C

o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 2 de 101
9. PROBLEMAS AEROELASTICOS
9.1. Flameo
10. DINÁMICA DE ROTORES
10.1. Consideraciones Teóricas
10.2. Hipótesis Simplificativas
10.3. Ejemplo práctico
11. TECNICAS EXPERIMENTALES
11.1. Análisis Modal Experimental
11.2. Galgas Extensiométricos. Aplicación a ensayos de
componentes
11.3. Especificación de Ensayos
12.- MEDIDA DEL COMPORTAMIENTO DINAMICO POR EL MEF
12.1. Datos para la generación del modelo
12.2. Pasos para el análisis
12.3. Recomendaciones para el análisis
12.4. Validación de Modelos de Elementos Finitos
13. REFERENCIAS
APENDICE 1. EJEMPLOS DE DINAMICA DE ROTORES CON
MSC/NASTRAN
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 3 de 101
1.- OBJETO.
El objeto del presente documento es la definición de la metodología y conceptos para la
ejecución de los análisis dinámicos de componentes que se diseñan en ITP. Se pretende
establecer las mejores prácticas para garantizar la fiabilidad de los cálculos dentro de la
complejidad que puede conllevar este tipo de predicciones.
Se tratará de establecer de una forma clara y sencilla los pasos mínimos a realizar para
la ejecución de este tipo de análisis, considerando los diferentes fenómenos que definen el
comportamiento dinámico de un componente o su modo de fallo. Así, se establecerán métodos
de análisis dinámico tanto para problemas lineales, no lineales o de respuesta.
Se pretende que este manual sea de propósito general, es decir, lo establecido aquí sería
de aplicación a todos los componentes salvo que de forma expresa se defina específicamente el
grado de aplicación de la metodología descrita. La metodología específica aplicada a
componentes determinados se explica con detalle en los manuales de cálculo de componentes
específicos.
La definición de los criterios de cálculo no se incluye en este manual. Los criterios de
cálculo para el comportamiento dinámico de componentes se establecen en los manuales
correspondientes, si bien cuando se crea oportuno se hará referencia a estos criterios para
clarificar o justificar la metodología de cálculo establecida.
2.- ÁMBITO DE APLICACIÓN.
El presente documento recoge los conceptos y metodología recomendable en el Análisis
dinámico. Los métodos específicos para el análisis de los componentes de turbinas de gas o
sistemas de escape diseñadas en ITP se recogen en manuales específicos, si bien ciertos
ejemplos se explican en este manual como aplicación directa de la metodología descrita. Los
métodos descritos son aplicables durante todo el proceso de diseño, desde la fase conceptual
hasta la validación del componente.
La utilización de estos métodos durante la ejecución de los trabajos es la más
recomendada, y se requiere la aprobación expresa de la Jefatura del CdC de Tecnología
Mecánica de ITP, o de la Dirección de Ingeniería y Tecnología si se quiere cambiar alguno de
los mismos.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 4 de 101
3.- Definiciones.
3.1.-Generales.
Sistema Continuo: sistema mecánico que precisa de un número infinito de grados de libertad
para determinar su posición deformada.
Sistema Discreto: sistema mecánico cuya posición deformada puede determinarse mediante un
número finito de grados de libertad.
3.2.- Sobre la Frecuencia.
Frecuencia de Excitación: es la frecuencia (Hz) asociada a una acción exterior actuante sobre el
sistema mecánico a estudio y que varía armónicamente en un problema de vibraciones forzadas
debidas a una excitación armónica.
Frecuencia Natural (frecuencia propia): es la frecuencia del movimiento armónico que resulta al
introducir un desplazamiento y/o una velocidad inicial a un sistema, que está en posición de
equilibrio, y dejarlo vibrar libremente sin amortiguamiento (problema de vibraciones libres no
amortiguadas). Para un sistema de un grado de libertad su valor es: ( ) Hz f
m
k
⋅ ⋅ = = π ω 2
Frecuencia Natural Amortiguada: frecuencia del movimiento armónico que resulta al introducir
un desplazamiento y/o una velocidad inicial a un sistema de un grado de libertad amortiguado,
que está en posición de equilibrio, y dejarlo vibrar libremente (problema de vibraciones libres
amortiguadas). Su valor es:
2
1 ξ ω ω − ⋅ =
D
. No es la frecuencia natural, pero es muy parecida
pues la relación de amortiguamiento (ξ ) suele ser pequeña.
3.3.- Sobre Amortiguamiento
Amortiguamiento Crítico: parámetro intrínseco de un sistema de un grado de libertad
amortiguado. Su valor es: ω ⋅ ⋅ = m c 2
0
, siendo m la masa del sistema y ω su frecuencia natural.
Amortiguamiento Relativo o Relación de Amortiguamiento: relación de amortiguamiento (ξ ) de
un sistema es el cociente entre el amortiguamiento del sistema c y el valor de su
amortiguamiento crítico (c
0
):
m k 2
c
c
c
0
⋅ ⋅
= ξ =
Amortiguamiento Proporcional: se denomina así a aquella hipótesis de modelización del
amortiguamiento que permite desacoplar las ecuaciones del movimiento de sistemas de N gdl.
En tal caso, la matriz [C] debe poder ser diagonalizada junto con [K] y [M]. Por ello, en la
expresión que se adopte para [C] deberán intervenir [K] y [M]. Así, [C] será diagonalizable
cuando pueda ser expresada como combinación lineal de las matrices de rigidez e inercia:
[ ] [ ] [ ] K B M A C ⋅ + ⋅ =
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 5 de 101
3.4.- Sobre la definición del problema.
Grados de libertad (gdl): o coordenadas generalizadas de un sistema mecánico son los
parámetros independientes que definen la posición y la configuración deformada de dicho
sistema.
Coordenadas Naturales: Es el sistema de coordenadas resultante de aplicar al sistema
mecánico a estudio un cambio de coordenadas basado en la matriz de modos. En estas nuevas
coordenadas, el sistema de N ecuaciones diferenciales con N incógnitas se desacopla y
transforma en N ecuaciones de una sola incógnita; es decir, en N problemas de 1 gdl.
Matriz de Rigidez [K]: Está constituida por los coeficientes de rigidez k
ij
, que se definen como la
fuerza que hay que aplicar según el gdl i para producir un desplazamiento unidad según el gdl j,
y cero según todos los demás gdl.
Matriz de Masas [M] (o inercias): Está constituida por los coeficientes de inercia m
ij
, que se
definen como la fuerza que hay que aplicar en el gdl i para producir una aceleración unidad en el
gdl j y cero según todos los demás.
Matriz de Amortiguamiento [C]: Está constituida por los coeficientes de amortiguamiento c
ij
, que
se define como la fuerza que hay que aplicar según el gdl i para que aparezca una velocidad
unidad según el gdl j y cero según todos los demás gdl.
3.5.- Sobre los modos de vibración.
Modo Natural de Vibración: Se llaman modos naturales de vibración de un sistema mecánico a
los posibles movimientos armónicos que pueden tener lugar en el sistema en condiciones de
excitación nula. Habrá tantos modos naturales como grados de libertad tenga el sistema. Al
tratarse de un problema de vibraciones libres, vendrán dados (cuando no haya
amortiguamiento) por la resolución del sistema de ecuaciones: [ ] [ ] ( ) { } { } 0
2
= ⋅ + ⋅ − X K M ω , que
como veremos en el apartado 5, puede resolverse como un problema de valores y vectores
propios generalizado en el que los vectores propios son los modos naturales.
Cada modo (vector propio) establece la relación existente entre las amplitudes de los
movimientos armónicos síncronos (cuando no se considera la presencia de amortiguamiento) de
los diferentes grados de libertad del sistema.
Normalizar los Modos: Como las amplitudes de un modo natural de vibración no están
determinadas más que en la relación existente entre ellas, es una práctica habitual normalizarlos
con respecto a la matriz de masa, haciendo que la masa modal sea igual a la unidad para todos
ellos de forma que se cumpla: { } [ ] { } 1 = ⋅ ⋅
i
T
i
X M X
3.6.- Sobre la respuesta de un sistema.
Resonancia: se dice que un sistema está en condición de resonancia o que tiene lugar un
fenómeno de resonancia, cuando la frecuencia de la excitación que actúa sobre el mismo (Ω)
coincide con alguna de sus frecuencias naturales (ω). Es decir, en el caso de sistemas con 1
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 6 de 101
gdl, en la resonancia
ω
ω
β = =1. Para frecuencias de excitación próximas a alguna frecuencia
natural, la amplitud del desplazamiento resultante puede ser varias veces el desplazamiento
estático que se obtendría aplicando estáticamente una fuerza de la misma amplitud. Así mismo,
en la resonancia, el desfase de la respuesta del sistema respecto a la excitación es siempre de
90º (independientemente del valor del amortiguamiento relativo ξ).
Factor de Amplificación Dinámica (D): es la relación existente entre la amplitud de las
vibraciones de un sistema sometido a una excitación de tipo armónico y el desplazamiento
estático (cuando la carga es aplicada estáticamente). El valor de D para un sistema de 1gdl es:
( ) ( )
2
2
2
2 1
1
β ξ β ⋅ ⋅ + −
= D con
ω
ω
β = y excitación la de frecuencia _ _ _ = ω y ω la frecuencia
natural del sistema.
Función de Transferencia (función compleja de respuesta en frecuencia): dado un sistema
sometido a una excitación armónica , ( )
t i
e f t f
ω
⋅ =
0
la Función de Transferencia - ( ) ω H - es
aquella función, tal que la respuesta del sistema ante dicha solicitación puede expresarse de la
forma: ( ) ( )
t i
e f H t x
ω
ω ⋅ ⋅ =
0
. El valor de ( ) ω H es, para un sistema de 1 gdl:
( )
i
k
H
ξβ β
ω
2 1
1
2
+ −
=
Matriz de transferencia [H (ω)]: Función de transferencia en los sistemas con N gdl. La
respuesta de un sistema con N grados de libertad ante una excitación armónica se obtiene
multiplicando el vector de amplitudes de las fuerzas excitadoras por la matriz de transferencia:
( ) { } ( ) [ ] { }
t i
e f H t x
ω
ω ⋅ ⋅ =
0
Si las fuerzas de excitación {f(t)} no son armónicas, pero admiten transformada de Fourier
(TDF), el vector {f(t)} podrá expresarse como suma de infinitas componentes armónicas de
frecuencias distintas, y la matriz de transferencia [H(w)] relacionará directamente la TDF de la
excitación y de la respuesta: ( ) { } ( ) [ ] ( ) { } ω ω ω F H X ⋅ = .
La matriz de transferencia puede expresarse en función de los modos y frecuencias de vibración
(en el caso en que no exista amortiguamiento) en la forma:
( ) [ ]
{ } { }

=
|
|
.
|

\
|
− ⋅

=
n
i
i
i
T
i i
k
X X
H
1
2
2
1
ω
ω
ω
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 7 de 101
Transmisibilidad (Tr): puede definirse como el cociente entre la amplitud de la fuerza transmitida
por un sistema y la de la fuerza de excitación que se introduce en el mismo.
Al analizar el problema de la transmisión de vibraciones de un sistema mecánico a su base o
soporte, se define el concepto de transmisibilidad como la relación entre el módulo de la fuerza
transmitida al soporte F
t
y el módulo de la fuerza excitadora f
0
. Recordando la definición del
Factor de Amplificación Dinámica (D):
( )
2
0
2 1 ξβ + ⋅ = = D
f
F
T
t
r
3.7.- Sobre las condiciones del análisis.
Régimen Estacionario: un sistema dinámico se dice que está en régimen estacionario cuando su
variación con el tiempo reviste un carácter periódico; es decir, todas las variables del problema
repiten valores cada T segundos (T = periodo).
Régimen Transitorio: un sistema dinámico se dice que está en régimen transitorio cuando la
dependencia temporal de las variables del problema es arbitraria o carece del carácter
periódico.
3.8.- Sobre la fuerza excitadora.
Vibraciones Libres: vibraciones que tienen lugar en ausencia de fuerzas exteriores: f (t) = 0 y
sólo son debidas a unas determinadas condiciones iniciales de desplazamiento y/o velocidad.
Vibraciones Forzadas: vibraciones que tienen lugar debido a la presencia de fuerzas exteriores
variables con el tiempo actuando sobre el sistema f (t) ≠0.
Vibraciones Aleatorias: vibraciones que tienen lugar debido a la aplicación sobre el sistema de
unos esfuerzos exteriores de los que, como mucho, todo lo que se puede aspirar a conocer es
algunos valores estadísticos tales como su valor medio, su varianza, su composición en
frecuencia, etc.
3.9.- Sobre el comportamiento a fatiga.
Fatiga de Altos ciclos (HCF). La fatiga de altos ciclos está relacionada con las vibraciones, a
frecuencias que típicamente varían entre 70 y 300 Hz. Si se llega a condiciones de resonancia,
el número de ciclos que se pueden acumular en un ciclo de funcionamiento puede ser muy
elevado, por lo que este tipo de condición es crítico y suele evitarse desde la definición del
componente.
Diagrama de Goodman. Representa la relación entre la tensión media y la amplitud de la tensión
o deformación alternante permisible. El diagrama pone de manifiesto la influencia de la tensión
media en el comportamiento final a fatiga.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 8 de 101
UTS
Endurance limit
Función de Temperatura y Nº de
ciclos
σ media
σ

a
l
t
e
r
n
a
n
t
e
Figura 3.9.1. Diagrama de Goodman
Para el caso concreto de vida infinita, el valor del “Endurance limit” puede considerarse, si los
criterios de diseño establecidos en cada proyecto no indican lo contrario, como:
Para materiales no ferrosos: la resistencia a 3⋅10
7
ciclos.
Para materiales ferrosos: la resistencia a 1⋅10
7
ciclos.
En la construcción del diagrama de Goodman en vez de utilizar la tensión última (UTS) como
máxima resistencia en ausencia de carga alternante, se puede utilizar también un valor de
fluencia (“creep”) combinado con el limite de plasticidad o incluso la resistencia a la fatiga para
10
3
ciclos y R=0.
3.10.- Sobre las solicitaciones del Sistema.
Carga Mecánica. Se aplica en los bordes de la estructura (bridas, anclajes) y generalmente se
calcula con ayuda del Modelo de Motor Completo (Whole Engine Model, WEM) o por la
definición de un espectro de vibración. Los datos suministrados dan relación de los niveles de
carga y la frecuencia de los mismos en los diferentes puntos de funcionamiento.
Carga Térmica. Se aplica en todo el volumen de la estructura y generalmente se calcula con
ayuda del Modelo Térmico. Para el cálculo de vida a fatiga será necesario recibir la historia de
temperaturas a lo largo del ciclo de funcionamiento proveniente de un análisis térmico
transitorio, aunque para el problema de vibraciones suelen considerarse condiciones
estacionarias.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 9 de 101
4.- FUNDAMENTOS DEL CÁLCULO DE VIBRACIONES.
El objetivo del presente capítulo es el de refrescar los conceptos básicos del cálculo de
vibraciones para luego hacer una descripción de los diferentes tipos de análisis con los que nos
podemos enfrentar dentro del desarrollo de las tareas correspondientes a la definición del
comportamiento dinámico de los componentes en estudio.
El análisis dinámico trata de estudiar el comportamiento de las estructuras sometidas a
cargas que varían con el tiempo, así como el estudio de las vibraciones libres a que puede estar
sometida una estructura.
Existen diferentes tipos de análisis a considerar dentro del cálculo de vibraciones dentro
de los problemas comunes de las turbinas de gas:
Análisis Modal: es el proceso de determinación de las características dinámicas
inherentes a un sistema mecánico necesarias para la posterior formulación de un modelo
matemático del comportamiento dinámico de dicho sistema. Esta modelización dinámica se lleva
a cabo sobre la base de los parámetros modales (frecuencias naturales, modos naturales de
vibración y relaciones de amortiguamiento) propios del sistema, y que dependen de la
distribución de sus características de masa, rigidez y amortiguamiento.
Análisis Dinámico transitorio: Estudia la respuesta del sistema sometida a una carga
transitoria.
Análisis de Respuesta Armónica: Estudia la respuesta del sistema sometido a una carga
armónica.
Análisis de Respuesta a Vibración Aleatoria: Estudia la respuesta del sistema sometido a
una vibración aleatoria, como pueden ser los terremotos, o las ráfagas.
Las vibraciones en general, son movimientos armónicos, y teóricamente va a ser posible
expresarlas como suma de movimientos armónicos simples.
Con estas consideraciones, se podría expresar el desplazamiento de un punto sometido a
vibraciones de la forma siguiente:
t sin x x ω ⋅ =
0
Siendo: amplitud áxima m x . .
0
=
( ) s rad frecuencia. = ω
tiempo t =
Se define el período de oscilación como el tiempo en que un punto que parte de una
posición vuelve a esa misma posición. Se define la frecuencia de oscilación como la inversa del
período:
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 10 de 101
T
f
1
=
De la misma forma podríamos definir la velocidad y la aceleración del punto como:
t x x ⋅ ⋅ = ω ω cos
0
&
2 2
0
ω ω ω ⋅ − = ⋅ ⋅ − = x t sin x x& &
Las leyes que gobiernan las vibraciones estas basadas en las ecuaciones básicas del
movimiento, lo que implica el cumplimiento de las leyes de Newton.
En general la ecuación de equilibrio que rige el movimiento es la siguiente:
( ) t F x K x C x M = ⋅ + ⋅ + ⋅ & & &
Para comprender de donde obtenemos esta ecuación del movimiento, debemos
contemplar las diferentes leyes básicas que rigen el movimiento:
Leyes de Newton:
2ª ley x m F & & ⋅ =
3ª Ley: Principio de acción y Reacción.
Principio de D´Alambert, fuerzas de inercia.
Método de los Trabajos Virtuales. El trabajo de las fuerzas exteriores en un pequeño
desplazamiento virtual de las coordenadas del sistema es igual al incremento de energía
potencial elástica producido por dicho desplazamiento virtual. Este desplazamiento virtual debe
cumplir las condiciones de ser pequeño, para que no varíe la magnitud de las fuerzas y la
geometría del sistema, y compatible con las ligaduras cinemáticas de dicho sistema. A veces, es
más cómodo utilizar velocidades que desplazamientos y, entonces, en lugar de hablar del
Método de los Trabajos Virtuales se habla del Método de las Potencias Virtuales.
Ecuaciones de Lagrange. Son el punto de partida de la Mecánica Analítica. Se establece una
ecuación por cada grado de libertad o coordenada generalizada:
L=T - U es la función Lagrangiana, igual a la diferencia entre la energía cinética y la energía
potencial, y Qi es la fuerza generalizada según el grado de libertad i.
i
i i
Q
q
L
q
L
dt
d
=



|
|
.
|

\
|
′ ∂

Principio de Hamilton. Es un principio variacional, y establece que de todas las posibles
formas de evolucionar el sistema entre dos instantes de tiempo t
1
y t
2
, la que verdaderamente se
produce es la que hace mínima la integral


2
1
t
t
dt L respecto al tiempo de la función Lagrangiana.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 11 de 101
5- Análisis Modal
Definiremos análisis modal como el estudio de las características dinámicas relativas al sistema
mecánico en estudio. Esto significa que estamos buscando los parámetros modales propios del
sistema, esto es: las frecuencias propias, los modos de vibración y las relaciones de
amortiguamientos propias del sistema, las cuales están dirigidas por la distribución de las
características de masa, rigidez y amortiguamiento que presenta el sistema.
5.1- Sistema de 1 grado de libertad (Vibraciones libres no amortiguadas)
Los sistemas de un grado de libertad son sistemas sencillos; normalmente las estructuras sobre
las que se centran los análisis de vibraciones que se realizan en ITP son complejas y con un
número N de grados de libertad (cálculo a través del MEF). De cualquier forma se ha
considerado importante introducir este apartado por su importante interés pedagógico, para
poder de forma sencilla fijar una serie de conceptos básicos que van a ser aplicables a sistemas
de N grados de libertad, y que además, estos sistemas en condiciones normales, pueden
resolverse mediante la superposición de N sistemas de 1 gdl
Si consideramos el sistema completo de 1 grado de libertad, en que consideramos:
La energía cinética del sistema se almacena en la masa indeformable M, la energía potencial
elástica se concentra en el resorte sin masa de constante K
Si definimos un sistema simple de 1 grado de libertad:
Las fuerzas que actúan sobre la masa M son:
La fuerza debida al muelle ( ) δ + ⋅ x K
La fuerza gravitatoria g M ⋅
La fuerza de inercia x M & & ⋅
Si aplicamos la ecuación de equilibrio tenemos:
( ) 0 = ⋅ − + ⋅ + ⋅ g M x K x M δ & &
de donde
( ) g M K ⋅ = ⋅ δ
por lo que obtenemos la ecuación:
0 = ⋅ + ⋅ x K x M & &
Si asumimos que la solución a la ecuación es armónica, se podría expresar de la forma:
( )
t S
e C t x

⋅ = o ( ) t B t A t x ω ω sen cos ⋅ + ⋅ =
y por tanto
( ) ( ) t x S e S C t x
St
⋅ = ⋅ ⋅ =
2 2
& & o ( ) ( ) t x t B t A t x ⋅ − = ⋅ − ⋅ − =
2 2 2
sen cos ω ω ω ω ω & &
x
M
K
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 12 de 101
Si sustituimos en la ecuación:
( ) ( ) 0
2
= ⋅ ⋅ − t x M K ω
( ) 0
2
= ⋅ + ⋅ ⋅
St
e K S M C
( ) ( ) 0 cos
2
= ⋅ + ⋅ ⋅ ⋅ − t B t sin A M K ω ω ω
Cuyas soluciones serían:
0 = C o 0 = = B A ; solución trivial, o:
( ) 0
2
= ⋅ − M K ω
M
K
= ω y ω ω i S ± = − ± =
2
Con esto la expresión de la solución:
( )
t i t i
e C e C t x
⋅ ⋅ − ⋅ ⋅
⋅ + ⋅ =
ω ω
2 1
que teniendo en cuenta que t i t e
t i
ω ω
ω
sen cos ⋅ ± =
⋅ ⋅ ±
( ) ( ) ( ) t C C i t C C t x ω ω sen cos
2 1 2 1
⋅ − ⋅ + ⋅ + = y haciendo
2 1
C C A + = y ( )
2 1
C C i B − = llegamos a la
misma expresión que estamos arrastrando en paralelo. La principal diferencia estriba en que los
coeficientes C1, C2 pueden ser complejos, mientras que A y B siempre son reales.
Si consideráramos las constantes de la forma: φ cos ⋅ = D A y φ sen ⋅ = D B , siendo
2 2
B A D + =
y
A
B
= θ tg con lo que la solución quedará de la forma:
( ) ( ) θ ω − ⋅ = t D t x cos
Para conocer la solución exacta necesitaríamos conocer las condiciones iniciales y tendríamos
una solución única para x (t). Si para:
0 = t ( )
0
0 x x =
0 = t ( )
0
0 x x & & =
Tendremos: B x =
0
A x ⋅ =
0 0
ω &
( ) t x t sin
x
t x
0 0 0
0
0
cosω ω
ω
⋅ + ⋅ =
&
o : ( )
|
|
.
|

