El teatro romano es una construcción típica del Imperio romano, generalizada por todas las provincias del imperio

, y que tenía la finalidad de servir para la interpretación de actos teatrales del período clásico. El teatro romano se usaba para representaciones de obras teatrales, griegas y romanas Las características principales del teatro romano derivaron en un principio de las del teatro griego, ya que muchas de las características generales de la arquitectura romana derivan directamente de la arquitectura del período helenístico. Los primeros teatros se construyeron en madera. Éstos se derribaban después de que el acontecimiento para el cual fueron erigidos concluyera. En el 55 a. C. se construyó el Teatro de Pompeyo con un templo para evitar la ley. Con el paso del tiempo, los teatros romanos desarrollaron características específicas. La mayor parte de los teatros romanos conservados siguen el modelo arquitectónico propuesto por Vitrubio, constando de: - Scenae frons (frente escénico), normalmente compuesto de un doble orden de columnas. - Orchestra: semicírculo o un poco más de un semicirculo frente a la escena en el que se sentaban las autoridades, actuaba el coro y se alzaba un altar en honor a Dionisio. - Aditus: Pasillos laterales de entrada a la orchestra. - Cavea: Estructura semicircular en la que, según el rango social, se situaban los espectadores. Se dividía en ima cavea, media cavea y summa cavea, divididos por pasillos horizontales (diazomatas). Se divide en sectores circulares (cunei). - Vomitoria: Entradas abovedadas por las que se accedía a la cávea. - Proscaenium (proscenio): Espacio delante de la escena en el que se desarrollaba la acción dramática. - Porticus post scaenam (Pórtico detrás de la escena): Patio porticado con columnas detrás de la escena. Además, muchos teatros contenian pequeños templos en su estructura.     Los actores gozan de gran fama aunque, como ha ocurrido durante muchos siglos, de un prestigio equívoco. Las compañías teatrales son estables y, a pesar de ello, itinerantes. Se las contrata para eventos concretos y, muy posiblemente, pueden ser comparadas con las de la Francia de Moliere o bien con las compañías que actuaban en ferias y corrales de comedia en la España del Siglo de Oro. Nos hemos detenido al empezar esta breve descripción en los orígenes del teatro romano, desde las procesiones funerarias donde personajes con máscara representan a los antepasados en la pompa circense que, a modo de desfile, precede a los espectáculos. En el fondo, la parodia, como ha sido demostrado, es el elemento esencial del teatro antiguo. La máscara es el factor principal identificativo en las formas tradicionales donde los papeles, incluso los femeninos, son representados por hombres. La rigidez expresiva de la máscara define al personaje que se mueve, además, con una gestificación codificada que el público comprende más allá de que tenga una forma realista. Algo así sucede, por ejemplo, con las representaciones sicilianas de marionetas («pupi») donde una codificación conocida por el público sirve para expresar, con un repertorio muy limitado, todo tipo de sentimientos y estados de ánimo.   Se atiende a los diferentes géneros teatrales, empezando lógicamente por la tragedia y la comedia, pero insistiendo en los que gozaron de una mayor popularidad, es decir, el mimo y el pantomimo. No se dejan tampoco de lado los elementos esenciales de la coreografía, la música y la danza. El ámbito uno se centra en los géneros y los autores dentro de un espacio en el que cobran protagonismo las máscaras. El segundo ámbito se dedica al marco escénico para hacer más comprensible su funcionamiento. En el tercero se intenta plasmar el trasfondo religioso que tuvo el teatro del que se aprovechó la propaganda del culto imperial; los motivos teatrales sirvieron asimismo como temas para la ornamentación de monumentos funerarios. El cuarto ámbito se refiere a las propias representaciones teatrales que nos han llegado sobre los más diversos soportes: mosaico, pintura, vasos cerámicos, lucernas. También se ilustran los acompañamientos escénicos, en especial los instrumentos musicales. Cierra la exposición un quinto espacio centrado en los actos y el público, mostrando los diferentes personajes y, respecto a los espectadores, algunos asientos reservados y las consideradas fichas de entrada a las funciones. El teatro en la época romana iba más allá de lo que podemos esperar de un género literario, para entroncar desde sus más remotos orígenes con la religión, en especial la del dios Dionisio; los elementos iconográficos constituyen un testimonio perenne. Y dentro de la religión, los teatros romanos jugaron un papel esencial para la propaganda dinástica y el culto imperial.. Un apartado que no deja de despertar interés y curiosidad es el dedicado a los montajes y a los decorados, la maquinaria y los trucos escénicos. Un hecho bien documentado es el del uso del telón que, a diferencia de los nuestros, no bajaba, sino que ascendía verticalmente desde una fosa situada delante de la escena. Finalmente, el público. Las clases sociales privilegiadas tenían sus localidades reservadas, debidamente indicadas en lugar preferente. También las corporaciones ocupaban sectores acotados, según sabemos por las inscripciones grabadas en los asientos, como las del teatro de Tarraco. En suma, el objetivo último de El TEATRO ROMANO. LA PUESTA EN ESCENA es presentar el teatro como el reflejo de una sociedad en evolución, tanto en la escena como en el graderío, además de poner de relieve obras, argumentos, técnicas y formas de representación. queremos ver el teatro romano como una creación original, más allá de sus precedentes griegos y de los elementos orientales presentes en los mismos, deberemos fijarnos en los géneros o formas de teatro que más cultivaron los romanos de acuerdo con las preferencias del público al que iban dirigidos. Aparentemente, el teatro romano presenta las mismas características literarias que el griego, y sus formas principales serían también la tragedia y la comedia. La tragedia romana, presente prácticamente desde los orígenes de la literatura latina, es sin duda alguna un derivado secundario de sus modelos griegos. Hay una general coincidencia en que no produjeron en su público el fenómeno catártico que producía entre los atenienses la tragedia griega. Era más bien un producto cultural, y de ahí el hecho de que el propio Julio César hubiera escrito en su juventud tragedias que después mandaría destruir, o bien que se discuta, con razón, si las tragedias de Séneca fueron o no representadas en su totalidad.

