P. 1
Modulo 8 talleres biblicos para adolescentes

Modulo 8 talleres biblicos para adolescentes

4.5

|Views: 24.297|Likes:
Publicado porwilson sossa
EL MODULO 8 ES SOBRE BIBLIA Y PUEDE SERVIR PARA FORMACIÓN BIBLICA PARA JÓVENES
EL MODULO 8 ES SOBRE BIBLIA Y PUEDE SERVIR PARA FORMACIÓN BIBLICA PARA JÓVENES

More info:

Published by: wilson sossa on Sep 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

pdf

text

original

COLEGIO TÉCNICO INDUSTRIAL “LUIS MADINA” MODULO 8 ESCUELA BIBLICA

MODULOS DE FORMACIÓN PROPEDÉUTICA BÍBLICA ANOTACIONES SOBRE LA BIBLIA CURSOS SEPTIMOS P. CARLOS VALENCIA, CJM (Autor) P. WILSON SOSSA, CJM (Recopilado y Adaptado para talleres, actividades con jóvenes)

CALI, COLOMBIA . 2008

INTRODUCCIÒN El amor de Dios se ha expresado en el pueblo de Israel, unas personas escogidas por Dios, que forman el pueblo de la alianza con Dios en el monte del Sinaí, permaneciendo en el desierto durante cuarenta años en búsqueda de la tierra prometida, ellos son el mejor ejemplo de fe. Estás ante un trabajo que quiere mostrar de una manera sencilla en su presentación, pero profunda en su contenido el sentido de salvación que Jesús nos quiere revelar a través de su pedagogía: la palabra de Dios que nos dejó, y que se sigue actualizándose en nuestras vidas, por eso no pierden vigencia, porque la palabra de Dios es y sigue siendo siempre luz que ilumina nuestras vidas. Este modulo, nos introduce a la riqueza y profundidad del misterio de Dios, en un primer momento nos quiere introducir a la palabra de Dios, desde algunas anotaciones, para así trabajar de manera concreta en talleres prácticos, con preguntas que nos enseñarán, nos cuestionarán, no sólo en relación con nuestra vida cristiana personal, sino en relación con nuestros actos y actitudes cristianas en el seno de nuestras comunidades de niñ@s. P. Wilson Sossa, cjm

2

MODULO 2 PROPEDEUTICA BÍBLICA ANOTACIONES SOBRE LA BIBLIA
1. LA BIBLIA NO ES UN LIBRO, ES UNA BIBLIOTECA. Anualmente, en el balance que se hace de las casas editoriales, el libro más traducido y vendido en el mundo es la Biblia. En el presente siglo, más de un billón y medio de ejemplares de la Biblia fueron impresos y distribuidos por el mundo entero, y traducida en más de mil lenguas diferentes! Ningún best seller la iguala. ¿Por qué será esto? Ahora bien, un libro tan leído y buscado por tanta gente debe tener seguramente un secreto muy importante para la vida. ¿Cuál es ese secreto? ¿Cómo buscarlo y encontrarlo? Pero la Biblia no es un libro sino "una biblioteca"! Estrictamente hablando, la palabra “Biblia" es un término griego en plural que significa "los libritos". La mayoría de los creyentes considera que la Biblia es un libro muy voluminoso, cuya lectura es unas veces fascinante, otras entretenida y otras hasta aburrida. Pero lo entendemos mejor si consideramos la Biblia como lo que realmente es un conjunto de libritos con personalidad propia, escritos en diferentes épocas a lo largo de mil quinientos años y por personalidades muy diversas, en situaciones muy variadas y con estilos igualmente diferentes. En total 73 Libritos! 2. DISTRIBUCIÓN DE LA “BIBLIOTECA”. Teniendo ya claro el número de "Libritos", y , queriendo clasificarlos para organizar nuestra “biblioteca” sagrada, hay varias maneras de hacerlo. Alguno lo podría hacer por tamaños, otro por temas, otro por fechas de aparición... Pero después de muchos años de vivencia, se ha llegado a un acuerdo común: dos grandes estantes, uno que contiene los libritos de la comunidad judía antes de Jesús (y es llamado “Antiguo Testamento") y otro con los libritos que fueron escritos por la comunidad cristiana, después de Jesús (llamado el “Nuevo Testamento”).