\
|

− ⋅
|
|
.
|

\
|
+ =
0
0
2
2
0 2
0
arctg cos
x
x
t
x
x t x
ω
ω
ω
& &
Si consideráramos métodos energéticos para llegar a la ecuación del movimiento el resultado
sería el mismo que cuando hemos utilizado el equilibrio de fuerzas. Sabemos que cuando se
produce la vibración del sistema existe un intercambio continuo entre energía cinética y energía
potencial del sistema.
Si hacemos la hipótesis de vibraciones estacionarias (armónicas por ejemplo), tendríamos el
balance de energía como sigue:
( ) ( ) ( ) ( ) cte E t E t V t T = = +
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 13 de 101
Siendo T (t) la energía cinética y V (t) la energía potencial del sistema. Con esto:
0 = +
dt
dV
dt
dT
Si consideramos el sistema de 1 gdl anterior:
2
2
1
x M T & ⋅ ⋅ = x x M
dt
dT
& & & ⋅ ⋅ =
2
2
1
x K V ⋅ ⋅ = x x K
dt
dV
& ⋅ ⋅ = 0 = ⋅ + ⋅ x K x M & &
Que es la misma ecuación del movimiento a la que hemos llegado anteriormente.
5.2- Sistema de 1 grado de libertad (Vibraciones libres amortiguadas)
Hasta ahora solo hemos tenido en cuenta la masa y la rigidez. Tendríamos que tener en
cuanta la disipación de energía que se produce por el amortiguamiento de la respuesta.
Los sistemas no amortiguados tendrían una respuesta constante en el tiempo, pero en la
práctica vemos que si separamos el sistema de su posición de equilibrio con una amplitud
determinada, esta va decayendo, y llega un momento en que esta posición inicial se vuelve a
recuperar.
Figura 5.2.1
Figura 5.2.2
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 14 de 101
Lo que se está produciendo en la realidad es una disipación de energía debida al
amortiguamiento.
En sucesivos capítulos hablaremos más detalladamente de los conceptos de
amortiguamiento y su tratamiento en el análisis de vibraciones. De forma ilustrativa se va a
formular el caso de sistemas de 1 grado de libertad con vibraciones libres amortiguadas.
Si consideramos el sistema completo de 1 grado de libertad, en que consideramos, además de
lo visto anteriormente para el sistema no amortiguado, la capacidad de disipación de energía se
concentra en el amortiguador viscoso que se mueve con velocidad proporcional a la fuerza, con
constante de proporcionalidad c.
La ecuación de equilibrio total de fuerzas nos llevaría a la expresión de la ecuación del
movimiento:
( ) ( ) ( ) 0 = ⋅ + ⋅ + ⋅ t x K t x c t x M & & &
Cuya solución sería de la forma:
( )
st
e A t x ⋅ = donde b i a s ⋅ + =
( ) ibt at t b i a st
e e e e ⋅ = =
⋅ ⋅ +
Sustituyendo en la ecuación del movimiento:
( ) 0
2
= ⋅ ⋅ + ⋅ + ⋅
st
e A K s c s M
Para que se cumpla la ecuación tiene que ocurrir que:
( ) 0
2
= + ⋅ + ⋅ K s c s M
M
M K c
M
c
s
2
4
2
2
⋅ ⋅ −
± − = y tenemos las dos raíces de la ecuación, por lo
que la solución sería:
( )
t s t s
e A e A t x

⋅ + ⋅ =
2 1
2 1
La forma de la solución dependerá de cómo se cumplan las relaciones entre los diferentes
parámetros. Así:
|
|
.
|

\
|
− ± − =
2 2 1
4
1 1
2
,
c
KM
M
c
s s dependerá de si KM c 4
2
<>
Llegados a esta situación, sería conveniente recurrir a la definición de amortiguamiento crítico.
Así, definimos amortiguamiento crítico
2
0
c , como KM c 4
2
0
=
Con lo cual, si se cumplen las inecuaciones siguientes tendremos las situaciones:
|
|
.
|

\
|
< < 1
0
0
c
c
c c Amortiguamiento subcrítico
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 15 de 101
|
|
.
|

\
|
> > 1
0
0
c
c
c c Amortiguamiento supercrítico.
Los casos de mayor interés para el comportamiento dinámico de los componentes que se
diseñan en ITP corresponden a amortiguamiento subcrítico (normalmente los valores de
amortiguamiento respecto al crítico (c/c
0
) suelen estar entre 0,2 y 0,4)
Así, tendremos que las soluciones a ala ecuación del movimiento serán de la forma:
|
|
.
|

\
|
|
.
|

\
|
− ± − = 1
4
1
2
,
2
2 1
c
KM
i
M
c
s s
Si consideramos:
2
0
ω =
M
K
;
M K
c
c
c
⋅ ⋅
= =
2
0
ξ ( ) ( )
2
0 0 2 1
1 , ξ ω ξ ω − ⋅ ⋅ ± ⋅ − = i s s
( ) |
.
|

\
|
⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ =
⋅ − ⋅ ⋅ − ⋅ ⋅ − ⋅ − ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ − t i t t i t
e e A e e A t x
2
0 0
2
0 0
1
2
1
1
ξ ω ξ ω ξ ω ξ ω
Si llamamos
2
0
1 ξ ω ω − ⋅ =
d
Frecuencia Natural amortiguada, la solución será:
( ) ( ) ( ) φ ω ω ω
ξ ω ξ ω
+ ⋅ ⋅ = ⋅ + ⋅ ⋅ =
⋅ ⋅ − ⋅ ⋅ −
t e C t A t A e t x
d
t
d d
t
sen cos sen
0 0
2 1
5.3- Sistema de N grados de libertad
5.3.1.- Cálculo de frecuencias y modos propios.
Como ya expusimos anteriormente, definimos análisis modal como el estudio de las
características dinámicas relativas al sistema mecánico en estudio. Esto significa que estamos
buscando los parámetros modales propios del sistema, esto es: las frecuencias propias, los
modos de vibración y las relaciones de amortiguamientos propias del sistema, las cuales están
dirigidas por la distribución de las características de masa, rigidez y amortiguamiento que
presenta el sistema.
Para el análisis modal se hace la hipótesis que la respuesta vibratoria de un sistema puede
expresarse como combinación de movimientos armónicos simples, que llamamos modos
propios de vibración. Estos responden a la característica del sistema en su distribución de masa,
rigidez y amortiguamiento.
Para la realización del análisis modal de un sistema mecánico, sería necesario poder modelar el
sistema de manera que se incluyan estas distribuciones de masa, rigidez y amortiguamiento, las
técnicas más empleadas suelen estar basadas en métodos analíticos (teoría de los elementos
finitos) o experimentales (análisis modal experimental). En ambos casos lo que se pretende es
generar un modelo que represente las características de masa, rigidez y amortiguamiento, de
forma que puedan incorporarse a la ecuación del movimiento de una forma discretizada, y por el
"Principio de Superposición", transformar la resolución de las ecuaciones diferenciales del
movimiento en un problema de valores y vectores propios.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 16 de 101
Si partimos de la ecuación general del movimiento tendremos que resolver el problema:
[ ] ( ) { } [ ] ( ) { } [ ] ( ) { } ( ) { } t f t x K t x C t x M = ⋅ + ⋅ + ⋅ & & &
Donde ya hemos considerado la formulación matricial considerando un número finito de grados
de libertad, como discretización del sistema. La respuesta del sistema buscado será armónica
cuando las fuerzas de excitación también son armónicas: si ( ) { } { }
t i
e F t f
ω
⋅ = los desplazamientos
son ( ) { } { }
t i
e X t x
ω
⋅ = donde { } X es el vector amplitud de la respuesta, la incógnita del problema.
La resolución del problema se puede expresar en función de los modos naturales de vibración,
que serán la resolución de los posibles movimientos armónicos de un problema de vibraciones
libres.
[ ] ( ) { } [ ] ( ) { } [ ] ( ) { } { } 0 = ⋅ + ⋅ + ⋅ t x K t x C t x M & & &
Con lo que podemos, considerando como se indicaba anteriormente el "Principio de
Superposición" y haciendo la suposición de que todas las partes del sistema vibran
sinusoidalmente con la misma frecuencia, que la resolución de la ecuación se obtiene mediante
un problema de cálculo de autovalores.
Esto al final es posible gracias a las características de las matrices de Masa y rigidez, que
pueden considerarse positivas definidas (siempre que no se pueda producir movimiento de
sólido rígido) y además son reales y simétricas
Si consideramos que no tenemos amortiguamiento ( [ ] 0 = C ), tendríamos que en la resolución del
problema la solución de los autovalores será real.
Considerando lo expuesto anteriormente y aplicando os principios del álgebra al problema que
se busca resolver, el problema de valores y vectores propios puede resolverse de la forma:
[ ] { } [ ] { }
i i i
X M X K ⋅ ⋅ = ⋅ λ donde λ
i
es el valor propio y { }
i
X es el vector propio asociado y
normalizado con la masa.
Por las características de la matriz de masa, todos los valores propios serán positivos.
Si suponemos como en el caso de sistema de un gdl que la solución es de la forma:
( ) { } t A t x ω cos ⋅ =
Tenemos que la resolución de la ecuación será:
[ ] [ ] [ ] { } 0 cos
2
= ⋅ − t A M K ω ω
Con lo que hemos visto anteriormente el problema de valores y vectores propios está planteado
y en la resolución vemos que los autovalores se van a corresponder a la frecuencia propia del
modo natural, así:
2
i i
ω λ =
Y como la ecuación debe ser válida para cualquier instante de tiempo, las posibilidades de
solución serán:
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 17 de 101
1.- Si [ ] 0 det
2
≠ − M K ω la única solución posible es { } 0 = A , que es la solución trivial y que no
aporta nada a la definición del movimiento, pues representa el caso de ausencia del mismo.
2.- La solución no trivial por tanto, será [ ] 0 det
2
= − M K ω , que corresponde a la ecuación del
problema de autovalores con la definición realizada en el párrafo anterior. La resolución del
determinante nos da que las raíces de la ecuación corresponden con las frecuencias propias del
sistema. Si sustituimos en la ecuación del movimiento, obtendremos los valores de { } x que
serán los autovectores que corresponden a las formas modales de las frecuencias propias del
sistema. Este determinante será nulo para una serie de valores de
i
λ o
2
i
ω . El autovector { }
i
X
corresponde al autovalor
i
λ y satisface la ecuación planteada, por lo que la ecuación quedaría
de la forma:
[ ] [ ] [ ] { } 0
2
= ⋅ −
i i
X M K ω
Cada autovalor será la frecuencia propia de la estructura, y cada autovector la forma modal
asociada a esa frecuencia propia.
Por otro lado, los vectores propios forman un sistema de N vectores linealmente
independientes que pueden formar una base en un espacio vectorial de dimensión N. Por
tanto, el vector incógnita { } X se podrá expresar como una combinación lineal de los vectores
de la base.
{ } { }
i
i
i
a X X ⋅ =

Si las matrices [ ] K y [ ] M son reales y simétricas, caso común de las estructuras, se puede
demostrar que los modos son ortogonales, esto significa que cada forma modal es única y
solamente puede obtenerse a través de una única combinación lineal:
{ } [ ] { } 0 = ⋅ ⋅
j
T
i
X M X para j i ≠
{ } [ ] { }
i i
T
i
m X M X = ⋅ ⋅ masa generalizada
{ } [ ] { } 0 = ⋅ ⋅
j
T
i
X K X para j i ≠
{ } [ ] { }
i i i
T
i
m da generaliza rigidez k X K X ⋅ = = = ⋅ ⋅
2
_ ω
De lo anterior obtenemos la ecuación de Rayleigh:
{ } [ ] { }
{ } [ ] { }
i
T
i
i
T
i
i
X M X
X K X
⋅ ⋅
⋅ ⋅
=
2
ω
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 18 de 101
Los vectores correspondientes a las formas modales del sistema suelen normalizarse. Una de
las normalizaciones más usadas es usar la masa. Así, los autovectores se escalan para que la
masa generalizada sea la unidad:
{ } [ ] { } 1 = ⋅ ⋅
j
T
i
X M X
Las herramientas de resolución de vibraciones por el MEF, permiten hacer diferentes
normalizaciones, aunque todas consideran la anterior como defecto. Si fuera necesaria otra
normalización sería conveniente estudiar el caso particular.
La resolución del problema de autovalores y autovectores, nos da como resultado la posibilidad
de generar la matriz de modos [ ] Φ , cuyas columnas representan los modos naturales de
vibración.
Si consideramos: { } { } { } x x
~
⋅ Φ = siendo
{ } x
~
las coordenadas generalizadas matriz de dimensión mx1
[ ] Φ matriz de dimensión n
x
m con n = nº de gdl no restringidos y m = nº de modos calculados
5.3.2.- Factores de Participación Modal.
Partamos para esta descripción de un caso general de una estructura que puede estar excitada
por unas fuerzas o desplazamientos forzados en la base y una discretización del continuo por
medio de un modelo de Elementos Finitos. Para la consideración de los factores de participación
modal se considerará que el movimiento absoluto de los nudos de la estructura se compone de
un movimiento relativo y un movimiento producido por la imposición de desplazamientos como
sólido rígido (arrastre); así: { } { } { }
s r a
x x x + =
Si consideramos la ecuación del movimiento:
[ ] { } [ ] { } [ ] { } 0 = ⋅ + ⋅ + ⋅
r r a
x K x C x M & & &
Debido a que las fuerzas exteriores son nulas, y las fuerzas elásticas y de amortiguamiento
dependen de { }
r
x y de { }
r
x& . Se podría expresar entonces: { } { } { }
s r a
x x x & & & & & & + = y :
[ ] { } [ ] { } [ ] { } [ ] { }
s r r r
x M x K x C x M & & & & & ⋅ − = ⋅ + ⋅ + ⋅
La expresión [ ] { }
s
x M & & ⋅ − define las fuerzas de inercia del sistema debidas al desplazamiento
como sólido rígido; y { }
s
x& & serían las aceleraciones producidas en los nudos debido a los
desplazamientos como sólido rígido { }
sr
x impuestos en el movimiento.
Se va a poder expresar la influencia del movimiento de sólido rígido en los desplazamientos de
los nudos de la forma siguiente: { } [ ] { }
sr s
x T x + = siendo [ ] T la matriz de influencia (nx6) que es
de valores constantes, por lo que { } [ ] { }
sr s
x T x & & & & + = . Así:
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 19 de 101
[ ] { } [ ] { } [ ] { } [ ] [ ] { }
sr r r r
x T M x K x C x M & & & & & ⋅ ⋅ − = ⋅ + ⋅ + ⋅
Considerando las coordenadas generalizadas { } { } { }
r r
x x
~
⋅ Φ = y premultiplicando por { }
T
Φ :
[ ] [ ] [ ] { } [ ] [ ] [ ] { } [ ] [ ] [ ] { } [ ] [ ] [ ] { }
sr
T
r
T
r
T
r
T
x T M x K x C x M & &
& & &
⋅ ⋅ ⋅ Φ − = ⋅ Φ ⋅ ⋅ Φ + ⋅ Φ ⋅ ⋅ Φ + ⋅ Φ ⋅ ⋅ Φ
~ ~ ~
Llamaremos:
[ ] [ ] [ ] [ ]
*
M M
T
= Φ ⋅ ⋅ Φ Matriz de masa modal (matriz diagonal)
[ ] [ ] [ ] [ ]
*
C C
T
= Φ ⋅ ⋅ Φ Matriz de amortiguamiento modal (diagonal si es proporcional a M o K)
[ ] [ ] [ ] [ ]
*
K K
T
= Φ ⋅ ⋅ Φ Matriz de rigidez modal (matriz diagonal)
Si llamamos [ ] [ ] [ ] [ ]
6 6 × × × ×
= ⋅ ⋅ Φ
m n n n
T
n m
PF T M con
n = nº de gdl del modelo no restringidos y
m = nº de modos calculados.
Considerando m = n, definimos [ ]
6 × n
PF como matriz de factores de participación:
[ ] { } [ ] { } [ ] { } [ ] { }
sr r r r
x PF x K x C x M & &
& & &
⋅ − = ⋅ + ⋅ + ⋅
∗ ∗ ~ ~ ~ *
Si analizamos la ecuación correspondiente al modo i:
[ ] { }
1 6 6 1
~ ~ ~
x sr x i r i r i ri i
x PF x k x c x m & &
& & &
⋅ − = ⋅ + ⋅ + ⋅
De la ecuación anterior deducimos que el elemento PF
ij
es la fuerza que actúa en el modo i
cuando la aceleración de sólido rígido es unitaria sobre el grado de libertad j y nula en el resto.
Matriz de factores de participación modal
De las expresiones anteriores vamos a deducir la matriz de participación modal. Si
premultiplicamos la ecuación en la definimos los factores de participación por [ ]
1
*

M :
{ } [ ] [ ] { } [ ] [ ] { } [ ] [ ] { }
sr r r r
x PF M x K M x C M x & &
& & &
⋅ ⋅ − = ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ +




− 1
*
1
*
1
* ~ ~ ~
Definimos: [ ] [ ] [ ] PF M MPF ⋅ =
−1
*
como matriz de factores de participación modal.
Si hacemos la extracción de la ecuación del modo i como en el párrafo anterior:
[ ] { }
1 6 6 1
~ ~ ~
x sr x i r
i
i
r
i
i
ri
x MPF x
m
k
x
m
c
x & &
& & &
⋅ − = ⋅ + ⋅ +
[ ] [ ] [ ] [ ] [ ] T M
m
PF
m
MPF
T
i
i
i
i
i
⋅ ⋅ Φ ⋅ = ⋅ =
1 1
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 20 de 101
El factor de participación modal MPF
ij
(modo i y gdl j) se define como el factor por el que habría
que multiplicar la aceleración de sólido rígido en el gdl j, siendo nulas las aceleraciones del resto
de gdl, para obtener la aceleración aplicada en el modo i.
5.3.3.- Masas Efectivas.
Si consideramos un movimiento inducido de sólido rígido solo en el grado de libertad j de las
ecuaciones anteriores podemos deducir lo siguiente:
{ } [ ] { }
srj j
T
i
i
ir
i
i
ir
i
i
ir
x T M
m
x
m
k
x
m
c
x & &
& & &
⋅ ⋅ ⋅ Φ ⋅ − = ⋅ + ⋅ +
1
~ ~ ~
La solución se consigue a través de la integral de Duhamel:
( ) { } [ ] { }
( )
( ) [ ] τ τ ω
ω
τ ω ξ
d t e x T M
m
t x
t
i
t
srj j
T
i
i i
ir
i i
⋅ − ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ Φ ⋅

− =

− ⋅ −
0
sen
1
~
& &
( ) { } [ ] { } ( ) t V T M
m
t x
i j
T
i
i i
ir
⋅ ⋅ ⋅ Φ ⋅

− =
ω
1
~
La aceleración efectiva para el modo i se define de la forma:
ir i iref
x x
& & & & ~ ~ 2
⋅ =ω
Si se deshace el cambio de coordenadas generalizadas:
{ } { }

=
⋅ Φ =
n
i
iref i ref
x x
1
~& &
& &
Con esto, la aceleración efectiva quedaría de la forma:
{ }
{ } { } [ ] { }
( ) t V
m
T M
x
i
n
i i
j
T
i i
i ref

⋅ ⋅ Φ ⋅ Φ
− =

=1
ω & &
Las fuerzas efectivas serían de la forma:
{ } [ ] { }
ref ef
x M F & & ⋅ =
El sistema de fuerzas aplicado en uno de los nudos del modelo es equivalente a una fuerza en
el punto de referencia P
PR
en el gdl j.
{ } { }
{ } [ ] { } { } [ ] { }
( ) t V
m
T M M T
F T P
i i
n
i i
j
T
i i
T
j
ef
T
j PRj
⋅ ⋅
⋅ ⋅ Φ ⋅ Φ ⋅ ⋅
− = ⋅ =

=
ω
1
y con las ecuaciones anteriores:
{ } [ ] { } ( )
( ) t V
m
T M
P
i i
n
i i
j
T
i
PRj
⋅ ⋅
⋅ ⋅ Φ
− =

=
ω
1
2
donde
{ } [ ] { } ( )
i
j
T
i
efij
m
T M
m
2
⋅ ⋅ Φ
= se llama "masa efectiva"
del modo i correspondiente al gdl j; y representa la parte de la masa total que actúa en el modo i
cuando se aplica un movimiento de sólido rígido en el gdl j en el punto de referencia.
El valor de las masas efectivas no depende de la normalización empleada para los modos.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 21 de 101
5.4.- Consideraciones Especiales en el Análisis Modal.
5.4.1.- Análisis Modal No-lineal.
Las no linealidades del análisis modal vienen por la aparición de condiciones de: problemas de
grandes desplazamientos, modelos precargados, contactos. Utilizaremos para la mejor
explicación de la formulación los conceptos considerados en el método de los elementos finitos.
Aunque los desplazamientos (o las deformaciones) sean grandes o pequeños, las condiciones
de equilibrio entre las "fuerzas " exteriores e interiores deben cumplirse. Por consiguiente, si se
definen los desplazamientos de la manera habitual en función de un número finito de
parámetros (nodales) a, pueden obtenerse las ecuaciones de equilibrio necesarias mediante el
principio de los trabajos virtuales. Sin embargo, las "tensiones" y las "deformaciones" deben
definirse ahora de manera que sean conjugadas entre sí. Puede escribirse
( )

= − ⋅ ⋅ = Ψ
V
T
f dV B a 0 σ
donde Ψ representa la suma de fuerzas generalizadas interiores y exteriores, y B se deduce
de la definición de las deformaciones
da B d ⋅ = ε
B se distingue con una barra porque, si los desplazamientos son grandes, las deformaciones
son una función no lineal de los desplazamientos, y la matriz B depende ahora de a. Se podría
escribir
= B
0
B + ( ) a B
L
donde
0
B es la misma matriz que interviene cuando no se consideran más que las
deformaciones infinitesimales lineales, y
L
B es una matriz que depende de los desplazamientos.
En general se encontrará que
L
B es una función lineal de dichos desplazamientos.
Si las deformaciones son moderadamente pequeñas, sigue siendo válida la relación elástica
general
( )
0 0
σ ε ε σ + − ⋅ = D
en la que D es la matriz habitual de constantes elásticas.
Sin embargo, se podría igualmente escribir cualquier tipo de relaciones no lineales entre
tensiones y deformaciones, y que en definitiva, el proceso se reduce de nuevo a resolver un
sistema de ecuaciones no lineales.
Hay que considerar que las integrales que aparecen en la ecuación primera se calculan en el
MEF elemento por elemento y que para establecer el "equilibrio nodal", las contribuciones de los
diversos elementos se suman según la manera habitual.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 22 de 101
La solución de la ecuación debe encontrarse por aproximaciones sucesivas siguiendo un
método iterativo; por consiguiente, son aplicables los métodos generales.
Si, por ejemplo, se utiliza el método de Newton-Raphson, se buscará una relación entre da y dψ.
Efectuando la diferenciación del primer miembro de la ecuación con respecto a da, se tiene
∫ ∫
⋅ = ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ = Ψ
V
T
V
T T
da K dV d B dV B d d σ σ
y usando las otras dos ecuaciones se obtiene
da B D d D d ⋅ ⋅ = ⋅ = ε σ
y teniendo en cuenta la relación antes citada
L
dB B d =
Por tanto,
da K dV B d d
V
T
L
⋅ + ⋅ ⋅ = Ψ

σ
donde

+ = ⋅ ⋅ ⋅ =
V
L
T
K K dV B D B K
0
y en la que
0
K representa la matriz de rigidez usual para el caso de pequeños desplazamientos;
o sea,

⋅ ⋅ ⋅ =
V
T
dV B D B K
0 0 0
La matriz
L
K es debida a los grandes desplazamientos y viene dada por
( )

⋅ ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ =
V
T
L L
T
L L
T
L
dV B D B B D B B D B K
0 0
L
K se conoce bajo denominaciones diversas, como " matriz de desplazamientos iniciales",
"matriz de grandes desplazamientos", y contiene sólo términos de primer y segundo grado en a.
Puede demostrarse que esta matriz podría obtenerse de otra forma manteniendo la hipótesis de
que las deformaciones son infinitesimales, pero teniendo en cuenta en el cálculo de la matriz de
rigidez, la variación de las coordenadas de los elementos. Es decir calcular la matriz de rigidez
de la estructura deformada.
El primer término de la ecuación en que hemos definido dΨ puede escribirse de manera general
como
da K dV dB
V
T
L
⋅ ≡ ⋅ ⋅