De aquí que el teatro fuera objeto en la República romana de una rígida censura en todas sus especialidades. a pesar de que parece haber tenido una gran popularidad que obtuvieron autores como Afranio o Titinio. o bien un viejo avaro. Un fanfarrón que lleva el nombre de Buccus. una especie de comedia costumbrista. concretamente.P appu s ‘el viejo tonto’. de C. aparentemente. en la obra de Menandro. derivado probablemente del griego prosopon. hasta época muy reciente. de siete mil plazas. además. En el mimo y el pantomimo juega un papel preponderante la expresión corporal y también las acciones miméticas. el género más popular y de mayor pervivencia en el mundo romano fue el mimo. y todavía en idea de algunos. de C. en clara alusión a su condición de amalgama o de relleno y el hilo argumental se denomina trica. presenta como característica. La vena satírica quedaba clara y el carácter de crítica social que comportaba. menospreciar a este público romano. Así lo creen. no consiguió el relieve literario. engaños e intrigas amorosas. una de las vías más fértiles de improvisación teatral. No cabe duda de que el valor literario principal fue alcanzado por la fábula palliata. de nombre Cicirrus. sabemos. merece especial mención Séneca. es decir. del 13 a. manto griego) 2) Tragedias: Fabulae praetextae (los actores llevan la toga pretexta) . Esta comedia culta se inspiró fundamentalmente en la comedia nueva griega y. La representación etrusca de los histriones es conocida como farsa. en cambio. Honorio y Teodorico. imitativas. lo siguiente: o Durante algún tiempo. con capacidad para veintisiete mil espectadores. No debemos por tanto. pero no la tragedia. La togata.   LAS OBRAS REPRESENTADAS 1)Obras imitadas del griego con argumento griego: Tragedias y comedias :Fabulae palliatae (los actores llevan el pallium. taimado y deforme. de donde deriva personaje. o bien ejecuciones y torturas reales en escena. Dossenus ‘el jorobado malicioso’. El teatro antiguo. Mimos: parodias de leyendas mitológicas y tomadas de imitación de la vida cotidiana Se debe señalar. que el mismo público que reía a carcajadas las bromas de Plauto y sonreía con las agudezas de Terencio. Cuenta Tito Livio que el teatro nace cuando jóvenes romanos quisieron imitar lo que hacían histriones etruscos. una especie de bocazas. es el Teatro Balbo. al menos.Buc co ‘el comilón y fanfarrón’. dado que escribieron comedias de este tipo Terencio y Plauto. Diocleciano. derivada directamente de los griegos. el mimo y la pantomima. padres celosos. como la comedia. En suma. dos nombres debe retener la historia del teatro: los de Plauto y Terencio. El origen del teatro en Roma. En realidad hubo dos formas de comedia: la fábula palliata. Entre los trágicos. entre otros. algunas obras de Plauto Aulularia (La comedia de la ollita) Menaechmi (Los Mellizos) Captivi (Los cautivos): Miles Gloriosus (El soldado fanfarrón): El famoso teatro de Pompeyo. el hecho de que los papeles femeninos son representados por mujeres. un insulso e inocente enamorado. colombinas. alcahuetas. no obstante.Comedias: Fabulae togatae (los actores llevan la toga) 3)Divertimentos folklóricos y populares.) . y la fábula togata que representa una adaptación a tipos romanos. y el primitivo teatro etrusco y romano no fueron una excepción. La tragedia tuvo en Roma tanta aceptación. estudiosos de la talla de W. por testimonios de escritores romanos de la época. con cuatro personajes inmutables y convencionales:Mac c u s ‘el gordinflón’. una especie de «striptease». de nombre Dossennus. Maccus. casi un juego entre arlequines. Fue restaurado por Domiciano. parece independiente de esta influencia griega. un personaje orgulloso que se presenta incluso con cresta. Beare. también era capaz de llorar en sus asientos ante las desgracias que se representaban en las tragedias. La popularidad de este género llevó a ciertos paroxismos a fin de satisfacer al público. Este género tuvo un cierto éxito entre el público romano y constituye por sí mismo. reacción contra las obras “literarias”: Atelanas: improvisaciones bufonescas e improvisadas. también. mejor suerte. suplantando la personalidad de los personajes políticos más populares de Roma. en latín persona. De los comediógrafos romanos. se ha creído que en Roma tuvo éxito la comedia. La fábula atelana es una especie de comedia del arte con personajes estereotipados de los mismos perfiles.La comedia tuvo. de donde viene intriga. que en etrusco se denomina phersu. Las representaciones satíricas romanas evolucionan desde las primitivas formas etruscas a variantes más autóctonas entre las cuales conviene destacar la fábula atellana que parece derivar de la ciudad de Atella donde tendría su origen. es del 55 a. de C. Plauto (254 a 184 a. al contrario de los demás géneros. de ciento sesenta metros de diámetro. se basa en la existencia de la máscara. tales como la nudatio mimarum.

