P. 1
Historial General de Filipinas por Juan de La Concepcion 3

Historial General de Filipinas por Juan de La Concepcion 3

|Views: 199|Likes:
http://bdh.bne.es/bnesearch/Search.do;jsessionid=3ADFB457D26503FE4A38F993FC7115C1
http://bdh.bne.es/bnesearch/Search.do;jsessionid=3ADFB457D26503FE4A38F993FC7115C1

More info:

Published by: Kristyl Natividad Obispado on Jul 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/23/2014

pdf

text

original

R

H I S T ORIA
GENERAL DE
PHiLiPiNAs ;

TOMO III

| |

H I S T O R I A

# C1K GENERAL

DE

<*" |

|.

PHILIFI^AS» ^

I
Y'TI'M-g

§ COISfaVfSTAS E S p m i T V A l E S

g poraíes de estos Españoles Dominica, estable* fe 2* cimientos .Progresos j. y Deeadeiicias, j| | COMPREBENDE I g JLosTraperios Remos) Provincias tie ísíssy Cotíé tmences COK quienes hi havicfo Comunicación , i y Comercio- por immediatas Coincidencias* | CON .
t

¿ 8 % J

1[ Noticias laúvereaks GeographicnS ^drc>gsa$>t>ícas de jj| ¿ Historia Natural' de. Política- de Costumbres- y de Re ligio- ^ fi e e s » ea-íoq»tdeba-fotetsssfse- tin univexs¿k £ a Ttrvto-. ^ ¿

| íPor H (P,
? «W<?P

Juan' de tafoncepeioir Recoleto A$t*tL g¿ Exmu& ¿ ¿

|¡ ?ÍO Descalco Lector l ubi lado- Ex, Tr&vincia! || | ¿/f Í7Í TroV'mcia de San fflicoUs de las IsLu PH I L í PIN,A S. .

Sinodal de el Arzobispado de Manila, yXoro*ut~ ^

|
5"?

TOMO III,
C O M PERMtSO- DE L O S SVFE&iORESEhtRfi«¿Jareo la- I'm;i';-s?s <fel Sem'nar. CbncíiJar, y Real d-í San' G*r1i>s j. Par A-gysrio tic i a Rosa-,- y Iíalagti*. A So <te *7 3*v -

¿

PARTE

TERCERA.

P E LA HISTORIA GEneral ¿c pluJípinas»

CAPITVLO
QLLEGAN LAS NAOS PE

L

ACA?VICOH

j| H jj|

Vienen entilas el Doctor Don ¿ntorno dt MorgA Asesor y Ibenimtc Gobernador j? /;<*íe>e Cago ¿fe/ Suprimo Gobierno.

|¡ § | j § j

i

E s

d $»
Q

á quien se ordenan Ii$ de-

mas cosas, y por el que se quieren con eficaz apcttto } á el solo por el mismo ; en hali.mdo un buen-fia en el se descansa, y concede «na vkls beatifica. A 2 M u y á satisfacción Go-

i ^o'/srnibi

HirtorU General De Don Luis estos Dominios lo que
} ;

j e pí3tiíf­áává: cáu; aib desvanecimiento< y « q •¿oíoc­aóaí:;;^ e^if • s.us­ gníal^l.espsra#2$$ , asi i i j Je ­Jt?$ibj[0í \&t £g€^n&:i№0№&
!

de el

' g o v i e Y n W era' le $uS:fénrc* naver* gbvenjad<| jjíisii j dirigiendo toda su conducta 4 o t r o m|$ «fnivsrsaí fin :" el servicio de' arribas Magest& ties, ocupaba sus mortificas ideas i no hü ,
?

:«o resistencia en deteherías' acomodándose á #jperÍDres disposiciones > pudo la posesión,dfe é^uicir despachos ; perto de&d la pesccion ^o­.couittoaac riegos­ flalitkos^
r }

póif

que pudie,uti

$rsjücjr acciones gloriosas ' ¿iptpu.es, que con, Jírospera ylage, llegar o_ir4 C ayke dos. Ñaviá*
:

# cargo de el poetar , p:ove/do Capitán a'Jas
JMÍI

D o s Antonio de Mojfc
3

Asesor de el GoYierño lo que
. . . . . . .J, . ,j
r

y coja

las n u l o s de T a s a f e a t e General
. . .

d e . Coí­írnícior y le daba
j

derecho fondos

v a c a n t e s ! en donde . dieras

cría once de íurúo de mil quinientos noven­ ta y cm:Q ímnifestd'sus despachos el D o c t o r M a r g a , / reconociéndolos legítimos, y" Re a., Usj$z\z¡, di i prompta , ^ r^si^nada oí>edí»
;

«ttcja.

$

como, converja a cartas de sa ;R ej*
;

y SeB?r .natural j y dando, el ppvkrm luis c/cn koitimo

por-

v.acantc., no.obsw«|c que fe poss^af Don¿ tirulo i suv contradicototf §s 1c colocó en él y fué Reconocido por <3o." vernader» _ ., . % Con ios kfqrnnes de Padce 5an¿che¿ havia rcs.iclcQ el psdre fieneraí Aqtrari \;iva iri$|itiii.r en Vice Píov.inciál este cstarblccimiento de pliilípinas ,^anírnad$s .de-Jets* progresos j qqe. podía conse-gnir la- Cornpai" fia en ellas: despachó, al Padie Pedro M o j ! í^les deJBspaña para .México con letras pa;n tentcs, y un numero competente eje. MigíosoS: d e su obediencia para ja fondaeton di* l&l Ñuéhi provincia: eran estíos compañeros-tti&> sos , y los mas hermanos Estudiantes «pe-aijodian se'r irn nediaxansqte d e provecho y/infc? tcnian co -naiodidad para acabar sus iniciados^ esiudbs; suplioíe esta falta en M e i o substr* t i f endo por elios Siete Sa ccr<iotcsíieclK)S ^ hím tufes que pudiesen desde luego potrcr aquel «íDpeño x a debida planta i * quedándose: e&
; x C > ? J

4

Historia General De

la. Provincia de México los' recien llegados pa­ ra ­instruirse y habilítase í Ministerio tin san­
t

t o s auuq.ue

solo

tenia

el

titulo

de Vice

Provincial era su govierno absoluto , y sin de." pendiencia * cometido al Presidente Provincial todo ei régimen, en virtud, de cuio decreto se •cometió el govierno al Vice Provincial Pa­ dre Sedeño absolutamente ¡ Q fuese comple­ na audioridad por razón de la distancia, que №> jsgrmire breves tes , y OBJenes llos Navios­ o t r o s Ocursos en casos urgen, muchos Religieses délas Cedíu solemne estrecha­' necesarios: venían también en aque­ de San Augustin de San Francisco' que con vista
>

y de Santo Domingo : vino con ellos la;.dg su M a j e s t a d ,
niButCSí;

s e í M z o saber á todos ve&ioai «n ­ h

y mandaba

qne todos se ocupasen sin' otra di*' conservación de b s natura^

les ­dé: sus Islas Philipinas: efecto ­fué' este preceptivo* y piecaativa rescripto dé las ins­ taperas :dej Padre Sánchez en Madrid, y en R o ­ ma • para, qne tos Rebufares destinados •$ > á estas nos, lajas > BO. pasaren, e e a Facilidad á otros Rey­

Philipinas Tere* "Prffí. Cap* h

5

nos, sin expeciales, y privativas comisiones*
?

y ucencias^ inculcaba es ta disposición con frequenciaS) y con instancia á s e r solos en >el la-

pon , y China: tan repetido zelo les hubiera exceptuado de sospechosos , si hubiese com» prehendido á la Compañía en la- prohibición de tales introducciones voluntarias : si comb convenía, hu viera dejado al ar vi trio de lasdos C o r t e s , determinar á una Religión, que solo elja se hiziese cargo de aquellas espirituales > por Conquistas en tales que conspiraban

exclusiones todas las lineas en la dirección al centro de su conveniencia : no era según D i o s , si , según su privado espíritu. j • *• Disponía, y mandaba la misma Ce-

dula R e a l , por informes también de el padre Alonso Sánchez, que para conservar la paz, y debida correspondiencia de las Religiones se repartiesen entre ellas las Provincias, asignando á cada una lo quedevia ser de su labor> y caugp ; y para que sin confundirse irnos y con otros pudiesen en mejor" dispocision sérgovernados, y visit.ad$5 cié sus provinciales
y

atea-

0

Wistwfo 'Osnéraí Pe

meñdts é sa propio­ ministerio 'sin inclusión, ofensiva en ios ágenos­, fué esta una resolución giijdentisima^ que conten LA las conveniencias, expresadas ¿ y a cíenlas escusaba. esta drvísioir eiítosNeopisitos aquellas novedades, epe sin leí* ^cssionari; }as,üñve*$ya^£s de estilas­ yyeQscttnu li«es * la ámz rsidacl de i o s ; Iravitos produce tanabien distintas Opiniones y p a r e c e r e s i $ i e aut^iC; no sean tán­ssnsibíes y substanciales,.. pirc¿ ^en­"s.a.gear dificultades cortos entendínifea» e p s ¡ aviva, .ca^bíea; esta división um emuiaN g í q i * yjítaosa,. y santa* viendo e! frute* por experiencia* ,y anima, mas i unos:, f otros el exeinplo•:• la­ ámúon á& Regimientos, en jfes> Exefcvtos ¡mitones: cofittibtíye­ risueño , le* niás> át efeti^ntirse en la* disciplina^ y 'en' .[as fejciai?eS; ;de eí¡nptíio.:>. ssficítanccolbs. oíaicres^ -msgm ­cóft conaf«tencas:', y obligando mu;.
5

w&m-.m i^ialdadi;de méritos, la ciernas; as* 9t§&Q5­ fc­ №. rajenos en esr«.$ • Angélico»­ #*gKckí^.) i i N competencias vivas^ y e s ­ t% a^iio^a SímM cmm l?¿con£3r.ta,do, á: los.­mau
:

Jg^gms>>$№• lia; ¡n.%.,FFER .tierra^ ejfeaft**^
;

gos

>

'Pbillp'másTtr» ?<trt> Cap-h

7

gas, y fraudulencias de hermanos falzos, en que sozobran las vidas, y se cruentan los cuchi, líos; efecto son estas adelantadas Chistiandadcsi) que pueden competir con las antiguas de Europa j esto sin ponderación? pues es v i sible, y lo contestan instrumentos públicos, A las ordenes de San Agustín , y de San Franc i s c o , no fueron necesarias nuevas asignado,, nesj ya tenían muchaf, y buenas Provincias, y partidos j á los de Santo Domingo,

que tenían poco se les determinó la Provincia de Cagayan sobre la de Pangasinan, y Batan, que y á poseían: a la Compañía que nada tenia fuera de estas ¡inmediaciones, se l,es repartió las Islas de Ibabao, Capul, Boíiol y otras en Pintados, con facultad para fundar en la Ciu* dad de Zebú C o l e g i o , que fuese como Hospic i o , desde donde se repartiesen i las nuevas Misiones; Enfermería para alivio de accidentados en las penosas tareas de el exercicío Apostólico. 4 En fuerza de esta Real dispocision, y de el nuevo cargo en las administraciones, formo el Padre Visario Provincial el rnaior erais peño

8 Wstom General"Ile penò > embiò al Padre Chir in o con compàne^ ros á la Ishi de l e y ce j en donde "hicieron procngibs" el padre Antonio'"Sedérlo" còliriapriti tiricia de su nuevo oicid so érñbareo;' tam^ieri con asociados nías a dar" las díspocis roñes én las nuevas'plantas, que ^ ejercicios í^culi^ti': ios de' visita faé el víagd como en er'rìisuOir rigor de los VeitdaWés; largo' y penóso : conduci aids Doh'Aloñso de Enaó Remdbr d e Ü -Ciudad' dé Zébu~en embarcación propria- còri el posible regalo a navegan tes con toda Ta in* demencia de Jos tiempos HizcT en ellos malignas impresionesi llegaron á Zebu'^hiBrraos, nías que socios ef padre Vice PrOVrhcialá qüicri se le agravó éíaccidente anticuo, y navítual de hidropesía-depetfio¿''tffcW^ií^afáte'íte-'de asma : ebfrvocó á' ios Padre^ pédtó ChirinoV y Antonio* T è r d r a r sabstitüycncforeri-su' lugar otros dos Sacerdotes^ dé loT que fueróíf en su compañiki dárídó óifdeñés se'r^partic^ ígéri- todos corrió eir dos tíatve'zeVas en. «Sari, garas y Búlale -, siendo* s u p r i o r dé ambas # j P à d r ^ Alèttso Hurná'nt^ reí'ciridai^ dé'
} ; 3 ; -

; Willjúw Тег* ФАГ* Cap. I¿ '$> h Casa ,de Zebú al Padre Chii i n o amqne para estas dispo.cisiojacs Дс dip el mal .alguna •tregua., fué tan corta, que bolviendo sobre el con mas impulso lo.s.acha^es, acabañen con su .vida en primero d e ^ e p i i ^ r a ^ u e d ó ..el ,Ca­ ciaver .tratable, ^ J e x i b l e j y saciaba Ja cleyo* сДрд ,se Je díó $ещЦцга Eectóastica ,ед uqa estrecha Capilla;­ егд»este Pad^e.de la.Villa.dp San Clementeeníl.Mancha Obispado.de Cue^u c a , de ljnage cjajo, y noble.: estubo de M i „ sionero en la Florida, acompaño en sus e x » pediciones al Adelantado Pedro Mefendez.^ y fué compañero en.sus trabajos, tocándole de ellos no mui leve partes paso a estas islas con el Señor D o n Fray Domingo Sajazar su pru mer Obispo, ejercitóse en Manila en el Pul­ pito , y otros charicatvíos cxercieios por quin« ce años, en Jp $ue fue muj ú t i l : su trato mui apacible con j o s próximos i ayudaba en lo .espiritual seguj sus fuerzas, y en lo tem. ppraí щп.|още áni adquirida practica: en e, ñomucjjas¡xosas a i o s Indios pertenecientes á eüsicioj,, y la­braiiza»­,*. el hizo la primera te*
: f S

В

a.

xa

10

His tor id General De

xa por sus manos, que se vio en Plílipinas5 ensañólos á labrar piedras, y hacer Cal; con arrecifes, y con conchas : havia seguido la milicia en servicio de el Dü^ue de Frías en sus mocedades; el militar exercicio, y su observación , le instruyo en la militar architectural y para fortificar está Ciudad él dio la prime ra trázav que sia duda denotan ser las lineas primerasde comprehension de Maestro:

solicito varias Semillas, de las que estas Islas hasta oy gozan 5 trato con empeño él benefició de la seda, y evitar con este comercio tan interezado en la Nueva España, la distracción de la plata, que en el se pasa á Chin a ; planto para su Europa á los Indios: cOnsecusion Moreras > fo rmd Telares enseñando á texer al modo de fueron exquisitas sus diligencias para lograr tan importante proyect o ; encargóse su continuación por estrechas Cédulas Reales, no obstante no hátenido erecto , ni lo uno, ni lo otro : no se impute á desidia , y pretendamos ser mas diligentes, y mas sabios , " que nuestros mayores; " ' "~ ~"~ aunque vea-

Thilipinas Ter, Tan. Cap,, h _ ii veamos crrredsdcs en lejieur las mismas difi. tiilcades i pues el logro es el mismo : sera a.' caso las muchas aguas', y tormentas de rayos, y truenos , temblores > y terremotos; y lo mas irremediable destemplanza de clima, que no dexan á los gusanos llegar á perfeccionar sus labores : si se hallan en los montes de estas Islas i unos gusanos poco diferentes de los que fabrican la seda j estos forman de sus substancias glutinosas otra especie de capullo/bas^ tante conforme con los que hemos visto indus* tríales; no se que se hayan anatomisado es* tos para averiguar su conformidad > ni se hayan hecho pretensiones á rectificar estas naturales, y simples obras i todos nos he'mos con« tentado con una observación meramente esreculativa: solicitó también pintores Chinos j puso los en su casaj y" los enseño a pintar * magines; no solo para su Iglesia, si también para las demás de Manila, y de fuera en las Provincias; bendecíales, y las concedía indul. geciascon particular facultad de el Pontífice, que le havia alcanzado el Padre Sánchez: apli, cose

la
II.ÍV

Fiísteriá General Be Sacerdote, e! pririísro , que doblo la Fhilosophia¿ y ^ entretenías:: antes solo en Pliísicas

cose ( las'historias s de que ,ya \

la hizo flexible á corregir, y componer lasaos. * tü;tibres ; especulaciones ; si'lo .hizo jpór el tîdio a cosas obscuras », y inciertas, ocupando el animo en k> abierto, y claro , Ó como mas verdaderamente se sienten de é'l, para disponer los enteudmientos ápercivir mejor las cosas ce le s ti?, tes,? con este uso de el Padre Vice Provincial Sedeño podemos sin hipérbole decir uno_, y orro, cansado de Theoricàs vaius, se aplico á practicar industriosas : todo u t i l , y al fin de un hombre laborioso, y de un Apostólico 2elo$ formando una República en esta comformidad,, aseguraba en su conservación las Christianda. des: din discurramos piadosamente., pues no nos Mar
1

á otra cosa tan utiles fines.
:v

entretenu

mtén'tos V nada se.pefdcrá en ordenarlos á tan • especiosos 5 '•>•'';•
:

Con 1 j muerte del Padre Sedeño „se

abrieron Cartas de reserva' prevenidas^cn la. C 3 n ->xñ\ ipar¿ tiles íanzés i conteníase el nombra-

tpbUipiuas Ter> Tar* Cap* J.

t

u

br.aniiento secreto en el Padre Hayniiüido > del . Prado , y declarando asi comenzó i excicer el picio de Vice pio\ incidí, supüq en ei de Rec tor de el Colegio de Manila el Padre luán de ÉU* ^era ; á un, no estaba, fundado d a c j h i z o la fundación ^odrigueZ; d
e

c6i| formal.1*
;

el 'Capitán Esteyán efe

Figueroa, dotándole. en|á K e i ^

ta de, mil pesos para acabar el/.edificio

Iglesia.,^ CUsa? era este CavaJÍ$rp.de' nctíeza ex^cutoriaclaí en cpntradíecíon , y declarada en E§pañ^ é»n luicio j nacido si en áfrica de nobles Padres P o r t u g u e s e s q u e en aqueles plazas estaban en el Real servicio, pasó de pocos años á la-. Nueva España.,'y de Miguel de Legaspi ; su valor allí a phiíipinas con el Adelantado,,y Conquistador
x

y importan-

tes servicios Militares», fueron pr.emi a.do.s, coii dos Encomiendas de í mil tributos., una en Ta Isla de Panay, y o'tra- en hermano poderoso en Camarinescon
;:

sus productos, y la correspondiencia ¿$ un M é x i c o , se hizo en Phílípíhas, sugeto de los maiores. .Caudales : esr;¿,, Jjevado' de su generosa inclinación trato con

i\ tubo

Historia

GzmraíDe Ja Isla

con el. Gobernador Gómez P ¿ r e z » con quien amistad intima , el conquistar de Mindanaú á su costa ; fué el motivo haverla reconocido un trozo de Armada en la buelta de Borne y > jornada que hizo en persona el Doctor Francisco Sande Gover-fiador segundo, 'y..Capitán tíene-ral de estas Islas, en la que reduzo á de Min
m

hizo uri distinguido papel este Estevan R o dríguez , en cuyo , reconocimiento , noestfá confederación Jaíw, algunos pueblos,

ella 5 perturbábala el principal Rey de da con destrucción vítima:

y amenazábanlos por la obediencia da. deseaba Esteva»

el castigo j trató su vindicación con el G o vernador G ó m e z P é r e z ; ofrecía para la empresa su persona tolerables , que
}

y c o s t o , con condiciones aceptó el Govcrnador por

conformes al Real servicio : Otorgáronse Es. cfjpturas , y se confirmaron convenios > que se embiaron á Espaqa, para que el Rey lo ratihabiesc ; tardó quatro años la respuesta i sucedió entre tanto la fatal y desgraciada mu. erte de el Governaior G ó m e z P é r e z ; Heno de»

VhtlipMs Tire. í?4rf. Cap. 1. de sentimientos y de impaciencia Estevan R o dríguez determinó irse i España con toda su Hasieida> y familia en una bella, y capaz N a v e , que tenia aparejada en el Puerto de Vloylo j solo esperaba el tiempo para hacerse á lt v e l a , «piando le llegó despacho por el mes de lunio de Don luis P é r e z , en que le participaba la venida ét el nuevo G o y e r n t d o r , los despachos que trahia de la Corte sobre sus pretensiones, confirmando los contratos con su Padre con el Titulo para el de Cp-.-. vernador de Mindanao, y Capitán General de< su Conquista : con esto se mudaron todas sus ideas: empeño «u.atención en prevenir cuanto importase á una txpedicion én que se interesaba su crédito ; despachó á la Nueva España en dispocision de comercio el Navio preven i d o , P r a qae sus gnnancias supliesen abundantemente los quantiosos gastos de la conquista .
t } a

c

fíistéria General IDe

i

CAPITVLOII.

Descripción de Histotiograpbua de la Isla de Mhidctnao y succesos de su Cmquista*^

i L Mmdanao es la mas Fá* irnos a de este Archipiélago ^ en grandeza es la segunda ¿ dando á la de JLuzon, ó de Manila, el primero la naturaleza: es su figura casi triangular, terminando sus tres ángulos , los tres celebres Cabos, ó Promontorios de Samboan* gan , Cabo de San Agustín y Punta de $urigao : di el nombre una gran Laguna déla misma cognomiiracion $ sucedió en esta Isla, lo que en las demás; sus primeros poseedores, y pobladores serán los que se hallan internados en lo alto y espeso de los montes, ácuyo refugio obligarían Estrangeros, que poblaron, 6 hicieron sus asientos en los R i o s , y en las playas, haciéndose este lugar por mas poderosos y mas políticos: bien sentirían los ahA >

ti-

tPbiKfinas Tere* Tan* Cap* 11.
;

17

tiguos moradores esta, vezindad, Ja enemistad entre unos, y otros lo d i bastonee i entender ; pero el rigor de las armas haría lugar á la superioridad , y de :íy á la sujeción;, de aquii resulta la variedad de castas
y

en que es

distinguida cssa ish j con el Cavo de San Agustín esta N o r t e , Sur la junta* de Surigao, en cuia costa se contiene la k l cosa provincia de Jos; Caragas y. reeonoeense cuesta Isla por Iosmas antiguos j; solos
p

y sin rnessla de estran -

geros j, han conservado su provincia con uií valor que tenia ere otros tiempos mucho deex.traoTdífl'.afio'y y aun. al presente conservan és* pesos, humes;; fueron, n.ui distinguidos
:

ios.

Bis ayas en ia antigüedad; por su intrepidez en. la Piratería, con que infestaban todo el A r chipiélago ' , desde Sarigao corre la costa al Suy

doeste & Samboangan cogiendo en. ella á liü• tuan¡, Cagayan, Iligan, Dapitau, y Naeior.e$ Subanas r los Butuanos se diferencian poce d e los Cara gas sino son los mismos, equivocan,, dose sutorigen r Cagayan m es nombre anrti> ^uo,, distingüese con el nombre de Chico , db-* Ci. eli ,
;

18 Historia General Vé el grande en la Cabeza cíe la Isla de Luz*n entre el Cabo de Bojeador, y de Engaño » y de este a c a s o tomo su moderno nombre; estos naturales, y los de I l i g a n s o n délos pasados poco diferentes, de titnfle se infiere no ser en sus principios muí distantes: los Dapita. nes era. una Nación que habitaba un ceñido estrecho entre Rojol, y Pan^Iao acomodados en sus dos Riveras; en particulares, y obstinadas guerras vencieron á los Bohelanos, y sé ap@deraron de su distrito , y de su nombre j estos nuevos Boholanos, poblaron á Dapitan desam. parada la costa de los antiguos, conservando, el mudado nombre en Dapita nos hasta estos tiempos : Leste, Oeste, de Samboangam con el cabo de san Agustín están los Reynos Moros de Hubaytn i y Mmdante: boxea esta Isla como trecientas leguas, pero peco profundos sus centros, yá por sus exwfididas puntas, como por sus ensenadas concéntricas; de la ensenada de Panguil se pasa í la Sabanilla en dia y med i o , siendo solo la distancia como dcochole., guas por tierra. 2 Goza

tPhih•finís Tere. Part* Cap, II. r¿„ i Goza en sus distancias varios tcnipies: la costa de Caraga, termino de un gran, golf© batida de sus olas, y combatida de los» vientos, hasen su navegación mui peligrosa,, pues aunque el viento sea remiso, que e n p o . cas ocaciones tiempo de brizas, que reinan la maior parte de el año > los tumbos de mar en las «ostas siempre s o b e m o s , se elevan i la altura de losmontes ; pero los vientos, estos como de g o l f o , son sanos, no tienen las inopreg. naciones,y impresiones qu¿ los terrales, hacen) por lo mismo la costa de un temperamento bcnig, no , y á la salud bastante cOmmodo: la e o s . ta de Aron es furiosa con los Vendabaks, y N o r t e s , costa escarpada, y de mucho f o n . d o : el mar de fligan es mas q u i e t o , y suave,, aunque destemplados los viensos ¿ de tenidos los vapores crasos de el Vendaba! en sus C e . r r o s , se hacen mui temibks; armanse en ellos furiosas tempestades, que arrojan cantidad de rayos, aunque no sdn muchos los estragos./, que se experimentan en ellos. La deliciosa, y que .según el Padre Combes gozagages de p a .
9

rayso

$Á ^
;

fíutorm

Gtwré

De

raysa, e'sla•Iurisdieioi* de Samboangas conv vienen todos en que es de un Cielo mui seré,
}

'too, los, vientos blandos , y apacibles,, pocas las tormentas
3>

que se experimentan,., y esas

de corta» 'horas- siit dexar el. mar orgulloso ¿ > lio se sientcre temblores de tierra, que sean grandes en sus cor¡cu$i©ness enfin.de un tercia r amento san©, y agradable t los Reinos de ^Mindmaoy j 'Buhajem.'son• de una nui erverma destemplanza; es e l terreno anegadizo,, y na^da favorable á la salud j ; están fundados en pantanos; Jos Pueblos, y aunque es esta oportunidad una defenza poderosa,, és una continua guerra l o infermizo; en los seis meses de el a ñ o ; ihféstanla una plaga de mosquitos, con. sus, agudos aguijo'contra; quienes és insuficiente defenza la de vestidos, y paveiLones, ¿o
l

n e s , lo penetran todo > tales, y tantos, que es cosa estrañai chupen la sangre teda en u n d i a > y acaben con su détin; Puerco

'vida y/sin serle bastante estar tan vestido de cerdas: ásperas: á urr Soldado , que par sas-cri3

'minares reincidencias l e expusieron: desnudo •" por

'TffUtp'inasTerc^farXíif,

//.

^ ü

por una hora á esta plaga fué suficiente áque quedase su cuerpo con una lastimosa, y v üívcrsal hinchazón> de c¡ue curó c o n di* iicultad 3 Es abundante de aguas, mui delicadas esta Isla; apenas se dobla punta que no tenga R i o , a r r o y o , ó. manantiales: mas de veinte los Ríos caudalosos, y navegables,, los de nombre mas de trescientos : es la tierra por la regular montuosa j Jos discursos ;dc los rios con su tortuosidad hacen los c a minos dificultosos: ríenen. dos Rios celebres, el de 'Batum, y el de Babayen tienen un mismo origen á las rayzes de un Naranjo, que esta en.medio, de la Isla , 6 en su Centro, de que sale un caudalosísimo manantial , que divide sus corrientes i la una dirigiendo-su curso por veinte leguas al Sur desaboga en la La3una.cn la C o r t e del Rey de U'md(inao\ Butuan al opuesto siguiendo su derrota al N o r t e , desde donde corriendo como ochenta leguas, por lo obliquo de su lecho en buc i t a s , y rebueltas, y engrosado con muchos,
5

.

y

2¿ Historia General' $e y no pequeños rios , hace su ciudal rápido, y sobervio : tiene el tercer lugar el de Sibn% ptey, terminando la Iurísdicion de Saniboan, gan sus corrientes, que bañando sus immediatas tierras las hacca abundantes en granos: su «acimiento es bastante vecino i Dapitan distando una jornada» todos 9©n de abundante, y regalada pesca f hallándose en unos distintos £ c z c s , que su deliciosidad los hace particulares de ellos como de o t r o * : tiene también ademas de otras dos celebres Lagunas, la de Mindanao mui dilatada, que en muchas par, tes forman Orizonec: muí poblada en sitios de Espadañas, y otras hierbas , que no se conocen , hasta que la agitación de el viento sacude I las agiias.de esta superficie verde; entre otras és la mas embarazosa la que llaman Caite™, que tiene las raiaes sobre el agua, y dilatada sus ramos a todas p a r t e s , tanto qac si los vientos impetuosos no la desunen suelen en tres días impedir el paso á un Rio por impetuoso que sea > y és Bcccsario acudir á l o s Cuchillos para cortar las ramas, que se
?

PhiUfmas. Ttr* $№X*p. a la ©puesta c e s t a ,

1L

3í boxea

agarras á los costados 5 la otra Xagtina esta es la de Malmm, ocho leguas 1 y sus Riveras sostienen rueve
s

numerosos fcuebles. Xa ­tierra por lo cemutt é s í e r t i l , el mas oomun seiibrado f en unas Provincias el arroz, abundante , eseas© en 0 ­

tras, aunque esta éscazes és mas nícida de la desidia5 de otras raizes, como Camotes^Vh^h' Oabet, dy abundancia en tedas partes.; c n el
(

R i o de Butuan, costa de
y

Caraga, y

Rey no de palmas, general
y

M*ndau,io se co°c como cosecha n:aícr el .Sa^ti, hácese en arina de unas Silvestres de en q u e á y copia de mucho Reynos Goza
los

en los n:on tes 5 és cernida sustento, de
Macasar

fuerte

c's este
r

, T e tenate,

Borne/ ­ 4 nen también

de las frutas, que tie­ Árbol*
que lo

las d e m a s I s l a s ; llaman es

hallase en ella la, singu­ y copaco, ja­.f^uta'és cada Pes_ 1.:
cor­ q u e la

l a r , que
produce,

Turioni­ü

grande,

de la f g u r a

de una pina grande,:¡en

taña,

íicne u n í púa a g u d a ,
?

hacen un he­ reza

rjzo, y

p o c o t r a t a b l e ­ .no es m i u d u r a

D

«""'

24

EltstwA Gentraí Ve

tezi , que conforme Vi madurando se vi'abrí, endo j y en tres, d quano divisiones descubre Otros tantos pajos cubiertos de su carne manjar blanda , y blanca, que por lo gustoso , y-suave se puede decir que es un natural blanco : su olor o t r o , exquisito, y penetran* te muy ofensivo > sus huesoso pepita son de él grosor de una ciruela, tostadas parecen, ó tienen el gusto bastante proprio de garbanzos
y

ó castañas, y pueden suplir por tales,

en la olla : bailase con mas abundancia en las alturas de Dapitan, y desde aqui por la Cos. t a , que corre hasta Samboangan: se proprga su casta dificultosamente , tardando mas de veinte años que en dar f r u t o ; lo mas abunningún montes: dante és la Canela silvestre, y sin beneheio Ja producen las sel?as, y

el modo de cogerla la que és legitima entre tantas especies subalternas, que contiene este genero, la hace inútil por le grosera, y abundante de gomas . En estos últimos años, un Ingles D o n Nicolás Norton, que vino tras, | de sobre carga ai C o m e r c i o , noto Jas mués-

fhiltpi№$Ter

t

Tart» Capé­JI»"

2$

tráS) consultólas en la India con la de Zcyian» y hallando modos para instruirse en su bene., ficioj volvió á esta Capital en segundo viageá con lo que produgeron sus intereses, havien. do abjurado el Cisma
5

y sectas de la Iglesia

Angíicana,y reconciliándose sinceramente coa !a Iglesia Catholica Romana > paso á la Corte de Madrid, donde esforzó el proyecto de su benefi­ cio, hallando favorable al Ministro D o n R i c a i d » Vval> dieronsele pasaportes Reales coa ins­ trucciones al Governador de estas Islas, para que protegiese este útil empeño.­ llegó cenes­ tos despachos, y el actual Governador era entonces el Illustnsimo señor D o n que Ma*

miel Antonio R o x o > y juntamente Arzobis­ po , tra«6 la pretensión con viveza ­ havien.
3

do

escogido para sus laborea e l partido de

'Cagayan el pequeño, en que las selvas d e e s , te aroma san dilatadísimas preconociendo e n « tre sus especies >que se le administraron, que hv.nt U que solicitaba, se le concedió c o n r r i u cho3 ó'­'rtrechos de armas, y de gentes; y pa­ sa . n * m tabiese irnpcdimcitto it le'cohietieroii
:

Di

fa.

2¡5 BimrU General De íaeultades superiores de jurisdicción en ios A l ­ caldes­ de Provincias i.naiediatás: llegó allá, y al favor de los Recoletos Augustinos Des­ calzos , cuja es la jurisdicción en lo espiritu*. a l , lo primero rué fortificarse,. arreglar el par* tido en lo civil y político ; después registró las selvas, y montes ¡ haviendo hallado la сам lidad, que buscaba , la benefició según sus instrucciones secre&ás t diola aprobar de to» dos modos á Padres, y Españoles, que tema en su t r o p a , y otros alli avezindados, y to­ dos convinieron , y testificaron con сertifiea, ciones legales la hallaban según sus accidentes en todo igual, y aun superior en algunos á la de Zeihn táa celebrada : no pudo hacerse en Manila esta prueba, per que siendo en corta cantidad > y haviendose mojado en U conducían con agua salada, no pudieron no­ tarse completamente sus efectos no obstante que a la vista conservaba una constante simili­ tud \ variaba en el dulce suabe y pitante al gusto, lo que se noto s i , que carecía de go­ п ш totalmente que es lo que le hace tai)
> t

P ..­
rc

niHfm^m^án,
pFcviesa.

Cap. 1U

27

5. Malogróse tan interesado benefici® con la muerte intempestiba de él Cavalleró Norton : tenia, estrechamente prohividas diversiones publicas , y ruidosas, que pasasen dé jas dies dé la noche, á los Naturales, aunque fuesen en sus proprias Casas, que son fomento de per ni- • ciosos vicios, y de ruidosos escándalos: una noche que en una Casa se excedieron,*-y prosiguieron aun hechos sus requirimientOfj salió zeloso en persona á divirtiólos, y cxparcirlos j estaba cortado el terrsno y sin previsión cayo en una fosa, ó zanja al^o profunda; He* vaba terciado su Fucil, y la llave de este con el golpe le lastimo el pechó: no hizo caso por entonces, prosiguió, desvarató la diversión 5 y volvió á su estancia por su pie i aconceja, banle los Religiosos, que tomase agua de Su bucao, experiraentadisinio remedio en tales lances , y cfkasisimo i expeler qualquicra retencion sanguinaria, ya dar á la sangre el cirou lar movimiento, de que la vida depende; no le pareciq vrgente este arvitria, por que le pe.
} t ;

sg

l&istorié

@mer¿i

parecí* nada le havia agravado ci g o l p e p e r © se fue viendo que havíi sido mui sensible, fue descubriéndose la inditpôsicion, la inapetencia^ la debilidad , y aun algunos movimientos convulsos i solisi còse
aliv.Q

en las medicinas sim..

pies conocidas, ex pe rimen taimen te cíe los N a . tárales, pero no suttian erecto; cada d b mas postradas las fuerzas > hasta que-un cocimient o de Agonoy^ árbol mui medicinal, y aqut bastíate conocido
&

descubrió

toda

el daño
V?'

en lo rnterior; conoció en lo exterior alpina commodidad . p é r o obrando-- la medicina e$for¿
S

síadaraente en ;Q interior, se reco noe io yá el mis. WLQ por desaucisdo, y, prevínose catholkamcutc c o a los Santos. Sacramentos de îa Iglesia. eon« fesose con educación de ei que le administró este Sacramento,deteniéndose en. mot menudas d r e uns tandas j con una contrición en îa esplicasioii de ellas* de una ccrcJercia; mut defeda rkda^
1 ;

: aî recîvir eî 'Sacramenta de la Euchs» y

vîama

de îa ExtiematineÎGri fueron

iòni edifica tivos §us actos; de virtudes, basta " .e e pi'rd -nmì- ' afectuosos sas, sentimientos i

(Phìlifhm Ter. fart- Cap, IT.

2$

muriómui resignado en la divina, voluntas!,-que dc.\o a todos mui satisfechos con tales sign o s , de que fuese su muerte la de,ios escocí» do* > previno en sus» disposiciones vteimas ¿IQ se soiemnisazen sus exequias con honores mi* litares , que mese sepultura en lugar infimo de la Iglesia y *1 paso común de todos s sepultóse también con el su havilidad y conocimie n t o , ó por que no era para tanto un Sobrino , que tenia consigo j © por que este no tuvo para lograr las mismas protecciones t i . empo ? pues tardó poco su muertes dicese que logró algunas instrucciones el Cabo de aquel Presidio Don luán de Fuentes, pero si es asi ha muchos arlos, que las Oculta y nada produce á publico beneficio ; si entiende, " que es empeño arduo, hace mui bien no exponerse al riesgo : según las máximas de el Cavillerò difunto devia trasplantarse la Canela, y hacerla de Silvestre hortense; para esto eran neceserios muchos millares de virgulto*, y estos no se hallarían promptos; e . ra pteciso tiempo, y paciencia á que Ics prò.
3 ? 5

duxe-

3(5 BístoyU &tner4 ík duxeseri los nuevamente traducidos: lo mas fácil e r a , que teniendo comunicación de comercio en laPacturia de las Indias , traher de aquellos Naturales úc conocimiento, y práctica en tal beneficio, quantos fuesen bastan^ tes á el cultivo de este lucroso aroma; intel resandose en esto el establecido Consulado ha_ r i * a l a N a c i ó n , y al comercio un singular ínteres > no son necesarios muchos fondos 3 el beneficio de lo presente en espíritus, y azeytes por un hábil Chi mico surtiría superabundantemente i todos ¡los gastos, hasta llegar 1 su maior perfección, conforme siempre al pro. yecto de el Cavallero Ingles, aunque padeciese algunas reformas, sí se jusgaban importantes í dicen que esto i.s proponer en vano, y lo lastimoso, que e's una digresión inútil,.res. pecto áque solo se atiende á lucros de presente: sea consuelo el que pudo, sqr al sabio :Porphirio', que escribía al Anebonte Egipcio, en que ,-r.ni.tando al que pregunta y consuíj. t a , manifiesta artes perniciosas, y las. confuta , y destruye ¿ j>i en, contrario se maiúy

fies.

Witipnas Ten <Pdrt. Cap, 11. gestan . 6 artes útiles, consultando beneficios,

pf

constantes

Es nación de algún v a l o r , y con Ja g e

Sugecion á Reyes proprios han adquirid© cs4 timacion sobre las demás:.. unetise en el viente p o l í t i c o , y la multitud unida d á i u c r » zas sobre sus alientos í poca, o ninguna feo observan , connaturalizados en la impía secsus intereses, y t\o
t

ta de Aídboma. J,a nación Lutaya, és la que cji las aguas, tienen todos conocen habitación mas propria que la de sus embarcaciones 5 nada indusitroses en tierra la pesca és su única f a t i g a p a r a la que 5 c acó» niodan en ensenadas, y baxas playas, en las que forman sus endebles havitaciones, poco de unas fixas, por .la facilidad en mudarse

partes á otras j son de alguna havilidad para fabricar embarcaciones,,, y diestros ,, en marcarlas, y govetnarlás: están mui repartidos, en todas partes hallan modo de vivir, esto les haee por razón, de su general Comercio ser la gente 'mas avisada, y taimada de estas Is„ Jas. Los S«¿*f/w son' ios^ pobladores* de ío$

18 tíistork General Ve -RiósY és Naeiort por su natural "barbarie la que sobre safe menos y por desunión esci. rmdos por brutos j no tiene»' ©tras in-rcligeit. c i a s , que su trabajo, que é s conforme á su B'atdral'fíoxedacf j ci necesario^ y rmn presiso, que aun para vivir precisamente' és bastante escaso-V huyera de el trato comuri c o n & s g e i í tes i 'énvejeieri eü sus- particulares^ ráncüeíias,; --sinque tenga» Id curiosidad eficacia si éxtraherfes de ellas, aunque por p o c o t i e m po- j- co bardes- pero muí traydor es - y c[u ieit mis- se señal»-en esto és respetad©" por mas; VáMente y ^uardarrse mutuarhentcr- unos de o> t r o » l© que les obliga? x hacer''elevadas' sus Casase que les difisadsa de ser descuidados 'heridos,, o muertos, y á u r i á s i no tfstaiT rriui seguros! l o que- íes precisa ¿colocar-sos'-ui'é'ós, ért arboles? copados?, y aftos'. L o $ Señóles: de esta lsla SON lo$ que pueblan los Morr* tts'i psendados de su fertilichd,-•perdieron el gasto» i las playas, y k las costas- estos en stís retiros ocultos ,<'.£ que les obliga el rigor íás Éstr a c e r e s y se fueroa hacendó simar 10« ' ' " nes.
9 ? 1 ! r 1 ; : 1

fhttipms* T V - forte, tdp. IL .$$ nes, y .montarazcs, y en todas panes-sin poética j ni govieraoj barbaros en vida , y co,s> tumbresj en Migan, y gamboangan laman S « * baños en Caraga Mmobos en Jólo Gmuhmms¡, y'Sweacás en Basilan j estos por la cosca* tenacion , immediacion de islas, y a'gúnos accidentes communes, se |usga tener de .Bo.5%. cey j -y-..Macasar su principios hay otra e u . clon particular en los partidos de Xandag,. y fiisli| p/ie llaman T^gabnhes de. los. montes ¿ichos en $u lengua Btíooyi estos son áunqu® Inhetes, y silvestres mas racionales, comerekn con los Pueblos $ el c o l o r , que és clara», y su configuración hacen concebir sean dése a clientes de Japones\ éstradiccion común en* tre ellos, y de esta,opinión son los Religios o s , que los han tratado, y' lian, reducido á algunos i la Religión Christiana 5 son for« i d o s , y membrudos, de grande feé , y k¿ galidad e n sus traeos 5 valientes si ^ pe$o lio inqiictos.
t 9 y r

7 Esta tierra de. ríeos minerales; en f l Provincia de Caraga se saca mucho o r o , «ñ&ew EJt -¡resé

;

;

4© M ¡¿torta GmeralDe •resé sean-rica* sus venas, cuando fo que sétcó. ge son desperdicios, sin o t r o arce, que labar la tierra* que conocen tiene de este presioso Btíécati en los ríos és mas subido , y r»a$ fácil abren pozuelos- en las riveras., y quando- las avenidas los llenan» dexan en su fondo lo masp'esado , y en ello muchas partículas de o r o : sota muchos los iuegos- subterráneos coma se manifiestan-.en varios Volcanes * que quando revientan: derriban montañas í corren r i o * de íúsegp:, y arrojan piedras, y cenizas a mucha, distancia; por esto é s , efe qualquiera parte que secaba, como sea í profundidad bastantc cierto hallar azufre: ea sus Costas hay aves raras, uno que llaman Cola - col»- de plumas, negras, y de el grandor de un Milsnov siempre sofire ía* aguas> descansando £ vece* sobre paJos , que en ellas fluctúan; diole uñpico muy largo la naturaleza, és de una cumplida media, Vara; subuelo é$ veloz: de el; que n o se escapa ef mas ligero^ P e z , y quando huyendo; se hunÜ e , le sigue hasta í& profundo^, saliendo de él
y > 1 5

sec;assus-plU'raas> con*? sino se hu viese su. ' " mez-

QhìlìfmasTtr, Pari* Cap* II, 4* mergido en la» aguas,, no dando lugar corso en las a nades í hurredec estas la incorgiuidad de sus poros v D e Animale» T e r resti es áy los regulares hay por su es tremada giandeza ra* ros* Monos? huvo lance en que uno acometió* é un Soldado con um Caoa man? ja&dck coma lanza» corroso el Soldado que era PampangO,, al vèr el atrevimiento del Bíugo s .iras quando se le presencio puesto- 6 i* los d o » traseros pies, y advirtió fe excedía en- estataí a ; valióle la íígeresa c o n que líegoá 13" fuerza,, antes que el Zambo pudiese descargar sus golpes-, pero- tan fatigado de e s t o , y del susto que muría af terceto diat
} y

% "Tiene esta Isla de Miniamo sus adyacente sy la¿ roa* famosa.' és> la de Julo treinta leguas aí Sudueste de terapie sereno,, y sano : abunda entré otros Animales de'Elefantes, fie* ros> todos-por no amansarlos ni valerse d e sur fuerzas en su servicio los lolo'es : lo& V e nados;, s©n hermoso? por- \:s manchas>, y va* ribdad dé' sus? pieles^ parecen de Marras*, © de 'matizados T i g r e s . Las frutas son exquisitas,
9

4? -Uistití* Genéralo*. como el Ourion-d Maraña y. el $ahit$

yfetoAá

singular és Ig que llaman de el Parayso, de color morado de el tamaño de una Manzanas lo comestible san unos gajos blancos deícn. didos de una cascara srueza dura> su-oust® en sentir de los Europeos és el mas delicioso de lo descubierto, que excedo , sino compite « o n las mas suaves de Europa; llamase tamba*, en de el Rey , por que és único el Á r b o l , que solo se halla en suhuerto * están abundante de venenos cómo de eficaces c o n t r a s , de esw casr aseguran los Herbolarios Chinos ^ que se KaHan los mejores antidoto! de el Mundo s hay laque llamat fanayaman que és quid proatfr de el Anfión, que los embraveze, y amortigua las Carnes, de m o d o , que como 06 scá mort a l , apenas sienten las heridas i de esta usáa quaado van á la guerra, pero tiene el gravisímt incomveniente de no dexarlos conocimiento, y iú bárbaramente se meten en el peligro : en .sus mares tienen h pesquería de Perlas grand e s , y de Oriente esquisitc); son de subidos quilites : esto les produce iriJcbo ..fa&eres-, y hace
} 3

$¡h¡¡1>№S0 Ter» (Parte Cap, 11* 4! 'té' .qifej àya­ exeékntes' Buzos * que Jas cogen en trcze y c storce brazas > en sus riveras se» coge muí subjefe s ü c c t o i é ámbar* "9 ­.A­ distancia de tres» leguas de Mtnàmm ¿ l a frente.­de Samboangan esta la de 'Basiteti $ que boxeará doce legras ? rrtif fértil efe tmoPí Gates'# y quanto producen las demás Islas^ se halla è n ests ccn. áoundancía y te fru« t& mas* parricuíar és el Marmi tiene la carne sobre'pepitas como garvaiizos^ se sepa san era l a boc&, por que siendo sí* carne substancia bfandisp, no> se puede prevenir la separación? ere d pfóco, su tamaño és dé uKmeler?, y mui suabe? al paladar # otra' és el B alono que se parece­ m sm figura, y grasídof al Ríemb­íiHo* fa carnees blanea'­^­.y estopóse chupare su­ j u g o y y s& airoja lo' estopóse­p sírvele de? coatto un*­ pepita grande, d este és­ su hue« so»» siende? lo que resta, .apenas­­mí dedo de \& ­¿eroestíble? ès ls aaa­ muli reqaíacfa en fe* . nados?) y puercos­'de las ­misina? pintas­que los dò JOl&j tténe fe comtíicdidad de ©ácdalcsos 'ftioy> y de ­abu jsdante^ y escussila pesca §
3 y t :

44

WtistmaGmtMl pe
w

Maderas gruesas para fabricasPucbíanse es* cas d o s islas de Lutaos, que tienen su c o mercio con los BorneycSj y san también fa< mósos p i r a t a s , que infestan estos mares 5 p e . r o los Señores, y nobleza de el Pueblo c|c Cti« luán reconocen su origen j desterróse d e SU Patria, y de ios suyos en deagraeiisda^ dis^iu. cioaes, que en estas Islas se hizo venturosa, fundando el R e y n o , que por tan belicoso e s temido ¿n todas partes: fueron estas divisiones enere dos hermanos, obligaron alnienqg: poderoso ala fuga, por no veerse sofocado de, fuer zas superiores; siguiéronle sus aficio-* nados, y navegando con ellas dio en la Isla de fyasilan.i llamábase esta Maguían Thxdig^ de cuto apellido á un se glorian p o r grandeza los Reyes de íolo de decender de tan gene„ roso estirpe; iba en su compañía un tal jída* laMan su primo hermano, dexdse este lisoiu gear de la fertilidad de la Isla, y quedó agol a r de las ofrecidas comodidades: con ios restantes pasó á Iolo TíW/g, donde asentó su Real llevado de sus riquezas, eomedidad

ftiilfims Tere, fari» Сар. П. 45 dé susmares y fecundidad de sus montes; avasallaron á los naturales з ntiy aperos de ambición tan tirana los hallaren indefensos « Tmdi¿ cerno sigerò áles I s p a ñ c k s , que ha­ uian pacificado él Rio de Butuan, para que le dexasen quieto en su nueva pocesion conti, ijuò el reconocimiento, y se declaro tributario; 'MasaoUn caso con hija de el Rey de Minda, nao j Dimasaitgcay, limada 'f animan. Coan la Ы ad re de Corralat por nombre Tmbogj è r a loioana, y con la adherencia, que ofrecía el parentesco, se le pegó á Adasaolan la per­ fidia secta de Mahoma ; comunicóle la tiranía de esta Ley violentas, y sobervias pretensiones > traca con el favor, que le ofrecia ,el Mindanao, fundado en el parentesco , matar a su pri­ m ó , y quedar Señor de la Isla ; cercale en su casa con quatrocíeñtos'""agregados : fue «aso ató esperado, péro nò hallo comò queria al Valor desprevenido • tubò la advertencia de derr afflar mueho àzeyte por'jas columnas que tusfíntaban el Edificio > que eran gruesos toderos Jo c¡ue dificulto la subida j hizòsc una '" F vigo.
3 J 1 ; : >

¿{6 Historia General Qe vigorosa resistencia, í la que rendidos Ips agresores ' se retiraron: entendió Tindig él empeño, y conoció declarada la guerra: no 'tenia en bs suyos la maior confianza , ignoraba basta'donde podií hayer contaminado el con'caoio de la rebelión; determinó buscar soc o r r o s , que le asegurasen en su estado, pasó a Manila con este intento , facilitó en nuestras armis los auxilios, y dejándola Elecci* "OLÍ ál arbitrio de su necesidad le pareció érán 'suficientes dos anuidas Caracoas pfrecie. 'fónsele mas fuertes, no les acepró teniendo a los'dos, ó con "el k d o de ellas, per invcn„ cible . '
5 f 3

10 Hizo esta ausencia al comjetidor pod e r o s o , reunió asi muchos de la facción de T i n d i g , que no tenían cabeza j esta coriside» ración podía, y 'debía hacer",mas cauteloso á Tindig ? haviase prevenido contra ila íiostilidad Adasaolan con ocho bien Armadas Ioaagas, que le dio el Padre de Corrajac Buhisan ¡ fué Tindig con el pedido socorro á cas.* ligar el atrevimiento de c] Tirano i dandi*

tPhillpinas Tere* $art* tap* IL 47 Visca á Job se adelantó con su embarcación aprevenir á su gente , apoyase su posesión, y derecho con las armas 3 con ninguna piecaus.L on , no juzgando estuviese tan adelantado el contrario partido*, todo prevenido Adasaolan luego que vio la loanga de su primo sin el abrigo de las Caracoas de los Españoles, abordó con las suyas resuelto á acabar con aquella facción la guerra; escabayá muí adelantada, y. no pudo ser ds los nuestros socorrida i fué el abanze tan fuerte eOmO superior ¿ oprimida su embarcación sola de la multitud , hizo los últimos exfüerzos ; murió cdn las armas en la mano; rindió á la multitud la vida, sin demonstrar submisiones de cobarde: de su valor fué testigo Raya Bonaso , que en.tró después al.govierno de este Rey no , quien mostraba aun en los años de.su ancianidad las cicatrices, de las heridas , que en esta ocasión recívió peleando al lado cíe Jindig> interesado en su causa > como irme di ato pariente: sóa las primeras guerras enes* te .Hey.no, que aseguraron en la intrepidez el niaudo.superior al tirano : llegan los Española a * |cs
} á

48

Jrlistow General De

"tes, y . faltando la causa desús belicosos atí„ en t o s , no hallando por quien pelear , se bolvieron í Manila j el victorioso tan sobervío to.no lleqo de esperanzas á conservar sus altivezes con hrmeza, trató alianzas con Mindangos, y Borneyes > siguiólos en sus piraterías, y han sido desde entonces Maestros en lo corsario i han causado tales estragos en las ísIjs que han sido el cruel asóte de sus na. estendié en lolo el Matur-des: esta vnion

hometismo, y há hecho en él tales progresos, que se reconoce en la secta por la Meca de este Archipiélago; está en gran veneración Maestro , a cuyos el Sepulcro de un gran embustero , á quien reconoce por su primer engaños hífl ras 135 Cáziques ; aumentado mil ai presente tabulas grosesóii pocos los

preocupados del error,- por'lo general mas son A theistas, que m o r o s ; solo tienen de tan su. cía secta el odio al puerco', el circunsidarse, y la mukifiud de mugeres nada mas entienden a de él Alcorán; sino es él odio implacable bres ,
.Já

los Clirisrianos: ea lo'demás viven «orno hom-

Vhikpims Tere- Parte Cap. II. 4$ bres sin ley j y conforme en la cierra, que habitan, asi siguen las costumbres, son mui dados á agüeros á la infideádad de estas Islas transcedentales , en lo que, y en yanas observancias son superticiosisimos. ti Han establedido estos Reyes, aunque en un Govicrno tirano, un poaer fuera dp las molestias , que contrahen la hostentacion,y aiuhoridad j conservan según ía condición de su pobreza, su civilidad, y forma de Corte i para lo pacifico tienen un Justicia maior, é Asesor > squicn llaman Zarahandal, y és el T i tulo maior, que decide consultando la resolución , en las Causas y pleytos, por el código de la tradiccion, y costumbre ; en los Pueblos, donde no reside el Rey, los Principales cortan , y rajan por donde quieren, sin mas Ley., que la de su gusto, y p o d e r , y las desenfrenadas de su codicia; esto sin apelfcion, por que-eri las diferencias de Plebeyos, y Nobles siempre el Rey se hace á la parte de estos, son por mas poderosos mas temibles; pues pueden alborotarle ¿ y á un quitarle el Rey no % fundase

'Wsiérìà

òttimi

%

principado cri uh arbitrario respecto, mas .queen poder absoluto, quo l è d e rendimiento efe-, vasallaje, sui reconciliarse, más la Máges.. tad, que lo qué voluntariamente prestan los subditos ; qae en tanto obedecen, quanto a su gusto se cornplaze : hay d tieiac sus ordenes la N o b l e z a , din á unos el Titulo de iuam, qué es lo mismo que Señor i i otros el &tQrmcya, que és lo mismo que Hombre rico, titulo maior, f_ de 'grande de el Rcyno > á òtros.ei'dèPnncL fíales /ó Datos que sóri Cáváll.cros, y no tienen linas dfg.mdfid.j 'íjtieiá decencia> sino tienen trifemantes, sobre quienes éxercen un poder absoluto , y sin reconocimiento, cómo los tienen los Ofancayas Señores cíe Pueblos con una efe pendencia limitada, en contribuir, con un leve subsidio áí Rey y para asegurarlos és necesa
4

rió consentir en este poder particular , para quesea su govierno a tales Principales .
7

yí ;ÍST

L A S Embarcaciones de que usan retirarse,
;

páfá eí Corso son de construcción mui ligera, piir3 dir Caza v. como para q t a c b ES s-ohrr S-ÚS fiierzas CI pz['ì#rà f son d e figura-

'Phifípinas Tere. Tart- Cap, IJ. , 5* Jigura Curba que afecta un Scnitirculoj dequilíá c o r t a , éstendiendo la Eseoza por proa y popa cjuando debían dar á la quilla si fuese rccta,eK codastic, y pie de roda; todo sirve á la ligereza, quedando poco que arrastrar y íscilitardólo íes delgados ¿ y como en este Circulo no pueden c o « locarse el Timón usan dedos» uno f un lado, 'y otro á otro, que corresponden aj plan de la qtiília: usan del yno para el gevierno regularriJente, per© en tiempo apretado, de ambos asegurando así lo celpzo deja Embarcaciojí por falta eje manga, y de muraj las tablas son muy delgadas^ i c 1 av «son, pique, planes, y curbas Ja suple el Vejuco, que ata, y amarra unas tablas con Otras» alas que dejan un Relieve en que barrenando, a segura la amarradura sin pfenza del?Tablarj asi con tienen ¿ el que el buque se estreche,, Ose ensanche, linq's, .'.'Bajos elejgados, ,qüe..se,Drcte^en,s^an's^Jidio$, y :p^s-.'s^i'amarradp§ •í2pn las TTablas en sus e r e m o s , , y toda la consistencia de vacíos, y latas: sp^re e s t o s k a á ^ ..men^s- debiles.arrna.il las, obras rnuems cíe g a t ó j lse£urarjdQ lai falla¡de...Manga íps C|-"
; v

$2

Historia General De que sentadas en el agua'j
}

tes, qvié son como dos Balzas angostas , por los dos costados, * impiden que se buclque y contiene c] peso de la Vela en su inclinación, sobre lo que aseguran estos equilibrios, efue son como unos largos: t>0 talones/en cuios extremos se amarran hién estas balzas j levantan sus andamios, y corredores todo de materias leves para e l á . lojarniento, y la boga: los Remos son largos; y quarid© la tripulación és nuusha s¿n cortos como palas de pelota ,
;

menudeante á compás,

metiendo mas o menos en el agua, Conforme ala fuerza, que quieren darle j esto obliga i que'sean las Embare&siones rasas y baxas de
}

B o r d o , que apenas descubren una T a b l a . £n las armas és mucho su cuidado , solicitan las •preciosas? y finas, a l o q u e su poder alcanzaí ciñenlas desdela juventud, y andan de c o n t i
; -

stiio con ellas las de erdinario uso sórj como Dagas culebreadas, que llaman Grises , tiene ía hoja sus calíales $ y labores que las hnceri vis* t o s a s , y e* cuidado agudas d© cortante 0 o , y "relucientes s la empuñadura és alguna fignfilJa do

de marfil, ó de evano por lo común j en ios principales és de oro engastadas piedras linas j la bayna cambien curiosa ¿ y con algunas planchas de o r o . il Las armas de guerra son Rodela, y lanza, ó inutilizada hechcín mano al estas son arrojada esta, armas ,

C r i s , que le juegan con destreza:

que distinguen á los loloanos: el Mttü

danao tiene arma particular en el CampiUñ > ó aífange de un filo, y müT pesado , és arma de fiero g o l p e , que en lo cortane, y pesada puede dividir un hombre 5 por lo mismo peligrosa al que la-«aneja, si el golpe no executa j tiene solo dos usos eri los tajos* uno arrojándola de l a d o , y sacándola de Opuesto ; para asegundar con el contrario, en que hay lugar suficiente, á que descubierto el cuerpo le entren las ene. migas puntas; no le ciñen, trahenle siempre al hombro: usa también de lanza, Cr ¡z, y Rodefoy pero el Campilan á lo de Terrena te le distingue. En la mar / fuera de las dichas , shn de mucho estrago las arrojadizas, que Jlaman Bagcacayes, ó Sumbilines, unas cañuelas de el G gro-

£4 '

• \ jfflfttrjflj ;

Gene al T)e r

;

p p & f & * a d f i < f c í L & g m t á ® >­y tostadas; las P ^ ¥ 4 ­ t e § ¿ & i ^ % S № $ é l deSítre.za,, que *pc* n j g f ^ r ^ a ^ i f Q ­ , ­despidiéndolas de­ cíego ;e# cinco algunos de los mas diestros * armaiflaca^ j ^ O r d ^ t a j ^ ^ ^ ^ c l a ^ . q ^ e ^ a ^ a n , ^ y «íatan .^^^rnqff^^i:le*.­,4a»'.;cn parte que pene>rcá J0A¿rgf$Har d|,^ cu&rpo : en .­Sambcangan , di, c^ejpjPacJF$>Qojnb^;vici,aun T o r o muerto,4 iquicn ; co.n.^l ? ar$|a > gas^e^GQpzpn un muclia*
: ; ;

•tó°éfál №
?K

^ M ^ * ^ ^ í i ? ^ ^ 4 ¿pocA distan?* g^ ea^lo^prcy|§e^,._ e s ^ ' e ^ , y i injroe^íi­^
a c 0 r u í

gacgQ ^ í f r ^ ^ ^ ^ e ^ i c % > t á l ^agfi^cjrQ,clej?$taft ^ ^ 4 f j ( ^
:

lf

des*

§ S # ^ í f o ? t í Í ^ i &ífyW^*hhm&& que­ ^ I G ^ ^ a ^ l a ^ ^ b ^ G a c ^ ^ mas^bien? espiga*

#f?*í^9t«íW

la^ar^s^cje f u i g ^ rg^ft, tüffi-^f^?^

^ f l ^ W ^ f c ? ^
r

$$P *k­Jfg^ngeg e>r en^agante^que, $g <^|ba|iat;a n .¿«pocos. tir os­ jnqo^ .^rare­ las
; ; r A

las ^ Espingardas y y-^y £istflfc 'dios algunos de acertada piinteíía;y ¡o& principales arman el •émrpp con t o t a s cfocmalía, y bracaletss, es* X№ e^foienop pa?a? armas/ igualesypoiv que ) •^OaWclaf^áltí' ­no­tienen.sr^slstcaicta > antes feoisirve d s ^ a i o r d í i o y metiendo las^rnaJlas en la herida.
1

19 ^ eonquistar esta Isla y­süsíacfyai sifeate4~> se prevSnia; E r e v a n Hodriguéziadíspus Wiantes las casase ctew­ msEíxo&sb&Qa^liü* rb­j y Ic?s de^su aí&a como C hristiano y en j*ccon?p2ns| j ^insuficiente! á? lo¡ m u c h a s ¿ , w i&éñr- &D'w% ,^scAki%$ ^istrib&fr ippar** >de;su< caudal; en• bíea'éspiritual; de Jos próximos^jdhx en estar distribucion)testamentari:arI?eMÍ no¡ni# de su • artóciewi^.'¡ y^de'ffiocion^ár­ra "iC oia^atti*: $ d o t o , ^coniirmóíalíC tOílegib ée.<Mflaaila e a d o í mil pesos de Ren^ac* P¡idiór cobiiastancia? Nuevo Vizeu P r o v i n c i a Prad'a > dos: padres­ que^ ­.tepacoÉípt6feemnder Capellanes; en;aqu$fe v€®mfowtepmm­podía resistirse f cf os empténmic^á'rm^to foaadador j niídexar t el .Mfaht&áoh «spi^imal ;depuna enu
;

G 2,

presa­

5> ¿ presa

Histeria General De tín importante j nombráronse para e»

Jío a! Padre íuara de el Campo, y ai hermano Gaspar Gómez ; uniéronse con el Conquistador en O t o ñ e n Abril de mil quinientos noventa y seis: llegaron con una bren provenida armada al Rio grande de Mindamo amostráronte en la entrada de- cí rio de paz alg«. rtos de ios naturales-j no satelizo esta demostración al General, y se fué empeñando con su esquadra rio a r m a r Surgió en ^uhay^ era esta población de-SiJongarr, el principal * y Señor Maior d é l a Isla, y de aquel Rcynoj era de Secta M o r o , y se tenia noticia estaba fortificado, y resuelto á defenderse contra aquel; armamento: dio el General sus ordenes, para que su Maestre de Campo luán de la Kara , y natural de Murcia; tierra zolo tm
y

reconociese la estrecfrí-

sal tanda en ella con alguna g e n t e : biasi . > aunque no observando

mente el orden*, que el: General le havía dado; fervorosos iban con sus compañeros, que
1

cada; una pretendía ser el primero en ía ocasiorr, que no pudo detenerlos,, ni contener-

Whitipinas T f A Tare» Cap, II. ncrlos cí Maestre de Campo j

5?

sa'tó mas,

gente de te que se pretendía , y éia suíxíen. te , y con murcia] espiritu se empeño la i\e
m

rra á dentro \ como tardasen mas de lo que; se esperaba, impaciente, y cuidadoso el G e nerar quiso imformarse en persona de la c«tf„ sa de tal detención . i> . Desembarcóse de la Galera Ca-

pitana bren armado con la Espada en la man o , y embrazada en la Otra la r o d e l a : desembarco cOn el un criado suyo Zebuano c o n . p a v é s y lanzas-, y dos Esprñolts camarádasy y particulares; iba delante el General por ur$ camino, ocupaban ó senda estrecha > cuyos costadosunos altos carrizales
?

sale luí

Mindanao de traréz levantado su Caflíf flan en acción de descarga eí coípe j diestro" el General en Jas armas, y avilen re por su per!

sona,

cubriendo ía Caveza con la rodeia

reparó cí golpe enemigo á tiempo, tira cen su Espada al Moro un valiente f a j o , tal que !e? partió por la cintura, al mismo tiempo, que?, el de el' Moro iba á descargar sobre su caveza
r

5S Í&&rtoV ^ÍrW z ^ : á esta ©cMSá-haría • yá llegado- á sa
1 :

Coaipánia el :Pad¥s féá nHde el Campo , y di
ji ! s 5 ; 0

r

xblev s á t ^ í e e t i o ^ ^ i a 'ac^o^ - oonio^este co¿ d o s , Pádre-Ma^l^'pe^o ajerias-" fevía dado u f i - p á s o V ' ^ ^ ^ s ^ i n t i ^ ^ b r ^ - ' - s í o í f o Moro-, tHá'^pIbrr^t^tíí^ssárlar*el "golpe d e su c á m pilan,

que no le dio lugar
querida

adeíendeí^eí no

hará

#n^a%-fiisEUdé, p o n e r s e en la lifíUtiióla^e^armida^ef
1 ;í

caveza el y e t o j y
5

ca^npíláir enemigó, la- hendió p o r rnedio de¿ rliV^íilof^-en^el suilé-sirí-íéncido y stó h^bia, e¡í!
r r

teídÜ>' t^Íipádo'?á ra^'Gatera? • --nía4
: :; :

ñ o de hcf0 de íeis ho<ra^:
:

lOéfO^^adho-ídíf

rá^victorii el Barb.%0,, pues apenas >d ó jeligofc pe
5

qnando- el £ c b u a n o criado d e e l General }
v

leaíraVe-zo eon-su-lanza l é s é Q s c á d o s ^ é a y e ^
7

áo muerto á los^pácsde^"Gér*érál hérídof d t & pues S2 sirpOj que este atr-evido moro ér-a- herí mano m e n o r de Siíongaií-,
:

mOso de^brio-j f

sobsrvio-, que-d^dfes>' afíMs^ha4fia3 hecho sa¿ eri ficto dé su : vidl^á^Mahoíma¿^¡si :matabaí?al
5

Capitánírnaibrde%5Castillas^ ail rn^MO'tí*
m e p > s# relfraba^ála^gapimarcifíaékMae%tre-'de

Cam.

ThHipinas Tere Patt'Caf, 77. 59 jaropo con su .gente y sobre .retirar al qaasi éifunr,o Genera^perdió Áfryiá&.Hp$zj$o.^)\$$ ^ r o s x y (uc, herido Gerónimo Alvez que,eran los dos particulares c a m a r a d a s q u e le acompaijaban :•.. eri...,íín.íres^íe»dc^ écn ;valcr
} >: J> : ;

£ q^^P^g^PijensirjU-teJtud,

se. icrira,

r o a , y oiibarcaron. i6 proyaron' áisalir mas en orden el $a«, siguiente, ,.pusierojnse, sebre el Fuerte que tenia ei.enemigo |ara su dcíeriza > con anin>o de, a t a c a r l e y vengar \ k muerte de .su Gene,, ral co,n un,, sobe r vi o eslragp:hallaron mas.,<cjjlfiadtadi.de la q.ue pensaban j|; $ ^eternftná? el Maes*fc,.de. Campo, qge gQvcrnába p c r ^ e l Q e - n e ^ : diíim^^ guerra,
n ; n

c$n. atr.p;emgegOr.},^9gg, para esto,era nece^ sarjo, Strinc^cr^ses>«^J$ttifiearse en algu-na ruarte . cpai;oda« ,d esde, (¿onde en destacam.cn,.. v $ $ £ 3 # ^ l $ % & ; P r frecuentes salidas, que ^ ^ r ^ n ^ e ^ ^ q u f U ^ u l J o ñ convinieron t o * , dos en este;ac$crclaf hizose asi en J a boca de, e l .Rio , dpndp £oTM$kzdQ$ plantaron el. ^ ^ g o - f . ^ n falta.es en la Milicia U temeridad *
0 >! : f s c ü a c r ! h y

Co

Historia

General Ve

ciad no és sobra de animo , bisoñería 5 y mal reblada intrepidez 1 que desordena las mas bien areladas dados . los * en tierra facciones: conociólo Octavian© nuestros con la priesa íes obl¡?d con la misma de salir á bolver Agusto i y no permitía bizarrear asi á sus sol-

las espaldas, cuya precipitación causo en su General ia muerte: este, áquien sin duda so no devia havcrle braba el animo, y el valor,

empeñado sin resguardo, y cautela; dice , y dice muí bien Cicerón, que esta és quasi la primera y máxima v o z de lá naturaleza, el que el hombre cenciliandose asi, y tratándose cuerdamente, huya quanto pueda naturalmente de la muerte natural, ó violenta 5 tan. amigo de si mismo, que considerándose viviente animal, quiera vivir perpetuamente en la convehemente* junción de cuerpo y alma; y esto este sentir de la naturaleza, modos, y esforsados con actos erte para conservar tales voces contra tan naturales

mente lo apetesca i gran fuerza, la que vence que con codos ¿vita la mucontra se sentimientos

la vida > y que

s é ; l a , f o £ & # ^ * í ^ r á f e f e ¿ e ^ r ó ­ ^ y á t e ^ est® < es fortaleza! la qut hace á tales esforzad os ho* im¡dk&iá& sí>mismi&Svnü creo íbítaié2a l&ven­ 0Í(áa d fc p*€Sti¿ínpc40¡H d e Vanagloria,
f

ó d é él

despíccioíí' t©hstd cí ara,, o tijgfóa considera r [§ ^eílfiís&Ii*dí№síio pelean á pechó d escubierto J s o l » son i|#cvidos aseauíidas c­on emkoícad áíí
•*
9

las espaldas , que 4st solo aseguran M qué debía; asegurar én tierra
r

|0lpe

envíos descuidados"­era dé su #onoélmietitdiü\ la campaña
á

para salfa| teóstrábaj

que ^en su defeuza se

énemigajperosu intrépido! valor en faltas tari sufe)stin<sial&s v k inGürsaron en la íio'ía fcá dq temeriíio * en i que eq^ su muerte intempesta va mabgrd .una empresa tan importante ébV sus principios j el c acia va r de el General comu puso decentemente el tí crinan© Gómez y se embarcó con el para Manila, á dar­nocida de lo sucedido ¿diesele sepultura «orno & fun­s dador de i * C p-mpaaia en su Capilla mayor | sobre ella armas se puso 4ina bruñida familia d ¿ d e sus
:

bronce esculpidas en ella el blasón
i

nombre, y "". tí

títulos, y £
. •

su pie cjss-s

ce

¿¿

Bis torta General Ve

redístico tali^d. • 17 quiso

discretoque

hermosea

su fa-

^$ Entró en el govíerno de aquella ex. hacer negocio proprío la coHtintiacion contra,

pedición el Maestre de Campo Juan de la Kara^ de la empresas para esto pretendía

her con la viuda. Doña Ana Oseguera> matrimonio, que era el todo para el presente a« prieto, fastidiados los Soldados de tan des. graciada, y remota conquista: no tubo eíec. to e s u pretensión, por estar opuesta á ella Ja viuda ¿ con que huvo de desistir de el empeño :• el Padre luán de el Campo quedó en y fatigas , que ola fortiticacion con la tropa, haciendo oficio de Capellán con los trabajos casiona un excrcito s e g u r o , a l a vista tición
5

en puesto nuebo, poco de los m o r o s , que los

tenían en continuo movimeinto con la repede asaltos: rendid su constancia al riquitó zo,
Incubutt ferro sed non superatus ab hoste % ensisy <¡u¡ Pitam .¡nstulit, tpse dedit.

gor de una violenta calentura, que le

la vida á los quatro meses día de San Loren-

Witifinas Tere, farte Cap. II.

zOj

en ci sensible desconsuelo de no poder

recivir los Sacramentos últimos, por no haver quien selos administrase ¡ aunque sus sentimL entos, y disposición fueron con universal edificación de el campo » resignado tedo en las i manos de el Señor
;

iue' muí sentida su muer-

t e , pues falto á aquei exereito huérfano, el valor , y prudencia de tal P a d r e , que todo lo sostenía
:

recogieron los Soldados piadosa-

mente su c u e r p o , y le dieren Sepultura en la Capilla, en que celebraba los Divinos oficios; hicieron las exequias funerales lagrimas, y suspiros, sintiendo irivaruente su falta: fué este deposito con la prevención d e poder trasladar sus honorables huesos á mas decente lugar, c o mo se hizo después en Zcbu. 18 En el mes de Febrero de este de extraordinario - rumbo año Cavít

de noventa y seis arribo ál Puerto de t e una Nao

ca-

que ea un Viernes nueve de Abril de el año mil quinientos noventa y icínco salid de el Callao de Urna el Adelantado Alvaro de M e o . daña de N e i r a , á poblar las islas de Salomoís,

H 2

"

que

que hayîa descubierto algunos, años antes en la mar ds el Sur , y puesto .. a la mas,prir çip$l ei nombre de San Chris,tQval : con quatro Na< v i o s , dos grandes, .Capitana^ ,.y Almiranta,, vria Fragaç^.y... «¿na Gaîçpra > pasó á P a í t a , , en dQncje pasjp:&Ç:Sj:ra de Uugcnte > y numero de quajcrgaenc^ M ^ t r e de Cana*
t

£ô ';èçïç9 :^aflr¿i^ie, >, Aladrante m ^ n a d b LjQjpçx (|e, la 'yeg*,, y Puoto mâior Pc* dro Fernande^ 4?. Q ^ Î O S J hizose á la V e l t de este Puertp j y ea vcinçey uno de.iulia-dç.$é u b f l i n a Îfa+jÇl^gtâM ,Gener al îa d^ena, en a;^ de un pu* ¿ i c o de eîi^'iaMcïo.n".e.QoaQ setenta. Canoas, cri las que venían hQmbrçs, o ç m é, nado, o t ros sobre árboles j mas, de. quauroeientoa çn numero., bJa^ços, y de gentil disposición, fornidos > y tam&Îen j?içn. tallados que ha* cían ventaja alps de. J% fsquadra^ y muchos ^ c e l l o s , de çàhetlqirabáii, tpdos. desnudos, ^Intùbriç.. par'4e'4Í^u'i¿ dçcjan cftp,s por se-, ñisYusseü £su ^
; v>

i o s ' llamarán? 4e Ja C a ^ i f r a *

?

y ^jr.a^o».,,^

fkilipbías Tire

far^Cap*

1L

%

ella como cuarenta, éntrelos que havja uno mas alto que los demás, y de los de esta Esqua* dra un palmo» con bavsr hombres . d e m á s , de marca enelia.!,regalólos el General camisas, y otras cosas que) recibieran, con gusto »*y ,j bailaron á su uso j llamaban ,á los demás

robaoan qaa.ito hallaban á mano; de que emfa, dudo el General mandó,disparar un Canoa p,a* ra intimidarlos;, luego que-oyeron e l «ruénQ¿ se arrojaron todos al agua, tiraton algunas piedras - y con l i n z a s ^ i n e f t a ^ a r o i d j s p a c * *

ron de la capitana algunos.arcabuzes, ynMA*
tar on , cinco 6 seis de ellos,.. 19 Dexaron esta Isla que tendría seis Ie> Bojeo, alta :y
%

guas. de

lajada , y ^ j ^ c e j ó ^
t

montuosa , y

que la habitaba muchf gen-itc^*,
f

j&or.Ia que vieron en quebradasfy^pja^a.jfpa*' sandola por la parte de eiSur de.scujbrjqrosio* tras, t r e * i las q u e pusieron Jos npj¡nbres, ;flc San Pedro
; y

Isla de buena vista, de «micha, ar*.

bolea a , y de eres leguas, de sirciuto. • la D o minica, que parecii muí poblada > y de quins. ce leguas en su B_ojcp,^ Isla.de.Santa Christina

б£

Historia General De

tina, ей que hallaron .un. buen Puerta^ no eran tan bien formados ios havitadores, como b s de la \lagdalcna, pero reconocieron mu­ ge res mui lindas: hallaron Puercos, Calimas, Cañadulcc, Plántanos , Cocos , y otras fru. compusic* tas de buen gusto ¿ descansaron y al monte

ron Jos Barcos, pero los naturales se fueron
y

en que se hicieron tuertes, y des.

de donde arrojaban piedras 5 cogió el Maestre de Campo los pasos con cuerpos de guardia, observaron estar en nueve grados y medio de altura: y á cinco de Agosto salieron de allí, navegaron como quatrocientas leguas al Oes* t e , y descubrieron las Islas de San Bernardo, y la Solitaria, que dejaron , por no ser ápro. pósito j y continuando la navegación, varia­ ba los juicios de los embarcados, fastidiados yá de viage tan l a r g o , ignorando qual sena el fin , hasta que á siete de Septiembre descu­ brieron una Isla de noventa á cien leguas de­ JBojeo . y como á ochocientas leguas de Lima , á la que puso el Generaj e! no nbre de Santa C r u z , y en­ella­, tona ron puerco i la ,А1О»ч

ran­

FhilipinasTerc* <Parfa Cap* 11^

6f

ranea se havia desparecido la noche antes, y el Adelantado mandó á su cuñado, el Capitán i Don Lorenzo , íuese con su embarcación

buscarla ; no la halló, y se hizo juicio se ha. viese separado voluntariamente j pero con t o tal desgracia , que de ella jamas se supo: hau liaron en este Puerto grandes provisiones de boca en raices, Frutas , Puercos y Aves j y conocido lo delicioso de la tierra, poblaron junto ó un manantial de agua mui dulce; p r o . curaban defender sus tierras , y haziendas loa naturales, álos que sugetó el ruido» y estrag o de el areabuz > dieronsc de p a z , y fran* queaban lo que tenían , aunque no mui de buena f e é , que obligaba á estar con las armas en la mano: no havia tampoco la niaior correspondencia de nuestra parte 5 pues mataron los nuestros ál más amigo, y Señor de la Isla¿ llamado Malcpc mala índole. 20
?

y otros d o s , d tres estan5

do en paz la gentej eran N e g r o s , pero no dé • . i , N o estaban todes contentos «On la fomen-

f oblación nueba $ y se suscitaron sediciones i

$8

Historia General
(

'Be
¡

fe^cf^bal^elf^Macstre

de€arnp&>c fec *?6 j»».

i-die«jdo>ya> el Adela ciado tolerar tos- •uitoká. -cia&#~ie>i&aí3d© «saíar-á puifclac&s', junto eOn l i h o m é í : ^ . Awpuerq, yotfÉgbK© stf Alfeifcfr FeA BttifragOfV&.qtti^Oitarnb'ien ctu,tsr ádós *jaftiigAp<4Íc¿ e^&íacscrc ce> Canope 4a vida, y 1+ •ííeró; á iueg©3 de buenos ; á peco tiempo en dies y c e | o d e Octubre murió ei Adelantado
;

deiemfermedad, y quedé por General su Cuñado Don L o r e n z o , que también m u i d a dos dd Noviembre > murió también el Clérigo A?>toruo^de Sapacjvy el y\$u\oJuan de Espinosas y como viuda de hiciéronse las erofermedades comunes gente v Pidieron á la Governadorá

r©; havia medios para curarlas» murió mucha
5

el Adelantado Doña Isabel B a r r e t o * los sacase ¡de U tierra , antes que pereciesen todos? convino en e l o , se embarcaron los residuos, y salr-ron en dies y ocho de Noviembre m llevando,rumbo fijo, pidió la gente rehiciese el vi age á Philipinas , a donde llegaron, havií. «ndbseíes m u e r t o &¥*$%K» cinquenta personas de el de l o * U d r o i

bcs,

ffnRpkds-Teri* fPdrU Cap. II*

ÍS9

nes > enc3torce de Enero de mil quinientos noventa y seis i vieron el cabo de| Espirita Santo: entraron pot d Embocadero y líegai&n i esta Babia desaparejados, la gente flac a , y enferma, y con solo enes botijas de águau esta fué la Capitana, per.que se des» aparecieron la Fragata , y Cafeota en d- v i a g e , que entraron eisel R í o de Butuan por otro rum bo: en) Manila cas© fe defiérala Doria tsabel: Barre t o con I>on Fcroande dé Castro/que bol'viá ¿ la Nueva Espa^aen SE Navio san; G e r ó n i m o . ir Esta I s l a , qcre intentaron' poblar corr tal mal süeceso , es taba immedia ta á íai NüebaGoinea*, tierra á un m bien dcscubiert a , f cOitocidift con el! nombre de Tierras aus~ btzo juicio -.el Piloto Q¿íros de esta* Isqifadra > er-ai tanta su fongíturf, como la (fe toda Europa, A s í * m e n o í , y basca el Caspiby y persia, con todas las Islas de el medirerra^ neo*, y occeário • que por aquella p i r r e ocuil * ta e r * quenta de codo cí C í e b o » y c?p$z de
1

dobladosRey nos , de que tenía su; Magestad £

C^a^olicát en aquel* en te rrcess, libres de incuiici. to&;

yo

Historia General Be

tos V e z i n o s : tierras mejores que Jas d e España mucha la gente , que la puebla, de colores Blancos, N e g r o s , Mulatos, Indios-, y otras mezclas ; en las que no se advertía Artema. ña menor, Fuerzas, Rey, ó.Ley J unos simples gentiles divididos en parcialidades , y entre si poco amigosÍ gente limpia, ilegTC, racional, y mui grata = lo que havia concebir serian fáciles de pacificar , doctrinar, y contentar, medios que los reducirían á abrazar la verdadera Religión. Sus casas de Madera cubier. tas con ojas de palmas j vsaban de ollas de barro, tenían telares , trasmallos, y otras redes: labraban piedra Marmol^ flautas, tañí, b o r e s , cucharas de pata embarnizadas: forma, ban oratorios, entierros j labraban haziendas cercadas, y empalizadas"; se aprovechaban de el N á c a r , de que hacían gubias, escoplos,}' y formones, sierras, y anzuelos5 Patenas que colgaban de los cuellos maiores y menores: Los Isleños tenían Embarcaciones bien formadas > de bastante buque á navegatfde unas tierras a otras; indicio todo de gentes racionales3 %

fhiliftnts

Tere* Tan*

Cap. 11.