σ
σ
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 23 de 101
y por tanto
( ) da K da K K K d
T L
⋅ = ⋅ + + = Ψ
σ 0
donde
T
K representa la matriz de rigidez tangente total, que ya considera los términos no
lineales. Puede aplicarse nuevamente una iteración del tipo de Newton para la resolución.
.
Resumiendo:
a) Se calcula la solución elástica
0
a como primera aproximación;
b) Se deduce
0
Ψ de la ecuación primera, estando B convenientemente definida por la ecuación
= B
0
B +B
L
y las tensiones σ por la ecuación ( )
0 0
σ ε ε σ + − ⋅ = D (u otra ley lineal o no lineal);
c) Se calcula la matriz T K
0
, y
d) Se calcula la corrección con la ayuda de la relación
( )
0
1
0
0
Ψ ⋅ − = ∆

T K a
y se repite el proceso desde b hasta que
n
Ψ se suficientemente pequeño.
Podría utilizarse de nuevo una matriz constante, lo que aumenta el número de iteraciones pero
permite emplear un procedimiento de resolución mas económico invirtiendo parcialmente, una
vez por todas, la matriz
T
K .
El ejemplo más claro de no linealidad o modelo precargado dentro de los componentes en
estudio dentro de ITP son los álabes del rotor de turbina. La precarga va a introducir
modificaciones en el comportamiento dinámico de la estructura, ya que, como hemos visto, va a
influir en la definición de la matriz de rigidez de la misma.
5.4.2.- Simetría Cíclica.
La simetría cíclica de una estructura supone que la estructura global puede descomponerse en
una serie de sectores que se repiten por rotación del sector maestro en un ángulo múltiplo de
2π/N, siendo N el número de sectores en que se divide la estructura.
No vamos a entrar en la formulación asociada a esta circunstancia, pero para poder entenderla
es necesario tener en cuenta lo siguiente: se define el problema en coordenadas cilíndricas, y
se considera el eje de simetría el eje de giro. De esta forma tanto los desplazamientos como
velocidades, aceleraciones o matriz de rigidez y masa deben ser expresadas en coordenadas
cilíndricas.
{ } [ ] { } [ ]
T
cil
L X L X ⋅ ⋅ = [ ] [ ] [ ] [ ] L K L K
T
cil
⋅ ⋅ = [ ] [ ] [ ] [ ] L M L M
T
cil
⋅ ⋅ = siendo [ ] L la matriz de
transformación de coordenadas.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 24 de 101
Cada término de la matriz de rigidez [ ]
cil
K Kij, por ejemplo, acopla las variables i y j en el sector
maestro, y su contribución a la energía de deformación puede expresarse como
j i ij
X X K ⋅ ⋅
2
1
, y
su contribución en otros sectores tendrán el mismo Kij pero diferentes Xi y Xj.
Las ocurrencias de la variable cilíndrica Xi puede expresarse como una serie de Fourie de N
términos:
( )
∑ ∑
= =
+ =
2 /
0
2 /
0
cos 0 _ sec
N
n
N
n
i
sn
i i
cn
i i
sinn X n X tor X α α
( ) ( ) ( )
∑ ∑
= =
⋅ ⋅
+ +
⋅ ⋅
+ =
2 /
0
2 /
0
2 2
cos _ sec
N
n
N
n
i
sn
i i
cn
i i
N
k
sinn X
N
k
n X k tor X
π
α
π
α
Teniendo en cuenta lo expuesto en los párrafos anteriores sobre la contribución de cada sector
a la energía de deformación total del sistema, nos da como resultado la siguiente expresión:
( ) { } [ ] [ ] [ ] { }
sn cn
cil
T
sn cn
n
X i X T K T X i X
N
⋅ + ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ − ⋅ +
0
1
4
δ siendo [ ] T matriz diagonal compleja.
Si aplicamos los mismos argumentos para la contribución a la energía cinética, tenemos que la
expresión para la resolución del problema de autovalores quedaría de la forma:
[ ] [ ] [ ] [ ] [ ] [ ] [ ] [ ] [ ] [ ] ( ) { } 0 = + ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ − ⋅ ⋅ ⋅
sn cn T T
iX X T L M L T T L K L T λ
donde
[ ] K Es la matriz de rigidez convencional del sector dato.
[ ] M Es la matriz de masa convencional del sector dato.
[ ] L Es la matriz de transformación ortogonal a ejes cilíndricos.
[ ] T Es la matriz diagonal compleja de transformación a variables cíclicas.
λ Es el autovalor
{ }
sn cn
iX X + Es el autovector complejo
Para el cálculo final, los autovectores resultantes se transforman de variables cíclicas a
cartesianas, y los cálculos de tensiones y deformaciones se obtienen como en un cálculo
convencional.
Es importante conocer para la realización de estos análisis de simetría cíclica los conceptos de
diámetros nodales o anillos nodales.
Un diámetro nodal, i, se define como la localización, θ, en coordenadas cilíndricas, que tienen
un desplazamiento nulo en un movimiento vibratorio.
Un anillo nodal, j, se define como la localización, r, que en coordenadas cilíndricas tiene
desplazamiento nulo.
i=0; j=0 i=0; j=1 i=0; j=2
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 25 de 101
I=1; j=0 i=2; j=1 i=1; j=2
En general, la respuesta en un modo normal, no tiene el mismo valor cuantitativo de sector a
sector. Sin embargo, la respuesta puede expresarse como una serie de Fourier de N términos:
∑ ∑
= =
|
.
|

\
|
+
|
.
|

\
|
=
2 /
0
2 /
0
2 2
cos
N
n
N
n
sn cn
j
N
jn
sinn R
N
jn
n R R
π π
para N par, y
( ) ( )
∑ ∑

=

=
|
.
|

\
|
+
|
.
|

\
|
=
2 / 1
0
2 / 1
0
2 2
cos
N
n
N
n
sn cn
j
N
jn
sinn R
N
jn
n R R
π π
para N impar.
En ambos casos hay exactamente N coeficientes R
cn
y R
sn
y las dos representaciones son
equivalentes y aplican a cualquier respuesta posible. El límite por arriba de N/2 o (N-1)/2 es
importante. Por ejemplo si una estructura de 40 sectores está vibrando con una forma de
cos32θ, la variación de cada variable cilíndrica tendrá una apariencia de cos4θ.
Figura 5.4.2.1
-1,5
-1
-0,5
0
0,5
1
1,5
0
0
1,8
0,18
0,36 0,54 0,72 0,9 1,08 1,26 1,44 1,62 1,8 1,98
cos4q
cos 36q
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 26 de 101
Hay que hacer notar que realmente, si se busca describir la variación circunferencial en la
amplitud a través del desplazamiento relativo con respecto a alguna referencia, no habrá
posibilidad de resolverlo para diámetros nodales mayores d N/2 o (N-1)/2. Para un Bladed-Disk,
la forma del desplazamiento del disco como cos(nθ) para n > N/2 , descrito en términos de
desplazamientos del rim o del álabe en N puntos iguales alrededor del disco aparentará como si
la forma modal correspondiera a cos(N-n)θ. Esto quiere decir que los diámetros nodales n y N-n
no son distinguibles en un ensamblaje de N álabes. Este fenómeno tiene implicaciones para el
número de ensamblajes de álabes, sobre todo los que tienen shroud, donde los diámetros
nodales n en el disco y N-n en el shroud serán compatibles, ya que las dos partes están
conectadas únicamente a través de un número N de álabes.
5.4.3.- Generación del Diagrama de Campbell.
Para los casos de análisis de vibraciones de turbomaquinaria, es de gran interés la generación
del diagrama de Campbell o "Spoke Diagram" o diagrama de interferencias, dónde de forma
gráfica puede representarse el comportamiento dinámico del Rotor o Estátor y definir las
potenciales resonancias que el sistema puede inducir en su funcionamiento.
Así en el diagrama aparece en abscisas la velocidad de funcionamiento del rotor, y en
ordenadas las frecuencias de las familias de modos de vibración.
Para la generación del diagrama de Campbell se suele realizar el análisis modal a diferentes
velocidades del rotor, ya que normalmente las familias de modos suelen estar representadas por
una función parabólica de la forma:
( )
2 2 2
Ω ⋅ + = b a f
Así, se suelen calcular las frecuencias a velocidad nula, máxima velocidad y una velocidad
intermedia.
La generación del diagrama considera por tanto, las frecuencias anteriores para los modos o
familias de modos para cada uno de los índices de Fourier analizados. Se considera que el
modo n en condiciones de funcionamiento corresponde al modo n en condiciones estáticas para
un índice de Fourier determinado.
Con esto vemos que las constantes a y b, se calcularán con las condiciones de contorno para
condiciones estáticas o de funcionamiento.
El diagrama busca las potenciales resonancias que pueden aparecer en el rango de
funcionamiento, para lo que se dibujan las líneas que corresponden a los "engine orders", que
no son otra cosa que los armónicos de la velocidad de giro del eje. Se representan por tanto por
líneas rectas de la forma:
60
_
) ( _
Order Engine
rpm speed Engine f ⋅ =
Con los datos del comportamiento dinámico y los "engine orders", se calculan las intersecciones
para cada modo o familia de modos, para todos los índices de Fourier (diámetros nodales 2D,
3D,..) y su correspondiente línea de "engine order" (2D/2EO, 3D/3EO,….).
Los puntos de intersección para todos los índices de Fourier especificados, se describen en
forma de % sobre la velocidad y frecuencia, y dan lugar a lo que llamamos "Spoke Diagram" o
"Diagrama de Interferencias". No se describirán aquí los criterios para el cálculo de vibraciones
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 27 de 101
de álabes, estos aparecen en la ref. 25; solo se presenta un ejemplo de un diagrama de
interferencia.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 28 de 101
6.- Análisis de Respuesta.
6.1- Definición del análisis de respuesta.
A través de análisis modal se ha comprobado que cada estructura tiene unas frecuencias
propias, que son aquellas en las que la energía cinética y elástica de la estructura están en
contrafase y con el mismo módulo, o lo que es lo mismo, que la energía elástica se convierta
en cinética, o viceversa en la misma cuantía para un ciclo.
Un ejemplo de movimiento oscilatorio más cotidiano es un péndulo donde la energía potencial
se convierte en cinética y viceversa y además lo hace con un determinado periodo
( ) Hz f
L
g
⋅ ⋅ = = π ω 2 . En el caso de las vibraciones la energía cinética se convierte en elástica y
la frecuencia resultante será aquella que iguale las energías elástica y cinética por ciclo. La
frecuencia para un sistema de un grado de libertad es ( ) Hz f
m
k
⋅ ⋅ = = π ω 2
¿Qué ocurre si aplicamos una fuerza armónica en una estructura? No sucede nada salvo en las
cercanías de las frecuencias de resonancia la amplitud que esperaríamos de forma estática se
multiplica. Al factor que relaciona la respuesta estática con la dinámica se le denomina Q
"Factor de amplificación dinámica " este factor depende del tipo de estructura pero un numero
muy común es 50. Si un elemento entra en resonancia las amplitudes son grandes y los ciclos
se consumen rápidamente, es decir, el fallo se producirá en breve.
Cambiamos nuestro péndulo por un columpio con un niño, que aunque no constituye un
problema de vibraciones, puede ser muy descriptivo para definir conceptos. Todos sabemos de
forma intuitiva que si queremos que la amplitud del columpio crezca debemos empujar el
columpio con la misma frecuencia con la que el columpio se mueve, si no es así estamos
parándolo. Respecto al punto de aplicación de la fuerza es importante empujar al niño, las
fuerzas deben de actuar en las zonas de máxima energía cinética, es decir, máximo
desplazamiento no hacemos nada si empujamos los soportes de columpio.
Para excitar un modo las fuerzas armónicas actuantes los deben de hacer en las zonas de
máximo desplazamiento de los modos y en fase con el mismo. Hay un factor para medir la
eficacia de una determinada fuerza para excitar un modo. Se denomina " coordenada
generalizada de la fuerza para el modo" y se calcula a partir del producto escalar entre el vector
de fuerza y el del modo en cuestión. Si los dos vectores son paralelos obtenemos el valor es
máximo y por los tanto la máxima respuesta.
En resumen podemos sacar de conclusión:
1º Hay unas características propias de cada estructura, sus modos y frecuencias naturales, que
hacen que esta estructura sometida a fuerzas armónica a estas frecuencias y actuando en las
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 29 de 101
mima dirección que el modo se produce desplazamiento importante. En torno a 50 veces lo que
cabe esperar de una respuesta estática.
2º El desplazamiento produce grandes tensiones y al realizarse gran cantidad de ciclos por
segundo el daño el daño causado en la estructura produce rotura muy rápida.
6.2- Respuesta Forzada en un sistema de 1gdl.
6.2.1- Ecuación del movimiento.
Las vibraciones forzadas están gobernadas por la ecuación diferencial:
( ) ( ) ( ) ( ) t f t x K t x c t x M = ⋅ + ⋅ + ⋅ & & &
f(t)
La solución se obtendrá sumando a la solución general de la ecuación
homogénea x(t)=Xe
-ξωt
cos(ω
D
t-θ)) una solución particular de la ecuación
completa. Parte de la solución es transitoria y representa el cambio
brusco del sistema de estar sin excitación a estar excitado, es una
solución transitoria. La otra parte de la solución es estacionaria y es la
que nos interesa en general representa el comportamiento bajo una
fuerza excitadora, como se ve la respuesta es armónica.

Excitación en los apoyos
Figura 6.2.1.1 – Solución completa
Respuesta
transitoria
Respuesta
estacionaria
k
m
c
x
0
x
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 30 de 101
6.3- Transformada de Fourier.
Sabemos obtener la respuesta de la estructura para una excitación senoidal a una determinado
frecuencia, pero en muchos casos las cargas dependen del tiempo. La transformada de Fourier
nos permite convertir cualquier carga en el dominio del tiempo a la frecuencia, y la trasformada
de Fourier inversa lo hará al revés de la frecuencia al tiempo:
1º En un primer paso se obtiene la transformada de Fourier de la solicitación en el tiempo
que tenemos, de esta forma tenemos nuestra excitación en el campo de la frecuencia.
2º Obtenemos la respuesta para cada frecuencia.
3º Realizando la transformada de Fourier inversa obtenemos de nuevo el resultado en el
dominio del tiempo. Estas simplificaciones se pueden realizar porque el sistema es lineal y la
suma de los efectos de dos fuerzas, es igual al efecto de la suma de fuerzas.
6.4- Excitación en la base.
Las soluciones de la ecuación anterior nos dan un resultado diferentes dependiendo del
amortiguamiento de al estructura en la gráfica siguiente se aprecia el factor de amplificación
dinámica en función de la frecuencias de excitación.
El resultado de la ecuación para una excitación armonica se presenta en la siguiente ecuación,
donde f
0
es el modulo de la fuerza excitadora, k es la rigidez del sistema, β es la razón de la
frecuencia de resonancia y la frecuencia excitadora, ξ es le amortiguamiento relativo.
( ) ( )
2
2
2
0
2 1
1
ξβ β + −
⋅ =
k
f
x
2
1
2
β
ξβ

= Φ arctg
Figura 6.3.1.1 – respuesta de la estructura y desfase de la respuesta
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 31 de 101
Hemos supuesto excitación armónica y como era lógica los máximos se producen cuando la
frecuencia excitadora coincide con la natural de la estructura, y la amplitud máxima obtenida
depende del amortiguamiento del sistema. También se aprecia en la resonancia se produce un
cambio de fase entre la excitación y el movimiento de la estructura.
En ocasiones, las vibraciones de un sistema mecánico no vienen generadas por la aplicación
externa de unas cargas exteriores que sean función conocida del tiempo, sino por unos
movimientos conocidos (al menos hasta cierto punto) del soporte o base sobre la que se
encuentra el sistema. Los terremotos y la transmisión de vibraciones de una estructura a otra o
a una máquina, son ejemplos significativos de este tipo de solicitaciones. En la Figura 6.3.1.2,
se representa el sistema discreto básico de 1 gdl correspondiente a esta situación.
Figura 6.3.1.2
Si se establece el equilibrio de las fuerzas que actúan sobre la masa m:
( ) ( ) ( ) [ ] ( ) ( ) [ ] ( ) t f t x t x k t x t x c t x m
i i
= − ⋅ + − ⋅ + ⋅ & & & &
Restando a ambos miembros Mx'' y teniendo en cuenta la ecuación diferencial que gobierna las
vibraciones forzadas de sistemas de un grado de libertad:
( ) ( ) ( ) ( ) ( ) t x m t f t x k t x c t x m
i
& &
& & &
⋅ − = ⋅ + ⋅ + ⋅
Ecuación análoga a la del sistema discreto básico, pero aplicada al movimiento relativo sistema-
soporte. Para este tipo de problemas se establece el parámetro de "transmisibilidad" que
relaciona los desplazamientos en la basa con los desplazamientos del elemento.
Transmisibilidad desplazamiento estructura / desplazamiento en la base
La transmisibilidad esta relacionada con el factor de amplificación dinámica:
( )
2
2 1 ζβ + = D Tr
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 32 de 101
También se define el factor de participación modal (que se han comentado con anterioridad en
el apartado de Análisis Modal.) que nos dice lo sensible que es un modo a una excitación en la
base en los ejes cartesianos.
6.5- Aplicación a componentes.
El análisis de respuesta afecta a componentes que vean fuerzas variables en su
funcionamiento, y sea conocida la naturaleza de las fuerzas. En turbomaquinaria todos los
elementos que están en el flow path son susceptibles, alabes, NGV's, etc.…ya que ven
presiones variables con el tiempo para los diferentes EO. El unbalance del eje puede inducir
también fuerzas excitadoras. Las tuberías y demás elementos que están sobre las carcasas del
motor están sometidas a unas excitaciones provenientes de los de la propia carcasa a través de
los brackets.
En general estos compones se diseñaba para evitar que las frecuencias de resonancia no
coincidan con las frecuencias de excitación, por ejemplo en el caso de alabes se evitan que las
frecuencias naturales corten los EO considerados peligrosos en el rango de funcionamiento. En
estos casos con un análisis modal es suficiente para el diseño del componente. Solamente en
algunos casos concretos se tiene en cuenta que se va a convivir con la resonancia para estos
es para los que se necesita realizar un análisis de respuesta forzada.
6.6- Método de Cálculo.
6.6.1- Consideraciones Generales.
En general se utilizan programas de elementos finitos. Que resuelven la ecuación:
Se tiene dos formas de resolver la ecuación:
1ª Una directa en la que para cada frecuencia se obtiene el vector de desplazamientos
obtiene la inversa de la matriz.
2ª A partir de análisis modal. Se calculan los modos y frecuencias naturales.
Posteriormente se obtienen el factor de participación modal de la fuerza para cada modo y se
resuelven el mismo sistema que el anterior salvo que en este caso todas las matrices son
diagonales y por los tanto ese cálculo es más rápido y sencillo. Este proceso tiene una
interpretación física: en un primer paso se obtiene la vector fuerza en otras coordenadas que
son las de los modos y el resto de matrices sé diagonalizan por un cambio de coordenadas
poniendo de manifiesto que cada modo funciona de forma independiente y sus efectos se
superponen.
[ ] [ ] [ ] ( ){ } { } ) (
2
w f q C iw M K
s s s
= + −ω
{ } [ ] [ ] [ ] ( ) { } ) (
1
2
w f C iw M K q
s s s

+ − = ω
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 33 de 101
Fig. 6.6.1.1. Función de respuesta en frecuencia obtenida en SC03 para dos modos
6.6.2- No Linealidades.
En general cuando queremos reducir la amplitud de la respuesta dinámica, se introducen
elementos externos "dampers" que para cada ciclo de vibración disipan energía. El
comportamiento de estos elementos en general es no lineal porque tiene que realizar un ciclo de
histéresis que disipe energía. Por ejemplo en la figura 6.6.2.2 aparece la curva de
comportamiento de un amortiguados de fricción que corresponde a elemento de fricción
utilizados en alabes de turbina. Su comportamiento es no lineal: Cuando la fuerza sobre el
elemento supera un determinado valor el elemento se desplaza. Como se aprecia en la figura
por cada ciclo se produce un ciclo de histéresis, disipando energía por fricción.
Fig. 6.6.2.1. Amortiguadores de fricción para alabes Underpaltform damper y Tipdamper.
Fuerza
aerodinámica
aplicada
Barrido de
frecuencia
Dos modos
excitados
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 34 de 101
Fig.6.6.2.2. Comportamiento no lineal de la fricción. Ciclo de histéresis fuerza desplazamiento, y
fuerza en el tiempo
Otra no-linealidad que en algunos casos se debe tener en cuenta son las holguras, choques, o
elementos en contacto que durante un mismo ciclo están en contacto y dejan de estarlo.
Fig.6.6.2.3 Comportamiento del elemento gas.
Estas no linealidades no se pueden resolver en el dominio de la frecuencia. Se debe resolver la
ecuación de la respuesta forzada en el dominio del tiempo. Esto requiere condensar el modelo
dinámico y mucho más tiempo de computación. En la actualidad se están desarrollando
métodos para convertir estas no linealidades en fuerzas armónicas, se trata de los métodos del
balance multiarmónico. Para más información sobre este tipo de análisis consultar el curso de
respuesta forzada:
http://10.5.0.8/cme/modules.php?name=Nuke_Web&page=/Imagenes_ppal/Training/Vibraciones
_respuesta_forzada.htm.
0 2 4 6
t
F
-10
-8
-6
-4
-2
0
2
4
6
8
10
-0,15 -0,1 -0,05 0 0,05 0,1 0,15
r
F
δ
F
K
damper
N F
rozam
. µ =
F(x)
x
k
h
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 35 de 101
.
6.7- Mistuning.
6.7.1- Consideraciones Generales.
No existen dos componentes totalmente iguales, siempre se producen pequeñas variaciones en
masa, rigidez, resistencia etc. Estas variaciones se controlan de forma estadística, y dependen
directamente de las tolerancias de fabricación. Existen casos como el de los alabes de turbina,
en que las diferencias de peso entre los diferentes alabes que se montan en un mismo disco,
nos obliga a colocar los alabes para que el cdg del conjunto esté lo más cercano posible al eje
de rotación. En otros casos como el de las propiedades de fatiga, tensión ultima, de los
materiales, la dispersión de los datos se resuelve utilizando propiedades mínimas que se
consideraran adecuadas para un determinado riesgo.
Mistuning literalmente significa perdida de tono y es otro fenómeno relacionado con las
variaciones de: Masa, frecuencia natural, de forma modal, throat área, "stagger angle" (ángulo
de ataque) de los alabes montados en un disco. Cada alabe dentro del mismo disco tendrá
frecuencias naturales distintas pero muy cercanas. Sus efectos son:
1º Los dos modos que se obtiene para cada diámetro nodal se convierten en tantos
modos como numero de alabes hay en le disco, y todos ellos con frecuencias muy cercanas.
2º Los diámetros nodales pueden llegar a confundirse si las frecuencias son cercanas.
3º Todos los alabes no van a tener la misma tensión dinámica.
4º La tensión máxima de la estructura para una misma fuerza excitadora exterior es
superior (En un 150%) al caso con todos los alabes iguales o caso tuneado.
5º El flameo o probabilidad de flameo se reduce porque los modos resultantes en general
evitan que se muevan en fase los alabes vecinos.
Fig.6.7.1.1 FRF para los diferentes alabes de un rotor caso tuneado y "mistuneado".
6.7.2- Aplicación a Componentes.
A cualquier componente cíclico Pero en el que realmente tiene interés es en los alabes de rotor
de turbina ya que en muchos casos están dimensionados a fatiga de alto ciclos. De ahora en
adelante cuando nos referimos a mistuning nos referirá a alabes de rotor.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 36 de 101
6.7.3- Método de Cálculo.
Podemos decir que hay diferentes tipos de aproximaciones:
1- Suponer un factor constante debido al mistuning.
Es lo que se hace habitualmente. Se analizan los alabes para tener un "Endurance Ratio" del
50% En este margen se introducen todo tipo de incertidumbres, las variaciones de un motor a
otro respecto a la fuerza excitadora, mistuning, error en las mediciones de SG´s etc.
2- Uso de sistemas de 1 gdl.
Se trata de sistema de pocos grados de libertad que representan un rotor completo en general
se tratan de anillos con masas y muelles. Se ha comprobado que no corresponden con la
realidad, aunque han servido para explicar el fenómeno.
Fig. 6.7.3.1. Sistema de masas y muelles. Con el factor de mistuning que se le asocia.
3- Uso de un código basado en sensibilidades.
A través de programas de respuesta forzada y que utilizan la identidad de Sherman, Morrison, y
Woodbury XXXX ref. Mediante la cual se obtiene la variación de la respuesta de un sistema
mecánico a partir de las pequeñas perturbaciones de la masa y rigidez de la estructura. Estos
programas resuelven la ecuación:
∆Z (w) representa la variación de las matrices de masa, rigidez, y amortiguamiento con el
mistuning. La identidad de Sherman evita realizar una inversa para evaluar el efecto del
mistuning, por lo tanto un gran ahorro de tiempo de calculo.
Fig.6.7.3.2. Modo de flameo para el diámetro nodal 2. Teniendo en cuenta el mistuning la onda
ya no es perfecta.
( ) 1
2
1
+ = N A
max
[ ] [ ] [ ] ( ){ } { } ( ){ } { } f q Z f q D i M K
s s s
= ⇔ = + − ω ω
0
2
{ } ( ) [ ] { } f Z Z q
1
0
) (

