P. 1
ANTOLOGIAS DE LECTURAS LEEMOS MEJOR CADA DIA QUINTO GRADO

ANTOLOGIAS DE LECTURAS LEEMOS MEJOR CADA DIA QUINTO GRADO

5.0

|Views: 93.155|Likes:
LECTURAS PARA QUINTO GRADO
LECTURAS PARA QUINTO GRADO

More info:

Published by: Jose Luis Martinez Mendez on Jul 31, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/12/2015

pdf

text

original

Un día, el conejo y el coyote se encontraron en el camino y siguieron andando los dos
juntos. Y un día el conejo le preguntó al coyote:
–¿Por qué usted ha crecido más? Yo quiero crecer como usted.
Contestó el coyote:
–Durante mucho tiempo nos llevamos bien, pero si usted quiere saber porqué he
crecido, es porque yo como bien: como carne y fruta. Y si usted quiere crecer como yo,
algún día encontraremos buena comida.
Un día fueron a la milpa, hallaron una papaya madura, y le dice el coyote al conejo:
–Te toca cortar la papaya y vamos a comer la mitad y te vas a transformar como yo –
el conejo de momento se alegró.
Dice el coyote:
–Yo reparto la mitad de la papaya; el que lo termina de comer, alegre, y el que no lo

termina de comer, triste.

Entonces el conejo se quedó triste, porque aunque se comió la fruta no creció como
el coyote, y se fue caminando y se encontró con el tlacuache que le preguntó:
–¿Por qué estas triste?
Dijo el conejo:
–Estoy triste, es que el coyote me engañó; de comer la papaya yo iba a crecer como él.
Dijo el tlacuache:
–Vamos a seguir caminando para encontrar al coyote mentiroso.
Pasaron por una milpa y vieron la huella del coyote donde pasó, y el tlacuache le dijo

al conejo:

–No tengas miedo, el engaño que te hizo lo tiene que pagar el coyote.
Llegaron a un potrero, encontraron dos matas de zapote, y allí estaba el coyote
esperando zapote maduro para comer. Allí se saludaron y pensaron cómo iban a comer el
zapote maduro; dijo el coyote:
–Tenemos que nombrar un jefe que no tenga cola larga.

LEEMOS MEJOR DÍA A DÍA

QUINTO GRADO

Dijo el tlacuache:
–Yo propongo al conejo como jefe, él no tiene cola larga.
–Contestó el conejo:
–De respeto soy orejón y me tienen que cumplir la orden que les digo. Primero al
coyote: tienes que cortar tres zapotes maduros.
El coyote hizo el intento de cortar los zapotes maduros, pero nunca pudo subir al

árbol del zapote.
Dijo el coyote:
–Ya me cansé, nunca podré subir– y empezó a llorar.

Ivette González Parada, Las narraciones de niñas y niños indígenas, Tomo I, México, SEP, 2001.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->