3

La palabra "testamento" tal vez está mal traducida porque pretende expresar el contenido de un término hebreo “berîth", que significa "Alianza". Así las cosas, estamos ante dos Alianzas: la antigua (que pertenece a la historia del pueblo hasta Jesús) y la Nueva (que nos sitúa en la plenitud de los tiempos con Jesús). Los libritos, pues, surgen de dos Alianzas de Dios con su Pueblo, de dos compromisos serios de amor y de salvación. El compromiso de Dios con el pueblo antiguo, que se extiende a lo largo de varios siglos y que conduce como un río de vida hasta la persona maravillosa de Jesús, el Salvador y el Emmanuel de Dios. Y el compromiso de Dios, nuevo y definitivo, que parte de la entrega de Jesús hasta la muerte y nos y conduce pedagógicamente hasta la plenitud en el día jubiloso de la manifestación del Señor como Rey y Soberano de la Historia. Libros de la Antigua Alianza (= Antiguo Testamento) Estos, a su vez, están divididos en varios bloques: Los cinco libros de la Ley (Torâh, en hebreo; Pentateuco, en griego): Génesis – Exodo – Levítico – Números – Deuteronomio. Los Profetas (Nebi’îm, en hebreo, subdivididos en dos grandes grupos: • Los profetas primeros o anteriores (= hoy los llamamos torpemente, los “libros históricos”). Su interés no es tanto narrar los acontecimientos del pueblo, tal y como sucedieron, sino “interpretarlos”, para descubrir en ellos una “Palabra de Dios”, que nos ayude a vivir nuestra historia como una "historia de salvación". Ellos son: Josué - Jueces – 1 y 2 Samuel – 1 y 2 Reyes • Los Profetas segundos o posteriores: Isaías - Jeremías - Ezequiel - Daniel (= llamados "Profetas Mayores") Oseas - Joel - Amós - Abdías - Jonás - Miqueas - Nahum Habacuc - Sofonías - Ageo - Zacarías - Malaquías (= llamados “Profetas Menores"). a. Libros de la Antigua Alianza (= Antiguo Testamento) Estos, a su vez, están divididos en varios bloques:

4

Los cinco libros de la Ley (Torâh, en hebreo; Pentateuco, en griego): Génesis – Exodo – Levítico – Números – Deuteronomio. Los Profetas (Nebi’îm, en hebreo, subdivididos en dos grandes grupos: • Los profetas primeros o anteriores (= hoy los llamamos torpemente, los “libros históricos”). Su interés no es tanto narrar los acontecimientos del pueblo, tal y como sucedieron, sino “interpretarlos”, para descubrir en ellos una “Palabra de Dios”, que nos ayude a vivir nuestra historia como una "historia de salvación". Ellos son: Josué - Jueces – 1 y 2 Samuel – 1 y 2 Reyes • Los Profetas segundos o posteriores: Isaías - Jeremías - Ezequiel - Daniel (= llamados "Profetas Mayores") Oseas - Joel - Amós - Abdías - Jonás - Miqueas - Nahum Habacuc - Sofonías - Ageo - Zacarías - Malaquías (= llamados “Profetas Menores"Los Escritos (= Ketubîm, en hebreo): Salmos - Proverbios - Job - Cantar de los Cantares - Rut - Ester Esdras - Nehemías - Lamentaciones - Eclesiastés – 1 y 2 Crónicas. La mayoría de éstos son llamados hoy “los Libros Sapienciales". Esta es la lista primitiva de los libros sagrados de los judíos. Lista que se volvió norma de vida para ellos (en griego se dice “canon") ; por eso a todos estos libros los llamamos hoy los Libros protocanónicos Pero más tarde , cuando el pueblo se dispersó por el mundo griego , mediante la llamada “Diáspora" (después del exilio en Babilonia) , aparecieron otros libros, escritos en griego , y que también fueron admitidos en la lista de los libros sagrados. Ellos son: Tobías - Judit - Baruc - Sabiduría - Eclesiástico – 1 y 2 Macabeos. Todos ellos fueron llamados “los Libros deuterocanónicos”. (La palabra "déuteros” es griega y significa : en segundo lugar). los protestantes llaman a estos libros “Los Apócrifos” y no los han admitidos como sagrados, aunque hoy, en las ediciones ecuménicas de la Biblia, los colocan al final del Antiguo Testamento.