∆ + = ω ω
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 37 de 101
6.7.4- Situación actual y futuros desarrollos.
A día de hoy en la mayoría de las compañías el mistuning es tenido en cuenta pero esta incluido
en ese gran saco de incertidumbres del análisis dinámico. Es conocimiento del fenómeno nos
permitirá reducir este conservadurismo. Como regla general podemos decir:
El aumento del mistuning reduce o elimina el flutter. (Trent 800 LPT1)
El factor de mistuning (factor a multiplicar la tensión tuneado obtenida para tener la peor
de mistuning) habitual en los componentes con los que tratamos en ITP es en torno al 2.5.
Sobre la colocación de la instrumentación en los motores de desarrollo. Se debe colocar
la instrumentación en aquellos alabes donde su frecuencia natural coincida con la del caso
tuneado, porque su respuesta dinámica es la mayor del conjunto.
Se está buscando, con los desarrollos actuales, el poder aprovechar esta propiedad a nuestro
favor: diferentes ordenaciones de alabes, cuantificación del efecto del mistuning en el flutter,
desarrollo de software validado para cálculo de tensiones alternantes máximas.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 38 de 101
7- VIBRACIONES ALEATORIAS.
7.1- Descripción del Problema.
Si la excitación dinámica que recibe un sistema estructural es impredecible o no determinista, se
denomina excitación aleatoria. Ejemplos de excitación aleatoria son la fuerza del viento, el
movimiento en la base de edificios provocado por terremotos y, en nuestro campo, las ráfagas
(“gusts”) de aeronaves en vuelo, las vibraciones producidas por las fluctuaciones de los gases
de escape de motores.
Por su propia naturaleza, el tratamiento de este tipo de excitación aleatoria es estadístico y, por
tanto, se introducirán conceptos de base estadística intentando reducir a un mínimo consistente
su tratamiento matemático.
En las restantes secciones se detallan los conceptos básicos necesarios para realizar un
análisis de respuesta bajo cargas aleatorias de una estructura y la posterior verificación de su
resistencia estática, a fatiga y a propagación de grietas, si aplica.
7.2- Definición de la excitación aleatoria: densidad espectral.
La definición mas habitual de una excitación aleatoria se realiza a través de su densidad
espectral (“power spectral density” (PSD)). La densidad espectral presenta el contenido en
frecuencia de dicha excitación aleatoria.
Dada una excitación x(t), función del tiempo, de media nula (m=E[x]=0), que tiene carácter
aleatorio, la densidad espectral S
x
(f), función de la frecuencia, se calcula mediante la
transformada de Fourier de su función de auto correlación R
x
(τ) según Ref. (13):
( ) ( )


∞ −
τ π −
τ ⋅ ⋅ τ
π
= d e R
2
1
f S
f 2 i
x x
estando la función de auto correlación R
x
(τ) calculada como el valor medio del producto de x (t)
·x (t+τ):
( ) ( ) ( ) [ ] ( ) ( ) ( ) [ ]


∞ −
⋅ ⋅ τ + ⋅ = τ + ⋅ = τ dt t x p t x t x t x t x E R
x
siendo p [x (t)] la función de densidad de probabilidad de la variable x.
Una propiedad fundamental de la densidad espectral, es que el área A encerrada bajo su curva
corresponde el valor cuadrático medio E [x
2
] de la variable x:
[ ] ( )


⋅ = =
0
x
2
df f S x E A
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 39 de 101
Como el valor cuadrático medio es la suma de la varianza y de la media al cuadrado: E [x
2
]=
σ
2
+m
2
, siendo el valor de m=0, la raíz cuadrada del área A corresponde a la desviación típica σ
de la variable x:
[ ]
rms
2
x x E A = = = σ
A la raíz cuadrada del valor cuadrático medio x
rms
se le denomina valor RMS (“Root Mean
Square”) de la variable x. Como la variable x tiene media nula (m=0), el valor de RMS coincide
con la desviación típica σ.
Figura 7.21.1: Ejemplo de densidad espectral, valor RMS y desviación típica de una variable
aleatoria de valor medio nulo.
La definición más habitual de la densidad espectral (PSD) de una excitación aleatoria es la
aceleración forzada en la base o apoyo de la estructura. Las unidades mas habituales de la PSD
de esta aceleración es [g
2
/Hz], siendo g el valor de la aceleración de la gravedad. De esta
manera y, como cabría esperar, las unidades de RMS o de la desviación típica σ son [g].
La forma típica de definición práctica de la densidad espectral de una excitación aleatoria viene
representada en la siguiente figura en un diagrama doble-logarítmico:
Figura 7.1.2
A
S
x
(f)
f
A RMS = = σ
log PSD
log f
p
0
f
i
f
0
f
1
f
f
B [dB/oct]
A [dB/oct]
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 40 de 101
En esta figura, la pendiente se especifica en decibelios/octava [dB/oct]. Si A es el valor de la
pendiente en [dB/oct], la pendiente en el diagrama doble logarítmico tiene valor:
2 log 10
A

De esta manera, el tramo ascendente de pendiente A tiene la ecuación:
2 log 10
A
0
0
f
f
p p

|
|
.
|

\
|
= f
i
< f < f
0
siendo p el valor de la PSD en [g
2
/Hz] y f el valor de la frecuencia.
De manera similar, el tramo descendente de pendiente B (negativa) tiene la ecuación:
2 log 10
B
1
0
f
f
p p

|
|
.
|

\
|
= f
1
< f < f
f
siendo B un valor negativo.
Para un ejemplo concreto, la apariencia de este diagrama en escalas logarítmicas y en escalas
normales es la recogida en los siguientes gráficos:
Densidad espectral
p0=100; fi=10; f0=50; f1=100; ff=200; A=4; B=-6
10
100
10 100 1000
frecuencia [Hz]
P
S
D

[
g
2
/
H
z
]
Figura 7.2.3
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 41 de 101
Densidad espectral
p0=100; fi=10; f0=50; f1=100; ff=200; A=4; B=-6
0
20
40
60
80
100
120
0 50 100 150 200
frecuencia [Hz]
P
S
D

[
g
2
/
H
z
]
Figura 7.2.4 Densidad espectral de frecuencia de la respuesta dinámica de un sistema
estructural
Sea un sistema estructural sometido a una excitación aleatoria “x” de carácter vibratorio de
media nula. La respuesta en frecuencia “y” del sistema esta relacionada con la excitación “x”
mediante la expresión:
) f ( x ) f ( FRF ) f ( y ⋅ =
siendo FRF (f) la Función de Respuesta en Frecuencia de la variable y.
Si la densidad espectral de la excitación es S
x
(f), la densidad espectral S
y
(f) de la respuesta “y”
se obtiene con la ecuación:
) f ( S ) f ( FRF ) f ( S
x
2
y
⋅ =
Como ya es sabido, el valor RMS de la respuesta “y”, que coincide con su desviación típica σ
y
(su media es nula), se obtiene calculando la raíz cuadrada del área encerrada bajo la curva de
su densidad espectral.
( )


⋅ = σ =
0
y y rms
df f S y
La forma típica de la curva de la densidad espectral S
y
(f) de una respuesta de un sistema
estructural es la representada en la siguiente figura 7.1.5.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 42 de 101
Figura 7.2.5
Este tipo de densidad espectral se denomina de “banda estrecha”, ya que el espectro de la
respuesta está limitado al entorno de las frecuencias de resonancia del sistema estructural.
En el siguiente gráfico se muestra la evolución temporal de la respuesta “y” de un sistema
estructural sometido a una excitación aleatoria. La magnitud de los picos (“a”) de dicha
respuesta es también una variable aleatoria.
Figura 7.2.6
Para este tipo de variables de banda estrecha, la distribución de “magnitud de pico” sigue la
distribución de Rayleigh (Ref. 13), cuya función de densidad de probabilidad es:
( )
2
y
2
2
a
2
y
y
e
a
a p
σ


σ
=
y su función de distribución es:
( )
2
y
2
2
a
y
e 1 a F
σ

− =
S
y
(f)
f
t
y
a
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 43 de 101
Distribucion de Rayleigh
0.00000
0.00065
0.00130
0.00195
0.00260
0.00325
0.00390
0.00455
0.00520
0.00585
0.00650
0 1 2 3 4
a/σ
y
D
e
n
s
i
d
a
d

d
e

p
r
o
b
a
b
i
l
i
d
a
d
:

p
(
a
)
0
0.1
0.2
0.3
0.4
0.5
0.6
0.7
0.8
0.9
1
F
u
n
c
i
o
n

d
e

d
i
s
t
r
i
b
u
c
i
o
n
:

F
(
a
)
p(a)
F(a)
Figura 7.2.7
De esta manera, conocido el valor RMS de una respuesta “y” (y
rms
= σ
y
), la distribución de picos
está determinada por la distribución de Rayleigh.
Otro parámetro fundamental que hay que conocer para la realización de los análisis posteriores
es la frecuencia media de cruces positivos con un nivel de pico “a” que denominaremos ν
a
+
, y,
en particular, la frecuencia de cruces positivos con el nivel 0 ( ν
0
+
), o frecuencia media
estadística del proceso.
Figura 7.2.8 Cruces positivos con nivel 0
t
y
a
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 44 de 101
El cálculo de la frecuencia de cruces positivos con el nivel 0 (ν
0
+
) ó frecuencia media estadística
de la respuesta se obtiene con la expresión (ref. 13):
y
y
0
2πσ
σ
= ν

+
siendo
y′
σ la desviación típica de la derivada temporal de la respuesta “y” del sistema
estructural.
La densidad espectral de la derivada de la respuesta “y” se obtiene con la ecuación:
( ) ) f ( S f 2 ) f ( S
y
2
y
⋅ π =

entonces la frecuencia media estadística de la respuesta se obtiene:
( ) ( )
( )
rms
rms
0
y
0
y
2
0
y 2
y
df f S 2
df f S f 2
π

=
⋅ π
⋅ π
= ν




+
7.3- Ejemplo para un Sistema con 1 gdl.
Sea el sistema de un grado de libertad representado en la figura, en el que se introduce una
aceleración en la base de densidad espectral S
0
, constante en la frecuencia. Se quiere obtener
el valor RMS y ν
0
+
de la aceleración de la masa m.
Figura 7.3.1
La frecuencia de resonancia f
0
se calcula con la expresión:
m
k
2
1
f
0
π
=
y el amortiguamiento relativo ξ:
0
mf 4
c
π
= ξ
El factor de amplificación dinámica se obtiene: Q=1/(2ξ)
La aceleración de la masa m y la del soporte están relacionadas por la función de
transmisibilidad T (f):
( ) ( ) ( ) f x f T f x
0
′ ′ ⋅ = ′ ′
k
m
c
x
0
x
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 45 de 101
Por tanto la densidad espectral de la aceleración de la masa m se obtiene:
( ) ( )
0
2
x
S f T f S ⋅ =
′ ′
siendo ( )
0
2 2 2 2
2 2
2
f
f
4 ) 1 (
4 1
f T = β
β ξ + β −
β ξ +
=
Particularizando para los valores
k 13000 N/mm
c 0.06π N*s/mm
m 0.015 Mg
S
0
3 g
2
/Hz
resulta que
f
0
148.165 Hz
ξ 0.015
Q 33.333
La densidad espectral ( ) f S
x ′ ′
de la aceleración de la masa m calculada con los valores
descritos esta representada en la siguiente grafica:
Densidad espectral de la aceleracion de la
masa m
0
500
1000
1500
2000
2500
3000
3500
4000
100 110 120 130 140 150 160 170 180 190 200
Frecuencia [Hz]
D
e
n
s
i
d
a
d

e
s
p
e
c
t
r
a
l

[
g
2
/
H
z
]
El valor de RMS de esta aceleración se calcula obteniendo la raíz cuadrada del área encerrada
bajo la curva de la densidad espectral y resulta
g 60 . 152 x
rms
= ′ ′
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 46 de 101
Un cálculo aproximado del área encerrada bajo la curva puede obtenerse multiplicando el valor
máximo o pico de la densidad espectral por la anchura de banda cuadrática media (πξf
0
):
( )
0 0 0 0 x rms
f Q S
2
f f S x ⋅ ⋅
π
= πξ ⋅ ≈ ′ ′
′ ′
=152.56 g
La frecuencia media estadística de la aceleración de la masa “m” se obtiene:
( ) ( )
( )




+
⋅ π
⋅ π
= ν
0
y
0
y
2
0
df f S 2
df f S f 2
y resulta 147.5 Hz.
Realizando la misma aproximación anterior para el cálculo del área encerrada bajo la curva de
la derivada de la aceleración se obtiene que:
Hz 2 . 148 f
0 0
= ≈ ν
+
7.4- Ejemplo de viga: modelo de n grados de libertad.
Sea una viga en voladizo con un extremo empotrado y el otro libre. Se le va a someter a una
aceleración en la base de densidad espectral S
ay
= 3 g
2
/Hz constante en el intervalo de
frecuencia [10-1000 Hz]. Se pretende calcular los valores RMS y  ν
0
+
de la aceleración en el
extremo libre y del momento de reacción en el encastre.
Este ejemplo ha sido resuelto mediante el siguiente modelo de elementos finitos (10 elementos
viga/ 11 nudos) con MSC.Nastran:
L=500 mm
a
y
E= 200000 MPa
µ=0.3
ρ=7.8e-9 Mg/mm3
12 mm
12 mm
Sección trasversal
M
x´´
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 47 de 101
Los resultados obtenidos con MSC.Nastran son:
RMS  ν
0
+
[Hz]
Momento en el encastre
(M)
121280.096 N*mm 80.714
Aceleración en el
extremo libre (x´´)
313.846 g 431.817
Pueden obtenerse estos resultados de manera aproximada con los resultados derivados de un
análisis modal mediante las siguientes expresiones:
Densidad espectral de un resultado V para la frecuencia de resonancia del modo i:
( )
) f ( S
f 2 m
L V Q
) f ( S
i aj
2
2
i i
ij i i
i v

π ⋅
⋅ ⋅

en donde: f
i
Frecuencia de resonancia del modo i
Q
i
factor de amplificación dinámica del modo i.
Q
i
=1/G
i
=1/(2ξ
i
) G
i
amortiguamiento estructural
ξ
i
amortiguamiento critico
L
ij
factor de participación modal del modo i cuando la excitación en la base
tiene la dirección j.
S
aj
(f
i
) densidad espectral de la aceleración en la base de dirección j para la
frecuencia de resonancia del modo i.
m
i
masa generalizada del modo i.
Valor RMS del resultado V:

=
π

n
1 i i
i
i v rms
Q 2
f
) f ( S V
siendo n el numero de modos en la banda de frecuencia de la excitación.
Valor RMS de la derivada temporal V´ del resultado V:
( )

=
π
⋅ π ≈ ′
n
1 i i
i
i v
2
i rms
Q 2
f
) f ( S f 2 V
Frecuencia media estadística del resultado V:
rms
rms
0
V 2
V
π

= ν
+
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 48 de 101
Estas aproximaciones son validas cuando no se acoplan los modos, es decir, cuando las
frecuencias de resonancia están separadas y no se solapan las anchuras de banda cuadrática
medias de las diferentes frecuencias.
Del análisis modal se obtiene los siguientes datos:
Mode number 1 2 3
f
i
[Hz]
39.071 241.633 667.568
L
ij
[Mg*mm]
1.852212E-02 -1.029892E-02 6.037937E-03
m
i
[Mg*mm
2
]
1 1 1
Q
i
adimensional
50 50 50
S
aj
(f
i
) [(mm/s
2
)
2
/Hz]
288120000 288120000 288120000
Y los valores modales de los resultados requeridos:
M
i
[N*mm]
-4.071324E+05 2.497965E+06 -6.843698E+06
i
x ′ ′
[mm/s
2
]
5.07E+06 1.89E+08 1.38E+09
Con las expresiones anteriores se obtienen una buena aproximación a los resultados buscados:
Momento en el encastre (M) MSC.Nastran Aproximación Error [%]
RMS [N*mm] 121280.096 120862.922 -0.344
ν
0
+
[Hz] 80.714 81.923 1.497
Aceleración en el extremo libre (x´´) MSC.Nastran aprox. Error [%]
RMS [g] 313.846 313.317 -0.169
ν
0
+
[Hz] 431.817 429.583 -0.517
7.5- Análisis de resistencia estática bajo vibraciones aleatorias
En la práctica habitual, se utiliza el siguiente criterio:
1
3
min
RF
VonMises
rms
2 . 0

σ ⋅
σ
=
La probabilidad de que la tensión de Von Mises sea superior a
VonMises
rms
3 σ ⋅ es:
0111 . 0 e e
2
9
2
) 3 (
2
rms
2
rms
= =

σ
σ −
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 49 de 101
7.6- Análisis de vida bajo vibraciones aleatorias.
7.6.2- Análisis de fatiga.
Siguiendo la ley de Miner de acumulación lineal de daño, el daño D por fatiga generado por una
tensión aleatoria se obtiene con la expresión:


σ
σ
+
σ ⋅ ⋅ ⋅ ν =
0 ) ( N
) ( p
o
d T D
siendo: ν
o
+
Frecuencia de cruces positivos con el nivel 0 ó frecuencia media
estadística de la tensión.
T Duración total de la excitación aleatoria
p (σ) Función de densidad de probabilidad de Rayleigh
2
rms
2
2 /
2
rms
e ) ( p
σ σ −

σ
σ
= σ
siendo σ
rms
el valor RMS de la tensión.
N(σ) Numero de ciclos admisible para R=-1 (vibración de media nula)
La integral para obtener el daño, normalmente, se resuelve mediante integración numérica, y en
la práctica, el valor del límite superior de la integral se suele acotar al valor 8σ
rms
en vez de
infinito.
7.6.2- Análisis de propagación de grietas bajo vibraciones aleatorias.
En aquellos casos en los que el orden de los picos de tensión no tenga un efecto en la
propagación de grietas (p.e. no se tienen en cuenta efectos de retardo) es posible obtener un
valor de pico de tensión constante equivalente (σ
eq
) de ν
0
+
T ciclos que causa la misma
propagación que una tensión aleatoria (σ
rms
, ν
0
+
) de duración T.
Considerando que la ley de propagación es la ley de Paris modificada por Walker:
( )
n
m 1
R 1
K
C
dN
da
|
|
.
|

\
|


⋅ =

Conociendo que:
R=-1
( ) a f 2 K ⋅ σ = ∆
Numero de ciclos de pico de tensión σ: ( ) σ ⋅ σ ⋅ ⋅ ν =
+
d p T dN
0
De estas expresiones se deduce que el valor de tensión pico equivalente (σ
eq
) de ν
0
+
T ciclos es:
( )
n
1
0
n
eq
d p

σ σ σ = σ


C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 50 de 101
Esta expresión sólo es valida para la ley de propagación de Paris y su modificada por Walker.
En el caso en el que el orden de las tensiones pico tengan efecto en la propagación, es
necesario generar un espectro muestra de picos de tensión que siga la distribución de Rayleigh.
Como en la mayoría de las aplicaciones existen generadores de números aleatorios entre 0 y 1
con una función de densidad constante, para obtener este espectro muestra de picos de
tensión, se utiliza la función de distribución de Rayleigh de la siguiente manera:
Distribucion de Rayleigh
0.0
0.1
0.2
0.3
0.4
0.5
0.6
0.7
0.8
0.9
1.0
0 1 2 3 4
σ/σ
rms
D
e
n
s
i
d
a
d

d
e

p
r
o
b
a
b
i
l
i
d
a
d
:

p
(
σ
)
Figura 7.4.1.1
Si x es un número aleatorio entre 0 y 1 con densidad constante, el valor σ que seguiría la
distribución de Rayleigh se obtendría de igualar a x el valor de la función de distribución de
Rayleigh para el valor σ.
( ) x 1 ln 2 e 1 x
rms
2
2
rms
2
− ⋅ − σ = σ ⇒ − =
σ
σ −
7.5.3- Ejemplo de aplicación.
Sea una grieta central en una placa infinita de tamaño 2a=2 mm sometida a una tensión
aleatoria R=-1, con picos de tensión de valor RMS 180 MPa y ν
0
+
=100Hz durante 100 segundos.
Las constantes de Paris son C=1e-9 y n=3.1, estando ∆K en [MPa*m
1/2
] y a en mm. El
coeficiente de Walker es 0.5.
Se pretende obtener el tamaño final de la grieta de dos maneras:
a. Obteniendo el pico de tensión equivalente.
x
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 51 de 101
b. Mediante generación aleatoria de muestras de espectros.
a. La tensión equivalente se obtiene con la siguiente expresión mediante integración numérica
( )
n
1
0
n
eq
d p

σ σ σ = σ


= 399.2 MPa
El tamaño final de la grieta se obtiene integrando la expresión:
( )
n
m 1
R 1
K
C
dN
da
|
|
.
|

\
|


⋅ =

que siendo a 2 K
eq
π ⋅ σ = ∆ , resulta:
( )
( )
n 2
2
n
m 1
eq
2 n
2 n 1
i
N
R 1
2
1000
2 n 1 C
a a



|
|
|
.
|

\
|

|
|
.
|

\
|
π ⋅

σ


+ = =10.176 mm
siendo N=ν
0
+
·T
b. Se generan 100 muestras de N valores de pico de tensión σ mediante la expresión:
( ) x 1 ln 2
rms
− ⋅ − σ = σ
siendo x valores aleatorios entre 0 y 1 con densidad constante.
El valor del tamaño de la grieta después de aplicar un ciclo de tensión R=-1 de pico σ se
obtiene:
( )
( )
n 2
2
n
m 1 2 n
2 n 1
i
1 i
R 1
2
1000
2 n 1 C
a a



