P. 1
MAS ALLA DE MENTE Y CONDUCTA José Del Grosso

MAS ALLA DE MENTE Y CONDUCTA José Del Grosso

|Views: 18.235|Likes:
Publicado porblanca1958

More info:

Published by: blanca1958 on Aug 07, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/20/2013

pdf

text

original

Como un intento de depurar el conductismo watsoniano, y siguiendo los
principios cognitivos del paradigma cartesiano-newtoniano, durante los años 30
nació en neoconductismo, cuyo desarrollo estuvo muy ligado al positivismo
lógico.

141

Siguiendo los principios esenciales del positivismo lógico, los neoconductistas
insistieron en la definición operacional de las variables y constructos,
asimilaron una metodología operacional y experimental y desarrollaron un
esquema teórico basado en el lenguaje asociacionista, estímulos y respuestas,
lenguaje que es el referente para analizar el hecho psicológico.
Los neoconductistas consideraron la Psicología como una ciencia natural cuyo
objeto de estudio es la conducta y su método la experimentación. A excepción
del conductismo social, la mayoría de los neoconductistas mantuvieron una
concepción determinista-mecanicista del Hombre, enfatizaron en la
investigación animal en laboratorios, cuyos resultados consideraron extensibles
al Hombre, y destacaron la importancia de los procesos del aprendizaje.
Entre los rasgos más notables del neoconductismo está el haber establecido
que la validez de las teorías científicas debía ser estimada en función del éxito
de sus predicciones observables; y el haber admitido términos netamente
teóricos en la ciencia siempre y cuando los mismos fueran definidos en función
de alguna manifestación observable. Estos términos teóricos recibieron la
denominación de definiciones operacionales y fueron introducidos en la
Psicología durante la década de los años 30 por el psicofísico S. Stevens, quien
presentó esta modalidad como una manera de zanjar todas las disputas
científicas (Leahey, 1982).

B. F. Skinner

Skinner fue el representante más destacado del neoconductismo llamado
radical, tanto por su enfoque basado estrictamente en lo observable como por
su rechazo en principio al uso de elementos internos para explicar la conducta.
Fue, al igual que Watson, uno de los herederos más evidentes de los principios
cognitivos del paradigma cartesiano-newtoniano y planteó de manera
semejante a éste, que el ambiente controla la conducta, de manera que la tarea
del psicólogo es esforzarse por predecir y controlar la conducta individual a
partir de ciertas condiciones ambientales conocidas. Rechazó en parte la
Filosofía tradicional acerca de la naturaleza Humana y afirmó que debía ser
«reemplazada por una Psicología científica desarrollada a partir de la teoría
evolucionista neodarwinista que busca fuera de los Seres Humanos la causa de
su conducta» (Leahey, 1982, p. 436).
Compartió plenamente la concepción mecanicista del positivismo lógico y
llevó a cabo una gran cantidad de experimentos con ratas, palomas, perros,
monos, niños, y hasta psicóticos, afirmando durante la primera etapa de su
carrera la inexistencia de diferencias entre el comportamiento humano y los
animales, idea de la cual se retractó hacia finales de su vida.
Skinner mostró durante mucho tiempo desconfianza ante las teorías, los
medios empleados para establecer las regularidades del comportamiento y la
manera de analizar los datos. Supuso que el dato básico de la Psicología es la
probabilidad de la respuesta, que los determinantes de la conducta no se hallan
en el interior del organismo sino en el ambiente y la historia individual del

142

reforzamiento, razón por la cual estableció que los estudios cuantitativos
basados en promedios son inadecuados para predecir y controlar la conducta.
Skinner partió de la premisa de que la ciencia no es un conjunto de meras
descripciones de acontecimientos tal como ocurren, sino un intento de descubrir
un orden, de mostrar que unos hechos tienen unas relaciones válidas con otros,
siendo su finalidad la predicción y el control:

“Si hemos de utilizar los métodos científicos en el campo de los asuntos humanos,
hemos de suponer que la conducta está determinada y regida por leyes. Hemos de
esperar descubrir que lo que el hombre hace es el resultado de unas condiciones
específicas, y que una vez descubiertas éstas, podemos anticipar y, hasta cierto
punto, determinar sus acciones” (Skinner, 1981, p. 38).

