Está en la página 1de 84

MANUAL DE LA LUNA

PARA “CURIOSOS”
Prof. Félix E. Díaz
(Maestro Sri Deva Fénix)
1
MANUAL DE LA LUNA PARA “CURIOSOS”
Prof. Félix E. Díaz (Maestro Sri Deva Fénix)
La Luna es el objeto celestial que marca el ritmo del tiempo en la
Naturaleza y también en nosotros mismos.
El ciclo lunar es una auténtica unidad de tiempo.
Lo cierto es que existe una indudable asociación entre la Luna y los
Biorritmos que animan a los seres vivos.
La Luna afecta con gran intensidad sobre todo a los líquidos.
Este es un trabajo de investigación, que pretende reunir una síntesis de
la información existente, dispersa y casi olvidada de los efectos de la Luna y
sus cuatro fases sobre los seres vivos (Agua, Plantas, Animales y Humanos).
Intentando rescatar Tradiciones del folklore popular y sus aplicaciones
empíricas que van desde la Agricultura a lo Doméstico cotidiano. Tratando
claro está de no descuidar el aspecto Científico en la medida de lo posible
… trabajo llegue a todas aquellas
Es mi expreso deseo que este humilde
personas que de una u otra forma creen en la influencia de la Luna .
DEDICADO A TODOS LOS CURIOSOS DEL MUNDO
2
LA INFLUENCIA DE LA LUNA SOBRE LA VIDA
La luna a través del tiempo, ha sido fuente de inspiración de artistas,
escritores y poetas. Partituras del pentagrama melódico, serenatas,
óleos e incontables historias y leyendas se han tejido alrededor del
Satélite que ilumina las noches terrestres.

Lo más importante es que ella produce también muchos cambios, los


cuales influyen en los seres vivos. La luz irradiada por la luna
permite a las plantas liberarse de células muertas en la fibra xiloidea
y contribuye a cicatrizar las heridas de las plantas.
Actualmente sabemos que la luna llena y la menguante influyen
tanto en el crecimiento de las plantas como en el estado de salud o
tasa de muerte del ser humano. A mediados del mes, el organismo
humano parece un pequeño océano, ya que el 70 o el 80 por ciento
del mismo está compuesto por agua. Cada mes cuando llega el
momento de luna llena, a causa de la influencia de la atracción del
globo terrestre, se produce una reacción de mareas matutinas y
nocturnas en el común de todos los organismos vivos.
3
DATOS GENERALES DE LA LUNA
La Luna es el único satélite natural de la tierra. Gira sobre sí
misma (movimiento de rotación) y también alrededor de nuestro
planeta (movimiento de revolución-traslación).

CICLOS LUNARES
Se llama “mes sinódico” o “lunación” al tiempo en que la Luna gira
alrededor de la tierra, de Luna nueva a Luna nueva, relativo al sol y
que tarda unos 29,53 días. También existe el “mes anomalístico” que es
el período de revolución de la Luna de perigeo a perigeo, lo cual tarda
en promedio 27,554 días.

DIMENSIÓN Y DISTANCIA
Su tamaño es 50 veces menor que la Tierra y no tienen luz propia. La
distancia promedio que existe entre la tierra y la Luna es de
aproximadamente 384.000 Km (30 diámetros de Luna).

4
DATA:
• Masa, 7,35 x 10^22 kg.
• Masa (Tierra =1) 0,0123
• Radio ecuatorial 1 737,40 Km
• Radio ecuatorial (tierra = 1) 0,272
• Densidad promedio 3,34 g/cm^3
• Distancia promedio a la tierra 384.400 Km
• Período de rotación 27,32 días
• Período de revolución 27,32 días
• Período promedio entre lunaciones 29, 53 días
• Velocidad orbital promedio 1,03 Km/s
• Excentricidad de la órbita, 005
• Inclinación del eje 1,54 grados
• Inclinación de la órbita 5,14 grados
• Gravedad en la superficie 1,62 m/s^2
• Velocidad de escape 2,38 Km/s
• Magnitud visual -12,74
• Temperatura promedio (día) 107°C
• Temperatura promedio (noche) -153°C
• Atmósfera: ninguna

5
DATOS GENERALES
Además de la tierra, nuestro propio satélite, la Luna, es el objeto más
conocido. Desde las primeras observaciones telescópicas hechas por Galileo,
se comenzaron a definir algunas de sus características geológicas.
Hay dos tipos de terreno en la Luna: los de alto albedo (alta reflectividad) llenos de
cráteres y escarpados terrenos elevados, denominados “terrae”, y las tierras bajas de
bajo albedo (oscuros), lisos, con pocos cráteres, denominados “Maria”, por su
parecido con los mares. Se sabe que las Maria son vastas planicies que eructaron en la
superficie de la Luna hace unos 3800 a 2800 millones de años, compuestos
primariamente de la misma roca volcánica (basalto) oscura que constituye las lavas
de los volcanes.
Sin embargo, la gran mayoría de los cráteres lunares, tales como Kepler, Copérnico,
Tycho e inclusive el Mare Imbrium, son el resultado de impactos de meteoros y
cometas.

COMPOSICIÓN
La Luna siempre muestra la misma cara (el lado cercano) hacia la tierra. La sincronía entre
su rotación axial y su revolución alrededor de la tierra es el resultado de las interacciones
gravitacionales de los abultamientos ecuatoriales de los dos objetos.
La topografía de los dos lados es marcadamente asimétrica. El lado lejano carece de los
oscuros mares, por el contrario está caracterizado por terrae con muchos cráteres.
6
ROTACIÓN DE LA LUNA
Si se registra la posición de la Luna noche tras noche, se puede concluir que se mueve
alrededor de 13 grados hacia el este por día. Como el sol se mueve a razón de 1 grado
por día, también hacia el este, con respecto a éste, la Luna se mueve hacia el este a
razón de 12 grados por día. Debido a la rotación de la tierra, la Luna y todos los
objetos en la esfera celeste, se levantan por el este y se ocultan por el oeste, pero
debido a su rotación, la Luna cruza el meridiano local cada día alrededor de 50
minutos más tarde en promedio con respecto al día anterior.
LAS FASES DE LA LUNA
Llama poderosamente la atención el continuo cambio de aspecto de la Luna. En
Luna Llena se presenta como un disco totalmente iluminado, día tras día va
disminuyendo el área iluminada (visible desde la tierra) hasta quedar totalmente a
oscuras en Luna Nueva. Estos cambios se deben al movimiento de traslación de la
Luna alrededor de la Tierra, la cual a su vez se traslada alrededor del Sol.
Comúnmente se reconocen cuatro fases principales: Llena, Cuarto Menguante,
Nueva y Cuarto Creciente.