+
|
|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
π ⋅

σ


+ =
Partiendo del valor a
0
=1 mm se obtiene al valor del tamaño final de la grieta a
N
para cada
muestra.
El valor medio del tamaño final de la grieta para las 100 muestras resulta:
a=10.184 mm.
que es aproximadamente el valor obtenido en el apartado a).
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 52 de 101
8- AMORTIGUAMIENTO.
8.1- Consideraciones Generales sobre Amortiguamiento.
El amortiguamiento es algo inherente a todas las estructuras. Es el agente encargado de que
una estructura en resonancia no tenga un desplazamiento infinito. En muchos casos con el
amortiguamiento que aporta la propia estructura no es suficiente y se deben utilizar elementos
auxiliares para reducir la respuesta de la estructura en la resonancia. Se mide con el parámetro
de amplificación dinámica Q, que es el factor que relaciona la respuesta estática de la estructura
con la respuesta dinámica en las condiciones de resonancia. Un valor de amortiguamiento
generalmente utilizado es Q=50. Otro parámetro que se suele utilizar el amortiguamiento relativo
modal ξ, que suele ser un valor característico para cada modo de la estructura. Ambos
parámetros están relacionados con la ecuación: Q=1/2ξ, y se deben obtener de forma
experimental.
La modelización en las herramientas de predicción es importante; hay muchos parámetros de
amortiguamiento pero el más común y sencillo de utilizar es el amortiguamiento relativo modal
ξ.
8.2- Tipos de Amortiguamiento.
8.2.1- Sistemas mecánicos.
Si necesitamos reducir la amplitud de la respuesta de nuestro componte en las condiciones de
resonancia debemos introducir elementos adicionales para proporcionarlo. A continuación se
describen diferentes posibilidades que se utilizan en la práctica.
1- Dampers de fricción: Son generalmente utilizados en alabes de turbina. Su forma de
funcionamiento es producir un ciclo de histéresis con las fuerzas de rozamiento entre los
elementos. La fuerza normal entre los elementos debe ser controlada para que en
condiciones de funcionamiento se produzca el deslizamiento. Para más información ver el
apartado de respuesta forzada no lineal y el curso de respuesta forzada del CDC de
Tecnología Mecánica.
http://10.5.0.8/cme/modules.php?name=Nuke_Web&page=/Imagenes_ppal/Training/Vibracio
nes_respuesta_forzada.htm.
2- Elastómeros: Se utilizan en el soporte de diferentes elementos; por su composición no se
pueden utilizar a alta temperatura. Su funcionamiento es similar a los elementos de fricción,
su curva tensión deformación es no lineal y los ciclos de descarga no son elásticos no se
producen por la misma curva de carga. Este fenómeno produce un ciclo de histéresis que es
el responsable de disipar energía.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 53 de 101
3- Recubrimientos: Los componentes se pueden recubrir de diferentes elementos que
sometidos a ciclos de compresión-tracción disipen energía. Esta energía puede ser eléctrica,
magnética, o calor.
4- Líquidos, Aceite, etc.: Los líquidos en general amortiguan las vibraciones y son una buena
forma de disipar energía, por ejemplo en los rodamientos se utilizan una pequeña capa de
aceite a presión para trasmitir las cargas al apoyo.
5- Partículas, arena, etc.: La fricción interna es su principal característica y hay aplicaciones
industriales que utilizan este principio apoyos para maquinaria con partículas de metales en
forma de "nanas".
6- Resonador: Una vez conocida la frecuencia de resonancia de la estructura. Se pueden
amortiguar su vibración introduciendo un elemento, en las zonas de máximo desplazamiento,
que resuene a la misma frecuencia que la estructura pero en contra fase. Este dispositivo
divide la función de respuesta en frecuencia en dos picos más pequeños.
7- Elementos de impacto: Se trata de utilizar elementos que golpeen la estructura en dirección
contraria a su movimiento si entra en resonancia.
En el proceso de diseño se deben tener en cuenta si en un futuro se deben considerar
amortiguadores en nuestra estructura.
8.2.2- Amortiguamiento Aerodinámico.
Se trata del amortiguamiento que produce el aire circundante a una estructura. Esta claro que
las vibraciones mueven el aire circundante y esto disipa energía. En el caso de turbo maquinaria
es un poco mas complicado, él alabe mueve el aire que le rodea y este movimiento genera una
presión no estacionarias sobre él alabe esta presión produce un trabajo sobre la superficie del
alabe a lo largo de un ciclo. Este trabajo puede ser positivo o negativo, puede amortiguar la
vibración o amplificarla. Se evalúa con códigos fluido-dinámicos y como es lógico es diferente
para cada forma modal, porque cada una de ellas tiene un campo de presiones no estacionaria
diferentes.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 54 de 101
9.- PROBLEMAS AEROELASTICOS.
9.1.- Flameo
9.1.1.- Consideraciones Generales.
Es un fenómeno que afecta a elementos sumergidos en una corriente fluida, como son todos los
álabes de una turbina. Se produce por la interacción de tres tipos de fuerzas distintas: las
elásticas, las de inercia, y las aerodinámicas. Como se ha visto en el apartado de respuesta
forzada, existe una frecuencias de excitación para las cuales las fuerzas de inercia y elásticas
se compensan y produce desplazamientos y tensiones mucho mayores que las estáticas. Estos
desplazamientos producen cambios en la corriente del fluido circundante, y para un perfil
aerodinámico el coeficiente de sustentación cambia y por lo tanto las fuerzas de sustentación
sobre el perfil. Estas fuerzas sobre el perfil producen un trabajo que en el caso de ser positivo
hacen que la amplitud de la vibración aumente a este fenómeno se le denomina flameo
(“flutter”). En el caso de ser negativo la vibración se amortigua.
Este trabajo (W) producido por las fuerzas del fluido (F y M) actuando en un álabe vibrando
viene definido por la siguiente expresión, donde las fuerzas en el álabe son representadas por
unos coeficientes que relacionan esas mismas fuerzas o momentos con los desplazamientos (h)
y rotaciones (α, “twist”) del álabe:
Fuerza de sustentación (lift): [ ] α ρ π ρ π
α
⋅ + ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ = ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ = A h A b v C b v F
h L
2 2
Momento: [ ] α ρ π ρ π
α α
⋅ + ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ = ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ = B h B b v M b v M
h
2 2
( ) { }
2 2 2 2 2
cos sin ) ( α α φ φ ω π ρ
α α α
⋅ + ⋅ ⋅ 〉 ⋅ + + ⋅ − 〈 + ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ =
I I h I R h R I h
B h B A B A h A v b W
donde, A representa los coeficientes de sustentación
B representa los coeficientes del momento
Como consecuencia de que las fuerzas aerodinámicas no actúan instantáneamente con las
deflexiones generadas por el álabe al vibrar, existe un desfase entre las deflexiones en el álabe
y las fuerzas aerodinámicas resultantes. Se puede por tanto descomponer las fuerzas
aerodinámicas en componentes en fase (R) y a 90º (I) con relación a las deflexiones del álabe
vibrando. Sólo las componentes en fase con las deflexiones intervienen en la formulación del
trabajo realizado por la corriente a su paso por el perfil aerodinámico.
I h R h h
A i A A ⋅ + =
I h R h h
B i B B ⋅ + =
I R
A i A A
α α α
⋅ + =
I R
B i B B
α α α
⋅ + =
Los desplazamientos y las rotaciones (“twist”) del álabe al vibrar (w) se pueden expresar en
función de sus máximas amplitudes de la siguiente forma:
t h h ω cos ⋅ = t ω α α cos ⋅ =
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 55 de 101
El significado del resto de parámetros es el siguiente:
φ ángulo de desfase entre los desplazamientos (h) y la rotación (α) de la
perfil aerodinámica vibrando
ρ densidad del fluido
b mitad de la cuerda
v velocidad relativa del fluido con respecto al álabe
Como se ha explicado anteriormente el fenómeno del flameo es susceptible de producirse
cuando el trabajo realizado por el fluido a su paso por el álabe vibrando es positivo. Además, el
fenómeno puede llegar a ser inestable cuando las fuerzas aerodinámicas generadas por el fluido
sobre el álabe vibrando son lo suficientemente grande para superar el amortiguamiento
mecánico (energía disipada por el amortiguamiento mecánico). Es decir, para predecir si un
perfil aerodinámico vibra o no debido al flameo es necesario determinar, para una deflexión
dada, el trabajo realizado por el paso del fluido en todas las secciones a lo largo de la longitud
del álabe, y si ese valor excede la energía liberada por el amortiguamiento mecánico, entonces
el fenómeno es inestable.
Es muy difícil, por no decir imposible, evaluar la expresión anterior (W) para predecir si un perfil
particular de álabe es susceptible de flamear o no. Los resultados de ensayos de cascada sobre
placas planas, y teniendo en cuenta la formula anterior del trabajo W, permiten descubrir cinco
variables independientes adimensionales necesarias o útiles para determinar el comportamiento
a flameo de los perfiles: el ratio espacio-cuerda, el ángulo de incidencia (“stagger angle”), el
número de Mach, el parámetro de frecuencia o parámetro de frecuencia reducida, y el ángulo de
fase entre los álabes (“interblade phase angle”). El significado y formulación de algunas de estas
variables adimensionales que ayudan a determinar el flameo se explican en las siguientes
secciones.
Para un análisis de flameo como el indicado en el párrafo anterior se pueden considerar ocho
variables dependientes de interés: las componentes en fase y a 90º de las fuerzas y momentos
para movimientos de flexión y torsión. Este número de variables hace impracticable cualquier
presentación general de resultados, y se hace necesaria la ayuda de programas de cálculo
computacional (método de elementos finitos) para evaluar cualquier caso particular de álabe que
tenga en cuenta además la forma de la sección del álabe. Estos programas permiten calcular la
variación de la corriente, y por tanto la distribución de la presión en la superficie del álabe para
ser usada en conjunción con los movimientos mecánicos del perfil.
De la formulación anterior se puede deducir que el primer y último término, que envuelve los
coeficientes A
h I
y B
α I
,

representa la energía disipada por el amortiguamiento a flexión y a
torsión en el perfil respectivamente.
Energía debida al amortiguamiento a flexión = ( )
2 2 2 2
h A v b
I h
⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ω π ρ
Energía debida al amortiguamiento a torsión = ( )
2 2 2 2
α ω π ρ
α
⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅
I
B v b
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 56 de 101
Para un álabe aislado vibrando con incidencia cero y en medio de un fluido incompresible,
ambos coeficientes, A
h I
y B
α I,
son negativos, y contribuyen por tanto a la estabilidad del
sistema. En el caso de cascadas de perfiles planos e incidencia cero, el coeficiente a flexión
también es negativo, no así el de torsión que depende de la posición del eje de torsión. Para el
caso de una sección particular de álabe, la estabilidad aerodinámica al flameo del diseño
depende en gran medida de los términos centrales de la expresión de W que a su vez depende
del ángulo de desfase entre los desplazamientos de la sección y sus rotaciones (φ ), y del
producto de las amplitudes (coordenadas) del desplazamiento y rotación del perfil ( h ⋅ α ). A
continuación se describe como son esos valores ( h , ,α φ ) para varias configuraciones
(condiciones de contorno) de álabes y dependiendo de la forma (deformada) de vibración.
1. Alabes en Voladizo (“single blade”)
En todo tipo de álabes, tanto de compresor como de turbina, cuando vibran de acuerdo a su
modo natural en voladizo, los movimientos de las secciones, especialmente la sección superior,
pueden ser descompuestos en dos movimientos paralelos y normales a la dirección de la
cuerda, y en una rotación (“twist”) alrededor del centro de masas. Ignorando el movimiento
paralelo a la cuerda se tiene que el movimiento modal de las secciones se define de acuerdo a
las deflexiones h y α, las cuales están presentes en la formula del trabajo W realizado por las
fuerzas aerodinámicas al pasar la corriente a lo largo de la cuerda del álabe vibrando. Las
máximas amplitudes de estas dos deflexiones ocurren a la vez por ser parte de un mismo modo,
y por tanto el ángulo de desfase φ entre ellas será,
= φ 0º ó 180º
que sea uno u otro valor dependerá del convenio de signo que se utilice. En este caso, la
posibilidad de flameo depende de los valores y signos de los coeficientes de las fuerzas
aerodinámicas A
h I
y B
h I
,

( )
)
`
¹
¹
´
¦
⋅ + ⋅ ⋅ + + ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ =
2
___ ___ ___
2
___
2 2 2
α α α α
ω π ρ
I I h I I h
B B A A v b W
h h
Existe la posibilidad que, para algunas geometrías de perfiles, el segundo modo propio a flexión
y el primero de torsión estén muy próximos en frecuencia. En este caso puede ocurrir que el
álabe vibre al mismo tiempo con esos modos y a la misma frecuencia. En el modo de flexión
será predominante el desplazamiento normal a la cuerda h, y en el modo de torsión lo será la
rotación α. Como se tratan de modos naturales pueden darse completamente independiente el
uno del otro, y por tanto permitir cualquier ángulo de desfase φ entre los desplazamientos h y
las rotaciones α. Para un valor concreto de φ pede obtenerse una combinación de coeficientes
de las fuerzas aerodinámicas que produzca un máximo del trabajo W. la experiencia demuestra
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 57 de 101
que, cuando las frecuencias del segundo modo de flexión y el primer modo de torsión están muy
próximas, puede darse el fenómeno del flameo.
2. Álabe-disco (“bladed assemblies”)
Las formas modales de un disco uniforme vibrando consisten en pares de modos ortogonales
con idénticas frecuencias. Cada par tiene un número específico de líneas nodales que
corresponden a diámetros del disco. La variación circunferencial del valor del desplazamiento en
esos modos sigue una ley sinusoidal, y las líneas nodales de cada par de modos a la misma
frecuencia son ortogonales una con respecto a la otra. Por tanto la distribución de amplitudes
viene definida por la siguiente expresión:
para el modo A amplitud = A sen(nθ)
y para el modo B amplitud = B cos(nθ)
donde n es el número de diámetros nodales.
Las máximas amplitudes del par de modos, A y B, no tienen que ser iguales debido a que
ambos modos son propios.
Las mismas características ocurren con los modos propios de la configuración de álabe-disco
donde el acoplamiento mecánico entre los álabes se da a través del disco y los shrouds. Por
tanto, los modos de vibración del conjunto álabes-discos están caracterizados por el número de
diámetros nodales como en el caso de un disco sólo. Y como la forma circunferencial de los
desplazamientos siguen una ley sinusoidal, las amplitudes de los álabes cuando están
montados en el disco también siguen una ley sinusoidal.
En el caso en que el disco este vibrando con igual amplitud en cada uno de los modos
ortogonales del par de modos que ocurre a la misma frecuencia pero en diferente fase, la
deflexión del disco (rim) tiene la forma de una onda viajando circunferencialmente (“wave
travelling”). Y la dirección de la onda, hacia delante (“forward”) o hacia detrás (“backward”) con
respecto a la rotación, depende del valor de desfase entre los dos modos del par.
9.1.2.- La identificación del flameo.
Debido a que el flameo es una vibración auto-excitada, no hay ninguna acción externa sobre las
fuerzas actuantes que produzca esa vibración. Por tanto, la variación de las fuerzas actuantes
en el álabe que produce el fenómeno del flameo es consecuencia del movimiento del perfil,
vibrando él mismo bajo determinadas condiciones aerodinámicas. A través de un análisis de las
frecuencias de un ensayo con galgas extensiométricos, cuyas lecturas están ligadas a las
variaciones de presión recogidas en las proximidades del álabe, se puede deducir la incidencia
que identifica el comienzo del flutter.
9.1.3.- La frecuencias reducida, parámetro de frecuencia, y su interpretación física.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 58 de 101
Su definición para un álabe se expresa con el siguiente cociente,

relativa velocidad
cuerda frecuencia
_
2 ⋅ ⋅ ⋅
=
π
λ
Donde: frecuencia es la frecuencia natural en Hz del modo a considerar, cuerda es la cuerda del
perfil aerodinámico, y velocidad relativa es la velocidad del aire relativa al perfil.
Este parámetro establece una relación entre el tiempo que tarda una partícula en ir del borde de
ataque a borde de salida cuerda/velocidad _ relativa y el tiempo para que se complete un ciclo
entero de vibración 1/frecuencia. Cuanto mayor es el tiempo de permanencia de una partícula
en el álabe y menor el periodo de vibración menor es el riego de flutter. Una analogía para
entender el problema: un barco que avanza a una determinada velocidad y es de una
determinada longitud (cuerda), las olas se producen con un determinado periodo.
Figura 9.1.3.1
9.1.4.- Valores típicos de frecuencia reducida.
En el diseño de turbo maquinaria se busca que nuestra frecuencia reducida sea superior en un
determinado valor para cada modo de excitación. Como caso general se suele utilizar:
1º La cuerda del airfoil en la peor sección a considerar (los valores recomendados serían
aquellos para los que la componente de torsión del modo de flexión sean lo mayor
posible, en este sentido suele considerarse para álabes biempotrados como pueden NGV
50% del span y para álabes en voladizo, se buscaría el 100%. Como es necesario
considerar también las condiciones de velocidad, y los resultados del análisis del plano
meridional no son del todo fiables cerca de las paredes, se suele coger un % del span en
que se tenga confianza de que los valores son fiables. Dependiendo de la experiencia de
las compañías, se suele utilizar entre el 65% del span y el 85%; también puede influir la
existencia o no de shroud).
Olas con alta frecuencia,
Parámetro λ alto
Olas con baja frecuencia,
Parámetro λ bajo
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 59 de 101
2º La velocidad relativa se considera la de la salida; en la misma sección en que
consideramos la cuerda.
3º En general se consideran solamente los modos de torsión y flexión.
Para evitar el flutter la frecuencia reducida se recomienda que sea superior a:
Para el modo de flap λ > 0.2
Para el modo de torsión λ > 0.5
9.1.5.- El efecto del parámetro de torsión.
El efecto en los modos de la parte correspondiente a la torsión puede representarse por la
curva de experiencia que relaciona el parámetro de frecuencia y el parámetro de torsión.
Figura 9.1.5.1. Criterio de estabilidad para álabes de estator (experiencia Trent
El criterio de aceptación supone que estemos en la zona estable.
9.1.6.- El efecto del interfase blade angle en el flutter.
Se debe de tener en cuenta los diámetros nodales asociados a cada modo de flameo o torsión
de airfoil. En general el parámetro de flutter debe ser mayor para diámetros nodales grandes,
esto se debe a que las condiciones fluido dinámica que se ven en un airfoil son debidas al su
propio movimiento y al movimiento de los alabes vecinos.
El interfase blade angle es el ángulo que relaciona los desplazamientos para alabes vecinos
dentro de un mismo modo de vibración y depende directamente del diámetro nodal considerado.
IBFA=2*π*Nodal_diameter/Numero_de_alabes
FLUTTER STABILITY PLOT
0,0
0,2
0,4
0,6
0,8
1,0
1,2
1,4
0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 1,2 1,4 1,6 1,8 2
Torsion parameter
F
r
e
c
u
e
n
c
y

p
a
r
a
m
e
t
e
r
STABLE
UNSTABLE
NO EXPERIENCE
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 60 de 101
Figura 9.1.5.1 Diagrama de estabilidad para diferentes diámetros nodales para tres diferentes
modos. Obtenidos a partir de una análisis fluido dinámico 3D.
La gráfica que aparece en la figura 9.1.5.2, representa los criterios de aceptación de estabilidad
para álabes de rotor. La curva está basada en la experiencia y representa las zonas estables e
inestables del diagrama.
Figura 9.1.5.2. Criterios de estabilidad y no estabilidad en función de IBFA (experiencia Trent)
Para un λ determinado.
0.00
0.20
0.40
0.60
0.80
1.00
0.00 0.20 0.40 0.60 0.80 1.00 1.20 1.40
MODAL PARAMETER
TRENT 500 LPT 1 - BL, 1F/5D-6D
TRENT 892 LPT 1-4 1F/3D
STABLE
UNSTABLE
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 61 de 101
10.- DINÁMICA DE ROTORES.
10.1.- Consideraciones Teóricas.
El análisis dinámico de rotores plantea un problema añadido al análisis dinámico de estructuras
estáticas: el movimiento giratorio del rotor modifica el comportamiento dinámico introduciendo
“efectos giroscópicos”.
A continuación se muestra la base teórica para incluir estos efectos giroscópicos de manera
general en sistemas eje-rotor ambos flexibles, y posteriormente, las hipótesis simplificativas
habituales para el tratamiento práctico del problema.
La ecuación general de las vibraciones libres no amortiguadas para una estructura estática es:
[ ]{ } [ ]{ } { } 0 u K u M = +
& &
[10.1]
En el caso de un rotor giratorio se puede definir un sistema de coordenadas (xyz) rotatorio
acoplado solidariamente al rotor. Las fuerzas de inercia se obtienen multiplicando la matriz de
masa [M] por el vector de aceleración absoluta {a} respecto a un sistema absoluto (XYZ),
mientras que las fuerzas elásticas se obtienen multiplicando la matriz de rigidez [K] por el vector
de desplazamientos relativos {u} al sistema de coordenadas acoplado al rotor (el movimiento de
arrastre es un movimiento de sólido rígido y no genera fuerzas elásticas)
[ ]{ } [ ]{ } { } 0 u K a M = + [10.2]
Para un modelo de elementos sólidos cada nudo i tiene 3 grados de libertad de traslación en el
sistema relativo (xyz): {u
i
}={ u
x
u
y
u
z
}
T
La aceleración absoluta del nudo i {a
i
} puede obtenerse con la expresión:
{ } { } [ ]{ } [ ][ ] { } { } ( )
i i i i i
r u R R u R 2 u a + Ω + Ω + =
& & &
[10.3]
siendo:
X
Y
x
y
Ωt
{a
i
}
{u
i
}
{r
i
}
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 62 de 101
{ }
i
u
& &
aceleración relativa del nudo i
[ ]{ }
i
u R 2
&
Ω aceleración de Coriolis
Ω velocidad de rotación del rotor (magnitud o módulo)
[ ]




=
0 R R
R 0 R
R R 0
R
x y
x z
y z
siendo {Ω}=Ω{R
x
R
y
R
z
}
{ }
i
u
&
velocidad relativa del nudo i
[ ][ ] { } { } ( )
i i
r u R R + Ω aceleración centrípeta del nudo i
{ }
i
r vector de posición del nudo i
El vector de aceleración absoluta para todos los nudos se obtiene sumando los vectores {a
i
}
expandidos al número de grados de libertad total del modelo:
{ } { }

=
i
i
a
~
a [10.4]
Introduciendo la expresión [10.4] en la [10.2], los términos añadidos a la ecuación general de las
vibraciones libres no amortiguadas por los efectos giroscópicos, vienen recogidos en la siguiente
expresión:
[ ]{ } [ ]{ } [ ]{ } { } 0 u K K K u B u M
diff cen cor
= + + + +
& & &
[10.5]
en donde:
[M] matriz de masa.
[K] matriz de rigidez
[B
cor
] matriz de amortiguamiento debida a la aceleración de Coriolis.
[K
cen
] matriz de rigidez debida a la aceleración centrífuga.
[K
diff
] matriz de rigidez diferencial debida al estado tensional generado por la aceleración
centrípeta.
Las matrices debidas a los efectos giroscópicos pueden expresarse de la siguiente manera:
[ ] [ ]
[ ] [ ]
[ ] [ ]
B
cor
b
cor
K
cen
k
cen
K
diff
k
diff
= ⋅
= ⋅
= ⋅



2
2
[10.6]
siendo Ω la velocidad de giro del sistema.
El problema de valores y vectores propios para calcular las frecuencias naturales asíncronas se
formula con la expresión:
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 63 de 101
[ ] [ ] ( ) { } { } 0
diff
k
cen
k
2
K
cor
b iw M
2
w = φ
|
.
|

\
|

+ Ω + + ⋅ Ω + − [10.7]
Para el caso en que la frecuencia de la excitación w dependa de la velocidad de giro
Ω(frecuencias síncronas):
w n
w
n
= ⋅ = Ω Ω [10.8]
siendo n el “engine order”, los valores y vectores propios se calculan con la expresión:
( ) { } { } 0 K
diff
k
cen
k
2
n
1
cor
b
n
i
M
2
w = φ
|
|
.
|

\
|
+

+ − ⋅ − − [10.9]
En modelos axil simétricos, cuando la velocidad del eje Ω es cero, las frecuencias de flexión de
un sistema eje-rotor tienen modos “pares” ortogonales a la misma frecuencia.
Cuando la velocidad del eje Ω es distinta de cero, la frecuencia de estos modos “pares” se
modifica, aumentado en uno de ellos y disminuyendo en el otro. El modo de vibración típico es
un “remolino” (whirl) girando en torno al eje de rotación. El modo que aumenta en frecuencia
(“forward whirl”) gira en el mismo sentido que la rotación del eje, y el que disminuye (“backward
whirl”) gira en sentido opuesto.
En la siguiente figura, se muestra el ejemplo de un rotor en voladizo respecto a un eje bi-
apoyado:
• Los modos “forward” son “excitados” por excitaciones giratorias con el mismo sentido de
giro que el eje (p.e. “unbalance”)
• Los modos “backward” se verían excitados por el posible contacto del rotor con la carcasa
(“rubbing”).
En la versión v70.7 de MSC/NASTRAN existen 3 alters de DMAP para introducir los efectos
giroscópicos debidos a la rotación del sistema. Estos alters actualmente se encuentran en el
directorio:

Forward
whirl

Backwar
d whirl
Primer modo de flexión (“forward whirl” y
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 64 de 101
ztv013:/aplic/nastran707/msc707/nast/misc/sssalter
(Las frecuencias de resonancia calculadas por el programa se obtienen en el sistema
rotatorio; por tanto, para calcular las frecuencias reales (sistema no rotatorio) hay que sumar
la frecuencia de rotación del eje para los modos “forward” y restársela para modos
“backward”)
a) segyroa.v707
* Incluye las matrices [B
cor
], [K
cen
] y [K
diff
].
* Aplicable a modelos con masa definida únicamente en grados de libertad de traslación.
Esto es, en el caso que se incluyan inercias concentradas o se utilice matriz de masa
consistente (PARAM,COUPMASS,≥0), las inercias no se utilizan para el cálculo de las
matrices giroscópicas.
* Por defecto introduce las matrices giroscópicas en forma asíncrona. Para que introduzca
las matrices giroscópicas en forma síncrona (solo 1EO) hay que incluir la tarjeta
PARAM,DEPEND,-1 en el Bulk Data. “Warning”: a mi entender esta opción
(PARAM,DEPEND,-1) funciona mal, ya que el alter introduce la matriz de Coriolis en la
matriz de amortiguamiento en vez de hacerlo en la matriz de masa. Por tanto, recomiendo
no utilizar esta opción.
* Es necesario realizar dos ejecuciones. La primera, incluyendo el alter, ha de ser SOL 101
para introducir las matrices giroscópicas, y la segunda (RESTART) puede ser cualquier
solución estructurada.
b) cygyroa.v707
* Es igual que segyroa.v707 pero permite su utilización en problemas de simetría cíclica.
* Es necesario realizar dos ejecuciones. La primera, incluyendo el alter, ha de ser SOL 114
para introducir las matrices giroscópicas, y la segunda (RESTART) puede ser cualquier
solución estructurada de simetría cíclica.
c) nlgyroa.v707
* Incluye la matriz [K
cen
].
* Aplicable a modelos con masa definida únicamente en grados de libertad de traslación.
Esto es, en el caso que se incluyan inercias concentradas o se utilice matriz de masa
consistente (PARAM,COUPMASS,≥0), las inercias no se utilizan para el cálculo de las
matrices giroscópicas.
* Solo es valido para la SOL 106.
* Introduce la matriz en forma asíncrona. No hay opción para introducir la matriz en forma
síncrona.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 65 de 101
10.2.- Hipótesis Simplificativas.
10.2.1.- Discos o rotores como sólidos rígidos; eje de masa no despreciable.
En los sistemas eje-rotor, normalmente el rotor se suele considerar como un sólido rígido.
Sea por ejemplo un rotor en voladizo respecto a un eje bi-apoyado:
Dado el carácter axil simétrico, los modos de vibración de flexión son “remolinos” (“whirl”), es
decir, la deformada modal es rotatoria, en el mismo sentido de rotación del eje para los modos
“forward” y en sentido contrario para modos “backward”. Por tanto, el problema puede reducirse
a un modelo plano en un plano diametral, en el que cada nudo del sistema tiene dos grados de
libertad: traslación “y” y giro “θ”.
La matriz de masa del disco o rotor, en su centro de gravedad G, para velocidad de rotación
nula tiene la forma:
[ ]

=
d
d
I 0
0 m
M
siendo m la masa del disco e I
d
la inercia respecto al eje normal al plano diametral que pasa por
el centro de gravedad G.
Considerando soluciones armónicas de frecuencia “w”, para el cálculo de frecuencias naturales
asíncronas, y siendo la velocidad de rotación Ω no nula, esta matriz se transforma en:

A B
y
θ
G
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 66 de 101
[ ]


=
p d
d
I
w
I 0
0 m
M
m
siendo
p
I
w

m el termino que añade el efecto giroscópico al disco; el signo - para modos
“forward”, y el + para modos “backward”.
Para calcular frecuencias síncronas, la matriz se transforma en:
[ ]

=
p d
d
I
n
1
I 0
0 m
M
m
siendo “n” el “engine order”.
En la versión v70.7 de MSC.Nastran existe un alter que introduce efectos giroscópicos
considerando los discos o rotores como sólidos rígidos:
ridgyroa.v707
* Incluye la matriz [B
cor
]. Los efectos giroscópicos se introducen de manera discreta en
nudos (p.e. un rotor), asumiendo que estos elementos son infinitamente rígidos, por tanto no
introducen [K
cen
] y [K
diff
].
* Por defecto, se introduce la matriz en forma asíncrona, para lo cual es necesario definir
la velocidad de giro en rpm (PARAM,RPM,valor).
* Para introducir las matrices en forma síncrona, se ha de incluir el parámetro
PARAM,SYNC,YES y no hace falta introducir la velocidad de giro.
* Aplicable a las soluciones estructuradas 107 a 112.
* Los efectos giroscópicos sólo se introducen de manera discreta en nudos, definiendo la
inercia polar en torno al eje de rotación (p.e. rotor).
Estos efectos se introducen con la siguiente tarjeta del Bulk Data:
DTI,RGYRO,0
DTI,RGYRO,i,GRIDIDi,IPOLARi,RAXISi,SCALEi
en donde:
i Numero secuencial (1,2,3,…)
GRIDIDi Numero del nudo.
IPOLARi Momento de inercia polar en torno al eje de rotación.
RAXISi Eje de rotación (1 para eje X, 2 para eje Y y 3 para eje Z)
SCALEi Este factor es la velocidad relativa respecto a la velocidad base.
Para la opción asíncrona la velocidad base esta definida en PARAM,RPM.
Para la opción síncrona, la velocidad base es la frecuencia de excitación
(respuesta en frecuencia) o la frecuencia natural (análisis de valores y
vectores propios complejo). Por ejemplo, si el sistema tiene un solo eje este
factor de escala en función del “engine order” n requerido se calcula como
SCALE=1/n.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 67 de 101
10.2.2.- Discos o rotores como sólidos rígidos; eje de masa despreciable.
10.2.2.1- Planteamiento de las ecuaciones.
En aquellos casos en los que el eje sea de masa despreciable frente al disco, el sistema
dinámico puede reducirse a los grados de libertad de traslación y rotación del centro de
gravedad del disco. Por tanto, el sistema queda reducido únicamente a dos grados de libertad.
Esta hipótesis permite obtener una buena aproximación de la primera frecuencia de resonancia
de flexión, lo que implica que es aplicable para diseño de ejes subcríticos (aquellos en que las
velocidades de funcionamiento sean inferiores a la primera frecuencia de resonancia).
La expresión que nos permite calcular las frecuencias y modos de vibración es:
[ ] [ ] { } { } 0
d
K
d
M
2
w = φ
|
.
|

\
|
+ −
siendo [K
d
] la matriz de rigidez reducida a los grados de libertad de traslación y rotación del
disco.
Sea por ejemplo un rotor en voladizo respecto a un eje de inercia constante bi-apoyado:
La matriz de rigidez reducida al nudo G tiene la expresión:
[ ]

=
θθ θ
θ
K K
K K
K
y
y yy
d
Es importante que al obtener la matriz de rigidez reducida se considere el efecto de flexibilidad
por esfuerzo cortante, que suele incluirse, normalmente, a través del factor de área de cortante.
Las frecuencias propias (síncronas) se obtienen con la expresión:
0
w I
n
1
I K K
K mw K
2
p d y
y
2
yy
=
|
.
|

\
|


θθ θ
θ
m
que resulta una ecuación bicuadrada de la forma:
0 c w b w a
2 4
= + ⋅ + ⋅
en donde:

A B
L
1
L
2
G
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 68 de 101
2
y yy
yy p d
p d
K K K c
K I
n
1
I K m b
I
n
1
I m a
θ θθ
θθ
− ⋅ =

|
.
|

\
|
− ⋅ − =
|
.
|

\
|
=
m
m
[signo (–) para “forward”; signo (+) para “backward”]
Las dos primeras frecuencias de resonancia de flexión se obtienen con las expresiones:
a 2
ac 4 b b
2
1
f
a 2
ac 4 b b
2
1
f
2
2
2
1
− + −
π
=
− − −
π
=
para diferentes valores de 1/n.
Para valores grandes de 1/n:
¾ la frecuencia del 1º modo de flexión “backward” tiende a 0.
¾ la frecuencia del 1º modo de flexión “forward” y la frecuencia del 2º modo de flexión
“backward” tienden a:
m
K
2
1
f f
yy
b 2 f 1
π
= =
¾ la frecuencia del 2º modo de flexión “forward” tiende a la asíntota:
Ω ⋅ =
d
p
f 2
I
I
f
10.2.1.2- Ejemplo Práctico.
Para los valores numéricos concretos:
E=210000 MPa
I=2898119.22 mm
4
(tubo de r
ext
=50 mm y r
int
=40 mm)
Shear factor=0.5
L
1
=800 mm
L
2
=400 mm
m=0.1 Mg
I
p
=4500 Mg·mm
2
I
d
=2250 Mg·mm
2
se obtiene los siguientes gráficos de frecuencias de resonancia en función de la frecuencia de
giro del eje:
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 69 de 101
Rotor en voladizo de una viga biapoyada
0
50
100
150
200
250
300
0 200 400 600 800 1000
Frecuencia de rotacion del eje [Hz]
f
r
e
c
u
e
n
c
i
a

d
e

r
e
s
o
n
a
n
c
i
a

[
H
z
]
1º de flexion-FORWARD
1º de flexion-BACKWARD
2º de flexion-BACKWARD
1 Engine Order
Asintota 1-Forward/2-Backward
Figura 10.2.1.2.1
Rotor en voladizo de una viga biapoyada
0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1600
1800
2000
0 200 400 600 800 1000
Frecuencia de rotacion del eje [Hz]
f
r
e
c
u
e
n
c
i
a

d
e

r
e
s
o
n
a
n
c
i
a

[
H
z
]
2º de flexion-FORWARD
Asintota 2-Forward
Figura 10.2.1.2.2
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 70 de 101
Para resaltar la poca fiabilidad que tiene el calculo de la 2ª frecuencia de flexion “forward” se
comparan a continuacion los resultados obtenidos con los derivados de una analisis modal de
un modelo considerando la masa del eje (ρ=7.89e-9 Mg/mm
3
). Este modelo tiene 4 elementos
viga en el tramo L1 y otros 4 en el tramo L2.
Rotor en voladizo de una viga biapoyada
0
50
100
150
200
250
300
0 200 400 600 800 1000
Frecuencia de rotacion del eje [Hz]
F
r
e
c
u
e
n
c
i
a

d
e

r
e
s
o
n
a
n
c
i
a

[
H
z
]
2º de flexion-Backward-eje sin masa
2º de flexion-Backward-eje con masa
1º de flexion-Forward-eje sin masa
1º de flexion-Forward-eje con masa
1º de flexion-Backward-eje sin masa
1º de flexion-Backward-eje con masa
1EO
Figura 10.2.1.2.3
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 71 de 101
Rotor en voladizo de una viga biapoyada
0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1600
0 100 200 300 400 500 600 700 800 900 1000
Frecuencia de rotacion del eje [Hz]
F
r
e
c
u
e
n
c
i
a

d
e

r
e
s
o
n
a
n
c
i
a

[
H
z
]
2º de flexion-Forward-eje con masa
2º de flexion-Forward-eje sin masa
1EO
2EO
Figura 10.2.1.2.4
Las frecuencias de resonancia sincronas de 1 “Engine Order” son:
1 Engine Order (1/n=1) Eje sin masa Eje con masa
Backward 38.0 37.7 1ª frecuencia
de flexión [Hz]
Forward 52.5 51.5
Backward 161 158 2ª frecuencia
de flexión [Hz]
Forward No existe 489
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 72 de 101
11.- TECNICAS EXPERIMENTALES.
11.1- Análisis Modal Experimental.
11.1.1- Consideraciones Generales.
Una de las técnicas más utilizadas en la determinación del comportamiento dinámico de una
estructura es la utilización de la experimentación. Es por este motivo que se incluye este
capítulo en este manual, par reflejar la importancia de los métodos experimentales en el análisis
modal de las estructuras.
El análisis modal se refiere al procedimiento, ya sea analítico o experimental para describir el
comportamiento de las estructuras. El análisis busca definir las formas de deformación que sufre
la estructura cuando se excita con sus frecuencias naturales (formas modales). El número de
formas modales se corresponde con el número de grados de libertad de la estructura, desde los
seis de un sólido rígido unido a la base por muelles lineales, hasta los infinitos de una estructura
continua; todos ellos podrán representarse como un movimiento senoidal con sus
correspondientes armónicos.
En los estudios analíticos para el análisis modal, el problema se traduce en un sistema de
masas concentradas la resolución de la ecuación del movimiento se hace de forma matricial y
la resolución del problema de valores y vectores propios da como resultado las frecuencias
naturales y sus correspondientes formal modales. Para los estudios experimentales, donde el
valor y localización de las características de masa, rigidez y amortiguamiento no se conoce, esta
aproximación matemática no es aplicable.
El método utilizado de forma experimental consiste en excitar la estructura con una fuerza
apropiada y evaluar la respuesta del sistema en términos de aceleración, velocidad o
desplazamiento en una serie de puntos elegidos de forma adecuada dentro de la estructura.
Estas dos señales, fuerza y desplazamiento, nos darán la función de respuesta para la
combinación: Punto de excitación - Punto de Medición; y así la contribución de cada modo
individual puede establecerse en cada punto.
El conjunto de esas contribuciones asociadas a un modo particular identifica la forma modal
asociada. Si los modos están completamente desacoplados, la contribución de cada modo
puede determinarse de forma sencilla. En la práctica esto no ocurre y hay que recurrir a técnicas
más sofisticadas para poder determinar las formas modales que estamos buscando.
Una de estas técnicas consiste en determinar las características de un modelo matemático que
nos de el mismo conjunto de curvas de respuesta. Las s características de este modelo
matemático se determinan mediante técnicas de aproximación de funciones donde se busca
llegar al óptimo en la selección de las características del modelo y encontrar la mejor
aproximación de las curvas experimentales.
En un ensayo de Análisis Modal, es necesario aplicar una fuerza vibratoria a la estructura; esto
se puede conseguir a través de un sistema de excitación, o un martillo de impactos. Como
resultado de esa excitación, el sistema se pondrá a vibrar y el resultado de ese movimiento debe
ser medido. Así se tendrá que es necesario tener instrumentación necesaria para medir la
fuerza introducida en la estructura, transductores de fuerza, como para medir la forma modal
debida a las vibraciones, transductores de movimiento. Todas estas señales alimentarán a un
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 73 de 101
sistema de análisis de señal que hará la estimación de las funciones de respuesta en
frecuencia.
Este proceso se repetirá para diferentes combinaciones de excitación y respuesta. Todas las
funciones de respuesta en frecuencia se almacenarán en el sistema.
Una descripción somera del proceso de Análisis Modal Experimental se puede representar
como sigue:
1.- Definir el sistema del queremos analizar su comportamiento; esto implica definir la
geometría y puntos de medida, así como direcciones de medida para los mismos.
2.- Fijar los puntos de excitación y sus direcciones.
3.- Fijar los puntos de medida y sus direcciones.
4.- Localizar los modos de vibración: Frecuencias y Formas modales. Para conseguir esto
habrá que hacer repetidas pruebas, y dependiendo del modo excitación puede ser necesario
excitar y medir en puntos diferentes para poder tener diferentes referencias. Si tenemos entrada
múltiple y salida múltiple, nuestro sistema se llama MIMO (múltiple input - múltiple output). Si
solamente se tiene una excitación, lo que se hace es excitar en varios puntos, sistema SIMO
(single input - múltiple output).
5.- Definir la Función de Respuesta en Frecuencia del sistema. Sumando todas las FRF
aparecerán todos los picos de respuesta del sistema. Se hace una transformada inversa de
Fourier de una banda de frecuencias.
11.1.2- Elementos necesarios para el Análisis Modal Experimental.
11.1.2.1.- Sistemas de excitación.
Para la realización del análisis moda experimental es necesario contar con algún elemento que
sea capaz de introducir una carga o excitación a la estructura en estudio. Existen diferentes
tipos de sistemas de excitación: unos están fijos sobre tierra o alguna estructura y además
unidos a la estructura (es lo más habitual). Otros están solamente unidos a la estructura, en
esos caso pueden influir de alguna forma en el comportamiento dinámico de la estructura. Otra
forma de excitación se realiza a través de elementos no fijos ni unidos a la estructura, como
puede ser a través de un martillo de impactos, que causa un pulso como carga de entrada.
Ejemplos de este tipo pueden considerarse la precarga y súbita suelta de una estructura, o
excitaciones acústicas o magnéticas.
11.1.2.2.- Transductores de movimiento.
La respuesta normal en un análisis modal experimental de una estructura es el movimiento de
esa estructura expresada como desplazamientos, velocidades o aceleraciones. El propósito del
análisis modal experimental consiste en observar cómo se relacionan estas cantidades con la
frecuencia y en qué rangos de frecuencia las vibraciones tienen lugar. Teóricamente ya hemos
visto que no importa cuál de estos tres parámetros se mida ya que los tres están relacionados.
La medida del desplazamiento tiene más peso para frecuencias bajas y la medida de las
aceleraciones es más frecuente para frecuencias altas. El RMS de la velocidad se considera
como una medida de la severidad de la vibración y está relacionada con la energía vibratoria. La
mayoría de los transductores de movimiento son simplemente sistemas de masa y muelle y por
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 74 de 101
consiguiente muestran una frecuencia de resonancia. El transductor de desplazamiento genera
una señal proporcional al desplazamiento en una frecuencia por encima de su propia
resonancia. Esto exige que la resonancia del transductor sea baja y por tanto, una masa
relativamente alta (ω
2
=k/m). Ocurre lo contrario en el acelerómetro. La masa menor de un
acelerómetro tendrá una influencia mucho menor si está unido a una estructura y por tanto, dará
como resultado una medida más precisa. Un factor adicional que subraya los beneficios de los
acelerómetros es el hecho de que una señal de aceleración puede integrarse electrónicamente
de forma sencilla y válida para obtener velocidades y desplazamientos. Todas estas
consideraciones nos llevan a deducir que los acelerómetros son los transductores más usados
para el análisis modal experimental.
Como ya hemos dicho anteriormente los acelerómetros son sistemas compuestos simplemente
por mecanismo de masa-muelle-amortiguador. En el caso de un acelerómetro se produce una
señal proporcional a la aceleración en una banda de frecuencia muy por debajo de su propia
resonancia. Esto hace que los acelerómetros sean bastante rígidos y con poco peso, lo cual les
hace más robustos.
Normalmente el muelle del acelerómetro suele ser un elemento piezoeléctrico cargado en
compresión o cortante. Las distintas condiciones ambientales influyen en el comportamiento
piezoeléctrico, como por ejemplo, la temperatura. Otras influencias posibles pueden ser el ruido
acústico, humedad, campos magnéticos, radiación nuclear, deformación de la base y ruido del
cable. La mayoría de estas influencias son muy bajas o pueden evitarse fácilmente, a excepción
del ruido del cable; si se utilizan sistemas de acelerómetros que cargan con amplificadores se
deberán tomar precauciones especiales.
Un factor importante que posiblemente limita el rango de uso de un acelerómetro es la forma de
montarlo sobre la estructura. También es fundamental la localización del montaje. El transductor
tiene que estar ubicado en el punto donde se quiera medir la vibración. Por supuesto, hay que
procurar que la forma de fijación influya lo menos posible en el comportamiento vibratorio de la
estructura.
11.1.2.3.- Calibración.
Los fabricantes de transductores de calibración normalmente proporcionan sus productos con
información fiable sobre la calibración de los mismos. En circunstancias normales las
características de los transductores suelen permanecer estables, no obstante pueden darse
variaciones en el comportamiento debido a condiciones extremas de funcionamiento o un
manejo inadecuado. En esos casos es necesario recalibrar los transductores.
Existen varias técnicas de calibración: método de reciprocidad, métodos gravitacionales,
calibración por "shock", calibración proporcional, comparación con un patrón.
El método de reciprocidad y los métodos que usan interferometría láser calibrarán los
acelerómetros de forma absoluta, es decir, sin comparar un acelerómetro con un acelerómetro
"estándar".
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 75 de 101
El método clásico de calibración es el de comparación con un patrón. En este método el
acelerómetro se calibra con un acelerómetro de referencia.
Figura 11.1.1.- Ejemplo de Análisis Modal Experimental (NGV 4 TF50)
11.2.- Galgas Extensiométricos. Aplicación a componentes.
11.2.1- Posicionamiento y fiabilidad.
Un importante aspecto en el diseño mecánico de estructuras es asegurar un comportamiento
dinámico satisfactorio, pues en caso contrario las repercusiones en términos de seguridad y
coste debidas a un posible fallo podrían ser considerables e inaceptables.
Los objetivos fundamentales en cualquier diseño dinámico son en primer lugar asegurar que el
componente se encuentra libre de cualquier resonancia peligrosa, y que la existencia de
resonancias imposibles de eliminar del rango de funcionamiento normal del motor no suponga
una restricción inaceptable en los límites de operatividad o en las vidas del componente.
Además, para poder realizar una valoración de la vida a fatiga en servicio de los motores se
requieren una estimación lo más precisa posible, tanto de los niveles de tensión alternantes
como de su distribución dentro del componente en las condiciones de resonancia. Esta
información puede y debe ser entonces usada junto a los niveles de tensiones debidos a las
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 76 de 101
cargas estáticas actuantes en el componente, y a las propiedades de fatiga de los materiales,
para poder predecir la vida del componente y la posición o posiciones del posible fallo.
Las galgas Extensiométricas, “strain gauges” (SG), son el método experimental más
comúnmente usado a la hora de determinar el comportamiento dinámico de las estructuras,
especialmente en el caso de los motores aeronáuticos, donde en un ambiente hostil de
temperaturas (1000ºC) y altas fuerzas centrifugas y de presión, suministra medidas de los
valores pico de tensión o deformación.
Sin embargo, esas medidas son limitadas debido principalmente a la necesidad de establecer
un equilibrio a la hora de definir el número y la posición de los SG's entre un requerimiento y una
restricción. El requerimiento consiste en obtener la suficiente información en la distribución de
tensiones y la necesidad de cubrir adecuadamente el tamaño del componente, siendo la
restricción el sistema telemétrico disponible con su número de canales disponibles. La
experiencia demuestra que la solución más práctica para resolver este conflicto reside en suplir
adecuadamente la limitación de datos experimentales con el conocimiento adecuado de los
análisis teóricos usando detallados modelos matemáticos, por ejemplo con modelos de
elementos finitos 3D.
Los modelos matemáticos, normalmente modelos de elementos finitos, deben de estar
validados con mediciones en laboratorio y para aquellas condiciones de contorno (fijaciones),
temperatura y velocidad fácilmente reproducible. En el caso de los álabes rotatorios de una
turbina, estas condiciones para su validación en laboratorio son 20ºC y 0 rpm y con una fijación
infinitamente rígida en lo que seria su unión al disco (“root fixing block”). El número de modos
que se deben de registrar para su validación debe de ser representativo con respecto a los
modos de mayor importancia en el comportamiento dinámico del componente y sus potenciales
resonancias. Normalmente y en el caso concreto de álabes rotatorios de turbina se deben
registrar los 6 primero modos naturales.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 77 de 101
Diagrama de la instrumentación con galgas e una Turbina.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 78 de 101
A continuación se detallan algunos criterios de posicionamiento que se pueden seguir a la hora
de instrumentar con galgas extensiométricas los perfiles aerodinámicos de una turbina. Siempre
hay que tener en cuenta que no hay una correcta distribución para la común situación en que el
número de galgas es limitado comparado con el número de álabes en la etapa y el número de
resonancias a determinar en una situación real la cual siempre existe el “mistuning”.
Álabes rotatorios (rotores):
• El proceso a la hora de decidir en cuanto álabes se distribuyen las galgas es el siguiente:
- decidir el mínimo número de localizaciones requeridas para identificar todos los
modos de interés (NP).
- Conocer el número total de canales disponibles para la etapa (NG).
- Los dos datos anteriores permiten conocer el mínimo número de álabes
instrumentados (NB=NG/NP). Pero existen también otras consideraciones a tener
en cuenta a la hora de determinar el número de álabes a instrumentar. Una de
esas consideraciones es el máximo número de SG por álabe para poder dar salida
a los cables hacia el interior del eje. Este número depende a su vez de la
configuración elegida para los álabes: pares soldados, interlock, shrouds
paralelos, etc.
• Para cada resonancia o modo de interés se debe seleccionar una posición de galga con la
condición de que la sensibilidad de la medida sea superior al 50%. Definiéndose esta
sensibilidad como:

