P. 1
Elementos de metereología

Elementos de metereología

|Views: 250|Likes:
Publicado porMarina Marina
Complemento áulico
Complemento áulico

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Marina Marina on Aug 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/02/2011

pdf

text

original

Material complementario

(Complemento de las páginas 9, 10 y 11 de Maestra Jardinera Nº169)

La meteorología llegó al Jardín

Veleta

Materiales
Botella plástica transparente de 500 cm3, regla, maceta, marcador permanente, alambre, tubo hueco, alicate, cúter.

Procedimiento: marcar, alrededor de la botella, 3 o 4 aspas del mismo tamaño y con la misma distancia
entre sí. Asimismo, todas las aspas deben seguir la misma dirección. Recortar las aspas y doblarlas hacia arriba por una línea marcada en ángulo. Perforar el tapón y la base de la botella (deben estar ambos agujeros centrados). Luego, pasar el alambre por ellos. Con el alicate, doblar el extremo del alambre con un rulo fuera del tapón y el otro extremo en forma de gancho. Poner el extremo largo del alambre (que sale de la base de la botella) dentro del tubo. Clavar en el suelo o en una maceta, y luego pintar en una base los puntos cardinales. El tapón de la botella indicará la dirección del viento.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 9, 10 y 11 de Maestra Jardinera Nº169)

La meteorología llegó al Jardín

Anemómetro

Materiales
Cuatro vasos pequeños de papel o de plástico, cuatro pajitas plásticas, cinta adhesiva, tijera, alfileres, lápiz con goma (nuevo).

Procedimiento:

colocar cuatro pajitas en forma de cruz y pegarlas en el centro con cinta adhesiva. Perforar la

parte superior de cada vaso y pasar cada uno de ellos por el extremo de una pajita, de modo que los extremos abiertos de los mismos queden viendo en la misma dirección. Insertar un alfiler a través del centro de la cruz (de pajitas) y pinchar en la goma del extremo superior del lápiz. Esto funciona como eje superior. Marcar uno de los vasos, este será el “contador” de vueltas del anemómetro. Soplar en el anemómetro o encender un ventilador a baja velocidad para probar si gira con facilidad. Nota: este anemómetro tiene cuatro vasos que atrapan el viento y hacen que el anemómetro gire. El interior de los vasos recibe la
mayor parte de la fuerza del viento y esto es lo que hace que los vasos se muevan. En este instrumento casero, 10 vueltas por minuto representan, aproximadamente, una velocidad del viento de casi 2 km/h. Se sugiere chequear con un anemómetro comercial, si estuviese disponible, para hacer el cálculo más aproximado. Por ejemplo: si el anemómetro casero da 20 vueltas por minuto, el anemómetro real indica 4 km/h.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 9, 10 y 11 de Maestra Jardinera Nº169)

La meteorología llegó al Jardín

Pluviómetro

Materiales
Botella plástica transparente de litro y medio, regla de 15 o 20 cm, pegamento.

Procedimiento:

cortar el tercio superior de la botella para usarlo como embudo. Colocar el embudo (con el

pico de la botella hacia abajo) dentro de la parte inferior de la botella. Pegar la regla en uno de los costados del recipiente, con el cero a nivel de la base de la botella.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 9, 10 y 11 de Maestra Jardinera Nº169)

La meteorología llegó al Jardín

DIÁLOGO DE TÍTERES
Metidita.-¡Buenos días! Mi nombre es Metidita, reportera estrella del programa ”Científicos en acción”. Hoy entrevistamos al científico Meteoloco. Meteoloco.-¡Buenos días! Metidita.-¿Puede decirnos qué estudia en su laboratorio? Meteoloco.-Yo soy meteorólogo y me especializo en estudiar el tiempo. Metidita.-¿Y tiene tiempo ahora? Meteoloco.-Veo que usted no me comprende. Yo lo que quiero decir es que estudio el viento, la lluvia, la temperatura. Metidita.-Ah, ya comprendo. Bueno, ¿cuáles son los instrumentos que usted usa? Meteoloco.-Uso termómetro para medir qué tanto calor o frío hace afuera. Metidita.-¿Y para el viento? Meteoloco.-Utilizo anemómetro, para saber la velocidad del viento, y veleta, para conocer su dirección. Metidita.-¿Mi dirección? Yo no se la digo… Meteoloco.-Veo que usted continúa sin entender. Mejor les sigo contando a los chicos. También uso pluviómetro para medir la lluvia. Metidita.-Si usted está llamando a la lluvia, yo me voy a buscar un paraguas. Meteoloco.-Un momento, que acá el que tiene la última palabra soy yo. ¿Acaso usted sabe qué son las nubes? Metidita.-No se enoje, cálmese don Meteoloco. ¡Perdón! Yo sé que usted sabe mucho. Siga contando, siga. Meteoloco.-Las nubes son esas manchas blancas o grises que ves en el cielo, están hechas de agua y de hielo. Metidita.-¡No me diga! ¿Sabe también del arco iris? Meteoloco.-Sí, sí, ¡por supuesto! Los arco iris aparecen en el cielo cuando la luz solar pasa a través de gotas de lluvia. Y la luz se hace de muchos colores. Metidita.-¿Le queda algún otro fenómeno? Porque yo me tengo que ir. Mi mamá me espera con la leche calentita. Meteoloco.-Te puedo contar que los copos de nieve están hechos de pedacitos muy pequeños llamados “cristales de hielo”. Metidita.-¡Me deja helada! Mejor me voy a tomar la leche a mi casa. ¡Muchas gracias! ¡Y que tenga un buen pronóstico!