71

nales. . . . . xa D e tres RaizeS diferentes preparaban su Pan cotidiano, sin o t r o beneficio que asarlasj y coserlas, gustosas, s a n a s ' d e b u en sustento, délas que algunas eran de bara de í a r g o , y media de grueso > y en mucha a. bundancia: mas hs frutas ¿.plántanos de diferentes calidades , y muy buenos j Cocos con abundancia, y otros mas especies de ellas estradas > pero de buen paladar , t a s Carnes; muchas Puercos domésticos .¿Gallinas , GaponeSjPerdizes de la tierra, patos Reales, T ó r t o las , Palomas, T o r c a c e s , Cabras," Bacas, y Búfalos: demostrando ta tierra ser muy p r o pria para la producción de todo* La pesca a . bundantisimáj y regalada en las mejores especies : Las Riquezas , Plata, O r o , y Perlas: mucha Nuez de especia, pimienta, y G c n g i j b l e , havia noticia de Canela , C l a v o , y se infería de ser paralelas aquellas tierras con Bachan» y Térrenate .-abundaba de Asucar Añil, Evano, y de exquisitas maderas para la construcción de Naves; estas. riqnc zas con las.
; v f

I %

que

q se podian transplantar de ci Perú,y Nueva España, haría la tierra tan rica, que pedia subvenir a l a America, y enrriquccer á España¿ seria tanta la comodidad, y gustosa v i d a , qual prometía una cultivada alegre, y fresca tierra, negra , y crasa, de que se podían hazer tejas, y ladrilíps, con tantas eaflteras de piedra marmol, que se podían levantar sumpttiosos edificios : con tantas maderas, y tan aproposito para todos menesteres ¿ tantes llanos, r í o s , y manantiales, en que podía haver Molinos, Aceñas, Trapiches, y otros ingenios de agua ; y en las ensenadas Salinas, Cañaveralesi cuios gajos de nudo á ñu. d o , de cinco y seis palmos y á proporción Su grueso»
} t

il La valúa deSanPhelipc , y Santiago tenia veinte leguas de orilla ^ 4 playa, limpia toda , y libre para entrar en ella d e ¿Ka y de hoche » y tenia en su circuló muclios poblaciones , q manifestaban los rnnchosfcumosde día, y de noche fuegos:tan capaz el Puerto de Vera C r u z , que podían estar en él sin estoryarse ' " " mas

IPbllifinas Tere.

IPart. Cap, 11.

7J

mas de mi\ J^avios, pudiéndose surgir d e s ^ y cuarenta brazas hasta media, limpio , y de ne-~ gra arena ; en que entraban dos rios tan gran* des como <3uadaiquibii el uno 5 no tan grande el o t r o , pero podián las Barcas á hacer aguada, entrar en é l ; su desembarcadero una ^aya* d e xres leguas; demostr ando en no tener quie* bras ni ruina, y estar verdes, y frescas sus, hiervas na ser batida de mares 5 los arboles de-, techos, y sin desgages denotaban , no ser alli fuertes Í»s víeñtosúccreables mui en la mnltHud varia de Pájaros arfflOniosos en sus Cantos • se gozaban todas las mañanas s y tardes oloref suaves, que despedían diferentes Flores, juz-r gandosc de t o d o , que era alii clemente el Ciclo , y la Naturaleza le hacia agradable: dice pues en suma , {jüé en esta vahia , y Puerto, de
:

quince grados y un" tercio de variación de P o l o A n t a r t i c o , se podia edificar luego una grande,, y populosa Cuidad , gozando sus hauitantcs las riquezas, y comodidades dichas, y de otras, que se demostrarían con el tiempo j las que >e podían comunicar con las provinciasdeCiiü,

74

tílstoría

General De

Je, perj*» p a n a m á N i c a r a g u a , Guatemala, Nueba España, Terrenstc, y phílipinas : tic .uastan importantes, que podían ser de las ex., presadas las llaves ¿. viniendo á se'r en lo que es trato de curiosas, y provechosas, otra Chil í á , i a p o n , y Provincias de las costas de Asia con sus Islas, y que á.un quedaba c o r t o , alar, gandese á decir que se podían lucgO acomodar y sustentar doscientos mil Españoles, sanos, y robustos . p o r que el temperamento, y bondad de el ayre era qaal se comprehendia de lo dicho , y. en que siendo los que estuvieron Estrangcros, ninguno emfermd con tan. ordinario trabajar, sudar, y mojarse, sia gu* ardarse de aguas,: fri de quanto cria Ja tierra, ni de el $ o l , Luna y sereno ; no siendo el Sol muí ardiente, y se sufría bien Ropa de lana de media noche á bajo t esto mismo manifestaban los Naturales por lo común corruJcntps, de grandes fuerzas, y muí viejos aíranos cíe ellos; yiviendo en Casas bajas * y con que el Pescado y-la Carne duraban sanos sin salarze dos y mas $ a $ : ¿erra sin sjenales, sin arfeolcs espinosos,':
r y ;

sinu

nUipinasTercfar.Caf.

H.

r

?

1

sin manglares'y anegadizos pantanos, sin nic-; ve en sus altas sierras, sinC?.ymanes;sus Rios, sin sabandijas venenosas en las montañas, y espesuras: sin .ormigas, niguas, gorrapatas, y mosquitos •' Excelencias dignas de esrimarse, quando se han dejado de poblar tierras en las Indias, por no poder tolerar estas plagas:-y aunque se'habiten \ algunas conidias és por ser mas mitigabas ¿ pero cpn siima descomodidad siempre. acomodóla tkujo de Australia de el Espíritu Santo 5 muestra á su M a . gestad en su memorial el ardiente deseo á esta causa , de qu^ya grandeza de animo contribuiría .ajila población de aque* continente , obligando la Carbólica piedad el que Dios sea conocido, criado y adorado i y por que seria Ja puerta por donde á tantas gentes les llegaría su bien * y evitar los muchos mas cuidados que ofrecería si á ellas fuesen encmi* gos de la Iglesia á sembrar sus falsas Doctrinas , hacerse Señores de ludias, y arruinarlas todas , las que pedia evitar.
t

con? poca cesta ~

9

con esperanza de

*jgecivirla$ con muchoa augmentos*

te

c;20,c.eii,,fckjd.acl, -a este puerto E

Francisco ^ e | o . c ! ¿ 0 ^
Í9.j^Í^(^¿x^4ÍM}0^

• (jefífeki^
•'
,

litarbráen

^^^ÍRf»Weé

tayitícrp $ é c j jXjí^veVri^ív

p a p a ^ r Ja^yía.<% fas..}^tas ^ ' c ^ a y i s a ^ ¡Je í§ muerte de el aiiticedente G ó m e z " . p é r i z > ' rizo
.
;

!1>'

J- •! .

.. ívi

> v< . - v " ' >i.

;

-Vi;;;.} , sil,"

la presente? ProMssion en p o # Francisco acce-* Ierasu : tomo sin contradicción po.ses|on de e l Goy^rnp;.,, y empezó. 501? muc|a ^rú Jerieil í > r a (

i : x Jos negoxios.de ej aDrpyectwn^
3

-3$

' BisnrhQwçralpi

...

:

t

y practica^ eomo sóa u n conexos los raros suc. cesos de ej Japon ? continua en ellos Ja Historia, corrió coïncidentes al presente hafta su glorioso catastrophe, *' i Proseguía ep su aversion á los Iesuitas Taycosama. ¡ interesaban^ en ella materias, y motivos de interés,, y de vna refinada política lisonjeábanle en vna ocasión vnos Cavalleros de su asistencia* alababan la conducta dehaver estrañado á los Icsuitas de su Reyno, que en ellos les havia.librado á sus vasallos de vna mala sect a , que querían estender: no hé decretado su destierro, respondió el Emperador con severidad; no porque le pareciese mal su Doctrina nueva ; si porque á su estado no convenía, aunque fuesse buena en otras partes, los motivos sed ex an entender ¡ c o m o en estos Padres, era subáteria maior á los T o n o s , y principales Se* ñores, porque vencidos estos eraiacif llevar tras si al vulgo; havíanlo logrado en hechos de la m a* ior grandeza; esto íTaycosami causabí .zelos que si se vnian éstas Cavcals con sn g r a n
poder;

govierno

i titulo de vna misma Religion, si por ella el Ern* pre-

íPhihpinas

Tersan.'CapIli.

,

yp

perador no se declaraba, podían rcde^árle/yá* un arrojarle de el T r o n o : esta política detubo alosChristianos de maior poder, y valoreen h Corea
y

sin permitirles volver á sus patrias: procuró

contra estas máximas de los iesuitas vitar en Tajcosama tales

establecer las suyas el santo Comissano para e. recelos, que impidiesen la obra de D i o s \ afectando pobreza ,y desinterés; retirándose de ía nobleza, y tratando su Doctrina espiritual solo con los p o bres, y miserables: parecióle también no visi. tar al Emperador con frequencia, y assi era ra ra su asistencia en palacio: continuó sus asís? tencüs $ los Religiosos, y tenia presente aun las cosas mas menudas: informábase de su modo de vivir, y vestir, y al principió movido por su Doctrina se mostraba compadecido ^ y aun con expresiones de com« esto acabó de persuadir al Santo Csmissario, que este era el masen, caz medio al logro de sus pretensiones, que e . ran la conversión de las almas, y extensión, de la Religión K a Cbristiana: así cipa© propagación

de?cuydó totalmente en hacer de su parte p r í n *

c i p ^ f ^ ^ í ^ n o r e S j qiie apoyasen su с о д З и о д до .era Ja, ¡hospedar i a, c a q u e estaban сд МЫ? £q. ..¿proposito, deseatula de maior extension,
3

ctondp sc pudiesse hace* vna. Iglesia, publica ¿ l o s , fréquentes cpneurse^ que асцсЦац. aJ.ça^ tliequisr®^^ atender çp^uyejadtyal bien £$„ pirituaj^de las Д ^ р м ^ tepi% ÍA extrada dificul, *э$д.^­|>а{а^ i^mbrc^'óipo­r quínala,ikçLjitaban Jos Д е ^ . Jos,, en b s . visitaç, de e] lapon^ comp со^адди,
:

kres.de GÌ, Oliente^ indispensables¿ q poçcjus ^ífcíany»; ¿qüe^co^ ^ r ^ a ^ c j j со, dç; СдН«. Ìlanp^
;

jerderian ^i^^p^^çfio^z^--

,çq^ IpJ

Щ,сУ|Ц:цвдб :Щ£сц$$Щ
v 5 3 a

i­nec|ip, el Содо$а> £QmjQsd£i?

|4Q,.J ^aÍiaj.4Hv ¡cjia .el..Bn3pe|^do^ en p^bij^o^,иь j o s ç en e ! .rcamjnq. .еперщг ,diao

^ % í # ­ W ^ P " l ^ ^ ^ ^ i i f e ^ ; <3o,szaÍoi 1 Ш 9 § < # * а Wif­'^effskyid ^ a ^ n ^ c o ,
c n

pro.

ftèku&ééào 'su A Ite za '5 por'qlìc la què Ba1>ft^
?

bari eareeia d e rodas las eomunidades a sasp ^ostmnbrcs Rdigiosas t , dtxo Tkfóosàm d'aria! iasspromdéncias brevcrnenfe | entfretubò£é^aì&' guiDrato. con Pray Gonzalo con sembiante*
:

à^aciblei, y prosiguio sn ttage ; àl'dia'sigui^nt® mando alvGovcrnadordiese 4 f o § Padres» En$# bax adore& cìi la <0ludat( hablfaeton c ó r n m o ^
1

& «sar* satisfaccio si', Ny^igusto^ y f| .giine^paJ G0.vej3itad.or afe

|ateasignà£t ; aUn&6(arké

se.••{ttoporcioààdà renta>i -'Gmùipiìi^ :<^ue.. ¡ 4 * $ f u è ^ n ics P.adres, gqjnenes pareciémuiibi^n^ffl^ ^ n j p p , raso, para,Igksia, y eonyentoip t&tsiànè do, para bue^a; algun ­p édacitojj àuiKqaoicstiiiwfe es,ftf e<ne,l
u ;

d e l a Giudadli, er^Sirip .fefttdl

i,an^ ^egai­ a d o 4 & ; d j t ó f e i © & <ceni4 uf«àxfen3fe eJ ^gu^­de­y# f io^c«aadofvde ©teolaHàs^lque?. fonjjabaiv w BMrjÌQ/ j^qu^iao sr^^ajost^ass^^tó eleccion por parecer al Governador, $#§*°SP% é$e$ts$&№ tmt&^ieì'spunto de. la &e l%a­.icspu^osf 4 - J l ^ t ó r l *­$.­.p6*&ètrM ù№l
n

Pèdi©i ^autiistaieq jnsSo^fe goy^|a4o| Jai a d r ó m ^ t j t a f e n ^ ' f o ^ j ^ ­ reco­.

%%

Mistma General Ve

feeorrieniacíori de Taycosam , y por que decía era imposible vivir, y subsistir en aquelia tierra sin ella > que era exponerse á morir de hambre... si solo quería subsistir de las con* tingencias de la Limosna ¿ pero el Santo C o misario firme en su buen proposito , hizo de ella lormal, y espresa renuncia: éfan mese Guei l Emperador, y por no ser culpable en sus

* cales encargos, le explicó la admisión de si. t ^ o , y resistencia á rentas fixas: persuadido &Titycosam<i y que solo deseaban aquel sitio para Comvento , y Iglesia > á exercitar actos de Religión proprios, no escendiendo su consentimiento á la publicidad > concedió á su fa_ brica una quantiosa limosna : 4 este exempiar acudió con la suya el Governador, y í la condescendencia'de éstas dos cabezas siguieron otras muertas','lo'epefacilitó la empresa déla meditada fábrica. 4 Con estos auxilios tiró el Santo Fundador las lineas de-iglesia / Convento en el Sitió concedido, era detreseienras brazas eswcis cuito, y no permitía fuesen mi i dilata,, dis:

r

JPbi¿¡piMs Terc

t

fart~Cap.llf. dea

8j

das: la Iglesia la delineo en lugar a l t o , sedescubna: el Comvento

lo mas eminente del i erreno > que á distancia con sus divisiones de Celdas, y dormitorios, y distribuciones en Oficinas regulares con Claustro alto y baxo ; dexó Campo libre para vna huertecita cercada: abriéronse los Cimientos, y iba la fabr ica ej para el día pricon aumentos tan felices^ que se prometía Santo Bautista su perfección mero de Agosto ;

v/sitó la Obra guambacun» dea-

dono » Reyezuelo de MMCQ j gustóle la planta, y dio vna copiosa Limosna de cantidad r r o z de sus proprios géneros: señalóse entre todos vna Devota Señor a christiana, llamada Magdalena, que ofreció , y e'fectivamente dio seiscientos ducados: con t o d o , y aunque ios esfuerzos eran eficacisimos, no pudo acabarse al premeditado tiempo, y sedil3tó ála festa dé el Patriarcha san Francisco de el año, de mil quinientos noventa , y q u a t r o : cclccose én la ^Iglesia su Altar maior, y e n e ] á su Titular Nuestra Seíon de los Angeles; un'muí decente 'Sagrario, y ene!VEa curiosa Custodia> paia

&4

4 U Jftstorfc General

:

. .
t

Í№0.VÍ¿¡Ú «tíis'tjQhtte^
;

SWx\mmQ,' dQ§ Cola, ^y^acbr istia p r o ­

lerales;lida :losRetablos aseados y vistosos*,

$Dore*oaMamente «eipaz con Ornamentos su­
ficientes** 4 n « l Campanario puso vna pequeña

p^.s0im?Á^anifaíiacopara convocar á los
DJv¡iép$ ^Oficios j yá estaba todo prevenido far ail* &fefem«$ t /dedicaciónquando un Barco

^tm«rba^erf»­Ja}3©iics^.^ÍQ fondo en Füando
;
v

3

qijgjieyaba

p¿s:>R.eligiosos Franciscos, para

l^ndáf. e|b ©LnMa%tc,rioj­./^Af^stptíco [á les que .^tsfcatetóK^ftaza^os/^on.cl.Titula. dé.Eav
j¡mádat0$­quellevaban presentes al Empcra» en prueba de que continuaban de buena ftiéla­sramistosaí pazes, y mutuas c^rfes^oiv

jfStnqj^gtajjo^ Re|igiosos iiieron los..Padres, Éray
;:

$á'3$6e\$. deiUvadeneyra^

Fray Agustín R o ­

sltipez,, y Fray Geroninio deJesas ^ cempañe.
№, é% estps era.tambien él P:.dre Fray Andres der5an Antonio
;

3

perOi,

asaltado de vna cm*

fer.fí?dad,­gEayr e o í a a h u i a de Isla hermosa liodióUa vida con Christianas , y Religiosas dis. poi¿: ianes­; die ro n ai yener able. Cada ye r se­
#

••como: es-y á recibida costumbre ! con estos Religiosos iba también D o n Bcrnardino de Avila ¿ sugeto de me* ito y deinteligencia , por el trato, y comercio cue con los Japones bavia tenido en-Manila,

cultura en las aguas

Wilipbm

Tere- far. Cap* 111.

5 Fueron recibidos én Firando con ho* ñores distinguidos de el Señor, que governar fea álli, y daba disposiciones para Ja expedici* o n á s u v i a g e : su-Muger e r a una Señora fer*. vorosa Christiana , conforme al ceremonial de el Iapon no los podía visitar én persona, hizo esta demostración por medio de dos-Criado» con presente pr&prio de aquellos Payzes ; h¿* ciaron estos su visita con vrbahidad-, y medes. t í a , y correspondieron los Religiosos con el agradecimiento • de unas que.ntas de Roma: con Indulgencias, y un Cordón bendito., para que se ciñese á la hora de el parto: á que estaba pro xima , y sus temores la afligían mucho ; recivio esta retribución la Señora con fervorosos afectos : ocho días tardaron en componer vistosas ernbareasignes, y en ellas fueron conducidos á Hvgofa Ciudad populosa, que aun conservaba L

re-

#S №ist4m€tttfr4l&t residuos de Cortes de aquí continuaron &$4ta+ ¿o, á donde llegaron á principio de Octubre: fueron eecivido cOn o tentación conforme s s á s u Carácter, y,conducidos de ¡la nobleza fueron á la naeba Igles ia, y Convenro, en que después dediír ías Gracias debidas aí ^eñor, los acaricio én s us brazos el Santo ¡Comis ario con amoros os n y tiernos abrazos de Padre «corrcspp ndio á Jos humildes. rendimientos .de hijos s ubditos . ¿6 dallaba ? el ;Empqradqr en la Cuidad de s éménlydiueba, s umptup a^a^rica.,que ex. y s ccedia.en 'fortaleza - y primor ; iodostlps ^nte4 etreáerites, ^Palacios;* entretenías e 4p «gulosas ; recreaciones? 5 logros ¡felices »de ts u^eos ros as .., xy prolijas ,cierras í^aqui debían;concurrir Jos msbíte <|Imbaxadorcs j ^ w c j i e s/ e r * prccííc; tos ^irrigií^é lr5arjto;i2l^nssaí5Ío, como Prelado, ly^ens como agente ,¡y:Proc^irador de Es pa. oOlts: ¡s ens ible le eraesta urgencia, en las cjrvcunstanelas'cje instar: la dedicación de su -nueb© .Templo ; ;SÍendorIa aus encia indis pens able,cov^netió tetdas s us vezes al Padre Fray Barcho; f
} x

/

t

r

;

lo-

miipws Jome

Tere Tar Up 111.

87

R U I Z J para que encaso

dedetención

celebrarse con octava, y con las demos trac I O nes posibles la reserva solemnidad: llevó al sant o Fray Gonzalo por Interprete y escarmentado de las falsedades pasadasí y con los despachos-^ y presentes fueron á Bnxitni< Detúvolos el Era* perador con el pretexto ¿ de que ocupasen Vfía pieza distinguida, que se estaba acabando de labrar\i y componer con exquisitos ad©rnos\> para el entre tanto dio sus ordenes a Gneiifoin, que los hospedase decentemente* y el
t

LO

hizo

cumplidamente en el Palaaio mismo que com> Privado deeí Emperador tenia en aquella nu&í ba Corte? áqui estubieron ocho días rega* Jados, asistidas §, y visitados de l o principal de la Grandeza, hasta que acabado el quarto ¿ laperfecsioá permita el Emperador 1 » p u f
t

bJiea Audiencia*, 7 «o
el Conduxcron

í

su

presencia" í

los

cía*

Religiosos; rceiviojos sentido e n su Solió Monareha >
colocado en una Sala

adornad*
iQM-f.

con esquisitos

p r i m o r e t ; p u s i e r o n e n su rnangí y> l < r

i9% despiches^

(Kfto^ $ o t ¡ q > &

Histeria General Ve

galos, y presentes; eran estas leves en nuestra estimación, pero en la de los Iapones podiaft ser ápreciables; consistían en un Rico vestí:!o , un N o v i l l o , dos grandes Lebreles; dos Carabaos macho y hembra, algunos mansos Gatos de algalia, con algunos T i b o r e s , © TinajucJás vidriadas, estimadas, por que cu
y

-ellas se conserba bien la Cha, ó T h e curiosidades: respondió bfevcmente rribá á su Corte j
;

vebu

da usual entre ellos;: aquí se unieron otras el Emperador dándoles la en hora buena de el feliz a, niandó se encargase de los despachos el Interprete, que entendiese en su traducción,
;

y que entre tanto divirtiese él

Govcrhador de bteaco i los Earbax adores, y Jós enseñase la disposiciónde su Palacio; con el. etáaBrgb-', de c j i e l e cHxeserí después, ü en ácfornos semejantes! Espina ha vía fabrica, y

H'.zofo' íshOuénfúin í -admiraron? la o b r a , y estendieron rectamente la' vista aun' llano es. pacfosov adornado de árboles exóticos, y exv

quisítós/'á los que bañaban diversos arrOy u e l ó V ^ u é con/ fktwfáiés, y bien dispuestos co*

nUlpmasTer^ Tan. Cap W. mentes se itnian después en u n o , que y varias "Embarcaciones:

,$9 for-

maba Rio navegable ; en que jugaban mi'thaS, bueltos al t ir pelador alabaron sin comparaciones odiosas lo que .tiávian visto i merecíanlo las fabricas, en que pusieron toda su havilidad los a r t i c e s i lu
T

cian bien las ideas ajustadas con

proporción

alas reglas de la Arquitectura C i v i l , d e q u e quedó mu i satislccho el autora llegó á este tiempo Interprete ducida
y

le óse en presetcia de lpsgran>
;

'des la Carta de el Gobernador Don l u i z tra„
;

no estaba, esta mui á m contempla,,

c í o n , contenia modestos descrjgaños i.que no? era negocio, que sus amenazas le inquietasen sus b r í o s , asi no hizo de ella muc! o
taso
9

iil

consta diese respuesra; pudo haverle inquie-, tado la resolución de el Covernador de Maní,, l a f perj) le eontemsn jos. regalos, presentes,* que havia rccivido ccrt gusto, y lo demaf que le adalaba era el lucroso comercio, que en Manila; tenían sus Vasallos, y en que es^ taban in tercsados sus procederes y algún a se?

vera demostración ppdta , khivirles en sus g a , nan-

Historia Giwrai. fié

ria'n'ciás; así despidió á los Religiosos émbaxadores' con agradable semblante í
:

y estos se

restituyeron á su Convento de Adedta •' 8 Mucho n§as de ló cjuc debían se'; prometieron estos candidos> y sencillos Religiosos de la ápac&iiidad de el Emperador i un poco demás recitó cñ sus demostraciones líuviera sido mas conveniente > era míii de considerar , que la terrona irihabitácioh dejjrL trié al Sentido , que piensa buchóí ansiosas i l i c i t u d e s " agravan" 'los • nías'- íáictí fundados pt& ' jfectoi í eh reaiid4d en la Carne corruptible incítámetttó de vicios; f de estósi Jos mas éxi. 'Bales Ids dé utia" jteftársá; j ascütá política "Bueléá pdei ''i iSjáo'$ antes que se acabase el octavario dé la solemne dcdickbion 5 tanto el día o c t a v ó el Santo Comisario la Misa i se estrena el oficio de Predicadores publicament e ; y continúo desde entonces, asi íá celebración icónio iá iPrcdieacioh, cóft la misma' publicidad, y satisfacción en los concursos ¿ que si párá ello tubiésen d e el Emperador expresa* Íetr4$i itzib tiifotmit |«ospitaÍes e » . . . , ....
s

fhiüfmas tere
Y

Part. Cap HI-

jMMCO para curar en ¡cijos i f i n ó l o s , lg» j r o s o s ^ y 4L£zafie ntc\s. ..,dc que havia muchos err la C o r t e , ¿csyalidos, y .miserables i y en $ue se Jr.ecQgics.cn ^iños, que en las calles arrojaban Madres jjmpi^S; no cabía aqui.su zelo, y cúfico nucvas Iglesias en Vsaca y en Sacay ? f>qco distantes de Mejtcp,: .trató también hacer ¿mclaaonen Hwgasaqm, Puerto e,n que los Portugueses comerciaban , y para la comunicación §n í^anila .impo^ntisimó ,tenían los Religiosos en su ,nueva fundación una vida austera* quanto ..mas.dictaba |a refqrmai.sus Maytines
J > 3 : ;

•M^ ^
cns
{ ; 5

r

cs

*

n i e

^

a

-noche., .en cue se entof

naban el X* fi,mm,laudas,: ctlebraban con del

yocion las. gestas ^eclesiásticas, y coptsoíeni« nidad,; en Ia Pasqua^de.Jvlaviclad ja aíegria en.jocosos,.yctysto.sps y iljancicos;,spiemnisabase ¡ A J U S T A de el Corpus COJI Procesipp pub$ca > cpneursp .cop^soV^gfnte 'téjjpfyp estados, yxalídades; adraipicrp,n\por c a c i quistas , y Jes, mstinguieron con este carácter algunos Christianos de los mas fervorosos, y bien instruidos > precediendo el ex amén * * y

s beaa o rs l í

v

f

r

apor

9

г

Wtstorh

General f>e

aprobación de el Santo Fray G o n z a l o , nun* c'á los lésiiytas hávian reservado la Sagrada Eüeharistia permanentemente en el Sagrario^ contúvolo* un temor prudente de exponer en tierra de Infieles tan augusto Sacramento á sacrilegas irreverencias; lo tuvieron pues aunque logra­ ron tiempo de permisión, y de quietud, solo por treguas, nunca por verdade. ras, y consistentes paces.» tenían, es verdad, de su parte a muchos, y grandes Señores de el R e y í i o , nunca confiaron en esro exponer tan augusto Thesoro : contra estas reglas se­ ncrales de prudencia procedieron estos fervo­ rosos nuevos predicadores; si los asistía Dios con prudencia singular, la gracia de el Emperador do culto sugiriéndolos estas era inconstante, determinaciones, no es de nuestro escrutinio?, no debía contrarse con ella para tan delica­
:

colocó p^es el Santo Comisario el dia de todos los San. en el dispues­

augusto ''Sacramento to Sagrario. O

tos en Cus tedia permanente

Por Díziembre de noventa y qua
trO;

ФЬЩЬшТегс-Ф-аги

Сарь 111.

%j

tro ; fue á TSlangtsaqttie\ Santo Comisario Fray Pedro con su compañero I r a y C C Í opimo, era para adelantar su idea de fundar en aquel Fu., crto esto era yí suscitar mas zelos á los le­ suitas ; meterse asi en su propr i a administra­ ción era irritar su disimulo : fuese con el Padre Vice­Provincial Pedro G ó m e z , y ios aposentó «n su Casa humana, y teligiosamciire s t r a . taron los dos Prelados el negocio de la conver­ sión y en que se suscitaron odiosas­diferen­ cias expuso el Santo Comisario el tr.otuó de su venida , que era á convocación de los que vivían en aquel p u e r t o , en que les ofrecían Convento y Iglesia , que fabricaban а ш c o s ­ ta} pero aun sin este, pretexto , y aunque no interviniera este infiuxo no pedia emitir aquel viage en fuerza de su enrgo era Embaxador/ por el Rey Catholico, que se havia quedado en el Iapon con el Carácter de Legado de l e . lii­Christo, y que teniendo licencia para exerj ciear su Apostólico ministerio de el Empera­ dor > era. müi de su) obligación Apostólica eváquar d/gnamente tan Superiores, y impór­ ~~ M ^' tan.
: ;

^4

Historia General Ve

tantos oficios * opuso religiosamente el Padre • Vice-Provineial los fundamentos, con que R e . ligiosos d o c t o s , y experimentados negaban la seguridad de conciencia , con que procedían los Franciscanos : hizele presente una Carta de el Pedro Illustrisimo Obispo de Martines, Iapon, Don detenido de la persecución

actual en fáaco, en que Je manifestaba su dictamen , de que la Misión de tales padres i era errónea, sm© havia revocación espresa de el Breve Apostólico de Gregerio X I H » y de las Cédulas de Real permiso; sin cuics auxilios « o se les debia permitir el Apostólico Miuis. t « r i ó , ni en buena conciencia consentir su u s o : para lo que conferia facultad suficiente aí Padre Vice- Provincial, para que examinados, modos, y motivos procediese en su nombreí lo que le pareciese eficaz, y justo: en los mismos términos manifestó el Santo Padre Bautista todos sus instrumentos, las conferencias , y pareceres de ¡os hombres mas doctos, y experimentados de Manila ; vistos estos el Padre ViceJProvincial juez arbitro en estelan*

ce-

fhilipints
f

Tere.

Tart, Cap.

III-

ce concedió en virtud de las facultades de el Señor Obispo el permiso para el uso de él Espiritual ministerio hasta la-venida de el p r o . prio íuez, su Señoria Illustrisima. io Con esta composición se fué el San, to Comisario á uno de los Hospitales de Le* prosos, y de otros dolientes permitidos á los Christíanos para el bien publico, de jos que cuidaba una fundada hermandad de Misericordia, que un Iustiao Chriseiano piadoso havia instituido de su propria hacienda • que se com> ponía de ciento y veinte personas, para su administración, y govierno, que pidiendo limos, na dos vez es cada semana mantenían, y curaban bastante numero de hombres, y mugeres: ofreció i la Sanca hermandad por emfermeros de sus Hospitales i algunos de sus Religiosos, por evitar el estrepito de nuebas fundaciones : con el consentimiento de Jos hermanos en una Hermita immediata, con el titulo de San L á z a r o , compusieron Iglesia, y en el Hospital Celdas para dormitorios, y en su vivienda algunas necesarias oficinas, coa
1

M

a

~~

ta.

Historia, General De

tablas,^ que les administraron algunos G r i s , ti anos, devotos.: aplicáronse compuesta la Iglesia y que; reformaron con el nombre, y ad­ vocación, cte Sanlüan Bautista á: la predicación de.el Santo Evangelio*, y en los.hospitales se de­ dicaron á lo.sloficJos.de: misericordia.con, loseiru fermos. corporales­ y espirituales.. N o estaban bL erLconestá.Vezindadios Portugueses; temíanme» nos cabase sudominio, y comercio: infundieron: спЛаГ entereza de e l Govcrnador de Nangasa-jui terribles sospechas, que lleno de miedo man­ do"; salir, del*: Hcrmíta á. los Religiosos; que se quitase de eJla: las GathoJicas señales ; que no se; celebrasen, en. ella; cultos. Ecclesiasticos, y que; se: evitasen los; Christíanos; concursos­: afretado! lance: para: el; Santo; Fray Pedro; no es.; el: Diablo; fornicador, nfebrieso; pero e's á! tales; vicios; instigador ©culto., y persuasibo: éss embidiosoy y soberv.io ,,еп. tales, capitales éstíisii; Principado:: considerando: pues; falen­ c i a s estas,,y comraociones:de;el, común énemi. go?,,que;se valia:dé; carnales,instrumentos, ^terminó? veerse; cor* el! Govcrnador,^ y ifl,
' for

vulpinas Tere far¿vCap»IIL

formarle: sincéramente» de; la verdad; y quepara su justificación-tenia, lieenciu's- expresas , aunque, verbales ,.de el Emperador • K o se dio Terezaba, por vencido,, rendido al aprehendido miedo, ó en la realidad.por no ser responsable, no> haviendo expresas patentes ; con el motivo^ de que tenia, que hacer precisa víage •£ ¡\de<r~to

dexá en su libertad: a. los Religiosos, pa-

ra, que: se pudiesen; 2comodar en otro sitio r llevóse el Decreto, de el Covernador apuro, y debido efecto ofreciendo, t a n ignominiosa expulsion; £ Dios el- Santo Comisario ;reeivieronle; algunos: de los Portuguesas cariñosament e sentidos- de su infortunio j ofrecíanle sus e a s a s p e « r eomddë t r a f a g o , no-las admitió'
r

tjor pocoíyOnada conformes ísus Santos exer cicios;, y se: retiro-' £ la: casa de un lapon €hr.ist.iána )r devotor aquh comprado; cf sitio con- limosnas- formó una vivienda; no: mur acomodada^ y dispusieron- u n i quarto el 'mas c a v paz: para: su'oratorio disimuló al principio el
1

Gobernador,, pero como era; e l concurso'de gublicidad.,, y instaban: las; sugestiones.,; no> les ' de-

'$8

Histeria General Í)e
K

rfe.xó quieto en este pobre domicilio, hasta expelerlo de él por un Decreto rigoroso . II En estis aflicciones estaba el Sant© Fray P e d r o , quando llego i TSLangasipi el hermano Fray luán Pobre,compañero de el pa. dre Visitador de las Misiones de Philipinas , Fray í-uis Malionado, que no pudiendo atender ala de el i apon en persona embid á ella á este hermano Lego ,á que registrase sus fun. daciones espirituales frutos por sus mismos ojos > bien que fuesen singular ¡simas sus prení, das, no era su estado humilde, para que sele confiase tan importante visita > á dar realse í tari dificultosa Misión, y en noblecerla con a* quellosNeophiros, y Gentiles era necesario sugenó de maiór carácter t acomodáronse los Santos Religiosos con la prudente discreción de su hermano Visitador, que los consoló, y fortaleció, hallándolos tan afligidos; salió de aqui para Mineo acompañado de los dos Religiosos, imformose áqui de el modo de vida de los Misioneros, que en nada lo halló reprehensible; anees muí edificado de ella, dio después a-

Thilfynds Tere, fmXap

III.

99

¿ el Padre principal Visitador ios mas aprobados informes ; nada jvias tenia que hacer, aunque en» otra disposición huvicra importado todo la introducción con los Señores, y 4 un con el Emperador, para serenar persecuciones , y dificultades: asi solicitó su breve regreso siendo el tiempo regular el de Febrero, y Marzo j no perdiendo la ocasión secmbarr eró* en un Barco de comercio lapon en N<wgtsaquiy y arribó con felicidad á Manila '•> pre. sentó varias relaciones firmadas de los Misio^. ñeros, que pudiesen hacer suficiente feé en qualquiera Tribunal: Después de la partida, de el hermano P o b r e , el Santo Comisario in-i formó asa Patrono Guemfom de 14 .contradicción en Nangasiipi experimentada, y empeñado este Governador con Terezaba convinieron j en que no se informase al Emperador sobre este asumptó, por no obligarle á alguna resolución grave ; y que sobre la resolución procediese con disimulo. 12 Las oposiciones a la Fundación de Qscicj) no fueron menores ¿ ni de trenes gra„ ves

9\

0istma'Gemialpt ella Fray

ves' consequencías * entendían en zalo'j fueron ¿1 principio

Marcelo de Rivadcncyra, y ¡cijSanto Fray G o n , de los Christianos bien recibidos- havia -una Casa particular en la Ciudad d¿ Padres Jesuítas, en que cuidaban tres Religiosos de su ehristiandad numerosa
}

conforme ala prohibición con secreto, y con el-disimulo posible : governabalo t o d o prudentemente el padre Organtino , que asistía en Meaco con la licencia de el Emperador: e^n Jos deseos de los Padres Franciscanps remedí, ar la necesidad de Espirituales operarios., fundando, y edificando, publica Iglesia, en que fuesen con atención asistidos: admitidlos en su casa el celebré Christiano D o n Augustín, en , a que los regaló y agasajó Doña Gracia, 1 aunque no pudo visitarlos por miedo quclla casa, de el F.ey su marido j no podían perseverar en áque siendo tan, asistida de lo principal de la Ciudad, podía fomentar en el el Rey ios temores, y recelos, y aun obligar, le á practicar sus acostumbrados r i g o r e s : un nuebo, y fervoroso Cristiano llanado luán,

fhiliprnas Tere* fart

t

Cap. llf."

iot

áquica bavia cathequízado, y bautizado el pa, dre Marcelo , los conbidó con su pobre ca„ s a ' dióíes por propia lo mejor, y mas acó» modado de ella , que era un Portal pobre , y desabrigado ; en el formaron un Altar para decir Misa, como se decía cada día: rezaban el oficio Divino, y se tenían exercicios Espirituales: no era suficiente tanta estrechez ai numeroso concurso, que iba por instantes creciendo , yá de Christianos antiguos, yá de convertidos nuevamente > y corno el Santo Fray Gonzalo era tan c o n o c i d o , y t a n e x perto en el Idioma Patrio, empezó á tratar con los Señores christianos, y gentil de mas cómmoda y formal fundación con viva diligencia correspondiente á s u ardiente zelo : nadie se atrevió vi explicarse por ella; era muy opuesto el marido de Doña Gracia, )ecundono Rey de T a n g o , y teií-ido generalmente de t e d a s ; el Govcrnador temía los arrebatos de el Lwipcndor /.c,ue -sabia- haccrscebccecer, y CCIVÍO n o icnHü ücehrfas-. j m - t l í o r i - j a d a s , no .se .atavío á t a l e s c o n c e s i o n e s j-los ScÜo¿es rxsc-

lòi

tíhtoritGenera!

atrevían á consentir en Ja publicidad, soto po~ dii.n convenir en el disimulo por respectos á "tal-s christianos, qual:s eran Don Augustin y Dona Grácil 5 e i lo mismo convenia un hermano de el Rey ¿quien ha vían bautizado los Jesú't.is secretamente. ij En dif.cultides tan invencibles se pasaron í Saca; los Religiosos , por si pocian iogr^r la pretensión ai abrigo del Governa, dor Don Benito j hermano d- Don Augustin, y era un buen Christiano: dexaron al Santo Mártir Leon en Omc-i, para que disimuladamente solici ase un proporciónrdo lugar, y comprase un Sitio sufriente; que siendo de n a J . ) ñ íapon, no daría zelos a los Gentiles en tales diligencias : los Religiosos visitaron al Gov^rnador en Sacay, permitióles su deten, clon, pero encargándoles mucho h prudente cautela : hospedábanse los lesuíta^ en una eas.i de un Christiano llamado D i e g o , deci, an Misa en ella antes de amanecer, quando iban á la administración; esto no era tan o, culto, que no lo entendiesen los Gentiles, fot
5

fhütpmas.Ter* Ta№* Cap, UU

10j

lo que era bascante perseguido el D i e g o : qui„ sicrou los Franciscanos refugiarse en esta C a „ sa} P*rd se cscusó el dueño, que siendo ya Casa notada, presto descubrirían los Gentiles aquel trato; es regular tubiesesus instruccio^ nes deles íesuitas^para el caso de tales pretensio­ nes) en admitir á estes no temia á los Gentiles,y tos teme si recivC franciscanos, áquienes uodia admitir mejor, por tener el favor déla C o r t e : con esta escusa solicitaron otra havi­ tacion, y la hallaron en la casa de otro Chris* ­tiano llamado Cosme: pebre e r a , y e s t r e cha, faltaba el mejor lugar, C JLIC era en el poder levantar un Altar , y formar un decente O r a t o r i o : era. Cosme..Maioidomo en e l h o s . pital, que havia fundado para soles Christia­ nos Don Io.ac.hinRuiza, siendo Governador de •Sacajf, y les saco, licencia de su patrono , pa­ ra que en el pudiesen decir Misa : a d é r e n s e un curioso Altar para este efectoj y celebra., baa en el diariamente el incruento Sacrificio : acomodáronse caritativamenTe i h asistencia de los Leprosos, sin ácx?* la atención á'los

N I "

ChrW

«o !
1

. Historia General De

Ghristianos fervorosos, ó timos, y alas con» versiones de los Gentiles; fué con tanta accepticioi? en. los principios, que consiguieron licencia de el Govcrnador, para poder hacer •en la Ciudad una Casa • alborotóse el Gentil lismo, opusiéronse determinadamente losBon, z o s j y bien que no faltasen otras ocultas sugestiones por Ja introducción en mies agena, lucieron tanto ,que los arrojaron en su cunspiracion ds el Hospital, y de su casa, desistiendo Don Benito de su protección, y rebo* cando la licencia, temeroso de algún popular y fuéles preciso en tanta turbaaqui el Santo León luán les havia ' t.imulto;

ción retirarse á Osaca : y corral Iglesii

íes havia comprado Sitio , que era el p o r t d ,
}

que el Christiano antes ; dieronse

íraaq.reado
¡

en cj trasa para

y C o n v e n t o , dexando al Portal en su en el una bella Imagen dé el
2

* posesión antigua, se erigió en él un Altar aseado ; colocando " Niño Icsus; llamaron la Belén í esta estrecha Iglesia, por su origen en el humilde Portal en el Corral formaron unas celdas pagizas,

fbilifinas Tere 9áru Cap» III. & modo di • la idea de Belén sa /practicaban

305

Cavañas de Pastores, ¿oveínando nacimiento , y alvergue de
;

nuestro Redcmptor Iesu Christo deciase MiSantos ejercicios; hábil yá en el idioma predicaba y confesaba Fray Marcelo , divirtiendo su zeló el Santo Fray Gonzalo y Maitin León en el Cathcquísmo: noduró mucho i.} ésta quietud . Soltóse él belicoso Espíritu de

una mugsr Gentil, que lo era de un CavalJcro Principal que governaba aquel Barrio > per.
}

suadió fuertemente trechamente empo efecto i le dixo ,

i

su marido contra

la es-

nueba fundación, y le obliga el mandar
3

que dentro de determinado tiaquel lugar los Religiosin
r

desocupasen de

sos j suplicaron

suexecucion, pero

interesóse él Christiano Iua*cn tán presentóse al T o n o , y e r a precisamente qué aquella Casa

dificultoso negocio;

para escala á los Padres Franciscos, qtundo pasaban á Km^sa^ui, pues siendo Embaxa* dores de las Islas de Luzon, y admitido el
CCS3»

Emperador

su correspondiendo, les era n j ,

i©#

Bistotíü Generalato:

cesarlo-p&sa^ muchas t vc£es;pori0xdfi*;« ffiangti stqui, i donde llegaban; sus Barcos ¿ y que para raaior comnodidad a sus viíges¿ que hacían, ¿.pie, hivian determinado tener Casa propria . queles sirviese de Hospicio; para lo que era muí necesario estubiesc alguno en ella de assiento, para atender i la conveniencia de sus huespedes; que no debía dudar que en síi permisión, y concesión sedaria el Empera, dar. por bien servido, quando tanto havía favorecido á aquellos Estrangeros: esta re. .presentación rencilla hizo á el Governador gran fuerza , dixóle i -rúan _ que permanecie. sen ios Padres en su casa i pero que no manifestase $u. consentimiento.., p o r q u e no per. turbasen los enemigos declarados su quietud.^ con esta yerbal licencia continuaron,losben,d i tos-i Religiosos , sus ? piadosos- exer-cic ic s > peroncpjn nimio s:elo pues : no, observaron la prevención cautelada; -las concurrencias frequentes y mezclados Gentiles con Christia- n o s , suscitaron el odio de los B o n z o s q u e infamándolos-.-.de gente sediciosa, no .perdona»
5 : } } ; j

han,

¿ban á -diligencia> para expelerlos: é q e
y k u

a, ÍT-

baldonasen el lugar aburridos.5 pero corres, pendían ios Religiosos con el desprecio r i carón la ira de la muge r de el Govc mador

estos, y otros aliados, con el peco caso, que se havia hecho de su petsona:, pues proseguía h misma, o< mayor • mal libertad en la Iglesia de tan pode rosa:.. ¿fatigó los Christianos , y que esto era desprecio forde su authoridad • ella los ©ydos de su mar ido:$ no se contentaba yá €ón la expulsión-:, intentaba a l a vida del Christiano luán, y áün amas» asediando ala de íos Religiosos; escusóse el prudente marido con que havia mandado salir de la Ciudad á los Padres, q^e si aun. permanecisn era igno. rante de ello: Cedió ásFas instancias de la muger, y firmó para4ae'xfuísipn decreto executivo.
;

15 Santo á Meaco, Osaa

En esta confusión ocurrieron á el Prelado 5 fué el Santo Fray Gonzalo á donde yá el Santo Fray Pedro se de el estado de para y el Decreto novísimo

havia restituido ; informóle
y

y Saciv,

<|ttc saliesen de la Ciudad en el termino de un

mes-

tCffi

. {BlsW-ja

General Ve

..

1

tíiesi'obíigado de necesidad tan urgente pasó á Oiata el Santo Comisario ,. visitó á aquel Ca vallero ; hizole presente el error en haver condescendido con los concejos depravados de su muger: esta también persuadida de el Santo conocí© sii-sin razón > y la malicia que en ella la havia hecho caer, conociendo., que estaban amparados de el Emperador estos Religiosos y que la Ley que predicaban , era segura, y nada perjudicisi al estado i les dio estendido permiso para el vsó de su casa >. y Iglesia; marido y muger abrazaron ,c\ partido áenuestra; Ley Santa y.bien informados $a ella recivierdu eí^Sagrado Bautismo dio también licencia á loSiGentiles que quisiesen asis^ tir á la'-Iglesia-, y oír la explicación de los Divinos misterios:,, y;que' .gudíesejí libremente bautizarse: con lo que serenó aquella furiosa tempestad por algún tiempov x 3

\6 Con la buelta áManila de,el,Le. s-o Fray luán P o b r e , y con sus relaciones » e informes se avivó - en .Ja Provincia el zelo por Miü -.xáíi abundar.tes.¿ y isücss¿.d^e.r^i-

Pbìliphias Tere Part* Cap, til,

ip¿

nó darles otros quatros compañeros el Prelado: electos los que havian de sèr n© pudieron embarcarse por la desunión de los Mercade. res, y acaso por na ser los Barcos Japones die bastante buque, con lo que aquellos quatro escogidos se ocuparon èr\ los precisos y proprios ministerios : al ano siguiente de n o . venta y seis al tiempo que coresjpondia se en?*, barcarón d o s , el Santo Fray Martin de A* guirre , ó de la AScncioa, y ei Santo Fray Francisco Blanco, que favorecidos de los tiempos llegaron i Nangasaqw con felicidad en fines de Iunio: ya* con estos Religiosos nuevos procedía con formalidad en la distribución eí Santo Comisario; señaló parasi, y reservo el Co invento de la C o r t e , asociándose el Sant© Fray Gonzalo • eran vrgentes los" negocios , que póclian ofrecerse , y no permitian estubiese muí distant^i "calòsaca puso por Presidente al Padre Fray Agustín Rodríguez R e ligioso Venerable entre los läpönes, y al Santo Fray Francisco Parrilla por su compañero:' ea' Nangasajuí á Fray Geronimo de Iesus; resi,
}

O

dian

"'
JT

J04

Historia Generai Èe

diali grato

aquí los Portugueses

y la atención á.

qué siendo de la misma nación le seria mas
y

tuyo en está disposición el maior iripor compañero á Fray Bartholoá Fray Marcelo de Ribadcneira > crecido en aquella Ciudad el Vey cri el tales Religicsos podían ser

iluxo: diole me R u i z , era muí
y

zindario

á fieles j y infieles mui útiles : atendió el Nuebo Presidente á formalizar una pequeña, y decente. Iglesia , y un reducido Comvento j dan. les por titular á San Francisco ¿ con la venida de estos dos Religiosos destino al Comvento de Osaca en calidad de Presidente al Santo Ag u i r r e , y se quedó para el consuelo de el suy o con el Santo Fray Francisco Blanco , cuias sobre salientes virtudes fueron ál Santo C o misario de total alivio á sus gravisimós pesares; formaron todos el empeño de no visitar apersonas poderosas , sino ès en urgencias inevi* cables, y precisas^ muí empleados con Jos pobres , yá" enfermos, ya sanos, y í Christianos, yá Idolatras, yá con los niños arrojados a su desgracia en las calles
é

se llevaban toda su aten-

PbMpbm Tere, faru Cap* Ilh

J05

atención en ía espíritu ai y temporal misericordia j máxima opuesta ala délos Iesuytas, que lo primero solicitaban cathequizar á su favor lo poderoso, y noble, cuyo favor empleaban en beneficio de los desvalidos y si aquello era prudencia, y sabio z e l o , sólo lo pueden probar las inspiraciones divinas; pero es c i e r t o , que este segundo modo és mas acomodado á la prudencia humana: no se desdeñaron los Apostóles de seguir humanos arbitrios, corres, pendiendo los divinos á sus prudentes diligen* cias; no dexó San Pablo de valerse de el m u . lo de Cavallero Romano, para cécüsar la infamia de el castigo 5 pues á .él'se havía ex pues, t o en tres ocasiones, si por que le pareció con^ veniente entonces usar de su nobleza ert ho. ñor de su Ministerio.

Oz

CA.

ic>á
-j. . . . . .

Historia General $e

CAPITVLO
despichado el Navio Mspaña,

IV.

San Thd'tpe ala KueVa

arriban con los temporales al tiandad, y el \eyno-

LipJii rebutbe su arribada la Chris-

i

X*X

primer Galeón, que habfitd el

"Gbycrnador Don Francisco Tello de Guzman fue San phelipc 5 era de grande Buque, fuer» t e , y robusto, y por eso admitid carga, y sobre carga; era preciosa, y de valor en ricas mercaderias ; era también de especial distinción los Pasageros, y oficíales , que cuydaban de su manejo
:

quatro Padres Agusti. Generalucón

n e ^ , dos que iban al Capitulo

v©t%^ y dos iqúe se entiende, se restituyan sin empleo á sus Provincias j dos Franciscanos, uno el Corista fray Phelipe dcíesus ó de las Cas asaque iba á ordenarse 4 su Patria Mexi. co,

Pkilifinas Tec* far. CapJV

i

107

c o , por no haver en estas Islas Obispo, que confiriese sagrados ordenes otro el herma¿ no Fray Iuari P o b r e , que iba a Europa en cargo de negocios de su Provincia ; el Cape., 11..n era Fray'-Martin de León Dominico ¿ su. Cen^raí Don Matbias Landechoj Piloto-ma.* yor Francisco de Olandia, ó Landaj D o n An. torio MaJaver Sargento mayor, Diego G a r cía de Pedraza Capitán , y Alférez Christovai de Mercado j asustó á todos un Cometa de aspecto mejancholico, de einerizada, y tur-¿ bada su claridad, y de una l a r g a , y funesta cola, que descubrieron á la noche de el veinte seis de Iulio al desembarcar de estas Islas á Ja mar ancha; este mismo se havía yá des* cubierto en ti Japón la noche de el veinte dos dé el mismo mes, que alteró al Fveyn©, y mas a TaycosAtna, que le consideraba funesto p r e sagio á su elevada grandeza : siguiéronse terribles te/remotos, y continuas concusiones ¿ y apresurabas oscitaciones de la tierra, en cuyas aberturas,y profundas crépaturas sesepuk taroii muchos millares de hombres 5 en que
;

tam-

10 8

Historia General Ve

también quedaron Sepultados innumerables en las ruinas de los edificios $ no le quedó en pie á el Emperador algunos de sus muchos , y magnincos Palacios? todo estrago, todo hor r o r e s , y generales en todas partes: con tan continuos movimientos y tan impetuosos salie. ron los rios de sus madres, huva fatales inundaciones; la mar cambien hechandcse sóbrela tierra , y quebrantando JOS términos á sus incha» das olas, absorvió Ciudades y Pueblos: dicese que huvo lluvias sanguíneas, que el Cielo manifestó sus enojos también, despidiendo en los contra la tierra, y sus habitadores Saetas de muí encendido fuego, que causaban mortales, y imraortales cruelísimos destrozos: correspondían los centros de la tierra con un estruendo mucho mas fuerte, que el de la mas gruesa artillaría , y aun se igualaba con el de los maiores, y naturales truenos: rajáronse claa

los peñascos de las sierras de alto á baxo • con > lo que se hizo inútil este ultimo efugio : ca, maban los gentiles Japones á su Amida* y X * pero en v a n o ; eran sordos estos simulacros.

tPtfüfjtinis Tere- Tañe Cap. IV.

109

crosj aunque de o r o , y de plata, insepara. ble su natural dureza 3 los Christianos rosaban
w

á D i o s , que convirtiese en bien suyo estos Monstruos 5 conocían en ellos el azote de la divina Justicia, y se reconecian reos á su di« vina venganza 5 mostrábanse resignados en su divina voluntad; y los hacia reverentes teme, rosos el presente castigo. 2 Alcanzaron estas tragedias en su navegación ai Galeón San Phehpe; su recarga no le permitía aguantar la precisa vela; inventóse esta para contener un elemento contra otro j de modo que el viento explique su fuerza contra Ja inquietud de las aguas, y estas contengan al viento en sus desatadas furias 5 y quando no se equilibran en sus furores estos dos elementos son evidentes los peligros: apenas aguantaba media vela, otras el trinquete solo peca fuerza para hallar en las aguas salida , y romper desaboridamente las elevadasdás 5 asi su enorme peso le hacia entre ellas sofocado : estas zozobras se evitan quanído vá la embarcación en una noderada car.

ÍÍO
teon

Historia Central De

gá; pero si es sobre el nimio

sus fuerzas se acuesta correr en

peso j no pudiendo

vela para salir de el p e l i g r o , por no poder d i r la vela proporcionada so
r

al viento, y ai Valucros (a)

á estos riesgos se expone la immoderade lograr crecidos
:

da codicia

Cruel codicia í pues tiene tanto liigar en homb r e s , y almas de bello conocimiento,. exce, cando ja ganancia tan buenas luces: todo el mes de A g o s t o hasta medio de Septiembre navegaron en un continuo susto > no eran los vientos contra r í o s , pero eran sobre ío ncce. sario recios , y fuertes; y como vela, el Navio po
t

no aguanta

zozobrando entre las olas,

eran tormentosas sus furias: ea todo este tiemno pudieron veér el sol c l a r o , y no pudo ignoraban la altura, en observarle el p i l o t o ,

que se hallaban , no podían determinar clrurry b o , que ésa los navegantes un grande desconsuelo j quándo pensaban ha ver yá monta, d o Marianas, y meditaban por la proa, á Aca.
;

pulco,
{ á)

observado

el sol en diez y ocho de Sep-

£>u¿e IHQÜ miserij tam dirá cupido ?

Tb'üipmas Tere. '&drt»Ca'¡>. IV

m
r

Septiembre se hallaron en treinta y qua. ;tio> grados de altura paralela de el la., p o n , estimándose distantes solas veintecin* co leguas. $ Esta observación confundió á Pilotos, y navegantes, aunque según la altura pudie„ ran seguir el rumbo de Nueva España, no podían según la longitud Jograr oportunos vientos; ni eran estos favorables para poder determinar el arribo i Manila: consultaban á lómenos malo, y añada hallaban probable remedio : en estas ideas apuradas consultaban vacilantes, y las determinó el V i e n t o , que la misma tarde se levantó por el Sueste; iba poso a poco tomando fuerza, y al entrar la noche se desl aró borrascoso funestísima fué la noche ¿í b s miseros navegantesj olas, y vientos combatieron tanto al fuerte Galeón, que r i n d i ó sus -Palos-, Xarcias, T i m ó n , Corredores, y obras muertas 3 lo desecho, y colérico de el tiempo ; tan maltratado quedó, que era mu . cha el agua que hacia su bodega, y lo peor ^e no havia modo con que desaguarla ; pues
;

P

aun.

nz

Historia

^tnerti

Ve

aunque laboreaban las bembas > como se relie* naba presto por las abiertas costuras, se resdian con la continuación los hombres , y f a l taban las fuerzas ^ y i o s animes
:

arrojaron á yáper.

la mar Fardos, y Caxas, solo cuidaban salvar las Almas, contemplando los cuerpos didos: todos solicitaban confesiones; pero los continuos balanzes ni les permitía estar sentados-i ni de pie gestaban muchos heridos de las caídas, y todo era una gritería confusa) para a. paciguar la cólera de el Ciclo •, y merecer la protección de ios Santos, todo c'ra p r o . mesas, y v o t o s : no fueron en vano estas fcr. vorosas suplicas , un Navio tan agitado toda la noche de tan cruel tempestad, mentes de agua que quebrantaban sus Ímpetus contra los flancos del vaxel, parecían de verlo hacer menudas piezas; en muchis veces pensaron ser sobre sepultados levantaba olas como montanas , «auc descargaba

el viento , y

sus Puentes: dexados llevar de las corrientes los arrojaron á un mar, que cada paso era un peligro4

pué

fhtipiws

Tere* Part.C*p> ¡V •

' W

4

Fue sosegandose el Viento al amane*.

£Cri y manifestó el día claro el destrozo, que havia padecido el Navio* fué grande el asombro al ver el Vaso tan despojado, ignoraban como sehavian librado de el r i e s g o ; reconociéronlo por Divino beneficio,Y dieron i Dios las gracias con profundos rendimientos: heeharon menos de la Tripulaciónanosdoze, i quienes saca rían de el N avio las furiosas mares, que entraban en el con toda libertad
f

para ios

nunca mas volverlos átli

recobrados algo de

tan terrible susto, atendieron á reparar los, y Veías de las que

actuales daños; pusieron, o'acomodaron P a -

IBAN de respeto, con
una

las tablas de los Camarotes formaron

gran pala , que supliese de T i m ó n en el govierno; todos estos reparos se hicieron en ocho días. eme el tiemno estuvo sosegado > débil so~
Gorro,

y composición muí frágil, pero é r a l a

única: por uniformidad d e v o t o s , se determinó ai Iapon el rumbo , por ser imposible hallar-, 6 tomar o t r o mas inmediato Puerto , " Y instaba^ lo destruido de la N a v e , P 2 y c a re reía de

H4

1

fflsttri*

Generé -®e^
:

de.¿parejos necesarios: alentaba estos pensa_ miemos Fray luán Pobre confiado en los favores , que havia experimentado en 1 ¿ycosms. Determinada pues esta arribada caminaban al lapon, aunque respecto de los maíos apare, j o s , y lo recargado de el buque "poco a p o c ó , quando el di a veinte cinco: se acabó la bonanza , y empezó uno de áquellos íurioses Vracancs, que son regularesen Ios-mares de el Iap©n>y de la China; duró treinta y seis horas su tormentosa violencia , tuviéronse por perdidos irremediablemente en tan larga borrasca, consintiendo , en que se abria el Galeón con cada golpe, estando de la pasada tan maltratado,y sentido : cierta y próxima consideraron su perdición, quando notaron, que los glopésde mar havian abatiio la ínfima cubierta-i precisólos este accidente á alijar de nuebo,, y hechar golpe de .carga al tfg'ua, para que aboyase aliviado de su mucho peso; con estas diligencias se pudo resistir á los vientos, y á las mares, que se havian conspirado contra el Galeón, y su;...miserable gente: h i z o ej temporal un terrible

Ttítiph.as Tere* Tart* Cap . TV.
isavio

'i*5
1

¡rible fracaso en lo interior, y exterior de el j rompió las \elas, quebró.."-ios dcüies que apenas se remediaba un mal* r e m e d i o n o .ÁY de
como

mástiles, cayendo sobrecubiertas á pedazos f de modo quánde otro pedia prompto cosa can terrible

ser sorprchcr.didos

una tempestad en un Navio ya maltrrt^de, y tan descalabrado . Pasó en fin la tormenta , y no 'cesaban de alabar á Dios p o r este r.uebo beneficio i bohieron í reparar el. Navio , ateiiJicndo í lo mas vrgente j pusiéronle tal qual navegable, y siguieron la derrota por el deten.-, miñado rumbo 5 Ocho solos dias duró el descanso J quando volvieron í repetir sus iras les vientos: cansara el referir tempestades, pero-mas -acorV mentarían á los que las padecieron-5- no se referen por diferenciar ks avenir;ras Y dir gusto
#

al Lector en ellas, si para alabar la ¿Divina p r o * vide icia, que en. movkniefttos tan horribles sehace Señora de nares y vientos-: entróles puy

es i otro dia de San Francisco TAL tormenta., que fué mayor que- las. pasadas, ú lo -.menose*i
1
;

la" "

4

h & M k t $ r U

General 0 e

3a duración , sano ;

que fué de tres dias cpntinu.

©s,y no tener el Navio de popa á p i o a un palo eran y i innumerables los peligros de ios navegantes, el cansancio de los Marineros, y comunes los desconsuelos, y clamores de t o , dosj
(

yá no pod'wn

mantener una veía en el

N a v i o , ni havia sobre que tenderla, .ni lo permitía ef viento; dexaremse ir á su voluntad , y á-la de la Divina niseticordia , esperar.do por puntos ser sepultados en las aguas ; en estos desconsuelos > y tristes esperanzas viero» to. dos en el Ciclo una Cruz bien formada en las ráfagas, á tiempos blanca, y áotros vió
tsea

reja? sir-

señal de nuestra redempcion e.í tan a„ con&icto de consuelo interior, y ex-

pirado

terior en ánimos tan eathoficos, de que aquella Cruz era signo de Triumphos > y en ella se confortaban en los presentes trabajos; atendieron á sostener t i Galeón con tertere ?, para
1 1

que no se abriese en lo poco que les faltaba para tomar Pueitos otra nueba tempestad p cabo de arruinar sus esperanzas 5 quitóles el paletón^ que servia áe T i m ó n , quedó c@n esto

«tiStf/nró Tere iT*ri*Gip.?r.

ñj

to sin govícrno, y con nuevos d e s t r o z o s , Obn todo navegaba impelido de v i e n t o s , ^ d é l a s corrientes al Japón sin perder camino: áqúi dixó el Piloto muí confiado > que podían descansar seguros, por que e! Navio le goventaba Dios de el C i e l o ; que no «avia que tener miedo llevando favorable tan grao p i l o t o » 6 Calmó el viento aquella noche como no havia Timón para el govierao * ni anclas para fondearse, las corrientes, <£ue oran impetuosas metieron al Navio entre qua, tro Islas : aquí fué yá mas evidente el peligro de el Naufragio 5 si daba su costado contra alguna de sus costas, era el hacerse pedazos, nfalible ; milagrosamente salió de este riesgo, y fluctuando en las aguas, y llevado al arvitrio át las corrientes, se hallaron en las Costas de XÍCOCU , no lexos de el Puerto de Firando al cavo de tres días; yá le havian descubierto los Naturales, y dieron noticia al Rey de T o z a , que era Chosupmty para que diese alguna providencia : mandó á sus vasallos saliesen con embarcaciones, que k metiesen en el puerto

U# HhwJiGemral Ve . á remóle© 5 con lo que dieron fondo en el Puerto de Vrando i Embiolos el Rey con su Se. creeario un corto refresco con el seguro de palabra, que ningún daño recivil un en su Beyno : vístelos ei Rey en persona , y Íes hi« ,20 grandes ofertas en nombre de el Errpcra. dor , y empeaando el suyo; como agradecidos Jos Españoles le ofrecieron un buen presen, t e ; no quiso admitir cosí alguna hnsta dar al Emperador el aviso, haciendo el Papel de generoso, y desinteresado- estaba fondeado c) Galeón donde pedia muy bien repararse, y carenarse; no e'ra esta la intención de R e y , y no consintió en e l l o ; previno mas fuerza de Barcos , que á toda fuerza le metiesen mas en el Puerto i por que estaría mas ¿ m a n o , y ñus seguro i con la violencia de los Barcos le encalaron en un banco de arena maliciosament e , sin poder remediarlo los Españoles', que no siendo .prácticos, no lo advirtieron hasta estar yá varados , y encalados : cada uno procuró saltar en los barquillos atierra, sacando consigo lo mas necesario para su vsó
:

hizf

fhittfuid*

Ter& $aru Cnf> IV*
a

Me-

llizo entonces-el Rey su premeditado negocio metió golpe de gente ,* con que se descargo brevemente por su con gruesa estacada, quema; cercó la carga puso una gran guardia

de Soldados, para que entre tanto, que se daba quenta al Emperador, escubiese todo seguro hospedáronse en tierra los Pasageros» dando gracias repetidas á X)ios , que les havia sacado con,vida de tan horribles trabajos' el Galeón asi barado, luego que sevió libre de la carga,se abrió por quilla sin movimiento i e m á r , ó de Viento alguno, rindióse con su^. )roprio peso, el que havia resistido atan alteradas borrascas: dexemos descansando en t i e rra á nuestros "fatigados Navegantes ¡- demos vista jue á la disposición de la C o r t e facilitará la inteligencia en ,; ;'>• y estado nuches • le.los Embaxadorcs Santos Franciscanos, lolos mpeños.

¡7 T r e s Obispos del ¡Iappn havian muerto, ta* os hijos de la Compañía j sin que alguno de ellos «viese .pisado este Imperio: fué Electo el quaro año de 'ijáí quinientos, noventa y uno de la' mis*

no misma ftJartHiez,

Historia profesión,
:

General' Ш Pedro

él* Doctor padre

Siendo Provincialen la India, y­se las diferencias entre* laidos­ !

consagró en G o á

Religiones, y el estado­ de las* Misiones de 1cs Jesuítas­, le­rtícieroÉr dexarf si* r&fert^ciorí* d e 0eaco­
9

y

entrar en eP lapdii*día cat^rce­de'
1

A g o s t o cíe mil­quinientos noventa­ y seis dife" principió á su Episcopal Visita?, ácomfifmar sus ovejas j y á exercer Pontificales ptoprios de;la Mitra : venia también en calidad"de Era­ baxador con Carta y r e g a l a d e e l Virrey de la india rna que recomendaban rrtiidió su lilastrisi­ Persona j á segu гa­ndólCíde*la­anteceden­

te Embaxadade el Padre Valigrfaiib­, y* de ¡o Bien., y átegre^ qae le havia sido­so respues­ t a , que tamo­ hotnaba su Carácter: fué recívimiénto con dltgria^ el primer Obispo, que y veneración, es; veian en su tierra, librándose­ aquella­ reciente Christiandad con festejaron los Iesuitas. su llegada con festivas demostraciones, y curiosas novedades j rodo nconciliar respetos en sus NeophiíO­;* visitá­ ronle como conven i a los tres Religiosos Frail­ éis

Wü'ifimu

Tere. farU

Cty

IV,

121

ciscos, que residían en "Rangasaqui, asistiendo antes a su publico recivimiento: gastó.algún-tiempo e-i Illustrisimo en indagar, y informaise de li nueba Misión, y de los instrumentos, que podían sostenerla; registrando todo con un escrupuloso examen, dificultaba, y aun se explicaba en contra, en lo valido, y en lo licito; para prevenir importunos desasosiegos, le visitó el Padre Presidente de Nanguaqut nimo de lesus, hizole presente
}

Fray G e r ó Breves Pon-

tificios, y los pareceres de Xheologos^, que ios tubieron por muí suficientes, paia que libremente , y sin escrúpulo pudiesen predicar el Evangelio, y administrar misionariamente

en aquel R e y n o , los que havia tenido por buenos el Reverendo Padre Vize-Provincial, áquien se havian manifestado el año antes: sintiendo por temeridad ir contra el dictamen de tintos hombres D o c t o s ; mas en negocio tanpío y Santo j en que havia mas lugar •> la cx$ tencion, que ala restricción de los privilegiados en tales Breves • nada respondió djtermin:dam;ntc el Obispo ni con testó formalmente Q 2

á las

Sil

'Historia General De

• a l a s representaciones de ei padre Presidente,; •repitió al siguiente día la visita, excito ía con. versación sobre ei mismo asumpte trisimo
3

instando

por respuesta cathegorica: respondió ei iiiuscon aspereza, que ios breves citados n o eran aproposito¿ ni de el caso : que esta, •ban. en mala conciencia los R e l i g o * * » Franciseos
s

por ha verse introducida en el ¿apon im y a legítimos misioneros y

•misión , y vocación, én donde no eran necesarios, pues tenían Suficientes; amparados de el ¡¿revé ü r ^ o n a n o , que estaba en su vigor, y íuerza > y que « s i l o mas saludable era que se bolviesen en -paz i Manila- A esto respondió ei presidcntej y Compañero, que nada íes impedía el.-Breve de Gregorio . X I I I * quando de su venida re-sultaba tanto bien i aquella afligida Christ»andad,, especialmente teniendo licencia de el Rey para fundar Comventos á sa m o d o q u e estubiesc entendido su' Señoría illustrisiixia que volverss á Manila no e r a conforme á r a z ó n , y que no lo harían^ aunque expusiesen sus vidas al ultimo-peligro $• que como Pastos estaba muí

WltpmairTtrc.