5

b. Libros de la Nueva Alianza (= Nuevo Testamento) Evangelios: Mateo - Marcos - Lucas - Juan . Los tres primeros son llamados "Sinópticos" porque en una visión de conjunto (“sinopsís", en griego) se parecen mucho entre sí. Libro de narración: Hechos de los Apóstoles. Cartas: Romanos – 1 y 2 Corintios - Gálatas - Efesios - Filipenses - Colosenses 1 y 2 Tesalonicenses – 1 y 2 Timoteo - Tito Filemón – Hebreos - 1y 2 Pedro – 1, 2 y 3 Juan - Santiago - Judas - Apocalipsis. Tenemos, entonces , 46 libros de la Antigua Alianza y 27 de la Nueva Alianza : 73 libros de la biblioteca religiosa del Pueblo de Dios. Todos estos libros fueron escritos a lo largo de 13 siglos, por autores diversos, a veces desconocidos por nosotros. Y libros escritos al estilo de la época: con frecuencia sin títulos ni subtítulos y sin divisiones de ninguna clase. Por eso en 1226, a un hombre piadoso de entonces, Esteban Langton, se le ocurrió dividir todos los libros en capítulos numerados y tres siglos más tarde, en 1551, el Impresor Roberto Etienne, tuvo la idea de dividir los capítulos en versículos: así mató el tiempo mientras viajaba de Lyon a París en una carreta! A los dos les agradecemos el servicio y hoy todos nos servimos de estas divisiones para referirnos a un texto bíblico. Taller 1. Haga una biblioteca bíblica utilizando la creatividad (si es posible utilice material para reciclar)

 Hoy aprendí que:_________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ _____

6

3. IDIOMAS Y TRADUCCIONES . Son muy pocos los escritores que se sientan a redactar y de un solo tirón engendran su obra. Por el contrario, una obra exige tiempo, reflexión y mucho material disponible. ¡Que lo diga Gabriel García Márquez con sus novelas! Entendemos porqué muchos de los que llamamos "autores" de los libros bíblicos son más que todo “recopiladores” de fuentes antiguas y de tradiciones populares. Personas que formaban parte de una comunidad,, de un pueblo en formación . dónde la fe en Dios y la práctica de la justicia eran o debían ser el eje central de la vida. Y ¿en qué idioma se escribieron estos libros? No olvidemos que la escritura, en Israel, fue tardía. El pueblo de Israel fue, ante todo. un pueblo de tradiciones orales y a través de ellas fue manteniendo viva la historia y la fe de su comunidad. Pero en el enfrentamiento con otras culturas, sobre todo con Babilonia, aprendió que las tradiciones orales podían volverse "tradiciones escritas" para las futuras generaciones. Por eso, sólo tardíamente Israel aprendió a escribir (pequeños trozos en el siglo X a.C. y más en forma a partir del siglo VI a.C.) y puso por escrito todo su gran tesoro. La mayor parte del Antiguo Testamento fue escrito en hebreo, algunas páginas en arameo (Esdras 4,8-6,18; 7,12-26) y unos pocos libros en griego (Sabiduría, Eclesiástico y 1 y 2 Macabeos). El hebreo era la lengua que se hablaba en Palestina, antes del cautiverio en Babilonia. Después del retorno del exilio, el pueblo comenzó a hablar en arameo, pero en las escuelas se enseñaba a los niños la lengua de la Biblia. Con la Invasión del Imperio griego, su lengua se fue imponiendo lentamente en el lenguaje popular, sobre todo para asuntos de comercio. Así, en tiempos de Jesús, el pueblo hablaba el arameo en casa, el hebreo en la lectura de la Biblia, y el griego en la política y el comercio. Pero los judíos de la diáspora, que vivían dispersos en el imperio, no entendían el hebreo. Para ellos fue preciso traducir

7

al griego los libros santos esfuerzo que se hizo con dedicación y respeto para no traicionar el mensaje de Dios. Es la traducción llamada de los Setenta (LXX), alrededor de la cual se tejió toda una leyenda 70 ancianos se distribuyeron en setenta habitaciones durante setenta días para traducir la Palabra de Dios del hebreo al griego y, al final, entregaron una idéntica versión! La leyenda no quiere decir otra cosa que dicha traducción merece respeto y confianza plena de parte del creyente. Con la invasión y el dominio de Roma, lentamente fue penetrando la influencia del idioma latino y i finales del siglo IV y comienzos del V, un hombre dedicado enteramente al estudio de la Palabra - San Jerónimo - ofreció al pueblo de Dios (que ya no entendía el griego) su versión popular de la Biblia al latín: es la versión de la Vulgata. Con el invento de la imprenta vino luego la traducción al alemán y después los otros Idiomas. El Espíritu suscita por doquiera hermanos comprometidos en este servicio de acercar la Palabra de Dios al oído y a la vida de los hombres de cada zona, de cada época de cada lengua. En castellano hay actualmente muchas versiones distintas entre sí y con diferentes características. Cada una tiene sus propios valores y es difícil decir cuál es la mejor , como es bien difícil traducir y ser fiel al original Los antiguos decían :"Traductor , traditor": El traductor es un traidor!. Las principales son:  La versión de Reina Valera, de origen protestante y en un lenguaje difícil y pesado, de cuño muy antiguo. La versión de Torres Amat, de origen católico y en lenguaje de finales del siglo XIX. Las versiones de Nácar-Colunga y Bover-Cantera, de la primera mitad de este siglo.

