Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 1 de 200 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

REPUBLICA DE HONDURAS SECRETARIA DE SALUD DEPARTAMENTO DE LABORATORIO NACIONAL DE VIGILANCIA DE LA SALUD

MANUAL DE BIOSEGURIDAD PARA LABORATORIOS CLÍNICOS

Honduras, C.A. Tegucigalpa, M.D.C. Primera Edición / Octubre del 2009

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 2 de 200 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

TITULO: Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos. AUTORES: DRA. HILDA CAROLINA MEMBREÑO, MQC. DRA. MIRLA IVONNE ROSA R. MQC. IMPRESO: Papelería e Imprenta Honduras PRIMERA EDICION: OCTUBRE DEL 2009 TIRAJE: 350 ejemplares

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 3 de 200 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

AUTORIDADES DE LA SECRETARIA DE SALUD
DR. MARIO LUIS NOE VILLAFRANCA SECRETARIO DE ESTADO EN EL DESPACHO DE SALUD DR. RICARDO OCHOA ALCANTARA SUB SECRETARIA DE REDES DE SERVICIO DR. MARCO ANTONIO PINEL DIRECTOR GENERAL DE VIGILANCIA DE LA SALUD

DRA. MARIA LUISA MATUTE G. JEFE DEL DEPARTAMENTO DE LABORATORIO NACIONAL DE VIGILANCIA DE LA SALUD

ELABORADO POR:
DRA. HILDA CAROLINA MEMBREÑO, MQC. JEFE DEL LABORATORIO NACIONAL DE TUBERCULOSIS / LABORATORIO NACIONAL DE VIGILANCIA DE LA SALUD DRA. MIRLA IVONNE ROSA R. MQC. ASISTENTE DE LA JEFATURA DEL DEPARTAMENTO DE LABORATORIO NACIONAL DE VIGILANCIA DE LA SALUD REVISADO POR: DR. JEAN MARC GABASTOU ASESOR PARA LABORATORIOS, OPS WASHINGTON APROBADO POR: DRA. MARIA LUISA MATUTE GUZMAN JEFE DEL DEPARTAMENTO DE LABORATORIO NACIONAL DE VIGILANCIA DE LA SALUD

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página:  de 200 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 5 de 200 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

REVISION TECNICA
El 15 y 16 de Julio del 2009 se realizo una reunión para la Validación del Manual. Reconocemos y agradecemos la participación y aportes del personal de salud, que se listan a continuación.

DEPARTAMENTO DE LABORATORIO NACIONAL DE VIGILANCIA DE LA SALUD

1. Dra. Adela Elizabeth Santos, Laboratorio Nacional de Citología. 2. Dra. Dina Jeaneth Castro, Jefe del Laboratorio Nacional de Virológia 3. Dr. Engels I. Banegas, Microbiólogo del Laboratorio Nacional de Malaria. . Dra. Lucy Ordoñez, Microbióloga del Laboratorio Nacional de Chagas y Leishmania 5. Dra. Maria del Carmen Morales, Jefe del Laboratorio Nacional de Bacteriología. 6. Dra. Nancy Y. Vides, Microbióloga del Laboratorio Nacional de ITS. 7. Dra. Nery Almendarez, Microbióloga Laboratorio Nacional de Tuberculosis. 8. Dra. Rita Isabel Meza, Jefe del Laboratorio Nacional de VIH/ SIDA. 9. Dra. Roxana Elizabeth Castillo, Microbióloga del Laboratorio Nacional de Bacteriología. 10. Dra. Sonia Ivonne Pavón, Jefe del Laboratorio Nacional de Formación de Recursos Humanos. 11. Dra. Suyapa Mendoza M. Jefe del Laboratorio Nacional de ITS.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 6 de 200 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 7 de 200 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

REGIONES DEPARTAMENTALES DE SALUD

1. Dra. Dilcia Doris Mata, Microbióloga Departamental, Región Sanitaria N° 17 Valle 2. Dra. Isabel Cwu Flores, Microbióloga Departamental Region Sanitaria N° 19, Metropolitana de Tegucigalpa. M.D.C. 3. Dra. Maria Elena Matta, Jefe del Laboratorio del Hospital General San Felipe. . Dra. Martha Alemán, Jefe del Laboratorio CESAMO San Benito, Región Sanitaria N° 19, Metropolitana, Tegucigalpa 5. Dra. Olga Lidia García O. Microbióloga Departamental, Región Sanitaria N° 15, Olancho. 6. Dra. Virginia O. Rostran Castro, Microbióloga Departamental Región Sanitaria N° 20, Metropolitana de San Pedro Sula.

RECONOCIMIENTOS
Se reconoce y agradece el apoyo técnico y financiero a la ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD (OPS). Además de las gestiones realizadas por el DEPARTAMENTO DE ITS/VIH/SIDA, SECRETARIA DE SALUD, al igual que el financiamiento de la agencia, UNITED STATES AGENCY INTERNATIONAL DEVELOPMENT, DEL PUEBLO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA (USAID), a través del proyecto “INVIRTIENDO EN LA GENTE: UN PUEBLO SALUDABLE Y CON MEJOR EDUCACIÓN”.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 1 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

INDICE
CAPITULO I 1. Introducción 2. Objeto 3. Propósito 4. Responsabilidades CAPITULO II LINEAMIENTOS GENERALES 1. Base Legal 2. Bioseguridad 2.1 Principios de Bioseguridad 3. Responsables de la Bioseguridad A. El Responsable de la Bioseguridad B. Comité de Bioseguridad 4. Bioprotección A. Programa de Bioprotección B. Comité de Bioprotección 5. Capacitación 6. Planes de Emergencia y Contingencia A. Planes de Emergencia B. Planes de Contingencia CAPITULO III PROCEDIMIENTOS GENERALES 1. Implementación de la Bioseguridad - Contención A. Practicas y Técnicas de Laboratorio B. Equipos de Seguridad (Barreras Primarias) l Cabinas de Seguridad Biológica (CSB) l Localización C. Derrames en Cabinas de Seguridad Biológica D. Diseño y Construcción de Instalaciones (Barreras Secundarias) 2. Clasificación de Agentes Infecciosos l Grupo 1 l Grupo 2 l Grupo 3 l Grupo 4

Pág.

5 6 6 6

7 9 13 13 16 16 17 17 17 18 19 19 19 20

21 23 23 23 23 33 34 37 37 37 37 37 37

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 2 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

3.

4. 5. 6.

7. 8.

9. 10. 11.

12.

13. 14. 15. 16. 17. 18. 19.

Niveles de Bioseguridad l Nivel de Bioseguridad 1 l Nivel de Bioseguridad 2 l Nivel de Bioseguridad 3 l Nivel de Bioseguridad 4 Practicas Operativas Seguras y Cuidados Personales Equipo de Protección Personal y Colectivo Uso de Guantes A. En qué Casos Usar Guantes B. Forma Correcta de Colocarse y Quitarse los Guantes C. Recomendaciones D. Tipos de Guantes Mascarillas Respirador A. Instrucciones para Colocarse el Respirador B. Instrucciones para Quitarse el Respirador C. Uso Correcto de Respiradores D. Consideraciones E. Usos, Limitaciones y Advertencias Lentes Protectores (gafas) y Caretas Gabachas o Batas l Recomendaciones Uso de Equipo de Protección Personal (EPP), en la Recolección de la Muestra de Vías Respiratorias A. Secuencia para ponerse el Equipo de Protección Personal (EPP) B. Secuencia para quitarse el Equipo de Protección Personal (EPP) Lavado de Manos A. Cuando Lavarse las Manos B. Pasos para Lavarse las Manos C. Lavado de Manos con Gel de Alcohol D. Pasos en el Caso de Ruptura de Guantes y Contaminación de Manos Uso Correcto del Equipo y Materiales Cuidados para el Uso de Autoclave, Refrigeradores y Congeladores Producción de Aerosoles Toma de Muestras Recepción y Envío de Muestras A. Envío y Transporte de Muestras a Nivel Local y Nacional Manejo y Almacenamiento de Productos Químicos Limpieza del Laboratorio

38 38 38 38 39 41 58 59 59 60 62 63 65 66 68 69 70 70 71 72 72 73 74 74 76 77 77 78 81 81 82 84 85 86 88 89 93 96

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 3 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

A. B. C. D.

20.

21.

22. 23.

24.

Limpieza de los Ambientes de Laboratorio Limpieza de Pisos, Techos y Paredes Limpieza y Desinfección de Mesas de Trabajo Descontaminación de Pisos y Mesas de Trabajo con Materiales Biológicos como Sangre y Secreciones E. Limpieza de Cristalería y Otro Material F. Lavado de Material G. Control de Insectos y Roedores H. Limpieza de Bioterios I. El Personal de Laboratorio está Encargado J. Reglas de Seguridad para el Personal de Laboratorio K. Reglas de Seguridad para el Personal de Aseo y Limpieza Desinfección del Laboratorio l Tipos de Desinfectantes l Mecanismos de Acción de los Desinfectantes l Desinfectantes más Usados Causas de Accidentes A. Los Accidentes más Frecuentes en los Ambientes de Laboratorio B. Procedimientos Generales C. Accidentes Cortopunzantes D. Accidentes por Materiales Biológicos E. Medidas en Caso de Emisión de Aerosoles Infecciosos F. Derrame de Sustancias Químicas Sobre el Cuerpo G. Ruptura o Derramamiento de Muestras Biológicas y Cultivos H. Ruptura de Tubos en Centrifugas I. Ruptura de Tubos dentro de Centrifugas con Cesto de Cierre Hermético J. Salpicaduras en los Ojos K. Derrame y Neutralización de Sustancias Químicas Control de Derrames l Procedimiento para Controlar un Derrame Biológico o Químico Esterilización del Material A. Esterilización por Procedimientos que Liberan Calor B. Esterilización por Radiaciones C. Esterilización por la Acción de Agentes Químicos Descontaminación y Descarte de Desechos A. Tipos de Desechos B. Categorías C. Descarte de Desechos

97 97 98 98 99 99 101 102 102 103 103 104 105 106 106 108 108 108 109 109 109 109 110 110 111 111 111 112 113 114 114 115 115 116 116 118 120

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 4 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

CAPITULO IV GLOSARIO Y SIGLAS CAPITULO V ANEXOS 1. Factores que Influyen en la Violación de la Bioseguridad 2. Clasificación de Agentes Infecciosos por Grupo de Riesgo 3. Preparación de Cloro para usar como Desinfectante de Laboratorio 4. Uso del Hipoclorito de Sodio 5. Botiquín Básico de Primeros Auxilios para el Laboratorio 6. Esquema Nacional de Vacunación 7. Lavado de Manos 8. Termos KST 9. Reglamentación Relativa al Transporte de Sustancias Infecciosas, OMS, 2009–2010. 10. Almacenamiento de Sustancias Químicas 11. Principales Símbolos Internacionales Asociados al Riesgo de Productos Químicos 12. Primeros Auxilios en Caso de Accidentes 13. Kit Básico para Derrames Biológicos 14. Derrames 15. Registro de Accidente o Incidentes 16. Flujograma de Tratamiento de Desechos 17. Construcción de un Incinerador

125

133 135 136 138 140 141 143 144 145 146 176 177 180 183 184 185 186 187

BIBLIOGRAFÍA LISTA DE TABLAS Tabla 1. Resumen Cabinas de Seguridad Biológicas Tabla 2. Rutinas de Mantenimiento más Comunes de las Cabinas de Seguridad Biológica Tabla 3. Relación Entre los Niveles de Bioseguridad, Nivel de Riesgo de los Agentes Infecciosos, Practicas y el Equipo Tabla 4. Procesos de Desinfección de Materiales Reutilizables y Contaminados con Material Biológico Tabla 5. Categorías del Material Contaminado y su Forma de Descontaminación

189

32 36 40 117 119

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 5 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

I. INTRODUCCIÓN

L

os laboratorios conforman ambientes de trabajo especiales, que pueden presentar riesgos químicos, físicos o biológicos. Por lo que debe considerarse indispensable el cumplimiento de las Normas de Bioseguridad. Para ello es necesario establecer e implementar procedimientos estándares generales y particulares para cada laboratorio, disponer de equipo de bioseguridad y establecer el diseño de instalaciones de laboratorio que den suficientes garantías para realizar un trabajo seguro y con la calidad requerida. La Bioseguridad comprende medidas que contemplan desde la recepción de pacientes y de las muestras, hasta la conclusión del proceso de análisis y la eliminación de desechos; con el objetivo de reducir los riesgos tanto para el personal, como para la comunidad y el medio ambiente. En Bioseguridad, las palabras claves son EDUCACION, PARTICIPACIÓN y ACTITUD, ello señala que todos los trabajadores de un laboratorio deben estar involucrados en las actividades de Bioseguridad; con el fin de obtener un ambiente de trabajo seguro y ordenado, con las ventajas adicionales de: mejorar la producción, reducir los costos, brindar mayor confianza del empleado en la organización en la cual se desempeña. La Bioseguridad se debe entender como una doctrina de comportamiento encaminada a lograr actitudes y conductas que disminuyan el riesgo del personal del laboratorio durante el desempeño de sus actividades, así como de todas aquellas otras personas que de alguna manera entren en contacto con el ambiente de laboratorio. En este Manual se detalla los lineamientos y procedimientos generales, así como las medidas de emergencia en caso de accidente. En los anexos se encuentra información relacionada con microorganismos, desinfectantes, reactivos químicos. Este documento fue elaborado por un grupo de profesionales de Laboratorio, basándose en la experiencia práctica y en publicaciones hechas por expertos en el ramo, con el compromiso de divulgarlo y que sea aplicado en la Red Nacional de Laboratorios. El Comité de Bioseguridad del Laboratorio Nacional de Vigilancia, deberá revisar el contenido del presente manual cada dos años, para establecer las modificaciones y actualizaciones pertinentes en concordancia con los avances que la ciencia y la tecnología dictan continuamente. Esta actividad se realizara a través de reuniones de trabajo con los niveles locales e intermedios.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 6 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

OBJETO: Este Manual establece los lineamientos y procedimientos de bioseguridad para los laboratorios clínicos de la Red Nacional. PROPOSITO: Las medidas de bioseguridad contempladas en este Manual son de aplicación y cumplimiento obligatorio para el personal de todos los laboratorios clínicos que conforman la Red Nacional de la Secretaría de Salud. RESPONSABILIDADES: El Laboratorio Nacional de Vigilancia, a través del Comité Nacional de Bioseguridad como Unidad Ejecutora, es el responsable de supervisar el cumplimiento obligatorio del presente documento, así como su actualización periódica. Se formarán Comités de Bioseguridad para su posterior aplicación y cumplimiento en las redes departamentales en sus diversos niveles de atención y complejidad.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 7 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

II

LINEAMIENTOS GENERALES

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 8 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 9 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

1. BASE LEGAL
„ CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA DE HONDURAS Decreto N° 131 del 11 de enero de 1982, publicado en La Gaceta N° 23,612 del 20 de enero de 1982 Capítulo VII De la Salud Artículo 145 a 150 „ CODIGO DE SALUD Decreto N° 65-91, publicado en La Gaceta N° 25,509 del 6 de agosto de 1991 Título Preliminar. Capítulo I Disposiciones Generales Artículo 1 y Artículo 3. Libro I Título Único y de los derechos y deberes relativos a la salud familiar y colectiva y al medio ambiente. Artículo 8 y Artículo 14 Titulo III De la Salud Ocupacional Artículo 101 a 118. „ CODIGO DEL TRABAJO Decreto N° 189 del 19 de mayo de 1959 Título V PROTECCION A LOS TRABAJADORES DURANTE EL EJERCICIO DEL TRABAJO Capítulo I: HIGIENE Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO Artículo 391 a 400 Capítulo II: RIESGOS PROFESIONALES SECCION I Disposiciones Generales Artículo 401 a Artículo 412: SECCION II Responsabilidad en materia de riesgos profesionales Artículo 413 a Artículo 416: SECCION III Indemnizaciones y conmutaciones Artículo 417 a Artículo 459.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 10 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

„ DECRETO NÚMERO 463, 11 de mayo de 1977 EL JEFE DE ESTADO EN CONSEJO DE MINISTROS, CONSIDERANDO: Que es necesario actualizar la tabla de enfermedades profesionales enunciada en el Artículo 455 del Código del Trabajo, según las enfermedades previstas en el Artículo 2 del convenio Número 42. „ REGLAMENTO GENERAL DE MEDIDAS PREVENTIVAS DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES Acuerdo Ejecutivo N° STSS-001-02, del 7 de enero de 2002 CAPITULO XXV NORMAS GENERALES RELATIVAS A LOS AGENTES BIOLOGICOS EN LOS AMBIENTES DE TRABAJO Artículo 367 a Artículo 371 „ LEY DEL SEGURO SOCIAL Decreto N° 140, publicado en La Gaceta N° 16,819 del viernes 3 de julio de 1959 Capítulo III: De las prestaciones Sección III: Riesgos Profesionales Artículo 42 a Artículo 46. „ REGLAMENTO GENERAL DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL Acuerdo N° 003-JD-2005, publicado en La Gaceta N° 30,735 del 29 junio de 2005 Capítulo III De los Riesgos Profesionales Sección I De los Riesgos Profesionales Artículo 76 a Artículo 81 Sección II De la Comisión Técnica de Riesgos Profesionales Artículo 82 a Artículo 83 Sección III De la Administración de Riesgos Profesionales Artículo 84 a Artículo 87 „ LEY ESPECIAL SOBRE VIH/SIDA Decreto N° 147-99, publicada en La Gaceta N° 29,020 del 13 de noviembre de 1999 Título V.- Prevención, Tratamiento y Normas de Bioseguridad.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 11 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Capítulo II.- De las normas de Bioseguridad Artículos 41 al 46 „ REGLAMENTO DE LA LEY ESPECIAL SOBRE VIH/SIDA Acuerdo N° 0009 publicado en La Gaceta N° 30,145 del viernes 25 de julio de 2003 Título V.- Prevención, Tratamiento y Normas de Bioseguridad. Capítulo II.- De las normas de Bioseguridad. Artículos 28 al 43 „ NORMA TECNICA PARA EL MANEJO DE LA SANGRE Y LOS COMPONENTES SANGUINEOS Acuerdo N° 629, publicado en La Gaceta N° 29,078 del sábado 22 de enero de 2000 Capítulo IV.- Disposiciones Generales Artículo 7.- Serán las siguientes: Inciso e) Las instituciones involucradas en el manejo de la sangre, establecerán medidas de bioseguridad, siguiendo las normas mínimas establecidas en el Manual de Bioseguridad de la Secretaría de Salud. „ LEY GENERAL DEL AMBIENTE Decreto N° 104-93, reformas 134-99 y 194-2002 Título VI, Elementos Ambientales distintos a los Recursos Naturales, Capítulo I, Residuos Sólidos y Orgánicos Artículos 66 y 67 „ REGLAMENTO PARA EL MANEJO DE LOS DESECHOS PELIGROSOS GENERADOS EN LOS ESTABLECIMIENTOS DE SALUD: Acuerdo Presidencial N° 07 del 12 de marzo de 2008, publicado en La Gaceta N° 31655 del 10 de julio del 2008. . „ LEY DEL ESTATUTO DEL MICROBIOLOGO Y QUIMICO CLINICO EN HONDURAS Decreto N° 178-97, publicado en La Gaceta N° 28,426 del sábado 29 de noviembre de 1997 Capítulo X.- de los Descansos, Vacaciones y Permisos

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 12 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Artículo 32.- El profesional que esta habitualmente expuesto en sus labores a los efectos nocivos de agentes tales como sustancias radioactivas, cancerígenas, vapores letales, radiaciones ionizantes y otros riesgos debidamente calificados, tendrán derecho a doce (12) días laborables anuales de descanso especial, los cuales se tomarán seis (6) meses después de las vacaciones ordinarias. Este descanso especial no será acumulativo y deberá tomarse obligatoriamente una vez al año. „ ACUERDOS SOBRE VACACIONES PROFILACTICAS „ Acuerdo Ejecutivo N° 010-2004 del 12 de abril de 2004 A partir de esta fecha, la Secretaría de Salud concederá vacaciones profilácticas de doce días hábiles a las Auxiliares de Enfermería I y II y a los Citotecnólogos, bajo compromiso que esto no producirá afecto presupuestario ni afectará la cobertura de servicios. En lo referente a los Técnicos de Laboratorio, el término de goce de vacaciones profilácticas se ajustará al número de días establecidos para los anteriormente señalados en este acápite. „ Oficio Circular N° 027- SGRH-08 del 12 de junio de 2008 Acuerdo de Negociación Laboral del 30 de abril de 2008: ampliación de las vacaciones profilácticas en tres días adicionales para los empleados que ya están gozando de este beneficio. „ Acuerdo de Negociación Laboral del ocho de marzo de 2009 1. Se determina incrementar en tres (3) días adicionales, las vacaciones profilácticas a lo establecido actualmente. 2. Se reconoce una compensación por riesgo laboral en el Sector Salud, la cual tendrá un valor de L 3,000.00 (tres mil lempiras) anuales, pagaderos en el mes de Septiembre a todos los trabajadores y trabajadoras del Sector de Salud Pública, cuya finalidad es reconocer los potenciales riesgos a que se encuentran expuestos por las condiciones inherentes a su labor. Establecido a nivel nacional a través del Oficio No 616-09- SSRDS del 29 de Mayo del 2009, firmado por la Dra. Nerza Paz de Rodríguez, Subsecretaria de Redes de Servicio.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 13 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

2. BIOSEGURIDAD
La Bioseguridad es el conjunto de medidas preventivas orientadas a proteger la salud e integridad física del personal que trabaja en los laboratorios, a los pacientes y al medio ambiente. Para tal fin se requiere un conjunto de medidas mínimas a ser adoptadas para reducir o eliminar los riesgos, los que pueden ser producidos por agentes biológicos, físicos, químicos y mecánicos. La Bioseguridad se desarrolla en conjunto con el personal que debe cumplir las normas, las autoridades que deben hacerlas cumplir y la dirección del laboratorio que debe proporcionar los medios para su cumplimiento. Debe existir un responsable de la Bioseguridad en cada laboratorio, quien deberá controlar la capacitación de todas las personas que trabajen o ingresen a los mismos y monitorear el cumplimiento de lo establecido en las normas vigentes.

2.1. PRINCIPIOS DE BIOSEGURIDAD a) UNIVERSALIDAD Las medidas de Bioseguridad deben involucrar a todos los departamentos de un laboratorio. Todo el personal, pacientes y visitantes deben cumplir de rutina con las normas establecidas para prevenir accidentes. b) USO DE BARRERAS Con el objeto de evitar la exposición directa a todo tipo de muestras orgánicas potencialmente contaminantes, se utilizan materiales o barreras adecuadas que evitan el contacto con las mismas, reduciendo los accidentes. c) MEDIOS DE ELIMINACION DEL MATERIAL CONTAMINADO Es el conjunto de dispositivos y procedimientos que se aplican a los materiales utilizados en la atención de pacientes, recolección, análisis y eliminación de muestras biológicas sin riesgos para los operadores y la comunidad.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 14 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

d) EVALUACION DE RIESGOS Proceso de análisis de la probabilidad de que ocurran daños, heridas o infecciones en el laboratorio. La evaluación de los riesgos debe ser efectuada por el personal de laboratorio responsable de la bioseguridad. Una vez identificado, el nivel de riesgo debe ser reevaluado, revisado permanentemente para formular un plan de mitigación. La mayoría de los accidentes están relacionados con: D carácter potencialmente peligroso (tóxico o infeccioso) de las muestras. El D Uso inadecuado de equipos de protección. D Errores humanos y malos hábitos del personal. D Incumplimiento de las normas. Estos accidentes pueden ser causados por (Ver Anexo 1): „ Agentes Físicos y Mecánicos Efectos traumáticos, quemaduras por exposición a muy altas o bajas temperaturas, cortaduras por vidrios o recipientes rotos, malas instalaciones que generan posturas inadecuadas, caídas por pisos resbalosos, riesgo de incendios, inundaciones, instalaciones eléctricas inadecuadas, falta prevención y mantenimiento de equipos, etc. „ Agentes Químicos Exposición a productos corrosivos, tóxicos, irritantes, narcóticas, sensibilizantes o cancerígenos por inhalación, contacto con piel o mucosas, por heridas o ingestión; así como a agentes inflamables o explosivos. „ Agentes Biológicos El riesgo depende de la naturaleza del agente, su patogenicidad, virulencia, modo de transmisión, vía de entrada natural al organismo y otras rutas (inhalación de aerosoles, inyección por pinchazos con agentes punzantes, contacto), concentración en el inóculo, dosis infecciosa, estabilidad en el ambiente y la no existencia de una profilaxis eficiente o la posibilidad de una intervención terapéutica.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 15 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

„ Factores Humanos Estos pueden incrementar considerablemente el riesgo de los agentes antes mencionados y pueden ser por causas: - Fisiológicas D Generales: sexo, edad. D Individuales: estatura, limitaciones físicas, fortaleza y motilidad, disminución de la agudeza visual y auditiva, etc. - Especiales D Mujeres embarazadas, niños, inmunodeficiencias, enfermedades crónicas debilitantes, trastornos psiquiátricos, etc. „ Variaciones Psíquicas y Fisiológicas Temporales D Fatiga, enfermedad aguda, uso de medicamentos y productos químicos, depresión, ansiedad, alteraciones transitorias de la psiquis, insomnio, etc. D Estrés: grandes cargas de trabajo pesado y rutinario. „ Falta de Comunicación D Muy poca supervisión y control. „ Carencia de Conocimientos Específicos D Asumir responsabilidades sin la preparación adecuada. D Modificaciones tecnológicas. „ Conductuales D Actitudes, individuos libres y repetidores de accidentes. Individuos rebeldes. „ Intrínsecos del Trabajo D Complejidad, velocidad de cambio tecnológico, etc. D Envejecimiento de medios de trabajo o instalaciones. „ Dirección y Organización General del Laboratorio D Falta de apoyo D Aglomeración o hacinamiento.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 16 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

3. RESPONSABLES DE LA BIOSEGURIDAD
Es fundamental que cada laboratorio disponga de una política en Bioseguridad y Bioprotección accesible para todo el personal, un manual de Bioseguridad, el soporte económico necesario para la implementación y sostenimiento efectivo. El responsable principal es el Jefe o Regente del Laboratorio, pero él puede delegar algunas de sus obligaciones a un Responsable o en laboratorios de mayor tamaño al Comité de Bioseguridad de la institución. Sin embargo la seguridad en el laboratorio es asunto de todo el personal. A) El Responsable de la Bioseguridad: D Tener la competencia y liderazgo para asumir la responsabilidad asignada. D Planificar, organizar, dirigir y administrar las tareas y rendiciones de cuenta. D Velar por el cumplimiento y aplicación de las políticas y programas de Bioseguridad y Bioprotección. D Realizar auditorías periódicas de los procesos, procedimientos, protocolos, equipamientos e insumos para la contención. D Verificar que todo el personal ha recibido la capacitación adecuada. D Promover la educación continua. D Investigar los incidentes y accidentes. D Interpelar a los responsables de las violaciones de los protocolos. D Notificar los incidentes, accidentes y violaciones al Jefe de laboratorio y propone medidas correctivas. D Mantener la coordinación con el equipo médico para la prevención de las enfermedades adquiridas en el Laboratorio. D Asegurar la adecuada descontaminación y desinfección de ambientes. D Vigilar las actitudes del personal y el mantenimiento del ambiente. D Establecer los procedimientos y garantizar la correcta manipulación, descontaminación y eliminación de los agentes peligrosos y desechos. D Revisar periódicamente los procesos, procedimientos y protocolos. D Establecer un sistema para hacer frente a las emergencias. En base a la complejidad de las instituciones (Laboratorios de nivel local), el Responsable de la bioseguridad puede ser un Microbiólogo o un Técnico de laboratorio, que se responsabilice a tiempo parcial de las funciones de bioseguridad. Dicha persona deberá poseer la competencia profesional necesaria para sugerir, revisar y aprobar

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 17 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

actividades concretas que sigan los procedimientos apropiados de contención biológica y bioseguridad. B) Comité de Bioseguridad: Estará integrado de acuerdo a la complejidad de cada institución. D Está liderado por el Responsable de la Bioseguridad. D Está constituido por profesionales de la institución y laboratorio: Microbiólogos, Médicos, enfermeras y representantes de cada una de las áreas de la institución (servicios de apoyo, equipo técnico, de esterilización, limpieza y personal administrativo, etc) D Formula las políticas institucionales y reglas de buenas prácticas. D Elabora, revisa, adecua y participar en la actualización del Manual de Bioseguridad. D Evalúa los riesgos y da soluciones a controversias en esta materia. D Notifica sistemáticamente sus intervenciones al Director del comité bioseguridad.