&trt

IV.

,

*&l

obligado d ayudar, y prútcgér-, á ¡os que'le'¿té. viaban en tanta, y tan pesada carga i sin; m as paga•, ó estipendió,* que el-que:en stísr mentón esperaban de Dios : respondió el buen "Obispó á-cstas*rázohess qué dirían dk el ios Potüguél ses y si favo recia sus pretensiones " qué con este consenti'-nleríto^ntraViañ-én el íapon después Dominicos , y Augústinós, en T Ü C perdí:

rian mucho los Portugueses en su c o m e r c i ó , y á el le atribuirían la culpa •' '
; L 1

8resueltas

Insistid

el Señor

Obispo

én sus

determinaciones , - mandando , qub ch

no tragesen ea sus embarcaciones Religiosos dé Manila? que no oyesen Misa, ni Sermón SU casa, ni reciviesen én elia Sacramentos, que no les diesen limosna para-construir'" -'casa * y
;

.-Iglesiav impediendo les diesen una tamenes: tehian unos A m a n d a t ó por injusto divisiones
:

pequeña

campana ; variaban los Portugueses en íós dic* por justó-, que h^Viá
v

otros i escandalizados los G e n 6 íes de Religión i ' ^'oclo "' redundaba' en;

decían y que tenían dos Dioses . y

coiiíüsion de los Christiános. ninguna neeesi.

i¿4

Historia

General Be

dad hay en nuestras pasiones, y viciosas propensiones á acusar la naturaleza con ofensa de] Criador, que en su genio y en su orden e's muy buena> desertando de cicriador bueno, y vivir según el bien criado, esto no es bue410j ni l o a b l e en sus determinaciones y man:

datos no parecía voluntad muí recta

la de el

Señor Obispo » bien que áeso le induxesen o* cultas sugestiones; debía decir áelhs con San p a b l o , ( e ) y caminar como hombres, quanétf dimisiones de Paulo , A p o l o , ó Zephas•', ¿son carnales, porque en ellas se portan como Htales viven, no según D i o s ; si según este viniesen, donando de ser hombres, serian Dioses. 9 Formalizaron estas noticias al San, | 0 Goipisario , y en testimoniadas diligencias atendió "á-su justificación, y á la de sus subditos con jxna entos |íues información jurídica, e'n que plenaíljustrisimo Obispo, detener los que le razón su Ufasmente se satisfizo de los sensibles procedimL del obligaron i una Religiosa, y modesta defensa 5 aun en s» posesión

te

) szem h n

fovintm

mbulatls,

(pbílipms Jtn> Parte Cap. IV. ¿i? IÜustrisima j no la havia para destruir la iñ viciada Misión eon tan horrorosos rr grida t o s * éñ que se incultaban ot r os particulares- privi* lé-gios á' favor de las Ordenes MencHèa-ntes*contra quienes níanifiestaimente ptoeedia, atrepellando censuras con-sus Decretos absolutas j cómo* el Predicar ea sur iglesias: oyesen sos' sermones más rigorosamente- el que seles die, sen limosnas bien que procediese'cónrá d e legado Apostolico, y executür d e d Breve dà Gregorio X I I I . no tenia tan extenso el uso de facultades j como en él exceso de probifria con excomunión, y pena pecuniaria, en queninguno llevase al lapcit Religiosos: est aba-et Obispo en esto inexorable, no obstante vivas represen raciones > quebrantado el Santo C o misa rio con tales novedades, corroboró* las diligencias dé summanV, y l'ars emMB i su Provincial á Manila : consultólas este* con el Governadòr Don Francisco T e l l o , pidiendo, que se renovase la junta dé Theologos', para' óir nuevamente sus dictámenes, y conformar* Jón ellos su candencia celebróse í^jimra det ; 1 5

1

los

••>

Historia; General Ve, .

b s \farOnes, mas • d o c t o s p r e s e n t á r o n s e l o a dictámenes de Ja. primera i los procedimientos, d^eiSeñor-;Obispo con los instrumentos áuthentjcos y batallaron en ella los discursos en encontrados textos , y razones 3 al fin convc*. nidos resolvieron de palabra, y por escrito , que atento.el presente estado de el Iapqn, no, havia fuerza contra antiguos, y próprips pri-> vilcgios elBtcvejpre.|oriano. que . f|yqrecia ,?
9a : :

y singularizaba

á Ips íesuitas, y .eri-que con";

sistia el resuelto^^proceder de su Illustrisimá: y- respectóla que. se íiavia suplicado, de el á la,
:

Silla

Apostólica

por medio

de el Catholico

totonarcba,

rio precisaba

al obedecimiento ^

basta que tubiesen respuesta las interpuestas, suplicas, asi deel.Rey j.por 1qque interesa su Patronato como del ponpfice. bien mada s ú m e n t e , declarando, en fuerza de estas., razones obrar en buena.conciencia en el Iapo.n los Religiosos Franciscos:j
e ; ; ;

infor-

como que,

iio4 l^f^^ áesa n>paiar sus Iglesias, suChris-v tiancjad* y .su ministerio, Ap9stoIico,dcbieiid@> se¿ejProvincial manteneíjos.,§oco'írerlps, foi

Thttpims

TÉ re. Parte Cap. IV.

Uy

fomentarlos por razón de su OHcio ; ínterin solic.taba la defensa de sus privilegios, y un completo desagravio : estos pareceres por Escrito, y firmados, consulto el padre Pro., viucial con su Venerable Difinitorio, y con su consentimiento se formaron las suplicas, para el pontífice, y para el R e y , acumulando informes, pareceres, y instrumentos, quantos podían ser de el caso , dando especiales poderes ál Padre Fray Francisco de<MontilÍa> nombrado Procurador General á las des Curias, paraque con particularidad entendiese en estos importantes negocios10 Ciertamente que el Ulustrímo Señor Martínez era la Caveza verdadera j y propria de la Iglesia de el la p o n , como 3 tal era muí conforme lasubmision,y obediencia: qualquiera resistencia era -injuriosa i y aunque Imviese razones pira ella era nui de la submision Re, ligiosa sujetarse áiu dictamen, y cediendo en lo mas preciso por entonces , aguardar les ecos de las voces superiores * con eso evitarían los escandalosos rumores de inhábiles, R en

J*8 fflst&ria Gentral De en excomuniones incurse-s, y de inobediente al Rey y al Sumo Pontífice, en virtud d é l o que eran sus administraciones millas : fluctuaban en esto los juicios de ios mas prudentes , y aund' los que miraban álos Padres Francis, eos con inclinación piadosa; al vèr que el juL cío de un hombre piadoso, y D o c t o , como el Señor Obispo, era de que quanto havian obrado hasta allí havia sido sin lurisdiecion, y consiguientemente nullo , cuios errores debía el Illustrissimo deshacer efectivamente, precaví, endo continuasen en adelante: su authoridad en el arrastraba lo mas timorato, que havia en el lapon , teniéndolos en su resistencia quando jmcnos. por inobedientes j estos manteniendo su credito, y precurando conservar su estimación , explicaban á los Tapones que la authoridad de el Señor Obispo era inferior á otra suprema caveza, que era el Sumrr.o Pontífice, de quien recivian los Obispos sus au. thoridades particulares, de la que también dimanaban las de las Religiones, independientes de los Obispos, y que en esta disposición en
f

ta-

f kiítp'ma.t Tefe* Tar• Cap. JV. í 19 tales providencias' no estaban á ellos sugecos: deprimiendo estos tanto la authoridad episco* pal, quanto la ennoblecían, y realzaban los íesuitas: si acendran en el principio í evitar divisiones Apolo, y P a b l o , ahora las fomentan Pablo, y A p o l o ; bien que cOncibiesen*este orden gerarquico aquellas Christiandadesj pero nunca, como era menester, para que fuese sin escándalo j tales competencias perturban ánimos t í a tiernos, y les hacen vacilar en la atención acosas masisubsEancialcs: nunca favorccerian los íesuitas tales opiniones instado de ellos procedía el Obispo y lo mas que puede notarse é s , que no procedieron expresamente i por que no pudieron , contra éstos dictámenes-, reservándolo siempre aí juicio Superior de el Obispo, que resolviese en tan encontradas opiniones, n E L Carácter deEmbaxador con sus car. tas, y presentes realzaban las-authoridades Episcopales, y conforme á los estilos de el lapon pasaban á-adoración los honores de los Señores Gentiles, que yíi murmuraban de la R 2 po*

í¿0

n

UUtork

General Ve

pobreza5 y miseria de les torces, y despreciables Sayaks: tuvo el permiso di hablar en quididad de Embaxadar
m2gestuosos

á

Taycosama

, fu£

conducido con dad d* Fuxum,

aparatos ala Ciu-

donde estaba Ja C o r t e , salien primero de Noviemáqui il Padre llegó á

endo d* Nvi*asac¡ui M orejón , Meaca , y y

b r e : pasó por Osaea, visitó

a sus Christiandades? *

se cntretubo con el Padre Organ. legró desde áqui recivido Tayco: otro dende dio su Embaxada y fué mui bien trato sus ne-

tino, y sns Coadjutores; pasar a l a C o r t e , preciosos presentes;

• de el Emperador , con quien

gocios actuales, sereno los enojos de y desde aquí yá logra su subsistencia semblante; prícisamtnte

sama, contra los individuos de la Compani?.; se infiere, trataría-

los de los Padres Franciscos, sugiriendo los despachase, de su Reyno; que st haviín introducido al exercicio áz la administración contra expresas prohibiciones de sus proprÍ2S L e y e s ; y lo que mas contra las de su Mages* gestad exsrcicndo contra sus edictos, y con.. tra

PhitipiMs Ter. T*ft. Op. IV.
3

r

i3i

tra los de el Sumo Pontífice su Superior ad.' ministraciones publicas: é s t o , como d i g o se infiere 3 por que después de esta embaxada, yá miraba á tales Religiosos , sino con odio , con total indiferencia 5 y sí por todas partes que pasaba el Illustrisimo difundía el que eran érradas tales administraciones, que sus razones eran insuficientes, renovando sus prohibiciones, y mandatos j si para evitar disenciones escan. dalos as no se contabo, menos en la C o r t e donde sus intenciones, que eran expeler ¿ e s tos Religiosos que se resistían tanto á sus órdenes, eran de conseguir con la pcfsuacibn mas fáciles ; mucho mas hallándola disgustada con las oposisiones, que hacían , á que el Galeón arribado se diese por de comiso : no convenia i tanta prudencia hacerlos mas odiosos, en tiempos que tanto instabas las cala, midades, y debía haver'interesado su authoridad, como en negocio interesante por pu. blico , y común á la Corona ; pero unas A l mas cerradas en las tinieblas, y en la Carzel ciega de su pasión, son mas émulas, que
3

ani-

iji IÍ

ffhtorm
?

GtntTál De
y

animosas mas contenciosas

que gallardas.

Nuestros fatigados navegantes en su

primera noche en tierra, si rubieron ia quic.. tud de sus sustos no tubicron mucho con que reparar las fjerzas cxtínuaJas en tantas fac„ na$ i fué escasa la colación, que se rc'duxo á Arroz;,, y agua, sin permitirles sus proprias ropas para abrigarse de un cruel f r i ó , que se experimentaba en aquel tiempo, tubieron en vigilante centinela toda la noche guardias de vista > queíes inquietaban él reposo: el dia síguíente dí<5 licencia cí R e y , para que en las
:

casas se alojasen

t

y reconociese las ropas,

que pudieron en las tormentas haver padecido haveria-; pero con diligentes guardias para ia queiKa>y r a z ó n . Previno al General Don Mathias Landecho, ordenase para eí Emperador un curioso, y exquisito regalo; y otras mas inferiores para los Gobernadores de l a C o r t e , que esta era la mejor llave para abrir la comu. nicacion, y diligenciar en su negocio : convi. no el General sin repugnancia, y compuso immediataménte de piezas, de Seda, y
s

Alajas de-

' Pi?U¡fmd$ Tercfm't-Cá^lVé
(

#33 mas pare-

de valor los presentes para aquellas personas, que según el dictamen de el Hey te
?

cieron convenir; tan vizarra, y generosamen}

que el regalo de el Emperador soJo se es-

timo en mas de siete mii pesos, no e'ran de tanto valor los particulares, pero cen discreción inferiores que ios hacían estirsubks :
}

corta perdida se reputaba esta
;

ú en ella ase.

guraban millón y m e d i o en que apreciaban ia carga de el Hwio , y con ello la amistad perpetua con aquel Reyno : mientras se disponían estos presentes despachó el Rey un C o r r e o á toda priesa, y con secreto, en que informaba al Emperador, como havia arribado ásu Puerto y rundo un Navio de Luzon muy maltratado de los vientos, en que abrid estando y:í en el dicha Puerto seguro , que eran de mucho va* lor sus intereses en la carga , para seguridad la tenia en tierra con la tripulación con cerca , y guardia para su seguridad ; que su gente era militar con gruesa artillería , armas, y municiones de guerra , de quienes era justo recelarse; que según las Leyes de el Reyno po-

ity Historia Genera/ De podía tomar esta carga para su Real Hreari©, consumido con Jas actuales desgracias i lo.'que justificaría por haver dado el Navio al través en sus costas: que para proceder vlteriormente esperaba su soberana resolución • Dirigió es. te apresurado despacho á Maxica Zemoniono, y Xtbuno)o íntimos de el R e y , y muy de la gracia de el Emperador; con cartas de fidelidad, para que dirigiesen el negocio , de mo* d o , que á todo pudiese estar bien, tratándole con habilidad y con recato . 1} Adelantado éste C o r r e o avivó en su despacho a muestro General instituyéndole para la expedición de sus aciertos, interponiendo su poderosa corr^spsndiencia en la Corte en ios medios, que le dictaba su esperiencia: espliccle Ja dirección de el memorial, y como debía hacer presentes los regalos di Emperador, prometiéndole carras favorables para sus correspondentes Maxica Zemoudono , y Xibunoxo, muí importantes, como los mas validos en la C o r t e : prevínoles acompañase su Secretario y que les hospedase
f

en-

fhílifinésTenen el P a l a c i o (deslumhraron
9

VAVL f*£, W. expresiones

ijS
Fuxt'mr.

que tenia este Rey en tan afectuosas
j

i

nuestro G e n e r a ,

no i.av « n¡ un leve * o e un Rey

irotivo
#

á las dcsconhaiizas un animo cia;

tan activo

«ran s a g a c i d a d e s , p e n e i s a s dio el C c n c r a l d.terminaba

producciones d e providencias en p r o era, x n . de el N a . ma. ex-

rralvacic lleno de í m e r , y de c o d i . prudentes

c o n tales auxilios, paraque se condujesen los regalos: fría presentarlos persona, pero el Rey To^a le c o n t u v o

c o n el p r e t e x t o de lo necesario que quedarse á la vista de ios intereses vio:

substituyo en su lugar al Sargento

jor D o n Antonio M a l a v e r , y al A l f é r e z C h r i s tobal de M e r c a d o , personas de valor , y perimentada capacidad > dió/es su carga 5 v en atención instrucción

para tratar con el Emperador la libertad de la á que el Santo C o m i s a r e c o n o c i d o , y enque rio estaba por Embaaador

cargado de los negocios del c o m e r c i o de Philipinas, les dio ordenes estrechas, para á el solo le entregasen sentes, S el memorial, y los pre fun-

confiando en su dirección el éxito de

i^S fundadas

Historia General De pretcnsiones • rogó el Gene raí al áque acompañase

Hermano Fray luán P o b r e , respecto tenía inteligencia de el Paiz , Lego á tan justificada

>á sus personeros ¿ condescendió el Venerable suplica en que se intePhelial a. resaba el bien commun de todos; pidió licencia ál General el Santo Corista Fray pobre bien á hacer sus debidas phe de íesus para ir en compañía de el buen submisiones Santo Prelado del íapon; lo que tubo por

el General, y le pareció 5 á maior Padre Fray luán Tamayo Sacerdote, y

bundamíento fuese en compañía de todos el Reverendo tino, Agus« que como Confesor,

sirviese en el Oficio de Capellán á todos de espiritual id consuelo. Dispuesta to Jo asi, y recividos los des* con feicíd¿d hasta Otaca-,

pachos de el Rey Tosa ^ comenzaron suviage, y le continuároi en donde se hallaba actualmente el Santo Pedro Bautista: admitió la dirección de los despachos; enteróse déla perdida, y acaecimien, tos de el G a l e ó n , que sobre $us persecusiones

• ~

'""

actu**
A—-—

-••

Wú'ífinát

Tere* Tan,

CapJV.

ifj

actuales aumentaron mucho sus sentimientos: la proraptitud dé el despacho no le permitió detenerlos mucho tiempo , y asi todos se pusic. ron én camino á Fuximi, dor donde el Empera. se havia retirado fugitivo de las ruinas de Tosa

tiorrotos ?s, que havian causado los pasados t e r r e m o t o s ; siguió las direcciones
$

por que aquella magestad no se ofendiese per* judicialmente, sino se siguia su methodo ; e s , to le hizo variar la conducta s era el principal Governador do y la fatalidad Gmnifo'in, el encargado de los negocios de Luzon pero ha viendo recaí9

en Puerto de el Rey Tosa

tener este en su poder la Hazicnda , le pa-

reció caso de excepción esta desgracia , y que solo á el le pertenecía privadamente; con este dictamen, y confianza en la Chapa de el Emperador,devida obedecer de todos puntualmente, se cOnduxo por los sobornados corresponsales Maxicd, y Xibunojo, sin tratar cosa alguna conGuenífoiny fiándose de e l l o s , paraque pusiesen en manos del Emperador el t é j a l o , y eljnernorial jsintió vivamente S 2 »/• <

i$B nifoin te desprecio i y

&isterU exclusión, asi en

General D*. y r e a vio lo codas por formal las diligencias»

aunque ias conocía improporcionadas, se huya totalmente indiürente: uispu>o el 5anco C o » misario conforme al Ceremonial presente
3

de el p a i z el ios y dos con cíe

paraque los presentasen habláronlos de i n t e n t o , 4 tátxka ,

Apoderados, reservando los destinados á ellos d e industria: mas eficacia que era al Rey

maiOr amistad y confianza, resó para que facilitase

la que se inte*

la e n t r a d a , y presen*

tacion de r e g a l o , y memorial ai E m p e r a d o r : hizo se cargo de la pretensión, facilitándola en su resolución favorable, por ser el Empera. d o r de pundonor, y de una conocida r e c t i t u d ; que les avisaria de la oportunidad de hablar al Emperador los pretendientes: con estas expresiones bien fingidas quedaron mui consolad o s , y sattsiechos los E m b a x a d o r c s : mas le* aseguró después un recado lesihizo saber cía i oficioso, en que
$

havia hablado a) Emperador

y que este havia mostrado sis real complacenque se lastimaba de su ¿dial desgracia ;

Pb'üip'mas Tere. Parti

Cap.

7 f \ favora-

y que sobre la carga daría breve, y

ble despacho? todos estos eran éntretenimien. t o s , para que omitiendo otras diligencias mas executivas pudiese sugerir á Taycosama sus malignas ideas : la penosa expectación de todos

hizo después de algunos dias repetir la instancia > respondió á ella, que el Emperador estaba mui sentido, que no huvicse venido á la C o r . te á presentarse el General en persona » s c i e Vrando : despreció esenteró de la prohibición de el R e y , que leha> via mandado quedar en tas escusas, no teniéndolas por suficientes, y teniendo yá el negocio manejado á su modo, lei significo con claridad, que el Emperador bavia mudado de parecer, y que aunque antes havia aceptado el presente no le quiera yí admitir : mandaba, que cerrado y sellado se depositase , que se bolviesen i Vraudo, donde esperasen t o d o s , lo que el Emperador fuese ser. vido determinar; que de lo que estaba informado era el expreso o r d e n , de que fuese á Governador i pata lo que llevaría Vran» una do un formar una Instrucción

fiel» y Iuridici,

Com-

140

* Histeria* General De

Compañía de Soldados con su Capitán, para Iá gjejor 1 5 guardia de sus Haciendas, y intereses. Con estos informes perdieron las c v

peranzas de buen despacho en lo que les confirmó quando el Capitán de la Guardia Jes intimo el Real orden, para que ninguno pena d e Ja vida saliese de allí para el P u e r t o , hasta dos dias después, que el huviesc cómensado su V i a g e j ni diesen aviso de esta determinación á los compañeros de Vrand* j claras ideas de cogerlos descuidados, y hacer con ellos alevitar , que pudie-

guna violenta tropelía, yí

sen ponerse en defenza: quebrantar esta orden era empeño, y para el solo halló á Fray íuan Pobre el Santo Comisario: tomó p o * guia á un Christiano Iapon, paso por Osaca, en dónde Je avisó el Santo Presidente Fray Martin, que sabia muí bien que el Iuez Pes5

quisidor destinado i Vrando era el mismo que
5

en su negociación sz les havia fingido favorable Patrono: esta noticia le dio
%

mas

ligeras

alas , va brevemente barcación pequeña
s

á $acai

fletóse una emes-

en la que disimulado, y

fhilifmas Ter* Tan* Cap, Jp

9

escondido llego á la p r e s e n c i a r e el.Generaban tes que el luez llegase con su comitiva: in» formó al General pe/ador j la determinación de el Em, para todos, carc# fué aflicción

cian totalmente de arvitrarios medios, y ér¿ preciso rendir el v a l o r , y espíritu, como presos en tierra de Infieles, sin poder interesar .el patrocinio de el R e y , por no descubrir el a v i s o ; sin pertrechos ni armas, ni municiones para pelcarj y sin Navio-, ó Embarcación en que poder huir: reflexiones todas, que me. lancholizaron mas sus corazones, que las antecedentes prevención, tormentas j solo podia servir la tanto lot para que no hiriesen

dardos déla crueldad, y infidelidad: una de las constancias de Cicerón, que quisieron los Esíoycos obtuviesen el lugar de tes perturbaciones de el animo; fue asegurar en el lugar de el miedo la caución esto evita el mal, que
r

debe evitar el Sabio, sin que tristeza ;

tenga lugar la maj

esta és de lo malo, y ningún

puede al Sabio prevenido sobrevenir: ésin^

sensible
^

cst,oicidad, 6 la apatía, que tanto_
.

, ...

... .

.

.

.

^

Histeria General De engrandecen, y predican, para que no tengan lugar en el animo las perturbaciones; son unas superioridades afectadas; sienten los verdade. ros Christianbs pero tienen sus espirituales con* feudos ¡ «on de condición humana, y s o pue. den evitarse sus afectos j no sentirlos mi* entras estamos en este lugar de miseria» im* posible r siempre con el espiritual consuelo, ^ue jamas perecerá la paciencia d é l o s pobres.

Wú'ttmns Tere* Tan. ùf.

V,

¿4?

CAPITVLO V,
Decomisase la carga de el Navio S>(n Tbefipc ¡ey necesidad extrema, lus Españoles reproducen • qnexas al Emperador Taycoiawt s¡n efecto utií»
a

1

fSjO és táa

sordo el hombre Chris*

tuno en las cosas humanas , ó tan poco sabio, que ignore , que los philosoíes profesan el estudia de la sabiduría j ò la sabiduría mítma ; guar,¿ darse sí de los que philosophan según los ele-' meatos de este mundo » és precepto de el Apos* tol el precaver tales seducciones: error, solo pero bueno es que quando se advierten para no conspirar en el quando son tan sagaces, ocultan su malicia en ja dirección á lo « fines, pueden evitarse con Superiores avisos > quando se digne comunicarlos el cielo : llcgi en fin el luez de la comisión á Vrando > fué á visitar á los Españoles afligidos , hizo con ellos
r

%á$

Witstoria General Ve asegurada ch el AL

el escrutinio* de la carga

macen: pasmóse de que huviese baque en un Navio para tanto b u h o , y comenzó á averiguar los succesos de su tragedia: informóse, y alisto el numero de las personas , de la calidad de las armas, y municiones
9

c]e el des-

tino de el Navio en su salida de Philipinas, las causas de su arribada? hechas estas averiguaciones, tuvo una suspensas las diligencias por los Españoles medio fres días, al cabo de las quales en medio de noche silenciosa, oyeron immediata una ruidosa faena, estruendo de maderos, tablas , y picos : levantanse í vestir asustados, sorprehendiolos la novedad con immedí ación i la o t r a ,

de hallarse cercados con otra estacada de reyente , fuerte, f cuque estaba alniazenada la c a r g a , forman* do en su centro una casilla á Epodo de Tribu bunal para asistencia de -Juez* guarnicionóse este sitio con numerosa guardta fapona, armada de Lanzas, Panezanas y Alfanjes ; tohizo una imde da esta aecelerada disposición "

presión la mas melancólica en los espíritus

mtipinds Ten Par, Cap: f

m

14T

de los Españoles ; senas convincentes de perder violentamente Jas vidas á sus manos : no tenían armas, y esto evito mas fatales conscquencias; por que á tenerlas instigándoles la morir maaprehensión huvieran determinado la mas éioica . 2 Intimoseles á poco tiempo, saliesen de sus casas, sin permitirles mas, que su actual vestido, sobre que se les registró hasta lo que el pudor prohibe ; hicicronles eiu tregar las llaves de las caxas , por que quería visitarlas el I u e z , y alistar quanto huviese en ellas; tcnian ya desocupadas unas casas -en un arenal, y en ellas los depositaron, quedando solo en la estacada el General D o n M a thias, y el Escrivano de la perdida Nave, que quiso hiciesen el oficio de testigos , afectan* do aun el que era Maestro fiel: sentado en su Tribunal mandó desliar Fardos, abrir Caxas, re gistrandolo todo pieza, por p i e z a , y separando con orden lo ordinario de lo fino, apartando los géneros averiados,y mal parados de los sa^i T z nos

tando, admitiendo solo esta consideración por

146

ffîtstotia

General

n o s y y bien dispuestos; puesto todo bien ordenado por el Secretario en lista * se bolvío á encajonar , y enfardelar conforme á las dispuestas separasiones, y se sigilo todo con su sello: ios líos de ropa deshechada por inutil ernbid como limosna, que des hacia á los Es* pañoles,, valiéndole de ellos para soüsitar su sustento e n tierra tan agena,, y tan avara: muchas de las menudencias;, que no podían tenet estimación en el lapon,, gomo
>

medías, ensi*

camisas, y otras cosas se arrojó por

nm de el Paicngue, y sirvió á ía rebatiña de la gente de afuera , que era mucha ; como lo desestimaban; los Tapones se interesaron mui bien, esclavos, y criados de ci Galeón
>

que

surtieron mui bien asi,, y á sus.desnudos A . m03 y mas lastimo sus. Chrisrianos. pechos la •concilleacida $ de las sagradas Imágenes,, que Apoderado el Codicioso Iuez de trahian los pasageros para su devoción * toda la Hazienda, y retirado con los compañeros: eî General,, se les notificó á todos por el Secretario c í e entregasen todo el oro y-y.

Thllt¡mas Terc Tart< Cap
é

147

p k t a , que tuviesen e f e c t i v o ; con la comminiu eion
y

de que al que se hallase valor de medio

r e a l , perdería por ello la vida j por este castigo pesarían t o d o s , si se hallaba enterrado algo de este genero en las casas, las que se harían cabar hasta una brasa de profundo, y hasta dos leguas de circumferencia s este o r j den tan rigoroso los hizo á todos mutuos fisj cales, instándose á la entrega, © que serían acusados al Covernador ? con esto quedaron todos iguales en dar cada uno lo que tenia, y por evitar el maíor mal de ser pasados t ^
0 0 5

^^

á cuchillo,, se expusieron a u n a

nccesidad^ex.^^|%

trema: socorrieron las personas Chrístianas y c o n mucha expecialidad l o * Padres de lat Compañía , que sabían ser gercrc-sos-6 m a í o r ce disimulo en t a n apretados lances* tuvo la piados* atención el-Padre Vice . Provincial embiarles dineros, y bastimentos , paras reme-, diár tales urgencias; embargada yá la*carga, se embarcó en B a r c a s prevenidas,, gobernábalasel Rey Tosa-i y el l u e z de el decomiso sesu «amarada. ¿ haciendo de ello p r o p r i o , que n%,

14^

ffistork

General Pe

seria lo p e o r , lo que quedó fuera de quenta*, y de lista ; estaban convenidos en persuadir á''Taycosama> se quedase con tan interesada carga, aunque en ello se destruyese el c o mercio con Phiíipinas: para conferenciar estas lecciones secretas, y de el modo de proponérselas al Emperador, salieron juntos cami * no de la Corte $ no era pues tan codisioso Taycosvmr^ quando necesitaban meditar para convencerles tales ardides: á los dos dias de su partida, por que no seles concedió licen. cia antes, salieron de Vranio el Genera/ D o n Mathias, algunos Españoles sus compañeros, el Agustino Fray Diego de Guebara, y Fray Juan Pobre, para comunicar con el Santo Comisario sus desconsuelos, y informar con el auxilio de su Chapa de todas sus tragedias al H nperador; era este ya el único recurso? pero en el los siguieron las desgracias; pues en un viage que se hace en quatro , gastaron para llegar í Osaca veinte dias; opusiéronse í la presteza de su viage los vientos, que siempre los tubieron contrarios: fué fatal esta deten-

fkiHpws Ter. T*r. Cap- Vi 14 9 tención, pues ya informado mui mal Tajeo sama^ tenia á los Religiosos presos con guardias; y todas las cosas »uu rcbueltas : la causa de ja mutación de este T e a t r o fué asi. 4 por evitar el agravio de el Rey Tosa el Santo Comisario incidió en los sentitrien» tos de su favorecedor Guenifpmj conoció las as tudas de los otros^ valides, y que reducían todas las pretensiones á sus depravados intentos , jo que en Gnenifom ja.njas| avia' experimentado 3 siempre fiel, noble siempre5 conOr ció yá sin remedio lo errado de su dirección % procuró satisfacer á este Ministro, previno á sus Criados , y á los de Xatuaca Vocara 5 que era o t r o Governador principal, que tenían prevenidos unos regalos de los Españoles, que llevar á sus Amos, los que reservaban á mejor Oportunidad: llegó ú parecer esta, y fué á hablar á estos Governadores tras de ios presentes según costumbre: con Gucmfomi fué la conversación mas l i b r e ; era de un corasen noble, afable en el t r a t o , y confiado de el Emperador en Ia§ jmpertancias de los L U N P

IKS

J50

Historia

General

f)e nada codi-

n c s : siempre en sus intereses, y en el particular de los Religiosos íavorablej zón; cioso , como algunos le pintan p e r o , sin ranad¿ interesó en tales agencias, si de fundación de su proprio caudal ayudó í la

Meaco, -bien que se quiera pervertir su generosidad, con q u e , fué adular al Emperador, son presisarhente congeturas ser tales medios ofrcee,
9

que desvanecen

el

costosos, y los aduladores lograr por estos me-

regularmente no son tan desinteresados: ni se que pretendía dios, quando tenia todas las satisfacciones de valido procuró c! Santo Comisario satisfacer:

l e , en la falta

de no haver recurrido á e l , el negocio j insinuándole

primero en tan arduo interesado

lo implicado de los impedimentos, haviendose tanto en el los dos Governadores, entendimiento podía hamanifestó si Guentfoin su rede difícil éxito por lo que en su buen cerle escusablc :

sentimientos , culi falta havia puesto la negociacíen tan dificultosa, mui enterada * que si á e l , como se debía ¡ se huviese dirigido desde el principio, el la huvie-

^Verrí*##e

modo/^'ttd^c^'Mttfe

r i £ Tfc¡a& 'kftípeBo: J&í© füb >m ^ttto
fea m
u d ó t e

*fe

*fo%te, y ^flér-es&y
1

fto^bie&dd

4üül % áalida 'de el 1ue& ^ m r s t o a d o y paYá j
¡

jtfemefcfe '¿uávigai» k s • disposiciones

(te ía C o r t e * yinelMár iavórabíc^eiite FÍJ^w* c&8 tese© ^uedó cofísoládo el Sant« G o *
:

m i s t ó * ^ y se- feolvió' á su ©asa, esperanzado e u un suceso > ¿que qjua*tdo sente s •% seria favorafole». • Qu&o ^ t w ^ V e o t i i o r r í f c á sttjp*.' fuese de el todo, feliz, sieii^e^sfeeí^ilascirexrnstancias p r e 9

labr^ídár ^rin«fpío á su Innevitabíe* empeño * informóse á fondo de el estado de el Palacio «cu este asumpto, y hallé, contra sus « s p e r a » . zas lo mal informado, ^ue 'estaba el imperad o r , de d Rey de T w * , y del Governador

y<4ümo. « s t e 4 a v i * salido á h confiscación , y pesqwza para arando* halló presu Patrono
5

venidas sus ideas por aquellos codiciosos au. lieos, y que siendo en beneficio de unos Españoles ftaeosj e indefensos, ¿lo.tenia lugar yáJ-a V au,

151

h

Híittmi

General Vi

authorídal del Privado : con todo corno insttPr bit U obligación de asistir en palacio, solicito en ella Ja ocaciori,. que le fuese proporcio. rada, pira dar un tiento* estaba el Emperador asistido de muchos Grande's, y Seaotcs , tratábase actualmente de el mismo caso, que tanto empeñaba la Corte ; todos hablaban' conforme á la disposición de ei principe, esta és la ley que se proponen de la disimulac i ó n , y de el d o l o , representando todo g e nero de personages, como lo piden sus'proprios intereses $ en que se introduce tanto de falsa urbanidad, que se contempla en las Cortes la única dominante jen que sobresalen los malos oficios, se fabrican entredós indisolubles; y en que baxo un semblante risueño se padecen mortales disgustos • 6 Correspondía el Emperador á jas suenojos, Guewfom, gestiones de sus áulicos, rebosando colera: nada contuvo de esto á

sin perdonar á los Religiosos su exacerbada revistióse su zelo del cargo de Maestro, y con la familiaridad, que le daba su valí meneo

fhitipinaíTerC' far

Cap.

V*

Mt

propuso al Emperador con valor > que se acordase de las Capitulaciones tratadas, y firmada* con Philipinas, que en prendas de sii Real palabra havia dado á los Religiosos la Chapa, c * fuerza minios ,
4

d é l a qual se conservaban en sus d o suspendióse el Emperador con estos

invencibles argumentos» y fue' la consternación en los asistentes vniversal: notando el silencio Taycosania, por que no le notasen de convencido con tales razones, transportado le havia muy recobrado, y en i r a , la desahogo contra los que haviendoles

Religiosos; diciendo» que de ningún provecho sido en su Rey no ; dado Casas, y con que sustentarse,-en nada le havian sido agradecidos; antes bien querían quitarle de las manos los intereses de el Navio, que por derecho, y Leyes comunes eran suyos > instando que buelban i los Castellanos por ser de una Nación, y de una l e y : que havicndolos favorecido en las arribadas á sus Puercos, en donde seles havía concedido una hospitalidad generosa , no les havia merecido en su atención una visita,- ni uñ pequeño Va re-

Ì)A

,

Historia General Ve

'íc^aíogoor via de agradecimiento ; que se. sabi^. iTijy bien vcnian con el Navio armado^ par* quitarle el I m p e r i o , yniendose en c s j a ^ ò » ^ Diracioa los Padres ,..y los, Christianos 5 ^ qué| 'tan' bárbaro 'a^ieyínjiegr^ no, godi a .pasar sij^ exempíar castigo.» quedábase, mucho, de fiorai* 2a 1 que los condujo, y fiAXÍP.a, FwigctAj los havia, álabaclo de feuenQ$ y ¿fe 0

eorres;

psndencia;, ajse|jiranrfp grandes, comyenienci»4 por su atención, las que,n& hayja vjsjco . . s|
f

solo un continuo, engaño • 1 FaxcngavA Hijo $$.Twt$en, V¡i§p.
h

4%

lanza, ele el ¿Emperador..^ entre sus Criados, e|mas querulo¿ hizp una a pplogia,upjsu pa^
r

dre temiendo gproxiai£. su, peli|-rq,: rcprcsciit^,
;

no èra jusjp. cj, enojo, manifestado, sontjra
r 1?

sii

Padre ; si los havia teju'cjg.en su casa y cuidado,, de ellos,,
h

hayia, sido precisamente pOr obede-

cerle : sin. c o n s e n t i o s , cosa .ajguria fp.ntra^ los. ReAles mandatos.5. p^sr>ues..qju.e, ^cflsint^ en su insupA?. de vivic. c,¿ .casa .^ar ticular ^
> n

quedó dq t i l cuidado e , n r # ^ n $ 5 "
(

t^ifa^.

por. J p j g ^ j ^ ! , ^ ^ ^

WtHpiwf Ter .­ParuCafn Vi\ 15^, no debían ¡imputársele.: que se, querase clips solos, de quienes su Padre .estaba alca­ niente sentido 5 por que si\) \gten4er ,istf|. consejos, iij.cstirn.aj" proliivicipnes,peajes, $aì$ entendían eri hacer, Cbristiano^, ; cpe>q$ e$­, to con tanta aplicación,sQp$< 4 no., .s^j^nl^ p'romto ­ r i m e d i o , todos, serian ^ n p i ^ ^ p r n ^
:

es éso respondió t^fasfm% c ? n $ ­ ^ f $ % ^ § ; t so no. se me. H ^p^cpi^p^. tv^p J$p*$| vai Padre, dixd el, iyiozp^dár 2 Vuestr^ A l f ^ ' disgusto con u A a n o j c i c j ^ . t ^ n i ¿fy l* inteligencia, cíe.qus jps e s t i m a l a ^ ¿ f i f ^ guia mucho; tal estaba d^$ric$& Principe , que se £Ot5vencÍQ.e©tt.jjiles. a%2£0| » . tempio sus iras .contra. "y Í?*$fá$Ú
; t

Cpn.tra Castellanos;, %,^$¿W№*f0<8X rk ento iOmnifom^"$.,no M^JWÌiViWM colera^ . t e m i ^ , % s i & ? j ^ ^ | J * M ^ nes.,c^rgari|ri..^b^el ^p%s J$,.. girijs ¿ <a$ec^ coa todo ja cesión & № ^ . 4 ^ foft^iragtf creada pesquisa, ^

*ty№t№%Vtá*fá
.en Ja'de^ &m%

Tf$

Hktorh"

General Ve

siendo el presente tan poco favorable. 8 las resaltas Cuydadosoel Santo Comisario de fué a visitar i Guen/orni óyo la

triste rerícion, que íe hizo éste Governador, noticiándole» que su pretension estaba en mui mil estado, respecto á la comisión de el I u e z , * que hayia salido > para Vranio s lo mui enojado de el Emperador contra Jos por falsos informes; y lo lo peor de todo la representación de Xécuin Padres y Ja Christiandad que matar á bavia pacsto en el ultimo peligro , diciendo el Emperador havia de mandar todos los Padres, p o r q u e pervertían su Imperio, y que le h a via r sido mui infieles: aquí bolvió á renovar la Causa que era clhaverse dirigido por tin malos medios $ no atendiendo, ó desatendiendo su confianza
}

hauian puesto tan de-

plorado e l negocio : estas noticias'tan infausta llenaron de amargura el corazón de él Santo Comisario 5 no tantopOr el peligro suyo, y de sus compañeros , quanto por lo destituido de los pobres miserables Españoles, si arrebataba con toda la carga la codicia > era p*

ra

ra nías.'afligirle el que tal perdida se atribu. yese á su mala conducta, pues dígase loque se quiere dé la política-de Gumifoin> sus reprehensiones tenían muchos visos de prudentes, y racionales: disimulando el Santo Comisario sus interiores aflicciones no omitía aquellas diligencias, que le parecían oportunas; habló sobre el ¡¿articular já algunos aficionados Señores, pero como estaban divulgados los enojos de él Emperador! p mento Sobre cuidado embargaron * j o * sele aucon no se temores todo favor pretendido tan grave con otro de no inferior calidad

la llegada de el Señor Obispo

de Meacei én«

trando en los circuios antecedentes,

hallaba entrada ni salida én ellos: son tímidos los pensamientos de los mortales, inciertas nuestras invenciones, ignorando que éi lo que quiere el Señor, y sin saber fundo consejo culos tn Metcoy andaba el Señor yQsaca Obispo el pro-

de el a l t í s i m o e n estos cir* Martínez; cn.Nangt?
t

alteró como

$*pi cLApOstelieo

Ministerio, publicando

0:

WmàéGàinèim
< L

É^óMbicièB sus­ jÉfctdtìtfftftès mà fcclatb : e¿ i i tais diligencias tviv*r%íi • cí zelò ­HiteSáft.t>e* drd?*B¿ulista, é№ ewdìèò íceívido ^ór^ña^ &&X*№ • 4o* el^ue estaba* pa^ f e t W ^ o W№ Wttiiftc* d e Palacio : arsito'i ^íM&^íimAlmsáh) • por èomparlcros sus . t $ m ü á e r seìd&itè, pm tccivír todos su' deridici®** Ap@*rMfeá: 4ÍetpuC5 ­de aquellos ^ ¿ i m é ^ • Wmcdirácntos^ que « e tfiosílo el iilustFÍsimo ­.'«iy ^ííígii©v dio c ^ i i t i n r f t >feerta#?ii3&$8mv;íf'. to%iosa <luis sentidas ¿q^a&s denlos^agr*Vití*| ^ijurpádeefr s 4 t ó i ¿ ¡ on de las i & t r e f & t e s «de^fc IllüSuisima con. ntÈ BTC№$ J&$úS®áicmy ufadlos ipateettes ^pitísimosi­ iífie j u g a b a tafós ¿ f i z ó l e pre­ sente ígsdaSos C u i d o s a lá ni&ba, <2hristi­ *fida4<, fluctuando m deshechas borrascas las ­iOncaeneiaf <en -xán diversas opiniones: eran 4as divisiones y «cisurasconsiguientes z wios electos tenària yá muy ^cómpráiérldidos èn -*us diVppsidon©s , y en sus; Viajes, «qiré esta­ : ^S5C eieaOjí que §uida ^l^afépÉ too havia
À v !

tPhWpMs- Tere Tar Cap V,
sido pretension de grandes deseos,-ni lo de una cien charidád , emula, si empeño se atendió con las

. ifp
ze„ de el

bien común 5 ál que haviendo hecho su. oposiw la C o m p a ñ í a , seriedad* prevalecieron p o r él bien común y por los Privilegios q u e era querer era empeño destruir, y est rano á

razones,

de la Religion Seraphicaí su -..Ulusttisima lo que 'estaba edi fe acexderrivar

tan sólidamente fundado ' que su m o d o de v.-ivic • á todos c o n s t a n t e , los modos bien

ser á todos
por

tivo ; q u e en la administración ''nó-havian cedido tas, practicados hallándolos antes muy

Iosi-Icsuitconformes

ál A p o s t ó l i c o crupulosamente fomcntadolas Emperador suficiente consistieron Religiosos , Summo mucho

M i n i s t e r i o , havian sus

segui'do, e s y fue

Christianas m á x i m a s ,

con lss p e r m i s i o n e s , - qile de él cediese el Señor Obispo,;

se les havian c o n c e d i d o ; nada á que en su m o d o quedándose en cómun ella,

de o b r a r -los de'el -.

cada un© "en S U G al juicio esta-'-.neutralidad exírcicio.»' 10 Y ban.,

piniorí , remitiéndose Pontífice; tiempo,

no duró

ni tuvo l a r g o X

i6o ío

ffistoria

General De rras, y nías ías

Ybanse avivando

sugestiones ; abierta la brecha en el corazón de el Emperador excitaban con nuevas especies su dispuesta ira i hasta llegar á d e c i r , Christianos de qualhavian Reales, que havian de morir todos los Padres con los que se hubiesen hecho quiera calidad? y condición? porque procedido contra sus prohibiciones to sedibulgó esta v o z ,

y con la nueba ley alteraban su Imperio: pres* con la que se dieron á sus ecos sa» treguas á las dos opiniones; bajo j y riesgo

lio el Señor Obispo de Me acó con gran tra* por la persecución de su declarado enemigo Xacum - los Padres Icsuitas pusieron maior cuidado en su recato, y los Franciscos se aplicaron en cautela á cuidar de sus Leprosos, y fortalecer su nueba andad, sin omitir que venían Christisus santos, y Religiosos

exercicios - con estas vozes se mezclaban las ya de Vrando > de que la carga se alivio á ran infeliz mí. río, aplicaba áel fisco: estas interezaron ál Señor O b i s p o , en solicitar seria: convido á su posada ál Santo Comisa,

WiUpinas Tere* V&n, Cap* V.

\6i

r i o , y al Alférez Mercado para comferenriar algún arbitrio á tan instante aprieto > ca el que él, y sus Compañeros, si podían en algo, Jo harían con la voluntad yia dado al Santo ayudar mas fina;

con Jas buenas esperanzas, que Gxenifom ha* Comisario y la confianza ¡en la Chapa , y provisión , que havia presen, tado, de que todo se despacharía bien, res. pondió al Obispo cesario su f a v o r jo? pon
: } 9

que entonces no era neni el de los demás Padres ^ negocio en buen en la historia puny noticias de el Pade el la. infor.

por que estaba aquel dre taiis deCuzman

son estas clausulas,

sea asi, que estaría de ello bien

mado, y es muí' natural en él paternal a'mor de el $anto Obispo, y pudo hacerlo mui de oficio j lo que mas insta es Ja desazonada res* puesta de el Santo Comisario , en quien no cabían ¡respecto verosímil; aun bien publico cabilosasj el Obispo , que con los fal.

y particulares enemistades ; demos lugar á Jo entendió de estos Religiosos se embolvian sus cuidados, y que ellos en la Corte estaban en grada X a sa ;

i6i

Historia General Dey conforme al peligro que-

sa-j- y podhu- ser comprehendidos. en la des. • racia com-mun, )or ii r-*a fuese .cansa de codos. Entendida de el «Sanco Comisario es* me, de el que satista máxima, ó porque concibiese saldría tan odiados padres ; se desentendió también,

solo- de el empeño, que acompañado con

combite de el Señor Obispo, por no implicarse en cosas maiores: ó-sea de el Señor Obispo no tenia la maior

facción; respecto á que su empeño era sa* liesen de ei íapon los Franciscanos,, y quedasen en él solo los íesuitas, y divertir por este medio la atención y le obligase la fuerza •©••finalmente p ó y coito carcaj culo de el Santo. Bautista; de la-negociación > á de la vida j

í o que no cediese aun.- el peligro íesuitas congratular arbiepos con Ja-maior habilitando

que concibiese, querían el Obisái Emperador-, porción de la

á todos á su regreso; en este modo de una v e z

numero fuesen comprehendidos los Frany salir de

ciscanos-i

dd concebidos sustos: todo estudia.¡.de sabi-

PbUlmu

Tero $m.

C<i? V\

téí

duria se entiende consentir 'en . a c c i ó n , y contemplación, que sintió de esto Platón suplicando la doctrina de su Maestro S ó c r a tes ¿ esto és donde conoció > ó creyó explicar disputando el fin de todas las a c c i o n e s , Ja causa de todas las naturalezas, y la.luz d e todas las razones ; júzgalo por largo San .Agustín? p e r o no juzga seria el afirmarlo te* meridad ; porque haciendo Platón disputable en sus volúmenes á su Maestro Sócrates . áfecta reservar su"notísima costumbre desimul a r , ó disimular la c i e n c i a , 6 la opinión : a-.i no pueden descubrirse fácilmente sus sentenc i a s , á un las proprias d e e c s a s g r a n d e s ; asi govierna la conjetura én sus c s c i i t o s : ipual política, igual disimulación en los iesutias , conocer , ó penetrar el hn , causas, y r a z c u e s de sus o p e r a c i o n e s , seria juzgar temeraria,, m e n t e , contemplando lo l a r g o , y sea el t e r mino, lo verosímil • es pues conforme ¡a que era de el Padre Guz.man, de que l-avicndo Padres de la Compañía cnMcnco) no so.'o r o se valieron de e l l o s , .per© antes, bien mandaron

1б4 ron

Historia

General

De atener por sos.

á los Españoles, que se guardasen de es. Verdaderamente no y por tales los

tos P a i r e s , y aun vinieron pechosos sus Consejos:

es justificación, el que ид Santo Mártir decía ra J o , los declarase por tales tubiese: Confiesa seguir el padre
3

Guzman, queer, favoreciendo sus

tales negociaciones ío mas que se pudiera con. con el Emperador, pretensiones los Señores Gentiles, es que in­ tercederían de modo , que aunque Jos cmbiarq desterrados á las philipinas no murieran * esta expulsión cias, era la solicitada > y el Santo que era huir Qomisario > que la entendió en tales circunstan* hizo juicio, la dificultad honor, aquella al m a r t i r i o , contra su venerable toda

contra sus subditos, y contra

Cbristiándad j y asi con severidad , y entere­ za se retiró de tan obsequiosas instancias • 12 Llegó el Señor Obispo á entender se ponía la pretensión cada dia en peor estado, y que estaban yá los Religiosos en rrftíi pró­ ximo peligro: embió segundo recado al Santo C o m i s a r i o , ofreciendo­ su favor en quanto al.
can­

fhllip'was Tere Parn Cap* V. canzase su autheridad , y Í U S iuerzas; fué tan executivo, que no pudo resistirse ; nahia el empeño el Padre luán Rodríguez, Irtciprete de el Emperador , de que ácon cañado de akun R e ligioso Francisco hablase con el maior exfuw

e r z o ai Governador

Gucntfoin : trizóse

cerno

lo havia dispuesto su lllustrisima, Ja respuesta fué, de que las cosas de el Galeón no tenían yá remedio ; que esperaba por heras el Emperador la carga, que de derecho le rerterecia-: que se irritaba mas con los empeñes ; por que concebía era disputarle su propriedad , y su poder; por e s t o , y por la continuación de informes decía, que todos los Padres y Chrisíornal.
8

tianos havian de morir 5 pero que no se hayia aun expedido sentencia ií con A este llegó Diziembre^ tiempo que seria' el seis~ de á 0>aca el Rey de Tosa, luez que venían de de el Galeón, V. haviendo

el Governador

rundo con la carga

reservado para s i , lo que era suficiente á l i e . nar sus deseos, haciendo parricipantc ál Fmperador de abundantes residuos» á todos dis„ pcr.

i$6 . .

'

Historia Genera!. De

pertd h carga , y todos querían tener en sus desperdicios p^rte 5 II.n. se el palacio de ádu., ladores á u l i c o s , confirmando unos úl Empcra''dor en sus sabias resoluciones, y o t r o s dándole el parabién; o t r o s excitándole á mas y cada u no como le movía su pasión, ó el interés: convenían todos en ser J u s t i c i a , lo que era un perverso latrocinio 5 bien que le patrocinasen las Leyes , y costumbres, muí comunes,, y o b , servada; en'la India, de que aquella hazienda e r a suva , como naufraga en slis c o s t a s : nadie decía, ni hablaba'de haver industriosamente aunque la proculucho encallar el N a v i o ;

raban manifestar los Españoles, siempre hizo callar tales circunstancias la malicia: entregaron al Emperador la pesquisa, que informaba de la mucha g e n t e , y de sus pertrechos de
1

g u e r r a , y Az su gruesa artillería, de quienes ijo podía confiar, por ser Conquistadores de R-*ynos; r e s p e c t o , de que su Rey havia concuiscado la Nueva España, p e r í t , y PhíHpinas, y

••on u industria de emb:ar Rr:i¿íosos pw

dcliinre r lo mis-so era eo el Jason rérníb'e. res»

Wdip'ws

Tere- faru Cap. V*

'

7

pecto de que yácn el estaban los precursores esperando un Galeón tan armado como el perdido en q.ie crecían, Ilis sospechas en las instancias de que se les bólviese la carga; y que siendo ya tan numerosa la Christiandad', era muy de temerse , que fuese universal la commocion haviendo en ella incursos muchos Señores de quenta , disgustados de el presente govierno , á que debía r.tcnder antes que la conspiración por común fuese insuperable . 14 Agitado el suspicaz espíritu de Taycosama cOn representaciones tan fuertes, entendió no debía dilatar violentas providencias; insta, ban en ellas los grandes , y principales Señores j no practicarlas podía inferir sospechas de apocado animo : irritase contra los trans. gresores de sus Redes Decretos, y pronun. cía sentencia contra todos los Misioneros Religiosos : manda que en el dia queden todos
t 3 5

aprisionados

en Osaca , y en Meaco , que se

liaban listas de tedos los Christianos , que asientan á tates e j e r c i d o s ; por que en todos se havia de executar de muerte: intima que
3

Y

se

iú& cien:

1

Historia General Ve' el cumplirnienco • en Ослеп

se «bscrVi puntualmente só peaade su indigna, no necesitaban para El Emperador, muchas commináciones, cum­ plieron Us ordenes eon promptitud se cometió esta su Governador , y Xibonojp en Heneo , aquien execucion con espcciai:dad: de Diziembre y Iesuitas , pu ­ cercaron'pues­en el dia ocho las casas de Franciscanos ,

sicron guardas de vista, modo de prisión en el Reyno ; primer© en Osaca y en Meneo des­
t

pués : asistía de Presidente en el Comventito de Belén de Otaca el Beato Padre Fray Mar­ t i n , con solos trece Iapsnes Christiauos, pa. ra la asistencia de la Iglesia , y Comvento ; corta familia; pero de bello espíritu: pa/i­ la execu­ mandono Governador erabió á hacer

cion ásu Theniente con golpe de M i n i s t r o s , que pusiesen la guardia acostumbrada, y que­ dasen en prisiones sus havitantes; intimóles c! Theniente la Real Orcbn, la que adiv.itieron con presencia de Espíritu, teniendo esto por prin­ cipio de su feliz
(

c i c l a : en Meaco• también ' í£ te,

b i ¿ ¿ \:Í e:­:*::t¿,­i:­r por medio de su­ Thenicn­

Mitíphss.Ter. 9jfié..O¡>
: s

K
t

-psp y ¡sueda»

te i ; f p ? n h enconando XihinifíU

ró:i- cu nriiioíi con la íer nulidad de suardas: de visca los .Sancos Fray-Pedro iihmista , y •T r a y Francisco Blanco > y los tecucos he ROS- Frayde Gonzalo G^rcia y f r a y ~ Francisco' de .San- M i . puelj comnrehendio también la .-execucioh prisión al Sanco F r a y P h e í i p e de las C a s a s , 6 J e Iesus. que havia venido en el perdido Ca« león , y se hallaba en la compañía- de a q u e l e s Santos Padres 5 estaba también un Espatlol princicipal de los de el Navio , y .havia venido á las diligencias de su livertad a Me.ico, b\xa
m

ouc Tic e.ícmpto de la prisión a los doce días fueron, también aprohencidos lo-; ínter p r e c e s , y Cúttioq-t.isíss, con Giros de el-servicio de la Ipbsia , C o n v e n t o , y i kOspIt«íes. i5 Justos en -s ? c:í.i de cVrr.? csisb.m
?

con el S':Hof Obispo ios i'¿ ves <vdt¿ í- :0r^jü:: , y Francisco P ¿ r e s , reside.;
r

;»».; aq-.:s?.
,

üíui 5 y les de Mí.a-o, Padres O : ;.u.\i.;o y 7iMP.:!?-;o k o j i i g u e z .
•::;.^K;>

obit'r/ !al:,;¡ !,>:?
v

;.t. d'

C

i: :i v o s

í

/

' ^--'-^

b s noticia d¿ ía airada

díie;v.b.a.bn

> e el d

IT?

ÍSstoria (Swr<tW¿:,
fc

jBmperador.ún^Medico su coi.fdente;,c©flfe

rendaban sobre cus., noticia, quando fes llegó aviso c i e r t o , de que Fmmandono havia comunicado sus ordenes a su Thcnie^tc pusiese guardas de vista á la casa de estos I-adres; hizoles esto constante un Páge de el rrismo Governador que la havia oydo de la boca de su A m o : con esta noticia se conturbaíon los ánimos ; en qualquiera disposición se oponían gravissimas dificultades 5 si se quedaban irritaría mas al Emperador el que aqui estubiesen quatro Padres 'untos j ligro ¿. lloraban si se huian exponían e l e rédito, de que se subtrahian al maior pelos Ohristianos su orfandad, si les comprehendia la prisión, por que seria executivo el Decreto de muerte: a'comoda, ronse á esto por mas vtil ? y se dexaron i la dirección de sus Christianos: pasaron á los Pa* dres Organtíno , y Francisco Rodríguez ala Casa de el noble Christíano D o n Augustin,y i b s otros dos d la de Sanchedom» siempre con el cuidado de solicitar noticias mas individúan l e s , y especificas. i£ Fue*

i§ Fue el proprio insrfumentp un j£agc de Don Augustin pariente ce un .Músico muí introducido en el palacio ¿ éste se i'ñior^ mó de su pariente, que era vctdrd quanto álos Padres haviaii dicho , y que estaba dado el irrcbocable .decreto de prisión contra Re* ligiosos y Christianos: con estas noticias ciertas determinó el Padre Orqantino restituirse á Mcaco con su compañero, como lo h i z o , dando parte áios otros d o s , que á vista, de que tan Venerable viejo se exponía á un ries„ * go tan evidente, no quisieren se'r menos en asistir ásu casa, aunque con constante peligro ; ya en ella dispusieron salvar los sagrados Ornamentos, y otras alaias de casa : iban s poner las guardas conforme al Real orden , sale al encuentro un Christiano .. Andrés Onca. savara con otras confidentes, díxolcs á los Mi* nistros que aquella casa era suya , y no de los Padres que solo havia prestado algunos apo^ sentos al Padre Interprete para que en ellos hospedase ál Obispo ; que al presente solo se hallaban en ella tres personas de su servicio: con-

''íénf a r á r o n s e ' i o s Ministros con este informe, y tornando por esc rito los ncrdhrevde los tres s'oiarnente e n c a r d a r o n a les tbi B a r r i o guar.
>c

dasen dnue!h c s s a , y con esta superficial d i . ügeíicia se fueron a dar quenta á F.iínnandonofueron quatro Christianos zeJosos á los dos Padres la noche siguiente, y con sus perstiá^ sienes • e sica "es sacaron ú los Padres Morejou y P é r e z , lleváronlos á ' S i s e e n s e c r e t o dexan-

•do-en la Cs«Jsa

á los tres fanones Christianos se

de su servicio. En Aforo no quiso Xibum)o

Jes pusiesen guardias ; notólo F.íKcugava y co„ •mó esta desigualdad contravenía a! orden r e neral dé e! E m p e r a d o r , y que"podia ceder en perjuicio de f -ÍU p : d r e / que por haver favorecido á les' Padres Franciscos > resultaba culpado , si se procedía solamente contra ellos j hi::o car^o ;í X'úimio de la parcialidad , que ::o!o podían ser por cohe.no• tsfcs ccsií'uaida. d e s , quañdo eran vníverstics jas rAcaks e:d^, nes desazonó á XHUKÍ/O d strGvmiier.ro c!c
)

c! mancebo . ' n a x d c nvl de p ¿labra ueron muy dis;ordv*s.

y :c p-rFn-'

17

ФЬШрЬиаТег.Фат

Cap. V\

17

Entendió X¡bunoja j
3

qué no podia de esto lc Casa So
r

resultarle b i e n

si aquel

íoven daba sus q u e
;

jas ai Emperador, y que respecto de la C o m p a ñ í a , y determinó

importaba poner gaard¿s tamoicn á J a íugse un brino de su lugar T h : n i e n t e

que .cxccv.­tase el Hermano

orden no hallo en ella mas que.un

dos D o x i c o s , y algunos sirvientes? por que_, quatro Padres'que en Шасо residían á la .sa­ zón estaban fuera
?

con el pretexto de piado­

sas ocupaciones : mandó ;í ios .Vezinos de el, Barrio guardasen atentamente la casaos cxs­,­ curáronlo con la misma tibieza * que...fué ei. Orden de execucion > pusieron solos dosdso;;i­ bres c o a sus lanzas como de cumplimiento,, v el cabo se fue i dar vernador con 18 sus parte de ¡o hecho ál Со* M i n i s t r o s , . r e t e j i e n d o ai Do.vicos.
%

h e r m a n o , y a los dos

;

Pasó este Govcrnadc­r á ГНУ:'.ПП pa­

ra informar al Emperador de haver .executado sus Reales O rdenes ; halló s! Emperador diver­ tido en h O bra de sus grandes P a l a c i o s : vi­ №>uo, v­ endo presentes i ios Goveinadcres ác

i #4 Éistoria General Ve ^ úñ crecido numero de Señores grandes; ex. jrficósus scntitiientos , deque huviesen permitido predicar la Santa Ley coa tanta publicidad en la C o r t e , reprehendiendo csre consentimiento severamente; á su jjstificaeion tomaron partido los interesaios, y en p r e . sencii de el Emperador se formaron dos Vandos; el de Fungí iy'su hijo defendía á los Religiosos Franciscos, ponderando su gran* prudencia, y cargando á los Governadores la culpa, de que. con su permisión havian predicado publicamente ios lesuitas, y se hauian mantenido en el Reyno contra ios Reales edictos , que executaban su expulsión elogiaban i ios de la Compañía los Governadores afeando quanto podían el baxo proceder de ios Padres de San Francisco, tratándolos de innobedientes en sus predicaciones publicas las que varias vezes havian reprehendido, y intenta" do corregirles se rctrahian de sus disposiciones por la licencia real, que decían tener, impetrada por Funjtn y faranla, ácuio cargo havian cometido contuviesen como sus Proteeto*
: 3 9

res-

ФЬШртлв. Тег* рт, Слр\ V­

íj5

res tales publicidades: que los Jesuítas havian estado siempre mui puniuales á los Reales Man­ datos lo jque siempreconstantemente havian ha
r

liado en sus pesquizas diligentes; comprobó esto Xibunojo cOn una carta áeTarA saba que se leyó en presencia de el Emperador que justifi­ caba el asumpto, у сефа en crédito de los P a ­ dres, de modo que disculpando, y interesando,­ se por estos, venia á recaer toda la culpa en los Padres.Franciscos л no.fbrmó^el dor dictamen con las; ¿expresadas
: 3

Empera*

oposiciones

inclinábase al sentir de los Governadores , aun­ que insistían contra el J adre Organtino las re­ presentaciones de Fungen , y de su hijo , que eran verdades ip patentes: asi se quedó indiferente su El dia o n c e , que fue' el siguiente;? resolución, batallando en variedad de discurso • llamo á Xihunojoy á su presencia ,etiole.el;De>' ereto fatal, de que hiciese morir á todos los pa­ dres con una generalidad tan confusa"» que no admitía exepciones 5 no se atrevió í r^'car

Xibunojo, por no experimentar alguna promptá colera, que le costase á el la vida $ contestó? con
Z

~

oue

w¡úc éi>m® obediente seria diligente en la exeéuéiórr: nO lo l ü z o a s i ypues en ebsequio de áajweífos ¡Padres de iqtrienes < estaba favo reeii dap? 16 r e t a r d o " a n ^ á í j í ¿esto de ¿ prevención Gueiifom jtyaía q t » tratase de su liver. tád e o » eficacia • reñía este en clia íntimos intcreseá f peligraban las vidasde dos hijos, D o n Constantino y y J>on!Pablo ; y con ellas Ja-de m Sobrino Don?Mi§ael, si con les jesuítas, seexecltaba el Orden 3 estaban estos Christianos^en; su Qasa,»con resolución de acom^an^rle^^sut^rtia^a^tdkid pues Gumfán con vivera esfe e m p e ñ ó p © g que no peligraran f t á » amadas;.- prendas?3 determinó ir a ^Palacio
r : f

é todo?^*me4í?Hevó <«onsigérA¿Ksm$c0M~

mvi¿DOR^Augustin yr«áDoír Svmon d¿ Conderaj dispuesíd -también Xihomjo á entrar cuando; esíuvjese<ya?fre parado ha3

lláronle divertido en ella apere, perturbada su imigmacionj es de admirar AÍn animo tan inquieto, en un corazón tan desembarazado desvanecíase en sus imaginacionesi que y:í le hacían áuthor de el e r r o r , sin atreverse á resistirle
r

Wtp'tTtas

Cap. Jfc'

tiríe*, saégificaadoje 4: privadase pasiones/agiía» cteide sa misma confusión quiso* saber­.áSüéi qwellos Gavalleros el dictamen sobre su > s£0k tencia fulminada. 20 féh
y

N o i perdió? tan bella ocasión Gp&s, f­como mui advertido * hairio^coflila J k
£

cencía de Prrvado^coa claridad: que­ ésa m$\ debido se obedeciesen sus decretos , ejeatos. de­ una*recta justicia, con .que loa. layaos: se., fundan, y­ se­, conse|ban^ ¿m o\k ¡serian; unos
x

grandésiílátr©cÍ0K>Si},p©FOí*qtiep*íra' q u a i & p a * Wieasé­' e% mando4rat»áeeesa#ia<.contempla r k é tfc luz de­ noticias­ ciertas^ por* no exponerla i censuras publicas ¿>j e>a £©ji$;tattte.­su, prohibí*,
: r

sion* de la* t e y Gbms*ianay y 1^expulsión, dei les Padres Jesuítas», lo* que­havian puntualu mente • obse^acbu^aquelJos'/i.Religio^Qs.a, tátt c á t e m e t e * , que ;si;¡60n ^ c o n c e s i ó n . , ® per* pístate Superior; .havian ­consistid©i.al^unos, j№ sus do minios^ haviavaido­ con }t$taJ* reveren* era ¿ á ^ a s * justase }eyes¿j Jooa*MÍ resgsecfo ­ 4
v

Real dignidades ­.qiie«Ap; s&iq s e ^ i n ^ ^ s t f i í u * d o de­prsdiea^ ^ d e « | $ f i f c j . % 2 " pero?áitn havian de­ '

i 7% depuesto modarse

Historia

General

fie acoque Patrias i

sus vestiduras p r o p r i a s , por mas á ias costumbres

nnáüna intervención

havian tenido en ci Na-

vio n a u f r a g o , ni se io premiarían ios interesados en cj j pues aunque se reputaban una cosa con ios Españoles, el de G o a tenían mu i distintos res» p e c t o : venían p o r camino mui distinto como
5

y no tenían conexcion c o n los de

Phiiipinas que havia mas de quarenta años est á b i l en el Rey no, sin que en ellos se huvie. se notado la mas mínima infidelidad á la C o r o na j antes bien se la havian conseguido eo„rréspóndiencias mui útiles con el comercio de los Portugueses, y con-'la amistad de el Virrey de h India en sus repetidas embaxadas.á todos quantos sena* que estas eran noticias muí c i e r t a s , y verda, des mai constantes, viarj interesado en su t r a t o : que asi no parecía mui justificada la sentencia de su Alteza, si comprehendia álos Padres íesuytas en sus enojos i que seria bien se explicase en ella su real inteligencia, por que se conocía, y ad^ vertía bastante confusa, no p o s t r ó '"" " ' " " cí E m . P
c

'

fbtlifmas Ten fart,

Cap Y-

^79

perador en estas proposiciones disgusto , y es* to fué sufisicnte, á que continuasen los acompañados en los elogios: hacíalos el Empeíac'or feuen semblante , y como quien se conventa de tales razones; mostró rehdirse a sus suá los pala plicas j confirmó su sentencia contra los padres Franciscos, y exceptuó de ella dres lesuitas, con tal que no predicasen la

Feé Catholica 5 lleno de gozo á Gumjom victoria j

libres los,Padres de la "Compañía por haver deshecho las repre„

quedaban también sus hijos> pero á un mas triumphantcs, sentaciones de fungen, y de su-hijo, que r e , nía á Taycotama como absorto j mas manda la immunda embidia, que alcanza la pura bencfU ciencia > detestable, es la falacia de espíritus malignos, que debe precaverse correspondienJ cia de el riesgo j en oir la doctrina, y consejos saludables no ay peligro s dicese de Protheo que se convierte . en todas formas , persiguiendo, aisocorriendo Por falta hostilmente falazmente, y en iguales, dice

ano y otro ofendiendo 3 y agraviando » de empeños

18o

Historia Generai De

alce el Padre Guzmart, perdieron los Religio. sos de San Francisco las vidas: era mui probable , d i c e , qnc si los Governadores no cscon el Tirano de ma-, tubieran tan disgustados con los Padres Des., calzos, intercedieran rièra, que no murieran i aunque los embíarái

desterrados á las Philipinas y no explica él por ^ue estaban disgustados los Governadores por rio descubrir involuntariamente sus infiuxos, no el que su predicación por publica èra ma^ récivida , pues la de ios lesuitasi sirio quieren, convenir en la nota de--osiosos / no podía ser muí recatada ¿n sus devidos exercicios : cbm veri gamos en que ' s i ran
t

y que no -íes hiavie;

faltado* medios, con que librase de tan según sti noble*

apretado lance, y que huvíéran dado gusto á Taycoiarna en su intercesión, índole: sos eh s t bis cori u te átesele- de T i r a n o , pero no áy caque le convenzan de cruel;
5

ó ini pío : no los tuvieron , por que no los solicitaron, y no los sol'tsitaron, por que «Q quisieron 5 cía a muí costosas , se havian de Rey no: ser con la condición de salir cspulsos de el

y

f l c y n o ; noquisicipn cojtfcfmai.se á este sjglo j rcloímados en la .novedad de su entendíjmicntOf, solo atendieron á\.probar qual era la yoÍuntad de D i o s , que c©sa;*en?tal frangote era buena perfecta, y de su divino beneplácito ¿ á esto ofrecieron sus vidas , vefdaderjpl sacrificios.
?

22

Obserbabaestos\'^vim}t$tp$i%ifynj$
; ;

1.14: puerta,, .y luego que . p y 9 ^ e ^ i | ^ / . í a mente de el Emperador* curro á hablar al |níperador , como 4|í^í^ndp, la[ciec^apn -,¿¿ ]asenj:cneia! antecedej^tCi, y ^gñJGr¡do ípsmismos pasos de engrandecer a los lesuitas, y de oprimir á les Franciscanos, pidió ía v|tüna resolución de si devián"ser 'confprehérididds e s . estos; n o , {eipprjcjió «ej^gn^rfdor,¿ ñjngunia queja tchgo c d h t f i c l l ^ Rey?

no cpmo ^enjtc'depájz j ^mpleífi^ chactamente mis ordenes no cd'mo' Icf^"Be PkiírpiíiXsV<q^e dcsvergdnzadaménte atrepellan mis mandatos ; que puedo esperar, sino e*s qué se levanten con el Reyno ? y por que el Interprete Inan, que era el Padre Rodríguez no tenga aflicción
? >

í5z

Historia

General 2>* presto un

cion al oír escás nuevas, embiadle viejo

hombre, que le alivie en el sobre saleo ; y al que esta en Meneo ( que era el Padre O r o a n t i n o ) le diréis, que descanse, que yd perdono á lps que están en ISLmgisayu con el Obispo . 2$ Declarada asi la sentencia, doblé" las guardias á los Religiosos Franciscanos , y que fuesen niui seguros; no fué menos diligen* te en quitarlas de los Iesuytas, dexando susca. sas libres.- esto fué en la lurisdicion éeMeacoj no atreviéndose i la de 'Osata > donde las tolera, ron hasta la execucion de ía sentencia los tres Santos Paulo Michí, luán, y D i e g o , inte, resando en ella á estos t r e s , por que los l e saytas no se expusiesen al peligro j pues si el Emperador llegaba á entender, que en Osaca havia de estos padres, quando solo entendió havia en Meae» con su Real permiso, era exponerse á su5 iras , y todos lo juzgando, y bieo , le engañabanpadecerían, que todos

fhUtphas Tere.
:

­Фагйвар, VU

Щ

• ­ ЧЗАРГГУШ V I , i
De Unte ^Ugkioí afáneseos­ queim seis indnidú? Ш У Stntsmm que efectuó sn glorioso^ Martina»
k

"TF""*­ '

^ r " l S­preciosa la muerte de íos SantosJ á Щи'тш es concedida tanta gracia, y p r o l o ­ gada 1a muerte de iesu^Chnsto, que para adquú­ i irla j sin difeuitad ofrecen la suya ¿ mostr a n * do en­sus usos, que lo que antesera cons­ tituido скрепа de e¿ pecado, es de donde los fru­ tos de Ы Justicia son írasuberes y abundantes pero quien con tanto diicrinen con tantos ríes* gos proprios amaría á Cbns.to, «in ja aban., «íantisirna grada de ¿1 Espirhu Santo > que es. pira, ó inspira­£us üctonüs!) donde quiere * tan­ to que hace,,, que si Isgrande Victoria, íes de­ bida i la Justicia . ¡Ja palmasen todos los R e , ligiosos Franciscos : .parecía, insudar un mismo espíritu ¿ pero no Jo legraron efectivamente­' ,todos. 5.'. comunes |uero« los., se pimientos, pey
э s ;

Aa

ro

184 ro el

Bistorta General Ve nani singulares l©s gloriosos tritimphos: con motivo de haver emferniado el Padre Fray curar mudando temperamento^ le hizp^

Agustín Rodríguez eñ Meaco't para que se pudiese presidente ¿e Nan^pai¡m_e\ Santo Comisario y que el Padre Presidente actual Fray Geronimo de Jesusj ocupase su lugar: púsose con es. i r disposición este Padre cú camino, y áVjas inmediaciones de Osata supo las prisiones de sus hermanos > y como no estaba en un C o n . vento, ni en o t r o , no.pudo ser preso con ellos; entrò en Osaca atrepellando peligros; ocultóse en Casa de un devoto Japón > avisó con el de su llegada ál Santo preso Práy M a r t i n , consultandole, ci como havia de proceder: el Santo Presidente, después de noticiarle-de t o do , le previno , que mudado el ha vi co, se o . cuitase en Casa eje un Christiano de noche : con el nombre, y las señas acertó la Casa * ocultóse, y disimulóse en cija con Fray luán P o b r e , y otras personas de el Navio : tuvieron por importante, volviese i Hmgu&jui Fray Geronimo, que solisitase algunos partidos á ~ "' ios

Tere. fart. Cap VIlos

3

85

Españoles con los Portugueses sus paisa-

nos ; pero eran otros sus deseos 5 escrivíó á su Santo prelado por tres vezes, para que le admitiese por compañero en su prisión : res_ pondióle primera escondido, y segunda, rogándole y instándole, para que se mantuviese ; çn lapon ó con compañero , o solo,,. para consuelo de los Christunos; y no siendo suficiente le resistió la tercera con, lo ,estrecho de un precepto dé obediencia, aja que sacrifico los ardores de su espíritu , y se mantubo Oculto a fuerza dearljitnós ingeniosos. 2 Los tres,...que^'habitaban, xn T^r^.^.* am Fray Agustin Rpdríguez F ray 13artholome R u i z , y Fray Marcelo de Rivadcneyra , esperaban por instantes Ja misma suerte y respect o que eran unos los motivos, no dudaban fuesen, las.providencias, las mismas: fueron muí distintas contra todas sus esperanzas recivió el Theniencé de Governador ja. explicación de los áeáles.decretos, ordenaban ..estrechamente,, que no consintiese, se predicase la Ley Chris; ''tîana en íós "higaVes de su'govierno, ni perAa 1

mi.

i8<j•'

/ ¿

¡fflstvm

General'Vé

mitiese pagase Religioso

alguno con este fin contra ellos el

i las parces de Meaco: declaro á los Padres de la Compania que no procedia Real E d i c t o , que les permitía vivir en aquel Puerto y advirtiólos, que solo cuidasen de los Portugueses, que no predicasen, ní hiciesen e„ xerciciQS de Religión con los Iapones * encargando muí mucho la puntual observancia • 3 sacar Con el Convento de San Fran. muí de otro modo > embió á de el á los Religiosos sus. Ministros.,.y cisco se porto

que los llevasen al Navio de los Portugueses., valiéndose de fa fuerza * si fuese necesario > mando al Capitan
9

se entregase de ellos, y los al instante con públicos

llevase a Mtéap . QÚ la Indiai que si alguno se huyese se solisitase h ìurisdìcion la orden sacasen uso, pregones, y se entregase al Governador de donde fuese hallado : executóse tan apretadamente, que. sin. perni tir sus papeles, y pobres, trastos de su por las Calles con rigorosos a.

los llevaron c o n afrenta

publicas : hizose h entrega

psrcibimicntos; publicóse un gando con pena

<Philifinas Tef e.

