Está en la página 1de 2

Pronombre LE segunda parte.

El Instituto Cervantes en un Idioma sin Fronteras.


Abrimos ya este tiempo semanal dedicado a la lengua española, en el que nos visita el
Filólogo e Investigador del Consejo Superior Investigaciones Científicas Leonardo Gómez
Torrego, bienvenido Leonardo, muchas gracias, bien hallada Isabel, nos habías prometido
un leísmo para empezar.

Si, el otro día apuntábamos ya lo que íbamos a comentar hoy, hablábamos de un editorial
del periódico que decía así, “Los laboristas temen que los electores les castiguen en
las urnas”, ya avisábamos del hecho de que en este caso lo correcto hubiera sido
decir,”Los castiguen en las urnas”, no LES sino LOS.
Todo el mundo se defiende diciendo que está permitido.
No, vamos a ver si aclaramos esta situación del LEÍSMO que se da sobre do en España,
hay algunas zonas de América donde también aparece pero es típicamente español y de
zonas del centro peninsular, zonas del norte, está más extendido que el LAÍSMO en la
península pero aún así es minoritario. ¿Qué es LEÍSMO? El LEÍSMO no es nada más que
el empleo de “LE” por “LO” en los complementos directos, de modo que si yo digo:
“Castigaron al niño” debería decir “Lo castigaron” ¿Por qué? Porque es complemento
directo, y sabemos que es complemento directo porque yo puedo decir “El niño fue
castigado”, como en este caso podríamos decir,”Temen ser castigados en las urnas
por los electores”, admite la pasiva, por lo tanto es complemento directo. Si es
complemento directo, LO, LA si es femenino, LOS masculino plural, LAS femenino plural,
esos son los pronombres del complemento directo los etimológicos que vienen del Latín,
entonces, bueno, aquí en España tenemos un uso de "LE” por “LO”, de LEÍSMO, que
está permitido académicamente sin duda porque tiene mucha tradición en España, sin
duda porque lo emplearon también escritores gran nombre o renombre verdad como
Lope de Vega, Cervantes, Calderón, etc., Delíbes en nuestros días, bueno, Delíbes es
“LAISTA” además, cosa que no admite la academia, es “LAISTA”, pero “LEISTAS” ha
habido muchos y grandes escritores a lo largo de la historia del español, incluso desde la
edad media en la península. Entonces que quiere eso decir, que la Real Academia admite
“Le” por “Lo” pero o admite sólo en singular, “Castigaron al niño”, “Lo castigaron”, si
decimos “Le castigaron”, es un LEÍSMO pero está admitido, se considera correcto, esto
que quede claro, ahora, que pasa si es en plural, pues en plural lo condena la Real
Academia Española, lo sigue condenando, yo pensaba que en el Diccionario
Panhispánico de dudas se iba a tener ya pues una especie de indulgencia para este uso
del “LEÍSMO” en plural porque por analogía la gente e dice “Le castigaron” cuando es
plural dice “Les castigaron” por mera analogía verdad, bueno pues la academia sigue
sin aceptar el “LEÍSMO”, el “LE” por “LO” referido a personas en plural, personas
masculinas en plural.
¿Da alguna razón la academia para aceptar?
No da la razón pero se entiende más o menos, nosotros que buceamos verdad en el
sistema del español, entendemos porque la Academia de momento, todavía se niega a
aceptar, yo creo que terminará aceptandolo, pero se niega, y es que mientras que “LE”
por “LO” tiene digamos una justificación, fue mucho más usado históricamente que
“LES” por “LOS”, mucho más, gente que o escritores que empleaban “LE” por “LO” no
empleaba nunca “LES” por “LOS”, sino que empleaba solamente “LOS”, de modo que
es una razón de tipo histórico. Pero hay otra razón de tipo intrasistemático de dentro del
sistema y es que fíjate Isabel y fíjense todos nuestros oyentes, en que en singular
tenemos tres elementos, masculino, femenino y neutro, hay un “LE” masculino, hay un
“LA” femenino y hay un “LO” neutro, entonces podría entrar en conflicto alguna vez el
“LO” masculino con el “LO” neutro y esa es la razón por la que muchas personas, sobre
todo en Castilla tienden a decir “LE” en lugar de “LO”, para no confundirlo con el “LO”
neutro, como en plural no hay ningún elemento neutro, solamente tenemos las formas
“LOS” masculino y “LAS” femenino, no hay ninguna otra forma que sea neutra en plural,
parece que el conflicto ese de confundirlo con “LES” no existe, por eso se dice, en plural
digamos “LOS” porque nunca lo vamos a confundir con un elemento neutro, no existe,
mientras que en singular vamos a permitir que se diga “LE” por “LO” porque sino podría
entenderse en algunos contextos que se trata del “LO” neutro frente al “LO” masculino
etc., de modo que hay una razón digamos, dentro del sistema, además de la razón
histórica que he apuntado.