8

La versión de la Biblia Latinoamericana, realizada por biblistas especializados, muchos de ellos no latinos y en un lenguaje que quiere ser actualizado y comprometido con la lucha de los pueblos marginados. A veces, más que traducir, interpreta. La versión de la Biblia de Jerusalén , con muy buenos comentarios y ayudas de lectura. La Biblia del peregrino, nueva versión de la Biblia española de Luis Alonso Shökel. La Biblia de estudio, nueva versión de "Dios habla hoy", con comentarios y ayudas valiosas. La Biblia de América, con introducciones valiosas y buena traducción.

Taller 1- Busque una cita bíblica y haga una comparación con varias versiones 2¿Cuáles son las palabras que cambian entre las traducciones?

 Hoy aprendí que:____________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ _____

9

4. LA VERDAD DE LA BIBLIA ¿Cuál es el contenido de este Libro-Biblioteca? ¿De qué nos habla? ¿Es la Biblia un libro de ciencia, de ficción de matemáticas, de poesía, de amor o de violencia? Afirmemos claramente que la Biblia no es un libro científico sino religioso. Por lo mismo, no trata de la ciencia, ni de historia en el sentido moderno del término, ni de filosofía, ni de arte, ni de economía.... Como libro religioso, su Interés fundamental es la relación entre Dios y la humanidad, entre Dios y su Pueblo. Quiere lograr una Alianza de Vida y Salvación entre ambos, que se manifiesta en una experiencia de amor y de justicia entre los hermanos. Por eso su contenido, la Verdad que proclama y anuncia es una Verdad de tipo religioso, un Camino de Vida y de Salvación. “Tu Palabra, Señor, es lámpara para mis pies y luz para guiarme en las sendas de la vida” (Salmo 118, 5) “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para refutar, para corregir y para educar en la justicia ; y así el hombre de Dios se encuentra perfecto y preparado para toda obra buena” (2 Timoteo 3,16-17). El tema de la Biblia no es sólo doctrina sobre Dios. En este libro hay de todo: doctrina, historia, proverbios, profecías, cantos, oraciones, filosofías, novelas, cantos de amor, biografías, genealogías, poesías, parábolas, comparaciones, tratados, contratos, leves para organizar al pueblo, leyes para el buen funcionamiento del culto, cosas alegres y cosas tristes, hechos concretos y narraciones simbólicas, cosas del pasado, cosas del presente y cosas del futuro. En fin, todo lo que es necesario tanto para reír como para llorar. Hay fragmentos en la Biblia que nos quieren comunicar alegría, esperanza, valor y amor. Otros pasajes quieren denunciar

10

errores, pecados, opresión e Injusticias. La Biblia parece un álbum de fotografías de la familia de Dios. La Biblia no habla sólo de Dios que va en busca de su pueblo, sino también del pueblo que va en busca de Dios y que procura organizarse de acuerdo con la voluntad divina. Sus páginas cuentan virtudes y pecados, los aciertos y engaños, los momentos más elevados, como los momentos más críticos y bajos del pueblo de Dios. La Biblia no esconde nada, da a conocer todo. Cuenta los hechos de la manera como fueron recordados por el pueblo . Historias de gente pecadora que busca hacerse santa. Historias de gente opresora que procura convertirse Y ser hermano. Historias de gente oprimida que busca liberarse. Taller 1. Recorte una noticia, un artículo, una información, una revista y un trozo bíblico 2. haga una comparación entre las verdades 3. haga un colach de los tres para la próxima reunión  Hoy aprendí que:_________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ _____

11

5. LOS GÉNEROS LITERARIOS. ¿De cuántas maneras se puede expresar una verdad? Ya dijimos que todos los relatos de la Biblia intentan transmitir una verdad, pero cada uno puede hacerlo desde su propio punto de vista: histórico, filosófico, poético, simbólico, irónico, etc. La gran equivocación es pensar que, por el simple hecho de contener cada texto bíblico verdades religiosas, resulta imprescindible entenderlos a todos de manera literal. Tal es el caso del llamado "fundamentalismo", que tanto mal hace en ciertas personas y grupos. Veamos lo que nos enseña el Concilio Vaticano II “Dios habla en la Escritura por medio de hombres y en lenguaje humano; por lo tanto, el intérprete de la Escritura, para conocer lo que Dios quiso comunicarnos, debe estudiar con atención lo que los autores querían decir y lo que Dios quería dar a conocer por dichas palabras. Para descubrir la intención del autor, hay que tener en cuenta , entre otras cosas, los géneros literarios. Pues la verdad se presenta y se enuncia de modo diverso en obras de Diversa índole histórica, en Libros proféticos o poéticos, o en otros géneros literarios. El intérprete indagará lo que el autor sagrado dice o intensa decir, según su tiempo y cultura, por medio de los géneros literarios propios de su época. Para comprender exactamente lo que el autor propone en sus escritos, hay que tener muy en cuenta el modo de pensar, de expresarse, de narrar que se usaba en tiempo del escritor, y cambien las expresiones que entonces más se usaban en la conversación ordinaria " (Const. Dei Verbum, No. 12). Dios, pues, que no tiene boca, ni pies, ni manos, ni corazón como nosotros, quiere hablarnos al corazón y desea comunicarnos un mensaje de Vida que nos transforme. Por eso

12

utiliza un lenguaje humano y se sirve de hombres concretos que le presten su voz y su vida para que, a través de ellos, alcancemos a escucharlo a El y entender su Plan de salvación. Pero nos corresponde a nosotros, que somos "oyentes de la Palabra" leer y entender esa Voz de Dios con el sentido y el contenido con que fue escrita y dicha para nosotros. Es responsabilidad nuestra, máxime si somos personas encargadas de dirigir grupos y orientar a comunidades, conocer los diversos géneros literarios e interpretar la Palabra que leemos y proclamamos a la luz de estos géneros. Un género poético es bien distinto a uno histórico o sapiencial y más distinto todavía de un género apocalíptico. ¡Quien no parta de este principio puede llegar a traicionar la Palabra!  El género sálmico Los Salmos son himnos o cánticos religiosos y formaban parte del culto litúrgico israelita, en la época del segundo Templo. Este término tiene su origen en la tradición griega que los LXX que le da el nombre de psalmoi = Salmos. Biblos psalmon (Libro de los Salmos). Así lo encontramos en Lc 20,44; Hch 1,20. Este termino es la traducción del hebreo mizmor, que aparece en el título de muchos salmos, que significa “cántico para interpretar con la lira o con algún instrumento de cuerda. La palabra 2psalmós”, del verbo “psalein”, que significaba pulsar con los dedos los instrumentos de cuerda, designaba primordialmente el acto mismo de pulsar las cuerdas, pero más tarde se aplicó a la canción que se cantaba acompañada de instrumentos musicales (como el ne'bal = psalterion). Respecto a los géneros literarios de los salmos podemos decir sólo algunos breves elementos:  Muchísimos Salmos, singularmente los atribuidos a David, tienen su inspiración en los sentimientos más hondos del corazón humano. El piadoso salmista se queja ante Dios, se queja amorosamente de sus dolores físicos y morales, de las persecuciones de sus enemigos, de las calamidades que sufre la nación, y pide confiadamente a Dios pronto remedio. A este género pertenecen los llamados salmos