4. BIOPROTECCION
Tradicionalmente el concepto de Bioseguridad se ha relacionado con el establecimiento de programas, medidas y actividades en el ambiente de trabajo orientado a desarrollar buenas practicas de laboratorio, equipamiento e infraestructura adecuadas para el trabajo diario, para establecer programas de capacitación del personal que persiguen como fin la protección del mismo personal, la comunidad y el medio ambiente de la agresión accidental por agentes biológicos infecciosos, físicos, químicos o mecánicos. Sin embargo, después de los últimos acontecimientos (ataques terrorista, pandemias, etc), ha surgido la necesidad de proteger a los laboratorios y los materiales contenidos en ellos del uso mal intencionado para dañar a las personas, animales, la agricultura y el medio ambiente. En consecuencia se ha establecido la BIOPROTECCION o Protección Biológica, como las medidas de seguridad personal e institucional diseñadas para prevenir la pérdida, robo, uso inadecuado de los patógenos o toxinas. A) Programa de Bioprotección El Programa de Bioprotección del laboratorio debe estar diseñado e implementado considerando fundamentalmente:

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 18 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Las instalaciones del laboratorio. D Los requisitos de las instalaciones. D tipo de trabajo desarrollado en el laboratorio. El D Condiciones locales. El Programa de Bioprotección debe estar orientado a: D Mantener un inventario actualizado de los agentes patógenos, toxinas, materiales biológicos, físicos, químicos y sus respectivas localizaciones o sitios de almacenamiento. D Identificar el personal autorizado con acceso a los agentes patógenos, toxinas y materiales. D Establecer protocolos para el almacenamiento y el uso permitido de los agentes patógenos, toxinas y materiales. D Documentar la transferencia interna y externa, dentro y entre diferentes instalaciones. D Establecer los procedimientos para la inactivación y eliminación de estos materiales. D Establecer los protocolos para la identificación, notificación, investigación y solución de los problemas. D Establecer los programas de auditorias internas y externas para verificar el cumplimiento de un Programa de Bioprotección. D Establecer procedimientos para resguardar el adecuado flujo y custodia de la información. B) Comité de Bioprotección D Esta liderado por el Responsable de Bioseguridad o Bioprotección (si aplica). D Esta compuesto por representantes de la dirección del laboratorio, investigadores (si aplica), de servicios de apoyo, de mantenimiento, administradores, abogados y equipo de seguridad. D Desarrolla las políticas y normas institucionales. D Monitorea y evalúa el cumplimiento de las políticas y normas de Bioprotección. D Notifica periódicamente sus intervenciones y evaluaciones al jefe.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 19 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

5. CAPACITACION
La capacitación y educación continua de todo el personal son esenciales para mantener seguro el ambiente del laboratorio. La eficiencia del Plan de Capacitación depende del grado de compromiso de la dirección, la motivación del personal, la capacidad de comunicación del Responsable y los recursos disponibles. El Programa de Capacitación se debe implementar a través de las siguientes etapas: D Evaluación de las necesidades. D Establecimiento de los objetivos del aprendizaje. D Definición del contenido de la capacitación. D Definición de las responsabilidades específicas de cada persona capacitada. D Creación de un programa para cumplir con las necesidades específicas de cada uno. D Evaluación de la capacitación. D Revisión del impacto de la capacitación. D Actualización

6. PLANES DE EMERGENCIA Y CONTINGENCIA
Cada laboratorio deberá contar con planes destinados a las situaciones de emergencia, los que serán elaborados por el Jefe o Regente de laboratorio, con la colaboración del personal, lo que ofrece mejores perspectivas de éxito, ya que es el propio personal quien mejor conoce los riesgos específicos de cada laboratorio. Una vez formulado el plan de emergencia, habrá que divulgarlo y colocarlo en un lugar adecuado del laboratorio, a fin de que sea consultado siempre que sea necesario. A) Planes de Emergencia: Deben prever lo siguiente: D Roturas y derramamientos. D Pinchazos o inoculaciones accidentales, cortes y abrasiones. D Ingestión accidental de sustancias potencialmente peligrosas. D Formación de aerosoles potencialmente peligrosos (fuera de las Cabinas de Bioseguridad).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 20 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Rotura de tubos en centrífugas que no tengan cestos con tapas de seguridad. D Incendios, inundaciones y desastres naturales. D Actos de vandalismo. D Servicios de emergencia y a quien dirigirse. D Equipo de emergencia y su ubicación. B) Planes de Contingencia: Debe prever procedimientos operativos para las siguientes actividades: D Evaluación del riesgo. D Medidas aplicables en caso de exposición accidental y descontaminación. D Tratamiento médico de emergencia para las personas expuestas y lesionadas. D Vigilancia médica y tratamiento clínico de las personas expuestas. D Investigación epidemiológica. Al establecer el Plan habrá que prever la inclusión de los siguientes puntos: D Identificación de agentes particularmente peligrosos. D Localización de zonas de riesgo elevado, como laboratorios, almacenes, etc. D Identificación del personal y de las poblaciones expuestas. D Identificación de “recursos humanos” y sus responsabilidades: inspectores, personal de seguridad, servicios locales de salud, médicos, epidemiólogos, servicios de bomberos, policías, etc. D Lista de instalaciones de tratamiento clínico y aislamiento, donde pueden recibir atención las personas expuestas o infectadas. D Lista de depositarios de suero inmune, vacunas, medicamentos necesarios, material y suministros especiales. D Provisión y ubicación de material de emergencia: ropa de protección, desinfectantes, equipo de desinfección, extinguidores, etc. D Evacuación de las instalaciones: salidas de emergencia, rutas apropiadas, etc. D Ubicación de cierres generales de gas y electricidad. En cada laboratorio debe existir personal entrenado en Primeros Auxilios y en Resucitación Cardiopulmonar. El número de personas entrenadas debe ser suficiente para asegurar la presencia de algunas de ellas en todo momento.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 21 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

III PROCEDIMIENTOS GENERALES

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 22 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 23 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

1. IMPLEMENTACION DE LA BIOSEGURIDAD – CONTENCION
“CONTENCION” son los métodos seguros para manejar materiales infecciosos en el medio ambiente del laboratorio donde son manipulados o conservados. El objetivo de la Contención es reducir o eliminar la exposición de quienes trabajan en los laboratorios u otras personas, y del medio ambiente externo a agentes potencialmente peligrosos. A) Prácticas y Técnicas de Laboratorio El elemento más importante de la contención es el cumplimiento estricto de las prácticas y técnicas microbiológicas o toxicológicas estándares. Las personas que trabajan con agentes infecciosos o tóxicos deben conocer los riesgos potenciales, estar debidamente capacitadas y ser expertas en las prácticas y técnicas requeridas para manipular dichos materiales en forma segura. El Jefe o Regente o la persona a cargo del laboratorio es responsable de brindar u organizar la capacitación adecuada del personal. Cada laboratorio esta obligado a desarrollar o adoptar un manual de operaciones específico para la Bioseguridad, que identifique los riesgos que se encontrarán o puedan producirse y que defina las prácticas y procedimientos destinados a minimizar o eliminar las exposiciones a estos riesgos. Cuando las prácticas de los laboratorios estándar no son suficientes para controlar los riesgos asociados a un agente o a un procedimiento de laboratorio particular, quizás sea necesario aplicar medidas adicionales. El Jefe o Regente del laboratorio es el responsable de seleccionar las prácticas de seguridad adicionales, las cuales deben guardar relación con los riesgos según el agente o procedimiento. B) Equipos de Seguridad (Barreras Primarias) Incluye cabinas de seguridad biológica, recipientes cerrados y otros controles de ingeniería destinados a eliminar o minimizar las exposiciones a los materiales biológicos o químicos. „ CABINAS DE SEGURIDAD BIOLOGICA (CSB) Son cámaras de circulación forzada que según sus especificaciones y diseño, proporcionan diferentes niveles de protección.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 24 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Se les conoce igualmente bajo otras denominaciones tales como cabinas de bioseguridad, cámaras de bioseguridad, gabinetes de bioseguridad, campanas microbiológicas o campanas de flujo laminar. Es necesario distinguir entre las Cámaras de Extracción de Gases, las Cabinas de Flujo Laminar y las Cabinas de Bioseguridad. Las Cámaras o Campanas Extractora de Gases, son un recinto ventilado que captura los humos y vapores procedentes de la manipulación de los reactivos químicos. Es un equipo útil en la contención del riesgo químico. Las Cabinas de Flujo Laminar son un recinto que emplea un ventilador para forzar el paso del aire a través de un filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air), barriendo la superficie de trabajo. El flujo de aire puede ser vertical u horizontal. Estas cabinas ofrecen protección únicamente al material que se maneja en su interior, pero nunca al operador. Estos se denominan también Bancos de Trabajo Limpios. Las Cabinas de Seguridad Biológica son equipos que han sido diseñados para mantener un área denominada zona de trabajo, libre de partículas o de probables contaminante tales como bacterias que pueden alterar el producto con el cual se trabaja, afectar la salud del operador o afectar el medio ambiente. La protección se logra mediante la combinación de elementos electromecánicos/electrónicos (motor, ventilador, filtro, ductos, iluminación, etc.) y procesos físicos (flujo laminar, diferencias de presiones) que impulsan el aire a través de unos filtros especiales de gran superficie, estratégicamente situados, que tienen una eficiencia mínima de retención de partículas del 99.99%, cuando el tamaño de las mismas es en promedio de 0,3 µm (micrómetros). Estos son los filtros HEPA y retienen los aerosoles que se generan en los procedimientos con agentes biológicos como agitación, centrifugación o mezcla. Las CSB se dividen en tres categorías: Clase I, Clase II y Clase III. Cabinas Clase I: Son cámaras cerradas con una abertura al frente para permitir el acceso de los brazos del operador. El aire penetra por el frente, atraviesa la zona de trabajo y sale al exterior a través de un filtro HEPA. La velocidad del flujo de aire es de unos 0,40 m/s (75 pies/m). Son apropiadas para manipular agentes biológicos de los grupos 1,2 ó 3 (riesgo bajo y moderado) (Ver Anexo 2). La mayor desventaja es que no proporcionan protección al material con el que se trabaja, no evitando por lo tanto que este se pueda contaminar.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 25 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Cabinas Clase II: Se diferencian principalmente de las de clase I porque ofrecen protección al producto, al operario y su entorno, frente a la contaminación. La superficie de trabajo esta bañada por aire limpio que ha atravesado un filtro HEPA. La salida del aire se produce a través de otro filtro HEPA. Son equipos válidos para el manejo de agentes biológicos de los grupos 1, 2 ó 3 (Ver Anexo 2). Existen diversos tipos de CSB Clase II: A, B1, B2 y B3 y diferenciadas según sus características de construcción, flujo de aire y sistema de extracción. Las tipo A están diseñadas para reciclar el aire dentro del laboratorio y las tipo B, el aire se extrae al exterior a través de un ducto. Las II A y las II B3 mantienen ambas una velocidad de 0,40-0,50 m/s (75-100 p/m) y en ambas recircula un 70% del aire. Las II B1 y II B2 se diferencian principalmente en la velocidad del flujo y la proporción de aire que se recircula. En ambas la velocidad mínima es de 0,50 m/s (100 p/m), siendo la cantidad recirculada del 30-50% en las II tipo B1 y del 0% en las B2. Cabinas Clase III: Constituyen el máximo nivel de bioseguridad. Son totalmente cerradas. Su construcción es sellada a los gases. Se opera en ellas por medio de guantes y la colocación de los materiales se realiza a través de una doble puerta sellada, el aire entra a través de un filtro HEPA y se expulsa a través de dos filtros HEPA. Se recomiendan para el manejo de agentes de los grupos 1, 2, 3 ó 4 (Ver Anexo 2).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 26 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Cabina de Seguridad Biológica de Clase I. A. B. C. D. Apertura frontal Ventana Filtro de Escape HEPA Pleno de Escape.

Bioseguridad en Laboratorios de Microbiología y Biomedicina, CDC, Departamento de Salud y Servicios Humanos, Cuarta Edición.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 27 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Cabina de Seguridad Biológica Clase II, Tipo A. A. B. C. D. E. F. Apertura Frontal Ventana Filtro de escape HEPA Pleno posterior Filtro de Suministro HEPA Ventilador

Bioseguridad en Laboratorios de Microbiología y Biomedicina, CDC, Departamento de Salud y Servicios Humanos, Cuarta Edición.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 28 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Cabina de Seguridad Biológica Clase II, Tipo B1 (diseño clásico). A. B. C. E. F. G. Apertura Frontal Ventana Filtro de Escape HEPA Pleno de Escape de Presión Negativa Ventilador Filtro HEPA adicional para enviar aire.

Nota: el escape de la cabina debe estar conectado al sistema de escape del lugar.

Bioseguridad en Laboratorios de Microbiología y Biomedicina, CDC, Departamento de Salud y Servicios Humanos, Cuarta Edición.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 29 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Cabina de Seguridad Biológica Clase II, Tipo B2. A. B. C. D. E. F. Apertura Frontal; Ventana Filtro de Escape HEPA Filtro HEPA de Suministro Pleno de Escape con Presión Negativa Pantalla de Filtro.

Nota: El filtro de carbón en el sistema de escape no se muestra en el dibujo. El escape de la Cabina debe estar conectado al sistema de escape del lugar.

Bioseguridad en Laboratorios de Microbiología y Biomedicina, CDC, Departamento de Salud y Servicios Humanos, Cuarta Edición.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 30 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Cabina de Seguridad Biológica Clase II, tipo B3. A. B. C. D. E. F. Apertura Frontal Ventana Filtro de Escape HEPA Filtro HEPA de Suministro Pleno de Presión Positiva Pleno de Presión Negativa

Nota: El escape de la cabina debe estar conectado al sistema de escape del lugar.

Bioseguridad en Laboratorios de Microbiología y Biomedicina, CDC, Departamento de Salud y Servicios Humanos, Cuarta Edición.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 31 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Cabina de Seguridad Biológica Clase III. A. Inserciones para guantes con aros circulares para instalarles guantes del largo del brazo de la cabina. B. Ventana C. Filtro de Escape HEPA D. Filtro HEPA de Suministro E. Caja para Autoclave de Doble Extremo.

Bioseguridad en Laboratorios de Microbiología y Biomedicina, CDC, Departamento de Salud y Servicios Humanos, Cuarta Edición.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 32 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Tabla 1 Resumen Cabinas de Seguridad Biológicas
Clase Tipo Velocidad Frontal (pl/m//cm/s) 75//38,1 Flujo de Aire Químicos Tóxico/Radio Nucleídos Nivel de Bioseguridad Tipo de Protección

I

Ingreso frontal: extracción trasera a un filtro HEPA. Ducto para extracción al exterior Ingreso frontal: volumen reciclado 70% a través de filtro HEPA; extracción a través de filtro HEPA Ingreso frontal: volumen reciclado 30% a través de filtro HEPA; extracción a través de filtro HEPA

No

2,3

A, P

II

A

75//38,1

No

2,3

A, P, Pp

II

B1

100//50,8

Si (Cantidades Mínimas)

2,3

A, P, Pp

II

B2

10 0//50,8

Ingreso frontal: sin reciclaje de aire; extracción total a través de filtro HEPA; ducto de extracción Igual que la IIA, pero el plenum presurizado negativamente respecto al ambiente; ducto de extracción

Si

2,3

A, P, Pp

II

B3

100//50,8

Si

2,3

A, P, Pp

III

NA

Suministro y extracción de aire a través de dos filtros HEPA

Si

3,4

A, P, Pp

Pl/m: Cm/s: A: P: Pp:

Pies lineales por minuto Centímetros por segundo Protección ambiental Protección al personal Protección al producto

Cabinas de Seguridad Biológica: Uso, Desinfección y Mantenimiento, OPS/OMS, Primera Edición- agosto 2002

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 33 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

LOCALIZACION: La Cabina de Seguridad Biológica debe estar ubicada en un sitio apartado del laboratorio, donde no sea afectada ni por los patrones de flujo de aire, ni por la circulación del personal. PROCEDIMIENTO: D Planear los procedimientos y equipo a utilizar. Programarse para no sufrir interrupciones. D Poner en marcha la CSB: encender la luz fluorescente y ventilador, permitiendo que el aire fluya libremente al menos por cinco minutos. D Usando EPP (Equipo de Protección Personal): bata, guantes y mascarilla, rociar y refregar las superficies interiores con Etanol al 70%, dejar secar. D Introducir el material necesario para la realización del procedimiento. Colocándolo de manera que no se crucen los materiales sucios con los limpios, ni obstruyan las rejillas delanteras o traseras. D Permitir que el aire fluya durante cinco minutos para purgar de partículas contaminantes el área de trabajo. D Realizar los procedimientos y tareas en forma metódica y cuidadosa, de las zonas limpias a las contaminadas. D Mantener todos los materiales, por lo menos a cuatro pulgadas dentro del marco de la ventana frontal de la cabina. Realizar hacia el fondo del área de trabajo todas las operaciones contaminantes. D Evitar el uso de mecheros dentro de la CSB ya que produce turbulencia, rompiendo el patrón de flujo laminar e incluso puede llegar a quemar el filtro HEPA. Por lo que mejor utilizar incineradores de tipo eléctrico. D Evitar el retiro de las manos del área de trabajo hasta que todos los procedimientos hayan sido completados y todo el material potencialmente peligroso haya sido desechado en bolsas o recipientes especiales. D Colocar los guantes en el recipiente para material contaminado. D Permitir que el aire fluya libremente al interior de la cabina sin que exista ninguna actividad en el interior. D Descontaminar los objetos que hayan estado en contacto con material contaminado antes de ser retirados de la cabina. Cubrir las bandejas o contenedores y remover los materiales según corresponda, a la incubadora, a la bolsa de bioseguridad, a la canasta del autoclave, etc. D Rociar y limpiar las superficies interiores con Etanol al 70%, dejar secar. D Quitarse los elementos de protección personal, lavar las manos con jabón y abundante agua. D Apagar el ventilador y luz fluorescente. Encender la lámpara de luz ultravioleta.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 34 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

C. DERRAMES EN CABINAS DE SEGURIDAD BIOLOGICA La forma de tratar los derrames dentro de una Cabina de Seguridad Biológica, esta relacionada con la clasificación de riesgo que se les da a los agentes biológicos con los que se trabaje. PROCEDIMIENTO D cabina de seguridad biológica deberá estar funcionando durante los La procedimientos de limpieza para contener los aerosoles que puedan generarse. D Usando el equipo de protección personal iniciar los procesos de limpieza tan pronto como sea posible. D el derrame está contenido en un recipiente, remover el recipiente como Si material infeccioso. D el derrame es sobre la superficie de trabajo, cubrir con papel toalla Si empapado con desinfectante y dejar por al menos 30 minutos luego remover y desechar como material infeccioso. D Limpiar el interior de la cabina y cualquier salpicadura sobre la superficie de los objetos ubicados dentro de la misma con papel toalla humedecido con desinfectante. D Humedecer con desinfectante los elementos que no son esterilizables, dejando actuar por lo menos por 30 minutos antes de que sean retirados de la cabina. D Retirar con pinzas los objetos puntiagudos contaminados y colocarlos en un recipiente especial con otros materiales utilizados en el proceso de limpieza e introducir en el autoclave y procesar como material infeccioso. D material reutilizable también esterilizar en el autoclave para posteriormente El lavarlo y secarlo al horno. D la cabina dispone de un recipiente colector debajo de la superficie de Si trabajo y el derrame ha fluido hacia allí, se requiere una descontaminación más profunda:

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 35 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

„ Asegurarse que la válvula de drenaje se encuentre cerrada. „ Añadir desinfectante sobre la superficie de trabajo y a través de las rejillas delanteras y traseras hacia el recipiente colector de la cabina. „ Dejar por lo menos de 20 a 30 minutos. „ Absorber el desinfectante derramado sobre la superficie de trabajo. „ Preparar el vaciado del colector de la cabina. „ Colocar suficiente desinfectante en un recipiente colector exterior. „ Colocar una manguera flexible en la válvula de drenaje de suficiente longitud, para permitir que el otro extremo quede sumergido en el recipiente colector exterior para evitar la formación de aerosoles. „ Abrir la válvula de drenaje y vaciar el recipiente colector de la cabina. „ Enjuagar el recipiente colector y retirar la manguera. „ Manejar los elementos como material infeccioso. „ Retirar los elementos de protección personal y colocarlos en una bolsa de bioseguridad para ser esterilizados. D Informar al jefe del laboratorio y consultar si se requiere realizar una descontaminación. D Mantener funcionando la Cabina de Seguridad Biológica antes de reiniciar las actividades en ella.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 36 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

TABLA 2: RUTINAS DE MANTENIMIENTO MÁS COMUNES DE LAS CABINAS DE SEGURIDAD BIOLOGICA PROCEDIMIENTO Desinfección de superficies interiores Desinfección plenum inferior Lectura manómetro de presión Limpieza lámpara UV Limpieza superficies exteriores Limpieza ventana frontal Proceso de certificación Sustitución filtro HEPA Sustitución lámpara fluorescente Sustitución lámpara UV Verificación conjunto motor ventilador Verificación válvulas de servicio Verificación intensidad lámpara UV Verificación lámpara fluorescente FRECUENCIA SEMANAL MENSUAL ANUAL BIANUAL

Cabinas de Seguridad Biológica: Uso, Desinfección y Mantenimiento, OPS/OMS, Primera Edición- agosto 2002

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 37 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D. Diseño y Construcción de Instalaciones (Barreras Secundarias) Contribuyen a la protección de quienes trabajan en el laboratorio, proporcionan una barrera para proteger a las personas que se encuentran fuera del laboratorio y protegen a las personas o animales de la comunidad de los agentes infecciosos o tóxicos que puedan ser liberados accidentalmente del laboratorio. La gerencia es la responsable de la provisión de instalaciones que guarden relación con la función del laboratorio y el nivel de bioseguridad recomendado para los agentes que se manipulan.

2. CLASIFICACION DE AGENTES INFECCIOSOS
La Organización Mundial de la Salud (OMS), los Institutos Nacionales de Salud (INS) y el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles) de Estados Unidos, clasifican a los agentes infecciosos en 4 grupos de riesgo (Ver Anexo 2): „ Grupo 1: Riesgo individual y poblacional escaso o nulo. Microorganismos que tienen pocas probabilidades de provocar enfermedades en el ser humano o los animales. „ Grupo 2: Riesgo individual moderado, riesgo poblacional bajo. Agentes patógenos que pueden provocar enfermedades humanas o animales pero tienen pocas probabilidades de entrañar un riesgo grave para el personal de laboratorio, la población, los animales o el medio ambiente. La exposición en el laboratorio puede provocar una infección grave, pero existen medidas preventivas y terapéuticas eficaces y el riesgo de propagación es limitado. „ Grupo 3: Riesgo individual elevado, riesgo poblacional bajo. Agentes patógenos que suelen provocar enfermedades humanas o animales graves, pero que de ordinario no se propagan de un individuo a otro. Existen medidas preventivas y terapéuticas eficaces. „ Grupo 4: Riesgo individual y poblacional elevado. Agentes patógenos que suelen provocar enfermedades graves en el ser humano o los animales y que se transmiten fácilmente de un individuo a otro, directa o indirectamente. Normalmente no existen medidas preventivas y terapéuticas eficaces.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 38 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

3. NIVELES DE BIOSEGURIDAD
Los laboratorios se clasifican en 4 niveles de Bioseguridad. Las designaciones se basan en una combinación de las características de diseño, construcción, medios de contención, equipo, prácticas y procedimientos de operación necesarios para trabajar con agentes patógenos de los distintos grupos de riesgo. „ Nivel de Bioseguridad 1: Corresponde al trabajo que involucra a agentes de peligro potencial mínimo para el personal y el medio ambiente. Las prácticas, los equipos de seguridad, el diseño y la construcción de la instalación del Nivel de Seguridad 1 son adecuados para los laboratorios destinados a la educación o capacitación secundaria o universitaria y para otros laboratorios en los cuales se trabaja con cepas definidas y caracterizadas de microorganismos viables que no se conocen como generadores sistemáticos de enfermedades en humanos adultos sanos. „ Nivel de Bioseguridad 2: Corresponde al trabajo que involucra a agentes de moderado peligro potencial para el personal y medio ambiente. Las prácticas , los equipos, el diseño y la construcción de las instalaciones de este nivel son aplicables a laboratorios educativos, de diagnóstico, clínicos u otros laboratorios donde se trabaja con un amplio espectro de agentes de riesgo moderado que se encuentran presentes en la comunidad y que están asociados con enfermedad humana. Con buenas prácticas microbiológicas y procedimientos estandarizados, estos agentes se pueden utilizar en forma segura en actividades realizadas en una mesa de trabajo, siempre que el potencial de producción de salpicaduras o aerosoles sea bajo. „ Nivel de Bioseguridad 3: Corresponde al trabajo que involucra a agentes que pueden causar enfermedades serias o letales como resultado de la exposición. Las prácticas, los equipos, el diseño y la construcción de las instalaciones de este nivel son aplicables a instalaciones clínicas, de producción, investigación, educación o diagnóstico, donde se trabaja con agentes exóticos o autóctonos con potencial de transmisión respiratoria y que pueden provocar una infección grave y potencialmente letal. Se usan escafandras de protección.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 39 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

„ Nivel de Bioseguridad 4: Corresponde al trabajo que involucra a agentes peligrosos o tóxicos que representan un alto riesgo individual de enfermedades que ponen en riesgo la vida, que pueden transmitirse a través de aerosoles y para los cuales no hay terapias o vacunas disponibles. Los agentes con una relación antigénica cercana o idéntica a los agentes de este nivel, deben manejarse conforme a las mismas recomendaciones. En este nivel también se incluyen los agentes no convencionales o priones. Los riesgos principales para el personal que trabaja con agentes de este nivel, son la exposición respiratoria a aerosoles infecciosos, la exposición de membranas, mucosas o piel lastimada a gotitas infecciosas y la autoinoculación. Se usan escafandras de protección. El Jefe o Regente del laboratorio es la persona específica y principalmente responsable de evaluar los riesgos y de aplicar adecuadamente los niveles de bioseguridad recomendados. En la Tabla 3 se muestra un resumen con los lineamientos básicos para establecer el nivel de Bioseguridad adecuado para el trabajo seguro en un laboratorio.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 40 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Tabla 3. Relación entre los niveles de Bioseguridad, nivel de riesgo de los Agentes Infecciosos, prácticas y el equipo.
Nivel Bioseguridad 1 Equipos de Seguridad (Barreras Primarias) No se exige ninguna Instalaciones (Barreras Secundarias) Se exige mesas de trabajo con pileta(s) -Desagüe en cloacas

Agentes No se ha comprobado que produzcan enfermedad en adultos sanos Asociado con la enfermedad humana, riesgo igual a daño percutáneo, ingestión, exposición de la membrana mucosa

Prácticas Prácticas microbiológicas estándares

2

Prácticas anteriores más: - Acceso restringido - Señales de advertencia de Riesgo Biológico - Precauciones para objetos punzantes - Manual de Bioseguridad, que debe definir la descontaminación de los desechos o las políticas de control médico Prácticas anteriores más: - Acceso controlado -Descontaminación de todos los desechos -Descontaminación de la ropa de laboratorio antes del lavado - Suero de línea de base a todo el personal del laboratorio Prácticas anteriores más: - Cambio de ropa antes de ingresar - Ducha al salir -Descontaminación de todos los materiales a la salida de las instalaciones

CSB Clase I o II, u otro dispositivo de contención física para todas las manipulaciones de muestras o agentes que generen salpicaduras o aerosoles de materiales infecciosos. Batas, guantes, protección del rostro cuando sea necesario

Las anteriores más autoclave

3

Agentes autóctonos o exóticos con potencial de transmisión por aerosol, enfermedad que puede derivar en consecuencias graves o letales

CSB Clase II, u otro dispositivo de contención física para todas las manipulaciones abiertas con las muestras o agentes. - Bata, guantes , protección respiratoria necesaria

Las del nivel anterior más: - Separación física de los corredores de acceso - Acceso de cierre automático con doble puerta - No se recircula el aire de escape - Flujo de aire negativo dentro del laboratorio

4

Agentes peligroso / exóticos que presentan unalto riesgo de enfermedad, con peligro de la vida, infecciones de laboratorio de transmisión por aerosoles o agentes relacionados con riesgos de transmisión desconocidos y por los cuales no existe tratamiento ni vacunas.

Todos los procedimientos deben ser realizados en CSB Clase III junto con personal con un uniforme de cuerpo entero, con aire y presión positiva

Las del nivel anterior más: - Edificio separado o zona aislada - sistema de alimentación y escape, vacío y descontaminación exclusivos

Manual de Bioseguridad en El Laboratorio. Tercera Edición, Ginebra, Organización Mundial de La Salud, 2005

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 41 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

4. PRACTICAS OPERATIVAS SEGURAS Y CUIDADOS PERSONALES
Las siguientes prácticas se emiten con el propósito de unificar criterios comparables y reproducibles en todos los laboratorios clínicos del país, y con la finalidad de garantizar un sistema de gestión de Calidad en los mismos; por lo cual es indispensable el cumplimiento de las normas que garanticen las buenas prácticas profesionales basadas en la bioseguridad. Muchos de los accidentes y de las infecciones que se presentan en el laboratorio están estrechamente relacionados con el uso inadecuado del equipo, errores humanos, malos hábitos y falta de protección; de ahí la importancia de que el personal debe estar capacitado e instruido acerca de los peligros potenciales que lleva consigo el trabajo que a diario se realiza así como de las medidas de bioseguridad que deben aplicarse para prevenirlos. El Jefe o Regente del laboratorio es responsable de velar por el cumplimiento de las normas y reglamentos que aseguren la protección del personal; pero todo el personal es responsable no solo de su propia seguridad sino también de la de sus compañeros de trabajo. De todas las medidas de bioseguridad que pueden aplicarse, la más importante es realizar minuciosamente cada procedimiento, pues ninguna medida, ni siquiera un excelente equipo sustituyen el orden y cuidado con el que deben ejecutarse los procedimientos. REGLAS DE ORO D Considerar que todas las muestras son peligrosas y tratarlas como tal. D actitud y el modo de proceder de aquellos que trabajan en el laboratorio, La determinan su propia seguridad, así como la de sus compañeros y la comunidad. El equipo y el diseño del laboratorio contribuyen a esta sólo si las personas que trabajan en el están motivadas, conocen las normas de seguridad y las aplican.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 42 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D acceso del laboratorio está limitado únicamente al personal autorizado El (No deben entrar en el mismo ni familiares ni amigos).

PERSONAL AUTORIZADO SOLAMENTE

D personal de laboratorio debe involucrarse en el cumplimiento de las El normas de bioseguridad.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 43 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Debe colocarse el símbolo de riesgo biológico en la entrada de los laboratorios que manipulan microorganismos de riesgo 2 o mayor.