En Luna Nueva o Novilunio


Ésta se interpone entre el Sol y la Tierra, los rayos de aquel iluminan solo la cara de la
Luna no visible desde la Tierra, por lo que no logramos ver el astro. En algunos casos
cuando los tres astros están totalmente alineados se producen los Eclipses Solares,
donde, visto desde la Tierra, la Luna tapa momentáneamente el Sol. 7
En Cuarto Creciente.
Aproximadamente una semana después la Luna presenta iluminada la mitad de su
disco. En esta situación el Sol, la Luna y la Tierra se encuentran formando un
triángulo rectángulo.
En Luna Llena o Plenilunio
También unos siete días después, la Luna, la Tierra y el Sol se encuentran
nuevamente alineados con la Tierra al centro y el Sol y la Luna en ambos extremos.
Es en esta situación, cuando puede presentarse el Eclipse Lunar, siempre y cuando
se alineen totalmente.
En Cuarto Menguante
Volvemos a tener visible solo la mitad de la Luna, pero en este caso es la otra mitad
la que podemos observar.
LA LUNA Y LAS MAREAS
Los habitantes de las costas saben que el nivel de las aguas cambia de un modo
regular. Por lo general, estas alcanzan un nivel alto (pleamar) dos veces al día.
Asimismo, dos veces al día bajan a un nivel mínimo (bajamar). Este cambio
periódico de nivel se conoce con el nombre de Marea. A la diferencia entre el nivel
de una pleamar y la bajamar siguiente se llama “Amplitud de la marea”.
Las mareas astronómicas son causadas principalmente por la atracción de la Luna
sobre las aguas y por la traslación del astro alrededor de la tierra. Como
consecuencia de atracciones y movimiento, el agua se acumula en dos lugares: en el
punto más cercano a la Luna y en el lado opuesto de la Tierra. Este abultamiento se
va desplazando por la rotación de la Tierra y la cambiante posición de influencia de 8
la Luna.
EFECTO DE LA LUNA EN LA ACTIVIDAD DE LOS ANIMALES
Los animales presentan cambios en los patrones de comportamiento como respuesta
a factores del ambiente, como muchos de estos factores son cíclicos, la actividad de
los animales también, así tenemos ritmos que se relacionan con la duración del día,
los cambios estaciónales, las mareas y el ciclo lunar entre otros.
Los ritmos relacionados a los cambios en las fases de la Luna, tienen su origen
principalmente en el efecto que la Luna tiene en la atracción de las masas de agua,
en los cambios en la calidad de luz que proyecta la Luna y en la cantidad de las
horas de luz. Así por ejemplo, algunos insectos presentan ciclos lunares en su
actividad diaria debido a que el efecto de la claridad que proyecta la Luna,
inmediatamente después del crepúsculo, se interpreta como una continuidad del día,
por lo que en algunos días del mes son activos por más horas del día, como cada
fase ocurre cada 28 días, la duración del día para ellos cambia también en ciclos de
28 días.
LA LUNA Y LA MADERA
El ser humano en su contacto con la naturaleza ha correlacionado las fases lunares,
cambios positivos y negativos en la siembra de estacas, tala de árboles y poda de plantas.
Lo cierto es que la experiencia muestra que maderas cortadas en Luna llena presentan
mayor susceptibilidad a la afección de hongos, moho y posteriormente insectos.
El contenido de humedad de la madera es muy variable pudiendo ir de 165% hasta
12% en la misma madera, una vez seca artificialmente.
9
¿QUÉ INFLUENCIA TIENEN LAS FASES DE LA LUNA
SOBRE LAS PLANTAS Y LOS ANIMALES?
Alguna vez se ha preguntado
¿Por qué muchos agricultores siembran y cosechan tomando en cuenta las
fases de la Luna?
¿Pué induce a los agricultores a tener acentuada fe en esa práctica?
¿Que hay de cierto en esa creencia?
En los albores de un nuevo milenio y ante los espectaculares avances de la
ciencia y la tecnología, quizás parezca extraño, un tanto temerario, hablar
sobre la influencia de la Luna en las actividades agrícolas. Pero lo cierto es
que la gran mayoría de los agricultores cree que efectivamente, la Luna tiene
influencia directa en el crecimiento de las plantas, razón por la cual deben
trabajar en concordancia con la fases de este satélite. La experiencia les ha
demostrado que sembrar y cosechar en determinados períodos es mejor que
en otros. Ese conocimiento empírico lo han heredado de sus ancestros, y lo
heredarán a las futuras generaciones de agricultores. Aquí se presenta parte
de la información oral y escrita recogida sobre el tema.

10
SOBRE LAS FASES LUNARES Y LA AGRICULTURA

PRIMER PERIODO
De Luna nueva a cuarto creciente
En este período en el subsuelo se producen, entre otras cosas, grandes
movimientos de agua que afectan directamente las actividades agrícolas, la
disponibilidad de luz lunar va en aumento y las plantas tienen un
crecimiento balanceado, en el que se favorece el crecimiento de follaje y
raíz.
Germinación: Al haber mayor disponibilidad de agua en el suelo, las
semillas de germinación rápida como el maíz, fríjol, arroz, hortalizas y
otras, tendrán la oportunidad de absorber agua más rápidamente y germinar
en el tiempo previsto, siempre y cuando las restantes condiciones climáticas
sean favorables
Esa es la razón por la cual las semillas de germinación rápida que se
siembran dos o tres días antes o durante la Luna nueva germinan más
rápido y en forma más homogénea que aquellas que se siembran en otros
períodos. Es importante destacar que en este caso se trata únicamente de
semillas que tienen un corto período de germinación. 11
SEGUNDO PERIODO

De cuarto creciente a Luna llena


En este período sigue aumentando la luz lunar y hay poco crecimiento de
raíces, pero mucho crecimiento del follaje. Las plantas cuentan con una
mayor cantidad y movimiento interno de agua.
Propagación vegetativa: En el caso particular de las estacas que se utilizan
para la propagación vegetativa, no es conveniente cortarlas en esta fase, pues
al haber mucha agua dentro de ellas las hormonas que promueven el
enrizamiento (auxinas) estarán muy diluidas y no ayudarán a estimular la
emisión de raíces. Además, el agua que está dentro de las estacas tenderá a
salir, provocando con ello su deshidratación.
Germinación: En este período las semillas sembradas anteriormente en
Luna nueva que aún no han germinado, reciben un estimulo especial para
que lo hagan.
Transplante: Cuando se hace el trasplante en este período las plantas
tienden a crecer rápido y a producir mucho follaje.

12
TERCERA FASE

De Luna llena a cuarto menguante


Este es un período en el cual la luz reflejada por la Luna disminuye.
Trasplante: Este es un buen período para el trasplante y se ha visto
un crecimiento rápido y vigoroso de raíces. Al existir poca cantidad
de luz el crecimiento del follaje es lento, razón por la cual la planta
puede emplear buena parte de su energía en el crecimiento de su
sistema radicular. Con su raíz vigorosa y bien formada, la planta
puede obtener nutrientes y agua suficientes para un crecimiento
exitoso.

Germinación: Durante este período se recomienda también la


siembra de semillas de germinación lenta.

13
CUARTA FASE

De cuarto menguante a Luna nueva


En este período la luz nocturna va en disminución. Se ha observado
un lento crecimiento del sistema radical y foliar. Se considera que
este es un período de poco o muy poco crecimiento, casi de reposo,
en donde las plantas se pueden adaptar fácilmente al medio sin sufrir
ningún daño.

Muchos agricultores prefieren realizar sus labores agrícolas en este


período de reposo, porque consideran que las plantas pueden
adaptarse con mayor facilidad a los cambios y prepararse para el
siguiente período (Luna Nueva a cuarto creciente) en el que se
espera un crecimiento balanceado de las plantas.

14
SOBRE LA LUNA Y LA AGRICULTURA

Existen abundantes ejemplos de que las antiguas civilizaciones realizaban


sus prácticas agrícolas acordes con los ritos lunares. Estas prácticas se
basaron en la creencia de que existen ritmos en los procesos metabólicos de
plantas y animales.

Los ciclos lunares son utilizados por los organismos para sincronizar las
actividades dentro de una población, por ejemplo: la germinación de las
semillas, el incremento en la producción agrícola, la reproducción de
algunos organismos y la migración y puesta de huevos de algunos peces y
anfibios. Por otra parte, se dice que los ciclos lunares influyen en las
condiciones atmosféricas, por lo que ésta ejerce una influencia indirecta
sobre la dinámica de animales y vegetales. De todos es conocida la
influencia indirecta de la Luna sobre la dinámica de animales y vegetales y
sobre las mareas. Algunas prácticas comunes agrícolas basadas en las fases
de la Luna son:

15
La siembra de semillas de rápida germinación que se recomienda durante cinco
días a partir de los dos últimos días de la influencia de la Luna Menguante o
Creciente, debido a que, al estar la semilla latente y pasar a un estado de actividad
se requiere que su actividad fisiológica interna corresponda con el período de
crecimiento. Sin embargo, algunos experimentos mostraron que las fases de la
Luna no tuvieron efecto sobre el crecimiento de plántulas de pino y otras especies
de coníferas germinadas. Otros experimentos sugieren que existen complejas
interacciones entre las fases lunares, la germinación y el crecimiento de plántulas
y que unas especies reaccionan en forma muy diferente respecto a otras con
relación al ciclo lunar.
Las podas y el corte de la madera deben realizarse en Luna Menguante o máximo
en Luna Creciente debido a que estas prácticas dañan el corte de ramas y raíces.
En esta época se garantiza una rápida cicatrización de las partes podadas.
Las plantaciones o trasplantes se deben efectuar, al igual que la siembra,
preferiblemente en el período de los cinco días de influencia de la Luna Creciente
y Menguante.
La deshierba y el control de plagas y enfermedades se ven favorecidas en Luna
Llena y Luna Nueva, pues en estas épocas se considera que el daño provocado a
los patógenos es mayor, aunque existen pruebas experimentales, al menos en
algunas especies (por ejemplo en el escarabajo que ataca al bambú) que refutan el
hecho de que la infestación puede ser evitada cosechando según las fases de la
Luna.
16
ALGUNOS DATOS INTERESANTES

17
ALGUNOS DATOS INTERESANTES
Sobre la Luna Llena
Durante el tránsito de la luna por su fase llena; puede realizar labores de trasplantes
en su jardín, ya que la probabilidad de supervivencia de las plantas es mayor
siempre después del paso de la luna llena.
No es tiempo para realizar podas. Para ello es mejor hacerlo después del
menguante.
Esta fase es propicia para las tareas de deshierbe de su jardín, el cual obtendrá muy
buenos resultados. En esta fase tampoco se aconseja montar nuevos injertos y
recuerde regar sus plantas temprano en la mañana o a la caída del Sol, si es que les
falta la humedad natural.