Fin
169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de Planificación Maternal de Maestra Jardinera Nº169)

Vamos de paseo
Para cantar con la melodía de la canción “La tía Mónica”

Yo tengo un barquito, un barquito de papel, y en él viaja el oso, el oso Timonel.

Estribillo
Así hace mi barco, mi barco hace así. Así hace mi barco, mi barco hace así.

Repetir el estribillo realizando distintos movimientos con el cuerpo (balanceos, ondulaciones, avances y retrocesos). Presentar diferentes situaciones: barrenamos una ola, nos persigue un tiburón (rápido), viajamos sobre un delfín, etc.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 4, 5, 6 y 7 de Maestra Jardinera Nº169)

Ideas renovadas
Acto 9 de Julio
De la revista Maestra Jardinera Nº 103, julio de 2005

Palabras alusivas para el acto
Hoy vamos a hablar de una palabra muy difícil: la palabra “independencia”. Difícil de pronunciar, es muy larga, con muchas letras, pero por sobre todo “independencia” es una palabra difícil de entender, no la podemos ver ni tocar, la independencia se vive, se siente, se disfruta. Es también difícil de lograr, no se obtiene en un instante como por arte de magia, ni tampoco podemos esperar a que alguien nos la regale, no se consigue en un día ni en dos. Vivir esta independencia es transitar un largo camino, lleno de aprendizajes, de triunfos y fracasos. Ustedes van rumbo a esa independencia con cada logro que los hizo crecer, aunque no se dieron cuenta: cuando dejaron de usar pañales y ya no necesitaban que los acompañaran al baño, cuando los más grandes del Jardín aprendieron a atarse los cordones, o cuando eligieron a qué jugar o dejar de jugar. Estos son pasitos que están dando para llegar algún día a alcanzar esa ansiada independencia. El día en que ya no necesiten caminar de la mano de mamá y papá, que no necesiten que la seño vaya adelante del tren para guiarlos, ese será el momento en que caminen a la par de los grandes o tal vez sean ustedes quienes los vayan guiando. Esa independencia que nuestro país logró hace muchos años, un 9 de Julio de 1816, después de transitar largos caminos, de caer y volver a levantarse, partió de un sentimiento muy aferrado al corazón del pueblo argentino. Hoy somos nosotros responsables de continuar caminando en esta Argentina libre e independiente. De seguir construyéndola, fortaleciéndola, porque un país sigue creciendo si su pueblo camina, crece y aprende. Trabajemos día a día por nuestra Argentina y por nuestra Independencia. Cecilia Sabbatini

• Al finalizar las palabras se invitará a todos los presentes a cantar esta canción de conjunto:
¡Nosotros lo lograremos!
Qué palabra tan difícil hoy la seño me enseñó, difícil de pronunciarla y de llevarla con honor. La palabra “independencia”, que de un libro la sacó, pero ella también dijo que vivirla es lo mejor. Aunque somos muy pequeños lo tenemos que intentar y empezar poquito a poco a caminar. Unamos nuestras manos. Marchemos, argentinos, que juntos lograremos seguir ese camino que empezó desde hace tantos años, reunidos los patriotas lograron la Independencia que tanto anhelaba esta Nación. Porque algo aquí cambió. Porque algo mejoró. Porque ser independiente te hace grande el corazón. Udi - Sabbatini

Cantar con la melodía de la canción “Usted” de Vicentico y Diego Torres.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 4, 5, 6 y 7 de Maestra Jardinera Nº169)

Ideas renovadas
Acto 9 de Julio
De la revista Maestra Jardinera Nº 103, julio de 2005