D Todas las superficies de trabajo se limpiaran y desinfectaran (Ver Anexo 3 y 4) diariamente y siempre que se produzca un derrame.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 44 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Todos los residuos y muestras que van a ser incineradas o descartadas fuera del laboratorio deben ser transportadas en contenedores cerrados, resistentes e impermeables. D laboratorio debe permanecer limpio y ordenado. No es aconsejable El usar los pasillos como almacén. Siempre debe quedar un espacio libre, (menor de 1.20 mts), para evacuar fácilmente el laboratorio, en caso de emergencia. D Transportar las muestras dentro o entre el laboratorio, en cajas herméticas o termos con papel absorbente en su interior, para que, si se produce una caída del material, no se produzcan salpicaduras. (NO SE DEBE DE TRANSPORTAR LAS MUESTRAS EN LAS MANOS).

D Utilizar siempre en el desarrollo de sus actividades equipo de protección personal (EPP). (batas o gabachas, guantes, lentes protectores, mascarilla).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 45 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Utilizar los guantes siempre que se manipulen muestras biológicas o cultivos.

D Retirar los guantes antes de salir del área de trabajo. (JAMÁS SE SALDRÁ DE LA MISMA CON LOS GUANTES PUESTOS, NI SE TOMARA EL TELÉFONO CON ELLOS,CUADERNOS DE REGISTRO O FORMULARIOS)

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 46 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Realizar el lavado de manos después de quitarse los guantes, durante las actividades rutinarias, al concluir la jornada laboral y siempre antes de abandonar el laboratorio. (Ver Lavado de Manos, Capitulo 12)

D Utilizar lentes protectores y mascarillas faciales adecuadas para el procedimiento, si existe riesgo de salpicaduras y /o aerosoles.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 47 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Evitar al máximo el riesgo de autoinoculacion, para ello se debe mantener las manos lejos de la boca, nariz, ojos, cara y cabello durante el desarrollo de las actividades. No colocarse el lápiz en la oreja.

D Una vez depositada la muestra de sangre en su respectivo tubo, descartar la jeringa en el recipiente apropiado o bien apoyarla en la mesa de trabajo para cubrir la aguja nuevamente antes de desecharla.

D Utilizar siempre pipetas automáticas, propipetas o perillas para aspirar muestras, fluidos infecciosos o tóxicos (Nunca debe pipetear con la boca, ni mezclar el material infeccioso haciéndolo burbujear a través de la pipeta).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 48 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D laboratorio debe tener implementadas políticas claras y conocidas por El todo el personal, para el manejo seguro de objetos cortopunzantes. D Desechar las agujas, jeringas y lancetas en contenedores diseñados para este propósito, para evitar la contaminación del personal, como del medio ambiente.

D Todos los desechos, material corto punzante (agujas/jeringas, lancetas, capilares, láminas de vidrio) cultivos, etc. deben ser debidamente descontaminados antes de su eliminación. D Evitar jugar en el laboratorio.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 49 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Evitar usar zapatos abiertos en el laboratorio. (No se recomienda el uso de sandalias, zuecos u otro zapato que deje el pie al descubierto).

IMPORTANTE

D Evitar colocar material de escritorio (libros, teléfonos celulares) en la zona de trabajo.

D Llevar recogido el cabello. (si el personal tuviere el cabello largo).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 50 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D No se debe comer, beber, fumar o aplicar cosméticos, en el área de trabajo.

NO FUMAR, BEBER, COMER NI MAQUILLARSE EN EL LABORATORIO

D debe almacenar comidas ni bebidas en los refrigeradores que contienen No sustancias químicas o muestras biológicas.

PROHIBIDO Guardar comida o bebida en este refrigerador

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 51 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Cualquier herida o cortadura de la mano, que se haya producido en el laboratorio, se deberá informar al Jefe o Regente del laboratorio y luego se le deberá brindar los primeros auxilios (vendar la herida o cortadura y colocarse guantes para trabajar) (Ver Anexo 12, inciso 1).

D momento de centrifugar se debe equiparar y revisar los tubos en busca Al de rajaduras. También es necesario inspeccionar dentro de los porta tubos o anillos de la centrifuga, para ver si hay material adherido en las paredes, que deba retirarse antes, de manera que se pueda evitar la ruptura de tubos y contaminación dentro de la centrifuga.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 52 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D El personal que trabaje con sustancias químicas de alto riesgo debe protegerse adecuadamente, para lo cual debe contar con el siguiente equipo:

W Gorras W Lentes protectores W Delantales de hule W Guantes de hule W Mascarilla W Botas o protectores de zapatos

D Utilizar las Cabinas de Seguridad Biológica (CSB, clase II, Tipo B1), para la manipulación de sustancias químicas que desprenden gases irritantes, vapores o mal olor.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 53 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Todos los procedimientos deben llevarse a cabo con precaución a fin de minimizar la creación de salpicaduras o aerosoles. D Las superficies de trabajo deben descontaminarse como mínimo una vez al día y después de todo derrame de material biológico o muestras de pacientes. D por accidente se produjera, un derrame se debe: Sí W Cubrir el área completa con material absorbente empapado de desinfectante (cloro al 0.5 % o alcohol etílico al 70%) y permitir que el desinfectante permanezca en contacto con el derrame durante un tiempo apropiado: comúnmente 20 ó 30 minutos.

D Informar al responsable del laboratorio de cualquier accidente o exposición a material infeccioso que ocurra dentro del laboratorio. D caso de accidente, no recoger vidrios rotos con los dedos, utilizar En pinzas.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 54 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Poseer un botiquín básico de primeros auxilios (Ver contenido del botiquín en, Anexo 5).

D obligatorio al concluir la jornada de trabajo dejar el área de trabajo limpia Es y ordenada. Revisar las llaves del agua, gas, conexiones eléctricas de los equipos, así como recolectar los materiales que requieran refrigeración y almacenamiento adecuado.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 55 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D gabacha a utilizar debe estar confeccionada con tela de tejido resistente a La la penetración de líquidos, manga larga de ser posible con puño comprimido y que cubra hasta la rodilla; debe utilizarse cerrada y mantenerse limpia. (Ver capitulo 10).

D Todas las vestiduras de uso exclusivo de laboratorio, deberán descontaminarse y lavarse en los servicios de lavandería propios de cada institución, si lo anterior no es factible la gabacha deberá llevarse a casa en bolsa plástica para ser lavada en forma individual. D se deberá usar la gabacha de laboratorio, en áreas no contaminadas No como cafeterías, comedores, auditorios, sala de reuniones y otros.

EVITE LA CONTAMINACION

NO SALGA DEL LABORATORIO CON LA GABACHA PUESTA

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 56 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D personal de laboratorio debe usar las uñas recortadas para evitar El acumulación de suciedad o contaminación; así como también evitar el uso de prendas como anillos, pulseras u otras que puedan contribuir a su contaminación.

D personal de laboratorio que corre el riesgo de infección porque trabajan El con fluidos y líquidos corporales, deberán aplicarse la vacuna de Sarampión, Rubéola, Tétanos, Hepatitis B e Influenza estacional. (Ver Anexo 6) D Además de renovar los esquemas de inmunización.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 57 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Llevar un registro de las vacunas recibidas por el personal, el cual estará disponible para cuando lo solicite la autoridad respectiva. D Las personas con lentes de contacto deben utilizar gafas protectores, protectores faciales o pantallas acrílicas. D utilización de teléfonos celulares y reproductores de música (walkman, La MP3, etc.) está limitada a áreas no contaminadas.

D laboratorio debe tener implementado un programa de control de roedores El e insectos.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 58 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

5. EQUIPO DE PROTECCIÓN PERSONAL Y COLECTIVO
D Todo empleado debe contar con el equipo de protección personal básico (lentes protectores, mascarilla, guantes y gabachas).

D las áreas que se manejan sustancias químicas, se debe contar con una En regadera de presión y una fuente para lavado de ojos; el personal debe ser capacitado sobre su utilización.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 59 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D debe contar con extinguidores de fuego y baldes de arena seca para Se derrames químicos.

6. USO DE GUANTES
El uso correcto de guantes forma parte de las prácticas de bioseguridad. El principal objetivo es evitar la contaminación con microorganismos patógenos que pueden infectarnos; la correcta colocación y forma de retirarlos son básicas para maximizar su uso y protegernos. Es importante recordar que el uso de guantes no reemplaza el lavado de manos. A. En qué casos usar los guantes: D momento de atender pacientes con ulceraciones, abrasiones o infecciones Al en piel. D Cuando se entra en contacto con sangre, fluidos corporales y sustancias peligrosas. D se manipula material biológico (vacunas, cepas, cultivos, etc.) Si D Antes de realizar punciones y demás procedimientos quirúrgicos, desinfección y limpieza.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 60 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

B. Forma correcta de colocarse y quitarse los guantes. 1. Lavar y secar adecuadamente las manos.

2. Colocar los guantes sobre la mesa de trabajo con los dedos pulgares hacia afuera. Colocar el primer guante, deslizando la mano en la cara interna del guante, no debiendo tocarse la cara externa del mismo.

3. El segundo guante se coloca ayudándose con la mano enguantada, tomándolo de la abertura del guante, facilitando el deslizamiento de la otra mano en la cara interna del guante.

4. Los guantes se subirán una vez se hayan colocado ambos guantes, teniendo en cuenta que en esta maniobra solo se puede tocar la cara externa de los mismos.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 61 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

5. Al momento de quitarse los guantes, se debe, tirar de la muñeca hacia los dedos, teniendo en cuenta que la parte exterior del guante no toque la piel.

6. Para retirar el segundo guante, tómelo de la muñeca y de vuelta completamente.

7. Descarte apropiadamente

8. Lavar y secar las manos.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 62 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

C. Recomendaciones. 1. Retirar de los brazos y manos toda joya: pulseras, anillos, reloj y otros. 2. Si ya tiene puestos los guantes, evite tocar partes del cuerpo. 3. Usar un par de guantes, para la atención de cada paciente. 4. Cambiar los guantes, si se presenta un accidente como: punción, ruptura de los mismos. 5. Utilizar guantes con la talla adecuada, para evitar la ruptura no usar guantes estrechos o guantes grandes que puedan provocar accidentes laborales. 6. Utilizar los guantes únicamente en el laboratorio. 7. Descartar los guantes en la bolsa marcadas como riesgo biológico. 8. Evitar que los guantes salten de golpe al momento de quitárselos. 9. Antes de quitarse los guantes que han sido contaminados por derrame, se deben meter la mano enguantada en una solución de cloro al 0.5 %, para enjuagar la superficie externa, tratando de quitar, tejidos, sangre y otros líquidos. 10. No tocar sus objetos personales (teléfonos móviles, reproductores de música y otros) con los guantes puestos. 11. No tocarse la cara ni aplicarse maquillaje, si usa guantes.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 63 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D. Tipos de Guantes. Los guantes deben seleccionarse en función del material que se vaya a manipular y el riesgo particular que conlleve.

Tipos de Guantes

Uso

Látex Hechos de látex de caucho natural, disponibles en estilos estériles y no estériles, con y sin polvo, proporcionan una protección ligera frente a sustancias irritantes y material biológico.

Vinilo o Nitrilo

Los productos que contienen látex de caucho natural pueden causar reacciones alérgicas en algunos individuos, los guantes de vinilo/nitrilo son hipoalergenicos, con ajuste y flexibilidad superiores para ofrecer una resistencia máxima al desgarre.

Algodón Absorbe la transpiración, mantiene limpio los objetos que se manejan, retarda el fuego.

Goma

Poseen muy buena resistencia química aácidos, sales, cáusticos, grasa animal, alcohol es y

Algodón Absorbe la transpiración, mantiene limpio los objetos Código: MBLC-01 que se manejan, retarda el fuego. Página: 64 de 184

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Goma

Poseen muy buena resistencia química aácidos, sales, cáusticos, grasa animal, alcohol es y detergente, ideales para limpieza y desinfección de áreas de trabajo, lavado de material y en derrames y ruptura de material de vidrio.

Neopreno Proveen excelente resistencia a la abrasión y a un amplio rango de químicos, incluyendo aceites, ácidos, cáusticos y solventes.

Caucho Natural

Protegen frente a sustancias corrosivas suaves y descargas eléctricas.

Resistentes al Calor

Proporcionan protección frente a objetos sometidos a calentamiento (autoclave, horno, estufas y otros.), reemplazan los nocivos guantes de asbesto, resistentes al calor hasta 232° C (450°F).

Crioguantes Ideales para uso en atmosferas criogénicas tales como: nitrógeno liquido, oxigeno o elio; gas natural liquido, hielo seco, o congeladores. Protegen las manos de temperaturas de bajas de 162°C (-260°F).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 65 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

7. MASCARILLAS
La protección respiratoria puede utilizarse cuando se realizan procedimientos de alto riesgo, como limpiar un derrame de material. El tipo de mascarilla respiratoria elegida dependerá del tipo de peligro. Las mascarillas ayudan a evitar la diseminación de gotitas respiratorias por parte de las personas que las utilizan. También impiden que las salpicaduras de un estornudo o de la tos, lleguen a la boca y nariz de la persona que las usan. No están diseñadas para protegerlo contra la inhalación de partículas muy pequeñas. Las mascarillas se deben usar una sola vez y luego desechar en la basura.

D Mascarilla Quirúrgica: está diseñada exclusivamente para proteger a los pacientes y no proveen protección respiratoria al personal. W Las mascarillas son desechables y tienen un ajuste flojo, que cubren nariz y boca, con ligas, lazos o bandas elásticas para las orejas, apropiadas para evitar contaminar con saliva el medio ambiente. W Son apropiados para potencial exposición por salpicaduras a sangre o fluidos corporales.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 66 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

8. RESPIRADOR:
Un respirador (por ejemplo, un respirador con máscara y filtro N95 o superior) está diseñado para protegerlo de la inhalación de partículas muy pequeñas, que pueden contener virus. Estos tipos de respiradores se ajustan perfectamente al rostro de modo que la mayor parte del aire se inhala a través del material de filtro. Para el óptimo funcionamiento, los respiradores N95 deben ajustarse de manera especial a cada persona que lo utiliza (esto se denomina “prueba de ajuste” y se realiza, por lo general, en los lugares de trabajo donde se utilizan respiradores). Existen tres niveles de eficiencia de filtración, designadas como 95, 99 y 100 lo que significa que remueven partículas de 0.3 µm. de diámetro en el 95 %, 99 % y 100 %, (99.97 %). Los tipos de filtro están designados con las letras N, R y P que indican la resistencia al aceite así: N: no resisten partículas con aceite. R: resisten partículas con aceite. P: muy resistentes a partículas con aceite. D Respirador Con Mascara y Filtro Cambiable: Poseen con filtros cambiables para proteger contra gases, vapores, partículas y microorganismos. Es indispensable que el filtro este colocado en el tipo de mascarilla adecuado.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 67 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Respiradores N95 ó N100:

D Los respiradores N95 son apropiados para el trabajo con microorganismos y partículas que se transmiten por vía respiratoria: Mycobacterium tuberculosis, así como el virus de la influenza. D Son efectivos contra partículas sólidas o líquidas en atmósferas libres de aceites. D Generalmente estos respiradores pueden ser reutilizados exclusivamente, teniendo consideraciones de higiene, daño y resistencia, sin embargo en caso de epidemia declarada (ejemplo: virus de la influenza) su uso debe ser diario, por lo que su duración seria de 24 horas. D Los respiradores N95: Son eficientes en al menos 95% en la retención de partículas, cuando se someten a aerosoles con 0.3 µm. de diámetro. D Los respiradores N100: Son eficientes en al menos 99.97% en la retención de partículas, cuando se someten a aerosoles con 0.3 µm. de diámetro.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 68 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

A. INSTRUCCIONES PARA COLOCARSE EL RESPIRADOR

1. Ponga el respirador sobre su mano de manera que cubra con el clip nasal las puntas de sus dedos, permitiendo que las bandas elásticas cuelguen libremente bajo su mano. Ponga el respirador bajo su barbilla con el clip nasal hacia arriba.

2. Pase la banda elástica inferior sobre su cabeza y colóquela alrededor del cuello, bajo sus orejas Tome la banda elástica superior y pásela sobre su cabeza para colocarla atrás, en la parte superior de su cabeza.

3. Usando los dedos de ambas manos, moldee el clip para adaptarlo a la forma de su nariz empujando hacia adentro al mismo tiempo que mueve las puntas de los dedos hacia abajo por ambos lados del clip nasal.

4. Para verificar el ajuste del respirador, coloque ambas manos sobre el respirador y exhale fuertemente. Si sale aire alrededor de la nariz, reajuste el respirador como se describe en el paso 3.

Nota: Apretar el clip nasal con una sola mano puede causar un ajuste inadecuado y menor
efectividad del respirador. Si no puede lograr un ajuste apropiado, NO entre al área contaminada.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 69 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

B. INSTRUCCIONES PARA QUITARSE EL RESPIRADOR

1. Sin tocar el respirador, levante la banda inferior de alrededor de su cuello por sobre su cabeza.

2. Para evitar sacudir el respirador, LENTAMENTE la banda superior.

levante

3. Deseche debidamente el respirador usado poniéndolo con cuidado en un recipiente de desperdicios cerrado y llevar al autoclave. Nunca comparta un respirador con otra persona. Lávese las manos después de desechar el respirador.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 70 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

C. USO CORRECTO DE RESPIRADORES D Antes de usar el respirador, el usuario debe leer y entender las instrucciones de uso contenidas dentro de la caja. D el respirador se daña, ensucia o se hace difícil respirar a través de él, Si salga inmediatamente del área contaminada y reemplace el respirador. Este es el síntoma de que el respirador se encuentra saturado. D uso incorrecto puede ser causa de enfermedad o muerte. El D Este respirador puede ayudar a reducir la exposición por inhalación contra cierto tipo de partículas biológicas (por ejemplo: mohos, Bacillus anthracis, Mycobacterium tuberculosis, etc.) pero no puede eliminar el riesgo de contraer enfermedades o infecciones.

D. CONSIDERACIONES El almacenamiento de respiradores en bolsas de plástico re-sellables no es apropiado debido a la humedad después del uso y la potencialidad de la supervivencia del microorganismo en los filtros. Se pueden guardar en bolsas de papel, pero lo recomendado es esperar un tiempo prudencial y guardar en cajas individuales. Los respiradores o mascarillas N95 deben ser guardados en un área libre de contaminación potencial. Identificando los respiradores para ser utilizados por la misma persona, por ejemplo: poner el nombre de la persona en la banda del respirador y colocarlo en un lugar específico, evitando su deformación. Su vida útil no debe exceder las 4 semanas. El Respirador se puede utilizar hasta que se dañe, haya dificultad para respirar o se contamine con sangre o fluidos corporales. Su duración aproximada es de 40 horas o 30 días de trabajo, pero se deben considerar ciertas condiciones especiales como la transpiración del usuario, el calor y la humedad en el ambiente.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 71 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

E. USOS, LIMITACIONES Y ADVERTENCIAS: 1. El personal con barba o vello facial no pueden usar respiradores ya que el sello facial del respirador es muy importante y no se obtiene si está presente. Nada debe interponerse entre la cara y el respirador, incluyendo el cabello, pelo facial, joyas, ropa, etc. 2. El usuario debe ser entrenado en el uso adecuado de este respirador. 3. No use este respirador cuando la concentración de contaminantes es peligrosa para la vida o salud, también cuando las concentraciones de contaminantes sean desconocidas. 4. Abandone el área inmediatamente si: a. Le cuesta trabajo respirar b. Siente mareos u otro malestar 5. Deseche o reemplace el respirador si se daña o ensucia o se le dificulta la respiración. 6. Este respirador no suministra oxígeno. No usar en atmósferas que contengan menos del 18% de oxígeno. Usar solamente en áreas con ventilación adecuada. 7. No modifique o use este respirador en forma inadecuada.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 72 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

9. LENTES PROTECTORES (GAFAS) Y CARETAS:
Los lentes protectores (gafas) y las caretas deben utilizarse para proteger el rostro y los ojos de contaminación de aerosoles, salpicaduras o rociados de productos químicos o líquidos corporales así como el impacto de objetos. Diversos agentes patógenos pueden producir infecciones oculares o atravesar la mucosa ocular y producir infecciones sistémicas. Un ejemplo es el virus del Herpes Simple, que puede estar presente en los aerosoles de una muestra. Al igual que el virus de la hepatitis “B”, que puede entrar por vía ocular.

10. GABACHAS O BATAS:
La gabacha o bata de laboratorio está diseñada para proteger la ropa y la piel de sustancias químicas o líquidos corporales con las que se trabaja en el laboratorio, por eso es imprescindible que se lleve siempre abrochada y limpia.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 73 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

RECOMENDACIONES D es aconsejable llevar pantalones o faldas cortas ya que la gabacha No de laboratorio cubre hasta la rodilla, por lo que las piernas quedarían al descubierto si se produjese una salpicadura de cualquier producto químico. Por este motivo no es aconsejable trabajar con sandalias, sino con zapato cerrado. Tampoco es aconsejable el uso de medias en los laboratorios ya que las fibras sintéticas en contacto con determinados productos químicos se adhieren a la piel. D gabacha a utilizar debe estar confeccionada con tela de tejido resistente La a la penetración de líquidos, manga larga, que cubra hasta la rodilla y de ser posible con puño comprimido. D se debe usar la gabacha fuera del laboratorio, por ejemplo en cafeterías, No despachos, bibliotecas o baños. Ya que si se ha contaminado con productos químicos o con agentes biológicos, puede contaminar otras zonas limpias. D usted trabaja con productos químicos y/o agentes biológicos y lava su Si ropa de trabajo en casa, recomendamos que tome las siguientes medidas de prevención: 1. Al terminar su jornada laboral, ponga la gabacha contaminada en una bolsa de plástico y ciérrela. 2. La gabacha debe permanecer en la bolsa de plástico, hasta que la lave. 3. Lavar separadamente del resto de la ropa. 4. Lavar con abúndate agua, si es posible agua caliente y con detergente liquido. 5. Para secar es recomendable que no se use secadora, mejor al aire libre.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 74 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

11. USO DE EQUIPO DE PROTECCION PERSONAL (EPP), EN LA RECOLECCION DE LA MUESTRA DE VIAS RESPIRATORIAS
Para el proceso de toma de muestra se debe realizar aplicando precauciones de Bioseguridad, utilizando el Equipo de Protección Personal (EPP), el cual consiste: D Mascarillas (N95 o N/P/R100) D Guantes D Protección para los ojos (gafas) D Cobertores de pelo (gorros) D Cubrezapatos D Delantal desechable D Overol desechable D Bolsa roja de descarte D Bolsa individual, con paño desinfectante.

A. SECUENCIA PARA PONERSE EL EQUIPO DE PROTECCION PERSONAL (EPP), COLOQUESE EN EL ORDEN SIGUIENTE:

1. Overol: W Colóquese el overol, comenzando por los pies W Cuando haya llegado al cuello, doble alrededor del mismo.

2. Cubrezapatos

3. Mascarilla W Colóquese la mascarilla o Respirador N95, ver Capitulo 8, página 64. W Haga la prueba del ajuste.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 75 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

4. Lentes protectores o gafas.

5. Gorra o cobertor de pelo

6. Delantal plastico desechable

7. Primer par de guantes (Ver Capitulo 6) W Extienda los guantes, de manera que cubran la parte del puño del overol de aislamiento.

8. Segundo par de guantes

9. Equipo de Protección Personal (EPP) completo.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 76 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

B. SECUENCIA PARA QUITARSE EL EQUIPO DE PROTECCION PERSONAL (EPP).

1. Abra el paquete que contiene el paño con solución desinfectante. Y limpie el segundo par de guantes.

2. Desinfecte los cubrezapatos.

3. Deposite el paño en la bolsa roja destinada para eliminar el EPP.

4. Seguidamente descarte; el delantal, los cubrezapatos, el segundo par de guantes, el overol, los lentes protectores, la mascarilla y por último el primer par de guantes.

5. Incinerar o esterilizar la bolsa de desechos.

6. Lavar adecuadamente las manos.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 77 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

12. LAVADO DE MANOS
Está demostrado que el lavado de manos es la medida mas importante para prevenir las enfermedades de transmisión dentro del laboratorio y en la vida diaria. A. ¿Cuándo Lavarse las manos? D llegar, al finalizar el trabajo y antes de salir del laboratorio. Al D Después de ir al baño. D Después de estornudar o toser. D Después de vaciar la basura o manejar dinero. D Antes de realizar cualquier actividad que obligue el contacto de las manos con los ojos, boca nariz y heridas de piel. D Antes y después de comer. D Después de estrechar la mano de otra persona. D Antes y después de colocarse los guantes. D Luego de haber tocado equipo de protección ya usado (mascarilla, guantes, entre otros). D Cuando toque o manipule algún objeto que, por su naturaleza, debe ser tocado constantemente por varias personas (eje: interruptores, perillas de puertas, sillas, teléfono, computadora, lápices). D Antes y después de atender a un paciente. D Después de manejar muestras biológicas (recepción de termos y otros recipientes). D Después de un accidente en el cual las manos o cualquier otra parte del cuerpo tuvieren contacto con sangre, fluidos corporales, tejidos, sustancias químicas peligrosas o material infeccioso.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 78 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

B. PASOS PARA LAVARSE LAS MANOS. Antes de proceder al lavado de manos recuerde: 1. Usar las uñas cortas y limpias. 2. No debe usar uñas artificiales ni esmalte de uñas 3. Retire todo tipo de joyas (anillos, pulseras, reloj).

1. Levante las mangas de la gabacha a la altura del codo

2. Abrir la llave con una porción de papel toalla desechable para evitar contaminar la llave.

3. Mojar las manos bajo el chorro de agua.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 79 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

4. Aplicar el jabón líquido, la cantidad equivalente a una moneda de 10 centavos.

5. Frotar las manos vigorosamente durante 20 segundos. Hacer énfasis en la limpieza de la uñas y los espacios Interdigitales (entre los dedos), que son los sitios que acumulan mayor cantidad de microorganismos. Incluya las muñecas.

6. Enjuagar las manos con abundante agua hasta eliminar completamente el jabón.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 80 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

7. Secar las manos con papel toalla absorbente, desechables.

8. Cerrar la llave con una porción de papel absorbente desechable para evitar recontaminarse.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 81 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

C. LAVADO DE MANOS CON GEL DE ALCOHOL. Aplicar el producto en las palmas de las manos y frotarlas hasta que la solución seque.

Las manos deberán estar libres de suciedad.

Aplique suficiente cantidad para cubrir toda la mano

Frote ambas manos incluyendo las uñas, deje secar.

“La utilización del gel de alcohol, no sustituye al lavado de manos con agua y jabón”.

D. PASOS EN EL CASO DE RUPTURA DE GUANTES Y CONTAMINACIÓN EN MANOS. 1. Antes de remover los guantes rotos, las manos deben ser brevemente sumergidas en un contenedor que tenga solución de cloro al 0.5%. 2. Remover los guantes de manera que la parte de adentro este hacia fuera, para luego ser sumergidos en la solución de cloro al 0.5% por 10 minutos. Estos dos pasos aseguran que ambas superficies de los guantes están siendo descontaminadas, al igual que las manos 3. Descarte los guantes de forma apropiada. 4. Lavar las manos como se menciona en el inciso anterior.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 82 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

13. USO CORRECTO DEL EQUIPO Y MATERIALES
D Puede obtenerse información detallada sobre equipo de laboratorio y mantenimiento en El Manual de Mantenimiento para Equipo de Laboratorio, OPS/OMS, THS/ EV – 2005/07: 1- 208. D Utilizar siempre pipetas automáticas, propipetas o perillas para aspirar muestras, fluidos infecciosos o tóxicos (Nunca debe pipetear con la boca, ni mezclar el material infeccioso haciéndolo burbujear a través de la pipeta, tampoco debe soplar el material infeccioso fuera de las pipetas).

D Colocar las pipetas contaminadas en un recipiente apropiado que contenga hipoclorito de sodio al 2 %, (Ver forma de preparación Anexo 4) de manera que queden completamente cubiertas con la solución, luego lavarlas y llevarlas al autoclave.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 83 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D momento de utilizar la centrifuga se debe revisar; el balance correcto, la Al velocidad conveniente el peso adecuado y uso de tubos de plástico o de vidrio resistentes y sin defectos.

D Mantener la centrifuga cerrada al momento de su funcionamiento (Durante este proceso NO DEBE ABRIRSE, ni tratar de pararla con las manos). D observa alguna vibración o escucha un ruido anormal, detenga el Si funcionamiento inmediatamente, pero espere 20 minutos antes de abrirla. D Los agitadores, homogenizadores, deben ser preferiblemente de teflón, ya que los de vidrio pueden romperse y liberar así material infeccioso o incluso herir al operador.

D Utilizar tubos con tapa de rosca, para evitar producción de aerosoles, cuando se esté utilizando mezcladores como el vortex.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 84 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

14.

CUIDADOS PARA EL USO DE: AUTOCLAVE, REFRIGERADORAS Y CONGELADORES
D Verificar el funcionamiento correcto del autoclave, mediante la comprobación con la Cinta testigo, o ampollas con bacilos esporulados.

D Monitorear y registrar la temperatura de los refrigeradores y congeladores, por lo menos dos veces al día.

D Revisar y limpiar periódicamente los refrigeradores y congeladores ( cada dos meses como mínimo) *Recuerde utilizar guantes de plásticos resistentes, durante la limpieza. D Etiquetar correctamente todo material infeccioso o tóxico que sea almacenado en los refrigeradores o congeladores.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 85 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

15. PRODUCCIÓN DE AEROSOLES
En la mayoría de procedimientos en los que se requiere licuar, agitar, triturar y separar muestras de contenido potencialmente infeccioso, se producen aerosoles; por lo que todos estos procedimientos deben realizarse con sumo cuidado, lo recomendado es dejarlas en reposo aproximadamente 3 minutos antes de separarlas. D Nunca debe abrirse la tapa de la centrifuga mientras se encuentre funcionando, ni destapar los tubos inmediatamente después de centrifugar o agitar. D se debe expulsar violentamente el material infeccioso de una pipeta. No D Cuando se traspase sangre u otro liquido de la jeringa a un tubo, se debe hacer con cuidado por las paredes del tubo y con una presión moderada. D Para la esterilización de asas o agujas con material infeccioso, se recomienda el uso de un mechero Bunsen o un microincinerador.