Sobre el Cuarto Menguante


Para este período se recomienda realizar los movimientos de tierra que necesiten los
canteros y las macetas de su jardín. En caso de necesidad de nuevos trasplantes es
mejor esperar al día siguiente del paso de la próxima luna llena.
El tránsito por cuarto menguante es propicio para realizar podas, pero no es buen
momento para trabajos de deshierbe. Es momento adecuado para fertilizar con
materia orgánica; sobre todo, si la obtiene de los desechos orgánicos de su propia
cocina; es decir, a partir de los restos de los alimentos que recicle en su compost.
18
Sobre la Luna Nueva
Esta luna provoca un crecimiento equilibrado de las partes foliares y radiculares de
las plantas.
Si quiere peder peso y no padece de ninguna enfermedad, a partir del comienzo de
esta fase y durante 24 horas, será bueno para un ayuno y así depura su organismo.
Sobre las plantas: La luna nueva produce los mismos efectos que la luna llena, con
un poco menos de intensidad. Estos son días de máximo movimiento de los fluidos
en los organismos vivos, Los frutos están más llenos, las medras están más húmedas,
se aprecia aumento de volumen del follaje y en los sembrados.
En los días de cambios de fase no se recomienda realizar labores sobre las plantas.
Es conveniente dedicarlo a limpiar, a realizar cualquier tarea de embellecimiento en
el jardín. Nunca pode en un día de Luna nueva, ni de Luna llena, pues las plantas
perderían mucha savia y retardaría su recuperación.
En el jardín debemos evitar los movimientos de tierra. Se aconseja escardar y regar
si fuese necesario. No se recomienda realizar trasplantes, ni fertilizar las plantas.
Aproveche en esta etapa para hacer labores de deshierbe. Revise la humedad del
suelo y si es necesario riéguelo. Así sus plantas desarrollarán con más fuerza.
Es bueno acumular los desechos de alimentos -cáscaras, hojas y hollejos- de su
cocina en un rinconcito del patio, taparlos y dejar que se conviertan en abono
orgánico. Estos residuos, debidamente procesados por las lombrices y el tiempo,
contienen los nutrientes indispensables para el buen desarrollo de las plantas de su
jardín. 19
Sobre el Cuarto Creciente
Recuerde que los días de cambio de fase lunar no se aconseja realizar ningún
tipo de trabajo sobre el suelo ni sobre las plantas.

En fase de cuarto creciente se recomienda remover y aporcar la tierra del jardín,


regarla si fuese necesario, mantenerlo limpio de hierbas y fertilizarlo con materia
orgánica, si es posible, la de su propia compost. Si desea injertar es mejor esperar
al día antes o después del paso de la Luna llena. Para labores de trasplantes los
mejores resultados se lograrán después del paso de la luna llena. Para podas se
recomienda la fase de menguante.

En cuarte creciente es recomendado remover la tierra. Igualmente, esmerarse en


las tareas de deshierbe del jardín. Seguro observará muy buenos resultados. No
se aconseja hacer nuevos injertos.

Es buen momento para fertilizar con materia orgánica. También esta fase lunar
es propicia para plantar semillas de germinación tardía. Las semillas se
humedecen, se hinchan y la atracción lunar ayuda a romper las cubiertas para
que las nuevas plantas nazcan alrededor de los días de la luna nueva.

20
En muchos pueblos dependiendo de las fases lunares se realizan
diversos trabajos en la agricultura algunos de ellos son los
siguientes:

Se poda en Luna Menguante, nunca en creciente o llena, pues la sabia se


encuentra concentrada en las hojas.

Se siembra el grano en Luna Creciente, es recomendable al amanecer.


Los espinos, zarzas y silvas si es posible cortar en luna menguante cercana a
luna Llena.
Las plantas con raíces deben trasplantarse en Luna Menguante, al igual
que las plantas que nacen de raíces y ramas, a ser posible al atardecer.

Los abonos y otros nutrientes en Luna Creciente.

La tala de los árboles en Luna Menguante la madera posee menos


elementos nutrientes y se pudre con menos facilidad y le atacan menos
insectos.

Los árboles de hoja caduca deben cortarse en Luna Vieja para obtener
madera sana y resistente.

Si lo que se desea es leña para el fuego, se cortara en Creciente.


21
Para que el pelo crezca rápido cortarlo en Luna creciente, cortado en Luna
menguante crece más despacio.
Las uñas se deben cortar en menguante.
Lo expuesto anteriormente puede parecer una superstición, a los escépticos
les propongo una experiencia sencilla y económica; podar un árbol (el favorito)
en Creciente o bien en Luna Nueva, observaran como al cabo de pocos meses la
madera queda fragmentada, la misma operación realizada en Luna Vieja dejara al
árbol intacto, por mucho tiempo. Lo expuesto es aplicable a cualquier vegetal.

La luna también influye en el agua de los pozos, ya que alcanzan su máximo nivel
en Luna Llena con variaciones parecidas a las aguas del mar.
La marea alta se repite cada 12 horas y 25 minutos, en cualquier punto del
planeta.
El Sol también produce mareas pero son aproximadamente un tercio más
pequeñas que las producidas por la Luna. Así, durante la Luna Nueva y la Luna
Llena (2 veces al mes) estas fuerzas se alinean obteniendo mareas más grandes de
lo normal (mareas vivas).
Durante los cuartos lunares, Cuarto Creciente y Menguante (también 2 veces al
mes), las dos fuerzas se descompensan obteniendo mareas más pequeñas de lo
habitual (mareas muertas).

22
ALGUNAS Preguntas y Respuestas
Tal vez, este es el mejor momento para podar y estimular el crecimiento de las
plantas de mí jardín, no solo por la época lluviosa, sino por estar la luna en cuarto
menguante.
¿Qué tiene que ver la luna en todo esto?
P: ¿Cómo funciona la poda durante esta época?
R: Se aprovecha antes de que empiece el cuarto menguante, y después de unos 4 ó 5
días. O sea se hace durante la semana del cuarto menguante.
Esta época es óptima para podar y estimular el crecimiento, esto porque todos los
fluidos están en la parte alta y hay más atracción de la luna.
Por ejemplo muchas veces al cortar un árbol se nota al brotar la savia.
Además en esta época hay buena humedad en el suelo y ayuda a reproducir las
plantas.
P: Recomendaciones para la reproducción de las plantas en esta época.
R: Se poda arriba del nudo, pero no mucho, se hace un corte diagonal, también en la
punta, se le puede podar.
Otro aspecto que ayuda a la planta es dividirla desde sus raíces, en este proceso hay
que quitarle las hojas secas.
P: ¿Aplica igual para plantas de interiores y aromáticas?
R: A estas se les quita la parte de abajo y se mete en el enraizador.
P: Y por el contrario, ¿cuál es la fase de la luna en la que es mejor no hacer nada?
R: En la luna llena. Y en el caso del cuarto creciente más bien se tiende a sembrar 23
tubérculos.
LA LUNA Y SU INFLUENCIA EN LA AGRICULTURA
LA LUNA Y SU INFLUENCIA EN LA AGRICULTURA
24
LA LUNA Y SU INFLUENCIA EN LA AGRICULTURA
LA LUNA Y SU INFLUENCIA EN LA AGRICULTURA

Abonos orgánicos:

Para maximizar el aprovechamiento de la aplicación de los abonos


orgánicos o humus en el suelo, se debe considerar el sistema de
enrraizamiento que las plantas tienen, asociándolo a la dinámica del
movimiento de la savia, en función de las fases lunares.
Por ejemplo, cuando la raíz de un determinado cultivo es profunda,
se recomienda aplicar el abono en la fase lunar cuarto menguante
hacia luna nueva, donde los nutrientes serán absorbidos con mayor
facilidad; cuando la raíz del cultivo es superficial el mejor momento
para abonarlo es la fase de la luna creciente hacia el plenilunio

