P. 1
3_Enfermedades de Los Anfibios

3_Enfermedades de Los Anfibios

5.0

|Views: 2.067|Likes:
Publicado porAxoncomunicacion

More info:

Published by: Axoncomunicacion on Sep 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

pdf

text

original

38 .

exóticos

Las enfermedades de los anfibios
Jordi Grífols Ronda, LV MS Ferran Bargalló Saumell, LV Albert Martínez-Silvestre, LV MS Zoològic Badalona Veterinària. Telèfon: 933885354. zbv@hzb.es

la mayoría de las enfermedades en anfibios aparecen como consecuencia de algún error o fallo en los sistemas de mantenimiento del habitáculo. es muy extraño observar anfibios enfermos en libertad. al igual que en la patología de los reptiles, la enfermedad está estrechamente ligada a la cautividad. las causas principales son el estrés, heridas, traumas físicos, competición por la comida, cambios en el PH del agua, variaciones térmicas, sustancias irritantes en el ambiente, superpoblación, falta de higiene, fallos en los sistemas de filtración, etc... todas estas causas provocan una deplección de la actividad immune y pueden predisponer a sufrir enfermedades. cuando las condiciones ambientales están por debajo de sus valores óptimos, los agentes patógenos causan serios problemas.

3 Una observación adecuada y estricta del animal y su ambiente es necesaria para asegurar su correcto y sano mantenimiento. Cuando el animal se observa enfermo o extraño, debe procederse a un examen clínico detallado. La atención veterinaria especializada cobra entonces una gran importancia.

Infecciones bacterianas
Los anfibios cautivos viven en ambientes ricos en bacterias. Organismos como Aeromonas sp, Pseudomonas sp, Citrobacter sp, Proteus sp, Salmonella sp, otras bacterias y clamidias pueden causar enfermedades localizadas o septicemias en función del estado de defensas del anfibio. Los signos clínicos que se observan no son casi nunca específicos de una enfermedad y por tanto deben realizarse pruebas laboratoriales para descartar el agente causal. De entre los síntomas más comunes podemos destacar los siguientes: erosiones cutáneas, pequeñas hemorragias cutáneas, congestión de las patas y áreas ventrales del cuerpo, anorexia, hinchazón del abdomen o de las patas o adelgazamiento. En enfermedades bacterianas crónicas se observa infecciones oculares, afección del sistema nervioso central o mudas incorrectas de la piel y cambios de coloración. La enfermedad conocida como “Red leg” o “síndrome de la pata roja” está causada normalmente por un agente bacteriano (Aeromonas hydrophila) que puede estar acompañado de otros según la gravedad de la infección y el grado de contaminación del ambiente donde se mueva el animal. Los principales síntomas son una alteración de las zonas ventrales del animal y de las patas, enrojeciéndose a causa del incremento en riego sanguíneo. Esta infección suele presentarse posteriormente a un período de estrés intenso como una exportación o cambio de hábitat. Otros agentes como Flavobacterium indologenes causan también una enfermedad parecida pero

Los signos clínicos que se observan no son casi nunca específicos de una enfermedad y por tanto deben realizarse pruebas laboratoriales para descartar el agente causal 

0

además de los síntomas antes explicados provocan infección de los globos oculares con afección de la cornea. El tratamiento de esta infección dependerá del correcto diagnóstico del agente bacteriano. Las infecciones por Mycobacterias (agentes relacionados con los causantes de la tuberculosis en mamíferos) no son extrañas en anfibios. Esta enfermedad se diagnostica poco en estos animales debido a que no se le presta la atención necesaria y también a que su correcta identificación necesita sistemas laboratoriales que casi nunca se utilizan en anfibios. Los agentes causales de esta enfermedad son M. marinum, M. xenopi y M. fortuitum. Hasta el momento no existe la certeza de que esta enfermedad sea muy contagiosa entre anfibios contrariamente a lo que ocurre en reptiles, aves o mamíferos. Nuevamente, los animales afectados han de tener un período previo de disminución de sus defensas. Los síntomas se observan a nivel cutáneo como pe-

El diagnóstico definitivo en enfermedades infecciosas de anfibios solo puede realizarse mediante cultivos y aislamientos del agente causal o cortes histopatológicos y/o muestras para citologia de los tejidos lesionados

queños nódulos que producen ulceraciones y que al abrirse al exterior se contaminan con otras bacterias, agravándose el cuadro inicial. La afección cutánea extensa de esta y otras enfermedades en anfibios les provoca una incapacidad para el intercambio gaseoso a nivel de la piel o la regulación osmótica cuando están sumergidos. Esto acaba generalmente con la vida del animal. Uno de los síntomas más claros de las enfermedades cutáneas en anfibios es la deshidratación y pérdida lenta de peso. El diagnóstico definitivo en enfermedades infecciosas de anfibios solo puede realizarse mediante cultivos y aislamientos del agente

exóticos.1 Tratamientos
En la mayoría de enfermedades de causa bacteriana o fúngica el tratamiento consiste en aislar los animales enfermos del resto del grupo, separándolos en un terrario dedicado a ellos. Siempre se debe aplicar una terapia antibiótica en función de los cultivos realizados. Los resultados que se obtengan in vitro deben ser siempre asegurados antes de implantar la antibioterapia. La fisiología de los anfibios es aun un campo poco conocido y el uso incontrolado de antibióticos puede perjudicar seriamente su salud. Mientras se tratan los animales afectados se ha de tratar también el ambiente. La limpieza y desinfección del terrario es un factor de suma importancia. Si existen otros anfibios con riesgo de contagio de la enfermedad pero sin manifestar signos aparentes, ese grupo puede ser tratado de modo profiláctico con un incremento de la causal o cortes histopatológicos y/o muestras para citologia de los tejidos lesionados. Es siempre aconsejable tomar también muestras del ambiente donde vive el anfibio (suelo, agua, plantas, etc...) para someterlas a pruebas laboratoriales e identificar posibles causas de enfermedad. Rana de unas africana, comúnmente utilizada como animal de laboratorio , en investigación de enfermedades. salinidad del agua a un 0.4 a 0.5 % de sal. El uso profiláctico de antibió-

Enfermedades fúngicas
Los factores que predisponen a una infección fúngica en anfibios son una depresión del sistema inmune unida a una degradación de la calidad del agua o ambiente donde éste vive. Las más frecuentes son micosis superficiales que forman nódulos cutáneos y están causadas por hongos como Mucor, Basidiobolus, u otros. Estas lesiones externas fácilmente se contaminan con bacterias que complican el cuadro clínico. Algunas veces se presentan enfermedades internas causadas por otros tipos de hongos como Cladosporium. El diagnóstico definitivo se realiza mediante el raspado y cultivo del hongo así como la citologia o biopsia de las áreas afectadas. Imagen de necropsías en rana común, se aprecia inflamación intestinal por intoxicación en el ejemplar de la derecha. 

2

ciente exposición a luz ultravioleta pueden provocar enfermedades óseas deformantes de las extremidades. Otros signos de la enfermedad metabólica de los huesos en anfibios son la aparición de espasmos después de la realización de ejercicio, abdómen péndulo, mandíbulas blandas y caidas así como fisuras óseas apreciables mediante radiografias. Otros problemas dietéticos frecuentes son el exceso de vitamina A a causa de dietas demasiado ricas en hígado o la carencia de vitamina B a causa de alimentación con pescado congelado o pretratado, que causa parálisis y apatía en los anfibios. También se ha observado que la carencia de yodo en el agua o la existencia de sustancias bociógenas pueden provocar un retardo en la metamorfosis de los renacuajos así como crecimiento excesivo de los mismos. ticos o antifúngicos en el agua de bebida debe ser controlado por un profesional. En el caso de infecciones por Mycobacterium sp. la eutanasia es el método de control de la enfermedad más aconsejado. Las micosis superficiales responden bien a los tratamientos tópicos mientras que las internas tienen menos éxito en el tratamiento. especies de anfibios . Las deficiencias vitamínicas se han establecido a partir de estudio de los cadáveres y respuesta a tratamientos empíricos. Los desequilibrios dietéticos minerales de calcio y fósforo, unidos a una defiUna dieta incorrecta unida a un acceso limitado a la humedad (abrevaderos demasiado pequeños, ambiente seco..) desencadenar un estado de deshidratación. Los anfibios deshi-

Enfermedades nutricionales
Aún no están bien conocidos los requeri-

Una dieta incorrecta unida a un acceso limitado a la humedad (abrevaderos demasiado pequeños, ambiente seco...) pueden desencadenar un estado de deshidratación

mientos nutricionales absolutos para todas las

Boletín de suscripción
dratados pueden tratarse mediante baños en agua limpia no clorada y muy oxigenada. Si la deshidratación no se soluciona de este modo, deberan remitirse a un veterinario que proceda a administrar fluidos inyectados.
Nombre ............................................................................ Apellidos...........................................................................

Si deseas recibir la revista Auxiliar Veterinario rellena y envía estos datos al fax 91 628 92 77 ó mándalos a axoncomunicacion@axoncomunicacion.net

Amputaciones
Son numerosos los problemas que se observan debido a la pérdida de algún miembro o extremidad. Las causas son muy variadas y casi todas se centran en el hecho que se produzca una compresión progresiva y localizada hasta que la extremidad se gangrena y cae. Se han observado tanto en libertad como en cautividad debido a hilos, cables, pelos, hierbas o pequeñas cuerdas e incluso en especies que arrastran los huevos consigo (género Alytes) se ha observado un accidente en el que la compresión provocada por algunas cintas de huevos provoca la pérdida de extremidades posteriores. La evolución natural de estas lesiones en la mayoría de anfibios es la regeneración de la zona perdida. En nuestra experiencia, un ejemplar de Triturus marmoratus regeneró totalmente una extremidad posterior en dos meses. Para ello es imprescindible que el animal esté en su temperatura óptima y que la comida sea abundante. Si este problema sucede en una zona o época del año pobres en alimento la regeneración se ve comprometida.

Empresa o Clínica............................................................. Asociación y número de socio* ......................................... Dirección .......................................................................... ......................................................................................... Localidad.......................................................................... C.P. ...............................NIF/DNI: ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, Provincia........................................................................... País .................................................................................. Teléfono ............................................................................ Fax ................................................................................... E-mail ............................................................... Forma de pago: Cheque o transferencia bancaria a: Axón Comunicación Diseño e Innovación SL (Dulcinea 42- 4º- B- 28020 Madrid) Número de Cuenta 2038 1974 06 6000068197 Firma: o a través de domiciliación bancaria. Imprescindible Firma. (indícanos tu número de cuenta) Número suelto 6 euros, suscripción anual (6 números) 20 euros.

qqqq qqqq qq qqqqqqqqqq
En virtud de lo dispuesto por la Ley 15/1999, Axón Comunicación le informa de que sus datos serán incorporados al fichero de datos de carácter personal de la editorial Axón Comunicación, del que es Responsable, y cuya finalidad es el envío de publicaciones, material administrativo (facturas, etc) y ocasionalmente, publicitario. Usted puede ejercitar los derechos de oposición, acceso, rectificación y cancelación dirigiéndose por escrito a Axón Comunicación - Calle Dulcinea, 42 – 4ºB (28020 Madrid). Mediante el envío del presente boletín consiento expresamente y autorizo a Axón Comunicación para que trate mis datos de carácter personal, de acuerdo con las finalidades descritas.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->