13

"Penitenciales", en los cuales llora sus pecados y pide a Dios el perdón de ellos. Los rasgos comunes de los salmos penitenciales son: compresión de la culpabilidad, expresión de arrepentimiento y reconocimiento de que los sufrimientos experimentados se deben a los pecados cometidos, o presentan una imagen de los remordimientos del trasgresor. La Liturgia de la iglesia ha considerado penitenciales 7 salmos: 6; 32; 38; 51; 102; 121; 143, pero en realidad son muchos más los que pueden clasificarse en este género.  Otros salmos, muy numerosos también, son himnos de alabanza a Dios. En ellos encontramos delineados con los más delicados rascos de la literatura oriental, los atributos de Dios, Creador de todas las cosas, y principio de todas las actividades, su poder inmenso, su justicia, su providencia, su misericordia, y su bondad. Especialmente celebran esta clase de salmos la fidelidad del Dios en cumplir sus promesas y concretamente la esperanza del Mesías prometido a David, su reino universal y los bienes espirituales con los que ha de enriquecer a su pueblo. Los Salmos Didácticos o Sapienciales son pocos. Describen las normas que han de regir la vida ordenada, conforme a la ley de Dios, la suerte de los buenos y de los malos en la otra vida, la excelencia de la ley divina, etc. Algunos salmos pueden clasificarse como históricos, no porque el salmista se proponga únicamente descubrir los hechos gloriosos de su pueblo, sino porque en ellos aparece el poder victorioso de Dios en favor de Israel contra sus enemigos. A veces, como en los salmos 78; 105; 107 se hacen resaltar en la misma historia los pecados del pueblo ingrato y los castigos que Dios descarga sobre él. Es inevitable dejar de expresar una palabra sobre los Salmos Imprecatorios, que son oraciones en las cuales se implora la ayuda de Dios clamando por que caigan sobre el perseguidor injusto todos los males posibles como justa venganza por su conducta. Son propiamente imprecatorios los salmos 35; 55; 58; 59; 69; 79; 83; 94; 109; 137; 140. se

14

puede normalmente hablar de dos clases de salmos imprecatorios: a) El salmista, en lucha contra los enemigos, que amenazan con extremada violencia su vida, invoca Dios como auxiliador, rogándole que haga caer sobre la propia cabeza de aquellos la desgracia y la perdición; b) Amenazado por acusaciones injustas o por insidias, ruega a Dios como juez, que haga caer sobre sus contrarios las calamidades que estos proyectan contra él. Para una buena interpretación del sentido de estos salmos, hay que tener en cuenta algunos elementos: 1. El ellos se expresa la firme creencia en la justicia de Dios y la absoluta confianza de que al fin no triunfará en el mundo la injusticia. 2. El sentimiento de justicia, no sólo de los israelitas, sino de la mayoría de los pueblos de la antigüedad, reconocía como norma del justo la Ley del Talión, sobre todo en los delitos corporales y contra la vida. 3. La concepción de un Dios vengador y de un hombre que puede vengarse, son perfectamente comprensibles en un cuadro religioso que se mueve en un grado incompleto de Revelación divina. Por eso, es lógico que no comprendan el espíritu con que Jesús nos dice que oremos: "Orad por los que os persiguen y calumnian" (Mt 5,44).  El género sapiencial Las formas literarias de este género son muy diversas. La preponderante es la "sentencia breve"; pero llega a desarrollarse hasta alcanzar el "poema didáctico", la “elegía", el “cántico de alabanza" y el "himno". La expresión de este género es normalmente poética y artística. El "proverbio" pertenece a un modo sobresaliente de la temática de la literatura sapiencial; también pertenecen las admoniciones y doctrinas afines, dadas a menudo en forma de

15

consejos de un padre a su hijo; también la alabanza o auto elogió de la sabiduría divina en la naturaleza, en la dirección histórica del pueblo y de las almas de los individuos, y finalmente, reflexiones y consideraciones en los duros trances de la vida (Qo, Job) que pronto la redacción y el apogeo de la literatura sapiencial tuvo lugar en el último periodo postexílico que, cuando en el transcurso del tiempo la cultura nacional e internacional fue recibida en la sinagoga y paulatinamente también en las escuelas privadas y en las rabínicas de la Ley. Se tienen por ideal al sabio y al prudente, lo cual implica menos saber intelectual que sentido común práctico ante la vida y una consistente personalidad moral. Es cierto que a la literatura sapiencial le falta la vivencia inmediata y el celo riguroso y religioso de los profetas, quienes se dirigen a todo el pueblo de la alianza con su mensaje de castigo y de salvación. El género sapiencial es fundamentalmente una instrucción moral individual, de ahí que se acomode más a la inteligencia individual y al provecho personal. Pero el dispensador de la Sabiduría y de sus frutos de bendición es el mismo Dios. Posteriormente se identificó la Sabiduría con el estudio de la Ley, y entonces, la literatura sapiencial trascendió a los escritos rabínicos, pero también preparó el camino para la superior Sabiduría y moral personal del cristianismo adveniente.  El género profético Como nos informa la historia, en casi todos los pueblos se han dado personas que se dedican a la magia, a la adivinación, la necromancia (prácticas mágicas y adivinatorias), como medio para conocer el futuro. Pero esta práctica tan conocida en Canaán está estrictamente prohibida en Israel (Dt 18,17). Por tanto, es desde todo punto de vista inadmisible el encontrar el origen del profetismo en estas prácticas paganas; no se puede negar que se notan algunos influjos de todas estas mentalidades, pero todo está ya muy purificado y debidamente elaborado. El origen del profetismo como institución religiosa espiritual, lo debemos buscar en la misma Tradición del Yahvismo intransigente del Sinaí. En efecto, en Dt 18,18 se dice: "Yo suscitaré de entre tus hermanos un profeta como tú y pondré

16

en su boca mis palabras, y él les comunicará todo cuanto yo le mande". El contexto exige aquí que el término Nabi' se emplee en sentido colectivo ("Profeta"), ya que se trata de establecer una institución social permanente que sustituya y contrarreste la imprudencia de los adivinos y hechiceros paganos. Se prohíbe en el mismo contexto la necromancia, y se ofrece al pueblo israelita una institución religiosa encargada de consultar la voluntad divina por vías muy distintas y dignas. Así pues, el profeta es concebido como intérprete e intermediario de la voluntad divina. El gran modelo de estos profetas es Moisés, que habló a Dios cara a cara (Dt 34,10). Mientras vivió el gran caudillo, liberador y profeta, Israel vivía amparado y seguro bajo la tutela del gran "amigo" de Dios. Pero después de su muerte, eran necesarios, aparte de la institución sacerdotal, "amigos", confidentes de Dios, que transmitieran su voluntad en las distintas vicisitudes y momentos críticos de la historia de Israel. Así, la institución profética es concebida como un complemento espiritual del engranaje social cívico-litúrgico constituido por los Sacerdotes, Levitas y Jueces. Después de la muerte de Moisés, el primer profeta-caudillo fue Josué, continuador de su obra liberadora (Si 46,1). En tiempo de los Jueces encontramos a la profetisa Débora (Jc 4,4), árbitro de las conciencias de Israel. De esta época hay otros "hombres de Dios" o Profetas que llaman a la conciencia religiosa de Israel (cf. 1S 2,27-28). Con Samuel se inicia una nueva etapa, más gloriosa en le historia del profetismo: Es a partir de Samuel cuando aparecen los grandes colosos del profetismo (1S 10,5). Los grandes profetas de esta primera monarquía israelita son Samuel, Elías y Eliseo (2R 2,1; 4,1.38; 6,1-7). Como hombres de Dios eran consultados en los negocios particulares: "En aquel tiempo en Israel los que iban a consultar a Dios, se decían unos a otros: Venid, vamos a consultar al vidente" (1S 9,9). También eran consultados en los negocios públicos. Así, Natán por David (2S 7,12). Dada la concepción teocrática de Israel, se comprende la importancia que tenían los consejos de los "amigos" de Dios. Samuel es, en este sentido, el prototipo del profeta-árbitro de la vida política de su tiempo, aún después de la instauración de la Monarquía (1S 15,16). En su calidad de "centinelas" y defensores de los

17

intereses religiosos de Israel, los profetas procuraban fomentar sobre todo el cumplimiento de la Ley en su dimensión éticosocial En el siglo VIII a.C. surgen los profetas-escritores. Ya antes de Samuel, Gad y Natán escribieron anales o historias religiosas de su tiempo, para la edificación de sus contemporáneos. En el siglo VIII a.C. (época asiria): Amós, Oseas, Isaías (I) y Miqueas. En el siglo VII a.C. (época babilónica): Jeremías, Sofonías, Naum y Habacuc. En el siglo VI (exilio babilónico y época persa): Ezequiel, Ageo, Zacarías. En el siglo V (época persa): Malaquías. Y de la época incierta: Joel y Abdías. Los escritos de Jonás y Daniel tienen un carácter diferente, pues el libro del primero parece una composición didáctica de la época sapiencial, y el del segundo, una composición apocalíptica del siglo de II a.C.  Algunas características de la literatura profética  Idea obsesiva de mesianismo: Es la proyección reiterada del espíritu de los autores hacia la época definitiva e ideal de Israel, en la cual se implantó el reinado de justicia y de paz como consecuencia de un "mayor conocimiento de Yahveh".  En el aspecto moral, los profetas urgen el cumplimiento de los principios espiritualistas y éticos de la Ley mosaica.  Respecto al culto, los profetas que no pertenecen a la clase sacerdotal, apenas aluden a él, dando a entender que las manifestaciones cultuales desprovistas de sentido espiritualista no tienen valor ante Dios. Es el principio de Samuel: "Es preferible la obediencia a Dios que los sacrificios" (1S 22).

18

 Jesucristo recogerá estas enseñanzas y las sublimará, dándoles un sentido más profundo, constituyendo la coronación del profetismo (Mt 21,11). Antes de Él, el Bautista representa el último brote del profetismo veterotestamentario, y la verdadera encarnación del Espíritu de Elías, prototipo del profeta intransigente y austero (Lc 7,24-28; Mt 11,7-14).

Taller

1. Lea un salmo e identifique el género literario del mismo 2. Lea una carta de san Pablo e identifique el género
literario 3. Retomando el estudio, haga una línea cronológica de la historia del pueblo de Israel y ubica los géneros principales de acuerdo a su época. Es importante dejarte guiar por tu asesor.

 Hoy aprendí que:_________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ _____

19

6. LOS MITOS EN LA BIBLIA. Con frecuencia oímos decir que la Biblia está llena de mitos y pensamos que de ser así, es un libro de mentiras piadosas y de leyendas. ¿Qué decir a esto? Todo depende de lo que entendamos por "mito". Sí, como en la mentalidad popular, un mito es una mentira o una leyenda inventadas para engañar a la gente, la Biblia no tiene mitos ni puede tenerlos. Pero la palabra castellana “mito" viene del griego ("mythos") que, en su origen, significa una "reflexión". Es , pues , el mito una reflexión, un juicio sobre algún hecho o realidad concreta pero presentado en forma de historia y una historia en la que entra en escena la divinidad. Recordemos que , para la mentalidad oriental, la creación tiene tres niveles : arriba el cielo, habitación de Dios, abajo el mar y el sheol, como lugar del mal y de la muerte, en medio la tierra como habitación de los hombres. Si alguna inquietud , algún interrogante profundo de la vida surge en el hombres (y estamos llenos de ellos), es preciso mirar al cielo y tratar de consultar con la divinidad el sentido más hondo de las cosas, las personas y los acontecimientos. Por eso, en los mitos bíblicos siempre está Dios en acción. El mito, entonces, consiste en tomar una cuestión importante que llevamos en nosotros mismos, un interrogante humano, y proyectar esto bajo la forma de historia en un mundo irreal, en un tiempo anterior al tiempo, para descubrir en ella una verdad, unos valores un estilo de vida que responde a la inquietud actual. Por eso, estas historias míticas son muy serias: son las primeras reflexiones de la humanidad sobre los grandes problemas humanos y el intento de ofrecer una respuesta desde la óptica de Dios. Tienen un profundo sentido religioso y van cargadas de una Verdad que es válida para todas las épocas.

20

Por eso, igualmente, en un mito hay que distinguir entre la forma y el contenido. La forma es la historia o el hecho historizado; el contenido es la Verdad que se quiere transmitir. La forma es el vestido; el contenido es el mensaje o evangelio que se anuncia sobre Dios y sobre el hombre. Tarea nuestra no es, por tanto, destruir el mito sino tratar de descubrir la Verdad del mito. El hombre no puede vivir sin mitos: ellos son una forma, un intento (la respuesta a los grandes interrogantes de la vida, desde la óptica de Dios o de la religión. Así entendido el mito en su verdadero contenido, nos preguntamos ¿Hay muchos mitos en la Biblia? Y podemos afirmar que sí. No es extraño que el hombre bíblico, a la hora de expresar la acción de la divinidad, nos diga que ésta se comporta igual que los seres humanos. Por eso, Dios se enoja, se compadece, se arrepiente, actúa como nosotros. Es el llamado "antropomorfismo" o estilo literario de presentar a Dios como si fuera un hombre, con el fin de ofrecer a los creyentes un mensaje de vida. Taller 1- busque varios mitos bíblicos importantes y haga un dibujo o una representación de cada uno  El primer relato de la creación : Gen. 1,1 - 2,4a  El Dios alfarero, o segundo relato de la creación : Gn 2,4b18  El Dios cirujano que toma una costilla del varón para crear la mujer Gen 2,18-25  El relato del pecado; Gen 3,1ss  Hoy aprendí que:_________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ _____

21

AMIG@: Hemos llegado al final de este trabajo, pero te invito a que tu mismo trabajes en tu profundización.

GRACIAS...

22

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->