25
26
Biofertilizantes:

Para la aplicación de los biofertilizantes foliares la fase más


recomendada es la luna creciente hacia la llena, donde la máxima
eficiencia se concentra en el período pico del plenilunio, ya que la
savia fluye dinámicamente por toda la planta, aprovechando mejor
los nutrientes, principalmente en e las partes aéreas, como son flores,
hojas y frutos.
Estas mismas recomendaciones son válidas para la aplicación de
preparados húmicos en la forma líquida

27
28
Caldos minerales:

Las mejores fases lunares para la aplicación de caldos minerales en


los cultivos dependen del objetivo y de las partes del cultivo que
queremos tratar; por ejemplo, para el tratamiento de árboles frutales
con la finalidad de realizar limpiezas sanitarias de troncos,
aplicando pastas y caldos minerales, la mejor fase lunar es la luna
nueva o novilunio.
Para la aplicación de caldos minerales con la finalidad de fortalecer
su sistema nutricional a través del sistema aéreo, la fase de la luna
creciente hacia el plenilunio es la más recomendada (período
intensivo de aguas arriba).
Para la aplicación de caldos minerales con la finalidad de
tratamientos sanitarios del sistema foliar, flores y frutos, la mejor
fase lunar es la luna creciente hacia el plenilunio (período extensivo
aguas arriba)

29
30
Influencia de las fases lunares en la relación planta-
insectos-microorganismos-suelos.

Los árboles perennes que se encuentran enfermos, cuando reciben


un fortalecimiento nutricional a través del suelo en la luna
menguante y seguidamente sufren una poda de limpieza en la fase
siguiente, la luna nueva, se recuperan rápidamente y sanan con
relativa facilidad.

En la fase lunar comprendida entre creciente y luna llena es cuando


las plantas presentan una mayor dinámica en la circulación de la
savia y, al mismo tiempo, pueden mostrarse más propensas a la
vista de insectos y microorganismos, por la riqueza nutricional que
la savia puede ofrecerles.
Sin embargo, un mayor o menor daño o ataque a los cultivos por los
insectos y microorganismos dependerá del estado de equilibrio
nutricional en que las plantas se encuentren (Teoría de la
trofobiosis)
31
32
Muchos insectos regulan sus actividades por la luz de las diferentes
fases lunares.
Por ejemplo, entre las mariposas con frecuencia se verifica una
mayor actividad en luna menguante y luna nueva, comparada con
las actividades que estos insectos tienen en luna creciente y luna
llena.
Por otro lado, parece que la mayor influencia de las fases lunares
en los insectos se registra más en las comunidades acuáticas que en
las comunidades terrestres.
Sin embargo, las fases más acuosas por las cuales atraviesan los
insectos en sus diferentes instares o fases durante su metaforsis,
también parecen estar influenciadas por la luna

33
34
La Luna, los Animales y el Sexo.
Del cuarto creciente hacia luna llena no es de extrañar que la fuerza
ascendente de las mareas y la luminosidad lunar arrastre hacia ella la sangre de
los animales, incluyendo la del propio hombre y la mujer, de la misma forma
como lo hace en la savia de las plantas.
Esta fase lunar se convierte en la cómplice perfecta para el amor, porque en
esas noches fluyen con inusitada abundancia por la sangre los deseos del amor.
No es mera casualidad que tanto mujeres como hombres se pongan más
nerviosas y nerviosos en creciente o luna llena, homenajeando con su
comportamiento lunático el mito de las noches en que los hombres y mujeres
se convierten en lobos y lobas.
“Noches de plenilunio, Noches de amor y de guerra”.
Para el acasalamiento de cualquier animal la mejor fase lunar es el cuarto
creciente hacia el plenilunio, donde la progenie es más fuerte y de mayor
crecimiento.
Por otro lado, en los humanos está comprobado que la mejor luna de miel y la
mejor libido se da intensamente tres días antes de luna llena y tres días
después de la misma fase (período intensivo de aguas arriba).
Lo que viene a contribuir `para que exista un mayor número de partos que
coinciden con este mismo período lunar, ya que la duración del embarazo,
desde la concepción hasta el parto (período de gestación) es de
aproximadamente 265.5 días, lo equivalente a nueve meses lunares de
35
gestación, considerando cada mes lunar de 29.5 días.
36
Influencia de la luna en la definición del sexo de los
animales, incluyendo los humanos.

Cuando la fecundación se logra en luna menguante hacia novilunio


predomina el sexo femenino y cuando la misma se logra en luna
creciente hacia el plenilunio, predomina el sexo masculino.
El primer fenómeno viene acompañado de partos más fáciles y de la
obtención de cuerpos de menor volumen.
Ya el fenómeno de los nacimientos en plenilunio viene acompañado
de partos más difíciles y fetos de mayor tamaño.
Por otro lado, las parteras en muchos países reportan que es durante
el período de luna llena donde se producen el mayor porcentaje de
nacimientos, debido al movimiento de las aguas del globo, que
ejercen su acción sobre el líquido amniótico cuyo “ascenso” en el
momento de la maduración del embarazo puede favorecer las
contracciones uterinas lo que provoca el parto.

37
Herraje de animales:
Los herreros consideran que la luna menguante es la fase
ideal para colocar las herraduras en los caballos, pues sus
cascos se conservarán más fuertes y sanos.

Para el mantenimiento y el recorte de cuernos y para que


crezcan bien cortos y fuertes, estas tareas se recomienda
hacerlas en luna menguante

38
39
Las aves y la luna:

La luna nueva es la fase más común para indicar la época para las
gallinas empollar los huevos, pero de ser posible se recomienda
echarlas en el primer creciente para obtener un mayor porcentaje de
nacimientos.
Por otro lado, la menguante es la mejor fase lunar que los galleros
han determinado para preparar sus aves de pelea, desde el viejo
ritual del corte de la cresta, hasta el entrenamiento y la rehabilitación
luego de las contiendas.
Por otro lado, el estímulo del crecimiento de las espuelas está
determinado por la luna creciente

40
41
Sobre algunos criterios campesinos
Mi experiencia de vida con un buen número de campesinos, me ha permitido
concluir que todos ellos, coinciden en que la luna desempeña un papel muy
importante en sus actividades, principalmente en las del cultivo de tubérculos y
raíces.
Por ejemplo, si la producción de las tubérculos y raíces que cultivan está destinadas
para el consumo inmediato, la principal fase lunar que les interesa, al cosechar, es el
novilunio, porque se recogen tubérculos y raíces más jugosos y de mejor cocción.
Pero si, por el contrario, esos tubérculos y raíces se cosechan para almacenar y para
producir semillas, la fase lunar que les interesa va desde cuarto creciente a la luna
llena, porque su cosecha contienen menos agua y hay mucho menos riesgo de que
se pudra; por otro lado, algunos prefieren cosechar para la producción de semillas
en plena luna menguante y luna nueva, porque en esta etapa se concentran mayor
cantidad de nutrientes; otros tienen una opinión que se puede decir intermedia,
porque tienen en cuenta también el tiempo que ha de permanecer almacenada su
cosecha a la espera de ser llevada de nuevo al acampo para plantarse; por ejemplo,
si el tiempo de almacenamiento no es muy largo, entonces cosechan entre la
menguante y luna nueva, porque los tubérculos y las raíces contienen más agua;
pero si tienen que esperar mucho tiempo, la mejor fase lunar es la que va tres días
después de la creciente, hacia la luna llena (tubérculos con menos agua,
equivalentes al período de siete días intensivos de aguas arriba). 42
No olvidemos que mientras menos agua contengan los tubérculos y
las raíces, en el momento de la cosecha, se conservarán durante más
tiempo como semilla.
Por último, la opinión de la gran mayoría de agricultores
especializados en tubérculos y raíces es que “las mejores papas y
yucas para el consumo inmediato, que tienen mejor sabor, son más
jugosas, más nutritivas y demoran menos tiempo en cocinarse, son
las que se cosechan entre los cuatro últimos días de la menguante y
los primeros tres días de la luna nueva”.

Cultivo de tubérculos, bulbos y rizomas.

43
44
Selección y cultivo de estacas de semillas de yuca.