incipal n Deformació Máxima
SG edecida Lectura
ad Sensibilid SG
Pr
Pr
100⋅ =
donde, la máxima deformación principal tiene que ser cíclica (simetría cíclica en el cálculo
teórico) en el caso de álabes rotatorios para tener en cuenta la variación armónica de la
distribución de tensiones en los álabes como consecuencia de los diámetros nodales. Este
hecho se debe contemplar cuando se analice los resultados de las galgas en el motor.
• No seleccionar posiciones con un gran gradiente en deformaciones de tal forma que las
galgas sean muy sensibles a la posición/orientación conduciendo a dificultades en su
interpretación.
• Comprobar y documentar la posible variación en la lectura de la galga debida a la
descolocación y descentramientos con respecto a la dirección de medida. Se puede asumir una
descolocación de ±1.0 mm y un descentramiento de ±5.0º.
• Cuando existan características axil simétricas, no asumir para una galga situado en sus
proximidades que todas las posiciones circunferenciales son iguales.
• El tamaño de la galga es un compromiso entre el hecho de que cuanto más grande es una
galga más robusta es, aunque menos sensible a la medida, es decir el valor promedio que da
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 79 de 101
por su mayor extensión puede ser más bajo. Un tamaño recomendado es 3.480 mm de longitud
y 4.064 mm de anchura. En el caso de tensiones muy localizadas puede ser oportuno usar un
tamaño más reducido, 3.480x2.032.
• El modelo de elementos finitos usados en el cálculo de la medida de la galga, debido al
tamaño de la misma, debe de ser muy fino en las zonas de medida. En caso contrario el error
cometido podría ser grande.
• Aunque se pretenda tener información sobre los niveles de vibración de todos los modos de
interés, normalmente se instrumentan unos álabes extras con sólo unas posiciones de galgas
específicas para recoger los modos de mayor riesgo según la experiencia anterior y los
resultados de los análisis teóricos.
• Puede ser conveniente dividir los álabes instrumentados en varios grupos, mínimo de dos
grupos a 90º, con el objeto de poder identificar los diámetros modales más bajos examinando la
relación de fase entre ellos. En teoría con sólo dos álabes contiguos se podría lograr lo anterior
pero el “mistuning” complica las cosas. Sin embargo no es absolutamente necesario usar la
relación de 0º y 90º, cualquier variación angular grande serviría.
• La razón para agrupar juntos los álabes en varios (dos) grupos es principalmente por
simplicidad en el rutado de los cables y siempre puede resultar útil tener/comparar amplitudes
de álabes adyacentes.
• La razón para instrumentar un álabe (individual o pareja) con todas las posiciones de galga, o
al menos las correspondientes a los modos más peligrosos, consiste en permitir
simultáneamente leer todas las lecturas de galga en un mismo álabe para correlacionar los
picos de tensión vibratoria. En principio, salvo los propios errores de calibración de las galgas,
todos ellos deberían escalarse para dar la misma distribución de tensión.
• Si hay galgas suficientes, y dependiendo de la frecuencia propia del primer modo de
plataforma, al menos una galga siempre debería situarse en la plataforma del álabe.
• Siempre se ha de tener presente las consideraciones del equilibrado del rotor a la hora de
distribuir las galgas entre los álabes de cada etapa.
Álabes estáticos (estátores):
Debido a las características propias de estos componentes, los ensayos de galga pretenden
determinar tanto la respuesta dinámica de los primeros modos, como la posibilidad de flameo en
los perfiles aerodinámicos. Por los primeros modos se entienden los correspondientes a los
modos de todo el segmento en conjunto (en ménsula), como a los propios de flexión y torsión de
los perfiles agrupados en un mismo segmento, y a los primeros de las plataformas
(especialmente la plataforma interior).
Por algunas de las razones explicadas en los álabes rotatorios, un segmento de vanos se
instrumenta con todas las posiciones de galga seleccionadas, y otros tres segmentos separados
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 80 de 101
cada 90º con las galgas que identifican los modos de perfil y plataforma considerados como
más peligrosos.
11.2.2- Certificación y Vibraciones.
Objetivo del ensayo
La información básica del comportamiento dinámico de un componente que se desea obtener
con el empleo de las galgas se puede resumir en:
- Determinar las fuentes de excitación son las más importantes en el motor.
- Determinar los modos naturales que están siendo excitados por las fuentes
anteriores.
- Determinar la medida de la amplitud de la vibración.
Esta información que se desea obtener con el empleo de las galgas esta limitada en términos de
cantidad y calidad por varios factores, algunos de los cuales se detallan a continuación.
- el número limitados de los canales disponibles en los sistemas de telemetría
limitan que sólo un número reducido de condiciones (modos naturales) para un
número limitado de componentes rotatorios (álabes) puedan ser cubiertos.
- El ambiente hostil en el que se instalan los SG's produce también una alta
mortandad y que solo se aseguren medidas durante un cierto intervalo de tiempo.
Esta mortandad reduce la cantidad de los datos que pueden ser recogidos durante
el ensayo.
- Las galgas uniaxiales que se usan normalmente en los ensayos de los motores,
únicamente pueden medir el promedio de la deformación que sufre la estructura en
una dirección, lo cual es insuficiente para describir el estado de tensiones en
cualquier punto del mismo. En el caso de álabes con una geometría compleja, un
estado de tensiones 3D y a menudo con materiales no isotrópicos, la conversión
de las medidas de las galgas en tensiones no es inmediata.
- La imposibilidad de situar las galgas en los puntos de máxima tensión para cada
modo de vibración de las potenciales resonancias, y por tanto, de determinar con
exactitud su valor. Esto es debido a que las tensiones pico se encuentran
concentradas en áreas de tamaño más reducido que la propia extensión de la
galga, y en lugares de concentradores geométricos que dificultan la adecuada
fijación de las galgas. Además, debido al gradiente de tensión tan grande existente
en esas localizaciones, el posible error de posicionamiento de la galga, tanto de
traslación como de rotación, puede traducirse en un gran error en la determinación
de los niveles de vibración.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 81 de 101
Estas dificultades pueden ser superadas supliendo la carencia de datos experimentales con la
disponibilidad de los análisis teóricos obtenidos de detallados modelos 3D de elementos finitos.
Sin embargo hay que tener en cuenta que solamente las estructuras con un comportamiento
lineal pueden ser razonable y representativamente simuladas.
En el caso concreto de los álabes rotatorios de las turbinas de gas, los resultados de las galgas
muestran aquellas frecuencias que son excitadas a una determinada velocidad e indican la
magnitud de la deformación en la dirección de medida y en una localización concreta del álabe.
Comparando estos resultados con el diagrama de Campbell generado a partir de los análisis
teóricos es posible identificar el modo de interés, y obtener la distribución real de tensiones
escalando la distribución modal a partir de las deformaciones medidas con las galgas.
Proceso de certificación
A continuación se detalla el proceso de certificación que se puede seguir a la hora de determinar
los picos vibratorios de tensión en las condiciones de funcionamiento del motor.
i./ Previo al ensayo, es necesario determinar las localizaciones y direcciones de medida donde
situar el mínimo de galgas posible para cubrir en el rango de funcionamiento del motor las
potenciales resonancias de los componentes del motor. Para ello es necesario apoyarse o de
disponer de modelos detallados de elementos finitos. Como se ha comentado anteriormente,
estos modelos matemáticos deben de estar validados con mediciones en laboratorio y en
condiciones de temperatura y velocidad fácilmente reproducibles (modelos “blade alone” en el
caso de álabes rotatorios de turbina). Algunas recomendaciones a seguir pueden ser las
siguientes:
- Determinar las deformadas naturales de interés, es decir aquellas que pueden
resonar con las potenciales fuentes de excitación que pueden afectar al
componente que se analiza.
- Para cada modo de interés determinar las localizaciones o regiones en donde los
niveles de tensión son importantes en magnitud y representativos del modo, lo
más uniaxiales y estables posibles a pequeñas variaciones en la posición de la
galga. Los valores recomendados son:
Sensibilidad a la medida de la galga > 50%.
Error de la medida a la variación de la posición < 10% del nominal

SG al No
ón Localizaci la a omedio ad Sensibilid
Error
min Valor
Pr
100 (%) ⋅ =
( ) ( )

=
− ⋅ =
n
n i
SG al No Valor SG desviado Valor
n
ón Localizaci la a omedio ad Sensibilid min
1
Pr
siendo n el número de localizaciones dentro de las tolerancias de posición donde
se avalúan las respuestas teóricas de la galga.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 82 de 101
Considerando una tolerancia en el posicionamiento de la galga de:
Traslaciones = ±1.0 mm Rotación = ±5.0º
- Cumpliendo las dos condiciones anteriores en la medida que sea posible, se trata
de encontrar aquellas localizaciones comunes al mayor número de modos
naturales de interés. Como estas localizaciones son comunes a varios modos, y en
muchos de los casos con un nivel de tensión parecido, hay que tener especial
cuidado en poder identificar o discriminar adecuadamente todos los modos
naturales mediante las frecuencias o las medidas de las galgas.
- Debido a la alta mortandad de las galgas, es aconsejable que un mismo modo se
determine mediante varias galgas en posiciones diferentes dentro de un mismo
componente.
- Si hay una variación circunferencial en la posición del componente como es el
caso de los álabes de una turbina de gas, es también recomendable repetir varias
posiciones de las galgas en diferentes componentes para ver la variación del
comportamiento dinámico con su posición circunferencial. Esta variación puede
deberse tanto a los cambios de frecuencia posibles como consecuencia de las
variaciones de peso y rigidez (“mistuning”) dentro de un mismo componente, como
a la variación debida a los diámetros nodales en cada resonancia en concreto.
ii./ Durante el ensayo, es necesario identificar las variaciones en amplitud, frecuencia y
velocidad con el tiempo durante el rango de funcionamiento del motor. Otros parámetros
importantes que son necesarios también identificar son la temperatura y la presión, para poder
determinar con la mayor precisión posible tanto la condición de funcionamiento de la turbina,
como las variaciones de las medidas de las galgas con las condiciones ambientales en las que
realiza la medición.
iii./ Después del ensayo, los datos recogidos deben de ser procesados y reproducidos en
gráficos en los que se muestran la variación de la deformación y frecuencia varia con el tiempo.
El estudio de estos datos permite determinar los valores de máxima respuesta y la frecuencia a
la que ocurre. Debido a la gran variación de la medida de la temperatura con la velocidad del
motor, se hace necesario corregir las mediciones con la temperatura a través del llamado factor
de galga (“gauge factor”).
iv./ Para poder calcular la distribución “real” de tensiones a lo largo del componente, es
necesario calcular previamente el factor de escala con respecto a la distribución modal de
tensiones obtenida por medio de los modelos de elementos finitos. Para ello es necesario
estimar para cada modo identificado en el ensayo y con la ayuda del modelo FEM, las
deformaciones promedio (“ average strain”) superficiales en la posición y dirección de la galga
teniendo en cuenta sus dimensiones. El factor de escala puede entonces ser determinado de
acuerdo a la siguiente formula:
factor escala = ε
m
/ ε
FE
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 83 de 101
donde, ε
m
es la deformación medida por la galga y corregida con la temperatura, y ε
FE
es la
deformación obtenida del modelo matemático (modelo elementos finitos).
Las dimensiones del área de medida más común en las galgas extensiométricas utilizadas en
los ensayos de un motor son: 3.48 mm (longitud) x 4.064 (anchura).
La aplicación de este factor de escala a la distribución de tensiones obtenida del modelo FEM
permite obtener el campo de tensiones en cual punto del componente. Estos niveles de tensión
vibratoria en combinación con las tensiones debidas a las cargas estacionarias pueden
entonces compararse con la resistencia a la fatiga del material y estimar la vida del componente.
Hay que tener en cuenta que el factor de escala es para cada galga, y si son varias las galgas
que determinan un mismo modo hay que saber discernir dentro de la variación de la medida
para poder calcular el adecuado factor de escala para cada modo natural identificado durante el
ensayo.
v./ La aproximación mas usual para escalar las tensiones modales es la amplitud del
desplazamiento en el extremo más exterior del álabe (“blade tip amplitude”), lo cual no es tan
sencillo de medir en el caso de alabes con “shroud” para las condiciones de funcionamiento del
motor. Normalmente en esta región se produce el mayor desplazamiento absoluto del álabe.
Teniendo en cuenta lo anterior un método muy útil para la normalización de los modos
naturales, vectores propios, obtenido a través de los análisis teóricos consiste en normalizarlos
con respecto al máximo desplazamiento. Esta normalización puede ser a su vez de dos formas,
una primera independiente de la frecuencia considerando el máximo desplazamiento absoluto
como la unidad, y otro teniendo en cuenta la frecuencia y haciendo que el máximo
desplazamiento por la frecuencia del modo natural sea la unidad. Con este último método de
normalización, denominado af (Amplitud x Frecuencia), se puede también definir los niveles de
vibración existente en el componente de estudio en una resonancia. Toda deformación vibratoria
en la posición de la galga o cualquier posición crítica se puede relacionar con o para una
amplitud equivalente en el extremo superior del álabe o af.
La respuesta final sobre el nivel de vibraciones existente en el motor para una resonancia
particular puede ser interpretado en términos de porcentaje de los limites vibratorios
(“endurance ratio”) para 1E+07 ciclos rotatorios a flexión (“rotating bending”). Para tener en
cuenta el factor R (tensión media distinta de cero) se deben de disponer de los apropiados datos
de materiales (R-M diagrama) o en caso contrario aplicar el diagrama de Goodman. En el caso
de los componentes de las turbina de baja presión, las tensiones vibratorias no deberían superar
el 40% ó 50% de los valores limites de HCF, “endurance limit”, para mostrar un comportamiento
dinámico satisfactorio. Valores superiores se deben revisar a tendiendo a experiencias pasadas.
Los valores limites vibratorios para 1E+07 ciclos obtenidos con probetas de materiales son
valores teóricos que deben corregirse por un factor para aplicar al diseño en concreto con
ensayos de fatiga de componente. Este factor sólo aplica a las tensiones alternantes. En
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 84 de 101
ausencia de datos de fatiga de componente un factor de 0.8 basado en la experiencia puede
aplicarse a los datos de probetas de materiales.
11.2.3- Interpretación de los resultados de los SG .
Para poder interpretar las lecturas de las galgas (SG) primero se debe de disponer de la
calibración de las galgas a temperatura constante (20ºC) y sin carga, y de la evolución de su
medida con la variación de la temperatura en el rango de funcionamiento del ensayo (motor).
Este factor corrector por la temperatura puede ser en deformada (T
E
) o en tensión (T
S
), y debe
ser aplicado a las lecturas obtenidas de los SG durante el ensayo del motor para la temperatura
del modo de resonancia y en la localización de la galga. La calibración de las galgas consiste es
otro ensayo experimental de laboratorio. El factor corrector para la tensión además de tener en
cuenta la variación de la deformación de la galga con la temperatura, tiene en cuenta la
variación del Modulo de Young.
Figura 11.3.3.1 Factor corrector de lectura en deformación del SG con la temperatura
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 85 de 101
Figura 11.3.3.2 Factor corrector de lectura en tensión (Modulo de Young)del SG con la
temperatura
El cálculo de los porcentajes de los limites vibratorios para 1E+07 (“endurance ratio”, HCF ratio)
esta basado en la hipótesis de que la proporción entre los valores de tensión en diferentes
puntos es constante dentro de un modo, independiente de la condición de temperatura. Y
además, que esa relación es la misma en el componente que en los modelos matemáticos
(elementos finitos) una vez validado. Si esa validación del FEM no fuese satisfactoria, la relación
de tensiones dentro de un mismo modo no podría aplicarse al modelo, los modos naturales
serian diferentes.
σ
wp,motor
= Factor Dinámico · σ
wp,modelo FEM
Factor Dinámico = AF = (SG
motor
· T
E
) / ε
modelo,@ SG
σ
permitdo
= CF · σ
FS
· (1 – σ
media
/UTS) Aplicando la corrección por Goodman.
HCF ratio = (σ
wp,motor
/ σ
permitdo)
Siendo,
SG
motor
lectura en deformación de la galga (SG) en la condición de resonancia
ε
modelo,@ SG
valor de la deformación del modelo en la posición de la galga y para la
condición en que se produce la resonancia en el ensayo.
T
E
factor corrector por temperatura para deformación
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 86 de 101
σ
wp,motor
máxima tensión pico principal del componente (en la localización crítica)
en la condición de resonancia.
σ
wp,modelo FEM
Máxima tensión pico principal del modelo en la condición de resonancia.
σ
FS
tensión limite vibratoria para 1E+07 ciclos rotatorios a flexión R=-1.
CF factor de escala de datos de fatiga de probeta al componente.
σ
media
tensión media estacionaria del modelo en la localización crítica (σ
wp,motor)
Basado en la experiencia, un comportamiento dinámico satisfactorio requiere que el ensayo de
galgas verifique que se cumple HCF ratio < 0.5.
Normalmente no se disponen de los valores de tensión/deformación del modelo matemático
para cada condición de resonancia, sino que se escalan en función de la velocidad (rpm) a la
que ocurre la resonancia. La temperatura se escala lineal con la velocidad, mientras que las
tensiones se escalan al cuadrado.
Figura 11.2.3.1. Aspecto del formato de medida de comportamiento dinámico.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 87 de 101
Figura 11.2.3.2. Aspecto de los datos de medida de comportamiento dinámico. (Waterfall plots)
11.3- Especificación de Ensayos.
La información básica requerida para definir el ensayo de galgas y determinar/valorar el
comportamiento dinámico es la siguiente:
- Diagrama de Spoke o Campbell donde se identifique los modos de interés y las
potenciales resonancias.
- Definición de las deformadas modales y las distribuciones de tensión.
- Descripción del método (normalización) utilizado en los cálculos teóricos.
- Definición de la posición de las galgas en función de las necesidades y
limitaciones de acuerdo a los requerimientos de sensibilidad y error de la medida
por la posición. Se debe especificar la tolerancia máxima aceptable en la
instrumentación de las galgas.
- Definición de las condiciones del ensayo: ciclo, velocidad y temperatura.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 88 de 101
- Información tabular con los siguientes datos:
• Lecturas de las galgas in deformación por modo y posición
atendiendo al método de normalización y de definición de los
niveles de vibración (por ejemplo para un af = 1mhz)
• Sensibilidad de cada galga y la amplitud de la máxima tensión
principal por cada modo de interés.
• Error a la posición de cada galga. Tolerancias consideradas.
• Magnitud y localización de los picos de tensión alternante para
1mhz de nivel de vibración.
• Lecturas límites de seguridad de las galgas para predecir fallo en
el componente durante los ensayos.
• Datos para la calibración en laboratorio y en las condiciones de
funcionamiento del motor: medida de la deformación y sus
correspondientes pico de tensiones. En el caso de álabes
rotatorios estos datos son paras las configuraciones de con y sin
disco (“bladed disc & blade alone”).
Para los ensayos de validación de los modelos matemáticos en laboratorio se ha de definir la
cantidad, configuración, número de modos y restricciones. Además de especificar la
temperatura y velocidad del ensayo.
En los ensayos de validación de la resistencia a fatiga a temperatura del componente también
hay que especificar la siguiente información:
- la cantidad de cada estándar (configuración) a ensayar
- la temperatura de ensayo
- el modo de vibración (“flap” o torsión)
- el tipo de ensayo: incremental o para vida constante ( 1E+06 ó 1E+07)
- metodología del ensayo.
Todo los ensayos de motor deben de cumplir con los requerimientos definidos en la norma JAR-
E 650. En esta norma se definen los requerimientos de los ensayos de motor para verificar las
características dinámicas mediante una combinación de análisis y ensayos. Los requerimientos
de vibraciones de la JAR-E 650 son los siguientes:
(a) Each Engine must undergo vibration surveys to establish that the vibration characteristics of
those components that may be subject to mechanically or aerodynamically induced vibratory
excitations are acceptable throughout the declared flight envelope. The Engine surveys and
their extent shall be based upon an appropriate combination of experience, analysis and
component test and shall address, as a minimum, blades, vanes, rotor discs, spacers and
rotor shafts.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 89 de 101
(b) The surveys shall cover the ranges of power or thrust and both the physical and corrected
rotational speeds for each rotor system, corresponding to operations throughout the range of
ambient conditions in the declared flight envelope, from the minimum rotational speed up to
103% of the maximum physical and corrected rotational speed permitted for rating periods of
two minutes or longer and up to 100% of all other permitted physical and corrected rotational
speeds, including those that are overspeeds. If there is any indication of a stress peak arising
at the highest of those required physical or corrected rotational speeds, the surveys shall be
extended sufficiently to reveal the maximum stress values present, except that the extension
need not cover more than a further 2 percentage points increase beyond those speeds.
(c) Evaluations shall be made of:
(1) the effects on vibration characteristics of operating with scheduled changes (including
tolerances) to variable vane angles, compressor bleeds, accessory loading, the most
adverse inlet airflow distortion pattern declared by the manufacturer and the most adverse
conditions in the exhaust duct(s); and
(2) the aerodynamic and aeromechanical factors which might induce or influence flutter in
those systems susceptible to that form of vibration.
(d) Except as provided by (e), the vibration stresses associated with the vibration characteristics
determined under this JAR–E 650, when combined with the appropriate steady stresses,
must be less than the endurance limits of the materials concerned, after making due
allowances for operating conditions and for the materials’ permitted variations in properties.
The suitability of these stress margins must be justified for each part. If it is determined that
certain operating conditions, or ranges, need to be limited, operating and installation
limitations shall be established.
(e) The effect on vibration characteristics of excitation forces caused by fault conditions (such
as, but not limited to, out-of-balance, local blockage or enlargement of stator vane passages,
fuel nozzle blockage, incorrectly scheduled compressor variables, etc.) shall be evaluated by
test or analysis or by reference to previous experience and be shown not to create a
hazardous condition.
(f) Compliance with this JAR–E 650 shall be substantiated for each specific installation
configuration that can affect the vibration characteristics of the Engine. If these vibration
effects cannot be fully investigated during Engine certification, the methods by which hey
can be evaluated and compliance shown shall be substantiated and defined in the installation
instructions required by JAR–E20(d).
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 90 de 101
12.- Medida del comportamiento dinámico por el Método de los Elementos Finitos.
12.1.- Datos para la generación del modelo.
Los elementos fundamentales para hacer el análisis de vibraciones de un componente
son cuatro:
1.- La geometría del componente.
2.- Las condiciones de contorno de la estructura.
3.- Las propiedades del material.
4.- El tipo de excitación a que está sometido el componente
En este punto es donde podemos especificar la necesidad del uso de modelos de
elementos finitos para ayudarnos a analizar el comportamiento dinámico del componente.
12.2.- Pasos para el Análisis.
Para el análisis dinámico es importante tener en cuenta lo siguiente:
1.- Tener claros cuales son los criterios de diseño que se van aplicar al componente. Es
necesario conocer los objetivos del análisis antes de generar el MEF, como trabaja este
componente en servicio, cuáles son las cargas a que se encuentra sometido y lógicamente la
aproximación al cálculo dinámico que se va a utilizar.
2.- Conocer los datos del material.
3.- Construir el MEF y comprobar su calidad mediante el uso de las recomendaciones que
aparecen en la pauta IET-102-001.
4.- Definir el tipo de análisis dinámico. Que la carga actuante sea proveniente de una
vibración con lo cual será necesario el análisis dinámico correspondiente, ya sea en condiciones
estacionarias o transitorias, incluso puede ser necesario un análisis de respuesta.
5.- Si se tienen múltiples casos de carga, es conveniente calcular los casos unitarios y
hacer la combinación posterior. Lógicamente esto es aplicable para cálculos lineales. Existen en
ITP herramientas desarrolladas para realizar la combinación de cargas teniendo en cuantas las
excedencias en cada condición de vuelo.
6.- Considerar las experiencias anteriores de componentes similares. Este supuesto es
muy utilizado pues es muy difícil poder reproducir todas las condiciones en que se va a
encontrar un componente en funcionamiento.
7.- Definir si se cumple con los requisitos del proyecto.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 91 de 101
12.3.- Recomendaciones para el Análisis.
Las siguientes recomendaciones deben tenerse en cuenta:
1.- Se debe representar el componente de forma precisa, tanto en su comportamiento
físico como en las propiedades del material.
2.-Se debe tener mucho cuidado en la definición de cargas y condiciones de contorno.
Pues estas tienen gran influencia en el comportamiento dinámico.
3.- Normalmente para el cálculo de vibraciones, se pueden usar modelos no
excesivamente precisos y en cada caso se verá la conveniencia del uso de elementos sólidos o
elementos placa. En este sentido hay que tener especial cuidado de cómo se considera el
comportamiento del elemento cáscara, pues algunos “solver” no son capaces de calcular la
deformación fuera del plano del elemento, haciendo inviable el cálculo de los invariantes de
deformación (Von Mises, deformaciones principales).
4.- Se deben elegir adecuadamente los elementos a utilizar en el mallado, pues estos
tienen que tener la capacidad de poder calcular de forma precisa los valores de tensión o
deformación en los nudos. Generalmente, los elementos de mayor orden suelen dar resultados
más precisos.
5.- La densidad del mallado puede tener influencia en el cálculo, es importante conocer el
error que se comete debido a la discretización elegida.
6.- La calidad del mallado es importante, y a ser posible se evitará el uso de elementos
triangulares o “wedges”.
7.- El uso de elementos “gap” ha de ser cuidadoso en los análisis dinámicos. Debería
tratarse como si fuera un análisis transitorio. Se deberá realizar un análisis no lineal
considerando incrementos de carga para simular el contacto usando elementos “gap”. Con esto
todas las cargas exteriores deberán ser aplicadas de forma simultánea en el mismo análisis y
obtener así la historia de tensiones.
8.- Es importante correlar los resultados del análisis con los resultados de ensayos; el
método a utilizar se describirá en el siguiente apartado.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 92 de 101
Figura 12.3.1. Ejemplo de discretización y resultados usando el MEF
12.4.- Validación de Modelos de Elementos Finitos.
12.4.1- Consideraciones Generales.
Existen varios ensayos dinámicos que soportan la validación de los modelos matemáticos.
Estos ensayos se apoyan en el uso de galgas extensiométricas para determinar las frecuencias
y deformadas modales de un número representativo de resonancias. Las localizaciones de fallo
definida durante los ensayos de fatiga del componente a temperatura (“hot fatigue testing”)
también deben de mostrar un alto grado de correlación con las predicciones de las posiciones
de fallo del modelo de elementos finitos.
Los modelos de elementos finitos deben de estar validados con mediciones en laboratorio y en
unas condiciones de contorno (fijaciones), temperatura y velocidad fácilmente reproducible. En
el caso de los álabes rotatorios de una turbina, estas condiciones para su validación en
laboratorio son a 20ºC y 0rpm para una fijación infinitamente rígida en lo que seria su unión al
disco (“root fixing block”). El número de modos que se deben de registrar para su validación
debe de ser representativo con respecto a los modos de mayor importancia en el
comportamiento dinámico del componente y sus potenciales resonancias. Normalmente y en el
caso concreto de álabes rotatorios de turbina se deben registrar los 6 primero modos naturales,
aunque su número depende de la configuración de los álabes. Para configuraciones de un perfil
aerodinámico el número de modos a correlacionar es mayor que en una configuración de pares,
10 frente a 6 ó 4.
En el caso de álabes estáticos, la validación de los modelos con medidas de laboratorio se
realiza para la configuración libre-libre ante la dificultad de simular las condiciones de contorno
adecuadamente. Se obtiene de esta forma los modos de flexibilidad del componente.
La verificación de las frecuencias es directa entre los resultados del ensayo de galgas y el
modelo de elementos finitos, y lo mismo ocurre para las localizaciones de fallo en el caso de los
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 93 de 101
ensayos de fatiga del componente a temperatura. Sin embargo no es directa la comparación de
la deformada modal entre los resultados el modelo de elementos finitos y los datos de las
galgas. Para poder comprar las deformadas existen varias técnicas, la que a continuación se
presenta se denomina MAC (Modal Assurance Criterion). Estas comparaciones (“dynamic model
updating”) se pueden hacer siempre y cuando el número de medidas, galgas, instaladas sobre
el componente sea significativo o representativo de cara a los modos a comparar.
12.4.2- Criterio MAC (Modal Assurance Criterion)
El criterio MAC mide en general el grado de proporción que existe entre dos vectores (modales),
en la forma de un coeficiente de correlación para una estimación de cociente de mínimos
cuadrados. En la actualidad este criterio se utiliza dentro de la actualización dinámica de
modelos para comparar los vectores modales analíticos y las mediciones experimentales. Esta
aplicación puede se también una herramienta muy útil a la hora de detectar regiones de una
estructura (componente) con un bajo grado de correlación experimental-modelo, que distorsiona
el posible alto grado de correlación existente en el resto del componente.
Se define los valore MAC como:
( )
{ } [ ] { } ( )
{ } [ ] { } ( ) { } [ ] { } ( )
e
t
e a
t
a
e
t
a
e a
W W
W
MAC
ψ ψ ψ ψ
ψ ψ
ψ ψ
⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅
⋅ ⋅
=
2
,
donde, {ψ
a
} = vector modal analítico

