P. 1
Técnica de extracción de sangre

Técnica de extracción de sangre

|Views: 5.210|Likes:
Publicado porcarlamar191

More info:

Published by: carlamar191 on Jul 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/08/2013

pdf

text

original

Técnica de extracción de sangre. 1. Fundamento teórico. El estudio de la sangre requiere su previa extracción del organismo.

Esta puede realizarse mediante diversos métodos, siendo los más empleados la punción venosa o capilar. Al igual que cualquier otra técnica o práctica clínica, la extracción sanguínea debe realizarse en condiciones muy precisas. Esto se debe a que los resultados de los análisis sanguíneos dependen en gran medida de la correcta obtención y manipulación inicial del espécimen, de forma que una extracción deficiente puede ser la causa de resultados erróneos a pesar de emplear una correcta metodología. 2. Materiales para una punción venosa 1) Extracción sanguínea al vacio: • Un equipo vacutainer (Capucha, Aguja) • Ligadura • Algodón con alcohol • Tubo rojo (sin anticoagulante) • Guantes 2) Extracción con aguja y tubo • Un riñón estéril • Agujas para punción intravenosa, bisel corto, número 20, de 1 a ½ pulgadas. • Ligadura • Alcohol y Algodón • Tubo rojo (sin anticoagulante) • Guantes 3. Método • Seleccionar la vena o lugar de la punción. • Limpiar con alcohol el lugar elegido para realizar la punción. • Revisar que la aguja se hallen en perfectas condiciones. • Aplicar la ligadura. • Sujetar el brazo del paciente. • Practicar la punción. • Liberar la ligadura. • Proceder a extraer la sangre. • Abrir el puño del paciente • Extraer la aguja. • Presionar el lugar de la punción con un algodón seco durante algunos minutos. • Recoger la muestra y realizar la identificación del mismo. • Agitar suavemente la sangre. • Eliminación de material contaminado. 4. Errores a considerar La correcta interpretación de los valores hematológicos obtenidos con la sangre extraída depende en gran parte de la correcta metodología empleada en la realización de la extracción de sangre, los errores más comunes son: • Empleo de tubos húmedos o sucios. • Empleo de anticoagulantes inadecuados o en proporción equivocada. • Colocación de la ligadura durante un tiempo excesivo antes de practicar la punción venosa, produciendo un aumento del hematocrito. • Extracción sanguínea excesivamente lenta con coagulación parcial de sangre en la jeringa o en el tubo de recogida. • Introducción de la sangre en el tubo de recogida por vaciamiento de la jeringa bajo presión y con la aguja puesta, lo que facilita la formación de espuma y la hemólisis.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->