Para seleccionar o cosechar estacas semillas de yuca (esquejes) la


mejor luna es la menguante y para llevarla al cultivo la mejor luna es
el novilunio hacia la luna creciente, donde será estimulada la
formación de las raíces de la planta.
La mejor luna para cosechar la yuca y comercializarla como
fresca, es el período intensivo de siete días de aguas abajo, o sea,
después de los primeros tres días de la luna menguante, hasta los tres
primeros días de la luna nueva.

45
46
Cultivo de plátano y cambur.

Finalmente, la práctica de cortarle la bellota o despuntar el racimo


de la mata de plátano o de cambur, es otra tarea que algunos
campesinos realizan considerando las fases lunares en su platanar o
cultivo del banano.
Por ejemplo, cuando esa actividad es ejecutada en menguante, los
plátanos en el racimo tienen la posibilidad de ser más gruesos y la
mata sufrir menos, que cuando la misma poda es realizada entre
luna creciente y luna llena.
Por otro lado, el mejor período para seleccionar las semillas de
plátano y cambur para un nuevo cultivo está reservado para los
cuatro últimos días de la menguante y los tres primeros días de luna
nueva, quedando los cuatro días siguientes de la luna nueva hacia
creciente reservados para implantar inmediatamente el nuevo
cultivo o llevar las semillas a los hoyos o cobas, para que sufran
menos
47
48
Cosecha de fibras vegetales.

El mejor momento para la cosecha de fibras vegetales para le


elaboración de tejidos y pajas para la construcción, es la luna
menguante, de preferencia en el período intensivo de aguas abajo,
comprendido después de los tres primeros días de luna menguante
hasta los tres primeros días del novilunio.
Si queremos pajas y fibras de mejor calidad, las debemos cosechar,
solamente los dos días después de la luna menguante, o sea, en
ausencia total de la luna en el firmamento.
Dentro de este criterio se encuadran principalmente el henequén, el
yute, la cabuya, los bejucos, el algodón, la pita y las palmas, entre
otras especies.

49
50
Influencia de las fases lunares en el manejo de viveros
forestales, hortícola, frutales y ornamentales.

Manejo de viveros forestales.


Después de haber ejecutado todas las tareas de la germinación, nos
concentraremos en las actividades del transplante o del embolsado
de los plantones, y para ello recomendamos en mismo período lunar
indicado para la germinación de semillas, con la finalidad de
estimular el desarrollo vegetativo de las especies forestales. En el
caso que se requieran cumplir algunas actividades complementarias
con los plantones dentro del vivero, como podas de estimulación y
formación vegetativa, se deben ejecutar en pleno período extensivo
de aguas arriba.

51
52
ALGUNAS CURIOSIDADES INTERESANTES

Manejo de viveros para frutales:

El manejo de estas especies obedece a las mismas recomendaciones


que señalamos para el manejo del cultivo forestal.
Sin embargo, cabe señalar que cuando hay necesidad de hacer los
injertos dentro de los viveros se recomienda efectuarlos en el
período extensivo de aguas arriba.
Por otro lado, cuando en el vivero queremos desarrollar los
plantones a partir de esquejes o estacas vegetativas, las actividades
las debemos hacer en los mismos períodos recomendados
anteriormente.

53
Manejo de viveros para hortalizas y especies ornamentales:
El manejo de las plantas ornamentales en los viveros, así como el de las
hortalizas, de acuerdo con las fases de la luna, es más complejo que el de las
especies antes tratadas, porque en ellas debemos considerar desde las
características de crecimiento del vegetal, hasta el objetivo que queremos lograr
con él.
Por ejemplo, todas las hortalizas que tienen que ver con el desarrollo y
producción de hojas para el consumo deben ser trabajadas en el período extensivo
de aguas abajo; en este grupo podemos citar la producción de acelgas, lechugas,
espinacas, apio, coles, repollo, etc.; y todas las hortalizas que tienen que ver con
el desarrollo vegetativo, la producción de frutos aéreos y flores para el consumo
se deben cumplir en el período extensivo de aguas arriba; en este grupo cabe citar
la producción de arveja, berenjena, brócoli, calabaza, coliflor, caraotas, fríjol,
habas, habichuelas, pimentón, pepino, tomate, uchuva, etc.
Aunque son muy pocas las especies para la producción de tubérculos y raíces las
que deben pasar por una previa etapa de desarrollo vegetativo en los viveros, para
ellas recomendamos adelantar las actividades durante el período extensivo de
aguas abajo, con la predominancia de la fase lunar en cuarto menguante.
Finalmente, todos los criterios arriba citados deben ser considerados para la
producción de plantas ornamentales, aromáticas, condimentos y medicinales54
55
Influencia de las fases lunares para cosechar plantas
para herbarios y flores secas.

El mejor momento para cosechar plantas con la finalidad de


conservarlas en un herbario y recolectar flores secas para hacer
adornos o arreglos o para su utilización en la medicina, en la forma
de polvo o molidas, es la fase de la luna menguante camino hacia la
luna nueva, período que se caracteriza por una menor circulación de
savia en los tejidos de las plantas, lo que facilita una mayor
conservación en la calidad de las mismas

56
57
Influencia de las fases lunares en los fenómenos alelopáticos
y repelentes en las plantas.

La alelopatía, comprendida como todas las interacciones y las interferencias


que se desencadenan entre plantas, incluyendo los microorganismos, por la
liberación de sustancias químicas elaboradas por ellas a partir de tejidos
vivos o muertos y que abarcan sus efectos benéficos y perjudiciales, también
es afectada en mayor o menor intensidad por las distintas fases lunares. Sin
embargo, en la naturaleza estos fenómenos actúan conjuntamente con
otros, siendo muy difícil identificar los efectos individuales, debido a la
complejidad biológica de los procesos que acontecen cuando trabajamos con
suelos biológicamente multidiversificados y asociados, como la agricultura
orgánica lo recomienda. Por otro lado, a pesar del elevado número de
investigaciones, son muy pocas las que, de una forma precisa, consiguen
resultados cuando intentan aislar o identificar la causa y los efectos de cada
situación que se presenta en el mundo de los vegetales, en asociación con la
microbiología del suelo. Actualmente se conocen más de 30.000 productos
metabólicos de origen secundario, pero se calcula que el número puede
superar la cifra de cien mil. 58
Por el momento las investigaciones se concentran en identificar en cada
clase estructural los componentes principales, y eso solamente en
algunas especies, con la intención de encuadrar las sustancias
alelopáticas en grupos químicos, entre los que se destacan cinco
grupos: ácidos fenólicos, alcaloides, ésteres, terpenos y flavonoides.
Igualmente, una mayor o menor producción (cantidad y calidad) de
sustancias alelopáticas o repelentes entre plantas y microorganismos es
un fenómeno que también está estrechamente ligado a la influencia de
los factores edáficos y climáticos donde las plantas se desarrollan; por
tanto el lugar y la calidad de síntesis de dichas sustancias en las
estructuras de las plantas están directamente relacionados con el
equilibrio nutricional de ellas y del medio donde se encuentran.
Las fases lunares actúan directamente en el transporte del volumen de
dichas sustancias, a través del movimiento dinámico de la savia y de la
foto-estimulación de la luminosidad lunar en las complejas estructuras
vegetales. Las fases del cuarto creciente y la luna llena son los
momentos de mayor movimiento de sustancias alelopáticas y demás
actividad de las sustancias repelentes, principalmente en la parte aérea
de las plantas, quedando reservadas la menguante y la luna nueva para
concentrar la mayor actividad sobre todo el sistema radicular, en
59
asociación con la macro y micro vida del suela
60
ALGUNAS CURIOSIDADES INTERESANTES

61
La influencia de las lunas en los océanos (marea alta y baja), en la
agricultura (podas de árboles, siembra, recolecciones, etc...) e
incluso en el estado de ánimo de nosotros mismos es hoy en día un
fenómeno indiscutible. Lo que más nos interesa en este apartado es
saber las lunas más convenientes en los cultivos de hortalizas,
cereales y frutales así como en las podas y recolecciones de la
huerta.
En la agricultura ancestral, la observación del sol, la luna y otros
astros eran prácticas habituales. Esta observación, junto con la
experiencia, son el origen de la sabiduría popular trasmitida de
generación en generación y que en la práctica actual se ha ido
perdiendo. La agricultura biodinámica trata de recobrar esta antigua
conexión existente entre las energías del cielo y de la tierra. Para ello
podemos encontrar en el mercado calendarios lunares biodinámicos
que nos orientarán sobre los mejores momentos para la realización
de las diversas labores del huerto, dependiendo de las fases lunares,
aspectos planetarios, etc. Influencia de la luna en la horticultura.
62
SOBRE LA HORTICULTURA
Luna llena: Es el período más propicio para cosechar, sacar el estiércol de los
corrales, voltear el compost, cortar caña, o sembrar plantas de fruto.