frente a Terencio que propone un humor más fino. que alaban la elegancia de sus diálogos. buen pasto para un público que sólo buscaba en el teatro el pasatiempo y la diversión. con César. exagerando los contrastes. de C. al 65 d. Su maestro indiscutible es Menandro. a lo largo de la historia del teatro. razón por la que Terencio no pudo atraerse el favor del gran público romano y sólo llegó a convencer a cultos lectores que buscaban en su obra la elegancia del decir y las posibilidades interpretativas de sus personajes. Séneca (4 a. en ocasiones. de C. pese a sus personajes igualmente tipificados y. Sus dos obras más valiosas proceden del comediógrafo griego: Ha sido inevitable.Se sabe de Plauto que escribió unas ciento treinta comedias. Entre los textos más apreciados desde el punto de vista de su estructura dramática destacaríamos Anfitrión y Los Menecmos. la comparación entre estos dos comediógrafos.) Dieciocho años distan de la muerte de Plauto a la primera representación de Terencio. En ella. Durante estos años. Entre sus exigentes lectores contó con Cicerón y Quintiliano. que lo prefiere abiertamente a Plauto. tradujo y refundió a Menandro. más intelectual. de C. Terencio (190-159 a. fuertemente caricaturizados. el teatro romano debió reponer a Plauto y a sus imitadores. De éstas sólo se han conservado veintiuna. se nos dice que Plauto representa la comicidad fácil. Al igual que Plauto. Seis obras nos quedan de Terencio. que ve en él un modelo de estilo y con Horacio.) . más ricos y complicados psicológicamente que los de Plauto.

C. Eunuchos o El eunuco. Las fenicias. Construidos inicialmente en madera. Lucio Anneo Cornuto.. si bien introdujeron ciertos elementos distintivos. Hecyra o la suegra. Medea de Materno. y los espectáculos se presentaban sobre una plataforma. son: Medea de Lucano. Phornio o Formión y Adelphi o Los hermanos. A diferencia de sus modelos helénicos. manto tipico de los griegos *Comedia romana: Fabula togata. Edipo. El graderío (cávea) se divide en 3 partes: Ima. los arquitectos romanos redujeron la orquestra a un semicírculo. sólo en el año 52 a. para quien le interese en particular el teatro romano. Pacuvio y Accio. Tiestes. levantada delante de la antigua skene que constituye el origen de los modernos escenarios. Con objeto de mejorar la acústica. Las troyanas. erigió en Roma el primero en piedra. Pompeyo. *Comedia griega: Fabula palliata: Por el pallium. Otros trágicos romanos.. su ombre viee de la vestidura blaca con banda usada en roma por los senadores. Tedra. el pulpitum. por la toga simple que vestian los ciudadanos de roma. se levantaban sobre el suelo plano y poseían varias plantas erigidas en mampostería. Agamenón. por más que siga tomando sus fábulas de la mitología o de las mismas tragedias griegas. que servía de fondo de escenario.Séneca encarna de pleno derecho la tragedia romana. Se diferencian cuatro tipos o subgéneros: *tragedia griega: Fabula (graeca) o fabula cothurnata se hacia alusion a los coturnos *tragedia romana: Fabula praetexta. ubicándose la . Han llegado a nosotros seis comedias de Terencio: Andria o la mujer de Andros. Medea. Heautontimorúmenos o El atormentado de sí mismo. Los teatros romanos heredaron los rasgos fundamentales de los griegos. media y suma . La frons scaenae era una fachada monumental de varios pisos. Conservamos ocho de sus tragedias y fragmentos di una novena: Hércules furioso.

quedando asentados en la superior las mujeres y los esclavos y en la media el pueblo llano. ya que éstos tomaron el teatro como una manera de divertirse o entretenerse. . Roma optó también por la comedia.primera en la zona inferior donde se sentaban los senadores y la clase dirigente. El conjunto podía cubrirse con un velum.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful