P. 1
5_Administración y Preparación de Medicamentos

5_Administración y Preparación de Medicamentos

4.5

|Views: 20.231|Likes:
Publicado porAxoncomunicacion

More info:

Published by: Axoncomunicacion on Sep 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

pdf

text

original

 .

procedimientos

clínicos

Administración y preparación de medicamentos: Principios generales
los medicamentos deben ser administrados por una vía determinada para que ejerzan correctamente su acción. Existen varias vías de administración: la oral, sublingual, bucal, tópica, transdérmica, inhalación, instilación ocular, rectal, vaginal o parenteral (subcutánea, intramuscular, intravenosa). El término parenteral hace referencia a una vía de administración de los fármacos en la que es necesario atravesar una o más capas de piel con una inyección. dentro de la vía parenteral, la vía intravenosa o endovenosa permite la introducción directa del fármaco en la circulación sanguínea por lo que el medicamento actúa rápidamente. Es la más usada cuando nos encontramos en una situación de urgencia.

7 En general, independientemente de la vía de administración que se escoja, cuando administramos un fármaco debemos cumplir una serie de pasos y actuar de manera ordenada y sistemática: • • • • • Preparar el material necesario. Preparar al paciente. Preparar el medicamento. Elegir el lugar de inyección. Administrar el medicamento.

La preparación del material y la del medicamento, salvo algunas particularidades, suelen ser comunes en todos los tipos de administración parenteral. La elección del lugar de inyección y la administración del medicamento son más específicos de cada vía. nistración de suero o medicamentos hay que rasurar el pelo del animal en la zona de aplicación. Normalmente los sitios de elección serán la vena cefálica, la vena safena o la vena yugular. El antiséptico más recomendable es el alcohol etílico al 70%. Su eficacia es del 90% si se deja dos minutos, mientras que si se hace una friega rápida es del 75%. En caso de no disponer de alcohol se puede usar En general necesitaremos tener un antiséptico para desinfectar la zona a pinchar, jeringuillas, agujas, catéter, gasas, guantes y, si la vía es la intravenosa, se añadirán una peladora, el equipo de perfusión, un compresor o torniquete, un tapón para el catéter y esparadrapo. Todo el material debería ser desechable y aquél que precise estar estéril debe de venir envasado adecuadamente. Las jeringuillas poseen tres partes: un cono para conectar la aguja, un Cuando haya que usar la vía intravenosa puede ser necesario tener que preparar a nuestro paciente. Si hay que poner un catéter para la admicuerpo milimetrado con una lengüeta de apoyo y un émbolo con otra
Cuerpo milimetrado

Preparación del material necesario para la administración inyectable de los medicamentos

otro antiséptico (povidona yodada o clorhexidina, por ejemplo), aunque siempre es mejor utilizar un antiséptico incoloro, ya que ello nos permitirá observar con mayor facilidad cualquier posible complicación (eritemas –enrojecimiento de la piel-, sangrado, etc.). La limpieza del sitio de inyección con alcohol favorece además una mejor identificación de la vena.

la preparación del material y la del medicamento, salvo algunas particularidades, suelen ser comunes en todos los tipos de administración parenteral

Lengüeta de apoyo

Émbolo

Lengüeta de apoyo

Cono para la aguja

8

Existen jeringas de diferentes capacidades: 1, 2, 5, 10, 20 y 50 ml, siendo la cantidad de fármaco que hemos de administrar la que determinará la que debemos escoger. Las agujas están formadas por un cono y por una parte metálica. Una vez extraídas del envase, se deben de seguir conservando estériles tanto la parte metálica como la parte del cono de la aguja que conecta con el cono de la jeringuilla. A la hora de preparar el material se debe de tener en cuenta que podemos precisar dos agujas: una para cargar el medicamento en la jeringuilla y otra para administrarlo. No se aconseja administrar el fármaco con la misma aguja con la que se carga la medicación ya que: • Al haber más manipulación es más probable que se pierda la esterilidad. • Al realizar el procedimiento de carga la aguja se puede despuntar con lo que, si empleamos esa misma aguja para administrar el medicamento, la técnica va a ser más dolorosa para el animal.

lengüeta de apoyo. Una vez extraída la jeringuilla de su envase, debemos de seguir conservando la esterilidad del cono y del émbolo (de éste solo se debe de tocar la lengüeta a la hora de manipularlo).
Cámara trasera Funda protectora

Cono Catéter Cámara Legüeta de conexión de apoyo del catéter trasera

Fiador

Cono

Parte metálica

Cámara Legüeta trasera de apoyo

Fiador

Cono de conexión del catéter

Catéter

procedimientos clínicos.9
Con respecto a las partes de la aguja, es interesante recordar que: La parte metálica va a variar según la vía a emplear, de tal modo que para cada caso se debe de utilizar un calibre, una longitud y un bisel adecuado: • El calibre se refiere al diámetro de la aguja, el cual viene medido en “números G”: a mayor calibre, menor “número G”. • La longitud variará según el número de capas de tejido a atravesar: a mayor número de capas, mayor longitud de la aguja. Nuestra elección también estará condicionada por el tipo de paciente a tratar: gato, cachorro, perro grande o pequeño, etc. • El bisel nos habla del ángulo de la punta de la aguja, que es el que va a determinar el tipo de corte que se producirá en el momento en el que se atraviese la piel o la mucosa. El bisel puede ser largo (la aguja es más puntiaguda), medio o corto (la aguja es menos puntiaguda, con un ángulo de 45º). El cono de la aguja puede ser de diferentes colores y en general aunque no siempre cada color es indicativo de un calibre. Aunque existe una cierta uniformidad entre las diferentes marcas (el cono de la aguja intravenosa suele ser amarillo, el de la intramuscular suele ser verde o azul, etc.), a la hora de escoger la aguja no debemos fijarnos sólo en el color del cono, pues ello puede inducir a error. • Las ampollas constituyen un sistema cerrado que, una vez roto el cuello, pasan a ser un sistema abierto. Se puede aspirar el líquido fácilmente a través de la abertura que hemos creado. • Los viales constituyen un sistema cerrado por lo que, para poder extraer sin dificultad su contenido, se debe inyectar previamente en su interior un volumen de aire igual al volumen de la sustancia que albergan y que queremos extraer. • Las ampollas se caracterizan por tener un cuello largo que presenta una constricción en su base, mientras que los viales tienen un cuello corto cubierto por un tapón de plástico duro que está forrado externamente por un metal. 1. Los medicamentos inyectables pueden encontrarse dentro de dos tipos de recipientes de cristal, las ampollas o los viales:

Preparación del medicamento inyectable a administrar:
Antes de realizar cualquier procedimiento hay que lavarse las manos. Por otro lado, a la hora de cargar cualquier medicamento en una jeringuilla hay que tener en cuenta varios aspectos:

los conos de las agujas son de diferentes colores y generalmente cada color está relacionado con un calibre

10

tipos de agujas más empleadas Vía intradérmica subcutánea e intramuscular intramuscular intravenosa y subcutánea Tipo de sustancia Fluida Fluida oleosas oleosas Longitud 0.50 x 16 mm 0.60 x 25 mm 0.80 x 40 mm 0.90 x 25 mm 1.2 x 40 mm Calibre 25 g 2 g 21g 20 g 18 g Color del cono naranja azul verde amarillo rosa

no se suele usar con no se suele usar con pequeños animales pequeños animales

2. La medicación puede venir presentada para administrarla directamente o mezclándola previamente con un disolvente. Así la encontraremos en forma líquida o en polvo. Cuando haya que mezclar el fármaco con un disolvente trabajaremos con dos recipientes: uno que contiene el fármaco y otro que contiene el disolvente.

la medicación puede venir presentada para administrarla directamente o para que sea mezclada con un disolvente

procedimientos clínicos.11
Por otro lado, debemos de tener en cuenta que: • Hay que leer siempre las instrucciones. Así sabremos cómo se debe realizar la mezcla, la cantidad de disolvente que se precisa, si se puede desechar o no parte de éste, cuál es su composición (a veces pueden contener parte del principio activo o un anestésico local), etc. • Los pasos para conseguir la mezcla son, por este orden: primero, cargar el disolvente en la jeringuilla, segundo, introducir la cantidad de disolvente indicada en el recipiente que contiene el fármaco, tercero, homogeneizar la solución si es necesario (en muchos casos se homogeiniza espontáneamente al mezclar ambos productos) y último cargar la solución nuevamente en la jeringuilla. • Para conseguir una solución homogénea nunca agitaremos la mezcla pues, además de formarse espuma, se pueden producir alteraciones en el fármaco. Lo que se debe hacer es rotar el recipiente (normalmente es un vial) entre las palmas de las manos para homogeneizarlo. • Golpearemos la jeringa con un dedo para favorecer que asciendan las burbujas de aire que se puedan haber aspirado. • Tiraremos levemente del émbolo para que si queda algo de líquido en la aguja éste caiga al cuerpo de la jeringuilla. • Empujaremos suavemente el émbolo hacia arriba para expulsar el aire, procurando que no se pierda nada del líquido. • Ya tenemos la medicación cargada. • Una vez cargada toda la medicación, sacaremos la aguja de la ampolla. Sostendremos la jeringa con la aguja apuntando hacia arriba para que el líquido se asiente en el fondo de la primera.

cogeremos la ampolla con una mano y con los dedos pulgar e índice de la otra romperemos el cuello de la ampolla en dirección opuesta a nosotros

Cogeremos la ampolla con una mano y con los dedos pulgar e índice de la otra romperemos el cuello de la ampolla en dirección opuesta a nosotros.

Cogeremos la jeringa que previamente habremos preparado con la aguja de carga e insertaremos ésta en el centro de la boca de la ampolla.

Inclinaremos ligeramente la ampolla y aspiraremos el medicamento con la jeringa.

¿cómo deberíamos cargar en una jeringuilla un medicamento inyectable a partir de una ampolla?
El procedimiento para cargar un medicamento a partir de una ampolla es simple pero tiene algunos trucos: • Para empezar cogeremos la ampolla y golpearemos suavemente su parte superior con un dedo, así todo el contenido pasará a la parte inferior del recipiente.

12

Pasos para cargar en una jeringuilla un medicamento inyectable a partir de un vial
1. Conectaremos la aguja de carga a la jeringa elegida 2. Opcionalmente podemos cargar la jeringa con un volumen de aire equivalente al volumen de sustancia que vayamos a extraer. 3. Retiraremos la tapa metálica del vial 4. Insertaremos la aguja por el centro del tapón, que es la zona más delgada y más fácil de penetrar, e inyectaremos el aire que podemos haber cargado en el vial sin dejar que el émbolo se retraiga. 5. Intentaremos que el bisel de la aguja quede por encima de la medicación, sin introducirse en ella, para evitar la formación de burbujas y facilitar la extracción posterior del líquido. 6. Cogeremos el vial con una mano a la vez que con la otra sujetaremos firmemente la jeringa y el émbolo. 7. Invertiremos el vial. Mantendremos la aguja en la misma posición: ahora, al haber invertido el vial, quedará cubierta por el líquido con lo que evitaremos la aspiración de aire.

8. Permitiremos que la presión positiva del aire introducido llene poco a poco la jeringa con el medicamento (la presión impulsará el líquido hacia la jeringuilla y desplazará el émbolo). Tiraremos un poco del émbolo si es necesario. 9. Desinsertaremos la aguja del tapón del vial. A veces la presión existente en éste puede hacer que al realizar esta maniobra salga algo de líquido y nos salpique. Para evitarlo, tendremos la precaución de volver a colocar el vial en su posición original (recuerde que para extraer la medicación lo había invertido). 10. Si lo que ha extraído es la medicación, aquí ha acabado el procedimiento de carga. Si lo que ha extraído es el disolvente y ahora hay que introducirlo en el vial de la medicación, actuaremos siguiendo los pasos que se han detallado hasta ahora. La única diferencia es que no habrá que cargar la jeringuilla con aire, pues ya la tendremos cargada con el disolvente.

para cargar la jeringa a partir de un vial podemos aspirar un volumen de aire equivalente al volumen de sustancia que vayamos a extraer

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->