Un poquito de historia...
“Hoy estamos aquí reunidos para recordar la Declaración de la Independencia Argentina, ocurrida en el año 1816 en Tucumán, una provincia pequeña, con casas bajas, de estilo colonial, con paredes de adobe y techos de tejas, y que generalmente tenían tres patios, el primero para los dueños, el segundo para los sirvientes y el tercero para usarlo como huerta. Las viviendas eran sencillas, pero el corazón de muchos ciudadanos era grande, pues ofrecían sus casas a los diputados que llegaban para el Congreso. Estos señores venían de distintas partes de nuestro país, algunos viajaban de lugares más cercanos y lo hacían a caballo, pero otros eran de muy lejos, como los diputados de Buenos Aires, y llegaban en carretas. El viaje era largo, tardaban muchos días, y además tenían que soportar las variaciones del tiempo y los desniveles del suelo. Más de una vez, se rompía alguna rueda de madera y había que detenerse y arreglarla. Durante el día se viajaba mucho y se recorrían grandes distancias, casi siempre con sol y a veces con lluvia, pero al llegar la noche los viajeros buscaban algún lugar reparador para descansar. Así encendían un fogón, comían un asado y tomaban unos mates calentitos. Seguramente no faltaba la guitarra para alegrar las noches cantando una canción o recitando una coplita. El equipaje que transportaban era bastante completo, pues nada podía faltar, en especial un farol para iluminar en las noches sin estrellas. Después de estas amistosas reuniones, los viajantes se cubrían con sus ponchos para descansar, durmiendo seguramente bajo la carreta. A la mañana siguiente, bien tempranito, preparaban a los animales y continuaban el viaje. En el camino se podía encontrar alguna pulpería donde era posible adquirir mercadería muy variada. Finalmente, superando los diferentes obstáculos, todos los diputados se encontraron en la Casa de Tucumán. Después de muchos días de charlas y debates, votaron, se pusieron de acuerdo y firmaron el Acta de la Independencia el día 9 de Julio de 1816, proclamando “Una Nación libre e independiente de los Reyes de España y su metrópoli”.

Los chicos pueden entrar en escena mostrando imágenes alusivas o caracterizados, a medida que se los nombre. Una vez finalizado el relato, tomarán la ubicación definitiva, de forma tal que se encuentren de frente a los familiares presentes. Puede utilizarse una música lenta de fondo, como por ejemplo, “Cielito de la Independencia”, y los niños pueden balancearse suavemente al compás. Como cierre del acto, los niños bailarán una danza folclórica: “El Humahuaqueño / El Quebradeño”, interpretada por Los Nocheros. Podrán realizar un paso básico saltadito, y luego crear diseños espaciales como rondas varias, puentecitos, molinetes, giros, medios-giros, etc.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 4, 5, 6 y 7 de Maestra Jardinera Nº169)

Ideas renovadas
Naranjitas tucumanas
De la revista Maestra Jardinera Nº 103, julio de 2005

Recolectando naranjas
“Vayamos al naranjal y recolectemos las naranjas más dulces y jugosas para recibir a los congresales que viajaron hasta Tucumán con tanto sacrificio, soportando frío, viento, caminos de tierra y largos días de andar y andar.” Algunas actividades sugeridas:
Jugar libremente con las naranjas. Seguramente al observar a los niños surgirán las propuestas para organizar el acto. Ejemplos:

a) Juegos individuales:
• Arrojar una naranja hacia arriba. • Pasarla de una mano a la otra. • Recostados en el piso, tomarla entre los pies y levantarla. • Dejarla en el piso, correr alrededor y cuando para la música ponerla sobre la cabeza.

b) Juegos en parejas:
• Enfrentados, sentados en el piso con las piernas extendidas y abiertas, arrojarse las naranjas rodando. • Parados, con las piernas abiertas y dándose la espalda, arrojar las naranjas hacia atrás por entre los pies y rodando. • Enfrentados, sostener una naranja con las cabezas.

c) Juegos grupales:
• Colocar todas las naranjas sobre una sábana extendida y tomarse de sus bordes. Hacer girar la sábana. Agitarla tratando de que no se caiga ninguna. Dejarla sobre el piso. • Ubicarse en hilera y pasarse una a una las naranjas. El último niño las va colocando en una caja.

Para concluir, ofrecer a todos los presentes un jugo de naranjas.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 4, 5, 6 y 7 de Maestra Jardinera Nº169)

Vintage
Masa viajera
De la revista Maestra Jardinera Nº 67, abril de 2002 Pedido por María Alejandra Minacapelli, de la ciudad de Junín, Mendoza.
Una idea para estrechar vínculos y propiciar un espacio en casa, donde padres y chicos preparan juntos "la masa" para el Jardín, y para alegría del niño, que trae la valijita de masa viajera que compartirá con sus compañeros. Preparar un envase plástico (ej.: de helado con manijita) y pegar la receta en la tapa. La masa viajera podrá funcionar con una lista de niños para ir marcando quién la llevó. Cada diez días aproximadamente, un niño la lleva y la prepara junto con su familia (así siempre habrá masa limpia).