D el caso de ampollas o frascos conteniendo material infeccioso, estos En deben abrirse con mucha precaución, de preferencia en una cabina de seguridad biológica, para evitar la entrada brusca de aire que disperse el contenido.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 86 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

16. TOMA DE MUESTRAS
TODAS LAS MUESTRAS DEBEN SER TRATADAS COMO ALTAMENTE INFECCIOSAS PARA EVITAR EL POSIBLE CONTAGIO. En la recolección de muestras biológicas, se debe tener cuidado tanto en los recipientes a utilizar como en la aplicación de Normas de Bioseguridad para poder disminuir los riesgos biológicos del personal. Los recipientes pueden ser de vidrio, plástico o material resistente que no permita derrames de muestras, los mismos deben ser rotulados adecuadamente y con identificación precisa para evitar confusión entre muestras.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 87 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

PARA LA RECOLECCIÓN DE MUESTRAS BIOLÓGICAS SE DEBE:

1. Lavar las manos antes y después de la toma de muestras. 2. Utilizar siempre guantes, ropa de protección (bata o gabacha) y lentes protectores o gafas, evitar llevarse las manos a la boca, a los ojos, hasta no haber finalizado el trabajo. 3. Preparar el material, para la toma de la muestra de acuerdo al examen solicitado por el médico, colocándolo ordenadamente según su utilización. 4. Verificar la identificación del paciente con el formulario de solicitud de examen y rotular los frascos o tubos, así como la lámina portaobjetos si se van a realizar coloraciones. 5. Desechar inmediatamente jeringa, aguja y otro material utilizado en la toma de la muestra (algodón, lanceta, etc.), en un recipiente especial para su eliminación por medio de incineración. 6. Sí por accidente se produjera un derrame de muestras biológicas se debe:

Cubrir el área completa con material absorbente empapado de desinfectante (cloro al 0.5 % o alcohol etílico al 70%) y permitir que el desinfectante permanezca en contacto con el derrame durante un tiempo apropiado: comúnmente 20 ó 30 minutos.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 88 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

17. RECEPCION Y ENVIO DE MUESTRAS
La recepción y envió de muestras es uno de los puntos más importantes dentro de las normas de bioseguridad, ya que un mal transporte de la muestra implica una potencial fuente de contaminación y riesgo para todas las personas durante el proceso. Todo laboratorio deberá contar con sus normas internas para el recibo, manejo y transporte de las muestras. Siendo responsabilidad del remitente asegurarse de la correcta identificación, embalaje, etiquetado y documentación de todas las sustancias infecciosas y muestras de diagnóstico que se envíen. Para el transporte o movilización de muestras dentro de la instalación debe utilizarse envases/contenedores secundarios equipados con gradillas, de manera que las muestras se mantengan en posición vertical. Estos envases se deberán descontaminar periódicamente. Para el almacenamiento de las muestras todos los laboratorios deben estar en conocimiento de las características, riesgos, límites de seguridad de cada muestra, debe ser organizado y mantenido conforme a los criterios con relación a las propiedades que pueden causar efectos derivados de las mismas por sus incompatibilidades y propiedades particulares. TODAS LAS MUESTRAS SE CONSIDERARAN POTENCIALMENTE INFECCIOSAS Y SUSCEPTIBLES DE CONTAMINAR AL PERSONAL DE RECEPCIÓN, AL DE TRANSPORTE Y AL QUE LO MANIPULA; POR LO QUE DEBE UTILIZARSE EL EQUIPO DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL Y DEBE REGISTRARSE CORRECTAMENTE CADA MUESTRA RECIBIDA. DEBIÉNDOSE ADEMÁS CAPACITAR Y PREPARAR INSTRUCTIVOS PARA QUE EL PERSONAL PUEDA RECHAZAR UNA MUESTRA CUANDO NO LLEGUE EN LAS CONDICIONES ÓPTIMAS.

El transporte de muestras a nivel nacional, por vía terrestre, deberá realizarse en termos KST: King Seely Thermo o similares (Ver Anexo 8), siguiendo las directrices brindadas por el manual respectivo.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 89 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

A. ENVÍO Y TRANSPORTE DE MUESTRAS A NIVEL LOCAL Y NACIONAL: Para este proceso se debe: 1. Contar con cajas térmicas (hieleras o termos) con paquetes refrigerantes “Ice Packs” que permitan el mantenimiento de una temperatura de 2° a 8° C. 2. Colocar las muestras o tubos en posición vertical o sea con las tapas hacia arriba, bien cerrados, dentro de bolsas plásticas. 3. Los espacios entre los frascos deben ser rellenados con papel periódico o papel absorbente, para evitar el roce entre ellos y su consecuente quebradura. 4. Los tubos o frascos deben ir debidamente identificados o rotulados: nombre del paciente, edad y procedencia. 5. El formulario de solicitud de examen deberá ser llenado con todos los datos necesarios, se deberá adjuntar la ficha epidemiológica (en caso que exista), luego colocarlos en una bolsa con la identificación de la hielera. (parte exterior). “No envolver con ellos los frascos o tubos”. 6. Elaborar 2 etiquetas para colocar fuera de la hielera: D primera etiqueta debe contener la información del destinatario o receptor La de las muestras. Por ejemplo:

Dra. Suyapa Mendoza, Sección ITS Laboratorio Nacional de Vigilancia Tercer Piso, Centro de Salud Alonso Suazo Barrio Morazán, Tegucigalpa, Honduras Teléfono: 232 58-40 Fax: 239 75-80

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 90 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D segunda etiqueta debe contener el nombre y dirección del remitente o La U.S que envía las muestras. Por ejemplo:

Dra. Virginia O. Rostrán Castro, CESAMO Dr. Miguel Paz Barahona, San Pedro Sula, Cortés Teléfono: 557 62 69

D Ambas etiquetas deberán ser colocadas dentro de una bolsa plástica transparente para su protección y adheridas a una de la pared externa de la hielera o termo. D Para devolver el termo o hielera a la Unidad de Salud (U.S) correspondiente, se sacará la etiqueta del receptor y solo se deberá mostrar la etiqueta con el nombre y dirección del que envió las muestras (remitente).

OTRO TIPO DE MUESTRAS QUE SE ENVÍAN Y QUE NO NECESITAN REFRIGERARSE SON: D Muestras sanguíneas en papel filtro, tubo capilar, etc. W Se deben colocar dentro de bolsa plástica para protegerlas de la humedad, calor excesivo, insectos o cualquier otro factor que las pueda deteriorar. D Láminas portaobjetos de extendidos de esputo, citologías vaginales, gota gruesa y extendido fino, etc.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 91 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

W Colocar las láminas en portaláminas de cartón o en cajas plásticas para guardar láminas. De no contar con ello, agrupar las láminas y envolver apretadamente con papel, teniendo la precaución de que queden separadas por el papel para evitar el traspaso de material y su posible contaminación. Obteniéndose así un paquete compacto que impide el roce y entrechoque de las láminas, con lo que se evita su ruptura.

Adjuntar a estos empaques los respectivos formularios, evitando su contacto directo con las muestras para no propiciar su contaminación. Una vez preparado estos paquetes (hielera o termo, paquetes de láminas portaobjetos y bolsas plásticas con muestra), desinfectar con gasa con Alcohol Etílico 70% las paredes externas, a fin de evitar la contaminación del personal encargado de su transporte. Las muestras deben ser llevadas lo más rápido posible al Laboratorio donde serán procesadas. Las personas involucradas en el transporte (conserje, motorista, Auxiliar de Enfermería, transportistas, etc.) deben tener conocimiento de lo que transportan, contar con las indicaciones necesarias para que en caso de accidente o derrame, pueda tomar las medidas pertinentes e informar del mismo.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 92 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

CONSIDERACIONES D Asegurar que el tiempo de transporte no sea mayor de 24 horas. D Verificar que durante su transporte la hielera o termo, viaje en posición vertical para evitar derrames. D Evitar en la medida de lo posible la exposición al calor excesivo y a la luz solar. LIMPIEZA Y DESCONTAMINACIÓN DE HIELERAS O TERMOS: D Posterior a su utilización las hieleras deben ser descontaminadas y limpiadas, pasando tanto por su interior como exterior una gasa empapada en Alcohol Etílico al 70% y luego agua con jabón. D Los paquetes refrigerantes o “Ice Packs” deben ser removidos del interior, para también ser descontaminados y lavados. D Mantener los paquetes refrigerantes o “Ice Packs” en el congelador para su próxima utilización.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 93 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

18. MANEJO Y ALMACENAMIENTO DE PRODUCTOS QUIMICOS
Es importante tener en cuenta en la seguridad de los laboratorios, el riesgo que implican los efectos tóxicos de los reactivos químicos, las vías de exposición, los peligros asociados a su manipulación y almacenaje. El laboratorio debe contar con instrucciones de seguridad que describan los peligros asociados con el uso de un determinado reactivo químico, información brindada por el fabricante (etiquetas, hojas, catálogos, etc.) Y que debe estar disponible para todo el personal del laboratorio. Las rutas de exposición a los reactivos químicos son fundamentalmente las siguientes: inhalación, contacto directo, ingestión y a través de lesiones en la piel. El efecto adverso para la salud de los vapores de muchos de los reactivos químicos al ser manipulados o inhalados, además de ser venenos, muchos afectan distintos órganos y tejidos produciendo efectos severos. Algunos reactivos químicos son conocidos por sus efectos cancerígenos, mutagénicos y teratogénicos (alteraciones al feto). La exposición prolongada o repetida a la fase líquida de varios solventes orgánicos puede afectar seriamente la piel. Este daño puede deberse al efecto desengrasante, alérgico o corrosivo de estas sustancias. Medidas de Precaución: a) Leer bien las etiquetas de los frascos u otras fuentes de información. b) Los reactivos peligrosos deben manipularse en cámaras de extracción de gases o en su defecto en lugares bien ventilados. c) Al trasvasar el producto a otro recipiente mantener la información sobre su peligrosidad. d) Realizar los trasvases por medios automáticos, en caso contrario utilice embudos para disminuir salpicaduras. e) No añadir sustancias corrosivas en envases con restos de otras sustancias. f) No utilizar sustancias corrosivas con características diferentes a las habituales. g) No probar, ni oler las sustancias químicas para su identificación.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 94 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

h) No añadir agua a las sustancias corrosivas para su disolución. Añadir el ácido al agua lentamente y en pequeñas dosis. i) No dejar los envases abiertos para minimizar la emisión de vapores. j) Transportar los recipientes de vidrio en contenedores seguros. Como reglas generales para el almacenamiento de los reactivos químicos, es muy recomendable: 1. Disponer de ellos en el laboratorio en las cantidades mínimas necesarias para el trabajo diario. 2. Guardarse en almacén o pieza especial, con piso de concreto y puertas que eviten la fuga por algún derrame de los reactivos. 3. Los reactivos inflamables deben guardarse en forma aislada del resto de los otros reactivos químicos. 4. Dentro del almacén de reactivos no deben existir interruptores eléctricos para evitar eventuales exposiciones o chispazos eléctricos con vapores o reactivos inflamables. Igualmente las luces deben estar empotradas y no en contacto directo con el ambiente de la pieza o almacén. 5. Nunca se deben guardar los reactivos en orden alfabético. Es importante separar todos los reactivos que presenten incompatibilidad para evitar la eventualidad de que accidentalmente entren en contacto. (Ver Anexo 10). Etiqueta de un producto químico El etiquetado reglamentario de las sustancias y los preparados peligrosos es un medio sencillo para informarle y alertarle sobre los peligros relacionados con su utilización. Cuando los productos son transvasados a otros envases, la etiqueta deberá ser sistemáticamente reproducida. D las etiquetas habrá, entre otras cosas, uno o varios símbolos de peligro, En así como un número restringido de indicaciones sobre los riesgos y sobre las medidas de prevención a adoptar. D etiqueta le informa inmediatamente sobre el producto y le permite evitar La las confusiones y los errores a la hora de utilizarlo. D etiqueta es imprescindible en caso de accidente, le dará las indicaciones La necesarias sobre el comportamiento a seguir en caso de accidente.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 95 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

1. Identificación del producto (nombre químico de la sustancia o nombre comercial del preparado). 2. Composición química (importante para la preparación de soluciones, relación de sustancias peligrosas presentes, según concentración y toxicidad). 3. Responsable de la comercialización (Nombre, dirección y teléfono). 4. Identificación de peligros. 5. Descripción del riesgo (Frases R). 6. Medidas preventivas (Frases S).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 96 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

19. LIMPIEZA DEL LABORATORIO

Con el fin de garantizar una limpieza efectiva y completa de todo el laboratorio, debe establecerse un programa coordinado que abarque las distintas áreas y equipos que componen las instalaciones, como ser: D Áreas de administración D Pisos y pasillos (excepto en caso de derrames de sustancias químicas y biológicas). D Puertas, ventanas y cielo raso D Secciones de trabajo de laboratorio (mesas y áreas especializadas) D Cubículos y cabinas de bioseguridad D Equipo de laboratorio (refrigeradoras, congeladores, centrífugas, incubadoras, gabinetes, áreas de almacenamiento, etc.) D Bancos y mesas de trabajo D Cristalería e instrumentos de laboratorio D Bodegas y comedor D Lavamanos y servicios sanitarios D Recipientes y equipo para la eliminación de desechos D Jaulas y anaqueles para animales D Utensilios de limpieza

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 97 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

La limpieza limita el desorden, controla la contaminación y facilita el uso eficaz de los desinfectantes químicos. Todo laboratorio debe tener por escrito el programa de limpieza, el cual se adecuará a las características del mismo y al volumen de trabajo. Estos procedimientos deberán ser realizados preferiblemente al inicio o al final de la jornada, el personal tiene que ser debidamente capacitado, usar equipo de protección individual respectivo. Es conveniente que este personal sea fijo o de planta, bajo la orden del Jefe o Regente del laboratorio. Tanto el personal de limpieza como el que lava material de laboratorio, debe contar con un esquema de inmunización, especialmente vacuna contra Hepatitis B y Toxoide Tetánico (Ver anexo 6). Se deberá programar desinfecciones periódicas tanto del equipo como de ambientes del laboratorio.

A. LIMPIEZA DE LOS AMBIENTES DE LABORATORIOS. La limpieza ha de comenzar en las áreas de menor riesgo para terminar en áreas de mayor contaminación. Es importante que las tareas de limpieza se efectúen en horarios que no interfieran con el trabajo del laboratorio; además el personal de la limpieza debe estar familiarizado con las distintas áreas de trabajo. El personal del laboratorio, será el responsable de que su área de trabajo, brinde suficiente seguridad para que el personal de limpieza haga su labor sin peligro alguno. La limpieza consiste en remover las partículas gruesas con un trapeador húmedo, para evitar la formación de aerosoles no específicos, por lo que no es recomendable barrer en seco. Finalizar pasando un trapeador humedecido con una mezcla que contenga soluciones de un desinfectante y de un detergente, la dilución de estos será de acuerdo a las áreas que tengan mayor probabilidad de contaminación con microorganismos de amplio espectro en supervivencia y en patogenicidad.

B. LIMPIEZA DE PISOS, TECHOS Y PAREDES La limpieza se realizará con detergente, el lavado incluye pisos, paredes y ventanas, los paños empleados serán colocados en balde con cloro y se emplearán sólo para el laboratorio. El personal de limpieza deberá utilizar guantes de goma para desarrollar ésta tarea.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 98 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

El trapeador utilizado no se debe lavar ni exprimir con las manos, sino utilizar el sistema mecánico de dos baldes para enjuagar y exprimir. Se evitará barrer o limpiar en seco siempre que sea posible; pues las partículas resuspendidas se depositan nuevamente en el piso o en la mesa. No se debe utilizar cera para los pisos; pues esto facilita la adherencia de contaminantes y vuelve el piso deslizante; por lo que puede causar accidentes. La suciedad de los filtros de aire acondicionado debe ser removida pues ésta puede provocar alergias respiratorias e infecciones pulmonares; por lo que se recomienda hacerlo cada tres meses. Los contenedores para desechos infecciosos deberán lavarse y desinfectarse todos los días. No se deben dejar recipientes con desechos durante la noche, ni trapeadores dentro de cubetas con agua. Ningún recipiente con basura debe quedar abierto, sino que debe estar en bolsas plásticas bien cerradas para eliminarlos al final de la jornada de trabajo.

C. LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE LAS MESAS DE TRABAJO Este es un trabajo que no debe ser delegado al personal de limpieza, nadie mejor que el técnico de laboratorio conoce los riesgos de trabajar con una mesa que no fue descontaminado adecuadamente. Por eso se debe desinfectar con hipoclorito de sodio al 0.5% ó alcohol etílico al 70% antes y después de la rutina de trabajo.

D. DESCONTAMINACION DE PISOS Y MESAS DE TRABAJO CON MATERIAL BIOLÓGICO COMO SANGRE Y SECRECIONES D debe colocar papel toalla o gasa sobre material derramado y después Se verter hipoclorito de sodio al 0.5% por encima del papel toalla o gasa; cuidando que todo el material entre en contacto con el hipoclorito y evitando respingos y aerosoles. D Dejar el desinfectante actuar por lo menos 30 minutos. D Recoger todo con un paño o papel toalla y colocar dentro de bandejas o bolsas autoclavables.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 99 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Llevar éste material al autoclave y luego al descarte final como desecho biológico. D Proceder a la limpieza del piso o a la mesa de trabajo como de rutina.

E. LIMPIEZA DE CRISTALERÍA Y OTRO MATERIAL La limpieza de materiales de vidrio y plástico como polietileno, polipropileno y politetrafluoroetileno (teflón), es una parte esencial de las operaciones del laboratorio y un elemento vital de un programa de garantía de calidad.

F. LAVADO DE MATERIAL. Se considera “material sucio” todo aquel material que ya ha sido utilizado, tanto el que fue esterilizado en el autoclave, como el que se ha depositado en los recipientes de descarte que contienen agua clorada (Hipoclorito al 0.5%); por lo tanto todo este material debe ser sometido al proceso de lavado. Para ello se recomienda la utilización de un detergente adecuado para laboratorio, el cual debe ser neutro o enzimático, aniónico, biodegradable. Procedimiento para el lavado de material

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 100 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

a) Preparar una solución de jabón especial para laboratorio (Por ejemplo Alconox, No Ión, etc.) siguiendo las instrucciones del producto. b) Sumergir en dicha solución de jabón especial el material: los tubos de ensayo, vasos de precipitación (beakers), portaobjetos o cualquier otro material que se va a lavar. Dejar reposar durante un mínimo de 30 minutos. c) Utilizando cepillos o escobillones apropiados, lavar el material. d) Enjuagar tres (3) veces con agua corriente. e) Enjuagar dos (2) veces con agua destilada. f) En caso de pipetas asegurarse durante los lavados que el agua pase a través de la luz de la pipeta y enjuagar con agua destilada el exterior e interior. Procedimiento alternativo para el lavado de material Seguir el procedimiento anteriormente descrito para el lavado de material, con la excepción de que en el inciso b). Se deberá utilizar detergente en polvo de uso domestico, que no contengan suavizantes ni aroma o bien utilizar detergente liquido para platos. Teniendo la precaución de lavar con abundante agua, para asegurarnos de que no queden residuos de detergente. Verificación del lavado Para verificar, llenar el material de vidrio con agua destilada, vaciarla y ver si está cubierto con una capa continúa de agua. Los recipientes sucios generalmente presentan después pequeñas gotas de agua en la superficie interior en vez de la capa continua. O bien presencia de manchas de agua por fuera y por dentro. Por consiguiente es recomendable que se analice en algunos recipientes de vidrio cogidos al azar, la presencia de detergente por lo menos una vez por semana y que se registren los resultados. Cuando se advierte detergente en el material de vidrio lavado, debe darse instrucciones para aumentar el tiempo de enjuague después del proceso de limpieza. Secado de Material a) Colocar las pipetas verticalmente sobre portapipetas y deje que se escurran. (Con un paño que no deje pelusa, secar las puntas para que se absorba el líquido de

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 101 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

estas). No las introduzca en hornos de secado. b) El material como vasos de precipitados, probetas, matraces, etc., colocarlos sobre el escurridor de material o en su caso colocarlos boca abajo sobre papel toalla. c) Los escobillones utilizados para lavar el material, colgarlos verticalmente para que se escurran, sequen y no guarden humedad. d) Una vez que el material se ha secado debe colocarse en su lugar, utilizando las vitrinas cerradas y cajones para almacenar el material limpio. Los tubos que se coloquen en gradillas, poner boca abajo, cuidando que estas no tengan polvo o sarro en su base. e) Cierto material una vez seco, ya como “material limpio” necesita ser preparado y empacado para su posterior esterilización. f) Desechar el material y los utensilios con superficies rotas o dañadas.

G. CONTROL DE INSECTOS Y ROEDORES: En el laboratorio es de suma importancia el control de insectos y roedores a fin de prevenir la diseminación de agentes patógenos, así como para mantener los animales de laboratorio libres de enfermedades. Hay ciertas reglas que es conveniente seguir: D Mantener la libre circulación por los pasillos, evitando la acumulación de obstáculos como cajas vacías y equipos dañados, que propician la aparición de insectos y roedores. D comer, ni tirar desperdicios de alimentos en el área del laboratorio y sus No alrededores. D Mantener puertas y ventanas cerradas, evitando la entrada de moscas y mosquitos. D Eliminar los envases desechables con alimentos vacíos y otras envolturas, tan pronto como sea posible, colocándolas en bolsas para la basura. D Lavar frecuentemente las batas y guantes no desechables que utiliza el personal. D Almacenar las latas limpias y los sacos con alimento para ratones, bien cerrados, sobre plataformas que aseguren que se mantendrán secos y protegidos.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 102 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Limpiar, sí ocurre un derrame, pues esto puede atraer cucarachas y ratones. D Realizar fumigaciones periódicas, por lo menos una vez al mes. D dejar recipientes con desechos durante la noche, ni trapeadores dentro No de cubos con agua, aún cuando contengan desinfectante. D Ningún recipiente con basura debe quedar abierto, ya sea en el laboratorio, el comedor o en el bioterio, sino que debe estar en bolsas plásticas bien cerradas y luego eliminarlas al final de la jornada de trabajo. H. LIMPIEZA DE BIOTERIOS: La higiene en cuartos y jaulas con animales requiere de una atención especial: D Limpiar bien las jaulas, de ser posible someterlas a descontaminación en autoclave, a fin de evitar infecciones cruzadas. D Eliminar periódicamente, la acumulación de las heces, orina y desperdicios de comida, de acuerdo al tipo de animal. D Cerrar y proteger los cuartos de animales, para evitar la entrada de insectos y roedores; así mismo el acceso restringido a personal autorizado. D Vacunar al personal encargado de esta área, contra el tétanos por el riesgo de arañazos y mordeduras. D limpieza del bioterio le corresponde al personal encargado de esta La área. I. EL PERSONAL TÉCNICO DE LABORATORIO ESTÁ ENCARGADO DE: Diariamente D Limpiar las superficies de trabajo. D Limpiar el área de trabajo dentro de las cabinas de seguridad biológica. D Descartar los desechos biopeligrosos de forma apropiada. Semanalmente o mensualmente D Limpiar bajo la rejilla delantera de la cabina de seguridad biológica. D Limpiar las superficies dentro de la cabina de seguridad biológica. D Limpiar las incubadoras. D Limpiar gabinetes y gavetas.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 103 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

J. REGLAS DE SEGURIDAD PARA EL PERSONAL DE LABORATORIO D Lavar periódicamente la gabacha o bata, cuando haya estado expuesto a contaminación química o microbiológica y autoclavar antes de lavarla. D comer, beber, fumar o maquillarse dentro del laboratorio. No D Avisar inmediatamente al Jefe o Regente del laboratorio, en cualquier caso de accidente, ruptura o vuelco de cualquier frasco, tubo, recipiente u otro material. No eliminar material quebrado o dañado producto de un accidente sin autorización del Jefe o Regente de laboratorio. No recoger los vidrios rotos con las manos, utilizar guantes resistentes de hule, escoba y recogedor, y seguir las instrucciones según el tipo de riesgo involucrado. D Lavar las manos con frecuencia y siempre que salga del laboratorio. K. REGLAS DE SEGURIDAD PARA EL PERSONAL DE ASEO Y LIMPIEZA: D Utilizar la ropa de protección (gabacha o bata, guantes, mascarillas, etc.) mientras haga la limpieza. D Lavar las manos con frecuencia y siempre que salga del laboratorio o haya tocado material de desecho. D Avisar inmediatamente al Jefe o Regente de laboratorio, en cualquier caso de accidente, ruptura o vuelco de cualquier frasco, tubo, recipiente u otro material. No eliminar material quebrado o dañado producto de un accidente sin autorización del jefe de laboratorio. No recoger los vidrios rotos con las manos, utilizar guantes resistentes de hule, escoba y recogedor, y seguir las instrucciones según el tipo de riesgo involucrado. D Limpiar y quitar el polvo de las mesas de trabajo, con la autorización previa y bajo las instrucciones y adiestramiento del personal del laboratorio. D tocar lo que está en las mesas de trabajo o cabinas de seguridad No biológica. D No tocar los equipos que están en funcionamiento. Si el equipo está apagado, no lo encienda. Si el equipo esta encendido, no lo apague. D tocar sustancias químicas o muestras biológicas que se encuentren en No el laboratorio; ni siquiera envases vacíos. D busque en los botes de basura, ni compacte las bolsas de basura. Si No hay cristalería rota u objetos punzantes, puede cortarse. D Lavarse las manos después de salir del laboratorio y / o luego de preparar o usar cualquier liquido para limpiar. D entrar sin autorización en ningún laboratorio en cuya puerta figure una No señal de acceso restringido (señal de riesgo biológico o radiación).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 104 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D vaciar en la pila, material de desecho químico o biológico a menos que No haya instrucciones del personal de laboratorio, que le indique que lo puede hacer. D se debe lavar las piletas de los laboratorios, sin la debida autorización No del personal de laboratorio.

20. DESINFECCIÓN DEL LABORATORIO

Para la bioseguridad en el laboratorio, es fundamental disponer de conocimientos básicos sobre la desinfección y esterilización. La desinfección es una técnica de saneamiento que tiene como finalidad la destrucción de los microorganismos patógenos (bacterias, virus y hongos) en todos los ambientes en que pueden resultar nocivos, mediante la utilización de agentes fundamentalmente químicos. El objetivo es mantener los niveles de contaminación microbiana dentro de los parámetros aceptables, desde el punto de vista sanitario, en función del riesgo que representa en cada caso. El agente antimicrobiano que será utilizado, dependerá del tipo de trabajo y de la naturaleza del agente infeccioso que se esté manipulando.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 105 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Escogiendo el desinfectante o descontaminante más adecuado Para elegir el desinfectante más adecuado, hay que tomar en cuenta: D naturaleza de los microorganismos presentes La D evaluación de riesgos. La D Los procedimientos a seguir para desinfectar la superficie o descontaminar un derrame de gran volumen. D riesgo inherente al uso del descontaminante. El D tipo de material de la superficie a descontaminar. El

Factores que afectan la efectividad de los desinfectantes D naturaleza de los microorganismos presentes. La D Las condiciones fisicoquímicas. D Tiempo de exposición D Temperatura D Concentración D pH D presencia de materia orgánica La

Tipos de desinfectantes de acuerdo a su acción „ Alto Nivel: Inactivan todas las bacterias vegetativas, incluyendo micobacterias, hongos, virus, pero no necesariamente esporas bacterianas (Ej. Aldehídos, derivados del cloro). „ Nivel Intermedio: No eliminan esporas bacterianas; si bacterias vegetativas, hongos y virus, pero no algunos virus pequeños (Ej. Alcoholes, fenoles). „ Bajo Nivel: No destruyen todos los hongos ni virus (Ej. Derivados del amonio cuaternario).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 106 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Mecanismos de acción de los desinfectantes Los desinfectantes actúan o ejercen su acción de diferentes maneras: D Desnaturalización y coagulación de proteínas (Ej. Alcoholes). D Oxidación de distintos componentes (Ej. Cloro, oxido de etileno) D Alteración de permeabilidad de la membrana (Ej. Agentes surfactantes, alcoholes). Desinfectantes más usados D Alcoholes D Agentes oxidantes (cloro, yodo, acido paracetico, peróxido de hidrógeno). D Agentes surfactantes. D Derivados fenólicos. D Aldehídos. D Oxido de etileno El cloro y el alcohol son los desinfectantes más utilizados, por lo que vamos a enfocarnos en ellos para conocer su acción y la forma de preparar soluciones que deben estar accesibles en el laboratorio. Alcoholes: D Tienen un efecto desnaturalizante sobre las proteínas bacterianas (alcohol etílico) y alteraciones de la membrana. D solución de alcohol etílico al 70% (clínico), tiene un gran poder bactericida La y casi siempre se usa sobre superficies. D Los alcoholes al 80 – 90 % son desinfectantes débiles con escaso poder bactericida, por lo cual se emplean menos. D alcohol isopropílico es más activo, pero más tóxico. El D Poseen un efecto deshidratante y una escasa toxicidad sobre la piel por lo que son utilizados como antisépticos cutáneos en forma de solución acuosa al 70 %. D Para desinfectar todo tipo de superficies (en especial las superficies metálicas), debe usarse al 70 %.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 107 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Cloro: D Utilizado en agua y tratamiento de agua para mantener la población de bacterias en niveles bajos. D Utilizado en desinfección de superficies en general. (solución al 0.05%). D halógeno causa liberación de oxigeno, el cual inactiva ciertas proteínas El citoplasmáticas (enzimas) en bacterias. D cree que el cloro cambia la estructura de las membranas provocando la Se salida del contenido de las células y por tanto, su destrucción. D un químico toxico y altamente corrosivo. No utilizar para desinfectar Es mesas de trabajo metálicas ni canastas de centrifugas o portatubos. D Las soluciones de cloro deben etiquetarse adecuadamente y cambiarse frecuentemente (a diario) ya que la exposición a la luz afecta la composición de las soluciones. D use soluciones de cloro en el autoclave. Este desinfectante es altamente No oxidante y su asociación con material orgánico en autoclaves puede ser explosiva. Antisépticos Son agentes químicos que se usan para reducir el número de microorganismos que se encuentran en la piel y en las membranas mucosas, sin producir irritación o daño. Además de eliminar o matar los microorganismos es posible que los antisépticos también impidan el crecimiento o el desarrollo de algunos tipos de microorganismos. Estos agentes se emplean para: D Preparar la piel, el cérvix o la vagina antes de un procedimiento clínico. D Lavarse quirúrgicamente. D Lavarse las manos en situaciones de alto riesgo, tal como antes de un procedimiento invasivo o de contacto con usuarios que tengan alto riesgo de infectarse (por ejemplo, recién nacidos o inmunosuprimidos). Los desinfectantes no se usan para material inerte, como los instrumentos y las superficies. Normalmente, los antisépticos tienen menos potencia que las sustancias químicas utilizadas para desinfectar los objetos inanimados.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 108 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Por eso, nunca deben usarse soluciones antisépticas para desinfectar materia inerte, tales como instrumentos y guantes. Nunca deben dejarse en remojo en soluciones antisépticas objetos como pinzas, tijeras, bisturís y agujas de sutura. Ejemplos de antisépticos: Clorhexidina, alcohol etílico e isopropílico, soluciones de yodo.