Luna menguante: No sólo es el mejor momento para continuar las actividades


iniciadas en luna llena, sino que también es el momento más propicio para sembrar
raíces y tubérculos, tales como rábanos, remolachas o patatas.

Luna nueva: No es una etapa muy propicia para actividades que no sean el
desherbado de adventicias.

Luna creciente: Es la responsable de la estimulación de las plantas de gran


crecimiento vegetativo, abonos verdes, lechugas..., además de ser muy propicia para
la fertilidad, por lo que resulta el mejor momento para sembrar todas las plantas que
crecen en altura y dan frutos, como tomates, guisantes, judías... Como regla general,
es recomendable realizar la siembra de todas las plantas en luna creciente,
(preferentemente dos o tres días antes de luna llena) a excepción de aquellas que
puedan subir a flor prematuramente, como es el caso de las lechugas, que deberán
sembrarse en fase de luna menguante.
En vísperas de cualquier solsticio, ya sea el de verano (21 ó 22 de junio) o el de
invierno (21 ó 22 de diciembre), las especies que se planten van a resultar muy
sensibles a la subida a flor. 63
SOBRE LA FRUTICULTURA

Toda operación que se realice en luna nueva o en cuarto creciente, producirá


un mayor desarrollo vegetativo, dando lugar a un retraso en la producción
de la fruta.
Las labores que se realicen en luna llena o en cuarto menguante, favorecerán
la producción frutal, favoreciendo un menor desarrollo vegetativo.

En lo que se refiere a las podas, si el árbol es pequeño o nos interesa que se


desarrolle vegetativamente, lo mejor es podarlo en luna nueva o en cuarto
creciente.
Si por el contrario lo que buscamos es un freno a su vigor, o bien una
pronta entrada en producción, lo más recomendable es podarlo en luna llena
o en cuarto menguante.

64
SOBRE LOS CEREALES

Sí buscamos que el suelo quede fino, esponjoso y con una mayor capacidad
de retención hídrica, deberá labrarse la parcela en luna llena o cuarto
menguante, durante el mes de agosto.

Referente a la siembra, en terrenos fértiles se hará en cuarto menguante a fin


de favorecer la fructificación, evitando de esta forma que el cereal crezca
demasiado. Si el terreno no es demasiado fértil, o no tiene posibilidades de
riego, habrá que esparcir la semilla en cuarto creciente. De esta forma, se
conseguirán plantas con tendencia al desarrollo vegetativo, evitando el
fructificación excesivo.

El resto de operaciones (escarda, siega, trilla, cosechado...) deberán


realizarse a finales de la fase de cuarto menguante para conseguir que el
grano esté en las mejores condiciones para su almacenamiento.
Por otro lado, conviene saber que a la avena, trigo, cebada y centeno le
favorece en la siembra la luna menguante en luna ascendente y la siega en
las mismas lunas

65
SOBRE LA RECOLECCIÓN DE FORRAJES

Si cosechamos en verde para alimento inmediato del ganado, lo mejor es


cortarlo en luna llena, puesto que en esta fase las plantas están en su máximo
poder nutritivo.
El heno cosechado en luna llena o cuarto menguante, tendrá un color verde
más intenso.

SOBRE LA TALA DE ÁRBOLES

Si se quiere tener madera sana y resistente durante años, habrá que cortar los
árboles de hoja caduca en luna llena o cuarto menguante.
La leña para el fuego habrá que cortarla en cuarto creciente, puesto que es
cuando está más seca. La leña cortada en luna nueva quema mal.
Los árboles de hoja perenne se aconseja talarlos en luna nueva o cuarto
menguante.
Las cañas hay que cortarlas en luna llena o cuarto menguante, para evitar que
se rompan con facilidad y queden arrugados.

66
SOBRE LA AGRICULTURA, HORTICULTURA Y JARDINERÍA

Los trabajos del campo, tales como labrar, plantar, trasplantar, abonar, etc.,
suelen ser más efectivos si los realizamos en luna descentende. Cuando
necesitemos remover la tierra del tipo arenoso ya sea con aradas, fresadora o
cultivadores o un simple motocultor, será preferible hacer coincidir la luna
descendente con la luna creciente. Por otro lado si la tierra es del tipo
arcilloso será preferible hacer coincidir la luna descendente con la luna
menguante.
Si la labor que deseamos realizar es la de limpieza de hierbas competentes
lo haremos mejor a partir de la luna llena, es decir cuando la luna empiece a
menguar preferiblemente a partir de la media luna menguante. Así mismo si
se desea labrar y evitar la germinación de hierbas silvestres será preferible
realizar tal labor en las noches sin luna, ya que la luz desencadena el
proceso de germinación.
Para evitar que nazcan enredaderas y cardos debemos trabajar la tierra
cuando está seca. Para desbrozar espinos, zarzas y otras plantas invasoras
realizarlo mejor en luna menguante aproximándose a luna nueva.
Sembrar y plantar: además de las lunas apropiadas debemos tener en cuenta
que es preferible sembrar por la mañana y plantar por la tarde. Para que
entendamos bien los conceptos sembrar y plantar diremos que por ejemplo
las patatas, rabanitos, zanahorias, trigo, cebada, etc, se siembran mientras
que los árboles frutales, los planteles diversos, etc. se plantan. 67
Para escardar en tiempo húmedo la tierra a mano con hazada: en luna
menguante y por la mañana
Para escardar en tiempo seco la tierra a mano con hazada: en luna creciente
y por la tarde
Cuando deseemos abonar las tierra lo haremos preferiblemente en luna
creciente y a ser posible en luna descendente y en sigo de tierra evitando
signos de fuego. Si añadimos algas y fosfatos naturales lo haremos así
mismo en luna creciente. Los abonos minerales mejor efectuarlos en luna
menguante y por las mañanas. Si añadimos estiércol de vaca lo haremos en
luna menguante.
Las estacas las cortaremos preferiblemente en luna nueva para que nos
duren más clavándolos en tierra quemando previamente la punta.
Si deseamos un buen heno es preferible segarlo en luna creciente pero si
deseamos que vuelva a crecer fuerte después de segar lo haremos entonces
en luna creciente y luna ascendente.
Para el maíz y el girasol sembrar preferentemente en luna menguante y a ser
posible ascendente y cosechar en luna ascendente.
Para la colza sembrar a ser posible en luna menguante y ascendente y
cosechar en luna ascendente y menguante.
Para el arroz y la soja sembrar en luna creciente y a ser posible en luna
descendente cosechando en luna menguante y hacer posible ascendente.
Para el mijo sembrar en luna creciente y hacer posible ascendente
cosechando en las mismas lunas. 68
Para las fresas trasplantarlas en luna menguante
Las papas deben desgrillarse en luna menguante.
Las lechugas sembrarlas en luna menguante con el fin de que nos nos
espiguen de forma rápida y en otoño las podemos sembrar en luna creciente.
Los champiñones salen algunos días después de luna nueva y es en luna
creciente cuando hay más cosecha.
El césped lo cortaremos mejor en luna menguante si deseamos que no
crezca muy rápido y en luna creciente si deseamos lo contrario.
Los bulbos de flores es preferible plantarlos cuando la luna está en la
constelación de Libra.
Cuando realicemos maceraciones o preparados de plantas lo haremos
siempre en recipientes de madera o barro pero nunca metálico y en luna
creciente.