Influido por los principios del positivismo lógico, Skinner asumió que la
función de la Psicología es investigar las relaciones existentes entre variables
observables, actividad que debe realizarse en el marco de las ciencias naturales,
por medio de un análisis causal que describa las variables independientes o
variables que influyen sobre la conducta en términos físicos, y acorde con un
operacionalismo estricto. Declaró, como método para estudiar la conducta, el
método experimental al estilo galineano, esto es, aislar en el laboratorio el
fenómeno que deseamos estudiar, simplificando los problemas mediante la
eliminación de ciertos factores que “no interesan” y manteniendo ciertas
condiciones bajo control. Estos factores que “no interesan” son, desde luego, los
factores subjetivos o internos de los individuos, los cuales no son observables.
Skinner no le concedió importancia alguna a los eventos mentales o psíquicos,
ya que según su punto de vista no eran susceptibles de ser incluidos en una
Psicología objetiva. Entre estos eventos psíquicos están las emociones, las
cuales, en su opinión, constituyen un ejemplo excelente «de las causas
imaginarias que comúnmente atribuimos a la conducta» (Skinner, 1981, p. 189).
Skinner consideraba el análisis experimental como un paso necesario en el
desarrollo de cualquier ciencia, de modo que aceptó el atomismo, pues a través
del análisis experimental pretendía desglosar cualquier conducta compleja en
unidades más simples, cada una de las cuales podía estudiarse o enseñarse por
separado (Leahey, 1982). Toda respuesta debe ser estudiada en sus elementos
integrantes y, entre ellos, el énfasis debe recaer en el refuerzo, es decir, en las
consecuencias inmediatas a la respuesta.
El enfoque de Skinner es denominado condicionamiento operante. Distingue
desde un principio dos tipos de conductas: conductas respondientes, que son
aquellas que produce el organismo de forma prácticamente automática ante un
estímulo concreto, y conductas operantes, que son aquellas que emite el
organismo sin que aparentemente exista un estímulo identificable (Boring,
1980). Una operante es «un tipo de respuesta que surge espontáneamente en
ausencia de cualquier estimulación con la que pueda ser específicamente
correlacionada» (Skinner, 1981, p. 20).
En el modelo pavloviano, la conducta queda limitada a las reacciones del
sistema nervioso autónomo, es decir, a las contracciones de los músculos lisos y

143

secreciones glandulares, mientras que en el modelo operante la conducta es
relacionada con el sistema nervioso central y los músculos estriados, que son
responsables del movimiento esquelético. Para Skinner, la conducta no es un
proceso asociativo en el que un estímulo se conecta o asocia con una respuesta.
Lo importante son las consecuencias del comportamiento sobre el medio. De allí
que el principio central de su teoría sea el reforzamiento. Sobre la base de este
concepto explica el aprendizaje en términos de la probabilidad de ocurrencia
futura de una conducta.
Para Skinner, el objeto de estudio de la Psicología es la conducta observable,
por la cual entendía movimiento en el espacio, tema difícil de estudiar en su
opinión, pues reconocía que se trata de un proceso y no de una cosa retenible
para ser observada. En forma amplia dijo que la conducta «es cambiante, fluida,
se disipa, y por esta razón exige del científico grandes dosis de inventiva y
energía» (Skinner, 1981, p. 45). En su intento por resolver el problema del
estudio de la conducta, propuso referirse solamente a sus aspectos mecánicos y
regulares a los que llamó aspectos uniformes de la conducta, y entre los cuales
figuran los hábitos y las costumbres.
De los principios de la Física cuántica reconoció que el científico, al estudiar la
conducta o analizarla, puede afectarla, por lo que debe tener en cuenta este
hecho. «Pero la conducta puede ser también observada con un mínimo de
interacción entre el sujeto y el científico y esto es, naturalmente, lo que se trata
en lo posible de conseguir» (Skinner, 1981, p. 51) con lo cual creyó haber
resuelto el problema, pero no es así, pues ello es falso cuando se trata de
investigar el comportamiento Humano.