Para trabajar con rimas
Utilizar la canción "Tengo una vaca lechera" (podrás agregar los elementos con abrojos).
Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera. Si le tiro de la nariz, le sale una lombriz. Tolón, tolón. Tolón, tolón. Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera. Si le tiro de la mancha, le sale una plancha. Tolón, tolón. Tolón, tolón. Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera. Si le tiro de la pestaña, le sale una araña. Tolón, tolón. Tolón, tolón. Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera. Si le tiro de un cuerno, le sale un cuaderno. Tolón, tolón. Tolón, tolón. Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera. Si le tiro de la pata, le sale una alpargata. Tolón, tolón. Tolón, tolón. Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera. Si le tiro de la costilla, le sale una pastilla. Tolón, tolón. Tolón, tolón. Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera. Si le tiro de la trompa, le sale una pompa. Tolón, tolón. Tolón, tolón.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 4, 5, 6 y 7 de Maestra Jardinera Nº169)

Vintage
De la revista Maestra Jardinera Nº 67, abril de 2002 Pedido por María Alejandra Minacapelli, de la ciudad de Junín, Mendoza.

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

Material complementario
(Complemento de las páginas 4, 5, 6 y 7 de Maestra Jardinera Nº169)

Vintage
(Obra de títeres de Carlos Martínez) De la revista Maestra Jardinera Nº 131, febrero de 2008 Pedido por Gabriela Ponti, de Villa General Belgrano, Córdoba.
Sobre la tapia hay una tacita. La pulga entra corriendo a escena y se tira de cabeza. Salpica un poco de agua. Canta y se baña. Entra soquete (que es de color naranja) todo sucio. Mira a la pulga y esta lo salpica. Soquete se aparta. SOQUETE: ¡Cuidado, pulga, que me mojás! PULGA: (cantando como en una cancha de fútbol) ¡Soquete no se baña, laraira laraira la! S: No me baño porque no quiero, soy independiente. ¡Viva la tierra en las orejas! ¡Abajo el jabón! Es interrumpido por el tío Paco. Soquete lo mira y se hace el disimulado. TÍO PACO: ¿Qué estás diciendo, Soquete? S: Esteee... Nada... Estaba jugando con la pulga. P: (igual que antes) ¡Soquete no se baña, laraira laraira la! Soquete trata de agarrarla. S: Shhhh. Callate, pulga. La pulga sale corriendo de escena. S: (al público) Esta debe ser la única pulga limpia que hay en el mundo. T. P.: Soquete, ¿qué estuviste haciendo que tenés barro por todos lados? S: Estuve haciendo un agujero en la tierra como los topos. Ahora voy a... Trata de escapar pero tío Paco lo agarra de atrás. Patina como en el hielo. T.P.: Desde que te conozco, nunca te vi dándote un baño. S: Ah, no, es que yo me baño únicamente para Navidad. Trata de escapar. Todo el diálogo se da con juegos de escondidas, mientras tío Paco lo persigue. Finalmente lo agarra. T.P.: No te hagás el gracioso, acá te vas a bañar todos los días. S: Es que yo no puedo… T.P.: Si no podés, yo te ayudo... Tío Paco saca un fuentón para bañarlo, luego una regadera. S: (mirando la regadera) Un momento, ¿es agua caliente o agua fría? T.P.: Caliente, pero solo lo suficiente para que no te resfríes. S: ¡Ah, no! Yo con agua caliente no me puedo bañar porque... Intenta escapar pero tío Paco lo agarra. T.P.: ¡Sí te podés bañar! ¡Vení para acá! S: Pero lo que me pasa es que... T.P.: Es que nada, vení para acá. Cerrá los ojos. Tío Paco le echa agua, lo baña, salen pompas de jabón, etc.

El baño de soquete

S: ¡Chuyyy! Está caliente. Después no digas que no te avisé, porque el agua caliente... T.P: Shhh, a lavarse la cabeza. Tío Paco hace gestos de estar peleando con un tiburón. Juegos. S: (cantando) Pooobre mi tieeerra queriiida, cuándo te volveré a ver... Ya vas a ver que el agua caliente... T.P.: Shhh. ¡A secarse! Trae una toalla y lo envuelve. Lo seca mientras Soquete protesta. T.P.: Ya estás limpio y seco. Ahora vas a parecer otro. Le saca la toalla y aparece Soquete todo blanco. T.P: (asombrado) ¡Soquete! ¿Qué te pasó? S: Te quise decir pero no me escuchabas. Los soquetes nos desteñimos con agua caliente... Tío Paco hace caras. S: (al público) ¡Es lo que les pasa a los grandes por no saber escuchar a los más chicos!

169  JULIO 2011 D E S C A R G A G R AT U I TA D E M A E S T R A J A R D I N E R A N º
o en w w w. e d i b a . c o m Bus c á má s material compl ement ari

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->