SOBRE EL ESTIÉRCOL

Siempre se removerá en luna llena o en cuarto menguante para conseguir


que quede con una textura mantecosa, desmenuzado, húmedo e incluso con
un olor agradable. Si se remueve en luna nueva o en cuarto creciente,
conseguimos el efecto contrario.
69
SOBRE LOS INJERTOS

Es preferible efectuarlos siempre en luna ascendente en constelación de fuego o de


aire. El injerto en corona se realiza a finales de invierno cuando la savia empieza a
subir y los asoman los primeros brotes.. El injerto de escudete se practica en el mes
de agosto cuando sube la savia en luna ascendente habiendo regado unos 15 días
antes los porta injertos con el fin de que empujen la savia. Se corta el escudete con la
corteza y un poco de madera para que la yema no salte.
Los injertos de rosales se realizan de escudete y se pueden practicar todos los meses
del año en luna ascendente y se injertan lo más abajo posible al límite entre la parte
blanca y la parte verde a fin de evitar la formación de chupones

SOBRE LOS ESQUEJES

Es aconsejable cortarlos el último día de la luna ascendente y ponerlos en tierra el


primer día de la luna descendente. Los esquejes se cortan preferiblemente en otoño,
entre 10 y 15 cm. sobre la madera del año en el último día de luna ascendente.
Podemos aumentar la actividad hormonal se juntan en manojos de unos 12 brotes
cogidos por un elástico y se guardan un día dentro de una bolsa de plástico en la
parte inferior de la nevera. Al inicio de la luna descendente se enterrarán inclinados
dejando sobresalir un poco menos de la mitad. Luego en la primavera se retiran
cuando tienen las primeras hojas y se plantas en la luna descendente. 70
SOBRE LA CERVEZA
Es preferible comenzar su fabricación en luna descendente con luna creciente
Embotellarla en luna descendente y entre cuarto menguante y cuarto creciente
evitando los días de viento o muy fríos

SOBRE LA APICULTURA
Para los apicultores meticulosos daremos algunos consejos muy útiles relacionados
con las constelaciones:
Para favorecer el instinto constructor de las abejas: durante las constelaciones de
tierra
Para que la miel recolectada se espese más rápidamente: durante las constelaciones de
tierra
Para favorecer las reinas y la puesta de huevos: durante las constelaciones de aire
Para favorecer las reinas y la producción de miel: durante las constelaciones de fuego
Las constelaciones de agua debilitan el organismo de los panales y de la miel, así
como el perigeo y los nodos lunares

SOBRE LAS DESTILACIONES


Si se destilan huesos de frutos luna menguante.
Si se destilan frutos con pepitas luna creciente
71
SOBRE LOS ANIMALES

Desplazamiento de ganado: Entre cuarto creciente y cuarto menguante.

Aparear vacas y yeguas: Entre cuarto creciente y luna llena.

Aparear ovejas: Entre cuarto creciente y luna llena en signos de tierra y aire y si es
posible también en luna ascendente.

Recorte de pezuñas: en Luna creciente

Limpieza de establos: Durante luna creciente

Tratamiento contra gusanos: dos o tres días antes de luna llena o luna nueva.

Aparear conejos: entre luna nueva y cuarto creciente

Pollos y gallinas: si se desean dejar huevos para incubar es preferible


recogerlos en luna cuarto menguante.

Si se desea tener gallinas de los huevos que incubamos es preferible incubar los
recogidos en luna creciente. 72
SOBRE LAS COSECHAS

Muchas de las cosechas se conservarían mucho mejor si tenemos en cuenta la luna


y otros signos estelares. A modo general podemos decir por ejemplo que se
consiguen mejores resultados cosechando en luna ascendente las hortalizas que
crecen por encima del suelo y en luna descendente para los que crecen por debajo
tierra como las raíces, patatas, boniatos, rabanitos, nabos, etc., evitando siempre el
mal tiempo.
Las frutas y verduras que por lo general no se conservan tan bien se estropearán
menos si no son cosechadas en los signos y constelaciones de agua.
Los frutos cosechados en luna ascendente es más jugoso y rico en energía y si se
recolectan en luna ascendente el proceso de maduración se acelerará más.
Las frutas como fresas, frambuesas, albaricoques, ciruelas, cerezas o melocotones
es preferible recolectarlos en luna creciente y ascendente
Las calabazas y calabacines es preferible recolectarlos en luna creciente,
especialmente si las queremos conservar naturales en la despensa para el invierno
Las plantas de raíz es preferible recolectarlas en luna menguante a excepción de los
ajos y cebollas que prefieren la luna creciente.
Con respecto al momento cabe destacar que la primera hora del día es la más
recomendable en casi todas las cosechas.
73
SOBRE LAS CONSERVAS, TRABAJOS, ROPA, BELLEZA,
ALIMENTACIÓN, PLANTAS MEDICINALES

Las conservas y confituras o mermeladas será preferible elaborarlas en luna


menguante para así obtener una mejor conservación.

Los trabajos de limpieza y conservación o mantenimiento se realizarán mejor en luna


menguante
Los drenajes en luna ascendente
Las zanjas mejor cavarlas en luna llena pues durán más tiempo sin desprenderse

La ropa que conviene guardar mucho tiempo hacerlo en luna en conjunción con
Venus
El cuidado y arreglo de caminos es mejor realizarlo en luna menguante

La limpieza de la chimenea es mejor realizarla entre luna nueva y cuarto creciente

Para corte de cabellos fáciles de peinar luna creciente.

Para hacerse permanentes en luna menguante

Para teñirse el pelo escoger luna ascendente con luna creciente

Si se desea que el pelo crezca más rápido cortar en luna ascendente y luna creciente
y si se desea lo contrario hacerlo en luna descendente con luna menguante
74
Cuando existe problemas de puntas quebradizas cortarlo en luna menguante por la
tarde
Para depilarse el vello hacerlo en luna ascendente con luna menguante.

Limpieza de cutis de impurezas o espinillas en luna descendente

Para nutrir la piel seca o mixtas hacerlo en luna creciente.

Para nutrir la piel grasa hacerlo en luna menguante.

Si se desea eliminar verrugas con cualquiera de los procedimientos adecuados con


jugos de plantas como higos, caléndula, etc...Empezar las aplicaciones en luna
menguante

Las manicuras en luna menguante

Los alimentos se asimilan mejor en luna creciente y la digestión requiere menos


energía en luna creciente con luna ascendente.

Para realizar un ayuno no más largo de una semana el mejor día es con luna nueva
ya que la limpieza de toxinas del cuerpo será más eficaz. En ayunos más largos
elegir mejor luna menguante. 75
SOBRE LA RECOLECCIÓN DE PLANTAS MEDICINALES

La recolección de plantas medicinales será preferible en luna llena si queremos que


tengan más vitalidad aunque sus propiedades medicinales serán menos perceptibles
que si las recogemos en luna menguante. Cuando más nos acercamos a la luna
nueva, las plantas medicinales tienen más tendencia a secarse y al mismo tiempo
afinan sus aromas. Las plantas deben recolectarse por las mañanas antes de las 12h
siendo preferible que la luna sea ascendente. Las raíces es mejor recolectarlas por la
tarde y en luna descendente.
En la salud la luna nueva renueva las energías físicas, es ideal para abandonar viejos
hábitos, eliminar toxinas, ponerse a dieta, etc. En luna creciente se exterioriza más
fácilmente y nuestro cuerpo saca partido al máximo de aquello que recibe para su
desarrollo. Si se tiene tendencia a engordar hay que estar alerta esos días. También
es buena luna para aprender nuevas cosas o iniciar nuevos proyectos. En luna llena la
energía física está en su punto más alto así como la excitación y la euforia. Con la
iluminación de la noche por parte de la luna completa se favorece el estado de vigilia
y es fácil esos día tener insomnio. El exceso de agitación provocado por la luna llena
es preferible encauzarlo hacia trabajos creativos o actividades físicas, siendo un buen
momento para iniciar nuevos proyectos. En luna menguante se favorece la
interiorización, la reflexión y la espiritualidad y es un buen periodo para la
desintoxicación de algún órgano del cuerpo.
76
SOBRE LA LUNA Y LAS TERAPIAS NATURALES

Nuestro satélite juega un papel importante sobre el movimiento de los líquidos en


nuestro organismo.
La eficacia de ciertos tratamientos por medio de plantas u otras terapias naturales,
pueden ser reforzadas si sabemos utilizar correctamente dichas terapias en las
diferentes fases de la luna que regulan nuestros líquidos corporales.

Luna llena:
Para adelgazar y mejorar la actividad general: periodo favorable para practicar el
ayuno. La hormona llamada melatonina es secretada hacia las 2 de la mañana en las
noches de luna llena. Esta melatonina es la hormona del estrés y del sueño, esto
explica por que los problemas de insomnio en las noches de luna llena.