Teoría social cognitiva: Albert Bandura

Otro enfoque neoconductista es el conductismo social, entre cuyas figuras más
destacadas encontramos a Albert Bandura. Bandura enfatiza la relación entre
los factores ambientales controladores, los factores individuales y la capacidad
de los Seres Humanos para representarse simbólicamente sus acciones, y de
este modo poder anticiparse a las consecuencias (Bandura, 1987). En este
sentido, se trata de una concepción de la naturaleza Humana distinta a la
tradicional del marco conductista, pues según su visión el Hombre no es un ser
simplemente reactivo, sino que participa en el rumbo de sus acciones.
Bandura calificó su enfoque como socio-comportamental. Sus explicaciones se
basan en un esfuerzo por integrar las investigaciones de campos como la
Psicología infantil, la Psicología social, la Psicología experimental tradicional,
los datos provenientes de ciencias como la Sociología y la Antropología, y de
diversas fuentes clínicas y psiquiátricas (Bandura y Walters, 1974).
Bandura criticó la posición de Skinner, quien exponía que la conducta es
adquirida por aproximaciones sucesivas mediante el refuerzo positivo de
«aquellos elementos de las respuestas relevantes que se parecen a la forma final
de la conducta que se desea producir, mientras que se dejan de recompensar las
respuestas que se parecen poco o nada a esta conducta» (Bandura y Walters,

144

1974, p. 17). En su concepción, introdujo ideas como la importancia que tiene
para los individuos la auto-eficacia en contraposición a la idea de saber utilizar
procedimientos eficaces y la posibilidad de ejercer cierto grado de control sobre
sus vidas. La idea de la auto-eficacia se convirtió dentro de su teoría a partir de
1977 en el principal mediador cognitivo y motivacional que explica la conducta
del Hombre (Bandura, 1987).
Para Bandura, muchas de las conductas sociales no llegan a adquirirse por un
proceso de modelamiento operante, especialmente en aquellos casos en que
éstas carecen de un estímulo seguro que las genere. Debido a ello, entre otras
cosas, propuso al inicio de sus investigaciones que el hecho esencial del
aprendizaje es la imitación. Durante los años 60 y mediados de los 70, Bandura
argumentaba que la fuente primordial de adquisición de la conducta es la
observación de las acciones de un modelo que es reforzado o castigado, pues de
otro modo, el aprendizaje sería un proceso muy largo y tedioso: «el modo de
adquirir más rápidamente las pautas sociales de conducta es mediante la
influencia combinada de los modelos y del refuerzo diferenciado» (Bandura y
Walters, 1974, p. 18).
Bandura inició sus investigaciones de corte experimental durante los años 60,
con una postura muy próxima al conductismo tradicional, distinguiendo su
teoría con el nombre de Teoría del aprendizaje social, la cual rebautizó
posteriormente en 1985 con el nombre de Teoría social cognitiva. La razón de
este cambio se debió, por una parte, a que en su teoría se ocupó de aspectos
psicológicos como la motivación y la autorregulación, por otra, a que
usualmente, los investigadores entienden por aprendizaje el modo
condicionado de adquirir respuestas, mientras que Bandura entiende el
aprendizaje como la adquisición de conocimiento a través de los procesos
cognoscitivos de la información; y por otra, porque que en su teoría reconoce el
origen social de muchos pensamientos y acciones humanas.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->