e
} = vector modal experimental
[W] = matriz de peso
El valor resultante MAC (ψ
a

e
) es un coeficiente de correlación que varia siempre entre 0 y 1.
El valor de 1 indica una correlación o proporción perfecta, y un valor de 0 indica que no hay una
relación lineal completa entre los dos vectores.
La principal ventaja del método es que cuantifica el grado de proporcionalidad sólo con un
número. Sin embargo, su aspecto más desfavorable radica en que aquellas diferencias
fuertemente localizadas no se pueden llegar a detectar. Además dependiendo del problema,
pequeño o largos desplazamientos, o alta o baja energía de deformación, la matriz de peso
debe de ser distinta.
La matriz de peso [W] puede ser la matriz de masa [M] o la matriz de rigidez [K].
• Se utiliza [W] = [M] para ponderar:
- los desplazamientos modales más grandes
- los nudos con energía cinética más grande.
Es aplicable a los modos de frecuencia más baja en los que la masa es preponderante
frente a la rigidez.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 94 de 101
• Se utiliza [W] = [K] para ponderar:
- los desplazamientos modales más pequeños
- los nudos con energía elástica más grande.
Es aplicable a los modos de frecuencia más alta en los que la rigidez es preponderante
frente a la masa.
El método MAC también puede aplicarse a áreas parciales del componente y verificar por
regiones el grado de correlación de las distintas partes de modelo de elementos finitos.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 95 de 101
13.- REFERENCIAS.
1. Manual de Cálculo de Estructuras Radiales. MET-102-001
2. Roark´s Formulas for Stress & Strain. Warren C. Young. McGraw-Hill.
3. Mechanical Vibrations, J.P. Den Hartog. Dover
4. Bruhn, E. F.: Analysis and Design of Flight Vehicle Structures, Jacobs Publishing Inc.,
1973.
5. Manual de Cálculo de Alabes de Rotor. MET-102-004.
6. Turbomachine Blade Vibration. J.S. Rao John Wiley & Sons.
7. Pauta de Verificación de modelos matemáticos. IET-102-001
8. Manual de Cálculo de Discos de Turbina. MET-102-002
9. Manual de Criterios de Cálculo de álabes de rotor. MET-102-009
10. How to tackle with Non-linear FEM analyses (NAFEMS)
11. Engineering Science Data Units (ESDU)
12. ASTM Fatigue Test
13. Newland, D.E.: Vibraciones aleatorias y análisis espectral, Editorial AC,
14. M.J. Goodwin: Dynamics of Rotor-Bearing Systems, University Press, 1989.
15. MSC/NASTRAN Handbook for Dynamic Analysis.
16. El Método de los Elementos Finitos, O.C. Zienkiewicz, Reverté S.A.
17. Structural Dynamic Characteristics of Bladed Assemblies. D.J.Ewins
18. Flutter Mechanism in LPT Blades, M. Nowinski, J. Panovsky, ASME 98-GT-573
19. TRENT 900 LPT DESIGN CRITERIA, JVA/ET/235/T/074, Dec 2001
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 96 de 101
APENDICE 1 Ejemplos de dinámica de rotores con MSC.Nastran v70.7
E=210000 MPa
I=2898119.22 mm
4
(tubo de r
ext
=50 mm y r
int
=40 mm)
Shear factor=0.5
L
1
=800 mm
L
2
=400 mm
m=0.1 Mg
I
p
=4500 Mg·mm
2
I
d
=2250 Mg·mm
2
ρ=7.89e-9 Mg/mm
3
1. Calculo de frecuencias asíncronas para Ω=60 Hz.
1a. El rotor se considera un sólido rígido ( alter “ridgyroa.v707”)
1b. El rotor es un sistema equivalente de masas (alter “segyroa.v707”)
2. Calculo de frecuencias síncronas para 1EO (n=1).
2a. El rotor se considera un sólido rígido ( alter “ridgyroa.v707”)
El modelo de elementos finitos del eje esta formado por 24 elementos viga (1 elemento = 50 mm
):
eje.bdf
SPC1 1 1234 1
SPC1 1 23 17
GRID 1 0. 0. 0.
GRID 2 50. 0. 0.
GRID 3 100. 0. 0.
GRID 4 150. 0. 0.
GRID 5 200. 0. 0.
GRID 6 250. 0. 0.
GRID 7 300. 0. 0.
GRID 8 350. 0. 0.
GRID 9 400. 0. 0.
GRID 10 450. 0. 0.
GRID 11 500. 0. 0.
GRID 12 550. 0. 0.
GRID 13 600. 0. 0.
GRID 14 650. 0. 0.
GRID 15 700. 0. 0.
GRID 16 750. 0. 0.
GRID 17 800. 0. 0.
GRID 18 850. 0. 0.
GRID 19 900. 0. 0.
GRID 20 950. 0. 0.
GRID 21 1000. 0. 0.
GRID 22 1050. 0. 0.

A B
L
1
L
2
G
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 97 de 101
GRID 23 1100. 0. 0.
GRID 24 1150. 0. 0.
GRID 25 1200. 0. 0.
CBAR 2 1 1 2 1.
CBAR 3 1 2 3 1.
CBAR 4 1 3 4 1.
CBAR 5 1 4 5 1.
CBAR 6 1 5 6 1.
CBAR 7 1 6 7 1.
CBAR 8 1 7 8 1.
CBAR 9 1 8 9 1.
CBAR 10 1 9 10 1.
CBAR 11 1 10 11 1.
CBAR 12 1 11 12 1.
CBAR 13 1 12 13 1.
CBAR 14 1 13 14 1.
CBAR 15 1 14 15 1.
CBAR 16 1 15 16 1.
CBAR 17 1 16 17 1.
CBAR 18 1 17 18 1.
CBAR 19 1 18 19 1.
CBAR 20 1 19 20 1.
CBAR 21 1 20 21 1.
CBAR 22 1 21 22 1.
CBAR 23 1 22 23 1.
CBAR 24 1 23 24 1.
CBAR 25 1 24 25 1.
PBARL 1 1 TUBE +
+ 50. 40.
MAT1 1 210000. 0.3 7.8-9
Ejemplo 1a.
¾ Calculo de frecuencias asíncronas para Ω=60 Hz.
¾ El rotor se considera un sólido rígido ( alter “ridgyroa.v707”)
SOL 107
TIME 99
INCLUDE 'ridgyroa.v707'
CEND
TITLE= SHAFT EXAMPLE
SUBTITLE=MODES with gyro-NOsync
DISP=ALL
SPC=1
CMETHOD=100
BEGIN BULK
PARAM POST -1
PARAM GRDPNT 0
PARAM SYNC NO
PARAM,RPM,3600.
EIGC 100 clan 20
DTI RGYRO 0
DTI RGYRO 1 25 4500. 1 1.
CONM2 100 25 0.1 +
+ 4500. 2250. 2250.
INCLUDE 'eje.bdf'
ENDDATA
Los resultados de frecuencias de resonancia son:
C O M P L E X E I G E N V A L U E S U M M A R Y
ROOT EXTRACTION EIGENVALUE FREQUENCY DAMPING
NO. ORDER (REAL) (IMAG) (CYCLES) COEFFICIENT
1 1 -2.305901E-11 -2.167442E+02 3.449592E+01 2.127762E-13
2 2 -2.305901E-11 2.167442E+02 3.449592E+01 2.127762E-13
3 3 -3.509278E-13 -2.944416E+02 4.686184E+01 2.383684E-15
4 4 -3.509278E-13 2.944416E+02 4.686184E+01 2.383684E-15
5 5 2.419125E-11 -3.320439E+02 5.284642E+01 -1.457112E-13
6 6 2.419125E-11 3.320439E+02 5.284642E+01 -1.457112E-13
7 7 8.341738E-10 -1.229127E+03 1.956217E+02 -1.357343E-12
8 8 8.341738E-10 1.229127E+03 1.956217E+02 -1.357343E-12
9 9 9.114812E-10 -1.852612E+03 2.948523E+02 -9.839960E-13
10 10 9.114812E-10 1.852612E+03 2.948523E+02 -9.839960E-13
11 11 -1.580492E-08 -2.130843E+03 3.391342E+02 1.483443E-11
12 12 -1.580492E-08 2.130843E+03 3.391342E+02 1.483443E-11
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 98 de 101
13 13 3.172996E-10 -3.124095E+03 4.972151E+02 -2.031306E-13
14 14 3.172996E-10 3.124095E+03 4.972151E+02 -2.031306E-13
15 15 4.940865E-10 -3.133384E+03 4.986936E+02 -3.153692E-13
16 16 4.940865E-10 3.133384E+03 4.986936E+02 -3.153692E-13
17 17 9.383979E-08 -9.338239E+03 1.486227E+03 -2.009796E-11
18 18 9.383979E-08 9.338239E+03 1.486227E+03 -2.009796E-11
19 19 1.089587E-07 -9.339188E+03 1.486378E+03 -2.333366E-11
20 20 1.089587E-07 9.339188E+03 1.486378E+03 -2.333366E-11
21 21 2.736445E-07 -1.392731E+04 2.216601E+03 -3.929609E-11
22 22 2.736445E-07 1.392731E+04 2.216601E+03 -3.929609E-11
23 23 4.057871E-02 -1.802629E+04 2.868974E+03 -4.502169E-06
24 24 4.057871E-02 1.802629E+04 2.868974E+03 -4.502169E-06
Considerando únicamente las frecuencias cuya componente imaginaria (IMAG) es positiva, se
identifican los modos de flexión, tracción y torsión de la viga. Los modos de flexión “forward” se
identifican como aquellos en los que el vector desplazamiento “real” en el plano yz de un nudo
del eje está adelantado respecto al vector desplazamiento “imaginario”; en caso contrario el
modo de flexión es “backward”.
imaginario
imaginario
FORWARD BACKWARD
Mode
number
Frecuencia
[Hz]
Forma del modo
2 34.496 1º flexión back
4 46.862 1º torsión
6 52.846 1º flexión forw
8 195.622 2º flexión back
10 294.852 2º flexión forw
12 339.134 1º tracción
14 497.215 3º flexión back
16 498.694 3º flexión forw
18 1486.227 4º flexión back
20 1486.378 4º flexión forw
22 2216.601 2º tracción
Ejemplo 1b.
¾ Calculo de frecuencias asíncronas para Ω =60 Hz.
¾ El rotor es un sistema equivalente de masas (alter “segyroa.v707”): 4 masas de 0.025 Mg
orientadas a 0, 90, 180 y 270 grados con un radio de 212.132 mm que resultan en una
inercia diametral de 2250 Mg·mm
2
y una inercia polar de 4500 Mg·mm
2
. Estas masas se
conectan al nudo extremo del eje con vigas de rigidez muy alta.
Ejecución inicial
SOL 101
TIME 99
INCLUDE 'segyroa.v707'
y
z
real
y
z
real
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 99 de 101
CEND
TITLE= SHAFT EXAMPLE
SUBTITLE=MODES with gyro-NOsync
DISP=ALL
SPC=1
LOAD=1
$CMETHOD=100
BEGIN BULK
$PARAM POST -1
$EIGC 100 clan 20
$ FOUR MASSES
GRID 101 1200. 212.132 0.
GRID 102 1200. 0. 212.132
GRID 103 1200. -212.1320.
GRID 104 1200. 0. -212.132
CONM2 101 101 0.025
CONM2 102 102 0.025
CONM2 103 103 0.025
CONM2 104 104 0.025
CBAR 201 2 25 101 1.
CBAR 202 2 25 102 1.
CBAR 203 2 25 103 1.
CBAR 204 2 25 104 1.
PBARL 2 2 ROD +
+ 1000.
$ 60 Hz
RFORCE 1 1 60. 1. 0. 0.
MAT1 2 210000. 0.3
INCLUDE 'eje.bdf'
ENDDATA
Ejecución de RESTART
RESTART
SOL 107
TIME 99
CEND
TITLE= SHAFT EXAMPLE
SUBTITLE=MODES with gyro-NOsync
DISP=ALL
SPC=1
LOAD=1
CMETHOD=100
BEGIN BULK
PARAM POST -1
EIGC 100 clan 20
ENDDATA
Los resultados de frecuencias de resonancia son:C O M P L E X E I G E N V A L U E S U M M A R Y
ROOT EXTRACTION EIGENVALUE FREQUENCY DAMPING
NO. ORDER (REAL) (IMAG) (CYCLES) COEFFICIENT
1 16 -2.535711E-11 -4.494767E+01 7.153644E+00 1.128295E-12
2 15 -2.535711E-11 4.494767E+01 7.153644E+00 1.128295E-12
3 4 -1.407594E-09 -2.944407E+02 4.686169E+01 9.561138E-12
4 3 -1.407594E-09 2.944407E+02 4.686169E+01 9.561138E-12
5 1 -3.726439E-13 -5.937350E+02 9.449586E+01 1.255253E-15
6 2 -3.726439E-13 5.937350E+02 9.449586E+01 1.255253E-15
7 5 1.752958E-08 -1.475588E+03 2.348471E+02 -2.375945E-11
8 6 1.752958E-08 1.475588E+03 2.348471E+02 -2.375945E-11
9 7 3.284626E-08 -1.606084E+03 2.556162E+02 -4.090230E-11
10 8 3.284626E-08 1.606084E+03 2.556162E+02 -4.090230E-11
11 9 -1.029161E-08 -2.130738E+03 3.391175E+02 9.660139E-12
12 10 -1.029161E-08 2.130738E+03 3.391175E+02 9.660139E-12
13 11 -2.440145E-08 -2.756385E+03 4.386923E+02 1.770540E-11
14 12 -2.440145E-08 2.756385E+03 4.386923E+02 1.770540E-11
15 13 -1.459764E-08 -3.501079E+03 5.572141E+02 8.338935E-12
16 14 -1.459764E-08 3.501079E+03 5.572141E+02 8.338935E-12
17 17 3.342646E-06 -8.962167E+03 1.426373E+03 -7.459459E-10
18 18 3.342646E-06 8.962167E+03 1.426373E+03 -7.459459E-10
19 19 -1.810137E-05 -9.715200E+03 1.546222E+03 3.726401E-09
20 20 -1.810137E-05 9.715200E+03 1.546222E+03 3.726401E-09
Considerando únicamente las frecuencias cuya componente imaginaria (IMAG) es positiva, se
identifican los modos de flexión, tracción y torsión de la viga.
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 100 de 101
Las frecuencias de flexión al estar obtenidas en el sistema rotatorio han de corregirse al sistema
no rotatorio (frecuencias reales) con la siguiente formula:
Ω ± ⋅ Ω − =
R R NR
f ) f ( signo f
(+) forward
(-) backward
Mode
number
Frecuencia en sistema
rotatorio f
R
[Hz]
Frecuencia en sistema no
rotatorio
f
NR
[Hz]
Forma del modo
2 7.154 52.846 1º flexión forward
4 46.862 46.862 1º torsión
6 94.496 34.496 1º flexión backward
8 234.847 294.847 2º flexión forward
10 255.616 195.616 2º flexión backward
12 339.118 339.118 1º tracción
14 438.692 498.692 3º flexión forward
16 557.214 497.214 3º flexión backward
18 1426.373 1486.373 4º flexión forward
20 1546.222 1486.222 4º flexión backward
Como puede apreciarse las frecuencias reales obtenidas son prácticamente las mismas que las
obtenidas en el ejemplo 1a.
Ejemplo 2a.
¾ Calculo de frecuencias síncronas para 1EO (n=1).
¾ El rotor se considera un sólido rígido ( alter “ridgyroa.v707”)
SOL 107
TIME 99
INCLUDE 'ridgyroa.v707'
CEND
TITLE= SHAFT EXAMPLE
SUBTITLE=MODES with gyro-sync
DISP=ALL
SPC=1
CMETHOD=100
BEGIN BULK
PARAM POST -1
PARAM GRDPNT 0
PARAM SYNC YES
EIGC 100 CLAN 10
DTI RGYRO 0
DTI RGYRO 1 25 4500. 1 1.
CONM2 100 25 0.1 +
+ 4500. 2250. 2250.
INCLUDE 'eje.bdf'
ENDDATA
Los resultados de frecuencia son:
C O M P L E X E I G E N V A L U E S U M M A R Y
ROOT EXTRACTION EIGENVALUE FREQUENCY DAMPING
NO. ORDER (REAL) (IMAG) (CYCLES) COEFFICIENT
1 1 -1.869230E-14 2.366298E+02 3.766080E+01 1.579877E-16
2 2 5.798268E-14 2.944416E+02 4.686184E+01 -3.938484E-16
3 3 -8.001740E-14 3.238741E+02 5.154616E+01 4.941266E-16
4 4 -1.951191E-13 9.939524E+02 1.581924E+02 3.926127E-16
5 5 1.269857E+03 1.805090E-13 .0 .0
6 6 -3.979035E-14 2.130843E+03 3.391342E+02 3.734705E-17
7 7 -1.301287E-12 3.103406E+03 4.939224E+02 8.386187E-16
8 8 -2.596315E-14 3.117206E+03 4.961187E+02 1.665796E-17
9 9 6.241342E-11 9.327223E+03 1.484474E+03 -1.338307E-14
10 10 -2.483706E-11 9.334807E+03 1.485681E+03 5.321387E-15
11 11 -1.649737E-08 1.307127E+04 2.080356E+03 2.524219E-12
C
o
p
i
a

e
n

p
a
p
e
l

s
e
r
á

S
Ó
L
O

P
A
R
A

I
N
F
O
R
M
A
C
I
Ó
N

P
a
p
e
r

c
o
p
y

w
i
l
l

b
e


F
O
R

I
N
F
O
R
M
A
T
I
O
N

O
N
L
Y

i
MANUAL DE CALCULO DE
VIBRACIONES
MET-102-024
Edición: 1
Revisión: 0
Pág 101 de 101
12 12 -7.651662E-08 1.312203E+04 2.088436E+03 1.166231E-11
e interpretando los modos:
Mode
number
Frecuencia
[Hz]
Forma del modo
1 37.661 1º flexión back
2 46.862 1º torsión
3 51.546 1º flexión forw
4 158.192 2º flexión back
6 339.134 1º tracción
7 493.922 2º flexión forw
8 496.119 3º flexión back
9 1484.474 3º flexión forw
10 1485.681 4º flexión back
11 2080.356 4º flexión forw
12 2088.436 5º flexión back

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful