignacio) además de diversas actividades). entraron ampliamente las lecciones del arte romano. “La arquitectura barroca va ser la vía a través de la cual la sociedad colonial del XVIII pone de manifiesto sus expectativas coloniales. Trajeron sus estilos arquitectónicos para la construcción de obras que promulguen y contribuyan en su misión evangelizadora basándose principalmente en la construcción de grandes espacios para albergar en las misiones de conversión a grandes cantidades de indígenas. sede de la orden en Europa. La Contrarreforma tenía un objetivo claro: llegar de una manera más eficaz al alma de los fieles. en el siglo XVII. Y entre sus expectativas se encontraba la eliminación del protestantismo en Europa y la eliminación del paganismo en sus territorios. en Bohemia. cuyo modelo universal difundido por la Compañía es la iglesia del Gesú en Roma. en Austria. en Baviera. esta manzana histórica fue el predio concedido a los jesuitas para albergar a las diversas instituciones en donde promoverían la evangelización (la Iglesia de San Ignacio). 2 . Es una arquitectura puesta al servicio de los dos grandes sistemas dogmáticos del momento: la Iglesia de la Contrarreforma y la Monarquía absolutista” (3). en el Gesú de Vignola” (2). Es por esto que “en los países germánicos. donde los jesuitas tuvieron mucha importancia. de los pueblos americanos” (2). Las iglesias fueron entonces el corazón de los pueblos colonizados: eran construcciones imponentes generalmente frente a la plaza o centro de la ciudad ya que este estilo busca la integración del edificio al conjunto urbano (en el caso de la Iglesia de San Ignacio de Loyola su ubicación dentro de la Manzana de las luces es característico de esta vinculación con el centro urbano. está influida por la fuerza de la Contrarreforma (1540).” (3) Al tratar de analizar esta influencia podemos empezar con el desarrolló del barroco en América que se produce desde mediados del siglo XVII hasta los comienzos del siglo XIX a través de los colonizadores españoles.”(3). por estos últimos.

La persuasión se hace evidente en el uso de elementos ornamentales de todo tipo” (4). Las fachadas se van haciendo más dinámicas. La entrada entonces se caracteriza por ser monumental y está cubierta por un frontón u otros elementos decorativos. el sur de Alemania. son ricas en claroscuro. es de gran importancia su aspecto exterior. hablar de diferentes proyectos de edificios y de distintas etapas correspondientes a un mismo proyecto: Kraus se ocupa del trazado general y Wolff y Weger comienzan a trabajar en la fachada con una sola torre (la de la izquierda) y con el edificio destruido “surgirá una fachada de carácter diferente al que presenta el interior de la Iglesia. quienes realizaron una obra en la cual se siente el peso de la ornamentación con la influencia que traían de su lugar de origen. Es necesario entonces. y se relacionan con el espacio urbano ya que se edifican teniendo en cuenta el ángulo bajo el que van a ser vistas. Existe un controlado dinamismo en el juego que plantea. figura 1 y 2) Al igual que San Ignacio. en la Basílica alemana de Vierzehnheiligen es especialmente notable la estructuración de la fachada con las dos sutiles torres. dominan y centralizan el paisaje circundante. Al morir este la tarea de ejecución de la fachada queda en manos de sus sucesores Wolff y Weger. el carácter monumental y de elemento direccionador de su entorno que tiene la arquitectura en su relación con el territorio. completa la imagen del monumento. la torre. etc” (4). la fachada como aspecto visible para llamar la atención de los fieles. nos remite a ejemplos germánicos como las iglesias de Wies. A menudo la fachada no guarda relación con el interior por esta correspondencia al proyecto urbanístico exterior. La iglesia finalmente es inaugurada en 1734.) Sus esbeltas y ornamentadas torres. Se destaca como característica fundamental el interés por reducirlo todo a claroscuro y color que hace 3 . “Se afirma la primacía otorgada a lo colectivo: la fachada es la parte por donde la arquitectura se adhiere al espacio público (…) es el arte de la ciudad (…) vuelto hacia el urbanismo” (2) Vemos entonces como aparece otro de los aspectos del barroco.Entonces. que con su organización de dos torres flaqueando un cuerpo central más bajo.” (3) Iglesia de San Ignacio de Loyola y la Basílica alemana de Vierzehnheiligen: La construcción de la actual iglesia de San Ignacio comenzó en 1686 según los planos del arquitecto Juan Kraus. terminado en un juego de curvas y contra curvas típicas del estilo barroco. Pero esta hegemonía espacial de las iglesias barrocas. no es sólo la imagen del poderío espiritual alcanzado sino también la expresión de la organización social virreinal. como ocurriera con los conventos del siglo XVI. que buscan el efectismo propio del barroco y van guiando la mirada del observador hacia el punto culminante: la cruz” (4). contrastes de luces y sombras. “En América. En la fachada. por su juego de líneas curvas. las iglesias parroquiales barrocas (…) establecen un fuerte impacto en el paisaje circundante (. Vierzehnheiligen. con características y proporciones volumétricas que nos remiten a los santuarios barrocos alemanes. se destaca la resolución del cuerpo central que enmarca la gran puerta de acceso. arquitectos jesuitas europeos. elementos en perspectiva y ornamentos que incluye en su tratamiento. “Esta idea de fachada – publicitaria para atraer a los fieles – ya utilizada en Europa – se traspasa a América. y un gran equilibrio entre los elementos verticales y horizontales logrado mediante un sabio manejo de rectas y curvas. Las torres terminan en capulines semiesféricos sobre una base circular que es sostenida por una estructura octogonal y son rematadas en una cruz de hierro. Al analizar la fachada “el resultado de esta composición es sumamente rico. (Ver anexo. cóncavas y convexas. Banz..

y su tratamiento general (…) son netamente germanos y constituye un ejemplo barroco excepcional” (4) La Iglesia de San Ignacio es llamativa por su aspecto exterior que opta por elementos del barroco alemán “la fachada principal apela a un repertorio formal mucho más vasto. y un ábside poligonal. “En América. Es precisamente en los siglos XVII y XVIII. donde la arquitectura y su espacio arquitectónico serán la expresión del espacio existencial verdaderamente americano. presenta una arquitectura que no ata a leyes. de tres naves un crucero. sino que más bien las trasgrede”(4). la conquista significó la desarticulación del espacio existencial indígena a partir de la destrucción de las estructuras físicas que albergaba sus experiencias vitales y simbólicas. (…) El hombre americano se manifiesta entonces. a través de la mezcla de elementos coloniales con otros de espíritu germánico. utiliza todos los órdenes. la fachada no concuerda con el interior del edificio: se entiende al espacio “con un dominio autónomo (…) el espacio arquitectónico es experimentado estéticamente es sentido como entorno. Podemos afirmar que la construcción de la iglesia de San Ignacio forma parte del proceso evolutivo que sufrió la arquitectura colonial en Argentina y el barroco americano que adquiere una personalidad particular que la distingue de acuerdo al contexto cultural en que se desarrolla. y elevación espiritual. pero “al llegar al interior se ve un juego múltiple de entidades elípticas que se interpenetran” (5) En ambos edificios. con el barroco.” (3) 4 . busca ser por sobre todo dinámica. La primera impresión que causa esta iglesia es de gozo. característica del barroco. se formula que “los elementos decorativos y ornamentales. el barroco se constituirá en un fenómeno cultural de vasta y singular configuración. con una entrada disimulada en la fachada lateral por ello es aún mayor el contraste con el interior” (5). como marco” (3) Se hará sentir entonces la influencia alemana. Pero este no tendrá una única lectura ya que será la manifestación de los espacios existenciales de los distintos grupos que integran la sociedad. El volumen exterior da la idea de iglesia convencional. quiebra cornisas. Sugiere movimiento. (Ver anexo. persigue efectos.resaltar la unidad del espacio “el exterior de Vierzehnheiligen se apega a lo convencional. figura 3 y 4). desvía e invierte ménsulas. En lo que respecta a América. Para entender este espíritu hay que aclarar que “la Europa germánica constituía un foco en el que las fuerzas de la vida conservaban una impetuosidad insatisfecha. La contribución será la de una pluralidad y riqueza de métodos que utilizan el lenguaje clásico de una forma experimental. más deseosa de comunicarse con el universo que de disciplinarse” (2) Conclusión A modo de conclusión podemos hacer referencia a un párrafo del libro en el cual se basa mi hipótesis en el cual en referencia a la fachada de la iglesia de San Ignacio. basado en un deseo de trasmitir y comunicar un cúmulo de emociones. como generador de nuevas entidades formales impregnando las previamente concebidas de otros significados.

Renacimiento y Barroco.Bibliografía (1) Carlo Giulio Argan. Manzana de las Luces. Héctor H. 2001 (4) María I Soulés y Marcela F. www. Iglesia de San Ignacio. Mourán Taurina. El barroco. María de las Nieves Arias Incollá. Miguel Tiziano (3) Silvia Elina Rossi. El arte y el hombre. Instituto Salesiano de Artes Gráficas. Garrido. III Congreso Internacional del BARROCO AMERICANO: La forma arquitectónica barroca como expresión del espacio existencial americano. Madrid. 1983 (5) Fernando Chueca Goitia.com 5 . Universidad Nacional de Tucumán. Tomo 2. Historia de la arquitectura occidental barroco en Europa. XVII – XX. 1987 (2)René Huyghe.wikipedia. Schenone. Buenos Aires. Akal. Argentina.

Anexo 1 2 6 .

G.M.M Feichtmayr y J. J. Título de la obra: Basílica de Vierzehnheiligen o Basílica de los Catorce Santos Auxiliares Año: 1743 .3 Fichas técnicas de las obras: 4 Autor: Juan Kraus. Argentina Autor: Balthasar Neumann. Alemania 7 . Pedro Weger y Juan Wolf Título de la obra: Iglesia de San Ignacio de Loyola Año: 1686 – 1734 Lugar: Buenos Aires. J. Andrea Bianchi. Üblherr. Juan Primoldi.1772 Lugar: Baviera. Kuechel.J.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->