21. CAUSAS DE ACCIDENTES
A. LOS ACCIDENTES MÁS FRECUENTES EN LOS AMBIENTES DE LABORATORIO SON: D Accidentes por objetos cortopunzantes. D Accidentes por quemaduras químicas o eléctricas. D Intoxicación por sustancias químicas inhalación o ingestión. D Accidentes por materiales biológicos. B. PROCEDIMIENTOS GENERALES. 1. En caso de quebraduras de material de vidrio, recoja los vidrios con una pinza y colóquelos en un recipiente de paredes rígidas para el descarte. 2. En el caso de quemaduras con sustancias químicas utilice ácidos para neutralizar bases (ejemplo: acido pícrico al 1 %), y bases para neutralizar ácidos (ejemplo: Bicarbonato de sodio al 1 %). El trabajador debe ser atendido según el área del cuerpo afectada. (Ver Anexo 12, inciso 2). 3. Los ojos requieren abundante agua, (Ver Anexo 12, inciso 3) es preciso lavarlos durante 15 minutos o más, sin friccionarlos hasta que la sustancia sea totalmente removida, procurar la atención médica de un oftalmólogo. 4. En caso de quemaduras con llamas, objetos calientes, vapores de agua en ebullición, instalaciones eléctricas en mal estado; no debe lavarse la lesión con agua en el área del cuerpo afectada. En caso de quemaduras de segundo y tercer grado, acudir al médico. (Ver Anexo 12, inciso 2) 5. Las intoxicaciones por inhalación o ingestión se debe considerar la posibilidad del antídoto universal o sus sustitutos. (Ver Anexo 12 inciso 4). 6. En caso de ingestión accidental de material posiblemente peligroso, que puede ser: orina, sangre, reactivos, etc., la persona deberá recurrir al médico y explicar acerca del agente ingerido. (Ver Anexo 12, inciso 4).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 109 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

C. ACCIDENTES POR OBJETOS CORTOPUNZANTES (Ver Anexo 12, inciso 1) En el caso de cortes o perforaciones con objetos cortopunzantes, como material de vidrio quebrado, asas microbiológicas, lancetas, agujas, hojas de bisturí, jeringas, aplicadores, etc., se recomienda lo siguiente: 1. 2. 3. 4. 5. Apretar fuertemente por arriba de la herida, presionando hasta hacerla sangrar. Lavar inmediatamente con mucha agua y jabón. Aplicar antiséptico, cubrir con gasa estéril. Si la herida es profunda, procurar atención médica. En caso de sospecha de contaminación con muestras que puedan ser positivas para el VIH u otros virus, seguir paso 1 y luego aplicar cloro al 0.5 %. Informar al médico para la profilaxis posterior.

D. ACCIDENTES POR MATERIALES BIOLÓGICOS Todo laboratorio que trabaja con agentes biológicos infectantes deberá definir y establecer medidas de seguridad acordes con los riesgos que impliquen los agentes utilizados. Todo derrame, accidente o exposición a material infeccioso, se comunicará de inmediato al Jefe o Regente del Laboratorio. Debe llevarse un registro por escrito de todo incidente. Hay que facilitar la evaluación, la vigilancia, el tratamiento y en caso necesario el asesoramiento médico apropiado. E. MEDIDAS EN CASO DE EMISIÓN DE AEROSOLES ÍNFECCIOSOS Todas las personas deben evacuar inmediatamente la zona afectada y se informará al Jefe de Laboratorio. Nadie podrá entrar al lugar por lo menos durante una hora para dar tiempo a que salgan los aerosoles y se depositen las partículas más pesadas. Luego de este tiempo se efectuará la descontaminación con una adecuada supervisión. F. DERRAME DE SUSTANCIAS QUIMICAS SOBRE EL CUERPO Si hubiera quemadura, seque con gasa y utilice una pomada. Procurar atención médica.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 110 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

G. RUPTURA O DERRAMAMIENTO DE MUESTRAS BIOLÓGICAS Y CULTIVO Usar guantes gruesos resistentes, mascarilla y gabacha en todas las operaciones. Cubrir con papel absorbente (periódico o papel toalla) los recipientes rotos o derramados. Verter desinfectante (Hipoclorito de sodio al 0.5%, Alcohol al 70%, etc.) y dejar actuar por 30 minutos. Recoger los residuos con pinzas y descartar en un recipiente para material contaminado. Sí se contaminan los formularios de solicitud de análisis u otros papeles, la información se copiará en otro formulario, desechando el original en el recipiente de material contaminado. Limpiar nuevamente la superficie con desinfectante como hipoclorito de sodio al 0.5%. El material contaminado se debe esterilizar por autoclave o mantener sumergido en desinfectante por 24 horas. Informar al responsable, Jefe o Regente del laboratorio. H. RUPTURA DE TUBOS EN CENTRÍFUGAS Al sospechar la ruptura de un tubo en el interior de la centrífuga en funcionamiento, se deberá: D Interrumpir la centrifugación, apagando el motor. D abrir el aparato hasta pasados 20 - 30 minutos. No D Usar guantes gruesos resistentes y pinzas para extraer los vidrios rotos. D Los tubos rotos, fragmentos de vidrio, cestas o canastas, soportes, rotor, etc., deben sumergirse durante 24 horas, en un desinfectante no corrosivo (alcohol etílico al 70 %), de eficacia conocida a la dilución habitual contra los microorganismos implicados, el desinfectante debe diluirse según las indicaciones del fabricante; también pueden esterilizarse en autoclave. D Los tubos intactos con sus correspondientes tapones, pueden introducirse en otro recipiente con desinfectante y su contenido podrá recuperarse en 60 minutos. D Limpiar el interior de la centrífuga con papel toalla o algodón empapado en el mismo desinfectante a la dilución apropiada. D día siguiente repetir la operación y después lavar con agua y secar. Al D Todo el material utilizado para la desinfección y limpieza se eliminará como desechos infecciosos. Sí la ruptura de los tubos se advierte al detenerse la centrífuga, se cerrará inmediatamente, esperar por 30 minutos y proceder en la forma anteriormente descrita.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 111 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D caso de ruptura y si el agente infeccioso es transmitido por inhalación, En se recomienda evacuación del personal por 30 minutos. D Notificar al responsable, Jefe o Regente del laboratorio. I. RUPTURA DE TUBOS DENTRO DE CENTRIFUGAS CON CESTO DE CIERRE HERMÉTICO Los cestos o canastas deberán abrirse dentro de cabinas o gabinetes de bioseguridad, y esterilizar en autoclave o con un desinfectante apropiado no corrosivo. J. SALPICADURAS EN LOS OJOS (Ver Anexo 12, inciso 3) D Lavarse las manos. D Lavarse la cara. D Aplicar agua o suero fisiológico en el ojo afectado. D Consultar un oftalmólogo. D Reportar el accidente K. DERRAME Y NEUTRALIZACIÓN DE SUSTANCIAS QUÍMICAS: Los derramamientos se neutralizan: D Los ácidos y sustancias químicas corrosivas se neutralizan con bicarbonato de sodio; los álcalis se cubren con arena seca. D caso de derramamiento de una sustancia química peligrosa (ver el En símbolo del envase que lo contiene, Ver Anexo 11) y proceder así: Notificar de inmediato al Jefe o Regente del laboratorio, evacuar al personal no indispensable del local. Si la situación lo amerita deberá evacuar a todo el personal del laboratorio. Asistir a las personas que puedan estar contaminadas. D el material derramado es inflamable, apagar todas las llamas, mecheros Si encendidos, cerrar la entrada del gas del laboratorio afectado y de los laboratorios adyacentes; cortar la electricidad. D Evitar la inhalación de vapores del material derramado, colocándose de inmediato la mascarilla correspondiente (gases o vapores orgánicos), lentes y guantes. D Establecer una ventilación de salida, si puede hacerse con seguridad y si es procedente. D neutralización y recolección del derrame será realizada por personal La

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 112 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

entrenado, siguiendo las normas correspondientes, según el material o sustancia implicada. D material contaminado se eliminará en un recipiente adecuado, de acuerdo El a la sustancia química utilizada. D personal de limpieza no procederá al aseo del laboratorio hasta que El el derrame se haya recogido y con la autorización del responsable del laboratorio. D Llenar el formulario sobre el accidente e investigarlo. (Ver Anexo 15)

22. CONTROL DE DERRAMES
Cada laboratorio que trabaja con químicos peligrosos, agentes biológicos infecciosos debe tener por escrito procedimientos de seguridad y control de los derrames apropiados a los peligros y características de los materiales en uso. Los derrames o las otras fugas accidentales de materiales peligrosos pueden ser grandes o pequeños, restringidos (por ejemplo dentro de una parte de equipo tales como una centrífuga, o cabina de seguridad biológica) o no confinados y pueden ser líquidos o secos. El tipo de derrame debe considerarse cuando se planifican los procedimientos de respuesta al derrame. La identificación de todos los riesgos, tanto los potenciales como los reales, así como también los diversos factores enumerados arriba, deben tomarse en consideración antes de comenzar la limpieza del derrame. El control de derrames requiere procedimientos simples y comprensibles. „ Planeación 1. Decidir cual solución desinfectante debe utilizarse y a que concentración. 2. Establecer procedimientos de notificación y registro de los accidentes 3. Establecer un procedimiento detallado de limpieza para los posibles derrames. Utilizando una secuencia de pasos comprensibles tomando en cuenta el volumen, concentración y características del organismo. 4. Preparación de un Kit de derrames ( Ver Anexo 13) „ Capacitación: El personal de laboratorio debe ser capacitado sobre el manejo para el control de derrames tanto biológicos como químicos, lo cual debe estar de acuerdo a las actividades y procedimientos que se realizan en cada laboratorio.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 113 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

PROCEDIMIENTO PARA CONTROLAR UN DERRAME BIOLOGICO O QUIMICO (Ver Anexo 14).

D Llevar los implementos para el control de derrames (Kit de derrames) y colocarse el equipo de protección personal. D Identificar el área que requiere limpieza y descontaminación indicando también un área adicional para rociar o secar cualquier cosa que pueda necesitarlo. D Disponer de una bolsa de eliminación para poner fácilmente los insumos de limpieza contaminados. D Verter el desinfectante con movimientos lentos y cuidadosos alrededor de, y no sobre el derrame. Con lo que se evitará que el derrame aumente o forme nuevos aerosoles. D Usar material absorbente (papel toalla o periódico) para colocar el desinfectante en el área del derrame. D Cubrir el área completa con material absorbente. Permitiendo que el desinfectante permanezca en contacto con el derrame durante un tiempo apropiado: comúnmente 20 ó 30 minutos. D Recoger con las pinzas los vidrios rotos y depositar en el recipiente recolector de vidrios. NUNCA RECOGER CON LA MANO. D Colocar en la bolsa de eliminación, el material absorbente usado y repetir el procedimiento de desinfección. D Quítese los guantes cuidadosamente y póngalos con los otros materiales contaminados en recipientes claramente marcados para biopeligrosos, destinados a la descontaminación o eliminación. No use el autoclave para las bolsas que contienen cloro (lejía) y materia orgánica, se debe incinerar. D Lávese bien las manos. D Llene un formulario sobre el accidente e investíguelo. (Ver anexo 15)

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 114 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

23. ESTERILIZACIÓN DEL MATERIAL
Esterilización: Son procedimientos físicos o químicos que permiten destruir y eliminar toda clase de microorganismos, tanto en su forma vegetativa como esporulada. PROCESOS DE ESTERILIZACION Esterilización es un procedimiento para destruir las formas de vida microbiana. A. ESTERILIZACIÓN POR PROCEDIMIENTOS QUE LIBERAN CALOR: Es la destrucción o inactivación térmica de los microorganismos. 1) PROCESOS QUE LIBERAN CALOR HÚMEDO: D Pasteurización: calor húmedo por debajo del punto de ebullición. Generalmente no esporicida. Poco aplicable en el laboratorio aunque usado ocasionalmente en algunos equipos médicos. D Ebullición: Calor húmedo a 100° C. Esporicida sólo muy lentamente. D Presión de vapor: Método recomendado por tiempo mínimo, máxima utilidad y no deja residuos dañinos. D Autoclave de desplazamiento por gravedad (aire por vapor): 121°C, 15 lbs. de presión, por 30 o 60 minutos. D Autoclave de pre-vacío (alta temperatura): 132°C, 27 lbs. de presión por 4 a 10 minutos. Precauciones antes y después de la esterilización por autoclave: D Actividades de descontaminación:Almacenar y transportar adecuadamente, usar contenedores apropiados, asegurar el nivel de agua destilada. D Actividades de esterilización: Lavar previamente y envolver adecuadamente el material, colocar ordenadamente los paquetes dentro del autoclave. D Todo el material debe colocarse en pequeñas bandejas o cestas para facilitar la evacuación del aire y permitir una buena penetración del calor. D cámara no deberá sobrecargarse, pues de otro modo la penetración de La calor será insuficiente y una parte quedará sin esterilizar. D Selección del ciclo de esterilización apropiado. D Seguir las instrucciones del fabricante.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 115 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Finalización del proceso de esterilización: D Abrir el autoclave hasta que haya concluido el ciclo. Con las correspondientes salida de vapor, descensos de temperatura y de presión. D Sacar los paquetes, evitando la ruptura de los mismos para no perder la esterilidad de los materiales. 2) PROCESOS QUE LIBERAN CALOR SECO: D Horno de aire caliente: Para materiales anhidros, grasas o polvos y cristalería limpia. Dependen más de la penetración del calor, que de la interacción, calor humedad en la superficie. Trabajan a 160-180 °C por 2 horas. D Incineración: Proceso destructivo pero adecuado para descontaminación de materiales infecciosos, donde el objetivo principal es la eliminación segura de desechos. Si la incineración no es completa, pueden encontrarse microorganismos viables en el humo (incinerador) o en aerosoles formados durante el contacto inicial con la llama (al calentar asas). En caso del virus de influenza es necesario enterrar los residuos después de incinerarlos. B. ESTERILIZACIÓN POR RADIACIONES: D Radiaciones Ionizantes: Son radiaciones a partir de fuentes encapsuladas, con alta energía y gran penetración. Frecuentemente se usan para material limpio (plásticos) y descontaminación de muestras peligrosas (sangre o sueros con agentes infecciosos). D Radiaciones no Ionizantes: Lámparas de luz ultravioleta, con baja energía y escasa penetración. Su acción es superficial, dependiendo de la limpieza del material, de la energía de la fuente, la distancia y el área. C. ESTERILIZACIÓN POR LA ACCIÓN DE AGENTES QUIMICOS: Son una alternativa al uso del autoclave, se recurre a este medio cuando es imprescindible proteger equipos, materiales o reactivos que son dañados por el calor y humedad. Los desinfectantes químicos se ven afectados en su acción germicida por algunos factores tales como: D Concentración del desinfectante. D Microorganismos presentes. D igual que en los métodos físicos, el tiempo es un factor primordial por Al verificarse una reacción de primer orden. D Presencia de materia orgánica. D Factores físicos y químicos ambientales.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 116 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Como la esterilización por calor es un proceso radical, generalmente produce algún grado de alteración o daño del material que se está esterilizando, dependiendo de la frecuencia con que éste se somete al proceso y sus características. Estos factores determinan que en algunos casos se utilicen los agentes químicos, que tienen la desventaja del largo tiempo requerido para esterilizar

24. DESCONTAMINACION Y DESCARTE DE DESECHOS.
Se considera desecho todo aquello que debe descartarse. La eliminación de desechos está íntimamente relacionada con el proceso de desinfección, ya que antes de descartar un material en la basura, se debe asegurar que no constituya ningún peligro. (Ver Anexo 16). A. Los laboratorios clínicos producen cinco tipos de desechos: 1. Desechos Generales: Materiales sin riesgo general. Es recogida y eliminada en basureros municipales. 2. Desechos Químicos: Reactivos químicos peligrosos o materiales contaminados con agentes químicos que pueden agredir al hombre o al ambiente. 3. Desechos Biológicos y Médico Patológicos: Materiales que contienen agentes patógenos que pueden causar infección o contaminación ambiental, como líquidos corporales, instrumentos cortantes, medios de cultivo y cepas, animales y sus desechos, piezas anatómicas, objetos en contacto con enfermos u otras fuentes de infección. El grado de peligro depende de la clasificación del agente en estudio según los grupos de riesgo. 4. Desechos Radioactivos: Los contaminados con material radioactivo, pueden ser sólidos, líquidos y gases. El peligro depende del tipo de material emisor y las cantidades. 5. Desechos Combinados: Superposición de riesgos radioactivos, biológicos y químicos. Son los más peligrosos pues es necesario asegurarse de que se cumplen los requisitos de eliminación para cada riesgo implicado, debiendo inactivarse en orden: biológico, químico y radiológico.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 117 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

TABLA 4: PROCESOS DE DESINFECCIÓN DE MATERIALES REUTILIZABLES Y CONTAMINADOS CON MATERIAL BIOLÓGICO TIPO DE MATERIAL Cristalería (pipetas, tubos, balones, probetas, etc.) DESCONTAMINACION Dejar en inmersión en hipoclorito al 2% por 24 horas en recipientes con tapadera, de paredes rígidas y resistentes llevar a descontaminación por autoclave. Descartar el hipoclorito en la red de drenaje, mantener la llave del agua abierta para diluir el hipoclorito. Colocar la cinta testigo e introducir al autoclave.

Placas de vidrio y tubos de cultivo, Tubos con coágulos, Tubos con sangre total, Tubos con suero puro.

Acondicionar en caja de metal con tapadera resistente al autoclavado Colocar la cinta testigo Llevar al autoclave.

Pipetas de volumen fijo ajustable

Desinfectar externamente, con alcohol etílico al 70 %

Termómetros

Dejar en inmersión en alcohol etílico al 70 % por lo menos 30 minutos.

Pinzas y utensilios metálicos en general.

Desinfectar con gasa y alcohol etílico al 70% u otro desinfectante no oxidante. Dejar en inmersión en hipoclorito de sodio al 2 % por lo menos 30 minutos. Lavar con detergente neutro y agua. Desinfectar con gasa y alcohol etílico al 70%, no use soluciones de cloro, ya que este los empaña.

Guantes plásticos reutilizables.

Anteojos de protección y protector facial.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 118 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Nota:

Después de descontaminada la cristalería debe ser lavada con detergente neutro, enjuagada con agua corriente y después en agua destilada. Secar en horno para nueva utilización, la cristalería limpia debe ser esterilizada en autoclave.

Gran cantidad de personas estarían expuestas a estos riesgos: personal de laboratorio, personal de aseo y limpieza, personal de mantenimiento, conductores, conserjes, mensajeros, etc. Por esta razón el material de desecho debe pasar por un proceso de descontaminación, el cual es previo a cualquier acción de lavado, para asegurarnos que no causarán daño a personas o al medio ambiente. El material potencialmente infeccioso es muy heterogéneo y depende del tipo de laboratorio, por ejemplo: coágulos, agujas, tubos con sangre, excrementos de animales, filtros de membrana, cultivos, viales, matraces, pipetas, batas, aguas servidas, etc. Ningún producto biológico debe ser eliminado directamente en el sumidero. Así mismo, todo material que se use en el análisis de una muestra será considerado como contaminado, aún cuando los cultivos hayan resultado negativos; por lo tanto el proceso de descontaminación debe aplicarse como seguridad, antes que este sea lavado o descartado en la basura. Es importante que todo el material de desecho se clasifique para evitar confusión a la hora de su eliminación. Se utilizarán envases rotulados y de preferencia con tapa, tomando en cuenta sí se va a pasar por el autoclave, así como el tipo de desinfección que se empleará.

B. Categorías 1. Material Contaminado Desechable 2. Material Contaminado No Desechable 3. Material No Contaminado

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 119 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

TABLA 5: CATEGORIAS DEL MATERIAL CONTAMINADO Y SU FORMA DE DESCONTAMINACION.
Tipo de Material Material Contaminado Desechable. Incluye; sangre, suero, orina, órganos, excremento de animales, fluidos procedentes de humanos o de animales y medios de cultivo inoculados. Además incluyen pipetas, puntas, botellas de cultivos, guantes, aplicadores, gasa, etc., que hayan estado en contacto con material biológico potencialmente peligroso Forma de Descontaminación Desinfectar por inmersión, durante un mínimo 30 minutos, máximo 24 horas Esterilizar por autoclave. Si no se cuenta con este equipo, se desechará en la basura en bolsas cerradas. En cuanto a los cuerpos de animales, el método para su eliminación es la incineración; si no se cuenta con esta facilidad, se embalan los desechos y se llevan a otra institución que cuente con un incinerador o se les lleva al lugar destinado para la evacuación de este tipo de material. Desinfectar por inmersión, durante un mínimo 30 minutos, máximo 24 horas Llevar al autoclave. Utilizar recipientes resistentes al calor y con tapa. Después de esta operación el material está listo para lavarse. En cuanto a los objetos cortopunzantes, como agujas hipodérmicas, lancetas, hojas de bisturí, etc., se les debe colocar en depósitos con paredes que no se puedan traspasar fácilmente y éstos, dentro de recipientes más grandes destinados a desechos contaminados. Eliminar directamente en el sumidero o desagüe. Hay otro material reusable, como probetas de vidrio, matraces, beakers, etc., que de no estar contaminados pueden lavarse sin descontaminación previa.

Material Contaminado No Desechable. Se refiere a; cristalería, material quirúrgico, botellas de cultivo, morteros, que hayan contenido o estado en contacto con material infeccioso, el cual no debe someterse a ninguna limpieza previa a su descontaminación. Todo este material que es reusable.

Material No Contaminado Este material se descarta sin esterilizar. Por ejemplo, los medios para microbiología no inoculados, cultivos de tejidos limpios, nutrientes, soluciones, etc.,

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 120 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

C. DESCARTE DE DESECHOS a. Consideraciones Importantes: 1. Separación de Desechos: D Contaminados y generales. D Líquidos y sólidos. D Reutilizables y desechables. D Peligrosos y no peligrosos 2. El laboratorio que genera desechos es responsable de su eliminación, debiendo considerar si se pueden tratar en el lugar en que fueron generados o si hay que transportarlos a otro lugar, por lo tanto se tiene que supervisar su embalaje y transporte a otro lugar para su eliminación 3. Empacado correcto, sobre todo si se van a trasladar a otro lugar para su incineración. (Ver anexo 16). b. Como dispensar y descartar desechos biológicos producidos durante las actividades de laboratorio. En todas las mesas de trabajo habrá dos tipos de recipientes con desinfectantes, uno para material reusable y otro para material desechable. Ambos tipos de material se llevarán al autoclave, el reusable se enviará a la unidad de lavado y el desechable se eliminará en el descarte final.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 121 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

PROCEDIMIENTO: 1. Identificar con el símbolo de riesgo biológico un recipiente de paredes rígidas que resistan a la esterilización por autoclave. 2. Adicionar hipoclorito de sodio al 2% hasta la mitad del recipiente. (Ver Anexo 3) Uso y preparación. 3. Colocar ese recipiente con hipoclorito en su mesa de trabajo y descartar los desechos dentro del recipiente, de tal manera que queden inmersos. 4. Cuando el volumen llegue a los dos tercios de la capacidad del recipiente; arriba de ése volumen el hipoclorito pierde el poder de desinfección, una vez que el cloro es consumido por la materia orgánica. 5. Tapar el recipiente y dejar los materiales en inmersión 24 horas. 6. Descartar el hipoclorito en la red de drenaje, ese procedimiento no ofrece riesgos para el medio ambiente después que el cloro se ha evaporado. 7. Llevar el recipiente con los desechos al autoclave. c. Descarte de Material Cortopunzante Descartar el material cortopunzante en recipientes de paredes rígidas o en cajas apropiadas para ese propósito. Al final de la jornada de trabajo esos recipientes o cajas deberán ser llevados al autoclave o lugar de eliminación de material cortopunzantes. Nunca descarte material cortopunzante en bolsas plásticas. (Si es posible, las agujas deberán ser destruidas en incinerador o destructores de agujas). d. Descontaminación de Bolsas de Sangre y/o Hemocomponentes Independiente del motivo del descarte de la bolsa, precisa pasar antes por un proceso de descontaminación. El más indicado para descontaminar bolsas y tubos colectores o de transferencia es la esterilización en autoclave, para eso se debe proceder de la siguiente manera: 1) Colocar las bolsas y los tubos de las bandejas hondas ó recipientes plásticos resistentes al proceso de autoclave. 2) Colocar la cinta indicadora de esterilizado en la parte externa de la bandeja. 3) Llevar las bandejas al autoclave. 4) Terminada la esterilización, verificar que todas las bandejas y recipientes que van a ser descartados tienen la cinta con la señal indicadora de esterilizado.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 122 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

5) Acondicionar tanto los recipientes como las bolsas de sangre en doble bolsa roja, ya sea para incinerar ó para enterrar de acuerdo con el procedimiento utilizado en su centro hospitalario. e. Descarte de tubos conteniendo coágulos o sangre total. Para su descarte debe verterse el contenido en una bandeja honda o depósito resistente al autoclave, y se requieren los mismos procedimientos que para el descarte de bolsas de sangre o Hemocomponentes, con los tubos se procederá como en el descarte biológico. f. Descarte de Heces Todo material biológico que se manipule en un análisis clínico debe ser considerado como altamente contaminante, aún cuando los estudios resultarán negativos, por lo tanto ningún producto biológico debe ser eliminado directamente en la red de drenaje. Para descartar las heces, a cada muestra se le coloca cloro al 0.5% de manera que cubra toda la muestra, luego éstas se colocarán en bolsa plástica roja con la tapa del frasco bien cerrada, se recomienda que los envases de heces sean de plástico y con capacidad de 3 onzas para evitar mucho peso en el descarte. g. Eliminación de Desechos Químicos. Se consideran subproductos de carácter especial, ya sea que se traten de gases, líquidos o sólidos. Por lo general en los laboratorios clínicos el volumen de estos desechos es bajo, lo cual ayuda a disminuir el peligro. 1) En caso de desconocerse las propiedades tóxicas de un compuesto, la sustancia se debe manejar con la precaución de producto químico peligroso, colocar en un lugar seguro con buena ventilación hasta su eliminación definitiva. 2) Algunos desechos químicos requieren de un tratamiento especial antes de ser eliminados, ejemplo: los ácidos y bases concentrados se deben diluir, antes de eliminarlos en el desagüe. Sin embargo los volúmenes grandes deben neutralizarse a pH 5.5-8.5.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 123 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

3) El sodio y el potasio metálico deben ser completamente disueltos en alcohol metílico, para luego diluirlos en agua destilada, antes de la eliminación final. 4) Los solventes, fenoles y líquidos inflamables y sustancias volátiles se deben recoger en sus propios envases u otros de características iguales antes de su descarte final. Nunca pueden ser desechados en el desagüe. 5) Los desechos de las pruebas de radioinmunoensayo se deben guardar por unos meses en anaqueles especiales para lograr la inactivación del poco material radioactivo presente. Su eliminación se hará enterrándolos en sitios destinados para este fin. 6) Es estrictamente necesario leer las indicaciones adjuntas que traen los reactivos, a fin de conocer la clase de producto con la que se trabaja, así como la peligrosidad que conlleva el no manejar los desechos adecuadamente.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 124 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 125 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

IV. GLOSARIO Y SIGLAS

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 126 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 127 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