Cuarto creciente:
La luna creciente favorece el crecimiento, esto es particularmente observado en las
plantas... pero también se observa en el crecimiento del cabello y de las uñas. Periodo
propicio para tonificar el organismo y sus funciones importantes. Buen periodo para
remedios contra la fatiga, tónicos del hígado y páncreas. Sobre las actividades
psíquicas periodo favorable a las actividades intelectuales, a las relaciones que no
implican duración y a la toma de decisiones a corto plazo.
77
Cuarto menguante:

Periodo de drenaje y desintoxicación del organismo. Propicio a la


eliminación de toxinas por los riñones.
Utilizar remedios para eliminar la urea, el acido úrico y mejorar la
circulación sanguínea.
Periodo para tratar de eliminar las influencias negativas y romper con los
malos hábitos, perdida de peso.
Sobre el plan de las actividades psíquicas el cuarto menguante es favorable
a las actividades materiales, a las relaciones que implican durabilidad y
que tienen efecto a largo plazo.

Luna nueva:

Periodo favorable para practicar el ayuno.


Periodo importante para el reposo "curativo", para dejar actuar las
diferentes terapias y dejar en recuperación las diferentes funciones del
organismo.

78
SOBRE La Luna y el Esoterismo
Generalmente pocas personas conocen las fases lunares, su significado e
importancia en el cotidiano vivir, de hecho muchos sólo conocen la luna llena
porque la asocian con imágenes románticas, el hombre lobo y otros cuentos de
camino. Bien, ahora aprenderemos a distinguir y diferenciar cada fase lunar, y
saber cómo utilizar la energía que se le asocia.

Las fases lunares tienen su origen en el continuo movimiento del Sol, la Tierra y la
Luna. Son cuatro, duran siete días en promedio y en su conjunto completan un mes
lunar de 29 días y medio, aproximadamente. Los meses lunares son trece, su punto
de partida siempre será el día de luna nueva.

En las cartas del Tarot 13 es el número del Arcano que representa la Muerte, el fin
natural de un ciclo, la posibilidad de trascender, resurgir, renacer, resucitar a otro
nivel de experiencia, cambio y evolución, siempre que se reciba con los brazos
abiertos y la conciencia despierta.
Por otra parte, 1 y 3 suman 4, el número del Emperador, símbolo de estructuras,
reglas, disciplina, autoridad, orden, del espíritu triunfando a través de la
inteligencia; y finalmente, 10 y 3 se entienden como la intervención de la Rueda de
la Fortuna y la Emperatriz, cuyos atributos son el cambio en función de la
generación, el crecimiento, la fertilidad.

Esta es una explicación del alcance y significado esotérico de cada luna nueva.
Además, cada lunación se impregna de las características del signo donde ocurre,
dándole a cada una un sentido y dirección específica. 79
LUNA LLENA

Ahora al observar el cielo, verás el disco lunar a plenitud, reflejando la luz solar.
Culminación y resultado.
Todo lo que fue estimulado en la luna Nueva y realizado en la luna Creciente llega a
su máximo desarrollo.
Durante esta fase sentirás más necesidad de expansión social o mental.
Las personas son más receptivas, las relaciones sociales se tornan más favorables.
La fase de luna llena favorece la comunicación y puesta en marcha de tus proyectos.
Si quieres que algo sea muy comentado, divulgado y conocido, realízalo ocho horas
antes o después de esta fase.
No es buena idea someterse a cirugía durante esta fase, porque el riesgo de una
hemorragia es mayor.
El día de luna llena suele estar marcado por un gran movimiento, excitación, alegría y
expansión de las masas en general.

Esta fase es muy favorecedora de los asuntos afectivos, pues actúa como un verdadero
afrodisíaco.
La luna llena es ideal para la colecta de plantas medicinales y frutas en general, en
especial cerca de la madrugada.
Quien posee cabellos finos y quiere aumentar su volumen, debe cortarlos en este
período.
Esta lunación es óptima para la plantación de legumbres y hojas que se utilizan en la
preparación de ensaladas.
Pintar el cabello o hacerse la permanente en esta fase lunar es positivo. 80
CUARTO MENGUANTE

Si levantas los ojos al cielo, verás cómo decrece la media Luna, (con las puntas a
tu mano derecha) hasta desaparecer.
Reflexión de los proyectos y acciones emprendidas.
Ocasión ideal para reflexionar acerca de los proyectos y acciones emprendidas.
Esta fase representa un período final y al mismo tiempo el momento de prepararte
para un nuevo ciclo de experiencias.
La luna menguante es favorable para descansar y comenzar a usufructuar de los
cambios y acontecimientos.
Los proyectos que ya están andando deben ser concluidos; en caso contrario,
existe el peligro de la dispersión e indefinición.
Período ideal para iniciar alguna dieta, con la finalidad de perder peso. El
organismo resistirá mejor y obtendrás resultados inmediatos.
Es un momento favorable para el inicio de tratamientos médicos, de limpieza o
depuración a todo nivel.
El cabello cuando es cortado en esta fase crece lentamente, más grueso y con la
raíz fortalecida.
Si utilizas cera o va a una estética para depilarte, hazlo en esta fase, ya que
retardará el crecimiento del nuevo vello y al mismo tiempo lo debilitará.
El trasplante de las plantas dará mejores resultados en esta fase, así como el
exterminio de insectos y malas hierbas. 81
LUNA NUEVA

Cuando miras al cielo, esta luna no está visible.


Percepción de una posibilidad La luna nueva simboliza un impulso para el inicio de
un período, marcado por una intensa energía. En esta fase puedes sentir un fuerte
deseo de hacer alguna cosa y generalmente no saber qué.

Ese día se puedes sentirte perturbado sin razón aparente, por lo tanto no se
recomienda tomar decisiones o hacer cosas importantes.
Movimiento favorable para el recogimiento, visión e inspiración, planificación y
percepción de todo lo que deseas poner en marcha durante los próximos 28 días.

Trata de no asumir actividades en exceso en los primeros tres días luego de la luna
nueva, pues existe el riesgo de que caigas en confusión y estrés.
Si quieres que alguna acción o negocio quede en secreto, realízala ocho horas antes o
después de la luna nueva. Es aconsejable mantenerse tranquilo, evitar discusiones o
actividades que exijan mucha atención y desempeño personal.
Durante este periodo evita ingerir alimentos sólidos, (si quieres bajar de peso), opta
por los jugos de frutas naturales y caldos de legumbres.
El ayuno se recomienda en esta fase, doce horas antes y después de la luna nueva.
Evita cortarte el cabello, porque el acelerado crecimiento, a la larga lo debilita. Si
usas rasuradora, recuerda que el vello crecerá más rápido.
Es un tiempo favorable para abonar y arar el suelo, óptimo para la siembra de grama
si se acompaña de tiempo lluvioso.
Es la fase indicada para abastecerse y acumular energía. Es tiempo de cuidar y
restablecer. 82
CUARTO CRECIENTE

Si observas el cielo, verás sólo la mitad de la luna iluminada, con los cachitos hacia
tu mano izquierda y en aumento.
Acción tendiente a la materialización de esa posibilidad. El impulso naciente de la
luna nueva debe ser puesto en práctica ahora.
En esta fase, el cuerpo presenta una disposición natural a absorberlo todo en mayor
cantidad o más rápido.
El criterio racional está en plena actividad, la inteligencia se torna clara, diáfana.
En estos días se es más objetivo. Buena fase para la productividad y la aceleración
de los trabajos cotidianos.
Momento favorable para la firma de contratos, exposición de trabajos,
intensificación de los contactos sociales, realización cambios y afinación de
negocios o asuntos pendientes.
En relación con las actividades que están en proceso y andando, pudieran surgir
nuevos elementos o dificultades durante esta fase.
La luna creciente es favorable para introducir cambios en viejos hábitos, modos de
pensar, actuar y sentir.
Las plantas que crecen encima del suelo, cuando son abonadas y cuidadas en esta
fase, crecen rápidamente.
También es favorable para plantar cualquier variedad de flor.
La depilación no debe ser hecha en esta fase, ya que el vello crecerá rápidamente.
Si deseas potenciar el crecimiento del cabello, córtalo en esta fase, especialmente
con la luna transitando el signo de Tauro, Leo, Virgo o Capricornio.
83
“El hombre que abandona la tierra …
se consume lentamente”
SOLO QUEDA ESPERAR QUE ESTE MANUAL SEA DE UTILIDAD PARA
MEJORAR LOS CONOCIMIENTOS DE TODAS AQUELLAS PERSONAS
QUE DE UNA U OTRA FORMA SE INTERESAN POR TAN FASCINANTE
TEMA .01/03/2007

Aldea Ecológica San Luís -La Azulita -Estado Mérida. R. B. Venezuela. 84