<P^t,'€4^y!^

ti?

de. ja yidaj

que..ningún. Barco sacase Ríligio*

so alguno de el N a v i o , á poco tiempo de es|& prisión les llegó Carta de el Sarjtto Comisario * . . m que mandaba, que para áliyio, y cpnsuslo de Jos­ Christianos, se quedasen algunos, Josquepu diBj. sen, escondidos,, y disimulados^ .pero­con la§ disposiciones de el Bando, y i se tenia cstAordea, por imposible:.no obstante el Capitán estaba sencido notablemente de que le huyesen;; mcndado la guardia de tániS^ntos B*esq$fcp$?§i era el temor invencible deiperfiersc con el N % vio, y con ágenos caudales, en que est*b&¿$f$» resado ; animado de Christiano..5;el0'i cUó &$n$% para que Fray Marcelo por m­as.iB^spjiy F > O busto, saliese fuera pa/a cumplir,CJOA¿o4*% puesto por el Santp C pniisarip , .nayi a n i m ^
v

so salió, de el Navio; CU ,trage c^sirrj4^a4<3h* y andubo escondido entre á r b p k ^ ^ # W %
s

tórrales. ;

no ¿ra es.t& raetbodo para ­ y i ^

^mucao tiempo manifestóse a un Gentil ^eo,<* nocido, que le encaminó..­ dentro d e e ] paiz^ y se dio á conocer á los C hastíanos; era el pelior© en ocultarle * " * " "
a

«íf№10*^..todcMe,/ f$ C " " " ~ cusa­­

tíí

Historia General De

¿iisaióñ exponerse a tan terrible riesgo : fué. íe iorzoso. declararse á dos Portugueses, quie. ües. temorosos le instaban se baiviese al N a , -Vio: antes de resolverse le tenían ya cercado ios Ministros de lusticia , que reconocida %a Tuga con espías diligentes le solicitaron: íesHtuyérohl^ á la prisión, reprehendiendo sus ieseuiios al. Capitán - para evitar estas fugas fjftsi&ott en é i Navio guardias, con el orden istíféchd de no perder ^amas de vista á los Religiosos j Fray luán Pobre hacia vivas diivgebciaspara ser comprehendido en la dichosa; suerte "Üe sus Santos hermanos ; entregábase- voluntariamente a los Ministros, impedí, ánío losEspañoles y le guardaban estrecha* ifieníte ; esto' fué la causa para que le halla* sea ' o$é'tenián ordénes, y con la de ¥a* ' j ^ f ó & r f e e x ^ r a ^ o ñ » y le pusieron con los ofcrds trei a buefi recado > y con la misma guardia v en cbñck perseveraron juntos, hasta que les É e r o n libertad en Méaco'• 4 Dekfc i o s ' o c h o días hasta Jos
? 5 11 : l : : { 7

t í cinta de Diziémibre estuvo la persecución nuit

VbitipnAs Tere. Tart.Cap. VU

ify

muí silenciosa, sin Otras diligencias c/iclas de guardias vigilantes : llegaroncíe Viendo í.Om. saca en tan mala ocasión los Españoles coa su General Don 'Machias, y éj Reverendo fray; Diego de Gucbara, y Fray Juan Pobre 5 des* pues de veinte días de viage¿ estaban hospe. dados por instrucción de el Santo Fray M a r . tin en Casa de un Christiano devoto j sacáronlos de aquí violentamente, y los arresta,, ron en la de el Rey de VranM' ;

liego la

so-

lemnidad en la Pasqua ¡ '.y ;¿eseatór Viyataente celebrarla en el Convento de:Bcfcn, para con el Governádox Jo que interesaron el favor, de unos señores Gentiles, que facilitaron los permitiese la asistencia, aunque siempre con guardias de vista: era dia de Pasqua, quand© llegaron según la quenta de los Iapones, que e'ra para los Españoles la víspera\ y conforme 4 la variación de los dos Kalendarios, celebraron ¡ dos vezes la festividad Santos de ainof Religiosos desde repetiendo la Xiisa escrivieron í media noche: varias cartas los

sus prisiones llenas saJu.*

divino, y consejos espirituaíefc, y

st%dsbies-s .espe­sí a t e s a r eí Santo 'Comisa­ rio fe ©«for'faado , y y i vifieanda espi ritü simen ¿ té á todos¿ goizaban bastante p a z , y quietud, á\fexéepcio» de la­molestia* de > las guardias , qíle^áuit^ asi no profaivian tes visitasen Chris t i a r a s , y gentiles
: 5 1

• i^í ; Suspendía Taywstíin* ]a.*xecuciQ.n¿ c o ­ ' m® 4§ue,dMjatafea proferir sentencia de muerte ; • rjts íéía «ae^genip sanguinario , y Ús de creer esperase\­se interesasen en ái libertad los­ PrWpesy jííéO»wfl!Bandose; con' una expulsión ssafQ 4é>'éx$l &ey©0£ violen té estas, perezo­' s&r­dú&ti&Q№S­­Xtá№fí­ (piien viendo indulta* dos? i Jos Padres <*& la Compañía, y que para los; Franciscos $.e badán tanftbien ocultas dili­ gencias^ í­noyio furiosamente S Emperador ¡ psm que ^acábase de resolver r; porderó ele­ ganí;eirieíite/ los daños ¿ que amenazaba?! i su persona* y grandeva X sí se<u:e:tardaba • la. mu* • crtesde­lOfS padres de? Lu^óflj con. "tanta vive*' za j v en tal ^casionv, >que Juego .toando 11a­ i^­i'^¿w,iiej:{P«e§to:>é«­.su presencaa, i le man* d$ el ­№§30 d m . ; í r e i ^ ^cafea^e.HSin^pef'ajR­' ,. ' ' mas
; j s :

'Pwii^nás

Tac-.

Parte.

Cp

VL

l.pi

mascón aquellos presos: que Ios.de i)saca los pasasen á M e a t o , y con Jos de esta juntos los arrestasen todos en la Car zel .-publica 3 de allí en Carretas los sacasen á la vergüenza, áfrenta grande en lapon ? y á..maior ignominia les cortasen Orejas , y narices, para que asi saliesen por la Ciudad en.paseo afrentoso: lo mismo hiciesen, por las Ciudades, que pasasen basta Hmgasaqui, donde havían de ser crucificados, llevando escrita en una tabla, y-delante..de ellos la Sentencia que decia asi.
6 Maulo castigar a estos , por que predicando vinieron la Ley no se de los Luzones ton titulo de Embaxador?s, y se que. daron mucho tiempo én lapon, dt-los Cbriwimos'-, que yo ten 00 prohibida,

promulgue ', y por levantar .Iglesias , y hacer descor* ttsias , después de esto mando, que sean crucificados

en Nmgasaqui-BÍCB halló á los Santos

prevenidos

en prisión que

Mártires atentos en útiles Emperador, estaban en

reflexiones la Orden de el

executó promptamente Xibuuojb' i do con otros doce
a

Meaco^ los Cinco Religio&os con su Sanio Pre¡apones que en la Lisi

Bb

ta-

\$i

Historia

General Ve

t-a'vlcima quedaron escritos sus nombres, excluida una confusa multitud, que instaba en lo mismo: embió pues ei exectiror nistros para que á todos cárcel, en custodiados á su Casa, me estaba la Real c i ó n : hicicronlo e'n ios Mi. bL lo¿ lieva&en oque

donde ¿ e piesu* > con esta

ocasión pusiese en la cárcel Real su habitacon tanto estrepito, que alMartirio, Martirio borotada la Ciudad, gritaban los Christianos concurso í numeroso,
;

con tal ruido llegaron los Ministros á la I g l e . sia quando aquella Santa communidad estaba en el Choro rezando Visperas ; acabáronlas dando gracias ala Divina Magescad, entendida el fin de el alboroto , por sus favores incomparables : tomó en las manos el Santo Prelado un Crucirixo, que estaba en ef C h o r o ; be. solé tiernamente los pies: enarcólo este sa-

grado estandarte de nuestra Redempcion,

y

co nerizó á capiranear aquella-dichosa Compañía, y se entregó con sus Ovejas á aquellos caraice*ros Lobos 6 Ministros; maniatáronles con sogas, y cordeles., sin que perdiesen su mo-

Thiftpinti Tere. Pan.Cap,

y.

i$ ;

modesta gravedad ios Religiosos ; no querían admitir á los tres Niños A c ó l i t o s , Antonio , Luis, y Thome j era pues èia el muy tierna su hedad , maíor solo de doce años, y cau-

saba compasión á la crueldad de tales Iapones, p:ro me ron tales sus ruegos, y lagrimas, cue les fué preciso incorporarlos á los demás ; dieron después sobre los D o z e discípulos, cue conforme iban respondiendo ala comveeación por la lista, los iban enrredando en los cordeles : faltaba un Mathias, que ala sazón como Limosnero estaba en la Ciudad, y como Dispensero solicitaba a los * taban, Santos Religiosos algún alivio en la devoción de los fieles i griMarhias, Machiss, y viendo no respondia, lo hizo otro Christiano de el Barrio, y de el mismo nombre j que les dixo", yo soy Mathias,'y sino el que buscáis, bssta que me llame como'el , y que sea Christiano , pr ra , qve que me admiráis en su lugar : cansados de

vocear ios Ministros, ' y considerando, y le enlazaron. Bb i
v

era lo "tipismo uno que otro , le adi-niticren,

7

En.

Historia ' General De 7 Entonó e! Te Dtum ¿audamus el Sant o Comisario y todos de rodillas ante el AL tar maior finalizaron devocisirnamente aquel Hymno tan s o n o r o , y tan dulce; fué acción de gracias por tan señalado beneficio de escogerlos. D i o s , á que muriesen por su c a u s a , testificándola con su propria s a n g r e , libres de el p e c a d o , hechos, y constituyelos siervos á Dios tiene su f r u t o en tal s a t i s f a c i o n , á que la vida eterna e's el f n ; levantansc de aquel sitio guia la procesión con el árbol d¿ la vida el S a n t o C o m i s a r i o , v a l licuar a l a Puerta se despidieron de aquella Santa morada can. tando el H i m n o , Ogkriosa Demina á su tituhír la Rey na de los Anceles implorando ásu Matcr na piedad por eficaces auxilios; f ó r m e s e l a p r d c e s n n en una c a r r e r a , atadas á tras las man o s , y para caminar á pie en proporcionada distancia t proseguía, el cordón por las Caites •publicas j al pasar por el Hospital * se detuvieron nn r a t o en una breve commemoracion ala Se l o r a Santa Ana su t i t u l a r , empef.ando su favor con aquellos miserables l e p r e s e s * salían
5

i £4

Tro-

№i!ifmas*Terc,Tart*~Cap>

VI.

\J­p5

" Tropas de gen riles á la novedad de tdn IÜÍ„ dosas prisiones, contra lo común ¡ucron ex­ p£ctaeülo de veneración, y compasión.­ un Gentil solo fué ei que tuvo vnor á poner jas manos sacrilegas en el Santo C omisario dioío un gran golpe, de que quedó makrajado su cuerpo j respondióle mansamente­en el idioma • la JOII ' habrá quedado Vsted 7nut tanyido de el gol­ pe qu? ms halado­ salían también tropas de Clir'is* líanos, que sin temor alguno profesaban á v o . zes la fec C atholica , besaban les pies, y los liavitos.á los Religiosos con tanto tropel,.que necesitaban reprimir agolpes estos piadosos ;í„ trevimícntos bs poco compasibos Ministros : llegaron en fin á la Cárcel publica, en h que exercun su Apostólico Ministerio con los que iban á visitar y con ios que en ella estaban detenidos.
: >

8

Pasó el Emperador á Os acá

el día

;treinta y uno de Díziembre para registrar su rubrica nueva t. luego que con la ostenta­ ción acostumbrada á la Magestad fue rccivL áo, mandó al .Governador ilebase los presos

i$6

Historia peneral Dé

de aquella Ciudad á la Carqei publica de Mea.* co paraque Xibunoio: e'n todos executase su sentencia Com, estaban con guardias el Santo Már-

tir Fray Agustín Aguirre con los tres la Casa bermano de la Compañía Coadjutor

pañeros de el servicio de Casa / y Iglesia: én estaban también el Michi, luán de todos siete fueron paulo

G o t o » y Diego Quizay j inmediatamente dor de Meaco, el rescate

llevados presos ál Góverna. que se entregó de ellos en la pupara vivas, y con

blica Cárcel: hizo el Padre Organtino de los tres de su Compañía y exquisitas diligencias, con suplicas, ofrecimientos de o r o , y plata,

pero sin erec-

t o ; incluyó Dios con alta providencia áestos tres en el numero de sus Santos Mártires; no és de el que c o r r e , ni de el que quiere , si gra. mito efecto déla Divina ron en Cárcel misericordia','Henar se postraron á el numero de sus escogidos: Luego que entratin dichosa, los pies de el Santo Bautista, cotf espiritual g o z o , y tiernas, y afectuosas lagrimas le su, pilcaron
}

que pues se ofrecían á la protección

WilifiMs Tere . Tari« Cap . V .

7

on de su Reverencia esperaban alcanzar las pretensiones de su deseo, que era morir por la Religión Chnstiana, lo que no podían me. recer por si solos: el Santo Prelaao con piadosas, y paternales entrañas los abrazo á todos, y admitidos á su compañía, todos sc„ dieron la en hora buena, y se abrazaron mutua, mente, estrechándose ¿a alianzas de dar por lesu Christo sus vidas: asi como no áy quien no desee alegrarse, asi no ay quien no quiera tener paz, y sosiego: aun los que solicitan guerras, no quieren otra cosa que. vencer• quieren peleando lograr una paz gloriosa; que estavictoria ; sino es una sujecio.i de los quercp:.iomn. Lograda esta, és cierra la pazj con esta intención se hace. la. guerra por los que estudian el arte bélico , y procuran , exercerla, mandando, y batallando: por lo.que la paz és el dsseado fin : este era el de núes, tros Campeones belicosos, y asi mutuamente se animaban á conseguir fin tan óptable, impe, rando, y executando en los mismos vínculos de una fec', y de. una -salubérrima. Charidad: ád.

ii?8. Historia General Ve admiraban i ios Gentiles sus p:.the tic as exhortaciones, decían admirados: de doude há.sa. hdo tan be i c o s a , y tan valerosa gente? en donde se hallarán hombres de tan m e r t e , yvalerosa constancia ? que tan alegres é'sten en las afrentas, y en los tormentos c de aqui in-, ferian muchos ser cierta la esperanza constante en la Bienaventuranza; quedaban asidas muchas almas á este . pensamiento , de mojo que no havia fuerzas humanas para contener Santas osadías, ñipara despedirlas, clamando á gritos por la muerte en defensa de la fee Catholica ,\ 9 En esta prisión fué él valor de el Santo Paulo Michi, haviendo sabido las di. ligencias que se practicaron por su libertad, en que se havian interesado el Padre Organtino , y los Christianos con los Covernacores^ alegando estaban presos por yerro de quen, t a , .respecto i que el Emperador havia ex ceptuado. á los déla Compañía, y r^p atreviéndose a tratarlo con Tnycosama) quedaron cora prehendidos en la Sentencia j informado

fb'diplrits Tw> ? V f . Cap, VI.
, pues *fe esta , flcgociacioo ,

igp

les cseiivió una

Carta llena de qucxa* amorosas; este es eí amor* que­ rae t ^ i s Í les.^pcia», ie's posible.,­ quedebie^o;Oj$i regocijar, y bendecir rícoidia la mise­ ше tres Clips , por uu, s ^ g ^ r , f a v o r ,
;

queras privar de el * baviase detenido días por esu .causa i& superior llenero Xifaw)*} iq
:

¿intimarlos

prcíen y y e n la nbche de el dos de que dispensando en la un pedazo de oreja les sacasen en aquel ri­

Jes intimo el Tbeniente Ja nueba de,

chración de Taytosma, L e y , solo se les cortase debían gor

siniestra, y que por Ja diestra, ynarizes, que también ser cortadas, Carretas á la vergüenza, e'ste afrentoso la noticia, y lleno y singular supliendo

castigo ­ fueles gustosa i todos escogido el Santo e'ntre. del

agüellas almas de un puro>

goza j exhorto por haverlos

.Comjsori;) á Ja acción de gracus á la Mages. t$d divina), naiíJafes, que íp deseaban lo i la Cocona

Sipufóse pues el día tres de Hene­ "С с Mi'

^/>v,fteror>^^ongi­egatjdose , en la Cárcel I9S

ioo

Historia

^?&ra4 Pe
r

Ministros de justicia, y agompafíados de ellos, y de Soidádos, fes manos atajas atadas ios He. varo ti po r 1 as C afss ­ratina pu blbft*, feas* a pairar en ÍGtás№&Mé 4 un $n<­p£da­z0
Á

gran, ­ptaza > ea q\ £

tempfo deíd>40$ '­ájbw­sér­ el sa^riñeio; preve­ nidos i o s ••Verdugos eoPt#rati la oreja siniestra a ios tes bí) dos Mártires > luego
a

de

inv^sfos, y «Obstan­
SH^ZO

que

cofrcr­la intrépi­ los

sVngrc fueron t re$ los clamores , ­que fcc de­ temer algún tumulto i U­'gaban b s Ghrisríanos, recogían la sangre, lim­ con panos ías­heridas;. atrojaban délas orejas los Verdugos

piaban

pedazos , y trozos •alguna» é\ Niño
r

recogíalos la devoción /sin que perdiese parte Thome con mas animo, que el que prometía su edad, cogió su pedazo de to no mas has cortado, c o r e a b a s siguieres* y hártate de nuestra sangre: ¡ñola tubo mií» cho tiempo » por que se la arrebató un Ga * Veiiu­s ' de­ tholico 5 prendado muchachos y qu^tr© reliquias ' " " " de la animosidad de­ ti que . f e o ­ " ' " "' desaparecer'•' k ~~ '

oreja, y mostrándola ál Verdugo le decía­ es­

no pudieron lograrse estas
3

tph'rtíftbias Terc> fnrt> Cap, Ví%

i&L

devoción \ solo las t r e s , de los de la Compañía que un Christ-iano llevó ai Padre Oigantino. Óispusicron los C a r r a s en que debían ser pa3

seados estos Santos, que «en verdad eran singulares t?riumphos> pusiéronlos énicllos, y c o menzó el paseo llevando delante escrita wna T a b l a ; íkéfí cu grandes J y legible* caracteres la sentencia en tres en cada u n o q u e ti* raba un Buey sola con un grande ácempaña* miento de Militares guardias; asi comenzó, y prosiguió-por las-publicas, y «fas (Jallas sa} con de seo . que se ofreció 4 un mas frequema* paw concurMtaco éste extraordinario innumerable

diversos afectos,

de-compasión u«

nos , de complacencia Otros 5 unes, se, lastinliban éón gritería de un paso tan tierno , y -otros voceaban,-estaba Christíaiios bien empleado y los y explu pregonaban la injusticia

caóan la innocencia-; duró esta S'cena bastí restituirlos á la Cárcel j descansaron aloo de Ja pasn.13 fatiga,*!íbres las ramas de las amar radtu -ras efe sogas,-y cordeles; A fué este basca c| ..' simiente pqr ía • mañana.-

Ccz

n

Mu

ioz n

y

Histitia

General

Pe
icjí*

Mii

temprano fue á U Cárcel un nu*

moroso tropef d e Soldados , y Minístfos i

te raro n el atarlos, las míaos, a jas. espaldas} sacáronlos, y- los p i s a r o n en> uno* Cavaiios. despreciables, y oon aparejos vu.es que ade^
}

mas de las afrentas causabais molestas» morti* fijaciones) ge, dobláronse las guardas]; para? ei víay fue' necesario por numeroso, concurso

fie gente , mas doble co la Puerta de ia Ciu» dad donde filé b turba innumerable, en.que
5

compadecieron y cont rispar©** mucho, al San* ta Bmcisca heridos los u^os, y otros mp« y-hapor Üdosagolpes, con que abrían caminos á aquella, santa compañía s Uegaro-nk Tuúnu sin detenerse i Orna* ser pasador del frió . viéndolos paseado, por i->s calles, prosiguieron
3

lo. mas rigoroso de ,el> inmuno,, y tiemnieves»

p o cruel por ¿as nu:has;, y continuas nes, so,

fueron puestos en ia carecí común dé Ladroy malhechores: tomar-do algún dése?», y un leve alimento los cacaron, al acó5«

tumbrado paseo, que por ser Ciudad populo, s a , lie¿na d¿ EsEtaageros^ y^nie'íeadetes^&ié
!

.

•™

nía?

Tbilipinas Terx*.-Part» Caf^ VI. cumplir

2Q£

mas publico, y afrentoso j pera era prcsiso < la sentencia , y la execueion .%dab%>
;

priesa 5 acabado el paseo tuvieron el; desean-., so de> k cárcel. en ¿onde ios guardaron, aque^
?

ILt noche sin solicitar é $U9 no leves necesi^ dad^s alibio y suplió este defecto -un hjio-de^ el Gobernador y hijo de Espir-Hu, de fray

ciento,
y

Aguirre , que con-...otro* recién^. bauti-j

zados fu: á la Cárcel en busca de su giQ-riQ^ so Maestros no fué difícil la entrada
t

tiendo una abundante refleccion > aliviare:». 4 los Santos pacientes , y m estubieron.aili, g.o, zando de sus conversaciones sus bien hechores12 petando Lijo de Estaban en Q saca
i
a

espirituales-$

y. santas, con ¡as que dieron-, las gracias £ ios, Españolas es,
£ina\t-

h

posee-ion de el. principe , €ju"e se
v r

Tájeosma

WZORCQRT

un ,sobe.r^
5 t

vio paseo , y ostentos.®:: > por si ton esta >oca, sion celebré podían.lograr de,.el algún despacho f a v o r a b l e ,.vieron,con.acjmi

Emperadpy
t

ración esta grandeza.Í y áífontinuaciqn: coa

tienes. Jagrisia*. e¿ humilde...de Jos

sar.tjs, M a ^

Historia General Ve

tires; intentaban acompañarlos, y consalar*, sé con ellos en h s comunes aflicciones , no lo consintieron l&s guardias, y los retiraron ál g&ftefo de el R.ey de fraudo, Casa destinada aVstf bospec^e^ de donde no les permitieron salir ni á un para hacer; sus acatamientos, y v^prcsent^toties al Emperador : trasladaron. Ws- á Wiitgat.Kpii , para que se restituyesen en Manila dándoles para en. f iéém ocacion á ropa'mojada^ y medías, por •tenerles alguna i|ue ÍK>'fés erar» de vso alguno. ffíorttiicaéibn de paseas Coif tanta atravesaron los g l o -

bososConfesores de Christo desde eí Cami y iÉt'tjófte» hasta et -Xw»a y su Puerto mas cefcbré ; iban siempre con la sentencia delantc¿.
n

*ftte ¥aé nueva sentencia de muerte? y e r a :
#¿r ^rjwr qttdkto tipos hombres Vinieron de (as Ltf~
TifuU

j$>&i con

de- Bmbaxadotes, qw

y Ley

se que de ¡os

en frteaea pre>licand& bi
t

Wmstidn&í

tes años pasados fó prohibí
y

•lacrosamente riiáhtd® faltamente con- tés ek ste Ley l y

que sem qtte

Justiciados
s

fútpmzs ,

e hicieron rán-

asi estas pe inte y ./¡natro' se-

?J>iHj>ms­ Tere. Pan C*f
jfot

V4.

Ш

­crucificados en Kangauípti

ibut№^emt~

i*> л prohibir la dicha
а

Lej¡ ,.pnra en adelante*) G*MO a +jue~ tu­ Щ­
de cercho

]> га que Venga Л noticia He todos , J» maneo J¡M da LLO • и
t

se ехеше . í и ,aljum fuere
íUgt/icraciQü

bí.mtat este mvidato , & los veinte­ dias de U \B­iL. «

sea castigado ím am шкета éctm *

. Mi prtmet

Havieudo Ücgadoala Ciudad se entregaron con orden de el fármpe­ para que éste a c a t a ­

goy.t у

г ador los Santos í Г * $ л » ( * и Г ^ ^ п о . <lc Governador Ttre^b'a, se finalmente la semencia en Kang4saí¡un af­ inen tárenseles dos Compañeros en el c a n i n o , que se hicieron participes de sus coronas : fué el caso /que entendiendo el padre OrgantiuO el trato cruel, que tenían en las Guardas los pacíentisimos Siervos de D i o s , mouido detitia fraternal charidad , y de una cérnpasion , ­de que desfallecerían en tan dilatado camino , dtís­ ' pacho á Pedro Cozaqni con una buena lirnós­ í n , рзгз que remediare sus neecsidades

crftél

• fiage ifa

ftu§so*

• Afilió

'gustosís mo МЬвй i

<2ó>

Historia Gemrd

í)e

cí encargo , y quando salía en Mtacq .este fe*, voroso limosnero* le salió al encuentro otí<Q '•Christiano­, no menos fervoroso, desechado en la prisión primera, aunque domestico de

los Padres Franciscos, á quienes havia servi­ en el oficio de Carpintero muy obsequio­ so , conocido por el nombre de Francisco Fa­ lename; trató Pedro con el de­su comisión, y Francisco se le did por compañero con el fin ­deittíoivY losados por la confesión de la F e é , ­ •jqiié « i t i l servicio era muí consiguiente» líega­
f

*№ti*¡®nbrevedad

á Jos Santos Mártires,pos­

tradosá?suspies les explicaron el.afecto.» con «jufe^en tanta penalidad jes venían á servir, y )«áe las­prevenciones, que trahian.de el bien ^hechor, que eran determinadas á su s o c o r r o «mativaj
l! 5

¿dieronle las gracias.por su determinación cha* y desde entonces acompañaron el viage «umpÜefido con su oficio­exactamente:

­•^avia mucha variedad en [a remuda de ígs guar­ ­días''»'por que eran de­ varia condición., como de •varios' Pueblos, unos no hacían caso, y .o. c­'jlo*. los; rmpugnsba r> ^ pero e^nv^he&nl©?

fkHipmis Tere* Tarte Cap. Vh 2Q7 ruegos humildes : resistían o t r o s , y les impedí.. an con violencia , pero cedían á vista de su su^ frimiento > asi pasaron algunas l o m a d a s , has, ta que entró una remuda perversa. 14 Instaban los Proveedores humildemente én socorrer la necesidad, y respondía con crueles palos el tesón ¿mostrábanse insencu bles, y no los podía apartar tanto padecer de su fervoroso empeño,3 infirieron las guar. das serian Christianos/y preguntados sobre ellos , nada negaron, antes bien confesaron su feé publicamente, y que por ella devian morir como los presqs, pues era una la causa y como tal los comprchendia-la senten* c i a : convenció esto á los Ministros, quitanlos quanto llevaban de caudal , amarráronlos ¿ y los metieron én numero con los Santos presos, haciendo desde entonces el de veinte y seis el que se fué haciendo entrega en todos los Pueblos hasta entregarlos al Iuez, que debía hacer la lusticia en Ñangas-api;' renoJ vada vemos aquí la primitiva Iglesia, no pudo revocarla de adorar en Christo Dios
1 f : y

Dd

pe-

$0$

Historia Central Ve

pero sun mas en confesarle publicamente, el miedo de la multitud de cantos &a¿ tires г с­ n esto no leve ofensión de Jos ánimos, la que es Ja muerte > no pugnaban atormentados, y inimensidad , y variedad de penas, y de ia mas formidable, eterna j muertos por la temporal salud, si por no repugnar la ligados, inclusos, se multiplicaban; no era pugnar por

ía salud, sí despreciar la salud por el Sal­ vador : solo aquella salud solicitaban, que por la feé se tiene, se adquiere, y se con­ serva : el Santo Caudillo Fray Pedro los alen­ t ó á la perseverancia, y haciendo cargo de tan poderoso cxcmplar á los o t r o s , ­confortó mucho sus espíritus . i? Mucho sentían estes constan* tes siervos no fortalecer sus almas para el com­ bate con el Sagrado V i a t i c o : necesitaban pa, ra esta felicidad la licencia, y consentimiente de el Iuez j pareció conveniente al Santo Co­ misario facilitarla por medio de el Padre Vice Provincial de la Compañía, á quien escrivió suplicajdofaese servido de impretar esta licen­ cia
«к.—>

QbiüfmasTtc

$4t.

Vi."

50j>

cia para dos días antes que los crucificasen, y recivir juntamente la bendición de el Santo O bispo ; escriviole también al mismo intento el siervo de Dios Pablo Michi: en la vltima de FeJ Jornada desde Zwimv{ni el día quatr©

brero á pocas leguas llegaron los Padres Franciscos p a s i o , y luán Rodriguez embiado, do
3

su Padre

Vice-Provincial

á contestar las re-

feridas c a r t a s , venían prevenido con el teca, do necesario para que los Santos presos digesen Misa, si pudiesen > 6 decirla ellos , y dar pala comunión sagrada á t o d o s : liego esta piadosa diligencia tarde > haviase adelantado diese conceder ra las suyas Ta^amburo, no haviendo quien pula licencia pretendida, la que
r

no podían dar las guardas á

un para poderbastan-

se hablar brevemente, se resistieron en ella era mucha saludaron y de el

te , por que la lomada era larga , y la priesa
:

brevemente los Señor Obispo

dos padres al Santo Comisario en nombre de su Vice Provincial significaucb bídía, y la pena, que les causaba la cmDd a tra*

eiisufácioii áe su Santa muer te: que

aiOj"

Historia General De

trahian recado para decir M i s a ; que era preciso bolver á Ni>i¿asa<.¡ui a alcanzar, la necesaria licencia de el iuez : repelieron tiernos aora*
k

zos de caritativa concordia, explico suzmtamente el 5anco i5<uitista su agradecimiento, encargo muí mucho su humildad pidiesen perdon al Serior Obispo, y i^aorc Provincial en su nombre, de las molestias pasadas, y dis* gustos: encomendando toda aqueja comitiva í sus fervorosas i i6 oraciones. Partieron á Nangasaaui ios dos Padistante yá *oias tres leguas era ne.
:

dres y los Santos presos continuaron hasta Tapian cesario hacer estas por agua $ la molestia se acrezentó á las antecedentes íatigas : iban con las manos atadas, y ias gargantas enlazadas con so^as, hecharonlos en una barca larga descubiertos á la intemperie , y á la. inclemencia ds el f r i ó . ron á tonar con trabajos imponderables llegatierra, donde hicieron una bre-

ve mansión para continuar la jornada; toma* ron un breve alimento, y caminaron ©trasdós leguas á p i e , y de nacbs, hasta Oracam
9

Aldea una».

fbil¡i>ih'4s

Terct

Tan* Cap* Vh

H\

una legua de Nangiuujuí distante : aquí les salió al encuentro el i-adre iuan Kcdri^ucz cióles por noticia j de que Ta-^mbuto
y

no se atrevía

á convenir en sus deseos, por que aunque en Hmgasaqut pudiesen lograrlos detenidos en a ;

guna casa, advertía en ella grave peligro, en que pudiese suscitarse alguna commocíon en parte una Ciudad populosa, en que la maior

era de Christianos, mucha genEC Española, de Portugal, y de Castilla > en vista de lo qualnavia resuelto, estubiesen prevenidas veinte y seis Cruzes para el cinco de Febrero i por que sin entrar en la Ciudad, y antes que pudiere haver a l b o r o t o , se havia deexecutar la Sentencia : conformáronse resignadamente con la voluntad de el Señor no perdiendo las esperan, z a s , reservando para la vista de el luez nuevas suplicas5 al amanecer de eldia cinco, avisó Tazamburo i los Padres de la Compañía pa. que fuesen á confesar á los Santos presos para lo que solo concedía licencia, no haviendo yá tiempo para otra cosa: fueron caminando basta la Hetmita de San l a z a z o , donde el Pa.

ali

MisttrU Gema! Vt

padre Pasto los esperaba ; detubieronse áquij no perdiendo le coyuntura de el tiempo » se dispusieron todos con ia confesión sacramental para el inanaediato Martirios visitáronlos los P o r tugueses $y puestos álos pies de el Santo Pedso Bautista, con mas lagrimas que voces le pidie* ron su Santa bendición j cumplaciendose en su constancia
;

y encomendándose

i sus fervoro-

sas Oraciones;: agradecióles su expresión chris. trana, y los consoló » con que en la presencia de Dios seria su Abogado : fué aqui innume* rabie el concurso; de todos estados, y condiciones concurrían aver espectáculo tan me. laneholico, que commovia según la diversidací de los afectos. 17 tro, Yá lo tenia prevenido todo Ta* con sus argollas de hie. Cambuto 3 las Cruzes

y los hoyos donde debían en a rbolarse, los

Verdugos que deviih dar las Lanzadas á los pai clentes 5 pero en el Jugar en que de ordinario se ajusticiaban los mal hechores; esto no pare, ciò bien, y se presentaron al luez algunos Portuguesas demás distinción, pidiéronle mu-

fhiltphm Tire Taru Cap, VL

u.S

dase a o t r o lado de ei camino las C r u z e s , y * no contundiese á e s t o s , que padecían porcau. sa justa, con otros rco> de suma iniquidad :

condescendió atento el lúe2 y y señalo el lugar de el suplicio en unas lomas algo empina, das, no lexos de la Ciudad, de el puerto,-de el Hospital de San L á z a r o , y á vista de la Iglesia de los Padres de la Compañía, expresan, do su sentimiento en no ser tan fácil concederles las vidas, que les havia de quitar tan afrcntosam;nte: no fué solo cortesana urbani. dad , fué afecto de compasión, que le hizo derramar aquel día muchas lagrimas« Conti* nuaba yá la marcha sin detención al suplicio» quando vi6 e l Santo Comisario los muros de la Ciudad, y que se les apartaba de ella tor~ tiendo el camino, hizo al luez un modesto cargo de no cumplirles la palabra, y foque les havia prometido • atento y templado, respon¿ dio que yá no podía cumplirlo, por que la detención concedida le acosaría de omiso con el Emperador5 m a s , si como cernía, se excitase ' algún t«n|ulto^ que no era imposible, respec.

2*4 Historia General í)g to i la general commocion de todos. ig Sacrifico el Santo Comisario I
t

D i o s sus encendidos deseos

quando descu-

brieron el lugar de su glorioso certamen: apenas vieron las Cruzes, quando sin poderlos de tener
y

cada uno corrió á saber , qual era la

que le tocaba, y abrazarse con ella en afectos tiernísimos, y dulcísimos coloquios: los San» tos Comisarios, y Fray Martin entonaron el Cántico Benedictas Vommus Veus Israel, en a* fectuosos agradecimientos por tan singular beneficio ; fueron los Verdugos desamarrando, y y aliviados de las ligaduras de manos y cuelloS| todos volaron á los pies de el Santo Bautista, para que como Prelado les hecbase su Santa Bendicion
?

para entrar confortados con ella

en aquel ultimo conflicto: hizolo asi el Santo Superior con valerosa constancia , y presencia de esoiritu, y aun con maior pidió al mismo tiempo a- luez , que reservase sus lanzadas pa. ra las u'timas' esto asi% despedidos tiernamente unos de O í r o s , corn'6 cada uno á su Cru?, cada uno conforme al nombre

escrísd se

teiv

n'difmas Ten 9anCap* VI. tv% dio sobre su leño , 3'comodaronios los Verdugos á las argollas que servían de Clavos: como yá estaban avíenos los ojos, auna señal de el luez fueron todos elevado* con sus Cru-. zes vivos. 19 Estaba en su Cruz conservando su Dignidad e'n asiento de en medio el Santo Prelada Comisario , sus hijos en su circuito, sin apartar los ojos de tan amable centro : no pudo lograr mucho esta contemplación el Bienaventurado Fray Phelipe efe íc^us, por que ha viendo errado la colocación de el mad e r o , en que debía quedar el cuerpo descansando, quedando mas baxo de lo j u s t o , al Ímpetu de levantar su Cruz en a l t o , se fué deslizando el cuerpo con su proprio peso , y gravitando asi" corrían las piernas por las argollas, desgarandese hasta los huesos la carne j donde mas se sustentaba, era en la argolla de el Cuello, que por instantes lesofocaba; clamaba por la compostura ál priticú p í o , pero Ja violencia le hizo levantar la voz clamando Iesus le sus Jesús j at£ndi© el Iu.
? }

Ec

ez*

3*4

r

fl¡storla

General Té

>/ijpjr$Jes,. ..qvgüftip>

y por que no*

fcai^se^siij ,la,s lanzabas, que prevenía la Ley e^Ja sentencia mande) al £xecutpr, destínsd.o á aquella Cruz las cjkse .Jíegó | al punto atravesó el Sayón el corazón con la lanza deseje .el costado .derecho, ál hombro izquierdo, Qonla Cjue^éntrego el Santo PheJipe á Dios su. fe|jz espiritji : repitieron ^no.tra Janza.sc:, gu.ndo golpe 4fravesaji.dc) el pechó desde el costado Jz^ic^rjo hasta el derecho hombro ^ liando, ,4^ Ley e'p el tasado numero • iq, Ijj ^egunejo á. quJen,ácometicrorj fue
? }

á^co^taj^^
C

% ^ ^ P j'y^a^c^yió ^rrds^trar la.jan¿a a su, cgstado^ _enfqno. ,su' * ajen t^do jspírtu \ fy
5i

*!fjves^_ej^e^^

<¡u£.pdc¿ cjja g síri ^u¿cpde| ja canecoespero else.. gupfip goJ^|or el ,.PpucsfO' costado', vpJó"al
?>

dichoso espírituadonde quedaron* jiis"6)ós' abiertos, y feados": el teree^ rrlárli tenécíor de escás juntas gloriosas fiié el ini Vencible F r ^ Máttiíi át U A s c e n c i ó n , ^ A ¿ guiare, compitientíd "éú él Id• doctro con í ó StfnW'j lo! .apacible, ^ÓTÍ fb Tuerté­; hizo an­ tes Üha plática e'xlíürtaiofra, qué el lain^eA i %izb 'inas' ^tétiea'V alertado b'féazrnifrfte al márlnló' tf sus ^ h t o t cbirfpári^rW^ Hé^^eri
: ; 1

tfieio^ su

;

% ie|rn$tt al hMm
jcjiíáfiáo íé iriteffúáipld 'qué |)e^
[

WMhiiiá^Míéf^ten

Ia'láfea c h ih g;^íf>eíi Ó^
1
1

' aTeuléré? tóár U fanza eí­'^i'áugd ^é­léjfci » ro e] ázcró , £ qüédó'déíiiré dé e l rMrfóPdé . fl ISaftícV} | i r Í ^ l S e c ? l e № i S a y № f r e j & Ü Cfü'z­ tfastá *Be|a f # <&e¥p9, W t 1 8 ^
k ; i

*ll ff8

r

r

feíib^ y ^ r t i # e ^

hídW^^f^mt^mmB^é
crtiel'éhr^nol
? 1 f ?

um

wmimm

c^wmc%í

WU&

{>f­^Ío^h%lt^ae^
:

^ n , , f slri^eTcfet í a ­ á c M i d i d % i u ^ í & № ^ ^

jifaafe
Ecz

ééa

mñ&
quilfe arran.

f6sífo

f t o ^ ^ s l g i f e ^ §c|fW

ttntgfóy

2i8

HiHoria

General Ve

a naneo el espíritu, para que boJase á h e . ternidad, en arias alabanzas acababa su vida mortal para eterna vida : quedó levantado al cielo su r o s t r o , infundía devpcion tierna a todos por lo apacible. ai Fué ci quarto el Santo Lego Fray exclamó Vonilne memento

-Gonzalo, quien viendo la disposición de los Verclugos crueles {¡nú dum Veneris in G^eonum tuum'• acometiéronle encontradas lanzas aun tiempo , y salió su dichosa alma á gozar de el deseado Paraus o . Manteníase con muy sosegado silencio el .Santo Fray Francisco de San Miguel, ò de la Parrilla Rosario en su C r u z con el Santo Rosario en pidióle un Portugués devoto el para su consuelo, á que respondió la mano ;

con una santa quietud : en acabando de rezar la corona , hermano : que corazón igualmente despejado de los temores de el Santo, y délos atropellamientos de el arrojo ?sin susto aljjno estaba eu aquella Cruz , mezclando el aprecio déla gloria con la desestimación de^l riesgo : antes de acabarla, le acometieron los

$Í?U¡pinas Тег. <Рлг* Cap VU 219 intrépidos Executores, y atravesado con dos lanzas el pecho, rindió ]a vida'para'empezar­ la mejor , coronado á las puertas de el Paiai¿ so . de el mismo modo , ó con mui poca va. riedad fueron acabando su mortalidad aque­ llos invictissimos'Mártires: hay la pmicujari, dad de el Santo Niño Antonio de edad de poco mas de once años: puesto este en su. a* fren toso lecho al tedo de el Santo Comisario y él mas immediato, viendo yá aristadas las lanzas, y que el santo PreJsdo nada ledecia, le habló así el Santo Niño • no se ecuerda pal dre que en el camino nos d i x o , que quando cstubiesemos en las Cruzes cantarismes el Laúdate Фиеге Domiman ? pu'cscOmienze yá , que yá es tiempo: n atendió el Santo Prelado ;í esta? voces, absorto en ccntemplsciones D\ vinas*, viendo el Santo Niño su immoviiicjad , el solo entonó dulcisimamente el Psalmo ; á su lado estaba el otro Santo Niño de diez años Luís, saltando en su C í u z de c o n t e n i ó , oyendo entonar al otro compañero , le ayudó á cantar con Angélica melodía 3 asi alternaron
0

­
1 .

'

^ ­

• •

eL

|20 Mis torta General fie ci PsaírnO aquellos espíritus tiernos, y cíe Ángeles, y ál llegar ál fin recivieron sus láiiz das, parí continuarle èn ja gloria etèrna, rrjsntej: al mismo tiempo espirò el Santo Nino Thpme , que no obstante estaba a bastan,, 'te distancia',, oyendo á los dos Niños sus compañeros Jos dulces; reclamos , ;entró.a la parce de ios versos : c i t a n d o como ios òtfbs mui rió coa ías dos lanzadas al 'tiempo mísmeí 22, Muert6;s tpdós asi, sojp restaba el sii* per'ior^aestro muí recogido dentro ad'sHpi's¡, mo'. y y cumplidos; sus tiernos; cfoseqs dé sèi el vícimií, por ser restiró de víst^ de'tan ésfófzados alientos, o,por confortar á tocios; "con su digna pre-jchci a ; esmeraba en /àjtìssim'a c'ónl t i npUeion su yitima'h'prá,? y vnírse con s'íá hijos espirituales prpmptámente: cíarn^ pues
: :

conocido si hn próximo > -lumanus tuat Vernine cpmnsndp. Spiritimi 'meum '', id " jñf&me> j'fíempcji "1|

atravesó el verdugo prevenido'él c o r a ^ n cò.nì«t
..<¿>i-- <--!-y-:

" A "¿.«i *í

Jü- <íw OJ>fi¿J.lt2

tíiííA

lanza, y por el otro lado sucesivamente o t r o , y siguiéndose un\ horroroso estremcciaiicnto de el cuerpo , y de la'fcf&z^è* ^^alij'^àu'éifa fe II -

(Philiphw Tere.

tParttCap.VL

felicísima; Alma volando al trono de Dios a dar quenta de veinte y seis triumphes : que„ do el cuerpo en una Angelical postura , eleva, dos los ojos al Cielo ^esténdida la mano dé» recha en acción de heéhar la vltima bcridicióná sus tiernos, y amados hijos ,cón un semblante d^, voto y grave. i i " ^Asi finalizaron su glorioso curso nuestros fuertes Y y constantes Mártires, "Vtiles ala Iglesia para llenar el rumcrOí' tanL tos mas c l a r o s , y honorables, qiianto nías fuertemen.es pelearon hasta la sangre contra J "impiedad s'sucediéronles éstas felic dades, a que rio reputaban futuras los incrédulos j¡ no puede sufrirlo el entendimiento hú'mahb f tó expelerla de el corazón / y de los oydos, si. no lo persuadiera posible ía Divinidad de la Verdad;, ó la verdad de Dios , que asi lo contexto con prodigios y milagros: para que espadando^ ^0m^GkiA¿o^ muchas .. y tan grau^;,J^secücjOrjfjs^ !|e/Vey e e jdéffgjj|a s. menté, $intrépidarnente sjepredie¡áse fue su féliV cisimo martiriopor jüstisiiriás •, y "justificadísimas
v t

cau-

2,21

Historia General De

causas? y se sembrase la Christiana Doctrina en el lapon , ¿pulular con mas fecundidad con la derramad i smere de tan invencibles mártires: leíanse prop.hetizados oráculos precedentes, concurrieron portentos ostentados devirtu. des ; persuadía J nueva verdad á la costuma bre-no contraria á la razón, hasta que el nuebo orbe del lapon , que con furor persiguia, siguiese en una fec mui dialtada: Mártires de esja íec > fueron di ella insignes testigos, dieron de ella testimonio venciendo al mundo ínimicisimo; y cruelísimo j muriendo,-no repugnando ¡ esco alcanzaron de el Señor» por eub nombre toleraron tan violenta , y a'fren. tosí muerte; por esta íeé precedió su admirable paciencia, para que se siguise tal potencia en la Kepeticion de milagros-

fpfiilifimt Tere. Tarte ttçiVU.

<»«

CAPITVLO
Reiterase

VIL
àeùnL

h expedición 4! UmdmAo\ y ïoxà sin (¡ecto »

teitutdeseên et empeño

1

f^Ximido

^

c

^ Empresa" de cl Minitù luart de Làra ^
v

•Hfto él Maestre

de Campo

corrió por quentá de su Magestad continuât la Expedición > atento á ella mandante déla gente al Maestre de Campo el Gobernador Rodríguez Don Francisco T e l l o , dio el Decreto de C o de Bstevan D o n luán Ronquillo ;

aérensele por Oficiales m alores de Maestre de Campo D i e g o Chaves Cañizares, y el Sarsentó maior García Guerrero 1 por Capitanes Don Pedro A r s e o , Esteva» -Gutiérrez, Chris, tova! de Villalva. y ' Cobarruvias ^ fué en esta ocasión él Padre luán dé San Lueár, -par* que se trabajase en la Empresa con mas ateneson^ y conartoj con'este socorro Ff se àninra:ron-

¿2V

historia'Central

Ve

ron los antecedentes , que yá desesperaban poder subsistir en la fortir¡cacÍ3u ¡30 muí bien ideada 5 sentían muchas ínco^^odidíiues ro. dcados de Enemigos, sin mas alivio que. él de el rerardado. socoirp ¡ aérav&do estas neccsidadcs el sitio nada salud ¿bi', y la plaga ín. lesean ce de Mosquitos comí rúa qiiasi todo el año ; ésto les hacia condenar lá Conquista por ínvtil , de-que-a Manifo embíaron un Irgo ín. .íonne :.. ínterin su resolución se.yíó én el ma.ior ..aprieto e'sta-gente-; sennian él yugo los •.Mindanaos, concenia este Fuerce s'is ropos, y ro eran ellos -suficientes para desvaratárie J '.partió- 'BúhiSiW para el Maluco, y seconfede» ró con los de Terrenate , para auxiliar estos :á sus Confederados armaron siete Embarca clones bien armadas de Artillería igdvernabs •dhihis-a i e .armamento ; tenia inteligencia c n d o lo: s.iyospara que estuviesen con la gente ar. .mada.j. y en disposición de obrar con tal socorro' tuvo noticia de estos apercibimientos •el que comandaba én Cele lafortificaJon , y en tendiendo, - que confi¿b an. lo* -^4j¿i i anaos en; J

cilios Terrenates, comunicación

dexandoles
%

t o d o , Q el la antes

maior peso de ia guerra
3

meditó cortar

ocupando la £squadra,

que se asegurase en tierra ¡

salió al mar con

dos Galeras, y otras embarcaciones de poto buque • tuvo el enemigo el empeño: por racií, y­sale intrépido al encuentro : embístelos nu. estra armada con tal valor cjue de
y

y conducta, con

fuego tan v i v o , y con resueltos' abordages, seiscientos Terrenates no quedó uno, su desgracia: el Rey de­ tuvo la fortuna de escapar 4 Ik acción sangrienta г пи/ Gó­ que pudiese contar Mi"­<drtuao Tmhtsm

á n a d o , dexando muertos muchos de ios su» y o s , que acudieron ciento y diea y seis eran solos los Españoles, que gloriosamente vencieron tan crecido Ruiz mero: señaláronse los Capitanes

mez de A r e l h n o , García Guerrero, Chris­ toval de ViHagra Í y Alonso de la Palma, cu­ yos nombres deben signes exemplos • 2 Fue dicisivá la Victoria 5 abatió los F­fa so­ pasar por Ilustres á í'a posteridad, atentando'­los'ánimos con ta'n in­

ZZJ

^ Historia

t

Generé!Ve

sobsrvios -bríos, dé. ios Mind.'uuosi iy_'se.-unieron al rendimiento, poaocíencjo , que contraios Españoies eran muí inferiores sus armas; reáugerpiise, y trataron ¿ma completa-amáis,. Cía, y firmaron upa amistad constante> em«. peñáronse para eqnsjryai-ja en Casamientos, ÜaaioJes i los nuestros para ellos sus mas. distingiidas hyas contrajo esta paz una abundancia de víveres ¿ y a sus trabajos ún descaasado osioo £n este recalo los halló la resolución de Manila, q j e venia con basrantes pertrechos según el.antecedente informe ? estaba ya aquello con la victoria de mui distinto,- semblante, gozando, el Señorío, de M¡ñd¿nao pacificamente i eraja r a z ó n , no ibandonar, lo que bávia costado t a n t o , y Reforzar el Presidio con las meyas fuerzas; do siendo este el. que solo podia
:

tenerlos en J amistad seguros 5. pero con erraU d i c t a m e n d e que con-Ja contratada paz,: t

quedaos-todo. finije, y altanado, deviendo considerar , q j e no íiavia mas sugeccion en aquellos Barbaros, que la que mantenía el temor, y^execcita^a l a í u e r ? a ¿ e&j^eli-qs en sus ale,

eres

ter fárto Cap, Vil. l e ­ gres pensamientos, abandonaron el s i t i o , y ' se retiraron i la Caliera puerto dos leguas pasado Samboangan para ¿guardaí nue­ bas ordenes de el Govicrno ¡mas bien ¿conce­ ' jadjs por entonces los naturales de lampa­ ш que no pudiendo tolerar el desabrigo de los E n r i ó l e s , y que sin el serian insultados"' de los o t r o s , que continuaban en la cenposi­ ción con violencia, se fueron ápoblar ala Cal­ dera entendiendo seria aquel .Presidio esta­ ble ­ engañólos su confianza , por que aban­ donaron esta retirada con el segundo despa* cho mandábales la Governación se fuesen á po­ blar á O t ó n , cómo en efecto se hizo": luego que el Mindanao se considero sin e! freno de a j quelPresidío que tanto tontenia sus atrevidas Piraterías ; flecharon al mar todo el poder de sus armas i abrazaron las Islas, llenaron. se.de ricos despojos; y lo mas sensible que bolvieron sin escarmiento á sus Casas con mas de ciento y cinquenta ChristianOs cautivos:' continuaron siempre estos danos ocasionan­ do exeesibos gastas á I r R e a l Hazienda el con­
(Philipims
v 3

te.

ai8 írnto >

' Historia
r

General J)e siempre sin especial

tener estos inScles, y

A l vencedor sele sugeti la parte ven-

c i d a , previendo qualquiera quietud á la do* minacion, y aun á la libertad; de grande admiración rueroíi los que quisieron mas perecer, que servir; pues quasi en todas las gentes suena esta v o z de la naturaleza, querer mas sugerirse al yugo de el vencedor, que tolerar una devastación vniversal: de aqui Providencia, en cuia en • la guerra, sea subyuguej potestad el la Divina está, en que y

que sea subyugado, ó
}

el que; unos sean reynantes

otros á ellos subditos . pusieron á su costa, y con su vjlor al Rey de; Cambo]* Prauncar en su Throno Balaí R u i z , y Diego Velloso , lo que leí gr^tilx.ó con puestos grandes en su Reyno* hicíeronle ala memoria á quien debia tales mercedles , que seria muj importante i la conscr. vado.i de su Rcyno conocer al que rán gratuj.tan;nte se le hivia puesto en las manos, y entrar en el agradecidaieato por medio de el Su.iO Bucis-m-j y te$ef por expíe i al amigo ai.

VhUlfms Tere. Tan- Cap. VIL ¿al Rey de España5 propusiéronle para lopsiu mero al Padre Fray Padre Fray Alonso X i r c c n e z y al Dj^go A d u a n e , quienes ,bavi$«

tolerad;) muchos trabajos por sostener su causa 5 que silos embiaba- államar vendrían gi|tosos-j por que su oficio era dilatar el Evangelio-i- para el negocio, segundo era mui de el caso despachar una Embaxadá á Manila, tratando sincera amistad , y pidiendo socorro de Soldados, para acabar de pacificar sus tierras ;Jconvino en las propuestas el R e y , determinó una solemne Embaxada arGcvernr-dor, pidiendo^ principalmente Soldados para sostener el Bautismo de sus subditos; escrivíó >1 padre Ximenez también,• en que agradecido-á sus antecedentes beneficios ¿ pidiéndole encarecida Tiente los continuase en su Re yr.o > vi nieadj a el con los Españoles, que gustase y que llevase al Padre Fray Diego consigo ; c-íreéique les endoíes Casas, y iglesias, y gentes,

sirvin ; cbh la licencia general de que se higan Ch'ristianos' qnanro de ello gusten; pro• testa •'
1

su grande ..amor á/los- dos - Padres -y que.

23©

Wttortd

General De

y que es su deseo no salgan de sus dominios й cuia prudencia ordenará bus dictámenes, y les concederá sean los primeros y principales Man. darines­ Daba los poderes al Padre Ximenez para que demandase en Manila , quanto le pa­ ree iese com veniente > y le. per teñese a de H a zL enda,, y Vasallos,, como de o t r a qualquiera que le tocare y, y que havida, se la embiarián ásu R e y n o : comisión estraña , antes bien havia que de mandar ¿este Rey por los auxilios, que e l antecedente Goyierno le concedió» tengase por pura formalidad» y estilo corriente de ta­ les príncipes, que, suelen engrandecer asi á sus particulares Comisionados j escrivid y despachó estas cartas, de creencia en lengua, y carac­ teres de sii regular >so.,. selladas eón el Real Sello en. tinta roja • l o s dos Capitanes tkulares acom­ pañaron el Real despacho con sus Cartas par­ rogando; á los dos Padres en car с et­ damentej, se interesa­sen en, el despacho fa­ vorable , y noperdiesea aquella oportuna o> с asían; de conquista» р&га IesuChristo ^ aquel Reyaa : сой estás ca­íta­s . г,еа©Ьа|$д .en Í9*
:

fh'duñnas TcroTait. Cap.yif. buenos padres sus nn.tcttden.tcs deseos; que f©« trabajos, y lacrimas que havian sembrado en su malogrado vi age les prometían una abundante cosecüade manípulos? que serian haces de frutos.
4 Aunque ej-Governador de Manila tubiese esta ocasión por propicia, e'ra preciso considerarse , tema falta de gente > no estaban

mui surtidas las arcas Reales para

beneficiar

precisos costos : instaba emplear las fuerzas * y caudales en lo mas importante 3 que era cor?quistir, y pacificar las islas de su proprio C o yierno , antes que entretenerse en expediciones que quando saliesen bien ,que era mi.i problemático ,-solo contrahian continuados empeños: estas prudentes advertencias entretenían" ma%. que desocupaban el despacho-;, les mas r e flexivos Vezinos de da Ciudad convenían en |o mismo; lesera sensible la extracción de.diñe* ros, que no teniéndolos Ja . Real B a z i e n d a j cargaría el surtimiento sobre los.suyos proprios: vencij estos incomvenientes D o n Luis Pérez D a s M a r i n a s , que como havia sido proyecto suyo, siendo Governadcr tubo ya
r

Gg

aho-

.£¿2

Himrút

Genual De

Í h o n o r - c l canrínwardo : i r a suceto cíe concd.doeaudalj y propulso hacer la iernada a su .cosi t a , prometiéndose , que en lograrla satisfacía £,su,credito; que en e) empeño antecede me se tubopor if^cilp-y se vituperaba lacondcsendécia en negocio arduo, y tan distante : ofrecióse también á ir á la expedición en per se na, para asegurar el éxito con supropria diligencia: lachas oposiciones tubo este pensamiento ¿.re,. sistia el Governador, disuadianle los Vezinos % malor xaracter con fundamento,, que eran extravagantes^ales ideas,, y puramente imagina. Has j o ^ e ^ o d í a emplear su ¿persona,^ Cau« d a l e » empresas mas útiles.,.y de menos ries. g o , que,le,serian mas gloriosas-j .vacilaba yá
r

él N o b l e £ava11ero > j e r a Jos JPadrcs J^ominicos con ^
s

franciscanos le mantuvieron -ea
9

sjf dictamen de que en su determinación ha * ciclas.dosiMagestades,un gran servicio^ que guando no scJpgrase , como las Cartas pro*
:

metían abacia ,11o menos la obra de ,pios » con • quien las buenas voluntades valen por c b n s , q a a n d o n o e s t a en nuestras pianos el .cnrr pl>>
;

% . VIL 2$i las j qae lo que desagrada en las buenas obrasy y en sus afectos, es efecto de Espíritus ma­ íignos^ qúemamfiestan suv fuerzas en láoposií cfon j ser esto así en la experimentada ^isténf* cía , aunque tenia fuerza oculta, no hávia nc­* necesidad de demostrarlo , ni' copiosa, m ' diligentemente: era escritura Divina qirecon­ tiene erudición Glínstiana'i que sugetase sus dirección á» DioS| que le ayudaría, y Jolre*r>'* naria de­modo, qué* mode^aria^ № pasiones' que se eonrertiésen en usos justos­ :• "cbft­eÉ.­ • tos consejos insistid D o n Luis en su ­deaian— da; y como era de pensamientos altos lié?© él empeño hasta lo vi timo : diose por vecelv. do él Govcrnador a sus instancias, y como libraba de Gastos á la Real Bazienda se des*, vanecicron las oposiciones, y quedó á su jor* nada desembarazado: sentóse coma eoritrato ^ irían los dos­ Religiosos que pedia el Re^ é& ttmUfa i y eran como practiéQsHiwi déTeá*ol pidió también para su­ compañía dos Religiosos' Franciscos, el uno Lego con quién tenia Dorr Luis su e s t r e e t e , y- por cuio consejo gOvcr­
Vhtymx Tere.
<?4r>
m í¡ : 1 : 1 ! v

G g

2

na­

o$\ Histeria General 2)<r , áaba sus interioresV ^ ' 'j Armáronse dos Navios de porte me» d i a n o , y una G a l e o t a ; que per hacer menos aguas èra proporcionada para las costas ; co­ i r l o per los Oficiales Reales la habilitación de estos Barcos,, én que na pusieron el debido cuidado^ acaso por no sèr la expedición de su gustó • Hrcierense ä la Vela de la Bahia de Ma­ nila 5 èra ya tarde para cal transporte, c o n ' vinieron los Pilotos , én que respecto ai ti­ empo se­ devia tomar el rumbo por el golfo de tìaynJùì para montar , por donde entonces eran largo lös vientos, como encontrados y p o r la p r o a sr se hirviese de montar por los nueve : én dies y siete de Septiembre se dio principio al viage • iba D o n Luis por General de la ~esquadra , y llevaba en su Capitana al Padre Ximenez , yá los dos Padres Franciscos? cncaFgo al Padre Fray D i e g o , fuese en la Ahnirantá, dando ordenes al Ca dì tan se g o . vernase por su consejo í iban en la armada con Soldados, y marineros como ciento y chiquen, ta hombres : mai poca era lo que ss podia №
f }

ten­

ÍMS Tire, faru Cap. Vlt. 255 tentar con tan corto numero: á los seis días de camino tuvieron un mediano tiempo, lasembarcaciones mal aviadas , y débiles , luego que empezaron á travajar con las mares^ comenzaron i rendirse, por no poder aguan» tar á la o r z a r siguió cada uno ía línea de; el viento recta pues para la transversal , ñor estaban de aguante los N a v i o s ; y cada uno tomó el rumbo, que le permitió el tiempo: la Gaelota como de menos resistencia arribó á tierra j que por se'r de amigos , dónde pido componerse, y boíver á salir en demanda át surumbo, haciendo el juicio, de que los Na\ios como demás aguante resistirían el temporal, y tendrían y i concluido el viage : el discüfserera muy bueno, sino Jo liuviesen impedido 61tros mas ¡átales accidentes; la Caiitsna lar. gó el B o t e , que traína p o r popa , que se i leñó de agua: el Árbol maicr por demás guinda, que la que convenia abría el Earcó , fué necesario cortarlo , y hechar'o al acra ; con todo governaba bien con el Trir quero ; pero no era suficiente a c o r t a r tá.i alborota;.
y }

dos

diisfMé Géntfítí' &h dos mírese tieron'sc varias veces sin remé: dio perdidos; y su única* fortuna, que Ja v i d e r a d e San Francisco pudieron varar en he- cosca de la China ; salieron a nado naufra. » ó ' t o d o , y soto sacaron sus desnudos cu. crpos • <
1 5 f 5

6 M o espero i que la. cortasen cf Pa. lb mniór la Alrair arrea , quebróle uno de los gran jes balances á raiz de la cUbicrp; quedo pendiente de la Xgrcia , y enredado con mes ana, y trinquete? yá tenia al- Baxel en el maior peligro de abrirle ; valió la prompta di' K*eneia' de cortar Xarciás, y C a b o s que siendo por una banda esta maniobra, cayó por ü otra al mar , sin hacer daño particular; en el cascO j luego comenzó á jugar en su fo« gonaiurar ía Mesaná, estaba mal acuñada y afloxad'j en sus movimientos violentos, abrif lai popa: foé necesario» cortarla, y hecha rías al mar, aunque era pato 'necesario», por elconstante perjuicio % quedaba la esperanza e:r el T i m ó n , y err el trinquete >eon que governabs b&n, y se-podían prometer tomar algún.
1 3 r s

pu«

Pbítifinas Ten. fart* Cap. VIL a$7 guer-tp. ^gsesto .falcó este alivio i por .que enpoljada bravamente Ja m a r , no pudo resistir el timón a lo sobervio de las Olas 3 quebrad ronse las hembras, y como no tenían en ,que sostenerse los machos , cayó al agua con snpeso s hecharonse algunos tras e l , y le tolvie. ron i poner en su lugar; débil diligencia por no tener yá suficiente apoyo? bolvióse á descomponer muí presto, que tales remiendos sen poca cosa,, quandó la mar esta alborotada $ llevosele de una v e z , y escusarpn compostu» ras:,para el preciso govier.no hecharon dos palos, largos por popa, en que movidos cada uno por su lado con proporción gouernaban | proa, como comvenia, aunque mal, y pOa co.5. .empezóse á descubrir la flaqueza de .efBarc o : afloxaronsc;las tablas , y,abiertos los tranca niles era sin .remedio el naufragio: para detenerle dieron xinco tortores 1 amarraron l o s ^abps, pasajidokis .por debajo de la quilla, y IQS torcieron fuertemente con arcabuces : abanzo el aprieto de la p r o a , que no pudicn^0 suf i el pes© de el trinquete, y de el Bau3 ; r r

2j#

Histeria

General pe

pres, se sentía i en ella tales mouirníentos > que consincicron se a p a r a b a cíe el reste de el fvavio j añadieron á sostenerla , amarrándola con calabrotes con h popa • asi entretubieron ' la fiirn de el mar , hasta que paso el tiempo : temían se viniese tras el otro , estaba inmediato el día de San Francisco, en cuyo dia , é en los inmediatos son bastantes seguros los contrastes ¿ no estaba c Navia para lidiar .contales monstruos, y ha-iiendo descubierto
• jnri-i Isla' de mucha?, que hay al norte de Ca¿ a y a » ) , y se'lJami-i ic-5 Babuyanes, derermi'' ríaronbuscar Puerto en-eila para su abrigo»"

por que mantenerse con Barco can destfosad o era temeridad' entraron no sin especial providencia en una Caleta muí acomodada, de una entrada limpia , y fondeable , que sin tropesar se metieron dentro hasta ponerqnasi en tierra la P r o a , y hecha ron para que sentantubiese por Ja Popa dos ancoras: por el recelo de el temporal, sacaron á tierra las municiones, y Bastimentos, conociendo que yá cargaba el tiempo meditado, se comenzó í ^sacar-

WifymasTerc'Vart*

Capali

r

ty$

car la ropa, però c¿rg<D antes de acabar èst* faena con tal furia, que aun en tierra los N a . vegantes, no S3 tenían seguros : Hizose como era consiguiente el Navio pedazos de los que salieron algunos ala Playa i no asi la quilla, y Artillería, que venia por lastte, que quedo enterrado todo en la arena. 7 En vnas chozas, que pudieron hacer de prompto pasaron dos días;, que duró el tiempo : sosegado e s t e , y quieta Ja mar se desenterró la ArriJleria,queèran quatro Gañones medianos : havian notado contenia ia Isla gente , que no sabían si eran amigos / i enemi. gos \ por lo que pudiese succeder, se previnieron con una estacada con sus Baluartes en que montar*» las dichas piezas ; luego apareciearro* ron machos en tropas con sus armas, dos lanzas, una como de firme larga, y otra jadiza , con azerados , y cortantes hierros , defendíanse con unas como Carazas de c o r . te^as de arboles fofas, como corcho : embia. ron un hombre í ellos que se informase Hh de sus intenciones, si eran belicosas , ó p^cinens, hicie-

24

d

Historia General fie fué á e l l o s , y en

hicieronle ál acercarse senas, que dexase las armas» hizolo a s i , y se yos, te} correspondencia despacharon o t r o de ios sude el mismo medo : regalaron á este convinieron con é l , en que íes traheria dos días corres» con algunos dijes, y le trataron cariñosamenvíveres por su precio justo

pendieron, aunque escasamente, ácste trato , y al tercero quebrantaron las p a z e s : mata, ron á un lapon, sobre seguro , y hirieron malamente á otro de la misma nación : t rali i a atravesado un brazo ésre, y una herida sobre el estomago de cerxa de Iemcj no era la .he, riáa penetrante, y el venia mui contento¡ por que metiéndose por Ja pica havia tomado satisfacion de él hecho, matando al isleño: con de estas reuoluciones leuantaron el trato los viueres ¿ arvitraron , tomarlo por la

fuerza ; sa'ia una tropa de Indios de este Fu. erte > á quienes hacían algunos Soldados escolta , cogían lo que hallaban en las sementeras, y se repartía con equidad entre todos , hallaron en una ocasión de estas unas medias T i na.

Wdiptnas Tere» fam

Cap. Vil.

• 241

najas cubiertas cOri'otras medias', pensando seria algún rico T h e s o r o , hallaron descubiertas, que solo contenían cuerpos secos • 8 Haviase salvado en tierra el Batelisoco«ic allí 11o, pareció embiar en el gente á pedir rro á ia Nueba Segovia, como veinte *a navegación media bara leguas:
3

que estaba

para

poder hacer eslevantaron dispuesta ya cerno esta

y

mar

inquieto ; le alarga-

ron la quilla una braza , y los bordos embarcación se determinó el Piloto con dos hombres, are Fray Diego

en consejo fuese á los que el Pa* porque seria

acompañase;

mas eñcaz én solicitar el necesitado s o c o r r o : embarcáronse, y fué su fortuna y felicidad, que el mar en su travesía estuvo muí tranquilo ; y llegaron á la boca de el rio grande en. tres días: fucronse á la Ciudad navegando por el tres leguas; el Alcalde máior dio á sus representaciones providencias promptas. habilitó dos embarcaciones deporte, que fue,* el Padre immesen por los que estaban én la Isla:

Fray D i e g o , hizo despacho á Manila

H ha

<lia-

S*.

ffitfém escrívió

Genera? •$№

y

$atamerite¿

á los Apoderados^ de el viage. Los de la

E|Ofl JLuis, para que les habilitasen de B a r c o , en que poder ­ continuar
;

Isla ­llegaron á la Ciudad y y no tardo cides­ pacho de el Governador mandaba, que habili­ la derrota; mancaba el en primera ccacioft', tados todos allí de embarcación, y dé lo ne­ cesario, continuasen Prelado Dominico al Padre Fray Diego , que se restituyese 4 Manila y­abandonase tal muí contento con empresa: no parece estaba empeños tan extraordina. de la desgracia, vía. i la ella,

r i o s : sintieron ésta falta los Compañeros vi­ vamente , fué prognostico que les sucedió con ge navegaban la Nueba vieron una perio , mui bien* su extraordinario

despachados de quasi sobre

Segovia, y seguían el rombo Embarcación

Costa > de China; estando determinaron

deles de esté ImV y tomarla

seguirla,

contra la voluntad de el Püoto , y de otros, que no eran michos, y aun estos hacían la resistencia ineficazmente: puesta volvió el Chino á ella Proa sem ­ ia suya á l* tierra:,, havia

fbiltpMAs Tete- Tár, Cap VJL

%4S

sembrados muchos Baxos, y.para navegaren-, tre ellos era necesaria expecial practica pericia j acostumbrados los Chinos en.ella navegaban sin peligro i no asi los I;hílipinos
t;

que cebados en U presa, seguíanla sin preven^

cion , y sin recelo : quando con la luerza, de¡.
vela dio el Navio en uno de les arrecifes, se abrió en dos p a n e s ; rcciviolos t o d o s , unos se ahogaron el mar y á,
; f;

luego», otros. se

entretuvieron algo en partes: menos proftin^, das ; pero creciendo despucs el agua, ios su-, niergio también: solo se libraron pocos con el Piloto rieron gro pudieron las tablas de el Navio deshecho en que
}

que mu.

hacer una balza de, de el. frío : los que trabajo, y peli-

algunos pasados

restaron tomaron con gran

la Cosca; apenas salieron mojados á-, lleváronlos sin especial requeridos: en estas las desgracias de.su. en una

tierra quándo los Chinos dieron sobre ellos, y los aprehendieron; Tribunal diversamente conducciones supieron descanso de unos íuezes á o t r o s , y en cada *

Comandante D o n L u i z , y que se hallaba

¿44

Histeria

General De

una

Isla

ú distancia Lampeo

de

veinte

leguas por

que se dice í/niise con

­ instaron

estos

ьи General, y consiguieron la Li­ tan per­ no havia lugar á la cora­

cencia­ hallaron ¿ 1 pobre Cavallero aido como ellos : sidad: te:

pasión, por que era igual la miseria, y nece, sustentábanse de mariscos > y á un este genero de alimento era poco abundan, sufrían con el exempb de su Capitán, que por no escandalizar la tierra, nunca per. mitid se adelantasen á tomar lo que la extre. ma penuria falta 2 ría; podía hacer mui l i c i t o : Nada enChina, és abundante, y ­ f é r t i l , pe, Don Luis, por no tener de aquella mise, los por tu.

r© faltaba con que comprarlo. Mui afligido siete leguas embarcación, con que salir

solas distaban

gueses, tanta era la separación de aquella Ь la á Шсао, solicito con ellos el socorro á S H calamidad én préstamo , á satisfacer de qual­ quier m o d o , y con las aseguraciones corres, pendientes, en que no havia que dificultar en mi sugeto tan conocido 5 pero sospechosos,

por­

Qhiltpw

Tere 1Part €ap* Vil.
t

2%

por que siempre, que se les presentaban Cas* tcJlanoSj ó ya para satisfacer perjuicios , lejos su natural ©dio , ó yá porque sus intereses Íes aparentaban de compadecerse sus que. adquirir con los brantos, lehacian una oposición cruel3 aun en los favores , que podían Chinos: esras antichetas, que en les orna,

mentes de la locución son decentísimas,, elegantes , y en la oposición, d contraposición de contrarios con contrarios, hacen cución hermosa en sus phrases: como simamente explica como seductores ía elosuavi-

San P a b l o , por la gloria, y buena fama, y veraces; asi también én

y ignobilidad; por infamia, la oposición verso ; ( i )

de contrarios, no en voces si. hermosa oposición, de que reresulta en ella la

en entidades ; resulta la hermosura de el'VnL sulta un todo completo;

virtud, á que obliga la malicia ; están contra la naturaleza el v i c i o ; que no cesa, sino la pervierte; pero aun esta voluntad grande testimonio de Ja voluntad
ol) Cintra tmlum honmnest

mala en en cons-

buena:

}

et centra mor tan Vita*

*0

fflstsrìa

Generai Pe*.

constitución tan fatal á D o n Luiz n o i e falto su mismo valor, y espiri tu ; preparo una Embarcación pequeña ~ en la qu¿ despacho al Pi.
9

oto-de la Almiranta

con ocho

hombres

que

fuesen á Manila a habilita, se

de lo necesario

para salir de tan apretado riesgo : consiguieron su via ge no sin graves peligros 5 distribuyeron las cartasj que contestaban la tragedia , y cOlnmovicron la compasión de todos; era D o n Luiz pbr sus jprendas nobles müi estimado condolía de desgracia minóse, ligencia que el Padre naturales, y y se de el Vezindano, Fray Diego

tan voluntaria : deterfuese encon di-

cargado de el s o c o r r o , que lo hizo

viva; tardó quatro meses enhabili. intervino á todo el padre ancedentes, tiempo, ala

tarse ; fué la detención en él B a r c o , que se asigno 5 en cuia carena que e's car mentado solicitó de los viajes

fuese para resistir

Iiicicronse a la vela á seis de Septiembre, tardaron en el mar veinte días, y llegaron Isla con felicidad ; fueron también recibidos

de Don Luiz , y de los Companeros, quanto

Philipms Tere-Tart, havian sido deseados;

Cap. Vil

247

con J ¿leería, c.ue se a li-

puede discurrir, estaban con ei presente socorro > que Jes aguó una reciente nueva de Camboja,
;

nas Embarcaciones que venían de el comercio jes refirieron ? que los Españo5

les de la Galeota

y otros que estaban

de

antes én aquel Rey 11 havian .0 todos por los .Infieles 5 mil los Naturales, 10

sido muertos

que la causa era por

avenidos entre si , y ser-intolerables a Con esta noticia infausta enten,

do Don Luis, no se podía ir yá á Camboja.con i él solo pretexto de amigos > y que para ir dé Otro modo eran necesarias mas fuerzas, por que las actuales eran muí p e c a s ; asi en con consejo general se resolvió ía buche a á Manila : era necesaria licencia de el Virrey de C&fr ton de cuyajurisdicion era aquel territorio -\
y 9

y sin ella no podían salir de aquel Puef t o : se, resolvió fuese el Padre Fray p i g g o Á practicar esta diligencia, y se íc dieron por •compañeros d^s soldados, y un Iíidio 5 llegaron íí la Ciu_
;

dad, y se aposentaron en. uno de sus arraba,\

11
»

'0

les-

n4 8

títstotíáGentraiPe

les,

por cjuc dentío

de ella no pueden en.

trar estrangcros sin licencias muí suficientes: estaba allí á la sazón un Eunuco de el Emperador , Visitador de la provincia $ es esta una oenté de la suma confianza de el Palacio ; tienen á su arbitrio los mas importantes negocios Í qualquiera pretendiente tiene en ellos p©í sü por quanto unos Protectores j y eficazes fadrínes que
y

haciendo la lusticia, y oficios vena* Lku.{tfó
}

les: con uno de estos, que se llamaba f^tmiMh

entendía actualmente en la visita de la de táij.tmi% tropezó p o r su desgra.