IV. GLOSARIO Y SIGLAS
„ Aerosol Suspensión en el aire de un producto finamente vaporizado. „ Autoclave Esterilizador a vapor, con 1 atmósfera de presión a 121ºC, utilizado para destruir microorganismos. „ Antiséptico Es un germicida químico formulado para uso en la piel o en el tejido del cuerpo y no deberá usarse para descontaminación de objetos inanimados. „ CDC Center for Disease Control and Prevention – Centro de Prevención y Control de Enfermedades. „ Contención Método seguro para el manejo de agentes infecciosos en el laboratorio, donde ellos son manipulados o mantenidos. „ Contingencia Acto que puede suceder o no suceder „ Descontaminación Consiste en la aplicación de procesos que eliminan total a parcialmente los microorganismos presentes. „ Desecho Residuos, productos líquidos y sólidos no aprovechables de cualquier proceso „ Desinfección Proceso que elimina todos los microorganismos patógenos en los objetos inanimados (superficie de trabajo, pisos, paredes o equipos), con excepción las esporas microbianas. „ Emergencia Acción de emerger, lo que acontece cuando en la combinación de factores conocidos, surge un fenómeno que no se esperaba.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 128 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

„ Estanco Refiérase a recipiente sellado o hermético para transporte de sustancias infecciosas. „ EPP Equipo de Protección Personal, comprende, gabachas o batas, guantes, mascarillas, etc. „ Esterilización Es el uso de un procedimiento físico o químico para destruir toda vida microbiana, incluyendo las endosporas bacterianas que son altamente resistentes. „ Filtros Hepa High Efficiency Particulate Air – Filtros de alta eficiencia para partículas de aire „ Germicida Agente que destruye los microorganismos especialmente los gérmenes patógenos. Otros agentes designados con el sufijo cida (fungicida). „ IATA International Air Transport Association – Asociación Internacional del Transporte Aéreo. „ Incineración Consiste en destruir los desechos (bioinfecciosos y químicos), mediante un proceso de combustión, en el cual estos desechos son reducidos a cenizas. „ Infectante Puede causar infección, o alteraciones en el organismo, producidos por la presencia de gérmenes patógenos. „ Ingestión Acto de ingerir o tragar algún líquido o sólido. „ Inhalación Acción y efecto de inhalar o aspirar un vapor. „ KST King Seely Thermo.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 129 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

„ Limpieza Proceso mediante el cual se elimina de los objetos en uso, las materias orgánicas y otros elementos sucios; mediante el lavado con agua potable, con o sin desinfectante „ Muestras para diagnóstico Son todos los materiales de origen humano o animal consistentes, en: excretas, secreciones, sangre y sus componentes, tejidos y líquidos tisulares, enviados con fines de diagnóstico. Se excluyen los animales vivos infectados. „ Norma Es el conjunto de datos de referencia que resultan de una decisión colectiva, razonada para que sirva de base de entendimiento de como se debe hacer o está establecido que se haga una determinada cosa. „ Número UN Número que las Naciones Unidas le asigna a las Sustancias Infecciosas. „ OACI Organización de Aviación Civil Internacional. „ OMS Organización Mundial de La Salud. „ OPS Organización Panamericana de La salud. „ Overol (del inglés overall) Es una prenda de trabajo de una sola pieza. Suele ponerse sobre la ropa corriente para protegerla. „ Peligro Grado que tiene un riesgo de convertirse en causa de un accidente, enfermedad, o incendio. „ Productos biológicos Son aquellos productos obtenidos de organismos vivos que se elaboran y distribuyen conforme a las prescripciones de las autoridades nacionales competentes, que pueden tener exigencias especiales en materia de licencias, y se utilizan con fines de prevención, tratamiento, o diagnóstico en seres humanos y animales, o con fines

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 130 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

de desarrollo, experimentación o investigación. Se incluyen entre ellos productos acabados como las vacunas. „ Radiación oxidante Acción o efecto de oxidar. Emanación de sustancias radioactivas. „ Radiaciones ultravioleta germicidas Son aquellas radiaciones emitidas por lámparas de radiación ultravioleta, las cuales tienen acción germicida sobre agentes microbiológicos presentes en el aire y las superficies. La máxima emisión se produce a una longitud de onda de 2537 nm. „ Riesgo Es la posibilidad o probabilidad de que ocurra un daño a la salud de las personas, causado a través de accidentes, enfermedades, incendios, etc. „ Sustancias alergizantes. Son agentes químicos que por contacto, inhalación o ingestión, provocan una reacción sensibilizante de tipo alérgico en un número significativo de personas. „ Sustancias corrosivas. Son agentes químicos que causan destrucción visible o alteraciones irreversibles en el lugar de contacto con los tejidos. „ Sustancias explosivas. Son sustancias que por una reacción química exotérmica, producen gases o vapores que involucran un rápido aumento de volumen y liberación de energía; en consecuencia, se producen ondas expansivas de sonido y calor. Estas reacciones se desencadenan por percusión, inflamación o chispa. „ Sustancias incompatibles Son sustancias que al estar en contacto, pueden reaccionar en forma violenta con desprendimiento de calor y producción de productos inflamables y tóxicos. „ Sustancias infecciosas Son aquellas que contienen microorganismos viables, incluidas bacterias, virus, rickettsias, parásitos, hongos o recombinantes, híbridos o mutantes que pueden causar enfermedades tanto en el hombre como en los animales. Se excluye toxinas, que no contienen sustancias infecciosas

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 131 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

„ Sustancias inflamables. Son sustancias químicas que producen gases o vapores que a una temperatura dada, alcanzan una concentración en el aire que les permite inflamarse sobre el envase o recipiente. „ Sustancias irritantes. Son agentes químicos que provocan una alteración primaria sobre la piel, mucosas y ojos. „ Sustancias tóxicas. Son agentes químicos que al introducirse al organismo por vía oral, inhalación, contacto con la piel, producen daño al ser humano por acción de mecanismos físicos, químicos o fisiológicos (enzimáticos) o por combinación de ambos. „ UNICEF Fondo de Las Naciones Unidas para La Infancia. „ Usuario Son aquellos que reciben el servicio de laboratorio, entre ellos se encuentran: médicos, pacientes, prestadores de servicio de salud.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 132 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 133 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

V. ANEXOS

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 134 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 135 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 1
FACTORES QUE INFLUYEN EN LA VIOLACION DE LA BIOSEGURIDAD

FISICO

QUIMICOS

BIOLOGICOS

HUMANOS

AMBIENTALES

PRESENCIA DE ORGANISMOS VIVOS O SUS PRODUCTOS Y SU MANIPULACION MECANISMOS TERMICOS ELECTRICOS RADIACIONES

ESTRUCTURAS HUMEDAD TEMPERATURA ILUMINACION VENTILACION

ALMACENAMIENTO Y MANIPULACION DE SUSTANCIAS QUIMICAS

FACTORES CONDUCTUALES Y PSICOFISIOLOGICOS DEL INDIVIDUO

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 136 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

CLASIFICACION DE AGENTES INFECCIOSOS POR GRUPO DE RIESGO (Proporcionado por la Organización Mundial de La Salud, OMS y El Control de Enfermedades, CDC). En esta lista se incluyen algunos microorganismos. Cada agente puede presentar riesgos menores o mayores dependiendo de varios factores, como la cantidad de agente que se está manipulando y el tipo de muestra. GRUPO 1 Acanthamoeba Bacillus subtilis Bacillus cereus Naegleria Plasmodium Otras bacterias que no pertenecen a los otros grupos Protozoarios y helmintos intestinales GRUPO 2 Acinetobacter Aeromonas Bartonella bacilliformis Blastomyces dermatidis Bordetella Calymmatobacterium Campylobacter Clostridium Corynebacterium Entamoeba histolytica Escherichia coli enteropatógenas Haemophilus Helicobacter pylori Legionella Leishmania Leptospira Listeria monocytogenes Micoplasma

ANEXO 2

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 137 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Mycobacterium (excepto las del Grupo 3) Neisseria Plesiomonas Pseudomonas Salmonella paratyphi Salmonella typhi Shigella Staphylococcus Streptococcus Treponema pallidum Vibrio cholerae Virus de la Hepatitis B Yersinia GRUPO 3 Bacillus anthracis Brucella Coccidiodes immitis Histoplasma capsulatum Mycobacterium tuberculosis Mycobacterium bovis Mycoplasma mycoides Paracoccidiodes brasilensis Pasteurella multocida Taenia solium Tripanosoma cruzi Yersinia pestis Rickettsias Virus Hanta Virus de la Inmunodeficiencia Humana Virus de la Rabia GRUPO 4 Virus Lassa Virus de las Fiebres Hemorrágicas de Marburg, Junin, Machupo, Ebola y Dengue Hemorrágico.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 138 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 3
PREPARACION DE CLORO PARA USAR COMO DESINFECTANTE EN EL LABORATORIO

Al preparar soluciones de cloro, debe tomar en cuenta que: D Las soluciones de cloro pierden gradualmente su actividad desinfectante. Las soluciones de cloro al 0.5 % deben ser preparadas preferiblemente todos los días o cuando se vuelvan turbias. D debe utilizar agua limpia debido a que la materia orgánica es incompatible Se con el cloro. D solución de cloro al 0.5 % (Solución 1: 10) es cáustica. Evite el contacto La directo con la piel y los ojos. D Las soluciones de cloro despiden gases. Prepárelas en un área bien ventilada. D Utilice contenedores plásticos para mezclar y almacenar soluciones de cloro debido a que los contenedores de metal pueden ser rápidamente corroídos y también afectar el cloro.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 139 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

PREPARACIÓN PARA UNA SOLUCIÓN PORCENTUAL DE HIPOCLORITO Para preparar una solución porcentual de hipoclorito, se debe tomar en cuenta, la concentración de Cloro activo indicado en el rótulo de hipoclorito, que se tiene disponible y utilizar las siguientes fórmulas: 1. Fórmula para calcular el volumen necesario de Hipoclorito disponible (Hd)

Volumen Hd=

Volumen final X % necesitado ______________________________ % de Cloro activo de Hd

Hd: Hipoclorito disponible Volumen final: volumen deseado 2. Cálculo para el volumen de agua que se adiciona: Volumen de agua a preparar = Volumen final - Volumen de Hd adicionado Ejemplo: Preparar 1000 ml de Hipoclorito al 0.5%, a partir de cloro comercial al 4.72 % de Cloro activo. Volumen final----------------------------1000 ml % de Cloro activo de Hd--------------4.72 % % de Cloro necesitado---------------- 0.5 % Volumen Hd = 1000 ml X 0.5 % = 106 ml de hipoclorito de sodio Hd _______________ 4.72 %

Volumen de agua adicionado = 1000 ml de agua - 106 ml de cloro al 4.72 % = 894 ml de agua. 894 ml de agua + 106 ml de hipoclorito al 4.72 % = 1000 ml de hipoclorito al 0.5 %.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 140 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 4
USO DEL HIPOCLORITO El hipoclorito de sodio es un oxidante poderoso, motivo por el cual no debe ser utilizado para desinfectar objetos o superficies de metal, lo más recomendable es hacerlo con alcohol etílico al 70%. 1. HIPOCLORITO DE SODIO AL 0.05 % (Solución 1:100) Uso: Desinfección de superficies, limpieza de equipo médico, ropa de cama, desinfección de desechos. 2. HIPOCLORITO DE SODIO AL 0.5 % (solución 1:10) Uso: Desinfección de derrames, como excretas y fluidos biológicos. 3. HIPOCLORITO DE SODIO AL 2 % Uso: Desinfectar los recipientes para el descarte de desechos producidos en las mesas de trabajo y todo el material de vidrio que ha sido utilizado (eje. Pipetas volumétricas).

El poder desinfectante del hipoclorito de sodio depende de la cantidad de cloro activo presente. En la mayoría de referencias bibliográficas consultadas indican una concentración variada entre 0.1 % a 0.5% de cloro activo. Como medida de bioseguridad, todo desecho ya desinfectado en hipoclorito al 2% debe ser llevado al autoclave. Ya que a pesar de que el hipoclorito de sodio es un poderoso desinfectante, puede ser inactivado en presencia de grandes cantidades de material biológico y no tiene acción sobre esporas bacterianas. La esterilización por autoclave, garantiza la descontaminación total, eliminando inclusive las esporas. El hipoclorito de sodio debe ser guardado en frascos oscuros, bien cerrados. Debe ser preparado diariamente en el volumen necesario, ya que durante su utilización diaria va a sufrir diluciones y evaporaciones. Al final del día descarte las sobras diluidas en bastante agua en la red del drenaje.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 141 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 5
Botiquín básico de primeros auxilios para el laboratorio Factores a considerar al seleccionar en un botiquín de primeros auxilios: D Los suministros deben ser consistentes con los tipos de heridas anticipadas a ocurrir dentro de un laboratorio (por ejemplo: quemaduras, cortaduras, fracturas, contusiones o reacciones alérgicas). D tamaño debe ser apropiado para el número de personas que utilizarán Su el kit. D Los suministros deben ser desechables o estar en paquetes de dosis por unidad con un cierre apropiado para asegurar la esterilidad e higiene. D caja que los contenga debe ser a prueba de polvo y resistente a la La humedad, sin bordes afilados. D Este debe ser tanto estacionario como transportable. El modelo apropiado para un botiquín de primeros auxilios debería de tener: (Revisar periódicamente y renovar su contenido) D Gasa estéril. D Vendas. D Esparadrapo. D Álcohol clínico (70 %). D Aplicadores o hisopos estériles. D Algodón. D Guantes estériles.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 142 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Analgésicos. D Agua destilada estéril D Mertiolate D Crema Hidratante D Jabón pH neutro Elementos opcionales para el botiquín de primeros auxilios: D Vendas y compresas de varios tamaños, en un rango de 2 x 2, 3 x 3 ó de 4 x 4 pulg. D Cubiertas para ojos con la capacidad de cubrir ambos ojos (un área de, por lo menos 2.9 pulg. por ojo). D Solución para el lavado de ojos (un mínimo de 30 ml de solución salina estéril, para uso individual, aplicaciones de 15 ml). D Paquete frío (4 x 5 pulg.). D Venda de gasa en rollo (2 pulg. de ancho y 6 yd de largo). D Bandas adhesivas de varios tamaños. D Bolsas plásticas. D Tijeras con punta redonda. D Pinzas. D Una lámpara de mano pequeña con baterías. D Una colcha. D Tazas/copas para el lavado de ojos o bien anillos irrigadores. D Removedor de lentes de contacto de tipo succionador.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 143 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 6

ESQUEMA NACIONAL DE VACUNACION

TIPO DE VACUNA SR Td Toxoide Tetanico y Diftérico HB (Hepatitis B)

ENFERMEDADES QUE PROTEGE Sarampión Rubéola Tétanos Difteria Dosis única

NUMERO DE DOSIS

Primera dosis (Primer contacto) Segunda dosis (un mes despues) Tercera dosis (6 meses despues) Primera dosis (Primer contacto) Segunda dosis (un mes despues) Tercera dosis (6 meses despues) 1 dosis anual

Hepatitis B

Influenza

Influenza estacional (gripe)

Población en Riesgo: trabajadores de la salud, militares, Estudiantes universitários, reos, trabajadores del servicio de migración, etc.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 144 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 7

LAVADO DE MANOS

1. Mojar las manos bajo el chorro de agua.

2. Aplicar jabón y frotar las manos, enjabonándose bien y asegurándose de tocar toda la superficie de las manos.

3. Frotar los dedos, entrelazándolos y moviéndolos primero en una dirección y luego en dirección contraria. Por lo menos durante 20 segundos. Enjuáguese las manos bajo el chorro de agua corriente hasta eliminar por completo el jabón.

4. Secar las manos, con papel toalla absorbente.

5. Cerrar la llave del lavamanos con un paño de papel toalla, para evitar contaminar las manos nuevamente.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 145 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 8

TERMOS
Son recipientes de pequeñas dimensiones fabricado con paredes aislantes de poliuretano y poliestireno. Utilizados para el transporte de vacunas y muestras biológicas entre el nivel central, regional y/o local. Son indicados para cumplir actividades de vacunación intra y extramural. Según el tipo y calidad del termo, puede mantener y conservar las vacunas por lapsos de 48 horas sin abrir en ambientes de hasta temperaturas de 32° C y de 30 horas con apertura del termo. Un termo tipo ICE-LINED o KING SEELY es muy similar a un refrigerador de vacuna normal con la particularidad de una serie de paquetes llenos de agua o gel refrigerante (iguales a los de las cajas frías) que rodean todo el entorno del gabinete refrigerado suministrando así una masa de agua que almacena frío y lo libera hacia la carga de vacuna.

AISLAMIENTO Y COMPORTAMIENTO DEL AIRE EN UN EQUIPO HORIZONTAL Como es bien conocido por ley física “ el aire caliente siempre tiende a subir, mientras que el aire frío tiende a bajar”. Por esta razón, todos los equipos aprobados por O.M.S., O.P.S. y UNICEF cuentan con diseño Horizontal para el transporte de vacunas, ya que este diseño permite que la temperatura se conserve en condiciones óptimas así sea abierto.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 146 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 9
ENVÍO Y TRANSPORTE DE MUESTRAS A NIVEL INTERNACIONAL: El personal debe estar capacitado y contar con un área específica para recibo de muestras. El comité de expertos de las Naciones Unidas (CoE) elabora los procedimientos recomendados para el transporte de todo tipo de mercancías peligrosas, excepto los materiales radiactivos. Estos procedimientos son aplicables a todas las modalidades de transporte. La IATA (Asociación de transporte Aéreo Internacional) es el gremio de las compañías aéreas principales del mundo y su reglamentación sobre las mercancías peligrosas contiene todos los requisitos de las instrucciones técnicas de OACI (Organización de Aviación Civil Internacional), además ha incluido requisitos adicionales que son más restrictivos. El transporte marítimo internacional de las mercancías peligrosas es gobernado por el código de los productos peligrosos de la Organización Marítima Internacional (IMDG). El transporte terrestre de sustancias infecciosas es regido en general, por la legislación nacional local. Los principios de seguro por vía terrestre son iguales que para el transporte aéreo o internacional. El material no debe tener la posibilidad de salirse del paquete en condiciones normales de transporte. SUSTANCIAS INFECCCIOSAS Para los propósitos de la descripción de las medidas de seguridad en el transporte las expresiones «sustancias infecciosas» y «materiales infecciosos» se consideran sinónimas; En este documento se utiliza la expresión «sustancias infecciosas». La

mayoría de los textos fueron extraídos de la Reglamentación Modelo de las Naciones Unidas.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 147 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Sustancias infecciosas Para los fines de su transporte, se entiende por sustancias infecciosas las sustancias respecto de las cuales se sabe o se cree fundadamente que contienen agentes patógenos. Los agentes patógenos son microorganismos (tales como bacterias, virus, rickettsias, parásitos y hongos) y otros agentes tales como priones, que pueden causar enfermedades en los seres humanos o en los animales. La definición se aplica a todas las muestras excepto a las excluidas explícitamente (véase lo indicado más adelante). Las sustancias infecciosas se dividen en dos categorías. 1. Sustancia infecciosa de categoría A Una sustancia infecciosa que se transporta en una forma que, al exponerse a ella, es capaz de causar una incapacidad permanente, poner en peligro la vida o constituir una enfermedad mortal para seres humanos o animales previamente sanos. El siguiente cuadro es una relación indicativa obtenida de la 15ª Edición de La Reglamentación Modelo de las Naciones Unidas.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 148 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

EJEMPLOS INDICATIVOS DE SUSTANCIAS INFECCIOSAS INCLUIDAS EN LA CATEGORÍA A, EN CUALQUIER FORMA, EXCEPTO CUANDO SE INDICA OTRA COSA

Número UN y Designación Oficial deTransporte UN 2814: Sustancias infecciosas que afectan a los seres humanos

Microorganismo
Bacillus anthracis (sólo cultivos) Brucella abortus (sólo cultivos) Brucella melitensis (sólo cultivos) Brucella suis (sólo cultivos) Burkholderia mallei – Pseudomonas mallei – muermo (sólo cultivos) Burkholderia pseudomallei – Pseudomonas pseudomallei (sólo cultivos) Chlamydia psittaci – cepas aviares (sólo cultivos) Clostridium botulinum (sólo cultivos) Coccidioides immitis (sólo cultivos) Coxiella burnetii (sólo cultivos) Virus de la fiebre hemorrágica de Crimea y el Congo Virus del dengue (sólo cultivos) Virus de la encefalitis equina oriental (sólo cultivos) Escherichia coli verotoxigénico (sólo cultivos)1 Virus de Ébola Virus flexal Francisella tularensis (sólo cultivos) Virus de Guanarito Virus de Hantaan Hantavirus que causan fiebre hemorrágica con síndrome renal Virus de Hendra Virus de la hepatitis B (sólo cultivos) Virus del herpes B (sólo cultivos) Virus de la inmunodeficiencia humana (sólo cultivos) Virus de la gripe aviar hiperpatógena (sólo cultivos) Virus de la encefalitis japonesa (sólo cultivos) Virus de Junin Virus de la enfermedad de la selva de Kyasanur Virus de Lassa Virus de Machupo Virus de Marburgo Virus de la viruela de los monos Mycobacterium tuberculosis (sólo cultivos)1 Virus de Nipah Virus de la fiebre hemorrágica de Omsk Virus de la poliomielitis (sólo cultivos) Virus de la rabia (sólo cultivos) Rickettsia prowazekii (sólo cultivos) Rickettsia rickettsii (sólo cultivos) Virus de la fiebre del valle del Rift (sólo cultivos) Virus de la encefalitis rusa de primavera-verano (sólo cultivos) Virus de Sabia Shigella dysenteriae de tipo 1 (sólo cultivos)1 Virus de la encefalitis transmitida por garrapatas (sólo cultivos) Virus variólico Virus de la encefalitis equina venezolana (sólo cultivos) Virus del Nilo Occidental (sólo cultivos) Virus de la fiebre amarilla (sólo cultivos) Yersinia pestis (sólo cultivos) Virus de la peste porcina africana (sólo cultivos) Paramixovirus aviar de tipo 1 – virus de la enfermedad de Newcastle velogénica (sólo cultivos) Virus de la peste porcina clásica (sólo cultivos) Virus de la fiebre aftosa (sólo cultivos) Virus de la dermatosis nodular (sólo cultivos) Mycoplasma mycoides – pleuroneumonía bovina contagiosa (sólo cultivos) Virus de la peste de los pequeños rumiantes (sólo cultivos) Virus de la peste bovina (sólo cultivos) Virus de la viruela ovina (sólo cultivos) Virus de la viruela caprina (sólo cultivos) Virus de la enfermedad vesicular porcina (sólo cultivos) Virus de la estomatitis vesicular (sólo cultivos)

UN 2900: Sustancias infecciosas que afectan a los animales únicamente

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 149 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Nota: Existirá una exposición cuando una sustancia infecciosa se desprenda de su
embalaje/envase protector, entrando en contacto físico con seres humanos o animales.

En base a la 15ª Edición de La Reglamentación Modelo de las Naciones Unidas, se debe tener en cuenta lo siguiente: 1. Las sustancias infecciosas que cumpliendo estos criterios causan enfermedades en seres humanos o tanto en ellos como en animales se asignarán al Nº UN 2814. Las sustancias infecciosas que causan enfermedades sólo a animales se asignarán al Nº UN 2900. Se asignan a las mercancías peligrosas los números UN y las designaciones oficiales de transporte que les corresponden en función de su clasificación como peligro y de su composición. Las designaciones oficiales de transporte se utilizan para identificar claramente al artículo o sustancia peligrosos. La adscripción a los números UN 2814 o UN 2900 se basará en los antecedentes médicos conocidos del paciente o del animal del cual procede la sustancia, las condiciones endémicas locales, los síntomas del paciente o del animal o el asesoramiento de un especialista sobre el estado individual del paciente o del animal.

Nota 1: La designación oficial de transporte correspondiente al Nº UN 2814 es
«INFECTIOUS SUBSTANCES AFFECTING HUMANS (SUSTANCIAS INFECCIOSAS QUE AFECTAN A LOS SERES HUMANOS)». La correspondiente al Nº UN 2900 es «INFECTIOUS SUBSTANCES AFFECTING ANIMALS (SUSTANCIAS INFECCIOSAS QUE AFECTAN A LOS ANIMALES únicamente»).

Nota 2: La tabla No 4, no es exhaustivo. Las sustancias infecciosas, incluidos agentes
patógenos nuevos o emergentes, que no figuran en el cuadro pero que cumplen los mismos criterios, se asignarán a la categoría A. Además, las sustancias sobre las que haya dudas acerca de si cumplen o no los criterios se incluirán en la categoría A.

Nota 3: En la tabla No 4, los microorganismos que figuran en cursiva son bacterias,
micoplasmas, rickettsias u hongos.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 150 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

2. Sustancia infecciosa de categoría B Es una sustancia infecciosa que no cumple los criterios para su inclusión en la categoría A. Las sustancias infecciosas de la categoría B se asignarán al Nº UN 3373. Nota:
La designación oficial de transporte correspondiente al Nº UN 3373 es «BIOLOGICAL SUBSTANCE, CATEGORY B (SUSTANCIA BIOLÓGICA, CATEGORÍA B».

Cultivos Los cultivos son el resultado de un proceso cuyo objeto es la reproducción de agentes patógeno. Esta definición no incluye las muestras de pacientes humanos o animales tal como se definen abajo. Los cultivos pueden clasificarse como de categoría A o de categoría B en función del microorganismo cultivado. Muestras de pacientes Son sustancias de origen humano o animal, obtenidas directamente de seres humanos o animales, que incluyen, entre otras cosas, excreciones, secreciones, sangre y sus componentes, tejidos y fluidos tisulares y partes del cuerpo transportados con fines de estudio, diagnóstico, investigación, tratamiento y prevención de enfermedades. Productos biológicos Son aquellos productos obtenidos de organismos vivos que se elaboran y distribuyen conforme a las prescripciones de las autoridades nacionales competentes, que pueden tener exigencias especiales en materia de licencias, y se utilizan con fines de prevención, tratamiento, o diagnóstico en seres humanos y animales, o con fines de desarrollo, experimentación o investigación. Se incluyen entre ellos productos acabados como las vacunas. Microorganismos y organismos modificados genéticamente Los microorganismos y organismos modificados mediante la ingeniería genética se han alterado deliberadamente de modo que no se produce de forma natural. Los microorganismos y organismos modificados genéticamente que no cumplan la definición de sustancia infecciosa, pero que puedan producir en los animales, plantas o sustancias microbiológicas modificaciones que, normalmente, no se producirían como resultado de la reproducción natural, se asignarán al Nº UN 3245 y su envío se regirá por la Instrucción de embalaje/envasado P904 (OACI/IATA PI913); esta guía no proporciona información adicional acerca de este particular.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 151 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Desechos médicos o clínicos Los desechos médicos o clínicos son derivados del tratamiento médico de animales o de seres humanos, o bien de la investigación biológica. Los desechos médicos o clínicos que contengan sustancias infecciosas de la categoría A se asignarán a los números UN 2814 o UN 2900, según corresponda. A los desechos médicos o clínicos que contengan sustancias infecciosas de la categoría B, o de los que se cree fundadamente que tienen una probabilidad baja de contener sustancias infecciosas, se adscribirán al Nº UN 3291 y su envío se regirá por la Instrucción de embalaje/envasado P621 (OACI/IATA PI622); esta guía no proporciona información adicional acerca de este particular.

Excepciones Debido al escaso peligro que presentan, las siguientes sustancias de origen biológico están exentas de cumplir las normas y requisitos aplicables a las mercancías peligrosas: D Sustancias que no contengan agentes infecciosas o que no es probable que causen enfermedades en seres humanos o animales. D Sustancias que contengan microorganismos que no son patógenos para los seres humanos o animales. D Sustancias que se encuentren en una forma en la que cualesquier patógenos hayan sido neutralizados o inactivados, de tal modo que ya no supongan un riesgo para la salud. D Muestras medioambientales (incluidas las muestras de alimentos y de agua) que no se considera que supongan un riesgo significativo de infección. D Sangre o sus componentes recogidos y enviados para transfusiones o trasplantes. D Muestras de sangre seca sobre papel de filtro y muestras fecales para el diagnóstico sistemático de hemorragia digestiva inadvertida. D Desechos médicos o clínicos descontaminados.

Exenciones Determinadas muestras de pacientes pueden enviarse como exentos. No obstante, en tales casos, debe aplicarse un conjunto de requisitos mínimos. A continuación se describen los criterios de exención y los requisitos de envío.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 152 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Muestras de seres humanos y animales exentas Las muestras de seres humanos o animales (muestras de pacientes) que presenten un riesgo mínimo de contener agentes patógenos no están sujetos a esta Reglamentación si se transportan en un Embalaje/envasado diseñado para evitar cualquier fuga y en el que figure la indicación «Exempt human specimen» (Muestra humana exenta) o « Exempt animal espécimen» (Muestra animal exenta) según proceda. El embalaje/envasado deberá cumplir las condiciones siguientes: a) Deberá estar constituido por tres elementos: W Uno o varios recipientes primarios W embalaje/envasado secundario Un W Contenido, de su masa y de la utilización a la que se destine, y del que un lado al menos mida como mínimo 100 mm x 100 mm. b) Para los líquidos, deberá colocarse, entre el recipiente o los recipientes primarios y el embalaje secundario, material absorbente en cantidad suficiente para que absorba la totalidad del contenido de suerte que, durante el transporte toda merma o fuga de una sustancia líquida no afecte al embalaje exterior y no menoscabe la integridad del material amortiguador. c) Cuando recipientes primarios frágiles y múltiples se coloquen en un solo embalaje secundario, deberán envolverse individualmente o por separado para impedir todo contacto entre ellos.

Nota 1: Se requerirá una opinión profesional para eximir a una sustancia de lo prescrito en este
párrafo. Esa opinión deberá basarse en el historial médico conocido, los síntomas y circunstancias particulares de la fuente, humana o animal, y las condiciones locales endémicas. Los ejemplos de muestras que pueden transportarse. Del presente párrafo incluyen las derivados de análisis de sangre o de orina para determinar los niveles de colesterol, la glicemia, las concentraciones de hormonas o el nivel de antígeno específico prostático (PSA), de los análisis necesarios para verificar el funcionamiento de órganos como el corazón, el hígado o los riñones en seres humanos o animales con enfermedades no infecciosas, o para farmacovigilancia terapéutica, de los análisis efectuados a petición de compañías de seguros o de empleadores para detectar la presencia de estupefacientes o alcohol, de las pruebas de embarazo; de biopsias para detectar cánceres; y de la detección de anticuerpos en seres humanos o animales.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 153 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Nota 2: Para el transporte aéreo, los embalajes/envases para muestras exentas de
conformidad con lo prescrito en este párrafo cumplirán las condiciones establecidas en los párrafos a) al c) de “Muestras de seres humanos y animales exentas”.