Incluso hay gente que cree que se puede utilizar “LE”, o sea que se puede ser “LEISTA”
si se refiere a personas pero nunca si se refiere a cosas, o sea se hacen todo tipo de…

Si voy a aclararlo, el “LEISMO” está permitido sólo cuando se refiere a personas,


digamos que también a animales si los personificamos verdad, pero nunca cuando se
refiere a cosas, por ejemplo, “Lance el balón”, nunca podríamos decir “Le lancé”, sino
“Lo lancé”, cuando son cosas siempre “LO”. También puede haber ese conflicto verdad
entre “LO” para cosa “LE” para persona, querer diferenciar puede ser una de las
razones por las que en singular el LEISMO está permitido cuando se refiere a personas
porque cuando parece que decimos “LE” estamos apuntando a un varón, cuando
decimos “LO” estamos apuntando a una cosa o a un elemento neutro como puede ser
una oración entera, de modo que en singular si hay motivos por lo que las Academias
pueden decir “Bueno pues admitamos ese “LE” por “LO””, pero en plural no existe ese
conflicto, como he dicho antes, de modo que en plural siempre “LOS” se refiera a cosas o
se refiera a personas, “Lancé los balones” “Los lancé”, “Castigue a los niños” “Los
castigue”, quien diga “Les castigué”, aunque sean personas, comete o incurre en una
incorrección al menos de momento que no permite la Academia, por eso digo, que al
menos de momento, quizá en ediciones posteriores del Diccionario Panhispánico de
dudas, alguna vez en consideración a esa analogía con el singular “LE” pues puedan
decir “Bueno pues se admite también la forma “LES” referido a personas”, no está
permitido, como tampoco está permitido y conviene decirlo el uso de “LE” por “LA” es
decir el uso de “LE” masculino por un “LA” femenino, hay muchas personas que lo
hacen, dicen “A María le castigaron”, no señor es “La castigaron” de modo que “LE”
por “LO” si está permitido pero “LE” por “LA” nunca, decir “A María le castigaron” es
una incorrección grave porque María y por tanto “LA” es complemento directo “LE” es la
forma auténtica de complemento indirecto, si en lugar de decir “A María la castigaron”,
quiero decir “A María le impusieron un castigo”, ahí estaría muy bien “LE” porque
ahora el complemento directo es “Un castigo” y por tanto la persona pasa a ser indirecto
“A María le impusieron un castigo” pero “A María la castigaron”, de modo que
tengamos muy claro que es esto del “LEISMO”, cuando es correcto y cuando no lo es, y
no hemos hablado del LAISMO, que nos llevaría muy lejos, pero cualquier otro día porque
también aparecen en la prensa de vez en cuando.
Además seguiremos viendo titulares en los periódicos llenos de LEISMO, LOISMO,
LAISMO.
Seguro, sobre todo en periódicos de Madrid donde no sólo el LEISMO sino también el
LAISMO está bastante arraigado.
Leonardo hasta la semana que viene.
Adiós.