$fa 1 1 f^adrePray D i e g o j era estecaporrintere. SódpimO, -aprovechábase és sa oficio nquanto |$éia 5 -tenia rmíéhos arbolistas á su íad©que K«%éfio«niíÉaMi-- ejfaeíamente dios foiMñ
TOEGB*

de quantos <me.

satisfacer ámkiexpleble codiciaJ

^ ^ ^ ú l ^ o ü de e^to&Philipinos los degerrte sospechosa, si ¡por la

fiünciaro^i Á Í Fttraieho VSsitadoi .3 -»ao,£orque s&§6fttvmp\08é& f á % ^ ^ # q u ^ I E S F A « tienen mucha plata: solisitátontüos 'Comisarios alguna porción por mo. d e de fe|ial0 preciso; no estabaelPadrc Fray Die-

Vhdip№% Ter.."Parte. Cap
;

VU.

DicjO ,­y s.as compañeros en estado de com­ placerlos, y se escusaron 4 sus pretensiones • concibieron no eran legitimas tales, escusas, y informaron como; quisieron al Eunucho
?

era?

bióles, este despacho para que se presentasen ctfcsit Tribunal, y el padre Fray D i e g o di¿, puto el modo ; que no se pondría de rodillas en su presencia, por que los Castellanos C a p i t %
y

nes, ó Religiosos nanea se acomodaban á^estos estilos i que aunque; de, pura ionnalidad * nó decían bien con su Carácter., instaba,, en que asi havia de ser> el.Visitador, y en que no el Pa­ dre Fray Diego , convinieron al fin, en que hiciese la cortesía , que acostumbraba hacer á su Rey , pero que se pusiesen genuflexus. los Soldados: convenidos.enest> entraron al T r i bunal en que estaba el luez. Visitador sentado con mucha authoridad en su Silla, un Bufete
i

delante con recado de escrivir, mui aconipa» hado de, Ministros ;> pusiéronse .­..eje rodillas los S o l d a d o s y el I n t e r p r e t e , y el padre Fray Diego en pie Ie¡ hizo­ i na profunda cia
lia.

reveren­
drc.

reciviólos^CíOn agrado ; preseatple¡ el

2?o

Historia

General

Ve

dre uria.' pieza de grana, y un grande espejo con su cadena de placa par^ colgarle donde se tuviera por comvenienres sabia Don Luis que 'no se negocia en aquellos Tribunales sino \án por delante los regalos i previno este para facilitar el empeño^ reciviólo por cosa cstraña en aquella tierra,y mostrándose desinteresado, disimulando la rectitud de su justicia dixo, que entraría en quentade derechos; debían pa. garlos los Navios quedaban fondo en sus costas, y no padia dispensar en unas leyes tan instantes: suplicóle el Padre embiase á arquear los Navios, y tasar bs derechos; hizoío prompitamsnte, emboando sus Oficiales diligentes; toáronlos en un mil y ochocientos ducados; advertido Don Luis pidióse midiesen segunda vez f gratificólos mui bien, y quitaron los mil, cwédando- en ochocientos ; red vio los el Vísk tador , pero esperaba su gratificación supernumeraria j tardó tres días el Padre Fray Diego en visitarle , pareciendole yá la repetición d e visitas no necesaria i con solo este motivo ero, bíó i llamar solos á los Soldados, y al Ínterpre.

Tbilipinds Tere fart.Cdp,

Vil-

i>í

prete j puestos en su presencia -reprehendió severamente ja falta de atención á su dignidad: mando azotar al Interprete pdr mas culpadc* por no aver avisado en tiempo de los indis, pensables estilos 3 dieronle cinco y le hicie. íon una gran llaga: mandó poner á los Soldados en disposición de recibir el mismo castigo, tendidos en tierra, y con los rruslcs, que és en donde se reciven,descubiertos: el verdugo yá prevenido con J penca alzada , que és una a media gruesa caña con pedazos de plomo en„ trechos para que cayga'en peso con sus esquí, ñas agudas, que cortan como afiladas navajas, esperando yá la sena! para descargar los gol; pes, mandó se detuviese, contentándose con los amagos; hizóios llevar á los tres ala Caree! publica j que estaba lexos de su casa : pudieron componer con íes Miristros su detención en un Templo, desde donde embiafort á llamar al padre, que aunque con dificultad fué averse con ellos; contáronle sus afliccio. ues, y le rogaban encarecidamente, no ios de. xasc en ia Cárcel por que morirían en ella
5

bre.

¿fz

B'istma

Qeriernffié
?

brevemínte v prometióles el buen Religioso qne no se iría hasta dexarlos libres, ti Bien encendió la penetración del Padre Fray Diego la dirección de sus ideas, que sola las; aplacaría Ja plata í'pero no tenia con que suplir, a su codicia
;

no era fácil ha.

cer precisis diligencias en su solisitud, pues entrar en la Ciudad á tratar dé el rescate en su suplemento con Mercaderes de correspondieacia con Manila, era peligroso , y mui di. ffcilj Sentía estás dilaciones el padre y laíatrib'j. yan los presos Sold&dos rrdéscuido y el Visitador Ja acriminaba dr rebeldía- en este concepto y ; por satisfacer su avara costumbre, le mandó fiamar;el día dé:todos Jos Santos 'acabada de
r

decir Misa en una casita» que los.mercaderes Portugueses• ftaviarr hecho á Ja orilla de el Rioj immcdiata á- sus érnba re aciones ¿ tenían esto? el píririiso- d e ir 3: Cantón cO m o a feria , dos vezes 'ai año j duran tiempo las compras, y lfévartsa Gapéllanqué les asista en sus-espin rúai fes necesidades : tres eran los Padre^dc! la< Cotrr f&st, que ár~h sfzon se hallaban con eHc?s, uno < '

fTñtipms* Ter. 'Parte Cap. VIL

25?

uno que era e l Capellán,

los otros dos c c n

el fin; de entrar la tierra adentro á la disposi, sien,de el.Padres^atheo Ricci., que estaba de Superi©*: de sus- misiones, yá ¿prehciidjercjn.
su 1

taia

algunos o^

años h vistiéronse en habito de Chinos, y com. viage ¡. con guias,
:

contesta

portunidad .pudo celebrar, el. Padre Fray Dieg o , el Santo sacrificio* qu ando : apen as. ün ali zd, dio,con. el un .Ministro de el .Visitador con w C hapa . o M a «da'mien to > p ara .que- fue se á su
;

presencia i hizólo M y

llegar i

ella, .quan-

do iba á baccr como, la #ez., primera, su r e v é , rente cortesia, le..hizo* poner, de.rodiliás entre JosVerdugos.violentamente; comenzó a n a , . iceíle cargos;» que le ; explicaba .-.¿en .Portugués u n , Chino, í que:entendía, a l g o r e . ^ t c i l i o n i a ) qne4ebia, ser «espían puc s;r]p cumplía con jas
f

^^^s^o^IígacJOQes ; coadmitía pr e testos, %
f

*roj<aI<a ál iPadre^pQJ: su- wandaco en el suelo
; :

un Verdugo * vdesciiDrióle; los: nusíos ¿ y se pu; ;

so en disposición? de descargar Jos azotes i icpetkcoriifrequencíael
t

Visitador, que era

espia, f ¡ef ma^aj èra :pr eciso: fuese castigado; sa-

254

Historia Getxral Ve

saco el Padre una imformacion,

que le die-

ron los Chinos Christianos de Manila, y los infieles, - de el bien que recibían los de la N.3 cion de los padres Dominicos, curando á.sus Enfermos,-y socorriendo á sus pobres, y les defendían qugndo recibían agrabios? presentó y debía el padre esta información, que era tentó, y no hizo de ella mucho

recivirse por total descargo; no era de su ína¿ aprecio; suspendió la execucion de los a z o t e s , y lo las ma-

comutci en otro tormento tenible: puesto de rodillas delante del Visitador juntas nos ; acomodaron
c

í

los dedos unos palillos

redondos o n sus muescas rapartidas á un lado y o t r o ; apretaban las Cavezas con unos cordeles poco a p o c o , con dolor fcín sensible, que le dio un desmayo al Padre ; mandó ce* sar entonces la tortura; dixolc > que podii irse ; pera que sino remedio alguno. 12 Tan maltratado cerno esto salió el Padre de laprecencia de aquel Tirano.Eule crahiá mil taeles &
S

plata el día siguiente, Je quitaría la vida ÍB

"

~ ~

nu«

müfims Ten. f*rt. Cap. VU.
."nuco* fuese' á su posada* y bailó li

255
orden,

de que no le recibiese ea ella, determinó ir al Navio de los Portugueses, en donde se p r o metía a gun alivio con la intercesión
r

de los
9

Padres iesuitas; bolvian

á ellos mercaderes-

antes de lo que solim ; decían,

que la Ciu-

dad estaba alborotada contra ellos, por que el Padre Fray Diego havia entrado en su N a * vio : pidiéronle se saliese, no íes hiciese mala obra : que era seguro les sobre viniese ¿ si permanecía en e l , un grave perjuicio ; por que » 0 les succediese a s i , como lo temían se fué el Padre á tierra; quasi sin pensarlo halló su abrigo en un Chino mercader que continuaba á Manila sus viages; recogióle * en su C a s a , y le agenció cien tacs de plata prestados, á pagar después con interés de usuras: vestido á la noche siguiente de habito de Chino, repitió en los Portugueses su visita, que huviera Cscusado > sino fuera la necesidad ta*n urgente: empeño la palabra de el Capitán D o n L u i s y sobre ella le prestaron otros Kk
}

doscientos sita

los trescientos, al día siguiente al V\j

2,16

Bhtow General f)e

sitador con el Chino huésped, hombre en la Ciudad de estimaciones, rogándole se conten, tase con aquello, que le havian prestado de limosna, y no havia podido recoger mas cantidad ; que se dignase soltar ios presos, y conceder su licencia para retirarse á sus Navios : era justa la petición, pero no para un animo tan codicioso, y tan v i l : embiole se. «linda vez á llamar con uno de sus Ministros) hizole la gracia aquel Chino mercader de acompañarle ; no tenia la chapa mis licencia, que para el Padre Fray D i e g o , y detuvieron las guardas déla puerta ala sin ella: fué el Ministro comitiva» y consial A m o , que traxo entró pues sin guientemente al Padre , que no podía entrar otra mas estendida licencia:

esta dificultad , y le recivió el Visitador en o . tro aposento interior sentado, en pie sus Ministros , y el dinero que sele havia embudo so, bre un Bufetes hicieronfc poner de rodillasá distancia ; comenzó á reprehenderle con abundancia de palabras, y enojado semblante > el padre no le entendía, y pareciendoje, que le pre-

^

nifyimsTerc

fan. CapVIh

i$j

preguntaba solo respoucih pnrbiautlt; que quic„ re decir no entiendo : repetía su Voz ci P a d r e , levantase colerico de la Silla, y vinose para è!, para arguirle de mas cerca : como sì la imme¿ di ación comunicara mas inteligencia á sus vo zes; repetía sus reprehensiones con acciones tan vivas, que parecía quererle meter las v o ^ zes con los dedos en Jos ojos ; como no podía contestar el Padre paró la farsa en mandar, que le llevasen álá Cárcel p r e s o , tenia prevenida una eadenà de hierro uno de los Verdugos hcchosela al cuello 3 cerrando la bueíta con un csn# dado, y llevando el cabo por delante, obligó aqui el padre le siguiese; atravesó el padre una parte de la Ciudad de este modo > era mucha la gente novelera, que concurría al espectacub > eoiicarria á hacerle mas lastimoso la g r i j urh cornrr.un, y la universal irrisioni duró bassa las quatro de la tarde el paseo, y en t i l figura apareció el lastimoso Padre ante el Man* darin, aquicii estaba sugeta aquilea prisión 5 est aba en su Tribunal, al qus tenia comunicacian h C.tjfcd por uoa puerta : esto dio.
m

Eistmd General Ve oportunidad áquc le pudiesen veér los presos Soldados, que se enternecieron con trato\tán iniqao, púsose de rodillas el Padre preso, mondó asistiese allí el preso Interprete ¿.preguntó el Mandarín por la causa de prisión tan áspera que denotaban maior delito j respondió el Padre los verdaderos motivos de ella, que reconocidos parecieron al Mandarín injustos : previno caritativamente al P a d r e , que lo que hiciese el rigoroso Visitador, nadie podiia después deshacer; que si se iba á una pesque, ria de perlas 5 de que estaba mui encargado, y era mui conforme á su avaro g e n i o , si quedaba preso ? nadie podría soltarle después: mas bu. mano este Mandarín, mandó quitar la cadena, y que le metiesen, en la Cárcel ; consoláronse los Soldados, y reconocieren eran la causa de las aflicciones de aquel caritativo Religioso, pues voluntariamente se introducía en aquellos riesgos, quando pudiera haverse retirado á su. N a v i o ; pero animando de su z e l o , y c:m>liendo con su palabra como mui honrrado, lo hizo causa común siguiendo la misma

mtipinas Ter. &4rt Mp. VIL fortuna. ii Presto sintió el Pacic Fray Diego la incomodidad c!c el sitio, peco el ¿ b n g u , y eí frió grande > mas ie de*acon.od¿ban ¿ s o, otros presos j que eran como trescientos j y muchos de ellos condenados á muerte 5 estaban d* d¡a con alguna libertad, trabajando para solicitar su sustento, pues cíe su habiiidüd te mantenía cada uno ; de noche los aseguraban en un Calabozo, cercaban la Cárcel'vichantes guardias, que hacían las señas de su Centine. la con un tambor muí grande, en que de quandoen quando daban un golpe j tres días cstubo el buen Padre en est* prisión, hasta que le fió su huésped en los mil taeles, obligándose con su crédito, y caudal, en caso de defecto i la paga por entero: mando soltarlo el Visitador con esta fianza, y se entregaron al Fiador ¡os presos: al salir de la Circe! acudieron a] Padre Porteros, y Ministros, pidiéndoles sus derechos: no podía satisfacerlos, por no tener cen que, y era recesar a grande cantidad por ser ellos muchos; pagáronse de su mano erf decir le
al

al Padre afrentas, y darle empellones; á coda priesa, y corriendo por la»''calles íos llevaron á Casa de el Visitador Eunuco quien al a nochecer los rccivíó después de haveríe esperado un gran rato» á un estando de rodillas los " hizo baxar las Cave zas, y después de reprehensiones ásperas ]oí entregó al Fiador, encargándole los sacase quinto pudiese j que le átenderta conforme :í su diligencia: de acui á buen paso pasaron á la Casa de el Fiador, que estaba fuera de la Ciudad á k puerta de ella >. havia un gran fuego; hiriéronlos saltar por en. cima, como que para asegurar la fianza era esta indispensable Ceremonia.
t

14 Afligieron los Criados de el visita, dor toda aquella chusma de p o r t e r o s , y Ministros al pobre Fiador -Chino, vindicando sus pretendidos derechos; que pues el se h va ai interesado tanto en tan dificultosos ne©ocios, no seria tan libremente, que no huviese por ello recivicb mucha-plata-; conciben los Chinos , que no fe g.?. bien uno á o t r o , sin utilidad;

y comodidad propria: para salir de can m«les

1n&$№ TUC ftfir. €*}. testas demandas acudía el Fiador al

¿ 2$i padre

respondía este que no havia mas que «nil taes ofrecidos, y que para satisfacer estos é f a n e , cesario acudir i D o n
LUÍS,

con quien se com­

pondría t o d o ; c] fiador no venia bien enescoj recelaba, que viéndose en el Navio se hiciesen á la Vela, y el entonces quedaba en la fianza descubierto: asi era de noche, y­de día su atento cuidado con su Gente, no se Íes escala, sen, y se fuesen ai Navio : el padre y los Sol­ dados estaban con los vivos recelos, de que con la tardanza obligado de la necesidad se fuese Don Luis, y los dexasen allí asi enr reda­ dos, y embarazados j que seria la vltima mi­ seria: determinaron te, y pues salirse furtivamen. áei siguimiento, y obligar al Fiador

satisfacerle en llegando al N a v i o , que era el único remedio, convino en ello un C hino,de los que eu la dics taez la C asa eneraban, ajustando en fuga por una puerta falsa pe nida

que salía i un estero que desembocaba en el Rio grande, salieron en vna embarcación quena, hasta otra grande, que tenia preve­

26Í. Mtstoriá Gmerat Ve ñida en el r i o , y en ella navegaron toda la noche: al dia siguiente se ocultaron los fugitivos en lo interior, solo se manifestaban los Marineros Chinos, vsando de varias haviida. des per no ser descubiertos, y evitar los registros: llegaron .analmente al N a v i o , que estaba armado fuera de el R c r t o , y apunto de hacerse ¿ la vela, dieron á los í hinos el dinero de el ajuste, y se retiraron con priesa por no ser sentidos, y descubiertos * a peco ti. empo llegó el Fiador con pin Barco de armada; solicitaba antes de todo saber quien los havia traído; pero siendo sus diligencias inu. tiles, se contentó con te plata, en que estaba á Bandado , y el Navio se hizo a la veken viage para Manija. Quedó en tierra el Padre Fray Diego que de los sustos y trabajos anteceden, tes, tcnin s« salud bastante quebrantada, y en poca disposición para animarse á acompañarlos en su viage: resolvió ir á convalecer a' M a c a o , que estaba cerca, y le seria fa» cij. i5 Pareciendo
ilos

Portugueses de Macao

nlipiMs Tere, fart. Cap. Vil263 c a o , que los Castellanos querían intruducir^ se e n eí comercio de la China, lo que perjudicaria al suyo en sus intereses 5 sintieron que P o n J-uis, aunque derotado , huviese arribado aquellas costas : determinaron prender* Je, fueron para ello de mano armada con golpe de gente > ruindad, que debe desvanecer su presumpcion de n o b l e z a , y hidalguía proceder asi con un Cavallero infeliz con poca gente l y perdido^ con todo sacando su espiritu fuerj zas de una animada flaqueza se defendió de la sobervia Portuguesa como valeroso castellanos volvieronsin lograr sus intentos, pero se vengaron aun con maior infamias publica, ron Bandos, mandando con graves penas j que ninguno les subministrase bastimento > y si a l . gutío de los de Don liíis ibi a l a Ciudad id a curarse, ó a solicitarlos > le prendían en lugar de íavoreserlos; era esta una intolerable veja, ebirv obliga la necesidad a qué se sacrificase el Padre Fray Alonso en componer estas di, TiSiones entre Portugueses, y Castellanos: paso pues a este .empego, que en realidad era *
s

гб 4

:

М$ torta Genera/ pe

"

g r a v e , en una nación tan aferrada en sus pa­ receres ; halló la concordia dificultosamas de lo que pensaba ; el Virrey deja India, tenia da­ dos ordenes apretadísimas < para que tío per­ mitiesen Castellanos en los Rey nos de su co« mercio > que estas ordenes comprchendun i
}

D o n Luis, decían fes de Macao, por la jor­ riada qué hívia de hacer á Catnboja, ReynO que estaba a su devoción , y era de los сош« prehendidos en el decreto • el Provisor de Ma­ • cao fomentaba la división con excomuniones. que prohibían toda communicación con pon X u i s , y sus compañeros* harta desgracia >.qu& se hagan ala parte tin sagradas l a r armas de la Iglesia en •unos negocios meramante políticos} unasarmas
y

que solo intentan la paz de los por tugues, que par
2

espíritus,; se pagan servir á destruir los ani­ m o s ; seria un refiaadp confirmar i su Nación en el ne/cíÑo odio to­ do lo hallaba su moral licito: eón estas dispo­ siciones clamaba toda la Ciudad contra iquel rniserablé Cavallero, y^nad i CQ sus diligencias adelantaba el Padre Fray­ Alonso ¿ ni. su Ve. """" •'' " пег*

$h'£phi4s Ten

pan. Cap. VIL

06$

nerable ancianidad, ni la fuerza de sus pro* posiciones hacia brecha , en aquellos obstinados ánimos: correspondían con voces afrentosas,, y contumeliosas áque el padre correspondía con el desprecio , mostrándose aellas insensible > por si podía ganar sus afectos de este modo a nada fué suficiente i un Pueblo libre, y 4 tinos superiores tan implicados en su implicable odio í sus idas y venidas de el lugar donde, estaban los Náufragos ala Ciudad de Macáo, y de esta Isla, como recaían en una hedad abalizada, y muí trabajada. le ocasionaron la emferme. did ul'draa¿ retiróse en Macao a el Convento de su Orden i conociendo que instaba su muerte, récivió los Santos Sacramentos, y rodeado de lidiosos dio ai Criador su espíritu i asi lo debriros creer de su vida Religiosa,; y de e| excesiva ardor por ía salud de las almas, el, que le hizo dexar la atención á su Provincia-, lato i y después volver ¿experimentar desgra-¡, eras ; dirase á lo "dé ef mundos, que no fue: ségu'n c-íencía m z e i o , pera; idRJS qire e> e|; qué ¿o-vterfti los: Espíritus, ¿ 'tiene disposición^
f r

llz

diu

z66

• •

Historia Gpt№ái Ve­ sincio ­vivisiüíamencC'.

altísimas, y és muj poco, nuestro' enrendiml­. ejritó­ para penetrarías est^ ¿ñuerce Don L u i s , .y sus compañeros,

que conocíaa muí oien io que perdían enelja,:.. y ios trabajos siguientes, que lueroa muí de prueba ios ácrjouiaa asa falca • i6 £ste suceso can infeliz tuvo la ex­ pedición a Omito)* > hallase en ella la conveni­ encia, de saver el aso en lo prospero, y en JO adverso: no se engríe en los bienes temporales el anuid bueno, ni en ios miles padece que­ brantos suele ser el malo castigo con la iufe­ hcidad, por que en la felicidad se corrompe, y estos son importantes avisos: .i estos cono­ cimientos nos restituye en sus adversidades D o n Luis ' en lo feliz de su govierno , y en io desdichado de sus empresas j propensión de lo terreno, tener mutaciones, conversones, y el ínter i cP preciso al íjn s como bueno, aunque siervo libre, en todos sus trabajos entrete­ nida en reverentes gracias á la Divina ­Miseri­ cordia, que aun instado de Barbaros insultos* de implacables ó D'm ofendido, templó su i&*

dignación coa. intolerancia, mientras c b n t é n i % insultos el suli liinento , pero faltando •esta
¿

atención venció admirablemente > castigando; torpes osadías* a sostener enfermos mestices enemigos j penetraban ánimos^* qtae en su eversión tuvieran la Gloria tan d o * bien las cau-} segiia en '1

sas, ios primeros de su oposición ba pero

e-Ja la maior parte de el Pueblo y que ignora, por que se riada tan intestina guerra i siempre en opiniones sustentadas, eneeni añinos tenebromi'i
1

migas de la verdad, qutfrtxá altamente, y tenazmente el error coman
Vtii»

sos; extirparlos, y arrancarlos es conato 17 cisco

El Prudente Governad r Don FrariV T e l l o , luego que tuvo á las embarcaciones noticia por
;

a

arribada de la Galeota, de la tormenta sobrevino

qU¿;

y remiendo'

húviese parecido alguna de ellas, juzgo conveniente embiarles un Navio de s o c o r r o , pidió ala Provincia de el Santo R o s a r i o , Religio. sos para este Barco, respecto que ei Re? de Cmho]é pedia de está Orden5 que en c a s * ; que

ffistork qig fes Otros

General Di
1

no hubiesen llegado, ocupase Provincial

á estos la predicación de el Evangelio : escogió entre otros el Reverendo Padre dos sugetos, de su áprovacion, fuan dé San Pedro elpadrc Fray Í?edro de lesus el Padre Fray ó de la Bastí* fundadores

M á r t i r , ó Maído nado, y
5

daj era el padre Fray luán Comisario de el Santo oficio , uno de los primeros de esta.Provincia, hombre de sobre salientes méritos.* embarcóse mui alegre con la compartía de el Padre Fray P e d r o , que era de su condición, y espíritu: en breve tiempo liega-ictp aí R i o grande de Camboja ; luego empezó la viveza de el Padre Fray luán stratar de sus •p»u0pales \ negocios, y de ios etco'mendados,
:

ert crd^n á la conversión

de los Gentiles, co

m

mo el servicio de nuestro R e y , ocasiones, que le ofrecía el

y el publico

bien' dePhilípinas • no perdía urrpunto en las tiempo r trató pues de su.Embaxídí'COirefRey áíqifarto dia? tratóle mur bieo el'Rey en fo exterior r pero a c u d i r * c o n ha-5tar>te Írtdiie>eiTcia a íosrrro ti vers-

ee/sa-^ venida;.? -zm se acf/irti o>ei¿.- [a ¿ c r e s p ó n *
dietr.

VhMpkás Ttr. Partí Cap VIL

269

Ciencia al regaló, que por parce de Philípinas se le hizoj pues no excedía al valor ¡de qwatrp Kcales : su Padre era el que havia empeñado su palabra con elGovcrnador y con los Reli> giosos este era yá difunto, y el que no havia liecho tales ofrecimientos, no estaba en dis» posición de cumplirlos:: en ella entraban fó£ portugueses á la par te j quienes perversamente le sugerieron, que si permitía en su Reyno á los Castellanos se levantarían con ei¿ como 1 © ^enian de costumbre: bien pudieran advertiries ¿ra ol>via la practica retorsión, pues convaleció su poder en la India, dando leyes a los vencidos con sus.armasj alabando en ello el' proceder de su nación, reprehendían sus con. quistas contra propria voluntad . . ;;.
t

18 Tuvieran su piarte también y acaso* la mas poderosa,-)Unos Mahometanos Malayos* mui esjimadosíde e{ R e y , * p o r ser mas valien¿ t e s , que sus CambápsH <f por que con su infa.'' me Secta adulaban sus pasiones de m o z o ; lar troducidos en su giacia '4h:. iban apoderando;; ^teraajienie de^MQwerft© esíos. pue^ .por»'
t 1 v

t3t f©
r

Historia General Ste no les y

­conservarse en e l , como por su Secta t a » o * c u e s t a , persuadieron al Rey m o z o , cestaba bien aquella embaxada; que no la re» .cibiese ­ con la acostumbrada solemnidad sobre el Navio , y su Tripulación: «e
; J

•«jue en caso que pretendiesen mas, se hecha se acomodo, á éste consejo, y fué el reeivimiento m»i luán el juicio r e c t o , de que comedimentos precisos pidió que

simple; con correspondencias tan débiles, hizo el padre Fray líos primaros estaban á\H mui poco seguros: hechos aque.
y

licencia para­retirarse. í su Embarcación

estaba fondeada en el Puerto lexos de alli; no Mía concedió el R e y , y esto les persuadió, que «seles armaba alguna craycion, de que no fes seria fácil escaparse; resolvieron baxarse al ¿Puerto: havian baxado también Potugueses, y Japones, estos estaban mui mal con la intro" duccion de ios Malayos, y deseaban oportu­ nidad, en que el valor tuviese la decisión en estps sentimientos: los Capitanes D i e g o Ve. l i o s o , : y Blas Ruiz de Fernán Ccnzaíes no es. t^ba para ati&l&&j.éfa& #u&t№$¿ , • teman 4lo$ Mala»

ThHíplnas Tere» $árt¡* Cap, VIL '27T Malayos por declarados enemigos ; eran miw ehos y favorecidos de el Rey > y Rey na rnui poderosos; y solo era su ansia expeler á los Esctangeros: el Capitán de nuestro Navio tencha Ja p a z , y procuraba.sosegar ios l>an¿ dos % y ¿si no se hizo de parte de alguno d e los dos partidos, afectando neutralidad: 4o» Malayos viéndose con, fuerzas superiores, d e * sc.aba.ti la guerra, que acabase de una vez} con sus sobre saltos *.-.£ra majar su, Navfo , y| mas fuerte; esto ^ que les c prometía; segara \í victoria, les hizo romper la guerra: c « u pfezose jugar devna y otra par te la Ar cülc¿ ria^ viéndose inferiores los Malayos, en: este manejo, se acomodaron á otros mas violentos; de fuegos, artificiales., para: abrasar el Navio $ IogíaronoSHs intentos > comenzó este á arde* cpn ja violencia de, el alquittan con tanta % $rs$v qué necesitaron para librarse, arrojar* se, a¡l agua* el Padre Fray Pedro de lesus quej no sabia nadar, y se havia descolgado por JaPopa , se quedó asido , de el Timón á c u d i e i ron los. Malayos en pequeñas Embarcaciones;
( t:

Mraj

y sin

572

Histeria Central ®e

y sin poder valerse, k alancearon; cayó mal herido al agua ya muribuwdo, acabó en ella sofocado • ip Mejor logró el Padre Fray luari, qne pudo escapar á nado, y coger una pe. epeña Fragata, que no estaba lejos, y era de e l Capitán luán de Mendoza Vczino de Manila, que iba á Siam al c o m e r c i o ; noded todo libre, pues taco una herida en la gar. ganta de un b a l a z o , que le pasó de chaspon, y al soslayo, que no siendo penetrante pudo curar después en la Embarcación de su refugio : brevemente llegaron a Siam, y quzndo aquí se promedan algún descanso i las pasa, das fatigas, fueron maiores los sustos; el , que alli entonces reynaba era una cruel fiera , en humana figura, por mui leves motivos daba tormentosas muertes 5 mandaba heehar hombres á bravos Elephantes; que los despedazasen con Jas trompas j mandaba freír en peco a z e y t e , para que fuese mas diuturno el tormento , á otros / haziendolos atcnaceassen , Vivos, y que les pusiesen, én la boca iospeda... •'' zos

Wilifmás Ter, fart> Cap, VIL zos de sus carnes d dolor
3

2 75 de
tari

obligándoles la fuerza sus dientes:

á morderlas entre

empleado en esta barbara fuerza, que quando no havia delinquenres, lo hacia con qualquie­ r a , solo por saciar su apetito cruel 5 esto посол uno, ó o t r o > peí o á un de miles eran estos inhumanos suplicios: ésto que hacia con sus vasallos nos persuade, no seria con los es* traños menos impio : pocos días antes que llegase este Barco á su puerto havia hecho •morir asi fritos, y atenazeados á quatro Por­ tugueses por motivo leve, que no havia sido de, su gusto. 20 T o d o esto supo el Padre Fray Por. Juan, á quien selo refirió car el Evangelio un Religioso

tugues de su O r d e n , que havia ido á. predi­ á este R e y n o ; teníale c o ­ darle licencia Por­ mo preso el R e y , sin querer

para bolverse á la India j llamábase Fray lor­ ge de Mota; temia el p a d r e , y otros tugueses, que estaban con e l , Rey ЬдгЬагб tomismo,
:

que hiciese el

que havia executado toso?

con los otros Paysancs : el huirse era dificuU Mm2

ifa. fíisfoYid General Tíé t o s e ) ' pnes notando su falta ¿ serian per se. güidoSj y hallados era seguro pasasen tan asombrosos tormentos 5 comunicados con el Padre Fray luán estos ahogos , le pidieron encarecidamente 3 que los librase de ellos, que Jos permitiesen en su Embarcación, que á qualquiera parte irian gustosos> por librarse de tan ilumínente peligro j compadecióse el Fa. dre Fray luán de tales miserias^ y los prometió hacer quanto estubiesc de su parte por librarlos j comunicólo con el Capitán de su Navio , que también se movió a lastima} * condecendió llevarlos ocultamente sin qüc Jo entendiese el R e y , que y á sabían no havia de permitirlo j que estubiesen; prevenidos, para quando saliese el B a r c o , y estubiesen en p a r t e , que pudiesen embarcarse sin peligro. ./41 Convenidos en esto se quedaron con el p a i r e Fray luán én prenda de que no se irían sin e l l o s ; sacada la licencia se iba la embarcación rio i b a j o , tenia este hasta la mar ciuquenta legiias con tan recias crecientes, ¡que el tiempo que el agua stibe es presiso detener?

Phitipirias. Ter» fart.Cap* VIL 275 tenerse para no bolver atras con la fuerza cié ja corriente; apresuráronse los que quedaron en tierra mas de lo conveniente , después que salió el Navio aquella misma noche se salieron huyendo antes de el tiempo oportuno, y seña-, jado; alcanzáronle, quando apenas havia caminado diez leguas: quando los vieron los de la embarcación , se sorprehendieron, y les ocup el temor, y el susto; pero no teniendo y á ó otro remedio los recivieron á so b o r d o : á la mañana siguiente supo el Rey la fuga , irritóse su ferviente colera, y sin detención mandólos fuesen á coger embarcaciones con gente armada; apenas unas, quando despachó otras, y tras estas hizo tercer despacho, brevemente alcanzaron al N a v i o , llevaba este c o . mo veinte personas entre Castellanos, Portugueses ,y••¡os Religiosos ; sus armas dece Mosquetes, y algunos a.rcabuzés, cercáronlos ks embarcaciones de ci P^ey, a'cometenlos per todas partes, disparando versos y arestines;' y arrojando flechas, y lanzas; defendíanse muí bien mientras favorecía la .corriente, bu* elta

2j6

Historia General De

cita ésta en c o n t r a r i o , fué presiso da'r fondo j aquí fué peligroso el combate ; por que como.no se movia la embarcación aseguraban ios Sianos sus tiros > no los perdían los nuestros 5 por que como los enemigos eran muchos se
a

empleaban bien los mosquetazos?

cayan

co

é

roo moscas j pero como desesperados mante. nian la guerra,- mas querían morir de aquel m o d o , que boíver al Rey sin los fugitivos; fué tan pertinaz el combate, que los pobres acometí, dos tuvieron que descansar tres veses , y e s tuvieron próximos á ser presos ; tres dias duro la facción , hasta que venciendo pasaron por ensima de Jos peligros, y pudiendo salir á la mar, les fué fácil la fuga 5 no fué sin san. gre la Victoria, murió el piloto de un balaz o ; salieron el Capiran luán de Mendoza, y el Padre Fray íorge mui mal heridos; de ello marierón después en Malaca ; quebraron en la refriega un brazo al Padre Fray luán con una' bala ; fué grande el golpe , y la herida, no havia medicinas promptas , y eran intolerables los d o l o r e s ; c o n o c i ó , que le rendía el traba-

tph'tlipinds Tere,

Тагt,

Cap Vil.

tjy

trabajo , y se confesó con el Padre Fray Iorge, y exhortando á todos con mui sanos consejos rindió ¿ Dios el espíritu : fué su muerte, co­ mo se puede esperar j verdaderamente feliz, respecto áquc lá ocasionaron can piadosos, y compasivos motivos, como dice en su carta á los Padres de su Provincia, que moria muí consolado en él Señor, por ser Sacrificio de obediencia
>

que le obligó á tan arduo l o m a ­

da;'fué en las costas de Ccnchinchina, arri­ baron sobre tierra, y le dieron en ella sepul­ tura en una ísleta, sin poner insignia de Chris. ШПО•., por que no Ja insultasen los infieles : sepultura humilde i no permitía otra el tiem. pó ¿ faltó el consuelo ¿los que restaban vivos, de que fuese mas pomponea ¡ pero como no eran subsidios al muerto, tubo lo que fué po* sible én lo piadoso : ( í ) asi no fué culpa de Jos Vivos , que no pudieron atender amas o s . tentosos funerales; ni pena en el Difunto que yá no pudo sentir esta falta­

•'

. . ;

C A .

; ( i )

СЫо Щниг,

qm non lahet urnam;

' i 7^

Historia General ®e

GAPITVLO VIII.
Turbasi Manila con la arribada de el Galeon San " flidipe al Lapon- y determina.el Governa* dor embaxada con ricos presentes'
I
v

,h Supremo Gonditor. iiistruiíó' ¿ sus Pueblos^ con esta sentencia de Ley Divina: Dios á los Sobervios resiste, á los humildes di su gracia : esto que es proprio de el supremo poder , afecta también un espíritu spbervioj ( o ) tiene por las mas propfías alabanzasj ésto es dominaren lamíéma ansia de el Dominio ; si corrieran el error de la impiedad, se hicieran en él idóneos > pero es lo regular tratar á todos como á Ínfimos enemigos ? esto logró Taycosama en sacrificar ásu zeloen las Aras de su dominio estas humildes victimas > con su sangre manchó tan-sagradas aras; perdonó su furor aparentes sugeeiones, y de- í

bcíó( o ) B¿ fareeje sújectis, tt MUlkre sHperbis,

fPbilifhtás Tere. tPfotvCáp.yllL -beló injustamente Reales humildades, que enreje tubo por sobcrvja,.; esto lo entendieren los que no centendian pcrviea2mentc j si prudentemente atendían» el que no padeciese la vercadera Religión deserciones por. que instasen presentes necesidades, re pian en mas la f4cjisima expectación de la eterna vida • 2 £stos impulsos excita la justa causa de nuestros Santos mártires 1 moviéronse CasteJIanQs, y Portugueses, que despuesta toda pasiqn loa adoraron, en sus Cr.uzcs 5 hicieron lo mismo otros Religiosos Padres de Santo 8 W B § j de §an Agustjn , y de la Compañía, en que no los detuvo alguna circunspec* fcion, .viéndolos,morir cqn constancia supefjor, 4 e iyiarti*cs v e l mismo IJÍustrjsimo O * |^gp„<|e |ajon, ^ c t o r Qqn Pe^to Martín e z , que v4ó levantar > - y alancear á Jos benditos Mapires-en sus Cruces., na viéndole trahidp ej:%r¿bn.^deel Santo Cpmissario Francisco*. Rodríguez Pinto, satisfecho con esta señal deque todos havÉan rnuerto, l e fué, actuel dichosisiino^ Calvario j conten pió aten-;. • -• /•„ Nn ; tay ; 0 ? v

aSó • ffiiwfo Gemmi Ш ta trita te • lardósi lán sacras, en cada шла ,.­еод. *cótei vitar, " y jñrescafa la sangreyque*3ö& derramaban heridas t a n crueles,* sus angelice* semblantes , ей cö'ntemplacten b s ojos sin ^rbaclörV algtìflaì claros Ш ? por su ínter, р Ш е " l a ' t á b l r de láSentencia, exclamo tier« ñámente, f с OH abundantes lagtírfcasr tarò Mártires s o n сойГО Sari torerrzcf? púsose de íOdíllásr al pie? d e ísr Ciazi? efe San Pedro Batu t l s f a , y fé dici la devoea comffiérhOracíoit co. mo á Santo mártir í <Petrè, òr* premi*
­ : : f ; 1 y

ft zö iar tónta ' deprèeacìmr á rodas las d u * Ш'ГЫ BegJfnrfi;. # ía/d¿ í t o f h é l i p e ; • deíesus' ' eklanitf 'asi г' 0 A t ó v ^ n b r á d o Mariffy • y mí dichoso ? mejores ordenes sórt estas, que os lia dkéó ' elKejr efe él e í e f o , que fas que os ìiègjàe yù sö Édígn<> '№fepo* ^'Ш tartíbíett pruebas conStátííés la gente commori de el Tapón, que veniarr I adorar á los Santos már­ tires de шш datante* tierras, haciendo vni­ Versaf contrtìociorf en enrístranos, y Genti, íes f éónvirtferonse muchos de estos, y se ofrecían­ í I* muerte muí vofuatariímence los
T ; : ir: :

o t r o s : €s vi y o exemplar entre Otros muchos elide Barondo no Pardo, que en una C arta á su padre Guenif óm le d i c e , que porqtianto el es Chástiano ? y que por tales los Padres fiavian le.iSer^muertos, el se determinaba í inorír con íflosi no con menos animo sn hermano menor ­Constantino 5 quien viniendo i Fuxími, dé­ £lar$, que era i C hristiano;,, ú sus Padres, y ^ue havienáo savido las determinaciones de 3&yeoW№ en crueiücar­4 los padres quería padecer también e l martirio conellos; fueron iBiiíjchos, los ;=^­#a^ifesta,f©n. igual 'constan, c i a , en tod© gener© de gente de condición '•fita.­,, y t>axa.
v

i Para honor de sus Santos siervos conservó la Diyina I n v i d e n c i a por mas de sbte* meses «estos preciosos cuerpos en sus prop&ias C ruzes^i ^sia # i e de ellos faltase mi­ embro algano, ^ r n o - d s ello da" testimonio, como icstigo de vista* Dm Bemardin© de Avila ­ ­Acafiado^teirnarpri© dté e l Empera­ dor su&eal licentía, ^a?ra que ios de el per:. '*tié* Galeón, ­>$e M v i e s e a ú ManÜ a s luego ' ' Nh a que

¿8i rnente files,

Historia 'Getnral Vt diligentísima, algunas Reliquias de ios Santos mar­ que en Manila sirviesen de verdadera

que h obtubieron, solicitaron

testimonio,­ ­y fuese en tangran perdida el ver­ dadero consuelo; fue ia iiihiukad mucha, y en un acomodada bau, "se eonteflto sa devoción c o n algunas parvida­ des, que guardaron l i t o , y tra Ütnzo qpe representaba i a tragedia de diestro pincel, y «1 v i v o : no lograron mas los Religiosos embarcados en el Navio portu.
l

gües, aunque 4a solicitud fué exquisita' ha. su^a vigilancia »
1

iikh • pfcesW tos brazos Eclesiástico y secular tina paira que se­conservasen tenerse ardor, intactos; P>r|riádbsa "•prosigtíido publicó sobre ello el Señor Obispo ­censaras : puede está di li genci a > pues si huvicsfi el despojé ^cbn e l mismo repartido todo de repar­ tan ve­ que%s ex­

¥ e fapon j i ^ r o s a s

que el di a primero, estwierá

/al seguiíáo : su prbmpto *vrage á Mwao i ¡npi« ^dio' tth pre réstaSfopiidsso motivo tir
f

por todas fas fgfósias á e e i lipón ¿óstoso ­fegti&t ^verdid,

nerables cuerpos, pidiéndolos № al^ñi

al Emperador

<Phusmas Tere. Part.Gtp

V11K

a$í

excitó 'trias fuerte
5

k persecución ,contra. líos,, iirr pu» haver

lcsaitas que teman contra si en fungen pdáeíoso partido 5 pero ya que se iba, do levantar las excomuniones; pudo praesicacfo aquellas -diligencias hsver

antes > pudo

rescatado furtivamente los principales

cuerpos y aunque 3a devoción ocultase porción de sus Reliquias i pero interesarse en su conservación, y dexar los cuerpos expuestos á-ía corrupción) yá que b s devoraren las exf e s , que las hay muy carnívoras, y lo hscen con presteza en otros ajusticiados > era á prodigios: que inconveniente havia los que iban á Manila, nevasen deseos« 4 N o sea a s i : se controveria invidia» mente el Santo Martirio entre * r c s , 6 cuatro de la familia íesuyta, con quienes es re^ |ñter -se conformase el buen Obispo; con quia. **es se havia conformado en sus antetedenres %%aenes
r

citar temerariamente á la Divina Providencia énq,ue
r

algunas a d e

guadas porciones, pata satisfacer tan Santos

y tos que tenazmente h.a^ia. se-

$3t| conciencia culto
5 y

tììmtìt
3

Gmral ®e

guMo • pcrsu ad ido asi tend ria á esc rupulos de el que se íes diese t a n Venerable no se
pudo

coni©

contener en pu­
parestedespués

blicarle , quando los visito en sus Cruzes, por ño mostrarse inconsiguiente
s

un Religioso zelo : este fué el snoiivo » no filé claridad de l à felicidad eterna ¡sin­ardor de terrena codicia., y­ ét №* g t o r i i yaaas­ era en phrase de San Agustm, enojarse con los a­ dulterios ágenos, deleitándose en los suyos fai, sos ; solo tendremos po r. buen a y sana su in­ tención, quando i los iiiconvenie&tcs propues­ t o s en aquella l e y , *fa» previene responde.f a* déquadaménte y defender juiciosamente sa
:

dictamen ; =és cierto , ñor

que contuvo á üiachos que

^ c e n s u r a mientras estubo eir №iü*mqui ü®t>> Obispo ; perdióse el temor después
1 3

S e embarcó ipata -Macao i

y fueron

ios Jiurtos

piadosos, mas frequen ms» iPorparte de el abrazo secular # è qBecomandó ia execuoionde de ìa^probibbion ^m^s eficaz j fQt ¿que el­G&ve*. inñotl^40fnhitro >l a sentenciaImperial ­, y vio jos arcevenáentfcí

PfciipiíMs, Tere. f*rt

Cap. VIH.
l

*8$
M

«teaqnslia piadosa> y confusa muhií«o ,;.K£C . .^nd^-Jos- quitarían, de las cmzcs^ y .que, Íc.$e> fuftaria gravísimo cargo > mando redoblar las ipardías, ordenando una Religiosa custodia 4 ÍOfsOSeiales¿mudábansecada dia:prccisamcc.|e mezeíados Chriseiaaos con 1 nficks ¿. :hurtab2i§ por? SBS ínter es- estos y aquellos par su devey

olorricon lo* que perdían los cuerpos notable,
1

menté de su integridad: eoneciéel:.€©v^nay ebr k - i á l t a V y manido cescar to^Ei ;el fegax de piedra? rnipuso pttmla tida sobre las faltas de las crazess d e eomisioa * y de omisión i áurjí c o » esta diligencia no se pudieron evitar algunos hurtos * bier* que n o c o s í subs* táncMt como cuerpos enteros, peto se c*tN&* feroii varios pedazos*: < s Salió pocoefespues* de eí Maf* Mathias de íandechi Gicfcwtty» el pequeño cirio el General Don

con los fragmentos dichos > fieranda una Bm? baréáelóri lígersi en. el Puerta de en h q u r tecogid algunos en la Nao^-ícomo lo permitía d e los perdidos

Buque: como á losquince de Abril liego ihtffl*

ágdT • Histeria General Ve nila con toda felicidad, esta intempestiva arribada cOmmobió á todo el Vezindario, especial* mente a ¡tas que tenían intereses en aquel Nav i o , que luego se persuadieron de su perdida: paso á visitar al Governador immediatamente, aquién irifrornó* detonas las desgracias: Oyó el Superior tan lastimosos succesos, y con mu. cha integridad de animo, convocó, á los dos estados ¿eclesiástico y Secular á su Real Pala, tío i juntos"en Cavildo las personas mas so* bre salientes de la República, los hizo con apa. rato áe razones > dignas de su christiandad, y ie stt gran talento, ^«na pathetica demostra. cion de los ten ze& succedidos, compadeciéndose' ctm todos en la perdida de intereses particulares, y eommunes ¿ pero consolándolos con el inestimabíe T h e s o r o , que con la perdida ó*e Sus Caudales havian adquirido en las Relú qüiás de aquellos Religiosos y; piadosos lapo.' n e s , que táh hcroycametiEe "havian dado sus vid&s fior Christo; fas que debian como Españdfesligitimos apreciar, pues cedia en * tanto honor, v a l o n a de la N a e i o » ; • - ñ ir 7 Pro,.
1

/

%

\

, FrQpüso >á la tunta su piadoso entre los que cría
!

5

pafc^cr, *de "cjue constando por irstr 1 n.er-ios atíícit&os, y sulciettcs, <íc^

^ i f ^ ^ é t f á l i i c ' la; Cart/a ; & él Señor Obispo cle'la verdad y ' ^ubstarcia de el

tÜatíSife , y^dc'lós pfcdigics 'que en su ccrifir.
iritábll ba¥íáobrado W diuíria ''niágníficencia* seria muí importante dar un testimonio publL cVtWVarías Naciones, que concurrían en ésfo'Ciádad al cotnércio, déla estimación qué hacen los catholicos de las Reliquias y r e t r a .
}

tos áe sas Santos Mártires,

ordenando una iglesia

i^roeésíori geiierál, que saliériáb de la
3

rílaibr i s l s t ^ é i e h el Convento de San "Frarj." cisco,Móndela 'Música de la Cathedral canta* se el Dtmi ímlimíis y alternasen salvas de Artílieríaj y mosquetería; finalizando la función con Misa en acción de gracias por tan distingüidoV beneficios ¡ convino en demostración tan rjíadosa / y religiosa toda íá lunta , empezindáiás córtiperfencia's aprovechar so . ordenase la procesión como
l

el ticm-

el Coverna.' no.

d o ' r t o r a dispuesto; cOiicurrieron criizes P a . O o

288. cido Milicia

Historia acompañamiento , y

Generé de iba

Ve el lu„ las Religiones.,

rrochiales-, Imágenes y pendones, con Nobleza :

en nie^io levan,

tado en a l t o , y cstendido. el lienzo en que es» taba pintado el paso del Martirio, y mui adornado el cofrecico V ventanas. 8 Llegada
3

de las Reliquias; excedió,

se la Ciudad .en el adorno de calles, C a s a s , la Procesión al Convento

acabado el Te Deum

se cantó con toda solem-

nidad la Misa de gracias j en que huvo Sermón, que elogn las virtudes-de aquellos siervos de pos, (unción que ha vian • padecido el Martirio por Eclesiástica se depositaron las Relicausa tan justificada,y tan noble: acabada la quias , y todos se congratularon de tanta felicidad en recíprocos para bienes, en que cad i uno se mostraba el mas interesado i ex. presando sus vivos deseos, en que canonizase sus ritos solemnemente h Santa Madre iglesia: ningún escrúpulo se ofrec'ó por entonces en. estos solemnes cultos, convinieron sin remordimiento alguno en ellos hombres de ciencia?

TbilipMs Ter¿

TdrtXdp.

VIH.

289

y ele authoridadj si huvo exceso de devoción, como se trató después por algunos espíritus émulos j y contencioso*, a quienes se podía decir, que no deseaban, lo que no ies convenía* es la vanidad muí loquaz, pero la verdad logra sobre ella sus triumphoj;: clama mas la garruíidad satirice, ó mímica, y con rugas, y escurrilidades, eligen por mejor ser enmendados de los prudentes, que de los imprudentes tenidos por ingeniosos: esta se dechraba este verdadero garruíidad hizo climar en muchas partes álos lesuitas; si Martirio, no les ¿5taba mui bien j v asi con vanos clamores procuraban obscurecerle, en todis partes, instando > con mímicas representaciones havian nrrerto descomulgados, como incursos v declarados tales en el Breve de Gregorio XI.II. teniendo por felicidad podsr hablar de este m o d o , por que no se descubriesen otros perversos artificios * 9 Determinó el sabio Governador Don Francisco con consulta de homares serios nacer una prompta embaxada afEirperacor de O o 2 el

apò

,

tìistpjia

. General De

el lipori.,' en qué sé e hiciese cargo de hayer i-dudo á los pactos convelli ios de amistad y'
?

comercio, coni a quella* solemnid¿ides, que confirman iás còaycniencras de los principes : que en ella, se solicitase rescatar, los cuerpos de los Santos M á r t i r e s , álajas
;

y de, tanta estima-

ción pira Philipmàs: previno para facilitar es^ tos c npe ios un regalo muí* decente, que con* sistia, cu barras :e pía tai, un Elefante, "animal en aqrcíía n e n a estrañé, cuerpos de armas lucidas, y blancas, y un retrajo de el mimo Govcrnador , que ostentaba bien su bisar ria i hombro por Embalador' al Capitan Don Luis de Na varrete Faxardó, y e n su segundo lugar á un ^avallerò Portugués Diego de Sosa Í es:

te llevó'en su Compania al Padre Fray Macheo de Sosa de profesión Agostiniano » y hermano carnal siyo ; dieronle al Embaxadór Cartas de creencia para Taycosama
}

que en breves Jau«

salas li requerían, como á unos, Religiosos ad„ mi cid os p3r ení madores en su Rey no los havia afrentosamente crucificado en patíbulos ? pedia sus cuerdos,, y los de^sus cotnpaáeros precin-

fb'iCifinas Tere, fartXap.Vííl, di crido, de causas; hádasele enre© de la
• »• '• ' •' ''' w

z$t Ha­
. . . . .

cisnea de el'. Galeón perdido, ÍJavíos'de Phílipinas el en su Real firma i se, 10 tu30 la fortuna Fraudo nuevas Chapas­ Havilitadó.asr,, de llegar por O saca, suplica noce ,

teniendo cue

los

seguro de su permiso reno­ concedie­

vando las antecedentes amistades ,

y de todo*lo Agosto aftíe sv.pó estaba el

necesario, salid Don Luis cié este í u e t o , |" dispuso con brevedad su jornada á la

C o r t e , y en llegando i

Emperador en ­ üasay ; desde aquí comunico'" lá norieia de sus despach -ÍS , pidiendo licencia pa­
l

ra comunicarlos con la devida solemnidad ¡ vi­ no el mismo Emperador i Osaea, para alli Ta visica, za embió á llamar s№ embajador dé molestábale una rigorosa disenteria, asi fui sin tardanza a Palacio; recivlr Manila^ y Tuh Señores á'elfa.f| tier­ luego que entró en su fortale­

recíviérohlfc

ostentosamente los Govcrnadóres,, y hasta introducirle en una Sala; y¿ió Emperador con su hijo Vm&Tori, ' " '
1

de lá grandeza distínguidi, y le acoiípárl^rojn áqqicn por Stt "''

j£2

Mistaría General f)e hicíeronle los

tierna hedad tráia de la mano :

nuestros tres cortesías día Española congar­ V o , y despejos : expusieron brevemente ios mo­ tivos de su venida, y 1c presentaron las car­ tas, y los d o n e s : escuchólos con singular hu­ manidad, y boaeboleiicia, y mientras se tradu. cian las cartas se divertid con la rara mole, y figura de ei Elefante, cosa nueba en lapon, y de el Emperador nunca vista: después de esta diversión se retiro á otra Sala con los emba.. xadores , en donde se les sirvió ej refresco de vin:> caliente
3

frutas, y otras cosas á vso de

la tierra: despidiólos por a' hora y los condu­ j e r o n á una bien dispuesta pesada. и Retiróse el Emperador, para dir la siguieron les Embaxado­ auna cena respuesta , á Meaco;

res la Corte ; conbidólos Taycowta les, y

mui esplendida, después de la que hubo bay­ saraos de mugeres con grandes golpes de música : en el mismo festejo hizo , cue le leyesen la carta traducida , y enterado de elía, diso responderla brevemente pal insemeia era como la princi­ sobre los cuerpos de los

Mar­

fbilipms

Tere Tart
t

.Cap . VIH

.

2j>$
5

Mártires, y esto le importaba p o c o , resolvió

imiijediatamente , que se los concedía, y dio sus executivas ordenes para la formal entrega, dirigida al Capitán de las guardias en Havgasaqtti'' D o n Luis aliviado un poco en sus accK
T

dentes, salió para aquella Ciudad algunos di

as después con otros mas eficaces despachos para el mismo efecto. La primera orden llegó á Hmgasaqui las guardias, mas presto; luego se dibulgó la y se avivó la Devoción de Jos noticia de el permiso, con lo que descuidaron Christianos, que con el descuido, y ausencia de el Obispo , en la que interpretaron, no obligaban ya sus censuras, empezaron á dcsquartizar los Santos cuerpos > qual cogió un brazo , qual una pierna , uno cogía una cave.
1

z a , otro o t r a , y cada uno a l o que m a s , y mejor podía: el que cogió maior parte fue *m Pablo Bartholo de nación Francés, y Jas llevó :í la India y logrando en este hurto, la Ciudad de Basainy Patria de el Santo Fray Gonzalo, k Caveza de este Santo suyo; la de el Sant o Fray Martin de*ó en. Coa.. ia Qaaa-

yfisUfi* ia

General f)e
v

r

IQuárido Don Luis entró en 'W.v¿ds**

qyi, y manifestó los despachos para la erit'ie. g ^ r a a o d ó el Capean quitar las guardias, y e m l ^ ^ ü n hermano suyo á que entregase los Sanlos "%erpos : vio D o n Luis 'faltaban "yá muí»
: i

clios y ^ t h ' t a s iCrüces, y que las que aun e x i s m n , contentan las menores partes, pidió s# reüi%Tasieá toldas; escusOsé él Capitán con íue^tfóratfo t i № f a W >
w M 0 5 v

que averiguase Don

Liiis, c^éíi<^1as havian recogido , y el haría cícWtvleéen': era" imposible tal averi.

I^olí

áli^tro fuese posible era extraor.
yá de raerzá> frieW&ffle&tl,
í i

¿tfaftá,'!^ á# ^jjfttfííile'­

sVIsus^sftíío^ía averiguación por algunos tí/. y dio el espi.

ritif.í

b 1 b s l > o i i ' t ü r s d e "Navafrcte en Nan­
t

Í

itájiífc éütró^cn

su lugar D i e g o de Sosa? a*

fic©*i>a¥a*i3a Recuperación su natural, y efi. recogió 10 qué embarcó pa­

cafe 'vlveza^yá fué tarde, pues apenas se ha­

jlalwín *yá desnudas Cruces :

p i t ó y ^ ^ e s t o encuna caxa l o ca clc&iuaG > sin qtw

i s r ^ a i i í t % u b í é r O n ^ a desgfacii de perderse aja' padecido después al

alguna de vi(a .

¡pinas Ten far. Cap* VIH, elias según Den Bernardo, de A*

ij Esperaba Sosa después de este despacho de reliquias i Manila ía resolución de el Emperador Taycomma á los restantes P o s . tu lados j instaba en el despacho , temiéndose el mismo infortuniOj no haviendo reservado en tercer lugar, y por que Manila lograse quietud, en sus muchos sustos: ¡lego en fin el deseado despacho 3 era al Embaxador dirigido y contenia un-pliego para el Cpvernador de Philipinas con un presente de dos Cavallcs en* xaezados ricamente , con lanzas Catanas y y otros armas de mui delicado temple: con est© se bolvid á Manila Diego de Sosa con su feermino Fray Matheo, y llegaron con fclici. dad el año de mil quinientos noventa.y echo; entregó al Gó ver mador, sus despachos, que contenía el gusto, con que el Emperador ha. via recivido las certas , y presentes , haciendo •una expresión afable sobre el r e t r a t o q u e suplía los defectos de presencia ; y en agencia ta'n distante le representaba tan vivamen.
x

Pp

te„

Historia General Ve te /como si fuese el mismo.: ca alguna noticia de |su creencia en unas naciones generales de la primera causa, á cuya providencia, y disposición esta todo el orden de la naturaleza 5 de cuyo s e r , y principio participan substancial, mente en su ser todas las cosas animadas > y inanimadas j en el que tienen su finalización, y en el que se resuelven de aqui; toma fundamento , para, tratar puntos'de Religión ¿ qie quisieron introducir unos padres en una ley de Reynos-estraños , y d k b o í k a , que destru. ya sus proprios r i t o s , perturbando la gente, y destruyendo el Govierno de sus Reynos; por l o que rigorosamente la havia prohibido, y mandado, que se prohibiese totalmente. 14 Sobre é'sras prohibiciones , atropeUando los Religiosos de los Luzones, la predicaban publicamente á gente humilde como siervos, y esclavos ; que no pudiendo' sufrir estas infracciones los havia piandado matar, poniéndolos en'Cruces j que estaba informado, que en estos Reynos, en que dominan Españoles era un ardid yá conocido, la publica.
9 9

i

cion

Wiliphtas Tere* farte Cap. VIIL cion de su L e y , para sugetar con este cn« gaño otros Reynos i bacele la reflexión astuta al Governador , si consintiiia Iapenes, que predicasen su ley en sus dominios, per* turbando con tales novedades el P u e b l o , que es mui cierto no consintina conturbaciones tánestuñasj que las castigaría severamente j que b mismo havia el hecho en el castigo con aquellos, vsando de su absoluta potestad i tendiendo asi, y al bien de sus Vasallos: evi,. tandeen esto hiciese en sus dominios, l o q u e havían practicado en estos poseídos Reynos; en que hechando fuera á su Señor legitimo, se havia hecho Señor proprio con tal astucia; con la que quería quebrantar sus Leyes, y a„ poderarse de el Imperio 5 que el haverse quedado con la Hazienda de el N a v i o , era con el derecho de represalia tomando, satisfacción en ella de los perjucios, que pretendían ha., cerle con las sublevaciones Pero que con todo por un efecto de su Feal clemencia, ya que havia embiado un Embaxador de tan íejes¿ exponiéndole ;í las tempestades de el, Pp 1 mas

29$

Ñhtoría

GeneralPjé

n

"rriar , y ásu's furiosas * o l a s , convenía con ía vnion j pero con la condición precisa, que h© remitiese sügetos, que píedicáseii ley tan cstraña, y falsa, y que $axb ' é t t b f ­'káfte. rabíes tratados podía con libertad tener c e rnercio abierto con el Iapoct, en que con pa­ tentes suyas serian admitíaos en todos su» Puertos; que considerase havia ¿ido la aiíiis tad antecedente quién le havia coutcm.io en no perder i toda la gente" Espinóla";'­ que'­Ve. nja en áquelíá perdida N a v e , y fué clemen­ cia el dejar de matarlos con todos sus Mз.. rincros ¿ y gente de servicio y permitirlos, como lo permitió, que se bolvieseri á su tierra
5 3

i'5 De esta Carta poco puede extra, herse favorable para el glorioso martirio: bbn q i e reñía el Emperador por falsa la ley, que predicaban, no le estimulaba tanto esto, quanto el que eran unos Comisarios de los Español.­s, para haeer gente per medio de la predica.ion, y apoderarse de el Imperio­ mortal odio á nuestra ley no cabia en ía ih­ dife­

$biUpm*s Ter. <P*r¿­Caf>. VUU
3 ;i

19P oca. poco

d i № é ¿ № de T­aycásamii <¡uc las tenia por íá&Ssi Vacias j ftaéia fcaso por éso dccit en alguna sion con desprecio, que éntrc tantas

fu viese vna­ mas j expeeiaimen­ éGo­

te .qáaiido est" nueva s­e'b se­entendí a con ^Site ínfima • dicese que preguntando bernado* d* Vrmio
5 3 1

en' la pesquiza de el per»

diáo* N a v i o j si era 'uno mismO el Rey délos Castellanos; y Portugueses, que respondió u„ no dé los Pilétos, «que era rl mismo 3 en ten.
! ;

%fido%c éíi proclsrnar nente hasta'muchas zóle con una Carta do e l Governador

su extftndida

potencia

liaste^1 P%r¥| y Núcba­ España­, y por c l ó ­ partes de las Indias; hi de Marcar presente
m

su

estendida y no limitada dominación : admira­ de que un solo Señor do­ en una extensión trono, tin inqui­ minase tantas tierras rió de el modo

basta tan distante de sj KcaV tas, i lo que dice el Padre Inconsiderada respuesta; feo Rey

de tan prodigiosas conquis. Guzmañ ( como que dio esta núes.

}ue lo tenia bien averiguado )

que embiaba

por delante Religicscs de, varios¡íns­ titu­

¡oo quando numero

Historia General De ¿ Christiana a doctrina ;y yá hayía convertido un ' competente de g e n t e , acudían con su fuerza las y

tiuitos á predicar *

armas j que venidas con los Cbiistianos nue. y o s , procedían contra el legitimo Señor claracion scie impresionó i Tayco ama
s ;

le desposeían de sus Dominios r que esta de
3

y por

eso la inculca verdad

tantas veces su política; ala Relación, pars de un mari, oyen sn i

nada le falta í esta

que en toda eila tenga sus a y res de quento; si, se hubiera puesto nero tosco, en la boca que dicen quanto

examen, pudiera convenirse; pero en uno di ios Pilotos, y distinción que por lo regular son bastanti cultos, y con la asistencia á varios Puertos, de Naciones, con quienes en J o tratan
s

mas distinguido na {àlscàsà

mui noticiosos, n o aun quando I*

ès creíble pudiese una nota á la Nación enu. tan constante; hubiese ©y do á losesrraños, en quienes s n o por la emulación mas que frequentes estas po r posiciones, le huviera desengañado ¿n ellas
se

su propria experiencia, siendo preciso huvie-i

mttfinau Tere. TarK Cafi VUU

'

fti

se pasado por varias partes de nuestras ín% días 5 pues en ninguna de ellas se pueden verificar, tales arbitrios: lo cierto e's que los
:

Portugueses estaban en esto muí -preocupa» dos, que yá en Rey nos ha. vían es tendido tas noticias o d i o s a s , dios.-admitidos siguiente practicasen ios Cas tejíanos es, para-que no íueseo en e's mi;y conlas mismas-'máximas-€ft

el I Opon a que en ellas instruyesen ales principales Señores de su parcialidad; que eítos lo coma ni casen con TjycosJmx por los intereses parciales picaz
}

y que el Emperador asi;

de genio sus. entonces los por

lo comprchendicsc

Portugueses para librarse sospechas as, forjarno siendo donde se estendieron 1 fabala 3

de las immediatas

de haversido el conducto en'el Piloto

tan abominables noticiespañol, saibores de í n . tenia

ellos los verdaderos Guzman

vención tan ridicula: és de admirar la patroj cinase el Padre tanto, sino particular interés de Religión en ello . recaían vehementes sospechas sobre su Compañía, y le hacía al caso este quento para su preteii. dido

Histeria @ener4lfie éjéo defensorio • 16 d o r en esta

v

<Y aunque n® conste el odio f o r . Caí t-V> le conprueba suheiente.

mal á nuestra Religión Carhohca de el Emperamente la sentencia, que es instrumento mas autentico, y la Süla Apostolice! regla infalible de la verdad, le declaró por mui suficiente, y í esto devemos conformar resignada.Rente nu. estro dictamen ;¿que escriviese s si el En?ptra. i dpr no 'hacefuefcgj&^pues.^nca estuvo cons. tante consigo Tajcos>vna: mandó quitar la vida á unos Padres, y no á erres5 el padre Fray Gerónimo de lesus, que se quedó ocufc t o , tuvo algunos meses dor Apostólico» era subsistían aun mas fuerte
presos

éra.Predicaen haver

de la misma .Orden,

quebrantado sus rigorosos decretos, y con rodo no procedió al ultimo suplicio .'diremos á e s t o , que su ultimo £¡n era la utilidad terrena , en ella era pertinaz, y en ella constituya la vanidad su gloria ¡ el no ceder á fuerzas al. gurias áquien de la verdad» e's en perjuicio de aquel domina t a n furioso vicio: invencible ~* en

ФШь'тп

Теп­

Фапе Сир. VI П.

emfermedad , por que és el cmfermo insanable en J nimia obstinación de el error antiguo* a asi toda la embidia todo el odio á la Relu gion Christiana, J constituyen en comutadU e onde las cosas temporales ios Imperios, disi* mulando, y aun contra su conciencia favores ciendo los doctos, áquienes posee una impie, dad loca; pero no pueden dudar quan vacias de razón son tales consideraciones; llenas si de temeridad levísima y de una animosidad perniciosa .
i

17 Quexasc sentidamente el Padre Co„ lin, que reincidiesen estas sospechas en la Com­ pañía, las que se publicaron en Manila como verdades declaradas por el engaño, (conté» niendose atribuirlo á malicia modestamente) de algunas personas de el Galeón San Phelipe., que concurrieron en lapon á estos tristes es­ pectaculos, atribuyendo á los padres lesuitas la perdida de el Navio , y muerte de los San, tos Mártires; luciéronlos en Manüa odiosos estas noticias publicadas, enconándose los ánimos de tal modo, que ascendía á ios Pulpj
Q^q tos­

¿04

Historia General De

tos j desahogando el sentimiento en estas Ca thedras hísieronse informaciones jurídicas, que se embíaron á España, interesando al Rey, que hiciese con el sumo Pontífice sóbrese, y esc en amparar en el Iapon á Ja Compañía: mandó el Rey se les diese traslado de ellas, para su descargo; no huvo entonces mas que una carta simple de el Padre Vice-Provincial Pedro G ó m e z , que reñria lo succedido lisa y llanamente j parecióle á su Magestad mui vejosimil, y mandó suspender el negocio hasta mas plena imformacion: hicieron tambiem sus imfprmaciones jurídicas en Nanvasapi, y Ma. cao estos padres , en las que havia también declaraciones favorables de personas de el Galeón perdido, las que ratificaron quando lie. garó a i Manila, de motivo proprio* entre Agustino, O . quienes se particularizó el Padre Fray Diego de Guevara D o c t o Predicador bispo después de C a n a r i n e s ; el qual en la Ca. thedral de Manila dixo mil bienes de la Compañía de sus lavoriosos afanes en las Misiones de el iapon 5 afirmó, que lo que se d e -

. ?!n:'ipms

Tire,

?art.

Cap* VIH.
}

¿0>

cía de ellos e'ra una pran falsedad jurando* ío por el Santisimo Sacramento , que tenia presente, como testigo de vista, que todo lo havia tocado con sus manos; obligó esta publica prorexta, á que algunos de los Calumniadores se desdigesen , y pidiesen perdón do el talso tesümonio) dice que con esto y ai«* gunos castigos, que Dios executó en los maldicientes, se desbaneció la calumnia en est«s partes; aunque no logró la misma felicidad en Europa, en donde andaban en publico ta les r elaciones%

i8

Con esto queda mui satisfecho

el Hitoriador íesuita, cómo si fueran instrumentos estos mui convincentes, que no pudiesen padecer replica ; la calumnia ; si fue calumnia , no se há desvanecido hasta ahora; y quien ignora tenia la Compañía sus apasio. nadóse asi como és verdad, que tenia émulos; pero á estos sabían ellos contenerlos, como obligará los o t r o s ; bien que no haya lu* gar esta distinción con el padre Guevara, sugeto de distinguida prudencia y literatu7

Qjja

ra

$06 " Historia General De raímeseos regularmente son los mas sensillos á conocer fraudes mui artificiosos : hacen estos poco estudio en descubrir hipocrecias , y caen fácilmente en sus engaños • quantas causas bien manifiestas tergiversaron estos padres con tales modos i descubriéronse con su expulsión aniquilados méritos mui distinguidos con lo iniquo de sus íuridicos instrumentos, y diligencias subrrepticias, sobornando el interés, 4 intimidando la precisa enemistad : solo es bic. nabenturado, quien tiene su esperanza en D i o s , y no atiende á vanidades de este mund o , y á-locuras , ó insanias embusteras entender otra cosa es en Phrase de San Agustín, pediráCeres vino, pan í L i b e r o , a Vulcano agua, y í las Limphas fuego : todos son delirios, mas que errores.
:

19

Continua su defensa ,

refiriendo

las labores de los suyos de casi cinquenta-a. ñ o s , en que con contra tiempos, y persecuciones tenían y i una Christiandad florida con Jas aproximas experanzas de alguno de los T O BOS de los muchos., que yá havia ChrÍstianos> to.

milpbiás Tere, fáru Cap. VUU 3o 7 temase el absoluto govierno de el Imperio ] y entonces todo el se reduciría al qremio de la Iglesia; esto en el moral de los lesuitas se. ria mui licito» asi lo practicaba su política, dando j y quitando Rcynos 5 la sana Doctrina con San Agustín,. tiene, que esta es potes,* tad privativa de D i o s , queda el Reyno T e rreno indiferentemente de P í o s , y impíos, como le place, y á quien nada injustamente complace i, asi los concedió el mismo que á Mario ¿ á Iulio, ó Cayo Cesar,y el que í Augusto el mis.

rao le dio á .Neron > el que á los Vespasianos Padre é hijo, el mismo al cruelísimo Domicia-

no ; todo és pues de la Divina Providencia, la constitución de los humanos Reynos, contra ella están los qae quieren ser en Reynos humanes arvitros : no dejaban esta mutación ú la disposición soberana, tenían en el Japón mas inclusiones:- todo este bien espiritual., dice , y el temporal de los comercios de Macao., yMani. la, se perdió sin esperanza á uno y otro: tubie* ron la culpa los zelos, y en todos el empeño de ser solos: -bien que ayan producido las ganan.

Jó 8

Historia

General De

•nancias, en los que han perdido la vida c.n exquisitos tormentos; son ganancias singulares, y vmvcrsales ías perdidas en ios n.uchos Apcs, tatas, y en los infinitos mas, que no pudieren •recivir las verdaderas luces, por haverse im, pedido tin cerradamente la» espirituales Con. quistas . 20 Luego infirre de aquí, si aesso por quedó suspenso el juicio de en quantO á irse tan tales diferencias

algún prudenté'sobre el fundamento de los de la Compañía de I apon despacio
} 3

y con tanto tiento en la promulga,

cion de el Evangelio, de esto no se há hecho disputa hascí ahora, se ha tenido, prescin. dienJo de otros medios que podían viciarla j por prevención prudentísima: pero el consultar á su Santidad y Magestad, y recivir ius Breves y Cédulas
t

paraque por entones no

entrasen en lapon otros Ministros; pudiéronse tener por prevenciones acertadas por dictamen de rectísima prudencia ; pero respecto á que solo podían atender, y mui limitada,
r

mente á una pequeña": parce de el R e y n o , que

fjnllfmas

Tere

<Part. Cap. VIII.
5

so 9

importaba-se introduxesen otros que surtiesen la necesidad en otras partes, siendo tan dilatado ? pudiendo reservar para su Conquista, en que tuvieran abundantisimamente, en que esercitar su zelo ; con que conciencia dexar á lo restante sin espiritual pasto? huvicranse remediado las contenciones á las emulaciones ; no huviesen sido tan vivas y sobresalientes:" bien estamos en que el Breve hacia poderosa fuerza, y que el juicio de la Iglesia prevenía á los Religiosos, que se havian introducido} incursos en las censurasi en fuerza todo fué de informes subrrepticios, y o b que llevó el Padre Fray

repticios j como se conoció, quando llegó á * Roma la noticia, que Marcelo, de la causa de los Mártires , con lo en tales pretensiones se puso 21 absoluto silencio • Desea el Padre C o l i n , se saquen de prevenciones tales exemplarcs atenciones , y

para los grandes Reynos de China, de T a r t a , ria, y Mogol , en que actualmente esta fervo; rosa la labor de Christoconformándose todos los-

5*6

Historia General De

los Ministros de el Evangelio en el modo dehíC eer Iaguerra ala idolatría , para que asi se asegure mas el g o z o cumplido de la victoria descada: clausulas son estas para cuia convicción era ne. eesario revolver mas relaciones, haciendo esta historia mas difusa de lo qué conviene: de ellas consta , que han querido confoimarse con ellos siempre aunque sugeto el dictamen de Misioneros fervorosos; éspreciso
3

sea con dis-

pendio d é l a conciencia, en la China, formales

ó experimentar sus contra

rigores: mucho veremos siendo D i o s servido, en que han mantenido prohibiciones de la Silla Apostólica

errores substancialisimos; en los Reynos de Maduré , Car nace , T a n j o v r , y otros en quehánsido solos» y nadie les há disputado sus extraordinarios medios y arbitrios j rio obstante que nos prometíala las cartas edificantes mu* chbs augmentes en acomodarse á la vida austera de los Bracmanes, que hacen punto de Religión por la Metempsicosis, de no. comer

cosa viva, den que se conciba sensitiva alma, y vestir como los Samnias, especie de peniten-

ífs e&ab©jicas.> fingiéndose ellos Samnias de et por €jjuc ¿no les tuvieseo por pianguis ¿ 4gEO>&$ xon¿üítdidos con los Portugueses, g Oítas íNacbnes Europeas^ que comercian cn> la India;; aolicitando vna distinción arbitra.; r¡¡¡a ^ u e SSQI© se sostenia á fuerza de i n vendo* njs #e^feujas4 p o r q u e asi kparecicHa su Pá; dre ^ayn.ezj en cuyo dictamen han sido pertL nacissiinos Á pareciendoles inspiración J e > e i Cielo,, y-que asi ha sido -siempre 5 qnando ¿ ¿¿ra producción ¡deja £tomparaia¿ ;SÍn atender • . %queila plenitud d é l a s cosas deseables $ no és Qiom,. si L4on;de;Bios,¿ y que solo aquellos, medios j o d i a n $éx...-m exercicioV-iq-ue pedia hacerlos eu^u pretensión felices * solo en •D-i- • os jodianiconsututr sus verdaderas esperanzas seguLt &¿ Corjctiioa^ y ^casual .sentencíal a / P a r a que el Rector j idice el Padre Cojin, fiaAlmente;quecie; con U noticia -snrlci^ e n t e ¿le. estat-.persecuclop;»- y mar,tirio^ pondrá una carca, que de -el Japón, se escribió á . M a u - ' m, y la c o p a á la l e t r a ; .es de empadre Qi:c«.\ gario d? Céspedes ¿ fecha eri; Ar|nwi;dc no M¿
d ; ? v : ;

$í2

HitfQrU

GemrAt De López

veinte siete de Febrero de mil quinientos no. ^enrá.y siete remitida al Padre Diego de M e z a , i quien instruye de Christiandad de el iapon, los Jesuítas, que se ocupan en ella, y los trabajos que padecen por esta causa • la persícucian de el Tirano T^eosama
t

q\xc cada

día va mas, y mas descubriendo la ponzoña de su C o r a z ó n , y el odio , que tiene á nuestra Santa L e y j como con la vista de el Obispo, y á su instancia los permitía estar ocultos en su R e y n o ; explica la codicia de el Emperador en la Nave perdida de philipinas, y la no tic ii que t u v o , de que andaban conquistando Reynos los Españoles, y que havia tratado como a espías á los Religiosos Franciscanos > que se hecho sobre la carga, y i los Frayles mando matar , por que contra sus mandamientos pre. dicaban nuestra Ley, en cuia sentencia corn, pretendió á otros Iapones Christianos, que havietido puesto guardas en su Casa de Osaca, yá se aparejaban á morir por tan buena causa todos : refiere el modo con que fueron excluídos , y que el Emperador se explicó, con que

W enojo sola era contra los t a z o n e s es-iíenu dése en el Martirio> y dice fueron veinte y seis estos Gloriosos Mártires, que llevaron la delantera en tan preciosa C o r o n a , dexandoJosi á los vivos con tan buen exemplo mucha embu día. D i gracias al señor que sedignó en sus~ tiempos de regar aquella vifjá con lá sangre de tantos Siervos suyos,. fas que comunica de un copioso fruto firmes esperanzas • todas sus¡ • clausulas son producciones de un aventajado ésfaritu, mui zelbso de la honrra de EJíos y feí. ers de los. p r ó x i m o s nada mas desearíamos, sí con este s « conformase el espíritu común de la conrpania que huvicra escusado muchas sediciones, y escandamos*;
y r r

1$ Recivid el Orbe Cbristiano estas; exi« •presiones como noticia H mas - a legre 5 hacsanw se le aguas los Pulpitos;; y a las plumas,. no consentían escrupulosas contenciones .excediendo* se en la Devoción > v" culto los afectosj e s tos hicieron en sus solemnidades mui ruidosa a T Ciudad de Sevilla que intentaba celebrar a
5 1

sofeanemsiite el Martirio; de táb fuertes San»
1

.';

BU a

tos-

to$r prevenía i Carrozas wiu¡mphaIcso. $n£que se presentasen los-principales'..pasos, en, pin tu. ras exquisitas , y vivas:, a esto- .se* hizo*, gran»
}

de oposición; ppr.la parte de la Compañía, ex, flic.ando intereses, en que, 4©/ sesolemnizase el Martirio glorioso; crecía con? la» devoción la contienda, y, & piedad» tornaba mas alientos*.. Jlcgp i tantpj, que. estjubp? en Vandos la ^iudad^y:-ü,^ sin «esgo? d& a^gunfr sedición
;

grave.: s u p l í a devoción) ardiente,,y-coiiítabo escrupulosos alegatos, y sc^dio' vivo color i la, prevenida.;, fiesta), hasta aqui, bien solo se explicaba por extr&ña tanta - solemnidad, en, cultos á un no;deelara¡dosfporte>supriemaííuw^dicil
;

on de la iglesia , y podía concebirse exceso 5 pero de áy adelante muy mal:, sjgpiricando^ c!
;

espíritu

r

que gp..vemaba..'ta4§s opos.iciones¿:sa.
%

lid la Pintura al*publico produciendo motivos «mi odiosos:> apareció: un ¡Pasquín s^titiioo, y ;tarpe > en que-pingaba, ridicula rímente, el Mar. tjirio d:l'Os gloriosos Confesores dc¡Gh'risto-, •«Uni», á entender muí por lo> claro,, que m frayia mjcr<to;por;.la predipacioitde e!i£va%
: f

Milita*.

Tèr^famtap.

Vili.

'

t $$
:

o d i o , si por su indiscreción, y imprudencia, explicábanloun^XkèfnmaS, escándalo en que tropezaron
;

mal sonantes, Christianos y

pereces ; que,conex>ÍQ n, tienen. con. la Q$£$%. dc^el padre Céspedes estas satíricas, dfmos­ traciones ? estas formaron e^empeño­ ae­ckte­ ner poiv tiempo,en Roma la cau&a: de es$e M a r *
;

tirio, hasta, que le declaró legitimo el supre­
t

mo Oráculo : lo que se excitó entre Kemo, y Romulo demuestra con evidencia» Gpxiip se di­ side entredi' \i; CiydM­'terteiía^y í que entre b "Abel, y;.­Cai№ demostró' las»' enemistades frreX conciliables de las dos Ciudades de" Dios*, y d é l o s hombres^: pugnan eritrea s$ dice" $an AUv gustillos malos­y­ también los buenos^ y ' l o ^ m ^ los pugnan­­;­ no< pueden* pugnar ás¡i\ los buenos^ i y b s buenos y si ­Sòff• pi^­rccito^ :<e^a* óp©ísfei©i$
; :

4án

.aa piqueen despi^üei eele%(£s®?#es¿á ; ata­­ vl
dkíido* á su^restivas pr­e volicionesmu d i à ^ s o l e ^ ­ «issirua.Sy y nuevas» diWtístanei'as». _

ilicit^vy

reprobada excité­'^hiOno*'­dV

füstorm

SentralVt

CAPirVLO I X . :
Solemne colocación de parttcultres y* Sagradas fitas, m la dormidor ¿e la Compañía pretende tH t&mtr f fortificar xada * Irf* Her
m

msa•> para.(o\ qut se' resuelPe Emb<r~

alai

China*

A m o » honcwr y cultorala* memorias "y: reliquias de. los^ Mártires, como» de Saraos; nombres de D i o s q u e cerraron* hasta Ta mue r t e de sus cuerpos:, en; que hicieron clárala Religión; venadera., vencidas, la* fingidas y falsas y e n cuya celebridad damos, gracias d Dios por sus Victorias,y nosotros exhortemos ala imitación dé tales C o r o n a s , y Palmas, invo¿ cando al mismo Dios en; nuestro auxilio enla renovación de las- memorias de ellos
:

quaE-

q riera pues Religioso- obseqqio en tes lugares de los M i r t i r e s , son Ornamentos de nuestras recQrdasK)nes j no sagrados Sacrificios
. de

fhÜfkts

Tere. Tartt Cap, i X .

IIy

4c muertos, corno de entiende, y conoce bien

D i o s e s , equivocando quien conoce que no

estos cultos con ios de los Pacanos i esto l o
} 5

ájii se ofrece el sacrificio de Christianosi

«s idolatría ( persuasión herética ) p u e s á n u . estros Mártires, y ásus reliquias no !o£ veneramos con honores Divinos, ni con nes humanos , como sus Dioses ,* ni les ofrecemos crimia la gentilidad venera

sacrificios , fler,

esto fuera i n c o n g r u o i n d e b i t o , y ilícito, solo al verdadero Dios reservado: sentía mes, que las memorias de nuestros Mártires: succedian á ios cultos, y Templos de sus Dio,, ses j como que estos en ellos eran venerados, y nuestros Mártires en los Sepukhros ¿ comparación de hombres ciegos, y mas que impíos , quando en 3a substancial , y en el modo es tanta la distancia: ellos hacian de iiombrcs Dioses, y nosotros sin degradarlo de horru bres , Jos reconocemos como amigos de Di©v con quien son Intercesores poderosos en nuestro auxih'o > sin sistir nuestros cultos en ellos, si^con respectos vlteriorcs -a la deidad .
" " * " * " i Con-

$i§
rj.jfi.\

estima

General'Di

• 4^©sccdió la Silla apostólica a instám

4Jp»4& nuesj:ríO *&ey PHELITB

Jl>> d\ Summo

^p^tifice,, ,al. Padte Alonso Sánchez, teliqui: a s y ¿huesos de ciento ciuquenta y cinco jMar* tires,,y entre ellos de yéinte Papas¡,, y ,d.c SajiüajPpieflciana patrona ,de ^íanila.j con o¿ tras^muy insignes.; presidio -muí reforzado .eo ejlas,
:

parra ¡esiiaCiudad,, y, todas.sus ¡Islasi.
( / v

hayian |tte^adp, ajnt,es' en,eI ^ño ;de mil qiainicn. Ips noyenta y c i n c o : dilatóse .su Colocación hajita el presente , que pudo ser en nueva í"lc% y
u n í l G j 0

7 aseado Tabernáculo en

una ?CapiIIa., que se dispuso 'Colateral-al lado de Ja, Epístola: determinóse .la fiesta para los ápc.e „de Enero con .todasJas circunstancias de solemne procesión general, Novenario , y picertapien P o e t i c e , de el insigne Convento de San ,-Áugustin salió i la .solemne ptocesíciii
y

só po,r i.i Iglesia CathedraL. y por las mejores c a l l e s y i n o aparar, al Colegio de San Ignacio.: l i s calles, .estaban .comptiseto;* sus pL s o s y colgadas de las Ventanas, ricas y costosas, tapicerías>. iproporcionactas distan.ci.%
., ' " " ' " '
1

"esta*

(PhWfmas Tere» Tart< Cap, IX,*

f

r

¿i>

estaban construidos arcos triumphales," fuente» de varios licores, y otras invenciones curiosas, y divertidas > venían en la Procesión é$ proporción en seis Andas y catorce relicario* de costoso adorno, las Santas reliquias crv hombros-, manos de Sacerdotes, Prelados* Prebendados, y Religiosos graves, revestido! de.Capas- de C o r o , ricamente guarnecidas cp

Perlas, í o y a s , Cadenas de O r o , en cantidad* y calidad abundantes ; como se puede discurrí? de una Ciudad entonces centro de las rique*,
zas, y curiosidades de todo el oriente' acorn* pañabín todas las Cofradías, communidadeSj y estados, festejando a trechos la función ale* gres danzas de varias naciones* y trages : es* taba la Iglesia de el Collegio adornada de col* gaduras exquisitas, pinturas , y poesías 5 llega* da i ella la procesión , y Santos huesos, ofre* cieron los Padres de San Augustin con musu ca escogida, y predicaron emmensemcnte con espíritu, y mui al caso: de el mismo modo continuaron los dias siguientes las demás c o i ©unidades, y Religiones hasta el octavo coa

Ss

i

mu»

§2,6

ffistotia

General

"De

rriucha Devoción, y edificación de el Puefc'ój el vltittíO eliá huVO jitsca poetica ¿ fin ejire &•* premiaron buenas> y ingeniosas cOmpcs­ciónési © i o í e principio y fin«J ella con ^áf tictiiüres aclamaciones en áíabán^á deías Cantas íléiiquu a s ; escás, e>Éan e í d i a fíe. óy . «Jiíerenternei^ Colocadas­cOri otr^irnui especíales v | ;, Ctíá (as cartas j y fegáíoá ,v que tráxo dVíápóri Diego de S o s a * a l i v i o Manija e n S S Sustos f péfò con sfls noficias éhcfo éii U fiüebkís cuidados•••> cfec à^ que se frcycnía u a n áíimdá fiorJerosá, dé' divert dé' tajcòsmha, p i
¿ :

vapOcíerarséTáe; ¿síá* ffeirritìsa, en: <jue hiciesen «scali Sus­árttiácíaSí qué disponía; cònjÉfa, Phú ÜpiriásV,^ r^ácW de; esteírnódé, rMifácil k ém(\iiUU'aét9á0, eílasi ptícíb ^f.f¿¡uívoc4^ cí^ri­coü íos­ ¡ápféstos ¿ 4 u e , disponía par"4 l$ Co^$a}pÀ&p№i№èé JcM iói Señores tf№ tfecipaléí f 'íf*tij\ fifeíát L­ de* ­ ítíqjjíéitóés'. Reyti(S>j;aQ*^q8eltó.$^e'í<. íenian e tií iéscon. fiN%U' í íUerorten este; ocásíóri ÍOS. españoles demasiado cuidadosos ¿ defer riiiñó eí Cover, fador despachar con dos Navios, á Don Mm

fMph№> Ter.Tane.Ctíp IX. - $tf Zamadiq 5 pafa que ja recOnOcíeSeyicOnM, fifcana'o/ ej aviso á jos Vfrt eyes eje fGan|pfí}>y £hancheQj para que impidiesen por su $aúibiea la maja vbzincfád de Jos Japones i. • 4 L§ Isla Hefaiosai que jlarna­p^v^í . jps. Chjnqs, conforme'­aj eftadp presente después de las revoluciones¡, que endifc ren|es Rueños ha; icjleraejü, no es fnuy digna ppr si mis¿ -Ufa de consíderaciqn • cj|f dividía f n d @ s parces Este , y Q e s t f , pg r |»fif cadena df'al|fs •'fnpncañaf, que copíenla en ja punta mfridÍQ* •flajde. í ^ ^ ' ^ & e j $ } y áea(?§ propiamente eft el mar s cpt|n|fippa! eje J3 {sja^ ejvej par age que consifujfrqi) fqrtájela jo,| fspajjpjesjr en ppotierppp^ que llaman jps£jijnqs; ¡QlQUgtch ii a perr^peeY^Qqqe fs ta aj Qesje de jas monta­ J a ^ |ÍaChiqa/} e^q e l jp que esta"'Ífí£^Í$? •'ffltreyejijtf $ $ i gf fdps, y P9H9 mjnufpi y ye¿¿ ipc? cinco graejos^ yfjnte mjnutos, eje latitud 5ep^íitt|opal ^ dicen, jpsT £$¿o§ (íahjtal e i w parte, que. ppucstf Pfietuaj fsta jiabi¿ tada eje pararos/­ ej £aif íísj mpntupso, queL h n i f , y irjcultp j¡ los ^cbjos^ qiie I9 habitan |
­ ; s : !

$S2

5C

%iz

Historia

General

De

se diferencian, poco de los salvagesdc la Ame. rica: menos brutales, que los troques, más buena co. ocasros, que los Indios, de genio suave, y apacible ; ayudanse mutuamente con rrespondiencia los unos con los o t r o s ; libres de interés rio hacen caso de ci oro , ni de la plata; bien que se dice, que tienen muchas minas; son en extremo vengativos , sin Ley , sin govíerno, ni policía, sin religión, y sin reconocer alguna deidad ; viven solamente de su C a z a , y pesca; asi los retratan fiar los Chinos
y

pero

no son de estrangeros; que ya lia la parte

quando hablan de

Pueblos

mucho menos e l d i a d e o y , comunicación años se hacen una continua

por que no tienen guerra,

las dos Naciones,

que posee la China merece mui bien el nombre; es hermoso el Pais, el ayre siempre sereno, es puro, produce abundantes cosechas de todo genero de granos, rieganles muchos riachuel o s , que baxan de los montes; cogen trigo, a r r o z , legumbres, mucho tiene quasi todas

Sas fruta? de i n d i a s , y tuviera las de Europa, si plantaran estos frutajes j no faltan Meíoco' " , to-

Thíllffinas Tere* Pan* Cap. JX.

$2$

tones, Abaricoques, Higos, y b a s , Castañas y Granadas: cultivan una especie de Sandias, © Mclonci j que llaman Melones de agua • mas > grandes que los de Europa su wura oblonga, redonda alguna vez, su carne blanca llenos de agua azucarada, y fresca, muy de el paladar de los Chinos; para azúcar y tabaco terreno admirable: planranlo rodo con S i m e J tria; trasplantando el arroz á cordel, y á manera de tablero de Damas, en quadrosj parece la grande llanura de la parte meridional, un lardin dilatadísimo, cultivado por un jardinero habí!, mas que campo de l a b r a n z a s s d n los Cavallos, Carnerps, y Cabras p o c o s , y aun los Cerdos tan communes en la China, sdn aqií mui caros ? psrO las Gallinas, Añades, Gansos en gran numero s abunda de Bueyes'^quc les sirven de Cavallos, Asnos , y Mulos los adies. tran presto en un pasa tan ligero, y bueno como el de el mejor Cavalio: acomídanlos Silla brida , y gurupa, y algunas de gran precio} és gusto ver ¿ un Chino tan soberbio, y ufano sobre esta cavalgadura, como si fuera en el mejor y
3 t

mas. *

524

Bìstèrtà

GenerdiDí

mas galán cavallo de Europa. 5 Venados, y M o n o s , i manadas$ lo; Animales, feroces, y montaraces raros $ soa tauíbien los volátiles i los Faysanes s¿n les mas eoaimunes, aunque Jos Cazadores no IQSJ permiten n^uítipiiease; mucho : las aguas S q o para lo? estrenos un veneno > para que no s e ha descubierto remedio, ni cura ; uno que coiv* fjado en su robustez, quiso conrea §| die* taincn c^rjpui beberes, rnuricj en, menos de cinco dias j siti quf pudiese sanarle corduj alguno nj contra veneno; solo la$ aguas (le la Capital jM pQcafefrV §jn, t,ajc§ c f f ^ s v Pjyí^an. \$A ChinQv Jo que poseen en tres|o\fi° ernos sqbaJternQSj dependiente^ de ia Capital, Jiáy para, toda I? Isla s$ Governalo r General §uge?q a| Virrey de; fyu.Qen % ja; pipita! el Tqiokyi fo% pQÍ?lada de gran concurso ^ y de un copioso cqmerciq es carnpaj^b'e, con las Qiudades, ele Ja Chirla, de maio E gentío* quan< 10 se puede de§ear se encuentra en ella, basliinencos i y tejai de todas especies, y de
v

yer„

$hiit¡anáy\ Ter. fiarte Cap.

32$

Jrervas medicinales, ya de Ja Isla, yá de i fuera viene i i l ó é s libre í los Chinos pasar | establecerse ¿ necesitan-de pasaportes., que se venden rniii caros, y al peligro espucstos, de que el Mandarín , que cuda de los que en. fíau, y §alen, que sjuq es bien untado po dá íugaf al ttiejor pasaporte: es esta Isla Üjüi importante j si un Chino se hiciese dueño cié ella, podría xausar muchos alborotos en el imperio, por lo que mantienen alli una Guarnición de dies mil hombres T á r t a r o s , que un Theniente General comanda: las calles e^tan á cordel, y cubiertas por siete ó echo nies.es de el año, para defenderse de los ardores de el sol, de treinta á quaienta pies de anchura; pero algunas tienen efe largo mui cerca, de una legua ; tienen casi todas á un lado y otro casas de comercia, y tiendas, bien Surtidas de telas de seda » porcelanas, y barniees i y Otros géneros, dispuestos, con orden curioso, y admirable; porque sdn los. Chinos eminentes en estas colocaciones: las .paredes de las casas por la maior parte sdn.
5 ;

jz6 MistorU General *®e de tierra, y cañas, y de paja los techos": quando los Olandeses eran Señores de el Puerto , levantaron una, queés la vnica dees, tirtucion al presente; es fabrica grande, y de tres a l t o s , defendida con una muralla con quatro semibastiones > domina al Puerto, y pudiera defender un desembarco en caso necesario: no tiene la Capital murallas, ni fortificaciones; no cierran sus fuerzas, y valor en recintos los T á r t a r o s , pelear á ca. vallo, y en Campo raso és su gusto : és bueno el P u e r c o , y de todos los vientos abrigado, pero peligrosas sus entradas; launa, que servia antiguamente és yá inpracticable, pues en parages apenas tiene cinco p ¡ de agua, y lomas profundo de siete ; í o c h o , por esta entraban los Olandeses, quienes para defender esta boca de Navios estrangeros, havtan construido en la punta de la isla ? que esta al Sur de la entrada, una Cindadela bastante para defender de comunes enemigos Chinos , y lapones: es^á dos minutos a! poniente de TjtiQpanfoir, y domina el Puerto, en
e s a

— .......

fbilípms

Ten.

fart. Cap. IX-

$íy

que podían dar fondo barcos de doscientas: toneladas; llamábanle el Castillo de Zelandaí al píe de este tienen los Chinos su fortaleza * NgMp'mgtcbm en que habrá como quatrcciera. tas i ó quinientas familias con una guar nación de dos mil hombres, comandados por un FoVijfangf é Mariscal de C a m p o : no tienen los Chinos o t r a fortaleza, que sea de alguna consideración. 6 Los pueblos sugetos de Naturaíss están repartidos en quarenta y cinco P o b l a ciones, nueve a í s u d , y treinta y seis: ai N o r t e j¡ estos bien poblados, y sus Casas semejantes á las de los Chinos la de el medio día son unos ¿¿reg-ados de chozas de tierra , y canas, cubiertas de paja, elevadas |sobre> una especie de entrada alta tres ó quatro píes, y edificadas al rebes de una figura de embudo , de quienes, treinta , y hasta qaaren,, ta pies de diámetro, repartidas algunas con Tabiques sus commodidades; no hay en ellas Sillas, Mesa, y Cama, nr mueble alguno, hay ®m especie de chimenea en el medio , d bcr1

$i%

Historia Genual De dos pies, que Jes sirve y Caza és su cogen los animales coa

fiillo levantado como sustento ordinario;

de cociiu : a r r o z , semillas,

sus armas, 6 acarrera abierta, en la que exceden aicavallo mas ligero, corren tanto por la habituación desde niños, sin persuadirnos que sea esta ligereza dilüs, setenta
t

p&rque les aprietan fu. las ro.

ertemente, como dicen los Chinos,

y riñones; las armas son unos chuy ochenta pasos.; sus arcos, y fie-

z o s , que arrojan con la maior destreza, í chas son llanos, y sencillos, matan al Duelo un Faisán con tan buena puntería, como u n fusil • la comida * una estera, como les sabe sobre una viga , * 6 sobre cruda, y hojas, y la comen con los dedos quasi que aya estaco frescas

los monos: la carne medio mui bien por poco la cama sdn unas

al fuego :

aunque lo commun es tenderse en el desnudo suelo, y asi toman su descanzo; un poco de tela, que les cubre desde Ja cintura rodillas, és todo su vertido: los principales de el vulgo commun hasta las en cier. tos distin^uense

PhMpMs Tere* Tar- Cap. ÍX. tos rasgos y cicatrices, ses, en su propií* tescas de con tan tarles en que gastan

$"¿9 me.

piel gravan figuras gru-

arboles, anímales, y flores $ esto era Capa de quitraher los di* gra« filas,

vivos c o l o r e s q u e si la operación se la vida; todos pueden

hiciese sin interrumpiría,

entes negros, llevar pendientes, brazaletes, collares, Coronas de unos pequeños y en muchas de nos de varios cola res,

que termina en un plumage de plumas de Faij san, ó de Gallo : en la parte como allí se siente pieles de venados, él N o r t e , unos ves. gorro mas con su mas í r i o , se cubren con», de que hacen

tidos sin mangas, y en la cayeza un de feúra cilindrica , hecho de las hojas gruesas Coronas plumage: 7 Tíeue muí de el Banayas, de colores adornándolos

varios, y encima

poco de barbaridad

sus Casamientos? no compran las mugeres, ni hacen caso de bienes, que pueda lia ver de una y.otra parte r nada tienen los T 11 padres, y ca» .Midres que hacer en ellos j quaiido pretende

jjo

Historia úmtfñi
v

Ve

casarse algún M o z o

y halla Moza de. su gus.

to , va machos días en su seguimiento, hats la música en ellos con un instrumento á su paerta: su casa
y

si le agrada á la muchacha sale dé y vi á hablar con el que la busca:

conviniéndose entre si en ios artículos, lo eo« cauniean í sus Padres estos preparan el festín de la boda en casa de la M o z a , en donde queda el Esposo sin bolver mas á vivir con sus Padres, mirando desde entonces la casa de el suegro, como propria suia: asi desean tener hijas, mas que hijos, para tener en su vejez en los yernos tajes apoios 5 aunque estos Isleños están sugetos de á la China, conservan algo su govíerno antiguo; elige cada Pueblo en Jo que quedan

t r e s , ó quatro de los mas ancianos , reputados por hombres de bien
?

constituidos Iuezes, y Gefes de el lugar • ter. ' míaan estos los pleitos en ultima apelación,y si alguno rehusara estar i su sentencia k e l , ni que o t r o le reciviese . Para
7 3

seria

hechado de el pueblo sin esperanza de volver arreglar no cí tributo, que pagan en granos hay un Chi-

'Hillfmds

Tere. Tar u Cap. IX*

33 c

no en cada pueblo que sabe la lengua de el Pais, y sirve de Intcprete 4 los Mandarines, pero son unos crueles Tiranos, que apuran la paciencia de los Isleños, yáun de los Mandarines, que se hallan en la necesidad de no commoverlos de sus empleos, por evitar maiofes inconysnientes , con todo de doce lugares sujetos a los Chinos en el medio día se los rebe. laron tres, hecharon i los Interpretes de ellos, y uniéndose á ios isleños orientales se negaron al tributo: exemplo de t¿n malas cónse„ quencias propuso el Padre de Manila, Misionero lesuita, que havia ido á formar Mapa de esta isla de orden de el Emperador, aun Doctor Chino , que era Electo Virey de Tov* ¡{ieu, paraque pusiese remedios > que evitasen su repetición $ respondióle con frialdad reor para ellos, si quieren permanecer en su barbarie 5 procuramos hacerlos hombres, siró quieren serlo el mal és para ellos: en todo se tallan inconvenientes. 8 Por Barbares, que parescan estos Isleños en'ciertas máximas" son mas pro¿ - ........'-. — — • - • — > — • .

fjs

Histeria General Qe
J

xirnos'a la Philosofia natural: y verdadera, que ¿os. oías celebres t hiios3pos de la China : entre elios no se usan trampas bastante justos
x

r o b o s , querellas, ó los unos i

pleitos» sino es contra los interpretes: son
y

se tratan bien

los otras „ ío que se da a uno no lo tocara, hasta que participen, también de eliü los compañeros, en el: trabajo - muí atentos á. Ja menor seriai de los que tienen authoridad sobre ellos* medidos en sus palabras, de un corazón bastante r e c t o , y sencillo'en una concurencií un. Chmo> se dexó; carr algunas palabras poca decentes j reprehendiéndole un. Isleño nio¿o de treinta años, , entendió la lengua Mandarína,) en presencia de todos el corazón recto y con severidad le di»
;

x o : eso no esta: oien. dicho ; nosotros tenemos
v

ninguna de nosotros se a.

tre vería x hablar, ni pensar de esta manera; eso no vá bien? erequanra á Religión no ado•ran Í d o l o , alguna
y

tienen horror á todo lo que

tiene apariencia de Idolatría; no hacen acto argunrji.de Religión,, ni dicen oración alguna' conoció el dicho padre á algunos, que confesa

fpbilifiMs

Tere, Í W » Cap* IX»

Í>1

saban un Dios Criador de el C i e l o , y tierra; un Dios en tres personas, Padre hijo, y Espilitu Santo i saben que se llamaba Adán el primer hombre, y Eva la primera -muger, que por haver desobedecido á su criador, havian ctrahido sobre si su i r a , y sobre sus-desendicntes, que para borrar está mancha era muí necesario el Bautismo ; pudiera decirse que le usaban, si fuesen inteligentes los interpretes, que dicen, que quando Íes nace un hijo teman a. gua fría, y la derraman sobre su cuerpo > es verosímil no pongan en esto mucho cuidado , por no tener concepto formal de las recompensas, y castigos de la otra vida: todos estos sentimientos conformes, d en lo que se conforman con nuestra Religión, son precisa! mente residuos de quando tuvieron á su cuidado esta isla los Padres Dominicos: no pue. den pasar aqui Misioneros, por que tienen ce. riada la Puerta Jos Chinos á los de Europa'j no hu viera mucha dificultad país i potencia si tuviera la Isla algún Puerto en su Oriente - no esta sugeto el alguna por esta paite^ y el Car-

$$4-

HistorU

General Ve

Carácter bárbaro . 9

de sus habitantes tiene poco

de

Aunque esta Isla esta de la China poco la Historia de los Chi-

distante, según refiere

nos, no tuvieron estos noticia de ella hasta el Reynado de el Emperador. SiHntt de la Dinastía délos Ming en que el año de mil quatrocitentós y treinta, el Eunuco Ovammpa» > bolvi. endo de Poniente fué por una tempestad ar„ r o j a d o á e l l a ; viéndose en una tierra estrana, euia gente le pareció tan barbara, como delicioso el Pais, hizo alguna detención, para informar, á su Señor tomando lengua j pero el fruto de sus diligencias se reduxo- solo á sacar de allí algunas plantas, y yerbas medicínales, de que se sirven con feliz efecto ~ el año de mil quinientos sesenta y q u a t r o ; quarenta y dos de el. Emperador IQats-i'ng el T o u t o v , de Esquadra Zutaytou,
J:

© Gefe

cruzando en eli mar Ori-

ental de la China encontró un Corsario llamado, tintao: IQen* que se havía apoderado de Fas 1% tesPácPongJfout, era donde fiavia dejado parte de sts gente : forman? estas un pequeño Archipieí?*

filipinas Tere. 'Parí* Cap* IX. $5 go de treinta y seis Islas estériles / de arCy. najes,, ó peñas, no .tienen matas ni maíezasj un solo .árbolsilvestre es todo su adorno,; tie« ne buen Puerto , á todos losvientos .abrigado., su .fondo arena, sin rocas , sin p e l i g r o , y y e inte, ^veinte y cinco brazas de agua . Quan-, do fueron sus dueños los Olandes.es, construí yeron una.fortaleza erija.extremidad ,d.ela .Is„' la grande., quices .donde é,sta este Puerto^ para defender su entrada j j n quedado solamerite el nombre de Hongmaotíb.u que quiere decir,: Castillo de los cabellos-tojos,,,que asidla, man en Ch^a á los Olandeses^el^Puerto en im País desierto, y inculto es .-oecesapip absolutamente, pa.ra ;conservar Ja ¡Isla -íbrmosa que no ¡tiene Puerto e.n que ?pueden ^ntra* Barcos, -que hagan;mas de .ocho ;pies. de agua,? era el Corsario Lmtao Kjw dlQmbre tie,ro y yvspbervb, deseoso de reput-scicni y amjjí.* cioso de glpfja, ..Apenas ^descubrió Jd Chino quando ;Se-plexo/caer sobre el ^ v e k s llenas.: fué vivo yrpronipto eL a taquee, huviera, derrotada i\a esquajaVacCbina,. si su poinapdante.hii: : : } ; ; v| :

y v

" v i c »

i¿$

BistortaGenzráíDt
:

viera sido mas prudente , y menos intrépidosostuvo sin alterarse el primer ímpetu

y lue-

go atacó al Pirata vivamente ; mas de cinco
horas duro el combate, tomó el Pirata la retirada al anochecer; retiróse á las islas de Tono,

¡jo)} para refrescar su gente tomar mas soldados á su bordo , y boiVcr con mas fuerza »1 ¡ enemigo; fué el Cribo diestro Capitán, si. gui > el cursó de la victoria tan de cerca> que a l amanecer vio el pirata tomada la entrada d e el Puerto con una parte de la esquadra enemiga; en el combate havía perdido mucha g e n t e , y la que le quedaba se havía acobardado t a n t o , que tuvo á temeridad i-tentai la entrada en el P u e r t o ; tomó el partido de con. tinuar su d e r r o t a , y de ir á anclar en- Hermosa 5 el Gefc de la esquadra China k siguej como no tenia conocimiento délas entradas, no quisa exponer sus N a v i o s , y se retire» fijas Islas de Von%. hoV , y se apodere de ellas: hizo prisioneros á los soldad's , que havía alü, y dexanio una buena guarnición se bolvid i China victorioso, en donde dio quenta de s u xe*

Ph'éfmas

Ter « P a r t * Cap , I X . recivió

flf estas

expedición, y descubrimiento ;

noticias alegremente ía C o r t e , y nombró luego un Mandarín de letras por Governador de estas islas; tuvo Lwao íes por K¿en á les bavitado. Barbaros > y como tenia altos pen-

samientos , creyó no le convenia en el estado en que la hallaba ; pasó í cuchillo á todos los Isleños, que pudo haver alas manos , y con una crueldad inaudita hasta entonces, calafateó sus embarcaciones con la sangre de los miserables, hizóse luego í la vela /retiróse á la Provincia de C a n t ó n , donde murió desdicha* dame ate * io Fué pues esta Isla mui galanteada, y codiciada de los Chinos, que han sido mas consistentes , y de cllaextrahen intereses abundantes de importancia en sus viages, y idas á los Iapones j también de Españoles? y Olandc» ses, que navegan estos tempestuosos mares • có la noticia de Sosa, de que pretendía el lapon en ella establecimiento , intento ser el primero el Governador de Philipinas. armáronse para el efecto dos Navios medianos con doscientos V v 2 hom.

"SÍ9 BhtorU General De hombres de mar y guerra > púsose por Ceneral de este armamento á un Caballero llamado D o n luán £amüdio , pariente y deudo de el Conde-de Monterrey, que havia pasado á es. ta•£> Islas; ef año d e m i l quinientos noventa y fres: con los- ¿argos-de Capitán de Infantería Española, y cabo de las N a o s : el tiempo que se escogió', no era müi dé el c a s o , p e r o concftviehdo la expedición: importante', se derer. pino , y a r r e s t ó ^ todo revolvióse-, y alteróse de suerte que maltrató y desaparejo lös des n a v i o s j aprimáronse á'los' tnonxes'de-" Batan dentro aun de la Bahia de Manila; estaba fon, deada lái Capitana con? tres-cables , quebró ío-ssdo$con' las'--'c*vezadas- que hacían'» d a r las Violentas;Olas , de-la terícera yá iban" saltando liilös^) y esft\ibo?cn' próximo rieligno de -perder. s^-: eneomefídaronse devotísimametite'^í-la Sei w r a d e el Rosario; encomendándola aquella áífiarra,eMiqííe-consistíau>las- vadás^de; tantos hombros»; mantúvose bienrecíntr* los golpes 'dei mär;., y? violentos;' mo:vímiéiítos?de-' la¡ S 20, tójiííd&i de-e$tarxámcatatada;:'sosegado el
: 5 ; : ; 1 1 7 1 1 1

Wlipnkú

Ten fart*

Cap- IX»

r

339

tiempo arribaron á Cavite; y en reconocimiento de el recivido favor, traxeron un pedazo de cable, y le presentaron á Nuestra SeRoía de el Rosario en el Convento de Santo Domingo de Manila ; no se-prosiguió despu. es5 pues el Padre Colin fundado en Don Antonio de Morga dice : el año de mil- quínientos noventa y ocho-: que hizo embazada Don íuan Zamudio al Viirey de Cantón, en que' f¡tató- comercio y se• admitió con Manila p m o parte, de los Chinos, recivieronle en el Pina, la doce leguas de- Cantan), cuio lugar se asíg. nó'y determinó para'ehcomercio de los Castellanos, de cuiácmbaxada volvió al'Enero deej. año siguiente • estO es conforme , se resol* viese dexaudo' el establecimiento: de; la- Isla> Hermosa ,_qac; no- instaba- yá con h n.uer-te de< TaycosamX'
:

CA-

Historia General Di?

C A P I T V L O .

x-

Muerte

de Taycosama, tstado en que con ella presente
goi/iemo

queda, el Imperio y otros sucesos que al pretemcen.

i

]NJO

puede

sin la [usíicia conservar la es la que constituye la congregación de sociedad cnconso. de

República

su nombre; si en una

Pueblo i no es este toda Ja multitud» rancia vtilidad : bien y pocos mos 4
V

de el derecho, y communicacion entonces esran estos o

constitutivos el común ¿ por

en su perfección , quando serrata justamente,

por un R e y ,

Principes, ó por el Pueblo vniverso que los contempleno hay verda* un granninguna virtud áy donde

por mas pios, y justos, dero culto*

Concedió' Dios í Taycolima

de Imperio 5 conservóse en el con un corazón tan real / un animo magnifico para regir , y un ingenio sabio j para discernir, aun no sabien_

(p$íB¿>í№$ Tert . Tan- Cap,.
t

~X.

j^r ex­

cada

leer,, que se entiende

un prodigio so^ y como anos governd
r

R e y , milagro de Ja Naturaleza cepción de i a. tiranía: c a t c r z e dócil*

absoluto­ aquel imperio vasto* y de gente i n ­ y na bí hav¿do en la­pon­ geviern© de tanta tranquilidad, y rectitud. su clara inte?. feencis se concibe bien en las. adve.ttepcias a su. Sobrino»» quando le did posesión de el g o , vierno en parte de su Monarquía > lo primero, que procurase ser muí blando y clemente con sus, Vasallos; que tratase verdad y fidelidad con todos 5 recto y maduro en sus delibera­ ciones; que pues su oficio era de tanta au. thoridact, y dignidad,­se­recatase, en algunas liviandades., que podían dcs'ucir su­grandeza • Que professase grande inteíigercia con el exercicio en el manejo de armas , y drones ; de modo que qua< do esqua­

fuese necesa­

rio fuese el prfmero áhacer frente a sus ene­ migos i asi seria respetado de t o d o s , estando tan prompto a la Campaña, como alCavlnere:
­

últimamente le aconseja

r

que en todos estos no

avisos, hiciese por editarle todo lo posible,

$i" Historia Genera? $)e no asi en vicios y falcas, que conocía en silj porque como havia venido de bajos princi. píos á grandeza tan alta , le havian quedad© resabios malos, que no havia pedido reme, diar, porque creciendo en ellos ¡havian ,t©. rnado sobre §u conocimiento ,un demasiado poder que procuraba evitar., no. hiciesen en el la mis na impresión ¿ lastima que ofuscase el nacimiento,, -y la idolatría tán óeiias luces; y que le cegasen en }a crueldad, y malicia tan deformes principios: tirano fué; pero en. señó .4 los tales, á tomar otro camino para el templo de la fortunan apenas se ,sabia Otro, que el que rompía la violencia, ¡o fabricaba el engaño; lo que duraba ej iuter.es , duraba ;ía f e e , y la amistad: al ídolo de la conveniencia servían de Throno la Religión «.y da Iusticia: esto es lo que propone Lucano por maxirna fundamental de Photino, privado de<e.l Rey Phtolomeo en que á pompeyo -.quitase la vida, contra la palabra dada: /;b) que es de*
; 3 : ; ; : }

cir

( b)

Sijdera .terfa yt distant ttflamma
y

mariiic

Vtde recto •/

miliftnasTero Far.Cap- X. cir que la utiHdacI esta reñida con la viYtüd* y es necesario para negociar ja convenienciaj abandonar la justicia 3 asi los que aspiran i vsurpadores, ¡no pueden, serlo sino por thei dio de maldades •
r

3

fueron Jbuenas las artes de Tay-

cosamti para apoderarse de el Rey no, perversos artes para despojar i su'dueño kgitim®;> unió después lo recto con lo «til t sirvióse de la Iusticia, que puede sé r en un gentil: para mejorar las costumbres de su Reyno sugetó la grandeza y bizo consistente el T r o n o s llegó á la dominación por -un camino bañado en sangre, y fué feliz entretanto espectáculo sangriento mantuvo el imperio sin sustos , pocas, ó raras veces visto y en los que de par. ticulares aspiraron á soberanos : Rey no absoluto en el lapon el resto de su vida, y en fuerza de su valor, y sagacidad fué elatvitro en tantos 3 y u n unidos Rey nos: succeso- raro^ y sobrs acaecimientos communes, en que intervinieron accideates singulares 5 cuio concurso es.admirable por lo desacostumbrado; ayuda5

X. x

ron -

34

1

Historia

G&tfml

De

ponle unas tarísim^s prendas, en fuerza de las que fué tan feliz y afercumvio puede acomodarse lo que de Catón el maior decía L i vio; ( u } Persígalo la Religión Christiana» exceso de su errada política, fué en la Chrisründad exécerado su nombre 5 debe por este capitulo ser entre nosotros aborrecida su memoria: muí indiferente se mostraba en su principios, hicieroníe entrar en vehementes recelos los áulicos» conspiraron también á hacérsela edis325 los que debían sostenerle favorable e n ella j muchos diminuyen tales circunstancias ¿ que hacen menos odiosos sus rigores, y aun asi no procedió con la violenta crusldad ene és común á los tiranos; havia prohibid© la piedi. cacion a los Misioneros 5 y las conversiones á sus subditos? no procedió con líis máximas sanguinarias, que los usurpadores: hizo excinplar castigo en nuestros .gloriosos Mártires; pero á un acaso en esto violentó su-natural;
( U) In 0o l?iro tontum robur corporis^
y

ct ani*
s

, mi fuk

Pt^ qwcum-p? loco natas, tsset vulereturi .-

fot-

íwiam s*bi facturas

Tbilipinas Tere- Tan,

Cap»

X,

Í q

cues fue ta L,e¿sc\uaon n.encs r i p i o s a , que fas mosiguientcs > dj*pei,¿>aiid-j ias Lujes en los sciictutíados : no se impute t o a o ¿culpa suya „ tuvieron S-ÍS ivllniuros mucho maior p ^ r t e . j que le obligaron co;i sus clamores á proceder Un iniquameiue , ímprimseadole ideas r a r a s , de que commovian el ImpeMo los ¿Evangelices operarios, para introducir esc.raños S c c o r e s , y con ellas un odioso rencor c o n t r a la Religión C h r i s t i a n a ; . t u v o , es v e r d a d , vicios, lá que le obligaba la educación, en la que se !e imprimieron irresistiblemente; p e r o si no desairaos de alabar las virtudes de x ^ a j á n o , a u n . que sobre perseguidor de Christianos , fue ¡ D a n chado de otras visiosas pasiones; h a g a m o s justicia a Taycosamaí su mérito^, y su havüidad política ti'-ned mucho de sínou lares . 4 Pretendió su Sobrino i'aba-:undono elevarse á mas altura^ que ia que le concedía su condición; debía todo su ser -xTnycosama, y aspiraba ala universal nnnarchia = no permitió el T í o estas alcvcs'dades, debelóle y le hizo quitar la vida; infundieronséíc t e m o r e s , d e q u e X se

se fe huía el Rey n o : receló délos; Icsuicas , como, que huviesen cerido= portes en las alce, raciones- de el Sobrino^- y aunque ocultos y recatados andaban por sus tierras, se Je hicieron sospechosos* :; intentó con esfuerzo ex pe. ledos del lapon . y le con tenia la palabra dada á;lo& Portugueses, y en ella le manteníanlos interesados, áulicos por este partido- con vino en dexar abierto? el comercio en NMga$apt ; para, SUÍ díereecion quedasen tres- ó quatro Padre* con la precisa condición de que en materia de Religio» no comunicasen coa los Gentiles; :; se recogiesen; exactamente' los restai tes Padres y Hermanos;, y los embarcaron; para Macao), quedando el Padre luán Ruiz: que le servia de interprete-' ni podían dexar de ejecutarlo) asi los GOvernadores y les. Padres quedar en ell lapon sin riesgo evidente* tuvieron repetidas; consultas sobre el obedecibiea. t o y resolvieron deshacer el: Colegio de Amacusa- > recogiendo á los Padres que residían cm.élera7$kwgasaqu*r y á los demás que andaban dispersos j y entendiese GORÍ esto el; Emperador
} } 9 x r

se

WitíphmT&rc* Tare. Cap* X.

¿47

escuraba ft sus- mandatos,, quedando' para

el; coiiiuelo di los- Cristianos afeanos Padres ocultos r y su puesta- que par falta de Embarcación se -di'atar i a por aquel año la pa'rijdaii podía entretanto padecer alteración los rigorosos decretos. Alprincipio de el año de r,avcnt3: y ocho se divulgó' pasaba el: Empera»
d'or alais partes de' el: Xitno-:• era s 10;nada u al dar calor é Ja guerra d e la Ccre-i? desde el '-"reo; de Hntgpyai temió el Gcvernader
sjiburoimo
: ?

¿_

que si entendiese havia Padres , y

Iglesias recaería sobre el la culpa de el cons.n

amiento? este pensamiento" l e o b l i g ó a torrar
la pro videncia de derribarlas todas ; cen tai v i v e z a q u e en breve tiempo sote en los R e y 1

ííOS' de Arma,,

Otnura , y Fhaudbst pusieron.'

ciento- treinta) y siete* Iglesia* por el suelo,, sin muchas- ca*as>< f residencias:: so Ib se reservó; de esta desolación: la*. Isla: de" Amaciw , que eomo> sugeta é Don Agustín , no se le quiso?
1

dar ese disgusto : Xil¡>um\f>- aviso a los de Ma.. cao?,, insinuándoles, que' como amigo les dé'eia-',, convenia rjsifeho se retirasen: £ Hingasaipt p o r

í4? FRstoriaG&xra! Ve entonces > pues entendía 01 <, ¿u favor nada Jes : aprovecharía con Tajcosatw» c e a e . i c consejo tomaron su marcha para I. y Rey n o s de ci Xi mo: en esta persecución M í l i a c n para Ma.
u

cao once padres íesuitas, quedando los de, mas disimulados y escondidos con íncommo.
5

didades grandes, y c o n t i n u a s -

En esta ocasión rigorosa Uceo' una embarcación de Iapones gentiles á 'hau^asacjiu, que venia de philipinas, trahia dos padres Franciscanos á su bordo Fray Gerónimo de lesas que ydhayia estado en el f a i o n , qnr,n. do el Emperador hizo quitar las vidas á los compañeros ¿ y ha vi a hecho bolver á Luzon el. G o v e r n a d o r Tcye^dr el antecedente a ñ o ; ve. man enhavitó y gesto de Japones disfrazado nada sirvió para que desasen de tener r.& ticia de eHos los diligentes M i n i s t r o s : en Kur gwiJtti prendieron al uno , que se decía Fra\ G ó m e z c|¿ .San Luis , ó Fray Luis Gon.ez, a quien pusieron en ¡a Cárcel hasta que el c o m p a ñ e r o p a r e j e e ; como tenia mas noticia
j 9 3 t

5

de l a ' t i : r r a Fray Gerónimo

}

pasó oculto s ¡ par.,

s$

Op* X <4S> sanes ds Me acó- % supiéronlo los Gaveraadores, hicieron promptafíiente'publicar Yandos^ en que mandaban que quafquier n , cue supiese en donde estaba el fugitivo Padre, 6 lo
Wiltpkdf Ttfó* fatt.
5

tuviese en su casa^ io manifestase al ruino > s *

pena de morir por cffo con coda su familia, y la calle aquien cupiese su retiro ©culto * a* fiigiose extremamente la Christiandad, por que si llegaba á noticia de el Emperador, todo corría manifiesto peligro, en que no habría lugar á excepción de personas interesáronse los Jesuítas, en que al Emperador se ocultase la fuga de aquel Religioso, valiéronse de el fucr¿ te empeño de Don Augustin, y sonvinieron los Governadorcs en no dar quenta de ello á Taycoaima , por ''no irritar demasiadamente su colera: contentáronse c©n hacer bolber ^1 preso en Nangasaqui í Pbilipínas, y con el que ha vis pasado i AÍMro'practicar en hallándole, que no seria muy dificultoso, las mismás diligencias. 6 Uegó también al Tapón en es re tiem. po el Obisp© de él Don Luis de Sequcíra, suc ce3

é$Ó Wístorh General t>e cesor de el IJluserísimo D o n Pedro Martines, que murió en camino de la India $ en su eompa. iiía yenia t\ Padre Visitado i Alexandro Valignano con otros varios de Ja misma compañías estaba y£ lajeo sama gravemente enfermo , en nada mas entendía, que en su sakd. y ,dir succesor a la Monarquía : desatendieron taai. bien ios Governadores la venida de el Señcr O b i s p o , y la de su comitiva ¿ ia enfermedad de eí Emperador los entretenía en.pare tensiones particulares; era la enfermedad de evacuaciones ; concivióse ligera al principio continuó basta el día cinco de A g o s t o en qu£ le dio un accidente con quasi mortaies deli. quíos . lusgandole difunto y el mismo perdió yá las esperanzas,
? 3 r 3

7 Considerando su muerte próxima, trato la disposición en lasuccesion con la misma presencia de espíritu , q u e si tuviese robustas fuerzas, y buena salud . estaba en su fortaleza de f i a h m , y siendo sus ansias dexar a un hijo sojo el Imperio, le concenia el se no mas que de seis años> consideraba co le. con-

Pbilifmas Tere. <P(i>t, Cap - X. tfí conservaría , sino tenia aquien abrigase sus dispQsisiones ultimas; rebolviendo estos cui. dados en su pensamiento y haciendo memoria de todos sus obligados, le pareció que el Rey de/Dandoua llamado lyayasa, era el mas proporcionado para su empeño respecto atener experimentada su £deíidad • faizole venir á su presencia y como i hombre poderoso que governaba ocho Reynos, buen Soldado ; de la Nación mui quieto, le encomendó S U iujo , haciendo precisa confianza 5 hizole una exhortación en presencia de muchos Gavilleros, y Señores: propúsole como cierta su muerte, que no la sentía por lo que era en si , pues era deuda indispensable ; si solo el dexar en tan tierna edad su hijo / improporcionado á tan vasto govierno j que meditando aquien podía encomendar tan arduo negocio, que asegurase la succesion en aquella Criatura, quando la e d a d j e permitiese moderar tan grande Imperio, solo havia hallado su elección tai persona; que le entregaba la prenda q u e m a s estimaba, y el govierno de el Japón,, para Yy que
3 } 3 } 3 3 3 W

352 tuyese

Historia General. f>e y pusiese en posesión de el Solio \ y estos convemos, respecto

q u e en siendo de edad competente se le resti.
}

que- para ratificar

;i que tenia una Nieta, hija de su hijo Heredero > que esta casase con el Niño Principes con lo que quedaría Abuelo, y P a d r e : con las lagrimas Rey
3

en los ojos

respondió el Elcua con su Superior en.

que condescendía
9

cargo

en que prometió observarle con toda

fi-lelidad , y le dio muchas gracias por tan singuiares mercedes, ¿que correspondería como agradecido , governando con integridad, y el desempeño de colocar al hijo Principe en Thro< no á su tiempo > luego mandó traher á la Nic. ta de Tyayasa
3

y en su presencia se hisieron Para asegu-

los realas desposorios con Ja alegría, y fiesta que la emfermedad le permitía* rar msior su disposición ultima estendió mucho la fortaleza de Otaca con una cerca ca„ p a z , y dilatada, que tenia quasí una legua de circuito i era la idea, que viviesen en ella con sus familias los Principales señores, pareciendolc competente Iaula á tales paxaros, y cvi-

fbtfipMs

Tere* Vart* Cap. X.

$

evitando así subíevacfones¿ máxima de que se havia valido en su govieno, y le havia sido eí todo á impedir sus bullicios como i oseaba fi­
;

nalizar esta o b r a , empleo en ella mas de cien míl hombres* llenando sos edificios. 8 Can estas providencias quedo su Es­ y sosegado s pueda que de su Pala*, píritu algo pacífico, el campo, y sitio, que cerraba h muralla, de hermosos y v i s t o *

agrabase ia emfermedad lo activo que fué en ellas • retiróse á l o roas interior tantesi dejábase ció y conociéndole obligaban y á los últimos ins­ en este retiro comunicar de muí pocos j símptomas de reflexiones me. lancholicass ó para divertirte algo ó por otros
v

motivos mas reservados fe comunicaron ía ve­ nida de el Señor Obispo Sequiera, ía calidad de 'Embaxador de la Indía ra nada estaba y i , eí interprete Padre
У
5

y que trahía ne­

gocios importantes con regalos exquisitos г pa­ padecía desmayos c o n t í ­
l u s n

nuos , soto permitió entrase en su Esqaadra R a í z , con quien la con conversación fue muí ligera: intentó el Padre
у г

¿ja.

Historia

General De\

conforme í su oficio aprovechar los últimos aliento» i beneficio de su almas persuadiéndole reciviese el Santo Bautismo 5 no contestó, antas m o s t r ó en ello desabrimientos; dcxoíe el Padre en su reprobación, en. la que rendid su espirita: tenia quando muriósesenta yquatro años > pudo haver aun continuado su vida , respecto i lo robusto de su naturaleza, te que estragó con desordenado$ victos: á ninguno es buena la muerte, en quanto és separación de cuerpo y alma i tiene uft áspero sentido j és'contra la misma naturaleza^ acuella misma fuerza con que $e arranca, y separa uno de otro"- todo esto, que és commun en los que mueren, que con sentimiento grave quita y perturba la mente j pena . 9 no Luego que se advirtió
4

el sentido,
5

aumenta el mérito dé
3

paciencia

tolerando lo fiel quitar

y piadosa, voz á J a

sin

la prspria

la muerte de

el Emperador procuraron

Ocultarla, y que

saliese al publico. esperaban poder eomus

rucarlo álos Señores estraViados 3 Ja Corea y

Wlijjmds Tefe* Part* Cap. X • 35? y que reduciéndose al iapon con su consejóse consultase á b mejor de el Reyno : no huvo iag¿r para t a n t o , por que no pudo estar: mucho tiempo oculto : publicóse la noticia* y ya se notaban alborotos: declaróse el G o v e r * nador lyajasa\ que desde aqui se- llama pay* fui como era tan poderoso, nadie pudo r e sistirle j conservó ai Niño Real en el palacio^ y atendió á las providencias de su nuevo govier-¿ n o : mantenía un devoto Ghristiano -escondió do á Fray Gerónimo en un'r»onte*dé c í Reyno de Ixe; mando buscarle y tpie"Vffl£ói se con carta de seguro ; vino con esto el lidioso Padre á su presencia 5 honrroí<* ^ a i f i ^ y le trató cariñosamente 5 trató con e^deJla amistad y comercio, que deseaba c o n l o V d e Philipinas í asegu fó al RCy el Padre Fray Gerónimo de una amistad fif m e y el ofreció una quietud permanente; hiriéronse Capítulos de comercio 5 y concedió Puertos en el Rey 110 de Q u i n t o , 6 Bmíau uno de los cinco del C o quina;/: concedió al Padre Gerónimo, que* en la Cridad de 'Yenda Metrópoli de eí Reyno \ ' ~ ~ " de
3 3 ; 3

$f& ác Quinto, con*

HlstwaGeneratVe fabricase casa, y iglesia de firme, Titulo de iNucs, l o hizo daniola el

rra Señora de el Rosario r celebro la primera Misa el día de Pasqua de Espíritu Santo con gran concurso de enrístranos, y Gentiles , con, siguió con el nuevo Gobernador se limpiasen los Mares de Corsarios C o rayes, y f apones, que tenían amedrantados con sus robos i los Comerciantes r coa este permiso salieron* \<st Padres de la Compañía de sus rincones á asís* t¿r k la Cristiandad en sus proprio* träges, r reparar las ruinas , que h avian causado Jas persecuciones antecedentess r«creba Luz nació á los que bavitaban) t í n confusas, y horrorosas tí isieblas í y comenzó- la Chiístiandad á k/grar todos sus ensanches' • . .ta Tenia también, en Philipinass la Chris^iaiidad sus progresos $ conforme i la dístribucion> de territorios; se comprchcndia la Is¿2 de Eohoíenla; de fos> Padres recitas;;- entraron era ell.i por disposición! de eí Sector de ef Co». IhQfo de Zebu, lös padres: form de T o r r e * , y Gabriel ..^auicfiez,, í ünstaneí» die Dona Ca>

" PhUipmts Tere. Par Cap X, 357 thalina de Bolaños, M a d r e , y T u t o r a ; de D o n Pedro Gamboa su Encomendero : entra. son en la isla , aunque no querían llegarse á ellos sus naturales al principio, pero se fue. ron haciendo al trato , y comunicación afable : es de ia iurísdicion de Zebú esta Isla, es su> figura Elíptica, o Oval repartida en seis partes, que seis principales Ríos forman, 6 diviccn tendrá de Leste, á Oeste como catorce leguas , y como doce de N o r t e , á Sur ; esta situada entre tres Islas nombradas. Zebù, Ley te y Isla de Negros : distante un tiro de pie* drade la punta de Baclayo" esta la isla de Da* vis, que tiene tres leguas de l a r g o , y una y inedia de ancho , formando un canal con la tic. rra grande : se há experimentado el valor de los Boholanos en varias ocasiones,y hin ayu. dado valientemente á nuestras expediciones: pueblan las dos islas un numero crecido de gen. te 5 que no siendo suficiente el terreno á su manutención, lo suplen en el comercio •
: i

ii

Con algunos regalitos de su estimaci, vían

on ? y por medio de dos indios casados, que yi-

358 ' Histeria General T>e vjaa en Báclayon , que havian servido á Espa. goles> y eran Christiancs con sus familias, se vencieron las maiGres dificultades : hisierotí m este Pueblo, casa, y iglesia; juntaron tru. chachos y muchachas , y entablaren con esta gente la Doctrina: no tenían como otros Is. leños el abuso de la poligamia, y no haviendo este poderoso inconveniente, se hizo menos eos. tosa ,Ja conversio n y reducción 5 luego ene sg resolvieron á admitir la Luz de el Evangelio dexaron los Ritos Idolatras, y gentílicos: el ¿aprehender la Doctrina Chnstiana tomaren con empefío de su proprio motivo j juntos en Communidad hacían las diligencias para ser en ella instruidos: fundada asi la Christiandad ea Báclayon , y civilizados sus naturales ¡ y im> mediatos quedando aquí uno de los dos Pa. dres Ministros; el o t r o se estendija hacer su oficio por los demás Pueblos ¡, fué el prí* mero el de L o b o g , constaba de muchas rancherías, y en ellas mucha gente dispersa ; resistiéronse a admititir al principio; salieron seis a m a d o s ^ y le dixeron con desabrimiens
? f

to,

4jue.e$o¿ c^anje^t? de; ,el rr.pn.£e ., y no c a r i ­ an, c o # ^ ^ ^ <$pm Sacerdote,?^ ,ci jfca^te cgn^iudc^cja ^rq por ^ t e f ì d i ^ ^ , t ^ f ^ e ^ o ^ a g ; a ^ o , ,y Ics m p\p a j g u n ^ c o s ^ s ^ i r ^ ^ á o u e . ^ . q u ^ 4 3 sen aquel ,dia¿ ,c£rncj; d^m* |afean , cncQrfler¿Í9,, cí,fl<gpf ^ f J^oj,tu;yo,su ^Diiidad^án^buén^
r ; ; ; t 4 { ! f f7 ;< :i

tes de apararse ^n^epáiarsi^o par^a %ú#jia¿ y casa •. i¿, Tratasesen fiprjncipio sqjerde f$r« rn^rlqs'^n^íicia, y ^ v ^ l í z a r ^ s i e ^ g ó chea, teqùisrno^después"' qp^m,enj2a­nd() p,or Jos .Nulos ¿ esca, fue una^ pronjpca dijjgencia._gue..rfc¡uxp,;.c|} Breve .'/pobfajQÌoo . / o r e j a d a ^onze.de.., rándíiénas:, salid después 4,p№Q S ^ ' P . fe^do T ajibon, en <ju'e hav'ía rninai .ó íavaderes de Oro | /estaba aquí un^Espafipl^cijue^a . v i d a , y costumbres ,/èste '•rec|yio_..y..regaló; a l f a d r e Misioneros, aderezó 'aseadamente u n l i ^ a r , que sirviese á celebrar el Santo Sacrificio de la ­Misa; juntáronse el primer Domingo 'Vai ics Z z ín­
w r s if ;í v
;

a ujs qe a

$6o

Historia Central De^ concurrieron

Indios Ohristianos, que haviaa concurrido el traco de el Oro de otras partes
:

también muciios infieles , á todos dio noticia de c:ue no havia venido ábuscar el rico metal; sino a h u s ; y para que asi lo entendiese esparció acción, que execuzada par el sueta cantidad de aquel p o l v o y lo pisó con mucho desprecio, con viveza fué admirada de los presentes, y so, n i mucho en toda la isla : el que tenia aquellas minas como suyas era un mui principal, y Sacerdote de oficio > de quien havia la fama, que le hablaba con frequencia el Demento i y asi era el commun oráculo, en sus necesidades: áquicn consultaban í este procuró el Padre

convertir, ó tener á su favor el primero: con. siguió á los quince días, que le permitiese vi. sitarle en su Casa, se la manifestó toda , sin excepción de Mugcr é Hijas, á quienes no permitía visitas de Españoles i estaban muy adornadas, y mui vistosas con chapas de O r o sus vestidos : convino el principal en esta visita con el P a d r e , en que se introdujese """" la Docx

trina y luego señaló sitio para pueblo

Jglecía,

Thilipinas Tere* Tan.

Cap, X .

$6

l

sia i y casa de el Ministro, á los ocho meses yá estaba dilatada la Religión Christiana por toda la isla en N i ñ o s , y adultos capaces: un principal llamado Catunao, que pasaba de ciento veinte años con su Muger de ciento y fué el primero que guió al Adelantado Miguel de Legaspi á Zebú , ayudó mucho á la reducción , recibiendo el Bautismo con su Muger, y familia; parece le havia reservado Dios hasta aquella edad , pagándole asi tan insigne beneque ficio llebandole para si al año : murió mui christiananente con todos los Sacramentos
y

recivió con admirable disposición; ordenó su Testim^nto juiciosittiente en varias limosnas, y libertad a algunos de sus esclavos: sele

hizo

na Solemne entierro , al que asistieron muchos Infieles de Lis vezinos montes j predicóles a tod:>s el Padre la immortalidad de ej alma, pena, apremios en la otra vida, y virtud de clamaron á una v o z , los C'uistianos sufragios

pie aquel'a Doctrina era buena, que querian Ser Chrisritnos, y recivir el Sauo B a u t i s m o : sorrii'una emfermedad contagios! , que ciestruL 2 2 ia

$62 agira B c Ä a deçencLâi
m s i fiiê

Histeria General De
7

ia entera* familias ^ f l & t w ^ e i K Ä ' ^ li s © cíe Ц tate.padrö^
m&rfàufelkeóh

con

y dxpftcind$ k i l es^^ftuâîe^ efet* ­Dio* servido» aea^iràrfcsttfs" #егйеШ* 'íjiíe los B o M * y adffvfcclfcft'ЗЙ á|üf . . ~ "~"
r

os eon prodigios visJèfes t nos eobra­ron с а Ш ieé

( e « d f a t giohtígb.te 'soltötttaiip г#№«|ш$1^е|| dolo* 4 o&fcxostoiad # ,
л

TkiUfrjti: Teu . far,t,.
r

Cap • XI*

|^|

galU

ííifia^e^y ¿mctsQs

pon p/ro-j v

PüK Mayo cíe noventa y.ochQ; ambo la Nao ds la carrera de¡Achuico a> n. felicidad ni'puerto de Cavitc, traxo hs. Resultas 'de la ida de el primer Obispo de estas litas Don Fray Domingo de Sala zar j. á España: tubo los efectos de restituir Ja. Real Audiencia , Tribunal Regio, serio/ justó , y Tiecesafio en tan distantes dominios^ á evitar, y contener violencias, y .moderar fuerzas ¡en aparados recursos • fiizose conato, sdIVÍagesttid rhanda'ba en su Real Zedula, reconocióse 'por su Presidente aj* actual GoyernáerOr Don Francisco "fello j p y c b r ^ p c c a no) 8'finas antiguo , el Doctor Don'Antb' ' " nio
t f k r

.¿¿f nio

Wsteria General D¿ de Morga> y los Licenciados Christoval

T c l l e z Almansa , Albaro Rodríguez Zambran o , Antonio de Rivera teccor de los Indios 5 ro de Mayo Maldonado, y el Lique llegaron en primecenciado Gerónimo de salazar Fiscal, y^Pro* en dicha Nave el día Ocho : se

recivio el Real Sello con la solemnidad, que se acostumbra • estaba reservada el Real Sello • en una caxa aforrada con cavos, dé O r o : de terciopelo carmesí Oro, un de Tisú carmesí se ordenó r-bri* Ciuy y guarniciones de plata y para su colocación

cubierta esta con un tapete

acompañamiento magestuoso , y serio j instrumentos Musicosj seguía dad, con ricos la Noble

an la marcha Clarines y Timbales, con otros ves&idos, y" galas á p i e , y dispuesto ,

sin sombreros ; venia de tras un Cavalío ricamente enj.iezado, cjue pu. mui el de diese acomodarse en el la Caxa • las cüks • adornadas, y con esquisitas Presidente Li Ig esia se:uó d_* los .idres
D

coleaduras Sello

saco la Caxa de el Real Augustinos, el dispuesta

que se challo

sobre

y prevenido

MHipkas Ter. Part- Cap, XL

ity

H o ; tomó para governarle el Alguacil rraior las riendas j vestido derica gala, á les lados y á pie también Jos Oydorcs; iba el Ca* balio con la caxa de ba;o de un Palio de terciopelo carmesi recamado de O r o , llevaban las varas los Regidores de Ciudad vestidos costosamente j cerraba la marcha lo militar formado con sus C a vos y Oficiales, Banderas tendidas, C a x a s , y Pífanos. 2 Con acompañamiento tin respetable entró el Presidente bajando de el caballo en la Cathedral el Real Sello: asistió á s u i f c i vimiento con su Cruz el Cavildo Eclesiástico entonóse en su entrada el Te fieum por los músicos } havia preparado en las gradas de el Altar maior un Sitial cubierto de brocados, y en el se deposito la caxa, y todos de rodilla* se solemnizó con publicas deprecaciones, Bolvió el Presidente á tomar de el Sitial la caxa, y sacándola de la iglesia la puso s o . bre el cavallo mismo ; prosiguió el acompañamiento hasta las casas Reales; estaba en £lUs prevenida > y ricamente adornada una sala*

^66

historia General We | éh cuié ThesörO h a v k r u n Doeél' carmesí "cbnÍas ReaMs- aricas- y de bajo una mesa cu. %iertä de b r o c a d o i y su's' almohadas de lo \ "rfrfsmcí, %óbre ías qu^se colocó reverehremen•te fa ca£a cie él Sello Reaí; luego se'publicó V R e i r ' j^o^feibn-,-' y "despachos Se fundación ' ^ ! a R e a l Aüdiéh ía , '-Con lös Títulos: dé s u -presidentes ¡G/doresí ¿ o n ' c f f i s c a l , que la fornian ; de todo i e tomó'el äc'ostüirbiaüo ^ á í n i e ^ t O j 7 "Testimonios 'concluido esto éntft$ la Audiencia en cuerpo formado á otN % á l a y ' en adonde -estaba 'ios Reales e s t r í e s %nüí * adornados / y las Reales armas "bajo un •€oééi rtíái íico-j tomaron allí sus respectivos asientos, eligieron , y nornbraron Ministres, y Ofieiá^oSj/leyeron' las ordenanzas de s u 'goVieíno 'eñ'^resciicra de cí numeroso concurso r hicieron en *ena1 de posecion algunes atetes íjuridkbsi, y setlnaliáó' £Úú ostentóse y ^rniwe^tö'ÖsO' Act© - ' ••••>•>••.
l ; l 3 j: 5 ?í ¿ C ; p ;¡ ¿ ;,

'

••" S o ü t i t o -tsmbi^rr -él rmsmo' Obispa
, : : :

Sälaäar* la elevación- t i e s a Igfesia
1 :

í 'Metro-

|>ó'Ktaiia c ö # tr^sístífragaritas- -Mirras-y- Zebu, Nue-

tpjuüp'ms Tere- Taru Cap, X¡* Nueba Gazeres, y. Nueva . Sego'via: conctv áido (todo i;-medida, de sa zelo fué. propu*. esto el mismo Señor Salazar por primer A r v zobispo , y antes que su Magestád le presen*, tase en R o m a , murió muy acreditado de.virtuoso», y Prelado vigilante i pues por causas, de su. Mitra en la adelantada , y quebrantada, edad de setenta y ocho* años havia pasado a España: impetró para estas erecciones el Catholico Monarcha por mediq de su. Emba,., xador, á quien mandó- informase á su Santidad la necesidad de tales erecciones en las Islas. Philipinas, presentando» por A r z o b i s p o , v Obispos, ios que nombra,, el Breve de erecciones de la Santidad de Clemente Vi.il : expedido en catorze de Agosto de^ mil qtii* nientos noventa; y cinco- presentó su Magestad , por primer Arzobispo respecto & quc la: elección en el Illustrisimo. D o n Fray D o mingo de Salazar no tuvo efecto por su mu: erte ocurrente: , al Illustrisimo, Señor D o n Fray Ignacio de gantibañez de el Orden [ de San Francisco de la Regular observancia y
% ;

A aa

por

$68

Historia General De

por Obispo de Zebú allllustrivinro Señor Don
Fray Pedro turki is de-A gario Lector
}

Augustiniano^ y ha.

de México:

para. Camarines

Fray lu.

ivialdonado

de Salamanca , y CoSan Pedro Bautista, Fray Pedro para depila,
re

míss.irio

de Philipinas , que no admitió la Mi. lugar

t í a ; -en-segundo Cédula,

que yk le halló gloriosamente sacrificado h y en tercero Comisario General de Nueva España, que

nuncio también el cargo: Fray Miguel Predicadores
y

el Obispado Señor Don

de Nueba Segó vía al illustrisimo de Venayides

de el Orden át

y Compañero de el Señor Sa«

lazar, que no tomó posesión hasta el año d e noventa y nueve: solo llegaron en este Bar. có el Seaor santibañes , y el Señor A^urto. 4 Era el eñor Santibañez natural de Burgos , en donde fué Guardian y provin cía] de aquella Provincia Predicador real de la Magestad de phelipe Segundo : Insigne Theol o g o , y de gran crédito en el Pulpito: con cuias prendas juntó el ser observante Religioso ; presentado para primer A r z o b i s p o , mere-

nillpms

Tere, TaruCap, VXn

&9.

;rccio lefias: el Rey la asignación de sugetos pa. :ra ios tres Obispados sufragáneos: el se consagró en pasó á la aqui Nueva España el año de noventa y seis: y en México • reconoció alguna precisa circunstancia, que faltaba en la$\ Bulas de el Palio ¿ lo que le precisó dilatar sq venida hasta el de noventa y ocho en el que conforme en veinte ocho de Mayo tomó posesión de el Covierno; erigió esta Iglesia Pontificias conseciones igovernar

alas

en Metropolitana, y

en sufragáneas las otras tres dichas: empezó con acierto, que mereció con dignos aplausos; todos los estados movidos de su gran fama para el Pulpito, le rogaron predicase un sermón para consuelo de todos , tos - condesendió su-afabilidad y alabar á Dios en sus raros , y grandes talen, con tan ins„ tantes suplicas, y determinó la fiesta de la A., sumpsion , que e r a la mas immediata : a c ó . metióle súbitamente una cruel disenteriaj que con sus fatales simptomas le prohivió cumplir la pabbra ; y continuando en ser mortal, A aa2 de le quitó Ja vida: fue esta desgraciaren catorce

$70

Historia

Generai De

cb Agosto al mejio dia: fué sepultado en s u iglesii Catbedral con universal sentimiento, pues en dos meses y dies y siete días vieron cor. radas sus esperanzas ; predicó las excequias. íune rales el Señor Don Fray Pedro de Agurco, explicando su dolor por muerte tan arrebiu -da, en SugecO digno demás vida , si asi huvie, se sido la voluntad de Ja divina Providencia, mas con lagrimas que con vozes , expresiones proprias de su ajustado conocimiento ¿ f e a u « rrebatado con tal pronrirud , podemos pia. dosamente creer , paraque no mudase su r c eto entendimiento la malicia ; y no engáñasela ficción, y depravase tan generosa alma; y evitar que tales fascinaciones obscureciesen sus altos créditos. Por su muerte quedo invernando la Sede vacante acabados los fuñerales» el Señor Agurto se fué á Zebù, tornei p * o cesión de su. Obispado , que governo • santisi. mámente.* 5 Por este tiempo llegaron por el va e ig • de h India oriental al Colegio de la Compaña 'de Manila el Padre Leandro PhelipCj y el herma, ' no

Philipbiás.Terc.Tart

Cap XL

jjt

no Gonzalo de Üelmonte, ambos de Sevilla; y personas ancianas; tenían estos,honrra, y caudal en el siglo, havían pasado ai Perú para aumentarlo ; consiguiéronlo ; y siendo famosos por sus riquezas,, dexandolos todo por conseguir a Christoj entraron en la Compaj. nía yá hombres hechos: continuaban fervorosamente en su vocación, quando el Virrey de el Perú, Don Garcia de Mendoza, después Marques de Cañete, trató de embiar desde alii un Navio grueso para proveer de algunos generpsen el Rey no necesarios, a J Ciudad a de Mac ao dio la plaza.de Capitán , y cabo á un Sobrino suyo, mozo, y CavallerOj ccn.la compañía de algunas personas de distinción, y de lustre: para su total coivuelo., pidió al Padre Provincial , iuan de Atienza, ¿os Religiosos de la Compani? ¿ fueron los des dichc.s |os asignados, como sujetos de experiencia conocida en el manejo de, el comercio ; muí conducente en empresa tan dificultosa : llegó con prospero viage á Macao el Navio, luego fue' embargado con, todos sus .caudales; hnvia

372.

Historia General Ше

allí C édulas Reales provisiones, en que se ve .daba .el comercio de el perú con >СЫаа, y philipinas, baxo gravísimas penas., porta, ronse tan fieles obedientes al Rey Carbólico los. Portugueses ¡que solo por gran «lerced concedieron al C apitán friese remitido al Vi­ rrey de la índiaj no se determinó este á dar expediente a Ja causa, y le despachó i Por.tu. gal con el mismo Navio en que i su Mages. itad daba ­quentaj para que mandase como fuese servido el Padre Leandro y . u compa. s ñérOí jusgando prudentemente ai partir d Na­ $\o de Goa para Portugal , que nada jes in. teresaba aquel viage, interpretaron que yú е л J obediencia no les compre.hendia •> y em­ a barcándose para Malaca, aqui pudieron hallar viage para Manila , pretendiendo en esto vol­ verse por México i s Provincia de el Perúj u c o m o !o consiguieron después de una peregrina­ ción de nueve años •
9 3

6 Las alianzas de Ioloes con Mín­ dañaos ? y Burneyes eran el destrozo de nues­ tras Islas Bisayas; causaban tales, estragos, que

WHilifilis

Tere-

Parte

Cap, XL

$7$

q e yí eran continuos los clamores-. •• Reí os inu? > gendíos-,. y. cautívenos tenían, amedrantados .á fes» Pintados-, infelices :• ér* cavo de él Presidio la: caldera: el: Capitán- Juan Pachecopara; contener/ tales» irrupciones» determino un des-, taeamentO'contra tolo - pocas, prevenciones; pedia? tener para; una' empresa, tan. grande-,, pe. ro suplía: la; falta; m robusto: animo; nada; menos- era la gente de su armada;,, y prevenida de- voluntarios- ¡os mas fuertes;-, se hizo para su; expedición: á. la- vela; salta* en. tierra, délo Ib-- con mas b r i o q u e prudencia; previeneles un fuerte aguacero,, que les> rr.oió teda la'.pólvora• liizose con esto inútil al preciso e. xerercio-;. viendo este; defecto' los lotees,, aper vechan la ocacion , los atacan por tedas partes ; ninguna esperanza en las armas de fuego que eran, su defenza j superiores en-las-armas blancas los lo loes-. los. desordenan, y los des» trozan, y muere con !a maior parte de sus Soldados el Cabo luán Pacheco : quedo por S muerte el presidio de la Caldera á cargo u de el Capitán Vülagraque 3 con la fatalidad de
1 r

lo.

3J\

Bis ton a. General 1>e

Jólo teniendo poca gente, con que subsistir, se retiró á Manila : quitando este estoivose conformaron entre siloloesj y ívíindanaos; llevaron tras si á los Tampocanes i que eran nuestros confederadas, y amibos > entran c n o una armada de cinquenta embarcaciones p r o las Islas de Pintados, y hacen sin oposición estragos horibles: en el Rio de P^nay fueron loa daños mas considerables.) llevándose mas d e Ochocientos cautivos. 7 Nombrado para Obispo de Nucba Segovía el Illustfisimo Veuavides aceptó n o sin repugnancia i entendía actualmente c m o o Procurador General en los negocios de s u Provincia, y tres vezes se le concedieron Religiosos para ella ; y con la tercera Misión vino s.i illustrisima: havia agenciado también á favor de los Vezinos se les abriese el trato, y comercio para la Nueva España, casan hado sus estrecheces „ y limitaciones: solo havia licencia para embarcar el pruducido de el principal por el registro en su regre. so, quedando detenidas en México las ganancias

Thilip'mas Ter* Tari. Cap XU

J75

cías 5 si se embarcaban sin permiso eran mui costosas las gratificaciones muchos los cohe}

chos, abundantes los contra vandos, y para embarcar p e r a l t o exquisitos modos i todo en perjuicio de la Hazienda R e a l , que padecía en la extracción de los derechos, en daño perjudLiahsimo de las conciencias por ios lurtivos extravies, y por los juramentos falsos en las precisas maniiestacioLes • 2 representación • de este Señor Illustrisimo, concedió su Mages. tad al comercio el regreso» y embarque de quinientos mil pesos en plata, pagando los derechos acostumbrados de lo producido de sus mercaderías , por un memorial que pretentó en el Consejo, alcanzo también para los Indios, se les dexase en el natural dominio, que tenían sobre sus Pueblos, tierras, rios, y montes j y los demás derechos, que tenisn artes de su sugec.ion , pues por cita no debían perder el natural que de sus progenitores haviaii legítimamente heredado. 8 Y por los defectos que huviese hávido Bbb jus. en la Conquista de estas Islas, y por las in,

yj6

•" títstor:<t C&teré no observando

$e instrnccioi.es a-

justicias qué podian ha-ver cometido los Con., ^amadores* JB&adas.ordenó, su Majestad, con parecer de KéulConaejo de indias, se pidiese a los Indios Huebo -eonsen mtiferito i y obediencia
t

\ototaria? sügeceion

en€ ¡rgSndo estrechamente y atnuebO Obispo D o n fray Mi.

severamente

'gúcl , instase se cx£cura£e .si, como exacta, menta" se etimplÍQ.- Llegó á esta Ciudad áti. <mp'o y que se hacia una Precesión desde la Iglesia de Santo DOnringo seincO'tporj en ella, i % CatbecTral por una necesidadpublica > luego que-se deserribaracompasóla ¡Ha Iglesia naalor »en donde í su tiempo subió ;¡1 Pulp i t o p r e v i n i e n d o , áf que tenia el Sermón encoúiendada , y predicó fervorosamente • 'baxó : bañado en sudor 1 y sin mudar la áspera túnica, que ivestia.-sepreparó para decir misa, niu¿que efectuó m atraque en ella se detenia

>ého;s prometieron es tas santas derr?6irracícncs Serenísimo, y prudentisimO P r e l a d o )fcnó
y

'ábundánten-ién te los conceptos con grandes ven. t a j a s e ser padre, y Pastó* zeloso de el bien • de

de jsas- Q^ejvs; 4$*y*cb¡í4& de j^,der«e ¡erijas,
precisaste.fue imme^ata^^uev;^^ pado i eacuia: Provincia .de. Cagaf a& éraa.Jn^ fieles.- iun casi .codcs,, soja- serian, corno dos-

cientos

ios .bautizarlas adultos, y los .^fno k> eran. ipau4r,erajbie^,i comenzó poM-ia/ii, su espíritu fervoroso > y .^caloró & £onve£§¿£$; jlevando c-Oinpetente .numero -de, Religiosos de su Orden- trató- de,el bien.de stjssubditos^y 4 defenderlas de Encomenderos y d e -Alcaldes maiores, aunque en ello sufría injurias desver* gonzadas, no por eso<-desistía, y si los tales 119, convenían en lo justo, solicitaba pon el G p Vernad.OF y Audiencia e l debido r e m e d i o p o r , muérte de e l A rzo'aispo , como siempre h4y inquietudes- rebolsas'en lias vacantes, acodí^ á su composkiQn dos y eses ¿.esta Ciudad , notó en ella f anta.s-.sosa^ ,c.o-ntra,.^ M¿gestad J¡>4]fV Oa » y bamaoa.^-que; je ^b,Kgaro.n áescrivir, ,sep^ tiesamente i la Corte - ,esta|)aii. tan encontrados. Oyda.re.s».y Qp^ernajpí-quc se te mían jfcqfejjfts. r^mpf i^ie^ro^ i mucho trabajó en. sosegarlo^
r r ? í

baó^ndo .jp^^es^asen |1

Bbb 2

¿cu-

178^

Historia General De

ticularcs

qtiexas* atentos

precisamente alo

eommun de el gcvierno : advirtió cambien al. «unos -considerables abusos.cn el estado Eclc. eiastico introducidos contra r a z ó n , contra Theologia M o r a l , y canónica 5 algunos evito, y reformó» y en lo que no pudo escriyió con rttoderacion al Summo Pontífice. 9 P o r orden de eí General de la Compañía Padre Claudio Aquavíva se embarcó ti año de noventa y nueve el padre Diego Car. c i a , que acababa de ser Rector de el Colegio de M é x i c o , e n A c a p u l c o , en calidad de Visitador de su Vice Provincial, trayendo en s u Compañía tres padres: huvo en la navegación un extraordinario peligro ; navegaban en s u rumbo acostumbrado sin recelo los P i l o t o s , de que por aIII huviese baxos quando una tarde ala hora de la salve, acostumbrada a cantar * en nuestros Navios, estando todos cantándola con devoción, gua, un Marinero m o z o descubrió indicio de desde la gavia una r e s t i n g a ó hervidero de i y reventazones, manifiesto baxo y escollos; gritó immcdiaraniente con te

Ph'dipimts Ter* partXap.

XI.

$7$

qui eûcbs

reconocieron el peligro : iba d N a acuden unos alas Velas,, y

vio en viento fresco à meterse en ellos alborotáronse tocbs •
t

cabos ele labor, otros âl Timon > y los pilotos algovierno y y á clamar á D i o s , y á su Santísima Madre los Rt lkñosos 5 cerraron el timón a'una banda , para desviar de el riesgo la P r c a , no quiso ni huvo potencia para que asi gobersiemnase e f b a x e l ; por mas que ayudaban, y cooperaban con las maniobras de las Velas , pre fixa la Proa álos b a x o s , se veían sobre ellos ; canda contraria, cerrándole, que yí quasi

reviraron el Timon á la aunque contra á

regías, aliado opuesto, luego arribó ¿ y obedeció al Timón desviándose de el peligro mucha distançai s libre y i de él N a v i o , que

èia la Capitana j por venir entrando la noche biso el farol, siguieron las Naos de conserva h seña, que salvó á t o d o s , y llegaron con feli. crdad al Puerto de Cavíte por Junio» á fines de cuío mes huyo un furioso T e r r e m o t o en sus violentas concusiones que maltrato truches
3

los edificios de Manila ¿ se hundió> y abrió por
mu-

}fcf

Mstèd» Gemmi ®& d ^ k ig^seìa la

rotaste partes.••-lì» èobeda nted¿aí4fnenr« de nabar la Iglesia de sawsa suerte tetto» io Caniptiesta que- fué

Gt^mpañiat'y de xék ánodo iqwt.-fers precia© ira. tequ adornó elem. demolió f màdetado' tólO'y.'y «tìÌrkteàsDCiite. tra&ajado de Dowgo<„., qtrarteó* Jas paredes, q u e 1 'sniffi tafea tu, < © j & nòcosasù» kecfaatioi á baso,

la iglesia dfe-la -Confà»

Sia con m a r d e ¡mu.-pesos.de Jiraoitoas-., que o. frecieron los D e v o t o s , brzo ci Padre Visita, cter su' oficio
y

en los meses de> Iulio, y Agos.

to $ paso por Rectsor de el C o k g i o al Padre Pe^G-Ciiirjno', qjwhavi» hecho venir de Zcbu para; este cargovisitò primero las personas, Oyendohs particularmente , luego ios finiste, r i o s j y oficios, .poniendo niieboorden en to, dos;publicó ios decretes de la quinta cc-flgre. gacion .general $ y pi^o en pr?^rka,sus ,-.g'ene> rales deeer.-min2cio-ne& , dio la forma-, al ge vi. erno que <hiz©> espirar- à'ia. Comparii a .j .raede? r*mdír algunos fervores- de--eostiuTiferes-.,. que h% vi&n introducid©- Ics p r i f i ^ ^ f íü-B(áadorcsi .re>

duci- -

WitlfmásTtn*$4rt*€af.
i
:

XI.

$9i

duciendolos ai nuevo gcner al estilo,, ycjajasido' I * CcNa^áñia. -coa vioteJit#s¿ntcr|)rCE^iones, yansto p a ca Ja¡ regla V y *ojJStiipc¿©#e* de

dre Ignacio•.; establecido asi ei nuebo met-ho. «doy::* cúia-estabilidad .propenda.fué <su vlrlma , •y misera desadeuda; visitadas estas áminedia. piones; pasy # las islas 4§ Pintados^ en cfcia íiávegacíon. tubo us tiempo furioso día de san Skmntt y M seií cn'ftylo
a $

>* • ^
n

u e

^ t u b o para perder^, fée$v%jqpme.

dÍ2;de

ía,Circuncisiojí juntó á i o -

dos los- Misioneros de Ley t e *

diaciones, en que se juntaron veinte y cinco* todo fué en instruirles las constituciones , y de reglas nuebas de la quinta congregación, aquien conocieron por reformadora de Ja fun. dación priffwíiva'y á cura forma se arreglaron los Religiosos^ y > afeeurribencíade J DoctrinaSj y MmisteJÍOS^ redujojos á residencias , en que asistiese un Júperióf > que quita$e ^ coloca.}
s

se 6 los D o ^ H n e r c s tan fieles , que raro

como tubiese por roas lesuíta estaba en un

conveniente: en esta instrucción se conservaron pueblo mas de un año , siendo freqcentes Tas

382

Historia Gentrai De

mutaciones de una doctrina ¿ o t r a , y quasi siempre sin necesidad: fué rin diligente el Pa, dre Visitador en dar cumplimiento á sus Pa. tentcs j que antes de cumplir el año de su lie» gada á Philipinas yá estaba en Manila de bu, Vice, e l t a , hecha, y finalizada la Visita déla

Provincia, y aunque venia propuesto de su ge. neral por Vice.Provincial de ella; no se hizo por entonces cargo de esta Superioridad, y se retiró hasta tener otros despachos á JaResi. dencia de Antipolo.

CA-

^ ЙеЬге Ги£е4 aña. deseiscientos щ làijGhr^andaci por Santo » у principio, de с е т tenari^, p Siglo : notabjeen estas i s l a s y que se devia.señaJar con piedra negra pOr desgra­ ciado en là tierra y en el, ruar V Tembló res,. rui­ •ñas > pfrdicjas ,, de N a v i o s , invasiones .de O ­ landeses j,Moros,, que asoíahan las Islas con encuentros,^batallas poco.ventajosas , y pros* peras A los,, que .reetarne.nte sabemos debíamos las cosas/..que padecemos.ásper as y duras, atri­ Ьи\11д|ф^а |^vyxa,|>Tcvidenc¡a que;asi emmien­ da y destruye^QxrA^pidas,cps^umbres.de los hombres como, xambien exercitar en tales con­ tra tiempos la vida laudable y justa délos mor­ rales,, probarla cpn afliciones molestas > ó mu­ dandola en mejor, p detencfh ед la tierra ­para
: a ? 9

С с с

*

otros

otrcs mas importantes vscs .
2 g¿ejpiticraé№vtWSbfgsjtíe tierra en fin de este año de Seiscientos, és expenen, cía,, ..r$ie s t e n & i % i ^ g e ^ f § d os , q u e * e s i ^ . p t v 9 p ^ o ^ , ^ ^ ^ i j f Q i | ^ c s , qu­ ando vienen con ímpetu , y son sus osculaciones nuii fuertes, duran mas de año : mis o^serui­ éfa experiencias rite áse'gafán, que «ione ma­ chas excepciones ésta m á x i m a e s cierto que quando hay uno muí fuerte repite muchas vc« ees por algún tiempo i per Ó nunca que se di­ laten tanto: sdn ios subsiguientes leves en s ü comparación, y asegura de otros maibTCs por algunos años: forniar regla fita e;n un Metheo. rb tan confuso ; que no tiene periódicos ter, minos i que sobreviene sin adelantados indi* c i o s ; que quantos se asignan son equívocos; és exponerse á que la más veces sea falsa y cjuc solo la haga conforme una ti Otra contingen­ cia: sucedió al punto de la media noche el tem. b l o r , de que t r a t a m o s ; tan l a r g o , que duró de seis, a siete minutos tan furioso eu s s u baybenes, que así se meneaban los ediricios j

Tbllifmds Tere. Parí.

Cap. XI7.

como suele un Navio en alterado mar, quan^ do sube y baxa de Popa y P r o a , tin apresu­ radas y violentas eran las concussicn&s; hizo mucho daño en la Ciudad, derribando edificios, «y. lastimando chuchas personas^.aunque sok)
1

• murió una: eni h­ Iglesia de­Ja. Comparia fue ­mayor el daño, rajó Fas ­fcotodá&'de las Naves ÁColaterales, d#rib£ndiqora;n parte de la de el Evangeli o , todo < el l i e n t o de <la; Capilla maior 'denvolió de suerte^ qiae fue necesario macizar­ / l e , y éstrivarléjéoa una Capilla, con que que­ rdó a¡*o f>rciricado . la Otra Nave , aunque muy ­maltratada , cjuedcfcG­h p i e , sosteniéndola el a. rrimo de el Colegio*i con pcacion.de estos da­ ños > qje ha^ian caasado una vaiversal compun, cío­i. movió'su conversación el Padre luán de Rivera con los mas bien inclinados, aquienes refiriendo las misericordias de Dios en semejan., tes succesos enel famoso, que casi arruinó todo el Ponto Eüxinb ano de ciento noventa y nueve ? se oyó v o z clara en el ayre , que. • mindabi fhardásen % casa donde estaba el cu­ erpo dc< Sán­'O^égérioTaintóturgo • ­ C cc 2 Que»

>&5

••• :^Hitt (t?¡a General 3)g :
! ¡

$ .

> Quedó ea pie aqaej-Templocayendo

por tierra lo.mrs de la Ciu-dad de^ Ncaeesa. rea i de donde se podí4ioriíiar excoipiar para nuestra Ciudad de M * a Ü a
f

haciendo Elección

de algan Sanco^ que, tkess! Abogadapupiíco, y explicase su protección en los i«cu¿>lcs .Terremotos, asi ©amo io¡ era Saaia POtenciana p i r a Vracarres, y baguios i aquicn be hiciese cada iñor.wí. &sst& ..,pos cuto tneáio nos libras:
9 ;

Di O ; de tanta crib-ilacion > y d e can imrrpnente S daño; tratóse su pensamiento pió > y devoto con el Cavildo de la Ciudad> esta convino en ello, y co nunicandolo al Gavrldo Eclesiástico, se S J . « a l o Ju¿ar, y dia, en quehivoeaíndola gra. cia Divina coa una C e n s a l Procesión des.
%

pues dispuesta una Vrna con cédulas, en que estaban escritos muchos jwjtmbres = de> Santos, convinieron, Santo que la primera que saliese
M Í S Í .
f 9

al

contenido en eUa^ se tuviese por Pa*

t r o » , y como i tal sele-maníase

£1 U

i-errei-ado D o n Gabriel de la Cruz

pean en

segundo lugvr" del Cavildo Eclesiástico saco de la V n i a , e^i que, ^estajj^ ías C&jtalas de los
;

> San-

$zntps}'um•;que s d c y ó e n ítUí v o Z j y cóaa^ tema* San^poiicarpío,Mártir y Obispo de Es^ mirria , ; ¿ veinte y seis de-Efíe^af Qttebsoseli por-Jegítiírna-" ta eteociot» eá primero de Abril d& mil sstóento& y uno quasi al itónto tiempo! que en llomi concedía la Silla A p o s t ó l a % cs$ re Glorioso M a n i r ei oficio de•...takbef. letcio^ nes y Canco la Misa el mismo Licenciado s o t o * nemence ; y quedo este Insigne Santo reednsfo cido por especial patrón de los temblores criada coséis Capilla en la Compañía, e » la que «leyeos locó si-imagen en UQ hermoso R e t a b l o , y cu & \ este distico.:. (c )• desde entonces :se ceíebí^ en la Cath.ádra.1 su mismo dia anualmente = §1! . la C pii) pañi ael siguiente Domingo a n qmfcáí*-expone su singular reliquia, qwQ;YÍno eiít^e las de Roma > con los temblores de el año dg • seiscientos .qua renta- y cinco se hace *fcip*oe#. sion en la iglesiamaior y séilcv^en elk¿ej $a«tci con su Reliquia » • • : : ,i
3 3

4

D o s Navios se aprestaron pa«
;

-éhtat et auxilio t.?ira¡¿nieta tuo*

sa ej Viage- da Ac apalea, uno santa; ^Margad U ds.el cUy., y o t r o s*n Gerónimo de Don Becaáorfo de C a s r r o , Caballero de ia Ordefi dé &iafciJ$o Soi>nnj de el GavcrrUdor Gómez pesez Das illa r ni as: salieron por luHo> tiempo proporcionado al viage > haviend^ desembo. cadock las islas , les terciaron, y sobre vinte. jtp»..tiempos can furiosos, que desaparejadas 4e galos, Xafcías, y Velas, juguetes ya délos rttos, y las o k S í , dieron en tierra con s s u eostüias h> Nao Orlíio i Santa Margarita en los Lj. toda ía-carga,"-lai las que bivian esciojones en ^üe estos hicieron cumplidamente s o apoderáronse de |)#rsonas yá: tan rendidas

•|&áo cOft vida.de tantos sustos, afanes, y fae* qüe^ tuvieron á felicidad ser recogidos d e aquellos Barbaros» a-mquelos declarasen pr o esclavos- de' tan ruines dueños: est;# suerte solo lograron los que tenían alguna -apariencia de robustos , matando á palos á los qac,les faltaba ¿i " «fa$i-vigor > cornprehendiendo en esta desgracia ágéate regalada > y bien nacida entre los q e u
}

#

eofttó

ua Cavallero M o z o / euro nombre, y

fh'ilifw**' Tere fWf. y Patria de intento

Cap. XU.

$9

Oculta la HisfOfria., qúti

-havia -venido á tas islas aiguríés años arrimado á -un deudo suio^ t«aia ofksé real distinguido . 5 A l pasar por estas iMas di© este en el entretenimiento de arcabuzear con Babas por balas á lo£ isleños desnudos, *gie V£nian al Navio en - ¿moafcaciondHas aprd>v«her de refrescos j no pensaria en hacerles iróüdho o!&¿ fio i pero fué qué bien por casualidad i ó qtfe le cogiese con immediación > o que fuese !a haba müi dura, derribase muerto á un© de elléé con uno de éstos tiros ; sintiéronlo sus conrea. fieros, recogiéronle mui alborotados , y le ¡fevirón ádar Sepultura: sintiéronlo tarnbién I©§ de la Mao , á quienes lastimó aquel caso rlucfoéj y prevenían en el fatales consequencias, -di que yá en este paso preciso desconfiados loa Isleños, no les subvendrían con los acostumbrado ; refrescos; y en caso de alguna netésarii composision seria precisó solicitarla cOh las armas en h mano : divulgóse esta trmumaital diversión después en Manila ; y se reproben1

¿90

.

, , -.
:

Historia- Gene?a t TV

di©

é¿tWo

• -de•- Cjiristian©.• -¡sslo. hasta en los
;

3^4*ípigo%4 ranga. -.cs. nuestra propensión á eíten. der -fgucswos .píppnos d é t e l o s , t o m o .41 prc. vinieran
::

remedio

estas

que;as publicas, es

que ;?solQ- sebeoriseguia. .hacer nías odiosa la p e r s o g a y causar íenfirDieatos, escandalosos á- JSJ* éignifieAíb P r o t e c t o r , y ¡Pariente> hari, endo esta Sauta. Cathedra i c o Tjieat.ro e n
%

que

d^s^ogar

pasiones menos decentes: h isla fresca

casualidad este -Navio ^frnefporia casa, %icia : c¡m eldad ras,. zo los
?

de feaver dado en la misma al través, y cue esta ría de el suceso referidoj

no por á

que no los hay en Ja Divina . Provides, cayó en las ma: os de los oíendid: s, de carr.a.

cia, , é . p o r castigo severo de la.suprema jus. sin conocerle le trataran con maioi crupor asq tero so , y enfermo le arrastraron lexos de alij con un la. vida ; teniendo, juicio tubo de h

.para que no los inficionase., y á palos con ;su desdichada por mas: cuerdos C particular

acabaron

p i o s ymucr.re

rindesastrada-

, El N,avio>. Sa-rí Ceronirno

su-

Pwh pinas Tere

Parte Cap.

XII.

suerte de arribar al iapon, en donde ios v i entos de tierra mas destemplados, que los de la mar > no les permitieren coger f o n d o ; haciendo importantes diligencias , para ello,, seles abatid la primera cubierta, y se maltrató nu.. cho el Casco ¡ hallándose y i sin arboles , sin timón, sin Piloto y sin marineros fue el vnico remedio de aproar á Philipinas: la industria de Simón de Vega Portugués conduxo entre repetidos peligro.-» el Navio destrozado i Cata nduanes con solo siete personas, mugerla una , resto de ocho meses de trabajos, y naufragios : murió en ella gente de calidad , tres Ecclcsiasticos, entre ellos el Padre P e dro López de la parra que falleció el vltimo , abrumado y emfermo de el maltrato, congojado de la hambre.y, de. la. Sed , y extenuado; con tantos sustos, ayudó y consoló á los demás, en. su§;, mué ríes•;..
3 r

,2

Era este padre natural de Salamanca

en donde fué recivido en la Compañía, acabó los estudios,y se ordenó en México de Sa. cerdo:e ¿ leyó A r t e s , v Thcolcgia; continuó el D dd pul-

392

Historia General Pe

Pulpito, con grandes créditos de Orador elo. quentej hizo muchas instancias con los Supe, riores para pasar á Philipinas; llego á estas Is, J s j y como hombre maior halló mucha dilr a cuitad en aprehender h lengua de los ludios; como no hivia a un lugar á las letras, ni huvie. se fundadas Cathedras, hallóse el padre sin pro. prio empleo ; y con liviandad reprehensible pL dio bolverse á su Provincia ai Provincial de. M é x i c o : El Padre Visitador procuró consolar, le , y viendo no correspondían su? diligen. cias por conservarle en esta Provincia
}

do i

su beneplácito, y consentimiento para que SÍ embarcase en el Navio San Gerónimo: túvose su fin en este víase por uno de los referidos exemplos, que han demostrado quanto se desa. grada D i o s * en que' los Ministros Evangélicos, quienes llamó para estas conversiones, buelban la Espalda á la empresa, desmayando e n ella por trabajosa: no és apto para el Reyno de Dios el que una vez metió mano al a a o rd desierta, mirando a t r á s , de tan activo y glorioso cxcrcício ; ningunos mas invtiles, que

Philipinas

Tere- Parh

Cap. XIL

I91

los que en llegando aquí les asusta el laborioso mérito, y ansian siempre por la buelta, recordando en profundos suspiros su patria; quanio en todas tierras debemos considerarnos peregrinos > y suspirar por la futura8 Otros succesos á un mas memorables tuvo por la mar este año • en que por fin de Octubre llego á philipinas el famoso corsa, rio Glandes Oliverio de N o r t ¿ salió con ocho Navios de Olanda, embocó por el estrecho do Magallanes conquatro, haviendo perdido los quacro restantes , aquí invernó > y perdió o t r o , y mucha gente; desembocó el estrecho con los tres ; costeó las playas de el Perú, y Nucba España , y fué a dar íondó á unas ísletas sobre la California; abandonó una de sus N a . o s , y careno las dos con sus despojos , y aumento la tripularon escasa y á ; montaba el la pri n?ra J y la segunda en calidad de Almiranta Lambereo Biesman ycones ta Esquadra siguió 'la derrota á Philipinas; no acertando el Embocadero de San BcmardinOj se metió por error en la ensenada de Albay i huvo aviso de ello P d d 2en

¿24

i.

í

Historia

General De

en.Manila,

parecióles á los interesados, que furiosos en aquellos ti-

estaban-cerrados en una i aula , respecto á que siendo ios Nordestes e m p o s , no les permitirían, salir á mar ancho; descuidó, qi-ic pudo ha ver costado mas caro al Govierno, son excelentes Marineros los O. Jandeses, tomó el Capitán un practico, que 1 c enseñase el verdadero Embocadero,
}

salió sin y fué á

especial incommodidad de la ensenada y libertad , que hechando vios 5 huyóse un N e g r o , Jas Costa de Nueva

la isla de Capul á dar fondo ; con tanto sosiego Ropa_, y gente e n que havia eogido e n t i e r r a , carenó? y compuso brevemente sus NaEspaña : a u n Ingles dies-¡
torneo

tro Músico , de el Capitán j cogieron los Na. rurales durmiendo el vino , que havia con exceso, y cerrado en una Iaula.lo traxe. toa í Manilas este, y el huydo Negro refirieron contestes las fuerzas „y intentos del Corsaiio:
v

el qual compuestos sus B a r c o s , y hecha aguad a , y teña, se levó de Capul, y entro en está bahía al abrigo de los montes de Batan, ce. rraado el paso á las embarcaciones
?

que hu-

• bie-

mUfimu Tere. Tarü Cap, XII. .5> 55 bieseri ¿le salir, y entrar por sus bocanas, hizo algunas presas de Chinos, i apones, y indios.' 9 Armábanse en Cavite dos N a . vios-para castigar su atrevimiento; havia bastante tibieza, y poco orden > cometió lá expedición el Governador a Don Antonio 'dé M o r g a , G ) d o r mas antiguo, cOncuia diligencia y providencias expedidas se armaron los des Navios, y se pusieron en estado dé hacerse i la vela el uno e'ra de mala fabrica, y se aderesaba para la carrera de AcápüÜ. c o : el ocro era nuevo, y aunque mas' pequé-L ño demás a g í a n t e ; pertrechados si'de'ai tcjferia j y gente mas de lo que pedían sus co'ns". trucciones , y portas ; eran los Españoles has. ta trescientos la flor y fuerza de las islas ¿ eombidados, y commovídos de la authoridad de el General, que e'ra el mismo O y d o r , sugcto de fama, y séquito ; aunque también movía á muchos la codicia de el pillage, que esperaban abundante , y rico; llevó el. Oydor ai Padre Die^o ds Santiago^ en su C o m p a :
: 3

nía

$$5

Historia

General

De

ñia

:

atices de salir di el huerco se confesó h /guerra, prevención Christia. conciencia: mui animosos

gente'de m i r ,

na* que ánima nucho en tales lanzes tener desembarazada h salieron de el Puerco, acusando la tardanza de encontrarse con e!enemigo, tuvieron lanoti. cia de que se havia levado y virado alo largo d e los baxOs de fu ley . io Cerca de la Isla de Fortun le tacen fuerza de vela, j se abordaron reconocieron Sacado por la mañana á cator. se de Diziembre, combate, y c o n o presto le alcanzan ¿ no rehusaba el Olandes e l convenidos Capitana con Capitana, tanto se arrimaron, que havia paso franco de una á otra; fué el fuego vivo , y i n haviendo ya lugar á e l , laborearon las armas de fuego c o r t a s , y las blancas i con tanto cora g e , y brio de nuestros Es. pañoles, que quitaron las vanderas de tope, y popa, y Us hizaron en nuestra nave : metiéronse los Olandeses aturdidos de baxo de cubiertas, pidiendo buen Quartel > tenían abier* to su Navio con nuestros balazos, muerta li mas

finii'pinas Tere- <Part> Cap- X¡I.

i97

mas de la yen t e , solo quedaban seguramente quince hombres: hasta aqui cantábamos la victoria tan declarada por nuestra parte, y un enemigo tan rendido en un Navio tan desquadernado, quando uno de aquellos acasos, que trahe consigo el inconstante M a r t e , la misma prosperidad convirtió nuestra suerte cu ad^ versa i èra nuestro Navio de mala, y debí! construcción, la Artillería que montaba de ina. ior Calibre, que el que su fabrica podía admitir ì recivid de su propria artillería tanto daño, quanto en sus inpulsos causó estrago en la de los enemigos ; abriose tanto, que llenaba su bodega de agua ; reconoció el P i l o t o el riesgo; pero hombre de v a l o r
}

y practico

en el navegar , persuadió al General siguiese la victoria, y rindiese perfectamente la Nave ene» miga, que el salvaría nuestra gente barando en una Isla « o m o media leoua distante : fue la desgracia , que le alcanzó una bala disparada al mismo tiempo, loarroió á la mar con là Su lia en que estaba mentado governando: con esto quedó nuestra Capitana sin govierno, y

ile.

3> 53 Histeria General Ve llenándose de agua, á teda priesa de suerte cuc por instantes se iba á pique, y el agua sobre cubiertas ; soltáronse de ia enemiga Capitana i arrojábanse á la mar los que po. dian , antes que acabase de hundirse como Ib hizofinalmentehundiendo consigo á muchos; en este lance tan fatal en un mozo de calidad castellano dio voses de bajo de J cubierta, á a donde mal herido lo havian retirado: llamaba al Padre Santiago, que le oyese de.confesión, por que le iba en.ello la salud.eterna vconocía el padre el peligro de s vida; acudió al u miserable, quando J Nave se iba yá hundien. a do : remedió al penitente, y rompiendo s u Sotana de alto y bajo para que no le embarázase, se arrojó al agua, cocióle un remo, lino , que sorbiéndosele, no pareció mas, n i se hallo s Cadáver . u 11 Con esta facilidad saliéronles vencidos sobre te cubierta con la alesna, de nuevos resucitados;. dicronse priesa á huir, navegando por un mar cubierto de vivos fluct u a n d o ^ ' de muertos entre dos aguas; des.
} i

fbiíipims

Ten $*rt* CapiXíl

$g$k

colgábanse por ios costados- de; su-' Navio-, jé
al anee aban tí los que pedían, y á los que: nx&

loé'insultaban con biaslérmas-:; aleemos d e ios; nuestros'-ríavian'- tomado U Chalupa:- de 'e&cara migo antes de esté fracaso $ esta y la nuestra SáWaron alguna gente'^ escaparon á nado* «a*; rios, ci éátar ceí¿a ía Isleta á unos y o t r o s í
y

fuego' en las chalupas' repeciendo los víages se reauxeron todos á la tierra firme á dos leguas?; de distancii * Nuestro General salió de. el n¿u» fragio- i nado con la prenda de la victoria em; e¿ despojo de las dos enemigas vanderas, y con la gloria de haversidD testigo de tan funestar corno inopinada desgracia; ü perdida fue en Artillería y municiones, y la mas sensible de Ciento y vicio r i% nueve Españoles; ciento y cinquen,, N e g r o s , y otra gente.de ser' La Almiranta concluyo su combate fe*, ta Indios, y

lizmente; montábala el Almirante iuan de A L cega , que di<5 caza á la Almiranta enemiga i rindióla i cañonazos, y entró con ella en Matóla triunipante; era nuestro Almirante un brío£ee

so

4.00

Historia Genera! Ve

so Visca/no , y entregó ai Governador solos
trcse prisioneros, entre lo que estaban el Al. mirante Biesman, y el Piloto : es que la aí _ miranta enemiga tenia poca g e n t e , por que e l Capitán
h3via

tomado alguna á su bordo, de.

xandola i esta suficiente defensa, por lo q e u á.toda vela haia hallarse en el Combate.

1 3

Condenó el Governadorá

prisioneros á muerte por ladrones, y corsarios; dioles tiempo para que pudiesen disponer de ss u almas, y se practicaron fuertes, y suaves díli, gencias p o r sugetos Religiosos y Doctos,pj. ra que abjurando la heregia muriesen en la co. munion Catholica: logró el fruto en los d z , oe que convirtiéndose de veras al Señor confesa ron á Nuestra Santa Pee', y dieron la oe b diencia á la Santa Iglesia Romana ; con t l ! ae demostraciones, que se les concedió el cuerps de C h r i s t o , por modo de Viatico / confesa ronse generalmente, y comulgaron con te . ir na devoción, y afectuosas lagrimas, h ce d ain e antes publica protestación de nuestra C t o i nh J-

ca creencia, y abominando, y detestándolas

he-

Vbillphm. Тег. Par té. üp •heregiis, en que hav'ian vivido ,

'XII,

:цо\

de С alvino ,

Zuingho, y Lucero , pidiendo perdón i rodos; nuri­ron de allí ¿ do* días con sus Rosarics:4 cuelio ¿ al p^cho cosidas las Bubs de la Santa Cruzada, en virtud de la que haviati sido ab. sueltos de su heregii reservada: HcVaba al su­ plicio cada uno ira Cruzifixo que adoraban devotamente que navün intervenido en la mano', á los abrazaron

en su conversión feliz> se entrega, cdn

dándoles las gracias por tan singular f a v o r , y con alegría interior» y exterior ron á Ja muerte, a l a valor singular, que se redujeron cOn

entendiendo satisfacían

ella en paite sus pecados gravísimos, con lo que dejaron á todos consolados, y edificados: enterró los Cadáveres al otro dia por la ma­ ñana con solemnidad de acompañamiento ía Santa Mesa de la Misericordia: el Almirante Biesman murió herege pertinaz , diciendo mu­ chas blasphcmias contra nuestra Santa F e é , y
5

se le enterró en lugar immundo: ­bendita sea la Misericordia de D i o s , por que llama E сea áu. la nos, y dexa á otros en su obstinación j es áe

ij<$2

HHtoria

Genera De

la .predestinaron, Akmwo luo- secreto , ra á errores i 14 y cuyo iC-scruttnio

y

prpfu-nJiá aios ^jcpusie.

'Sobcr-víes , -y atrevidos Múidanaos,
5

foto es

como

les -iba rhieq c o n ^corsa,
3

¿leñando 'su codicia Jos latrocinios
ÍÍSUS

djspusie.

ron una grande ta-roiada.., para continuar tu furtivos -intereses-.: ..hacen segunda entri d a emlos -Pintados „apáñense sobre,la Villa.de /Axevalo con .intento de ..saquearla, j ÍU A leal, de maior íuan .García de .sierra , teniendo ¡n. :tes aviso, se previno á la defensa.: hizola vi !gorosa->> .poa: ^que .<repetiía ^1 M o r o con Mo
t

t o s asaltos, \y ataques^ pero.resistiendo e l alcalde •oportunamente;,, hizo ál.enemigo . u m*cho daño y haviendo. muerto-i uno de,m& Ge. rnerales-. .(Demandantes*, le,: obligó^' la^etirada, :sin .que huvies.ei,muérto. .de consideración ee f muestra ;:parte-s> .aunque .en otras ,Islas.fuero.it considerables Jos daños .-.en-.jiobiQs,^ ¡y .can^iveriots t e n que ,se avivaron
t ;

por no sentir

re^peciaL castigo.: fué también ejstc año fatal pa* f a.'ikíisaJudii < entendióse,un ,morta].¿.contagio, es--

Thifyws

Tere. %ne

Ca^ XII.

40j

especialmente entre los Jn,dios , que ai rebato ,4 muchos ¿¡corno és regular enémfermedácles ge,"neraies y ^pid»mias._¿ ios estragos en estos fui..sera'plcs,, faltos de asistencias? y medicinas',.'el desabrió de sus casas, y falta de substanciosos alimentos \ consisten mas en esto , Cjue en lo furioso de la emfer.medad . i 5 ,T >'ó **ño f"„vorable, que fué la fund.cion de el Semina _rio y Colegio de San loseph mui desea-, do de ios Vezinos de Maníla en que padie.sen ser bien educados sus hijos que por sobra de libertad, y contemplación se pierden muchos; ya =estaba esto tratado antes v proveydo auto Don 'Luis Pérez Das Marinas ¿ri obedecimiento de una Real Cedu. la de ochenta y ci ko -en que manda su Alagestad ál Doctor Don Santiago de Vera su Gobernador , 6 á la persona á ctlio cafo o estubiese ef govierno de estas Islas, se solicite íorraí como instituir un Colegio Se^. minario , ,en que los hijos de Ye ¿i nos Espa* goles sean instruidos en Virtud, y letras,
u e S t e

u n a

c o s a

3

?s

:

}

404

Historia

GiucraiVe-

baxo^la dirección de ios padres íesuitasjper difieu.íudés pendientes de la Real Hazicnria cstabí suspendida esta tan importante obra; e] Padre Visitador encardó ai padre Pedro Chirino, que independientemente de el prc venido Auto tratase con el actual 'Governa* dor Don Francisco Pello , y con los S ñ , eo res Oydores, y con ios dos Cavilóos i ele, siastico y Secular este negocio > hallo lí dispocicion..de los ánimos m¿± proa pea délo que psnsaoa; porque interesados los m s n ae Hijos, Sobrinos, y dependientes , sentian lí falca que hacia este Colegio : con esta e x periencia comunicada con el padre Visitador , dec:rmiu6 este componer unas C s s aa imneüans á su Colegio j nombró al P d e ar Luis Gómez por Rector futuro , ordenóles hiciese elección de algüaos escogidos Estu*
diantes, para darles giales i mandóles color encarnado: la institución de Colé" y becas d e sacar las licencias secular * y q e u al Colegio hacer Mantos mandó

de el Ordinario, y govierno havidas se di:se principio

Sm e í
na-

Vhtiipines* Ter. 'Parte Cap, XI7,
j

405

parió, con la acostumbrada solemnidad intitulándole por su particular devecion de Sanloseph; hizo el Rector nombrado las encomendadas diligencias, sacó fácilmente las licencias necesarias de uno v otro eevierno, y de Real Audiencia, y como estaba yá prevenido todo se señalo para la erección solemne día : luntaronse el Gobernador con la Audiencia R e a l , el Provisor > y 'Vicario General con algunos Capitulares, el Cavildo de la Ciudad , las Religiones, y concurso de gente decente , y de lustre ; fué esta congregación en una OipiJla aseada dispuesta en las Casas, que havian de se'r habitación de los Colegiales: dieronse los princros Mantos, y Becas á Don Pedro T e l l o sobrino de el Governador, á Don Antonio ce Morsa hijo de el Oydor Decano ; y hasta en numero de trece, a otros hijos de Vczinos principales : celebro' la Missa el Arcediano de la Cathe_ dral D o n Francisco Gómez de Arrellano * representaron los Nuebos Colegiales' eos Oraciones Españolas, en que dieren razón de el

465"
r

$istoria Geno-at Üt-

r

el intento y fin de Ja fundación nucba5" íbs provechos, y vtilidackSs^ que cié ella se debía prometer la República , y fueron óyelas c n o aplauso; pasearon muchos de íbs asistentes la C assa*, y alabaron la distribución; y bu. en orden : C reció presto eí numero de los Colegialesy llegó á veinte : el padre Visita, dor íue aínuebo C olegio, cfíóle mucha au '. thoridad 'su'prudencia­ construyendo reglas al estudio, y modo de vivir muí ordenado á la profesiori de Estiícíiantcs, formando E . s tatú icos convenientes para elfos, ej Rector y maestros. 16 £1 sustento suplían los Estucíiantes mismos con cie¡ ta cantidad p que d'ába c d aa uno, y administraba eí procurador de eíCd. {egio ; era suriciente para una manutención commoda , y honrracrav se deseaba una ren­ ta 'fixá para la sustentación de Rector, Ш* estros y de algunos Estudiantes de conoci­ da calidad > y habilidad , qué por" lá pobrézi de sus Padres no podían con ía cantidad ta­ sada contribuir al gastó: No faltaron prestó
r

y

arbi,

<P0pifta&Tem>*$4r * Cap* XU.
ñ
v a ;

"4^7

arbicribs .: Quando s&erjjfc*ij% e ^ Q t o ^ : | | dJovcrnadorKde.Mir^a.na©; E¿f^v #.- R o^|i^|jde* Figucroa., o ^ e j i ó ^ ü í e ^ n * ^ ^ ^ qué-nombraba pot Hereejeiías,Á, sus hijajr,. y para en caso de: íailec i mico to ->ajAtA. eje dad- competente hizo .-tina pupilar. su,bstitu^% ofty á favor de este Colegio,, yh Seminano^ mandando .que-.ei&i. tai caso, ia.-^acie$cja,.y ,.leg^ tima de^quai quiera, de las d«Qíí h t e , Miníese ala Compañía; para. el efectOi;de-edific^^unjí C a s a ; que luese. ibudacion de iiA.C.Cjkgio ^a.^ ra la educad©a; dc-ia Juventud Hs^eeedió^que, muriendo I¡a menor de laidos\. bijas ^ p.p.ñ.a luana, de edad: pequeña, ahogada con su Tío Andrés Duarte, veinte y quatro de Xe¿. &ezy eivcl -naufrago.',Kavjo..$an-^tq-nio,por la clausula dz Testamento heredo,;,la parte¿ que le pertenecía^ el Colegio de lose^hK; aplicóse á dicho .^'Seminario afirmando. 1a Fu.n« . dación con'authoridad publica Ecjesiajtica^ y Sacular, como consta de >Auto,,..qúe.,sej?im'4izó, y Testimonio eu díes, y ocho deJ¡o\. "brero de. raíl -Seiscientos,sssenta,y urjo,-,* r^.
¡ 5 r s ; ;

f íf

'" •' ' c o n o : ' *

4^8

Historia General

Pe á Don Estevan tres

leconodendo por su Patrón

Rodríguez de Figueroa, y nombrando 17

-Colegiales, que debían subsistir de-tai renta. En ciarlo de mil seiscientos y cinco: entro por Rector en él Colegio de Manila el Padre Pedro de Montes, fue primera a tena on la fundación de Catbedras de Theclogia Escolástica, promoción de las de Philosophia, y Latinidad, puso en ellas los talentos m s a lucidos de su Compañía. solicito d i o s , procuró se adelantasen en I-:s cstu. los Colegiales

de San Ioseplv en ellos 5 con estas diligencias logr© lo mas llorido , y aventajado de el Ve, zindarioj despass de e s t o , que es Ip formal, era de lospri, aplicó su cuidado á lo material, que son sus rentas y fabrica 5 el Edificio meros, les, que en la Ciudad se practicaron di artífices, y próxima de el

Caí y piedra , sin inteligencia de los materia, sin asistencia de prácticos que haviendo sufrido los grandes Temblores, es. taba tan demolido percebian amenazaba ruinas 'as Rencas de su fundación, aun no se por entero: con k muerte fujr

WtUfmas Tere, fart . 6 / , X / / . 4© 9 fundador retardaban los corresponsales en México los embios de caudales* venció estas dificultades la eficacia de el Rector para, su recobro i s~ dieron poderes á sugeto d¿ la Companiíj que lo recaudase como cosa p r o * p.iaj en efecto logro b providencia vino en él Navio la remisión de placa el año de mil seiscientos y seis . £1 reparo de la fabrica costearon voluntarias limosnas, que con abundancia consiguió de personas principales de Manila i uno en particular á la hora de la muerte, entendiendo lo importante de este Colegio, dexó en su Testamento tres mil pesos de Renta..
>

iB

Con la Residencia instruido

dedos

años en de la c o n . Prepa. y

Zebú se havia

á fondo

dicion de su Obispado recio á su Ulustrisima

el Religiosísimo de Agurto : ordenar,

lada de él Don Fray Pedro el modo de administrar do acomodado

y conformar

los Sacramentos,

doctrinar a los Naturales con un fácil methoá su Capacidad limitada* JML' Fffz Re. ra ello celebró un Sínodo con los Clérigos,- y

4*0
;<

Wistma

General De
:

Religiosos , cjíic sé ocupan ^en las conversicnes y Dò.itrinàs dè 'Su £clcciasc .-ca -junsiioìon , si.
; :

,endo la primera Sesión ef Domingo qua d- espíritu S a n t o Varias piritual Reír ion
}

de Pas. en él

que continuaron h¿$. y provecho Esde nuestra

ta -eí 'viernes ' siouienté-: ordenáronse disposiciones en bien de las almas, y Christiana j servicio

reservando casos, q e u á contener ..ahí. Pisaya traducidaj

se tuvieron por convenieivtes estaba "yá antes en lengua
:

sos : corrigiose el Catecismo, cuia doctrina ene ornen dose la co r reccion á seis 5u setos ex. pedi tos en èì IdiOm a » dos C l é r i g o s , <do$"Aiigustinosi y dos « e s u i t a s c o n cuia intelige! .
1

eia acomodándose al Tagalo se consiguió con la perfección posible» Nombróse Procurador, que por el sinodo se presentase èn-Manila i que -e s la Keál Audiencia sobre negocios, que com. petian á la Real Jurisdicción, como quitasen
>l

á los Gentiles sugetos
1

al vasaüage y que

la pluralidad de mujeres , .-torno que era con' i r a íel derecha hs na tu ral la Poliga.n ia ; eoiitraitos Màtrirnonios conio naturale'

se

fhili/mas

Tere, fprtyCap,

XII

t

qt¡\

se celebrasen con consentimiento perpetuo, y legitimo , que no pudiesen disoherse conja facijiiad . acostumbrada evitando iuidentes repudiosj lucsen ante ki Justicia publica que-entendiese en su debida consistencia ; sobre.salió én las determinaciones ¿ircd¿Ics Ja gran doctrina y pieos d de el zeloso y Ssa to Prelado^ árnparó y protegió nucho líes Ecleciasticos centra las calumnias de /os '/En. covnenderos, que les contenían en ios agsavíos, que manifiestamente conetian en perjuicio de sus Indios; reprehendió severamente sus excesos en un Sermón el segundo día de pasqua, y cor rigió las actuales murmuraciones • 19 Acabado el Sínodo visitó personal, metne las reducciones de Ley te, y Samal : importó mucho esta demostración á la tcnservacion-., y augmento de la Christiardad en aquéllos-partidos!'?-administró -¿el ^áürámenro de la Confirmación í una oran mulutucí de Neophírcs, y hizo con su predicación 9 f e«-« iiorta-ek-nes eficaces, á ios Españoles por si mis^
; J :

Histeria dio de interpretes

Central

B« en estos con

rrjismé ¡ y a los Indios mas principales por me. exercitandose empleos proprios de su Oficio , y dignidad en. tro el Mindanaó con poderosa tinuaado sus Islas : ja acostumbrados armada daños por l s a

esto obligó al Obispo á retirarse, p a
}

asegurar sil persona desde

á la Cuidad de Ze. pan

b u , y hacer bajo .

allí las diligencias

el comvsniente remedio 4 tan intolerable tu

ThiüfitusTerc,

fart- Cap XVI.

413

C A P I T V L O

xllli

Ccnúmm lis §raaas y se trata hasta ú fin de ef actual Golnww de Don Praticiseo Tello •

P

Rae tica constante de la Providencia

Divina distribuir lo prospero con lo adverso: asi alterna la consolación en las cosas prosperas , para que no se quebrante el animo en las adversas: y en las cosas adversas el exercicio, para que no se corrompa en las prosperas, temperando asi uno con c t r c t Grandes con. Suelos en vee'r, como se estendia la Religión Christiana por las Islas, trabajaban pelosos é infatigables Ministros felicísimos progresos en Bojol , las á porfia reducfiera, en Bisayas ,

ciones de Sobcc ; las vniones de Serranos de Dita, y Malabago , gente montaráá, y fonvenidos con alahagos, y amenazas suaves Énél i b Viga 3 de moio que en breve se ha116

4 f f \ -cWtir¡é^mal lio qiusi Christianajíi

2>r

"/ '

toda civilizada , y en la parte maior
I J T T O S C A ­ É Í

o e & i b á & .£anglao, y

siquijor , no faltando á la confirmación d ¡ e a Doctrina* re^elada und)uensnumero Í4&»£*1№.
s

ordinarios prodigios ^ haviase^e­Ktendid©,, la no. ticia de el Reyno de Dios.) hasta U no de E n tuan caudaloso de la Isla de Mindanao > pobla­ das sus orillas de gente briosa, rica,.er|xonc^ por él, mucho'Oro que se sacaba de sus arí, ñas; havia yá en el a *io é& mií quimeritos №
;

venta y seis Corregidor y Españoles de 3¿ entu , Encomenderos cíe indios , deseaban M i
­

nistros , que trabajasen en su conversión Y *
5

los hallaban por estar todos ocupados Y fe
}

diversiones i conversiones y ¡conquistas est». ñas hacían abandonar asi las ds ­ nuestra p*
r

priá tierra i
í

zeío reprehensible y.qüándo p

c

día la primera asistencia lo de casa > ocurriere!

hora a los de la ''Compañía; que asigno paf¡

labor á los.padres Valerio de Ledesma *
el ívfartinez', y un Coadjutor Hermano: L I A ­

dos á Bütuan les acomodaron en las mcjci*
casas de el Pueblo dispusieron un Jugar decc? . te>

VhlliphtaiTefc.

Tan*

Cap* X 7 / . r

41%

t é j en que celebraron el Santo

Sacrificio 5 y*

con el auxi'io ele los Españoles, y buena cuspo,, sicion de los Indios principales entablaron laDoctrina ento a con mucho, fruto, y, proyechami^ >. . ; Aun se conserbnban noticias de las ve-v.

nidas á aquel rio desde el Maluco de Por tu,, fueses, que havian comunicado el conocimi^ cnto de la feé de Jesu, Consto ¿ los na tu r a k % bautizando á algunos de los que llamaban Reyes , pero no hallaron los Padres.-. Indio Chris-,, \ nano alguno de aquel tiempo ¿ havia 6,se C O H , taban de esta solo cinquenta años,; tan poc.0 duran estas Christ»andades , si són desampa: :

radas délos Ministros: no todo iue favorabíc>huvo resistencia poderosa , vencieron los doss. Principales, en quienes se tenia peca confian,,, za ; uno era Bhau fcro2s
x

y belicoso- .Qtr&¿ este en uri

Sirojwm de costumbres massuabes

Sermón de el padre M a t i n e ? quedo tin con,», yencido, que se írrojo á los pies de el Padre, Superior Valerio, pidiendo 3 voces, y con, mu,, cha humildad,, y insrancia el ¡Santo Bautismo j Ggg sa-

4fc

Historia General Ve

saco el Padre un Crucifixo., que t rabia en el pecho, diásele á adorar, y le e x o r t o , á que se lo pidiese á aquel Señor, que por su Re, dempcion havia derramado su sangre j con mu. cho fervor y lagrimas; hizolo ei principal asi, á cuio excmplo ilegaron muchos gentiles, que adoraron al Crucificado , cxpectaculo, que en. * ternecio, y consoló mucho á los Españoles', m^vid de tal modo también i los naturales, que decían si nuestro Padre y Principal s e
}

hace Christiano, no podían dexar también d e serlo ellos: dixo publicamente Sirongan^ que satisfacía immediatamentc todos los cargos ,y deudas , que se le representasen legitimamen. te 5 que los que tuviesen tales dependiendo acudiesen Iue^o*. mucho tiene esta conversión de correspondencia con la de Zacheo Publi. cano : Señalo la muger con quien se quería quedar en propriedad de Matrimonio , y des. pidió a las demis al punto: Bautizaron prime, ro aun hijo suyo , y al Principal se lo dilataron hasta saber la Doctrina Christíana * que apre hendió brevemente ¿ pero havria causa , pan. que

Pbilipws

Tere. Tari. Cap XI11.

41 y

que no se efectuase: cientos Christianos ,

tenia 1 yá mas de sete, 1 y muchos infieles acudi. trahian

an a oir las plarkai ; los Domingos an en peligro de muerte. I

para ser Bautizados sus hijos, y ojos lo pedíN o podían los lesuitas respecto í sus

muchas administraciones recídir aquí de asien. to , desde Bohol repetían sus visitasimpidió, selas el Encomendero Don Francisco de P o z a que llevó álli un Clérigo Portugués, á quien encamó esta Doctrina: vniose el Encomendé, ro con el Corregidor , á quienes animaba un mismo espíritu, que era el enriquecerse á po„ ca costa: atrepellaron todos respectos, y tiranía,: convirtióse el oovierno en absoluta

y como les faltaba á los Indios el recurso a los padres, que compasivamente atendían á sus aflicciones, van, acudieran í su principal Stron.* que íes defendiese, conviá quien obligaron,

tomando el medio de la sublevación: biso

no en ello i pero para no entenderse culpado, i Zebü una industriosa ausencia: luego Gg g
%

al punto se revelaron los naturales fueron los pri
:

%ít

"WstdfU

General

Ve

principios'' atropelladísimos 5 pues en la execir eion de sus furores mataron al C l é r i g o , ai Corregidor, y á todos los Españoles; nunexplicaron nimia, ca penso Sìrongan tanto ; pero como no'hi. via quien los contuviese, mente , y barbaramente la ira de ofendido; Alborotó notablemente esta tragedia a Zebù; notando por el daño presente, quanto por el Cu turo > por que teniendo por enemiga yá u a n nación poderosa , y de coligaciones con el
:

•lolo , se prevenían á las Islas muchos daños

castigar sus excesos era muí díficil ; falta tic armamento competente, y en un Rio tan po. biado de belicosas naciones; tomaron en este aprieto el imprudente arvitrio Sirongan , que'se hallaba tendiendo aquellos .furiosos
3

de prender i entre sus ca,

en esta Ciudad 5 en. á su -Señorío temió Swimn-

que respecto

naturales su prisión contendría movimientose l , el cargo de aquel

'jrese•" s o b r é libre ,"• temió

tumulto, de el tocb no

y c'omO en su conciencia no estaba 4e ülta'rou-'-•modos para 'avisar-

recayese sobre ej la pena

i los suyo;,

Wl'tfinas* Ter^Tart* Cap* XIIh ''¿¡19 que viniesen á recivirle en Embarcaciones, que debían- ocultarse en parag'e señalado ; execujáronlo tan fíeles en ei secreto, que sin ser -sentidos pasando por muchas islas, y Cos , 'tas pobladas, cincuenta leguas de distancia í e pusieron baxo ía fuerza de Zebú , y i cierta seña se descaigo Sirotigan, que recivido en una de las Embarcaciones, se puso i n m e diatamente en precipitada fuga. 4 - O n e l l a se vid la Ciudad en maior confusión , considerando confortado con S:ro>igw el partida de los rebeldes dezasonado •con la prisión intempestiva : Siguieron su r%¿ t i r a d a , pero en v a n o ; - p o r que los Bu tu a nos volaban por la mar con su Principa '• r e c u r r i ó se al u-lrimo remedio i dispúsose p r c r a p t a . mente una lucida A r m a d a , embarcando en ella' t o d a s las fuerzas actuales > y • posibles.j d i zr o n 13 p o r C áb o principal á A n t o nio' F r e v I t ; Señálese en elLi para facilitar', lo que .no pudiesen las armas y al Padre- F a b í i u o Sarsali de quarenta años de Oi^ayás en Apos„ cólicos e j e r c i d a s ; , e n t r ó en el r i o •la''armada
1

420

Historia General De tenían su fortaleza ene! és la maior seguridad;

< á , y aunque se solicitó vivamente ^ no pudie. á ron^'veér un indio: m o n t e , su aspereza

en ella cansan nuestras tropas , y sin prove. cho nos hacen prodigar excesivos gastos; El Comandante yá no sabia el rio arriba era llevar Jiaderoi didos podia muy que hacerse ; subir la gente al ciego.

bien con lo* flecheros no malograrían la mucha tai-iga, tiro: y ei asaltos

seguirlos Strmgan por Jas Riveras , que d;fen. de la esp.sjra saltar atierra era temeridad, sin guia é r a i i c

nevitable el peligro,

ruido preciso de la marcha pondría á losen?, migos en espera , que con continuos fatigaría^ la tropa ; cnto miento tajas la detención yá tenia la desesperación j siendo mucho cabimi. sin adelanta,

de muchos días, y se* por que conseguir, ven. hasta que el P < a la exp«htrata: ven. á tratar

trataba de retirada, dre Fabricio

les pare ia imposible j se resolvió

cion de orro modo , valiéndose de medios p . a cincos: era toda la dificultad asi conSirongan j poder pero se persuadía, que coiii

iPfcfymas Tere. VartXdp,

Xlll.

421

vencido entendía

este estaban rendidos todos i también, que sin mucha e l , ni selo en arbitrios

pero

seguridad

ni se arriesgaría suyos i fecundo

consentirían los el Padre ¡medi. Doña Manda,

to valerse de una Dápitana

lena Baluiot 5 era Señora de singular authoridad, y de Nobleza conocida, que interpuestas estas prendas con Sirongm le reducirían á tratar de pazes: prevínola , que aunque havia toda aquella disposición de guerra tratar
5

y
m

armamento en su casa podia da seguridad caise todo aquel militar

con to

los medios, y modos de pacífiestruendo , con

mucha honra, y estimación suya 5 que le asegurase de sus buenos deseos ni debia recelar 5 de recorciJiarle con los Españoles, que de ningún daño podia, estando el de por medio. Intrépida D o ñ a Magdalena se metió

por entre aquella armada gente haciéndose lugar
con su respecto J vio se con Siro???<z«, propúsole

quanto le havia sugerido el Padre Fabricio; y tantas conveniencias le propuso en sus razonamientos, y con tal eficacia, que convino en las

vis-

¿jaz-

Historia General Ve

vistas í señalóse una Isleta de el mismo Rio , á donde havia de concluir el Padre solo , f e u al sitio , y hizo retirar toda su gente : la d e Sjrongm atalayaba desde las cúpulas de les arboles 5 reconocida la retirada, y que estaba solo el padre en la isla, salieron-á-registrar el rio en pí quenas embarcaciones > satisfechos, que n o havia, que temer, y que se trataba con sinceridad fue' también ala Isla Siron¿an'r reciviole el padre con los brazos abiertos, hechéselos al cuello, y fueron tales Ia'> demostraciones d e cariño con razones tan suaves , y propuestas tan eficazm-nte, que no dudo el ínfel le s í. ai an de lo intimo de un sano pecho ; p s s úoe en sus manos con toda confian za^ y asegura, do de su ingenuidad le dio,a] padre poder ceapleto, para que en los convenios trátaselo que le pareciese mas favorable con los Españoles: Victorioso, y alegrisimo se despidió do Sinmvau, y buelto a los suyos, hizo la repre.senracion al Capitán , de lo que convenia u a buen tratamienho, y convenio con tan t md e io Principe 5 deseábanlo todos $ por que conse-,

PhiüpWs Tefa ®4ri¿C¡tp. XIII.

42?

ouian
f

así loque no podrían las auras 5 que
;

continuar ia guerra cia icmentar la dispersión, y'^tiéfi álnlÉri'riido'•' formidable' de corsarios: c^kuíp&tísc los corciertos, y formáronse a'rpíesettose al Capitán bajó ticuloítriíay^favor de nuestras armas; y á satis» ffáio&íÉ¿"ftfoh%xn, y tras el una multitud de IndL o s : depusieroi.se las armas, y de lo pasado se hizo un perpetuo olvidó > ni3ndd el Capitán s«'poblase otra vez el mismo sitio por ser para el comercio ¿ y comunicación el mas cemmodo -t tomóse esto con tanta diligencia, que estuvo formado otra vez >el Pueblo en seis horas con calles, y casas capazes á su vso i arbolando uros las columnas, al madersge de el techo acudían Otros y otros á cubrirlo, con que qredd auy

torizada

la obediencia ,

y potestad

de aquel que de

Reyezuelo,

y confirmados en lo peco ,

huvierán hecho con el militar estruendo : dígnifioo el Capitán é -tironean con los Titujos Maestre de Campo, y•••Covernador de squel

Partido > nada le. daban» que el no tubiese an. tes, pero le empeñaban d continuar con fideii* Hhb dad

424. 6 Par*

J^st&rm
maior

GeiitttlVt

dad tales mercedes • consistencia de estas coneste venciones quedo Ministro cíe la Compañía de asi. e n t o , el Padre Francisco V i e n t e Puig atento no solo á la reducción de Sirongan > si

cambien á la conversión al Gt»ristun!$mo > hiz o sobre ello vivas diligencias; estuco muy a. costumbrado en los vicios de el gentil.smo, que eran otras tantas detenciones, y impedimentos poderosos á acomodarse i tanca gracia * era el maior el copioso numero de Mugercs, u a ns tí-titulo de Mugeres propnas, otras de concubinas ; todas eran fuertes lazos, y muchas a. denas con los eslavones infrangibies de -hijos¡no era menor el vicio ordinario de la embriaguez, cu que apenas havia hora de el di,a, que estuviese sereno el celebro; otra aunque Algo mas domable era la multitud de Esclavos $ tiranía que no debía permitir la Ley de lesa Christo: rompió la gracia todas estas dificultades, y insuperables obstáculos: havia el Padre Francisco colocado en un Altar una dolorosa imagen de el Redemp. tor en el paso de la Colusina ¿ estaba confesan.

ФШр'ма$ Tere» Par. Сар. ХШ* A lí

cbel Padre una tarde en la Iglesia , entró el Prin­ cipal en ella , y luego se detuvo ácomtemplar íá Imagen lastimosa arrimado a su bastón ; estuvo como pasmado con ¿1 Retrato casi media hora > advertida la suspensión por el Padre le pareció ocasión oportuna para trabarle algo de el estado miserable de su alma , dexo las confesiones, fue a Siringa*, y le preguntó, que miraba con tan­ ta atención? estoy mirando dfx o á este pobre Hombre compadecido de verle tan maltratado que hí hecho , para e e con tanta crueldad asi m 1 castiguen'? diofe á entender el Ministro que 6 era nuestro Dios aquel, que nuestros pecados le гетзп asi por hauer querido pagsr nuestras deudas voluntariamente, por que el amor que nos tiene es infinito : hizole la palabra de Dios ericas, y penetrante tai fuerza en lo interior á vis ti de el fletrato lastimoso , que luego sin detención se resolbio ásér C hristiano 5 dioá ci. en esclavo? libertad, despidió todas las Muge­ res, dexó el vino con una determinación tan resuelta, que ya jamas se propasó en este vi. ció y áuíí •' se negó de el todo á su vso; alabc­
t

Hhhi

­naos

4^6

-

• Historia

General. De

mos las misericordias de Dios, que con tanta fari. Jiiid derriba monstruosos, Gigantes : confesemos la eficacia cíe la gracia Divina , que hace de cales sobervios, los mas rendidos hijos: Bautizóse de?, pies de bien .catequizado, y instruido, y se puso por nombre Phejjpe : con la conversión ¿e este Principal, y eOa su auriiondaj catre aquella geiv t e , fueron las conversiones mui multiplicadas. 7 P.h:Iipe Acreditó Ja sinceridad de Don Sirongxn , coa que havia abrazadoIt

l e y de Xesu-Christo., un caso extraordinario per ó raro en su especie ' salió á visita el Co. • ir regidor y dexó á vn Mozo loco , y iriconsii, iado por su Theniente j este hizo el graví$¡< ino reparo ,dc que llevaban mejor .pescado i los Padres, que á e l , los. Indios; tomó estotá. d i veras, y leparccióera el msjor medio usar d , e sil authondad postrada en remediar tan gravea «acato : llámj á Don Phelípe Sirongan á su casj fuerte, afeóle el hecho, y el agravio cometid; de palo; Es* contra su persona , y sin admitir escusas , lo túindó m&er en el C e p o , y le d i o bastí que satisfizo su colera ; alborotaron*

fbilipmas- Tire.

Tar. Cap, XIII,

42?

Espa.3©ie$"> y Indios, los unos temiendo J s I C Í a •sutoiv ^ los otros previniéndose' á la veU¿ ganza>;ji tuviéronla por forzosa ofendido su Pr^rtóJpalí y atropellados todos en su caveza faímabapse. unos y otros 4 Indefensa vindicad tiva ; todo era confusión , y el Cabo ¡kadfi de miedo lloraba como pusilánime j queriá. sosegar el alboroto dando libertad ¿Don Phcu ljpe>- pero temía quisiese tomar satisfacción dej el proprio.-agravio ¡ eoncurrieron al Padre- Iuan< iopez al¿un3s Españoles no sin peligro•• íút a-verse co.aSir oigan-corriendo > y fe halló tkfl sereno, como si til no huviera pasado : dr^ xole al Padre, que no sabia lo que se haVia< hecho aquel atrevido m020 en haverlc prenda do-, y apaleado, que havia expuesto al? pute** blo, y Españoles í una total perdición»; que* el se consolaba en la pasión de Ghristo, que le havia ofrecido tai Ocasión de padecer; preí guntole el padre, que seria bueno hacer, para sosegar tanta inquietud? dixo Don Phelips , que se sa'iese aquel mozo de el rio ai pato iiíantcs que sus Indios, lo matasen jry<
1 y

lue^o

4*$».

Historia General De confianza,

k r e p m i n i ó í u o principal de su

que dispusiese una embarcación*,' y fe llevase á doiriá CRiisiesr, ó á Dapitan, ó á Zebú: to. 4 o a» hizo-can presteza, y saiendo de aili en pox& & horas se sosegó, el a l b o r o t o , quitada h causa Ate© se h-i adelantado la histórica,
r e >

p o i na déxar la* narraciones trunca $ y

Jfces*hdoi los tiempos presentes se referirán fcs lanzes de el C a i c o » Santo Thomas,, q e u é n dies v seis de f e b r e r o de mil seiscientos/ t o o salió de Acapaleo * embarcóse en él Don A n t o n i o de Rivera Níaldonado, que venía pro. movido á la Keaí Audiencia de Manila : venían «ir é'l también Religiosos de San Agustín Des.
:

eafeüs de San Francisco, y el Padre Crego. í i o l<*p¡8í-c0« seis Sacerdotes y tres He^ma. nos ; a los díes y nueve de Abrí! descubr'eroa hZarparía*

unW de las isla* do los Ladrones,

err donde seihavia p'éfdido kt Nao Sanca Mar* garita utt mes antes; noticioso de ello el Ge/ nerai deseó e¡iiMír la lincha para recoger los r e s u l t e s de el naufragio $ era el viento fres* co

ФШ1рШ*Тегс*Таг£\

Cap. XIII.

42$

со ) yeíparagc p o c o seguro para fondear, fue preciso pasar adelante sin detenerse; colores* cataron quatro Españoles, que trageron en sus Canpas los Indios i consejaron á ios que quedaban j con que de tras venia un patache, que podría recogerlos; y que quando во fue. se asi el haria por que se les socórrese de Ma¿ nila ; prosiguió tan favorable el viuuo ^ que éi á los ocho días se conten piaban los f i l o ios sobre el cabo de Espíritu Santo; quarcfo Cielo se cubrió de espesas nubes, y tíCirescé

mas el viento con aguas ; por .lo que no pü^ dieron los pilotos reconocer la tierra $ erra­ ron el embocadero de San Bernardino, á que les ayudaba el viento дай' favorable $ sotaven­ táronse d Catanduanes sin conocerlo rónimo . 9 Porfiaban algunos Marineros, qué las aberturas que alli forman unas Isletas era el Embocadero : él Piloto maior no asegura­ do de que friese asi, y venir acercándose la «©che con recio viento tuvo p o r conveniente
%

en dcn„

de poco antes havia varado el Navio San G e ­

ba

4?d

ffìitomQeMera/De

hacerse á la mar, y con esta prudente dilige^ eia se libró de el mal par age en que . se hal]
3t

pan ' ci dia siguicnjte por la mañana se ballò en una ensenada metido • lien a, de escollos, puru ras, y peligrosos, arrecifes -, el viento atravesado, .cerrado el c i e l o , y con indicios de tetn. pescad maior * ensenados ^ s i , y en riesgo evi, • dente de dar en las costas, en que no se lj. brarian las. ratas , trataron de pedir socorro apuro: propusieron al cielo por medio de algún S a n t o , que fue. Se su patrono en aquel los Agustinos á San Nicolas de T o l e n t i n o , b Franciscanos> á San Antonio 5 querían los le* surtas proponer y exponer al publico á su i-adre San Ignacio, pero el no estar beatificada óm detenia a todos ; con todo se depusíercti los e^crupubs» con que yá se havia ouestoso. bre su sepuíchro ala publica veneración su San. ta Imagen ; mantúvose asi el Navio ensenada hasta ultimo de A b r i l , en que se intentó probar .ventura • dieron un bordo al N o r t e > y en lugar de salir à la mar fueron cayendo 3 tierra t acercábase la noche., y retirando al

Su ríes pareció conscio acertado dar fendo en donde hallaron veinte y seis brabas; templóse
1 a

}g0 el Viento , pi dition pasar ¿si la noche ,
:

còw' prevención de echar á la mañana ia Chal u d a * agua, pa'ra reconocer la costa , y dear éiktì» fcueii iondeacrerò lafateo i y aparejó ñeros , y la Barca j
son-

luego que ama*, encaigcsé al

neéto efcdia de-San Phelipe j y Santiago sé' gá. Sargento'Máyor Pedro de Alzate t o n Mari* toldados sti geviemo cen Ja ér
m

dea-de que en hallando fondo de D i e z á catorce brazas cerca de tierra , hiciese señal con una banderilla; y se hallasen abrigó donde se pudiese con.commOdidad?surgirjhiciesen Iaseña! con fuego*: io Estaba ya la Lancha cerca de tierra sondeandoy antes que Hiciese alguna señal comenzóla agarrar el'NaviO, y con là fuerza de el?viento*Eieste se arrastraba á una Braba 'costà»?' né estaba? yá mui distàìiteJ lo qual obligo
!

¿disparar una; pieza, qué llamaba ala lare ha > nt) la oyeron aunque vieron mu i bien el humo, y noiihaci'endo caso prosiguieron bilicando fondo; escando yá a jas puertas de el peligro
< ''. I'i i
?

no

dio

4I2,

Historia Gmeral De

dio mas lugar j que; á cortar promptatnente el cable, y pusieron 12 Cebadexa en viento, y iué Dios sjrvido que el viento leste que ios H . e yaba coa furia al naufragio, saltó, al Nordes. . te, y fié ya favorable para meterse en él abrí, go que havia ya descubierto- laxancha, y n o iiavu otí o de igual seguridad en toda nque1 1 costa*, fué General la admiración de tedos 1 los mas expertos, y todos lo clamaron poi m. i la-pro j cantaron el Te Deum, Lihdamus en a có cin de gracia, y al fin el vcrsillo ( d ) con s orau xión correspondiente. Para maior seguridad no temiendo mas que una amarra el Navio,se embió la Barca á tierra, que cortasen un tro. zo , para en zepar otra ancla: no pudo efectuarse antes de la noche por estar seguros, ó cansados los Marineros - vino, arreciando c n o ella el viento , desatando aguas'vivas, de m . o do que se formó un deshecho temporal, y 2mcdia noche comenzó a arrancar el Navio ¿ o r s be la única amarra, púsolos á todos en tal aptie* to que fué preciso cortar el arbor maior 5
}

pro( d ) Ora pro mbis-Santét fater Ignatr).

¿

fb'úifmasTerc

farU

Cap

XllU

prosiguieron ios sustos, y á concebir cercana ¡a tauertéj no á cosa tan terrible, que conoy cer sorprehendidb un Navio de una tempestad cerca de cierra: salieron los mas ce sus Camarotes desnudos» ó mal vestidos; subía un Padre lesüita con quien se agarró el piloto maior/ que poseído del temor pedia 1 confesase: de c túvose u poco viendo la confusión, y que la n turbación era general, invocando á los Santos en tal conflicto ¿ sosegóse" el tumulto, pareciepdolís que bien agarrada yá la Nave no arriscaba el ancla j no por eso cerraron las confesiones, como para morir ocupando largo tiempo en ello á los Religiosos j suplía la proximidad de el peligro por hs mas parhetícas exhortaciones: para apaciguar la suprema ira mezclaron con sus gritos, se hicieron varios votos, unos de entrar descalzos, otros de dar li.nosnas, y otros como presentar el Navio pintado en Lienzo denotando el riesgo padecí, do á lá imagen ó Santuario de su devoción : sos^oie alao á la media noche el tienrpo á el amanecer hechaton otra ancla con la driza de
y s

I ii 2

el

431

ÉiiswUGmerat'De

ei Trinquete, que no havía mejor cable, tan desaparejado de repuestos cables,, y cabos de respeto, la otra estaba el miserable N a v i o , y asi se anda, quejes havía mantenido hasta, y hallaron con pasmosa admira^, navegaba entonces: subieron con el cabrestante aquel punto

o n , que el cable, que era de quatro cordones rozados los tres de el toda, sólo se tuvo el Na. vio el quartó Vi diá, y se háviá rpántcnido contra los embates de las pías y cíe el vientoAumento la admiración l i luz de.él álrecbíOcéf, que elarboí cortado ser-

via al Navio de puntal^ cstrivaiidosc contra s u costado , y asegurada la otra punta en un arre, cíie , con ló que le libró,, que se atravesase peña muí niimediáta ; determina, en una dará

ron salirse I atierra", y desembarcaron en dis. tintas veses casi' quinientas personas , que trahia el Galeón á sii b o r d o :
>

desembarcóse toda estuvo el que

la plata y mercancías 5 sacáronse los Caballos -, Carneros / Cabrás, y g a t o s ; B i x e f quieto ocho días, pero como yd no bav\i -intereses^ descuidaron de el b a q u s ,

TbiUpmas Tere,

Таги Cap. XI11.

4$f

se .perdió en la:'misma ensenada., el
1

queresa

peeto á los* tiempos pudo librarse , si el 'cuy­' dado fiuviese sido otro a \ Es ttiui instante lá^nedesidad de Navios­ de fuerte fabrica para la carga? lar­ ga*,y tempestuosa carera de fa Nueva Espar ña de donde vienen los socorros de pfstét'f gentey con que se conservan estas Islas esta obligaba á buscar Astilleros, en que abunda¿" sen las­maderas^ y estubiesen­ ámaíio¿ pára cjüe

fuesen menos costosas las • fabricas; estas con­ fedas­ ¿sujetos poco;ó nada inteligentes, sai lian unos Navios broncos* y dé l:?­diligencia' ф unas balsas: eran ordinarias estas con?., micciones en la Isla d e í ­ e y t e ;
: ;

arm$s£ en es* аа­РлынШЩ

te tiempo un Astillero en la Isla

dividida de Leyte poi № angoste»' 'CañáT^ué' apenas tiene en su anchor; el cumplido de' utf Navio : con la­рос a experiencia" de Cori'stkic: * t o r e s y intendentes; dexandbse llevar cb u : ñas cortas conveniencias; c­omcv la i f ie^ejer taza."dé' Senados, y puercos de monte, eligieron es* Isla parafundar una fa­bm ai es£ • со­

q$d

Historia Gengral De

cogieron para ello un lugar, por el que pasaba una barranca, que navian hecho con su curso las aguas despeñadas de unas altas sier. ras : trabajaron con tanto esfuerzo, que a'poco mas d^ tres meses yá estaba en estado de hecliarse al agua el Navio > rogaron ai Minist r o de la Doctrina immediata fuese á bende* cirls j mientras llegaba, el dia tres de Mayo aquel terrible tiempo, que puso al Galeón Santo Thomas en tanto cuidado , hecho tan, ta agua sobre aquellos montes , que hizo ere. cer la barranca, de tal m o d o , q u e y á era can daloso y arrebatado rio . iS Su salida era al m a r ; k, quieto c i t e , y alborotado, no permitía el necesario desagüe ; se elevó t a n t o , que lo ane. gó todo ; robó la tierra sobre que se a6rtraban los parales, en que descansaban, y sobre que debían c o r r e r las águilas, en que yá estaba , sentado el buque para b o t a r l o al agua i faltando este sustento dio en el suelo con su costado aquella pesada mole: ¡u"go que cayó bonanzó el tiempo, y llegó el Padre, que havia

Wtlifñnas

Tere- fart. Cap, XIII*

437

vía de bendecirla, harto tubo quehacer en consolar á lo.s fabricadores ariíoidosj persuadiólos, .que convirtiesen ej dolor de aquella perdida en el de sus pecados, y seconfimasen it&ignsda. mente en la voluntad divina: algo consolados pegaron fuego alttaxel perdido para sacar con mas commodidad, y sin perjuicio el hierro : diese providencia para fabricar o t r o en sitio m«s seguro , y con su buena diligencia cstúbo acá. bada la Nave en Diziembre , botada al agua con feiisidad, arbolada, y cnxarciada fué á Cavite, en donde cargada salió en Iuliode mil seiscientos y dos de aquel Puerto para el de Acapoko con un feliz viage de ida y buelta : en esta fabrica sucedió un famoso caso * un negro criado de el Capitán > y casado, cogió infraganti á un Español con su muger: furioso con la pasión de los zelos le mato á lanzadas, y á ella la dexó p muerta i fin mui desastrado, que lastimo á todos, p ser el muerto sugeto estimado, y conocido, acá. bar su vida á manos de un negro ,y sinconfesion . 14 HuVo en estos últimos años alguJ\«s succesos Militares,, no mui útiles; lige.

4$8

Historia General Ve

ros socorros á Tidorc á pedimento de su Ca. pitan niaior Ruiz C o n z a k s de Scqueira« Despachóse también una jornada al Revnode lolo ;í Cargo de iuan Gapinato j y secónsiguió de ella poco fruto: Gevierno porcie^tp, de.ejontingencías adversa*, po c.q^ 9. nacU imputables á su zelo : Presi. de la,, fortuna á les casos fortuitos, no siempre Iptíeiia» aunque se tenga per Dio, s^ , nunca |o éj;j¡ pues sin examen de méritos- casualmente se ofrece á malos, y lpueiips indi] eren temen te : no puede ser feuen| quando, procede tan sin juicio > con t.pdo, tiene aras , y no la faltan cultores quando el desprecio, debia ser el propr.io culto J la felicidad si tiene ajustadas, sus estimaciones, hace • la verdad, no la vaniclad Divina * son de Dios verda* dejos, d o n e s , que los comunica, como eiuicrc ¿ asi no es culpable el sujeto, ú el succeso no corresponde, quando la intención e's recta , y proporcionados al fin lo?, medios i. solicitando de, su .auxilio
w í: ;

los]

Phili pinas Tere. pxrt. Up .*X№ . á¿9 los buenos v o t o s , sirviendo á Dios; da. dor de la felicidad osdcaada al bien publico •

Í

N

D

I

C

E

DE LOS C A p l T V L O S > \ C O S A S jvlE, mOrabJes que se contiene en ostc Tercer Tomo*

CAPlTyLO I.

: l^Legan las Naos de Acapulco : viene en ellas el Doctor Don Antonio de Morga go de el Supremo
3

Ase*

sor, y Theniente Governador y hacese car­ go.vierno . Pag. i. Num ц Satisfacción de el govierno de D o n Luis ; no le és sensible la mudanza repentina : llega á Cavite el Doctor Morga ; reconocidos los des­ pachos reales se le da posecion YÍcrno> ^ _ _ de el gcu Ibid. (paz­ 2­ Num.

Instituyese la Compañía en Vice­Provin, cia vienen para esta fundación nuevos Reli­» giososreconócese. Yice.Provir.cial al Padre Se­

deño : vienen Religiosos

de otras Ordenes •

despachos de su M.agestad prohibiendo r¡¿oros* mente otras transmigraciones: zelodc el Padre Sánchez en solicitar e s e s decretos, 2V> 2. Manda su Magestad la distribución de territorios á las familias Religiosas, utilidades que en ella se consiguen : inconvenientes que se evitan ¡ tica • — poticse esta determinación en prac— — "Pag. 5 . Kum- j . Sedeño á la visita: trabajos

Va el Padre

de este viage $ de sus resultas muere en Zebú.: Patria , y linage de este padre; sus ocupado, nes era la Florida: sus exercicios en Manila: enseñó a los indios en edificios, y labranzasí su instrucción en la arquitectura militar;sus lúeas para la fortificación de esta plaza: su. empeño en el beneficio de la seda: parece s e pudiera conseguir con las semillas de gusanos silvestres, reduciéndolos á lo industrial: ade/ lauta la pintura; planta telares ; no son opuestasestas ocupaciones á su Ministerio- <Pa¿< 7« A .2j.
7

HaceJes la fundación de Iglesia y Casa el Capitán Figueroa : nobleza de este Cs valle; r o . s u valor, y importantes servicios : s s u prc-

pretcnsiones en la Corte á la conquista de el Mindanao : despachos reales sobre esca con­ quista : sus prevenciones ;í ella. Pag. 12« TSlm 7­ CAPITALO. Descripción II.

Historiografka de la Isla de

Ulndanoo , y sucesos de su conquista. P. 16. JSl» 1. Figura triangular de el Mindanao : de don­ de le viene el nombre : indicios de sus primeros habitadores : variedad de castas, que dístin, guen á su habitadores : Provincia de Caraga belicosa en orrós tiempos t Cagayan és nom­ bre moderno ? origen de los — ~ ^ Pag­ ti. Dapitanos: Num­lbid. Rcynos de fòuha yen, y esta Isla v -Mind n o ; boxeo de a a

Temples varios: costa de Caraga bravar­ la di Aron furiosa:
ra y so : 1}uh.tym

Mar de Iligan benigno:
por

Iurisdicion de Samboangan goza gages de Pa­
9

y Mindmw mal sanos; y

que: abundancia demosquitos : como quedo un Soldado expuesto à esta níaga . <Pag 19. N\ г. .Abundante de a^uas? dos rios entre otros
l

nwerns los mas celebres ; doslapunas grandes :

5 2

es

es tierra fértil, aunque montuosa: el Ságu és. maior cosecha* ~ . Pag 21- Num- 2. Entre las frutas és singular el Durion : que fruta sea esta Canela , que produce sin benefi. c i ó : promuévele un ingles en la C o r t e : logra favorables despachos, y elige el partido dcCagayan para sus labores; registra las selvas, y beneficia una pequeña porciort, queserecono* ce legitima: la muerte intempestiva de este §u, geto corta grandes esperanzas: algunas reflexiones ds su proyecto Tag. 23- Nm- 4. Govierno de estas mentes en la variedad de naciones: los Lutaos havitan las playas: los Súbanos los rios: varios nombres de los que pueblen los montes: los Tagabalocs se presumen deeendientes de el Iapon-Pag- 2 7 . Num- 5- y 5 Minerales de esta Isla: como se beneficia el o r o : asufre en su-s centros. Aves raras» clCoh.coh pesca : el modo de cogerla
:

Tag. 3^ hum 7. mantienesc dek — ¡bú.

Animales terrestres i Monos execsivamen. te grandes: lance de un Soldado con unos de estos brutosw i_ w ~ — _ — ¡bul Isla ds ¿o'o > de temperamento sano ; tiene

Elefantes silvestres ; Venados mánchacTos en í¿ piel*, frutas exquisitas : es singular la de el P a * raíso; su figuraj y delicia: es unicó árbol: yerbas medicinales : el quid pro quo dé el Amphion, y su uso- sus mares tienen pesquería de perlas finas i las riberas subido ámbar ~ 4 — — — ~ Pag. 35- Num- 8.
é

Isla de Bas¡lm, su fertilidad - entre las frutas sobre sale el Marón: que sea esta * a* blindante de c a z a : tíos de regalada pesca: sdn piratas sus naturales: estos, y los de íolo tiene de Butuan su origen : divisiones entré Hermanos, obligan á la fuga ai uno , ton sus Aficionados pasa á Basilan y í o l o : patentes,; eos , y alianzas con los de Mindanao : asediad^ de su primo Tindío Solicita auxilio de tos Españoles . '_ Pag * n . - , Num > - 9 r

Vi TW/V con riuestias armas auxiliares : su posa cautela le mete en el maior peligró: cuestale da vida: tratos de ej tirano on MiiVdañaos, y ¡Soraey : s : introdúcese el h/iahometismo ; Sepulcro de un gran embustero en mucha veneración: con suoerti-iosos. p. „ ¿o. N> 10•-<§&viernQ Político de sus Reyes , és
5

de-

dsp^ndience : diferencias poder­ — — — —

ей la
ч

Nobleza su Ышп. ­ ii.

Pag­ ­ 43­

Sus Embarcaciones, y modo de coas truc, c i o n : su ve.o.idad en ia mar •> cuidado expe. ciaj en ¡as ar n i s , quaies sean. Pag,. 44.
a

¡

Campilan de el Mindanao, arma peligrosa, ti¿ne solo d o s v s o s en el tajo : sumbilines .ar­ ma arro* id za d e {a grande violencia : manejan mal ia artillería i co.no ia ¿rman Р. ­ 4 7 . N. i¡, Prevención de fistevan Rodríguez á la con. «pista d e el Mindanao: lleva consigo dos pa. drss d e la Compañía; entró con su esquadra en el rio , surge en Buhayen : ordenes al Ma< esrre di Campo para q u e reconosca la tierra; j>or el ,crvor de los suyos se empela tierra adentro. en t'­erra : che suyo — — — obliga P g. a 4 0 . ЭДш • Ц • Su detención al General á saltar

su poco arrogante Moro muere al М э г о

acompañamiento , partí sobre dentro este hecho s el en el suelo

con su Espada por la « a t u r a , a un Moro: di. g o l p e dentro sin s e n t i d o atraviesa o­nc» le derriba

de seis hor^í M.dnnJ car.
;

un criado d e el G e i e r a b
1

e r a ei 'yí>ro> y s u ' v o t J a

cargan

los M e r o s ,
— —

y

se retiran
Tag. 51

á J Em a
Knm • 15 •

b a r v u ú n.

Quieren atacar unFüene'.. y hallando dificultad y determina ri Maestre ce O m p o atrincherarse : hacenlu en la boca ce tj n e : reprehéndese ia conducta de ti cener. 1 • tía. lie a Manila el cadáver el Herma o Gómez» su Sepulchro > y epitaphio • T*? • 5i • Kum 16 : Govienia la Expedición ej Maestre de Campo, sus pretensiones, que no tienen efecto con las fatigas mucre en la íortifie ación el Padre Capellán; sus Exequias, y entierro; se traslada después áZebu . ¡ P ^ ó ó - htm > 17«
;

Viasé segundo dcMcndafa^ sale de Paita con quatro Embarcaciones: descubren la í s . la el: la Magdalena: salen los Naturales alas Embaj-aciones • disposición 5 y talla de estos, • extraordinariamente inclinados al reb©, obligan-, do í separarlos con las armas. <?ñg. 5 7« N • i8«" Descubren tres Islas, en que se surten deviueres , 'tomrn pt-erto en Santa Cruz : dísapareze la Almirarta s grandes previsto* nes que hallan en este puerto: determinan' peblar en el ; • eontridiccicn de les Natura" les.

les sugetánlos las armas: matan los nuestros, cnpaz ai Señor de el territorio- í'. 5P N . i?, i ornen ta Sediciones el Maestre de Cam. p o , y mucre á puñaladas: otros castigos: muere el Adelantado, y su substituto: enferma, la g e n t e , y disgustado pide la retirada i la Governadora; salen de alli corcel rumbo i Philipinas falta, de todo entra la Capitana en C a v i t e : casase Ja Viuda de el General en Manila ybuclvc á la Nueva Es. jpaña. .1— — >- » Tíig* 61» Num —
9

2 0 .

Noticias de estas tierras de relación de d P i l o t o Quiros . concepto que forira en su esícnsion t Excelencias de la tier a , y de s s u Habitadores: su goyierno y modo de viJuir-* — — — Ta?. 63» Num-v*
r

Su pan de tres raices: sus frutas, y car. nes- su pesca: sus riquezas- su comodidad á jfa vida humana . — — 'Pag. 65 • Num * 21. Describe su gran vahia > la capacidad de so Puerto Í el recreo en varios paxaros; SE podii edificar luego una Ciudad populosa; Ja facilidad de comnuicacton con otras .viucias' y Reyíios.: bondad de el temperamento
P R O »

tò y ayres libre ci terreno d e rr.'óieséà^ sabandijas': ardientes deseos de este photo en ej'roeqnorial a W Magesrad de que se p o blase, esta tierra ? por Jas muchas con.veni. encías, que ofrecía' ^ Pag, 66, Kim» i-i*
; :

Viene 3 Manila proletario > X-on man • sucesos de su • ej-ídppn connnuan »

su sexto Govcrnadof Francisco Tcllp Cus, Goviernp en que los de ~ fag • 7 1 . Num • i »

Torna posecion de el Goviernp Don Fran, c's.g Tello * su p a t r i a > y distinción ¿ su prudeiu •
cía ?» los principios. Aversión de Taycosam¡i Pag < Ibid' "Hum . Und' i los íesuyta§
:

po-

litica en $u estrañatniento dale zelos su conducta: por ella detiene a sus. No-» bles Chri'stiahps co J • expedición de la a '¡Corea/ \- " « , 7 ¿ , N«1» • 2 .
j

Proceder opuesto de el Santo Cpinisario sus difíciles "'pretensiones» — ^ Ibid • Hacese el Santo 19 con el Empétidor Comisario pide encòntradì* mas habitación

.1.1

«í:

.

eommóda:

contfedeh

el

Emperador deter.,

minase el lu^ar; no admite renta Bxa3 concede el Emperador ¿

una insigne limosna á cuyo
}

exenaplo siguen o t r o s . Forma , y fabrica

<Pag . 74

Num. $.

de Iglesia, y Con ven-

to concurre con su limosna una Señora Deuota : su ornato , y decencia: llegan 3 Firmé en un aarco de 1 apones tres Relig>csos l'
6

Franciscos con ellos Don Bernardino de Avila, con titulo de Embaxadores ' Su Recibimiento en de la Muger — Pag* firando , y la ^ cor.es. presentes

de el Governador

pondiencia; son conducidos á la Nangoya con ostentación: su recibimiento en Meaco • se re" ducen al nuevo Convento. Pag . 79.-Num.^ á Dirígelos el S a n o Comisario gafados, y visitados. _ Pag-

deticnense ocho dias en la nueva Corte, re« 8 0 . Num-6' en q e u Presentanse en publica Emperador : ción Fabrica Audiencia

consistían los regalos; respuesta breve de el sumptuosa de el Real ínter, la Palacio : alábanle los de el Emperador precada Embaxadores: satisfacen sus ideas:

la Carca se lee en publico : no es d i

la. Aprobación de el Emperador y disimula por los intereses. promctense Religiosos: Christianos: ~* — Pag. Sí. fiestas Num» j. los mucho de el Emperador

buelven ÚMea.o: pretende

de dedú Comisario

cacion del Templo : publicidad nuevas fundaciones; solemnidad

de cxercieios de sus fies-

el Santo

tas; reservan permanentemente el Santissimo: dificultase lo licito de este caso. Pao. 84. Num. 81 Vá el Santo Comisario á Nangasaqut con intento de fundación > Comunica con el ViceProvincial sus motivos: cision. — — — oposición Pag. de el Pa* 9. dre Vice, provincial el permiso, hasta su de$6* Num. • , Por evitar estrépitos se acomoda en un

Hospital 5 hacen Iglesia en una Hermita im. mediatas y en el hospital dormitorios para los Religiosos enfermos : Religiosos salir de alii: zelosos los Por tugue, sufre con resignación solicita Q* ses commueven al Cove mador y manda á los la expulsion el Santo Comisario dor. ^ _ _ _ (p^.

tro domicilio, y no le consiente el Coverna.

sp. Num . 1 0 .
titu-

Llega i Nangasaqui el Hermano Pobre con 4 5 a

T^tulp.de Visitador de el íapon i su estado hit, milde opuesto á -cal carácter: en su vista r,i. da halla reprehensible ; regresa á Manna; solicitud de el Santo Comisario sobre l a fundación , y se conviene en proceder con chsimulo, — — -~ — — ^ g , 91* Uum, \u Oposición en la fundación de Osacaí disí mulo de los ícsuitas en esta Ciudad < hospeda, se en la Casa de Don Agustín; no pudiencfo perseverar en ella pasan a la de un Christia. n o , p o b r e , y desabrigada: solicita Frap Gonzalo otra mas coma-oda ; dificultades ocurrentes : *~. _ 9 av. p?. 7Yí//¿. 1« 2 Pasan a' &c.ry , - permiteícs el Govema. dpr su detención, cómo fuese disimulada: cuie.ren refugiarse'en Casa de un tal D i e g o , y es. te se escusa; haí/an habitación encasa; recurren al Hospitaí para decir Misa: concede,los elGovernndor hazer casa: oponese el p íil.ismo • rerír«nse á Orntsa en donde consigue un p o r t a l , que hicieron iglesia-; en el corral casat pagisa? • — ~ — ' i W 9^ - Num 'f
v 4

Alborótalos en esta pocesíon una mug- > jas; representaciones oportunas contienen '
r

3

'

Go<

Governacíor en sus exercicíos no obserban" cau* tela: movido el Governador de las instancias de la m g r decreta su expulsión. P. 99- К. Ц. ue Va el Santo Comisario 6 üsaca \ reprehen­ de al Govcmador y i su muger y consigue estén* didopermiso* conviértelos a lafeé. Ф­ \ouN- if­ Efectos de los informes de el Lego pobre ; llegan dos de esce ínstiruto :í Ñanvasaqui i distribución, en oficios ' diligencias de el Pre­ s s _ si aerue de Na nga sa quii empeño parncuJar ds los £ranciscímos; siempre los extremos so'n­ vkiosos­ — ­ <pa v, юг, ­ Nftw> i# C A P I T V L O 1V« • Despachado el Navio ' .Sari phelípe á ía. Nu-Ьа España arriba con los tcnpcra'cs a! Japón: rebuelve su arribada la "Cbristian­ dad , y el Rey n o . «- — - Tag­ 1O6, Kuiti' 1« • Buque/у c a r g í ele este Navio* Oficiales y'Pasa­geros-* Comeсa que se aparece al apar* toe'de estas Islas'*.' su vista aftera al Japón : funestos- sucesos, y estrados en este ftey. i Cla­naorcs de los gentiles^ suplicas ­de
й0

los

los Chritianos.

¿- Pag¿ Uid>

Num* ibid¿

Mala disposición de el Navio enlo iccaroa, do : es la codicia quien expone a peligros: des, pues de algún tiempo observado el sol , cono, cen su mal estado Confusos sobre — — Pag. 109 Num' 2. el rumbo les sobreviene

vna cruel tempestad : mucha agua en la bodega ^ rendidas las fuerzas para sacarla: claman en sus aflicciones al C i c l o . Pag. 111 • Num* ¿. Aplacase el temporal, reconocen los daños de el N a v i o , y que les faltaban doce honr. b r e s : compuesta algo la Nave determinan elrumbo al íapon . repite el tiempo con mas fuer* z a s , y dura gente. — treinta y seis — ~ horas: estragos en el N a v i o ; cesa y atienden á lo mas vr— Pag. 11?, , _ Num,4» y se consueTormenta maior , que las pasadas, de tres dias; vén en el Cielo una C r u z , lan: amarran el Vaso con tortores, sobre viene otra tempestad, y les quita lo que servia d e timón : dicho de el P i l o t o . Pag. n?. J » sale de este riesgo > í' Sin govierno el Barco se mete entre Islas; y dan en las costas de
Fuer-

XÍCÜCH ; salpn embarcaciones; y le meten en el

Puerto : visítalos e' Rey , sus efertas falsas: encallan las bareas al Navio : sacan Ja carga, y la aseguran en tieria; ábrese el Navio' por la quilla • tinez: ~ — ' — Pag- 117- - Num. 6. Señor Marv las difeQjarto Obispo de él i apon el rencias de en calidad Jesuítas,

hacen, que pase al Japón, de Visitador , explicase

y Fransiscanos : entra y de Fmbaxador t el Señor Obispo de ios Franciscamu i

su recivimiento

contra la administración nos : no contexta Opuesto el Obispo.

á representaciones : se— — Pag. np- Num* 7.

gunda conferencia, en que se muestra

Inhibiciones de el Señor Cb/pso varían ios dícta.uane^ de los Portugueses: es.andalizanse los gentiles, confúndese los Christíanos: és caminar como hombres. _
r i

Pag.

1 2 5 - Num*

f¡.

Información jurídica de él Santo Comisa. o y su moderada defensa : consúltala el Provincial en Manila con el Governador, renuévase junta de Theologos: batallan los discursos: resuelven , no hazer fuerza el Breve Gregoriano; que procedían-los Franciscanos en buena Q .
C

ciencia: nombrase procurador General para ] dos-

o

s

do? curias.* —'
0

' _

fi<r>

121. N K W .

9.

Vigencia de obedecer al Obispo : flesetuan los juscios'mas prudentes : explicanse los Fran. císcanos contra su auchondad: reajzanla l s o lesuytasi cs c3n escándalo en CUistiandadej tan cierna. _ _ -, <p¿«. \ij. TSluw, io. Distinción 3 que hazen ios Señores J p n s aoe ,de los dos Embajadores ; pasa el Obispo ala Corre, dd s.i Embajada- ostentosamente y s r » ee na 4 T*jcos<ima > de resalta mira con mejor s ru er semblante áios íesuytas, y con despreció á l s o Franciscanos : conducta reprehensible de el S , e
ñ o r Obispo -, ^
r

^

<Pag 129, Num . 11.
9

Pasanlp nial los Navegantes en tierra la primsra noche; diligencias de el Rey sobre la c r a* ga : regalos que se .previenen para el Emperador y Señores : despacho secreto de el Rey ;í la Corte- consulta podía confesarse- Pa^iu- N' ••pesluqfíbra con sus demostraciones a] Ge* ncral, haze cstal cpnfianza.de el Rey , quiere pasar $ la Corte, y el Rey se!o disuade : insti* tu ye en s Jugar Sugetos de capacidad , insn truyéndoles tratasen el negocio por medio de ej Santo Comisario Religiosos j que los acoin*
12

pa-

paiíin • ^ —. ~ — — Pag' i i 4 ' . • i,3 pasa esca-comitiva i Oyuct^ admite el bata-

to Bautista ia dueccion de los despachos* p o nense en camino a E'uxmi: varia la conducta ét Santo Comisario por no ofender á el de Tosa' siente Cuinifoín la exclusión, siendo el encar» gjdo di los negocios de Luspn > y se porta en la negociación con indiferencia*, interesan en ei manejo á Maxica : sus artificios engañosos : declárales la intención de el Emperador sus órdenes, y disposiciones sobre la carga , nada favorable á sus intereses i <¿ . tj6- NK/M. i<¡-. Pr

'.Prcvérisiones de el Juez de Comisión para coger desprevenidos a"ios de V r a n d o : despac a el santo Comisario a Fray luán P o b r e : h llega en tiempo, y avisa de todo al Gene., ral: refkxciones melancólicas de los comprehendidos. .-, « ^ ~ , <P>í£ . 140. TSLum . 15. CAPITVEO.
\

V.

Decomisase la cama de el Navio San Phelipe; en necesidad extrema los Españoles reproducen quejas al Emperador Tajcotapia sin efecl

5 I í

?

tO V t U . - T — Pag. laj. Num - I, Registra el luez la carga • su admiración • averiguación juridica; refuérzase el Almacén con otra fuerte estacada, que se fortaleze con numerosa guardia: reflecion de los Españoles: el tener armas los libra • Pa?. IbU. Num. ibid. Sacanlos de aquel Quartcl, General regís, t r o , y los depositan en unas Casas : diligencias con la carga: dan á los Españoles ios derechos: arrojan las menudencias, que recogen los Cria* dos dé el Galeón, y socorren con ellas í s s u Amos. _ _ Pag. 145« Num.i' Notificación á todos para que descubran ío ocultado con gravísimas penas: expolíense enía manifestación en una necesidad extrema: $0. cor reñios los Padres íesuytas: embarcan la carga el luez, y el R e y , y pasan con ella á la Cor. te : dos dias después sale el General con compañeros para ir con el Santo Comisario, de* tención en el viaje; llegan yí en el n al tia empo . Pag. 1 4 6 . Num- }> Conoce el Santo Comisario lo errado d e su dirección: pretende eramendarla^ hablando 4 Guenifoin : nobleza de este personage* proca, ra

ra el Santo Comisarlo darle satisfacción ; explica Gmmfom su resentimiento que si huviesc dirigido e'l el negocio, no estuviera tan enrredado: promete suaviazar las disposiciones de la Corte > consuélase el santo Comisario,— Tag • 14P. Num. 4 . Quiere Gnenifotn dar principio á su empeño • informado de el estado de el Palacio halla prevenidas sus ideas: no desconfía de el t o d o , y solicita ocasión favorable: modos de las Cortes. — _ — — Pag* 151» Num. 5... N o obstante el enojo de él Emperador le propone las capitulaciones con Philipinas y la Chapa dada á los Religiosos: suspéndese el Emperador, recobrado se desahoga contri los Religiosos en quejas de su ingratitud: sus intenciones en traer aquel Navio armado para quitarle el Imperio; y tal atreuimiento era digno de castigo: sus quejas contra ¡Fu-anda , y>Faxi)>a. »-.'l~ — _ <Pag* r52<„ Num- 6. El hijo de Faxiva escusa á su Padre y carga á los Religiosos toda la culpa: hacelos sos. pechosos de fidelidad, y se satisface el Emperapor aumentando sus enojos contra Religiosos
;

'

f i i

z

'

1

'

y

y Castellanos: teme Gnenlfom irritar mas la ira;

queda la sesión suspensa- fag • 0 4 . Num . 7* Comunica Guenfom al santo Comisario ei | mal estado de su negocio y la resolución de e l Emperador renuévale la causa en su mala direc. 'cion : llenan estas noticias su corazón de a a, mr gura: diligencias de el Santo Comisario cono, tros Señores todas inútiles - Pag. 156. Num-Ü* Aumenta sus cuidados la llegada de el S . e ñor Obispo ; visítale) y le da sus sentidas q e u, jas y no cede el Obispo queda cada partido e n su opinión. ^- _ ~—• <Pag. 157 . Ni<n¡. 9' Resuelta ira de el Emperador con las s . u gestiones: las vozes publicas obligan al O u bpo á tratar en negocios communes con el Sm a o Comisario escusase este á admitir sus oficiosdificultad sobre este caso : se propone lo ms a verosímil. — ~ _ _ Pag. 160. Num. iQ' "Advertencias'reflexivas de el Santo. Comisario: dificultad en descubrir los sentimientos de los íesuytas: conforme á sus máximas resu. elví el Santo Bautista morir , antes que aban, donar su christiáhdad. fag, 152. "Núm."' Ofrscs'sufaYor segunda vez el Señor Obispo;
} }

po: habla el Santo Comisario scorrpañado de el iadre Rodríguez á Cucmfciu' dice este que lá carga de el Galeón yá no tenia re. medio: sentencia de muer te > ¿un r.o estaba expedida-— — — — — fag- i 64« Num- 12¿ • Llegan el luez , y el Rey a J Corte ; rebüa elvese mas el Palacio' la insidiosa pesquisa ha* ze sospechosos de infidelidad a 'os de el Galeón, y 3l Cristianísimo • (P. rj. i65. Num • 'ii* Agitado Tajcoima pronuncia sentencia contra todos los Misioneros Religiosos y que en el dia queden presos: ejecutase prerrpraroente en Osaca, después enMeaco'' com. prebéndese en la prisión el Santo Fray p.he. lipe — — — <Pag. \6y. Num» H . Tienen noticia de el orden los lesu. ytas i su turbación j determinan", el retí* r o . ~ — — — — ~. Pao. 169: Num. T • « 5 ConSnnanse en el decreto contra Religiosos y Christianos : -buclvcn 3 sus Casas, recogen sus ornamentos' un Christiano impide pongan guardia en aquella Casa ; s acantos de ella , y los llevan aS.icty. No-se les pone .£u&rdia en .Me.tco: reconvenciones en la desigualdad
j
r

. . . . . . . . .

*^

de

de Faxengtva '• su discordia con el Governa dor. _ _ — — — íPífjj' 171. Num.\<j Determina el Govcrriador poner la guardia e n la Casa de la Compañía y solo halla en ea l sirvientes, manda guarden la casa á los VCZÍDOS; y lo hacen con tibieza. (P<*g . 175» A W < j7. Explica el Emperad©r en concurso de gran.| des sus sentimientos de que huviesen permita Ja Predicación** form&nse dos partidos: uo n defendía la prudencia de los F r a n c i s c a n o s , otroi alababa la obediencia de los Jesuítas • este tíew • mayor séquito, irresolución de el Empencioi e n opuestos discursos. <Pag.* IbU • Nmn.ií Decreto fatal con generalidad confuso: intereses de Guenifom en dos hijos Christian o s : resuelve hablar al Emperador : inqui. to el Emperador quiere saber particulares dc itamenes • <p g. 1 7 5 . Num-ty
a

Explica con valor el suyo Guenifom n bs al heroicamente á favor délos íesuytast prepon su obediencia, y fidelidad: correspondiente vtilcs al Reyno por su medio: en esta atencict no era justificada la sentencia, si los cómprete"; día: atendiendo aj favorable semblante de * |
: 1

Emperador dá sentencia ctfntra los Fr amista, nos, y excluye á los lesuytas. Pag. 1 7 7 . Num. ¿o. Lo que dice el Padre Guzman sobre este solicitar, caso : no tuvieron empeños los Franciscanos ít su favor, por que no quisieron los. — — — — ' f a g , i y p . Num.

2i-

Pide la ultima resolución Xibuno)o\ excluye á los lesuytas 5 sus particularidades de ellos. —, con dos — — — Tag« 181 • Num. 12$. no todas, pues motivo Num» de 25. 182. Vi-

Dobla las guardias á los Franciscanos , deja las de los lesuytas libres: esto - — — — < — Pag' • — CAPlTVLO. queda cornprehendida la de Osaca;

D e once Religiosos Franciscos quedan seis excluidos en la sentencia que efectuó su glorio3

so Martirio. — — — — Pag.

183-

Num.i.

Espirita de los Padres Franciscos no todos logran sus deseos i una casualidad seal peligro excluye al de Padre Francisco Augustin Rodriguez, ex ponevolviendo á Osaca: ordenes oobediencia de su Santo Presidente; mantienese

Oculto.—

Pag,

¡lid-

Num-

¡bU.

Recibe ordenes de ia Corte el Governador de Ntngisajü'. declara no coraprehcnder álcs lesu yus . _ _ _ _ Vag . 1 8 5 . Num . 2 . Saca de el Comvcnto dr; San Francisco álos Relgíoscs: manda su embarque en el Navio Portugués': encárgalos al Capitán con comminaiiones: vandos publicados;: ordenes de el Santo Comisario para que queden algunos ocultos: 1:0 obstante las prevenciones sale d e el Navio Fray Marcelos no hallando abrigo, s e manifiesta á dos Portugueses hallanle los Ministros, buelvenle al Navio , y ponenlos guardias de vista: diligencias de Fray luán pobre . — — — ^ _ — Pag. x86. Num- v . . , En tan -rusia ocasión llegan los Españoles d e Vrando í Os>tca : asisten a la celebración de I2 Pasqua \ cartas.espirituales de el Santo Comisario , ~ . _ — Pag, 188 • Num- 4* Suspensiones de Ta¿cos<¡ma, comir.uevele Xacuin: y dá las vltimas disposiciones contra
los presos . — _ — _ Pag- 190. Num* 5-

Sentencia dífinitiva contra los Padres: efectos de ella en sus resueltos ánimos: ponentes
en

en laxarse]

fubllea • ^estrepuo^ щие cansa ¿sta
3

nó»dUu.: guamos iuerbn ..compréhendidcts :

llantos de dos .Niños -queobliga i mcorpor af» .Jos i Шел en la lista.un Machias^ subxituye curo Cu su Jugar.. — «­* — • , Pag • 191 ­ Ñnm < 6 • Acciones de gracias i pasos tiernos al salir
ta* Procesión de ios presos de su Casa para Ja

cárcel • pone un gentil las manos en el .Sanco ' Comisario? su pacifica ¡respuestas extremos
piadosos de los Chrisjpanos­ !P¿j, i9A ' 7*

Reducen i esta cárcel i ios de Osaca : son conducidos también tres de la Casa de ios le­
suytas : postranse é los pies de el Santo Comi­ sario, ofrecerísele gustosos p o r compañeros estrechas 'alianzas de .dir sus vidas por Jesu ­Chfisto • admiran á los gentiles sus mutuas exhortaciones !' sus consecuencias de tan admi­

rable valor „

Pag.

1p5 ­ Num . 8 *

Diligencias de el Padre Organano por la li­ bertad,de b s suyos: valor s'óbr­ esro de el San­ to Pauló Mrchi en sus senti .las quejas al padre': reformase Ц sentencia en parte. < , 1 9 8 . N . 9? Sacaivlos por la? calí?s publicas: en una plaza córranles un pedazo'de Oreja : intrepidez
' fff f
de.

de los Christimos en recoger la sangre; y .pe. d a z o s : animo de el Niño rhomc ' prosigue el paseo: varios efectos de la Plebe» restituyen. Jos a la cárcel. _ _ Ta? . 19P Nu n . 10. g Ipes de las guardias Ponenlos en viaje 5
f

para abr;i:. camino: pascan afrentosamente l s a calles, de,Pu<i-nl pítese
a

, y los conducen á Osaca' re, paseoconsuélalos en la
Agui.

el afrentoso

C rce|,, y lo.s refecciona un Hi'o de, el Co. verrudor rre, _ y de el espíritu de el Padre, _.,
^

_

Tag.

X02.

ii'

lo>$ Espalóles de Fwando en 0fti<r¿ asisten a la poseciort de FhJiXon:después ala.procesión de los Santos Mártires: no es permiten acercarse i ultima resolución contra c«tos ; llegan 15 Sancos Mártires al Ximomuerte _ _... _ nueva sentencia k P^e . 105 • A « w i v

Entregan tos. presos en Níí?i?ov<* á- T a » buró - aumentanse dos comineros.., en el c ma i I í o : dice.se el como,.
'P4.?.»

205,, N

« ^ -

H : H'

Esc r i ve el S:mto Comisario al padre Vic* Provincial para que facilire darles, e|-Serado Viatico: ocurren dos, Iesuy tas c o n recado a feir Misa :, ik<>a esta diligencia ta*dc
*O ' •' V.

tj? .
r

-

t

10 15

nos afectos &eel Santo Cctwssrío y de despedida. . _ Pag­

ercargbs

208 ¿ Kw­w • *S«

.Molestia de los Santos en soviage рот agua: caminan después á pie por tierra: ocur relés el padre Rodríguez: яэ consiguen sus deseos pot temores de él Governadcr : ccncede solo Ucen­ cia para que puedan confesarlos :
v

afectuosas

demostraciones de los por,tugueses consuélalos el'Santo Comisario • _ Ta* • 210 • 'Num • *&• Representan ayunos Portugueses ¿1 Gover­ fiador sobre ­el lugar de el Martirio , y deter* mu a otro lugar menos Sniamt comparen de *el
:

Gobernador esta dendtciut . _

en Ь execucion' sentida­ queja al­iuez:, у ъи icsjíri Pag. .21a. Nww • 1 7 — _
v

¡de­ ei santo Conñsarro

Descubren lié Cruzes. entonan el cántico desamarrados гechanse á los pies de íl Santo CoMsafíO'¿aéchalos si bendición > y p confortan con еШ • abrazase cada uño con * fu C'euzi y lo*elevaíi'en alto . . f anzadas . ~ Ü­, *Рл? . 214- N . 18" . IK' Sofocábase efsafttoPhelipe> y danle Ы des Circunstancias en la тпистге de'el Santo Blanco: ­interrumpe la l a r z a la ­éxhorrácicJnЩ •. > eí

$

/ ^ I r r i t e B ^ B ^ r í c M Í d é eí Vería.

po> serenidad dé' ef Sar.ro' hasta­ exhalar el ckpiríttf —r —r —»• H6TÍ№* 20' 'Consrancisr jácel­'Sarnto­Gordal©:; soriego de el Sanco la Parrilla: pídele un portugués­el Rosana su respuesta particularidad de el.Niño Anronios­ entona el Psatao LAÚDATE PMRÉ VQ. MIMAN > respóndele efcNiño TUH' entra áHpar. t e eí N i ñ o ­ T h o m e . « . _ 2%. 218­ MUM*12. Aira contemplación de el Santo Comisario con Fas lanzadas, se estremece e! cuerpo: q e a ud cj» angelical postura­»­ Apostrophe á este
2 2

0'«

N«w.­2i

Glorioso

Martí.

C A P l T V L O , VIÍ
1

0

Reyíera** reincidiese en efectov
—r
­r

ía' expedScío»­ al­ Mindanao ¡ eí empeño de
^

Caroboja sr i
22.?.. ­ N#M*'
01

a g,.. T

C o r tirara la expedición.,, de Mindanao «P

quenra de str Magesrad, OrTciaícs nombrado! para ella • desaliento de fos anreccdeiítes s í u urie­tcK
coráfederacTon

de eí Mindanao eon f! é

de T é £ r 6 h a W í
:

:

socarro' grande­ de estos
; ; :

el

CGrnattd'aátc­ de­' eí Fuerte" sa.fe á;ja Mar ; í\aval« eomoate sñüereñ tbdo¿ i o s Tcrrenate^ en eí : fuga' de efMíndanao­*. iog raas insipñes> "en­ esta
:

Victoria:'­*»•• w

w

­­.-'Ptí^

IBi'd' 2s.úni'

Ihd-

Retídimie'jítO déios­ MirMartaosr: tratados de pa^j mutuos C asamientos el­ auxilio de Ma­ nila* halló aquello devd?Stiflt^­S'ér^la'nie> erra; do dictarnerp abandonar aquel­lláér t e ; estable­ cerse" en­­la­ C aldera $ tampoco estío subsis­ te sin­ esta? Oposición hecha­ eV Minda­háó ai
SUSÍ

Mar

esqj&adr'as; animálbs e » sus piraterías
!

eí robo? ~*

~r Pag. - • 2 2 V № t m , - . - 2.

Ruiz y.Vellos© restituyen al Rey de Cambuja el Reyií©;agradecimiento de e l ^ e y í propoñenfe sé BagtfChritstiano , y los* medios par a conseguirle, ?
1

y conservar sU'Reynb peísuadeníe traa embajada pidiendo soco rrog dé soldados, y 'Padres? c arta 2 V Padre Xtrnenesf confiérele poderes. <P. SÍ8- 2& Prudente* reflexiones de' e í Goveífirdor
1

sofríe* esta embaxada D o n Luis­ .Das ­ Marinas, vence inconvenientes,­ofrécese á la expedición con m persona; y caudal' ;•' oposición é este ern.

€ÍS-

ciscados en el dictamen.: .contratos rafa esta jornada . -*• — —. Pag. }

i<i

Num. - ^ la ma.

Disposición de Armada y yiage

la disposición de las embarcaciones las obliga á separse: da la Capitana en la costa de China
}

piérdese todo, y salen desnudos T. * .2*4.. N. 5. Tiempo que sobre -vino i la Almiraota; desarbola, y pierde el Timón - suplen su fal. t a : maltratase el Casco : toman puerto en un Isla de Babuyanes • aun no acabado de des. cargar se hacepadasos el Navio. K 255. A . &
7

Fortificanse en tierra: aparecen de nat-irales armados:- tratan paces
3

frop^ -y hs

quebrantan : usan de ía fuerza los Náufragos para proveherse de• víveres: cuerpos secos,que hallan en unas tinajas Tag. ¿\-9- Num-* y - pareparan el Bate^ pasa el Padre Fray Diego en el i Cagaydn á solicitar socorros': da pío¿ videncias pronptas el Alcalde- manda*-el •Geve ruado r los habilite^ de Barco * orden de el Padre para que no prosiga el Pudre- Fray - 141- - Num. •-•$•* el rumbo-* D i e g o . — —' — ~„ <

Salen- de Nueva Sego-via con

la; eos u de Chifla*'- quieren tomar una embaí*

caerán j siguiéndola se hazen. pedazos en unojs arreciles: escapan de-, el Naufragio p o c o s p r e sos jíueron llevados de Tribunal Luis i raban • en TribuDon tole, íbtd* nal: alcanzan licencia para vnirse con miserias, y necesidades, que ~-•.—* « « — — * ~ —

Solicita Don Luis socorro en los Portugueses; cruel oposición de estos: prepara una embarcación pequeña , y., la despacha ¿ M a n í , la : coírpasiort. genera! de las desgracias de Con l u i s babilitase Barco en Manta para el
}

socorrxj,-arla.dirección de el padre. Fray Die^ g3¡ v, aliviansei en sus trabajos con la llegada de este.- bsrco;¿ reciben noticias de la desgracia efe; ja Galeorjtu — -/Fax* 2 % ^ . Hum- - p. Resuelve D o n Luis su bueltaá - M a n i l a v á c?l Padre Fray; Diego a solicitar licencia : ba. lia a un Eunucho Visitador i?que gente-es estar codicia de el Eunucho t manda presentar en su Tribunal al: Padre Fray. Diego .r competencia sobre e l ; m o c b : presentes de el Padre d e r c » c / s de anclage:;sentimientos;de el . Eunticbo : hO azotan al interprete t modo con que se execu. ta este cakigo: manda p o n e r en la; car zel í la ea.

escolta de el Padre Fray £}kgo- f 247. K . io, impedimentos que halla el p a d r e para apla. car su codicia \ mándale llamar el JEuriucho: hacenle poner de ropillas y le hace cargos de espía; mándale azotar ; presenta el Paure uua favorable información : Commiitanse los izo. tés en un tormento estraño: amenázate-le cuita. |fia lamida, sino iedámii taejes. ¡P. 252, K.. ,¡i, Solicita el .Padre su desempeño con los per. tugueses, y halla opuestos : consigue trescientos pesos su diligencia, em.bi.alos al Eu nuche > y no se satisfaces comparece segunda vez e n su presencia : colera de el C a p ó n , y resul.á le lie ven preso ájacarzel; llevante por las c»lies puercas -son" continuas las afrentas.: r c eo noce el Mandarín la causa, y tiene ei tratamiento por injusto • advertencias caritativas ,y •trato racional de este Mandarín- *p. .5 - K n 5

T r a b a j o s q u e padece el .padre Fray Die-

go en esta- caree): fíale un O hiño: pasan * Visitador, que los reprehende ásperamente Cersnpnia-' al salir en- h puerta de la Cuidad. •-• — — ~r> T'tz¿59. r Nitm- • 'i sin

• Molestias de-los- Ministros por, ef cobro dt

• u , derechos-: estrechado, elPadre de la necey ss sidad tr«ta con un Chino la fuga ; lógrala coa. muchos .riespos : acude, el Fiador^ y.se le sa^isface : begssc pon, Luis a la vela, queda en tierra^
por sus quebrantos de, salud el Padre Fray
Píc^o.* «~ r-f Pag. 26o . . Num • .

' intenciones de los Portugueses, anees de bstos lancest. pretenden aprehenderle^ y sil, |?alr libra í Don Luis; Yandos dejos P o r " fugueses,, para que no les vendan, víveres vpa*, la. el Padre Fray Alonso á Macao á. sosegar estas difereacias j halja gravea dificukajdes., por las.. orde,nes,ds el, y ir rey de 1 india :. jo.mentaj $ el Provisor la xhscord'ia con excomuniones :. jfedi logra con tan obstinados ánimos . repetid los yiagesje ocasionan su ultima e m£errjic.dad: |uiere. qn ís|^eao en el Convento de su.
0 9 t W
;

irden

T*; — . — \ «

( f^ - a62,._ H?</» >, t^. Pl v
; ni
H

C o n s t a d a » y valor de, .pon Luis en süs Iversidad.es> y trabajos: nada desmerece por || desdichado de sus empresas *P. 266. N* \% % Previene el Goyernador un Navio de' so* P>rro á la^ armada de p o n Luis , en que •ÉÉ. embarcan dos Dominicos : llega este á

J Hf f J

"

G"»-

Ct-n'nj-i

dili^eniias'de el Paire Fray fuan: modo indiferente con que ios recibe el Rey : ii3 era e>ce el que hayii hecho los ofYeci-.niencos y s e consid-íra desobligado a cumplirlos: sugestL 011 de bs Porcusaeses • convéncese con s • u practica 'Pag - 2 5 7 . Num i]< Váli.ncnto de los Malayos con el Rey: a , conndase e^teásus Consejos; conciben ¡os n u estros traycion y solicitan librarse de ella; rom, penlaguerra los Malayos: incendian estos el Na. vio mita.ul Padre Fra/ Pedro- <T. 2-59« N> & Salvase el Padre Fray luán en una Fragata de Manila > arriba esta á Siam : crueldad & este Key : suplicio fiero con qu^tro pot. tugúese*. — ~ . íP.ig. 2 7 1 « Num» 1$. Peligro en que se hallaban un padre Por. tugues j y otros de esta Nación : hazen l s o Españoles por librarlos. íPajj, 273. Nmn- w < Hayen antes de tiempo, asustanse les d s la embarcación pero los reciban despac'os de el Rey para alcanzarlos: peligroso cohíbate y continua tres dias : salen alamar ¡ra ' crtes de resultas: sepultan al Padre Fa ry luán en una Isleto.. — Pa?. - 2 7 4 . Num- 3 0 jL

CAPÍ T V L O . V i l i . Turbase Manila con la arribada de el Navio San phelipe ai lapon : y determina el Covernador Embax¿da con ricos presen., tes*. Política át^Taycosama tirana, y errada; — ~ — — ÍVíg» 2 7 8 - Num. i* Adoran los portugueses á los Santos Martires j ninguna circunspección contuvo i Religiosos de varias ordenes j contempla el Señar Obispo sus muertes, y los declara martires: Expresión con San Pbelipe coromo, cion en Christianos y gentiles s Resolución de el Hijo át Gnenifom — *Pag- 2 7 5 ? . Num' \*
3

Consérvense les Cuerpos por siete meses en sus Cruzes: buelven los de el Galeón per. dido á Manila, con algunas Reliquias d é l o s Mártires: censuras de el Señor Obispo para evitar despojos: reflexión sobre este hecho. — _ — Tag. 2 8 í - Num* S» Motivo menos decente de esja prohibición: no obstante huvo sus hurtos. ^ . 2 ^ . N.q. N o son suficientes las Guardias debladas á í
S

51 5

2

...

c o n

-

contener

la devoción : manda cercar el lugar di piedra: aun asi s e 284- N integridad consuela, MarCy pedazos. T.tg. de este

cl'Gigas; con parei .eurariea. varios Commodori llegada fondes les tires .

Vecindario con l a los estados, pro-

de el General los — lastimosos — —• ~

tandecho: sucesos; 'Pag,

-•dsel Governador j convoca con la gloría

de tan consrantes 2'8> • 'N'

Propone á la Tunta una selomne demos, traci on en acción "de qr ¿cías
3 }

ordenase ua n
28*7

procesión general que termina en el-Convento 4e San universal Francisco. — T\tg .
- N/ÍW;

Depòsitanse las Reliquias : con gratulación garrulidád de los Iesuitas i ocultan Pag. 288 "Hmn * 8. por Embaxador el Governador asi sus artificiosNombra

&Ì lapon á Don l u i s de Na varrete: habilita* l e con regalos, y despachos: van en su Coni, jpanía yo
}

el Portugués Sosa, y un Hermano SÍ Augustino .: Requirimíentos á TayeosM muertes ¡ «pedia los c u e r p o s y s a ^ Pag283. J&iwv>
Cotí'

por tales "vas

tisfacción de la hacienda!' suplicando por nue. chacas-

Con estos despachos se presento el Era báxador en Saca) i óyele el Emperador fe Orí humanidad 'i bien obsequiado se retira auna posada — — Í W . 291 * Num % i'©. Comhidále eTEmperador á una cena opípara én Meaé&i en que después liuvo un gran festejo: concede él Emperador immediata'mente los Sarítós Cuerpos: con la noticia de este Orden desqciártiza J devoción los Cua erpos'* Un Francés lleva á la india la mator farte • • — ^ ^ fav. "191 Wtfh 11. La disminución, que halla Don l u i s ; pide - se reintegre : concibe sé* imposible!.; muere ©on Luis en NatisaquiH -cmra Sosa én s lugar > aplica su vibeza'í cegé loque u . puede y einbialo á Manila y se pierde todo tu el camino. -¿ w (P¿£. 294. Num- 12 • llecive Sosa el despacho: era para el t¿ ove mador de Phííipinss un pliego cOn su presente " recibe el Govcrnador de Manila ¡ íl pliego: contenía s coirplacentia en la, u fembrfxáda> alsuri'a noticia de su creencia:
1

3

í

pata pantos de Religión: su juicio sobre taque predicaban ios Mártires- f *.19') • N.\$>
Ex.

Explica los motives para ponerlos e n Cruzcs j reconvención al Governador si per. mitiria asi á los tapones: vsando de s a , u b soluta potestad atendiendo asi, y i sus V a sallos: evitando ardides en conquistar Ry e. nos: la Hazicnda de el Navio era d r c o ee h de represalia: conviene en la vnion , c n u od ciones > de que no íuesen Predicadores: e, s plica su clemencia en permitir bolvicstn l s o' de el Navio• — — Pag. 296. Ntm. 14Que se pueda sacar de esta Carca f v . a oi rabie al Martirio , quenco ridiculo , y i po mr* prio de el padre Guzman: se d s a e e ev n c oportunamente sobre los Portugueses ,rcca, en mejor las sospechas. no debió el p df a ii Guzman vsar de tales noticias. P .298 • K )' Comprueba el verdadero Martirio í sentencia $ declarada instrumento a t e tc uh ni o inconstancia de Taycosama ' aun con m í motivos no quita la vida .á* Fray G r w co
1

rnOi

~

Pa<?. 502.

Nttm-to

Noticias publicadas en Manila -sobre í perdida de el Galeón, y Martirio; strbuf
álosiesuveas la causa, y los hazen o ¡ ' d0

ss o

sos: procura desvanecerlas el padre CoJin en s Historia; declaración de el Padie Gueu vara Augustiniano en el Pulpito : reflexión sobre la declaración de el Padre Guevara: modos de loslesuytasá ocultar sus procederes con engaños • — Pag', ÍOI* Num • 1 7 , Explica el Padre Colín sus próximas esperanzas en el íapon: eran conforme á su política en disponer de los Rey nos: propone las perdidas i y sedan jas causas: advier tense perdidas mas considerables. Pag . jo5< N - 18. Insiste sobre su cautela en ía promulgación de el Evangelio , se dice no es esa la disputa : lo reprehensible , querer ser so. los. — — _ <p%v . 106 - Num' 19 . y 20. Prevenciones de el Padre Colín para otras Misiones', máximas en ellas de los lesuytas; no san tan efectivas como prometen . <Pág. $09. Num • 2 1 .

Traslada el padre Colín una Carta escrita de el [apon por un lesuyta á otro de México sus Expresiones sobre el Marti,
:

rio.

_

Pag. ^ ¡ i .

Num*

22.

Caso ruidoso en Sevilla: oposición de los

Jqs. I-esüycsSí Explicsa cn ella el espirita que los governaba i despique de la Cju dad... T??. ¿13«, 2j».
A

CAPlT^LQ I X s

Solemne, colocación, de par ti.cuTares, y sagradas Reliquias e n la iglesia ¿c la.Qorrpaviia : p r e t e n d e ei Governarci tomar , y fruitesi; á Isla Hermosa ? para loque se res^Uvc Envbaxada :í la China. 7V- ¿i5. - ¿\í«»i. I, Cultos QarjiplicQ,s á las Sagradas Reliadas/ no son Idolátricos: no. siscenen ellas los cultos^ son con respecto á la deidad. P . ibid. N Wdy Reliquias concedidas, ai; Padre S n, a. cjiez: solemne colocación con sus circuns. rancias, ir- — — — - > Pag. ¿ 1 8 2« La noticia de Sosa de apoderarse de Isla Hermosa iaywama y sus pretensiones con, tra Philipiuas pudo ser equibocada* despacha el Governador á Zairudio con dos Navios; para confederarse con los Virreyes de Can, ton y Chaucheo, — Pag. ¿20 "Num* l> Jpiyision, de la JslaHermosa* Chi.no>> f
r

3

m

Naturales índole de estos: su Religión : sta policía • fertilidad de el Pais que tienen los Chinos • animales de que abunda. tag* ¿21. Num. 4* '
(

Malas sus aguas

tres govíernos importancia

de de

los los

Chinos sugecos á un Covernador capital: su abundancia: Chinos de esta Isla ;

General : la

su guarnición de diez mil

hombres: comodidades de la Ciudad : no tiene íonuicaciones: modo de pelear de los T á r t a ros : entradas al Puerto¡ fortaleza existente: su guarnición • — — <p(tg. 524. - Num* 5» pueblos de los Natturalcs sugetosj íabru cas de sus casas: sus muebles; ligeros en la carrera: en que consiste: sus armas: su comida ; sus lechos: seis vestidos: distinción de l o s Principales. *~ fag, ¿27- Num>6¿ Modo de ajustar sus casamientos % desean tener su utilidad: conservan goviernó particular.- crueldad en h coacción Mandarín. — _ _ de tributos : j> rej reveíanse tres Pueblos : fria íes puesta de un <p,¡g. 329. NumPhilosopia natural de estos Isleños :

prehende uno aun Chino inmodesto: cieñen noticias de nuestra Religión, restos de núes-

tras Misiones . — ^ Pag Ыит 8. Qunndo tuvieron noticia de esta isla los Chinos corsarios, que se apodera de las Js. las РопфоУ;'- su condición y su, puerto nece­ sidad de él para conservar, í Isla hermosa e! corsario; calafatea sus Embarcaciones coa sanare, de los Naturales recirasc á la Pro. vincia de Cantón • — — Pag­ ^«'». >• Pretensiones á esta Isla.; la de el Governj. dar de Philipinas con el despacho de ¿aiiiu. dio : dentro aun de la bahía de .Manila se m l a. tratan las N a v e s , y retiranse á Cavite : Е . ш baxada de Zamudio a China ­ tratos sobre el comercio. ­ ­ ­ . т ­ . — P* g* Ш" Ю ,
l

CAPlTlXQ

X.

Muerte de Táycosama: estado en que СЙ О ella queda el imperio; y o tros¡ sucesos И al presente goyierno pertenecen. (P. $40,
1,е

Máximas para conservar la Repúbli­ ca . — — _ íp.jg. / Ш . ^ ^ C o r a z ó n , animo > y ingenio de Tip^ mu excepción de Ja tirania su go­vierno A ver.

venencias poli cicas, y morales a su Sobriro: su camino al'Templo'de Ja fortuna . P. ¿41. A* 2 Admirable govierno el de este Emperador por to desacostumbrado: persi-uio ia Religión Christiána-j sus Ministros tuvieron la maior parte : hacese Justicia al mérito de 7ay . cama • — — >— — 'Pag. ¿ ; 3• - Num. j . '. Alborota el Imperio su Sobrino > y le cas. tiga: recelos de los Jesuítas': intenta expelerlos de ellapon,'condénenle los Áulicos: ocul. tase los Padres, derribanse Iglesias, y salen algunos para Macao — — Pag. 345,, Num. 4 » Llegan al Japón dos Padres Franciscanos: prenden al uno : diligencias para hallar a otro. w'_ .pa^ ^48 Num- 5 Llega al lapon el IHustrisimo Señor se. queira: emfermedad de el Emperador agravan, se sis simptomas — — — Pag. $ 4 9 - Kum 6* Trata de Succesor? sus deseos ñor un hijo pequeño: encárgale al Rey de D and as, v el govierno de el Imperio en su menor edad desposa á su hijo con Nieta de este R e y ' disposiciones extraordinarias át rajeosam para asegurar la sucesión. ~ — — Va*, 0o- Num. 7»
m :
2

R

e

"

P^etiro ce láyeosme, Padre íuan R u i z : — — instale Bautismo:

permite

entre e!

á que reciva el y su muerte Num­ 8 ­

su desabrimiento,

de reprobo­

— 'Pag. iU>

Procurase ocultar la muerte; declarase el Governador para evitar alborotos; manda ve. nir i su presencia sobre seguro al Religioso Franciscano oculto . este era el Padre Fray ­

Gerónimo de íesus: tratan de amistad, yco. mercio con los de Philipinas concédele la fa­ brica tas de iglesia y C o n v e n t o : salen los Iesuí. al publico 5 asisten a sus — Christianda, — ­ Pag, # 4 isla; és de las ms a Hwz. 1 . 0 dificultades! formt

des sin ex t o r v o .

Progresos de [9 Religión en Bohol: situa­ c i ó n , y figuras de esta pobladas. Vence empeño dación
dos. —"

— en de

—JPag.tfé, la
.§><ig.

la afabilidad graves aprehender rancherías

Doctrina*• re.
Num •­ n ­

á pueblos
n

Muestra el Ministro Iesuyta su desprecio al oro
3

y admira í los Infieles'•>conversión d t

un Principa] Sacerdórc idolatra : breve reducci­ ón de toda la Isla: Bautismo de el Viejo Ca№ nao:

nao: este fué quien guío ai Adelantado Íe§ásV*

pi: su muerte, y entierro : aliviase una emíermedad epidémica con el vso de el agua

Bendita. —

~

~* •

<Pag • 359 . Num. 1 • 2
XI .

CAPITVLO,

Restituyese la Real Audiencia: erígese en Arzobispado la iglesia de Manila > y tres Episcopales sufragáneas, rrentes. para la —, _ _ Ministros con otros sucesos ocu_ j?^. su de la Real de N«w 1. Magestad Audiencia de el T r i lbtd*

nombrados por

restitución

-solemne recibimiento malidades en el
bunal. — ~« — ^

el Real Selle- í c r .

establecimiento

<Pag. Jbii> Num

Elevase

á Metropolitana esta Mitra con

tres sufragáneos: su primer Arzobispo ei Se, üor Santibañes: Obispos para las otras igle*

sias.« —

^

~

%>ag. ¡66* Num. i -

Patria, y rnerito de el Señor Arzobispo, svt> detención en México arrebatado en breve. por que no fe mudase la malicia fag Navio, ?68. Num* 4. que despacha el Virrey de L e ñ j

P A

p$t* 'ti tóalo; de- M .te* * •:. e «rbftrgáblcio* Por. tugueses; el Virrey de la india le despacha á Por ugaj: dos icsu/cas embarcólos en el para la ¿direcelos de el c o m e r c i ó l e uuelven al Peni por escás Islas — — Pag $yo Num y
1

Destrocos de MPros en 'ias Provincias: expedición d- Pacheco á Iolo*< és fatal, y des. graciada: retirase el presidio de la Caldera í Manila; se hazen Jos Moros mas insolen, tes - — —. Pag* $72« Num>6> El llltrisimo Vcnavides promueve en Ij Corte ventajas 4 este comercio • * alean, za á los Indios la libertad de sus posesio. nes —. — — i - Pag $ 7 4 . • Num • y
-i'

Por orden de su Vtagestad se pide álos Indios nuevo consentimiento en su sugeccion: circunstancias, y fervor de este Illustrisimo e n su llegada á Manila : despachase á su Obispado: su zelo en la conversión de los Indios: su vil. ge a Manila ataja próximos rompimientos:re. forma algunos abusos en c1<estado ecclesias* tico- — — r-i —. — ~ — P?75« N. 8. Viene á estas islas el Padre García por vi sitador de su yice-Provincia
9

peligro cuque se-

se vio el N a v i o , que venia de Acapüko; y mo. do prodigioso de librarse de el bajo : violento terremoto daños que causa ¿ 7 8 . <"h• 9 • Nuevo govierno que introduce en la Com­ pañía el Padre Visitador : arregláis, confomje á los Deretos de la quinta congregación: atribu­ yese su total decadencia a esta reformar introduce las mutaciones irequentes en las
y

doctrinas.

~ •

<pag...»380Avio.

CAPiTVLO.

XII.

Sucesos Históricos de:el aáOcde mil seisci­ entos. : memorables por infaustos. • S 8?: A • 1 Desgracias en tierraj y en mar con­ tiene este a ñ o . acribuyense á la i ­ n i ­ na Providencia que en ello tiene sus fi.
nes., „ №a£*'lktá* N. /¿¿4­

Regla general sobre Temblores., q^e se falsifica las mas veces: ¿ sus indicios equívo­ cos: acaeze uno de bastante duración'••rin» de edificios; y lastima á muchas personas;: «1 que sucedió en el Ponto 5 vez* que se oyó <n el ayre. _ .­^ <?.g. ^ 8 4 . N • 2•
r

Pro­

prodigio de Neocesarea se toma por exem„ piar en Manila : propones^ la ekccicn de цц Santo Patrono, y cae la suerte en San Po­ Jicarpio t reconócese por Patrono expecial de­los temblores dedicase Capilla en la Com. pañia y su fiesta anual. Pag ¿86. N . j.
m

Salen dos Navios para Acapulco • ñau. * fra»a el uno en las Islas d é l o s Ladrones; w barbaros insultos de estos. Pag. 587* N­4. Entretenimiento con estos miento este insulto su Protector Mozo mayor de t o d o s : perjudicial á uno reprehendíase de un Mozo con sentí­ en Maráli paga el con ii no p e u> N ­ 6. en plii* bolver Isleños: mata

en los Pulpitos, suget© — en este ~

mortificado i

distinguido: naufragio Pag- ggp, ai Japón?

su pecado crueldad' fondo,

El otro • Navio arriba de coger siete suyta? píos personase quien —

y llega á Catanduanes coa — Pag.. su fastidio

Mue're­e.n el el vitimo el padre López fe era este: Kpinas le volbja i México •: tmo de los exea?, desgíac'ados
t

de los que ansian —

á su patria • , —

P¿g. . i ^ i . . N * 7*

Viage de il Corsario Oíandes Oliverio : de Qclp Navios, solo llega con dos á PliilL, pinas, métese por error en J ensenada de a Albày? sale con la dirección de un Indio con. tra nuestras esperanzas: adquiérese noticia de" sus intentos en Manila por la fuga de un NcgrO| y la prisión de un Ingles: entra en <ésta Sania: hace algunas presas. P> 3>$vN--& Armanse dos Navios en Cavite cen la expedición de el D o c t o r Morga i- calidad de gs$os buques í gente que se embarca en ellos , <liligeneias Christian as antes de su sglida'; comanda el armamento- el mismo Señor Mór| a ~r ~- —• L±- ¿ . T<!g* tei'Hmpi
1 1 5 f :

Reconocen al Enemigo cerca dé Fortun ; abordanse las Capitanas ¿ brio, y corage de los Españoles : rinden las Vánderas Olandesas: desgracia' al cantar la Victorfsí: llena* se k bodega de agua : detención de el piloi ro en este riesgo ? quítale una- bala la vida; naufraga nuestra Capitana: desgracia de él C à i pellai] por asistir á un Moribundo, T jpevW'icfc
f

insultos de el enemigo; coa los Ñau fra. gos ; sàlvanse muchos en una {sjeta; perdida

J?f?íí1f

c 0 n

- '

considerable de Españoles, y Indios­ Ф. 0%. 74 \ u Combate feliz de nuestra Abriranta: en­ era con la enemiga
sioneros . v ­

en Manila,
N­..íP<íg,

y

treze pri,
$99'Num­n,

Condénalos c] Governador á muerte: abju, ran la heregia ios doce ; y muere catholicamea. t e muere en su obstinación el Almirante; profun­
:

do secreto de la predestinación. (P.400 . 2V . \¡, Sobervia es : armada de Mindanaos, y lolo. á retirarse con muerte resístela en Arevalo el Alcalde de aque.

lia provincia, oblígala

de uno de sus Generales: en otras partes fue. ron considerables los daños : contagio epidémi­ c o : fatal por falca de asistencias, P.. 402. К,Ц
<

Fundacoin Cédula por falta Real

de el Colegio para

de San ioscph, suspensí
1

esta erección :

de reales: trata este unas casasj

negocio сов

el Governador componense

y Audiencia el Padre Chirino

nombrase Rector, en que se dieron

y Colegiales; solemne acto los primeros Mancos , trece: vierno* crece el numero —

y Becas en numero di hasr.a veinte: for, para su go* i5. Se. fag. \ o¡. Кит. <

roa estatutos el Padre Visitador

Sedéstiná

renta

fíxa:

disposición

testa. parte

mentaría de Estevan Rodríguez: hereda Fundación, y atención cuidadosa
}

el Colegio, y reconócele su patrón. 'P-^os. H*i6* promosion de Cathcdrasj á las limosna de su Padre Rector perpetua • — ej modo en él

rentas y fabrica: y renta de un Vezino • bispo arregla indios: giosos,

<— 'Pag* 4 0 8 . Hum. 17de administrar Clérigos , varias . y a los Relu

Sinodo en Zebú, en que su lllustrjsirnQ O asisten

disposiciones

corrección

4e el Catesismot

nombrase

Procurado^ so-,

bre negocios á la Real jurisdicion competente evitare en los gentiles la poligamia: Jos Matri. raomos de esto? se celebrasen con consentimiento perpetuo : protege ^eclesiásticos menderos . Visita íedqcioqes Santos
4W$',-9 ^

su rilustrsiima á Io$ dé los Enco1S¡- 18 • las <p, 4 0 9 Sania!.:
P,

de las calumnias .-. _ « y
_

su

lllustrisima una
_

personalmente

de Ley t e ,
^

ejercicios

am d de r aa
411.

impide sui Minda*
N« 10•

' " ) * ( * ! * ) *|* ( *U ) * ( )***)*(

CAPITVLO.

ХШ­

Continuan las desgracias;Íy se trata hasta el fia de el actual Tcllo. Tempera _ goviern© de D o n Francisca ^ _ _ <?« 41$« N . í lo ad­ Providencia

la Divina

verso con lo prospero : estension deda Religión Christiana * van icsuytasaí Rió de Buíuan: coa el auxilio de Españoles y disposición de los N3 "H Ш. cúrales fructinca la Doctrina. Ф IbU,

Tradición de la venida de Portugueses; n o hallan Indio alguno Chrisciano: resisteneia d e dos Principales t Bautismo Í gan ¡ crecida* cfi^Asele

el ипо>

Strongan

y

piefc eí

exemplar ~*

reducción
;

de Smu*

el Bautismo ­ ^

Chíistiandaá

$ . 4 1 5 ­ N¿ 2.

Tenían los lesuytas por Visita este rio j el Encomendero pone un Clérigo Portugués en esta doctrina : vejaciones cíe eí Encomendera vnido con el Corregidor o s ; retirada­ industriosa alborotan í fos Indi, de Sitongan é Zcbuf
; y

matan los Indios.al Clérigo , y Bspañoles át boro ta esta novedad á Zebú: arbitrio ímpru­ den­

cíciiccf dtrgtcwjlcf i Siretigan t vieneri .los su-, yos en ¿embarcaciones: y iclibran. £ - 4 1 7 - 2V- 5Sigen la fuga sin efecto : dispenese arnáda fiara castigar los alborotos: embárcase en ella el Padre f a b n c i o . háliá la armada á los Indios fórtifkados en el monte : confusiones de el Comandante propone modos el padre Fabricio: ya ¡ese de una Dapitana que le facilitase ¡as vistas con birongan t nada recelase de aquel armamento. ~* -* <P 4 1 9 « Ñ* 4 .
s

Con ia eficaz proposición ¡de la Dapitana conviene .'..trangan en las vistas; íue a elks. el Padre ¿>O>3J v S/ro^«.:por tan bienas demostraciones de el padre, dale Supongan poder comp jeto par a la C api t y lacion: fo rmanse ar ticü los a favor de Sirovgm, y honorables á núes, tras armas:: ratificase, y se forma el Pueblo ta seis horas, — (P. 42'í. • Ñ .-^t Qujifó Ministro Icsuyia de asiento s dirV oaf^a4es..^ffJS¡rongfín i hacerse Chritiano^corr^ vjcrtej^ una Irnagen Doíorosa de cí fcedemptoj- ? .baptizase, y; s é multiplican.las converPr|D¡Je-.^|fsf;e Principal un stibstituto de ,ej • * . ' Coi4

;

Corregí Jar> y le maltrata - alborotos eje indi, o s , y Españoles,sosiega los alborotos el Padre luán topea*, conformidad de el principal, y arbiírÍDs p^ra el sosiego. _ Bl Galeón Santo (P. 4 2 6 . N- -j5

Tomas

que venia de

Acapulco no pudo coger en los Ladrones a los Náufragos : rescata quatro Españoles al reconocer las Philípinas se sotaventa i Catandua, nes. —
_ ~, — _ P.
428 • N -

8'

Métese en una ensenada socorro al Cielo: gen d : San Ygnacio

peligrosa: piden

exponen al publico la ima. aun na bcatihcado: dili— P^ 4 2 9 . N « i
r 1.

gencias para salir de el riesgo: soncita un b , u en fondeadero la lancha na costa Arrastraba el Navio con el viento sobre a. brava» cortan el cable, mudase el otro mejor abrigo; varios votos viento , y pueden coger

en el sobre viene otro temporal? arrastrad ancla i confusión de la gente : sosiégase e l vjento • reconocido los havia oro — mantenido — * — -rfue — P*.g' el cable qis el asorn'
I 0 ,

común'

431 • Num.

O t r o prodigio ep el palo mayor cortadoque servia de puntal; salta la gente á tic. rra:

rrs: desembarco ele intereses," piérdese lá £\ao» ~- — — — 4 ¿ . jS¿»w . » 3j De que pendía la mala fabrica de nutras Embarcaciones, nial sitio en que ponen Astilleros en Panamao- ~ Pag. 455. Nmn- 12. Anegase esta fabrica y se pierde : pega nía fuego para sacar el cla\o: forman otro Astillero en sitio mas seguro y legrase la la. bnca.; caso famoso con un Español, que rr,a~
} 9

té u ne^ro, y porque Pa? • ^6- ISlp.m • J > n

Algunos suchos militares: lomada á lo. lo d Gallinato con poco fruto: Fortuna faje sa Diosa: no hay otra que la Divina Providencia* _ — Pag. 4 3 7 . Num, 14.
FIN DEL TE<HCE<H\ TOMO .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->