Preparación general de envíos para su transporte Dado que los peligros que presentan las sustancias infecciosas de categoría A (UN 2814 y UN 2900) y las sustancias infecciosas de categoría B (UN 3373) son diferentes, también lo son los requisitos relativos al embalaje/envasado, etiquetado y documentación correspondientes a una y otra categoría. El UNCETDG determina los requisitos de embalaje/envasado y se recogen en la Instrucción de embalaje/envasado P620 (que corresponde a la Instrucción PI602 de la OACI/IATA) y la Instrucción de embalaje/ envasado P650. Los requisitos están sujetos a modificación y actualización periódica por las organizaciones mencionadas. A continuación se describen los requisitos de embalaje/ envasado actualmente vigentes. Nota 1: Las líneas aéreas internacionales prohíben estrictamente que los pasajeros lleven
sustancias infecciosas de las categorías A o B como equipaje de mano y que transporten estos materiales en valijas diplomáticas.

Nota 2: Los embalajes/envases interiores que contengan sustancias infecciosas no se
agruparán con embalajes/envases interiores que contengan mercancías que no sean afines. Los expedidores de sustancias infecciosas habrán de asegurarse de que los embalajes/envases se preparan de modo tal que llegan a su destino en buen estado y no presentan peligro alguno para las personas o los animales durante su transporte.

Los expedidores de sustancias infecciosas habrán de asegurarse de que los embalajes/ envases se preparan de modo tal que llegan a su destino en buen estado y no presentan peligro alguno para las personas o los animales durante su transporte. Sistema básico de embalaje/envasado triple Este sistema de embalaje/envasado, que deberá utilizarse para todas las sustancias infecciosas, comprende las tres capas siguientes: D Recipiente primario. Un recipiente impermeable que contiene la muestra. El recipiente se envuelve en material absorbente suficiente para absorber todo el fluido en caso de rotura.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 154 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

D Embalaje/envase secundario. Un segundo embalaje/envase, impermeable y duradero que encierra y protege el recipiente o recipientes primarios. Se pueden colocar varios recipientes primarios envueltos en un embalaje/ envase secundario, pero se deberá usar suficiente material absorbente para absorber todo el fluido en caso de rotura. D Embalaje/envase exterior. Los embalajes/envases secundarios se colocan en embalajes/envases exteriores de expedición con un material amortiguador adecuado. Los embalajes/envases exteriores protegen el contenido de los elementos exteriores, como daños físicos, mientras el paquete se encuentra en tránsito. Ninguna de las caras del embalaje/ envase exterior tendrá dimensiones inferiores a 10 x 10 cm. Normalmente, cada embalaje/envase preparado para su expedición deberá estar correctamente marcado y etiquetado e ir acompañado de los documentos de envío pertinentes (según proceda). A continuación se describen los requisitos relativos a estos aspectos. Requisitos de embalaje/envasado, etiquetado y documentación correspondientes a las sustancias infecciosas de categoría A Embalaje/envasado Las sustancias infecciosas de la categoría A solamente pueden ser transportadas en embalajes/envases que cumplan las especificaciones correspondientes a la clase 6.2 de Naciones Unidas y la Instrucción de embalaje/envasado P620 (la PI602 para el transporte aéreo) (véase figura 1). Esto asegura que se han superado pruebas estrictas de resistencia, que incluyen pruebas de caída libre desde una altura de nueve metros, de perforación y de resistencia a la presión. El embalaje exterior debe llevar la marca de embalaje tipificada de Naciones Unidas (figura 2), que certifica la superación por el embalaje/envasado de las pruebas de resistencia a satisfacción de la autoridad competente. El recipiente primario o el embalaje/envase secundario deberán ser capaces de resistir una diferencia de presión no inferior a 95 kPa. La marca de embalaje tipificada de las Naciones Unidas en sí misma no indica que el embalaje/envase haya sido sometido a pruebas, y los usuarios del mismo deberían consultar a sus proveedores si el embalaje/ envase preparado para su expedición cumple este requisito. No existe una lista exhaustiva de proveedores de embalajes/envases que cumplan la Instrucción de embalaje/envasado P620 (PI602 para el transporte aéreo). No obstante,

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 155 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

una búsqueda en Internet mediante un motor de búsqueda internacional o nacional adecuado proporciona habitualmente información pertinente, así como acceso a las normativas nacionales. El uso en la búsqueda de frases como «UN Packaging» (embalaje ONU) o «UN Infectious Substance packaging» (embalaje ONU de sustancia infecciosa) produce resultados abundantes. Los transportadores también deberían poder proporcionar información sobre proveedores locales u otras empresas locales que puedan proporcionar esta información.

Figura 1 Ejemplo de sistema de embalaje triple para el embalaje y etiquetado de “SUSTANCIAS INFECCIOSAS PARA LOS SERES HUMANOS Y/O PARA LOS ANIMALES”. CATEGORÍA A”.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 156 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

U N

4G/Clase 6.2/05/GB/2470

Esta marca comprende: • El símbolo de embalaje de las Naciones Unidas. • Una indicación del tipo de embalaje (en este ejemplo una caja de tablero de fibra: 4G) • Una indicación de que el embalaje ha sido sometido a pruebas especiales para garantizar que cumple los requisitos correspondientes a las sustancias infecciosas de categoría A (clase 6.2) Los últimos dos dígitos del año de fabricación (en este ejemplo, 2005) •La autoridad estatal competente que ha autorizado la asignación del código (en este ejemplo, GB, que significa Gran Bretaña) • El código del fabricante especificado por la autoridad competente (en este ejemplo 2470) Se proporcionará a los usuarios instrucciones claras sobre cómo debe llenarse el embalaje y prepararse para su transporte.

Figura 2 Marca de embalaje tipificada para sustancias infecciosas de categoría A (UN 2814 y UN 2900) Para el transporte por superficie no se establece una cantidad máxima por paquete. Los límites por paquete para el transporte aéreo son los siguientes: D ml o 50 g en aviones de pasajeros 50 D l o 4 kg en aviones de carga. 4 Todo recipiente primario cuya capacidad supere los 50 ml deberá contar con una indicación de la orientación correcta en el embalaje exterior que permita mantener las tapas en la parte superior. Se fijaran etiquetas de orientación (flechas acompañadas de la indicación «UP») (ARRIBA) en dos lados opuestos del embalaje exterior.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 157 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Marcación Se representan en los paquetes marcas que proporcionan información acerca de su contenido, la naturaleza del peligro que suponen y las normas de embalaje aplicadas. Todas las marcas de los embalajes/envases o sobreembalaje se ubicarán de modo tal que sean claramente visibles y que no las cubra ninguna otra etiqueta o marca. Cada paquete mostrará la información siguiente en el embalaje exterior o en el sobreembalaje. D nombre y la dirección del expedidor (remitente, consignador) El D número de teléfono de una persona responsable e informada acerca del El envío W nombre y la dirección del destinatario (consignatario) El D número UN seguido de la designación oficial de transporte [UN 2814 El «INFECTIOUS SUBSTANCES AFFECTING HUMANS» (SUSTANCIAS INFECCIOSAS QUE AFECTAN AL SER HUMANO) o UN 2900 «INFECTIOUS SUBSTANCES AFFECTING ANIMALS» (SUSTANCIAS INFECCIOSAS QUE AFECTAN A LOS ANIMALES), según proceda]. No es necesario mostrar los nombres técnicos en el embalaje. D Requisitos relativos a la temperatura de almacenamiento (optativo) D Cuando se utilice hielo seco o nitrógeno líquido: el nombre técnico del refrigerante, el número UN pertinente y la cantidad neta Etiquetado Existen dos tipos de etiquetas: a) etiquetas de peligro, con forma de cuadrado orientado en un ángulo de 45° (romboides), requeridas para la mayoría de las mercancías peligrosas de todas las clases; b) etiquetas de manipulación, de diversas formas, requeridas, ya sea aisladas o junto con las etiquetas de peligro, para algunas mercancías peligrosas. Se fijarán al exterior de todos los paquetes destinados a la expedición de mercancías peligrosas (excepto los sujetos a exenciones específicas) una o más etiquetas de peligros específicos. Las etiquetas de peligro mostradas en las figuras 3 a 7 se utilizan para sustancias infecciosas de categoría A:

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 158 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Nombre: sustancia infecciosa Dimensiones mínimas: 100 x 100 mm (Para embalajes pequeños: 50 x 50 mm) Nº. De etiquetas por paquete: 1 Color: blanco y negro Se mostrará la expresión «INFECTIOUS SUBSTANCE» (SUSTANCIA INFECCIOSA). En algunos países se exige incluir la siguiente declaración: «Si el paquete sufre daños o fugas, notifíquelo inmediatamente a las autoridades de salud pública».

Figura 3 Etiqueta de peligro para sustancias infecciosas de categoría A y para microorganismos y organismos modificados genéticamente que se ajustan a la definición de sustancia infecciosa de categoría A

Nombre: sustancias peligrosas misceláneas Dimensiones mínimas: 100 x 100 mm (Para embalajes pequeños: 50 x 50 mm) Nº de etiquetas por paquete: 1 Color: blanco y negro

Figura 4 Etiqueta de peligro para determinados microorganismos y organismos modificados genéticamente no infecciosos (UN 3245) y para dióxido de carbono sólido (hielo seco) (UN 1845); las sustancias empaquetadas en hielo seco (véase el apartado Refrigerantes) deberán llevar esta etiqueta además de la etiqueta de peligro principal (por ejemplo, la etiqueta que se muestra en la figura 3 para sustancias infecciosas de categoría A o la marca mostrada en la figura 9 para sustancias infecciosas de categoría B).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 159 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Nombre: gas no inflamable ni tóxico Dimensiones mínimas: 100 x 100 mm (Para embalajes pequeños: 50 x 50 mm) Nº de etiquetas por paquete: 1 Color: verde y blanco o verde y negro

Figura 5 Etiqueta de peligro para nitrógeno líquido; las sustancias empaquetadas en nitrógeno líquido, deberán llevar esta etiqueta además de la etiqueta de peligro principal (por ejemplo, la etiqueta que se muestra en la figura 3 para sustancias infecciosas de categoría A o la marca mostrada en la figura 9 para sustancias infecciosas de categoría B)

Nombre: líquido criogénico Dimensiones mínimas: Norma A7: 74 x 105 mm Nº de etiquetas por paquete: 1 Color: verde y blanco

Figura 6 Etiqueta de manipulación para líquidos criógenos; en el transporte aéreo, cuando se utilicen líquidos criogénicos (gases licuados a temperaturas muy bajas; véase el apartado Refrigerantes), deberá adherirse esta etiqueta a los recipientes o frascos termoaislados utilizados como embalaje/envase exterior además de las etiquetas o marcas mostradas en las figuras 3, 5 y 9, según proceda.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 160 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Nombre: Etiqueta de orientación Dimensiones mínimas: Norma A7: 74 x 105 mm Unidades por paquete: 2, en lados opuestos Color: blanco y negro o blanco y rojo Pueden también mostrarse en la tapa superior del paquete las expresiones «THIS SIDE UP» (ESTE LADO HACIA ARRIBA) o «THIS END UP» (ESTE EXTREMO HACIA ARRIBA).

Figura 7 Etiqueta de orientación para indicar la posición de los cierres de los recipientes primarios; para el transporte aéreo de sustancias infecciosas líquidas de la categoría A en cantidades que superen los 50 ml por recipiente primario, se deberá adherir esta etiqueta en dos lados opuestos del paquete con las flechas indicando la orientación correcta, además de la etiqueta que se muestra en la figura 3. En el apartado Sobreembalaje se proporcionan instrucciones para el etiquetado del mismo. Documentación Se requieren los siguientes documentos de expedición. Elaborados y firmados por el expedidor: D Para transporte aéreo: declaración de mercancías peligrosas del expedidor. D Una lista de empaque (o de embarque) o factura proforma en la que se indique la dirección del destinatario, el número de paquetes y una descripción de su contenido, indicando su peso y valor (Nota: para el transporte internacional, si el contenido se proporciona gratis, deberá indicarse un valor mínimo, para fines aduaneros). D permiso o declaración (o ambos) de importación o exportación, o ambos, Un si fuera preciso.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 161 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Documentos que debe cumplir el expedidor o su agente: D conocimiento de embarque aéreo, para el transporte aéreo, o documentos Un equivalentes, para los envíos por carretera, tren y mar. En las mercancías asignadas a los números UN 2814 y UN 2900 se incluirá una relación del contenido entre el embalaje/envase secundario y el embalaje/envase exterior. Cuando no se conozca la sustancia infecciosa que va a transportarse, pero se sospeche que cumple los criterios para su inclusión en la categoría A y la asignación a los números UN 2814 o UN 2900, la indicación «sustancia infecciosa de la que se sospecha que pertenece a la categoría A», deberá figurar en el documento de transporte del interior del embalaje/envase exterior, entre paréntesis, a continuación de la designación oficial de transporte. Requisitos de embalaje/envasado, etiquetado y documentación correspondientes a las sustancias infecciosas de categoría B Embalaje/envasado También se aplica el sistema de embalaje/envasado triple, incluso para el transporte local por superficie. No obstante, no es necesario aportar documentos relativos a los análisis. Pueden obtenerse embalajes localmente, en lugar de recurrir a un proveedor autorizado, siempre que el fabricante del embalaje y el expedidor puedan cumplir plenamente los requisitos de la Instrucción P650 Instrucción de embalaje/envasado P650 Se reproduce a continuación el contenido de la Instrucción de embalaje/envasado P650 de las Naciones Unidas, aplicada al transporte de sustancias infecciosas de categoría B asignadas al Nº UN 3373 por todos los medios de transporte de superficie. El texto sombreado de la derecha indica las variaciones introducidas por la OACI en esta instrucción, aplicables al transporte aéreo. Las diversas disposiciones mencionadas se exponen en la Reglamentación Modelo de las Naciones Unidas. Nota: Las variaciones aplicables al transporte aéreo se muestran con color verde
intenso.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 162 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

INSTRUCCIÓN DE EMBALAJE/ENVASADO PG650
P650 INSTRUCCIÓN DE EMBALAJE/ENVASADO PG650

Esta instrucción se aplica al N° UN 3373.

En aviones de pasajeros y de carga y solamente en aviones de carga.

1) Los embalajes/envases deberán ser de buena calidad, suficientemente fuertes como para resistir los choques y las cargas que pueden producirse normalmente durante el transporte, incluido el trasbordo entre distintas unidades de transporte y entre unidades de transporte y almacenes, así como el izado de palés o sobre embalajes/sobreenvases para su ulterior manipulación manual o mecánica. Los embalajes/envases deberán estar fabricados y cerrados de forma que en las condiciones normales de transporte, no se produzcan mermas debidas a vibraciones o a cambios de temperatura, de humedad o de presión. 2) El embalaje/envase deberá comprender los tres elementos siguientes: a) un recipiente primario b) un embalaje/envase secundario c) un embalaje/envase exterior, de los que, bien el embalaje/envase secundario, bien el embalaje/envase exterior, deberá ser rígido. El embalaje/envase exterior deberá ser rígido 3) Los recipientes primarios se colocarán en un embalaje/envase secundario de forma tal que, en las condiciones normales de transporte, no puedan romperse, perforarse ni dejar escapar su contenido al embalaje/envase secundario. Los embalajes/envases secundarios irán sujetos dentro de los embalajes/envases exteriores con un material amortiguador apropiado. Un derrame del contenido no menoscabará la integridad del material amortiguador ni del embalaje/envase exterior. 4) Para el transporte, la marca que se muestra a continuación deberá figurar en la superficie exterior del embalaje/envase exterior sobre un fondo de un color que contraste con ella y que sea fácil de ver y leer. La marca deberá tener forma de cuadrado orientado en un ángulo de 45° (romboide) del que cada lado tendrá una longitud de al menos 50 mm, el grosor de las líneas deberá ser al menos de 2 mm y la altura de las letras y cifras deberá ser de al menos de 6 mm. La designación oficial de transporte, «BIOLOGICAL SUBSTANCE, CATEGORY B» (SUSTANCIA BIOLÓGICA, CATEGORÍA B), en letras de al menos 6 mm de altura, deberá figurar en el embalaje/envase exterior al lado de la marca en forma de rombo.

UN 3373

5) Al menos una de las superficies del embalaje/envase exterior deberá tener una dimensión mínima de 100 mm 100 mm. 6) El paquete completo deberá superar con éxito el ensayo de caída, de la presente Reglamentación, con una altura de caída de 1,2 m. Después del ensayo de caída, no deberá haber fugas de los recipientes primarios, que deberán mantenerse protegidos por el material absorbente, cuando sea necesario, en el embalaje/envase secundario. 7) Para sustancias líquidas: a) Los recipientes primarios deberán ser estancos;

Y no deberán contener más de 1 litro;

b) Los embalajes/envases secundarios deberán ser herméticos; c) Si se introducen varios recipientes primarios frágiles en un mismo embalaje/envase secundario , los recipientes primarios irán envueltos individualmente o separados de manera que se evite todo contacto entre ellos; d) Se colocará material absorbente entre los recipientes primarios y el embalaje/envase secundario. El material absor-

5) Al menos una de las superficies del embalaje/envase exterior deberá tener una dimensión mínima de 100 mm 100 mm.

Código: MBLC-01 6) El paquete completo deberá superar con éxito el ensayo de caída, de la presente Reglamentación, con una altura Página: 163 de 184 de caída de 1,2 m. Después del ensayo de caída, no deberá haber fugas de los recipientes primarios, que deberán Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos Fecha: Agosto 2009 mantenerse protegidos por el material absorbente, cuando sea necesario, en el embalaje/envase secundario. Edición: Primera
7) Para sustancias líquidas: a) Los recipientes primarios deberán ser estancos;

Y no deberán contener más de 1 litro;

b) Los embalajes/envases secundarios deberán ser herméticos; c) Si se introducen varios recipientes primarios frágiles en un mismo embalaje/envase secundario , los recipientes primarios irán envueltos individualmente o separados de manera que se evite todo contacto entre ellos; d) Se colocará material absorbente entre los recipientes primarios y el embalaje/envase secundario. El material absorbente se pondrá en cantidad suficiente para que pueda absorber la totalidad del contenido de los recipientes primarios a fin de que el derrame de la sustancia líquida no comprometa la integridad del material amortiguador o del embalaje/envase exterior; a temperaturas de –40 °C a +55 °C (-40 °F a +130 °F). e) El recipiente primario o el embalaje/envase secundario deberán resistir sin derrames una presión interna de 95 kPa (0,95 bar). 8) Para sustancias sólidas: a) Los recipientes primarios deberán ser a pruebade derrames; b) El embalaje/envase secundario deberá ser a prueba de derrames; c) Si se introducen varios recipientes primarios frágiles en un mismo embalaje/envase secundario, los recipientes primarios irán envueltos individualmente o separados de manera que se evite todo contacto entre ellos. d) Excepto si contiene partes del cuerpo, órganos o cuerpos enteros, el embalaje/envase exterior no debe contener más de 4 Kg. En esta masa no se incluye el hielo, hielo seco o nitrógeno líquido cuando se utilizan para mantener frías las muestras; f) El embalaje/envase exterior no deberá contener más de 4 litros; en este volumen no se incluye el hielo, hielo seco o nitrógeno líquido cuando se utilizan para mantener frías las muestras.

y no deberán superar el límite de peso del embalaje/envase exterior;

e) Cuando haya dudas sobre la presencia de líquido residual en el recipiente primario durante el transporte, deberá utilizarse un embalaje/envase adaptado para líquidos, que comprenda material absorbente. 9) Muestras refrigeradas o congeladas: hielo, hielo seco y nitrógeno líquido a) Cuando se use hielo seco o nitrógeno líquido para mantener frías las muestras, se cumplirán todos los requisitos aplicables de este Reglamento. Cuando se usen, el hielo o el hielo seco deberán colocarse fuera de los embalajes/envases secundarios, en el embalaje/envase exterior o en un sobreembalajes/sobreenvases. Se colocarán unos calzos interiores para que los embalajes/envases secundarios se mantengan en su posición inicial cuando el hielo se haya fundido o el hielo seco se haya evaporado. Si se utiliza hielo, el embalaje/envase exterior o el sobreembalajes/sobreenvases habrá de ser hermético. Si se utiliza dióxido de carbono sólido (hielo seco), el embalaje/envase estará diseñado y construido para que permita la salida del dióxido de carbono gaseoso y prevenir así una acumulación de presión que pudiera romper los envases, y el embalaje (embalaje exterior o sobreembalajes) deberá marcarse con la indicación «Dióxido de carbono sólido» o «Hielo seco»; b) El recipiente primario y el embalaje/envase secundario mantendrán su integridad a la temperatura del refrigerante usado así como a las temperaturas y presiones que pudieran producirse si fallara la refrigeración. 10) Cuando los bultos se coloquen en un sobreembalajes/sobreenvases, la marca de los bultos prescrita por la presente instrucción de embalaje/envasado deberá, bien ser directamente visibles, bien reproducirse en el exterior del sobreembalajes/sobreenvases. 11) Las sustancias infecciosas adscritas al N° UN 3instrucción no estarán sujetas a ninguna otra prescripción del presente Reglamento.

Las sustancias infecciosas adscritas al N° UN 3373 que se embalen/envasen y marquen de conformidad con esta instrucción no estarán sujetas a ninguna otra prescripción del presente Reglamento, excepto las Siguientes:

cuando el hielo se haya fundido o el hielo seco se haya evaporado. Si se utiliza hielo, el embalaje/envase exterior o el sobreembalajes/sobreenvases habrá de ser hermético. Si se utiliza dióxido de carbono sólido (hielo seco), el embalaje/envase estará diseñado y construido para que permita la salida del dióxido de carbono gaseoso y prevenir así una acumulación de presión que pudiera romper los envases, y el embalaje (embalaje exterior o sobreembalajes) deberá marcarse con la indicación «Dióxido de carbono sólido» o Código: MBLC-01 «Hielo seco»; Página: 164 de 184

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos Fecha: Agosto 2009 b) El recipiente primario y el embalaje/envase secundario mantendrán su integridad a la temperatura del refrigerante Edición: Primera usado así como a las temperaturas y presiones que pudieran producirse si fallara la refrigeración.
10) Cuando los bultos se coloquen en un sobreembalajes/sobreenvases, la marca de los bultos prescrita por la presente instrucción de embalaje/envasado deberá, bien ser directamente visibles, bien reproducirse en el exterior del sobreembalajes/sobreenvases. 11) Las sustancias infecciosas adscritas al N° UN 3instrucción no estarán sujetas a ninguna otra prescripción del presente Reglamento.

Las sustancias infecciosas adscritas al N° UN 3373 que se embalen/envasen y marquen de conformidad con esta instrucción no estarán sujetas a ninguna otra prescripción del presente Reglamento, excepto las Siguientes: a) deberá constar en un documento escrito (como un conocimiento de embarque aéreo) o en el embalaje/envase la designación oficial de transporte, el número UN y el nombre, dirección y número de teléfono de una persona responsable; b) la clasificación debe ser conforme con la disposición 2.6.3.2 de las Instrucciones Técnicas de la OACI; c) deben observarse los requisitos de notificación de incidentes de la disposición 7.4.4 de las Instrucciones Técnicas de la OACI; d) deben observarse los requisitos de inspección de daños o fugas de las disposiciones 7.3.1.3 y 7.3.1.4 de las Instrucciones Técnicas de la OACI; e) se prohíbe el transporte de sustancias infecciosas por los pasajeros y la tripulación, ya sea en persona, como equipaje de mano o en el interior del mismo, o en el equipaje facturado.

12) Los fabricantes de embalajes/envases y los distribuidores ulteriores deberán proporcionar instrucciones claras sobre su llenado y cierre al expedidor o a la persona que prepara el embalaje/envase (un paciente, por ejemplo) a fin de que pueda ser adecuadamente dispuesto para el transporte. 13) No se incluirán otras mercancías peligrosas en el mismo embalaje/envase que las sustancias infecciosas de la clase 6.2, a no ser que sean necesarias para mantener la viabilidad de las sustancias infecciosas, para su estabilización, para impedir su degradación o para neutralizar los peligros asociados a las mismas. En cada recipiente primario que contiene sustancias infecciosas puede incluirse una cantidad de 30 ml o menos de las mercancías peligrosas incluidas en las clases 3 (líquidos inflamables), 8 (sustancias corrosivas) o 9 (sustancias y artículos peligrosos misceláneos). Cuando se incluyen estas pequeñas cantidades de mercancías peligrosas junto con sustancias infecciosas en el embalaje/envase de conformidad con esta instrucción, no es necesario cumplir otros requisitos establecidos en el presente Reglamento. Requisito adicional:La autoridad competente podrá autorizar otros embalajes/envases para el transporte de sustancias de origen animal,de conformidad con las disposiciones de 4.1.3.7.

Para mayor información de esta sección debe consultarse “Guía sobre la reglamentación relativa al Transporte de Sustancias Infecciosas 2009 - 2010”, Aplicable a partir del 1 de enero de 2009.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 165 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

En cuanto a la Instrucción P620 (PI602 para el transporte aéreo), no existe una lista exhaustiva de proveedores de embalajes/envases que cumplan la Instrucción de embalaje/envasado P650. No obstante, una búsqueda en Internet mediante un motor de búsqueda internacional o nacional adecuado proporciona habitualmente información pertinente, así como acceso a las normativas nacionales. El uso en la búsqueda de frases como «UN Packaging» (embalaje ONU) y «UN Infectious Substance packaging» (embalaje ONU de sustancia infecciosa) produce resultados abundantes. Los transportadores también deberían poder proporcionar información sobre proveedores locales u otras empresas locales que puedan proporcionar esta información. Para garantizar la correcta disposición para el transporte, los fabricantes de embalajes/ envases y los distribuidores de estos productos deberán proporcionar al consignador o a la persona que prepara el embalaje/envase (por ejemplo, un paciente) instrucciones claras acerca del modo correcto de llenarlo y cerrarlo. Para el transporte por superficie no se establece una cantidad máxima por paquete. Para el transporte aéreo: D Ningún recipiente primario tendrá un contenido mayor que 1L y el embalaje/ envase exterior no debe contener más de 4 L (para líquidos) D Excepto si contiene partes del cuerpo, órganos o cuerpos enteros, el embalaje/envase exterior no debe contener más de 4 kg (para sólidos). Estas cantidades excluyen el hielo, el hielo seco o el nitrógeno líquido cuando se utilizan para mantener las muestras frías.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 166 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Figura 8 Ejemplo de sistema de embalaje/envasado triple para el embalaje y etiquetado para “MUESTRAS DIAGNOSTICO” O “MUESTRAS CLÍNICAS” O “MUESTRAS BIOLÓGICAS CATEGORÍA B”. Si se cumplen todos los requisitos establecidos en la Instrucción de embalaje/envasado P650, no se establecen requisitos de transporte adicionales. La Instrucción P650 comprende todos los requisitos necesarios para el envío de sustancias infecciosas de categoría B.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 167 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Marcación En cada paquete se expondrá la información siguiente: D Para transporte aéreo: el nombre, la dirección y el número de teléfono del expedidor (remitente, consignador) D Para transporte aéreo: el número de teléfono de una persona responsable e informada acerca del envío D nombre, la dirección y el número de teléfono del destinatario El (consignatario) D La designación oficial de transporte («BIOLOGICAL SUBSTANCE, CATEGORY B» o SUSTANCIA BIOLÓGICA, CATEGORÍA B) junto a la marca romboide mostrada en la figura 9 D Requisitos relativos a la temperatura de almacenamiento (optativo). Para los envíos de sustancias infecciosas de categoría B se utiliza la marca que se muestra en la figura 9.

W Dimensiones mínimas: la anchura de la línea que delimita el cuadrado será al menos 2 mm y la altura de las letras y números será al menos 6 mm. Para el transporte aéreo, los lados del cuadrado medirán al menos 50 mm W Color: no se especifica, siempre que la marca esté expuesta sobre la superficie exterior del embalaje exterior sobre un fondo de color que contraste con el de la marca y que sea claramente visible y legible W Se mostrarán junto a la marca las palabras «BIOLOGICAL SUBSTANCE, CATEGORY B» (SUSTANCIA BIOLÓGICA, CATEGORÍA B) en letras con una altura de por lo menos 6 mm.

Figura 9 Marca para sustancias infecciosas de categoría B y para microorganismos u organismos modificados genéticamente que se ajustan a la definición de sustancia infecciosa de categoría B.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 168 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Nota: Para el transporte aéreo: D Cuando se utiliza hielo seco (dióxido de carbono sólido; véase el apartado Refrigerantes), se aplicará la etiqueta de la figura 4. D Para líquidos criógenicos, se añadirán también las etiquetas de las figuras 5 y 6. Documentación No se requieren documentos de mercancías peligrosas (incluida una declaración del expedidor) para las sustancias infecciosas de categoría B. Se requieren los siguientes documentos de expedición. Documentos que debe cumplimentar y firmar el expedidor (remitente, consignador): D Para envíos internacionales: una lista de empaque (o de embarque) o factura proforma en la que se indiquen las direcciones del expedidor y del destinatario, el número de paquetes y la descripción de su contenido, indicando su peso y valor (Nota: si los productos enviados son gratuitos, deberá aparecer la declaración «sin valor comercial»). D permiso o declaración de importación o exportación, o ambos, si fuera Un preciso. Documentos que debe cumplimentar el expedidor o su agente: D conocimiento de embarque aéreo, para el transporte aéreo, o documentos Un equivalentes, para los envíos por carretera, tren y mar. Sobreembalajes «Sobreembalajes/sobreenvases» es el término usado en referencia a la combinación de varios paquetes para formar una unidad que un único expedidor envía a un mismo destino. Cuando se utilizan refrigerantes para proteger el contenido, los sobreembalajes pueden comprender recipientes o frascos termoaislados. Siempre que se utilice un sobreembalajes, las marcas y etiquetas requeridas que se muestran en el embalaje exterior deben repetirse en la capa exterior del sobreembalajes. Este requisito se aplica a las sustancias infecciosas de las categorías A y B. Además, los sobreembalajes deberán marcarse con la palabra «sobreembalaje».

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 169 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Reutilización de materiales de embalaje/envasado Los embalajes/envases utilizados para el transporte pueden reutilizarse. Si los expedidores tienen previsto reutilizar un embalaje/envase, éste debe ser debidamente desinfectado. Antes de reutilizar un embalaje/envase, el expedidor debe asegurarse de que todas las marcas y etiquetas son las oportunas para las sustancias que efectivamente se transportan. Si el expedidor tiene intención de enviar un embalaje/envase vacío, todas las marcas y etiquetas no pertinentes deben retirarse o taparse. Transporte de embalajes/envases vacíos Antes de devolver un embalaje/envase vacío al expedidor, o de enviarlo a otro lugar, debe ser debidamente desinfectado o esterilizado para anular todo peligro. Toda etiqueta o marca que indique que contuvo una sustancia infecciosa debe retirarse o taparse. Refrigerantes Pueden utilizarse refrigerantes para estabilizar las sustancias infecciosas de las categorías A y B durante el tránsito. El hielo o hielo seco deberá colocarse fuera del recipiente secundario. El hielo (de agua) se colocará en un envase estanco; el embalaje exterior o el sobreembalaje deberán también ser estancos. No deberá colocarse hielo seco en el interior de los recipientes primario o secundario, debido al riesgo de explosión. Puede utilizarse un embalaje/envase termoaislado especialmente diseñado como recipiente para hielo seco. Si se utiliza hielo seco, el embalaje/envase deberá permitir la salida del dióxido de carbono gaseoso. Deberá observarse la Instrucción de embalaje/envasado 904 de la OACI/IATA. El recipiente secundario se sujetará en el interior del embalaje exterior de modo que se mantenga la orientación original de los paquetes interiores tras la fusión o disipación del refrigerante. Si se utiliza hielo seco para el envío de sustancias infecciosas de categoría A, deberá proporcionarse información pormenorizada en la «Declaración de mercancías peligrosas» del expedidor. Además, el embalaje exterior deberá llevar la etiqueta de peligro correspondiente al hielo seco (véase la figura 4) y la marca pertinente. Si se utiliza hielo seco para el envío de sustancias infecciosas de categoría B, los paquetes deberán mostrar la indicación «Dióxido de carbono sólido» o «Hielo seco»; esta guía no proporciona información adicional acerca de este particular.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 170 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Si se utiliza nitrógeno líquido como refrigerante, habrá de concertarse de antemano con el transportador la adopción de medidas especiales. Los recipientes primarios deberán ser capaces de soportar temperaturas extremadamente bajas y deberán observarse los requisitos de embalaje/envasado y documentación para nitrógeno líquido. En particular, el embalaje exterior deberá llevar la etiqueta de peligro correspondiente al nitrógeno líquido (véase la figura 5). Para el transporte aéreo, se añadirá también la etiqueta de manipulación para líquidos criógenos (véase la figura 6); esta guía no proporciona información adicional acerca de este particular. Formación Los reglamentos sobre mercancías peligrosas exigen que todo el personal que intervenga en su transporte reciba una formación adecuada. Para el transporte de sustancias infecciosas de categoría A, el personal deberá recibir una formación que contemple los requisitos del modo de transporte en cuestión. La formación puede consistir en la participación en cursos aprobados y la superación de pruebas de conocimiento. Para el transporte de sustancias infecciosas de categoría B se considera como requisito de «formación» suficiente la entrega al usuario de instrucciones claras sobre la manipulación del embalaje. No obstante, si estas muestras se consignan junto con otras mercancías peligrosas (por ejemplo, líquidos inflamables, materiales radioactivos, gases licuados, etc.), el personal deberá haber sido formado en los procedimientos pertinentes relativos al transporte de estas mercancías. La formación y la concientización son importantes para todo el personal involucrado en el transporte de sustancias infecciosas de categoría B. Aunque la formación del personal, por ejemplo mediante la consulta de guías como la presente, no es un requisito formal de los reglamentos internacionales de transporte, se recomienda y aconseja. Sólo por medio de una orientación y formación adecuadas pueden los expedidores garantizar la clasificación correcta de la sustancia que será enviada, así como la correcta selección y preparación del embalaje/envase. Los transportadores y otras empresas que emplean a trabajadores que intervienen en el transporte deberían formar a sus empleados en los procedimientos adecuados para reconocer y manipular paquetes que contienen sustancias infecciosas y en el modo de enfrentarse a los derrames y de protegerse de la exposición.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 171 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Planificación del transporte Es responsabilidad del expedidor garantizar la correcta clasificación, embalaje/envasado, etiquetado y documentación de todas las sustancias infecciosas destinadas a ser transportadas. El transporte y transferencia eficientes de materiales infecciosos requiere una buena coordinación entre el remitente, el transportador y el destinatario, para garantizar que el material se transporta de forma segura y que llega a su destino de forma puntual y en buenas condiciones. Esta coordinación depende de que exista una comunicación permanente y una buena relación de trabajo entre las tres partes. Para el transportador, el transporte de cualquier mercancía, peligrosa o no, es un negocio. Las normas relativas a las mercancías peligrosas descritas en esta guía son requisitos legales establecidos por los gobiernos de cada país. De hecho, las versiones de la Reglamentación Modelo de las Naciones Unidas adoptadas por los diferentes países pueden ser diferentes entre sí. Además, un transportador que no desee transportar determinadas mercancías no tiene la obligación legal de hacerlo. Muchos transportadores (tanto aéreos como terrestres y marítimos) son empresas privadas y tienen derecho a negarse a transportar mercancías o a establecer requisitos adicionales. En los últimos años, se ha puesto de manifiesto que algunos transportadores están de hecho negándose a transportar determinadas mercancías o bien están estableciendo condiciones adicionales. En tanto dichas condiciones no infrinjan los requisitos legales, este tipo de medidas no son ilegales. Las normas sobre artículos peligrosos de la IATA comprenden una relación de las principales restricciones relativas al transporte de mercancías establecidas por las líneas aéreas. Algunas líneas aéreas no admiten ningún tipo de mercancía peligrosa, mientras que otras únicamente aceptan transportar un número muy limitado de tipos de mercancías. Dado que las restricciones establecidas por los transportadores para los diferentes medios de transporte no se publican en un lugar único, la armonización entre las partes es fundamental. El expedidor (remitente, consignador), el transportador y el destinatario (consignatario) tienen responsabilidades específicas para garantizar el transporte con éxito.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 172 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

El expedidor (remitente, consignador) D Organiza el envío de antemano con el destinatario, incluida la determinación de la necesidad de obtener permisos de importación o exportación D Organiza el envío de antemano con el transportador, para garantizar que: W Se aceptará el envío para su transporte adecuado W El envío se realizará por la ruta más directa (transporte directo, a ser posible) D Prepara la documentación necesaria, incluidos los permisos y los documentos de despacho y expedición D Notifica al destinatario las disposiciones relativas al transporte, una vez adoptadas, con la antelación suficiente antes de llegada prevista del envío. El transportador D Asesora al remitente en las cuestiones relativas al cumplimiento de los documentos e instrucciones de expedición D Asesora al remitente acerca del embalaje/envasado correcto D Ayuda al remitente a concertar la ruta de transporte más directa y luego confirma dicha ruta D Mantiene y archiva la documentación relativa a la expedición y el transporte. El destinatario (consignatario) D Obtiene la autorización o autorizaciones de las autoridades nacionales necesarias para la importación del material D Proporciona al consignador el permiso o permisos de importación y la carta o cartas de autorización precisos, así como otros documentos que pudieran exigir las autoridades nacionales D Concerta la recogida del material a su llegada con la máxima puntualidad y eficiencia D Debería notificar al remitente la recepción del envío.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 173 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Los envíos no deberían despacharse hasta que: D remitente, el transportador y el destinatario hayan acordado la organización El previa del envío D Las autoridades nacionales hayan confirmado al consignador que la exportación del material es legal D Las autoridades nacionales hayan confirmado al destinatario que la importación del material es legal D destinatario haya confirmado que la entrega del paquete a su destino no El sufrirá retrasos. Requisitos relativos al correo aéreo No se aceptará el envío de sustancias infecciosas de categoría A por medio de los servicios postales. Las sustancias infecciosas de categoría B pueden enviarse por correo aéreo registrado, y la Unión Postal Universal recomienda el procedimiento siguiente. Se utiliza el sistema básico de embalaje triple con los mismos requisitos que para los otros medios de transporte. La etiqueta de dirección deberá mostrar la palabra «Letter» (Carta) y para envíos internacionales se requiere la etiqueta de declaración de aduana para correo postal, de color verde. La mención «BIOLOGICAL SUBSTANCES, CATEGORY B» (SUSTANCIAS BIOLÓGICAS, CATEGORÍA B) deberá identificarse mediante la etiqueta romboide blanca con letras negras «UN 3373» (véase la figura 9). Pueden existir restricciones locales o internacionales. Por consiguiente, deberá consultarse previamente al servicio postal público nacional para comprobar si aceptará el material empaquetado. Procedimiento de limpieza de derrames (Para envió aéreo, según IATA). La respuesta adecuada en caso de exposición a cualquier sustancia infecciosa es lavar o desinfectar la zona afectada lo antes posible, con independencia de cuál sea el agente infeccioso. Incluso si una sustancia infecciosa entra en contacto con piel dañada, si la zona afectada se lava con agua y jabón o con una solución antiséptica puede reducirse el riesgo de infección. Debe consultarse a un médico siempre que se sospeche la exposición a sustancias infecciosas por un paquete dañado. El siguiente procedimiento de limpieza puede utilizarse para derrames de todo tipo de sustancias infecciosas, incluida la sangre.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 174 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

1. Utilice guantes, ropa de protección y protección facial y ocular, en caso indicado. 2. Cubra el derrame con un paño o con toallas de papel para que no se extienda. 3. Vierta un desinfectante adecuado sobre el paño o las toallas de papel y la zona circundante (las soluciones de cloro al 5% son, por lo general, adecuadas, pero en los derrames producidos en aviones deben usarse desinfectantes de amonio cuaternario). 4. Aplique el desinfectante comenzando por el margen exterior de la zona afectada por el derrame y avanzando de forma concéntrica hacia el centro. 5. Transcurridos unos 30 minutos, retire los materiales. Si hay vidrio roto u otros objetos punzantes, recoja los materiales con un recogedor o un trozo de cartón rígido y deposítelos en un envase resistente a las perforaciones para su eliminación. 6. Limpie y desinfecte la zona afectada por el derrame (en caso necesario, repita los pasos 2 a 5). 7. Deshágase de los materiales contaminados depositándolos en un recipiente hermético y resistente a las perforaciones destinado para la eliminación de desechos. 8. Tras la desinfección efectiva, notifique el incidente a la autoridad competente e informe de que el lugar ha sido descontaminado. (Véase el apartado siguiente, Notificación de incidentes). Puede obtenerse información detallada sobre desinfectantes y su uso recomendado en el Manual de Bioseguridad en el Laboratorio, tercera edición, Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2004. Notificación de incidentes No se han documentado informes de infecciones por exposiciones relacionadas con el transporte de sustancias infecciosas, excepto las cartas con carbunco de 2001 en los EE. UU. Se han notificado casos de transmisión de infecciones respiratorias agudas y de tuberculosis asociados a viajes aéreos, pero se atribuyeron al contacto directo de persona a persona y no a problemas relacionados con el embalaje/envasado ni a incidentes ocurridos durante el transporte. Los datos estadísticos obtenidos por un grupo de laboratorios centrales demostraron la eficacia de los embalajes que cumplen las Instrucciones P650 y P620 para garantizar el transporte de sustancias infecciosas sin fugas ni pérdidas de materiales. De los 4,92 millones de envases primarios enviados en 2003 a cualquiera de las oficinas regionales de todo el mundo de estos laboratorios centrales, sólo se registraron 106 roturas, el 0,002% del total. Además, todas las fugas producidas fueron contenidas por el material

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 175 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

absorbente y no se notificaron daños a los envases secundarios ni a los embalajes exteriores. Los diversos reglamentos internacionales de transporte establecen el requisito de notificar los incidentes a las autoridades competentes en asuntos de transporte además de a las autoridades de salud pertinentes. La notificación debe realizarse cuando el incidente afecta a cualquiera de las dos categorías de sustancias infecciosas, pero sobre todo si afecta a las de categoría A.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 176 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 10
ANEXO 2

ALMACENAMIENTO DE SUSTANCIAS QUIMICAS
SOLVENTES NO INFLAMABLES Almacenar en gabinetes Pueden ser almacenados con líquidos inflamables. Separados de materiales oxidantes. ACIDOS Almacenar en gabinete de material no combustible. Separar ácidos oxidantes de ácidos orgánicos.

ALMACENAMIENTO DE SUSTANCIAS QUIMICAS

INFLAMABLES Almacenar en gabinetes especiales para líquidos inflamables. Separados de materiales oxidantes

-

Ej. Acetona, Etanol, Acido Acético Glacial

Ej. Tetracloruro de Carbono, Ethylen glycol, Aceite mineral

Ej. Ácidos Nítrico, Sulfúrico, Clorhídrico OXIDANTES Almacenar en gabinetes de material no combustible. Separar de materiales inflamables y combustibles.

CAUSTICOS Almacenar en áreas secas. Separar de los ácidos.

SUSTANCIAS QUE REACCIONAN CON AGUA - Almacenar en lugares fríos y secos. - Separado de soluciones acuosas. - Proteger de los rociadores agua (incendios) Ej. Sodio, Potasio, Litio

Ej. Hidróxido de Amonio, de Sodio, de Potasio GASES COMPRIMIDOS NO OXIDANTES Almacenar en áreas bien ventiladas. - Separar físicamente de gases comprimidos oxidantes. Ej. Nitrógeno, Hidrógeno, Dióxido de Carbono. GASES COMPRIMIDOS OXIDANTES Separar físicamente de gases comprimidos inflamables,

Ej. Hipoclorito de Sodio, Permanganato de Potasio. REACTIVOS SOLIDOS NO VOLATILES Almacenar en gabinetes o estantes abiertos.

Ej. Oxígeno, Cloro, Oxido Nitroso.

Ej. Agar, Cloruro de Sodio, Bicarbonato de Sodio.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 177 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 11
ANEXO 11

PRINCIPALES SIMBOLOS INTERNACIONALES ASOCIADOS AL RIESGO DE PRODUCTOS QUIMICOS. PRINCIPALES SIMBOLOS INTERNACIONALES ASOCIADOS AL RISGO DE PRODUCTOS QUIMICOS.
Símbolo de riesgo y nombre Significado (Definición y Precaución)

Ejemplos

Clasificación: Estos productos químicos causan destrucción de tejidos vivos y/o materiales inertes. Precaución: No inhalar y evitar el contacto con la piel, ojos y ropas.

Ácido clorhídrico Ácido fluorhídrico

C Corrosivo
Clasificación: Sustancias y preparaciones que pueden explotar bajo efecto de una llama o que son más sensibles a los choques o fricciones que el dinitrobenceno. Precaución: evitar golpes, sacudidas, fricción, flamas o fuentes de calor.

Nitroglicerina

E Explosivo

Clasificación: Sustancias que tienen la capacidad de incendiar otras sustancias, facilitando la combustión e impidiendo el combate del fuego. Precaución: evitar su contacto con materiales combustibles.

Oxígeno Nitrato de potasio Peróxido de hidrógeno

O Comburente

Clasificación: Sustancias y preparaciones: que pueden calentarse y finalmente inflamarse en contacto con el aire a una temperatura normal sin empleo de energía, o sólidas, que pueden inflamarse fácilmente por una breve acción de una fuente de inflamación y que continúan ardiendo o consumiéndose después de haber apartado la fuente de inflamación, o líquidas que tiene un punto de

Benceno Etanol Acetona

E Explosivo
Clasificación: Sustancias que tienen la capacidad de incendiar otras sustancias, facilitando la combustión e impidiendo el Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos combate del fuego. Precaución: evitar su contacto con materiales combustibles.

Oxígeno Código: MBLC-01 Nitrato de Página: 178 de 184 Fecha: Agosto 2009 potasio Edición: Primera Peróxido de hidrógeno

O Comburente

Clasificación: Sustancias y preparaciones: que pueden calentarse y finalmente inflamarse en contacto con el aire a una temperatura normal sin empleo de energía, o sólidas, que pueden inflamarse fácilmente por una breve acción de una fuente de inflamación y que continúan ardiendo o consumiéndose después de haber apartado la fuente de inflamación, o líquidas que tiene un punto de inflamación inferior a 21 ºC, o gaseosas, inflamables en contacto con el aire a presión normal, o que, en contacto con el agua o el aire húmedo, desenvuelven gases fácilmente inflamables en cantidades peligrosas; Precaución: evitar contacto con materiales ignitivos (aire, agua).

Benceno Etanol Acetona

F Inflamable

Clasificación: Sustancias y preparaciones líquidas, cuyo punto de inflamación se sitúa entre los 21 ºC y los 55 ºC;

F+ Extremadamente inflamable

Precaución: evitar contacto con materiales ignitivos (aire, agua).

Hidrógeno Etino Éter etílico

Clasificación: Sustancias y preparaciones que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden implicar riesgos graves, agudos o crónicos a la salud. Precaución: todo el contacto con el cuerpo humano debe ser evitado.

Cloruro de bario Monóxido de carbono Metanol

T Tóxico

Clasificación: Por inhalación, ingesta o absorción a través de la piel, provoca graves problemas de salud e inclusive la muerte. Precaución: todo el contacto con el cuerpo humano debe ser evitado.

Cianuro Trióxido de arsenio Nicotina

Clasificación: Sustancias y preparaciones que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden implicar riesgos graves, agudos o crónicos a la salud. Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos Precaución: todo el contacto con el cuerpo humano debe ser evitado.

bario Código: MBLC-01 Monóxido de Página: 179 de 184 Fecha: Agosto 2009 carbono Edición: Primera Metanol

Cloruro de

T Tóxico

Clasificación: Por inhalación, ingesta o absorción a través de la piel, provoca graves problemas de salud e inclusive la muerte. Precaución: todo el contacto con el cuerpo humano debe ser evitado.

Cianuro Trióxido de arsenio Nicotina

T+ Muy tóxico

Clasificación: Sustancias y preparaciones no corrosivas que, por contacto inmediato, prolongado o repetido con la piel o las mucosas, pueden provocar una reacción inflamatoria.

Xi Irritante

Precaución: los gases no deben ser inhalados y el contacto con la piel y ojos debe ser evitado.

Cloruro de calcio Carbonato de sodio

Clasificación: Sustancias y preparaciones que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden implicar riesgos a la salud de forma temporal o alérgica; Precaución: debe ser evitado el contacto con el cuerpo humano, así como la inhalación de los vapores.

Etanol Diclorometano Cloruro de potasio Lavandina

Xn Nocivo

Definición: El contacto de esa sustancia con el medio ambiente puede provocar daños al ecosistema a corto o largo plazo Manipulación: no debe ser liberado en las cañerías, en el suelo o el medio ambiente.

Benceno Cianuro de potasio Lindano

N Peligroso para el medio ambiente

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 180 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 12
PRIMEROS AUXILIOS EN CASO DE ACCIDENTE Los accidentes más frecuentes en un laboratorio son: 1. 2. 3. 4. Cortes y heridas Quemaduras o corrosiones Salpicaduras en los ojos Ingestión de productos químicos

1. Cortes y heridas. Lavar la parte del cuerpo afectada con agua y jabón. No importa dejar sangrar, algo la herida, pues ello contribuye a evitar la infección. Aplicar después agua oxigenada y cubrir con gasa estéril, algodón y sujetar con esparadrapo o venda. Si persiste la hemorragia o han quedado restos de objetos extraños (trozos de vidrio, etc...), se acudirá a un centro de salud. 2. Quemaduras o corrosiones. D Por fuego u objetos calientes. No lavar con agua la lesión. Tratarla con solución acuosa o alcohólica de ácido pícrico al 1 % o pomada especial para quemaduras y vendar. D Por ácidos, en la piel. Cortar lo más rápidamente posible la ropa empapada por el ácido. No lavar con agua la parte afectada. Neutralizar la acidez de la piel con solución de bicarbonato de sodio al 1%. (Si se trata de ácido nítrico, utilizar solución de bórax al 2%). Después vendar. D Por álcalis, en la piel. No lavar con agua la parte afectada, aplicar una solución de ácido bórico al 2 % o ácido acético al 1 %. Después secar, cubrir la parte afectada con pomada y vendar. D Por otros productos químicos. En general, cubrir la parte afectada con pomada. 3. Salpicaduras en los ojos. D Por ácidos. Inmediatamente después del accidente irrigar los dos ojos con grandes cantidades de agua templada a ser posible. Mantener los ojos abiertos, de tal modo que el agua penetre debajo de los párpados. Continuar

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 181 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

con la irrigación por lo menos durante 15 minutos. A continuación lavar los ojos con solución de bicarbonato de sodio al 1 % con ayuda de la bañera ocular, aplicando la solución dos o tres veces más, dejando por último en contacto durante 5 minutos. D Por álcalis. Inmediatamente después del accidente irrigar los dos ojos con grandes cantidades de agua, templada a ser posible. Mantener los ojos abiertos, de tal modo que el agua penetre debajo de los párpados. Continuar con la irrigación por lo menos durante 15 minutos. A continuación lavar los ojos con solución de ácido bórico al 1 % con ayuda de la bañera ocular, aplicando la solución nuevamente dos o tres veces, dejando por último en contacto durante 5 minutos. 4. Ingestión de productos químicos. Antes de cualquier actuación concreta: SE REQUERIE URGENTEMENTE DE ATENCIÓN MÉDICA. Retirar el agente nocivo del contacto con el paciente. No darle a ingerir nada por la boca ni inducirlo al vómito. D Ácidos corrosivos. No provocar jamás el vómito. Administrar Leche de Magnesia en grandes cantidades e ingerir grandes cantidades de leche. D Álcalis corrosivos. No provocar jamás el vómito. Administrar abundantes tragos de solución de ácido acético al 1 %. Ingerir grandes cantidades de leche. D Arsénico y sus compuestos. Provocar el vómito introduciendo los dedos en la boca del paciente hasta tocarle la campanilla. A cada vómito darle abundantes tragos de agua salada templada. Administrar 1 vaso de agua templada con dos cucharadas soperas de leche de magnesia (óxido de magnesio en agua). D Mercurio y sus compuestos. Administrar de 2 a 4 vasos de agua inmediatamente. Provocar el vómito introduciendo los dedos en la boca del paciente hasta tocarle la campanilla. A cada vómito darle abundantes tragos de agua salada templada. Administrar 15 g de ANTÍDOTO UNIVERSAL en medio vaso de agua templada.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 182 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

(ANTÍDOTO UNIVERSAL: dos partes de carbón activo, 1 parte óxido de magnesio y 1 parte de ácido tánico.) Luego administrar 1/4 de litro de leche. D Plomo y sus compuestos. Administrar 1 vaso de agua templada con dos cucharadas soperas de leche de magnesia (óxido de magnesio en agua). Administrar de 2 a 4 vasos de agua inmediatamente. Provocar el vómito introduciendo los dedos en la boca del paciente hasta tocarle la campanilla. Administrar 15 g de ANTÍDOTO UNIVERSAL en medio vaso de agua templada.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 183 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 13
KIT BASICO PARA DERRAMES BIOLÓGICOS D Procedimiento escrito para limpieza de derrames. D Guantes de goma (gruesos) o dos pares de guantes de látex, ropa protectora. D Desinfectante químico apropiado (verifique la dilución y la fecha de Vencimiento); solución de cloro 0.5 %, alcohol etílico al 70 %, Fenol al 5 % y otros. D Botella con atomizador (spray) para la solución desinfectante. D Pinzas o tenazas y recogedor, de material autoclavables. D Recipiente para descarte del material (vidrios), de paredes rígidas y autoclavables. D Material absorbente (gasa o torundas) D Bolsa de desecho (a prueba de fuga, autoclavables, para eliminación de material biopeligrosos y etiquetas).

KIT BASICO PARA DERRAMES QUIMICOS D Procedimiento escrito para limpieza de derrames D Guantes de goma (gruesos) o dos pares de guantes de látex, ropa protectora. D Sustancias neutralizantes: para ácidos Bicarbonato de sodio y arena seca para álcalis. D Botella con atomizador (spray) para la solución neutralizante. D Pinzas o tenazas y recogedor, de material autoclavables. D Recipiente para descarte del material (vidrios), de paredes rígidas y autoclavables. D Material absorbente (gasa o torundas) D Bolsa de desecho (a prueba de fuga, autoclavables, para eliminación de material biopeligrosos y etiquetas).

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 184 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 14

DERRAMES
1 6 2 5 3

4
1. Buscar el kit para derrames que incluye al menos: solución desinfectante, guantes, papel absorbente (papel periódico), bolsa de bioseguridad, lentes protectores y mascarilla. 2. Póngase la bata o gabacha, los guantes, la mascarilla y los lentes. 3. Vierta el desinfectante (solución de cloro al 0.5 % o 1: 10) alrededor del derrame. 4. Coloque sobre el derrame, papel absorbente y déjelo así por lo menos 30 minutos. 5. Recoger con las pinzas y depositar en la bolsa de bioseguridad. NUNCA RECOJA CON LA MANO. 6. Quítese los guantes, lávese las manos y llene el formulario de Registro de accidentes

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 185 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 15
DEPARTAMENTO DE LABORATORIO NACIONAL DE VIGILANCIA REGISTRO DE ACCIDENTES O INCIDENTES FECHA ACCIDENTE O INCIDENTE: ________________________________________ HORA: ________________________________________________________________ LABORATORIO/SECCION: _______________________________________________ TIPO DE ACCIDENTE/INCIDENTE: __________________________________________ _______________________________________________________________________ TECNICA, PROCEDIMIENTO U OPERACIÓN: ________________________________ ______________________________________________________________________ PERSONAS INVOLUCRADAS: ____________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ DESCRIPCION BREVE DEL EVENTO: ______________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ NOMBRE Y FIRMA PERSONA QUE REGISTRA ACCIDENTE/INCIDENTE: _______________________________________ ______________________________________________________________________
CC: Jefe o Regente del laboratorio.

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 186 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 16
FLUJOGRAMA TRATAMIENTO DE DESECHOS
MATERIAL INFECCIOSOS O CONTAMINADO

DESECHABLE

REUSABLE

DESINFECTAR

ESTERILIZAR

DESINFECTAR CLORO ALCOHOL FENOL

ESTERILIZAR AUTOCLAVE

CLORO, ALCOHOL O FENOL

AUTOCLAVE

LAVAR INCINERAR

ENTERRAR

BASURERO

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 187 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

ANEXO 17
CONSTRUCCIÓN DE UN INCINERADOR

D Cortar la parte superior de barril 220 litros D Hacer 3 aberturas forma de media luna D Perforar 4 agujeros a los lados e insertar las barras de metal para formar una X. D Cortar la mitad del otro extremo del barril para formar una tapa D Introducir el primer extremo que cortó para formar una plataforma

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 188 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

Manual de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos

Código: MBLC-01 Página: 189 de 184 Fecha: Agosto 2009 Edición: Primera

BIBLIOGRAFIA
1. Manual de Bioseguridad en El Laboratorio. Tercera Edición, Ginebra, Organización Mundial de La Salud, 2005 2. Curso de Gestión de Calidad para Laboratorios, Módulo 11: Bioseguridad, Documentos Técnicos Políticas y Regulación, THS/EV – 2005/008. Organización Panamericana de La Salud, Oficina Regional de Organización Mundial de La Salud, Washington D.C. 2005 3. Manual Sub Regional de Normas de Bioseguridad para Laboratorios de Salud Pública, financiado por el Programa de Reconstrucción Post Huracanes George y Match. Septiembre 2001. 4. Manual de Bioseguridad en El Laboratorio. del Centro de Estudios en Salud CDC/ CAP (Centro de Prevención y Control de Enfermedades/ La Oficina Regional para Centro América y Panamá) y El Instituto de Investigaciones de La Universidad del Valle de Guatemala. 2008. 5. Manual de Bioseguridad de los Laboratorios Clínicos, El Salvador, C.A. Segunda Edición 2005. 6. ORS Emergency Response. First Aid Kit Policy and Guidelines for Laboratories. Northwestern University. Office of the Vice President for Reseach. Last Revisión: 09/29/2001. web page: (http://www.research.northwestern.edu/research/ors/emerg/ firstaid/index.htm) 7. Reglamentación Relativa al Transporte de Sustancias Infecciosas, Alerta y Respuesta ante Epidemias y Pandemias, OMS, 2009–2010. 8. Cabinas de Seguridad Biológica: Uso, Desinfección y Mantenimiento, OPS/OMS, Primera Edición- agosto 2002. 9. Bioseguridad en Laboratorios de Microbiología y Biomedicina, CDC, Departamento de Salud y Servicios Humanos, Cuarta Edición. 10. Procedimientos Operativos Estándar para la Recolección, Manejo y Transporte de Muestras Biológicas. Laboratorio Nacional de Vigilancia, Secretaría de Salud, Honduras. Enero 2008

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful